Está en la página 1de 1

CUANDO LA PASION DESBORDA A LA RAZON

Pero, si bien las emociones han sido sabias referencias a lo largo del proceso evolutivo, las
nuevas
Realidades que nos presenta la civilización moderna surgen a una velocidad tal que deja atrás
al lento pas de la evolución. Las primeras leyes y códigos éticos -el código de Hammurabi, los
diez mandamientos del Antiguo Testamento o los edictos del emperador Ashoka— deben
considerarse como intentos de refrenar, someter y domesticar la vida emocional puesto que,
como ya explicaba Freud en El malestar de la cultura, la sociedad se ha visto obligada a
imponer normas externas destinadas a contener la desbordante marea de los excesos
emocionales que brotan del interior del individuo.