Está en la página 1de 4

COMPARACIÓN Y SIGNIFICADO ENTRE EL RITO DE LA CENA PASCUAL JUDÍA

Y LA ÚLTIMA CENA DE JESÚS

La cena pascual judía es la más expresiva de las cenas sagradas, memorial del éxodo, y es una clave
imprescindible para entender el significado de la Eucaristía, pues la misma comunidad apostólica
entendió la última cena de Jesús como una nueva celebración pascual, ahora cristiana, que llevaba
a su cumplimiento los mejores valores de la judía.
Es necesario entonces conocer de manera más profunda la cena pascual judía, para
comprender la Última Cena de Jesús, y parece que sus orígenes hay que buscarlos en dos fiestas
antiguas relacionadas con la vida natural de los semitas: la de la inmolación de los corderos en
primavera (pueblos de pastores nómadas) y la fiesta de los panes ácimos (pueblos agrícolas). EL
pueblo de Israel ha conservado las características de estos dos ritos y le añadió el sentido de la
liberación y salida de Egipto, el éxodo y la alianza en el monte Sinaí, así, lo que una vez fueron
fiestas naturales, se convirtió en un memorial de la salvación obrada por Dios en favor de su pueblo.
En sí misma, la palabra pascua parece provenir del hebreo pesah, que quiere significar
cojear, saltar, pasar por encima, tal vez una alusión a algún salto ritual y festivo de los pueblos más
primitivos, pero que pronto, con la transformación sufrida en Israel, pasó a referir el hecho de que
Yahveh pasó de largo por las puertas de los israelitas en el último castigo infringido a los egipcios 1.
Es probable que en tiempos de Cristo la celebración de la cena de pascua se dividiera en
cuatro partes:
 El Qiddush (santificación) Servida la primera copa de vino, el presidente de la mesa (el
padre de familia), pronunciaba la primera bendición dirigida a Dios agradeciéndole por la
fiesta y por el vino; luego, terminada la bendición, todos beben su copa y se lavan las manos
(primera ablución), posteriormente se explica el rito y el simbolismo del pan ácimo, las
hierbas amargas y del cordero pascual y una vez terminada, se come apio u otra verdura
(karpas), mojándola en una salsa especial (haroset), luego el presidente parte el pan ácimo
(matzá) en dos porciones, una de las cuales se esconde para ser tomada al final de la comida
(afikoman) y la otra la va dando a los comensales, también se abre la puerta invitando
simbólicamente a los peregrinos que necesitan hogar.

1
Cfr. BOROBIO Dionisio, La celebración en la Iglesia, T. II, Ed. Sígueme, Salamanca 2008, pp. 203-205.

1
 Una vez llenada la segunda copa se realiza el haggadah (relato u homilía), se realizan
preguntas preestablecidas por parte de los niños y el presidente responde sobre el sentido y
la historia de este rito pascual, se relata toda la historia de la vida en Egipto, la esclavitud y
la liberación con Moisés, va mezclada la homilía con cantos de alabanza a Dios. Luego
todos beben la segunda copa y participan entonces de la cena pascual, caracterizada en
Jerusalén, antes de la caída y ruina del año 70, por el cordero pascual.
 Como tercer momento está el birkat ha mazon, que consiste en la acción de gracias después
de la cena, se sirve la tercera copa de vino y entonces el presidente dice la bendición más
solemne de la cena y todos beben.
 Como cuarto momento continúa el hallel (salmos de alabanza) de los salmos del 114 al
1182.
En cuanto al significado de los elementos de la cena, decimos que para los judíos la fiesta
y sobre todo la cena de pascua es el auténtico sacramento, el signo y la celebración de la salvación
que Dios les ha otorgado3, ella no tenía solo por objeto evocar la liberación de los hebreos cautivos
en Egipto, intentaba además actualizar la participación de sus descendientes en aquella liberación.
En la cena pascual, la redención, no era únicamente, explicada en una forma impresionante como
un acontecimiento de los tiempos pasados, sino que se hacía presente como un hecho en el que
cada comensal tomaba parte. Cada individuo asistía a una redención de la cual el mismo era objeto
y cuyo beneficio recibía4.
Los grandes temas pascuales, en tiempos de Cristo pueden enumerarse así: una
celebración comunitaria en familia, con conciencia de ser el pueblo elegido de Dios, es una
celebración en forma de comida que renueva cada año la alianza del pueblo con Dios y por tanto,
lo que se celebra en esta cena es la salvación pascual, el paso de la muerte a la vida, cena en la que
el elemento característico es el codero pascual, otro elemento importante es el pan ázimo que es el
recuerdo simbólico de la aflicción, esclavitud y precipitación en la salida de Egipto, en este mismo
sentido, el vino es signo de la alegría (sobre todo escatológica). Toda la cena pascual puede

2
Cfr. BOROBIO Dionisio, La celebración en la Iglesia, T. II, Op. Cit,. pp. 204-206.
3
Cfr. Ibid., p. 206.
4
Cfr. BACIOCCHI J., La eucaristía, Ed. Herder, Barcelona 1969. p. 25-26.

2
considerarse como punto de convergencia del pasado, el presente y el futuro: la pascua será el
modelo y paradigma de la salvación definitiva5.
Entonces, si la cena pascual judía, dados los elementos ya descritos, tiene una semejanza
tal con la Última Cena celebrada por Cristo, que la misma comunidad cristiana lo ha entendido así
pese al elemento de novedad introducido por él, pasaremos ahora a realizar una comparación entre
los elementos de ambos acontecimientos:
 En el rito de la cena pascual judía el padre de familia pronunciaba la primera bendición
dirigida a Dios agradeciéndole por la fiesta y por el vino y en la Última Cena, Jesús
pronuncia una acción de gracias sobre el pan y el vino (Mt 26,27; Mc 14,23; Lc 22,17 y
1Cor 11,24), de hecho se menciona en los relatos eucarísticos del Nuevo Testamnto, que la
bendición del pan y del vino fue posterior a la cena, pero en el marco de la misma y en el
rito judío de la cena hay un momento que ya se ha mencionado, el birkat ha mazon, que es
la bendición más solemne de la tercera copa y en ello hay coincidencia en ambas cenas.
 En la pascua judía la sangre derramada remite al rito sacrificial, que presenta el aspecto de
la efusión de sangre6 con significación salvífica, pues en Ex 12,7.13 y 24,8 la sangre es
signo de salvación y alianza respectivamente y en la Última Cena, Jesús habla de su sangre
que será derramada por muchos para el perdón de los pecados y que con ello establece la
nueva alianza eterna (Mt 26,28; Mc 14,24; 1Cor 11,25).
 Pan y vino son parte de las listas canónicas de los productos de la tierra, repetidos muchas
en las acciones de gracias7 y como se observa en el rito judío de la cena pascual, son parte
imprescindible del mismo (Ex 12,8), de hecho, una parte del rito es la explicación de lo que
significa el pan ázimo y lo que representa cada una de las copas de vino y en la Última Cena
de Jesús estos dos elementos, el pan y el vino, forman parte de la cena, ciertamente en la
cena judía hay otros elementos como las hierbas amargas y el cordero pascual que no son
mencionados en la Cena de Jesús y sus apóstoles, pero los textos que narran la institución
de la cena hablan de que la bendición que Jesús pronunció sobre el pan y el vino aconteció
durante la comida, por lo que se puede suponer que ya antes pudieron comer la cena de
pascua.

5
Cfr. BOROBIO Dionisio, La celebración en la Iglesia, T. II, Op. Cit,. 206-207.
6
Cfr. AA. VV., Enciclopedia de la Eucaristía, Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao 2002, p. 55.
7
Cfr. Ibíd., p. 55.

3
 El relato de la pascua judía une la alianza del Sinaí (sangre de la alianza) y la nueva alianza,
según Jr 31,31;7 esta oración alcanza su punto culminante con la súplica y la muerte del
siervo aceptadas en lugar del sacrificio por vosotros. La saturación de estas reminiscencias
refuerza la novedad de la cena: la novedad está en la concentración en un espacio muy
restringido de temáticas diferentes, e incluso opuestas. Cada una queda superada al
desaparecer en la unidad. Se destaca un interés principal, la relación entre sangre, pan, vino
y palabra8

8
Cfr. AA. VV., Enciclopedia de la Eucaristía, Op. Cit., pp. 55-56.