Está en la página 1de 15
HARUN FAROCKI DESCONFIAR »=DELAS= IMAGENES LA GUERRA SIEMPRE ENCUENTRA UNA SALIDA* En 1991 aparecieron dos tomas de la guerra de los Aliados con- tra Irak que representaban una nueva clase de imagen. La prime- ra muestra el recorte de un terreno filmado por una cémara en un helicéptero, en un avién o en un drone, como se denomina a los aviones livianos no tripulados utilizados en la exploracién aérea. En el centro de la imagen hay una mira que indica el blanco al que se dirige un proyectil. La explosion satura la escala de contras- te, el diafragma automatico trata en vano de contrarrestar el efec- to y la imagen se corta. La segunda imagen proviene de una c: mara montada en la punta de un proyectil. La camara se precipita sobre el objetivo y aqui la imagen también se interrumpe. A partir de 1920, en los Estados Unidos las tomas cinemato- graficas realizadas desde una posicién que una persona general- mente no adopta, como las imagenes de una c4mara colocada de- bajo de un tren, recibieron el nombre de phantom shots, * Este articulo se publicé originalmente con el titulo "Der Krieg findet immer einen Ausweg" en Cinema 50. Essay, Schitren Verlag, 2005. 147 148 literalmente "tomas fantasma'. Por el contrario, en el cine narra- tivo las imagenes hechas desde la posicién de una persona se de- nominan subjefivas, Una toma subjetiva debe demostrar con clari- dad su carécter de subjetiva, por ejemplo, adoptando una postura no muy elevada, como si se tratara de la mirada de una persona acostada o como una toma en movimiento, unravelling. la mira- da de una persona que camina. Las imagenes desde la perspectiva de una bomba se podrian interpretar como una subjetia fantasma. Estas imagenes de una cémara arrojandose sobre un objetivo, es decir, de una cémara suicida, se han grabado en nuestra memoria. Se trataba de algo nuevo, algo que representaba una realidad de la que no se sabia nada desde la aparicién de los misiles de crucero en los afios ochenta. Las imagenes aparecian unidas a la frase "armas inteligentes", vinculando asi de manera irreflexiva la nocién de in- teligencia con una nocién de subjetividad: una asociacién que se precipitaba hacia la nada. También las animaciones, hechas a mano o generadas por com- putadora, recurren con frecuencia a perspectivas complicadas 0 directamente imposibles para una cémara de cine: por ejemplo, la vista de una bala disparada desde un revélver. Asi, los dibujos ani- mados reclaman una ubicuidad del punto de vista que el cine, su competidor, no posee, lo que colabora con la retérica de la exage- racién de las animaciones. Las animaciones o peliculas de dibujos animados son un géncro que no puede reproducir verdaderamen- te la muerte, ya que en ellas todo es reversible. Su constante cari- caturizacién de las imagenes las predestina a representar funcio- nes y efectos técnicos. Sin embargo, a diferencia de los dibujos animados, las animaciones por computadora han impuesto un estandar estilistico que goza en apariencia de una extensa acep- tacién. También el cine norteamericano de los aftos cincuenta hacia alarde de una universalidad semejante. Sus imagenes surgi- an de la conviccién de que no podia existir una cosmovisién di- ferente a la propia. Ademés, las animaciones por computadora afirman indirectamente la insuficiencia de la imagen fotografica,