Está en la página 1de 17

1

I. INTRODUCCION

El uso eficiente de la alfalfa brasilera debe basarse en el conocimiento


de sus procesos de crecimiento para permitir un manejo racional del cultivo. De
esta manera, su adaptabilidad a los distintos tipos de clima y suelo, su capacidad
para recuperar la fertilidad nitrogenada, sus niveles de producción y la calidad
del forraje son eficientemente aprovechados, integrando al cultivo a los
principales sistemas de producción agrícola ganaderos.

Una premisa básica debe ser considerada en el eficiente manejo de este


cultivo: la alfalfa brasilera es una de las pocas especies que tolera pastoreos
intensos, pero poco frecuentes; en cambio, no tolera pastoreos frecuentes,
aunque sean livianos. Los conocimientos generados en los últimos años han
permitido establecer normas de utilización que, correctamente aplicadas, se
traducen en una mayor productividad del cultivo.
2

II. REVISON BIBLIOGRAFICA

2.1. Alfalfa brasilera

Los ganaderos tienen en el Pasto Stylo ó alfalfa brasilera Stylosanthes


guianensis (Aubl) Sw. var., es una alternativa ventajosa para alimentar bien a
sus animales. Tiene un 18% de proteína, muy superior a otros pastos utilizados
por los ganaderos, además de tener muy buena palatabilidad. Aunque el ganado
la consume fresca en forma de pastoreo, es preferible prepararla como heno,
secada a la sombra. El problema del pastoreo es que los animales consumen
todas las partes de las plantas y de esta forma son eliminadas aquellas que
brotan, y que son las que reponen la plantación. (CASTELLOS 2010)

Se hace necesario entonces, la re-siembra con el consecuente gasto


adicional de tiempo y dinero. Una de las grandes ventajas que tiene este pasto
leguminoso, es que se desarrolla en todo tipo de suelo. Aquellos terrenos que
han perdido la capa vegetal, ó que por malas rotaciones de cultivos han perdido
la fertilidad, ésta planta logra desarrollarse y producir un pasto aceptable para el
ganado. Como planta leguminosa, tiene la propiedad de incrementar el contenido
de nitrógeno del suelo, a través de bacterias nitrificadoras que se alojan en
colonias en el sistema radicular. La alfalfa brasilera les suministra a las bacterias,
hidratos de carbono y recibe a su vez de estas, el nitrógeno en forma asimilable,
el cual lo extraen del aire que circula en el terreno. Como se sabe el nitrógeno
es uno de los elementos nutritivos más importantes en la alimentación de las
plantas, el aire contiene un 78% de este elemento. (CASTELLOS 2010)

Un terreno improductivo, sembrado con este pasto, al cabo de varios años


se recupera y puede ser utilizado nuevamente en la producción de cultivos,
observando ciertas técnicas de conservación de suelos. El pasto se adapta mejor
a las zonas lluviosas del país, donde la pluviometría promedio anual sea superior
a los 1,500 mms. de lluvia. Como señalamos se desarrolla bastante bien en todo
tipo de suelo, sin embargo, los arcillo-arenoso de buen contenido de materia
orgánica y un P H de 6.0 a 6.5 son los ideales para este cultivo. En relación con
la pluviometría el Ing. Expedy Pou, un profesional de la agropecuaria de mucha
3

experiencia, desde hace varios años cultiva la Alfalfa brasilera, señala que hay
zonas donde la pluviometría es bastante baja (900 mms. a 1,000 mms, y sin
embargo la alfalfa brasilera se desarrolla de forma regular. (CASTELLOS 2010)

2.2. Descripción

Alfalfa brasilera (Stylosanthes guianensis (Aubl) Sw. Var. Es una


leguminosa tropical ampliamente cultivada para forraje en los trópicos y
subtrópicos. (CASTELLOS 2010)

2.2.1. Morfología

La Alfalfa brasilera es una leguminosa perenne de corta duración, erecta


o semi-erecta que puede alcanzar una altura de 1-1,5 m y tiene una fuerte raíz
que está nodulada. Los tallos son muy ramificados y pueden ser leñosos en la
base. No tiene gemelos, a diferencia de otras leguminosas. Es una especie
frondosa que permanece verde bajo condiciones secas. Las hojas son
trifolioladas con hojuelas elípticas a lanceoladas, de 0.5-45 mm de largo x 20 mm
de ancho. La inflorescencia es una espiga de flores densas, con hasta 40 flores
por cabeza. Las flores son de color amarillo a naranja con rayas negras o rojas.
(MANNETJE, 1984).

El fruto es una vaina de una semilla, de 2-3 mm de largo x 1.5-2.5 mm de


ancho. Las semillas son muy pequeñas, de color marrón pálido o púrpura (US
FOREST SERVICE, 2014). Hay 7 variedades de Alfalfa brasilera, notablemente
var. guianensis (estilo común) y var. intermedia (tallo fino stylo) (Mannetje, 1984).
El estilo del tallo es y más cortos que el estilo común (1-2 mm de diámetro y solo
30 cm de altura). Su inflorescencia es un grupo más denso y las semillas son de
color marrón amarillento (MANNETJE, 1984).
4

2.2.2. Taxonomía

Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Faboideae
Tribu: Aeschynomeneae
Subtribu: Stylosanthinae
Género: Stylosanthes Sw.

FUENTE: Wikipedia

2.2.3. Utilización

La alfalfa brasilera es particularmente adecuada para forraje en áreas


subhúmedas tropicales y subtropicales con una estación seca marcada. Se
utiliza para heno, sistemas de corte y acarreo y pastos (COOK et al., 2005). La
alfalfa brasilera es bastante apetecible para el ganado cuando está maduro y
puede crecer en suelos relativamente infértiles. Puede ser intercalado con arroz
y exagerado en pastizales naturales. (KHOUTASVANG, 2005).

Es un cultivo de cobertura valioso en las plantaciones de coco y aceite de


palma (HUSSON et al., 2008). Mientras que normalmente se usa para la
alimentación de rumiantes también se usa para alimentar cerdos en el sudeste
asiático (KHOUTASVANG, 2005).

2.3. Aspectos Nutricionales

La Alfalfa brasilera tiene un contenido de proteína variable, que


generalmente es moderado (alrededor del 14%) pero puede ser tan bajo como
5

el 6% o superar el 20%. El contenido de fibra es bastante alto (más del 25% de


fibra bruta). Este pasto contiene taninos condensados (BALOYI et al., 2001;
THANG et al., 2010).

2.3.1. Alimentación de Rumiantes

La alfalfa brasilera es una valiosa leguminosa forrajera para rumiantes,


que generalmente lo consumen como heno (o secado al sol), forraje para cortar
y acarrear, o pastoreado. Al igual que otras leguminosas se usa a menudo como
un suplemento durante la estación seca para mejorar el valor nutritivo de los
forrajes de baja calidad, incluidos residuos de cultivos o subproductos como la
paja de arroz (THANG et al., 2010), restos de maíz (SAID et al., 1993), u otros
forrajes disponibles localmente (MATIZHA et al., 1997; AKINLADE et al., 2002;
KIYOTHONG et al., 2004; PEN et al., 2013).

2.3.1.1. Palatabilidad

La palatabilidad de la Alfalfa brasilera aumenta con la madurez. El stylo


fresco y joven no es muy apetecible para el ganado, posiblemente debido a las
cerdas en los tallos (SKERMAN, 1982; FAO, 2014). Tiene poca palatabilidad
durante la temporada de lluvias, pero se come fácilmente en la estación seca. Si
se mantiene corto, no se vuelve leñoso, sino que permanece frondoso y sabroso
(GOHL, 1982). Se observó una ingesta satisfactoria en el ganado cebú cuando
se alimentaba fresco como suplemento (PEN et al., 2013).

2.3.1.2. Digestibilidad

La digestibilidad la Alfalfa brasilera varía entre 51 y 67%, lo que es


bajo en comparación con otras leguminosas tropicales (GARDENER et al., 1982;
MUPANGWA et al., 2000; MAGALHAES et al., 2003). Tiene una alta proporción
de proteínas moderadamente solubles en comparación con otras leguminosas
tropicales (MAGALHAES et al., 2003).
6

2.3.1.3. Vacas lecheras

En Tailandia, el heno de Alfalfa brasilera es utilizado en asociación


con heno de yuca en cantidades moderadas (1-2 kg / d), como suplemento para
vacas lecheras alimentadas con un forraje basal de calidad moderada, redujo
significativamente la cantidad de concentrado sin alterar la producción de leche
(KIYOTHONG et al., 2004).

2.3.1.4. Ovejas

En Zimbabwe, cuando se ofreció como forraje exclusivo para


ovejas adultas, el heno Stylosanthes guianensis fue bien ingerido y cubrió
completamente su energía y los requisitos de N para el mantenimiento. La
ingesta fue mayor que la de Cassia rotundifolia y similar a la de lablab (Lablab
purpureus) y Macroptilium atropurpureum (MUPANGWA et al., 2000).

Con ovejas en crecimiento, la inclusión de 30% o más de heno de


Stylosanthes guianensis en la dieta de corderos en crecimiento alimentados con
forraje de mala calidad aumentó sustancialmente su ingesta, digestibilidad de
OM y aumento de peso vivo (SAID et al., 1993; ZIMBABWE, MATIZHA et al.,
1997; AKINLADE et al., 2002).

En ensayos comparativos con otras leguminosas, el heno de


Stylosanthes guianensis fue mejor que Macrotyloma axillare (SAID et al., 1993),
Desmodium intortum (SAID et al., 1993), Desmodium uncinatum (MATIZHA et
al., 1997) y Lablab purpureus (AKINLADE et al., 2002); fue comparable a
Aeschynomene histrix (AKINLADE et al., 2002); pero fue inferior a Macroptilium
atropurpureum (MATIZHA et al., 1997).
7

2.4. Tablas Nutricionales

Análisis Proximal Unid. Min. Max.


Materia Seca % 15.6 52.9
Proteína Cruda % 6.2 21.7
Fibra Cruda % 20.8 41.5
Extracto Etéreo % 1.2 4.2
Ceniza % 4.7 13.9
FDN % 35 61.8
FDA % 25.6 51.2

TABLA N 1. Compasión Química de la Alfalfa brasilera (BUNTHA et al.,


2006)

Minerales Unidad Min Max


Calcio g / kg DM 4.6 23.3
Fósforo g / kg DM 0.7 4.6
Potasio g / kg DM 5.1 31.2
Sodio g / kg DM 0 0.7
Magnesio g / kg DM 1.5 6.4
Manganeso mg / kg de MS 39 290
Zinc mg / kg de MS 14 75
Cobre mg / kg de MS 6 16

TABLA N 2 Composición Química Mineral de la Alfalfa brasilera (KHUC


THI HUE et al., 2006)

2.5. Ecología

2.5.1. Requerirnos del suelo

La Alfalfa brasilera prefiere los suelos bien drenados y de textura abierta,


desde las arenas hasta las arcillas ligeras (p. Ej., Latosoles tropicales, gleys,
8

limos y suelos podzólicos arenosos); pobres en arcillas montmorilloníticas


pesadas. Se encuentra en suelos con pH de 4.0-8.3, adaptación que varía con
el eco-tipo. Moderadamente tolerante al Al y Mn pero no con alta salinidad. Los
tipos de tardío son más tolerantes a los altos niveles de Al y Mn que los tipos
comunes. Puede extraer P muy eficientemente de suelos con bajo P, pero aún
responde a las aplicaciones de P, así como K, S, Ca y Cu en suelos con bajos
niveles de estos nutrientes. Necesita niveles más bajos de Mo que muchas otras
leguminosas tropicales. (MANNETJE 1984).

2.5.2. Humedad

Ocurre en áreas con precipitaciones de 700-5,000 mm / año, pero


principalmente de 1,000-2,500 mm / año. Aunque los cultivares sobreviven en
áreas de menor precipitación y pueden sobrevivir largos períodos secos,
generalmente se adaptan mejor a las regiones con una precipitación anual
promedio de > 1,500 mm. La tolerancia a las inundaciones y el anegamiento a
corto plazo varían con el eco-tipo. (MANNETJE 1984).

2.5.3. Temperatura

Principalmente se adapta a los trópicos húmedos y calientes, aunque en


algunos ecotipos también crecen satisfactoriamente en los subtrópicos
húmedos. Climas quemados por las heladas, pero las plantas generalmente
sobreviven a 1.000 msnm, aunque en algunas partes del trópico a 2.000 msnm.
(MANNETJE 1984).

2.5.4. Mejorador de suelo

La Alfalfa brasilera es una leguminosa fijadora de N que nodula fácilmente


y mejora el estado mineral del N en el suelo. Es capaz de extraer P de suelos
que son muy pobres en este nutriente y es tolerante a niveles bajos de Mo. En
Laos, el barbecho al estilo aumentó el rendimiento del arroz y disminuyó la
biomasa de las malezas (SAITO et al., 2006). En Nigeria, un barbecho de Alfalfa
9

brasilera que precede a una cosecha de maíz dio como resultado un rendimiento
de maíz similar al obtenido con la adición de 45 kg N / ha (TARAWALI, 1991).

2.5.5. Controlador de Malezas

Se informó que la Alfalfa brasilera controlaba malezas como Striga


asiatica , Rottboellia exaltata , Borreria alata , Boerhavia diffusa e Imperata
cylindrica (HUSSON et al., 2008).

2.6. Manejo

2.6.1. Establecimiento

La Alfalfa brasilera puede sembrarse solo o mezclado con especies


acompañantes. En Australia, a menudo se siembra con pastizales nativos
(PARTRIGE, 2003). Puede sembrarse en parcelas (7-12 semillas / parcela) y no
debe enterrarse ya que las semillas son muy pequeñas. Se puede transmitir
cuando se sobreexplota en pastizales. En áreas húmedas, puede sembrarse en
cualquier momento siempre que no haya un período seco durante su
establecimiento. En las partes más secas, se debe sembrar tan pronto como sea
posible después del inicio de la temporada de lluvias, y al menos dos meses
antes de que cese la lluvia (HUSSON et al., 2008).

2.6.2. Rendimiento

La Alfalfa brasilera es una leguminosa forrajera de alto rendimiento que


puede producir 10-20 t MS / ha dependiendo de la fertilidad del suelo (COOK et
al., 2005).

2.6.3. Pastoreo

La alfalfa brasilera puede ser pastoreado, pero es sensible al pastoreo


intenso. No debe pastarse hasta 6-8 semanas después de la siembra. El
pastoreo rotacional es preferible con intervalos de descanso de 4-8 semanas
10

(SKERMAN, 1982). La alfalfa brasilera ha utilizado para mejorar el valor nutritivo


de los pastizales naturales en Australia (PARTRIDGE, 2003).

2.6.4. Pasto de corte y acarreo

La Alfalfa brasilera puede cortarse fácilmente y luego darle fresco al


ganado. Sin embargo, cuando es joven, no es muy apetecible y se aconseja que
lo ablande para suavizar sus cerdas antes de ofrecérselo a los animales
(SKERMAN, 1982).

2.6.5. Heno y ensilaje

La Alfalfa brasilera puede producir heno valioso, pero debe manipularse


con cuidado para que no arroje sus hojas. Para la longevidad del césped, el estilo
no debe cortarse por debajo de 20 cm y no más de una vez al año (SKERMAN,
1982). Puede usarse como ensilaje cuando se ensila con sales y melazas (FAO,
2014).

2.6.6. Alimentación diferida

La Alfalfa brasilera es un valioso alimento diferido para el ganado ya que


su palatabilidad aumenta con la madurez (SKERMAN, 1982).
11

III. DISCUSION

3.1. Composición Nutricional

3.1.1. Proteína Cruda

Los datos reportados en cuanto a composición química de la Alfalfa


brasilera por BUNTHA et. al. 2011 son los siguientes

Análisis Proximal Unid. Min. Max.


Materia Seca % 15.6 52.9
Proteína Cruda % 6.2 21.7
Fibra Cruda % 20.8 41.5
Extracto Etéreo % 1.2 4.2
Ceniza % 4.7 13.9
FDN % 35 61.8
FDA % 25.6 51.2

Sin embargo, la página web http://www.tropicalforages.info nos indica que


el porcentaje de proteína cruda de la Alfalfa brasilera va de 12 – 20 %
respectivamente, casi no hay mucha variación en cuanto a estos datos.

3.1.2. Digestibilidad

La digestibilidad la Alfalfa brasilera varía entre 51 y 67%, según estos


autores (GARDENER et al., 1982; MUPANGWA et al., 2000; MAGALHAES et
al., 2003).

Sin embargo, la página web http://www.tropicalforages.info nos indica que


la digestibilidad de la Alfalfa brasilera va de 52 - 60% respectivamente, tampoco
existe una variación considerable.
12

3.2. Adaptabilidad

BINDER (1997) nos presenta el siguiente cuadro sobre la adaptabilidad


de la Alfalfa brasilera en cuanto a precipitación y altitud.

Precipitación Altura Tolerancia a


mm/año msnm
sequía inundación sombra quema
500-4000 650-2000
buena moderada buena poca a
excelente*

Sin embargo, la página web http://www.tropicalforages.info nos indica que


la alfalfa brasilera se puede adaptar de 500 - 2,250 msnm en cuanto a
precipitación anual nos indica que se adapta de 1,000-2,500 mm / año en este
último si existe una variación considerable.
13

IV. BIBLIOGRAFIA

AKINLADE, J.; SMITH, JW; LARBI, A.; ARCHIBONG, IO; ADEKUNLE, IO, 2002.
Forraje de sistemas de cultivo como suplementos de temporada seca para
ovejas. Trop. Grassl., 36 (2): 102-106.

BINDER, U. 1997. Manual de Leguminosas de Nicaragua. Tomo I y II.


PASOLAC, E.A.G.E. Estelí, Nicaragua. 528 p.

BUNTHA, P.; Ty, C., 2006. Materia seca extraíble con agua y fibra detergente
neutra como indicadores de la digestibilidad del tracto completo en cabras
alimentadas con dietas de diferente valor nutritivo. Más vivas Res.
Desarrollo Rural, 18 (3).

CASTELLOS, A.; 2010. Pasto Stylo ó alfalfa brasileña (Stylosanthes guianensis):


Una alternativa.

COOK, bg; PENGELLY, BC; BORNW, SD; DONNELLY, JL; ÁGUILSD, DA;
FRANCO, MA; HASON, J.; MULLEN, BF; PERDIZ, IJ; PETRERS, M.;
SCHULTZE-KRATF, R., 2005. Forrajes tropicales. CSIRO, DPI & F (Qld),
CIAT e ILRI, Brisbane, Australia.

FAO, 2014. Índice de pastizales. Un catálogo de leguminosas forrajeras y


forrajeras. FAO, Roma, Italia.

HUSSON, O. CHARPENTIER, H.; RAZANAMPARANY, C.; MOUSSA, N.;


MICHELLON, R.; NAUDIN, K.; RAZAFINTSALAMA, H.;
RAKOTOARINIVO, C.; RAKOTONDRAMANANA; SEGUY, L., 2008.
Stylosanthes guianensis. MANUEL pratique du semis direct à
Madagascar, volumen III. Fiches técnicas plantes de acoplamientos:
Légumineuses pérennes
14

JINGURA, RM; SIBANDA, S., 2001. Rendimiento y valor nutritivo de


leguminosas forrajeras tropicales cultivadas en partes semiáridas de
Zimbabwe. Trop. Grassl., 35 (3): 168-174

KEOBOUALAPHETH, C.; MIKLED, C., 2003. Rendimiento de crecimiento de


cerdos indígenas alimentados con Stylosanthes guianensis CIAT 184
como reemplazo para el salvado de arroz. Más vivas Res. Rur. Dev., 15
(9).
KHOUTSAVANG, B.; BOUAHOM, B.; OGLE, B., 2005. Efecto de los foliages
frescos de Stylosanthes guianensis (CIAT 184) y yuca (Manihot esculenta
Crantz), alimentados por separado o en una mezcla, sobre la ingesta de
piensos y nutrientes y el rendimiento de crecimiento de los cerdos. Parte
de la tesis doctoral, Mekarn.

KHOUTSAVANG, B., 2005. Uso de stylosanthes frescos (Styosanthes


guianensis), CIAT 184) y follaje de yuca (Manihot esculenta , Crantz) como
fuente de proteínas para cerdos mestizos. Tesis de doctorado, Mekarn.

KHUC THI HUE; PRESTON, TR, 2006. Efecto de diferentes fuentes de fibra
suplementaria sobre el crecimiento de conejos alimentados con una dieta
básica de espinacas de agua dulce (Ipomoea aquatica). Más vivas Res.
Desarrollo rural, 18 (4): 58.

KIYOTHONG, K.; WANAPAT, M., 2004. Complemento de heno de yuca y heno


stylo 184 para reemplazar el concentrado para vacas lecheras lactantes.
Asia Aust. J. anim. Sci., 17: 670-677.

MAGALHAES, LJ; CARNEIRO, J. d. C.; Campos, DS; Mauricio, RM; Alvim, MJ;
Xavier, DF, 2003. Composición química, digestibilidad y frio del nitrógeno
y carbohidratos de algas. Pasturas Tropicales, 25 (1): 33-37.

MANNETJE, L. (1984) Stylosanthes guianensis (Aublet) Swartz. In: 't Mannetje,


L. and Jones, R.M. (eds) Plant Resources of South-East Asia No. 4.
15

Forages. pp. 211-213. (Pudoc Scientific Publishers, Wageningen, the


Netherlands).

MATIZHA, W.; NGONGONI, NT; TOPPS, JH, 1997. Efecto de suplementar veld
heno con leguminosas tropicales Desmodium uncinatum , Stylosanthes
guianensis y Macroptilium atropurpureum en la ingesta, digestibilidad,
tasas de flujo de salida, retención de nitrógeno y aumento de peso vivo en
corderos. Anim Feed Sci. Technol., 69: 187-193.

MUPANGWA, JF; NGONGONI, NT; TOPPS, JH; ACAMOVIC T.;


HAMUDIKUWANDA, H.; NDLOVU, LR, 2000. Ingesta de materia seca,
digestibilidad aparente y excreción de derivados de purina en heno de
leguminosas tropicales alimentadas con ovejas. Pequeño Rumin. Res., 36
(3): 261-268
PARTRIDGE, IJ, 2003. Mejores pastos para los trópicos y subtrópicos. Sociedad
de pastizales tropicales de Australia.

PEN, M.; SALVAJE, DB; NOLAN, JV; SENG, M., 2013. Efecto de la
suplementación de Stylosanthes guianensis sobre la ingesta y el
metabolismo del nitrógeno del ganado Bos indicus ofreció una dieta basal
de paja de arroz mixta y pasto tropical. Anim Pinchar. Sci., 53: 453-457.

SKERMAN, PJ, 1982. Les légumineuses fourragères tropicales. FAO, Roma,


666 p.

TARAWALI, G., 1991. El efecto residual de los bancos de forraje de Stylosanthes


sobre el rendimiento del maíz en varios lugares de Nigeria. Trop. Grassl.,
25: 26-31.

THANG, CM; LEDIN, I.; BERTILSSON, J., 2010. Efecto de la alimentación de la


yuca y / o el follaje de Stylosanthes sobre el rendimiento del ganado de
cría cruzado. Trop. Anim Health Prod., 42 (1): 1-11.
16

V. ANEXOS

IMAGEN 1. Floración del pasto Alfalfa brasilera

IMAGEN 2. Hojas y floración de la Alfalfa brasilera


17

IMAGEN 3. Semillas de la Alfalfa brasilera

IMAGEN 4. Vacas pastoreando en plantaciones de Alfalfa brasilera

También podría gustarte