Está en la página 1de 17

Resumen

Estrategias de prevención de
dengue – Rosario, Argentina A pesar de la presencia de Aëdes aegypti
en el municipio de Rosario –República Ar-
gentina – no se han notificado casos de Den-
gue autóctono. Esta condición y otras ca-
Dengue Prevention Strategies – racterísticas, que convierten a la ciudad vul-
nerable para el desarrollo de la enfermedad,
Rosario, Argentina brindan, en contrapartida la posibilidad de
intervenir para prevenirla, como pocas ve-
ces ofrecen los problemas de salud comuni-
taria.
El Sistema Municipal de Epidemiología
definió en el marco de un proceso inter-
sectorial y coparticipativo entre Estado y
Comunidad, acciones de promoción y pre-
vención dirigidas a lograr la cooperación
efectiva de la población en la eliminación de
Monica Liborio criaderos potenciales del vector.
Sistema Municipal de Epidemiologia (SiME)
Se inició así en el año 2000, un proceso,
Secretaría de Salud Pública
con diversos grados de intervención estatal,
Municipalidad de Rosario centrando el trabajo en la acción de promo-
Rioja 2051 (2000 Rosario) tores domiciliarios, que acercaron conoci-
Provincia de Santa Fe, República Argentina mientos a los ciudadanos sobre el Dengue y
mlibori0@rosario.gov.ar su vector transmisor. Se recabó, además in-
formación para evaluar el riesgo asociado a
Adriana Maria Tomisani la presencia de criaderos. La actividad se
Sistema Municipal de Epidemiologia (SiME) extendió a establecimientos educacionales
Secretaría de Salud Pública y organizaciones barriales. Se promovieron,
Municipalidad de Rosario también, actividades intersectoriales concre-
tas de limpieza y ordenamiento ambiental.
Cecilia Beatriz Moyano La evaluación de dichas intervenciones,
permitió verificar el perfeccionamiento de
Sistema Municipal de Epidemiologia (SiME)
Secretaría de Salud Pública
los conocimientos de la población mediante
Municipalidad de Rosario la promoción personalizada y posibilitó apre-
ciar que se lograron mejores resultados con
la incorporación de las escuelas y con las
Ramiro Salazar
intervenciones realizadas con amplia parti-
Sistema Municipal de Epidemiologia (SiME)
cipación estatal.
Secretaría de Salud Pública
Este trabajo puso en evidencia la necesi-
Municipalidad de Rosario
dad del rol del Estado como incentivador y
organizador de actividades para modificar
Laura Rita Balparda
actitudes e incorporar comportamientos
Sistema Municipal de Epidemiologia (SiME)
responsables y solidarios de los ciudadanos,
Secretaría de Salud Pública
que aporten a las estrategias saludables.
Municipalidad de Rosario

Palabras Llave: Dengue. Prevención. Par-


Las acciones de Prevención/Promoción fueron realizadas desde la Secretaría de Salud Públi-
ticipación comunitaria.
ca Municipal de Rosario. Para la evaluación de las tareas desplegadas, se contó con el aporte
financiero de de VIGI+A, Programa de Vigilancia de la Salud y Control de Enfermedades,
P.N.U.D. Argentina/98/003. Proyecto Nro. 178 “ Evaluación de las actividades realizadas para
incentivar la participación comunitaria para el control del dengue”.

Rev. Bras. Epidemiol.


311 Vol. 7, Nº 3, 2004
Abstract Introducción

In spite of the presence of the Aëdes El Aëdes aegypti, principal vector del den-
aegypti in the city of Rosario -Argentina- gue en las Américas, encontró en el mundo
there is no evidence of reports of autoch- moderno condiciones ambientales favorables
thonous Dengue. This condition and other para su propagación. Entre estas condicio-
characteristics that make the city a vulner- nes, se podrían enumerar; la rápida urbani-
able place for the development of the illness, zación con servicios deficientes de abasteci-
offer, as a counterpart, the possibility to pre- miento básico y de eliminación de deshechos,
vent it, a condition that is very rarely present la utilización de materiales no biodegradables,
in public health. los cambios climáticos con modificaciones en
The Epidemiology System of Rosario laid los regímenes de lluvia e incremento de la
out, within the framework of an intersectorial temperatura promedio y la intensificación del
and coparticipative process between tránsito internacional de personas y de pro-
Government and Community, promotion ductos, como las más importantes1,2.
and prevention tasks, aimed to achieve the Por otra parte, desde los años 70, con el
effective cooperation of the population in deterioro de las campañas de erradicación, el
order to eliminate the potential larval habi- mosquito fue proliferando y esparciéndose en
tats of the vector. todas las regiones. Estos factores en conse-
A process with different types of State cuencia, hicieron que desde los 80 el número
interventions centered on the work of house- de casos de Dengue se fuera incrementando y
hold promoters who provided information alcanzara niveles alarmantes en toda la región.
about Dengue and its transmitting vector to Se reconoce que los programas de pre-
the community started in 2000. Information vención, centrados en el control del vector,
was also collected to test the associated risk que utilizan sólo el combate químico, con
of larval habitats. The activity was expanded escasa participación de la comunidad y sin
to schools and local organizations. Concrete integración intersectorial, no consiguen con-
intersectorial actions on environmental tener al Aëdes, que posee una gran capaci-
cleaning and arrangement were also pro- dad de adaptación al ambiente3.
moted. Para lograr un descenso significativo y
The assessment of such interventions sostenido en el tiempo, de las infestaciones
provided the realization of the improvement domésticas, es vital alcanzar una participa-
of popular knowledge through personalized ción efectiva de la población en la disminu-
promotion, and made it possible to appreci- ción de los criaderos peridomiciliares.
ate that better achievements were obtained En Argentina, el vector, había sido erra-
by interventions with a major participation dicado en 1963 y reapareció en la década del
of the State and by involving schools. 80. Se detectó inicialmente en las provincias
This work evidenced the need of a coop- del Noroeste, y se fue expandiendo hasta el
erative government that fosters and orga- paralelo 35. En el año 2000, el Aëdes aegypti,
nizes activities in order to change attitudes se encontraba presente en 17 de las 24 pro-
and incorporate responsible and caring citi- vincias, infectando en mayor o menor grado
zen behaviors that contribute to healthy a 589 municipios. Particularmente, la ciudad
strategies. de Rosario, fue considerada como de Me-
diano Riesgo, en función de su elevada den-
Key Words: Dengue. Prevention. Commu- sidad poblacional y factores socio-ambien-
nity participation. tales favorables para el desarrollo del vector4.
La presencia efectiva del Aedes aegypti
se detecta desde 1997 en todo el municipioa.

a
Informes Mensuales, Dirección de Control de Vectores. Secretaría de Servicios Públicos, Municipalidad de Rosario

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
312 Liborio, M. et al.
Los primeros casos de Dengue, se pro- La crisis, determinó que un porcentaje im-
dujeron en 1988 en la provincia de Salta y portante de familias perdieran todo tipo de
posteriormente se fueron registrando bro- ingreso monetario y cobertura de salud,
tes en todo el Norte del país. El Sistema Na- incrementando su vulnerabilidad por el con-
cional de Vigilancia Epidemiológica, en el año texto económico y social. La Tasa de Des-
2000, recibió notificación de 571 casos ocupación, a mediados del 2000, ascendía al
presuntivos de Dengue Clásico, provenien- 16 % de la población económicamente
tes de 8 provincias, incluso la de Santa Fé4. activac.
En la ciudad de Rosario, (provincia de La Secretaría de Salud Pública y, en par-
Santa Fé), los únicos casos ocurridos fueron ticular el SiME, definieron acciones privile-
dengue clásico importado, no habiéndose giando estrategias de promoción de la salud
detectado transmisión de la enfermedad5. y prevención, desarrolladas bajo la concep-
La Ciudad de Rosario situada en la re- ción de “Municipios Saludables”, cuyo eje
gión central del país, ubicada entre los pun- para la toma de decisiones es la participa-
tos extremos Latitud Paralelo: 32º 52’Sur y ción comunitaria y propone el pasaje del
33º 02’ Sur, Longitud Meridiano: 60º 36’ Oes- enfoque unisectorial al intersectorial para la
te y 60º 47’ Oeste. Reúne entre otras, las si- solución de los problemas, junto a la trans-
guientes características, que la tornan vul- formación de la estructura jerárquica verti-
nerable para el desarrollo del Dengue: Clima cal en cooperación horizontal6,7.
templado – Temperatura anual Mínima me- En este contexto, se iniciaron las activi-
dia: 11º 6’ C, Máxima media: 23º4’ C. Regis- dades de prevención del dengue en la ciu-
tro promedio de lluvia anual, superior a los dad, mediante estrategias de promoción de
1000 mm3. – profuso tránsito terrestre, aé- la salud, dirigidas a obtener modificaciones
reo y fluvial, creciente urbanización de des- en los conocimientos, hábitos y prácticas de
igual densidad, recepción de corrientes los ciudadanos, que a su vez, tenderían a la
migratorias originarias de provincias más transformación de sus estilos de vida con
pobres y de países limítrofes, que en general conductas más saludables. Las intervencio-
construyen asentamientos precarios en zo- nes tuvieron como propósito fundamental,
nas periféricas; ocupa además un lugar es- fomentar la participación comunitaria para
tratégico como mercociudad por lo que es la disminución de potenciales criaderos del
importadora de productos de Brasil y de vector.
otros países vecinos y recibe un progresivo
flujo turístico, por enumerar las más impor- Objetivos de la intervención
tantes.
La superficie del municipio es de 178,7 • Proveer conocimientos a la población,
km2, dividida administrativamente en seis acerca de la enfermedad y su modo de
distritos, y su población total, en el año 2000, transmisión, así como del ciclo de vida y
fue estimada en 1.011.641 habitantesb. Posee los principales criaderos del vector.
una red de distribución de agua potable, que • Entablar un diálogo con la gente y
llega al 97% de la población y la recolección recabar información para evaluar el
de residuos domiciliarios es diaria en todo el riesgo potencial con relación a la pre-
éjido municipal. sencia de criaderos peridomiciliarios.
Como el resto del país, Rosario, sufrió • Incentivar actividades comunitarias de
hacia fines de los 90 los efectos más nocivos “descacharrización”d y limpieza.
de las políticas neoliberales implementadas.

b
Informe Estadístico- Dirección General de Estadística. Municipalidad de Rosario. Año 2000.
c
Idem.
d
Descacharrización: Generalización utilizada para definir la acción de eliminación de todo recipiente – cacharro – capaz de con-
tener agua, tales como latas, baldes, botellas, macetas vacías, etc.

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
313 Vol. 7, Nº 3, 2004
Estrategias metodológicas vector, la reproducción del mismo y la im-
portancia de la eliminación de criaderos en
El acercamiento inicial a la población, se la prevención de la enfermedad.
realizó a través de un plan de visitas domici- Se elaboró un cuestionario a fin de ser
liarias. utilizado como herramienta para indagar
Se definió como espacio de intervención acerca de los conocimientos iniciales de la
a 22 zonas de la ciudad, caracterizadas por población sobre este problema de salud y
una elevada proporción de viviendas de una para evaluar el riesgo potencial asociado a la
planta, en su mayoría con patio y espacios presencia de criaderos peridomiciliarios. El
libres entre los domicilios. Estas zonas in- mismo contenía preguntas estructuradas,
cluyeron tanto las áreas consideradas críti- semiestructuradas y abiertas, referidas a co-
cas en el control del Aëdes aegyptie, así como nocimientos acerca del Dengue y del mos-
los asentamientos habitacionales recientes y quito transmisor, saneamiento ambiental
los de rápido crecimiento poblacional, las básico, como distribución de agua potable y
periferias de los cementerios y las franjas lin- eliminación de residuos, presencia percibida
deras a los principales accesos a la ciudad. de vectores, modalidad utilizada para com-
Influyó, además en la selección de estas batirlos e interés por la problemática en la
zonas, la proximidad de los domicilios de los vecindad.
promotores comunitarios, ya que los mis- Se agregó un formulario adicional para
mos se desempeñarían como ciudadanos/ relevamiento de recipientes presentes en los
“vecinos” del lugar acercándose a otros “ve- patios de las viviendas.
cinos” para tratar una problemática común. Se diseñaron e imprimieron folletos in-
A partir de estas definiciones, fueron ela- formativos acerca de la enfermedad, el vector
borados planos en detalle, de cada zona a transmisor y recomendaciones para la eli-
recorrer. minación de potenciales criaderos.
La labor de campo, fue concretada por Previo al recorrido de cada zona se ela-
40 trabajadores, provenientes del programa boraron y distribuyeron afiches promo-
DEL, seleccionados mediante entrevistas cionales de las acciones a desarrollar, a fin
personalizadasf. de advertir a los habitantes, que los promo-
Estos promotores, fueron capacitados tores estarían trabajando en el barrio y se
para su desempeño, en clases y talleres dise- completó esta advertencia con anuncios en
ñados a tal fin por profesionales del SiME y los medios masivos de comunicación.
de la Dirección Municipal de Educación para Se realizó una prueba piloto para eva-
la Salud. En una primera instancia se intro- luar el cuestionario e identificar las dificulta-
dujo a los futuros promotores comunitarios des en la comunicación con los vecinos. Des-
en el conocimiento de técnicas y habilidades pués de realizar ajustes en la metodología,
comunicacionales y de presentación insti- se comenzó la recorrida de las zonas selec-
tucional, con metodologías no formales. cionadas.
Posteriormente recibieron amplia informa- En Junio del año 2000 se inició el recorri-
ción sobre el Dengue, la situación actual de do de las zonas, que se extendió hasta di-
la enfermedad en las Américas y en el país. ciembre de 2001. En esta primera ronda de
Se hizo especial énfasis en el modo de trans- visitas, se llegó a más de 10.000 hogares asen-
misión y en las características del mosquito tados en 1.060 manzanas (17% del total que

e
Se tomó como referencia, el mapa elaborado por la dirección de Control de Vectores, en el verano 1999/2000 con la ubica-
ción de ovitrampas repetidamente Positivas en la ciudad.
f
El Gobierno Municipal ha tomado como eje de su gestión el área social, destinando a Salud, Promoción Social, Cultura y Vivienda
el 50% del presupuesto8.
En este marco fueron impulsados, diferentes “Planes de Trabajo”, entre ellos surgió en el año 2000, el Programa de Desarrollo
de Empleo Local (DEL), con el aval del Ministerio de Trabajo de la Nación, cuyo propósito fue otorgar un ingreso genuino a los
desocupados y mejorar las condiciones para una reinserción laboral, brindando un paliativo transitorio a la desocupación aca-
rreada por la crisis. Las personas incorporadas al programa comenzaron a prestar servicios en entidades públicas.

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
314 Liborio, M. et al.
conforma el municipio de Rosario). En ellas de acercar la información a las familias a tra-
se mantuvo un diálogo abierto con los veci- vés de los niños. Posteriormente se exten-
nos, que permitió registrar tanto las inquie- dieron a las escuelas asentadas en todas las
tudes asociadas al Dengue como a otras pro- zonas recorridas como así también a peque-
blemáticas presentes en los barrios, relacio- ños clubes y vecinales que mostraron inte-
nadas en su mayoría a limpieza y el ordena- rés por el tema. En este marco, se realizaron
miento de espacios tanto públicos, como pri- talleres informativos en 22 escuelas asenta-
vados. das en los 6 distritos municipales, dirigidas a
Los promotores concretaron las entre- niños de 10 a 12 años de edad. Las mismas
vistas, repitiendo en cada domicilio una se- estuvieron a cargo de personal del SiME, con
cuencia de procedimientos: Cada visita se el apoyo de algunos promotores, quienes
inició con una breve explicación de la causa rotaban en las tareas, colaborando en las
de la misma, dirigida a obtener el consenti- acciones desarrolladas en los establecimien-
miento para realizar una encuesta y mante- tos próximos a sus propios domicilios, a fin
ner una breve conversación acerca de la pro- de ser identificados como referentes
blemática. barriales con conocimiento en el tema. En la
Obtenida la aprobación de la propuesta, oportunidad, se distribuyó material didácti-
se continuó con la encuesta propiamente co con abundante información sobre el
dicha. Ésta fue realizada a la persona que vector transmisor, criaderos y guías para la
recibía al promotor, cualquiera haya sido, eliminación de los mismos, y se incentivó su
en tanto fuese habitante de la vivienda y es- difusión en los hogares y el vecindario.
tuviese en condiciones de comprender y res- Cabe destacar que gran parte del mate-
ponder al cuestionario. rial didáctico utilizado fue creado por los
Al término del cuestionario, se ofreció mismos promotores, supervisados por la
información sobre la enfermedad, para am- Dirección Municipal de Educación.
pliar o corregir los conocimientos manifes- Esta actividad se complementó con la
tados por los encuestados, con especial én- participación de los promotores en las “Jor-
fasis en los aspectos preventivos. nadas de Educación, Medio Ambiente y Sa-
Se entregó en cada domicilio, abundante lud”, organizadas por la Municipalidad a tra-
soporte gráfico – comunicacional – con in- vés de la delegación América Latina de “Ciu-
formación sobre la enfermedad y la indica- dades Educadoras”. En esa oportunidad no
ción de prácticas específicas para la elimina- sólo se trabajó sobre la prevención de la en-
ción de criaderos de Aëdes. fermedad sino que también se enseñó a más
Al fin de cada entrevista se registraron de 500 alumnos de escuelas primarias a re-
las quejas o comentarios, asociados gene- conocer y diferenciar las larvas del Aedes
ralmente a dificultades presentes en los ser- aegypti. Los alumnos observaron con lupas
vicios públicos de saneamiento ambiental, el proceso de crecimiento y desarrollo del
que los vecinos manifestaron y se les dejó mosquito, empleando este recurso, como un
referencia tanto del SiME, como de otras dispositivo para captar la atención de los
entidades públicas donde podrían recurrir mismos.
ante cualquier eventualidad, duda o inquie- Otro espacio de convocatoria utilizado fue
tud asociada al tema. el Instituto Municipal de Salud Animal, enti-
El tiempo que insumió cada entrevista, dad que habitualmente se aproxima a los ba-
fue estimado en 30 minutos. rrios en su tarea de vacunación y esteriliza-
En los casos en que no se logró el consen- ción de mascotas. Se compartieron esos es-
timiento, se trató de dejar la información grá- pacios llevando las tareas de promoción a los
fica y se continuó con la siguiente vivienda. propietarios que se acercaban convocados
Se iniciaron además, tareas en las escue- por el Instituto para la difusión de aspectos
las, primero, de algunos barrios identifica- relacionados a la cría responsable de mascotas,
dos como de difícil acceso, con la finalidad a los que se sumaron conceptos sobre den-

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
315 Vol. 7, Nº 3, 2004
gue y eliminación de criaderos perido- vos folletos incentivando el ordenamiento
miciliarios. Se hizo énfasis en la higiene fre- de los patios e informando en detalle el tipo
cuente de los bebederos para animales. de deshechos “especiales” que serían recibi-
En vecinales y organizaciones barriales dos en estos días, ya que podría incluir gran-
también se realizaron espacios de encuen- des recipientes, muebles deteriorados y todo
tros y se distribuyó material gráfico. tipo de chatarra, que no es eliminada con la
La información recogida en las entrevis- basura cotidiana. Se dispuso gran cantidad
tas domiciliarias fue volcada a bases de da- de volquetes, en todas las manzanas y se
tos informáticas y posteriormente analiza- autorizó al personal de recolección a ingre-
da. A partir de este análisis y de las percep- sar a los domicilios a fin de retirar los ele-
ciones, registradas durante el trabajo de cam- mentos a desechar, en caso de que esta ayu-
po tanto de vecinos como de los mismos da fuese requerida.
promotores, se visualizó la necesidad de La información también se difundió a
impulsar la implementación de tareas dirigi- través de las escuelas de cada barrio.
das específicamente a mejorar las condicio- Paralelamente, en la misma zona, se in-
nes de limpieza de algunos barrios. tensificaron las habituales tareas de limpie-
Se planteó, entonces, una labor inter- za y ordenamiento de todos los parques y
sectorial - Secretaría de Servicios Públicos, plazas, acondicionamiento de zanjas y cu-
Secretaría de Salud (SiME), Secretaría de Pro- netas, control de arbolado público y reco-
moción Social y Secretaría de Cultura- que lección de ramas y deshechos vegetales.
consistió en tareas de sensibilización, lim- Se realizaron actividades culturales en los
pieza y “descacharrización” de las zonas más barrios, con artistas de cada zona, en los ac-
problemáticas. tos de apertura – convocatoria - y cierre de
Fueron definidas, conjuntamente con la las jornadas de limpieza. Se trabajó de este
Secretaría de Servicios Públicos, tres áreas, modo en 186 manzanas, lo que se corres-
donde progresivamente, se llevaron a cabo ponde con el 17 % del total de manzanas
una serie de “Jornadas de Limpieza”. recorridas.
La actividad fundamental en estas jorna-
das consistió en incentivar y fomentar acti- • Mediana Intervención, en un 6 % del
vamente la eliminación de todo elemento total de manzanas recorridas. Aquí sólo se
capaz de oficiar de criadero del vector, de trabajó con la Dirección de Política Ambien-
los patios, terrenos baldíos y espacios públi- tal. Se promovió la eliminación de elemen-
cos. tos inútiles de los patios, disponiendo días y
Para la ejecución de esta tarea se visitó horarios especiales para tal fin, algunos ser-
nuevamente a los vecinos llevando la pro- vicios extra para la recolección de los mis-
puesta concreta de limpieza de su patio. Esta mos, pero sin las disposición de volquetes
segunda visita domiciliar fue realizada tam- especiales ni el incremento de de tareas en
bién por los promotores de salud, a los que espacios públicos.
se sumaron voluntarios de organizaciones
barriales. • Baja o mínima Intervención: cuando
A partir de esta experiencia quedaron sólo se entregaron folletos y se conversó con
constituidos tres niveles de intervención: los vecinos sobre la importancia de mante-
• Máxima Intervención: cuando se con- ner sus espacios peri-domiciliarios libres de
tó con amplia participación interinstitucional residuos, casi sin modificación de los servi-
de las Secretarías de Salud Pública, Servicios cios de recolección de residuos habituales.
Públicos y de Promoción Social, Cultura, Así se cubrió el 77 % restante del total de
también vecinales y ONG’s. manzanas que abarcó el trabajo de campo.
Se delimitaron áreas, en las que se fija-
ron días de limpieza, para lo que se distribu- En la Figura 1, se observa la ubicación
yeron grandes bolsas plásticas junto a nue- geográfica de las zonas donde se desarrolla-

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
316 Liborio, M. et al.
ron las acciones de promoción/prevención, Esta actividad, estuvo encaminada a deter-
según los niveles de intervención. minar sistemática y objetivamente la perti-
Como parte del mismo proceso fue in- nencia, eficacia, eficiencia e impacto de to-
cluida la evaluación de estas intervenciones. das las acciones a la luz de los objetivos, con-

Figura 1 – Ciudad de Rosario. Zonas visitadas en los distritos municipales según niveles de
intervención para la prevención del dengue.
Figure 1 – City of Rosario. Municipal District Areas visited according to intervention levels in the
prevention of dengue.

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
317 Vol. 7, Nº 3, 2004
sistió en registrar las modificaciones en los litativa se constituyó un nuevo grupo de tra-
conocimientos, actitudes y prácticas de la bajo, cuyos integrantes, acudieron a los es-
población con relación a la prevención y pacios previamente recorridos, una vez fi-
control del vector del Dengue y su vincula- nalizada la evaluación por medio de la en-
ción a las intervenciones9. cuesta y realizaron entrevistas a los vecinos
La evaluación contempló dos abordajes: y a otros actores, intentando reconocer des-
uno cuantitativo – encuestas sociales – y otro de otra perspectiva, si las tareas desarrolla-
cualitativo – entrevistas – a actores sociales das habían provocado modificaciones en las
de los barrios y se realizó en una muestra actitudes y prácticas de los ciudadanos res-
representativa de las zonas de intervención. pecto del Dengue. Se efectuaron en domici-
Para la selección de la muestra de domi- lios seleccionados al azar con un doble fin:
cilios, se tomaron en consideración los seis por una parte con un sentido de supervisión
distritos en los que se divide administra- de trabajo de los encuestadores y por otra,
tivamente la ciudad de Rosario. El diseño de para trabajar el grado de percepción y apro-
la misma, se realizó mediante el “Muestreo piación del problema por parte de los veci-
por Conglomerados” en dos etapas (manza- nos.
na y vivienda) con participación proporcio- Al visitar las diferentes zonas, además de
nal a su tamaño10. Para el cálculo del tamaño los domicilios particulares, se visitaron, tam-
muestral se consideró que la proporción es- bién algunas organizaciones – vecinales, es-
perada de personas que manifiestan un cam- cuelas, centros de salud – comercios mino-
bio a partir de las intervenciones desarrolla- ristas, para analizar en estos espacios de en-
das sería del 25%, con una precisión del 3%. cuentro común del barrio, cuál era el grado
Se calculó el tamaño muestral, para esta de “presencia” que la temática tenía en la
nueva visita, con reemplazo por la vivienda vida cotidiana. Los ejes que se trabajaron en
contigua en caso de rechazo. En el caso de la entrevista fueron:
ausencia de los moradores, se repitió la visi- • presencia de los encuestadores en el
ta hasta tres veces. barrio
Para llevar a cabo el trabajo cuantitativo • distribución de material informativo
se confeccionó un segundo cuestionario, a • apropiación de los conocimientos
fin de valorar, a través de preguntas cerra- “trasmitidos” por los promotores
das, semicerradas y abiertas, los conocimien- • medios de información para los casos en
tos, actitudes y prácticas en referencia al que no habían sido encuestados
Dengue a posteriori de las acciones desple- • actitud – conducta y medidas preventi-
gadas para prevenir la enfermedad. vas con respecto al dengue
Las personas que ejercieron esta evalua-
ción fueron los mismos promotores, capa- Las entrevistas fueron registradas a
citados para este trabajo a través de nuevos posteriori, realizando un documento de cada
talleres. área una vez finalizada la visita.
Se compararon los resultados obtenidos
en las dos encuestas realizadas desde una Resultados
perspectiva de “antes y después”, donde cada
individuo fue usado como su propio control El análisis de las 9.139 encuestas domici-
para probar la significación de los cambios liarias, que fueron recuperadas en bases de
experimentados en los conocimientos, acti- datos, permitió visualizar que el 78% de las
tudes y prácticas de las personas entrevista- viviendas tenía patio; el 93,7% poseía instala-
das como resultado de las actividades lleva- ción de agua al interior de la misma, el 5%
das a cabo. Este análisis se realizó conside- poseía agua sólo afuera de la vivienda y el
rando el nivel de intervención alcanzado en 1,3% restante no contaba con este servicio,
cada zona. por lo que la almacenaba en tanques o reci-
Para el desarrollo de la metodología cua- pientes varios destinados a tal fin.

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
318 Liborio, M. et al.
El 52% de los encuestados, reconoció ha- característica de su vecindad, fue registrada y
ber notado la presencia de mosquitos en la transferida a la Secretaría de Servicios Públi-
periferia de su vivienda –sin diferenciar las cos -Política Ambiental y Control de Vectores
especies- durante las épocas de verano, lluvia - a fin de que sea considerada en sus tareas.
o en los días templados. El grado de percep- De igual modo fueron notificados, los recla-
ción mostró diferencias según distritos; la más mos puntuales de los vecinos relacionados
elevada, se presentó en el Distrito Suroeste, con la recolección de residuos, desmale-
donde el 75% de los residentes entrevistados zamiento, acumulación de agua, basurales
se manifestó en tal sentido mientras que en el circunstanciales y otros, cuya resolución
Distrito Centro lo hizo sólo un 30%. involucra a esta repartición municipal.
La casi totalidad de los entrevistados que Durante el mes de Abril de 2001, se llevó
percibían mosquitos, refirió utilizar algún a cabo la primera actividad intersectorial de
método para combatirlos. Más del 80% ma- limpieza, en el Distrito Sur de la ciudad. Las
nifestó usar spray ó aerosol con agentes quí- acciones se extendieron por un período de
micos y/o espirales repelentes. Casi el 50% nueve días, logrando amplia participación
relató la preservación de su vivienda median- comunitaria. Más de 80 toneladas de dese-
te tejidos mosquiteros, mientras que los que chos alojados en los patios y terrenos bal-
manifestaron eliminar criaderos potencia- díos fueron eliminados por los vecinos, en
les, no alcanzaron al 1%. tanto que trabajadores municipales limpia-
El 76,3% de los encuestados, manifestó ron todos los parques y plazas de la zona.
conocer algo acerca del dengue. La amplia La experiencia, con fuerte presencia
mayoría de los mismos, expresó haber reci- institucional, se replicó en el Distrito Suroes-
bido la información a través de los medios te, con activa participación del Estado y de
masivos de comunicación. El 7% refirió al- los vecinos, alcanzando resultados similares.
guna comunicación interpersonal y sólo el En tanto en el Distrito Norte se concretó
4% lo atribuyó a charlas, conferencias o re- una tercera intervención, esta vez con Me-
uniones. diana participación institucional. En una ac-
Con respecto al relevamiento de poten- ción conjunta con la Secretaría de Servicios
ciales criaderos, se logró completar la su- Públicos, se promovió la limpieza de los pa-
pervisión sólo en el 30% de los domicilios tios, se incrementaron los servicios de lim-
con patio, en razón de que gran parte de los pieza y se ampliaron los horarios de reco-
moradores, no permitió el acceso de los lección. En este caso, se sumó a la folletería
encuestadores a su vivienda, esgrimiendo distribuida sobre dengue, la de otras enfer-
razones de seguridad. medades transmitidas por vectores,
Los recipientes más frecuentemente en- leptospirosis en particular, debido a inquie-
contrados fueron, bebederos de animales, tudes manifestadas por los vecinos acerca
macetas con base húmeda, floreros y fras- de esta problemática. No fueron involucradas
cos con plantas, que aparecieron en más del en este caso instituciones barriales, ni se rea-
40% de los casos. Le siguieron, botellas o lizaron otras actividades paralelas. Aquí, sólo
envases de vidrio, recipientes de plástico, pudo observarse, un leve incremento en la
tachos de lata y cubiertas de automóviles eliminación de residuos y diferentes resulta-
entre otros elementos. dos dentro de la misma zona, debido a que
En la recorrida por las zonas se fueron la metodología aplicada no permitió evaluar
detectando determinados espacios públicos el total de deshechos adicionales eliminados
y privados con importante cantidad de enva- ya que fueron recolectados juntamente con
ses desechados y chatarra, abandonados jun- la basura diaria.
to a otros desperdicios. Esta información, En el resto de las zonas visitadas, donde
constatada tanto por la observación directa las áreas involucradas fueron consideradas
de los promotores como por lo manifestado de Mínima Intervención, no se logró con-
por algunos vecinos, preocupados por esta cretar actividades especiales de limpieza.

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
319 Vol. 7, Nº 3, 2004
En forma simultánea se emprendió una • ¿C ómo se puede contraer la
evaluación estratégica que acompañó el de- enfermedad? - Se ha registrado un cam-
sarrollo de las actividades implementadas. bio importante con respecto a las
Entendida como proceso, en la misma di- nociones que la población tenía acerca
mensión del trabajo de promoción, consti- del modo de contagio de la enfermedad
tuyó un medio sistemático para analizar (chi-cuadrado=159,5; 4g.l.; p=0,000***).
críticamente los resultados a fin de mejorar Inicialmente el 67% de los entrevistados
las actividades en marcha. había respondido correctamente,
Para probar la significación de los cam- después de la entrevista domiciliaria este
bios experimentados en los conocimientos, número se elevó al 90% de ellos.
actitudes y prácticas de las personas entre- • Cuáles son los síntomas? - En este as-
¿Cuáles
vistadas a consecuencia de las actividades pecto, los cambios también fueron sig-
desarrolladas, se realizó una segunda encues- nificativos (chi-cuadrado=195,3; 4g.l.;
ta en una muestra de domicilios visitados. p=0,000***). La reducción más importan-
En este sentido se realizaron 804 encues- te se observó en el número de personas
tas, cuyo análisis y comparación con las res- que manifestaban no saber acerca de los
puestas anteriores a las intervenciones, per- síntomas de la enfermedad; mientras que
mitieron aseverar que éstas han causado un el 33% de los entrevistados dijo no
efecto “antes y después” que se tradujo en conocerlos en la primera visita, este
cambios significativosh en las respuestas que porcentaje se redujo al 5% en la segunda.
dieron los entrevistados a preguntas como: • Dónde se cría el mosquito transmisor?
¿Dónde
Qué es el Dengue? - Con respecto a este
• ¿Qué - Las respuestas antes y después de la
interrogante se registró una diferencia intervención, en relación al lugar donde
estadísticamente significativa en relación se cría el mosquito transmisor de la
a las respuestas dadas antes y después de enfermedad, también cambiaron nota-
las actividades de intervención blemente (chi-cuadrado=105,4; 4g.l.;
desarrolladas (chi-cuadrado=145,2; 4g.l.; p=0,000***).
p=0,000***).

Gráfico 1 – Acerca de Qué es el Dengue


Chart 1 – Answers to “what is dengue?”

h
La significación de los cambios en las respuestas se probó aplicando el Test de Bowker, que es una extensión del Test de Mc
Nemar cuando las respuestas tienen k opciones. El mismo se emplea para ensayar la hipótesis nula de que no hubo efecto
debido a las intervenciones, es de esperar que los cambios en un sentido y en el otro sean iguales. Bajo esta hipótesis, la esta-
dística empleada sigue una distribución Chi-cuadrado con g.l.= k(k-1)/2

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
320 Liborio, M. et al.
Gráfico 2 – Acerca de Donde se cría el mosquito transmisor
Chart 2 – Answers to “where do mosquitoes grow?”

Cabe destacar que en la encuesta realiza- El análisis de los resultados obtenidos


da a posteriori de las acciones desarrolladas, según el grado de intervención del Estado
el porcentaje de personas que manifestó “no Municipal permitió determinar que en las
saber” acerca de estas cuestiones disminuyó zonas de máxima y básica participación se
notablemente. Sin embargo, las respuestas produjeron cambios significativos en los co-
correctas no aumentaron en la misma pro- nocimientos de las personas respecto del
porción, es decir, las personas manifestaban Dengue.
saber acerca de los interrogantes que se les En particular se verificó que en la zona
planteaban pero los conocimientos expresa- donde se implementaron las acciones de for-
dos no eran totalmente acertados. ma más completa e integral, las personas se
En la Tabla 1 se pueden observar los re- apropiaron más de la idea referida a que el
sultados obtenidos Antes y Después, para mosquito transmisor del Dengue se cría en
cada una de las preguntas según el grado de aguas limpias como las que se acumulan en
intervención en las zonas analizadas. bebederos de animales, macetas, etc.; des-

Tabla 1 – Cambio en los conocimientos manifestados por los vecinos según el nivel de intervención (en porcentaje).
Table 1 – Change in neighbors’ knowledge according to intervention levels (percentage).

Interrogante Respuesta Máxima Intervención Mediana Intervención Mínima Intervención


(n=203) (n=103) (n=498)
Antes Después Antes Después Antes Después
¿Qué es el Dengue? NO SABE 20,7 1,5 21,4 1 23,3 2
CORRECTA 62,6 79,3 54,4 74,8 53,6 66,5
INCORRECTA 16,7 19,2 24,3 24,3 23,1 31,5
¿Cómo se puede NO SABE 23,1 1,5 25,2 2,9 25,7 2,6
contraer? CORRECTA 72,4 90,6 66 85,4 64,7 89,4
INCORRECTA 4,4 7,9 8,7 11,6 9,6 8
¿Cuáles son los NO SABE 25,6 3,9 39,8 6,8 34,9 5,2
síntomas? CORRECTA 45,8 59,6 29,1 54,4 22,5 40,8
INCORRECTA 28,6 36,4 31,1 38,8 42,6 54
¿Dónde se cría el NO SABE 27.6 3,9 26,2 15,5 28,1 8,8
mosquito Transmisor? CORRECTA 66 87,7 62,1 72,8 58 79,5
INCORRECTA 6,4 8,4 11,7 11,7 13,9 11,6

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
321 Vol. 7, Nº 3, 2004
echando la creencia de que las zanjas cons- y de mínima intervención, el porcentaje de
tituyen un criadero para el mismo. personas que acuerdan en una responsabili-
En la zona con moderada participación dad compartida supera el 70% de los entre-
oficial, persistieron algunas dificultades para vistados. Mientras que en la restante, este
identificar cuáles son las manifestaciones clí- valor fue del 57%.
nicas del Dengue. Esto podría implicar un Mediante la evaluación cualitativa, se evi-
bajo nivel de alarma de la población ante la denció que los vecinos conocían la enfer-
aparición de los síntomas, ya que se asimilan medad, su transmisión, ecología, contagio y
a un estado gripal y es sabido que, especial- prevención. En la algunos casos debido al
mente, los adultos se demoran en consultar trabajo de los encuestadores y en otros a las
al médico por este problema de salud. campañas realizadas por los medios masi-
Entre los entrevistados en la zona donde vos de comunicación. Sin embargo, algunos
sólo se repartieron folletos, se observó una de los entrevistados manifestaron que no
mejoría en el nivel de las respuestas correc- habían comprendido correctamente lo ex-
tas referidas al contagio (65% vs. 89%) y a los plicado por los promotores:
criaderos (58% vs. 79%). “ yo saco la basura y los vidrios,
En relación a las actitudes, el 68% de los tengo la casa limpia, pero cuando
encuestados respondió que les preocupaba me encuestaron no me explica-
el tema del Dengue en el barrio y para el 32% ron todo bien…”
restante no constituía un problema. Otros entrevistados aseguraron estar in-
Entre las personas que consideraban al formados por lo que comentaban sus hijos
Dengue como un problema, el 72%, mani- al regresar de la Escuela.
festó una actitud de responsabilidad com- “…si, me contó mi hijo, ellos lo
partida entre vecinos y el Estado municipal, charlaron en la escuela…”
situación que se identifica con la necesidad A pesar del trabajo realizado en las veci-
tanto de mantener el patio libre de criaderos nales, en algunos domicilios cercanos a las
como que la municipalidad fumigue el ba- mismas, si los promotores no habían llega-
rrio. El 17% de los casos, atribuyó toda la do particularmente a la vivienda, los vecinos
responsabilidad a las autoridades y sólo el conocían la enfermedad mediante la televi-
7% consideraba que las acciones debían ser sión, el trabajo de las Escuelas y Centros de
ejecutadas exclusivamente por los vecinos. Salud pero esto no implicaba que se sintie-
El 4% restante no supo identificar a quien le ran comprometidos con actitudes de cam-
correspondía resolver este problema. bio preventivas.
En el grupo de vecinos para los cuales el “…no me encuestó nadie…”
Dengue no constituía una preocupación, la “ …a si, dengue….algo escuché en
actitud más frecuente fue la de responsabili- la tele…”
dad compartida (37%). Aproximadamente, “…si, me explicaron en el Centro
un tercio manifestó no saber a quién atri- de Salud…”
buir la responsabilidad; el 21% optó por de- Los médicos de los centros informaron:
legarla y el 11%, por asumirla como de índo- “…cuando me preguntan, yo les
le individual. explico…”
Se verificó asociación entre la actitud de “…algunos pacientes escuchan en
las personas y el nivel de intervención ofi- la televisión y después me pre-
cial, pero esta relación no es lineal. guntan…”
(Spearman’s rho= 0,072; p=0,045). Es decir, También se observó aquí correlación no
no se verifica que a mayor nivel de interven- lineal, ya que cuando se implementaron ac-
ción, las personas están más de acuerdo en ciones de Mediana intensidad se comproba-
compartir con el Estado municipal la res- ron resultados diferentes a los obtenidos en
ponsabilidad de implementar acciones para las zonas de máxima y mínima intervención.
prevenir el dengue. En las zonas de máxima En esta área donde se trabajó conjuntamen-

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
322 Liborio, M. et al.
te con Política Ambiental, el mensaje fue mientos adoptados se requiere de un estu-
confuso por parte de la intervención según dio que involucre la observación directa de
lo manifestado por los vecinos. sus acciones. Pero este tipo de investigación
“….a mi nadie pasó a implica, además de un generoso presupues-
encuestarme…” to y personal diestro en la técnica, un mayor
“…no recuerdo que me hayan compromiso de parte de la población.
invitado a limpiar mi casa…” Al igual que en la primera entrevista do-
“ …a si, me acuerdo…era para miciliar, en esta experiencia muchos vecinos
sacar las ratas…” no permitieron el ingreso de los encuestadores
Otra experiencia visualizada en esta zona a sus domicilios, de modo que el análisis
fue el haber sido encuestado y no cambiar evaluativo, se basó en lo que las personas “di-
hábitos y actitudes, no se comprendió el al- jeron que hacían”. Según esta información,
cance y la complejidad de esta enfermedad. los bebederos y piletas -de lona u otro mate-
“ sí, pasaron a encuestarme….yo rial- aumentaron su presencia en los patios
sigo haciendo lo mismo de siem- en un 20% y 10%, respectivamente en la se-
pre…” gunda encuesta con respecto a la primera. La
Las personas preocupadas por esta pro- mayor disminución de elementos inútiles se
blemática tienden a pensar que las acciones registró entre las botellas y latas. Resulta inte-
deben realizarse en forma conjunta entre resante observar que en la zona de participa-
vecinos y el Estado municipal. En uno de los ción intermedia se registró la diferencia más
barrios donde se realizaron entrevistas se amplia entre los porcentajes de elementos
repitió el reclamo general de fumigación en útiles antes y después de las actividades. Esto
un Parque de la ciudad y la limpieza de los es, en la primera visita se obtuvo que los ele-
terrenos baldíos. mentos útiles alcanzaban el 70%, mientras que
“ hace tiempo que no fumigan el en la segunda, se encontró que este valor as-
Parque…tampoco limpian los cendió al 98% de los recipientes.
yuyos”
“tienen que fumigar el Parque …” Discusión
Otros vecinos realizaron concretamente
el reclamo respecto de la limpieza del mis- En Rosario, ciudad con numerosos fac-
mo, es como si fuera un problema de otros. tores que la hacen vulnerable al desarrollo
“ …yo quisiera que me saquen de una epidemia de Dengue, se planteó como
toda esta basura…” necesidad, fortalecer la implementación de
“…¿ustedes podrían informar acciones de promoción/prevención, desde
para que limpien el barrio?...” el Estado, que involucren a la población en
En los distritos Sur y Suroeste, zonas de su conjunto, aunque hasta el momento sólo
máxima intervención, se observó una ma- hayan sido tratados pacientes provenientes
yor participación en actividades de limpieza de zonas endémicas y no se hayan detecta-
entre aquellas personas que en un principio do aún casos autóctonos.
consideraban que el Dengue no constituía Se reconoce, por su parte, que la lucha
un problema del barrio. (Chi-cuadrado, 1g.l., contra el vector contiene innumerables pun-
p< 0,001). Lo cual lleva a pensar que frente a tos críticos, no sólo el cálculo y la definición de
la propuesta concreta de ejecutar un pro- los niveles de criticidad de los indicadores de
grama de acciones, algunas personas se su- infestación predial, sino también la cantidad
man a la misma aunque se hubiesen mani- de recursos económicos y de capital humano
festado poco interesadas ante la requisitoria necesarios para reducir la presencia del Aëdes
de una encuesta. en función de disminuir la probabilidad de
Con respecto a la evaluación de las prác- ocurrencia de una epidemia11. Es decir que
ticas de las personas, para poder apreciar efectuar solamente la vigilancia entomológica
fehacientemente cuáles son los comporta- con las acciones pertinentes, se consideran “in-

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
323 Vol. 7, Nº 3, 2004
suficientes” para alcanzar esta meta. tió asumir, que existió un cambio significati-
La bibliografía actual aconseja el desa- vo en los conocimientos manifestados en las
rrollo de actividades centradas en la comu- respuestas a preguntas tales como ¿qué es el
nidad y no sólo la fumigación en el espacio12. dengue?, ¿donde se cría el mosquito? ¿cómo
En este sentido, se alcanzó en primera se puede contraer la enfermedad? y ¿cuáles
instancia, un grado de información impor- son los síntomas?, es decir que todas las for-
tante a partir de las visitas domiciliarias (9139 mas de intervención pudieron incidir en este
encuestas) que permitieron reconocer que aspecto especialmente reduciendo respues-
un 78 % de las mismas, correspondientes a tas a la opción, “no sabe ó no responde”.
las 22 áreas recorridas, tenían patio y que un Al interior de cada una de las interven-
1,3 % almacenaba agua para consumo en ciones no caben dudas de que, cuanto ma-
tanques o recipientes. Es decir que más de yores fueron las actividades realizadas entre
7000, de las viviendas visitadas tenían una el estado Municipal y los vecinos u organiza-
gran posibilidad de contar con ambiente pro- ciones barriales, un mayor grado de apro-
picio para el desarrollo del vector. A esto se piación de estos aspectos, fue alcanzado.
le sumaría el hecho de que sólo un 1% de los Esta intervención también fue importante
encuestados que “percibían la presencia de al momento de reconocer quien ó quienes
mosquitos” dijeron que entre sus prácticas deben trabajar y preocuparse por la no ins-
para combatir el mismo, contaban con la talación de la enfermedad. La mayoría de
eliminación de criaderos potenciales. los encuestados, reconoció que este proble-
Este perfil de vulnerabilidad quedó clara- ma debe asumirse en forma compartida.
mente expresado cuando un 24% de la po- En cuanto a las acciones realizadas en
blación visitada, declaró “desconocer” la exis- estos barrios, lo que se percibió con buen
tencia de la enfermedad. Luego, a partir de impacto, fue el trabajo en las escuelas. Los
este diagnóstico se hizo necesario abordar vecinos, refirieron que los niños instalaban
diferentes estrategias, como las actividades el tema en la familia y en algunos casos hasta
en las escuelas, en las vecinales y clubes, y aclaraban algunos aspectos.
definir, además, distintos grados de interven- Los indicadores más dificultosos de anali-
ción estatal que permitirían “evaluar” cuales zar, fueron los asociados al cambio de las “prác-
lograrían producir mayor impacto. ticas” de los vecinos, si bien la evaluación se
Se reconocía también que, aún si la po- basó sólo en lo que “dijeron que hacían”.
blación accede a información correcta, este Para optimizar las estrategias orientadas
único aspecto podría resultar insuficiente a incentivar la adopción de prácticas saluda-
para establecer prácticas coherentes con este bles respecto del dengue, se construyó la
conocimiento.12 matriz DAFO (Debilidades, Amenazas, For-
Sin embargo las actividades contribuirían talezas y Oportunidades). Esta metodología
al auto-cuidado y crearían conciencia colecti- de la planificación estratégica, permite cen-
va en tanto que las acciones en peri-domicilio trarse en los aspectos más críticos o rele-
requerirían además de actitudes solidarias. vantes de la situación que estamos analizan-
Las acciones en que el Estado participó do, a modo de evaluación.
con mayor intensidad, posibilitaron crear La misma posibilitó señalar los aspectos
mejores condiciones para la participación positivos y negativos, tanto internos (forta-
comunitaria, ya que se entiende que cuanto lezas y debilidades) como externos (amena-
mayor es la labor conjunta con el Estado, zas y oportunidades) capaces de influir en el
más se favorece la construcción de una sub- éxito de la alternativa. Estuvo orientada a
jetividad colectiva. constituir la base para el diseño de nuevas
Cabe destacar que fueron evaluados los estrategias que permitan potenciar fortale-
tres grados de intervención –Mínima, Me- zas, aprovechar las oportunidades, superar
diana y Máxima. las debilidades y prevenir las amenazas.
La segunda visita -de evaluación- permi- Se construyó así la siguiente matriz:

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
324 Liborio, M. et al.
DEBILIDADES AMENAZAS
¿Cuáles fueron las desventajas que ¿Cuáles fueron elementos externos -en la
presentaron las intervenciones? comunidad, la sociedad, las instituciones, el
medio natural- capaces de influir negativa-
mente en el éxito de la alternativa?

• Las acciones de grado mínimo no fueron sufi- • Ausencia de vigilancia en el transporte entre
cientes para promover cambios. las mercociudades.

• Se debería haber alcanzado mayor grado de • Desconocimiento en algunos sectores de la


participación con los vecinos. población y la desinformación sobre la necesi-
dad de adquirir hábitos y prácticas saludables.
• La vigilancia entomológica debió ser perma-
nente y más articulada con las acciones. • Numerosas áreas de elevada densidad
poblacional -asentamientos irregulares- con
• Las vecinales convocaron sólo a parte de la po- falta de compromiso solidario en la limpieza
blación. peridomiciliaria.

• Las actividades deben ser sostenidas en el • Ausencia de control y escaso respeto comuni-
tiempo. tario de los terrenos baldíos.

• Requerimiento de un trabajo intensivo y con • El creciente cirujeo, como modo de vida y una
importante participación de Recursos Huma- disposición final de residuos con escaso con-
nos. trol.

• Fragilidad en la evaluación de cambios de las • El impacto de la macroeconomía en las condi-


prácticas poblacionales. ciones de vida.

FORTALEZAS OPORTUNIDADES
¿Cuáles fueron las ventajas que presentó ¿Cuáles fueron los elementos externos -en
esta estrategia como tal? la comunidad, la sociedad, las instituciones,
el medio natural- capaces de influir
positivamente en el éxito de la alternativa?

• Generó la posibilidad de lograr cambios • Permitió concretar la posibilidad de incorpo-


poblacionales, que redundarán en beneficios rar como metodología de trabajo el abordaje
sociales y económicos ya que evitarán la apari- de los problemas de forma intersectorial
ción de un brote.
• La existencia de una preocupación
• La intervención de máximo nivel posibilitó intersectorial que posibilitó crear un espacio
que la población se empodere y produzca y atravesar otras propuestas.
cambios de hábitos y prácticas

• Otorgó a la población un modo de adquirir y • Política Ambiental tomó como suyo el proble-
construir ciudadanía y comprender que la sa- ma destinando fondos para la vigilancia
lud es un derecho, pero a su vez requiere de entomológica y para combatir vectores.
acciones solidarias.
• Las Escuelas actuaron en el proceso de difu-
• Permitió identificar que la solución de los sión de toda la información que se obtuvo de
problemas no son sólo de responsabilidad del los profesionales.
Estado sino que ésta es una acción comparti-
da. • Las vecinales y otras organizaciones barriales
asumieron el problema
• Generó empleo y dignificación de las perso-
nas que trabajaron en el “plan” de promoción, • Posibilidad de sumar otros espacios que debe-
constituyendo éste en un salario. rían ser considerados puntos estratégicos en
próximas acciones de comunicación.
• El proceso de intervención, posibilitó la for-
mación de Promotores para la Salud.

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
325 Vol. 7, Nº 3, 2004
Respecto de lo analizado y trabajado en efectivo de conocimientos, traducido en
las zonas visitadas, podría afirmarse que las modificación de actitudes y prácticas.
personas que conocían la complejidad de la Es decir, el rol del Estado como incen-
enfermedad y su trascendencia, fueron las tivador y organizador de las actividades de
que tomaron las medidas necesarias para prevención del Dengue y promoción de la
prevenirla. Contrariamente, en los domici- salud constituyó un aporte importante, que
lios con escaso conocimiento del tema, no se potenció con la interacción con otras ins-
se problematizó acerca de la enfermedad y tituciones. A la vez que el intercambio mu-
por consiguiente no le dieron importancia a tuo, entre las instituciones y la propia pobla-
las medidas preventivas, materializadas és- ción mejoró considerablemente el desarro-
tas en hábitos de limpieza y en la práctica de llo de las intervenciones.
desecho de basuras.
Un eje importante a profundizar es el de Comentarios
las percepciones y formas de actuar de los
diferentes sujetos que componen las orga- A fines del año 2001, la salida de la
nizaciones barriales. De esta forma sería convertibilidad agravó profundamente la
posible repensar cómo se logra mayor com- crisis económica y política que padecía el
promiso social. país. Esta realidad, sumó numerosos obstá-
En principio, la participación efectiva de culos al desarrollo de las acciones que se
la población debería estar colocada en co- venían realizando en la ciudad. La vigilancia
rrespondencia con otras formas de partici- entomológica fue interrumpida y en conse-
pación desde el Estado posibilitando una cuencia no fue posible constatar si las estra-
“construcción colectiva del conocimiento” tegias implementadas incidieron en la dis-
y “una red de apoyo social” para alcanzar minución del vector.
una acción transformadora en los sujetos13. Por otro lado, la Tasa de Desocupación
Cuando se plantea como meta que la que se incrementó a niveles cercanos al 30
epidemia no se instale, como en este caso, %, generó la brusca aparición en la ciudad –
resulta insoslayable la participación de la como en el resto del país- de cientos de per-
comunidad. Se destaca que, si bien, para esta sonas que comenzaron a trabajar informal-
enfermedad se puede mejorar la asistencia mente “de la basura”. Hombres, mujeres y
médica para reducir el impacto de la morta- niños se volcaron a examinar los residuos -
lidad y la magnitud de un brote, pero es muy diariamente depositados en vía pública para
difícil disminuir o eliminar la presencia del ser recolectados por el servicio de limpieza-
vector considerando la complejidad de la vida tratando de recuperar los deshechos reci-
urbana14. clables. La actividad desarrollada por estos
A modo de conclusión es posible afir- “cartoneros”, modificó la fisonomía de la ciu-
mar que los medios de difusión masivos lo- dad y contribuyó al deterioro de la higiene
graron amplio alcance y permitieron insta- de calles y veredas. Asimismo, incrementó
lar el tema en la población, constituyéndose el número de terrenos baldíos utilizados
en vehiculizadores de la problemática. Las como depósito de chatarra.
acciones de promoción personalizadas a tra- En este contexto se tornó sumamente
vés de los promotores, mejoraron conside- dificultosa la obtención del compromiso
rablemente los conocimientos de la misma efectivo de los ciudadanos, angustiados aho-
en las zonas visitadas, respecto de la enfer- ra por resolver problemas urgentes.
medad, su transmisión y modos de preven- También el personal afectado a la salud
ción. debió afrontar numerosas contingencias y
Se logró mayor participación, aunque precarización de las condiciones de trabajo.
heterogénea, cuando se trabajó en forma En función de evitar quedar determina-
intersectorial, logrando la incorporación de dos por las nuevas “variantes” tratando de
los ciudadanos para trabajar en un cambio convertirlas en “opciones”15. Lejos de frenar

Rev. Bras. Epidemiol. Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina


Vol. 7, Nº 3, 2004
326 Liborio, M. et al.
el desarrollo de las intervenciones, se consi- Desde el nivel central, por su parte, se
deró oportuno incrementarlas a fin de im- trata de mantener una visión integral de la
pedir la instalación de una enfermedad aún situación y se está restableciendo la estruc-
ausente. Caso contrario se debería sumar el tura de vigilancia entomológica, ampliada y
Dengue a la de por sí, complicada agenda de supervisada por una comisión interinsti-
trabajo. tucional, en un trabajo conjunto entre la
En la actualidad, atenuados los efectos Universidad y el Municipio.
de la crisis económica, situados en un nuevo
escenario y contando con herramientas que Agradecimientos
permiten apreciar la problemática, se
reconsideraron las estrategias planificadas. Estas actividades pudieron ser desarro-
Las acciones de prevención del Dengue, se lladas gracias a la responsabilidad e interés
comenzaron a descentralizar y se está tra- puesto en el tema por los cuarenta trabaja-
bajando a nivel de los Distritos Municipales, dores del Programa de Desarrollo de Em-
junto a la de otros problemas de salud trans- pleo Local, quienes cumplieron la tarea con
mitidos por vectores. Se trata de afianzar y solvencia, se apropiaron de la problemática,
aglutinar las tareas en las organizaciones lo- fueron enriqueciendo el trabajo progresiva-
cales, considerando características particu- mente y aportando elementos desde su pro-
lares y recursos propios a fin de garantizar el pia experiencia, que mejoraron notablemen-
incremento y la sostenibilidad de la partici- te el despliegue de las acciones en todo mo-
pación comunitaria. mento.

Bibliografía

1. Githeko AK, Lindsay SW, Confalonieri UE, Patz JA. El 9. Nutbeam D, Smith C, Catford J. La evaluación en la
Cambio Climático y las enfermedades transmitidas Educación para la Salud. Una revisión de sus
por vectores: un análisis regional. Boletín de la Progresos, posibilidades y Problemas. En: OPS/OMS.
Organización Mundial de la Salud, 2001. Recopilación Promoción de la Salud: una antología. Publicación
de artículos N 4.: 72-82. científica Nº 557; 1996.

2. OPS. El dengue en Brasil: Situación Actual y 10. KISH, L. Survey Sampling. New York: John Wiley & Sons
Actividades de Prevención y Control. Boletín Eds: 1965.
Epidemiológico 2002; 23(1): 3-6.
11. Donalisio MR, Glasser CM. Vigilancia Entomológica e
3. OPS. Reunión subregional para la prevención y control Controle de Vectores do Dengue. Rev Bras Epidemiol
del dengue. Bol Oficina Sanit Panam 1995; 119(3): 265- 2002; 5(3): 259-72.
9.
12. Chiaravalloti Neto F, de Moraes MS, Fernández MA.
4. Ministerio de Salud de la Nación. Dengue: Prevención Avaliação dos resultados de atividades de incentivo à
y Control. Guia para municípios; 2000. participação da comunidade no controle da dengue
em um bairro periférico do Município de São José do
5. Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de Rio Preto, São Pablo, e da relação entre conhecimentos
Rosario. Boletín de Epidemiología 2000; 10(1). e práticas desta população. Cad Saúde Pública 1998;
14(S2): 101-10.
6. Alessandro L. Municipios saludables: Una opción de
política pública. Avances de un proceso en Argentina. 13. Magalhães de Olivera R. A. Dengue no Rio de Janeiro:
Representación OPS/AMS. Argentina; 2002. repensando a participação popular em saúde. Cad
Saúde Pública 1998; 14(S2): 69-78.
7. Málaga H, Restrepo H. Reflexiones sobre el futuro
movimiento de Municipios Saludables en América. EN: 14. Tauil PL. Aspectos críticos do controle do dengue no
Restrepo H, Málaga H. Promoción de la Salud: Cómo Brasil. Cad Saúde Pública 2002; 18(3): 867-71.
construir vida saludable. Bogotá: Ed. Interamericana;
2001. 15. Matus C. Política, Planificación, Gobierno. OPS-ILPES.
Segundo Borrador. Washington, D.C.; 1987.
8. Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de
Rosario La Salud, un derecho de todos. Rosario; 2000. recebido em: 16/01/04
versão reformulada apresentada em: 17/08/04
aprovado em: 20/09/04

Estrategias de prevención de dengue – Rosario, Argentina Rev. Bras. Epidemiol.


Liborio, M. et al.
327 Vol. 7, Nº 3, 2004