Está en la página 1de 73

Diseño de Portada e Insignias de los grimorios:

Juanrax Lera San Miguel

Equipo creativo (Por orden de aparición):

Kristina Ramos
Rigardo Márquez
Poldark Mego
Tania Huerta
Albert Gamundi
Luis Bravo

Maquetación y edición:

Luis Bravo

Menciones adicionales (Por orden de aparición):

Maxime Taccardi
Januz Miralles
Bartek Blaszczec
Robert W. Cook

Propiedad intelectual y derechos reservados:

Revista Aeternum
Hemos de advertirles que los documentos que ante ustedes se exhibirán,
llegaron a nosotros de la mano de un desconocido, el cual se presentó ante la
editorial como Mephisto, extraño nombre por cierto. Tuvimos el placer de
atenderlo y, debemos subrayar que, parecía una persona con una enfermedad
avanzada, incluso, daba la impresión de que su piel se caía a pedazos. Con
amabilidad le ofrecimos asiento en la oficina y se describió como un erudito en
lenguas antiguas. Nos manifestó que mantenía su nombre en secreto pues había
decidido ser olvidado, además de ofrecernos con esto, cierta seguridad, ya que
decía tener muchos detractores. Dijo ser prelado de una antigua orden borrada
de la historia, maestro en demonología, brujería y estudioso acérrimo del vacío
primordial. Títulos suficientes para llamar nuestra atención sobremanera, sin
embargo, permanecimos en todo momento incrédulos a su autenticidad ya que
no entendíamos la razón por la cual un ser de tanto poder y conocimiento acudía
a nosotros, que no teníamos nada en que beneficiarle.
Le seguimos el hilo a su historia, atrapados por la curiosidad. Narró haber viajado
hasta los rincones más oscuros de la tierra, llegando a presionar su cordura
hasta límites inimaginables: sólo para encontrar un único compendio. Pronto, un
grueso libro de más de mil hojas golpeó nuestro escritorio, lo presentó como la
única traducción del Codex Maledictus. Un códice de seis libros, todos ellos
pertenecientes a cada una de las civilizaciones antiguas que fueron derribadas
por un mal desconocido, uno que negaron hasta que ya era demasiado tarde.
Nos dejó el manuscrito en silencio y se marchó. Cuando reaccionamos, pues
extrañamente algunos segundos de nuestras vidas se paralizaron perdiéndose
para siempre; él, ya había desaparecido. Lo buscamos por todo el edificio sin
encontrar rastro de él.
Aun con incertidumbre, el consejo de la editorial nos dio el visto bueno para
comenzar la traducción. No obstante, una serie de infortunios demoró nuestra
labor. Al principio, el experto al que le enviamos el manuscrito para su
maquetación, sufrió un accidente de tránsito semanas después de comenzar el
trabajo, que lo dejó en coma tras las respectivas cirugías para salvar su vida.
Lamentablemente, hasta el momento, no despierta del sueño. Así pues, el
trabajo de edición y traducción del antiguo manuscrito, se destinó a seis
personas, las cuales tuvieron que ocultar sus nombres con pseudónimos, debido
al acoso que comenzaron a sufrir por diversas logias, a tal punto de pensar en
abandonar el proyecto, por lo cual se comisionó otra junta que se truncó por
problemas en la red eléctrica. Pasaron los meses y las traducciones de cada libro
regresaron a nuestra editorial. Se refirieron los trabajos al editor en jefe para su
debida lectura y corrección. Hasta ahora desconocemos su paradero: sólo
contamos con un mensaje de audio que él nos envió al grupo de trabajo, en el
cual, con la voz entrecortada y respiración agitada, nos indicaba que no lo
publiquemos.
Felizmente, habíamos tomado la precaución de guardar partes originales, ya
traducidas, de los libros que cada uno de los seis escogidos para ese trabajo
habían mandado anteriormente como adelanto y son las que aquí les
presentaremos. Se recomienda discreción al lector. No somos personas que
creamos en los malos augurios ni maldiciones ancestrales, pero velamos por
vuestra integridad, física y mental, al no entregarles todo el material, procurando
no sean seducidos por el libro completo de cada compilación, ya que todo
conocimiento es poder y todo poder tiene un precio.
LA ORDEN DE LAS HIJAS DE
LA LUNA

Los misterios del averno que permanecieron ocultos durante siglos serán
conocidos, muchos velos serán descorridos, y será revelada la verdad que
existe más allá del plano terrenal.

ALOUQUA
Los misterios del averno que permanecieron ocultos durante siglos serán
conocidos, muchos velos serán descorridos, y será revelada la verdad que existe
más allá del plano terrenal. El abrir las cáscaras en las cuales la verdad se halla
contenida, nos mostrara un mundo más allá del abismo reavivando en todas
partes los hechizos muertos. Ellas hacen esto, no por su propio poder, sino
gracias al poder de la oscuridad, que obra en ellas a manera de instrumento.
La Orden se halla compuesta de Elegidas, o sea de aquellas que buscan la
oscuridad y que son capaces de recibirla. Son las genuinas intérpretes del mal.
Así toda aspirante a bruja tiene que ser iniciada en los secretos de la magia
negra. Esta orden tiene tres niveles de iniciación, siendo la tercera la máxima a
alcanzar para lograr el rango de Sacerdotisa.

Primera Iniciación: Es la iniciación que recibe a las aspirantes a brujas.


Es importante que esta iniciación se realice en una noche con luna llena, al aire
libre.

Toda mujer que desee formar parte de la orden debe traer consigo:

 Un animal muerto, envuelto en hojas de árboles secas. Para que su carne


se mantenga caliente. La sangre del animal se vierte en un cuenco de
madera, para preservar las propiedades de la misma.
 Una calavera de macho cabrío.
 Cinco velas negras.

Comienza con una misa negra, la sacerdotisa con su daga ceremonial, dibuja
en la tierra un pentagrama invertido, la aspirante coloca cada una de las velas
en las puntas de la estrella y las enciende. Luego desnuda debe de colocarse
al medio del pentagrama con el animal muerto y su sangre.

La calavera del macho cabrío simboliza la deidad infernal, esta es colocada en


lo alto del altar, junto con los utensilios mágicos de la sacerdotisa.

Cada miembro de la orden presencia el ritual, mientras repiten las siguientes


palabras:
«En nombre de Satán, señor del averno, rey de las tinieblas, ordeno a tus
fuerzas oscuras que viertan todo su poder infernal, sobre tu nueva hija. Que las
puertas del infierno se abran de par en par y toma lo que es tuyo por derecho».
«In nomine satan, domine ex inferis, rex tenebris, inferni detractos de novo filia
tua».
Se vierte la sangre encima de la aspirante mientras realiza el siguiente
juramento:
«Yo___________________ (Nombre de la aspirante) me declaro tu hija, juro
ante la cabra que nunca te traicionaré porque mi cuerpo lleva la marca de la
bestia, dentro de mí arde la llama negra del infierno. Pertenezco a tu reino,
dame tu poder. Bríndame los secretos de la magia negra del origen de la
crueldad».
«In nomine dei nostri Satanas excelsi».

La sacerdotisa ingresa al pentagrama y vierte el cuenco de sangre sobre la


aspirante, mientras engulle el corazón del animal. Se sella el ritual.
Una vez iniciada se les marca el pecho a la altura del corazón con un pentagrama
invertido. Señal de que nunca podrá abandonar la orden, en caso de hacerlo y
retractarse de su juramento. Se realiza una caza exhaustiva y una vez
encontrada se le aplican las torturas correspondientes que la llevaran a la
muerte.

La aspirante debe llevar un año de encierro en la cueva de Yanatunshu. Esta


cueva se encuentra en las profundidades del cerro negro de Rumialgo (cerro
maldito, ubicado en las profundidades de la sierra peruana). Lugar donde se
concentra la mayor cantidad de energía propicia para desarrollar habilidades
mágicas y aprender a conjurar hechizos.

Durante ese periodo de tiempo la sacerdotisa prepara un collar de protección


para la aspirante, con huesos del augurio. Huesos humanos que se encuentran
en la profundidad de la laguna de Mamancocha y poseen grandes propiedades
mágicas.

Antes de ser utilizados se hace un pequeño hoyo en la tierra y se introducen los


huesos, luego se vierte una cantidad de sangre de la aspirante y se deja toda la
noche bajo el fulgor de la luna llena. Al día siguiente se coloca un hueso en un
collar de plata y se le entrega a la aspirante.

Una vez entregado nadie más que ella podrá tocar ese collar, será portadora de
una furiosa tormenta de salvaje magia oscura y con el podrá sembrar el terror y
el mal por la tierra, protegiéndose de sus adversarios.

Luego todos los miembros de la orden celebran el ingreso de la aspirante con un


ritual de Ayahuasca, comen la carne del animal muerto, mientras realizan un
cántico y danzan bajo la luz de la luna.
“Poderoso Satán, antiguo señor del mundo esta noche estamos ante ti para
confirmar nuestras alianzas y pactos contigo. Enséñanos como vivir en la
plenitud de la carne, disfrutando todo lo que es tuyo. Guíanos por el sendero
oscuro abre las puertas de la magia y enséñanos la sabiduría antigua.”
¡Salve Satanás!
¡Salve Lucifer!
¡Salve Belial!
¡Salve Leviatán!
«Rex terra, magister universum, tuum est imperium
¡Ave satanas!».

Segunda iniciación: Circulo de poder (Círculo Mágico)


En esta segunda fase, se prepara el círculo de poder.

La Sacerdotisa traza el círculo con su daga ceremonial, realiza tres cortes en el


brazo derecho de la bruja consagrada, mientras ella deja caer su sangre
alrededor del círculo, comenzando a moverse hacia el lado izquierdo, así se
realiza el llamado a las fuerzas oscuras del caos.

Mientras se recitan las siguientes palabras:

«Las puertas del reino se abren, el emperador se viste de rojo envuelto en


oscuro fuego, gobierna majestuoso en el trono de los muertos. Tu espíritu y
fuerza invoco, encomienda en mí tu sabiduría, hazme parte de tu ira, dame tu
poder».
¡Da mihi virtutem!
¡Da mihi virtutem!
¡Da mihi virtutem!
El círculo sirve para concentrar la energía MÁGICA.

Se pone a prueba los conocimientos previos y se realiza el proceso de


invocación.
Invocando a Baal:

La sacerdotisa entrega a la bruja un pedazo de cuero negro de guanaco (animal


oriundo de la sierra peruana) donde con su propia sangre dibujara el sigilo de
Baal. Luego la Bruja se posará de rodillas y frente a ella pondrá el sigilo. Cerrará
los ojos y se comenzará con el proceso de visualización mental del sigilo,
mientras se repite el nombre del demonio 3 veces, luego se recita el siguiente
sortilegio:

“Oh grandioso Satán, el único verdadero rey del averno que vive y reina por
siempre y para siempre. Te suplico incitar a BAAL a manifestarse para que él
pueda darme verdaderas y fidedignas respuestas, así pues podría cumplir mi
deseado objetivo... Esta es una petición en tu nombre, padre.”

«In profundum abyssi penetravi, in adiutorium meum Baal.


Da mihi sapientiam tuam».

Realizando una conexión directa con la entidad infernal, que se posara dentro
del cuerpo de la bruja brindando todos sus conocimientos y otorgándole el don
de la invisibilidad. Luego de haber realizado este proceso el demonio abandona
el plano terrenal y la bruja cae un profundo sueño por siete días.

Donde la sacerdotisa velará el sueño de la bruja, es de suma importancia que


nadie la despierte, y todo prosiga de forma natural.

Una vez que el proceso haya finalizado, la bruja tiene acceso al “Libro negro”.
Libro maldito donde habitan rituales y hechizos malignos.
Tercera Iniciación: Poder de la carne (Ceremonia con sacrificio humano)

Durante esta iniciación solo pueden asistir las brujas consagradas que deseen
poseer un alto rango dentro de la orden y la Sacerdotisa suprema (Bruja principal
del aquelarre) es la que oficia la ceremonia. A su vez pueden invitar a
Sacerdotisas libres. (Brujas que formaron su propio aquelarre).Esto significa que
el grupo de brujas es más pequeño que de costumbre.

Es una de las ceremonias más complejas y escalofriantes, donde la bruja que va


a recibir el grado de sacerdotisa pone a prueba su lealtad ante el Rey de las
sombras.
SOMNUS AETERNAM
(Pócima y Ritual del sueño eterno)

La bruja debe traer consigo:

 Un sapo
 Raíz de Valeriana
 Hojas de Amapola
 Hilo de color negro
 Siete velas negras

Preparación:

Se coloca la raíz de valeriana con las hojas de amapola agua en un recipiente


de metal y se pone al fuego de una hoguera, se hace hervir y el líquido se vierte
en un pequeño pomo de vidrio y se deja reposar por dos horas. Una vez que se
haya enfriado se envuelve con sumo cuidado en una tela negra junto a los otros
ingredientes.

La bruja debe colocarse delante de la hoguera y con las siguientes palabras


realiza el pedido de que el nombre de su víctima sea revelado.

«Astaroth gran duque del infierno ven a mí, muéstrame con tu poder el camino
que debo seguir, revélame quien debe consumirse en el sueño eterno.
Que se haga tu voluntad».

«Uberius meum implent desiderium».


«Revelare nomen tuum».
«Revelare nomen tuum».
«Revelare nomen tuum».

El nombre es revelado y la bruja sale de cacería. Con el don de la invisibilidad


ella puede ingresar en la vivienda de su víctima sin mayores problemas.

La bruja puede hacer dormir a su víctima con esta pócima, se vierte el líquido en
sus alimentos, cuando la víctima prueba bocado ingresa en un sueño profundo.
La bruja puede suspender en los aires y llevar volando consigo a su presa.

La lleva hasta la cueva de Yanatunsho y la coloca sobre el altar de piedra se


prenden las siete velas negras y se coloca el sapo encima de su víctima, esta le
clava una daga abriéndola por la mitad y derramando su sangre en una copa.
Luego con el hilo negro le cose los ojos al sapo, recitando las siguientes
palabras.

«Sapo: Yo, por el poder de satán te coci los ojos para que no despiertes y el
sueño eterno se apodere de tus entrañas.
Por el poder de todos los espíritus infernales, es mi voluntad que estés preso y
atado en la oscuridad. He aquí mi ofrenda, hacia ti rey del infierno».
«Hoc do tibi fidem meam nota sacrificium hominum».

El poder del fuego se libera, los vientos ciclónicos fluyen, el cielo canta furioso y
los demonios alaban el sacrificio. Los demás miembros de la orden observan el
silencio se rompe cuando ella coge la daga y la clava en medio del pecho de su
víctima, la sangre emana a raudales y se empoza como un manantial puro y
brillante.

Se quitan los vestidos y desnudas danzan revolcándose en ese manantial


escarlata mientras contemplan como aun late el corazón de la presa. La euforia
colectiva se desata, el olor a azufre se hace evidente.

Se levanta desde las profundidades, el rey del infierno. Espectral contempla el


ritual en ese entonces la bruja remueve las entrañas, con placer y coge el
corazón que aun late, lo arranca de un tirón. Entretanto el cuerpo es arrojado a
la hoguera y el fuego lo consume.

El corazón se coloca en el altar y el sacrifico ha sido consumado. Coge la copa,


bebe la sangre, se recitan las siguientes palabras y se sella el ritual.

«Mi alma se eleva, mis visiones se amplían, fuego fatuo guía mi camino, del
portal de los lamentos emergen los demonios y sus proféticos cantos anuncian
la llegada de Satán».

«Imperor Rex maximus, glorificamus et adoramus,Satan omnipotens in nostri


mondi. Domini rex In nostri terra Satan imperum in vita Lucifer ominus fortibus
Glorius en in Terra Luciferi Imperator omnipotens».

¡Salve Satanas!
¡Salve Satanas!
¡Salve Satanas!

La lealtad ha sido consumada, la oscuridad se apodera del lugar, se le hace


entrega de una daga ceremonial. Para que pueda realizar posteriores actos de
magia negra.

Se le otorga el poder de vivir en cualquier lugar del mundo y formar su propio


aquelarre basados en los principios de la orden. Con la condición de que una
vez al año, volverá a renovar sus votos de lealtad en la cueva. Sin poder
abandonar la orden por el resto de la eternidad. En caso contrario puede optar
por quedarse en las profundidades de la sierra, con los miembros de la orden
que ahí se encuentran.

Se anexan en este manuscrito conocimientos malditos en las artes mágicas,


que se usaran por la Sacerdotisa cuando la situación lo amerite.
PROHIBITOS AUTEM AMOREM
(Conjuro de Amor prohibido, maldición)

Se realiza el sortilegio en una noche de luna sangrienta.

Piel de serpiente
Pétalos secos de rosa roja
Sietes arañas
Cabellos de las victimas
Corazón de conejo hembra y macho
Hilo de color rojo

Se cosen los corazones con el hilo rojo, uno con el otro de tal manera que sea
imposible separarlos. En la piel de serpiente se hace una cama con los pétalos
de rosa se colocan los cabellos de las víctimas y en medio los corazones. Se
envuelve y se amarra. Con alfileres se colocan las siete arañas, atravesando los
corazones.
Se recitan las siguientes palabras:
«En la presencia de los seres infernales, con malicia, deseo y lujuria, sin temor
a nada que existe bajo la luz de la luna. A ti te invoco, ¡oh! sombría oscuridad.
Se serpiente venenosa ante nosotros e incita a los amantes a caer en la pasión
desenfrenada de la carne.
¡Oh! Diosa poderosa Lilith, derrama el poder de tus íncubos y súcubos, deleita
a los amantes con tu poder sexual».

«Regina in hoc mundo anguis voluptatem, damnare Regina, Mater


daemoniorum, da mihi virtutem».

El viento lleva consigo la maldición, los amantes caen en la tentación y se


produce el encuentro carnal. Sus miradas se pierden y entran en un trance
profundo de placer, sus pensamientos se perturban, el deseo crece y se olvidan
que son familiares cercanos. Llegando al orgasmo, antes de finalizar el acto
sexual, los cuerpos se entrelazan entre sí, se convierten en uno solo y la
transformación se va realizando.

Se convierten en una llama de piel humana, con dos cabezas una de mujer y la
otra de varón. A esta criatura infernal se le otorga el nombre de Jarjacha.

Criatura que se condena a vagar por la eternidad, la maldición recae sobre toda
su familia
MORS OSCULUM
(Pócima y Conjuro del beso de la muerte)

Se utiliza para dar una muerte rápida a un oponente.

Trece plumas de choseck (ave maldita oriunda de la sierra peruana)


Veneno de Serpiente
Cactus “San Pedro”
Flores de circe
Tierra de cementerio
Lana de Guanaco
Sangre de gallina negra
Flor de muerto

Con mucho cuidado se colocan las plumas, el veneno de serpiente y las flores
de circe, dentro de un cuenco de madera y se dejan reposar toda la noche bajo
la luz de la luna. Al día siguiente, se vierten en un recipiente de metal y se llevan
al fuego, durante una hora. Se sacan las plumas, quedará un líquido de color
negro, se coloca en un tubo de ensayo y se entierra junto con la tierra de
cementerio. Luego se agrega el jugo de cactus y se mezcla. (Es preciso tener en
cuenta que una vez que la persona injiera la pócima y los efectos comiencen a
surtir efectos no es reversible.)

La bruja tiene el poder del convencimiento, mediante sus encantos, tiene la


habilidad de estar cerca del adversario. La pócima se mezcla con vino y se ofrece
a la víctima en el momento indicado.

«Satanas, Lucifer, Belial y Leviatan, los invoco derramen su poder infernal en


contra de este insignificante humano. Que la densa niebla lo envuelva,
dejándolo caer en el abismo del dolor. Corrompan su carne.
Tomen su alma y condénenlo al sufrimiento del fuego eterno».

Mors Osculum
Mors Osculum
Mors Osculum

La pócima ingresa al torrente sanguíneo y como un beso suave y delicado, la


sangre se coagula y paraliza las funciones vitales y lentamente se produce la
muerte.

La bruja saca los ojos de la víctima y los guarda dentro de un cofre de madera
junto con la flor de muerto, este se sella amarrando una la cuerda maldita*
alrededor.

*Para preparar la cuerda maldita, se coge la lana de Guanaco y se trenza. Se


coloca la sangre de la gallina negra en un recipiente y se sumerge la cuerda. Se
deja por tres noches bajo la luna llena. Luego está lista para usarse. Ningún
mortal podrá desatar la cuerda. Solo la bruja que realizó el conjuro.
MORTUUS LINGUIS
(Muertos que hablan, Ritual para obtener información)

Las brujas pueden hacer hablar a un muerto; para lo cual proceden del modo
siguiente: Primero lo exhuman del cementerio y lo llevan a la laguna de
Mamancocha y lo colocan sobre una balsa de madera, se le lleva al centro de la
misma, donde se concentra la mayor cantidad de energía.

Se le atan los pies y manos con un cordón grueso tejido con pelos de zorro negro,
luego con una daga se realiza un corte en el abdomen y se coloca una raíz de
mandrágora y se vuelve a coser.

Se recitan las siguientes palabras:

«Cruza el umbral de los muertos, sombría criatura del abismo, dame las
respuestas que necesito, alimenta el fuego interno de la sabiduría. Noche
gélida de luna llena, ojo del infierno que todo lo ve, por cuyo poder el hombre
vive y muere. Por el poder de Satanas vuelve a la vida”.

«In mortuorum incoluisse mansione».

«Ad vitam».

En ese instante el cielo se nubla, se produce una fuerte tormenta y con un soplo
de aliento de la bruja, el muerto emana un fuerte grito. Sus ojos se abren y las
palabras comienzan a surgir. En ese instante todas las preguntas son absueltas.
Una vez que la bruja obtiene toda la información requerida, pronuncia las
siguientes palabras:

“Portador de la muerte, a ti te invoco Devorador de almas, para que con sus


garras infernales, te lleve de regreso a tu sufrimiento eterno maldita criatura”

«Redit ad mortem».
«Redit ad mortem».
«Redit ad mortem».

El agua de la laguna se levanta, el cadáver se hunde. Yaciendo en la


profundidad de la laguna por toda la eternidad.

Una vez terminado el ritual la bruja tiene el poder de metamorfosearse en perro,


gato negro o en ciertas aves carroñeras como el cóndor, para salir del lugar y
llegar más rápido hacia la cueva, así ocultarse de cualquier mortal a fin de
impedir que se revelen los secretos del ritual.

La bruja puede desorientar a cualquier mortal; de manera de hacerle perder


hasta el camino de su casa y dejarle desatentado sin saber el sitio donde se
encuentra.

Llegando sin mayor problema a su destino.


DEVORATRIX ANIMARUM
(Evocación)

El demonio convocado durante este ritual está obligado a cumplir peticiones de


la bruja, siempre y cuando éste conozca su nombre o sus atributos, o, los trazos
que equivalen a pronunciar o escribir su nombre y tienen el mismo efecto.
La bruja exige directamente a la entidad el cumplimiento de sus deseos. El primer
objetivo de una bruja cuando realiza la evocación es que el demonio revele sus
poderes ya que en lo sucesivo puede alcanzar el máximo dominio de la magia y
controlar legiones. Es posible hablar con un devorador de almas, pues hablan
todas las lenguas, dialectos y variantes de los mortales.
Para empezar el ritual se dibuja el sigilo de la orden y en la parte superior se
escribe el nombre del demonio y se coloca un espejo delante de la bruja.
La bruja debe llevar consigo su daga ceremonial y la ofrenda humana, de
preferencia recién nacidos. Recitando las siguientes palabras:
«Lúgubre noche muéstrame los secretos del averno, déjame escuchar los
nefastos aullidos de la victoria al derramar la sangre de los mortales, helando
corazones y ofreciéndote sus almas. Devóralas y cumple mis deseos».
¡Sangre para el Dios de la sangre!
«Udo sub monte prostratis corporibus
Reliquias eorum devoravit animarum».
¡Das vota mea!
¡Deus Sanguine!
¡Deus Sanguine!
¡Deus Sanguine!

Poderosa servidora del demonio de la sangre. Su ansia de sangre se extiende


más allá de toda comprensión mortal y por más matanzas que cometan y
cadáveres que apilen, nunca quedan satisfechas.
Es cuando el demonio se revela en el espejo y su látigo que arde con las llamas
del infierno, devora el alma de la ofrenda. Sus alas gigantescas, se mueven con
una ira inmortal y el deseo es concedido.
La bruja absorbe los poderes y recibe su deseo.
La aparición del devorador de almas asola la tierra, emitiendo las ondas de
maldad y nutriéndose. El cielo se oscurece y la sangre corre espeluznante
cubriendo la superficie mortal.
INCESSABILIS DELICTI
(Poema)

¡Soy bruja!
Me muevo sigilosa entre las sombras
Mis pasos misteriosos marcan mi lúgubre destino
Susurro letras muertas en el viento
Conjuros, maldiciones y rituales
Alimentan mi alma perversa
Mi estirpe es sanguinaria y maldita
¡Aniquilados!
¡Masacrados!
¡Mutilados!
¡Degollados!
Mis enemigos lucirán
Son ofrendas a mi Señor de las tinieblas
Hordas de demonios se levantaran del Averno
Con mi voz
Entonando cánticos malditos
Perversos pensamientos
Lujuriosos movimientos
Mi cuerpo es el instrumento del mal
Gélida noche de luna sangrienta
Me bañas con tu sabiduría y poder
Cogiendo mi daga sentiré un doloroso placer
Y tu marca imborrable en mi pecho siempre estará
Prometo serte fiel
Hasta que la niebla me envuelva y me arrastre la muerte
Me tomarás y me fundiré en ti
Omnipotente reinarás y a tu lado para siempre estaré
¡Salve Satanás!
¡Salve Satanás!
EL UMBRAVERSO

Si un mortal desea obtener el poder de los seres de bajo astral debe entregar
algo a cambio.

LUXFERO
EL TÓTEM

El umbraverso es una telaraña amorfa de oscuridad eterna donde moran las


entidades más perversas de la inexistencia, sin embargo, aun siendo un mundo
intangible se rige por dádivas atávicas. Si un mortal desea obtener el poder de
los seres de bajo astral debe entregar algo a cambio. Existen diversas ofrendas
según sea el anhelo que se desea cumplir, pero hay un ritual que de llevarse a
cabo asegurará la complacencia del reino sombrío.

«El tótem de la carne»; sin lugar a dudas es el sacrificio favorito de los moradores
de las tinieblas, si el mortal entregase está rosa necrófaga, sus ambiciones se
realizarían sin fallo alguno.

La sangre es el elemento principal de la ofrenda, ésta representa la fuerza, el


poder, la vida misma, por ello es el ingrediente principal del sacrificio. Primero se
debe reunir una cantidad propicia de ganado humano, pero las edades deben
variar, se necesitan desde recién nacidos, infantes, adolescentes, adultos y
ancianos, ya que un bufet debe contener variedad. Una vez obtenido el rebaño
adecuado se procede a torturar, vejar, violar y a asesinar a los sacrificados, se
debe marcar la piel con la peor crueldad posible y, finalizando este paso, los
cadáveres deben ser profanados sin cesar. Cuando los cuerpos hayan pasado
por el proceso de profanación deben ser desmembrados de forma artística.
Sangre y carne es lo principal, pero la estética mortuoria y la geometría ritualista
juegan un papel igual de importante. A la medianoche del primer viernes de
marzo, se debe levantar la enorme ofrenda de piel y sangre, brazos, piernas,
cabezas, pechos, rabos, todo debe ir ordenado de forma totémica, entre más
grande sea, el resultado será mejor.
Si el invocador quiere potencializar el sacrificio debe entregar la sangre y el
cuerpo de un familiar cercano, en el caso de que se trate de un hermano de la
misma manera en que Caín lo hizo en la noche original el ritual multiplicaría su
poder, aunado a esto el monumento carnal debe llegar lo más alto posible para
así ofender al rey de los cielos.
RITO VITA NUOVA

Ingredientes:

Deposiciones de la persona elegida.


Sangre de la menstruación de la víctima.
Cabello de la persona.
Corazón de una mujer pura.
Piel de Nahual.
Desechos de un legrado.
Raíz de mandrágora.
Voluntad del recipiente.

Este arcano saber fue legado por la Ctónica: «Zohra bent Havvâ bent Elohim»,
debido a eso únicamente pocas personas conocen el método de la vida nueva,
aquellos que lo realizaron han asegurado la existencia continua, el ritual proviene
de la primera de las hijas de la tierra, por lo cual sólo las mujeres pueden
realizarlo.
La sangre de la menstruación, el cabello, el corazón de la mujer pura, la piel del
nahual, los desechos y la raíz se deben mezclar hasta que se forme una
sustancia putrefacta que pocos podrían soportar, y es allí donde la voluntad del
recipiente entra en juego, pues dicha víctima vendrá a nosotros por su imperiosa
necesidad, y decidida a todo para conseguir su deseo consumirá el elixir
malsano, su urgencia será subsanada y ese será nuestro pago hacía ellos por
su sacrificio. Lo siguiente es sencillo, el vino obsceno que la mujer bebió pronto
hará efecto, sus entrañas se contorsionarán violentamente, ella no podrá resistir
las embestidas de los coprolitos que se emanciparan de su interior, así la usuaria
de la vita nuova deberá colocarse en posición sumisa para realizarle el beso
negro al receptáculo, y acto seguido tragarse las evacuaciones de la víctima.
Después de unos minutos la copromante sentirá el vínculo del pacto, de entre
sus piernas brotará un falo monstruoso, ese será el momento adecuado para
profanar a la mujer elegida, el sexo debe consumarse hasta eyacular en la presa.
Entonces el ritual habrá sido realizado con éxito, gracias a las propiedades de la
mandrágora ella quedará embarazada, y en siete semanas nos regurgitará
dándonos a luz, así el ciclo comenzará de nuevo, evidentemente el producto
crecerá de forma anormal hasta llegar a la edad plena, y así la copromante
recuperará su juventud, evitando el toque de la muerte.
EL VACÍO

Existen recovecos embebidos de la negrura primordial, allí entre esas


interconexiones multidimensionales reptan fuerzas amorfas que buscan un
concepto, un decreto, una sanción que ejecutar.
Por eso cuando se desee deshacerse de alguna persona. Lo único que se
necesita hacer es lo siguiente:
A la medianoche del cinco de marzo, el hacedor debe ir a algún bosque cercano
y en cuanto encuentre un agujero negruzco en las cavidades de la tierra
pronunciará el nombre de la persona a la cual se quiere maldecir, entonces al
día siguiente los tentáculos del vacío se lo llevarán sin dejar rastro atrás.
AMENO QABBALÁH

La invocación debe realizarse frente al árbol de la vida, el cual será representado


por los sacrificios, en cada sefirá se colocará un elemento en la posición
astrológica adecuada hasta que las diez esferas estén en el sitio correcto. Se
procederá a sacrificar a los tributos en nombre de la gloria del altísimo.
Para iniciar se debe trazar la primera esfera, se procede a decapitar a una mujer
virgen, con su sangre se debe crear las elipses concéntricas del «Kéter» y en
medio de éste se colocará la cabeza de la santa.
Segunda evocación: se debe extirpar los ojos de una anciana devota, las perlas
vitreas deben ser colocadas en el centro de las grecas del «Jojmá».
El tercer paso consiste en extraer el cerebro a través de la nariz con ganchos
santificados, el órgano debe pertenecer a un estudioso de las santas escrituras,
se debe introducir la masa cerebral en los anillos de la «Biná».
En el cuarto espacio se debe arrancar el corazón de una nínfula, el orador debe
devorar parte del órgano para sellar el pacto de entrada, y el resto debe ser
quemado en el altar de «Jesed».
En la «Gevurá» que es la quinta sinfonía se debe entregar los huesos de una
santa, éstos se colocan de forma amorosa alabando siempre al magnánimo.
En el sexto estado llamado «Tiféret» se debe alzar un ídolo pétreo similar al de
un ángel, allí frente al coloso se coloca a la mujer más hermosa, su castidad será
tomada por Dios, por ello se debe momificar con sumo cuidado para que su
cuerpo se conserve lo mejor posible.
El séptimo sello debe ser esbozado a través de la «Netsaj» el símbolo debe ser
formado por medio de los cuerpos inertes de varios bebés sin bautizar, una vez
que se haya dibujado el gran ojo con cada infante, se procede a extraerle el
aparato reproductor femenino a la mujer más fértil con el fin de ilustrar la victoria
de la vida sobre la muerte.
La octava puerta holística es el «Hod» aquí se debe realizar el suicidio colectivo
de los mancebos más hermosos del señor, sus almas serán el tributo adecuado
para glorificar lo eterno.
El noveno sendero conocido como «Yesod» es la antesala de la invocación, aquí
se debe colocar los prepucios mutilados de los devotos, ya que es al trato de la
carne, con esto se dotará de gloria al convocado.
La última configuración es «Maljut» el silencio eterno, aquí todo ser debe meditar
profundamente, la voluntad de la fe se hará presente dándole forma al ser divino,
y allí frente al invocador y su rebaño, uno de la hueste divina, un ser celestial
descenderá del reino original.
MANEKEEN

¡Claman las ánimas ahogadas en los ríos necróticos de un abismo ulterior que
aprisiona el néctar repugnante de eones malditos y corruptos del hedor humano!
Entre atronadoras lenguas sulfúricas se eleva la desesperación demencial de
aquellos que alguna vez vivieron en el pecado y la inmundicia, crujen sus
súplicas que aun siendo conceptos sonoros buscan escapar más allá de los
montes adamantinos donde son desgarrados por los vientos espectrales.
Deformes carceleros custodian los parajes olvidados por la luz, enormes
emanaciones forman una bóveda de ceniza plateada. La única imitación burda
de aquel sueño vestigial llamado luz, es vuelta a ver cuándo las fauces abisales
arrojan millones de miserables descarnados a este fango universal, pues en la
vertiginosa caída van desintegrándose para convertirse en lluvia fatua.
¡Él es un sueño sobre otro sueño de muerte y extinción dentro de la pureza
anacrónica de un origen nunca contado!
En la nebulosa del silencio eterno yace una morada, adulada por parajes óseos
de seres colosales existentes en las pesadillas de antaño, aquí, él espera con la
fe de la ignorancia y ambición de la desafortunada raza humana. Él tiene el poder
de escoger a cualquier víctima, sin embargo, el vino de la desesperación le sabe
mejor cuando la propia voluntad se encarga de llevarle almas.
Aquel que desee tener la venia del proto-versal más vicioso, debe cometer los
peores pecados en contra de la humanidad, pues los actos más retorcidos
alimentan la voraz perversión del tirano. Únicamente la abominación debe ser
practicada entre los devotos de Manekeen, toda clase de sexo desviado, el
canibalismo, la violación, la corrupción, la degradación, la tortura, todo aquello
que cause repulsión, ya que es la única diversión de aquel que repta en lo
inconmensurable.
El invocador debe ofrecer un banquete excretable para complacer al gran señor,
una orgía donde la carne sea corrompida de forma atroz, una cena aberrante
que calme su apetito, un entretenimiento tortuoso que le mantenga atento, y
entonces él se hará presente. Primero todo el coro de cherubs deformes que
felices tocaran infernales melodías, luego aparecerá la gran corte de lo obsceno,
esos seres de aura supurante que marchitan todo a su paso provocarán que el
espectador devuelva el estómago, su simple hedor es suficiente para
enloquecer, así que el que ejecuta el llamado debe estar comprometido con la
malignidad demencial, y al final, el engendro, el rey de lo deforme y malsano, el
proto-versal más encaprichado con los placeres humanos se mostrará ante el
invocador para corresponder su llamado.
LEUCROTA

Este maleficio es uno de los peores tormentos que existen. Se debe preparar
una sustancia llamada: «Leucrota», está consta de las vísceras de diversos
animales entre ellos el perro, la gallina, varias arañas, ojos de gato y la carne
pútrida de varios cuervos.

Se muelen los ingredientes hasta que quede una sustancia pastosa que se debe
introducir en la comida de la persona que se quiere maldecir.
Los efectos se pueden notar desde el segundo día, ya que el apetito del
maldecido se multiplica de forma exponencial. Al séptimo día el hambre se
vuelve insoportable, el estómago se le inflamará de forma obscena causándole
gran dolor, pronto el alimento común ya no le saciará, sólo la carne cruda
calmará su agonía, no obstante, éste será un paliativo temporal, pues la marca
del gran Dios «CANIBA» ya se ha clavado en su alma.

La locura se desatará en la segunda semana, allí el pobre diablo experimentará


la hambruna en su máxima expresión. Poco a poco la persona entrará en un
frenesí voraz que le hará desconocer a todos, su hambre le lleva a romper el
peor de los tabús; él se alimentará de carne humana, y no de cualquiera, él
devorará a sus propios hijos, su esposa y a todo ser querido, sin embargo, no
será suficiente, por lo cual él caníbal se depredará a sí mismo.
INVOCACIÓN DE SAN VALENTÍN NEGRO

¡Amor E Morte!
¡Amor E Aversus!
¡Amor E Nihil!

¡Ero, Ero, Lilinia, Moria!


¡Ero Nostra Rex Luxus!
¡Nox, Zocram, Makin, Astaru!
¡Osculum Nero Nero Príapo!

Necronte del crepúsculo errata,


que versa a los poliformes astros,
yo conjugo ante ti,
la rosa necrófaga
y el cráneo ciclópeo.
Para tributar mi clamor.
¡Oh devorador de ausencia!
roe el hilo carmesí de mi esencia,
repta y vuelve salitre cualquier fulgor,
que insinúe obnubilación
y que nunca mis arcanos labios,
mi carne, o mi alma
invoquen aquella maldición
llamada amor.

Necro-razón del ósculo infame,


que amarga la sangre por el cruel rechazo,
yo entrego el vino de Príapo
hasta quedar exangüe,
para que en tu eónico destierro
puedas responder mi llamado.
Septuaginta en noir
velada siete veces,
trae a mí el nombre de mi deshonra,
a esa hija de adán que se negó a amarme.
¡Oh Perdurabo ejecuta mi castigo!
Envía a uno de tus retoños desviados
para que ante mi semilla ellas sufran
la ira de tu juicio obsceno.

¡Amor E Morte!
¡Amor E Aversus!
¡Amor E Nihil!

¡Ero, Ero, Lilinia, Moria!


¡Ero Nostra Rex Luxus!
¡Nox, Zocram, Makin, Astaru!
¡Osculum Nero Nero Príapo!
NAHUALLI

El poder del animal tutelar es una de las fuerzas primordiales que rigen la
existencia. Los secretos del animismo son celados por los hombres primitivos
que se han quedado arraigados a la naturaleza. En el principio del mundo
deambularon calamidades infernales que reinaron por eones, cuando los
primeros humanos poblaron la tierra ya no abundaban dichas entidades, sin
embargo, las que escaparon a la luz se escondieron en el único resquicio que
les quedó; el propio humano, allí entre las sombras tentaron a los hombres
formando pactos con el fin de preservar su existencia. Así aquellos preceptos
pasaron de generación en generación despertando cada cierto tiempo para
reafirmar sus votos.
Aquel que desee el poder de su bestia interna debe adentrarse en lo más
profundo de un bosque plutónico, allí se debe despojar de todo rastro humano.
Se procede a realizar una mezcla de diversas hierbas entre ellas romero,
albahaca, ruda, belladona, también se requiere de copal, peyote, y la sangre de
varios animales, entre ellos el cerdo, lobo, perro, burro, águila, y todo animal que
se pueda, entonces aquella mezcla debe untarse en el cuerpo, el copal arderá a
medianoche junto con el sahumerio para ir al mundo de los espíritus. Luego de
meditar por horas, el animal totémico se presentará ante el convocador. Cuando
esto suceda el hombre o la mujer que desee su poder tendrá que pelear con su
bestia interior hasta derrotarla. Lo siguiente es poseer al animal, se tiene que
copular con el espíritu para intercambiar los votos y justo al eyacular se debe
cortar el cuello del animal tutelar, así como arrancarle el corazón para devorarlo,
pero lo más importante es desollar al animal para hacerse con su piel, que será
el fetiche con el cual se podrá transformar en su animal guardián.
Las transformaciones sólo pueden hacerse después de la medianoche, y la
primera vez que el pactante se convierta debe comerse la piel curtida de su
bestia tutelar, ya que de esa forma quedará sellado el pacto, pues dicha piel
curtida será regurgitada al momento de la transmutación totémica. En su forma
bestial debe alimentarse constantemente para volverse más fuerte, y entre más
años practique dicho conocimiento prolongará su vida humana.
NECROBOROS

Somos ensoñaciones; simples representaciones aleatorias que proceden de


entidades omniversales aletargadas en la entropía de lo eónico. Los múltiples
universos, sus tiempos y leyes son la red neuronal de seres incomprensibles que
sueñan, y dicha entelequia es lo que conocemos como existir. Así entre sus
eternidades proyectan el polvo de la creación, pero no se trata de algo material,
sino de una etérea, ilusoria y cíclica. Sólo somos seres imaginados, dotados de
una chispa onírica a la cual solemos llamarle alma. Dichas manifestaciones
pueden llegar a tener raciocinio, aunque sea sólo un vestigio instintivo del usuario
proto-versal. Así pues, vendrá el día en que los areneros despertarán y los oniros
se marchitarán ante la insignificancia de su realidad.
El señor del páramo nauseabundo de la sexta puerta en la treceava burbuja
dodevalente espera aprisionado por el esmegma de los necrocosmogónicos, allí
en una esfera miasmática yace el más joven de los proto-versales, aquel que
necrotiza a las galaxias, el que repta apagando los soles con su inmundicia, su
nombre es: «Necroboros».
Para abrir una ventana hacía la gigantesca entidad se requiere de un sacrificio
enorme, al menos de miles de personas, los cuerpos en descomposición deben
apilarse en alguna fuente de agua y yacer allí por siete días. De aquella
putrefacción los muertos se levantarán manipulados por una gigantesca mano
pútrida que tiene una pupila ciclópea en el centro. Los cadáveres corromperán a
los vivos convirtiéndoles en focos de infección diseminando la inmundicia del
proto-versal.
La fuerza de la entidad crecerá conforme aumente el número de los infectados
al grado de poder interactuar con nuestra realidad. Lo primero en cruzar a
nuestro plano será la colosal mano que abrirá los cielos para tratar de escapar
de su confinamiento, el día que Necroboros emerja a este plano el universo se
marchitará.
AMBORELLA

Fuimos una raíz somnolienta sembrada para sincronizar la neutralidad de lo que


no se puede nombrar, pues nuestra episteme no alcanza todavía para al menos
pronunciar sus nombres, como seres racionales hicimos de una bella flor un árbol
decrepito dividido por cientos de hojas que creen ser un árbol, y así la hoja llegó
a rincones inimaginables seduciendo a la tierra para llevarlo por diversos
caminos que dictaminaron ser una verdad absoluta para dominar sobre los
ignorantes.
Han envenenado la verdad principal que es la búsqueda de una respuesta propia
llegada a si por nuestra episteme, no por religiones, ciencia o magia. Aquellos
que logren comprenderlo sabrán que somos oscuridad, pues desde siempre esta
ha reinado el todo del vacío, somos silencio, debido a que fue el primer voto
nacido de la inmensa totalidad del universo, y somos el reflejo de un sueño que
duerme en la complejidad de un mecanismo infinito, cuando alcancemos el
novenario tendremos nombre propio.
Entre los parajes ocultos del más profundo bosque se encuentra dormida uno de
los proto-versales más antiguos en residir en la tierra. Amborella posee el control
sobre la feminidad por lo que es llamada la reina madre que está anclada a
nuestro mundo mediante el gran árbol sagrado. Desde allí ella clama por los
amantes del mismo sexo que deseen ser los recipientes de su semilla para
diseminarse por nuevas tierras creando nuevos nodos existenciales. Las
mujeres que no están conformes con su género suelen acudir a ella para que les
permita conocer el placer de poseer un falo capaz de impregnar a su amada.
Inclusive los homosexuales que desean ser mujeres pueden acudir a ella, para
recibir de su corteza la posibilidad de cumplir con el mayor de sus sueños;
volverse una mujer.
Para invocar a esta proto-versal se debe crear una secta de brujas, en la cual el
amor carnal sea la base de toda la existencia. De entre todas las mujeres una se
entregará a cambio de sus deseos, el sacrificio debe tener el corazón roto para
así poder fortalecer a la gran madre.
Las seguidoras de Amborella se desnudarán para el ritual, allí entre los cánticos
noctámbulos del bosque comenzará una orgia entre dichas mujeres para así
atraer a la gran madre.
Amborella se proyectará a través del gran roble blanco tomando forma semi-
humana de piel arbórea y mostrando su anatomía hermafrodita se dispondrá a
copular con la elegida para impregnarla de su semilla, dicha mujer desarrollará
un falo con el cual bendecirá a las demás para así polinizar nuestro mundo con
sus retoños malditos, que una vez nazcan, devorarán a los no creyentes.
KUNDA INFRONDUM

Las bestias con consciencia tienen el derecho de repartir su semilla y su cultura


por las vastas tierras del espacio hadal.

PEZ ABISAL
EL UNIVERSO CONOCIDO

Los astros observables, las galaxias resplandecientes, los mundos habitados y


los desolados, los soles jóvenes y las inmensas novas, todo ello pertenece al
universo habitable; terreno permitido para la exploración de la seres vivientes.
Los límites físicos del universo conocido son también los límites del tiempo y la
realidad.

El Kunda Infrondum existe dentro del Magno Infrondum, representa casi su


totalidad más no es el todo. Las bestias con consciencia, las almas eternas,
tienen el derecho de repartir su semilla y su cultura por las vastas tierras del
espacio hadal, así se dictó cuando el universo nació, así fue decretado por las
fuerzas primarias creadoras del ciclo de la existencia, quienes deciden cuando
el Infrondum debe expandirse y albergar el milagro de la vida y cuando debe
retraerse iniciando una caótica y bella entropía para luego volver a renacer. Así
fue desde antes que la eternidad existiera y así será incluso después de que las
paredes de las dimensiones imperecederas se destruyan.

Dentro del Kunda Infrondum las bestias con consciencia se esparcen y proliferan,
al igual que se destruyen y extinguen dejando paso a nuevas bestias inteligentes,
es el ciclo. Y el ciclo sólo puede ser interrumpido o acelerado por los poderes
originales. El Kata o la pureza de la luz y el Agta o el remanente de la vacuidad.
Ambos existen como fuerzas opuestas que luchan encarnizadamente en busca
de un equilibrio cuidadosamente planificado. Está prohibido que el Kata
doblegue al Agta y viceversa. Los seres impregnados de la sabiduría de alguna
de estas dos fuerzas deben ceñirse a cánones de conducta específicos y cumplir
los designios del Uthum o ser supremo de la fuerza.

Los Rashaerek pueden ser seres de luz o tinieblas y han sido llamados de
distintas formas a lo largo de la existencia: Arrags y Balcrogs, Esverratias y
Faolentios, ángeles y demonios, santos y esbirros. Todas estas definiciones
sirven pues la labor principal de los Rashaerek es la de seducir a los mortales
para que se conviertan en armas vivientes en la lucha entre el Kata y el Agta.
Las bestias conscientes están convencidas de que estos seres etéreos son
protectores o aliados pero la existencia mortal es una mera herramienta en la
pelea celestial. La vida, para ellos, no puede ser menos insignificante.

Sin embargo, con el paso de los eones, muchos sabios han logrado descifrar
conductos por los cuales las bestias conscientes, los seres mortales, pueden
acceder a fracciones de la energía de los Rashaerek y obtener poderes o favores
que sobrepasan la lógica de las ciencias exactas, logrando convertirse en seres
iluminados y poseídos por fuerzas descomunales, milagros y maldiciones. La
mayoría de los Torum Kunda Infrondum o bestiarios del universo conocido han
sido destruidos, su información olvidada, sus rituales trastocados. Las siguientes
páginas son lo poco que se ha logrado rescatar. En ellas se detallan algunos
seres pertenecientes al Agta, sus rituales y sus favores.
ESVERZA

En el averno que Grom, El benevolente, creó para los Thanaterianos, vive


aprisionado Esverza, quizá el Thanateriano más vil y perverso que el universo
conocido haya visto nacer. Su aparición fue debido al colapso del agujero negro
que contenía a la Maestra de espinas (el mal renacido) cuando la ama de lo
macabro fue derrotada por la unión de los paladines defensores y los guerreros
de la cruzada de sangre, su ausencia fue llenada con toda la perversidad
acumulada en el plano astral, donde residen las almas penitentes y rencorosas.

Esverza no es exactamente un Thanateriano puro. Aunque su esencia es


perturbar la paz de los seres vivos, su naturaleza propia es más consciente, es
decir, no actúa por automatismo sino que escoge a sus víctimas; a quienes
susurra día y noche deseos pérfidos hasta que logra corromper la voluntad y
desata los deseos más retorcidos. Así logró hacer caer a santos e inmaculados,
incluso ángeles de pura luz fueron seducidos hasta la demencia por su influencia.

Sus sinuosas intenciones son tan poderosas que logran escapar de los confines
del Hades donde fue encerrado hace eones. Aquellos que logran recrear el ritual
de llamamiento reciben la bendición del maligno y sus vidas son alargadas como
la existencia de las nebulosas; sin embargo a medida que los veranos y los
inviernos transcurren la demencia avanza en ellos hasta arrojarlos al suicidio. La
única manera de evitar que los susurros de Esverza desbaraten la cordura de
los invocadores, es ofreciendo diversos sacrificios, según lo que el Thanateriano
requiera, a veces puede tratarse de cosas tan sencillas como ofrendas de comida
u objetos curiosos, pero se ha escuchado de casos en los que exige a los hijos
o partes del cuerpo de sus seguidores.

Llamamiento

La oración de invocación debe hacerse en lengua Trhat, por ser ellos los
taumaturgos que conservan el rito más antiguo para abrir las puertas del infierno
de Grom. Sólo pronunciando las palabras del rey de las cuatro coronas es
posible hallar a Esverza.

Este ritual se debe hacer en el plenilunio del séptimo mes del séptimo año del
sacrificio vivo que se ofrendará para esperar respuesta del Thanateriano. Sobre
una mesa de piedra, con un puñal redondo de hierro previamente enterrado en
cenizas de muerto.

Irk na Flaht, irk na Esverza rakn kal. Eshma…

Irk na, melag ta, Esverza, fankuon Infrondum leviha…

Irk na, atash, atash me ha ja lag. Esverza Infrondum realo´ka.


EL VAGABUNDO GIGANTE DE EPHERIDAS

Cuando la galaxia era joven y los planetas yermos sin vida, vagaba un único ser
creado por los residuos estelares acumulados por el choque de estrellas. El
mismo tiempo ha olvidado el nombre de este colosal ser que deambulaba entre
astros, solitario y meditabundo, pues su creación no tenía fin y, por lo tanto, vivir
sin propósito provocaba en él un extenso vacío, tan grande y desolador como los
planetas que visitaba.

Por aquel entonces El panteón de la Vacuidad aún continuaba reclutando y


creando a sus campeones de la oscuridad. Los seres que más tarde enfrentarían
a las fuerzas de luz, siendo derrotados y esparcidos por todo el cosmos
conocido. La maldad pura, La Maestra de espinas vio el tremendo potencial
destructivo del vagabundo coloso y lo tentó con aquello que él más deseaba:
compañía.

Lo maldijo de tal manera que la tierra que este gigante pisara se corrompería
inmediatamente, haciendo brotar de ella abominaciones y perversiones más allá
de la compresión de la razón. Vasallos imposibles que lo seguirían a donde el
monumental ente viajara. Pronto, el gigante se convirtió en el centro de un
enjambre de pesadillas aladas, con colmillos y garras en sus esfínteres, seres
capaces de trastocar la mente de la minúscula vida que comenzaba a aparecer.

Estos atentados contra la nueva e inocente existencia hicieron que el gigante


vagabundo se negara a corromper más tierras vírgenes. La Maestra de espinas
poseída por la cólera ordenó que las propias creaciones del gigante lo devorasen
hasta no dejar rastro de él. Sin embargo, ahora, millones de soles después, el
vagabundo gigante se aferra a la no vida recluido en la alejada estrella de
Epheridas donde deambula en completa soledad, aislado por propia voluntad,
pues si entra en contacto con alguna forma de vida, su naturaleza de reanimado
lo incita a devorar toda existencia.

Llamamiento

El gigante no concede favores, sin embargo su celda autoimpuesta: la estrella


de Epheridas, ha absorbido la malignidad que el condenado destilla creando una
suerte de rudimentaria consciencia corrosiva y corrupta. La estrella en sí es
capaz de dotar con poderes estelares a quienes la invocan, milagros tales como
la sanación de enfermedades imposibles y la decadencia para los enemigos.
Cumplido el favor la estrella reclama el cuerpo del invocador luego de un tiempo
que varía de acuerdo a la especie y el milagro; Epheridas lo transporta directo a
las fauces del gigante vagabundo para ser devorado.

El rito implica los tres primeros párrafos de la alegoría de los Arracenarios y el


ritual de Malegans cambiando la grasa, recién extraída, por bilis.
LA MÁSCARA DEL LAMENTO DE ZAHARAEL

La cuarta guerra entre los poderes fundadores del nuevo universo llegó a su fin
con el mayor sacrificio que pudo hacer la Kata, entregar a su campeón a las
fauces del abismo negro, el hogar de la Maestra de espinas. La inmolación de
este ser de luz trajo un tremendo desbalance al equilibrio de las fuerzas tirantes
del universo conocido.

Zaharael fue concebido como el hijo amado, en las profundidades del planeta de
oro y cielos esmeralda. Su finalidad era la de ser el estandarte de las fuerzas
imperecederas del bien. Sin embargo, los dioses de la alta cúpula tenían otros
planes para él, pues al sacrificarlo para destruir al mal reencarnado, lograron
poner fin a la eterna lucha entre la existencia y la vacuidad.

Zaharael, viéndose traicionado, renegó de su motivo de ser, de su naturaleza,


de su destino y se despojó de su carne y huesos para entregarse al rencor que
crecía en su derruido corazón. Ya no existía maldad que pudiera endemoniarlo,
por lo que él mismo transformó su propio rostro en un signo de la crueldad
desatada. Haciendo uso de sus milagros trastocó los hilos de la creación y
reescribió su propósito.

Ahora de Zaharael no queda más que su cara; piel reseca escondida en lo más
profundo del averno de Grom. Quien encuentre y posea la máscara del lamento
sucumbirá a la tempestad y la ira del ángel caído. Sufrirá una aparatosa muerte.
Mientras esta agonía dure podrá hacer uso del infame poder del héroe traidor,
capaz de borrar mundos con sólo desearlo.

Llamamiento

Es uno de los rituales más peligrosos, tanto en complejidad como en las terribles
consecuencias. Solo las almas realmente desoladas y desesperadas pueden
acceder a él puesto que su poder es capaz de cambiar la historia de galaxias en
un instante pero las consecuencias para el usuario son tan terribles, que incluso
ni la muerte detenerlas. El sufrimiento es eterno.

El ritual utiliza glifos del imperio de la Maestra de espinas, runas de Makateriabek


y sangre de Catralaverus. Es necesario, para abrir el portal, donar un trozo del
cuerpo de uno mismo, replicando el reniego de Zaharael al arrancarse su carne.
Luego de esto la oración debe hacerse mientras se bebe a sorbos la venenosa
sangre de Catralaverus. La disposición de las runas y glifos varía dependiendo
de la posición del océano (revisar los manuscritos de Ploglata)

Arresh, arak, Agta. (Sorbo) Ingateana Infrodum averita… (Sorbo)

Arresh, Zaharael Ishnakutub. (Sorbo) Remde, remde mi attonore… (Repetir


hasta terminar el cuenco de sangre).
EL SANTO SIN ROSTRO

Para obtener el favor de este crepuscular ser del antiguo universo, debes
conocer su historia, pues existió en la versión anterior de ésta dimensión.

Altraus Ventaziles era uno de los seres más puros que la explosión creadora
pudo engendrar. Cuando el anterior universo ya era viejo y su entropía lo llevaba
a reiniciarse creando nuestra era, Altraus aún mantenía su expansivo poder
sanador. Podía aliviar males propios o impuestos e incluso reclamar el alma de
los muertos, arrancándola del plano astral y regresándola al cuerpo del difunto,
aunque éste tuviese años pudriéndose. Para Altraus no existía lo imposible. Si
eras su seguidor y mantenías constancia en tu fe Altraus retribuía con sus
increíbles milagros más allá de cualquier barrera, excepto la propia muerte del
universo.

Cuando la era anterior llegaba a su fin, Altraus hizo uso de su máximo poder
para evitarlo y mantener a sus innumerables acólitos vivos, pero hasta el mismo
Ventaziles no pudo oponerse a las fuerzas entrópicas del destino y fue devorado
por su frustración y rabia al ser vencido. Víctima de su propio orgullo transformó
su naturaleza pura en una aberración macabra que no reconoce la vida como la
verdadera naturaleza, y busca adelantar la destrucción de nuestra era con cada
nueva alma que recolecta para hacerse más fuerte.

El ritual de invocación de Altraus es bastante sencillo, aunque requiere de fechas


específicas cuando las paredes del tiempo se trastocan y se puede observar, a
través de las brechas, las eras anteriores al universo actual. Altraus cumple todo
tipo de favores, para él no hay imposibles. El pago por cada milagro cumplido es
un trozo de tu memoria, una parte de tu alma. Nadie llega al sexto deseo sin
convertirse en un necrófago desmemoriado. Cinco partes tiene el alma, tal como
asegura La Dinastía Carmesí, los guerreros de Ramdel.

Llamamiento

Es necesario ubicar el punto de convergencia en la que los rostros de las


dimensiones anteriores se reflejan. Normalmente el plenilunio del primer mes del
quinto año de sequía es cuando estas puertas se abren. Con lugar y fecha
establecidos se procede a la invocación haciendo uno de las estatuillas de jade
que el alquimista Jaked N´zothek creo a cuando cayó en la locura.

Para el ritual se dispondrá de las cuatro artesanías arcanas apuntando hacía los
cuatro puntos cardinales, mientras se repasa la vida y obra de Altraus Venzatiles
de la biografía de Salomon Ak´tareus, obra original traducida por los monjes
vigilantes de la sepultura de la Maestra de espinas.

Se realizará el mismo ritual tantas veces como deseos se requieran.


REKEN AGAMEL

El que sangra vesania

Este ente perteneciente al borde de la no existencia, al «Más allá del universo


conocido», fue un poderoso brujo cuando el cosmos aún se hallaba caliente y
los planetas eran meras nebulosas.

Su habilidad para abrir brechas que rompían las leyes físicas de la realidad, le
permitía ver las vidas pasadas del universo. A través de estos portales Reken
extraía el poder arcano de los viejos dioses. Sin embargo a la vez que robaba la
esencia mágica y primal de los seres astrales, también obtenía sus
conocimientos, sus pensamientos, pequeños bocados de almas inmortales.

Los dioses olvidados vieron la oportunidad de invadir la nueva realidad, usando


a Reken como medio e introdujeron sus poderes remanentes, fusionando el alma
y consciencia del brujo con el panteón astral. Aquello provocó serias
deformaciones en el aspecto físico de Reken, al punto que el horror hecho carne,
la Maestra de espinas, despreciaba a su vasallo, por ser la representación de
una locura insana capaz de lobotomizar a las propias huestes oscuras.

Treshakan, el Thanateriano de las manos de piedra, exilió a Reken Agamel al


borde exterior del universo, con la esperanza de que la nada original, la no
existencia, licue la forma corpórea del taumaturgo maldito, pero Reken se hallaba
tan lejos de la lógica y la razón que ni siquiera su propio cuerpo se ajustaba a las
leyes físicas del todo.

Reken sobrevivió a su transición al «Más allá del universo conocido». Se hizo


con un gran poder olvidado, incluso por "Los primeros hacedores" y con esa
nueva energía, mas sus conocimientos primigenios extendió su influencia a los
mortales.

Aquellas almas que lo invocan deben retarlo a un juego, si ganan Reken es


capaz de torcer las líneas del tiempo para cumplir el deseo del mortal, si pierden
Reken provoca una poderosa vesania sobre sus víctimas. Muchas de ellas
terminan canibalizando sus propios cuerpos en un fanático frenesí insufrible.

Llamamiento

Una vez obtenido una copia de «El absurdo libro de la nada», del jesuita Adriano
López Romano, se deben extraer los cincuenta y cinco párrafos concernientes a
las descripciones desoladoras del universo y la magnitud de la nada. En ellas,
usando un método de Qabalah se podrán extraer las frases para armar la oración
de invocación. No es posible transcribirlas en este texto, puesto que la magia
arcana que esconden esas palabras varía de invocador a invocador. Al igual que
la locura, es una experiencia individual.
VORÁGINE DE ADJUL

La demencia materializada

La sabiduría y la demencia son dos caras de la misma moneda, incluso son la


misma cosa dependiendo de la perspectiva con que se mire. Adjul es el nombre
por categoría atribuido a este Rashaerek, a falta de algo que lo catalogue mejor.

Termina siendo un ente indescriptible, una suma de tentáculos, ojos y bocas con
colmillos afilados que se fagocita a sí mismo, mordisqueando grandes trozos de
su propia pulpa para luego regenerarlos al instante, suturando heridas con
miasma fétido y defecando, a través de otras bocas, pequeñas representaciones
de él mismo que escarban en la tierra. Es su ejército y permanecen enterrados
hasta el día en que la Maestra de espinas regrese para librar la última batalla
contra las fuerzas del Equilibrium, la Dinastía Carmesí.

Su historia no está clara, el registro más antiguo del cual se tiene conocimiento,
está en las escrituras de Zataralog, el dios caído en desgracia por gustar de las
orgias entre mortales y esbirros. Pero no es un texto confiable pues compuso las
estrofas del poema A la Vorágine mientras era diseccionado por Treshakan para
servir de alimento las huestes malignas.

Llamamiento

Se debe recitar el poema a la Vorágine con las manos extendidas hacia el cielo,
en señal de burla, con el cuerpo desnudo y cubierto de vísceras de animales
comestibles, en la noche sin luna más fría del año.

A La Vorágine

Pedazos de un castillo, arquitectura imposible.


Terrenos baldíos, perdición, bebo la desolación.
Ante mí, funesta apariencia, masa insondable.
De los eones olvidados, la criatura, la deformación.
A oscuras de la reina, creció formidable.
Despojos de lo olvidado, principio de creación.
Regurgite, proliferación, ejército innoble.
El principio del abismo, abyecta iniciación.
La carne, el desperdicio reivindicado, execrable.
Señor de los vástagos, conducto de reproducción.
Representante de la grieta, rey inexpugnable.
La totalidad, la vorágine, la asunción.

Traducción: Ernesto Urriaga. Texto encontrado en Jerusalén.


EL GRAN SACERDOTE DEL INFIERNO DE GROM

Nat «Isharam»

El abismo de Grom fue la consecuencia directa de la derrota del Agta durante la


última guerra ancestral, mucho antes de que miles de galaxias nacieran. Grom,
uno de los últimos dioses de la Cúpula del Kata proveniente del planeta de oro y
cielos esmeralda. Aún mantenía sus poderes divinos y viendo que los esbirros
creados por la Reencarnación del mal escaparían del plano astral, para irrumpir
en el mundo de las bestias con consciencia, decidió sacrificar su esencia de luz
para forjar, alrededor del abismo negro, el nido de la defenestrada Maestra de
espinas, un infierno en donde encerrar a todos las huestes malignas que pudiera.
Encargando las llaves del mismo a su más poderoso adorador: Nat “Ishal”.

Nat era un «Ishal» de la orden central, adorador de dioses y gran profeta del
planeta de oro y cielos esmeralda. Al ser encomendado en tan titánica misión
sintió duda en su corazón pero aceptó el mandato de su menguante señor. Grom,
al perder su divinidad, se convertiría en un mortal más, al cual el paso del tiempo
borraría de la existencia. Era una nueva era, sin dioses ni demonios, el Kata y el
Agta no tendrían cabezas que los lideren y el destino del universo conocido
recaería en manos de los mortales, quienes moldearían la historia futura hasta
el regreso de las entidades hacedoras del Infrondum. Nat guardó con recelo las
puertas del averno, pero la duda ya había nacido en su corazón.

Debido a esta debilidad los susurros de los millones de Rashaerek del Agta,
recluidos, socavaron su cordura. En cuestión de unos pocos miles de años, el
guardián había perdido cualquier atadura con la realidad y hasta su cuerpo se
corrompió, renombrándose como Nat «Isharam». Su naturaleza santa se
ensució y hasta despreció sus túnicas rasgándolas y cambiando sus ornamentas
de piedras preciosas por huesos de animales y amuletos de magia oscura.

Su demencia le impide obedecer a su naturaleza pagana y abrir las puertas del


infierno de Grom para liberar a la masa pérfida sobre la vida. Sin embargo es
posible pactar por él para que permita exhumar el miasma de algún Rashaerek
específico y usarlo en posteriores ceremonias arcanas. El pago correspondiente
por cada vez que el invocador requiera de alguna esencia, es la vida no nacida
de cinco bestias con consciencia, extraídas directamente del vientre de las
madres.

Llamamiento

Se disponen los fetos en orden de la estrella de Rad´Kagal repitiendo tres veces


la oración de invocación de «Los pasajes de Kandarian», mientras se ingieren
las vísceras de los no nacidos.

Kanta, kunda, demonto Kadath, kanda, astratta, montosse, kanda…


LA MAESTRA DE ESPINAS

El único ser del panteón de la vacuidad que no posee nombre alguno, pues la
oscuridad de su naturaleza es imposible de describir o catalogar. Se le conoce
como la Maestra de espinas, el mal reencarnado, la dueña del abismo negro. La
madre de los esbirros.

La maldad que tomó forma para crearla eligió el fructífero sexo femenino como
la máxima ofensa a la vida, su eterna enemiga, pues de su productivo útero han
nacido las peores aberraciones que el universo conocido haya contemplado,
muchos de sus hijos más predilectos son capaces de trastocar las primitivas
mentes de los habitantes del universo con tan sólo pronunciar sus nombres. La
maestra de espinas fue, en su máxima gloria, el paroxismo de lo macabro.

Las huestes a las que dio a luz y a aquellos a los que maldijo colmaban sistemas
planetarios enteros. Ellos invadían, saqueaban, asesinaban y conquistaban para
su madre. La primitiva vida se vio acorralada hasta el punto que los dioses de la
cúpula debieron intervenir, sacrificando a su máximo hijo para detenerla, sin
embargo la vesania de La maestra de espinas transcendió a su plano existencial
y aniquiló, casi en su totalidad, a la cúpula, dejando un puñado de entidades
cósmicas agarrotadas, temerosas y confinadas al planeta de oro y cielos de
esmeralda, arrebatándoles la condición de inmortales. Si los máximos
representantes del Agta perecían, lo mismo ocurría con los altos representantes
del Kata.

Es iluso creer que la influencia de La maestra de espinas terminó con su muerte,


pues a pesar de que su cuerpo físico desapareció, su existencia sigue presente.
Más allá de los confines del universo conocido, donde la comprensión del tiempo,
el espacio y la existencia pierden todo sentido, incluso se pueden retorcer las
irrompibles leyes de la muerte. La no existencia pertenece a estos parajes
indómitos, a donde ni la luz ni la sombra han logrado llegar.

La maestra de espinas gobierna nuevamente, en una nueva forma y con una


nueva hueste. A pesar de que su nuevo plano no pertenece al Kunda Infrondum
y no puede entrar físicamente en él, su poder es innegable e ilimitado, alimentado
por fuerzas externas al cosmos. La maestra de espinas pertenece al Pandorum
Infrondum, la frontera externa del universo, el límite final.

Llamamiento

No existe registro de un llamamiento o invocación certero. Es imposible traer la


forma o esencia de la Maestra de espinas a la realidad cognoscente. Es ella
quien logra hacer contacto con las almas destinadas a pertenecer a sus nuevas
huestes, alistando el camino para su triunfal regreso.
EQUILIBRIUM

Los nacidos bajo la Dinastía Carmesí

El Kata y el Agta son fuerzas opuestas por naturaleza. Entidades incorpóreas


que gobiernan y luchan por la supremacía hasta que los hacedores del Infrodum
despierten y reinicien el ciclo. Sin embargo, existe una tercera facción que no
guarda relación con el conflicto celestial aunque su función, dada así desde la
construcción del ciclo, es la de regular la coexistencia de estos tirantes poderes.

El Equilibrium, los Balanza, el tercer poder… la Dinastía Carmesí, llamados así


debido a que sus trajes ceremoniales son de éste color, representando la sangre
derramada en la búsqueda por mantener el balance. Los monjes de la Dinastía
Carmesí son absolutos amos de las espadas hechas con la materia de los
hacedores originales. Sus hojas son capaces de destripar a cualquier
Rashaerek, sin que este pueda a volver a regenerarse jamás. Su condición de
observadores solo se interrumpe cuando el Kata o el Agta sobrepasan su
influencia desequilibrando el orden. En ese momento los verdugos diezman
civilizaciones enteras, mundos y sistemas solares hasta que el peso, en ambas
partes, sea reajustado. Son seres de absoluta practicidad y la vida, de las bestias
con consciencia, sólo son números a la hora de emparejar los poderes.

Llamamiento

Usando Qabalah se transcriben ciertos pasajes del libro prohibido del Rey
Salomón más las estrofas, en Urshiato, recopilados por los sacerdotes paganos
del planeta de oro y cielos esmeralda, quienes renegaron del ego de los dioses
de la Cúpula y planearon su derrocamiento confundiendo a los Equilibrium, para
que estos creyeran que el poder del Kata estaba creciendo de manera
abrumadora. No lo consiguieron, y sus cuerpos despellejados fueron exhibidos
en los panteones de los dioses menores, aunque sí lograron diseñar el ritual de
protección.

Ante la estatua o imagen de un santo caído se deben encender seis velas, tres
negras, tres blancas, y enterrar una daga en el corazón de un macho cabrío
mientras emblemas santificados rodean al órgano. El invocador se realiza
heridas en las palmas de las manos, la sangre que brota debe reunirse en un
cuenco y será mezclada con ceniza de huesos y raíces muertas de sauce.

«Es aquí que el peso extra rompe el equilibrio, es aquí que el orden establecido
desaparece tragado por la belleza del caos, es aquí que susurro a los vientos
para que las nubes se tiñan del rojo de la vida, del rojo de la muerte. Es aquí que
requiero la presencia de los jueces primigenios, de los observadores, de los
verdugos. Denuncio el desorden, aborrezco la confusión. Demando la sabia
protección de los guardianes del universo conocido».

Traducción: anónima, encontrada en la biblioteca del Vaticano.


SUMMA LUVENTATIS RITUAL

La beauté est le pouvoir, la séduction est votre épée.


La belleza es poder, la seducción es su espada.

MENDIEL
LE PACTE

Con mi piel he conseguido el mundo, como entre mis piernas la llave de cada
puerta a mis sueños. Bendita lozanía que consigues arrancar voluntades.
Verdadero poder que escondéis en las voluptuosidades del ser.
No hay varón, ni fémina que me haga un desprecio. Todos deseáis danzar con
este cuerpo carente de vergüenza aunque pequeño en dimensiones.
Será la sutil curva del naciente seno o la estrechez de las caderas que prometen
ajustada lubricidad, las que os lleváis a entregar almas y cuerpos a cambio de
gráciles movimientos de mi delicado cuerpo sobre el suyo. De perfectas
contracciones de mi estrecha entraña que los llevan a las puertas del mismo
Elíseo.
Qué gozo para mí, simples seres efímeros, dominadlos con el arma más básica
y compleja a la vez, pero ¡Ay! Todo tiene un precio, una búsqueda. Piel a la piel
y sangre a la sangre, ese es el pacto.

—Genevieve—
LES COMPOSANTS

669 grammes du Graisse obése dépravée


Grasa de depravado obeso

669 gouttes de sang du mále détourné


Sangre de varón desviado

Une paire d’eyeux oú se refléte l’enfer


Par de ojos en los que se reflejó el infierno

Un coeur perfide
Corazón pérfido

669 gouttes de Lubrification sexuelle de deux prédateurs (1femme et 1


homme)
Lubricación sexual de dos depredadores (1 de mujer y 1 de
hombre)

Peau immaculée (sans tache, intact au sex. Un corps entier, sauf la téte,
les mains et les pieds)
Piel inmaculada (sin ser tocada, intacta al sexo. Un cuerpo entero,
excepto cabeza, manos y pies)

LES RITUELS PRÉCÉDENTS

En las páginas siguientes, rituales previos podréis ver para lograr la correcta
extracción de los componentes antes mencionados.
Exactos deben ser hechos so peligro de no lograr el resultado que vuesa merced
espera. No confiéis en su memoria, seguid paso a paso las instrucciones aquí
halladas.
En lugar seguro habréis de realizarlos, consagrado por mano de la Diosa. Hela,
la de la hermosa diestra habrá de enaltecer, por medio de los cánticos de sus
oraciones (que en cada pre ritual os revelaremos), cada instrumento y mueble
que se use en los pre rituales para la consumación final en el ritual principal, el
Summa Luventatis Ritual, con el cual, la belleza y la juventud asegurados están
en el cuerpo más antiguo y corrompido. Suyos serán el poder que da la belleza
y el influjo que desata en los corazones de los hombres, en su salacidad, en su
instinto básico, podréis doblegar desde al más humilde criado al mayor de los
reyes coronados.
Seguid a Hela, alabadla, tened fe en su poder sumido en la profunda entraña del
abismo donde es reina. Confiad en el orgullo de su preciosa diestra y en la fuerza
que le da el rencor de su podrida izquierda. ¡Oh Hela, oh hermosa, oh corrupta!
RITUEL DE GRAISSE ET SANG

En oscura noche sin luna crepuscular, tenderéis en dura cama de madera tela
tan entintada que manche el mismo tablón al objeto del ritual.
Entintadla en el bálsamo que de la grasa extraída del cuerpo salga al recoger el
sudor del atemorizado tributo.
Velas de sebo de cerdo nacido en noviembre flamearan durante todo momento
sin apagarse dejarlas, so pena que la ceremonia se concluya a tiempo
indispuesto.
Lo atareis a ganchos del hierro más fuerte, con los brazos y piernas, extendidos,
quedará el sacrificio. Requiere de estar con vida, que en su mente no hayan
atacado aun los estragos de la sinrazón. Su miedo y el dolor extremo
acrecentarán la fuerza del ritual.
El cuerpo del ser escogido, del ladino hombre porcino que por sus malas artes
se merece ser parte literal del menjunje a preparar, empapareis con esperma del
mismo cerdo al cual las velas debemos. Humedeceréis totalmente pasando por
su grotesco cuerpo blanca brocha de cabello de bruja muerta hace una centuria,
empapada del esperma extraído por la violación de una perra negra.
Con daga de tres puntas enraizadas en mango de hueso de pelvis femenina,
cortareis una incisión en la parte inferior de la oreja izquierda, con prolijidad
halareis de un solo tiro hasta llegar a la derecha formando una medialuna entre
los gruesos pliegues de la piel del obeso.
La sangre recogeréis en cáliz plateado y la grasa, existente entre las dermis,
acopiada será en cáliz negro.
Pelo de cabra tiznada requeriréis para pintar sobre el cuerpo del tributo las tres
lunas cruzadas de Hela con la propia sangre del obeso mezclada, previamente,
con la sangre menstrual de la sacerdotisa.
Desde el centro del corte en media luna del cuello halareis la daga por el centro
del pecho llegando al ombligo, seguiréis hasta el sexo del hombre y haréis nueva
incisión horizontal sobre el ombligo, formando cruz en el cuerpo. Deberá sangrar
trece minutos para que la piel ablande.
Con el hombre aun agonizando, subirse en el rechoncho cuerpo se requerirá. La
diestra y la izquierda ayudarse deberán a halar la piel desde la incisión principal
y tirareis con fuerza despellejando el cuerpo, tirando de la dermis hacia arriba se
abrirá como oscuras alas de mariposa, dejando el músculo rojo en sangre
avivada.
Durante esta parte del ritual tendréis que orar sin parar a la diosa Hela, diosa del
inframundo, la de la diestra bella, rogar debéis por vuestra hermosura de la cual
dependéis, sin la cual no ha de haber vida, ni oportunidades, ni poder alguno que
la asemeje.
En oración, sin parar por motivo ninguno:

«Beati est clara cum numen ab inferis stella.


Hela clara, pulchra et manum dextram.
Et flagranti ex maxime uenerantur.
Me doceat mysteria ipsa passione desiderii.
Ostende mihi occulta potentia.
Ambulabunt mecum in tenebris ab inferis.
Ut has candelas erit lux.
Offer pro te et tradam te in calidum adipem obsessives,
Hela, in aetherias numen ignis».*

La daga de tres puntas usareis para raspar la parte interna de la piel, arrancando
la grasa del tributo. Seiscientos sesenta y nueve gramos de ésta se requiere.
Todos estos hechos elaborareis con mucho cuidado, la vida es necesaria durante
el tormento.
Guardareis el sebo del desviado en tumba abierta en tierra consagrada, en frasco
de vidrio soplado al fuego de horno con leña de abedul. Guardad al lado de este
las seiscientos sesenta y nueve gotas de sangre del desviado en cáliz que las
recibió. Cada séptimo día a las siete horas consagrar los ingredientes se
requiere.
Bañarse en la sangre del sádico no es requerido pero si deseado. Un deber
beber la sangre y la grasa del sacrificio hasta volverlas combinadas con fluido
gástrico propio e introducir esta mezcla, por tripa de chivo seca, dentro del recto
del maniático durante la agonía.

«En échange de votre aide, je vous louerai toujours, ma peau, mon sang et
mes os seront mon offrande. Loué soit Hela, brillante déesse des abysses. Je
te louerai toujours».
«A cambio de tu ayuda, siempre te alabaré, mi piel, mi sangre y mis huesos
serán mi ofrenda. Alabada sea Hela, brillante diosa del abismo. Siempre te
alabaré».

*Bendita sea la diosa del inframundo junto a la brillante estrella. Brillante Hela, la hermosa de la
diestra. La más apasionada de las reinas. Enséñame los misterios de la auténtica pasión de la
lujuria. Muéstrame los secretos del poder. Camina conmigo en la oscuridad de los infiernos.
Encenderé estas velas. La grasa de los obsesos te entrego en una ardiente oferta para ti, Hela,
Diosa del fuego etéreo.
RITUEL DE YEUX

Sentado en silla de metal de fierro, desnudo estará el tributo. Ungiréis los ojos
cerrados con cera caliente hervida con pétalos de Estramonio hasta que el
párpado endurecido quede.
Atad las manos unidas sobre el pecho y los pies, a las patas de la silla quedarán
inmovilizados.
Llenareis sus venas de vino de misa bendecido por medio de la embriaguez, el
mismo que llenará cáliz de plata donde humedeceréis el instrumento sagrado de
mutilación.
En la boca, un trozo de hígado de chivo negro, cubierto por tela del mismo tono,
evitará los gemidos.
Con los dedos cordial y mayor recogeréis los fluidos vaginales si es mujer y
preseminales si de varón se trata. Dibujareis con éstos sobre pechos y vientre el
símbolo de Hela, diosa del inframundo, la hermosa diestra del abismo eterno,
putrefacta aparición en la zurda.
Tomareis los párpados entre los dedos mencionados y halareis de ellos
tensándolos, con daga de tres puntas enraizadas en mango de hueso de pelvis
femenina, procederéis a cortadlos separándolos del cuerpo. Dejareis éstos a un
lado para que secar pudiere en pote con Sal de Maras.
Dejareis así los ojos abiertos a perpetuidad. Gotas de lubricación se dejaran caer
sobre los ojos cada dos minutos para evitar el seque de tal órgano.
Tomareis las cucharas consagradas, el símbolo de la diosa, labrado en ellas,
dejareis en la parte superior. Se hundirá una de las cucharas sobre el globo
ocular, la otra por debajo de éste, apretareis haciendo presión sobre el órgano
que sangrará copiosamente. Vaya extrayéndolo lentamente. El sufrimiento de la
víctima empoderará el ritual a más sea éste.
Extrayendo los ojos no deberéis de dejar de alabar por motivo ninguno la
siguiente oración cantada por añales:

«Maledictus vir ex sola forma Hela dextrae manus


Mors obsidet te deum placamentis decedebat
Da mihi viris potestate plenus est pulchritudo deum
Hela O, O fortes, o pie retrahamus excessibus
Maledicti sunt oculis fero
Viderunt mala mundi
Sus lota sumptum commune et consecravit
Canis colligunt sua crimina gentis.
Forma saeculorum perpetua iuuenta
Potens est promissio tua Heram
Nec vocemini magistri: quia eadem lepores».*

Pondréis los ojos en bálsamo fungido de veneno de araña mora dentro de botella
de vidrio. Ahí los dejareis hasta noche de Samhain en que se realizará el Summa
Luventatis Ritual.
La misma daga de tres puntas se usará para extraer el corazón del tributo, el
cual se enterrará a un codo y medio de distancia y a alturas de las costillas del
fenecido.
De cabeza enterrareis el cuerpo del tributo en camposanto de tierra de arcilla
para evitar el posible escape si de resucitamiento sufriera.

«En échange de votre aide, je vous louerai toujours, ma peau, mon sang et
mes os seront mon offrande. Loué soit Hela, brillante déesse des abysses. Je
te louerai toujours».
«A cambio de tu ayuda, siempre te alabaré, mi piel, mi sangre y mis huesos
serán mi ofrenda. Alabada sea Hela, brillante diosa del abismo. Siempre te
alabaré».

*Maldecida Hela con belleza solo diestra. La muerte se posa a tu izquierda. Dame la belleza
completa que controla hombres y dioses. Oh Hela, oh valiente, oh piadosa de los excesos. Te
ofrezco estos ojos maldecidos. Que vieron todos los males del mundo. Sacados de cerda impura
consagrada. Traicionera perra a su propia raza recogida. .Belleza eterna, juventud perpetua. Es
tu promesa poderosa Hera. Que dominas hasta al mismo Hares.
RITUEL DU COEUR

Al pérfido amante en cruz de madera encadenareis. Noche de luna es necesaria,


sentiréis los latidos del traicionero corazón más fuertes y acompasados.
Necesario es que provoquéis el más profundo dolor para que el órgano del amor
gozoso se parta en dos por el sufrimiento de su cuerpo, al mismo grado que el
tributo, siempre varón, rompió corazones. Regocijada estará Hela mientras más
obtengáis de éste. El águila de plata usareis para el cometido.
Pequeña porción de mandrágora servirá para inmovilizar, más no para dormir.
Dejadlo gritar. Que su sangre bañe sus pies y en círculo concéntrico se junte en
base de la cruz.
Con daga de tres puntas enraizadas en mango de hueso de pelvis femenina
haréis la primera incisión a la altura del corazón. Deberá esta atravesar la piel
hasta el hueso tocar.
De golpe seco, entre las costillas, hundir las puntas de las alas cerradas del
águila de metal de hierro. Girar la cabeza del artilugio para que las alas se vayan
extendiendo rompiendo músculo y abriendo costillas hasta que hagáis un hoyo
por donde pueda entrar un puño.
Porciones pequeñas de mandrágora obligadas a ser tomadas, mantendrán
despierto al tributo.
Hundiréis la mano diestra en el hoyo tocando con las puntas de los dedos el
corazón, mojareis estos en sangre latiente. Dibujareis en el centro del pecho el
símbolo de la diosa con esta sangre aún viva y mientras el corazón lata. Ni un
minuto menos se puede retrasar este requisito, cantareis sin parar nunca:

«Oh Hela, filia Loki, ut benedicat mihi fac dextera tua,


et in corde tuo hoc efficiunt dampnas nomine ante promiseram
non me fecit. In pede sinistro tenebrae tuae protegas me
ab canus de cute, damnum pulchritudinis.
O Hela, deam ab inferis et chao.
Esto mihi in Deum protectórem, et in maledictum velit ludibrio corporis».*

Arrancar el corazón con palma extendida. Tibio aun, separar ventrículos de


aurículas, colocareis estas en envases diferentes, de marfil serán estos llenos
de tierra roja de arcilla hasta que cubra los órganos. Siete días dejareis secar
hasta deshidratar y convertir en polvo que descanse en envase de plata.
*Oh Hela, hija de Loki, bendíceme con tu diestra, consagro este corazón maldito en tu nombre,
cumple la promesa que me hiciste. Con la oscuridad de tu zurda protégeme de la vejez de la piel,
de la pérdida de la hermosura. Oh Hela, diosa del caos y del inframundo. Sed mi protectora,
maldice al tiempo que quiera hacer escarnio de mi cuerpo.
RITUEL DU SEXE

Hombre y mujer conseguiréis, profanadores de los más inocentes, que a la


fuerza de sus cuerpos abusen. Echados sobre tablas de madera, juntos los
cuerpos, al rojo vivo fierro candente es necesario. Atadlos fuertemente con
cuerdas embadurnadas en la grasa obtenida del Rituel du Graisse.
Al varón, halareis el pene desde el glande con pinza de madera de Ceibo, con
daga de tres puntos separar el pene del cuerpo. Cauterizareis inmediatamente
la herida con fierro candente, vivo estará.
A la mujer, las piernas abiertas mantendréis con ayuda de dos. Introduciréis el
miembro cercenado a la vagina y coseréis la entrada con hilo grueso dejando
espacios para destilación. Matrimonio profano que se cantará en todo momento
a la Diosa:
«Utinam ego corruptum unionem Hela infinitae tenebrae
diva deam oblectes palatum humore opprobria
commissa peccata gaudent dabo.
Pollicitus mihi pulchra Hela dextra reliquit
pede corrupti da mihi potestatem,
et pravis adulescentium doughnuts decoris mei.
Accipere munus mihi».*

Tres horas esperareis para que la herida comience a destilar sutil líquido que
recogeréis en cáliz de vidrio rojo, seiscientos sesenta y nueve gotas necesitareis
del húmedo producto del matrimonio profano.
Con estilete hecho de hueso pubis humedecido en líquido marital, dibujareis
sobre los cuerpos muertos el símbolo de la diosa y el símbolo de matrimonio.
Atadlos juntos, de los tobillos gran roca quedará asegurada. Echados a rio
profundo o mar quedarán unidos a perpetuidad.
«En échange de votre aide, je vous louerai toujours, ma peau, mon sang et
mes os seront mon offrande. Loué soit Hela, brillante déesse des abysses. Je
te louerai toujours».
«A cambio de tu ayuda, siempre te alabaré, mi piel, mi sangre y mis huesos
serán mi ofrenda. Alabada sea Hela, brillante diosa del abismo. Siempre te
alabaré».

*Corrupta unión te ofrezco oh Hela, diosa infinita, diosa oscura, deleita tu paladar con el fluido
de las vejaciones cometidas, regocíjate en el pecado que te brindo. Cumple tu promesa en mí,
Hela hermosa diestra, corrupta zurda, concédeme la juventud y el poder que me da la depravada
belleza que me donas. Acepta mi ofrenda.
RITUEL DE LA PEAU

Sin comer tres días el tributo, hembra virgen, tendrá. Soltareis la piel con este
procedimiento.
Bañarlo en aceite de amapola es requerido para suave tersura. Untareis el
cuerpo con esencias florales y cannabis durante los tres días de espera.
Con punzón largo de vidrio soplado al fuego de horno con leña de abedul,
atravesareis de oreja a oreja, romperéis el cerebro y la conciencia, absoluta
quietud se requiere para este procedimiento.
Tenderéis al tributo sobre superficie que absorba los fluidos, desnudo estará para
este menester. La cabeza la cercenareis, así como las manos y pies.
Con daga de tres puntas, con la más fina, cortareis en forma vertical desde el
cuello hasta sobre el ombligo donde rodeareis para continuar hasta el sexo.
Aparte, por el interior de los muslos, abriréis surco terminando en el tobillo.
Fuerza requeriréis para este punto. Agarrad cada extremo de la piel cortada
halando con fuerza hacia lados opuestos, dejando ver el musculo en carne viva.
No os importe que la piel se ensucie con sangre. Arrancad sin romper la dermis,
debe salir completa, mientras se reza a Hela:

«Orci quis potentior Hela ephod offero.


Dona mihi huius anni cute, da puer tuus sanum.
Cum autem Hela strangers tenuit me,
tristis oh, oh tenebris: O sacrum, incorruptus
perseverat tua complectatur hanc gratiam,
promissum servo tuo».*

Colgareis la piel al aire libre, cada día la untareis con aceites y esencias y se
espolvoreará con canela.
«En échange de votre aide, je vous louerai toujours, ma peau, mon sang et
mes os seront mon offrande. Loué soit Hela, brillante déesse des abysses. Je
te louerai toujours».
«A cambio de tu ayuda, siempre te alabaré, mi piel, mi sangre y mis huesos
serán mi ofrenda. Alabada sea Hela, brillante diosa del abismo. Siempre te
alabaré».

*Manto sagrado te ofrezco oh poderosa Hela del inframundo. Concédeme los años de esta piel,
regálame su juventud, su lozanía. Con un baño de sangre te celebro Hela, oh lóbrega, oh oscura,
oh sagrada, acepta esta virgen por tu favor, cumple tu promesa.
SUMMA LUVENTATIS RITUAL

En noche de Samhain, el ritual deberéis realizar. Fogata, avivada con la mitad


de la grasa del obeso, encenderéis en medio de frondoso bosque rodeado de
sagrados robles.
En caldero de arcilla de tierra roja del Névet herviréis el resto del aceite del
depravado, con las gotas de lubricación de los depredadores lo acompañareis.
Siete minutos bullirá antes que agreguéis el polvo del corazón del pérfido así
como la sangre del desviado. Dejad pasad trece minutos, los ojos malditos
agregareis hasta deshacerse así como los párpados resecos y el vapor en
púrpura humo se torne y será el momento en que retirareis el cuenco, dejadlo
enfriar ayudado por Kirh soplando impetuoso.
Frío ya vuestro aceite de Luventatis, bañareis la piel arrancada de la virgen con
éste, cada poro y pliegue deberéis humedecer hasta la última gota usar.
Levantad la piel humectada con la esencia. Danzareis enalteciendo a Hela.
Vestiréis la piel consagrada sobre la vuestra desnuda, orando sin parar con
brazos cruzados sobre el pecho:

«Infernum Hela pulchra dextra ardentem ignem ardentem cadaueribus adipe et


pinguedine lubricating exsectis sexus corporibus predonum betur.
Hebraei daemonibus pessimis et daemones titulos nequeunt movere spirituum,
putres vaginas perforatae, domitor tineas soricesque in domum Domini.
Quia viderunt oculi inferno, scissa arida pulveris cutis virgo inviolata flagella
districtionis perfido animo cum pugione instructa.
Get abruptum vapor atque confracto O dominae! O Hela egressus de
calamitosus! et hac ratione purae pulmone impleatur putridis nocte Samhain
pollicitus. formam divinam vitam iuventute mea et summa capita crotches».*

Por treinta y tres minutos usareis la piel enaltecida y echadla a la fogata deberéis.
Con daga de tres puntas enraizadas en mango de hueso de pelvis femenina
abrid en los muslos dos tajos. Danzad, sangrad alrededor del fuego fatuo hasta
que éste se extinga naturalmente.
Este ritual repetiréis cada trece años. No envejeceréis, vuestra belleza
acrecentareis cada año, así como el poder sobre todo congénere. Doblarán las
rodillas ante vuesa merced reyes y señores. Es la promesa de Hela, Diosa de la
muerte, la de la hermosa diestra y la corrupta zurda.
«En échange de votre aide, je vous louerai toujours, ma peau, mon sang et
mes os seront mon offrande. Loué soit Hela, brillante déesse des abysses. Je
te louerai toujours».
«A cambio de tu ayuda, siempre te alabaré, mi piel, mi sangre y mis huesos
serán mi ofrenda. Alabada sea Hela, brillante diosa del abismo. Siempre te
alabaré».

*Infierno de Hela, la hermosa de diestra, fuego de los cadáveres en llamas encendidas con la
grasa del obeso, sangre lasciva y lubricación de los cuerpos mutilados de los indecentes
depredadores del sexo.Demonios maléficos y diablos, espíritus de las erectas vergas. Podridas
vaginas agujereadas, hogar de gusanos y alimañas. Ojos que vieron el infierno, piel arrancada
de la virgen sin tacha, polvo del corazón seco de pérfido sacado con daga.Recibe este vapor
amoratado ¡Oh señora del abismo! ¡Oh Hela la de la malograda izquierda! llena tus pútridos
pulmones de la esencia de la maldad pura y en esta noche de Samhain cumple tu promesa.
Belleza divina, juventud eterna, permíteme ser soberana en las cabezas y entrepiernas
GENEVIEVE

En su pequeño cuerpo, la diosa creó su templo,


Con lujuria tallasteis sus miembros redondeados.
En la piel, el más puro lienzo que pitaréis con los dedos,
Entre las piernas la entrada al abismo eterno.

Ni lucifer en su más depravado sueño la concibieronla,


No podía haber tanto deseo en cuerpo tan pueril.
Hela misma la formasteis.
Depravado el que quiera poseer la presencia infantil.

De la hermosa diestra dístele la belleza,


La cólera del izquierdo reposasteis en su corazón podrido.
¡Oh núbil bruja!, hechicera cuyos años escondéis la joven dermis
Báñate en sangre, renueva tus gemidos.

Genevieve, bienamada de Hela primogénita,


Recibisteis de la sangre, de la piel, de las partes arrancadas.
El poder de la belleza, la daga de la inteligencia
Y destrozasteis a aquellos que violan tu falsa inocencia.

Bañasteis en el rojo líquido los cuerpos lujuriosos,


Maldijisteis a los impíos que fornican tu virginal figura.
Entregasteis a Lucifer sus cuerpos corrompidos
Que en llaga convertiréis, en cuerpos invertidos.

¡Oh! Genevive hechicera eterna


Figura de pequeña, alma de mujer siniestra
Sigue condenando hombres guiados por su libido
Entrega tu victima a la bella de la diestra.
DESEOS DE LILITH

Es recomendable que todos los participantes sean conscientes de que ninguno


de ellos escapa a consecuencias inesperadas.

GAMUNDI
DESCENDENCIA DEL ÁNGEL CAÍDO (RITUAL MÁGICO)

Nombre culto: Daemonium in lucem


Descripción: El presente sortilegio tiene por finalidad traer al mundo una criatura
con poderes del Averno.
Participantes: Seis oradores, un taumaturgo, una receptora y un varón
Objetos: Bañera con agua caliente, piel de cabra, togas blancas, altar ritual, vino,
tierra fértil
Procedimiento: El varón fecundador vestirá una piel de cabra que cubra sus
genitales, tras haber tomado un baño de agua caliente, mientras avanza hacia la
receptora de la semilla. Los seis participantes vestidos con togas blancas acto
besarán la madre tierra intercalando dicha tarea con cantos. La persona directora
de la invocación bañará con una mezcla de vino y tierra fresca el cuerpo a
fecundar, terminando de rociar el contenido instantes antes de que se produzca
la unión sexual.
A partir de dicho momento, es necesario que los asistentes ensalcen el siguiente
canto durante toda la compenetración:

Dominus de inferis memorantur angelum perspiciunt lapsum, regem de


septem sedes, suscipe deprecationem nostram. Caule humili patre
honorem mulieri dabitur tibi. Benedicat te redimente virtute seminis
patiuntur venire mundi creatura tua, Marc.
O magnum daemonem terrae alvum facit hortum uestrarum

El varón del rito notará como sus fuerzas le abandonarán cuando la unión haya
finalizado, pues su figura habrá sido recipiente de la esencia señorial. Un
desmayo puede ser una de las señales de que el ritual ha sido un éxito. Una
danza coordinada y un canto apolíneo son fundamentales para un resultado
satisfactorio. Una vez terminado el ritual, es recomendable que seis veces al día
la madre oiga el cántico durante seis minutos.
Otras medidas complementarias para que la gestación sea un éxito son que su
presencia con elementos sagrados se reduzca lo máximo posible. La presencia
de crucifijos, libros sagrados o representaciones religiosas pueden perjudicar
negativamente a la salud de la criatura, la cual tendrá un estrecho vínculo con
las fuerzas del señor de los siete tronos. Por el contrario, se puede fertilizar el
espíritu del recién nacido colgando de su cuello una bolsa con piel de serpiente.
Observaciones: En el caso de que el taumaturgo sea una mujer, ésta corre el
riesgo de ser fecundada por el señor en vez de la víctima escogida. Este hechizo
procede de un antiguo manuscrito sobre la reproducción del demonio con los
humanos y ha sido perfeccionado durante varias generaciones de taumaturgos.
Es recomendable que todos los participantes sean conscientes de que ninguno
de ellos escapa a consecuencias inesperadas.
INVOCAR A UN SÚCUBO (RITUAL DE INVOCACIÓN)

Nombre culto: Vocationem Sucubo


Descripción: El presente hechizo pretende abrir el camino y convocar en la
presencia del brujo a un demonio Sucubo o Incubo.
Participantes: Uno
Objetos: Pétalos de rosa marchita, velas marcadas, tiza, cuenco de ofrendas.
Procedimiento: El invocador realizará este ritual en una habitación con un lecho
después de haber esperado seis días sin expulsar su esencia. Es fundamental
este requisito para poder desprender la energía carnal que adora el ser.
Cumplidos estos requisitos, dibujará en el suelo un gran círculo con la tiza,
inscribiendo en él un pentáculo. En cada una de las puntas situará una vela
marcada con un símbolo de fuego. A continuación, encenderá las velas con una
diferencia de seis segundos entre cada una.
El siguiente paso consistirá en realizar el siguiente rezo mientras imagina
situaciones que le produzcan un intenso deseo sexual.

Cubavit lamia, o domina peccatum carnale, primus Adam et uxor, quaeso.

Humilis accipe sacrificium facientem autumni rosa perfusus et cum


desiderio meo.

Venite ad me unus de pectore expuli incenderent et filiae tuae. Extinguit


sitim meam esse corpus tuum anima tua.

O magnum cubavit lamia

El cántico se realizará sin prisa y con fervor, en posición sentada en el centro del
círculo. En ningún momento del rito se exigirá la presencia de la criatura. De lo
contrario, las consecuencias podrían ser nefastas. Cuando se haya pronunciado
el rezo, el invocador humedecerá su dedo índice con los fluidos genitales y los
verterá sobre los pétalos. Es vital que no se estimule la zona. Posteriormente se
procederá a quemar los pétalos rociados en el cuenco de ofrendas, inhalando el
aroma otoñal.

Si las llamas de las velas se estremecen, la invocación ha tenido respuesta, por


ello, el taumaturgo puede darse placer a sí mismo para facilitar la invocación del
demonio, alegando su placer. Un usuario de este conjuro liberó toda su energía
sexual, por lo que el encuentro con el ente le resultó inminente, sin embargo,
éste tomó toda su esencia y su vida tras llegar a este mundo.

En el caso opuesto, en que el Súcubo no se manifieste, es necesario agradecer


a Lilith, dejar los preparativos intactos e irse a dormir sin ropas para volver a
intentar el enlace a la siguiente noche.
Observaciones: Este ritual puede ser realizado tanto por un hombre como por
una mujer. Varios brujos han intentado saciar su deseo sexual con el ente tan
pronto ha aparecido. Únicamente poniendo un solo dedo sobre su piel, contra la
voluntad de la criatura, han sido reducidos al rango de violadores y desarrollado
toda clase de filias extrañas. Por su parte, el demonio ha procedido a realizar las
labores que de él se esperan.
RITO PARA LA PRIMAVERA ETERNA (CEREMONIA CON SACRIFICO
HUMANO)

Nombre culto: Caerimonia ad pulchritudinem aeternam


Descripción: La presente ceremonia religiosa tiene por objetivo lograr la eterna
juventud. Se trata de un ritual de alta complejidad reservado únicamente para
mujeres con una fuerte vinculación con el demonio de la tierra. Se trata de una
ceremonia procedente de tiempos paganos.
Participantes: Una autoridad religiosa, una virgen sacrificable, una doncella, un
verdugo, seis testigos con buena voz para el canto y esponjas naturales.
Objetos: Cuchillo ritual, altar de sacrificio humano, rosas blancas, velas
marcadas, lecho de espinas, cualquier objeto para retener a las víctimas, vino
caliente con especias, cáliz de plata.
Procedimiento: La víctima será una virgen sin compromiso embriagada con vino
caliente, preferiblemente con especias naturales. La bebida le será administrada
a través de un cáliz de plata mientras está atada al altar de sacrificio, el cual
estará rodeado por velas marcadas. A continuación, la autoridad religiosa, quien
se espera que reciba los efectos de la ceremonia, avanzará sobre un lecho de
espinas y pétalos de rosa blanca al ritmo del cántico ritual de los seis testigos:

Hiems remotus sit, in glaciem dissolvit et germinet terra. Arbores


expergiscatur reciperare vires serpente revertitur terra truncus demulceat.

Et caerimonia incipiat, et cum uxore fugit fata refert ad matrem suam.


Triticum fulgebunt sicut nive candidi Virginis.

Primus Adam uxorem, domine tentationem. Angelus de caelo, et reptat in


terra serpens ...

Haec cum essentia osculum sanguinem, occidere hieme corporis sitisque


ardore, qui novam vitam ut pluvia Aprilis hoc corpore.

His verbis: libera te in sacrificium

Es de vital importancia que la autoridad religiosa camine con los pies descalzos
ignorando todo el dolor que las espinas puedan producirle. Estas se convertirán
en los catalizadores del poder que será imbuido. A su vez, el verdugo debe clavar
el cuchillo en el corazón de la víctima cuando termine el canto sagrado, momento
en el que, tras siete pasos exactos, la sacerdotisa se hallará frente a frente con
los ojos de las manos ejecutoras.

Entonces la doncella, quien se teñirá de sangre las manos, recorrerá el cuerpo


de la beneficiada, desde la cabeza hasta los pies, con las yemas de los dedos.
El movimiento será acompañado del cántico de la ritualista en activo. Luego, la
pintada dama, yacerá sobre el lecho de espinas mientras la pura chica continuará
rezando. Entrarán en acción los seis testigos oradores, quienes hundirán sendas
esponjas naturales en la herida ritual y salpicarán la tierra que debe ser
fertilizada.

La fertilizada deberá resguardarse durante seis días y seis noches de cualquier


forma de aseo. Paralelamente, beberá la sangre fresca de la víctima sacrificada
para fortalecer su deseo y facilitar que la lucha de las fuerzas sobrenaturales
contra la estación del frío.

Observaciones: Este ritual tiene la particularidad que únicamente puede ser


realizado durante la primera semana de primavera y la penúltima, pues es
entonces cuando las fuerzas de la naturaleza son más proclives a reaccionar
positivamente con la demanda que se realizará. También es el tiempo en el que
las culturas que practicaban dicho rito adoraban a la divinidad de la tierra. Fue
en ese período de tiempo en el que irrigaban sus campos con sangre y marcaban
sus árboles frutales para que volvieran a florecer con una nueva juventud.
El paralelismo entre el renacer del árbol está estrechamente vinculado al período
en que aparece nueva vida en la persona que recibirá el ritual. De la misma forma
que el invierno se retira con la muerte, el paso del tiempo va matando al cuerpo
por dentro. El rito de primavera eterna no otorga la inmortalidad, sin embargo,
cuando la dama sin rostro aparezca la persona que haya recibido esta bendición
no mostrará signos del invierno humano en sus carnes.
PÓCIMA DEL BESO DE LILITH
Nombre culto: Pocima libidine vehementi
Descripción: La presente pócima tiene por objetivo convertir en un objeto de
deseo carnal a cualquiera que la sufra. El usuario emponzoñará espíritu y cuerpo
del sexo opuesto, convirtiéndolos en depredadores hormonales y víctimas
fatales de sus instintos primarios. Su efecto es extremadamente potente, se
rumorea que únicamente Lilith es capaz de crearla, por ello, raramente la
entrega.
Participantes: Uno o varios
Objetos: Tres fresas frescas, un puñado de pétalos de rosa seca, incienso de
opio, escamas de muda de serpiente, sangre de murciélago, rocío matinal,
matriz, destilador, tubo de ensayo, frasco de cristal de bohemia.
Procedimiento: En primer lugar, es necesario encender una vela de incienso
encima de la mesa de trabajo, otra junto a la sangre de murciélago y el rocío
matinal. Es de vital importancia mantener viva una barra de incienso como
mínimo para potenciar las propiedades mágicas de los componentes. A
continuación, se vierte la sangre de murciélago dentro del destilador y se calienta
a una temperatura cercana a los treinta grados. Mientras tanto, se retira y
machaca la piel de las tres fresas frescas. Luego, troceamos y molemos la muda
de piel de serpiente hasta reducirla a polvo, el cual se mezclará inmediatamente
con el rocío matinal que estará lo más fresco posible.
Cuando la sangre de murciélago hierva, se verterá rápidamente en un tubo de
ensayo la mezcla de pela de fresa y polvo de serpiente, inundando el artefacto
hasta ocupar dos décimas partes del recipiente. El siguiente paso será mantener
la mezcla sobre una llama hasta que adquiera un color púrpura, en ese momento
se recurrirá al tubo de destilación, el cual tendrá dentro de él los pétalos de rosa
fresca.
El movimiento empleado para destilar será lento y buscará evitar las salpicaduras
dentro del recipiente, de lo contrario, se podría echar a perder toda la solución.
Es recomendable emplear un bote no superior a 50 mililitros, cuyo tapón sea de
madera de cedro. Gracias a este detalle, no se perderán las propiedades
mágicas.
Tras este proceso, es recomendable apagar el incienso y lavar con agua caliente
todos los objetos empleados. En el caso de los consumibles, será vital quemarlos
a la mayor brevedad posible.
Observaciones: El Beso de Lilith puede ser mezclado con cosméticos o
perfume, su olor es sutil para el usuario e incluso agradable. El desarrollo de este
producto es extremadamente difícil y peligroso, son incontables los taumaturgos
y alquimistas que han colaborado y perecido juntos por una explosión. Se
especula que el Conde de Saint Germaine podría haber logrado realizar un
pequeño frasco de esta substancia, sin embargo, siendo conocedor de los
efectos sobre la víctima no se atrevió a utilizarla nunca. La misma manufactura
de esta maldición líquida puede resultar una ofensa para la primera mujer de
Adán. Se han documentado muy pocos casos de éxito en su elaboración.
REZO DE MALDICIÓN EN PARAFILIAS

Nombre culto: Orationis desiderio paraphilic


Descripción: El presente rezo está enfocado a maldecir a otro ser humano con
un deseo sexual hacia sujetos, objetos o situaciones que pudieran destruir su
reputación al no ser aceptados por la sociedad.
Participantes: Uno o varios
Objetos: Piel de cabra, cuchillo ritual, atuendo negro, velas marcadas, tiza
Procedimiento: El orador dibujará un pentagrama inscrito en un círculo
utilizando la tiza. Preferiblemente lo hará en el centro de una habitación oscura.
Luego, pondrá una vela marcada sobre cada una de las cinco puntas.
Posteriormente dejará en el centro del círculo la piel de cabra y procederá a
encender los objetos de cera.
Realizados estos preparativos se vestirá los atuendos negros y se pondrá de
rodillas para abrirse las palmas de las manos con el cuchillo ritual.

Ante potens es, Domine et Lux veritatis mihi sisterent


Nihil me habere meae sed et sui natura humana
D. Francisco Guerrero per excellentiam, quia vestra arma lucis
obtunderetur, spathis Dei.
Protector hominum, et ego veniam ad vos in praesidio.
Del prius Luza vocabatur, tuis spem hominis, Domine CAP.
Ut homo non dici sacro foedere, quod coniungit nos nunc et usque in
aeternum
Per tuam pulchritudinem siderum et industrias animadverti patere invidiæ
viribus fortis conturbauit
Fiat numero sociabitur spiritus tuus, et nunc, et usque in sempiternum
Iudex sapiens nullum timorem: procul dubio per verum dicere quis
Vestra frui sapientiam et noli me desvelame instituit.
Luciferius audit verba haec unio et gratias agens pro primitiis offeretur
Et oblinito vota placuisse verba haec in aeternum pactum unionem.
Luciferius resigned te placere Deo.
Oro te, anima mea philia ociusque canite in interitum vadit. Accipe
sacrificium et sanguinem meum intende votis supplicum. Ei: Obsecro te
fidelis cultorem suum vindicent, satiat me impurae libidinis detrimenta,
verum magnanime Dominus.

Este rezo será evocado hasta que el orador pierda la conciencia por la falta de
sangre. Cuando eso suceda, será asistido rápidamente por sus compañeros de
oración para que le remienden las heridas. La sangre actuará como vehículo
fundamental para satisfacer y mostrar auténtica devoción a Belcebú. Tras el
rezo, las ropas serán quemadas en el centro del círculo.
Observaciones: Una oración exitosa es capaz de arrastrar a un hombre de dios
a sentir deseo por otros seres vivos no humanos. Cuenta una leyenda que un
exitoso taumaturgo pudo oír la risa conjunta de los señores del averno al poner
cara de horror tras ver los efectos que la víctima padecía. Se trata del rezo más
complejo y peligroso que podría entonar un usuario de la magia negra.
INFESTISSUMAM

Recita del texto maldito, sean todos conscientes, si desatan nuestra furia.
Recen por estar muertos para ese entonces.

ALOIS FÖRSTER
Y aquí te hallas, amigo mío, al fin estamos solos, tú y yo.
Lamento haberte traído al núcleo del caos, pero para entender, primero debes
destruirte a ti mismo. Encontrar la verdad es dulce, pero el camino hacia ella es
amargo. Un crisol de destrucción en el que las galaxias más poderosas se han
visto transformadas, retorcidas, quebradas y golpeadas hasta ser moldeadas.
En la senda de la oscuridad el miedo es una carga pesada que te retrasará
sobremanera. Los ojos ciegos de la muerte esperarán a que des un mal paso,
esperarán un accidente. Ahí será cuando conozcas, por primera vez, las fauces
selladas que sólo emiten sonido cuando sus putrefactos dientes destrozan hasta
los cráneos más duros de una sola mordida. Los lamentos, al igual que los gritos
de auxilio, son un sinsentido. Sólo atraerás a más, para que te devoren sin
piedad.
Al internarte en éste laberinto te darás cuenta que el universo a muerto, ningún
sol brillará en éste viaje sin final. Las lóbregas nubes de caos cósmico se mueven
a la lejanía, retorciéndose sobre su propio eje, enrollándose en cientos de
realidades como si de gusanos se trataran. Parásitos que se alimentan de los
cadáveres de quienes vinieron antes de nosotros, restos de aquello más
terrorífico que todas tus pesadillas juntas. La infinita existencia del mal, el
pulsante vacío sin final, en el que te regocijarás conmigo. Brindando en el cráneo
vacío, del tres veces cobarde, aquel que no pudo competir con los dioses del
apocalipsis. Y cuando todo se incendie en el cataclismo final, no habrá lágrimas
suficientes para apagar su eterna pira funeraria.
En tus ojos puedo ver la duda creciendo, luchando en contra del miedo mortal.
¿Puedes sentir esa presencia fría? Como si unos ojos te miraran, atravesándote
de pies a cabeza, un lamento lejano, un chirrido incesante que vulnera cada
hebra de tu ser. Es él, mirándote, es él, mencionando tu nombre. Un lenguaje
indescifrable incluso por mí. Te está probando, testeando tu poder, saboreando
tu alma, tratando de encontrar un punto débil.
He visto tantos sacudiéndose violentamente después de abrirles las entrañas y
jugar con sus espinas dorsales como si fueran títeres. Les arrancaba los ojos,
jugando con ellos como si se tratara de un juego perverso. Los obligaba a
arrastrarse en busca de sus entrañas mientras iba rompiendo uno a uno cada
extremidad. El crujido enfermizo de las articulaciones, el incesante chispoteo de
la sangre, los alaridos de quienes pensaron encontrar poder inimaginable aquí
sin querer sacrificar nada. A veces tuve que controlarme, pues no soportaba la
risa que me daba verlos retorcerse, tratando de buscar una escapatoria, un final
para su sufrimiento. ¿Un fin para algo que no tiene fin? ¡Sí, claro!
Pero tú eres distinto, el miedo no es ajeno para ti, es algo que conociste desde
la niñez. El frío del abandono, las lágrimas vacías de la impotencia y la
ponzoñosa mordida de la traición, fueron tu día a día. Te volviste fuerte a base
de tu propia sangre, y aun sabiendo que todo tiene un precio, acudes a la bestia
de los mil nombres, no arrodillado, sino orgulloso.
Es por eso que ahora conocerás los secretos del abismo.
INTRODUCCIÓN

Se debe tener en cuenta tres puntos principales en todo ritual:


Estética
Vinculado con la jerarquía, no obstante, no tiene nada que ver con ella.
Cada ritual tiene que ser una puesta en escena tan artística como el
mismo apocalipsis. El Mago supremo, al igual que la Bruja suprema, debe
poseer una máscara de lobo, su vestimenta debe ser rojo oscuro y debe
poseer un báculo de huesos, en especial de alguna cripta antigua. Los
Jueces inversos deben poseer una máscara de jabalí, llevar siempre en
su mano las escrituras del vacío y blandir una espada oxidada en la otra.
Las Hijas del apocalipsis deben estar desnudas y cubiertas de carbón,
poseen la máscara negra de la bestia ciega de trece ojos y sobre de su
cabeza deben llevar la corona de la triple diosa.

El iniciado debe estar cubierto únicamente por la capa de iniciación. Los


participantes deben portar un candelabro dorado de seis ramas, cada una
de ellas debe portar velas negras, todos deben poseer máscaras doradas
que les cubran por completo el rostro. Las capas que cubren sus cuerpos
deben ser rojas con simbología negra.

Jerarquía
Se lleva la misma jerarquía y regla de la manada de lobos: existen dos
líderes, el Mago supremo y la Bruja suprema, indistintos de vestimenta.
Bajo ellos se debe situar los nueve Jueces inversos, el sexo es indistinto
mientras al menos tres sean del sexo opuesto. Bajo ellos están las tres
Hijas del apocalipsis, muy importantes en misión, pues serán quienes
tengan mayor contacto con los miembros de la manada.

Misión
En cada ritual siempre debe haber una misión explícita. Todos los
individuos que deseen participar, potenciando el ritual, deben poseer la
energía específica que se requiere para cada cual. Si no hubiese, quien
comparta, el individuo debe hacerlo en compañía de los líderes
necesarios que se especifica en cada rito.
Asimismo cada líder debe seguir los pasos necesarios para la liberación
de toda atadura mortal, todo explicitado en el libro maldito de Xterk. El
poder mental que poseen, más la autosatisfacción de sus necesidades
carnales, les da la potencia suficiente para llevar a cabo todo tipo de
ceremonia. No es necesario explicitarlo, pero lo reafirmaré, cada uno de
ellos sabe muy bien que sentimiento, pensamiento y energía carnal debe
manipular para cada tipo de rito.
VACÍO – RITO DE INICIACIÓN

Es necesario que sea en el claro de un bosque. Además, debe ser una noche de
luna llena del mes de octubre, cuando el reloj toque la medianoche. El iniciado
debe estar postrado, encerrado en un círculo de sangre de toro, otro de cal y otro
de sal. Alrededor del círculo de sal deben estar dispuestos seis velones morados.
La Bruja suprema debe estar frente al iniciado, a diez pasos de él. La Jueza
inversa y la Hija del apocalipsis deben estar al costado derecho e izquierdo,
respectivamente. Es necesario la presencia de los siguientes concurrentes:

Bruja suprema
Jueza inversa
Hija del apocalipsis
Participantes – Trece
Iniciado

BS: Hemos sido reunidos por una misión, despertar al dormido, enseñar al
ignorante, caminar entre las sombras como depredadores, no como presas.
JI: Esta noche de luna llena se celebra el final.
HA: ¡Satanás, Lucifer, Hades, Hella, Gran dragón, Padre de la mentira, dulce
Lucero del alba! ¡Conforta nuestra mente, vigila nuestra rebelión!
P: El hijo tendrá descendencia con la hija, los reyes llamarán a eso abominación.
Se taparán los ojos mientras la serpiente se devora sus cabezas sin dilación.
Morirán por la propia violencia engendrada, en estómagos vacíos y mentes
cuadradas. Manos atadas por las cadenas de la estupidez y del falso orgullo.
I: (Deberá levantar sus palmas a la altura de los hombros, mientras recita) Me
presento ante la bestia de mil nombres como un lobo que siempre encontrará
más sangre que derramar, como un depredador que no teme al mal, ya que fue
moldeado por éste. Acudo no en busca de esclavitud, sino en reconocimiento.
JI: Esta noche de luna llena se celebra el principio del final.
HA: Padre nuestro que yaces en el núcleo de la entropía, maldecidos han sido
todos tus nombres, al igual que los nombres de tus hijos. Junto a ti
permaneceremos, pues la venganza es nuestra mientras estemos contigo.
Seremos el némesis al que todos señalen, rechinarán los dientes cuando se vean
obligados a recitar con nosotros el cántico de nuestra victoria. Venga a nosotros
la oscuridad eterna y que el fuego de nuestra madre consuma nuestras entrañas.
Hasta que seamos los verdaderos mártires del apocalipsis.
JI/HA: (Mientras se acercan, cada uno portando sus dagas rituales, para cortar
la piel de las palmas del iniciado con el símbolo de la estrella de cinco picos, con
el pico inferior apuntando hacia la muñeca) ¡Levántate! Por encima de la marea.
¡Levántate! Por encima de la tormenta. ¡Levántate! Y haz de la entropía tu hogar.
BS: (Acercándose con un cáliz lleno de sangre de toro, mezclada con Yagé)
Bebe el vino de la locura. Que ella te abrace como a un hijo, proveyéndote
conocimiento y libertad sin límites. Con éste símbolo el cáliz que has bebido
transforme tu cuerpo y mente.
La sangre de toro restante en el vaso, servirá para dibujar en su frente el
siguiente sigilo:

JI/HA: (Se acercarán e introducirán los dedos en las heridas sangrantes del
iniciado, una vez manchadas sus manos, procederán a dibujar otro sigilo, ésta
vez en la espalda desnuda del iniciado). La temporada de cacería se abre para
ti, ahora, ni la oscuridad más profunda, ni el abismo más frío te será extraño. Las
puertas de los hombres se te cerrarán, pero la de la divinidad se te será abierta.

P: El hijo tendrá descendencia con la hija, los reyes llamarán a eso abominación.
Se taparán los ojos mientras la serpiente se devora sus cabezas sin dilación.
Morirán por la propia violencia engendrada, en estómagos vacíos y mentes
cuadradas. Manos atadas por las cadenas de la estupidez y del falso orgullo.
JI: Esta noche de luna llena se celebra el renacer de un dios.
BS: Hemos sido reunidos por una misión, despertar al dormido, enseñar al
ignorante, caminar entre las sombras como depredadores, no como presas.
Ahora que ya lo hemos hecho, podemos retirarnos. ¡Que así sea!
P: Tanto arriba como abajo, tanto abajo como arriba.
REVERSO – RITO DE DESTRUCCIÓN

Debes saber que, la bestia de los mil nombres detesta que mates, no porque le
interese algo, sino porque nosotros somos como baterías llenas de electricidad
para él. Al aniquilar a alguien lo único que haces es liberar ésa energía en un
solo momento. Es grande la energía liberada, sí, pero es mayor si la mantienes
en el tiempo. Las pulsiones liberan energía enorme, mucho más que un sacrificio,
por esa razón proviene del latín «pulsum», impeler. El dolor, el amor, la locura,
la ira, la copulación, etc. Todos ellos sustentados en el tiempo son más
apetecibles para el gran devorador. Deberás decidir muy bien al usar éste rito,
pues el costo es elevado y, al estar vinculado a la magia del caos, es irrefrenable
e incontrolable, una vez liberada se esparcirá como raíces sobre tierra virgen,
alimentándose de todo a su alcance. Para ello se necesita una vida, la de alguien
muy preciado para el Ejecutor, o él mismo, si así lo decide. Lo que recibirá a
cambio será algo tan preciado que la muerte parecerá un trato justo:
Reverso, usa magia del caos, la cual necesita de un recipiente que redirija su
poder. El sacrificio será el recipiente y a su vez, éste designará quién será el que
reciba la maldición. Toda aquella transgresión física y mental que se le haga al
sacrificio, será duplicado en el cuerpo de quien reciba el maleficio y, por ser esta
magia tan poderosa, no sólo terminará en él, sino que se verá ramificado a su
descendencia y ascendencia. A los cuales puede que la magia genere
enfermedades tales que dejen a su cuerpo como una masa amorfa de carne
putrefacta o bien destruyan la mente de los pobres desgraciados que se verán
obligados a ver a la estrella del caos en su mente y que ni la muerte los salvará
de semejante castigo. Los presentes deben tener una fuerza mental y equilibrio,
carnal y espiritual, superior. Los concurrentes serán personas distinguidas:

Bruja suprema
Mago supremo
Ejecutor y Sacrificio
Hijas del apocalipsis

El Ejecutor, al igual que el sacrificio, deben estar desnudos bañados en barro,


carbón y vino, y deben llevar en la frente, dibujada con cal, la estrella del caos.
Es necesario que el sitio del ritual sea en una cripta de piedra, un lugar cerrado,
sin ventanas y con una sola salida. El ejercicio de éste maleficio puede tomar
cualquier mes del año, no obstante, se ha visto resultados aún más devastadores
en las fechas cercanas a diciembre o durante eclipses lunares. En el piso, donde
se echará la ofrenda, estará dibujado con sangre de toro el siguiente sigilo:

Una vez dibujado se cerrará el sigilo con un círculo de sal, otro de arena fina y
uno externo de carbón, cada seis centímetros se dispondrá un velón negro, el
cual se encenderá apenas de inicio el ritual. Has de recordar que no se debe
transgredir por nada del mundo éstos círculos, ya que la magia se esparcirá sin
control en el área siendo algo catastrófico.
Dentro debe hallarse el Sacrificio y el Ejecutor, si ambos son el mismo, los
círculos deben ser un poco más estrechos. Ambos, antes de entrar, deben tomar
un cáliz lleno de sangre de toro mezclado con Burundanga. El ejecutor debe
estar de pie, justo encima del sacrificio, con la daga ritual levantada en alto. A la
espera de los cánticos rituales que den inicio al hechizo de destrucción. En el
caso de ser el mismo Ejecutor, el Sacrificio, se dará por terminado el ritual
cuando éste deje de moverse.

BS: Tus ojos han sido invadidos por la oscuridad, ahora que otra persona posee
lo que era tuyo. ¡Ay de quien haya despertado la ira de éste dios! ¡Ay de quien
cavó su propia tumba sin demora! Así como la bestia de los mil nombres
ascenderá hasta devorar entre sus fauces la luz plateada, así ascenderá tu furia
o dios carnal, tú que ahora nos convocas frente a este macabro espectáculo. Por
ti rechinarán los dientes, por ti llorarán las viudas, por ti maldecirán el nombre de
sus falsos dioses. ¡Inicia con el tormento, sé uno con el fuego eterno!
MS: Nuestro líder te observa. Siente esos ojos que te traspasan desde la
oscuridad, siente su hálito helado en tu espalda. ¡Es hora que muestres tu valía!
¡Es hora de que devores o seas devorado! ¡Que la daga se levante y las lágrimas
caigan al son de la venganza!
E: (Mientras va cortando el cuerpo del sacrificio o el suyo, si es el caso) Estrella
del caos, toma forma en este cuerpo deformado, absorbe el odio que rebosa en
sus pensamientos. Éste dios te ha llamado, éste dios ha pedido tomes su cuerpo
como vínculo. Vacía toda tu corrupción en éste recipiente y deja que te lleve al
destino en el que será liberado. ¡Carpe Noctem!
HA: Sentimos la presencia de la oscuridad primordial entre nosotras, podemos
sentir el llamado del vacío en nuestro interior. Nosotras sabemos lo que nadie
sabe, la oscuridad clama por una vida, clama por un precio justo ante su
insaciable hambre. ¡El vacío tiene hambre! ¡Debe ser saciada! ¡Un festín
apetecible con la sangre del sacrificio, un festín interminable con el alma del
acusado! ¡Mal primario, eterno suplicio! ¡Despierta la rabia que yace en tu tumba!
El sacrificio debe ser aprovechado mientras posea vida, pues portará el caos en
sus frágiles hebras mortales y replicará lo que sea que hagas en su débil
carcasa. Los ojos suelen ser liberados de sus ataduras, dulce sufrimiento que
nadie verá. La boca se abrirá de par en par, eterno recordatorio de la traición del
que no controla lo que habla. Punzar sus oídos es casi un deleite, ya que nadie
escuchará el lamento de la persona maldecida. Desmiembra sin compasión las
manos, aquellas que juraron no traicionarte ni levantarse en contra tuya.
Descuartiza los pies que juraron no alejarse de ti, que juraron no dejarte solo en
los momentos difíciles. Arranca el útero de quien prometió florecer junto a ti y
sólo albergó sufrimiento en tu vida. Desgarra el miembro del hombre que no supo
controlar su instinto animal, déjalo como un reloj sin manillas, como un títere sin
cuerdas. Ataca con avidez los órganos que más duelen, recuerda que una vez
dijo que te pertenecía, recuerda que una vez dijo ser sangre de tu sangre.
¡Reclama lo que es tuyo, hasta la última gota! Recuerda como punto final,
arrancarle la lengua y morder su corazón, ya que nadie amará un despojo maldito
como será cuando el caos lo alcance, ¡ni siquiera su maldita descendencia será
digna de ser amada! El resto puedes concederte sin compasión a hacer un festín
con él, mientras la vida corra por sus hebras.
MS: El sacrificio ha sido entregado, la estrella del caos ha dejado de iluminar, el
pacto se ha concretado. Ahora los ríos de la muerte fluyen hacia quien fue
indicado como el blanco de tan inefable maldición.

***Sólo si el propio Ejecutor fue el Sacrificio***

HA: Sangre divina yace derramada, cuerpo divino yace partido en pedazos.
Ahora los miles de rostros de la bestia te miran fijamente. No mentiste al estar
erguido ante él, no mentiste al proclamarte un lobo en frente a las ovejas. ¡Eres
digno! (Solum, dolum mei doloris). ¡Eres digno! (Solum, dolum mei doloris).
Déjanos llevar tu cuerpo desgarrado a los pies de la Diosa de la noche, pues la
miraste a los ojos sin temor. (Solum, dolum mei doloris). ¡Guía nuestro lamento!
La frase «Solum, dolum mei doloris» será repetida por las demás Hijas del
apocalipsis que no reciten el cántico principal. Todo el cántico final será repetido
mientras que carguen los despojos del Ejecutor autosacrificado. Éstos restos
serán dejados a los pies de la estatua de piedra que representa a la Diosa de la
noche.
BS: Marchemos en esta agridulce noche, marchemos bajo banderas negras y la
protección de nuestro dios hermano que se sacrificó para encarnar el espíritu de
la venganza.
OSCURIDAD – RITO DE ASCENSIÓN

Cada vez se vaya extendiendo el dominio de nuestras fuerzas sobre este pedazo
de inmundicia en medio de la oscura galaxia, llamado tierra. Se necesitará cada
vez más y más líderes. Éstos, a su vez, necesitarán toda una jerarquía
especializada que soporte la estructura del sistema de la manada de lobos. Ser
un líder no es algo que se deba tomar a la ligera, es por eso que existen una
serie de pasos necesarios para ir liberando las ataduras que hacen que tu ente
divino esté esclavizado por la carcasa material. Los líderes supremos, tanto el
Mago como la Bruja, deberán estar de acuerdo en determinar si el Postulante
tiene lo que se requiere para el rito de ascensión. Si posee lo suficiente, el Mago
y la Bruja se encargarán de llevarlo a la Habitación de los mil rostros. Un cubículo
cerrado con espejos en todo su interior, hasta en la misma puerta.
El Postulante, completamente desnudo será bendecido con la Capa de la
ascensión, se sentará con las manos extendidas delante y los ojos cerrados, así
deberá permanecer hasta que se lo deje solo en la habitación. Se le rodeará con
un círculo de sangre de macho cabrío, un círculo de carbón y otro de arcilla roja.
Alrededor del círculo externo se dispondrán trece velas azules. Dentro del
cubículo sólo se admitirá la presencia del Mago y la Bruja. Ésta última dará de
beber al Postulante, en un cáliz negro adornado con el sigilo de Lilith, sangre de
macho cabrío combinado con Absenta y Salvia Divinorum.

Tras terminar de beber, el Mago supremo marcará la frente del Postulante, con
el sigilo de Azazel.

Mientras esto sucede, la Bruja suprema cortará su palma y esparcirá su sangre


sobre el filo de ésta, luego, el Mago supremo hará lo mismo. Se dejará la daga
al costado derecho del Postulante y al lado izquierdo, el libro maldito de Xterk.
Antes de salir se postrarán ante el Postulante, deseándole victoria o muerte.
Afuera, por el lapso de una hora, las Hijas del apocalipsis recitarán el cántico
maldito de la ascensión.
Ne timeas obscurum
Diabolus liberus spiritus
Natura nihil frustra facit
Diabolus liberus spiritus
Ipsum te reperies
Diabolus liberus spiritus
Potire mundorum

Al terminar ingresará el Mago y la Bruja, certificarán que el Postulante no se haya


quitado la vida. Una vez estén seguros de que esté vivo, tres miembros de los
Jueces invertidos, elegidos por las Hijas del apocalipsis, llevarán al Postulante
en brazos, quien aún será presa de la pesadilla eterna. El postulante será llevado
a la profundidad del templo, en el área de selección. Una vez aquél logre
despertar del sueño eterno, tendrá que sujetar las dagas rituales que le habrán
dejado a sus pies, los jueces inversos y procederá al lugar que su sueño le haya
indicado.
La puerta roja tiene dentro un lobo omega. El Postulante tendrá que vencerlo
con las dagas y reclamar su rostro para ser declarado Mago o Bruja.
La puerta dorada tiene dentro un jabalí negro. El Postulante tendrá que
vencerlo con las dagas y reclamar su rostro para ser declarado Juez Inverso.
La puerta negra tiene cientos de serpientes en el piso y en el centro la
bestia de trece ojos. La Postulante tendrá que vencerlo con las dagas y
reclamar su rostro para ser declarada Hija del apocalipsis.
Al reclamar la victoria y salir vivo, las Hijas del apocalipsis curarán sus heridas
mientras el Mago supremo dibujará en su frente, con alquitrán, el sigilo de la
ascención. Dando por constituido su puesto como líder.

Al terminar, el nuevo líder deberá dirigirse a la Diosa de la noche y orarle.


CÁNTICO A DIOSA DE LA NOCHE

Me abrí el pecho para enterrarme en mis huesos y carne


Una cárcel de oscuridad abismal, nadie me vería secarme
Nadie podría escuchar a mis demonios gritar ante mi puerta
Atormentando mi ser, tallando con sus garras letra muerta
Revela el oscuro río escarlata que nace de tu costado
En devoción fallezco, en tu boca con la muerte cortejo
Aquél extranjero en mi interior me enseñó mi epitafio
Eterna inanición, anhelar la sangre que baña el espejo
¿Puedes enmarcar aquél ansia carnal? Espejo del alma
Confuso a la sombra de la muerte ¿No tengo salida?
Reflejo que me hace amar la malignidad de la vida
En tu corazón, entre estigia y el éter hallé la calma
Soy el vacío que borra el dolor de tu mente
Soy el susurro de tu agonizante corazón
Juntos somos el infierno incandescente
No hay escape… sólo aniquilación.