Está en la página 1de 2

La Lógica de la Acción Colectiva.

Mancur Olson:
1. A menudo se da por supuesto qué si todos los miembros de un grupo de individuos o
de empresas tienen determinado interés en común, el grupo manifestará una tendencia
a satisfacerlo. Así lo dicen varios estudios de las Estados Unidos. Además, se cree o
se supone que si un grupo de personas se manifiesta contra un monopolio (de
cualquier tipo) obtendría un poder compensatorio y protección del gobierno para que
esta se cumpliera, (como sindicatos o alguna de las peticiones por las cuales fue la
manifestación). Esto tiene gran fundamento en la lógica marxista, sin embargo, es
erróneo. Los individuos dentro de los grupos podrían caer en una paradoja, en la cual,
si se supone que el actuar de todos les beneficiará por igual, pues ya no tienen un
motivador para actuar ya que la acción puede ser demasiada y el beneficio poco.
2. The Logic encuentra una relación entre los servicios que ofrecen los diferentes grupos
de presión, y los servicios que ofrece el Estado. Esto en el sentido de que los
beneficios otorgados, son distribuidos a todos los habitantes de un ligar en específico
y se supondría que de manera igual. Los individuos y las empresas que se ven
beneficiados por su acción carecen de incentivos para colaborar voluntariamente en
esa acción. Si solo se diese una conducta individual voluntaria y racional, en la
mayoría de los casos no existirían gobiernos o grupos de presión, entonces la
existencia de estos grupos se debe a otra cosa.
2.1 Incentivos selectivos:
Para tratar de explicar el ¿por qué? De los movimientos sociales se proponen como
impulsores, los incentivos selectivos, lo cual es una motivación para que las personas
participen en las organizaciones o grupos.
2.2 Negativos.
Pueden ser dentro de sindicatos, aquello que se conoce como cuotas sindicales, estas
tienen la función de conexionar al “grupo” y al mismo tiempo cuando los individuos
que pertenecen a él necesitan alguna ayuda, pueden recurrir al sindicato. Seria
utilizados a manera de “chantaje”, cuando un líder o grupo dirigente dentro de un
grupo mayor, a cambio de ayuda del resto de los miembros del grupo, amenaza con
un castigo o tomar una acción en contra de estos.
2.3 Positivos.
Son una serie de privilegios con los que cuentan los miembros a estos grupos, se
menciona que también son los más fáciles de olvidar. Entiesase como los beneficios
que tienen los pertenecientes al “grupo” por sobre aquellos que no pertenecen al
grupo. Imaginemos que, en un sindicato de maestros, aquellos pertenecientes a el
sindicato cuenten con guarderías gratuitas, mientras aquellos no pertenecientes no.
3. Incentivos selectivos sociales.
 Estos se aplican solo cuando en determinadas situaciones, cuando numerosos
grupos crean una federación sobre otros grupos y los convierten en subgrupos,
en este caso se utilizan los incentivos positivos para poder designar de
dirigentes a personas con las cuales se tiene un mayor grado de simpatía.
 Dentro de estos grupos generalmente prima la homogeneidad, pues dentro de
estos no se pretende entablar dialogo con personas a las que se les considera
diferentes. Los grupos no heterogéneos o con diferencias, podrían tender a no
estar de acuerdo.
 Tener a grupos tan diferentes podría potencializar las rupturas dentro de los
grupos, y que crecieran los incentivos para no dejar abandonar a los
miembros.
4. Un bien colectivo.
“Si el individuo sabe que el costo de su aportación a la acción colectiva en interés de
un grupo del cual él no forma parte es prácticamente inapreciable, desde un punto de
vista racional cabe que no se tome la molestia de considerar si lo que gana es aún más
inapreciable.
Cuando los costos de la acción individual para obtener un bien colectivo deseado son
muy reducidos, la consecuencia es indefinida: unas veces se produce un resultado y
otras veces otras. Sin embargo, cuando los costos crecen desaparece dicha
indefinición.
Las contribuciones individuales se vuelven menos probables a medida que la
contribución global crece.
5. Acción colectiva sin incentivos.
Para que una acción se lleve acabo sin que existan incentivos, debe existir un grupo
lo suficientemente fuerte como para poder realizar el mismo la acción, pues el
beneficio según este autor, esta dividido entre el numero de individuos pertenecientes
al grupo, es decir, si 2 pelean el beneficio les tocaría %50 y %50, pero si 10 lo
pelearan, les tocaría solo una decima parte a cada uno. Esto hace que entre mayor sea
el numero de participantes de un movimiento, menor seria la probabilidad de que
participarán en el. Como ya se mencionaba en el punto anterior.
6. Aquellos grupos que tengan acceso a los incentivos colectivos, será más probable de
qué actúen dentro de los propios movimientos.
Los grupos menos colectivos estarán más proclives a emprender acciones a diferencia
de los grupos con mayor cantidad de miembros.
Según esta teoría, los grupos no cuentan con una organización y existen grandes
diferencias entre las sociedades y los periodos históricos respecto al grado en que
pueden estar organizados.

También podría gustarte