Está en la página 1de 14

¿Qué es Proyecto?

Un proyecto es un conjunto de actividades emprendidas por una persona o una entidad para alcanzar un
objetivo específico. Dichas actividades fueron planificadas y se encuentran relacionadas entre sí y se
desarrollan de manera conjunta.

Los proyectos son realizados para encontrar una solución inteligente para resolver necesidades humanas.
Un proyecto consta de una formulación, una evaluación y decisiones finales, razón por la cual estamos en lo
correcto al afirmar que un proyecto nace de una reflexión ante la necesidad o ante la creación de ideas que
concluyen en la formación de una hipótesis que dé posibilidad de acción.

Un proyecto puede ser desde un proyecto personal como por ejemplo un proyecto de modificación en el
hogar; o también puede tratarse de un proyecto profesional como lo es la creación de una empresa, o un
proyecto de investigación como un trabajo científico.

Un proyecto tiene más probabilidades de resultar exitoso cuando quien lo lidera (es decir, quien se encuentre
a cargo del mismo) establece algún tipo de sistema de control o método a través del cual se monitorice a lo
largo de las etapas todos los avances (o inconvenientes) del proyecto en base a lo que fue planeado. De
modo que puedan realizarse a tiempo las modificaciones necesarias para lograr un mejor resultado y así
concretar todos los objetivos.

Un proyecto exitoso, además, debe tener un enfoque único; un resultado final determinado; un comienzo y un
final; un cronograma para ser llevado a cabo; recursos limitados y una secuencia de actividades para cada
miembro.

Evaluación de proyectos

En gestión de proyectos, la evaluación de proyectos es un proceso por el cual se determina el establecimiento


de cambios generados por un proyecto a partir de la comparación entre el estado actual y el estado previsto
en su planificación.1 Es decir, se intenta conocer qué tanto un proyecto ha logrado cumplir sus objetivos o
bien qué tanta capacidad poseería para cumplirlos.

En una evaluación de proyectos siempre se produce información para la toma de decisiones, por lo cual
también se le puede considerar como una actividad orientada a mejorar la eficacia de los proyectos en
relación con sus fines, además de promover mayor eficiencia en la asignación de recursos.2 En este sentido,
cabe precisar que la evaluación no es un fin en sí misma, más bien es un medio para optimizar la gestión de
los proyectos.

¿Qué es un estudio de mercado?

Cuando una persona quiere emprender y poner en marcha su negocio, por lo general, no es algo que de un
día decida y ponga en acción. Sino que, tiene una idea, pero posteriormente le viene un camino de análisis y
estudio de todas las alternativas de las que dispone.

El objetivo del emprendedor, como es lógico, será el de rentabilizar al máximo su negocio y, sobretodo, en el
menor tiempo posible. Una de los elementos fundamentales para analizar si nuestra idea irá o no a buen
puerto, es a través de un estudio de mercado.que le permita conocer el lugar en el que vamos a introducir
nuestro producto.

¿En qué consiste un estudio de mercado?

Un estudio de mercado consiste en analizar y estudiar la viabilidad de un proyecto empresarial. Se trata de un


proceso largo y de gran trabajo, durante el cual se recopila una gran cantidad de información relativa a
clientes, competidores, el entorno de operación y el mercado en concreto. De esta manera, a través del
estudio de mercado, la persona que tiene la idea de emprender, puede diseñar un buen plan de negocio al
que acogerse, ya sea para lanzar dicha nueva idea o para ofertar un nuevo producto
La reingeniería

Es establecer secuencias en interacciones nuevas en procesos administrativos y regulatorios. Es un análisis y


rediseño radical de la economía y de la concepción de los negocios para lograr mejoras significativas en
medidas como en costos, calidad, servicio y rapidez. Su objetivo es incrementar la capacidad de gestión. Es
un modo planificado de establecer secuencias e interacciones con el objetivo de aumentar la eficiencia, la
eficacia, la productividad y la efectividad.

Se trata de una reconfiguración profunda del proceso que se trate e implica una visión integral de la
organización en la cual se desarrolla. Preguntas como: ¿Por qué hacemos lo que hacemos? y ¿Por qué lo
hacemos como lo hacemos?, llevan a interpelarse sobre los fundamentos de los procesos de trabajo. La
reingeniería de procesos es radical de cierta manera, ya que busca llegar a la raíz de las cosas, no se trata
solamente de mejorar los procesos, sino y principalmente, busca reinventarlos con el fin de crear ventajas
competitivas e innovar en las maneras de hacer las cosas. Una confusión usual es equiparar la reingeniería
de procesos al rediseño o diseño organizacional, no hay que confundir, son los procesos y no las
organizaciones los sujetos a reingeniería.

Un análisis de costo beneficio

Es un estudio del retorno, no sólo financiero de nuestras inversiones, sino también de aspectos sociales y
medioambientales de lo que el proyecto tiene alguna o toda influencia.

El análisis de datos está en todo su esplendor. Vivimos en la era de la analítica, gran parte de nuestras
decisiones están basadas según los resultados que obtenemos a diario. Posibles escenarios, estudios de
mercado, planes de negocios, gráficas de resultados. Cada vez disponemos de más razones y recursos con
los que conseguir una efectiva cuantificación de consecuencias sociales y económicas de nuestro trabajo.

Por ello, el análisis de costo beneficio es imprescindible para la toma de decisiones de cualquier tipo de
empresa, organización o institución. Determina la viabilidad de un proyecto. Durante su planificación se
evalúan los costos y beneficios derivados, directa o indirectamente, del mismo. A partir de ahí se decide.
¿Merece la pena comenzar este proyecto? O, una pregunta que se deberían realizar muchos directores de
proyectos que hoy día aún no se la hacen: ¿deberíamos seguir con el proyecto? Porque el análisis de costo
beneficio no sólo se realiza en la fase de inicio, sino también durante cada hito del mismo.

Tal y como establecen metodología ágiles como Scrum, una de las más populares, los proyectos se dividen
por bloques. Al finalizar cada uno de ellos, se comprueba que los objetivos se han cumplido y cuáles serán los
del siguen bloque. Se realiza un análisis de costo beneficio posterior y previo. Se contrasta y se toma la
decisión acertada.

El software que tiene en cuenta aspectos profesionales tan determinantes para el negocio como dicho
análisis, notificará y asesorará al Project Manager de los puntos del proyecto y de su seguimiento acertado o
no, correspondientemente. Por ejemplo, si hemos terminado el diseño gráfico de una pieza industrial, se
convierte en un hito en el que decidiremos qué paso daremos y si conviene darlo. Previamente, la herramienta
proporciona, de manera automática, el coste total del proyecto. ¿Cuánto esfuerzo económico y humano nos
cuesta plasmarlo en objeto? ¿Resuelve verdaderamente todas las necesidades del cliente? ¿Merece la pena?
Sí, a por la siguiente fase. Queremos incorporar una nueva maquinaria. Haremos un análisis costo beneficio.
¿Conviene comprarla? ¿Cuál será su rentabilidad real, económica-social? Sí, compremos la nueva
maquinaria.

De hecho, la propia aplicación online de gestión puede llegar a proporcionar herramientas innovadoras que
tienen en cuenta los objetivos planificados, y evalúan automáticamente la situación del proyecto. Hablamos
del Valor Ganado o Earned Value Management (EVM), cada más más usado en la gestión de proyectos
profesionales. Si ha esto le sumamos que podemos hacer simulaciones, podremos comprobar el impacto de
nuestros escenarios o decisiones. ¿Sigue mereciendo la pena seguir? Sí, adelante.
No debemos olvidar, una tercera funcionalidad importante: el análisis de costo beneficio también actúa como
herramienta de comunicación entre los miembros del equipo. Da la explicación necesaria y contrastada en
datos para exponer las razones por las que llevar a cabo el proyecto o seguir o no con el mismo.

Partiendo de que dicho análisis es una técnica para evaluar los resultados del esfuerzo invertido, es sencillo
entender que aquellos proyectos en los que el esfuerzo es menor que el beneficio, tendrán éxito en su
conclusión.

¿Cómo hacer un análisis de costo beneficio?

La relación costo-beneficio (B/C), conocida también como índice neto de rentabilidad, es un cociente que se
obtiene al dividir el Valor Actual de los Ingresos totales netos o beneficios netos (VAI) entre el Valor Actual de
los Costos de inversión o costos totales (VAC) de un proyecto.

B/C = VAI / VAC

Según el análisis de costo-beneficio, un proyecto será rentable cuando la relación costo-beneficio es mayor
que la unidad.

Para seguir con el análisis, conviene utilizar una herramienta de gestión de costes y tener en cuentas las
distintas fases:

— Identificación de cobros y pagos a precio de mercado.

— Correcciones por transferencias, en donde tendremos en cuenta el carácter fiscal y, las subvenciones y
transferencias públicas.

— Costes y beneficios externos que no se han tenido en cuenta. Este paso es uno de los más complicados,
porque muchas veces resulta casi imposible atribuir un valor monetario al impacto ambiental de un
determinado proyecto.

— Determinación de los ‘precios sombra’, o costes y beneficios sociales. Se transforman las especificaciones
de nuestro proyecto, como barreras arancelarias o mano de obra con sueldos determinados, fuera de los
precios de mercado. Representa el costo oportunidad de producir o consumir un bien o producto.

— Tasa de descuento social, en la que determinaremos el momento en el que comprobaremos la rentabilidad


mínima del un proyecto. Ya que no todos los productos de consumo tienen una satisfacción inmediata.
Algunos, sólo pasado un tiempo comienzan a dar beneficios sociales y económicos.

— Valoración final. Antes de comparar entre las alternativas o inversiones analizadas, debemos
homogeneizar los flujos de caja de todas ellas. Se pueden emplear métodos de valoración com VAN y TIR.
Antes de decidir, estudiaremos los efectos del beneficio social.

El análisis de costo beneficio es necesario en muchos proyectos de origen público. La Comisión Europea
publica periódicamente guías para realizar análisis adecuados en relación a políticas regionales. Una buena
referencia que nos ayuda a tener en cuenta todos los detalles de un adecuado análisis en nuestro propio
proyecto.

DIAGRAMA DE FLUJO DE CAJA


Diagrama de Flujo
Es un esquema para representar gráficamente un algoritmo. Se basan en la utilización de diversos
símbolos para representar operaciones específicas. Se les llama diagramas de flujo porque los
símbolos utilizados se conectan por medio de flechas para indicar la secuencia de operación. Para
hacer comprensibles los diagramas a todas las personas, los símbolos se someten a una
normalización; es decir, se hicieron símbolos casi universales, ya que, en un principio cada usuario
podría tener sus propios símbolos para representar sus procesos en forma de Diagrama de flujo.
Esto trajo como consecuencia que sólo aquel que conocía sus símbolos, los podía interpretar. La
simbología utilizada para la elaboración de diagramas de flujo es variable y debe ajustarse a un
patrón definido previamente."

Los diagramas de Flujos se utilizan principalmente en programación, economía y procesos


industriales, específicamente los utilizamos en la representación gráfica de problemas de tipos
financieros, tales como préstamos bancarios, valoración de bonos, valoración de activos
financieros, inversión en proyectos etc.

Flujo de caja
En finanzas y en economía se entiende por flujo de caja o flujo de fondos (en inglés cashflow) los
flujos de entradas y salidas de caja o efectivo, en un período dado.

Diagrama de Flujo de Caja


El diagrama de flujo de caja está constituido por una línea recta horizontal que representa el
tiempo que dura una operación financiera y cada número en el eje indica el final del período
correspondiente. El número cero indica el momento en que se inicia la operación financiera, el
valor presente por excelencia. El número uno indica el final del primer período de tiempo, ya sea un
día, una semana, un mes, un trimestre, un período de 53 días, etc.

En el eje del tiempo cada número indica el final del período correspondiente. El número cero indica
el presente; es decir, el momento en que tomamos la decisión. El número uno indica el final del
período uno y así sucesivamente. En la escala temporal el período puede ser un día, un mes, un
año o cualquier otra unidad de tiempo.
En la parte superior e inferior de la línea del tiempo se grafican los flujos entrantes o salientes
respectivamente. La dirección de las flechas en el diagrama de flujo de caja es importante. La
flecha vertical hacia arriba indicará flujos de efectivo positivo (ingresos) y a la inversa, indicará
flujos de efectivo negativo (egresos).
Ejemplo
Una persona hizo un préstamo de $10.000.000 en una institución financiera que cobra el 22%
efectivo anual, si la persona planifica cancelar la deuda mediante cuatro pagos trimestrales, de tal
forma que cada pago sea el doble del anterior. ¿Cual será el diagrama de fluido de caja?

Para resolver el anterior ejercicio y cualquier otro ejercicio, primero se gráfica el diagrama de flujo
de caja para observar el problema holísticamente en toda su magnitud, con mayor claridad y luego
se establece dentro del diagrama lo que se denomina como fecha focal.

Para el desarrollo de las diferentes evaluaciones financieras, se debe hacer uso de las siguientes
herramientas matemáticas:

¿Sabes qué es el retorno de inversión y cómo calcularlo?

El ROI, una de las métricas más importantes para emprendedores, indica las estrategias que están dando
más resultados. ¡Aprende a medirlo!

Para mejorar el desempeño de tu negocio de manera permanente es necesario diferenciar las estrategias que
funcionan correctamente de aquellas que no están trayendo los resultados esperados.

El ROI, que por sus siglas en inglés significa Return On Investment, y cuyo equivalente en español es RSI
(Retorno de Inversión), es una de las métricas que deben ser consideradas en este análisis, ya que refleja las
ganancias financieras que obtienes con cada acción implementada, incluso con tus campañas de marketing.

Pues, ¿no sabes si tu inversión está valiendo la pena? ¡Sigue leyendo este post y aprenderás a seguir esta
métrica de cerca!

Definición de ROI

El acrónimo ROI hace referencia a la métrica que expresa la relación entre lo invertido en un negocio y el
beneficio obtenido proveniente de dicha inversión. Suele utilizarse a menudo para cuantificar si la inversión
vale la pena desde el punto de vista financiero.

Cálculo del ROI


Para calcular el ROI le restas al valor total de la inversión el valor obtenido, y divides ese total por el valor de
la inversión nuevamente, como se representa en la fórmula abajo.

(valor obtenido de beneficio – valor total de la inversión)

_________________________________________

valor de la inversión

Como el ROI se expresa en porcentaje, multiplica ese valor por 100.

Imagina que tienes un curso online sobre carpintería, y entre gastos con producción de las clases y
divulgación de tu producto hayas gastado 1500€.

Más tarde, tú pones tu producto a la venta por 25€ y vendes 140 unidades, obteniendo la suma de 3.500€.

Tu reacción típica es estar feliz, al fin y al cabo has duplicado el valor invertido. Pero es importante saber si
ese margen de beneficio es interesante a largo plazo, de manera que valga la pena abandonar tu trabajo
convencional para vivir sólo de tu negocio.

Aplicando la fórmula, sería: 3.500 – 1.500

___________ X 100 = 133%

1.500

El ROI entonces fue del 133%. ¡Qué es un buen número para quién está comenzando!

Pero vamos a añadir otras variables a esa misma situación, para entender mejor los números de tu negocio.

Considera que harás sólo dos lanzamientos al año y que la demanda de los alumnos por tu curso caiga en los
próximos meses. En este escenario, ¿tu inversión sigue siendo viable?

Es probable que tengas que invertir el dinero obtenido con las ventas en más publicidad para tu producto,
para asegurarte de que tienes un consumo perenne.

Durante ese período tendrías que tener un valor guardado en caja para otros gastos de tu negocio, o incluso
para gastos personales, ¿verdad?

Si tú tienes un plan de negocios sólido para tu empresa, en poco tiempo tus ventas pagarán todo lo que has
invertido y todavía sobrará capital para hacer mejoras en tu producto.

Por eso nuestra sugerencia siempre es: planifica con antelación tus acciones y acompaña tus métricas para
saber si estás obteniendo los resultados esperados.

¡Ahora vamos a entender mejor los elementos del ROI

Esencialmente el ROI se utiliza para indicar la rentabilidad de un negocio, mostrando la relación entre el valor
invertido y el margen de ganancia obtenido con cada venta, como explicamos en el tópico anterior.

Pero también se puede aplicar para calcular e interpretar el retorno de cada inversión que has hecho por
separado, como las inversiones en marketing, por ejemplo.

En este momento imagino que te debes estar preguntando: “Pero, si ya sé el beneficio total de mi inversión,
¿por qué necesito identificar el valor obtenido por separado?”.

Y la respuesta a esta pregunta es simple: para optimizar tus acciones y obtener resultados aún más
expresivos.
En el caso del marketing, cuando conoces el ROI de tus campañas, logras identificar cuál de ellas está
rindiendo mejor.

Y con estos resultados en tu poder puedes:

 Dar una pausa en la campaña que tiene el peor desempeño;

 Cambiar elementos como llamada a la acción, copy e imágenes y ver qué versión es la que obtiene
mejores resultados (recordando siempre probar un elemento a la vez, para aislar una variable
significativa);

 Invertir más dinero en las campañas que están obteniendo mayores tasas de conversión.

Además de las campañas, hay otros canales de marketing que necesitan ser observados de cerca para saber
si tus esfuerzos están trayendo resultados: email marketing, redes sociales, blog, equipo de éxito del cliente,
etc.

ROI de campañas de marketing

Para calcular el ROI de marketing tienes que desglosar los ingresos de tres maneras:

 Los ingresos generados por las ventas del producto;

 Los ingresos generados por las ventas realizadas a través de tu campaña;

 El beneficio, que es la diferencia entre el ingreso total menos los costos para crear tu campaña.

 Una fórmula simple sería:

beneficio bruto – inversión de marketing

___________________________

inversión de marketing

Por inversión de marketing se consideran todos los gastos que se hicieron para poner la campaña en el aire,
entre ellos:

 Costes con equipo creativo;

 Valor invertido en medios pagados;

 Contratación de servicios de automatización de marketing;

 Creación de landing page, etc.

Para ilustrar este tópico, voy a utilizar el ejemplo del curso de carpintería de nuevo.

Supongamos que para divulgar tu producto has creado dos campañas en Facebook, invirtiendo la misma
cantidad de dinero y programando ambas para tener lugar durante el mismo período.

En la campaña número 1 se obtuvo una tasa de conversión del 25%, mientras que en la campaña número 2 la
tasa de conversión fue del 12%.

Si su total de ventas fue de 3.500€, las campañas generaron 875€ y 420€, respectivamente.
Como ambas se hicieron con la misma cantidad, queda claro que la primera campaña tuvo un desempeño
muy superior.

Sin embargo, si los gastos de la primera campaña fueran más elevados, entonces el ROI de ella sería menor,
aunque generase un volumen superior de ventas.

¿Qué tal otro ejemplo?

El mismo curso de carpintería generó 25 mil euros en ventas, pero tú gastaste 5 mil euros con una campaña,
que tuvo un 30% de tasa de conversión.

El 30% de las ventas generadas por tu campaña representa un total de 7.500€. Aplicando la fórmula sobre el
retorno de la inversión, quedaría así:

7.500 – 5.000 X 100 = 50%

___________

5.000

En la segunda campaña, por su parte, se gastaron 2 mil euros para crear una landing page, que obtuvo una
tasa de conversión del 22% o 5.500€ del valor total generado por tus ventas, luego:

5.500 – 2.000

____________ X 100 = 175%

2.000

En este caso, el ROI de la segunda campaña fue muy superior.

Análisis del ROI

Ahora que has aprendido a calcular el ROI es importante entender lo que esos números quieren decir, para
optimizar tus acciones de aquí en adelante.

Supongamos que un anuncio tiene una tasa alta de clics y de visualización, pero la conversión es baja.

¿Qué eso nos muestra? Tal vez la landing page no esté bien, la llamada a la acción no fue persuasiva lo
suficiente, o el visitante no encontró nada que le interesara allí.

El fallo también puede estar en la segmentación de la campaña, que está enviando leads no calificados hacia
tu página de ventas y que probablemente no están preparados para esa compra.

Sea cual sea el motivo para el mal desempeño de la campaña, habrá que efectuar algunas pruebas hasta que
el anuncio esté alineado con los intereses de tu avatary más compatible con tu oferta.

Conclusión: No basta con calcular el ROI para determinar si tu campaña es buena o mala.

Hay varias variables que influyen en el rendimiento de un grupo de anuncios y, en algunos casos, un cambio
en la landing page para mejorar la tasa de conversión.

Pero, ¿por qué tienes que medir el ROI de tu negocio?

El ROI es sólo una de las métricas que se pueden utilizar para entender el estado de salud de tu marca.
A través del análisis cuidadoso de este dato puedes identificar las principales fuentes de ingresos de tu
negocio, los canales de comunicación más eficaces para divulgar tu producto y si el desempeño de tus
campañas de marketing están de acuerdo con lo planeado.

Después, y sólo entonces, podrás elaborar estrategias que van a mejorar tus ventas de manera continua y
asegurar la sostenibilidad de tu emprendimiento.

Para que el análisis del ROI sea certero, es importante saber discernir las métricas que realmente contribuyen
al fortalecimiento de tu negocio de las métricas de “vanidad”, que son aquellas métricas que traen visibilidad,
pero no se convierten en leads o en ventas.

Por ejemplo, el aumento del tráfico en tu blog puede indicar que el contenido publicado allí está atrayendo
nuevos visitantes, pero para calcular el ROI el número que realmente importa es cuántos de esos accesos se
están convirtiendo en leads, se inscriben en tu lista de emails o compran tu producto.

Por supuesto que eso no significa que no debas preocuparte por aumentar el tráfico de tu blog o conquistar
más seguidores para tu página en Facebook, después de todo, estos números son importantes para que te
conviertas en autoridad en tu segmento.

De todos modos, y para que sea una métrica relevante, necesitas transformar ese tráfico en leads, los leads
en ventas y los clientes en evangelizadores de tu marca.

¿Qué es el estudio de factibilidad en un proyecto?

El estudio de factibilidad es un instrumento que sirve para orientar


la toma de decisiones en la evaluación de un proyecto y
corresponde a la última fase de la etapa pre-operativa o de
formulación dentro del ciclo del proyecto. Se formula con base en
información que tiene la menor incertidumbre posible para medir
las posibilidades de éxito o fracaso de un proyecto de inversión,
apoyándose en él se tomará la decisión de proceder o no con su
implementación.
El estudio de factibilidad dentro del ciclo del proyecto. Fuente: Miranda

El estudio de factibilidad dentro del ciclo del proyecto. Fuente:


Miranda

El estudio de factibilidad debe conducir a:

 Determinación plena e inequívoca del proyecto a través del


estudio de mercado, la definición del tamaño, la ubicación
de las instalaciones y la selección de tecnología.
 Diseño del modelo administrativo adecuado para cada etapa
del proyecto.
 Estimación del nivel de las inversiones necesarias y su
cronología/lo mismo que los costos de operación y el cálculo
de los ingresos.
 Identificación plena de fuentes de financiación y la
regulación de compromisos de participación en el proyecto.
 Definición de términos de contratación y pliegos de licitación
de obras para adquisición de equipos y construcciones
civiles principales y complementarias.
 Sometimiento del proyecto si es necesario a las respectivas
autoridades de planeación y ambientales.
 Aplicación de criterios de evaluación tanto financiera como
económica, social y ambiental, que permita allegar
argumentos para la decisión de realización del proyecto.

Del estudio de factibilidad se puede esperar: o abandonar el


proyecto por no encontrarlo suficientemente viable, conveniente u
oportuno; o mejorarlo, elaborando un diseño definitivo, teniendo
en cuenta las sugerencias y modificaciones que surgirán de los
analistas representantes de las alternas fuentes de financiación, o
de funcionarios estatales de planeación en los diferentes niveles,
nacional, sectorial, regional, local o empresarial. En
consecuencia, los objetivos de cualquier estudio de factibilidad se
pueden resumir en los siguientes términos:

a. Verificación de la existencia de un mercado potencial o de


una necesidad no satisfecha.
b. Demostración de la viabilidad técnica y la disponibilidad de
los recursos humanos,materiales, administrativos y
financieros.
c. Corroboración de las ventajas desde el punto de vista
financiero, económico, social o ambiental de asignar
recursos hacia la producción de un bien o la prestación de
un servicio.

Factibilidad económica
En esta parte de la factibilidad económica debemos tener en cuenta que siempre se debe
demostrar claramente que el proyecto está siendo factible económicamente, lo que esto
significa es que la inversión que se está realizando en ese momento es justificada por la
ganancia que se va generando por la producción que se obtiene. Para ello es necesario
trabajar con un esquema que contemple los costos y las ventas que se lleva hasta el
momento:

 Costos: Siempre se debe presentar la estructura que se tiene de los costos contemplando
costos fijos y los variables.
 Ventas: En esta parte se tiene que el precio del producto o servicio es fundamental, ya
que determina el volumen de ventas, por lo que se debe explicar brevemente cómo se ha
definido éste.
Hay que tener en cuenta que se debe demostrar también las estimaciones de ventas
(unidades y en dinero) para un periodo de al menos 1 año, justificando cómo se han calculado
(a través de investigaciones de mercado, estadísticas anteriores).
Factibilidad de sistemas: Técnica,
Económica y Operativa.
by MarioDevment | Abr 24, 2013 | Estudios | 1 comment
Para terminar con los repaso de Ingeniería de Requerimientos el ultimo tema que nos queda
revisar es la Factibilidad de sistemas la cual se divide en Factibilidad técnica,
Factibilidad Económica y Factibilidad Operativa.

Podemos definir como Factibilidad de Sistemas cuando nos referimos a la disponibilidad de


los recursos necesarios para llevar a cabo los objetivos o metas señalados. generalmente la
factibilidad se determina sobre un proyecto.
El estudio de la Factibilidad de sistemas, es una de las primeras etapas del desarrollo de un
sistema informático el estudio incluirá los objetivos, alcances y restricciones sobre un sistema,
ademas de un modelo lógico de alto nivel del sistema actual.
 Factibilidad Técnica: ¿Existe la tecnología necesaria? ¿ Esta al alcance de la mano?
 Factibilidad Económica: Relación Costo/Beneficio. ¿Se paga el costo?
 Factibilidad Operativa: ¿Cuales son las capacidades organizacionales para sostener el
sistema?

Técnica, Económica y operativa.

Factibilidad de sistemas
Que debemos preguntarnos mientras desarrollamos la Factibilidad de sistemas.
 ¿Contribuye el sistema a los objetivos generales de la organización?
 ¿Se puede implementar el sistema usando la tecnología actual y dentro de las restricciones
Costo/Tiempo?
 ¿Puede integrarse el sistema con otros sistemas integrantes en la organización?
Los objetivos en la Factibilidad de sistemas en un proyecto consiste en descubrir cual es el
objetivo de la organización, luego determinar si el software o sistema sera de utilidad para
resolver los objetivos planteados en el proyecto. Los objetivos que se deben contemplar son
los recursos que la empresa proporciona y nunca definir recursos que la empresa no es capaz
de proporcionar.
En las empresas se cuenta con una serie de objetivos que determinan la posibilidad de
Factibilidad de sistemas de un proyecto sin ser limitativos. Estos objetivos son los siguientes:
 Reducción de errores y mayor precisión en los procesos.
 Reducción de costos mediante la optimización o eliminación de recursos no necesarios.
 Integración de todas las áreas y subsistemas de la empresa.
 Actualización y mejoramiento de los servicios a clientes o usuarios.
 Aceleración en la recopilación de datos.
 Reducción en el tiempo de procesamiento y ejecución de tareas.
 Automatización optima de procedimientos manuales.
Fuente de Interés: Factibilidad S.I.A
Factibilidad Técnica
Factibilidad de sistemas Técnica es una evaluación que debe demostrar la facultad del
sistema para ponerse en marcha y mantenerse durante el tiempo, ademas debe demostrar
que la planeación del sistema ha sido desarrollada cuidadosamente contemplando todas las
restricciones y objetivos, aprovechando los recursos que entrega la organización.
Los conceptos que hay que considerar en la planeación de la Factibilidad de
sistemas técnica es:
 El sistema funciona como corresponde (números de pruebas)
 El sistema esta desarrollado para mantenerse cerca de los consumidores.
 Escalas de producción (Ampliación o reducción de producción).
 Complementos que ayuden el desarrollo del proyecto: ¿Existe la tecnología necesaria?, ¿De
donde se obtendrá la tecnología , ¿Se puede capacitar al personal con la nueva tecnología?
¿Hay proveedores alternativos para el sistema?
Factibilidad Económica
En esta etapa, hay que comprobar que el proyecto es sustentable económicamente Justificar
que la inversión genera una ganancia, demostrar que si el sistema no cumple con su objetivo
no habrán perdidas económicas o serán las mínimas.
Los Costos: Considerar costos Fijos y variables
Las Ventas: demostrar como se ha definido el costo del producto y cuales son los estimados
de ventas por el periodo de al menos un año, justificando cada calculo, investigación de
mercado y estadísticas.
Factibilidad Operativa
La Factibilidad de sistemas Operativa, tiene como objetivo comprobar que a empresa u
organización sera capas de darle uso al sistema, que cuenta con el personal capacitado para
hacerlo o tiene los recursos humanos necesarios para mantener el sistema. para esto, el
sistema debe contemplar cuatro puntos importante al momento de desarrollarse.
El sistema no debe ser complejo para los usuarios de la organización o los que operan el
sistema, hay que evitar que el usuario ocupe el sistema de manera que
pueda ocasionar errores o darle un uso indebido, simplificar las funciones y dar todo por
servido.
Evitar que a los usuarios les incomode el nuevo sistema, ya sea por que se sientan
desplazados de sus obligaciones o por la costumbre a un sistema antiguo, mantenerlo
amigable y comprensible para los operadores.
Un cambio repentino, puede ocasionar un lento aprendizaje, capacitar y permitir al personal
adaptarse a el con la tranquilidad y apoyo necesario, manuales, charlas, capacitaciones.
Como ultimo punto a considerar es la posibilidad de la obsolescencia subsecuente. La
tecnología existe, pero aun no esta disponible en ese caso, es mejor constar
con tecnología que este disponible en el momento y sea fácil de obtener o este mas
al alcance de la mano (por si se requieren repuestos o correcciones sea fácil de
conseguir). También tener en consideración las políticas habidas y por haber, de manera que
si hay un cabio administrativo el sistema no quede obsoleto muy pronto.
Con esto terminamos el repaso teórico de IR. pueden encontrar toda la materia relacionada a
este articulo en nuestro blog, desde el siguiente vinculo: Ingeniería de Requerimientos.
En nuestra próximo repaso, revisaremos los Diagramas de flujo de datos (DFD), comenzando
por el Diagrama de Contexto y el nivel 1.