Está en la página 1de 2

SARVANGASANA

(apoyo sobre hombros)

Beneficios:

- Mejor circulación venosa (piernas y abdomen)


- Descongestión de los órganos del bajo vientre
- Alivio de las hemorroides, prolapso
- Alivios renales, estomacales, intestinales y
uterinos
- Mejoramiento de la irrigación cerebral
- Corrige los defectos de la espina dorsal (en la estática) ya que borra las
curvaturas normales de la columna vertebral
- Fortifica el cinturón abdominal
- Libera, tonifica y regenera los filamentos nerviosos de la columna
cervical
- Por la gran irrigación al cerebro, elimina los espasmos vasculares que
dan origen a muchos dolores de cabeza
- Gran compresión en la región de la glándula tiroidea provocando una
abundante irrigación

Contraindicaciones

- No debe ejecutarse con presión arterial alta


- Las mujeres en el ciclo menstrual
- No llegar a presionar la garganta con problemas cervicales serios
- Afecciones agudas de la cabeza o cuello: otitis, abscesos dentales,
anginas, afecciones de la tiroides, sinusitis, esclerosis de los conductos
cerebrales, etc.

Errores:

- Comenzar con los riñones combados y no apoyados, lo que crea una


enorme presión sin el debido apoyo.
- Trabajar a tirones
- Balancearse para llegar a la posición vertical
- No aplicar el mentón contra el pecho, por lo tanto no «aplastar» la nuca
contra la alfombra en la posición final
- Efectuar un movimiento de tijeras con las piernas; durante el
movimiento alternativo de las piernas, una queda en la vertical
- Volver pesadamente al suelo y sin controlar el movimiento
- Durante la vuelta al suelo, dejar que la cabeza se separe del suelo, en el
que debe apoyarse durante todo el ejercicio
- Separar las piernas; los pies y las rodillas deben permanecer juntos
durante la toma de posición; no pueden separarse sino durante la fase
dinámica y las piernas deben desplazarse en la misma forma que al subir.
- Respirar por la boca, o bloquear el aliento en algún momento del
ejercicio
- Llevar el mentón hacia el esternón, en vez de aplicar el esternón contra el
mentón
- Insuficiente vertical, lo que produce que el esternón no toque el mentón
- En el desarme, dejarse caer bruscamente y levantar la nuca
- doblar las rodillas
- forzar: hay que trabajar suavemente, sin tirones y con los músculos
relajados
- contractar las espaldas, las mandíbulas, el cuello
- respirar insuficientemente puede causar una sensación de opresión.

Armado

Acostados de espaldas, las manos a lo largo del cuerpo, palmas al suelo, tobillos
y rodillas juntos. Espalda bien apoyada, hombros bajos y relajados.

Al inhalar, con un movimiento lento y continuo, elevar las piernas a la vertical


Apoyando las manos en el piso elevar la cadera y el tronco, armar la postura
hasta quedar con todo el cuerpo en vertical (tronco, cadera y piernas en una sola
línea recta) hasta que el esternón llegue a tocar el mentón y el cuerpo quede
apoyado y relajado sobre hombros, nuca y parte posterior de la cabeza
Si es necesario las manos pueden ir apoyadas en cintura para ayudar al armado
de la postura

Estática - Sostener postura


Relajar cuello, boca, rostro
Pies y rodillas juntas y relajadas sin tensar los músculos de pantorrillas ni
muslos
Nuca estirada bien apoyada, pegada al piso
El esternón toca el mentón

Concentrarse en la inmovilidad y la respiración que por la llave de mentón y


presión en glándula tiroidea, se realiza una respiración más abdominal

Desarmar postura
Exhalando, las piernas bajan por detrás de la cabeza, las manos al suelo y con
trabajo abdominal lento, controlando el descenso, la columna va al piso
apoyando vertebra por vertebra
Una vez los glúteos llegaron al piso y la columna está apoyada por completo, las
piernas primero quedan en vertical y luego bajan juntas o una por vez
(Para quienes no puedan, flexionar rodillas) ¿??