Está en la página 1de 82
GRAHAM T. ALLISON. 2. Modelos conceptuales y la crisis de los misiles cubanos* ACRISIS DE los misiles cubanos fue un acontecimiento crucial. En octubre de 1962, durante trece dias, existié la probabili- dad de que perecieran més vidas humanas que nunca antes en la historia. De haber ocurrido lo peor, la muerte de cien millones de americanos, mas de cien millones de rusos y millones de europeos habria hecho parecer insignificante los desastres naturales y las crueldades humanas anteriores. Dada la probabilidad del desastre -que el Presidente Kennedy estimo “entre 1 de 3 y 3 de 3” se tie- ne la sensacion de que escapamos de milagro.' Este suceso simboliza un hecho central de nuestra existencia, aunque sélo se pueda imaginar parcialmente. Si las decisiones y acciones de los gobiernos nacionales pueden desatar tales conse- cuencias, es necesario entonces que los estudiosos del gobierno y los mismos gobernantes piensen seriamente en estos problemas. Una mejor comprensién de la crisis depende en parte de una ma- yor informacién y de un andlisis mds riguroso de la evidencia exi: tente. El presente estudio tiene, entre sus propésitos, contribuir a este esfuerzo. La crisis de los misiles sirve bésicamente de pre- texto para una investigacién mas general. El estudio parte de la premisa de que una mejor comprension de acontecimientos de esta clase requiere que los investigadores * Publicado originalmente con el titulo “Conceptuals Models and the Cuban Missils Crisis", en The American Political Science Review, LXUII, no. 3, 1969, pp. 689.718. Tra- ucci6n al espanol de Margarita Bojali 'Theodore Sorensen, Kennedy (New York, 1965), p. 705. 19) v0 GRAHAM T. ALLISON sean mas conscientes de Ja naturaleza de lo que ya traen en mente cuando comienzan su andlisis. Qué ve y juzga cada analista como importante es funcién no s6lo de Ia evidencia de los sucesos ocu- ridos sino también de las “lentes conceptuales” con que la exa- mina. El propésito principal de este ensayo es explorar algunas de Jos supuestos fundamentales que emplean los analistas para estu- diar los problemas de conducta gubernamental, especialmente en asuntos militares y de politica exterior. E] argumento general puede resumirse en tres proposiciones: 1. Los analistas piensan los problemas de politica exterior y militar a partir de modelos conceptuales en gran parte im- plicitos, pero con consecuencias importantes para el conte- nido de sus afirmaciones Los anilisis actuales de politica exterior no son ni sistema- ticos ni poderosos. Pero al examinar cuidadosamente las explicaciones de los analistas, aparecen varias similitudes fundamentales. Sus explicaciones muestran caracteristicas bastante regulares y predecibles. Esta predecibilidad sugie- re una subestructura. Las regularidades reflejan los supues- tos del analista acerca de la naturaleza de las cuestiones, las categorias de definicién de los problemas, los tipos de evi- dencia relevantes y las condiciones determinantes de los hechos. La primera proposicién es que los conjuntos de su- puestos constituyen marcos de referencia basicos 0 mode- los conceptuales, desde los cuales los analistas preguntan y responden: Qué ocurri6? éPor qué ocurri6? ZQué ocurri- 14? Tales supuestos son centrales en las actividades de ex- 2En el intento de comprender problemas asuntos de politica exterior, los analistas ‘emprenden una serie de tareas relacionadas, pero distintas desde el punto de vista de la \giea: a) descripcicn, b) explicacién, c) prediccién, d) evaluacién, ¢) recomendacién. Este ensayo se centra principalmente en la « »plicacién (y por implicaci6n, en la predicciGn).. Este ensayo no sostiene que los analistas de politica exterior hayan desarrollado al- guna teoria satisfactoria, probada empiricamente, por sostener que las explicaciones pro: eden en términos de modelos conceptuales implictos. En este ensayo, cuando se usa la palabra “modelo”, sin calificativos, debe teerse “esquema conceptual”. MODELOS CONCEPTUALES Y LA CRISIS DE LOS MISILES 1a plicacién y prediccién. Al intentar explicar un suceso deter- minado, el analista no se limita a describir el estado del mun- do que origin6 el suceso. La l6gica de la explicaci6n exige distinguir las determinaciones importantes, decisivas del he- cho. Mas atin, cuando predomina la l6gica de predicci6n, los analistas deben dar cuenta brevemente de las distintas varia- bles que determinan el suceso, Los modelos conceptuales son las redes que el analista hace pasar por todo el material con el fin de explicar una accién o decisién particular y que aprende a colocar en determinados estanques, a ciertas pro- fundidades, para atrapar los peces que persigue 2. No obstante diversas formas y variantes, la mayorfa de los analistas explican (y predicen) la conducta de los gobiernos nacionales en términos de un modelo conceptual basico, denominado aqui Modelo de Politica Racional 0 Modelo 1. A partir de este modelo conceptual, los analistas intentan entender los sucesos como acciones mas 0 menos delibera- das de gobiernos nacionales unitarios. Para estos analistas, el objetivo de una explicacién es mostrar cémo una nacién © un gobierno pudo haber escogido la accién en cuesti6n, dado el problema estratégico que enfrentaba. Por ejemplo, al examinar el problema que planteaba la instalacién sovié- tica de misiles en Cuba, los analistas de modelos politicos ‘Para el propésito de este argumento tendremos que aceptar la caracterizacion de Carl G. Hempel de la légica de ta explicaciGn: una explicacidn “responde a la pregunta