Está en la página 1de 6
Alegatos Ovalle, J. (2013). Alegatos. En Derecho procesal civil (pp.191-195). México: Oxford. 8. Alegatos Objetivos Al concluir este capitulo, el alumno deberd ser capaz de: ® Definir los alegatos Explicar el contenido de los alegatos Definir qué es la citacion para sentencia ° © Explicar en qué forma pueden expresarse los alegatos ® ‘® Sefialar los efectos de la citacion para sentencia. 8.1 Concepto Los alegatos son las argumentaciones que expresan las partes, una vez reali- zadas las fases expositiva y probatoria, para tratar de demostrar al juzgador que las pruebas practicadas han confirmado los hechos afirmados y que son aplicables los fundamentos de derecho aducidos por cada una de ellas, con la finalidad de que aquél declare fundadas, én la sentencia definitiva, sus respec- tivas acciones 0 excepciones. Para Couture los alegatos de bien probado, como anteriormente se les desig- naba, son el “escrito de conclusidn que el actor y el demandado presentan luego de producida la prueba de lo principal, en el cual exponen las razones de hecho y de derecho que abonan sus respectivas conclusiones”.! El autor limita su concepto a la forma eserita de los alegatos. Por su parte, Becerra Bautista ex- presa que los alegatos “son las argumentaciones juridicas tendientes a demos- trar al tribunal la aplicabilidad de la norma abstracta al caso controvertido, con base en las pruebas aportadas por las partes”? Es claro que el acto procesal de los alegatos, al igual que la demanda, la contestacién de la demanda, el ofrecimiento, la preparacién y la aportacién de los medios de prueba, constituye una carga procesal, un “imperativo del propio interés”, y no una obligacién. Por otro lado, la Suprema Corte de Justicia ha considerado los alegatos como una de las formalidades esenciales del procedimiento, de modo que la 17 Eduardo J, Couture, Vocabulario juridico, Depalma, Buenos Aires, 1976, p. 98. 2 José Becerra Bautista, El proceso civil en México, 13* ed., Porria, México, 1990, p. 165. Parte 2. Juicio ordinario civil omisién por el legislador o por el juzgador de prever o de otorgar una oportuni- dad razonable para alegar constituiria una violacién a la garantia de audiencia establecida en el art. 14, parrafo segundo, de la Constitucién Politica? 8.2 Contenido Los alegatos deben contener, en primer término, una relacién breve y precisa de los hechos controvertidos y un andlisis detallado de las pruebas aportadas para probarlos. Con esa relacién y ese analisis generalmente se trata de de- mostrar al juzgador, por un lado, que con los medios de prueba aportados por la parte que expresa los alegatos quedaron debidamente probados los hechos que ella afirmé en la fase expositiva (normalmente en la demanda o en la contesta- cién a la demanda) y, por el otro, que los medios de prueba proporcionados por la parte contraria resultaron inadecuados, insuficientes 0 carentes de fuerza probatoria para confirmar los hechos que ella afirmé. En segundo término, en los alegatos las partes también deben intentar demostrar la aplicabilidad de los preceptos juridicos invocados a los hechos afirmados y, en su opinién, probados. Aqui se trata de expresar observaciones sobre la interpretacién de las normas juridicas, para lo cual resulta convenien- te citar y transcribir la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nacién y de los Tribunales Colegiados de Circuito, precisando el ntimero, el 6rgano jurisdiccional que integré la jurisprudencia, el rubro y la tesis, tal como lo exige el art, 196 de la Ley de Amparo. En ocasiones también sera tttil hacer referencia a la doctrina que se haya ocupado de la interpretacién de los precep- tos juridicos en cuestion. En tercer término, en los alegatos las partes concluyen que, tomando en cuenta que los hechos afirmados se han probado y se ha demostrado la aplica- bilidad de los fundamentos de derecho aducidos, el juez debe resolver en sentido favorable a sus respectivas acciones 0 excepciones. EJ CPCDF no tiene reglas especifieas sobre el contenido de los alegatos, pero la tradicién juridica ha sefialado generalmente las tres grandes partes que se han mencionado. A este respecto, se puede citar el art. 670 de la anterior Ley de Enjuiciamiento Civil espaiiola de 1881, que textualmente expresaba: fh fr. la tesis de jurisprudencia P./J.47/1995, “FORMALIDADES ESENCIALES DEL PROCEDINIENTO. SON LAS ‘QUE GARAKTIZAN UNA ADECUADA Y OPORTUNA DEFENSA PREVIA AL ACTO PRNATIVO", en SUF, Novena época, tu tl, diciembre de 1995, pp. 133 y 134, reg, 200,234. Publicada también con el nim. 218 del ASIF 1917-2000, t. |, p. 260, reg. 900,218. Sobre el tema, véase José Ovalle Favela, Garantias constitucionales del proceso, 3 ed., Oxford University Press, México, 2007, pp. 57 a 66.