Está en la página 1de 3

Resumen Capítulo IV, OC.

16

ALGUNOS ASPECTOS DE LA PSICOTERAPIA MODERNA

46. La psicoterapia moderna no está en condiciones para realizar generalizaciones que


puedan contribuir al establecimiento de políticas públicas. Sin embargo, las neurosis se
propagan de manera creciente.

47. La psicoterapia moderna se sustenta en la multiplicidad de la práctica individual, por lo


que no existe una aplicación general.

48. En un principio, para Jung fue le difícil aceptar los postulados de Freud. Sin embargo,
tuvo que reconocer la validez de estos postulados frente a sus propios estudios en
psicopatología experimental. Especialmente con respecto a la represión, sustitución,
simbolización y a la sexualidad como etiología y estructura de la neurosis.

49. Cada vez más se reconoce la importancia de la dimensión psíquica en el área de la


medicina. No solo en cuanto a las neurosis, sino a las enfermedades en general. El
médico debería saber acerca de la psicología de las enfermedades. Sin embargo, esto no
se enseña en las facultades de medicina.

50. La teoría de Freud ha chocado con prejuicios muy arraigados de la sociedad, además
de basarse en una filosofía materialista que ya estaba quedando obsoleta a principios del
S. XX. Por otro lado, tergiversa los hechos naturales de la psique humana al centrarse
solo en el lado oscuro. El científico y el sentido común reconocen en nuestra psique su
lado bueno y luminoso, así como también el oscuro. Es una idea destructiva derivar todo
de la sexualidad y otras incompatibilidades morales.

51. Debemos dar al inconsciente su justa importancia, no sobrevalorarlo frente a lo


consciente. Si lo hacemos, corremos el riesgo de despojar a la consciencia su significado
práctico y caer en una concepción mecanicista. Por otro lado, el reconocimiento del
inconsciente fue un acierto, en una época donde había una sobrevaloración de la
consciencia por parte de los racionalistas. El inconsciente debe ser reconocido, pero
nunca ser valorado de manera superior que la consciencia.

52. El objeto de la psicología no se compone solo los instintivo (biológico), sino también
de lo social y cultural. Nunca debemos perder de vista esta complejidad. La psique no es
la mera colisión entre lo instintivo y lo moral.

53. La psicoterapia profunda trasciende el ámbito de lo médico. Cualquier tratamiento


profesional de una persona inteligente conduce a cuestiones fundamentales. La neurosis
consiste mucho más en la cuestión de la actitud personal presente de la persona, que la
historia de la infancia. Freud le daba suma importancia a la etiología de la neurosis, y
pensaba que la cura consistía en hacer consciente estos aspectos. Para Jung, la tarea de
la psicoterapia consiste en corregir la actitud consciente y no en perseguir recuerdos
infantiles. Sin embargo, ambos aspectos inevitablemente están involucrados en el
proceso, ya que muchas de las neurosis consisten precisamente en estar atrapados en el
pasado.

54. No se puede negar la importancia de la tendencia retrospectiva en la psicoterapia. En


ese sentido Freud realizó un gran aporte. Freud va al fondo de las causas de las neurosis.
Sin embargo, más que constatar hechos psicológicos, Freud realiza interpretaciones. Las
conclusiones que éste realiza del contenido del análisis tienen que ver en parte con
aspectos sexuales del contenido y en gran parte de los sesgos de su teoría de la
sexualidad. Un ejemplo de esto es la interpretación de los sueños como disfraz o fachada.

55. Para Jung, el tema de la interpretación es la crux (quid) del asunto. De manera
perfectamente válida podemos interpretar que el sueño se muestra de la manera más
ingenua y genuina. Del mismo modo, Jung considera que la tendencia regresiva es un
intento genuino del paciente por encontrar lo que necesita. El deseo incestuoso es una
manera de buscar el sentimiento universal de inocencia infantil, la sensación de
protección y seguridad, de amor reciproco, confianza y fe. Según Jung, esta conclusión se
extrae desde una aproximación desprejuiciada al fenómeno psíquico. Freud en cambio,
debido a su sesgo sexual, toma el deseo de incesto solo como una perversión, y por ende
como algo negativo.

56. “¿Esta meta de la tendencia regresiva carece por completo de justificación? ¿O no es


lo que el paciente necesita urgentemente para construir su actitud consciente?” (Jung).

57. El deseo incestuoso y otros aspectos pervertidos no son más que subproductos en la
mayoría de los casos.

58. De este modo, Jung le pide al paciente que se ocupe de sus recuerdos infantiles, que
use su sentido de valor, ya que esto lo puede llevar a la cura terapéutica.

59. Jung concibe a la tendencia regresiva como una búsqueda del paciente de sí mismo.
El fracaso se debe a que importantes de la personalidad han quedado al margen. Jung
reconoce acá dos actitudes generales: introversión y extraversión. El desastre ocurre en
la unilateralidad. Cuando no se sabe cómo continuar, se vuelve la mirada a la infancia.

60. Existe tanta valides en interpretar adoptando una filosofía idealista como posicionarse
desde el lado sórdido. La cuestión es no caer en la unilateralidad. Cada caso dará cuenta
de la necesidad de adoptar una mirada u otra.

61. Jung, contestando a Freud, realiza su propia descripción de lo inconsciente. El


inconsciente es la base y condición de toda consciencia. La vida psíquica antes, durante y
después de la consciencia. Formada por instintos, funciones y formas heredadas de la
psique ancestral. La psique heredada son posibilidades de ideas, categorías a priori del
funcionamiento. Una red compleja denominada condiciones arquetípicas. Una
predisposición colectiva al conservadurismo extremo.
62. Así como el inconsciente posibilita este “conservadurismo extremo”, al mismo tiempo
posibilita la fantasía creativa, con cambios e innovaciones radicales. La fantasía creativa
se entiende como una intrusión del ámbito inconsciente. De este modo, lo inconsciente es
la mismo tiempo “factor creativo/innovador + baluarte del conservadurismo ancestral”.
Debemos aceptar esta paradoja.

63. La noción paradójica es un mejor testigo de la verdad que una afirmación unilateral
“positiva”.

64. En muchos de los casos, la tendencia regresiva, la introspección y la retrospección se


debe fomentar intensamente para que el paciente descubra la verdadera razón de sus
deseos infantiles, y además se adentre en los tesoros de las ideas colectivas y la
creatividad. De este modo puede descubrir su identidad con toda la humanidad y
aumentar su modesto patrimonio personal que le ha sido insuficiente. Así podemos
fortalecer su actitud.

65. Jung nos propone salir el concepto personal y negativo de lo inconsciente. Señala que
la base del ser humano no es solo personal. Nos propone llegar al amplio campo de la
psique colectiva y a la matriz sana y natural del espíritu humano, al alma de la humanidad.
Así podemos construir una actitud nueva y más útil.