Está en la página 1de 28

VI.

- AEROGENERADORES MODERNOS
http://libros.redsauce.net/

VI.1.- INTRODUCCIÓN

Opciones de diseño en generadores y conexión a red.- La parte eléctrica se puede diseñar tan-
to con generadores síncronos como asíncronos, y con varias formas de conexión del generador, directa o
indirecta, a la red.
La conexión directa a red significa que el generador está conectado directamente a la red de corrien-
te alterna (generalmente trifásica).
La conexión indirecta a red significa que la corriente que viene del alternador pasa a través de una
serie de dispositivos que ajustan la corriente para igualarla a la de la red; en generadores asíncronos
esto ocurre de forma automática.

Opciones de velocidades del generador.- La topología empleada para convertir la energía mecá-
nica procedente del viento en energía eléctrica condiciona directamente el comportamiento de la aero-
turbina en cuanto a su velocidad de rotación. La forma en que dicha velocidad pueda variar es decisiva
en cuanto:
Al aprovechamiento del recurso eólico, por la variación del TSR
Al impacto por la interconexión del aerogenerador a la red eléctrica
A las solicitaciones mecánicas a las que se ve sometido

Velocidad constante.- En estas máquinas la variación de la velocidad es menor del 2%; para con-
seguir un mayor aprovechamiento del viento, la configuración más utilizada es la de un motor asíncrono
directamente conectado a la red eléctrica; una variante muy extendida es la de emplear un generador
asíncrono con dos devanados, uno de 6 polos para velocidades del viento bajas y otro de 4 polos para ve-
locidades del viento mayores.

Velocidad prácticamente constante.- En estas máquinas la variación de la velocidad es menor


del 10%; son generadores asíncronos con resistencias en el rotor, de forma que permiten mayores des-
viaciones de deslizamiento.

Velocidad variable.- Son las máquinas con mayor presencia en el mercado; son generadores asín-
cronos doblemente alimentados y generadores síncronos conectados a la red mediante un enlace de con-

VI.-129
tinua; en ambos casos las variaciones de velocidad obtenidas son similares.
En la segunda opción se encuentran los sistemas de transmisión directa que utilizan un generador
síncrono multipolos sin caja multiplicadora.

Generador Arrancador suave


Transformador

Caja de
engranajes
Banco de
condensadores

Fig VI.1.- Aerogenerador de velocidad fija con banco de condensadores

Sistema de refrigeración.- Los generadores necesitan refrigeración durante su funcionamiento.


En la mayoría de las aeroturbinas la refrigeración se lleva a cabo encapsulando el generador en un con-
ducto, utilizando un gran ventilador para la refrigeración por aire.
Algunos fabricantes usan generadores refrigerados por agua, que se construyen de forma más com-
pacta, lo que les proporciona algunas ventajas en cuanto a rendimiento eléctrico, aunque precisan de un
radiador en la góndola para eliminar el calor del sistema de refrigeración.

VI.2.- SISTEMAS DE CONTROL

VELOCIDAD DE LA AEROTURBINA

Funcionamiento por variación del ángulo de paso, Pitch control.- El control de la potencia
por variación del ángulo de paso de las palas, (control del par torsor para evitar sobrecargas en la caja
multiplicadora y en el generador), es un proceso mecánico, lo que implica que el tiempo de reacción del
mecanismo de cambio del ángulo de paso viene a ser un factor crítico en el diseño de la turbina.
En un generador se puede empezar a aumentar el deslizamiento una vez se esté cerca de la poten-
cia nominal de la turbina. La estrategia de control, aplicada en un diseño ampliamente utilizado en tur-
binas danesas, es la de hacer funcionar el generador a la mitad de su deslizamiento máximo cuando la
turbina está funcionando próxima a su potencia nominal.
Se diferencian dos estrategias de control de potencia, según que la potencia generada esté por enci-
ma o por debajo del régimen de funcionamiento nominal:

a) Cuando sopla una ráfaga de viento, se supera la potencia nominal; las señales del mecanismo de
control hacen que el deslizamiento aumente permitiendo que el rotor gire un poco más rápidamente, hasta
que el mecanismo de cambio de paso de las palas pueda hacer frente a la situación, orientándolas, pasan-
do a capturar menos potencia del viento; una vez que el mecanismo de cambio de paso ha hecho su traba-
jo, el deslizamiento disminuye de nuevo.
b) En el caso de que el viento caiga de repente, el mecanismo aplicado es el inverso. El control com-
prueba varias veces por segundo la potencia generada, al igual que en el caso anterior, y como interesa
VI.-130
capturar la máxima energía posible del viento, el control modifica el ángulo de paso al óptimo.
Aunque estos conceptos puedan parecer simples, asegurar que los dos mecanismos de control coo-
peran de forma eficiente es todo un reto técnico.
El mecanismo de cambio del ángulo de paso suele ser hidráulico o mediante motores de continua,
alojados en el cubo.

Fig VI.2.- Curvas de potencia para máquinas reguladas por Pitch, Stall y Pitch-Stall

Control por pérdida aerodinámica, Stall control.- Los aerogeneradores de regulación por pér-
dida aerodinámica tienen las palas unidas al cubo en ángulo fijo; el perfil de la pala está diseñado aerodi-
námicamente para asegurar la pérdida de sustentación al alcanzar la velocidad de diseño.
La principal ventaja de la regulación por pérdida aerodinámica es que se evitan las partes móviles
del rotor y el complejo sistema de control.
En contra, presenta un problema de diseño aerodinámico muy complejo, con las complicaciones que
se derivan de las vibraciones provocadas por la pérdida de sustentación.
El ángulo de incidencia del viento es mayor en la base de la pala (unida al cubo) que en la punta
(donde ya se ha desviado el tubo de corriente); la pala está torsionada con el fin de que el ángulo de ata-
que sea el óptimo en toda ella para provocar gradualmente, a velocidades del viento altas, la pérdida de
sustentación a lo largo de la misma.

Control activo por pérdida aerodinámica, Active stall control.- En los aerogeneradores de
mayor potencia se ha incorporado un active stall en el que las palas pueden girar sólo unos grados, me-
nos de 10º,”pitch”, para ajustar mejor el perfil de stall (pérdida) en la zona de altas velocidades del viento
(18÷ 25 m/seg). Técnicamente estos aerogeneradores se parecen a los de regulación por cambio del án-
gulo de paso, dado que ambos tienen las palas orientables. Para obtener una fuerza de giro razonable-
mente alta a velocidades del viento bajas, las palas se orientan (como máximo 10º) como en los aeroge-
neradores de regulación por cambio del ángulo de paso.
Sin embargo, cuando el aerogenerador alcanza la velocidad nominal presenta una diferencia impor-
tante respecto a la regulación por cambio del ángulo de paso; si el generador se sobrecarga, las palas de
la turbina se orientan en sentido contrario al que lo harían las reguladas por cambio del ángulo de paso,
VI.-131
es decir, se aumenta el ángulo de paso de las palas para que se produzca antes la pérdida de sustenta-
ción, con el fin de consumir el exceso de energía del viento generando turbulencias.
La principal ventaja de la regulación activa por pérdida aerodinámica es que la producción de poten-
cia se controla con más exactitud que con la regulación pasiva y, además, la máquina puede funcionar
casi a potencia nominal para un amplio rango de velocidades del viento (en el caso de un aerogenerador
con regulación pasiva por pérdida aerodinámica, a altas velocidades del viento se produce una caída en
la producción de energía eléctrica, ya que las palas tienen una pérdida de sustentación mayor).
El mecanismo de regulación suele ser hidráulico o eléctrico y se aloja en el cubo.

Control de la potencia.- La potencia generada en los aerogeneradores procede del viento, que no
es controlable, por lo que se requiere de un sistema de regulación que controle la energía extraída por el
rotor. El punto de funcionamiento de la turbina eólica se determina continuamente con la velocidad y la
variación del viento, pudiéndose distinguir unos estados operativos básicos, que supervisa continua-
mente el sistema de control:

a) Turbina parada, consecuencia de que la velocidad del viento es menor que la velocidad de conexión,
(suele ser de 3 a 5 m/seg), o que la velocidad del viento sea muy elevada

b) Turbina a carga parcial, en la que interesa capturar del viento la máxima energía posible para lle-
gar cuanto antes a la potencia nominal, que será la velocidad del viento, entre 12 y 15 m/seg

c) Turbina a plena carga, en la que la velocidad del viento es mayor que la nominal y menor que la de
desconexión, del orden de 25 m/seg
Supervisión
El control de aerogeneradores consiste en un sistema de: 
 Control de la potencia y velocidad

El sistema de control encargado de la supervisión, a partir de las mediciones, genera:

Valores de referencia para el sistema de control de potencia y de la velocidad


Señales de control secuenciales, haciendo posible que el aerogenerador pase de un estado operativo a
otro
Chequeos secuenciales del estado del aerogenerador, realizando las funciones de protección

Control de potencia ( que actúa sobre el rotor )


El sistema de  , se
Control de velocidad ( que actúa sobre el convertidor que gobierna el generador )
puede considerar como dos subsistemas por separado.

El de potencia controla el par, suavizando la potencia de salida del aerogenerador, amortiguando las
oscilaciones electromecánicas.
El de velocidad controla el ángulo de paso de las palas, con el fin de:

- Capturar toda la energía posible para unas condiciones atmosféricas dadas


- Proteger el rotor, el generador y los equipos de electrónica de potencia de sobrecargas durante ráfagas
de viento
- Proteger las partes mecánicas de la aeroturbina después de la pérdida de carga, momento en que crece
la velocidad del rotor, pudiéndose producir el embalamiento
A carga parcial se pueden considerar dos tipos básicos de sistemas de control de aeroturbinas:
El primero se basa en que la máxima potencia extraible del viento es para un TSR óptimo. La memo-
ria del sistema de control tiene almacenada la curva característica de potencia de la aeroturbina y, como
VI.-132
continuamente se están midiendo la velocidad del viento y del rotor, se calcula el TSR correspondiente y se
le compara con el óptimo de referencia. La señal de error se transmite al sistema de control que modifica
la velocidad de la aeroturbina minimizando el error.
El segundo se basa en la potencia máxima. Cuando el aerogenerador está en funcionamiento, la velo-
cidad del rotor puede aumentar o disminuir en pequeños incrementos, midiéndose continuamente la po-
tencia generada en función de la velocidad del viento.
Si la variación de la potencia es dN > 0, la velocidad del rotor se incrementa; si dN < 0, la velocidad
dw dw
del rotor disminuye y si d N ≈ 0, la velocidad del rotor no se modifica.
dw

La estructura del sistema de control depende del tipo de aerogenerador utilizado.


Para aerogeneradores de velocidad constante (con variación del ángulo de paso), el sistema de con-
trol actúa sobre las palas del rotor.
Para aerogeneradores de velocidad variable se tiene, además, el control de la velocidad.
En algunos casos se utilizan sistemas de control diferentes para el arranque, parada y operaciones
intermedias
Las tecnologías de conversión pueden ser varias según:
El tipo de generador que empleen
El control de potencia aerodinámico que les caracteriza
La necesidad de utilizar caja multiplicadora, o no
Empleen convertidor y si éste es para toda la potencia o para parte de la potencia

VI.3.- AEROGENERADORES DE VELOCIDAD CONSTANTE

En los aerogeneradores de velocidad constante, pala fija y regulación por “stall”, equipados con gene-
rador de inducción asíncrono rotor jaula de ardilla conectado directamente a la red, sin convertidor, es
necesario utilizar una caja multiplicadora y un compensador de reactiva para reducir la demanda de po-
tencia reactiva a la red (una solución menos económica consistiría en introducir un convertidor). Para
compensar el consumo de reactiva van equipados con un banco de condensadores.
Los aerogeneradores de la Fig VI.3, series I, II y III, están conectados directamente a la red, sin
convertidor, por lo que no es posible controlar rápidamente la potencia activa.
La regulación pasiva por pérdida aerodinámica I no permite limitar la potencia.
Si se desea un control que no provoque tantos problemas estructurales se recurre a la regulación
activa ya sea por variación del ángulo de paso I ó por pérdida activa aerodinámica III.
Para evitar las altas corrientes de arranque se usa un soft-starter, (arrancador suave).
En los modelos de mayor potencia, Fig VI.4, tipo IV hasta 2 MW, se incorpora un active stall en el
que la pala puede girar hasta 10º, para ajustar mejor el perfil de stall (pérdida) en la zona de altos vien-
tos (18÷ 25 m/seg); algunos modelos están equipados con dos generadores, uno de potencia nominal
para vientos medios y altos, y el otro de una fracción de la misma para funcionar a bajas potencias en
caso de vientos bajos; necesita un compensador de reactiva en funcionamiento continuo y un arranca-
dor suave.
Ante los problemas mecánicos a que se ve sometido el sistema cuando se producen ráfagas de vien-
to, algunos fabricantes han optado por generadores de rotor bobinado que permiten añadir resistencias
en el rotor para variar la velocidad en un pequeño rango, controladas con el convertidor electrónico (de
poca tensión y elevada corriente), permitiendo actuar sobre la velocidad en la que trabaja el generador.

VI.-133
Control
(I).- Pitch
(II).- Stall
(III).- Active Stall
Fig VI.3.- Aerogenerador con generador de inducción, sin convertidor: Tipo I con regulación de potencia por variación del ángulo
de paso; tipo (II) por pérdida aerodinámica; tipo (III) por perdida aerodinámica activa

Campo de velocidad más alto; Tensiones mecánicas más bajas ; Menores pulsaciones en la red
Mantiene la compensación de energía reactiva ; Usa básicamente colector de anillos
Mejora en OptiSlip (no anillos) ; Campo de velocidades limitado al 5 -10% de la velocidad nominal
Elevadas pérdidas de energía en el rotor
Fig VI.4.- Aerogenerador (Tipo IV) con generador de inducción de rotor bobinado con una resistencia variable controlada por un
convertidor, caja multiplicadora y compensador de reactiva

Fig VI.5.- Medidas de la velocidad del viento, velocidad del rotor, ángulo de las palas y potencia de salida

Es, por lo tanto, un controlador dinámico del deslizamiento que ofrece un campo de variación de la
velocidad desde la de sincronismo, hasta un 10% más cuando la resistencia del rotor es máxima. Para
evitar la presencia de anillos rozantes, las señales de control se transmiten mediante una conexión ópti-
ca (sistema OptiSlip), que es una variante interesante del generador de inducción de deslizamiento va-
riable que evita los problemas que introducen los anillos rozantes, las escobillas, las resistencias exter-
nas y el mantenimiento. Montando las resistencias externas y el sistema electrónico en el rotor, el pro-
blema de cómo comunicarle al rotor la cantidad de deslizamiento que necesita, lo resuelve usando comu-
nicaciones de fibra óptica, enviando la señal a través de la electrónica del rotor cada vez que pasa por
una fibra óptica fija.

Comportamiento respecto a la red.- Estas aeroturbinas transmiten las variaciones de potencia


VI.-134
del viento a la red sin amortiguarla, por lo que la potencia de salida a la red es muy variable, con fuertes
picos en caso de ráfagas de viento. También transmiten el efecto de interferencia que hacen las palas al
pasar delante de la torre, en la región de 3÷ 8 Hz, lo que es una causa de flicker, (parpadeo).
La regulación de la frecuencia de la velocidad de giro es sólo posible si se puede cambiar el número de
polos de la máquina o se tienen dos generadores (uno para vientos medios y altos, y otro para vientos
bajos). Lo mismo sucede con la regulación de la tensión ya que siempre está consumiendo reactiva, pu-
diéndose regular sólo un pequeño margen con la batería de condensadores para obtener un factor de po-
tencia (cos ϕ) próximo a la unidad.
Ante los huecos de tensión reacciona aumentando la velocidad de giro de las palas ya que el par
eléctrico resistente se reduce con el cuadrado de la tensión, al disminuir ésta por el hueco.
Para evitar el embalamiento de la máquina, ésta se desconecta para protegerla de la sobreveloci-
dad. Sin embargo, si la duración del hueco es pequeña, por despejarse rápidamente la falta que lo ha
producido, se aplica de nuevo el par resistente eléctrico frenándose la máquina. La inestabilidad de la
máquina depende del tiempo que se tarde en eliminar la falta, por lo que se puede establecer un tiempo
mínimo para evitar que se disparen las protecciones de sobrevelocidad de la máquina.
El tipo de falta, es decir su severidad y grado de generación eólica (magnitud del viento) en el mo-
mento de producirse el hueco, influyen en la aceleración que adquiere el aerogenerador, por ser diferen-
tes los pares eléctrico y mecánico producidos.

VI.4.- AEROGENERADORES DE VELOCIDAD VARIABLE

a) Con control Pitch, equipados con generador asíncrono de rotor devanado y convertidor
electrónico entre el rotor y la red

El estator está acoplado directamente a la red a través de un transformador; el rango de variación


de la velocidad del generador es en uno de cuatro polos, desde 1400÷ 1750 rpm. La caja multiplicadora
es de tres etapas, con una relación de multiplicación 1/60. El control de la potencia es más exacto ya
que se recurre a una regulación activa, variando el ángulo de paso, ó variando la velocidad, optimizando
la energía extraída del viento a distintas velocidades del mismo.
Con el uso de convertidores (ya sean pequeños convertidores que controlan la corriente de excita-
ción, como convertidores para toda la potencia del generador) se pueden controlar las corrientes de las
dos partes del convertidor, el lado del rotor (rectificador) y el lado de la red (inversor), controlando la
energía activa y reactiva descargadas en la red, mejorando la interacción con la red respecto a las con-
diciones de régimen permanente, la calidad de suministro y la estabilidad de tensión y fase.
Al controlar la corriente de la parte de la red Id se obtiene el control de la potencia reactiva por me-
dio de la corriente directa del estator, ligada al flujo del estator.
Al controlar la corriente de la parte del rotor Iq se controla la intensidad en cuadratura ligada al par
y, por consiguiente, la potencia activa.
Las variaciones rápidas del viento se controlan y suavizan por el convertidor electrónico por su me-
nor tiempo de respuesta; las variaciones del viento más lentas se gobiernan por la actuación del meca-
nismo de control de paso, mediante actuadores mecánicos que modifican el ángulo de ataque de la pala.
La regulación del convertidor junto con la regulación del paso de la pala, permiten obtener una curva
de salida de potencia con menos variaciones que en los casos I a IV.
El tipo V Fig VI.6 utiliza un convertidor (formado por dos unidades back to back de IGBT unidos por
una conexión en CC con un condensador de alisamiento) cuya potencia es del orden del 25 al 30% de la
VI.-135
potencia nominal de la turbina. El empleo de semiconductores permite la utilización de convertidores
para potencias y frecuencias cada vez mayores, posibilitando, como sabemos, el control de la potencia
activa, de la reactiva y de la velocidad por encima y por debajo de la velocidad síncrona del generador.
La potencia nominal del rotor es proporcional a la potencia nominal del estator por lo que, teórica-
mente, la variación de la velocidad puede ser del 100%, pero se reduce normalmente a un 30%; de esta
forma, la electrónica de potencia se dimensiona para un valor cercano a 1/3 de la potencia nominal del
generador.
Comparado con las configuraciones con generador de inducción I a IV, ofrece mayores posibilidades
de control. Las variaciones de la velocidad del rotor se compensan ajustando las corrientes del rotor; la
presencia del convertidor permite que este tipo V pueda controlar la potencia activa y reactiva, lo que le
da un mejor comportamiento de cara a la conexión a red, sin necesidad de compensador de reactiva,
pero sí con un arrancador suave.

Generador de inducción
doblemente alimentado

Caja engranajes

Pitch

Campo de velocidades limitado entre -50% a + 30% alrededor de la velocidad sincrónica


Convertidor de energía a escala reducida (bajas pérdidas de energía) (bajo precio)
Control completo de energía activa Pact y de reactiva Qreact ; Necesita colector de anillos y caja de engranajes
Fig VI.6.- Aerogenerador (Tipo V), con generador de inducción doblemente alimentado,convertidor para el rotor bobinado, caja
multiplicadora y compensador de reactiva

Comportamiento respecto a la red.- Las turbinas de velocidad variable y generador doblemente


alimentado (DFIG) tienen unas posibilidades de control mayores:
La regulación de tensión se puede hacer actuando sobre la parte del convertidor conectado a la red
controlando su corriente Id . Se puede absorber o producir potencia reactiva aunque su rango de varia-
ción depende de las dimensiones del convertidor.
La regulación de la frecuencia es posible actuando sobre la parte del convertidor del lado del rotor,
que hace variar el par y, por consiguiente, la potencia entregada; sin embargo, su capacidad para poder
soportar huecos de tensión es limitada; ante huecos importantes se deberá desconectar de la red.
No obstante, existen soluciones para evitar esta desconexión en base al uso de IGBT sobredimen-
sionados y a separar transitoriamente el estator de la red mediante un dispositivo electrónico, lo que
evita que se reflejen las corrientes estatóricas elevadas en el rotor por efecto transformador.
También se puede cortocircuitar el rotor por medio de un dispositivo llamado active crowbar con dos
disposiciones de diodos o tiristores situados entre el rotor y la parte del convertidor conectado a él, con lo
que se evita que las elevadas corrientes del rotor entren en el convertidor y, posteriormente, una vez
que se detecta que se han alcanzado valores normales, volver a conectar el convertidor.

b) Con control de paso de pala, equipados con generador síncrono, salvo el VI, acoplados
directamente al eje de la turbina VIII y IX ó a través de una caja multiplicadora VI y VII.- La
última tecnología de aerogeneradores de velocidad variable utiliza un convertidor de frecuencia para
toda la potencia del generador, que desacopla totalmente el generador de la red eléctrica de corriente al-
VI.-136
terna. A la salida del generador en alterna de frecuencia variable, se acopla un convertidor electrónico
formado por un rectificador y un inversor unidos por un enlace de CC. La salida del inversor se hace a la
frecuencia de la red.

Generador de inducción

Caja
Pitch
engranajes

Amplia gama de velocidades ; No escobillas en el generador; Tecnología comprobada


Necesita caja de engranajes ; Control completo de energía activa Pact y de reactiva Qreact
Fig VI.7.- Aerogenerador tipo VI, con generador asíncrono, caja multiplicadora y convertidor para toda la potencia

Pitch

Caja
multiplicadora

Generador síncrono multipolos

Amplia gama de velocidades ; Posibilidad de eliminar la caja de engranajes (generador síncrono multipolos)
Control completo de energía activa Pact y de reactiva Qreact
Necesita colector de anillos ; Generador multipolo grande y pesado ; Convertidor de energía a gran escala
Fig VI.8.-Aerogenerador tipo VII, con generador síncrono excitado mediante un pequeño convertidor, caja multiplicadora y otro
convertidor para toda la potencia del generador

Pitch

Generador síncrono multipolos

Tipo VI.9.- Aerogenerador tipo VIII, con generador síncrono multipolos, excitado mediante un convertidorde potencia parcial, con
caja multiplicadora y otro convertidor para toda la potencia del generador

Pitch

Amplia gama de velocidades ; Elimina la caja de engranajes


Sin escobillas (mantenimiento reducido) ; Control completo de energía activa Pact y reactiva Qreact
Generador multipolo grande y pesado ; Convertidor de energía a gran escala ; Necesita imanes permanentes
Fig VI.10.- Aerogenerador tipo IX, con generador síncrono multipolos de imanes permanentes, sin caja multiplicadora
y con convertidor para toda la potencia del generador

VI.-137
Fig VI.11.- Transformadores electrónicos de potencia básica

Las líneas rojas corresponden a una aeroturbina de velocidad fija; la velocidad del rotor y el ángulo pitch son constantes
Las azules son representativas de una turbina de velocidad variable con generador de inducción con doble alimentación
Las negras son representativas de una turbina de velocidad variable y conexión directa al generador
Fig VI.12.- Medidas de la velocidad del viento, velocidad del rotor, ángulo de las palas y energía generada,
para tres diseños de aeroturbina
VI.-138
Toda la potencia de la turbina pasa por el convertidor el cual se diseña para soportar la potencia
nominal de la turbina, a diferencia del caso V
El generador puede ser asíncrono con caja multiplicadora, Fig VI.7, tipo VI, o síncrono de rotor bobi-
nado, por lo que es necesario un convertidor para la corriente de excitación en tipos VI, VII y VIII, ó con
rotor de imanes permanentes en el tipo IX.
Comportamiento respecto a la red.- El generador puede ser síncrono o asíncrono. Estas máqui-
nas pueden regular la frecuencia con menos problemas actuando sobre la parte del convertidor del lado
de la turbina.
Sin embargo, para aumentar la frecuencia, el generador tiene que estar funcionando a una potencia
inferior a la nominal o tener un parque con una potencia instalada superior a la nominal; en ambas si-
tuaciones el parque no produce a la máxima potencia.
La regulación de tensión es posible actuando sobre la parte del inversor; si se necesita un amplio
campo de regulación de tensión, se debe sobredimensionar el inversor.
Respecto a la regulación de potencia y tensión (control de reactiva), el generador síncrono con con-
vertidor al 100% de la potencia nominal, ofrece un mejor comportamiento frente a transitorios y una
mayor flexibilidad que los dos grupos anteriores I a V.
En cuanto a la posibilidad de soportar huecos producidos por faltas, el generador síncrono los sopor-
ta actuando sobre los IGBT de la parte de red, reduciendo el incremento de corriente que se produce tras
el hueco.
El suministro de corriente de alimentación cuando la falta ésta todavía sin despejar, es muy proble-
mático dado que toda la corriente debe pasar a través del convertidor por lo que éste se puede sobredi-
mensionar ó también desconectar para volverlo a reconectar una vez despejada la falta.

VI.5.- CONEXIÓN ROTOR-ALTERNADOR

Si se dispone de un generador ordinario conectado directamente a una red trifásica de CA a 50 Hz,


con dos, cuatro o seis polos, deberíamos tener una turbina de velocidad extremadamente alta, de entre
1000 y 3000 r.p.m. Con un rotor de 43 metros de diámetro, esto implicaría una velocidad en el extremo
del rotor supersónica, por lo que hay que abandonar esta opción.
La conexión rotor-alternador está formada por todos los elementos que se encargan de transmitir la
energía del eje de baja velocidad, hasta el de alta velocidad.
El acoplamiento entre el eje de baja velocidad, que transmite el par de la aeroturbina, al eje de alta
velocidad del alternador, se realiza a través del eje principal, la caja multiplicadora, un acoplamiento fle-
xible entre ésta y el alternador para proteger a la caja multiplicadora de las puntas de par, y el eje de
alta velocidad.
Otra posibilidad es construir un generador de CA lento con muchos polos; pero si se conecta el gene-
rador directamente a la red para conseguir una velocidad de rotación razonable de 30 r.p.m. tendría 200
polos (300 imanes).
Otro problema es que la masa del rotor del generador tiene que ser aproximadamente proporcional al
par de torsión que tiene que manejar, por lo que un generador accionado directamente será muy pesado
y caro; por lo tanto se precisa menos par motor y más velocidad de rotación, por lo que la solución prácti-
ca es utilizar un multiplicador, que permite la conversión entre la potencia de alto par motor, que se ob-
tiene del rotor de la turbina eólica girando lentamente, y la potencia de bajo par de torsión, a alta veloci-
dad, que se utiliza en el generador.

VI.-139
Fig VI.13.- Eje largo y cojinetes separados. Caja de engranajes Fig VI.14.- El cojinete posterior integrado en la caja de engra-
apoyada por el eje como viga empotrada a la torsión najes, montada en el bastidor

Fig VI.15.- Los cojinetes del rotor totalmente integrados en la Fig VI.16.- Cojinetes del rotor sobre un árbol hueco inmóvil
caja de engranajes Transmisión de energía por un eje sometido a torsión

nturbina = 30 v TSR 60 f
n generador πR z 2πRf
Relación de transmisión= = 60 f = =
n turbina n generador= 30 v TSR z v TSR
z πR

en la que z es el nº de pares de polos del alternador y f la frecuencia de la corriente eléctrica

La caja multiplicadora de la turbina eólica tiene, normalmente, una única relación de multiplicación
entre la rotación del rotor y el generador; para una máquina de 600 a 750 kW, la relación de multiplica-
ción suele ser de 50/1.

VI.6.- SISTEMAS DE CONEXIÓN A LA RED

Conexión indirecta de aerogeneradores a la red.- Con la conexión indirecta a la red es posible


que la turbina gire dentro de una amplia gama de velocidades del viento. En el mercado se ofertan turbi-
nas con un deslizamiento de hasta un ±35%.
Si el generador funciona a velocidad variable, la frecuencia variará ampliamente.
La corriente alterna necesita, por lo tanto, ser transformada para emparejar su frecuencia a la de la
red eléctrica pública.
Hay tres partes importantes en estos sistemas: generador, corriente directa DC-rectificador y co-
rriente alterna AC-inversor.
El primer paso es convertir la corriente fluctuante en DC.
A continuación la DC se invierte a la AC con exactamente la misma frecuencia que la red pública.
El inversor produce clases diferentes de armónicos que se tienen que filtrar antes de alcanzar la red
pública.
Generación de corriente alterna AC a frecuencia variable.- La mayoría de los aerogenerado-
res funcionan a una velocidad casi constante con conexión directa a la red.
Sin embargo, con conexión indirecta a red, el generador de la aeroturbina funciona en su propia mini-
red de corriente alterna que está controlada electrónicamente (utilizando un inversor), por lo que se pue-
de variar la frecuencia de la corriente alterna en el estator del generador. De esta forma se puede hacer
funcionar a la turbina a una velocidad de giro variable y se generará corriente alterna exactamente a la

VI.-140
frecuencia variable aplicada al estator. El generador puede ser síncrono o asíncrono, y si tiene muchos
polos la turbina puede tener una caja multiplicadora, o no.

Conversión a corriente continua CC.- La corriente alterna de frecuencia variable no se puede


tratar en la red, por lo que previamente habrá que rectificarla, convirtiéndola en corriente continua CC).
La conversión de corriente alterna de frecuencia variable a corriente continua se puede hacer utilizando
tiristores o grandes transistores de potencia.

Corriente alterna Corriente alterna Corriente alterna


de frecuencia variable conmutada a la frecuencia de la red
Fig VI.17.- Tipos de señal eléctrica

Conversión a corriente alterna de frecuencia fija.- La corriente continua (fluctuante) se con-


vierte en corriente alterna (utilizando un inversor) de exactamente la misma frecuencia que la de la red
eléctrica pública. Esta conversión de corriente alterna en el inversor también se puede hacer utilizando
tiristores o transistores de potencia, que son grandes interruptores de material semiconductor que fun-
cionan sin partes mecánicas. A primera vista, la clase de corriente alterna que se obtiene de un inver-
sor no tiene nada que ver con la suave curva sinusoidal de la corriente alterna, sino una serie de saltos
bruscos en la tensión y en la corriente.

Filtrado de la corriente alterna.- Las formas de onda rectangulares se pueden suavizar median-
te filtros utilizando las inductancias y condensadores apropiados. Sin embargo, la apariencia más o me-
nos dentada de la tensión no desaparece completamente.

Ventajas de la conexión indirecta a red; velocidad variable.- La ventaja de la conexión indi-


recta a la red es que permite hacer funcionar la turbina eólica a velocidad variable. Permite que el rotor
gire más rápido durante las ráfagas de viento, almacenando parte del exceso de energía en forma de
energía rotacional hasta que la ráfaga haya terminado. Esto requiere de una estrategia de control muy
inteligente, ya que tiene que ser capaz de distinguir entre ráfaga y alta velocidad del viento. De está for-
ma es posible reducir el par torsor máximo (reduciendo el deterioro del multiplicador y del generador), así
como las cargas de fatiga en la torre y en las palas del rotor.
Otra ventaja es que con la electrónica de potencia se puede controlar la potencia reactiva (es decir,
el desfase de la corriente respecto a la tensión en la red de corriente alterna), y así mejorar la calidad de
potencia de la red eléctrica. Esto es particularmente útil en aerogeneradores funcionando en un red
eléctrica débil. Teóricamente, la velocidad variable supone también una ligera ventaja en términos de
producción anual, puesto que permite hacer funcionar una máquina a la velocidad óptima de giro, de-
pendiendo de la velocidad del viento. Sin embargo, desde el punto de vista económico la ventaja es tan
pequeña que no merece la pena.

Desventajas de la conexión indirecta a red.- La desventaja principal de la conexión indirecta a


la red es el coste. Como la turbina necesita un rectificador y dos inversores, uno para controlar la co-
rriente del estator, y el otro para generar la corriente de salida, parece ser que el coste actual de la elec-
trónica de potencia excede a los beneficios que reporta el hecho de construir aeroturbinas más ligeras,
aunque es posible esto pueda cambiar cuando el coste de la electrónica de potencia disminuya. Las ta-
VI.-141
sas de disponibilidad de estas máquinas están por debajo de las de las máquinas convencionales, debido
a fallos en la electrónica de potencia.
Otras desventajas son la pérdida de energía en el proceso de conversión CA-CC-CA, y el hecho de
que la electrónica de potencia puede introducir distorsión armónica de la corriente alterna en la red eléc-
trica y, por tanto, reducir la calidad de potencia.

Fig VI.18.- Esquema de sistemas de conversión de energía eólica en eléctrica

VI.7.- COMPORTAMIENTO ANTE LOS HUECOS DE TENSIÓN

Hay tres tipos de aerogeneradores instalados en España que se comportan de forma diferente ante
los huecos de tensión:

Generador asíncrono de jaula de ardilla con velocidad fija de palas


Generador asíncrono doblemente alimentado con convertidor entre el rotor del generador y la red
Generador síncrono de velocidad de palas variable y convertidor entre la salida del estator y la red.

Generador jaula de ardilla.- Al producirse una falta en la red y bajar la tensión en los terminales
de la misma, se produce una aceleración del rotor, que produce una elevación de la velocidad de la má-
quina, lo que provoca la actuación de las protecciones que desconectan el generador del sistema eléctri-
co. Una vez despejada la falta, al recuperarse la tensión de la red, la máquina absorbe una gran canti-
dad de reactiva, que dificulta la recuperación de la tensión de la red en el punto de conexión.
Este tipo de aerogenerador no cumple con el Procedimiento Operativo que especifica que el consumo
de reactiva no debe ser superior al 60% de la potencia nominal del aerogenerador.
La solución consiste en instalar un SVC (Static Voltage Compensator) para el generador o para el
parque eólico, que suministre la energía reactiva y mantenga la tensión del mismo.

Generador asíncrono doblemente alimentado.- Estos aerogeneradores tienen acoplado a la sa-


lida del rotor un doble convertidor, (rectificador-inversor) con una capacidad del 30% de la potencia no-
minal del generador, para rectificar primero y ondular posteriormente las corrientes del rotor e inyec-
VI.-142
tarlas en la red. Cuando se produce una falta se eleva la corriente del estator, aumentando bruscamen-
te la corriente del rotor por efecto transformador. La sobreintensidad tiene que pasar por el convertidor
del lado de la red en su camino hacia la misma, por lo que si no se reduce su valor puede resultar dañado
el convertidor.

Tabla VI.1.- Resumen de algunos modelos de aerogeneradores modernos


Modelo Aeroturbina Control Concepto Voltaje Rango velocidad Rango velocidad
Potencia (MW) Velocidad generador(rpm) rotor (rpm)
VESTAS V 80- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG Generador 905-1915 9-19
Dinamarca 2 MW Variable limitada 690 V
VESTAS V 80- Tipo C1 Pitch WRIG/OPTI-SLIP Generador 1800-1980 11,5-16,8
Dinamarca 1,8 MW Variable limitada 690 V
ENERCON E112- Tipo D1 Pitch WRSG Generador 8-13 8-13
Alemania 4,5 MW Variable completa Caja engranajes 440 V
ENERCON E66- Tipo D1 Pitch WRSG 10-22 10-22
Alemania 2 MW Variable completa Caja engranajes
NEG MICON NM 80- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG Estator/rotor 756-1103 12-17,5
Dinamarca 2,75 MW Variable limitada 960 V/690 V
NEG MICON NM 72- Tipo A2 Parada activa SCIG Generador 2 velocidades 2 velocidades
Dinamarca 2 MW Fija 960 V 1002,4/1503,6 12/18
GAMESA G 83- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 690 V 900-1900 9-19
España 2 MW Variable limitada
GAMESA G 80- Tipo B1 Pitch WRIG/OPTI-SLIP 690 V 1818-1944 15,1-16,1
España 1,8 MW Variable limitada
GE WIND Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 8,5-13,5
USA 2,2 MW Variable limitada
GE WIND Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 12-20
USA 1,5 MW Variable limitada
BONUS Tipo A2 Parada activa SCIG 690 V 2 velocidades 2 velocidades
Dinamarca 2,3 MW Fija 1000/1500 11/17
BONUS Tipo A2 Parada activa SCIG 690 V 2 velocidades 2 velocidades
Dinamarca 2 MW Fija 1000/1500 11/17
NORDEX N 80- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 660 V 1000-1800 10,9-19,9
Alemania 5 MW Variable limitada
NORDEX S 77- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 690 V 1000-1800 9,9-17,3
Alemania 5 MW Variable limitada
MADE MADE AE-90 Pitch WRSG 1000 V 747-1945 7,4/14,8
España Tipo D1-2 MW Variable completa
MADE MADE AE-81 Parada SCIG 690 V 2 velocidades 2 velocidades
España Tipo A0-1,3MW Fija 1010/1519 12,5/18,8
REPOWER MM 82- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 690 V 900-1800 10-20
Alemania 2 MW Variable limitada
REPOWER MD 77- Tipo C1 Pitch WRIG/DFIG 690 V 1000-1800 9,6-17,3
Alemania 1,5 MW Variable limitada
ECOTECNIA Ecotecnia 74 Pitch WRIG/DFIG 690 V 1000-1950 10-19
España Tipo C1-1,67 MW Variable limitada
ECOTECNIA Ecotecnia 62 Parada activa SCIG 690 V 2 velocidades 2 velocidades
España Tipo A0-1,25 MW Fija 1012/1518 12,4/18,6

Existen varias soluciones técnicas para conseguir que ésto no ocurra:


a) Una consiste en utilizar el crowbar activo, (formado por diodos y un IGBT) que consiste en provocar
un cortocircuito a la salida del rotor cuando se detecta el incremento de corriente, convirtiendo el generador
en uno de jaula de ardilla. Una vez desaparecida la falta se vuelve a la condición inicial
b) Otra consiste en insertar, al inicio de la falta, unas resistencias en el bus de continua entre los con-

VI.-143
vertidores del lado del rotor y del lado de la red
Para conseguir que la tensión de continua no sobrepase sus límites nomi-
nales, se puede utilizar en lugar de las resistencias un elemento de alma-
cenamiento de energía tipo batería, o superconductores, devolviendo la
energía almacenada a la red una vez eliminada la falta; en este caso, es
Fig VI.19.- Crowbar activo, necesario aumentar la capacidad del convertidor
formado por diodos y un IGBT
El convertidor, con el control adecuado en el inversor, puede producir ener-
gía reactiva que ayude en la recuperación de la tensión después de despejada la falta.
Generador síncrono de velocidad variable.- Estos generadores tienen instalado un doble con-
vertidor por el que pasa toda la anergía absorbida de la fuerza del viento a la red. El generador está de-
sacoplado de la red eléctrica, por lo que las perturbaciones transitorias de la tensión de corta duración
de la red no le afectan grandemente y soporta los huecos de tensión sin mayores problemas

VI.8.- OTROS COMPONENTES

Controlador electrónico de la turbina eólica.- Consta de varios ordenadores que continuamen-


te supervisan las condiciones de la turbina eólica, y recogen estadísticas de su funcionamiento. Como su
propio nombre indica, controla un gran número de interruptores, bombas hidráulicas, válvulas y moto-
res dentro de la turbina. Cuando el tamaño de una turbina eólica crece con los MW, se hace necesario
que su tasa de disponibilidad sea alta, es decir, que funcionen de forma segura todo el tiempo.

Comunicación con el exterior.- El controlador se comunica con el operador de la turbina eólica


mediante un enlace de comunicación, por ejemplo, enviando alarmas o solicitudes de servicio a través
del teléfono o de un enlace radiofónico. También es posible llamar a la aeroturbina para que recoja esta-
dísticas, y revise su estado actual. En parques eólicos, normalmente una de las turbinas estará equipa-
da con un PC, conectado a una línea telefónica o a un enlace radiofónico, desde el que es posible contro-
lar y recoger datos del resto de los aerogeneradores del parque.

Comunicaciones internas.- Normalmente, suele haber un controlador en la parte inferior de la to-


rre y otro en la góndola. En los modelos recientes de aerogeneradores, la comunicación entre controlado-
res se suele hacer utilizando fibra óptica. En algunos modelos recientes, hay un tercer controlador si-
tuado en el cubo del rotor. Esta unidad se suele comunicar con la góndola utilizando comunicaciones en
serie, a través de un cable conectado con anillos rozantes y escobillas al eje principal.

Mecanismos de autoprotección.- Los ordenadores y sensores suelen estar por duplicado (son re-
dundantes) en todas las áreas de precisión, de seguridad o de servicio, de las máquinas grandes más
nuevas. El controlador compara continuamente las lecturas de las medidas en toda la turbina eólica,
para asegurar que tanto los sensores como los propios ordenadores funcionan correctamente. Es posi-
ble monitorizar o fijar alrededor de entre 100 y 500 valores de parámetros en una turbina eólica moder-
na. Por ejemplo, el controlador puede contrastar la velocidad de rotación del rotor, el generador, su volta-
je y corriente.

También se pueden realizar medidas de:


La temperatura del aire exterior, del aceite en el multiplicador, de los devanados del generador, de los
cojinetes del multiplicador, etc
La presión hidráulica
VI.-144
El ángulo de paso de cada pala del rotor (en máquinas de regulación por cambio del ángulo de paso
(pitch controlled), o de regulación activa por pérdida aerodinámica (active stall controlled)
El ángulo de orientación (contando el número de dientes en la corona de orientación)
El número de vueltas en los cables de alimentación
La dirección y velocidad del viento
El tamaño y frecuencia de las vibraciones en la góndola y en las palas del rotor
El espesor de las zapatas del freno
Si la puerta de la torre está abierta o cerrada (sistema de alarma), etc

Estrategias de control.- Muchos de los secretos de empresa de los fabricantes de aerogeneradores


se encuentran en la forma en que el controlador interacciona con los componentes de la turbina eólica.
Las mejores estrategias de control son responsables de una parte importante del crecimiento de la pro-
ductividad de los aerogeneradores en los últimos años. Una estrategia interesante seguida por algunos
fabricantes es la de adaptar la estrategia operacional al clima eólico local. De esta forma es posible, por
ejemplo, minimizar el desgaste y la rotura de la máquina durante los periodos de clima tormentoso.

Control de la calidad de la potencia en aerogeneradores.- El controlador no es sólo una uni-


dad que hace funcionar el aerogenerador; por ejemplo, que orienta la turbina en contra del viento, que vi-
gila que los sistemas de seguridad funcionen correctamente y que conecta la turbina. sino que también
vigila la calidad de potencia de la corriente generada por la turbina eólica.
Por lo que respecta a la calidad de la potencia las compañías exigen que la conexión a red de los ae-
rogeneradores se realice suavemente, y qué requerimientos tienen respecto a que la corriente alterna y
la tensión se muevan de forma sincronizada la una respecto a la otra.

Control de la potencia reactiva.- Normalmente, la tensión y la corriente se miden 128 veces por
ciclo de corriente alterna (es decir, 50 x 128 = 6400 veces por segundo (Europa) ó 60 x 128 = 7680 veces
por segundo (USA), dependiendo de la frecuencia de la red eléctrica). Partiendo de ésto, un procesador
DSP calcula la estabilidad de la frecuencia de la red, así como la potencia activa y reactiva de la turbina
(la componente reactiva de la potencia es básicamente una cuestión de si la tensión y la corriente están
o no en fase). Para asegurar que la calidad de potencia sea la adecuada, el controlador debe conectar y
desconectar un gran número de condensadores eléctricos, que ajustarán la potencia reactiva.

VI.-145
ANEXOS

a) GENERADORES SÍNCRONOS

Principios de un generador trifásico (o motor).- Todos los generadores trifásicos utilizan un


campo magnético giratorio. En la Fig VI.a1 se han instalado tres electroimanes alrededor de un círculo.
Cada uno de los tres imanes está conectado a su propia fase en la red eléctrica trifásica. Como se puede
ver, cada electroimán produce alternativamente un polo
norte y un polo sur hacia el centro. Las letras están en
negro cuando el magnetismo es fuerte, y en gris claro
cuando es débil. La fluctuación en el magnetismo corres-
ponde exactamente a la fluctuación en la tensión de cada
fase. Cuando una de las fases alcanza su máximo, la co-
Fig VI.a1.- Tres electroimanes alrededor de un círculo
rriente en las otras dos circula en sentido opuesto y a la
Motor síncrono bipolar de imán permanente
mitad de tensión. Dado que la duración de la corriente en
cada imán es un tercio de la de un ciclo aislado, el campo magnético da una vuelta completa por ciclo.

Operación de un motor síncrono.- El rotor es la aguja de la brújula (con el polo norte de rojo) que
sigue exactamente el campo magnético, y completa una revolución por ciclo. En una red de 50 Hz, la
aguja completa 50 revoluciones por segundo, lo que equivale a 50 x 60 = 3000 r.p.m.
La razón por la que se le llama motor síncrono es que el imán del centro gira a una velocidad cons-
tante síncrona, (girando exactamente como el ciclo), con la rotación del campo magnético.
Se le llama bipolar porque tiene un polo norte y un polo sur. Puede parecer tripolar, pero de hecho la
aguja de la brújula experimenta la tracción de la suma de los campos magnéticos que están alrededor de
su propio campo magnético, por lo que si el imán de la parte superior es un polo sur fuerte, los dos ima-
nes de la parte inferior equivalen a un polo norte fuerte.
Se le llama motor de imán permanente debido a que la aguja de la brújula del centro es un imán per-
manente, y no un electroimán (se podría fabricar un motor real sustituyendo la aguja de la brújula por
un potente imán permanente, o un electroimán que mantenga su magnetismo gracias a una bobina,
arrollada alrededor de un núcleo de hierro, alimentada con corriente continua).
El montaje de los tres electroimanes es el estator del motor.
Si se empieza a forzar el imán para que gire (en lugar de dejar que la corriente de la red lo mueva),
trabaja como generador, devolviendo corriente alterna a la red. Cuanto más par se le aplique, más elec-
tricidad producirá, aunque el generador seguirá girando a la misma velocidad, impuesta por la frecuen-
cia de la red eléctrica.

Aeroturbinas con generadores síncronos.- Los devanados del estator, desde un punto de vista
constructivo, son iguales que los de una máquina asíncrona. El inductor, en el generador síncrono, es el
rotor que alberga los polos generadores del campo magnético que induce la circulación de corriente en los
devanados del estator.
El rotor puede ser devanado o de imanes permanentes.
Si el rotor es devanado, la corriente de excitación se suministra mediante anillos rozantes y escobi-
llas o mediante una excitatriz. La ventaja es la posibilidad de regular potencia reactiva y la desventaja
es la necesidad de adecuar la velocidad de giro del eje de alta velocidad a la velocidad de sincronismo. El
proceso de sincronización para la conexión de estos generadores requiere el ajuste de la velocidad de giro
VI.-146
del rotor y del ángulo de par (ángulo que forma la tensión de la red en el punto de conexión con la fuerza
electromotriz inducida en el estator), ambos valores deberán ser cercanos y conseguirlo es difícil debido
a que el par de la turbina cambia constantemente con las ráfagas de viento. Una vez conectado el aero-
generador a la red, la velocidad de rotación de la máquina puede ser constante o variable si la conexión a
red se realiza mediante un convertidor variando las frecuencias de las corrientes sobre el inducido. Para
aerogeneradores a velocidad constante, sólo existirá un punto de funcionamiento para el cual la máqui-
na está operando con el máximo rendimiento.
Si el rotor es de electroimanes alimentados por continua de la red eléctrica, dado que la red suminis-
tra corriente alterna, hay que convertir la corriente alterna en corriente continua antes de enviarla a
las bobinas de los electroimanes del rotor, conectados a la corriente mediante escobillas y anillos rozan-
tes en el eje del generador.

Sistema de acoplamiento directo aeroturbina-generador síncrono.- La velocidad de giro de


un generador estándar es del orden de 1500 rpm mientras que una velocidad típica de la aeroturbina
está entre 15 y 60 rpm, por lo que se precisa de una caja de engranajes entre el generador y el rotor.
Utilizando un generador de baja velocidad, la turbina se puede acoplar directamente al mismo; la
ventaja de este tipo de acoplamiento directo está en un costo más bajo que en los sistemas con caja de
engranajes, menor longitud de la barquilla, mejora de la eficiencia, etc.
Como la velocidad del generador es del orden de 15 a 60 rpm para que la caja de engranajes sea in-
necesaria, se requiere que el número de polos sea suficientemente grande para generar una señal de fre-
cuencia apropiada a la salida; respecto a un generador normal, el generador de acoplamiento directo es
más grande.

Cambio de la velocidad de rotación del generador.- La velocidad de un generador que está di-
rectamente conectado a una red trifásica es constante y está impuesta por la frecuencia de la red.
Sin embargo, si se dobla el número de imanes que hay en el estator, se puede asegurar que el campo
magnético girará a la mitad de la velocidad; el campo magnético se mueve en el sentido de las agujas del
reloj durante media revolución antes de alcanzar de nuevo el mismo polo magnético; simplemente se
han conectado los seis imanes a las tres fases en el sentido de las agujas del reloj.

Número de polos 50 Hz 60 Hz
2 3000 3600
4 1500 1800
6 1000 1200
8 750 900
10 600 720
Fig VI.a.2

Este generador tiene en todo momento cuatro polos (dos pares), dos polos sur y dos polos norte.
Dado que un generador sólo completa media revolución por ciclo, obviamente dará 25 revoluciones por
segundo en una red de 50 Hz, o 1500 r.p.m. Al doblar el número de polos en el estator de un generador
síncrono, hay que doblar el número de imanes en el rotor.

Otros números de polos.- Se introduce otro par de polos añadiendo 3 electroimanes más en el es-
tator; con 9 imanes se consigue una máquina de 6 polos, girando a 1000 r.p.m. en una red de 50 Hz. El
término velocidad del generador síncrono se refiere a la velocidad del generador cuando está girando de
forma síncrona a la frecuencia de red, que se aplica a todo tipo de generadores; sin embargo, en el caso
VI.-147
de generadores asíncronos (o de inducción) equivale a la velocidad en vacío del generador.
La mayoría de las aeroturbinas usan generadores de 4 ó 6 polos; la razón por la que se utilizan estos
generadores de velocidad relativamente alta, es por ahorrar en tamaño y costo.
El par máximo que un generador puede manejar depende del volumen del rotor. Para una potencia
de salida dada, se puede elegir entre un gran generador (caro) de baja velocidad, o un generador más pe-
queño (barato) de alta velocidad.

b) GENERADORES ASÍNCRONOS (O DE INDUCCIÓN)

Los generadores asíncronos o de inducción que se utilizan en la industria eólica pueden ser de rotor
bobinado y de jaula.
La función principal del devanado trifásico del estator es magnetizar la máquina y suministrar la
corriente generada. Por los devanados del rotor (o barras de cobre o de aluminio en el caso del rotor de
jaula, conectadas eléctricamente por anillos de aluminio finales), sólo circula la corriente inducida; cuan-
do la excitación externa está presente, el campo magnético del estator gira a la velocidad síncrona, im-
puesta por la pulsación de las corrientes de excitación provenientes de la red, que atraviesan el devana-
do del estator.
El campo magnético del rotor se mueve a la misma velocidad que el del estator, (la de sincronismo),
independientemente de que el rotor esté bloqueado o girando a cualquier velocidad. Si el rotor del genera-
dor gira a la velocidad de sincronismo, los devanados del estator no perciben variación del flujo magnéti-
co y, en consecuencia, tampoco habrá corrientes inducidas en el estator; el rotor desliza respecto al
campo magnético del estator que gira a la velocidad de sincronismo, por lo que funcionando como gene-
rador, el rotor girará a una velocidad un poco superior a la de sincronismo.
A medida que aumenta la diferencia de velocidad de giro entre el rotor y el campo producido por el
estator, se induce una tensión mayor en el rotor y, en consecuencia, crece la corriente que circula por él;
a mayor corriente, el campo magnético debido al rotor crece, y el flujo de potencia activa hacia la red es
mayor, como también lo es el consumo de potencia reactiva por la magnetización de la máquina (el fac-
tor de potencia del generador de inducción varía con la carga).
Esta tendencia se mantiene hasta llegar al par resistente máximo del generador. Dentro de un ran-
go limitado la potencia y el par son proporcionales al deslizamiento; la potencia reactiva consumida en
este tramo es capaz de mantener el flujo magnético necesario para que el generador presente un par re-
sistente creciente, pero a partir de un determinado deslizamiento (entre 5 ÷ 10% según la máquina) el
incremento de la corriente en el rotor hace que por las pérdidas por efecto Joule, disminuya el par resis-
tente y, por lo tanto, se pueda producir el embalamiento de la máquina.
Son pocos los casos en los que una excesiva velocidad del viento haga que el par de la turbina pueda
exceder al par máximo del generador; no obstante, el control estará programado para desconectarse de
la red si la potencia máxima se supera durante cierto tiempo.
También se deberá desconectar con velocidades de viento bajas, si la velocidad de la turbina lleva a
funcionar al generador a velocidades por debajo de la de sincronismo, invirtiendo el par generador y po-
niéndose a funcionar como motor.
La ventaja principal del funcionamiento asíncrono es su flexibilidad ante fluctuaciones en la veloci-
dad del viento.
El inconveniente principal es la necesidad de una corriente de excitación para la magnetización, que
se traduce en un consumo de potencia reactiva de la red.
El generador de inducción en operación normal y directamente conectado a la red es robusto y esta-
VI.-148
ble. El deslizamiento se incrementa cuando aumenta la carga. El mayor problema es que durante el
consumo de la corriente que magnetizará los devanados del estator, el factor de potencia es relativa-
mente bajo, por lo que se deben conectar bancos de condensadores en paralelo con el generador. Ope-
rando de este modo, el generador de inducción no es controlable y cualquier fluctuación se transmite a la
red modificada sólo por la impedancia interna del generador. Los convertidores electrónicos de potencia
mejoran esta situación, controlando la corriente del rotor (para generadores asíncronos de rotor bobina-
do) con la finalidad de controlar la potencia reactiva y el deslizamiento, para variar el punto operativo.

El rotor de jaula de ardilla.- La mayoría de las turbinas eólicas del mundo utilizan un generador
asíncrono trifásico (de jaula bobinada), también llamado generador de inducción, para generar corriente
alterna. Fuera de la industria eólica y de las pequeñas unidades hidroeléctricas, este tipo de generador
no está muy extendido. Lo curioso es que inicialmente fué diseñado como motor eléctrico; de hecho, una
tercera parte del consumo mundial de electricidad se utiliza para hacer funcionar motores de inducción
que mueven maquinaría en fábricas, bombas, ventiladores, compresores, etc, y otras aplicaciones don-
de se necesita convertir energía eléctrica en energía mecánica. Una de las razones para la elección de
este tipo de generador es que es muy fiable, y comparativamente no resulta caro, y tiene propiedades
mecánicas que lo hace especialmente útil en turbinas eólicas (el deslizamiento del generador, y una cier-
ta capacidad de sobrecarga).
El rotor, provisto de un núcleo de hierro, utiliza un apilamiento de finas láminas de acero aisladas,
con agujeros para las barras conductoras de aluminio. El rotor se sitúa en el centro del estator tetrapo-
lar, conectado directamente a las tres fases de la red eléctrica.

Funcionamiento como motor.- Cuando se conecta a la corriente, la máquina empieza a funcionar


como motor, girando a una velocidad ligeramente inferior a la velocidad síncrona del campo magnético
del estator. Si se observan las barras del rotor desde arriba se tiene un campo magnético moviéndose
respecto al rotor, que induce una corriente muy elevada en las barras del rotor, que apenas ofrecen re-
sistencia, pues están cortocircuitadas por los anillos finales. El rotor desarrolla entonces sus propios
polos magnéticos, que se ven, por turnos, arrastrados por el campo magnético giratorio del estator.

Funcionamiento como generador.- Si se hace girar el rotor de forma manual a la velocidad sín-
crona del generador, p.ej. 1500 r.p.m. para el generador síncrono tetrapolar, no sucede nada, dado que el
campo magnético gira exactamente a la misma velocidad que el rotor, por lo que no se produce ningún
fenómeno de inducción en el rotor, y no interaccionará con el estator.
Si se aumenta la velocidad por encima de las 1500 r.p.m., el rotor se mueve más rápidamente que el
campo magnético giratorio del estator, lo que significa que el estator inducirá una gran corriente en el
rotor. Cuanto más rápidamente gire el rotor, mayor será la potencia transferida al estator en forma de
fuerza electromagnética, y posteriormente convertida en electricidad suministrada a la red eléctrica.

Deslizamiento del generador.- La velocidad de un generador asíncrono varía con el par torsor
que se le aplique. En la práctica, la diferencia entre la velocidad de rotación a potencia máxima y en va-
cío es muy pequeña, alrededor de un 1%. Esta diferencia en porcentaje de la velocidad síncrona es el lla-
mado deslizamiento del generador.
Un generador tetrapolar gira en vacío a 1500 r.p.m. si se conecta a una red con una corriente de 50
Hz. Si el generador está funcionando a la máxima potencia, girará a 1515 r.p.m.
El hecho de que el generador aumente o disminuya ligeramente su velocidad cuando el par torsor
varía, es una propiedad mecánica muy útil; ésto significa que habrá menos roturas y desgastes en la

VI.-149
caja multiplicadora (menor par torsor máximo). Esta es una de las razones más importantes para la
utilización de generadores asíncronos, en lugar de generadores síncronos, en aerogeneradores directa-
mente conectados a la red eléctrica.

Ajuste automático de los polos del rotor.- Hasta ahora no se han especificado el número de po-
los del estator cuando se describe el rotor. Lo positivo del rotor de jaula de ardilla es que él mismo adapta
el número de polos del estator de forma automática, por lo que un mismo rotor se puede utilizar con una
gran variedad de números de polos.

Requerimientos de conexión a la red.- El generador síncrono de imán permanente puede funcio-


nar como generador sin conexión a la red.
El generador asíncrono es diferente, pues precisa que el estator esté magnetizado por la red antes
de funcionar, aunque se puede hacer funcionar un generador asíncrono de forma autónoma si se le pro-
vee de condensadores que le suministren la corriente magnetizante necesaria.
También es preciso que haya algo de magnetismo remanente en el hierro del rotor cuando se ponga
en marcha la turbina (en caso contrario, necesitará una batería y electrónica de potencia, o un pequeño
generador Diesel, para arrancar el sistema)

Cambio del número de polos del generador.- Los generadores (y motores) están fabricados con
un gran número de imanes estatóricos, minimizando el entrehierro entre el rotor y el estator. Al mismo
tiempo es necesario refrigerar los imanes. El hierro del estator consta de un gran número de delgadas
láminas de acero aisladas de 0,5 mm de espesor, que se apilan para formar el hierro del estator. Esta
disposición en capas se realiza para evitar que las corrientes parásitas en el hierro del estator disminu-
yan la eficiencia del generador. El problema de proveer de más polos a un generador asíncrono de jaula
bobinada se reduce a conectar de distinta forma los imanes vecinos; se puede coger un grupo de imanes
al tiempo, conectándolos a la misma fase conforme nos vamos moviendo alrededor del estator, o bien se
cambia a la siguiente fase cada vez que se tenga un nuevo imán.

Generador de número de polos variable, dos velocidades.- Algunos fabricantes equipan sus
turbinas con dos generadores, uno pequeño para periodos de vientos suaves, y otro grande para periodos
de vientos fuertes. Un diseño común en las máquinas modernas es un generador de número de polos va-
riable que (dependiendo de cómo están conectados los imanes del estator) puede funcionar con diferente
número de polos y, por tanto, a distinta velocidad de rotación.
Algunos generadores se fabrican por encargo como dos en uno, es decir, que son capaces de funcio-
nar a dos velocidades diferentes (por ejemplo, un generador de 400 kW y otro de 2000 kW). Este diseño
se está extendiendo cada vez más en toda la industria. Si vale o no la pena utilizar un generador doble o
un número mayor de polos para los vientos suaves dependerá de la distribución de velocidades del viento
local, y los costes de los polos adicionales comparado con el precio que el propietario de la turbina obtie-
ne por la electricidad. Una buena razón para utilizar un sistema de generador doble es que puede hacer
funcionar su turbina a más baja velocidad de rotación a bajas velocidades de viento, lo que supone una
mayor eficiencia aerodinámica, y un menor ruido de las palas del rotor (que sólo suele suponer un pro-
blema a bajas velocidades del viento).

Generadores de deslizamiento variable.- Durante muchos años, los fabricantes de motores


eléctricos se han enfrentado al problema de que sus motores sólo podían girar a velocidades casi fijas,
determinadas por el número de polos del motor. El deslizamiento del generador en una máquina asíncro-
na (por cuestiones de eficiencia) suele ser muy pequeño, por lo que la velocidad de giro varía alrededor de
VI.-150
un 1% entre el régimen en vacío y a plena carga.
Sin embargo, el deslizamiento es función de la resistencia de los devanados del rotor del generador;
como a mayor resistencia, mayor deslizamiento, una de las formas de variar el deslizamiento es variar la
resistencia del rotor, aumentando el deslizamiento del rotor hasta un 10% para hacer frente a las ráfa-
gas violentas de vientos. En motores, ésto se suele hacer mediante un rotor bobinado con cables de co-
bre arrollados, conectados en estrella, y conectados a resistencias variables externas, además de un
sistema de control electrónico para operar las resistencias. La conexión se suele hacer con escobillas y
anillos rozantes, lo que supone un claro inconveniente respecto al diseño técnico, elegante y simple, de
una máquina de rotor de jaula bobinada. También introducen partes que se desgastan en el generador,
por lo que se requiere un mantenimiento adicional.

c) NOMENCLATURA Y ESQUEMAS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS

Fig VI.c 1.- Transformadores electrónicos de potencia básica

Fig VI.c 2.- Conversión AC a DC

Fig VI.c 3.- Conversión DC a AC

VI.-151
Fig VI.c 4.- Control de la fase de la tensión AC de salida

Fig VI.c 5.- Control PWM de la tensión CA de salida

Fig VI.c 6.- Control PWM de la tensión DC a la salida

La corriente AC se puede convertir en corriente DC sólo con una resistencia asimétrica no lineal, p.e. un rectificador
Fig VI.c 7.- Convertidor (rectificador AC-DC)

Fig VI.c 8.- Convertidores electrónicos de potencia. Fuentes rectificadoras de diodo


VI.-152
- La frecuencia de salida es la misma que la frecuencia de entrada
Controlador de tensión AC: 
- La tensión máxima a la salida es la misma que la tensión a la entrada
- La frecuencia de salida es un orden más bajo que la frecuencia de entrada
Convertidor de ciclo: 
- La tensión máxima a la salida es la misma que la tensión a la entrada
- Ningún límite de frecuencia a la salida
Convertidor de la matriz: 
- La tensión máxima a la salida es del orden del 85% de la de entrada
El flujo de la corriente AC se puede controlar y regular por un cambio en la impedancia resistiva, capacitiva, o inductiva
dentro del convertidor
Fig VI.c 9.- Convertidor AC-AC

Fig VI.c 10.- Fase regulada por control del voltaje AC

Forma de la señal de la tensión a la salida en el regulador trifásico AC que controla el voltaje


Fig VI.c 11.- Regulador trifásico de voltaje AC

Fig VI.c 12.- Tipos de reguladores trifásicos de voltaje AC

VI.-153
Fig VI.c13.- Ensamblajes bidireccionales controlados por interruptor: a) 2 transistores y 2 diodos ; b) Un transistor y 4 diodos

d) Regulador de voltaje AC, PWM.- Los reguladores de control de fase del voltaje AC trazan co-
rrientes distorsionadas de la línea de fuente, siendo su factor de energía de entrada pobre; estas carac-
terísticas se pueden mejorar significativamente usando PWM
Los reguladores PWM, de control del voltaje CA, comúnmente llamados AC CHOPPERS requieren inte-
rruptores completamente controlados capaces de conducir la corriente en ambas direcciones

Fig VI.c14.- CHOPPER AC Monofásico

Fig VI.c15.- Cicloconvertidor trifásico de 6 pulsos, con carga en fase aislada (M = 1)

Fig VI.c16.- Cicloconvertidor trifásico de 6 pulsos, con carga en fase interconectada (M = 0,5, wo /w = 0,2)

VI.-154
Fig VI.c17.- Convertidor matricial trifásico-trifásico

 a ) w0/w = 2,8 ; M = 0,8


Fig VI.c18.- Tensión a la salida y forma de la onda de corriente en un convertidor matricial: 
 b ) w0/w = 0,7 ; M = 0,4

Fig VI.c 19.- Convertidor DC-DC

El convertidor DC-DC (interruptor) es una red que tiene como fuente de energía un voltaje DC cons-
tante VIN o una corriente DC constante IIN y pueda proporcionar una potencia DC de salida tal que
VOUT > VIN ó IOUT > IIN.
Los convertidores DC-DC, están constituidos por una fuente de tensión AC, un rectificador de diodo y
una conexión DC.
La conexión DC consiste en un gran condensador conectado a los terminales de entrada de informa-
ción del interruptor y, a veces, a series de inductancias
El condensador afina el voltaje DC producido por el rectificador y sirve como fuente de la corriente de
alta frecuencia de la ondulación trazada por el interruptor. El inductor proporciona al sistema de poten-
cia de la fuente, de una una pantalla adicional contra las corrientes de alta frecuencia
Todos los interruptores son PWM controlados por convertidores DC-DC

VI.-155
 V0 = D Vi

Relaciones entrada-salida: I = M (1 - M) V
 0,ac 2 3 L f i
 sw

Fig VI.c 20.- Chopper simple primer cuadrante

Fig VI.c 21.- Chopper simple dos cuadrantes

Fig VI.c 22.- Tipos básicos de convertidores DC-DC

VI.-156