Está en la página 1de 4

Evaluación de un proyecto

PASOS EN LA EVALUACIÓN ECONÓMICA DE PROYECTOS

La evaluación constituye un balance de las ventajas y desventajas de asignar al proyecto


analizado los recursos asignados para su realización. Esta evaluación consiste en comparar
los beneficios y los costos del proyecto con miras a determinar si el cociente que expresa la
relación entre unos y otros presenta o no ventajas mayores que las que se obtendrían con
proyectos distintos igualmente viables. La evaluación económica de un proyecto de inversión
estudia los indicadores de:

 LIQUIDEZ: es el tiempo que se tarda en recuperar una inversión. Se reúnen los flujos
de caja generados para ver en cuánto tiempo igualan a los absorbidos.
 RENTABILIDAD: es el excedente bruto, es la diferencia entre los fondos generados y
los fondos absorbidos, pero sin utilizar la actualización, por tanto, es un método no
tan recomendable. El método que calcula el beneficio actual del proyecto es el del
valor actual neto, o sea, es el valor actual usando el descuento financiero de los flujos
y es la diferencia entre el valor actual de los fondos generados menos el valor actual
de los fondos absorbidos.
 RIESGO ECONÓMICO: no se puede evitar que en todo proyecto de inversión nos
veamos expuestos a un riesgo el cual debemos determinar con un análisis de
sensibilidad, el riesgo en la evaluación de un proyecto es la incertidumbre que se tiene
sobre la TIR. Es necesario evaluar los diferentes escenarios de un proyecto para
analizar si se va a cumplir esa tasa interna de retorno o no. Este análisis de sensibilidad
se hace en dos etapas:
1) Análisis de recalcular la TIR bajo diferentes hipótesis para averiguar la
sensibilidad, es decir, cuáles son las variables con mayor repercusión en la TIR
del proyecto.
2) Una vez hecho lo anterior se plasman distintos escenarios con los resultados
y tendríamos no una medida matemática, pero si una idea de aproximación al
riesgo del proyecto.

IMPACTO DEL PROYECTO

La meta de una evaluación de impacto es atribuir impactos a un proyecto y únicamente a ese


proyecto. Para poder hacerlo, se necesita un grupo de comparación para medir lo que
hubiese sucedido a los beneficiarios si el proyecto no se hubiera llevado a cabo. El proceso
de identificar ese grupo, recolectar los datos necesarios, y conducir los análisis relevantes
requiere de mucha y cuidadosa planificación.

Una buena evaluación de impacto provee las bases para una sólida formulación de políticas.
Nos ayuda a entender si el proyecto ha tenido impacto o no, cuán grande es ese impacto, y
quién se ha beneficiado (o no). Además de proporcionar evidencia firme que puede utilizarse
para sopesar y justificar prioridades de políticas, la evaluación de impacto también puede
utilizarse como una herramienta de gerenciamiento-por resultados. A medida que la
evaluación avanza a la par del proyecto, puede utilizarse para testear características del
proyecto, para modificar el diseño y mejorar la efectividad en el tiempo. Entre otras cosas,
las evaluaciones de impacto pueden ayudar quienes diseñan las políticas a examinar el efecto
de un piloto, comparar diferentes modos de prestaciones, y examinar el impacto del proyecto
para diferentes poblaciones. Sobre todo, la evaluación de impacto nos permite aprender qué
proyectos funcionan en qué contextos, y usar estas lecciones para informar a las
generaciones siguientes acerca de políticas no sólo en el país de interés, sino también en
otros países. Finalmente, el ejercicio de llevar a cabo una evaluación de impacto contribuye
a construir y sostener capacidades nacionales para una formulación de políticas basada en
evidencia.

ENFOQUE DE EFICIENCIA

El concepto de eficiencia de un proyecto está asociado al criterio de asignación óptima de


recursos. Una política es eficiente (Optimo de Pareto) si su implementación genera una
mejora en el bienestar de al menos una persona sin que se deteriore el bienestar de ninguna
otra. Dicho de otra manera, el concepto de eficiencia de Pareto se enmarca en una estrategia
donde no hay perdedores (Estrategia Ganador-Ganador).

El criterio de óptimo de Pareto encuentra serias dificultades en su aplicación práctica a nivel


de la evaluación de Proyecto o de Políticas específicas, ya que en la mayor parte de los casos
un Proyecto genera simultáneamente ganadores y perdedores.

Por esta razón en el análisis económico Costo-Beneficio se maneja un criterio alternativo de


Eficiencia menos restrictivo, denominado Mejora de Pareto (u Optimo de Pareto potencial)
o también conocido como criterio de Kaldor-Hicks. El criterio de Mejora de Pareto asume que
la Política o proyecto a desarrollarse es eficiente si el mismo puede generar ganancias
suficientes como para compensar a quienes puedan sufrir pérdidas. En otras palabras, una
política o proyecto promueve la eficiencia económica cuando genera una ganancia neta a
nivel de toda la sociedad, cuando el total de beneficios resulta superior al total de costos que
debe incurrir. Un aspecto crítico del criterio de Kaldor-Hicks es que el concepto de Eficiencia
no toma en cuenta quienes son los beneficiarios y quienes los perjudicados, ni tampoco de
que efectivamente los ganadores hayan compensado efectivamente a los perdedores de la
implementación de la política o proyecto.

BENEFICIOS Y COSTOS

El análisis costo-beneficio es una herramienta financiera que mide la relación entre los costos
y beneficios asociados a un proyecto de inversión con el fin de evaluar su rentabilidad,
entendiéndose por proyecto de inversión no solo como la creación de un nuevo negocio, sino
también, como inversiones que se pueden hacer en un negocio en marcha tales como el
desarrollo de nuevo producto o la adquisición de nueva maquinaria.

Mientras que la relación costo-beneficio (B/C), también conocida como índice neto de
rentabilidad, es un cociente que se obtiene al dividir el Valor Actual de los Ingresos totales
netos o beneficios netos (VAI) entre el Valor Actual de los Costos de inversión o costos totales
(VAC) de un proyecto.
B/C = VAI / VAC

Según el análisis costo-beneficio, un proyecto o negocio será rentable cuando la relación


costo-beneficio es mayor que la unidad.

B/C > 1 → el proyecto es rentable

Los pasos necesarios para hallar y analizar la relación costo-beneficio son los siguientes:

 Hallar costos y beneficios: En primer lugar, hallamos la proyección de los costos de


inversión o costos totales y los ingresos totales netos o beneficios netos del proyecto
o negocio para un periodo de tiempo determinado.
 Convertir costos y beneficios a un valor actual: Debido a que los montos que hemos
proyectado no toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo (hoy en día tendrían
otro valor), debemos actualizarlos a través de una tasa de descuento.
 Hallar relación costo-beneficio: Dividimos el valor actual de los beneficios entre el
valor actual de los costos del proyecto.
 Analizar relación costo-beneficio: Si el valor resultante es mayor que 1 el proyecto es
rentable, pero si es igual o menor que 1 el proyecto no es viable pues significa que los
beneficios serán iguales o menores que los costos de inversión o costos totales.
 Comparar con otros proyectos: Si tendríamos que elegir entre varios proyectos de
inversión, teniendo en cuenta el análisis costo-beneficio, elegiríamos aquél que tenga
la mayor relación costo-beneficio.

PRECIOS PRIVADOS Y SOCIALES

En teoría económica el costo social se compone del costo alternativo de los recursos usados
en la producción de un bien, más cualquier pérdida de bienestar o incremento en los costos
que la producción de ese bien pueda ocasionar a cualquier otra actividad productiva.

Así, por ejemplo, el costo social para el país de producir petróleo es la cantidad de otros
bienes que se dejan de producir con esos mismos recursos, más eventuales costos de
contaminación que dicha actividad pudiera acarrear. El costo social de una actividad que
poluciona un río es igual al costo privado de la misma, más los costos de contaminación que
afectan a la comunidad. Por lo tanto, no siempre los costos privados coinciden con los costos
sociales.

Por otro lado, el costo privado incurrido por un agente económico privado en la realización
de alguna actividad económica.

Solamente incluye el costo alternativo de la actividad desde el punto de vista privado, no


considerando las eventuales ganancias o pérdidas de bienestar que esa actividad pueda
ocasionar a terceras personas. Por lo tanto, es el costo pertinente para una empresa privada,
que no considera otros costos eventuales que pudieran afectar a la economía como un todo.

BIBLIOGRAFÍA
 Duarte, C. (2017). Evaluación económica de proyectos de inversión. 17 de
noviembre de 2018, de Gerencie. Sitio web:
https://www.gerencie.com/evaluacion-economica-de-proyectos-de-
inversion.html
 Anónimo. (2006). La Evaluación de Impacto y el Ciclo de Proyecto. 17 de
noviembre de 2018, de Desconocido. Sitio web:
http://siteresources.worldbank.org/INTISPMA/Resources/383704-
1146752240884/doing_ie_series_01_spanish.pdf
 Roche, H. (2016). Análisis costo-beneficio (acb) y la eficiencia económica en la
asignación de recursos. 18 de noviembre de 2018, de Facultad de Ciencias
Económicas y de Administración Sitio web:
http://eva.fcea.edu.uy/pluginfile.php/95662/mod_resource/content/1/2.%20HR
2016%20Analisis%20Economico-Enfoque%20Eficiencia_doc.pdf
 Arturo. (2018). El análisis costo-beneficio. 16 de noviembre de 2018, de
CreceNegocios. Sitio web: https://www.crecenegocios.com/el-analisis-costo-
beneficio/
 Anónimo. (2018). Costo Social. 16 de noviembre de 2018, de Eco-finanzas. Sitio
web: https://www.eco-finanzas.com/diccionario/C/COSTO_SOCIAL.htm
 Anónimo. (2018). Costo Privado. 16 de noviembre de 2018, de Eco-finanzas. Sitio
web: https://www.eco-finanzas.com/diccionario/C/COSTO_PRIVADO.htm