Está en la página 1de 26
4 | El gran libro de los secretos an pavon El gran libro | de los secretos 0s SOMos 3 . - sotros- Liberte Paginalde isbre ibcero que hace rents atts ecb por correo in risterloso libro, Ningune dels mune rosos clientes que vista su tla ha podido saber qu edie en ls paginas Ae eae bella ejerplar de cabiertas dort dss cup tial, con letras de tering egeo die Egan ir de or ero. Sinnada: nadie se explica imo l por aque ert nino es apse de hojar on uns ‘aturaldad pasos as gina de (pa bode lar secretor. Vive em ua ch bol alas fverae den cudad, junto con sumadrey sus cnco hermanos pee Dovia Taguetrina de Tapadura: una de lat mejores y mas antiguas dhentas dels bers de don Liberto Pagina. Desde la muerte desu esposo, eleonde Batam eo Tapadura de Busnaleturay Prine Ainepsin, dota Taguetrina we paso lant ‘cha mbsno poder. Dota Excasa Demedios: a sutida WO madre de Sinnaday de otros cnc hos: 2° P Stade, Conoco ‘Connads, Conmenos Yyelbebe Monosmeninewro, untoa ‘Sleeve en una modest vende de Tasafers dels dad INDICE Capitulo 1: Un libro muy suyo Capitulo 2: EI nifio desalinado Capitulo 3: Doma Taquetrina se exaspera Capitulo & En ia chabola Capitulo 5: Sinnade no entiende nada Capitulo 6:1 libro se reste Capitulo 7: Dons Escasia fo consigue Capitulo 8: Tones de pelo ycabezaz0s capitulo 9: Pelicos y bofetones Capitulo 10: El gran libro de ls. analfebetos Capitulo 11: Dan Dispositorio dispone Capitulo 12: ¥ vuelta a empezer. Glosari 4 45 49 33 ciosa suma de dinero que sirvié a Mishi jostén Faltos, el padre de Sinnada, y a los suyos para pagar la entrada de una casi ta de planta baja (con cimientos y todo, geh?) ala que se trasladaron felizmente imavera. Por supuesto, la siguiente pr venta tuvo lugar a espaldas de dofta Ta quetrina, quien, por lo que sé, todavia hoy, a sus noventa y tantos afios, sigue esperando que algiin miembro de la fa milia Faltos-Demedios le desvele el con tenido del libro en cuestion Pero, a propésito, gno os pica la cu riosidad por saber qué fue de este? Por que si tenéis buena memoria -o si rele éis las lineas del principio de mi historia recordaréis que ahora el tomo sigue en la misma libreria de donde saliera aquella memorable tarde, momentos después de que Sinnada lo hojeara tan tranquila mente, Y, no obstante, es acabo de contar 43