Está en la página 1de 11

UNIVERSIDAD NACIONAL DE FORMOSA

FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN, ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Cátedra:

ORGANISMOS DE INTEGRACIÓN Y COOPERACIÓN

Carrera:

LICENCIATURA EN COMERCIO EXTERIOR


UNIDAD I: EL PROCESO DE INTEGRACIÓN

Concepto de Integración y Cooperación

La palabra integración viene del latín integratio-onis, y de acuerdo con el


Diccionario de la Real Academia Española, significa acción y efecto de integrar o
integrarse, constituir las partes de un todo, unirse a un grupo para formar parte de él.

El término integración ha estado incorporado desde hace tiempo al vocabulario


de diversas ciencias, entre ellas las matemáticas y la economía. En esta última fue usado
tradicionalmente para definir la concentración vertical, o sea el proceso de
incorporación a una empresa -o combinación de empresas- de las diferentes y sucesivas
etapas que se requieren para elaborar un cierto producto o tipo de producto.

En las últimas décadas la expresión integración ha adquirido gran notoriedad y


es utilizada por políticos, economistas, juristas y sociólogos de todos los continentes,
para referirse al agrupamiento voluntario de varios países soberanos situados
habitualmente en una misma región o continente. Empero esta integración multinacional
puede significar, y de hecho así se la ha interpretado, situaciones bastantes diferentes e
incluso contradictorias, ya se trate de su objeto, de sus mecanismos o de su naturaleza.

No es nuestra intención emprender la casi imposible tarea de eliminar las


dispares interpretaciones que ha traído el uso generalizado del término integración.

Podemos decir que se trata: en primer lugar de la integración económica, aún


cuando no se ignoren ni descuiden las interrelaciones con la integración en otras áreas
(política, social, cultural, etc.); en segundo lugar, de la integración multinacional,
territorial o regional, que debe diferenciarse y relacionarse al mismo tiempo, con la
integración nacional e internacional o mundial; en tercer lugar, de la integración que
surge de acuerdos consensuales y deliberados entre Estados nacionales soberanos, lo
cual implica eliminar del objeto central a las llamadas integraciones imperiales.

De acuerdo con Bela Balassa la integración económica debe entenderse como un


“proceso que abarca medidas destinadas a abolir la discriminación entre unidades
económicas perteneciente a distintos Estados nacionales”, y como un asunto de
negocios, puede ser representada “por la ausencia de varias formas de discriminación
entre economías nacionales”.

Por otra parte Bela Balassa dice que “…la integración económica regional debe
considerarse como una de las opciones de política al alcance de los países en desarrollo
para la ejecución de su estrategia de desarrollo económico. Sus beneficios y costos
potenciales deben compararse con los de otras opciones de política y, en particular, con
los de una estrategia orientada hacia la exportación”.

Respecto a la Cooperación, según Mario Vacchino “por medio de la cooperación


internacional se persiguen diferentes propósitos: por un lado, reducir las barreras a las
transferencias económicas entre países, con el objeto de intensificar los intercambios y
hacerlos más flexibles; por otro lado, a través de una red de acuerdos recíprocos,
cumplir en forma conjunta algunos objetivos de interés común, pero conservando cada
Estado participante su poder soberano. Esta circunstancia haría posible la cooperación
entre países que difieren en sus sistemas económicos, político y social o en sus
regímenes monetarios, fiscal, de seguridad social o de organización de la empresa”.

En cuanto a la integración económica consignaremos que por medio de ella se


persiguen, según los casos, la supresión de las barreras a las transferencias económicas
entre los países participantes, la interpenetración de las economías, la armonización y la
unificación de las políticas nacionales y la creación de organismos comunes que
aseguren el cumplimiento de los objetivos propuestos.

“La integración económica es un medio y no un fin, ya que permite alcanzar un


mayor desarrollo económico sostenible y éste a su vez, satisface mayores necesidades
de consumo de nuestros pueblos y, por esa vía contribuye a un mayor bienestar
general”. Un medio para el logro de mayores mercados, incremento del comercio,
aumento del empleo, mejor calidad de vida, progreso social y mayor poder de
negociación.

En el comercio internacional de posguerra encontramos varias concepciones: 1)


el bilateralismo, en donde los países negocian entre ellos tratados bilaterales por medio
de los cuales dan y reciben concesiones no extendibles a terceros países, 2) el
multilateralismo, basado en normas e instituciones universales que promueven un
comercio fluido entre las naciones, apoyado en reglas de juego (cláusula de la Nación
más favorecida) como las de GATT (OMC). El comercio multilateral libre es lo ideal,
pero no existe, a pesar de los progresos alcanzados en la Ronda Uruguay, por eso la
opción del regionalismo y búsqueda de espacios económicos amplios; y 3) el
regionalismo, sobre la base de la integración de los Estados de distintas formas y grados
de integración.

La finalidad de la integración es la conformación de un amplio mercado abierto


que reemplace a varios mercados nacionales cerrados, separados unos de otros por
barreras artificiales, instaurándose la libertad de los intercambios para desarrollar
nuevas formas de división internacional del trabajo y especialización territorial. Este
proceso daría origen a una mejor reasignación de los recursos productivos, un adecuado
redimensionamiento de las unidades productivas, una igualación de los precios de los
productos y de los factores; en definitiva el mejor reparto de las actividades que
conduce al optimo económico.

La condición principal la proporciona la complementariedad de las economías a


integrar. Ella permitiría una mejor especialización, una mas perfecta división
internacional del trabajo.

El mecanismo de la integración es el libre juego de las leyes del mercado. La


política económica que debe adoptarse es esencialmente pasiva, pues consiste en la
supresión de todos los obstáculos artificiales a los intercambios de productos y servicios
productivos.

La naturaleza de esta integración resulta ser menos un proceso que un estado o


situación, aun cuando en su implementación se utilice la técnica de los grados o fases de
integración, dirigidos a eliminar las diversas formas de discriminación que separan a las
economías nacionales participantes.

La ideología implícita en esta corriente es conocida. En función de los


postulados que adopta, la integración tendrá sentido si logra implantar las reglas del
mercado. El bienestar económico a escala internacional se logra por el libre comercio y
se explica por su teoría “el crecimiento económico es espontáneo y se transmite
automáticamente del centro a la periferia”. El juicio sobre la integración dependerá,
entonces, de que sus efectos de “creación de comercio” superen los efectos de
desviación de comercio.

La crítica subraya que las ideas liberales son reliquias del pasado, anacrónicas e
imposibles de aplicar a la vida económica actual. Para ellos se pone de relieve que la
falta de un orden mundial integrado no obedece a causas accidentales, sino a factores
estructurales que han generado desequilibrios y desigualdades entre países, que
condenan al fracaso todo intento de integración basada en los mercados. Se puntualiza
también que el control de las fluctuaciones económicas ha llevado a los Estados a
practicar numerosos y continuos actos de intervención que hacen necesario, para el
éxito de la integración la armonización de sus políticas económicas, condición que
tampoco es concebible a escala mundial.

De modo que, el regionalismo, por medio de la integración económica, elimina


la discriminación comercial entre los Estados Partes de un sistema, por medio de
acuerdos preferenciales, como la Unión Europea, el MERCOSUR o el NAFTA, pero
que a su vez, son acuerdos discriminatorios hacia terceros, estimulando la
fragmentación económica-política de bloques antagónicos, para evitarla el regionalismo
debe ser abierto, es decir, no debe crear incentivos para aumentar la interaccione
económica entre los países miembros del sistema a expensas del resto del mundo.

Tema muy importante en el regionalismo es considerar la creación de comercio,


que tiene lugar cuando en razón de pertenecer a una zona de libre comercio o a una
unión aduanera un país pasa de una fuente exterior de abastecimiento que tiene precios
más elevados, a una más barata del grupo regional. En cambio existe desviación de
comercio cuando en razón de la tarifa externa común de una unión aduanera a los países
se ven forzados a comprar dentro de la unión, lo que antes importaban más barato del
resto del mundo. Debemos tener claro que en un acuerdo regional se liberaliza y
promueve el comercio intrarregional y se discrimina respecto al resto del mundo. Todo
proceso de integración preferencial supone desvío de comercio cuando bienes de mejor
precio y calidad que se adquirían en el resto del mundo son sustituidos por compras de
bienes de los países miembros del acuerdo regional. El desvío de comercio será mayor
cuanto menor sea la participación del socio de las importaciones externas, menor su
eficiencia productiva y mayor el margen de preferencia concedido. Este desvío de
comercio es un costo de bienestar para el país de menor desarrollo relativo que concede
la preferencia, por cuanto reemplaza importaciones provenientes de productores más
eficientes por otras provenientes del socio al que se le otorga la preferencia. Ello da
lugar a que en un proceso de integración los países de menor desarrollo económico
relativo sufran una mayor desviación de comercio que el país de mayor desarrollo
económico relativo.

¿Cuál es la razón que justifica la necesidad de constituir o sumarse a un proceso


de integración?

La principal motivación defensiva para participar de acuerdos comerciales


discriminatorios, es evitar los costos de la exclusión, el aislamiento y con ello la perdida
de posibilidades de libre acceso a mayores mercados, disminución de poder de
negociación, etc.

La experiencia demuestra que sólo con sólidas economías nacionales se puede


aspirar al privilegio del libre comercio, y a los beneficios de la integración se es liberal
cuando se es competitivo. Todo proyecto de creación o de inserción en un proceso de
integración económica, tiene que tener como base y punto de partida el desarrollo
económico domestico.

Zona Preferencial

Es la forma de asociación económica de menor alcance. Los miembros de la


misma acuerdan concederse unos a otros un tratamiento tarifario diferencial, más
favorable que el que otorgan a terceros países. No significa que dejan sin efecto todas
las tarifas y derechos aduaneros al comercio entre sí, sólo que las mutuas tarifas son más
reducidas que las que imponen a las importaciones de otros países, son tarifas
diferenciales llamándose a esas diferencia el “margen de preferencia”.

Comunidad de Naciones Británicas

El ejemplo clásico es el de la Comunidad de Naciones Británicas (British


Commonwealth). A partir de 1907 la mayoría de los miembros de la Comunidad
Británica acordaron tarifas preferenciales al Reino Unido y en 1919 se convino el
tratamiento reciproco. Por el “Estatuto de Westminster” de 1931 se institucionalizó el
Commonwealth Británico, definido como una Libre Asociación de Estados miembros
independientes y sus dependencias. Fue a partir de la Conferencia Imperial de Ottawa
en 1932 que Gran Bretaña se volcó decididamente a un comercio preferencial con sus
dominios y con la India, por el cual el Reino Unido garantizo el libre ingreso a su
mercado de las mercaderías de sus dominios y de la india e impuso mayores tarifas a
una mayoría de productos extranjeros, como defensa del proteccionismo de Estados
Unidos y en momentos de la crisis mundial. Se ha dicho que esta Conferencia fue hecha
contra los intereses argentinos, es decir principalmente contra las exportaciones de
carnes a Gran Bretaña, las que competían y perjudicaban a sus dominios. Dentro del
contexto de la crisis global de la década del 30’, el 1º de mayo de 1933 se firmo el
Acuerdo Roca-Runciman, que aseguró la venta de carnes argentinas en condiciones que
aún hoy se discuten si fueron favorables o no para el país.

Multiplicación de las Preferencias

Los principios básicos del GATT, acuerdo suscripto en 1947 y en vigor desde
enero de 1948, sucedido por la OMC desde 1995, son la Cláusula de Nación más
Favorecida y el Multilateralismo no discriminatorio. Por la Cláusula de Nación más
Favorecida toda ventaja, rebaja o privilegio comercial que un Estado miembro del
GATT otorgue a otros por medio de la firma de un acuerdo, automáticamente es
extendido a los demás países signatarios del GATT.

Los sistemas de preferencia, excluidos de la Cláusula de Nación más Favorecida,


fueron autorizados como una excepción, por el artículo XXIV del GATT, en
consideración a la realidad histórico-económica de estos arreglos como el
Commonwealth Británico, Unión Francesa, BENELUX, etc. Ejemplo de ellos son las
preferencias de la Convención de Lomé entre la Unión Europea y 69 países de África, el
Caribe y el Pacífico, los acuerdos de la Unión Europea con países de Europa del Éste,
etc.

Las Convenciones de Lomé

Desde 1975 existen las convenciones de Lomé, entre la Comunidad Europea y


países de África, el Caribe y el Pacífico, llamados los Estados ACP, que son acuerdos
sobre comercio, ayuda y cooperación que ofrecen libre acceso, o acceso preferencial a
la CE para productos de sus asociados, programas de estabilización de las exportaciones
y asistencia financiera.

La última de las Convenciones, la Lomé IV celebrada en 1989, rige desde el 1º


de marzo de 1990 y por el término de 10 años hasta 2000. Es una Convención de
Cooperación, que tiene por objeto promover y acelerar el desarrollo económico, cultural
y social de los Estados ACP y consolidar y diversificar sus relaciones con espíritu de
solidaridad y mutuo interés. El 99% de los productos de los ACP se importan libres de
aranceles aduaneros o tasas equivalentes. Las exportaciones de la Comunidad a los
países ACP disfrutan del trato de la nación más favorecida. La Convención de Lomé es
el mayor programa de ayuda del mundo.

Iniciativa de la Cuenca del Caribe

En junio de 1981 en Nassau, Bahamas, Estados Unidos de América, Canadá,


México y Venezuela se reunieron para lanza la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC)
concebida para promover el desarrollo económico de los países de la Cuenca del Caribe.
A partir del 5 de agosto de 1983 el Congreso de Estados Unidos promulgó la Ley por la
cual a partir del 1º de enero de 1984, 11 países de la Cuenca del Caribe están admitidos
como beneficiarios de la ICC, cuya vigencia se previó hasta el 30 de septiembre de
1998. El aspecto central consistió en el tratamiento libre de todo arancel que puede
acordar el presidente de los EE.UU. a las exportaciones de cualquier país beneficiario.
Como se ve es de carácter temporal, unilateral y de naturaleza muy precaria.

Todas esas excepciones a la Cláusula de Nación más Favorecida, deben ser


expresamente aprobadas por las dos terceras partes de los países miembros del GATT.

Zona de Libre Comercio

La Zona de Libre Comercio es un proceso económico-comercial regional, en el


que se eliminan los derechos aduaneros y demás obstáculos que gravan los intercambios
comerciales de sus productos entre los Estados constitutivos del grupo, pero en el cual
cada miembro conserva su propia política comercial y arancel aduanero, generalmente
distintos, respecto de las importaciones y relaciones comerciales con los países externos
de dicha zona. Su constitución está regulada por el artículo XXIV del GATT, que
requiere que se liberen las trabas para lo sustancial del comercio entre los países
miembros y se establezca un esquema de desgravaciones que se lleva a la práctica en un
plazo razonable. El acuerdo se instrumenta en un “tratado-base” que fija las
condiciones, plazos y mecanismos del proceso de liberalización comercial, sus órganos
comunes son meros coordinadores o asistentes de los países miembros, cuyos gobiernos
conservan todo el poder de decisión y derecho del veto. Su objeto se limita al
intercambio de bienes, con el propósito de lograr un incremento sustancial de los
intercambios comerciales siendo su principal instrumento la gradual y progresiva
eliminación de las trabas aduaneras y otras restricciones cuantitativas existentes,
empleando el mecanismo de las desgravaciones negociadas o el de las desgravaciones
automáticas, según calendario predeterminado y comprendiendo lo sustancial del
comercio recíproco. En la Constitución de las nuevas zonas de libre comercio, como es
el caso del NAFTA, cada vez más se incluyen los llamados temas nuevos, como las
restricciones a las inversiones extranjeras, la propiedad intelectual, las regulaciones que
restringen el comercio de servicios, la competencia desleal, subsidios, solución de
controversias, preservación del medio ambiente, etc. Entre algunas de las actuales zonas
de libre comercio podemos mencionar la de: EE.UU - Israel de 1985; la Asociación
Europea de Libre Comercio entre Islandia, Noruega y Suiza; el NAFTA entre EE.UU.,
Canadá y México; el Grupo de los Tres entre Colombia, México y Venezuela, etc.

Unión Aduanera

La unión aduanera se logra mediante el acuerdo entre los países participantes


para liberar las corrientes comerciales recíprocas y para adoptar frente a los terceros
países una misma política arancelaria, cuyo principal instrumento es el establecimiento
de una tarifa externa común. Básicamente implica la eliminación de las aduanas
internas, establecimiento de aduana externa con una sola tarifa común y distribución de
los ingresos aduaneros entre los Estados Parte de acuerdo a lo establecido en el acuerdo
de Unión Aduanera.
Se espera que estos facilite el incremento de los intercambios entre los países
miembros y que evite las posibles desviaciones de tráfico con sus perjudiciales
consecuencias sobre la competencia y la especialización de área.

El artículo XXIV del GATT autoriza las uniones aduaneras y las define de la
siguiente manera: “se entenderá por territorio aduanero todo territorio que aplique un
arancel distinto u otras reglamentaciones comerciales distintas a una parte sustancial de
su comercio con los demás territorios”.

En la Unión Aduanera, al igual que en la zona de libre comercio, los países que
la integran no sólo reducen oportunamente a cero las tarifas entre sí, sino que además, y
esta es la diferencia principal, se establece también gradualmente y con listas
temporarias de excepciones, que normalmente pueden acordarse ser diferentes en
número según el desarrollo económico de los países, una tarifa aduanera externa igual o
arancel externo común o sea todos los países acuerdan un arancel externo común para
los productos de la extra zona.

En la Unión Aduanera se debe acordar, como consecuencia del AEC, un


esquema de integración de rentas aduaneras, que son el producto de los derechos de
importación, que deben ser distribuidas entre los países miembros.

En una Unión Aduanera sus normas y sistemas económicos-comerciales internos


deben ser similares. A diferencia de una zona de libre comercio, los miembros de una
unión aduanera negocian con el exterior en bloque. El argumento clásico de la
superioridad de la unión aduanera sobre la zona de libre comercio se refiere a sus
menores costos de administración debido a la eliminación de los controles internos
sobre el origen de los bienes. Tal vez ello estaría compensado por los costos de convenir
e implementar un sistema aduanero común y el establecimiento del mecanismo de
distribución de los ingresos aduaneros en una unión aduanera.

En una Unión Aduanera la cesión de soberanía por parte de los Estados


miembros es sensiblemente mayor que en una zona de libre comercio.

Ejemplo de unión aduanera ha sido el Zollverein alemán (1834) y actualmente la


que conforman las Repúblicas Checas y Eslovaca; y la que integran las Repúblicas de
Kazajstan, Kirguistan y Uzbekistán.

Mercado Común

Con el Mercado Común los países miembros no sólo acuerdan suprimir las
restricciones arancelarias cuantitativas al comercio recíproco, sino también los
obstáculos que dificultan el libre movimiento de los factores de producción. Este es el
aspecto central respecto de las anteriores y significan la libre circulación de trabajadores
y de los movimientos de capital entre los países miembros, así como el derecho al
establecimiento empresarial sin discriminación en cualquiera de ellos. Dejan de operar
todas las barreras, aduaneras, tarifarias y comerciales al libre desplazamiento de los
factores de producción: trabajadores, capital, bienes, servicios y a los productos
resultantes de dicha cooperación, en el que los gobiernos de los distintos Estados,
conforme su interés nacional, acuerden el establecimiento de esta situación cediendo
parte de su soberanía a las instituciones específicamente responsables de su ejercicio y/o
mediante una armonización mutua de las políticas domésticas.

En un Mercado Común no existen aduanas, barreras tarifarias entre sus Estados


miembros, se lleva a cabo una política comercial común, ocurre el libre desplazamiento
de los factores de producción y se adopta un AEC unificado frente al exterior.

Un Mercado Común implica una mayor cesión de soberanía. La realización del


mercado común lleva implícita la idea de supranacionalidad ya que a través del proceso
económico, con el tiempo se arriba a una unidad nacional. El ejemplo sin dudas ha sido
la Comunidad Europea, hoy Unión Europea. También se esta llevando a cabo el
Mercado Común del Sur (MERCOSUR), que podemos decir se halla en una etapa de
Unión Aduanera imperfecta o incompleta. Sin dudas la Comunidad Europea, mostrada
siempre como ejemplo por los partidarios de un mercado común en América, tiene
antecedentes y orígenes totalmente diferentes a los de América del Sur.

Unión Económica

Es la etapa del proceso de integración en que se combinan la supresión de todo


tipo de restricciones a los movimientos de mercancías y de factores productivos, con un
grado considerable de armonización de las políticas económicas nacionales. Entre ellas
las políticas monetarias, fiscal, industrial, agrícola, social, etc., con el propósito de
eliminar las discriminaciones que pueden resultar de las diferencias y disparidades entre
las políticas nacionales referidas, a través naturalmente de organismos que dictan
normas al respecto.

La Unión Europea se encuentra en proceso de lograr una Unión Económica.

Integración Económica Completa o Integración Total

Presupone la unificación de las políticas fiscal, social y anticiclicas y requiere el


establecimiento de una autoridad supranacional cuyas decisiones obliguen a los Estados
miembros. En ella se realiza la interpenetración y la fusión de los diversos elementos
que integran los espacios económicos nacionales. Debe realizarse la integración total en
lo económico, en lo social y en lo político. En lo económico es el resultado de los lazos
creados entre productores, consumidores, asalariados, capitalistas, agricultores, etc. La
integración adquiere perfiles sociales con la armonización y coordinación de las
políticas nacionales y con el establecimiento de instituciones y políticas comunes. La
integración política corona el edificio y realiza la unidad de dirección y de decisión para
la coordinación de planes privados y públicos.

La División Política de América Hispana en 1800

Alrededor del año 1800, España había formalizado una división política de sus
provincias de ultramar en América, que incluía fundamentos económicos, fijando
límites a los virreinatos del rio de la Plata, del Perú, de Nueva Granada y de Nueva
España y a las capitanías generales de Chile y de Guatemala.

En todas estas jurisdicciones se aplicaba el monopolio comercial por parte de la


metrópolis, España, que asimismo desalentaba o prohibía la instalación de industrias en
estos territorios. Ello hacia que otros países, muy principalmente Inglaterra, alentaran la
independencia de los pueblos de América con miras a la colocación de los productos de
sus industrias.

El Zollverein Aleman

A fines del siglo XVIII cerca de trescientos Estados alemanes, sin control de
ninguna autoridad central, aplicaban individualmente distintos derechos aduaneros.

Al término de las guerras napoleónicas y como consecuencia del Congreso de


Viena, en 1815 Alemania fue organizada como una Federación de 38 Estados,
independientes y con libertad para adoptar sus propios sistemas de tarifas y derechos
aduaneros. Bajo la inspiración del economista Friedrich List se llevo a cabo un
movimiento de negociaciones para unificar entre los 38 Estados individuales las
diferentes tarifas, monedas, pesas y medidas y la política económica.

A partir de 1819, alrededor de Prusia y absorbidos a su esfera económica se


fueron incorporando a esta muchos Estados germanos, hasta que el 1º de enero de 1834
se estableció la unión aduanera del Zollverein alemán, que incluía 18 estados con una
población de 23.500.00 habitantes. Los asuntos de Zollverein se acordaban en
conferencias generales en donde regía la regla de la unanimidad, en donde todos los
Estados tenían derecho de veto. El Zollverein era representado por Prusia y los acuerdos
del Zollverein tenían una duración de 8 años. Austria no formo parte del Zollverein y se
opuso permanentemente a su expansión. En 1866 ocurrida la guerra entre Prusia y
Austria en donde el factor político entre los Estados germanos fue más fuerte que el
económico, ocurrió la disolución oficial del Zollverein, pero en la práctica
asombrosamente continuó funcionando, mostrando el importante papel que había
desempeñado en la vida económica de la Alemania de esa época. Al concluir la
Federación germánica de 1815 y uniéndose los Estados alemanes a la Federación
Alemana del Norte en 1867 surge un nuevo Zollverein por el tratado del 8 de julio de
1867.

Económicamente contribuyo a la expansión de la industria y el comercio.


Políticamente siguiendo la unión económica, contribuyo a la unión política de Alemania
que vino más tarde, a través de dos guerras victoriosas conducidas por Bismarck contra
Austria en 1866 y contra Francia en 1870 que ubico a Alemania entre las grandes
potencias.

Se ha dicho que el Zollverein alemán marcó la excepción a la regla histórica de


que las uniones políticas normalmente precedían a las uniones comerciales.
Estados Unidos de América

El proteccionismo norteamericano, aun existente, es materializado en 1791 por


Alexander Hamilton, entonces Ministro de Tesoro, quien propuso en su conocido
“Informe sobre manufactura” la protección de las industrias nacientes, el
proteccionismo al interés local contra todo lo que interfiera, cubriendo tanto la
protección industrial como la agrícola. Durante décadas los Estados del Sur de Estados
Unidos se inclinaron por el comercio libre y estimaron como muy altas las tarifas
aduaneras, mientras los Estados del Norte eran proteccionistas y consideraban las tarifas
demasiado bajas para la defensa de sus intereses. Esta diferencia fue uno de los puntos
fundamentales que se decidieron durante la Guerra Civil.

El fin de la Guerra Civil, en abril de 1856, con la victoria del Norte, permitió una
mayor protección para la industria norteamericana. El fin y el resultado de la guerra
civil constituyo tanto la consolidación política como económica de los Estados Unidos.

Debemos tener bien claro que desde su primer momento el mercado común
norteamericano protegió sus intereses internos mas que atender el intercambio con el
exterior. La política proteccionista de Estados Unidos se evidencia hoy, entre otros
casos, en los subsidios que aplican a la exportación de su producción agrícola,
justificándolos como represalias a los que aplica la Comunidad Económica,
perjudicando ambos a la exportación argentina.

En tanto no se llegue, por ahora y por largo tiempo, aun utópico Estado mundial,
todo sistema de bloques de comercio privilegiado, tanto como lo fueron los imperios
coloniales o las formas actuales de mercados comunes, significa interferencia con la
libre circulación del comercio a escala mundial.

Bibliografía Consultada

“Mercosur, Unión Europea, NAFTA y los Procesos de Integración Regional” Vicente


G. Arnaud, Editorial Abeledo Perrot, Buenos Aires 1996.

“Esquemas de Integración” Juan Mario Vacchino

“Esquemas Latinoamericanos de Integración, Problemas y Desarrollos” Juan Mario


Vacchino. Pensamiento Iberoamericano, Revista Economia Política, Enero – Junio 1989

“Modelo y Políticas de Integración” Germánico Salgado, CEFIR, Montevideo, Marzo


1993