Está en la página 1de 12

Harold Gramatges.

La armonía
de la vida
Leonel Francisco Maza González
y Lourdes Castellón Sánchez
Iinvestigadores

E s un inmenso placer dedicar este


resumen en exclusiva para los lec-
tores de la Revista de la Biblioteca
Queremos expresar nuestra gratitud al
licenciado Eliades Acosta Matos, direc-
tor de esta institución, al historiador e
Nacional José Martí, sobre los resul- investigador que nos estimuló y motivó
tados de la recopilación de datos para a lo que accedimos sin vacilación.
la biografía del ilustre maestro, Harold
Adelantar la síntesis de lo que será
Gramatges Leyte-Vidal.
próximamente la biografía Pensado en
Esta tarea no ha sido fácil y de esto ti sobre el maestro Harold Gramatges
son testigos nuestros colegas, pues en Leyte-Vidal, título escogido a partir de
Cuba son pocos los que se dedican a su primera obra musical recogida en su
este trabajo a pesar de que existen las catálogo que es una romanza al estilo
memorias de personalidades de diferen- de Schumann, dedicada a su novia Ena
tes ámbitos, dígase, políticos, pedago- Susana Hartman (Manila), su esposa
gos, combatientes, músicos en espera en la actualidad.
de ser recopiladas y divulgadas; otras
En Santiago de Cuba, calle Heredia Nº
las hemos conocido desde estas pági-
54, 26 de septiembre de 1918 a la 01:20
nas, aportando un reflejo de lo que fui-
a.m. le nace al matrimonio conformado
mos, somos y seremos, y que
por el ingeniero Gabriel Gramatges y
constituyen la imagen más reciente de
Altagracia Leyte-Vidal, un niño de seis li-
nuestra historia.
bras al que dieron por nombre Harold
Nosotros, como lectores de esta mag- Guillermo Virgilio, quien fue recibido por
nífica Revista, conocimos de las pres- la comadrona Concha, una gruesa mula-
tigiosas personalidades que desde sus ta famosa en la ciudad por sus servicios.
páginas han dejado registrado sus más
En esta casa vive sus primeros seis años,
atinados trabajos, fuente de referencia
y desde su alumbramiento, su tierna alma
obligada.

68
fue destinada al mundo sonoro, prime- allí se gradúa de piano, teoría de la mú-
ro escuchando en el propio hogar a su sica y solfeo. En 1936 se traslada a La
amado padre, ingeniero de profesión y Habana con el interés de continuar es-
amante de la música; Gabriel tocaba el tudios de música en el Conservatorio
violín y la guitarra; siempre colmó de Real de Bruselas, Bélgica. Con su pro-
cariño al pequeño. fesora, la cubana Flora Mora, estudia
repertorio pianístico. Después matricula
Gustaba de visitar la finca de su abue-
en el Conservatorio Municipal de La
lo materno, el general mambí Francis-
Habana, único plantel de enseñanza su-
co Leyte-Vidal e Inarra, y con ello se
perior oficial que existía en Cuba.
fomenta y crece hasta la actualidad un
sentimiento de amor y devoción por los En él estudia un amplio programa de di-
caballos, al mismo tiempo que él y sus ferentes asignaturas: Análisis, Filosofía,
hermanos Gabriel y Ruth disfrutan de la Historia, Estética, Pedagogía, Armonía,
naturaleza en estas excursiones, acom- Contrapunto y fuga, Instrumentación y
pañado de la mascota de la familia: el composición, esta última a cargo de los
chivito “Pepe” y su caballo “Furia”. compositores Amadeo Roldán y José
Ardévol quienes a su vez ejercían como
En 1924 la familia se traslada para el
fundadores y directores de las orques-
Reparto Vista Alegre en calle 6 entre
tas Filarmónica y de Cámara de La Ha-
13 y 15, un hogar diseñado por su pa-
bana.
dre que por ese entonces ejercía la pro-
fesión de arquitecto, allí crece hasta Mientras estudia en el plantel, en 1942
convertirse en joven y comienza a re- obtiene por oposición una beca para
cibir sus primeras lecciones de música estudiar en los Estados Unidos de Amé-
de sus padres, magia que envolvió rá- rica Composición con Aarón Copland
pidamente a Harold, quien pronto fue en The Berkschine Music Center, de
capaz de reproducir música en el pia- Tanglewood, Massachussets. El premio
no por imitación auditiva. Ese año co- lo obtiene con su obra Sonata para
mienza a estudiar dicho instrumento con clavichémbalo ejecutada al piano por el
la profesora Zoila Figueras. propio Gramatges en un concierto el 20
de junio de ese propio año a cargo de
Su primera presentación se realiza
la Orquesta de Cámara de La Haba-
acompañando a su padre al piano,
na, donde también se escucharon otras
cuando apenas Gramatges tenía siete
cinco sonatas de jóvenes compositores.
años, en un concierto efectuado en la
sociedad teosófica Soy de Oriente, de Durante su estancia en los Estados
Santiago de Cuba. Unidos estudia con jóvenes que más
tarde llegan a ser grandes composito-
Los estudios primarios los cursa en la
res iberoamericanos, como Alberto
Escuela Pública Nº 33 de Vista Alegre
Ginastera, Blas Galindo, Pablo
y la media en la Escuela Superior de
Moncayo, Juan Ortega Salas, Héctor
Varones. Harold fue alumno fundador
Campos Parsi, Antonio Estévez, Héctor
del Conservatorio Provincial de Oriente
Tosar..., y toma clases de Dirección de
a partir del 24 de septiembre de 1927;

69
Orquesta con Serge Kussevitzki. Fue la creación de la música que realiza su
condiscípulo de Leonard Bernstein y maestro, para el filme norteamericano
Lukas Foss. A su regreso, Gramatges La heredera.
fundó en La Habana la Orquesta
Vuelve a Tanglewood (lugar donde es-
Sinfónica Juvenil del Conservatorio
tudió cuando ganó la oposición en 1942)
Municipal (1942-1948), al mismo tiem-
en el verano de 1949; allí asiste a con-
po es subdirector de la Orquesta de
ferencias impartidas por los composito-
Cámara de La Habana y funge como
res Paul Hindemithy y Bohuslav
director invitado de la Orquesta
Martinu. En New York asiste a las pre-
Sinfónica de Radio CMQ, también fun-
sentaciones de Bola de Nieve, a fun-
da la Orquesta Juvenil de Cámara del
ciones de ballet, y simultáneamente
Conservatorio de La Habana.
trabaja como profesor en academias
En enero de 1943 el joven y promete- privadas, Desde esa ciudad mantiene
dor compositor está entre los fundado- Gramatges correspondencia abundante
res del Grupo Renovación Musical; en con su familia y su profesor Aaron
mayo del propio año hace la partitura Copland, y compone Dos danzas cu-
para el ballet Icaro que se estrena con banas dedicadas a su hermana Ruth.
un éxito rotundo en el teatro
En síntesis, en la década del cuarenta
Auditórium, y lo interpreta magistral-
fue un activista de las cuestiones artís-
mente la primera ballerina Alicia
ticas de Cuba, un representante de sus
Alonso. Otro momento significativo en
colegas en el norte.
la vida del joven por esos años es la
obtención del premio Reinhold del Ca- De regreso se incorpora al conserva-
ribe y América Central convocado por torio, y se destaca también como escri-
la Orquesta Sinfónica de Detroit, Esta- tor con atinadas críticas, crónicas y
dos Unidos con su Sinfonía en mi. artículos publicados en la revista Con-
servatorio que constituyen un material
Aún sin concluir sus estudios, en 1944
importante, pues reflejan su amplio do-
pasa a formar parte del claustro del pro-
minio de las temáticas y sus análisis in-
pio conservatorio impartiendo Armonía,
vitan a la discusión del tema, por eso
Contrapunto, Composición, Historia de
en la actualidad aún tienen vigencia.
la Música y Estética hasta 1959.
Por estos años se consolida como pe-
En diciembre de 1948 regresa nueva- dagogo, profesión que ama y de la cual
mente a los Estados Unidos para asis- nunca se separa, pues va dando a sus
tir a seminarios sobre Análisis Musical discípulos lo mejor de su experiencia.
y Proceso Pedagógico en la Universi-
En 1950 obtiene el Premio Nacional de
dad de Columbia con los profesores
Música de Cámara otorgado por la Di-
Elliot, Carter y Ulises Kay.
rección de Cultura del Ministerio de
Con Aaron Copland en New York am- Educación con su obra Quinteto (para
plía sus horizontes musicales en parti- flauta, clarinete, fagot, viola y contra-
cular en lo referente a la música para bajo). Esta etapa es rica en reconoci-
el cine. Harold es discípulo y testigo de mientos a su trabajo como compositor:

70
sus obras se escuchan, no sólo en tor consumado, continúa divulgando su
Cuba, sino en el extranjero sobre todo obra en diferentes países y eso lo con-
en los Estados Unidos (New York), firman los variados programas conce-
donde su colega Alfonso Montecino bidos por las más disímiles instituciones.
(chileno) lo incluye en un programa en
En diciembre de 1952 contrae matrimo-
el Carnegie Hall con la obra Montuna
nio con su novia de la adolescencia,
el 12 de abril de 1950.
Manila Hartman, quien desde entonces
Se funda en La Habana la Sociedad y hasta la actualidad forma parte de su
Cultura Nuestro Tiempo en 1951 don- propia existencia.
de es elegido presidente Harold
En 1953 se crea la revista Nuestro
Gramatges, cargo en el que se mantie-
Tiempo, órgano oficial de la sociedad
ne durante la existencia de esta insti-
cultural homónima, siendo su director
tución, la cual reúne en su seno a
Harold Gramatges, quien además la en-
jóvenes progresistas con el objetivo de
riqueció con sus artículos, editoriales, crí-
promover la cultura en el país y ampliar
ticas de conciertos y ensayos. Las
el conocimiento de las artes contempo-
actividades de la Sociedad Cultural
ráneas
Nuestro Tiempo se agigantaron en el
En esta tarea se ponen de manifiesto año del centenario del apóstol José Martí
las dotes de organizador y dirigente, se y del asalto al cuartel Moncada en San-
reflejan sus inquietudes revolucionarias, tiago de Cuba dirigido por Fidel Castro
las cuales pasan a ser una necesidad y un grupo de valerosos jóvenes.
de primer orden por lo que se vincula
La institución y sus actividades se con-
a la Juventud Socialista y establece con-
vierten en constante preocupación para
tactos personales con figuras importan-
la tiranía batistiana, pues conoce que en
tes como Nicolás Guillén, Juan
su seno se mueven dirigentes de iz-
Marinello, Mirta Aguirre, y otros diri-
quierda, pero en realidad Nuestro Tiem-
gentes del Partido Socialista Popular
po sigue ofreciendo al pueblo otra
Desea regresar a los Estados Unidos posibilidad de conocer su ámbito cultu-
ese mismo año con el propósito de re- ral, sus principales figuras a diferencia
cibir nuevos cursos en la Universidad de otras instituciones creadas con y
de Columbia, pero como es de suponer, para la clase más poderosa (burgueses,
una vez conocido su apoyo a la patria, ricos y rufianes de todo tipo).
la embajada norteamericana en La Ha-
En el año 1954 se produce un hecho en
bana le denegó la visa por razones po-
el orden musical de relevancia en el ám-
líticas y su afiliación como intelectual de
bito del continente: el Festival de Músi-
izquierda. Esta situación no lo sorpren-
ca Latinoamericana de Caracas que se
de en lo personal, conoce al enemigo,
desarrolla del 22 de noviembre al 10 de
por lo tanto continúa su labor profesio-
diciembre. En él Harold participa en to-
nal y por ende creando buena música;
das las actividades centrales, de hecho
su capacidad musical sigue fluyendo
Venezuela se convierte en el corazón
como un manantial, es ya un composi-
musical del continente americano, allí se

71
dan cita los músicos más importantes ron obras excelentes de diferentes com-
del hemisferio y otras personalidades positores de América Latina y los Es-
de Europa. tados Unidos
Por Cuba asisten además de En dicho evento Cuba fue representa-
Gramatges, Edgardo Martín y Julián da por José Ardévol con Suite cuba-
Orbón, este último ganador del tercer na Nº 1; Harold Gramatges presentó
premio con su obra Tres versiones Dos danzas cubanas; Julián Arbón,
sinfónicas. Tres versiones sinfónicas; Edgardo
Martín con Sinfónica Nº 1, y además
Regresa a la patria cargado de nuevas
Aurelio de Vega con algunas de sus
ideas que enriquecen el trabajo de la So-
obras. Todos asistieron como invitados
ciedad Cultural Nuestro Tiempo y au-
de honor al festival.
mentan así las presentaciones y
actividades culturales en la institución. En las actividades colaterales fueron
En 1956 se da a conocer nuevas obras estrenadas en la radiodifusión nacional
de Gramatges. Aparece publicada por la en programa dirigido por el venezolano
casa editoras Elkan & Vogel de maestro Antonio Estévez, Serenata
Filadelfia dentro del álbum SXX Cuban para orquesta de cuerdas de Harold
Composers, su pieza para piano Prelu- Gramatges; otro éxito del evento lo
dio para el álbum. constituyó la ejecución de su Quinteto
para flauta, clarinete, fagot, viola y con-
En junio de 1955 se estrena en La Ha-
trabajo, obra que fue Premio Nacional
bana la obra de teatro Calígula con
de Música de Cámara (1950) en Cuba,
música incidental de Gramatges interpre-
que se incluía en el programa de la
tada por el conjunto instrumental oca-
agrupación de música contemporánea
sional, esta vez con Harold al piano.
que dirigió el maestro Primo Casale.
Otro éxito fue la trasmisión por la emi-
De regreso, continúa con su incansa-
sora BBC londinense de un programa
ble labor pedagógica y composicional,
radiofónico que incluyo su Serenata
cívica y social. En enero de 1958 asis-
para orquesta de cuerdas interpreta-
te Gramatges al Congreso de la Aso-
da por la London Philarmonic
ciación Interamericana de Música
Orchestra, bajo la dirección del maes-
celebrado en México D.F., pero la si-
tro Walter Goehr; este programa fue
tuación es muy difícil para el composi-
organizado por la Sociedad Internacio-
tor y para la sociedad cubana: el dolor
nal de Música Contemporánea auspicia-
y la incertidumbre los rodea. Harold
da por la UNESCO.
como muchos otros es acosado, sufre en
El Segundo Festival de Música Lati- carne propia la persecución, pues sus
noamericana de Caracas se realiza en- actividades se hacen cada día más peli-
tre marzo y abril de 1957, promovido grosas para su vida, pero a pesar de todo
como siempre por la Institución José se crece y lucha desde su trinchera, por
Ángel Lamas y presidida por el doctor eso viaja a Suecia como delegado al
Inocente Palacios. En él se interpreta- Congreso Internacional por la Paz.

72
En París conoce a Nadia Boulanger presidente del jurado del Festival Mun-
con quien viaja a Bucarest, Rumania, dial de la Juventud y los Estudiantes
para formar parte del jurado en el I celebrado en Viena.
Concurso Internacional de Piano
En 1960 es designado Embajador y
“George Enescu”. Allí se encuentra
Ministro Plenipotenciario de la Repú-
con su profesor Aarón Copland.
blica de Cuba en Francia, labor que
Por indicaciones de los compañeros del se extiende hasta 1964. En esta pro-
Partido Socialista Popular no regresa a pia etapa organiza conciertos en el
Cuba, parte hacia México donde co- Conservatorio Nacional de Música de
noce que la Revolución Cubana ha París con música cubana contempo-
triunfado. Retorna a su país el 6 de ene- ránea, dicta conferencias y asiste a
ro de 1959, con otros compañeros re- eventos culturales, incluso en otros
volucionarios, convencido de que se países.
había abierto para la historia cubana
Gramatges en este período hace la
una página de luz y justicia social.
música para cuatro cortometrajes: Re-
Amanece el 1º de enero de 1959 y con beldes (1960) Carnet de viaje ( 1961),
él Cuba despierta de esa enorme tra- Cuba Pueblo Armado (1961) y Haba-
gedia política y social que durante cin- na 61 (1962). En este último se utili-
cuenta y ocho años mantuvo el za su Serenata para orquesta de
desprecio y la humillación a las capas cuerdas (1947).
más humildes de la sociedad. A partir
En 1961 escribe Inmemoriam, home-
de entonces se ponen de manifiesto to-
naje a Frank País, mártir de la Revo-
das las añoranzas individuales y colec-
lución cubana, natal de Santiago de
tivas del pueblo; desde las montañas del
Cuba quien cae heroicamente el 30 de
Oriente llega un ejército de barbudos
julio de 1957. Al respecto Harold
encabezados por un joven líder, Fidel
Gramatges comenta “La obra está
Castro Ruz, que ofrece para la recons-
concebida en un solo movimiento,
trucción del país la participación de to-
constas de varias secciones dispues-
das las clases sociales, siendo
tas en forma de montaje cinematográ-
protagonista por primera vez el pueblo.
fico, tratando de expresar de manera
En el fulgor de estas transformaciones simbólica, nunca descriptiva o narra-
sociales el maestro Harold Gramatges tiva situaciones, lugares, luchas signi-
participa intensamente, es nombrado ficativas de la vida del Héroe
asesor del Departamento de Música de Santiaguero [...]”. Esta música fue
la Dirección General de Cultura; parti- además utilizada como banda sonora
cipa en las reformas del sistema cuba- en el cortometraje David (1961) del
no de enseñanza musical; es gestor de cineasta cubano Enrique Pineda
la creación de la Orquesta Sinfónica Barnet.
Nacional; organiza conciertos de músi-
Su producción musical asciende a más
ca cubana como pianista y director de
de 130 obras que abarcan varios géne-
orquesta. Ese mismo año participa como
ros. Son innumerables los conciertos en

73
Cuba y en el extranjero donde se ha edición del periódico Granma y una
escuchado su música, incluso ejecuta- partitura o boceto de su última obra,
da al piano por él o dirigiendo la orques- ahora el Canto Elegiaco con texto de
ta. Ha participado en diferentes eventos Federico García Lorca que está en pre-
científicos, culturales, como invitado y paración. Sus paredes son decoradas
jurado. con pinturas de Víctor Manuel,
Wifredo Lam, Amelia Peláez,
A partir de 1993 preside la Asociación
Mendive y otros fabulosos. Posee ade-
de Músicos de la UNEAC y en 1994
más una colección de caballitos con
es designado Miembro de Honor del
alrededor de 200 piezas, traída de di-
Consejo Iberoamericano de la música
ferentes países, que comprende dife-
(CIMUS) categoría que le es asignada
rentes tipo de clases, tamaños, colores,
en Madrid, España.
materiales como metal, cristal, porce-
El 8 de noviembre de 1996 se le con- lana, madera, esmalte, en fín, de muy
cede por la Sociedad General de Au- buen gusto.
tores y Editores (SGAE) de España el
Posee Gramatges una colección de
primer Premio Iberoamericano de la
cerca de 1 000 fotos que recorren su
Música Tomás Luis de Victoria.
vida personal y artística, muchas de
Harold Gramatges ha sido en múltiples ellas captadas por el lente de su cá-
ocasiones condecorado en Cuba y en mara en distintos eventos y países,
el extranjero con diplomas, medallas, pues es también soñador y amante de
premios, trofeos, órdenes, sellos, placas la naturaleza.
que suman más de setenta.
El cariño y respeto a los colegas, así
En su larga vida de hombre y crea- como las consultas relacionadas con la
dor ha cultivado la poesía, fotografía, cultura cubana, forman parte de la per-
pedagogía, investigación histórica. Es sonalidad de Harold Gramatges, y esto
un ferviente lector y fe de esto es su consta en su epistolario con diferentes
abundante y rica biblioteca personal, personalidades del mundo artístico, de
donde se pueden encontrar volúme- ahí que hemos seleccionado algunas
nes de obras de diferentes poetas, así misivas que por su contenido históri-
como enciclopedias musicales con los co y la relación estrecha con su tra-
estudios actuales, revistas, libros, et- bajo cotidiano y por ende sus éxitos,
cétera. En el estudio, al entrar, nos han dejado de ser documentos pasivos
sorprenden las Obras completas de en su archivo personal, para formar
José Martí, Nicolás Guillén, Alejo parte de la memoria activa de nuestro
Carpentier, las tesis de sus alumnos, patrimonio cultural. El comentario se
incluso la última novela o poema de hará en el orden cronológico que fue-
Pablo Armando Fernández, los cua- ron escritas:
dernos martianos preparados por el
poeta y ensayista Cintio Vitier. Sobre
su escritorio siempre está la última

74
De Alicia Alonso

La Habana, 8 de Agosto de 1947.

Sr. Harold Gramatges,


10 # 162 e/ 7 y 9,
Vedado.

Querido Harold:

Estas líneas son portadoras de mi agradecimiento más sincero por tu valiosa co-
operación en la realización de mi función homenaje, interpretando impecablemente
el solo de piano en el Ballet “Concerto”.

Cariñosamente

Alicia Alonso

75
De Wifredo Lam
Londres 17-Mayo /961

Sr. H. Gramatges
Paris

Estimado amigo Harold:


Lamento mucho de no haber estado en
Paris en la presentación del film sobre
Cuba “Pueblo Armado” de J. Ivens, es
que la película la pasaron?

En fin! Estaré dentro de dos o tres días


en París. Me gustaría verte, te telefonea-

Un abrazo, tu amigo
W. Lam
Salud y Patria

Estoy aquí en Londres para ocuparme de unos cuadros míos, mal vendidos y casi
robados.

El pintor en esta misiva se refiere al documental Cuba Pueblo Armado realizado en nuestro país por
el francés Jons Ivens, clasificado como mediometraje. La compañía productora fue el Instituto Cubano
de Artes e Industria Cinematográfica (ICAIC). El film aborda la creación de las Milicias Revolucionarias
en los campos y ciudades de Cuba, y la derrota de un grupo de alzados en las montañas. La música es
del destacado maestro Harold Gramatges.

76
De Alejo Carpentier
La Habana-9 Septiembre [de 1961].

Mi querido Harold:

Dos líneas para pedirte un pequeño favor.


He aquí de lo que se trata: hace unas se-
manas, un traductor al francés, M.
Durand, hizo entregar por un hijo suyo, a
la Señora Labrada, de la UNESCO, el
manuscrito en francés de un libro mío que
debe salir en Gallimard en Noviembre,
para que me lo trajera a Cuba, puesto que
ella tenía intenciones de regresar a nues-
tra patria muy pronto. Yo debía revisar ese
manuscrito, como hago con todas mis tra-
ducciones, y Durand retrocedía (con razón) ante el costo del envío, por avión, de
un manuscrito de 550 páginas.

Pero pasan los días y me entero, por Corrales, que la señora Labrada habrá de
demorar algo, todavía en venir. El tiempo pasa, y mi manuscrito debe entrar en
la imprenta, cuando antes, si es que el libro debe aparecer en Noviembre, fecha
esta que mucho interesa a Gallimard por muchos motivos

Por lo mismo, ya que el envío no puede demorar, te suplico lo siguiente: que res-
cates el manuscrito (Es el de mi novela “El Siglo de las Luces”), en caso de que
la señora Labrada demore todavía su regreso a Cuba, y me lo hagas llegar por
algún funcionario o viajero que venga a nuestra patria, o por la vía que resulte
más rápida. Es sumamente importante para mí.

Aprovecho la oportunidad, dándote las gracias anticipadas por la molestia oca-


sionada, para enviarte un abrazo, así como un gran saludo a tu esposa.

Tu invariable,
Alejo.

El viernes 15 del propio mes Gramatges le envió el manuscrito y cartas, con impreso certificado, y
recibió un cable informativo el 18, confirmando que lo había recibido. (En esta etapa Harold se
desempeña como Embajador en París).

77
De Nicolás Guillén
La Habana, marzo 13, 63.
Sr. Harold Gramatges,
Embajador de Cuba,
Paris.

Mi querido Harold:

De acuerdo con tu simpático ofreci-


miento cuando me visitaste antes de par-
tir (y se te había pasado el enca por lo
de N.T. Te pongo dos líneas para que
me hagas un grandísimo favor, a saber;
Que Me “achetes” un diccionario Fran-
cés-Español, Español-Francés. Un
Laroussse creo que sería bueno y no
costaría mucho. ¿De acuerdo? Sí, se-
ñor... entonces sal ahora mismo y en la
primera librería que encuentres a tu
paso adquiere el libraco y envíamelo que te lo agradeceré de todo mi coeur.

Recuerdos a tu mujer, ídem de la mía y para ti un fuerte abrazo de tu viejo y


aftmo,

Nicolás Guillén

Por favor el envío a mi casa, calle O No 2, piso 22, Edificio Someillan

La carta refleja una gran familiaridad, incluso Guillén utiliza algunos vocablos en francés como achetes
que significa adquirir y coeur –cuerpo– corazón, es decir su preocupación constante por la superación
cultural.

*******

78
La Habana; abril 24, 63

Sr. Harold Gramatges,


Embajador de Cuba,
Paris.

Mi querido Harold:
¡No, no quiero que pase un minuto más sin escribirte! (Aunque después de mi
experiencia de mi última carta, es de suponer que ésta la leeré en París antes
que tú.)
Te debo las gracias, a ti y a Manila por la resignación con que soportaron mi
lata, mi enfermedad, mi fiebre... y mis compras. Por fortuna para ustedes, todo
pasó como un relámpago.

El viaje de regreso, bueno, pero ¡qué largo! Como tuve que bajar en Gander y
Shannon (nieve, nieve, lluvia, lluvia, frío, frío...) se cayó el altarito que había le-
vantado con tanta paciencia como ciencia sin “pa” nuestro amigo Maya; y
reatrapé el resfrió y una ronquera. En realidad afonía (total) que me impidió arti-
cular ni siquiera una sílaba de las muy famosa voz de con-ciencia.

A Manila que todas las compras bien. Aunque falló la muchacha en la reducción
de los puntos italianos o yanquis, y los zapatos quedaron cortos por un punto.
¡Qué dolor para la dama! Aunque está empeñada en ver si alguien los quiere
llevar y que allá se los cambien...

Nada más por ahora. Para ti y Manila mi cariño, besos, abrazos, ¡vivas! Y vola-
dores. Los recordaré con el mayor cariño. Expresiones (como decían los viejos
camagüeyanos) a Maya, Gloria, todos

Un abrazo bien fuerte de


Nicolás

En esta carta se evidencia el gracejo popular propio del Poeta Nacional cuyo centenario se celebró en
Cuba en el año 2002. También si la leemos detenidamente observamos en sus líneas la voz que dice y
repite nieve, lluvia, frío, es decir describe poéticamente el estado del tiempo en esa ciudad, toda una
crónica periodística; o cuando comenta que lo atacó un resfriado y con su maestría poética afirma “ni
siquiera una sílaba de las muy famosas voz de la con-ciencia”; luego una gracia criolla dice ¡Qué dolor
para la dama! refiriéndose al dolor que le causaría a su esposa él tener que calzar un punto menos de
que llevaba y finaliza reflejando su origen camagüeyano, cuando utiliza expresiones como un vocablo
de su época de juventud.
Todas estas reflexiones son a partir de cómo nosotros recibimos o percibimos el mensaje de Nicolás
Guillén al maestro Gramatges, recordando que se tratan de dos grandes de la cultura cubana y sus
legados tienen vigencia siempre.

79