Está en la página 1de 190

Editorial

La realidad nacional, siempre caótica, nunca deja de


interesar a quienes de una u otra manera se preocupan para
encontrar salidas mediatas e inmediatas a este endémico
problema. Tal vez convenga dar una mirada al pasado y
analizar los hechos actuales que obviamente son consecuencia
de ellos.

El fin de la universidad es la ciencia, más no en el entendido


de que la creación científica y la profesionalización son sus fines
antonomásticos, olvidando que le incumbe ser líder vital de
profundos cambios, siempre tendientes a romper cadenas
materiales y morales que atan al hombre a la cruenta crisis
nacional, del que sólo saldrá cuando la universidad asuma la
ciencia como instrumento de bienestar social, lejos de todo
aislamiento que termine con el ejercicio de la profesión sin
aportes que sacudan el sistema imperante.

El conocimiento del pasado es fundamental, sin embargo las


horas académicas para la enseñanza de historia, en los niveles
primarios y secundarios son cada vez menos, al extremo de
declarar excedentes a docentes de este curso, porque quienes
manejan la política educativa en este nuestro país, se han fijado
como meta lograr la perdida de identidad nacional, para
imponer el liberalismo a ultranza.

Dicho esto, conviene reclamar y exigir a los historiadores una


revisión crítica del pasado, en lugar de la mera exposición de
hechos; ello supone poner esta ciencia al servicio real y objetivo
del hombre, para que éste vislumbre su futuro corrigiendo el
presente. De no ser así, creeríamos que la historia ha perdido
vigencia y pertinencia y es por ello que los historiadores deben
abandonar ese silencio que no condice con la crisis moral que
atraviesa el Perú, que de hecho es preocupante y sobre todo en
este Qosqo, capital histórica del Perú.

MSc Lauro Enciso Rodas


Vice Rector Académico

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 1


Todos los logros alcanzados en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, se deben al
apoyo integro de la Comunidad Universitaria, por eso, los que conducen esta gestión, expresan su agrade-
cimiento con el abrazo místico de estas fiestas navideñas y les desea un próspero año nuevo 2010.

Dr. Víc tor Raúl Aguilar Callo Mg. Lauro Enciso Rodas Mg. René Concha Lezama
RECTOR VICE RECTOR ACADÉMICO VICE RECTOR ADMINISTRATIVO

Contenido
Editorial ______________________________________1 Apuntes de un Enfoque Educativo
Manuel Gamarra _______________________________118
Los Colores del Arco Iris
Jorge A. Flores Ochoa ______________________________3 Un Nuevo Amanecer en los Andes
Hanny Fernández Coronel _________________________120
Pachamamaman Saminchay
Yris Prado Ormachea, José Luis Estrada _________________10 El Delirio en sus Contextos Histórico-sociales
Gustavo Valdivia Rivera, Sandra Valdivia Acurio ___________125
Etnografía de la Pesca Tradicional
Leandro Sanz __________________________________19 Alcoholismo
Oscar Valiente Castillo ____________________________138
Cosmovisión Andina y Desarrollo Rural
Mario Morvell __________________________________25 Vacunación Contra Hepatitis B
Pablo Grageda y otros ____________________________141
Tawantinsuyo 5.0
Alonso del Río __________________________________30 Bioética y Aborto
Lía Pilares Moscoso _____________________________147
Machu Picchu Antes de Bingham
[Paolo Greer] ___________________________________32 Calidad de Atención en Salud
Pablo Grajeda Ancca, Yahaira Vargas Gonzalez ____________150
Patrimonio Cultural Inmaterial
[Donaldo Pinedo] ________________________________40 Gingivitis en el Cusco
Raquel Loaiza Carrasco ___________________________154
Políticas de Vivienda Rural
Victor Salas Velasquez, Fernando Oviedo Hinojosa __________51
Índice de Discrepancia Óseo-dentaria en Escolares
Yahaira Vargas Gonzales __________________________159
El Movimiento Moderno en el Cusco
José Díaz Oblitas, Ernesto Paz Carbajal, Carmen Rozas Álvarez __63
Comportamiento de Caudales de
la Central Hidroeléctrica Machupicchu
La Casa Concha Edgar Alfredo Catacora Acevedo _____________________162
Jorge Miguel Zegarra Balcazar ________________________83
Codificación de Predicción Lineal
Noción de Espacio Roger Jesús Coaquira Castillo __________________172
Sonia Martina Herrera Delgado _______________________85
Simulador de Tráfico de Vehículos
La Ciudad es un Panóptico Mario Núñez del Prado, Leoncio Zárate Gamarra __________176
Dario Sosa ____________________________________90 Renovada Mentalidad y Actitud Antiimperialista
Arquitectura Industrial Américo del Campo _____________________________181
Diana Castillo Cerf _______________________________94 El Amauta Carlos Ochoa
Ejes Hoteleros en la Ciudad del Cusco Uriel García Cáceres _____________________________184
María Cecilia Torres ______________________________98 Entrevista al Doctor Luis Barreda _______________186
Autoevaluación y Acreditación Universitaria Dra. Christine Goutet Mar tinant de Preneuf
Elizabeth Dueñas _______________________________104 Juan Cruz Tello ________________________________191
Asignaturas Universitarias La Agonía del Kamachiq ______________________194
Jaime Pilco ___________________________________111
Mensaje de Saludo ___________________________195

EL ANTONIANO Director de El Antoniano: Hugo Bonet Rodríguez


Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco Jefa de Redacción: Guadalupe Angulo Saldívar
elantoniano@unsaac.edu.pe Maquetado y grafísmo: Fer nando Oviedo Hinojosa
Diagramación: Rober to Ojeda Escalante
Rector:
Apoyo técnico: Darío Dueñas Bustinza,
Dr. Raúl Aguilar Callo Oliver Núñez Málaga,
Vice Rector Académico: Aguedo Huamaní Huayhua
MSc. Lauro Enciso Rodas Ilus tracio nes: Acua re las del cien tífi co en agri cul tu ra Ph.D. Franz
Frey —en base a los apuntes de Car los Ochoa—, del libro “Las
Vice Rector Administrativo: Pa pas de Sud amé ri ca: Bo li via”, im pre so en la Uni versi dad de
Mgt. René Concha Lezama Cam brid ge, 1990. Gen ti le za de Fre sia Ro sa do Pa che co.
Fotografía de contratapa: Machupicchu desde Llactapata, Paolo Greer.
Director del Consejo de Proyección Social:
LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES.
Mgt. Eleazar Crucinta Ugar te
Impre sión: ALPHA ser vi cios grá fi cos
Los Colores del Arco Iris
1
LA BANDERA DEL COZCO
Jorge A. Flores Ochoa2

ANTECEDENTES
Estudiantes de la Carrera Profe-
sional de Historia de la Facultad de
Ciencias Sociales de la Universidad
Nacional de San Antonio Abad del
Cusco me pidieron par ticipar en un
ciclo de charlas el año 2006 con la
presentación titulada “Los colores
del arco iris”. También lo expuse en
la XIX Reunión Anual de Etnología
del Museo Nacional de Etnografía y
Folklore de La Paz, Bolivia. Par te de
la información la usé en el “Forum
Vigencia de la Bandera del Cusco”,
representando a la Academia Nacio-
nal de Historia, en mi calidad de
Miembro Correspondiente en el Cuz-
co y por delegación del Presidente
Dr. José A. de la Puente Candamo.
En el mencio nado forum mi ex-
posición planteó que en los andes
precolombinos, especialmente du-
rante la civilización inca, el arco
iris fue dibujado con tres colores y
a veces, de cuatro. Esta tradición
continuó durante el gobier no colo-
nial. De manera adicional planté
no existió bandera inca de bandas
horizontales de siete colores, al esti-
lo de las actuales.
El forum del 2007 se realizó el 11 y
12 de octubre, organizado por el Con- cios que no podemos ni debemos el arco iris nace y concluye en ollas lle-
cejo Provincial del Cusco. La reunión compartir, menos en reunión que pre- nas de oro, pertenece al folklore euro-
salió del marco científico, incluso se tendía ser académica. peo. Es también símbolo de paz, des-
procedió a una votación irregular. de que Noé lo interpretó como anun-
Frente a estos hechos considero nece- EL ARCO IRIS ANDINO cio del fin del diluvio.
sario hacer público el punto de vista Kuychi en runasimi y kuurmi en ay- Si aparece en días despejados ro-
expuesto en dicha oportunidad. Está mara, posee variado significado en deando al sol, sugiere la frase “arco
claro que se proponía eliminar la ac- los andes. Algunos son resultado de la en el sol moja al pastor”, como señal
tual bandera del Cuzco, solamente aculturación iniciada el siglo XVI, de año lluvioso. En cambio, cuando
por ser usada por comunidades de di- otros posiblemente son prehispáni- rodea a la luna, el dicho popular es
ferentes opciones sexuales “a la nor- cos. El saber popular lo relaciona con “arco en la luna seca la laguna”. Origi-
mal”. El forum excedió límites acadé- la proximidad de la estación de lluvias na preocupación, por ser señal de se-
micos y científicos, surgieron prejui- o de su finalización. La creencia que quía.
1 El Inca Garcilaso de la Vega escribe Cozco. La histórica es Cuzco. En el runasasimi actual es Qosqo. Cusco es un híbrido sin
fundamente histórico ni lingüístico (Cf. Carrión, 1993: 267-270. Cerrón-Palomino, 2007: 143-174). En las citas y otras
referencias, respeto la forma que cada autor escribe el nombre de nuestra ciudad.
2 Docente principal de la Facultad de Antropología de la UNSAAC.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 3


Jorge Flores

REPRESENTACIÓN DEL pinturas de los qero y después de 1534 pu Ocllo aparece un escudo de armas.
ARCO IRIS también en la pintura de caballete, intro- En su parte superior está el arco iris de
ducida por los españoles. cuatro colores que, de abajo hacia arri-
En el libro que trata de los vasos inca
ba, son verde, amarillo, azul y rojo. De
de madera o qeros, se describen y anali- EL ARCO IRIS INCA la parte superior del arco iris pende la
zan pinturas que tienen por soporte la
cara externa de estos vasos (Flores, Es importante icono del arte preco- maskapaicha imperial.
1990; Flores Ochoa et al, 1998). Los es- lombino. Se lo representa en diversidad El otro manuscrito Murúa, el Welling-
pecialistas que los fabricaban en época de contextos. Está asociado en repre- ton, que se halla en poder del Getty
inca, fueron los qerocamayuq. La tradi- sentaciones de incas imperiales. La im- Center de California, Estados Unidos, fi-
ción de su uso es más antigua, puesto portancia religiosa se sustenta con am- gura el retrato del inca Capac Yupan-
que también fueron utilizados en las civi- plia y variada información histórica y et- qui, esposo de la qoya Chimpu Ocllo.
lizaciones precedentes a la inca. nológica. El contexto del arco iris se También tiene escudo de armas, el mis-
Los incas aprendieron la técnica de aprecia en Flores et al,1998 y Liebscher mo que aparece con la Coia Chimpu
1986:65-73, Ocllo. ¿Por qué Murúa incluyó el retrato
pintar al sur de Colombia, en la región
de Pasto, donde llegaron pocos años an- Los incas emplearon hasta diez colo- de la coya en uno de los manuscritos y
tes del arribo español. Sólo en esta re- res para pintar en los vasos de madera. el de su esposo, en el otro? La interro-
gión crece el arbusto de la mopamopa Así se prueba su habilidad para utilizar gante puede motivar varias respuestas.
del que se extrae el látex, que sirve para variada gama de colores de pigmentos En este momento sólo interesa que los
preparar láminas delgadas que, luego minerales y orgánicos. Esta necesaria arco iris son de cuatro colores en ambos
de ser teñidas, se incrustan en la made- aclaración, es porque el arco iris inca retratos. Capac Yupanqui merece co-
ra. La técnica es muy sofisticada y los in- está formado por amarillo, rojo y verde. mentario adicional. Viste uncu con cua-
cas la desarrollaron a niveles que no te- En contadas oportunidades añaden dros multicolores, representando toka-
azul o algo que se le parece. pu, que son parecidos a la bandera que
nía en Pasto. El Cuzco se convirtió en el
hoy día se denomina wiphala.
principal centro de producción de va- No he encontrado qero con arco iris
sos pintados durante la etapa virreinal. de siete colores. No es posible afirmar si El Museo Inka de la Universidad Na-
De esta ciudad se exportaron a toda la esta selección fue decisión cultural o es cional de San Antonio Abad del Cusco,
región andina a lo largo de los siglos como el ojo humano visualiza este fenó- ex po ne dos pinturas de caballete con el
XVI, XVII, XVIII incluso las primeras dé- meno natural. En todo caso el conoci- arco iris. Una es talvez tardía, fines del si-
cadas del XIX. El advenimiento de la re- miento de siete colores es resultado de glo XVIII, muestra la ejecución del inca
pública cortó esta tradición artística, investigación científica y experimental Atahualpa. En la escena central, el ver-
que resistió prohibiciones coloniales, al de la física científica. dugo exhibe en alto la cabeza decapita-
ser considerados objetos utilizados en da del inca. Este detalle motiva comen-
Ahora es importante remitirme a tario rápido. De acuerdo a la historia,
idolatrías, a más del valor simbólico fuentes históricas visuales, elaboradas Atahualpa no fue decapitado, se lo ajus-
que tuvieron para los nobles incas. Sin luego de la presencia europea en los an- tició con la pena del garrote4. Al mar-
embargo su uso no ha desaparecido. des. Se cuenta con láminas pintadas a gen de esta aparente incongruencia his-
Continúan vigentes en ceremonias de la acuarela y el óleo, también hay dibu- tórica, que motiva otros comentarios,
la religión andina y en contextos socia- jos en blanco y negro. El más conocido se debe anotar que la escena de la eje-
les públicos y privados.3 es el dibujo que Pachacuti Yamqui Sal- cución está enmarcada por el arco iris,
Me remito a Luis E. Valcárcel para camaygua que incluyó en el manuscri- pintado a la manera, llamémosla, andi-
dar cuenta de parte del significado del to del que es autor. En el conocido altar na, de tres colores, delineados en la par-
arco iris en los andes prehispánicos. Se- mayor del Coricancha, compuesto por te superior e inferior por líneas negras.
ñala la importancia del arco iris en la reli- diversos elementos, está el arco iris con El óleo se completa con otras escenas
gión prehispánica. Lo llama anfisbema la inscripción arco del cielo. Tres espa- menores, como el enfrentamiento de in-
por el reptil que posee atributos podero- cios delineados por cuatro líneas, corres- cas con españoles; el juzgamiento del
sos. Indica que el arco iris tiene doble ponden al arco iris de tres colores inca, el cortejo fúnebre, grupos de qo-
significado. Está en el ucu pacha o Mun- (1995: 13v). yas y nobles incas.
do de Adentro con los muertos y gérme- Las dos versiones de la crónica del
nes y también en el Janan Pacha de arri- Otro óleo del mismo Museo Inka
sacerdote mercedario Martín Murúa, in- muestra la invasión chanca al Cozco.
ba, junto al Sol, luna, estrellas rayo […]. cluye láminas pintadas con acuarela. Capítulo importante de la historia inca.
Completa su punto de vista indicando En el Manuscrito Galvin incluye el retra- Dos crónicas del siglo XVII relatan este
El arco iris es una deidad que fecundiza to de una mujer, con la leyenda La gran pisodio. Cuentan que cuando los chan -
la tierra, que da color a todas las plantas coia y ñusta c. Chimpu Ocllo, era muy ka, trataban de ingresar al Cuzco por el
y seres en general. Es el signo de la ferti- Avisada y de buena condision y muy sector de Choqo, salió una mujer que
lidad o fecundidad de los seres vivos y leal y amiga. Esta princesa fue esposa arremetió fieramente contra ellos, pe-
de la tierra misma (1964: 138). Este va- del famoso Capac Yupanqui (Murúa, leando varonilmente. Lo hizo con tanto
lor explica su reiterada presencia en las 2004: 26v, 27). En el retrato de Chim-

3 Sobre religión andina Cf. Flores Ochoa (2002: 459-474).


4 La decapitación sugiere relación con versiones del Mito de Inkari. Guaman Poma de Ayala muestra dibujos de la ejecución de
Atahualpa y del primer Thupa Amaro.

4 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Los Colores del Arcoiris

vigor que, luego de victimar al chanca, uno de los más famosos gobernantes virtió el arco iris en bandera. Las eviden-
le cercenó la cabeza. La alzó en alto inca5. cias apuntan al siglo XX. Se cuenta con
mostrándola a los demás, que se asusta- El Museo Nacional de Historia de documentación histórica escrita y visual
ron tanto, que emprendieron la retira- Buenos Aires posee otro óleo con el re- de esta época, aunque hay la posibili-
da, huyendo del campo de batalla. Se trato de un inca enmarcado por el arco dad se originara el siglo anterior, incluso
transformaron en cóndores para huir iris (Bernard, 1991: 53). Su cartela co- se pueda retroceder hasta el XVIII. El
con más rapidez. Por esta manera de fu- mienza con la inscripción: Dn Felipe tema no está agotado, como prueban
gar los llamaron condor guachos.6 Tupa Amaru Ynga Vltimo de Reyes gen- intervenciones de los participantes en el
En la escena central del óleo está tiles en el Peru […]. Para mi propuesta Forum ya referido, especialmente la del
Chañan Curicoca, que así se llama esta subrayo que el arco iris tiene tres colo- Dr. Tamayo que no admite su origen
heroína, de pie sobre el cuerpo descabe- res. Sin duda, a pesar de ser óleo tardío,prehispánico (El Diario del Cusco, 10 y
zado del soldado chanka, exhibiendo posiblemente de fines del siglo XVIII, 12 de noviembre 2007). En trabajo re-
en alto, cual trofeo, la cabeza cercena- muestra la continuidad de la tradición ciente el antropólogo Sánchez Garrafa,
da. El cuadro tiene la siguiente leyenda: andina del arco iris de tres colores. ofrece opinión divergente (2008: 4-8).
S. El Gran Ñusta Chañancoricoca. Garcilaso Inca de la Vega, en la edi- En las primeras décadas del siglo
Abuela de los doze incas de los Reinos ción de 1609 de Los Comentarios veinte por varias causas, entre otras el
del Perú. A su lado está un inca de alto Reales, incluyó su escudo de armas. activismo de intelectuales como Pedro
rango. La escena central se encuentra Se divide en dos grandes campos. En el Zulen y Dora Mayer y también, en par-
enmarcada por el arco iris, que surge de izquierdo, que corresponde a la línea te, por la política del oncenio, se forma-
las fauces de un león y concluye en la materna, se encuentran íconos andi- ron grupos de indigenistas y de indíge-
boca de otro. Estos felinos cumplen el nos, entre ellos dos serpientes corona- nas, que buscaban reivindicar derechos
mismo rol de los jaguares pintados en das y entrelazadas. De sus bocas brota de la, entonces, llamada raza indígena.
los qero coloniales. el arco iris de tres colores, del que pen-El momento fue de gran activismo, in-
Sarmiento de Gamboa describe el de la maskapaycha, el símbolo de la rea- cluyendo movimientos precursores,
mismo episodio en los siguientes térmi- leza inca, que también figuran en otras como la rebelión de los pastores ayma-
nos: armas de la época. Es posible que el ras de Puno el año de 1901 (Flores y Pa-
mismo Inca Garcilaso diseñara su escu- lacios, 1980).
[…] los chancas acometiendo la ciu-
dad por cuatro partes […] Y los que pe- do, hecho que resalto, puesto que es re- Mayer y Zulen publicaron la revista
netraron por un barrio del Cuzco llama- conocido el cuidado que ponía en deta- o boletín El Deber Pro-Indígena,
do Chocoscachona, fueron valerosa- lles de este tipo (Cf. Miró Quesada, que cubre el lapso de los primeros dece-
mente rebatidos por los de aquel barrio; 1993). nios del siglo XX. Aportaron al debate
adonde cuentan que una mujer llama- Es importante reiterar y enfatizar argumentos ideológicos, dieron cuenta
da Chañan Curicoca, peleó varonilmen- que la iconografía inca y la relacionada de protestas indígenas, convirtiéndose
te, y tanto hizo por las manos contra los con ella, como el libro de Garcilaso y la en tribuna de este movimiento social
Chancas que por allí habian acometido crónica de Pachacuti Salcamaygua, (Kapsoli, 1980). Es con esta inspiración
que los hizo retirar (1942: 168). que son gente andina, que sabe muy que se crean o adoptan banderas y es-
bien lo que hace, sea consistente mos- cudos6. Buscaron inspiración y referen-
El escritor indígena Pachacuti Yan-
trando arcos de tres colores y en conta- cias en la época inca. Es justamente en
qui describe el mismo episodio:
das ocasiones de cuatro, ninguno de sie- este ambiente y tiempo que aparece la
Al fin en esta batalla sale con Vitoria Bandera del Tahuantinsuyu de siete co-
te.
y haze su triunpho, y entonces dizen lores al modo del arco iris. Con esta de-
que Vna yndia Biuda llamada Chañan Las referencias que se han efectua-
nominación figura en la documenta-
coricoca, peleó balerosamente como do, permiten proponer que si los incas
ción de la época. Luce en actuaciones
muger varonil (1950: 238; ms. Sf 64) tuvieron bandera, no fue como las ac-
culturales, mítines y otras actividades
tuales, menos de la denominada bande-
Para completar la información, la propias del proselitismo indigenista. Es
ra del Tahuantinsuyu de siete colores.
misma escena del óleo está pintada en el caso de la Sociedad Tahuantinsuyu
Esta es invento republicano, como se
un qero inca co lo nial (Flo res, y/o de la Pro-Indígena, que fue propues-
mostrará más adelante.
1990:15-72). En el óleo y el qero resal- ta del populismo de Leguía (Kapsoli,
tan la importancia del arco iris, como EL ARCO IRIS COMO 1977; Solano, 1981)7.
símbolo de realeza. En uno se relaciona BANDERA Continuando con esta tradición liber-
con la muerte del inca Atahualpa, en el taria, en 1945 el Partido Aprista Perua-
otro con el triunfo que dio origen al go- Al margen de las referencias anterio- no, registra en su documentación oficial
bierno de Inca Yupanqui Pachacuti, res, conviene tratar del proceso que con- dos banderas. Su Secretaría de Organi-

5 Los dos óleos y el qero, se exhiben en el Museo Inka de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco.
6 Augusto Ramos Zambrano en la biografía de Ezequiel Urviola y Rivero, (1994: 27) menciona el escudo del Comité Pro Derecho
Indígena Tahuantinsuyu: […] el escudo que según ellos [los indígenas] representaba el signo del Tahuantinsuyu, con el sol naciente en
la parte central y en la parte inferior un manojo de quipus que semejaban serpientes, cruzado por una lampa y una barreta y con la
inscripción del comité o subcomité respectivo en la parte superior. Este escudo así pues, simbolizaba, pues el Imperio de los Incas [….]
7 El Dr. Germán Zecenarro en su exposición, en el mencionado forum de la Bandera del Cuzco, exhibió un documento que
confirma el uso de la bandera del movimiento Tahuantinsuyu, utilizado por las sociedades indígenas.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 5


Jorge Flores

zación, en la reedición de 1984 del ma- riormente se volvió del Cuzco, por El 9 de junio de 1978, en sesión ordi-
nual de organización indica: acuerdo del Concejo Provincial. Sus re- naria del Concejo Provincial del Cuzco,
Art. 81. El Himno del Partido es la clamos han merecido crédito de investi- el regidor Mario Cutimbo Hinojosa pro-
Marsellesa Aprista. Su insignia oficial es gadores serios, como el Dr. José Tama- puso la creación de la Bandera del Cuz-
el Cóndor de Chavín y su bandera re- yo Herrera en su presentación en el Fo- co, con las características que especifica
presentativa contiene un fondo rojo, y rum “Vigencia de la Bandera del Cus- la Resolución Municipal Nº 17, promul-
dentro de un círculo dorado, la figura co”. Lo usa de argumento para negar el gada por el Alcalde Gilberto Muñiz Ca-
del Continente Indoamericano. Lábaro uso de bandera por los incas. (Op. Cit. paró. Es así que la Bandera del Tahuan-
de su justicia social es la bandera del 2007). tinsuyu se convirtió oficialmente en ban-
Tahuantinsuyu8. Con el propósito de contribuir a pre- dera del Cuzco.
Esta bandera presidió actuaciones cisar la presencia de la bandera con los Puesto que el símbolo multicolor mo-
privadas y públicas, como muestra la siete colores en el escenario contempo- tivó una reunión especial, para tratar su
documentación visual de 1945 a 1948. ráneo, me animo a contar otra historia vigencia, considero necesario y todavía
Una de especial mención fue captada menos antigua, sólo de los sesentas del oportuno, referirme a dicha reunión y
en el Cuzco. Haya de la Torre desde un siglo pasado. El actor principal puede las propuestas para sustituirla o modifi-
estrado aparece dando la mano a un dar testimonio personal, porque le de- carla.
campesino9. La foto en blanco y negro bemos la vigencia de la bandera con
es clara, muestra las bandas horizonta- franjas en las representaciones del mo- FORUM VIGENCIA DE LA
les de las banderas inspiradas en el arco derno Inti Raymi. No es conocida ni di- BANDERA DEL CUSCO
iris de siete colores (Cf. Universidad fundida por los antis propios de la pre- La Comisión de Cultura, Educación
Alas Peruanas, 2005. Fotos de págs. sente época, como por el simple desco- y Turismo de la Municipalidad Provin-
70, 76, 96). nocimiento de la historia de sólo el siglo cial local, la organizó para los días días
pasado, también por producto de culti- 11 y 12 de octubre del año 2007. Fue-
El golpe de estado del 27 de octubre
vada amnesia, cuando no del ahistori- ron invitados como ponentes los docto-
de 1950, puso en el poder al general
cismo propio de nuestro medio. res José Tamayo Herrera, Víctor Angles
Manuel Apolinario Odría. Una de sus
primeras disposiciones fue declarar fue- El Dr. Luis Barreda Murillo, destaca- Vargas, Angel Avendaño Farfán, Enri-
ra de ley al Partido Aprista. Encarceló, o do arqueólogo, dirigió durante varios que Rozas Paravicino, que no participó,
mandó al exilio a dirigentes y militantes, años la escenificación del Inti Raymi. Germán Zecenarro Madueño, Luis Enri-
confiscando bibliotecas, archivos y Por 1962 introdujo la bandera con fran- que Tord, Luis Ba rre da Mu ri llo,
otros bienes. La proscripción alcanzó a jas de siete colores como elemento de- Abraham Valencia, Jorge Flores Ochoa
los símbolos, entre ellos las dos bande- corativo de la representación de la cere- y Erick Escalante.
ras, que también pasaron a la clandesti- monia inca. Desde entonces es usada El propósito se expone en el docu-
nidad. cada 24 de junio, primero como parte mento Antecedentes. Puntualiza:
del acto central del Día del Cuzco y pos-
Estos hechos contradicen alegatos El objetivo de este forum es el de
teriormente en actuaciones públicas y
de quienes reiteran ser creadores de la convocar a intelectuales y especialistas y
privadas.
bandera del Tahuantinsuyu, que poste- a partir de sus ponencias, generar un
diálogo abierto al que tendrá acceso
todo el público a través de los medios
de difusión —televisión, radio e Inter-
net— se pueda dar una razón para la Vi-
gencia de la actual bandera o su cambio
por un símbolo que represente mayo-
res valores históricos, culturales y de
identidad.
Este diálogo no solamente nos abre
una ventana en el tema histórico, sino
también en el educativo, discusión que
partirá de un grupo connotado de inte-
lectuales.
El primer día, uno de los ponentes
mostró su premura por arribar a un
acuerdo final, aún sin escuchar las de-
más exposiciones. Propuso cambiar la
bandera del Cusco por la denominada
whipala, surgida en Bolivia. Al día si-
guiente un diario local publicó en prime-

8 El Ing. Alberto Murillo Flores me proporciona está referencia. Agradezco su gentileza.


9 César Meza, conocido fotógrafo, es autor de esta fotografía.

6 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Los Colores del Arcoiris

ra página el titular Whipala será nue-


va bandera del Cusco. ¿Fue simple
casualidad que el expositor, también
fuera periodista? (Cf. El Sol, 12, octu-
bre, 2007: pags. 1 y 2). Al final diré algo
al respecto a la whipala.
Al concluir las exposiciones, la se-
sión de la tarde del 12 de octubre se de-
dicó al intercambio de opiniones y pro-
puestas. El ambiente de la reunión cam-
bió. La posición de varios ponentes era
evidente, y también de algunos del esca-
so público, cambiar la bandera a la ma-
yor brevedad. Con entusiasmo que des-
bordaba la intención de la reunión, al-
guien del auditorio propuso nueva ban-
dera, incluso se alcanzaron bocetos di-
bujados en el momento. Se sugirió aña-
dir escudos u otros signos. La propues-
ta puede ser atendible, aunque no de de los distinguidos participantes dijo: “otros” son torpes, no hablan bien el
inspiración del momento, sino produc- […] no hay discriminación, solamente castellano. “Nosotros somos “norma-
to de proceso meditado, con seriedad somos diferentes […]. les” los “otros” hacen cosas que ni los
científica y acabado artístico para lograr Justamente la mecánica que permi- animales realizan”. “Nosotros”, gente
consenso.. te construir discriminación, tiene en su normal y superior, no puede tener la
Las evidencias históricas y etnohistó- base la idea que somos diferentes unos misma bandera que los maricones.
ricas del Perú precolombino, reitero, de otros y se vale de ella para conside- Desde que los europeos abordaron
confirman no hubo bandera al estilo de rar a unos de menor calidad humana. nuestro continente, se inició el debate.
la actual. Se desestimo y trató de ridiculi- Se usa este análisis, que al fin de cosas “Nosotros”, los españoles, se considera-
zar fuentes orales y visuales. Por el entu- es solamente un creer, para justificar di- ban hijos de Dios, por tanto con alma
siasmo y calor del momento, se trató de ferencias, que en sí son la discrimina- que salvar, por descender de la pareja
ignorar, no tomar en cuenta, el valor his- ción. El blanco cree es diferente al ne- del Paraíso. Los “otros”, los indios ame-
tórico de imágenes o de la tradición gro, el varón diferente a la mujer, el lime- ricanos, no tenían alma, no eran hijos
oral. Justo cuando las ciencias sociales, ño diferente al serrano, el “normal” al de Dios. No merecían bautizo. Ergo po-
especialmente la antropología, incluso gay y a otras posibles opciones. No es dían ser esclavizados. El debate que ori-
la misma historia, utilizando la técnica solamente la creencia de ser diferente, ginó esta “diferencia” es hito en la histo-
de la etnohistoria, trabajan con graba- sino que con ella se justifican comporta- ria de la humanidad. Honra a Bartolo-
dos, pinturas, fotografías, a más de la mientos discriminatorios, aunque estén mé de las Casas y otros humanistas es-
oralidad. basados en el simple creer, para reforzar pañoles, que defendieron a los america-
El intercambio de ideas fue intenso y diferencias que sólo ven los discrimina- nos. Sorprende que después de quinien-
tenso. Pasó del académico al emocio- dores. Sentirse diferente conduce a en- tos años todavía se pauten las diferen-
nal, surgiendo posiciones claramente fatizar la diferencia, que es útil para esta- cias, para usarlas de referentes para dis-
discriminatorias. Es cuando se comen- blecer rígidos comportamientos, que ha- criminar al “otro”.
zaron a escuchar valoraciones y no ar- cen creer a unos superiores o “norma- El Municipio Provincial del Cusco,
gumentos. Por ejemplo se dijo: […] los les” frente a los “inferiores” o “inmora- parece tomó posición en el debate. Se
homosexuales son inmorales que ha- les”. Uno es humano, los otros no. desprende del spot que difundió la tele-
cen cosas que ni los animales hacen Recordemos el caso brutal de apar- visión local después de la reunión. Las
[…]; […] esa bandera (la del Cuzco) es tahid sudafricano. Superado hoy día, al imágenes no dicen mucho, muestran
de maricones […]; […] que sucedería si punto que un negro preside el gobierno banderas multicolores, pero la voz en
entra (a esta reunión) una mujer y le da de este país. La agresión a inmigrantes off sí. Por esta razón la transcribo. El lo-
un beso en la boca a nuestra alcaldesa y a sudacas en Europa, se basa en la cutor lee:
[…]; (los homosexuales) son poderosos misma idea. Se llega al extremo de con- Esta es la bandera del Cusco, pero
[…] existe la masonería del sexo […]. tar con leyes para impedir su presencia ¿Para el mundo ésta será nuestra bande-
Las citas las hago de memoria. Si fuera o suprimir sus signos. ra?
necesario me remito al registro en video Es la convicción de creer que tene- Hasta el momento existe una extra-
que se hizo de la reunión. mos más derecho que otros por ser dife- ña coincidencia entre el emblema del
La principal argumentación, para re- rentes, de maltratarlos, pegarlos, igno- Cusco y el del otro grupo.
chazar la bandera centró sus dardos en rarlos, no dejarlos ingresar a restauran-
Para evitar que tales confusiones se
el uso que hace de ella una comunidad tes o discotecas reservado para blancos
sigan produciendo el MPC por la Comi-
de diferentes opciones sexuales. Ante la (algo que ya existe en nuestra ciudad).
sión de Cultura, Educación y Turismo
aseveración de ser discriminatoria, uno Los “nosotros” somos inteligentes, los

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 7


Jorge Flores

ha organizado el Forum Vigencia de la cribe con mucho cuidado: Vandera al danza, que se interpreta en fiestas patro-
Bandera del Cusco. modo de indios Lara huahuachi. Vande- nales del catolicismo popular, alcanzan-
Diferenciar no es discriminar ra a nuestro modo. La vándera (1612: do máxima manifestación en la multitu-
464). dinaria peregrinación al Taytacha Qoy-
Diferenciar SÍ es discriminar. Varía
Nuevamente recurro a documenta- llurit’i del Cuzco.
el comportamiento, la valoración y las
actitudes ante los que son diferentes. ción visual. En el Museo Inka del Cuzco La pintura de caballete del siglo
Las relaciones se agudizan hasta llegar se exhiben qeros con danzantes de XVIII, produce series de Arcángeles Arca-
a la marginación y el rechazo. Así de chu’nchu. La denominación es porque buceros, llamadas así por las armas de
sencillo. Se deja de lado incluso la Cons- estos personajes son similares a los ac- fuego que portan. Son conocidas las del
titución vigente, que recusa todo tipo tuales intérpretes de esta popular dan- templo de Calamarca en Bolivia o los
de discriminación. za, presente en infinidad de fiestas patro- que poseía la Capilla de Challapampa
nales urbanas y rurales (Cf. Flores en Puno10. El arcángel Adriel Dei, de ele-
El “debate de alto nivel” no pasaría
Ochoa et al. 1998). gante traje dieciochesco, sostiene bande-
de lo anecdótico, sino fuera la homofo-
Los danzantes van en fila. Lucen ele- ra similar a la que tiene el jefe de los
bia el argumento principal para propo-
gantes vestidos que recuerdan a los ac- ch’unchu pintado en los qero cuzque-
ner cambiar la bandera de nuestra ciu-
tuales qhapaq ch’unchu. Visten camisa ños. (Flores Ochoa et al, 1998: 189. Cf.
dad. Felizmente no se llegó al extremo
con encajes debajo del unku inca, por- Mesa et al, 1983). El Museo de Arte Reli-
de rechazar su uso en otros contextos,
tan pantalones hasta la rodilla. En la gioso del Cuzco exhibe el retrato de un
porque sigue vigente como Bandera
mano sostienen arcos, en otros casos arcángel, con bandera igual al de los va-
del Tahuantinsuyu. La usan campesi-
varas. En la cabeza lucen hermosos to- sos incas de la colonia. Existe suficiente
nos, sectores urbanos, estudiantes, el
cados de plumas. Delante van los músi- evidencia visual para mostrar que la ban-
pueblo en general. También está vigen-
cos vestidos a la usanza española, con dera multicolor con escaques fue utiliza-
te en Ecuador, Bolivia, norte chileno y
capa y sombrero. Uno con corneta y da por los incas cuzqueños de la colonia.
argentino, por supuesto en nuestro
otro con tambor. Encabeza la columna Las razones y oportunidades del uso me-
país. Basta ver a los Pablitos flameándo-
otro danzante, que lleva la bandera mul- recen trabajo especial. Por el momento
la con entusiasmo y vigor, en el glaciar
ticolor a cuadros, con el mástil descan- subrayo su origen y presencia en la re-
del Sinakara, durante la peregrinación
sando sobre su hombro derecho. Dan- gión del Cuzco colonial y contemporá-
al santuario del Taytacha Qoyllurit’i.
do frente a la columna, como si la diri- neo, su colorido cuadriculado conduce a
Sea oportunidad para recordar que inspiración en pendones europeos.
giera, está otro danzante, que no dudo
el mundo avanza hacia la erradicación Guarda similitud con las banderas que
en identificarlo como jefe o caporal al
de prejuicios y su secuela discriminato- flameaban en los torneos y carreras de
estilo de los que tienen los conjuntos
ria. No se debe aceptar los resuciten en caballos como el Palio de Siena.
contemporáneos de danza.
reuniones tenidas por científicas, inclu-
El tema del chunchu en los qero tie- Algo más, puesto que en el forum se
so por quienes aseguran no tener prejui-
ne variaciones, como el número de dan- propuso cambiar la actual bandera del
cios, aunque los hechos muestran lo
zantes, su orden de ubicación, que no Cuzco por la wiphala enarbolada por
contrario.
alteran el sentido de la danza. Recordar los vecinos bolivianos. Se ha escrito bas-
LA WIPHALA que los vasos fueron fabricados en pare- tante sobre ella, con argumentos de nu-
jas, que muestran detalles sutiles que trido contenido ideológico, proponien-
Dedicaré unos párrafos a este símbo- los diferencian, no fáciles de percibir a do formó parte del misticismo andino
lo. Se está frente a otra controversia. primera vista (Cf. Flores Ochoa Op. precolombino. Afirmación que excede
Wiphala se traduce por bandera, sin Cit.; Gudemos, 2004: 65). En otros va- la información existente al momento.
embargo es oportuno citar el dicciona- sos aparece un personaje de especial in- A la par de las referencias escritas, se
rio del sacerdote Jorge A. Lira: terés, al que me refiero de paso, para se- cuentan versiones orales de colegas, no
Whipala. Cierto baile que se danza ñalar su parecido con el moderno Pau- muy difundidas ni aceptadas. Remiten
dando vueltas y contravueltas al grito al- lucha o Pablito, erróneamente denomi- su origen a movimientos urbanos ayma-
borozado de Albricias. f. Persona que nado ukuku u oso (Cf. Flores Ochoa et ras de intelectuales indigenistas y de cam-
danza dando tornos y alborozadamen- al, 1998; Gudemos, Op.Cit.: 92-93) 9/. pesinos. Buscaban una bandera y pidie-
te (ca. 1974). Subrayo que la bandera con esca- ron colaboración de estudiosos. Uno su-
El diccionario de González Holguín ques multicolores del jefe del grupo, se girió la bandera de cuadros multicolores,
no trae referencia con la entrada de ban- repite en vasos de diferentes épocas y tomando de referencia los danzantes de
dera o a la que se atribuye este significa- formas. Desde el clásico qero inca, has- chunchu, pintados en un qero inca del
do (1989). El diccionario de la Acade- ta los que tienen forma de copa euro- Museo de Arqueología de La Paz.
mia Mayor de la Lengua Quechua pea. También los hay en bandejas, fuen- Sin embargo el libro Tawantisuyu 5
(1995), reproduce a Jorge Lira. Para el tes y objetos similares. La cronología de siglos de guerra qheswaymara con-
aymara tomo el monumental dicciona- los vasos va de la segunda mitad del si- tra España de Wankar, seudónimo de
rio del P. Ludovico Bertonio, que dice: glo XVI hasta inicios del XIX. Vigencia Ramiro Reynaga Burgos, muestra la vi-
Vide inf: Vandera. Bajo esta entrada es- comprensible por la importancia de la gencia de la wiphala antes de 1978. Una

10 La serie de arcángeles arcabuceros pertenecía a la comunidad de Challapampa. Fue restaurada y se entregó en ceremonia
especial a la comunidad. La misma noche la serie completa, fue robada. Se ignora donde se halla en la actualidad.

8 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Los Colores del Arcoiris

foto incluida en este libro (1978: pag. Biblioteca Problemas del Hombre. Bue- 1984 Ayllus del Sol. Anarquismo y
s/n), tiene la siguientes leyenda: nos Aires. Utopía Andina. Tarea. Lima.
•Bertonio, Ludovico •Lira, Jorge A.
La wiph’ala preside el renacimiento
de Comunidades con el nombre de 1612 VOCAVULARIO DELA 1974 Diccionario Kkechuwa Espa-
LENGVA AYMARA. Edición Facsimi- ñol. Edición Popular. Cusco.
“sindicatos agrarios” bajo el gobierno lar. La Paz.
del MNR (Bolivia, 10 Años de Revolu- •Liebscher, Verena
•Carrión Ordóñez, Enrique 1986 Iconografía de los queros. G/H
ción. Dirección Nacional de Informacio-
1993 “CUZCO, con Z”, Histórica, Vol. Herrera Editores. Lima.
nes. La Paz, 1962). XVII, No. 2:267-270. Pontificia Universi- •Miró Quesada, Aurelio
La foto del libro, publicada original- dad Católica del Perú. Lima.
1993 El Inca Garcilas de la Vega.
mente en documento calificado oficial, •Cerrón-Palomino, Rodolfo Pontificia Universidad Católica del Perú.
prueba el uso de la wiphala en Bolivia 2007 “Cuzco: La piedra donde se posó Fondo Editorial. Lima.
en 1962. Sin duda, en el momento fue la lechuza. Historia de un nombre”. Re- •Mujica, Fernando
parte de la política indigenista, agrarista vista Andina No. 44: 143-174. Centro
1998 Bandera del Tawantinsuyu.
y nacionalista del Movimiento Naciona- de Estudios Regionales Andinos Bartolo-
mé de las Casas. Cuzco. CERVESUR. Cusco.
lista Revolucionario, MNR, que goberna- •Murúa, Martín de
ba Bolivia, que mantuvo relaciones con •De Mesa, José y Teresa Gisbert
1983 Los Angeles de Calamarca. Com- 2004 [1590] Historia del origen y ge-
partidos similares del Perú y pudo com- nealogía real de los ingas del Pirú
partir el uso de banderas multicolores. pañía Boliviana de Seguros S.A. La Paz.
de sus hechos, costumbres, trajes y
•Flores Ochoa, Jorge A. manera de gobierno. Códice Galvin
Dentro del propósito de este trabajo
llego, a modo de conclusión, que las 1990 EL CVZCO. Resistencia y Con- Estudio de Juan Ossio. Sociedad Estatal
tinuidad. Centro de Estudios Andinos para la Acción Cultural Exterior. Madrid
banderas con los colores del arco iris Cuzco CEAC. CONCYTEC. Cuzco.
son creaciones modernas. La del Ta- •Pachacuti Yanqui Salcamayhua, Joan
2002 “Ceremonias religiosas: continui- de Santa Cruz
wantinsuyu y la wiphala, surgieron for- dad o cambio en el sur andino”. Incas e 1950 [1572] Relaciones de antigüe-
mando parte de corrientes nacionalis- Indios cristianos. Elites indígenas dades deste reyno del Perú. Tres rela-
tas e indigenistas, que buscaron símbo- e identidades cristianas en los an- ciones peruanas. Guarania, Asunción.
los de sentido autóctono. Sin duda de des coloniales. Editor Jean Jacques
De Cos ter. Aso cia ción Ku ra ka.CBC. •Partido Aprista Peruano
gran valor ideológico y simbólico, si las
IFEA, Cuzco. 1984 [1945] Organización Aprista.
vemos como parte del proceso de in- Secretaría Nacional de Organización
vención de la tradición, de búsqueda •Flores Ochoa, Jorge A. Elizabeth Khon
Arce, Roberto Samanez Argumedo (PAP). Lima.
de raíces autóctonas, que sirvan para •Ramos Zambrano, Augusto
reafirmar identidades locales, regiona- 1998 QEROS. Arte inka en vasos ce-
remoniales. Colección Arte y Tesoros del 1994 Ezequiel Urviola y Rivero. Após-
les y multinacionales. Perú. Banco de Crédito del Perú. Lima. tol del Indigenismo Puneño. Puno.
En el caso del Cuzco, no se contribuye •Flores Ochoa, Jorge y Félix Palacios Ríos •Sánchez Garrafa, Rodolfo
a este propósito, buscando nuevos íco- 1980 Una protesta de pastores de la puna 2008 “La bandera de la identidad andina”.
nos, que no podrán representar los que la alta.-Chichillapi: 1901-. En Rebeliones AymaraQuechua, Nº 14: 4-8. Puno.
sociedad ha forjado y utiliza durante dece- Indígenas Quechuas y Aymaras, Sarmiento de Gamboa, Pedro
nios, que han obtenido vigencia y acepta- 35-62. Homenaje al Bicentenario de la Re- 1942 [1572] Historia de los Incas.
ción de diferentes niveles de organización belión Campesina de Thupa Amaro 3ra. Edición. Biblioteca EMECE S.A.
social, que los reconocen y usan como 1780-1980. Editores Jorge A. Flores Buenos Aires.
Ochoa y Abraham Valencia Espinoza.
parte de su quehacer cultural, por ser par- Centro de Estudios Andinos Cuzco. •Tamayo Herrera, José
te de tradición contemporánea. 2007 “La presunta bandera del tawantin-
•González Holguín, Diego
suyu, como emblema de la ciudad del
Bibliografía 1989 [1608] Vocabulario de la Lengua Cusco”. El Diario del Cusco, 10 y 12
General de Todo el Perv llamada de noviembre. Cuzco.
•Academia Mayor de la Lengua Quechua LENGUA QQUICHUA O DEL INCA.
•Universidad Alas Peruanas
1995 Diccionario Quechua – español Univesidad Nacional Mayor de San Mar-
– quechua. Municipalidad del Qosqo. cos. Editorial de la Universidad. Lima. 2005 Víctor Raúl Haya de la Torre.
Imágenes e historia. Edición en Castella-
•Aguirre Beltrán, Gonzalo •Gu demos, Mónica
no, Inglés, Francés y Quechua. Fondo Edi-
1957 El Proceso de Aculturación. Pro- 2004 Canto, Danza y Libación en torial Universidad Alas Peruanas. Lima.
blemas Científicos y Filosóficos. Universidad los Andes. Museo de América, Ministe-
•Valcárcel, Luís E.
Nacional Autónoma de México. México. rio de Cultura. Madrid.
1964 Etnohistoria del Perú Antiguo.
1967 Regiones de Refugio. Instituto •Hobsbawn, Eric and Terence Ranger
Historia del Perú (Incas). Universidad
Indigenista Interamericano. Ediciones 1992 The Invention of Tradition. Nacional Mayor de San Marcos. Lima.
Especiales, México. Canto. Cambridge University Pres.
•Wankar [Ramiro Reynaga Burgos]
•Barnett, H.G. Kapsoli, Wilfredo
1978 TAWANTINSUYU 5 siglos de
1953 Innovation: The Basis of Cultu- 1977 Los movimientos campesinos guerra qheswaymara contra Espa-
ral Change. McGraw-Hill Book Com- en el Perú 1879-1965. Delva Edito-
pany, Inc. New York ña. Centro de Coordinación y Promo-
res, Lima. ción Campesina Mink’a. Chukiapu- Ko-
•Beals, Raph 1980 El pensamiento de la Asocia- llasuyo. La Paz.
1965 “Aculturación”. Cultura y Socie- ción Pro Indígena. Debates Rurales 3.
dad, 73-118. Editorial Libros Básicos. Centro Las Casas, Cusco

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 9


Pachamamaman Saminchay
OFRENDA A LA MADRE TIERRA
Yris Prado Ormachea, José Luis Estrada Pantia

Introducción
En el mundo andino, la religiosi-
dad prehispánica perdura hasta hoy
en ritos ancestrales que vinculan al
hombre con la naturaleza, y en los
que la tierra cobra gran importancia.
La ceremonia de “Ofrenda a la Madre
Tierra” es el agradecimiento a la natu-
raleza por los diferentes beneficios
que las personas obtienen, tales como
el inicio de un nuevo año andino, el
nacimiento de un niño, la construc-
ción de una vivienda, la llegada del
tiempo de cosecha, el nacimiento de
animales, el inicio de la temporada de
lluvias, entre otros. Estas ofrendas a la
tierra, fueron aplicables a la totalidad
del mundo prehispánico y hoy sirven
de base para la realización de impor-
tantes investigaciones que buscan de-
sentrañar el pasado.
Esperando que sea un instrumento
de ayuda y consulta para las personas
deseosas de saber de nuestra cultura
y sabiduría de los Incas y de muchas
otras naciones andinas que nos ense-
ñan que los seres humanos estamos
muy integrados a la naturaleza y la
Madre Tierra.
Qallariy Simi
Anti kausayninchis iñiy, kunan kaman llalli- Introduction CAPÍTULO I
pakushan, ñaupa willakuykunapi, runa,
PACHAMAMAMANwan kuskan kausan, In the Andean world, the prehispanic reli-
giosity lasts until today in ancestral rites 1.1. GENERALIDADES
chaymi Pachamamamanqa willkachasqa ka-
nan “Pachamamaman, Haywarikuypi” runa- that link the man with the nature, and in La ofrenda a la Madre Tierra es el
kuna Pachamamaman añanchakuynin wata those that the earth charges great symbolic ritual realizado por hombres y sus fa-
qallariypi, wawaq paqariyninpi, wasichakuypi, impor tance. The ceremony of “Offering to milias en sus chacras.
sara kallchaypi, papa allaypi, uywakunaq pa- the Mother Earth” it is the gratefulness to Como refiere un sacerdote andino
qariyninpi, para mita qallariyninpi, hoqkunapu- the nature for the different benefits that “La Madre Tierra despierta el primero
wan. Kay Pachamamamanman haywarikuy- people obtain, such as the beginning of a de agosto y tiene hambre y la alimen-
qa ñaupa pachamantaraqmi hamun kunan- new Andean year, the birth of a boy, the tamos con ofrendas”.
taq ñau pa pa cha k’us ki ri ku nan paq construction of a housing, the arrival of the
time of crop, the birth of animals, the begin- En la fiesta del Patrón Santiago el
hamut’akun. 25 de julio (y también, de la Mama-
ning of the season of rains, among others.
Kay llank’anawan munayku runakuna These offerings to the earth, went applica- cha Carmen el 16 de julio) empieza el
ñaupa pacha yachay tarpuyninchista k’uski- ble to the entirety of the prehispanic world proceso de despertar, pues la sangre
rinankupaq, ñawichanan-kupaq ima. Kay and today they serve as base for the realiza- de los gallos jalados durante la fiesta,
llank’anapi pacha mamaqa runawan tion of impor tant investigations that solamente estimula su apetito.
kuskan sumaqta kausanku. you/they look for to figure out the past.

10 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pachamamaman Saminchay

Los rituales agrícolas son conside- Las mujeres son las participantes No cabe duda: la civilización occi-
rados cruciales para la supervivencia activas en este ritual, en relación lógi- dental nos ha traído la modernidad y
de las comunidades campesinas. ca con los Tirakuna. la tecnología. Pero, cuando alzamos
Durante la primera semana de En la cosmovisión andina, la lluvia la mirada hacia el mundo andino, con
agosto, los runakuna van a sus pie- es macho y la Pacha es hembra, es sus propios ritos, a más de uno nos
dras sagradas en sus chacras y que- por eso que las semillas se empreñan queda la duda de sí valió la pena o
man una ofrenda de la familia a la Ma- cuando llueve. no.
dre Tierra. En recompensa, esta acep-
ta las semillas de papa que los hom- ¿Por qué en el mes de Agosto? 1.3. OBJETIVOS
bres preparan para sembrar, y ella las En agosto, en todo el hemisferio 1.3.1. OBJETIVO GENERAL
nutre y las cría como una madre. sur, la Madre Tierra comienza a abrir
Esta ofrenda a la Madre Tierra, es sus entrañas para que la fecunden. Investigar y revalorar la ofrenda de
mediación y también un acto de entre- Este mes está íntimamente ligado al la Madre Tierra.
lazamiento entre los humanos con los año nuevo solar, Inti Raymi que se ini-
1.3.2. OBJETIVOS
seres sobrenaturales —Wiraqocha, Pa- cia el 21 de junio y el Khapaj Raymi
chakamaq, Pachatusan, Ausangate, ESPECÍFICOS
(fiesta del florecimiento, es la manifes-
Qorikancha, Machupijchu, Soqllaq’a- tación de la alegría y la confraterni- • Determinar cuál es la secuencia de
sa, Saqsaywaman, Salqantay, Wana- dad en homenaje a la fecundidad de la ofrenda a la Madre Tierra.
caure, P’isaq, Ollantaytanpu, Choqe- la Madre Tierra) • Señalar cuáles fueron los inicios de
kirau, Wilkamayu, Inti, Hanaq Pacha, esta ofrenda.
Illapa, K’uychi, Wayra, Unu–Yaku—, 1.2. PLANTEAMIENTO
ocurre cuando la Madre Tierra está • Reconocer y revalorar la importan-
Muchas sociedades orientales tie- cia cultural, social, económica y reli-
dormida y las fuerzas masculinas del nen conocimiento teórico-cultural
universo —los Tirakuna— dominan; giosa.
de los materiales que usaban como
a mediados de la época seca, en el • Demostrar cuáles son los elemen-
ofrendas las culturas del Tawantinsu-
momento más profundo de esta, tos utilizados y sus significados.
yo, conociendo los resultados positi-
cuando la Madre Tierra duerme, los vos de estos ¿por qué no practica- • Revalorar los ritos andinos.
runakuna necesitan despertarla y le- mos dichas ofrendas?, se ve interfe- • Determinar la influencia del occi-
vantarla antes de que ella caiga en un rencia de la religión católica... que dentalismo en la cultura Andina.
sueño tan profundo del cual nunca po- hace que la gente pierda su credibili-
dría despertar. dad, pero la revaloración de las tradi- CAPÍTULO II
Seis meses después, en la primera ciones se conser van a través del
semana de febrero, en el momento tiempo, y son las personas mayores 2.1. ANTECEDENTES
cumbre de la temporada de lluvias, las que se encargan de transmitirlas. HISTÓRICOS
cuando la tierra está saciada con agua Son impor tantes porque son pro- La ofrenda a la Madre Tierra es un
—y más lluvia causaría derrumbes y pias o exclusivas de un pueblo, son elemento definitorio de la religiosidad
diluvios—, de nuevo, los runakuna sus señas de identidad y una mues- andina. Los vestigios más antiguos de
ofrecen a la tierra los rituales de Carna- tra de la diversidad humana. la práctica sistemática de esta ceremo-
val para terminar las lluvias y permitir nia de reciprocidad con la tierra, se re-
el retorno de los Tirakuna. montan al tercer milenio a. C. en el va-
lle de Supe (Barranca, Lima), donde
los hallazgos arqueológicos permiten
inferir la quema periódica de tejidos
de algodón y otros productos (ancho-
vetas)
Los pobladores andinos, en lo
profundo de su espiritualidad dan
ofrendas como expresiones simbóli-
cas de contenido real y representan
la gratitud y reciprocidad por los fa-
vores recibidos en el transcurso de
un año de trabajo; este es el sentido
que tiene la ofrenda a la Madre Tie-
rra, que ha sido desde tiempos muy
antiguos la forma más común de ve-
nerarla, por tanto, actualmente es la
expresión del pueblo peruano, des-
cendiente y heredero del imperio
prehispánico.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 11


Yris Prado, Jose Estrada

2.2. IMPORTANCIA DEL


ESTUDIO
Sociocultural: Nos permite reac-
tualizar el valor de la tierra y la profun-
da identidad de los pueblos que an-
clan su vida en ella.
En la cosmovisión andina la Madre
Tierra, ocupa un lugar de vital impor-
tancia, por ello se le rinde tributo en
un rito especial, marcando así el inicio
del un nuevo año andino.
Este ritual fortalece nuestra cultura,
despierta en el presente siglo los ver-
daderos valores, esenciales para que
la humanidad pueda construir una ci-
vilización distinta. Para la sociedad an-
dina realizar este ritual significa: uni-
dad, identidad cultural, fertili- mundo de adentro —el de los Apus y res humanos y la Madre Tierra, impo-
dad y producción. la Pacha mama— y el mundo de afue- sible de comprender uno sin el otro.
Si se dejara de practicar este ritual ra —el de los hombres—, se encuen- En este contexto surge la deidad te-
significaría matar nuestra cultura, tran presentes en innumerables cele- lúrica Madre Tierra, que en esencia es
identidad, valores, la fe y el espiritua- braciones religiosas, en los pueblos y productiva y vela por sus hijos, los
lismo andino. comunidades del interior e incluso de cuales la alimentan para darle poder y
“La ofrenda a la Madre Tierra es los centros urbanos. vitalidad, con el objeto de que ésta les
una forma de hacer una crítica a esta Político: Este espiritualismo andi- devuelva los dones, protegiéndolos y
sociedad que en estos últimos tiempos no también es aplicado en el mundo brindándoles alimentos. Pero tam-
esta descuidada de la Tierra, no se en- político actual, utilizado durante las bién se trata de una deidad que mani-
tiende como una sociedad que aparen- campañas, haciéndose tangible con la fiesta la dicotomía entre el dar y qui-
temente es culta y civilizada está des- obtención de cargos. tar, pues así como propicia y cuida,
truyendo algo tan vital como la Tie- también castiga y reclama sacrificios.
rra”. (4) 2.3. BASES TEÓRICAS Es benévola, pero también vengativa,
Económico: Es importante resal- caprichosa, arbitraria e impredecible.
tar que actualmente este rito es realiza- 2.3.1. OFRENDA A LA MADRE Por ello es respetada y temida.
do con fines de lucro, no solo para los TIERRA
Las relaciones con la Madre Tie-
especialistas quienes dirigen la cere- Pacha, denota la totalidad del rra se es ta ble cen me dian te las
monia sino también para los provee- tiempo y el espacio universal; expresa “Ofrendas”, estas se dan en un pa-
dores de elementos utilizados en ella. y significa la totalidad de la existencia quete que contienen los mejores pro-
Agrícola: En la agricultura cobra de la vida. Y el término Mama, deno- ductos naturales y “fabricados”. Es
vital importancia ya que la Madre Tie- ta y significa el sentido de ser Madre. difícil enumerar todo lo que se pue-
rra es considerada como Diosa de la Entonces, el término Madre Tierra de colocar en un “despacho”. El con-
fertilidad, cuyos frutos ofrece a los hace referencia a la Madre de toda la tenido lo determina el propósito, los
hombres para su alimentación. existencia vital y universal, expresán- gustos del oferente y del especialista
dose por medio de la Tierra y es una que dirige la ceremonia, los elemen-
Por eso dentro de la lógica de reci-
de las deidades femeninas más impor- tos se adquirieren en kioscos especia-
procidad andina, en el mes de agosto
tantes del mundo andino. lizados en la materia.
las personas dedicadas a la agricultu-
ra retribuyen agradeciendo por la bue- La Madre Tierra es el inicio y fin
de cualquier actividad terrena o divi- 2.3.2. QUIÉNES LO REALIZAN
na producción y pedir que en el año
venidero haya una buena cosecha rin- na de la que participa el solicitante La ofrenda a la Madre Tierra la
diéndole un ritual de ofrenda a la Ma- andino. realizan los sacerdotes andinos —Pa-
dre Tierra. Ambos aspectos forman una uni- qos, al to mi sa yoq y cha ma nes—,
Religiosa: La religión católica dad indisoluble, de manera que, to- siendo recomendable que sea un va-
conduce a hacer el bien y evitar el das las actividades que sustentan la rón quien realice la ofrenda, para
mal, en el mundo andino se manifies- vida material de los campesinos están complementar la dualidad andina
ta a través de los sacrificios que son relacionadas con actividades sagra- —macho – hembra— en la que las
mecanismos para incrementar la fe. das, cada acción que realizan está pre- par tes opuestas son interrelaciona-
En la ofrenda también se rinde a los cedida de algún tipo de ceremonia a das e interdependientes para formar
Apus que viven dentro de los cerros. la Madre Tierra. Se entabla un siste- un entero, y que se encuentra por to-
Siendo la coca la mediadora entre el ma de mutua cooperación entre los se- das partes de la cultura social, políti-
ca, económica y estética de los runa-

12 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pachamamaman Saminchay

kuna; lo ideal en esta sociedad es la Abre el despacho, coge la panka Sin embargo depende mucho de
complementariedad de géneros que de maíz o papel especial, lo dobla en la intención del oferente, del yo inte-
es, para las mujeres hacer las tareas, forma de sobres, encima coloca las rior, que es percibido por la Madre
trabajo y rituales propios de ellas, y hojas de coca (coca k’intu) unidas Tierra.
para los hombres hacer las tareas, con sebo de llama, conchas mari-
trabajo y rituales propios de su con- nas, pasas negras y rubias, una cruz C. TERCERA PARTE
dición; por ende en una sociedad de plomo, variedad de caramelos, Ya en otro lugar el sacerdote an-
que práctica la complementariedad grageas, higos secos, choco latillos, dino extiende una manta, la ador -
de géneros, los rituales de los hom- galletas, el feto de llama, la Wiraqo- na con flores de colores, y coloca
bres en la época de secas a la Madre ya, el sebo de llama, granos de cali- sobre esta a Teqsiwiraqocha, ofre-
Tierra, y los rituales de las mujeres a dad —maíz, trigo, arroz, pallares, ce el k’in tu para la Madre Tierra y
los Tirakuna en la época de lluvia, maní, fréjoles, garbanzo, cañihua, Dioses Superiores, en cada k’in tu
son ejemplos lógicos de tal comple- anís—, azúcar, fideos; encima se ex- el sacerdote dice las intenciones
mentariedad. tiende algodón blanco y se coloca el del dueño (ro gándole que le dé sa -
qorilibro, qolqelibro, incienso, vari- lud, buena cosecha, ingresos eco-
2.3.3. BENEFICIARIOS tas de colores, figuritas de plomo nómicos, prosperidad y felicidad)
Se clasifican en dos grupos: —una parejita—, cuchillo, tenedor, peticionando que la ofrenda sea
cuchara, estrella de mar, clavel rojo bien recibi da por ella.
A. Beneficiarios Directos. Los Dio- y blanco, wayruros casado y viudo,
ses superiores, la Madre Tierra, los imán; se cubre con algodón blanco y
Apus, seres sobrenaturales. 2.4. ELEMENTOS DE LA
se adorna con flores de color o mix- OFRENDA
B. Beneficiario Indirecto. Los due- tura, se cierra la ofrenda amarrando
ños de chacras, negocios, empresas o con hilo de colores. La ofrenda consta de elementos de
pueblo en general. origen animal, vegetal, mineral y
B. SEGUNDA PARTE otros.
2.3.4. CEREMONIA
Luego de preparar la ofrenda, el 2.4.1. DE ORIGEN ANIMAL
El sacerdote andino inicia la cere- sacerdote andino busca el lugar
monia, en el lugar estratégico y sagra- ideal para su incineración; coloca • Con chas ma ri nas. Sir ve de
do (en la cultura andina puede ser a Teq si wi ra qo cha y a la Ma ría copa para ofrecer las bebidas sagra-
cualquiera, siempre que quede al Angola en un lugar donde haya ma- das.
lado de una huaca), la hora (antes del yor visibilidad, ya que desde ahí • Sebo de llama. Sir ve para unir
medio día, para que sea una ofrenda permiten la comunicación con la las hojas del k’intu.
blanca) y de la compañía de Teqsiwi- Madre Tierra y Dioses Superiores; • Estrella de mar. Alimento para
raqocha, la María Angola y una vara en éste, y ro cía el vino, chi cha o cer -
los ángeles celestiales.
—mediadores entre el mundo terre- veza dándole de beber a la Madre
nal y espiritual—; este coge un vaso Tierra; golpea suavemente con la • Feto de lla ma. Para rea li zar
de vino para realizar la tinka con el ofrenda en la cabeza del o de los pa gos a la tie rra ya sea por agra -
cual pide permiso a la Madre Tierra, a oferentes —para reiterar la inten - de ci mien to o por pe ti ció nar al gu -
los Dioses Superiores y al Apu princi- ción de ser vir le— y tam bién lo na cosa ade mas son re que ri dos
pal de la región —siempre con direc- hace en la huaca buscando comu- tam bien para cu rar al gu nas en fer -
ción al este—, a quienes saluda fervo- nicarse con la Madre Tierra; encien- me da des y rea li zar he chi zos be ne -
rosamente agradeciendo por haberlo de el fuego con palo santo, peque- fi cos.
protegido y mantenido con buena sa- ñas as tillas de leña, papeles, fósfo- • Feto de chancho. Contrarres-
lud y le pide seguir obrando sin per- ro, cera y alcohol, no se utiliza kero-
ta algunas enfermedades como el
cances su oficio. sén, gaso lina ni petróleo; una vez mal de ma nate y el mal viento, Este
Enseguida el sacerdote andino ex- que está prendi do el fue go, en ple- feto esta excluido de ser utilizado
tiende una manta, y ya tiene lista la na fogata se pone la ofrenda, cuan- en pagos a la tierra pero si puede
coca preparada, el despacho, las bebi- do comienza a quemarse el sacer- ser utilizado para sacar tapados de
das, la leña o bosta. dote obser va atenta mente para su minerales.
correcta interpretación, sí es bien • Feto de cuy. Sse utilizan en ca-
A. PRIMERA PARTE re ci bi da o no. Esta ofren da no sos especiales para realizar curacio-
El sacerdote andino coloca a Teqsi- debe enterrarse. nes de mal de viento.
wiraqocha y a la María Angola al lado • Feto de oveja. Se utiliza para ha-
INTERPRETACIÓN
de la ofrenda (siempre vigilantes) y a cer trabajos maleficos destinados a da-
través de la tinka ofrece la ofrenda en Dice que cuando… arde muy ñar a las personas.
nombre del interesado y con direc- bien, la llama es blanca y se vuelve
• Feto de vaca. En casos de excava-
ción al este, a la Pachamama, a los en cenizas, ha sido recibida con satis-
ciones.
Dioses Superiores y al Apu principal facción, en caso contrario, la ofren-
de la región. da no fue bien acogida. • Feto de hu mano. Para el flo re-
cimiento de negocios —tiendas co-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 13


Yris Prado, Jose Estrada

merciales— y estos pagos deben · Incienso. al ser quemado pro- Anti Paqoq nisqan hina “Pacha mama-
de hacerse con feto varón. duce un aroma agradable a los es- qa huj ñeqe p’unchaypi qhapaq situwa ki-
píritus. llapin, yarqaymanta rijch’arin, chay rayku
2.4.2. DE ORIGEN VEGETAL · Varitas de colores. Papel de co- saminchanchis”
• Vino de uva o chi cha. es pe - lor dorado y plateado que hace las ve- Iskay chunka pisqayuq p’unchaypi
cial men te ela bo ra das para esta ces de especie de quena. anta situwa killapi Taytacha Santiagoq
ce re mo nia, son be bi das sa gra - · Figuritas de plomo. Amuletos, raymichakuyninpi (hinaspapas chunka
das. representan la abundancia. soqtayuq p’unchaypi anta situwa killapi
Mamacha Carmenpa raymichakuyninpi)
• Coca. Juega un rol primordial en · Imán. Atrae energía, mante- pachamamanchis rijch’ariy ta qallarin,
la cultura andina y sin ella no hay niendo unidos a los elementos de la
ichaqa k’anka t’ipiy raymi yarqayninta
ofrenda a la Madre Tierra; es provi- ofrenda. thasnuchin.
dencial para la salud y para la longe-
vidad. 2.5. LIMITACIONES DEL Allpa llank’aypa ajnanankunaqa ruwa-
ku nan pu nin, ay llu ku na kau sa ri nan ku-
• Coca K’intu. Representa la tri - ESTUDIO paq.
logía andina, y la mezcla con la igle- La bibliografía actual no describe
sia católica (padre, hijo y el Espíri- Qhapaq situwa killa qallariy p’unchay-
con exactitud la esencia de la ofren-
kunapi, runakunaqa chajrankupi waka ru-
tu Santo), significa destino, están da a la Madre Tierra, ni el significa-
minkunaman rinku, chaypin kananku Pa-
dis puestos de tres en tres con las ha- do de los elementos usados en ella; chamamaman ayllunkuq saminchaynin-
ces orientadas hacia arriba. al consultar con los sacerdotes andi- ta. Pacha mamataq saminchayta kutichis-
• Pasas negras y rubias, choco nos nos dimos cuenta que ellos tie- pa runakunaq papa mujunkuta sumaqta
latillos, dulces, grageas, galle- nen mucha reser va de compar tir sus mama hina uywarin allinta rurunanpaq.
tas, higos secos. Representan la feli- secretos con extraños, lo cuál dificul-
tó el estudio. Pachamamaman saminchayqa kay
cidad y armonía. pachawan hanaq pachawan huñunakuy-
• Wiraqoya. Planta que crece sobre 2.6. ASPECTOS ÉTICOS: ninmi runakunawan willka apukunawan
los tres mil metros de altura. (Wiraqocha, Pachakamaq Pachatusan,
La presente monografía al ser un Ausangate, Qorikancha, Machupijchu,
• Granos de calidad —Maíz—.
estudio observacional, no alteró en Soqllaq’asa, Saqsaywaman, Salqantay,
Alimento sagrado representa la abun-
ningún momento la secuencia de la Wanakauri, P’isaq, Ollantaytanpu, Cho-
dancia.
ceremonia, la hora ni lugar destina- qek’irau, Willkamayu, Inti, Hanaq pacha,
• Wayruros. Frutos selváticos, amu- dos para tal fin; respetando las creen- Illapa, K’uychi, Wayra, Unu-Yaku), kay hu-
letos para la buena suerte; pueden ser cias andinas. ñunakuyqa pachamama puñushaqtin,
rojo y negro —viudo—, solo rojo teqsimuyu tirakunaq kamachikuyninpi;
—casado—. HUJ T’AQA ch’aki mit’apachapi ruwakun, runakuna
• Flores, mixtura e hilos de co- pachamamata rijch’achinanku manaraq
lor. Representan al arco iris utilizado 1.1. HATUN ATIPAYKUNA:
wañuyninta aypaqtin.
para envolver la ofrenda. Pachamamaman saminchayqa runaku- Soqta killaq ñaupaqninmanqa, huj
• Palo Santo. De aroma especial naq ayllunkunawan kuska chajrankupi aj- ñeqe seq’epi hatun poqoy killapi, para mit-
para los ángeles celestiales. nanankun ’api, pachamama unuwan saqsasqa kaq-
• Clavel. El de color rojo, represen- tin (nishu paraqa lloqllakunatan, waq’a
ta la felicidad y unión, el blanco para parata rijurichinman), runakuna samin-
la armonía en el hogar. chanku, hinaspapas qhaswa ajnanata ru-
wanku, para mit’a pacha tukunanpaq; ti-
• Algo dón blan co. Representa rakunaq kutimunankupaq.
la pu re za de la in ten ción de la
Warmikuna kay ajnanapi kanku, ya-
ofrenda.
nantin masintin huntakunanpaq.
2.4.3. DE ORIGEN MINERAL Willka anti iñiypi, paraqa orqon, pa-
chamamataq china, chay raykun mijuy ru-
· Papel Despacho. Para envol- rukuna phuturimun paraqtin.
ver el des pa cho, ge ne ral men te
blanco. Imanaqtinmi qhapaq situwa killapi?
· Piñes. Abalorios diminutos de va- Qhapaq situwa killapi, llapan qollasu-
rios colores, ingredientes indispensa- yu teqsimuyupi, Pachamama kichakuyta
bles del despacho. qallarin, tarpusqa rurukunata chaskinan-
paq. Kay killaqa inti mosoq watawanmi rij-
· Cruz de plo mo. Guía, va cia - ch’akun, iskay chunka hujniyuq p’unchay-
da en plo mo de tres cen tí me tros. pi, inti raymi killapi qallarin; qhapaq raymi-
· Qori y Qolqelibro. Libros do- taq q’ochurikuy kusirikuy pacha; allin kau-
rado y plateado, de un centímetro sayta pachamama qowasqanchis rayku.
cuadrado de super ficie.

14 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pachamamaman Saminchay

1.2. MANA ATIPAQMANTA ISKAY T’AQA kumanta hinallataq utaq aswan allin wata
QHAWARICHIYKUNA: kananpaq.
2.1 ÑAUPA KAUSAYPA Iñiypi: Catolica nisqa iñiyqa niwan-
Hoq karu llaqtakuna, Tawantinsuyuq
WILLAKUYKUNA: chis allinkunata ruwaychis mana allin-
ñaupa haywariyninkuta reqsinku, kayta
reqsispa tapukunchis ¿Imanaqtinmi kay Pachamama saminchayqa, willka antiq ku na ta taq ama ru way chis chu nis pa,
willka saminchaykunata mana ruwanchis- iñiyninmi, hinaspapas ñaupa pachakuna- anti suyu iñiyninchispitaqmi saminchay-
chu?, Catolico iñiymi chaninchayninta mantaraqmi hamun, kinsa waranqa ura wa- kuna aswan allinta qhawarikun chaypin
chinkarichiyta munan, chay rayku runaku- takuna, manaraq taytacha jesuscristo paqa- as ta wan ya pa wan chis iñiy nin chis ta,
na mana pachamamapi iñinkuchu, icha- rimushaqtin. Supe yunkapi (Lima llaqtapi) Apu ku na man pas sa min chay qa ru wa-
qa pachamama chaninchayqa pacha- pa cha ma ma man sa min chay pa anpi kunmi, kuka k’intuwan ukhu pachata
wan kuskan puririshan, hinaspapas ku- awakunata, challwakunata ima tarisqaku. qhawarichispa (chaypi kashan apuku-
raq wayqenchiskuna willawanchis. Llaqta- Anti runakuna tukuy sonqonkuwan pa- na, pacha mama ima) hinallataq hawa
kunaq yachay tarpuyninmi, qhapaq kau- cha mama saminchaypi Iñinanku, kaywanmi pachata qhawarispa (chaypi kashan ru-
sayninmi, hoq hinalla suyuntinpi. pachamamata añaychakunku, kausasqanku nakuna), kukaqa imaymana willka ajna-
rayku, llank’ayniyuq kasqanku rayku, rikun- nakuykunapi, raymichakuykunapi kan-
Hoq karu llaqtakuna kausayninta, mo-
chis hina ñaupa pachamantaraqmi kayqa ha- puni, hawa ayllukunapi, hinallataq llaq-
dernidad, tecnología nisqakunata apamu-
mun, chay rayku ninchis; pacha mama samin- ta ayllukunapipas.
wanchis, ichaqa Tawantinsuyuq qhapaq
kau say nin ta qha was pa ta pu kun chis. chayqa Peru suyuq iñiyninmi, Tawantinsuyu Llaqta kamachikuypi: Kay anti
¿Mayqentaq aswan allin kausay, kharu ñaupa kausaypa mitanpa, Tawantinsuyuq willka iñiyta, llaqta kamachikuypaq ru-
llaqtakunaq, hamuq runakunaq icha kau- mit’anpa yachay tarpuyninma. wanku, chay rayku qollanakuna ajllas-
sayninchischu? qa kanku. Ichaqa manan allinchu kay
2.2 YACHAYPA ruwayqa.
1.3. ATIPANAKUNA: CHANINCHAKUYNIN
2.3 PATARAKUNAQ
Ayllukunaq yachay Tarpuynin: Pa-
1.3.1. HATUN ATIPANA: REQSICHIYNIN
cha mamaq llapan ayllukunaq chaninchay-
Pachamamaman saminchayta K’uski- nintan allinta qhawarichiwanchis. 2.3.1 PACHAMAMAMAN
risunchis, chaninchasunchis ima Anti teqsi suyunchispiqa pachamaman- SAMINCHAY
chis allin chaninchasqa k’itipi tarikun, chayray-
1.3.2. HUCH’UY ATIPANAKUNA: kun ch’uyanchasqa ajnanata saminchaypi ru- Pacha rimayqa, mit’aq, teqsimu-
• Pachamamaman saminchay qati- wakun,qallariy anti watata qhawarispa. yuq, kausaypa ima hunt’a chanin-
panata qhawarinachiy. chayninmi. Mama rimaytaq sutin
Kay ajnanaqa yachay tarpunchista kall- nisqan hina, teqsimuyunchista ma-
• May qen ku nan ka ran pa cha ma- payachin, kay watakunapin chaninchasqa manchisman tukuchin, ña mallkiku-
man saminchaypi qallariykunata qhawa- kausaykunata rijch’arichin, qhepa hamuq nata, ña uywakunata, ña runakuna-
risunchis. runakuna mosoq ayllukunata chaninchas- ta kausayninta qoqtin. Hinaspapas
• Yachay tarputa, ayllu kausayta, qol- qata hatarichinankupaq. Anti suyu ayllupaq-
pachamamaqa mamanchismi.
qechakuyta, iñiykunata ima qhawarisun- qa kay ajnanakuna ruwayqa ch’ullallapi, ya-
chay tar pu wan kikinchakun, allin Pachamamaqa, kay pachapi utaq
chis, chaninchasunchis. hanaq pachapi qallariyninmi, tuku-
ruruykuna kananpaqmi unanchakun.
• Ñaupa kausaypi anti iñiykunata kuyninmi ima ruwaymantapas.
chaninchasunchis.. Mana kay ajnanakunata ruwasunman
chayqa, yachay tarpuyninchista, kikincha- Runawan, pachamamawan hoq-
• Antisuyupi ajnanakunata chanin- llan kanku, chay raykun runakunaq
kuyninchista, chaninchayninchiskunata, iñiy-
chasunchis ninchiskunata wañuchisunman. llank’ayninqa, willka mit’akuna kus-
• Occidentalismo hawa llaqtaq anti- kan, puririn. Ima runa ruwaypas pa-
“Pachamamaman saminchayqa, kay ay-
suyunchispi atipayninta qhawarisunchis. cha mama saminchaywanmi puririn.
llu runakunata yuyayninman kutichinan,
Hinallataq mink’arinakuy, ayninakuy
mana allintachu hamut’ashanchis, chay ray-
ima runakunawan, pachamamawan
kun pachamamanchista chaqokushanchis
kan, kayta sutichanku yanantin, ma-
qhellichashanchis ima”4
sintin nispa. Pachamamanchisqa, mu-
Qolqechakuypi: runakuna Kunanqa nakuq mamanchismi.
pachamamama saminchayqa ña paqoku-
na, ña qhatuqkuna qolqechakunanku cha- Chay rayku, kausayta, llank’anata, mi-
ninninta chinkachispanku. juyta ima qowanchis runakunataq pacha-
ma ma man saminchaywan kutichinku.
Chajra llank’aypi: chajra llank’aypi Ichaqa pachamamaqa qowanchis, hina-
pachamamaqa aswan chaninchana, mijuy- llataq qechuwanchis, allinta qhawariwan-
ta phuturichispan chay raykun runakuna chis, mana allinta qhawariwanchis, may-
kausanchis. ninpiqa phiñakunmi, chay raykun chanin-
Chay raykun anti ayninakuy hamut’ay- chananchis, saminchananchis. Pachama-
pin llapan allpa llank’aq runakuna qhapaq mawan, runakunawan huñunakuyninqa,
situwa killapin pachamamaman samin- sa min chay wan mi ru wa kun, kay pi taq,
chayta ruwanku, allin rurukuna horqosqan- imaymana tarikun.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 15


Yris Prado, Jose Estrada

As sasan pachamamaman saminchay- allin sonqonwan apukuna T’ijrapaykuna


pi haykuqkuna yupayqa, kaykunaqa hay- chaskirinankupaq.
Allinta ruphaqtinsi yuraqman kanakun,
kun paqoq mañakusqanman hina, llaqta- Mesada nisqa q’eperinachata panpapi usphaman tukuqtintaq apunchiskuna hina-
pi tarikusqanman hina, qhatupi kasqan- mast’arin ichaqa ñan kashanñan samin- llataq pachamamanchispas allintan chaski-
man hina. chay ujupi, machachikuq ujyanakuna, ch’a- yuwanchis mana hina kaqtintaq mana
ki llant’achapas utaq q’awapas hinallataq allintachu chaskiwanchis.
2.3.2 PIKUNAN RUWANKU kuka k’intupas.
Ichaqa manan chayllachu kanan, hay-
Pachamamama saminchaytaqa llaqta Chaymantapacha paypaq apukuna- warichikuqpas allin iñiyniyuqmi kanan pa-
yayakuna (paqokuna, altomisayuqkuna, wan rimarinakuy qallarin hinaspapas su- cha mama sumaqta qhawariwananchis-
hanpiqkuna ima ruwanku, hinaspapas pay wasiq punkun kichakunman. paq.
qharin kay saminchaytaqa ruwanan ya-
nan tin ma sin tin tin ku nan ku paq (chi- a. Huj ñeqe c. Kinsa ñeqe
na-orqo), chay rayku hujllan kanku. Inka-
Pacha mama saminchaq, Teqsiwiraqo- Panpachata maskharispa hanpiq hoq
kunaq kausaynin ukhupiqa, pachamama-
chata, Maria angolata saminchaypa k’itin- q’eperinachata mast’arin, chaytataq imay-
taqa qharilla allintaqa saminchayta.hay-
man churan, hinaspataq pacha mama chu- mana llinphi t’ikakunawan munayta allicha-
wan Warmiqa atinmanmi saminchay ru-
rachiq sutinpi antisuyu k’itiman kutirispa rin, kay patamantaq inti lloqsimunan tiyaya-
wayta atinmanmi, ichaqa manas allinta-
t’inkayta qallarin, pachamamata, apukuna- chin teqsiwiraqochata q’ala ruwasqan qha-
chu pachamamaqa chaskin, warmi kas-
ta, chay llaqtaq apunta ima mañakuyta warinanpaq, hinamantaq kuka k’intuta ma-
qan rayku; chay rayku qhari haywanan
qallarin. kinpi hoqarispa apukunaman phukurispa
pacha mamamanqa,chaymi nikun (orqo
-chinaqa) kuskamanta ch’ullallan kanku, Despacho nisqa saminchayta hap- mañarikun q’ala imaymana hanpichiqpa
hinallatataq kausanku teqsi muyuntinpi; ’ispa t’aqwirin, sara p’anqata hap’is- allin munasqanta munaspa allin kausaynin-
runakunaq maymanta qhawarisqanku- pa qallarin imaymana haykuqkuna paq, allin mijuy hoqariyninpaq, qolqeyuq ka-
manta. Qharikuna haywanku saminchay- churayta. kinsa k’intuchata hap’ispa nanpaq,sami,kusi kausayninpaq, apukuna-
kunata warmitaq aukikunaman, pacha k’askarichin, llama wirachawan, chu- man ta, ha tun nin man ta qallar ispa,
mamata hina, warmitaq haywarin qhari rayullantaq ch’akisqa misk’i mijunaku- hinallatataq pachamamamantapas ,
apukunata wayrata, parata hina, chayqa nata, hinallataq ch’aki mijuykunata- hinallatataq allin chaskisqa kananpaq.
tinkunku warmi - qhari kuskamantataq pas allininta, llama sullu, qori patara,
hujlla kanku, khaynatapuni inkakunaq qolqe patara, chay pataman mastari- 2.4 PACHAMAMAMANSA-
kausayninkupiqa apukuna, pacha mama- na anpita, hinamantaq t’ika khakusqa- MINCHAYPI HAYKUQKUNA
kuna, wayrakuna, aukikuna, warmi, qhari ta utaq mistura nisqata, chaymanqa Pachamamaman saminchay haykuqku-
ima kuskamanta allinta otaq sumaqta wisq’ayuspa watakun muyumuyuri- na uywakuna phasmiymanta, qorakuna
kausanku kay pachapi. chispa imaymana llinphi q’aytuwan. phasmiymanta, qeqllakuna phasmiymanta
hoqkuna ima haykunku.
2.3.3 CHASKIQKUNA: b. Iskay ñeqe
Iskaymanmi t’aqakun: Kay saminchay ruwasqaña kaqtin, paqo- 2.4.1 UYWAMANTA HAMUQ.
qa maypi kananpaq k’itita maskharin, chay- · Qochamanta ch’urukuna. qero hi-
a. Kikin chaskiqkuna man chayaspataq teqsiwiraqochata, maria nan, llapa ujyaykuna haywarinapaq
Apukuna, pachamama, hojkuna- angola nisqatapuwan churayun apukunaq · Llamaq wiran: coca k’intuchata k’as-
rikunanpaq, hinamanqa vinowan,aqha-
puwan. kayachinapaq
wan,. cervezanisqawan pachamamaq ujya-
nanpaq ch’allarin, hinallatataq apukuna- · Qocha qoyllur: Qellpu k’illkikunaq
b. Chaskiqkunamantaña chaskiq yakullkunay mijuyninmi.
paqpas, saminchay ruwasqawantaq sapan-
Chajrayuqkuna, qhatuwasikuna, ka hanpichikuqpa umanta qhaqorin kinsa · Llamaq sullun. Kay sullukunaqa pa-
hatún qhatu wasikuna, llapan runa kutita takayuspa hinallatataq waka pata- chamaman haywnapaqmi añaychanapaq
llaqtakuna. man saminchayta churaspa pachamama- utaq ima mañakunapaqpas hinallataqmi
ta mañarikun. Ninata hap’ichin palo santo kakin onqoykuna hanpinapaqmi hinallataq
2.3.4 AJNANA nisqawan, ch’aki llant’awan,wirawan, fosfo- allin layqakuna ruwanapaq.
Pachamama saminchayta ruwaqqa qa- ro nisqawan, alcoholwan, mana hinaqa ch’a- · Khuchiq sullun. Kay sullukunaqa
llarin willka waka, willka pukara k’itikunapi. ki q’awachawan, ichaqa mana hap’ichina- allinmi pujyo onqoy, wayra onqoy ima hanpi-
kay saminchayqa manaraq chaupi p’un- chu kerosene, gasolina, petroleo nisqakuna- napaq kay sulluqa manan allinchu pacha-
chayta ruwana, inti taytanchis lloqsimuynin- wanqa, allintaña nina hap’iruqtin churakun mamaman haywarinapaq ichaqa choqe
man qhawarichispa. Teqsiwiraqocha, Maria saminchay ruwasqata allin ch’uyata rupha- kirpaykuna orqonapaq.
angola, hoq vara nisqawan ima saminchay- rinanpaq,
· Qoweq sullun. Kay sullukunaqa allin-
ta qallarin, paykuna apunchiskunaman wi- Chaypitaqmi hanpiq qhawanan nina punin soq´a wayra, phiru wayra ima hampi-
llarispa chayarichinku wajakuyninchiskuna- ruphasqanta, q’ala t’oqyasqantapas uyari- napaq.
ta. hinallataqmi paqoqa mañayukun apuku- nan chayman hina allintachus
nata llapa allin qosqanmanta. Paqoqa vino- · Ovejaq sullun. Kay sullukunaqa mi-
Manachus pachamamawan apukuna- llay layqakuna runakunaman. Ruwana-
ta hoq qe ro pi hap ’is pa taytanchis puwan chaskiriranku saminchayta. Mana-
apukunaman t’inkarikuspa mañayukun paqmi.
taqmi kay saminchaytaqa p’anpanachu.

16 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pachamamaman Saminchay

· Wakaq sullun. Kay waka sulluqa · Qori patara, qolqe patara. Huch’uy CONCLUSIONES
allinmi pachamaman haywanapaq atún patarakunan huj cmtros nisqayuq.
1. La ofrenda a la Madre Tierra no
ñankuna kichanapaq haywanapaqpas · Q’apachiy. kanasqa q’apachiyqa. sigue reglas establecidas.
· Runaq sullun. Kay sulluwanqa ruwa- Nunakunapaqmi
2. Forma parte de nuestra cultura
kun atún qhatu wasinkuna t´ikarinanpaq · Llinphi qenakuna. choqe raphicha- desde inicios de nuestra civilización,
haywakun ichaqa cari sullun aswan allinqa. kuna, qolqe raphichakuna ima qenachaku-
siendo transmitida y preservada por
naman rijch’akun. generaciones hasta nuestros días.
2.4.2 SACH’AMANTA HAMUQ
· Titi wayqekuna. Qhapaq kausay- 3. Son testimonios vivos de la cos-
· Uva vino nisqata utaq uva aqha.- paqmi.
movisión andina que se encuentran
aqhata ch’uya wiñapumanta ruwasqata kay
· Iman. kallpatan unanchan, pachama- muy arraigada en nuestra sociedad e
haywarikuypaqpuni, mana mallisqakanan.
maman saminchay huñusqa kananpaq. interrelacionándose con la religión an-
· Kuka k’intu. kukaqa ñaupa kausay- dina.
kunapiraqmi willkachakuran, chay rayku, 2.5 YACHAYPAS
4. Actualmente tienen mucha de-
pachamamama saminchayqa, mana kuka SASACHAKUYNIN
manda, y es practicada incluso con fi-
kaqtinqa, manan ruwakunmanchu. Kukaqa
Kunan pacha qelqa patarakunaqa ma- nes de lucro.
allin kausaypaq, askha wata kausanapaq
nan k’apaqtachu qelqayninkupi pachamama- 5. Si bien es cierto que estas ofren-
iman allin.
ma saminchaymanta rimanku, chay samin- das empezaron en la época prehispá-
· Kuka k’intuqa kinsantin pacha- chaypi imaymana hayk’uq unanchayninmi,
man ukhu pacha, kay pacha, hanan pa- anti paqota tapuspa paykunapi qhawariyku nica, se ve la amplia presencia de ele-
cha, apaqmi; hinallataqmi iglesia nanqos manan atiyllachu chay yachaykuna horqoyqa, mentos de la sociedad moderna.
católica nisqapipas padre, hijo, espíritu manan llapantachu willlasunkiku mana req-
CH’UYMAKUNA
nisqapaq kinsantinpaq. K’intukunaqa kin- sisqa kaqtiyki, chaymi ancha sasachakuy ka-
sa kinsan rinku llama wirawan k’askasqa- ran kay llank´ayta k’uskirinaykupaq. 1. Pachamamaman saminchayqa ma-
kama chaytaqmi churakun inti p’unchay- nan ima kamachiykunatapas qatinchu.
man qawarichisqa. 2.6 RUNAQ ALLIN 2. Yachay tarpunchispa saphinmi runaq
· Yana, yuraq uva, higo nisqa ch’a- RUWAYNINKUNA yachaynin qallarininmanta pacha, kunan
kichisqa.- llapa misk’ikunapuwan: qawari- pachakama yachachisqa waqaychasqa
Kay llank’ayniykuta, qhawaspapunin
chin allin ch’ullalla kausayninta. ima qhepa hamuq runa masinchiskunapaq
k’uskirirayku ichaqa qhawasqaykuwan, ri-
· Wiraqoya.- kay qorawan k’ala mana kusqaykuwan, manan pachamama willka kanqa.
allinta picharikun. saminchayninta ña pachanpi, ña k’itinpi tati- 3. Kausashaq willakuykunan kanku an-
· Sara ruru.- mana tukukuq mijuyta chiykuchu aswanmi anti iñiyninchiskunata tit’eqsimuyupi kaytaq llaqtanchispi kausas-
qawarichin. chaninchayku. hallan hinaspas catolico iñiywan kuskan
puririshan
· Wayrurukuna.- anti suyumanta ha-
muq rurukuna allin kausaypaq, llipin puka 4. Kunan pachakunapi askha runama-
ruruchan manaraq warmayanayuqpaq, kus- sinchiskuna kay haywarikuykunapi iñinku
kan puka, kuskan yanataq warmayanayuq- hinaspapas wakin runa masinchiskunaqa
paqña. qolqechaykunapaq ruwanku
· T’ikakuna, patara ñut’u, q’aytukuna 5. Yachanchispas hina, pachamamama
imaymana llinphi.- k’uychiq llinphinkunata saminchayqa inka ñaupa mit’amantaraq-
qawarichiwanchis, hinallataq haywarikuy mi kausashan hinaspapas catolico iñiy, ku-
mayt’urinapaq. nan pacha haykuqkunawanmi taqrukun
· Palo santo.- qellpu yakillkunaq q’a- SUGERENCIAS
payninpaqmi.
1. Revaloración de los ritos e identi-
· Puka clavel t’ika nisqa allin kausay-
dad de los pueblos andinos, demos-
paq, kuska kausaypaq. Yuraq kaqtaqmi qa-
trando su importancia a través de tra-
warichiwanchis ch’uya kausayta.
bajos de investigación.
· Yuraq anpi.- allin ch’uya haywarikuy-
2. Preservar la práctica de las ofren-
ninchista qhawarichiwanchis
das, ya que representan parte impor-
2.4.3 QEQLLAMANTA HAMUQ tante de nuestra cultura milenaria.
3. Que la práctica de las ofrendas
· Pachamamaman saminchay rap-
sea difundida por cada uno de las que
hi. saminchayta k’uyunapaqmi, yuraqmi ka-
conocen su aplicación y estas a su vez
nan.
deben estar destinados para el benefi-
· Piñikuna. Llinphi, llinphi huch’uy muyu- cio y prosperidad del poblador andino.
chakunan, saminchaypi kaykunapas haykun.
4. Respetar los ritos y tradiciones
· Titi chakata. Puriy ñantan kamachin, ti- andinas.
timantan ruwasqa, kinsa centímetros nisqan.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 17


Yris Prado, Jose Estrada

YUYAYCHAYKUNA • Altomisayoq: Sacerdote encarga-


1. Peru suyu llaqtanchiskunaq yachay tar- do no solo de realizar ofrendas a la Ma-
puynintan chaninchananchis, k’uskirispa. dre Tierra, sino también de preparar y
aconsejar al enfermo acerca de que ha-
2. Pacha mama saminchayta, haywari- cer para obtener su curación; está ben-
kuykunata ima mast’arinanchis, kaykuna- decido de poderes sobrenaturales, que
qa llaqtanchiskunaq yachay tarpuyninmi.
ha aprendido a través de toda la vida,
3. Llapanchismi reqsinanchis pacha- sus diagnósticos son por medio de la
mamaman saminchay ruwayninta, allin hoja de coca, oraciones y pasadas con
kausayninchispaq. animales menores; de acuerdo a la tra-
4. Anti iñiykunata chaninchananchis. dición andina, el rayo puede determi-
nar su iniciación.
GLOSARIO
• Chamanes: No se atribuye el papel
• Ritos. Costumbre o ceremonia.5
de sacerdote pero es considerado inter-
• Carnaval. Fiesta popular celebrada mediario con los espíritus. Su vocación
los tres días que preceden al Miércoles es señalada por alguna circunstancia ex-
de Ceniza.5 traña (un sueño, una enfermedad, un
• Tirakuna. pachamamaq kaqninku- rayo) inicia su difícil aprendizaje, que
naq, qhari kallpanmi, parata suticha- puede durar muchos años y que se ca-
kun kausay qoq. racteriza por la experiencia iniciativa de · Paqokuna. Paykuna pachamama ka-
sufrimiento, vivida particularmente a maykunata, hanaq pacha kamaykunata
• Valle de Supe. La ciudad sagrada reqsin, saminchaypi kuka kanan. Hinaspa-
de Caral (gran complejo arquitectóni- través de rigores. Tiene la facultad de cu-
rar, de comunicarse con los espíritus y pas kuka qhawayta yachan, payllan pacha-
co), se encuentra en el valle de Supe, mamaman saminchaytaqa ruwanan.
provincia de Barranca, ubicada a 182 de presentar habilidades visionarias y
adivinatorias. · Altomisayuq. Pachamamaman sa-
Km al norte de Lima; se desarrolló en-
minchayta ruwan, chaymanta onqosqa ru-
tre los 3,000 años a.C. y los 1,600 años
SIMI TAQE nakunata hanpin, pachamamaq kamaynin-
a.C. Es la civilización más antigua de wanmi saminchasqa kashan, Kukapi qha-
América. · Ajnana. pachamamaman saminchay
waspa, apukunata mañakuspa, uywakuna-
• Huacas. Piedra que sobresale de la ruwakuymi, llama ch’uyay.
wan iman onqoykunata hanpin, anti iñiy nis-
tierra, permaneciendo fija en ella. · Qhaswa. llaqtakunaq p’unchayninmi, qan hina, illapan qallarichin.
• Ofrenda Blanca. Ofrenda de bue- miércoles de ceniza ñaupa p’unchaykuna-
· Chamakunan. Nunakunawansi ri-
nas intenciones, como el entregado a pin qhaswakun.
man, saminchayninta mosqoywan, onqoy-
la Madre Tierra en agradecimiento de · Tirakuna. pachamamaq kaqninku- wan, illapawan qallarichin. Sasata askha wa-
las bondades recibidas, se realiza an- naq, qhari kallpanmi, parata sutichakun tapi yachan, ichaqa kausayninpas ñak’ariy-
tes del medio día y solamente se que- kausay qoq. mi, payqa hanpiyta yachan, nunakuna-
ma, si las intenciones no son buenas · Supe yunka. Caral willka llaqta, Supe wan,apukunawan riman, watuyta yachan.
(se quema o es después de medio día) yunkapi tarikun, Barrancapi, chinchay k’itipi
se denomina roja o negra. pachaj pusaq chunka iskayniyuq kmts nis- Bibliografía
• Teqsiwiraqocha. Señor de la vida, qa Lima llaqtaq karuchakuyninpi, Kay llaq- •1. MAYORQA, S. PALACIOS, F y
ángel superior al sacerdote andino, me- ta phuturisqa kinsa waranqa watapi, waran- SAMANIEGO, R. “El rito aymara de la
qa soqta pachaj watapi manaraq taytacha ofrenda”. En: Allpanchis Phuturinqa.
diador entre los dos mundos. P. 225-241. Cusco, (1995).
Jesuscristo paqarimushaqtin. America ha-
• María Angola. Campana de bron- tún suyuq ñaupa llaqtanmi. •2. MULLER, T y MULLER, H. “Cos-
ce, mediante sus vibraciones anuncia a movisión y celebraciones del mundo
· Wakakuna. allpamanta lloqsiq rumi- andino”. En: Allpanchis Phuturinqa. P.
la Madre Tierra que se le quiere ofrecer
kunan. 161-176. Cusco. (2004)
una ofrenda, también es mediadora.
· Yuraq saminchay. pachamamata •3. PROMOCIÓN ILLARICH’ASKAN-
• Vara. Hecho de chonta, lleva a una KUNA. “Su llu ku na wan PACHAMA-
añaychakuspa ruwakun, manaraq kuska
culebra enrollada alrededor, representa MAMAN Haywarikuy”. En: Qheswa
p’unchay atipaqtinmi ruwakunan; mana
sabiduría y salud. hina kaqtinqa mana allinpaq ruwakun. Simi Hamut’ana Kuraq Suntur. Cusco.
• Paqos: Sacerdotes especialistas y co- · Teqsiwiraqocha. Kausay qoqmi, pa-
•4. SEIBOLD, Katharine. Misaq’epi y la
nocedores en el manejo de los poderes ofrenda a la Madre Tierra del primero
qoq kamachiqninmi, pachakuna huñuqmi. de agosto En: Revista de la facultad de
sobre naturales que emanan de la Ma-
· Maria angola.-chanpimanta cam- humanidades y ciencias sociales de Ju-
dre Tierra y del cosmos, en la ofrenda juy Argentina. p. 445 – 454.
básicamente debe haber coca, que es pana nisqa ruwasqa, chalan, chalannin-
wan pachamamata willan saminchay ka- •5. SOPENA, Ramón. “Diccionario en-
naipe de posibilidades infinitas pues ci clo pé di co ilus tra do So pe na” ED.
nanpaq.
cada coca es única en su forma y en su S.A. Provenza, 95 – Barcelona.
mensaje. Es considerado como el espe- · Chunta suntur pauqar. hoq ama-
•6 . h t t p : / q u e c h u a / PAC H A M A-
cialista en realizar la ofrenda a la Madre run mach´aqway mayt’usqa kan, yachayta, MAMAN, fuentedevida_Eltributoala-
Tierra. qhali kausaytan apamun. MadretierraEcopor tal_net

18 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Etnografía de la pesca tradicional
en el mundo andino
Leandro Sanz1

Resumen
Desde los albores de la humani-
dad, la pesca ha sido una de las princi-
pales actividades en la preocupación
de abastecerse recursos alimenticios,
junto con la caza y la recolección de
frutos y raíces; en consecuencia dicha
diligencia, se ha perfeccionando. Es
presente estudio etnográfico está rela-
cionado con la cultura material y espi-
ritual del hombre, en el arte de la apli-
cación de la caza.
Abstract
Since the first people who lived in the
world, the fishing has been one of the prin-
cipal activities in the thinking of having nu-
tritive resources, trough the fruit and
rotos conpilation and the hunting that the
nature gives to the hunan been to subsist.
As a consecuence, this activiti, because of
its impor tance, has generated trough the
years a succesion of technics that have
been evoluting on its perfection for the
correct capture of the seizure, In relation
o f t h e v a r i e t y o f t h e c l a s s . I t ’s
ethnographic study is related with the ma-
terial culture and spiritual of the person,
un theart of doung of rhis activity, that
knowledge makes reacher the cience of
the Antropology.

INTRODUCCIÓN
La investigación se realiza de 1975 a
1980, en los ámbitos de los departa-
mentos del Qosqo y Apurimac. Abor-
dando el tema, se tiene que desde sus
primeros albores el hombre, para satisfa-
cer sus necesidades alimentarías en-
cuentra solución primaria a la recolec- Como referencia de su tradicionali- obra Comentarios Reales “los incas de-
ción de frutos, hojas y raíces; luego la dad de dicha actividad en el inkanato, nominaban a los peces con el nombre
caza y la pesca. La pesca se remonta a se tiene que en la dieta estuvo incluida de ‘challwa’, y a una de las variedades
tiempos inmemoriales, que con el co- el consumo, de diferentes especies de existentes en el Lago Titicaca llamaban
rrer de los años ha ido evolucionando peces existentes en los ríos y lagos de la suchi”. Por consiguiente, los antiguos
la técnica dentro del proceso de la cap- sierra; de cuyos conocimientos mencio- peruanos tuvieron pleno conocimiento
tura de los peces. na el Inka Garcilaso de la Vega, en su sobre las actividades de la pesca, cuya

1 Docente cesante de la UNSAAC.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 19


Leandro Sanz

diligencia se sigue practicando hasta la 2. Se ensarta en la aguja hilo de co- cono, con un extremo angosto y alarga-
actualidad, a través de varias formas de ser, más o menos del tamaño de un me- do por el agregado del pedazo separa-
instrumentos apropiados para cada tro; caso no hubiera hilo, se utiliza fibra do del lateral.
configuración y caudal de los ríos y ria- de Maguay (Fourcroya andina). b. Proceso de pesca: Se realiza
chuelos, así como de los lagos y lagu- 3. Seguidamente, se coge la lombriz mediante un grupo de personas, de la
nas, adaptando las técnicas apropiadas con una de las manos, entre los dedos siguiente manera:
para cada especie de fauna; diligencia índice y pulgar, y con la otra se introdu- l. Seis o más individuos ingresan al
que necesita de tiempo, habilidad, es- ce la punta de la aguja ensartada de río, portando el implemento de pesca.
fuerzo y entusiasmo; igualmente el co- hilo, por uno de los extremos del anéli-
nocimiento de los hábitos en el desen- 2. Dos de ellos, sujetan el costal de
do, haciendo discurrir a lo largo del inte-
volvimiento de cada especie; por tanto, forma cónica al ras del piso, con la boca
rior del animal, hasta que salga por el
esta actividad es practicada mayormen- del costalillo abierta, en sentido contra-
lado opuesto. Este proceso de ensartar
te por el varón, cuando su ejecución es rio a la corriente de las aguas y, con la
se efectúa con varias lombrices, hasta
unipersonal; pero si se ejerce en grupo, parte inferior de la tela pegada al piso,
cubrir el metro o más del hilo.
en ese caso intervienen ambos sexos, sostenida con el peso de varias piedras.
4. A continuación, se corta un palo
especialmente cuando se emplean sus- 3. Los demás integrantes, provistos
de O.50 a 0.60 centímetros. de largo,
tancias tóxicas como el Barbasco cada uno de un palo a manera de bas-
por unos 2 centímetros de grosor; lue-
(Tephrosia toxicaria), que se aplica tón, avanzan desde 60 a 70 metros de
go, en uno de los extremos del palo se
en los desvíos de los brazos de los ríos. río arriba, hacia el implemento cónico
amarra el hilo cubierto de lombrices,
Consecuentemente, la alimentación del costal; cuyo avance de los arreado-
que en su conjunto tiene la forma de un
como una de las necesidades inmedia- res con el bastón, lo realizan en forma
rosón, en el cual, cada lazada es de 0.6
tas del hombre, ha determinado y en- paralela, removiendo las piedras hasta
a 0.7 centímetros de largo.
causado a la creatividad y evolución cul- llegar a la boca del cono de yute. A este
5. Cuando está listo el artilugio, se in- proceso del arreo de peces, se denomi-
tural en la tecnología, para la consecu-
troduce el extremo del palo que tiene su- na en quechua “challwa qatiy”. Des-
ción de los alimentos, especialmente de
jetado el rosón de lombrices, en las pués de cada proceso del arreo, se ex-
origen animal; es por esta razón, que
aguas del remanso, que al tacto, nota el traen los peces, según acuerdo del gru-
dentro de la actividad de la pesca, exis-
pescador, lo que los peces van engullen- po. Finalmente la distribución del botín,
ten variedad de técnicas que vienen
do a las lombrices endilgadas; lo cual se se efectúa por partes iguales, tomando
desde el pasado; cuyos conocimientos
saca a un depósito, desprendiéndose en cuenta los tamaños y número de pe-
los registro en la presente investigación,
los peces del rosón, por acción del cam- ces.
para evitar a que se vayan al olvido, por
bio de ambiente. Este hecho se repite
el proceso de los cambios sociales y eco-
sucesivamente, llegándose a pescar en 3. TUYKU
nómicas que se atraviesa a nivel mun-
media mañana, la cantidad de unos
dial; es por ello que el presente trabajo En el distrito de Machu-Pihchu de la
cuatro a cinco kilos.
tiene carácter de registro de las pericias provincia de Urubamba, así como en el
tradicionales de la pesca en el mundo 2. MANTEO distrito de La Quebrada de la provincia
andino, como se podrá apreciar a conti- de Calca y en el resto de la provincia de
nuación Esta técnica se practica en los ríos de La Convención, se practica dicha técni-
la provincia de La Convención, y, sólo ca, durante el año y con preferencia en
1. CHALLPUCHA en la época de lluvias, cuando las aguas la época de seca, entre los meses de
del río se encuentran turbios; cuyo esta- mayo a octubre; cuyo proceso es como
En el anexo de K’ataniray, distrito de
do favorece a que los peces no divisen sigue:
Zurite, provincia de Anta; los habitantes
la presencia de los pescadores, facilitan-
de dicho lugar, en la estación de lluvias
do con ello el arreo hacia el costal o a. Fabricación del implemento
practican la pesca en los remansos del
manteo; el proceso de dicha técnica se
riachuelo que pasa por dicho sitio, cuan- l. El material para el implemento se
lleva a cabo de la siguiente manera:
do se enturbia el agua debido a la cre- utiliza indistintamente, unas veces los ta-
ciente; cuyo fenómeno favorece a la a. Fabricación del artificio llos del ca rri zo lla ma do “K’ur-
aplicación de la técnica indicada para la kur”(Gynerium sagitatum); en otros
captura de la especie denominada l. El material empleado es el yute de casos se emplean los tallos delgados, fle-
“Wita”(Trichomycterus sp.). 4×2 metros, de tejido bastante ralo, xibles y resistentes de ciertas especies
con la finalidad que el agua pueda circu- de arbustos y árboles que abundan en
La denominación de la pericia
lar con facilidad por dentro de la tela. las orillas de los ríos de dicha zona.
“Challpucha”, se traduce como: un pe-
dazo de algo y suave para introducir en 2. Se dobla el yute en dos, por el 2. Con dichas varillas se teje una es-
el líquido; cuyo proceso se lleva a cabo lado más largo, luego se cose la abertu- pecie de canasta de forma cónica y
de la siguiente manera: ra lateral, dándole la forma de un costal alargada, reforzada con fibras de Ma-
de 2×2 metros, con los extremos ante- guey o Cabuya (Forcroya andina),
l. Se consigue varias lombrices de tie-
rior y posterior abiertos. siendo las dimensiones del implemen-
rra, que generalmente se encuentran
debajo de las raíces de los pastizales; 3. Luego se le angosta uno de los ex- to, l.50 a 2 metros de largo, con aber-
luego se aprovisiona de una aguja grue- tremos por el lado lateral, a través de un tura de la boca de unos 0.50 a 0.60
sa corte, dándole la forma final de un cm. de diámetro; mientras que el ex-

20 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Etnografía de la pesca tradicional

tremo posterior termina en forma an- otra que tenga la cualidad requerida de res del lugar, durante la época de pesca.
gosta, a manera de un manojo de vari- ser flexible. El proceso que se sigue dentro de esta
llas, sujetadas con varias vueltas de fi- 2. Se soasa la madera a fuego lento, técnica, es como sigue:
bra de cabuya sin extraer la corteza, hecho que favore-
3. En el interior de la canasta, en el ce a la flexibilidad del material para en- a. Fabricación de la kancha
sector de la abertura, se teje otra sub. corvar en un círculo, hasta convertir en l. Primeramente se determina la par-
boca a unos l0 centímetros. de la boca un aro más o menos de un metro de cela de unos 4 a 5 metros de largo en
principal, con varillas de 20 a 25 centí- diámetro, con los extremos fijados con todo el ancho de un brazo de las aguas
metros., con uno de los extremos dirigi- fibras de cabuya. del río, generalmente con una playa al
dos al interior, asegurado por un aro in- 3. Se consigue un palo seco de unos lado inmediato de la “kancha”.
terno, en las que la base de dichos palos cuatro metros de largo, por cinco a siete 2. Seguidamente, se provee de la va-
están amarrados a la estructura princi- centímetros de diámetro. riedad de carrizo denominado “K’ur-
pal; esta sub. boca concéntrica interna kur” (Chuskea spicata), que crece en
4. Seguidamente, el aro se fija en el
tiene la finalidad de impedir la salida de la rivera de los ríos; es de consistencia
extremo más delgado del palo, que vie-
los peces que llegan a introducirse en el dura y compacta.
ne a ser el mango del implemento . De
Tuyku.
manera, un extremo del mango atravie- 3. Con los tallos del carrizo antes in-
b. Proceso de pesca sa por la parte céntrica del círculo, que dicado, se teje de unos 12 a 14 metros
forma la boca del artificio sujetado con de largo por 0.50 a 0.60 centímetros de
Una vez concluida la fabricación del fibra de Maguey. ancho, siendo enlazado con tiras de fi-
artificio, se coloca el implemento, en bras de cabuya o también con bejuco.
5. A continuación se teje una malla
una de las caídas del cauce del río, con
a partir del borde del aro, utilizando hilo 4. Luego, el tejido, se fija en el brazo
la abertura en el mismo sentido de la co-
doble, resistente, que podría ser, ya sea de agua, con los carrizos parados o sea
rriente de las aguas, haciendo sujetar el
hilo de coser, cerda de caballo o fibra verticales, dando la apariencia de un co-
implemento, con piedras para evitar ser
de cabuya; hasta formar un cono de un rral rectangular de unos 5 metros de lar-
arrastrado por la corriente Los peces lle-
metro cincuenta de largo. go, que abarca todo el ancho del brazo
gan a ingresar en el canasto, con los sal-
o ramificación, con la puerta dirigida
tos que avanzan en sentido contrario a b. Proceso de pesca
río arriba, haciendo que la corriente del
la corriente del río, especialmente por
La pesca se realiza en los lugares lla- agua pase por dentro de la kancha.
los sectores de las caídas de agua o
“phaqchas”. El Tuyku se coloca en las nos, donde las aguas del río se deslizan 5. A medio metro de la puerta, en el
tardes, para ser recogido al día siguien- en forma tranquila; de manera en di- interior de la kancha, se instala en for-
te, generalmente cargado de peces de chos lugares se introduce el aro, con la ma transversal otra fracción de carrizos
los más adultos, de las variedades de: abertura en sentido contrario a la co- tejidos, y siempre con las cañas vertica-
Sardina (Triportheus sp.), Wita (Tri- rriente del río; luego, se hace avanzar les, formando con ella dos accesos o
chomycterus sp.), Sábalo (Brycon río arriba, hasta donde vea por conve- puertas secundarias laterales, con la fi-
sp.), Trucha (Salmo gairdneru) y niente el pescador. Este hecho se repite nalidad de que los peces no salgan del
otros. una y otra vez, controlando el interior artificio.
del ingenio para verificar la captura de 6. En seguida, las paredes de carrizo,
4. WISINA O LIKANA los peces. «Wisina», se traduce como se hacen sujetar por la parte inferior,
que es una especie de cucharón, que sir- con piedras colocadas interna y externa-
Esta Técnica, practican los poblado- ve para sacar líquido de un depósito;
res de las inmediaciones del río Uru- mientras que el término «Likana», viene mente; mientras que la parte superior
bamba, desde la provincia de Canchis, a ser una malla de tejido ralo. se asegura con tuzas de madera, que
hasta La Convención; cuya experiencia van en forma diagonal por el lado exter-
aplican únicamente en época de llu- 5. CHALLWANA KANCHA no, para evitar sea arrastrado por la co-
vias, cuando las aguas del río se encuen- rriente del agua.
tran turbios, en la cual los peces circulan Esta técnica se practica en los ríos de El cuidado de su conservación, se
sin control, debido a la dificultad de visi- la pro vincia de La Convención; cuya realiza durante el periodo que se efec-
bilidad; fenómeno que favorece a su mo da lidad se aplica entre los meses de túa la pesca, que es de abril a julio.
captura; cuyo proceso es el siguiente: abril a julio, o sea en el estiaje, en la
cual, a partir de los últimos días de mar- b. Proceso de pesca
a. Fabricación del implemento zo, los pobladores de las inmediaciones
1. Los peces generalmente salen del
de los ríos, ya van observando las rami-
l. Se utiliza un palo delgado y fresco, ficaciones del cauce y las playas que se cauce principal hacia los brazos, duran-
de unos dos a tres metros de largo, por van formando; para luego instalar en te la noche, cuyo fenómeno determina
unos cuatro centímetros de diámetro; un cauce secundario la kancha de pes- a que dichos animales ingresen al co-
siendo la variedad de madera el Waran- ca, que viene a ser una especie de co- rral, con más frecuencia en la oscuri-
guay (Tecoma mollis), que tiene la rral, con paredes de carrizo tejido. Di- dad; motivo por el cual, el pescador per-
cualidad de ser flexible en cuando hú- cho artificio, es considerado por el pes- nocta en la playa, que está junto al bra-
medo y duro en cuanto seco; caso de cador, como propiedad suya y, recono- zo de agua, donde se encuentra instala-
no contar con dicha variedad, se utiliza cida como tal por parte de los poblado- da la kancha de pescar.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 21


Leandro Sanz

2. El pescador nota la presencia de a. Estructura del artilugio a. Fabricación del instrumento


los peces en el interior de la kancha, de-
Consta de los siguientes componen- El artilugio es bastante sencillo y es
bido a que dichos animales al ingresar,
tes, que son : como sigue:
producen en el agua, ruidos con las ale-
tas, al querer salir por las rendijas de la 1. Un cordel de cáñamo, de varios 1. Un palo de 0.50 centímetros de
pared de carrizos; en cuyo momento metros de longitud, como para lanzar largo, por unos 0.4 centímetros de diá-
son extraídos con la ayuda de una “wisi- uno de los extremos juntamente que el metro.
na” o “likana” pequeña. artificio al centro del cauce. 2. En uno de los extremos del palo,
3. Esta modalidad de pesca, se prac- 2. Anzuelo hecho de aguja de coser, se amarra con una tira de jebe de neu-
tica a nivel de familia, debido a que con un extremo encorvado a fuego len- mático en todo su entorno, con lo cual
cada noche tienen que turnarse para to. se fijan espinos maduros de la especie
controlar el artilugio. 3. Dos pedazos de metal, lamina- antes indicada.
4. El pescador permanece durante do en forma de hojas rectangulares de
1×3 centímetros, con una perfora- b. Proceso de pesca
la noche, provisto de una lámpara a ke-
rosén, para poder divisar la pesca; al ción en uno de los extremos; estas lá- 1. El pescador en trusas, portando el
mismo tiempo, sirve para que los veci- minas se pintan en franjas de colores artificio, más un bolso amarrado en la
nos se den cuenta de la presencia del rojo y blanco o azul con blanco, que al
cintura, ingresa al cauce del río.
dueño del artificio; caso contrario es moverse en el agua, tienen apariencia 2. Una vez que ya se encuentra en
propicio para el robo de las presas atra- de insectos, para ser engullidos por el lecho del río, camina contra la co-
padas en la kancha. los peces rriente, levantando las piedras de un
5. El aficionado que practica dicha 4. Un pedazo de Maguey o madera lugar a otro en forma lenta, para evi-
técnica, tiene enemigos ante la presa esponjosa, o corcho, que sirva de flota-
tar a que los peces lleguen a desplazar-
atrapada, uno de ellos es el propio hom- dor, para mantener suspendido el an- se violentamente; luego, ubicado el
bre; en seguida es la Nutria (Lontra zuelo. pez, es incrustado en el lomo, con los
longicaudes) conocida en quechua 5. Un pedazo de plomo o una tuer- espinos del artificio, que luego se de-
con el nombre de “Mayu-puma” (Lon- ca metálica, fijada a unos 30 centíme-posita la presa en el bolso. Entre las es-
tra longicaulis) y finamente es la rata pecies que se pescan con esta técnica,
tros del extremo del cordel, con la finali-
gigante, denominada “Paka-mama” dad de retener en un determinado lu- son el “Qaqas” y la “Wita”. La aplica-
(Dynomis branicku). ción de esta técnica se realiza general-
gar el conjunto de componentes del arti-
mente en las mañanas, debido a que
lugio, como son: anzuelo, láminas metá-
Las especies que se pescan con esta no hay corriente de viento que produ-
modalidad de técnica, son las llamadas: licas y boya.
ce olas que dificultan la visibilidad del
“Sunkha” (Pimelodella sp.), “Wita” pescador. Asimismo, el tiempo que tar-
b. Procesos de pesca
(Trichomycterus sp.), “Qaqas” o Pe- da el pescador sumergido en el río, es
jesapo (Chactostoma tagsanwiki), l. El pescador para lograr su objeti-
de dos a tres horas, con salidas perió-
Sardina (Triportheus sp.) y otros. vo, arroja con la mano derecha el extre-
dicas al arenal de la ribera, para de
Cuando ya va aumentando la creciente mo del cordel donde están sujetados
esa manera calentar el cuerpo.
del río, a partir del mes de octubre, el los anzuelo, al sector conveniente del
pescador lo levanta la instalación y lue- cauce del río; mientras que, con la otra 8. WIHCH’U
go los guarda hasta la siguiente tempo- mano sostiene el extremo opuesto del
rada; oportunidad en la cual los vuelve piolín. Esta técnica se practica generalmen-
a instalar con previa refacción. te en la noche, y para tal, el implemento
2. Una vez lanzado el artilugio, se
se arroja a los remansos del río, general-
espera pacientemente a que el pez dé
6. P’ULTIN mente al atardecer, para ser recogido a
sus jalones a la cuerda por acción de
la mañana siguiente. La aplicación se
En el río Azángaro del departamen- haber engullido la carnada, en cuyo realiza durante el año, en los ríos de la
to de Puno y en el río Vilcanota, se prac- momento se recoge violentamente la provincia de La Convención; el nom-
tica la pesca, con la técnica denomina- cuerda, conjuntamente que la presa bre de “Wihch’u”, se traduce como vo-
da «P’ultín», cuyo nombre se traduce atrapada. tar, arrojar. Con esta pericia se pescan
por el sonido que produce la superficie las especies llamadas Dentón (Yno-
del agua, por efecto del impacto de los 7. CHANKI don sp.) y “Sunkha” (Pimelodella
componentes del artilugio lanzado por Es un instrumento conformado de sp.), que llegan a medir hasta 0.70 cen-
el pescador.. Dicha práctica se lleva a un palo corto, que en uno de sus extre- tímetros de longitud. La carnada que se
cabo, sólo en la estación de secas de mos lleva amarrado, espinos de la es- emplea, son los peses menores, de la va-
mayo a septiembre, cuando las aguas pecie llamada “P’ata-kiska” (Opun- riedad “Wita” y “Qaqas”.
del río se encuentran claras; hecho que tia exaltata). Esta técnica se aplica
favorece a que los peces puedan divisar en el río Vilcanota de la provincia de a. Fabricación del instrumento
al artificio y engullir. Esta práctica se Urubamba, en la estación de secas de
efectúa en los sectores llanos del cauce junio a octubre, cuando el cauce del l. Un anzuelo de unos 6 a 8 centíme-
del río, donde no hay piedras. tros de longitud, fabricado de aguja de
río es bajo, y con aguas cristalinos.
arriero o de alambre grueso acerado,

22 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Etnografía de la pesca tradicional

cuya configuración se realiza sometien- rior a 15 centímetros del piso y otro a de la fuerza que ejerce la corriente del
do a la acción del fuego. unos 0.50 centímetros por encima del agua; razón por la cual, los peces que
2. El arponcillo se fija en uno de los primer palo; seguidamente se cubren llegan a dicho lugar no pueden retor-
extremos del cordel, que es de 25 a 30 con charamuscas, los caballetes y los pa- nar por falta de líquido. Mientras tan-
metros de largo, elaborado originalmen- los que se encuentran en la salida del to, el extremo anterior del implemento
te de la fibra de Cabuya (Fourcroya agua (B), y sobre ello se encubre con es plano y ancho, que facilita el ingre-
andina); pero en la actualidad se pro- una malla de hilo, de orilla a orilla, en la so del agua conjuntamente que los pe-
fiere por su resistencia el nylon. parte interior de la pared de charamus- ces. El material empleado en la con-
cas, con la finalidad de retener a los pe- fección del ingenio, es el carrizo de la
3. Finalmente a 1.50 metros del ex-
ces. Igualmente, en la madrugada del variedad llamada «Pintoq» (Gyne-
tremo donde está sostenido el anzuelo,
día siguiente se procede a cubrir con rium sagitatum) y la corteza de la
se le sujeta en el piolín, un trozo de plo-
charamuscas, los caballetes y palos hori- mata del Banano (Musa ssp.), deno-
mo, para retener el artificio en un lugar
zontales, instalados en la entrada del minado en quechua «qaraspa», del
determinado. Una vez concluida la fa-
brazo (A), con la finalidad de impedir el cual se sacan las tiras para tejer la es-
bricación del instrumento, se coloca la
retorno de los peces al cauce principal. tructura del artificio.
carnada en el anzuelo, cuyo extremo
Seguidamente, se desvía el agua en un La instalación se efectúa en los
acondicionado con un pez de menor ta-
70% de su caudal hacia el cauce princi- brazos del rúo, con la parte plana y
maño, se arroja a un remanso; mientras
pal. Finalmente, se le aplica en el agua ancha dirigida río arriba, sujetada
que el otro extremo del piolín se hace
de la bifurcación el Barbasco o Kumo con estacas de palos y con piedras,
sujetar en una piedra, árbol o raíz que
(Tephrosea toxicaria) o también Ca- para evitar ser arrastrado por la fuer-
siempre hay en la orilla de los ríos; de-
buya (Fourcroya andina ) machuca- za del agua.
jando disimulado para evita un posible
da; cuyos efectos los adormece y los
robo por parte del vecindario, para lue- El pescador recoge las presas cada
atonta a los peces, en cuyo estado son
go recoger a la mañana siguiente. mañana, por cuanto que los peces in-
recogidos del agua, con facilidad.
gresan más de noche; entre las espe-
9. QATIY O MANCHACHI cies que se capturan con dicha técnica
11. CH’AQEY
Su traducción literal sería, arrojar, y « están las siguientes: Sardina, Wita, Qa-
En el río Apurimac, los pobladores qas, Sábalo, Dentón y Sunkha.
manchachi» es asustar. Para la ejecu-
del anexo de Warobamba, distrito de
ción de esta técnica, se disminuye la
Paqareqtambo de la provincia de Pa- 12. PINTA
porción de agua del cauce del desvío o
ruro, acostumbran pescar aplicando
ramificación del río en un 70%; que Esta técnica se ejerce en el río Apu-
dicha técnica que es muy simple lla-
una vez disminuido el caudal, se aplica rimac, en la provincia de Antabamba
mada «ch’aqey» o tirar, arrojar; que
en el que resta, Maguey machacado, lo del departamento de Apurimac; la téc-
consiste en lanzar con fuerza con las
cual se remueve en el agua del sector nica en mención se aplica sólo en la
dos manos, una piedra de regular ta-
que ingresa a la ramificación. Debido a estación de lluvias, entre los meses de
maño sobre otra del cauce del río; de
la acción de la sabia del Maguey, los pe- noviembre a febrero, cuando las
manera, por efecto de la repercusión
ces huyen aguas abajo, llegando a caer aguas están turbios. Las especies que
que se produce por el impacto violen-
a un costalillo acondicionado en una se capturan con esta pericia son: Sar-
to, quedan atontados los peces que se
caída de agua. La sabia del Maguey dina, Wita y Qaqas. Es de recalcar,
encuentran debajo de la piedra que re-
produce escozor en la piel humana, que la aplicación de este ingenio va
cibe el choque; de este modo, los pe-
mientras que a los peces los adormece, desapareciendo estos últimos años,
ces quedan inmóviles para el alcance
por tal efecto llegan a flotar panza arri- debido a que las especies de peces na-
del pescador.
ba. Las especies que se capturan con tivos que se atrapan con esta modali-
esta modalidad son: Dentón (Cyno- 12. SHIVIKO dad, se están extinguiendo, debido a
den sp.), Sunkha (Pimelodella sp.), la presencia de la nueva especie que
Wita (Trichomycterus sp.), Qaqas o Pericia que se practica en los río de es la Trucha (Salmo gairneru), ani-
Pejesapo (Chactostoma tagsanows- la provincia de La Convención, en la mal boraz que se alimenta de los pe-
ki) y Sardina (Triporteus sp.); estación de secas, de mayo a septiem- ces nativos indicados.
bre, cuando el agua está transparente.
10. CHARKA La configuración general del artilu- Fabricación y aplicación del
Viene a ser la retención de la corrien- gio, es a manera de un abanico, con la artificio.
te del agua en un pozo, con paredes de parte céntrica cóncava de adelante ha- Su aplicación es bastante sencilla,
charamuscas; para su aplicación, prime- cia atrás, con los bordes un tanto le- que se realiza de la siguiente manera:
ramente se ubica un brazo del río, en la vantados, concluyendo el sector pos-
terior en forma de proa de una embar- 1. Se prepara una soguilla de 2 a 3
cual, tanto en la entrada (A) como en la me tros de largo, de las fibras de cabuya.
salida (B) del agua, se colocan a dos ca- cación fluvial, con el extremo de los ca-
rrizos sujetados con varias vueltas de 2. A lo largo de la soguilla, se ama-
balletes de madera, en sentido transver-
sal del cauce, luego se amarran dos pa- tiras de corteza de la mata del plátano rran dos filas laterales de hilos de ca-
los horizontales que van paralelos de y con la punta de dicha parte del artifi- buya, de unos 30 centímetros de lar-
un caballeta a otro, uno en la parte infe- cio un tanto levantado, donde que- go cada uno, distanciados de 30 a 35
dan atrapados los peces, por la acción centímetros entre uno y el otro.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 23


Leandro Sanz

3. En cada extremo de las tiras de Para esta práctica, se prepara va- CREENCIAS EN LA PESCA
hilo, se sujetan la variedad de espino, rios de estos artilugios, que son coloca-
Dentro de la cultura inmaterial o es-
denominado «P’ata-kiska» (Opuntia dos en hilera en el cauce del río, para
piritual concerniente a la pesca, exis-
exaltata), los cuales hacen de arpon- después ir controlando uno por uno.
ten algunas creencias que encausan a
cillo para colocar la carnada. la convicción de efectuar una diligen-
4. A cada espino que sirve de arpon- 15. ANZUELO PARA SARDINA
cia fructífera que pueda satisfacer a la
cillo, se introduce la lombriz de tierra. Es una destreza aplicada sólo en expectativa de las personas que tratan
5. En los dos extremos de la sogui- agua cristalino, en la estación de estia- de lograr dichos recursos alimenticios;
lla principal, se sujetan a una bola de je, en los remansos de los ríos y ria- entre las cuales se consideran las si-
piedra que sirven de ancla. chuelos que son sus hábitat de la Sar- guientes creencias:
dina (Triporteus sp.), que se desen- Al acudir al río con fines de efec-
6. Finalmente, todo el artificio pre-
vuelve en grupos de ocho, diez o más. tuar la pesca, se debe realizar llevan-
parado, se coloca en un lugar adecua-
Esta especie de pez, está desapare- do consigo tostado de maíz blanco,
do del río, para luego extraer después
ciendo progresivamente, a medida aguardiente de caña y hojas de coca;
de un par de horas, con la ayuda de
que la Trucha va invadiendo en la ma- los cuales se entierran en la rivera del
un palo encorvado a manera de bas-
yor parte de los ríos y riachuelos; por río, antes de empezar con la activi-
tón, el implemento generalmente sale
tanto esta técnica de pesca, también dad, y teniendo cuidado que ninguna
con varios peces atrapados por los ar-
se va extinguiendo por falta de las es- otra persona vea el acto del pago, que
poncillos.
pecies nativas que pescar podría neutralizar el mensaje a los es-
14. SUK’UNPA píritus sobrenaturales; luego se rezan
Fabricación y aplicación del
Este ingenio se pone en práctica, tres padre nuestros, tres credos y tres
implemento:
en los ríos de los valles interandinos, ave Marias; todos ellos dirigidos al
1. El anzuelo se prepara de alfiler o Santo pescador San Pedro. El enterra-
en la estación de secas, cuando el
también de aguja de coser, sometien- miento de los tres componentes se lla-
agua está cristalino. Con este artificio
do a fuego lento, para dar la forma. ma «pago» para los espíritus sobrena-
se capturan las especies de peces, lla-
mado Bagre, Hawanq’o, Qaqas y 2. Dos metros de hilo resistente, turales, como son los apus y los aukis
Wita. que en uno de los extremos se amarra del lugar; con la convicción a que
el anzuelo. ellos permitan capturar a sus peces,
Fabricación y aplicación del puesto que los animales y plantas sil-
3. Se prepara un trozo de tallo de
artificio. vestres, así como los fenómenos físi-
maíz seco de unos 7 centímetros de
cos pertenecen a los espíritus sobrena-
1. Se provee de una varilla larga, largo, lo cual se sujeta en el mismo sen-
turales; en las que el tostado de maiz
más o menos de un metro, de la varie- tido del hilo, a 31 centímetros del an-
blanco se considera que es un produc-
dad de charamusca llamada “Ch’ill- zuelo, para que sirva de boya y lo
to que une a los dos mundos, que son
ka” (Baccharis prostrat). mantenga suspendido en el agua al ar-
el sub-suelo o «uhu pacha», con el
poncillo con la carnada.
2. Hilo de Cabuya o Paqpa (Four- mundo presente o «kay pacha», y que
croya andina), de unos 30 centíme- 4. Se consigue una varilla de l.50 la pesca sea abundante como los gra-
tros de largo, el cual se amarra por metros de largo, que en uno de los ex- nos de la mazorca; el aguardiente es
uno de sus extremos a la punta de la tremos se amarra el extremo libre del la bebida que permite aceptar el pedi-
varilla. hilo. do del pescador a los apus; mientras
3. En el cabo libre de la pita, se suje- 5. Seguidamente se introduce el que la coca o Mama kuka es la que in-
ta un espino de la especie llamada anzuelo a la lombriz de tierra, luego tercede ante los espíritus apus y aukis,
“P’ata–kiska” por su par te céntrica, con todo lo acondicionado, se lanza el de igual a igual; los rezos se realizan
que hace de arponcillo o anzuelo. incentivo al remanso del río. con la convicción, que el santo pesca-
4. Al arponcillo se le introduce la 6. Luego, el pescador espera pa- dor pueda abocar al éxito de la pesca.
lombriz de tierra, que sirve de carna- cientemente, sosteniendo el artilugio Una siguiente creencia se refiere,
da, y con ello queda listo el armadijo de un extremo de la varilla, hasta que que al consumir los potajes a base de
para su aplicación. llegue a engullir el pez, a la carnada pescado capturado en la diligencia,
5. Una vez listo el instrumento, se 7. El flotador que sirve de boya, no se debe votar los huesos al basural
sumerge en el río, debajo de las pie- cumple dos funciones: a. el de soste- y tampoco a la intemperie, sino que
dras grandes el extremo de la varilla ner el anzuelo suspendido a 30 centí- deben ser quemados en el fogón don-
de donde pende el hilo con el arponci- metros debajo de la superficie del de se preparan los alimentos y particu-
llo y la carnada; mientras que la otra agua, a cuya altura circulan las sardi- larmente el pescado, para que de esa
parte de la barra se aprisiona con pie- nas; b. Es indicador para el pescador, manera el pescado no falte en la ali-
dra, para evitar ser arrastrado por la el momento que el pez trata de engu- mentación de la familia; puesto que el
corriente del agua. Todo ello se deja llir la carnada con previa sucesión de fogón atrae a dicho recurso hídrico a
por el tiempo de 15 a 20 minutos, al jalones, que al final lo hunde a la la casa. En quechua se conceptúa de l
cabo de dicho tiempo se extra en mu- boya, en cuyo momento, el pescador siguiente manera: “q’onchan wahan
chos casos con el pez atrapado. jala el artilugio hacia la orilla del río, challwata wasiman”; que el fogón lla-
con la presa atrapada. ma al pez a la casa.

24 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Cosmovisión Andina
en el Desarrollo Rural
POLARIDAD Y COMPLEMENTARIEDAD:
1
UNA VISIÓN RELIGIOSA DEL RECURSO SUELO Y AGUA EN HUAMA
Mario Morvelí Salas2

Abstract no es posible discutir asuntos referi- I. REFERENCIA TEÓRICA


The present studio is part of an investi- dos a la cultura andina por su supues- Estermann (1998: 206–214) señala
gation about the use and management of ta desaparición. Sin embargo la reali- que para sostener una idea clara de la
soil and the water, carried out at the rural dad nos atestigua que estas socieda- cosmovisión andina es conveniente to-
community of Huama. This answer to the des aún existen con mayor fuerza y se- mar en cuenta siempre los principios
question how is the polarity and the guirán subsistiendo mientras esté vi- “lógicos” de la racionalidad andina, en
complementarities of the Andean world gente la cosmovisión andina. Así, en especial los principios de corresponden-
view at the beginning of the 21 st cen- esta ocasión me permito describir la vi- cia y complementariedad. En ese senti-
tury? This drive us to the systematization sión religiosa de los quechuas de Hua- do, cosmovisión es la presentación sim-
of some of the gathered empiric data, ma a partir del uso y manejo del suelo bólica del cosmos interrelacionados me-
from this data we take notice of the full y el agua y en ese marco confirmar diante distintos ejes cardinales3. Los
presence of the, Andean way to see the que se trata de recursos substanciales ejes cardinales de la pachasofía4 tal
world (cosmovision), with its characteris- que dan forma a la filosofía andina ac- como señala Estermann se extienden
tic of polary and complementarities, be- tual. Para el efecto doy inicio con una conforme al ordenamiento espacial en-
sides we sustains that the soil and the observación teórica en el que se expli- tre arriba (hanaq) o abajo (uray) y entre
water are resources that are conceived ca que un ordenador principal de la fi- izquierda (lloq’e) o derecha (paña), y
and used as beings that have life, power losofía andina es la polaridad y la conforme al ordenamiento temporal en-
and sexuality, similar to the man, being complementariedad entre lo femeni- tre antes (ñawpaq) y después (qhepa).
these fundamental factors that allows no y lo masculino, así como todo es Estas dualidades más que oposición
the rural development and they need to percibido en torno a lo sagrado y pro- son polaridades complementarias.
be recognized into the discussion of the fano. Esto nos condujo a la sistemati-
problematic of the human development. zación de algunos de los datos empíri- Otro eje ordenador de la cosmovi-
cos acopiados, desde el cual adverti- sión andina como menciona Ester-
Resumen mos la plena vigencia de la cosmovi- mann es la existencia de la polaridad se-
sión andina con su característica de xual entre lo femenino (warmi) y lo mas-
El presente estudio es parte de la in- culino (qhari). Ciertamente se da en el
vestigación respecto del uso y manejo complementariedad y polaridad; ade-
más sustentamos que el suelo y el cielo entre el sol y la luna, así como en
del suelo y el agua llevado a cabo en la tierra entre el varón y la mujer. En la fi-
la comunidad campesina de Huama. agua son recursos concebidos y usa-
dos como seres que gozan de vida, losofía andina la condición sexual es in-
Responde a la interrogante: ¿Cómo terpretada como una constitución uni-
es la polaridad y complementariedad poder y sexualidad, análoga a la del
hombre, siendo estos factores funda- versal y hasta cósmica: Todo es sexua-
de la cosmovisión andina a inicios del do en cierto sentido, desde los entes
siglo XXI? Ciertamente la actual socie- mentales que permiten el desarrollo
rural y que deben ser reconocidos en inorgánicos hasta los fenómenos meteo-
dad de conocimiento parece haber se- rológicos, desde los entes cósmicos has-
pultado a las culturas locales, pues gi- la discusión de la problemática del de-
sarrollo humano. ta los fenómenos religiosos. La sexuali-
ran informaciones en el sentido que dad y la bisexualidad forman parte de

1 Huama es una comunidad campesina ubicada en la microcuenca de “El Cármen” en el distrito de Lamay, provincia Calca,
región Cusco, hacia la margen derecha del río Vilcanota. Entre los 3,050 y más de 3,700 msnm. Goza de una superficie
territorial de 1,403 hectáreas y dista a 14 Km del pueblo de Lamay, a 21 Km de la ciudad de Calca y a 64 Km de la ciudad del
Cusco. Es una población básicamente quechua hablante, con una economía de subsistencia y caracterizada por su actividad
agrícola de policultivos y adicionalmente de pastoreo de pequeños hatos de ganado.
2 Carrera profesional de Antropología.
3 Según Estermann, no se trata de una visión en sentido occidental de teoría o visión, y para diferenciar, el citado autor usa la
expresión pachasofía para no someterse al criterio occidental.
4 Pachasofía es la filosofía de la pacha que no es sino la expresión integral de la racionalidad cósmica.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 25


Mario Morvelí

la orden cósmica y expresa de forma re- milia y de la colectividad; orientándola leza es equivalente al del hombre. Esta
sumida y precisa el principio de la com- a mantener la armonía y el equilibrio en- racionalidad es la que permite que el
plementariedad, así como el ordena- tre el hombre y la naturaleza, o entre los hombre andino se relacione con la natu-
miento dual del espacio y el tiempo. De mismos hombres en el proceso de pro- raleza de modo equilibrado y con mu-
este modo, la orientación sexual y sagra- ducciones y consumo de bienes y servi- cho respeto, con resultados de un com-
da que caracteriza a la cosmovisión an- cios. portamiento frente a los recursos natura-
dina es de vital importancia ya que da García Miranda advierte igualmente les de manera sostenible y estatuida en
sentido y razón a la filosofía de los hom- que la cosmovisión andina sigue funcio- sus normas, valores y conductas con-
bres quechuas del ande peruano. nando pese a la presencia agresiva de suetudinarias.
Esta racionalidad tal como señala la cultura occidental. Pues resalta que la Así que, en este trabajo se describe
Estermann es básicamente de carácter relación del hombre con la naturaleza que el recurso suelo y el agua no pue-
complementario-polar y está expresado en la cultura andina es de respeto y con- den ser separados ya que forman una
simbólicamente por la sexualidad y la vivencia. Según los andinos la naturale- unidad complementaria. Se expone
sacralidad. En la lógica andina no exis- za tiene vida, goza de condición terrena también que el suelo y el agua gozan de
te la asexualidad, por eso que toda acti- y humana, como tal experimenta y pa- sacralidad y poder, asimismo son perci-
vidad es encaminada en el marco dia- dece análogamente de los mismos pro- bidos como seres con vida, sexuados y
léctico de lo femenino y lo masculino. blemas que agobian al hombre: nace, emparentados con el hombre.
Este razonamiento que es tan fuerte en crece, se desarrolla, se enferma, muere,
los andes permite que gran parte de los etcétera. Esta situación hace que la na- II. LA VISIÓN ANDINA
bailes, rituales, costumbres, juegos, siste- turaleza sea motivo de cuidado de par- QUECHUA ACERCA DEL
mas de riego, herramientas, etc., ten- te del hombre. Es en este marco que se SUELO Y EL AGUA
gan una connotación sexual. establece la relación de reciprocidad en-
tre el hombre y la naturaleza. La natura- A. El suelo y el agua no pueden
Eliade (1974, T-II) aporta también a
leza brinda recursos cuyo uso racional separarse
esta discusión de la polaridad y comple-
mentariedad expresada simbólicamen- garantiza la vida, y el hombre a cambio Los informantes5 concuerdan en se-
te por la sexualidad y la sacralidad. le protege y le cuida. ñalar que el suelo y el agua no pueden
Pues describe que la tierra engendró un Así, siguiendo esta línea teórica expo- separarse. Viven juntos y se desean el
ser igual a ella para que pudiera cubrir- nemos que el recurso suelo y el agua en uno y el otro para dar vida a las plantas,
la, este era el cielo estrellado y sede se- los pueblos andino quechuas es percibi- a los animales y al hombre. Así pues,
gura de los dioses. Así, para él existe un do, usado y manejado, bajo la connota- cuando el hombre trabaja o labra la tie-
matrimonio entre el cielo y la tierra (esta ción de polaridad sexual y al mismo rra al mismo tiempo necesita del agua,
fue la primera forma de hierogamia) y tiempo de complementariedad. Pues por eso que el suelo y el agua son inse-
fue la primera pareja primordial. Pues se trata de estructuras ideológico-religio- parables. Las respuestas dicen:
de ellos nacieron las innumerables fami- sas que brindan sentido a la cosmovi- “El agua y la tierra son como una pa-
lias de los dioses y los demás seres míti- sión andina y que actúan como una reja que viven juntos y dan vida a todos
cos. De este modo, los dioses siguen el energía en el desarrollo humano de los a las plantas, también a los animales”
ejemplo de la familia primordial y los pueblos andinos e injustamente subor- (Inf. N° 2)
hombres lo imitan también con la mis- dinada a las visiones occidentales.
“El agua y la tierra son como espo-
ma gravedad sagrada. El cielo y la tie- El suelo y el agua son elementos de sos porque lo que produce es como su
rra es una pareja divina y motivo de la la naturaleza con vida y están caracteri- hijo” (Inf. N° 17)
mitología universal, por eso que en mu- zados por su complementariedad y po-
chas mitologías el cielo desempeña el “El agua y la tierra son como espo-
laridad sexual. Vale decir, la visión que
papel de divinidad suprema y la tierra sos porque lo que produce es como su
tienen los andinos respecto del suelo y
aparece como su compañera. hijo y son sagrados por eso se hace
el agua es que no son simplemente un
pago en Agosto y tienen vida son varón
García Miranda (1996: 33–41) seña- recurso natural, sino que además son
y mujer y nos ayudan a vivir” (Inf. N°
la del mismo modo que la cosmovisión seres que gozan de vida, gozan de se-
17,)
expresa el pensamiento campesino vin- xualidad y se complementan.
culado a su continuidad y concepción De estas expresiones resaltamos que
Hay que hacer notar también que
sobre su entorno físico y cultural. Consti- según la cosmovisión de los quechuas
en la visión andina el comportamiento
tuye el conjunto de ideas y normas que el suelo y el agua pese a ser recursos dis-
de estos seres es análogo al del compor-
pautan y regulan la vida social. Las con- tintos están caracterizados por su uni-
tamiento humano. O sea, así como el
cepciones, percepciones y representa- dad y complementariedad. Dichos re-
hombre tiene vida, necesidad sexual,
ciones, son transmitidas a las generacio- cursos son vistos como una pareja pri-
necesidad de relación social entre va-
nes más jóvenes mediante la oralidad, mordial y complementaria que necesi-
rón y mujer, etc., la tiene la naturaleza,
el ejemplo y la acción. Estas se constitu- tan su constante unión para dar vida a
en este caso el suelo y el agua; de este
yen en normas que pautan y regulan el todos los seres, sea mediante el riego
modo el comportamiento de la natura-
comportamiento del individuo, de la fa- por gravedad (para el caso de la agricul-

5 Los informantes son campesinos calificados de la Comunidad Campesina de Huama y ubicado en el distrito de Lamay, de la
provincia Calca y departamento del Cusco. Las técnicas para acopiar las informaciones del caso fueron las entrevistas
seleccionadas a los campesinos calificados y complementados con las informaciones recogidas a través de dos grupos focales.

26 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Cosmovisión Andina en el Desarrollo Rural

tura) o mediante la lluvia (para la cober- embargo, con la Ley de Tierras y del “Nuestras tierras y agua son sagra-
tura vegetal). Agua impulsan su privatización. dos y tienen vida y siempre deben estar
Por lo tanto, si esta es una particula- Las normas jurídicas para el nivel lo- limpios bien trabajados” (Inf. N° 3)
ridad de la cosmovisión andina, con- cal, contenidas en el Estatuto Comunal “El agua y la tierra son como espo-
viene reflexionar en el sentido que y en el Reglamento Interno de Uso de sos porque lo que produce es como su
todo proceso de desarrollo del campo Agua de Riego, revelan el estilo del De- hijo y son sagrados por eso se hace
debe prestar atención al caso referido. recho Positivo, así como se presentan pago en Agosto y tienen vida son varón
Los distintos proyectos protagoniza- de manera dispersa y sobrepuesta. y mujer y nos ayudan a vivir” (Inf. N°
dos por los organismos de desarrollo Pues en el caso del Estatuto Comunal, 17)
privado o estatal, especialmente los de 76 artículos el 87% (66 artículos) es- Desde estos enunciados planteamos
que inciden en el manejo técnico del tán concentrados a detallar aspectos re- que el suelo y el agua para los campesi-
suelo y el agua, deben considerar el lacionados a la gestión administrativa y nos son seres con vida y alma y motivo
suelo y el agua como un sólo compo- sólo el 13% (10 artículos) están referi- de devoción. La veneración a estos re-
nente y evitar que las gestiones sean dos a los recursos naturales: entre ellos cursos naturales les conduce a que el
encaminadas de manera aislada a la el suelo y el agua; del 13% sólo cinco ar- suelo y el agua sean usados y maneja-
lógica andina. No obstante, lo común tículos mencionan las costumbres del dos de modo sostenible y con mucho
es que toda administración tiende a pueblo, es decir el 6.5% del total de ar- respeto y devoción. Por eso que las ace-
separar y basta citar como ejemplo las tículos. En el caso del Reglamento Inter- quias y la tierra deben permanecer
legislaciones jurídicas en el nivel nacio- no del Uso de Agua de Riego, de 34 ar- siempre limpias, así como cada vez que
nal y local. Estas por su carácter positi- tículos sólo el 5.8% (dos artículos) alu- tienen que preparar el suelo para el culti-
vo occidental y unidimensional lo pre- den a las costumbres del pueblo, en vo efectúan la limpieza respectiva y al-
sentan de manera separada, dispersa, este caso la distribución del agua empe- gunas veces acompañada de rituales
superpuesta y hasta contradictoria a zando de las parcelas ubicadas en las de pagos a la madre tierra. Así también
la racionalidad andina que sin duda partes más altas y terminando en las creen que la tierra puede cansarse y por
afecta el progreso del hombre del cam- parcelas ubicadas en las partes más ba- eso los campesinos hacen descansar el
po. Veamos los resultados de una in- jas, y la limpieza de los canales de riego suelo mediante el sistema de rotación.
vestigación para el caso de la comuni- dos veces al año con la participación de
Entonces, la apreciación que los
dad campesina de Huama: todos los miembros de la comunidad;
campesinos desarrollaron respecto del
Las legislaciones jurídicas decreta- el 94.2% de artículos (34 Art.) están re-
suelo y el agua otorgándoles los atribu-
das por los gobiernos en el nivel nacio- feridos a la cuestión administrativa
tos de sacralidad y poder les ha conduci-
nal (Ley General de Comunidades (Morvelí Salas, 2004).
do a que la explotación sea encamina-
Campesinas N° 24656, Ley y Regla- da bajo el criterio de sostenibilidad. Sin
mentos de Tierras N° 26505, Ley Gene- B. El suelo y el agua son seres
sagrados y con poder duda, las propiedades antiprofanas y
ral de Aguas N° 17752) se presentan dis- omnipotentes son valores consuetudi-
persas, superpuestas y contradictorias a El suelo y el agua son también con- narios que influyen en el comporta-
la racionalidad andina. Dispersas por- templados como seres sagrados con po- miento de estos grupos humanos frente
que los elementos del Derecho Consue- der y por ello se les reverencia. Estos atri- a la naturaleza y que no han sido toma-
tudinario en la Ley General de Comuni- butos les da el sentido a que estos recur- das en cuenta por las legislaciones de
dades Campesinas N° 24656 se han to- sos naturales gocen de vida al igual que tipo positivo. Aquí el reto es exigir que
mado en cuenta sólo en un 13.6% que el hombre o cualquier otro animal. So- los valores consuetudinarios sean incor-
equivalen a seis artículos; en la Ley de bre esto se citan las siguientes respues- porados a las leyes que tengan que ver
Tierras N° 26505 y su respectiva regla- tas: con el suelo y el agua, de modo que per-
mentación, así como en la Ley de “El agua y la tierra son sagradas, nos mita que las leyes gocen de valores influ-
Aguas N° 17752 no figuran porcentajes da vida, a las plantas, a los animales, se yentes para la gestión sostenible de los
referidos al Derecho Consuetudinario. les respeta y por eso las acequias deben recursos naturales, y esto es uno de los
Son superpuestas porque en la Ley estar limpias y la chacra también” variables cardinales que se debe discu-
General de Comunidades Campesinas (B.Ch.Q. 59 años y C.M 61 años del tir en la teoría del desarrollo humano.
N° 24656 el 86.4% de articulados pre- grupo focal N° 1)
sentan las normas que tienen carácter C. El suelo y el agua son seres
burocrático, administrativo, de autoriza- “El recurso agua y suelo son sagra-
sexuados
ción, de orden o mandamiento que de- dos y juntos dan frutos agrícolas, son
ben ser realizados o cumplidos; en la como una pareja de personas que dan Informan igualmente que entre el
Ley de Tierras N° 26505 y Ley del frutos y juntos dan frutos y no se sepa- campesino y el recurso suelo y agua
Agua N° 17752 presentan el 100% de ran” (Inf. N° 11; Inf. N° 12) existe un sentimiento afectivo de paren-
normas que deben ser realizadas y que “El agua es sagrado también la tierra tesco y sexo. Narran que el suelo y el
y dan vida porque tiene poder y hay agua son seres de sexo opuesto, el agua
todos deben someterse. Son contra-
que pagarle también” (Inf. N° 15) es macho y la tierra es hembra y los
dictorias porque en la Ley General de
hombres son los responsables que con-
Comunidades Campesinas Nº 24656 “Suelo y agua son sagrados y pro-
sienten que el agua se junte con la hem-
se indica que las comunidades campesi- ductivos y tienen poder y hay que respe-
bra madre tierra. El resultado de esta
nas son protegidas por el Estado, sin tarles” (Inf. N° 4)
unión es justamente el origen de nue-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 27


Mario Morvelí

vas vidas como las plantas y los pastos nidades campesinas al riego por asper- la hora de utilizarla, evitando siempre
que dan vida a los animales, a las aves sión promocionados por los organis- su uso excesivo y cuidándola que no
y al hombre. El parentesco del hombre mos de desarrollo. Pese a que esta tec- muera (degradación) y que siempre se
con la tierra y el agua origina también nología es favorable para el manejo efi- le mantenga viva y fuerte (sostenibili-
que la tierra y el agua sean cuidadas, de ciente del agua y altamente superior al dad).
modo que cuando un espacio está po- sistema de riego por gravedad, muchos Existen legislaciones referidas al
bre o tenga insuficiente tierra los campe- campesinos se resisten a adoptarla, y la uso del suelo y el agua, así como la
sinos hasta trasladan cúmulos de tierra pregunta es: ¿Por qué tal resistencia? Ley General del ambiente Nº 28611
en mantas para cubrirlos. A continua- Una probable respuesta es que el siste- (publicada el 15 de octubre del 2005)
ción se citan algunos informes: ma de riego por aspersión no cumple escritas según el punto de vista del De-
“El agua es varón se junta con la ma- con las mismas funciones del sistema recho como norma. Estas son la viva
dre tierra así como hermanas y los hom- de riego por gravedad. Pues al riego expresión del denominado Derecho
bres son padres porque cultivan y son por gravedad subyacen atributos como unidimensional que por cierto enun-
hijos porque viven de ellos, la tierra y el la sacralidad, poder, complementarie- cian sólo unas normas que se impo-
agua son parientes” (B.Ch.Q. de 59 dad, sexualidad, entre otros, caso que nen y que no reflejan la realidad feno-
años del grupo focal N° 1) no es expresado en el sistema de riego ménica de los pueblos, y tal vez allí ra-
por aspersión. Así, las instituciones de dique la ineficiencia de estas regla-
“La tierra y el agua son sagradas por
desarrollo que impulsan el sistema de mentaciones ya que los problemas de
eso se hace pago en Agosto, tienen
riego por aspersión, por goteo u otro, explotación de los recursos naturales,
vida, son mujer y varón y nosotros esta-
tendrían que prestar atención especial como del suelo y el agua, distan de
mos con ellos” (Inf. N° 17)
al atributo que los campesinos le otor- ser sostenibles. Pero bueno, si las legis-
“El recurso agua es sagrado y pasa a gan a los recursos naturales: en este laciones fuesen escritas desde la expe-
ser varón y la tierra mujer, juntos dan caso del suelo y el agua. riencia cultural de los actores sociales,
frutos agrícolas y son como una pareja
o bien tomando en cuenta las costum-
que cumplen la función de padre y ma- D. El suelo y el agua son seres bres de los verdaderos actores, los re-
dre, si no existen ellos no existiríamos” emparentados sultados de la explotación en térmi-
(Inf. N° 9, 10 y 11)
El parentesco existente entre el hom- nos de impacto medioambiental se-
Estos datos evidencian la existencia bre, el suelo y el agua, permite que el rían menores. Por lo tanto, urge reco-
de la polaridad sexual y la complemen- trabajo sea llevado a cabo con identi- nocer que en los pueblos quechuas
tariedad entre el recurso suelo y el agua. dad y con libertad mediante faenas co- aún existen normas y valores como el
Este es un eje importante de la cosmovi- munales y de manera sostenible. Empe- atributo que venimos señalando (el
sión religiosa andina ya que toda forma ro, manifiestan que esta costumbre se parentesco que el hombre establece
de vida sociocultural de los campesinos está abandonando y por eso los infor- con los recursos naturales) que deben
quechuas actuales se halla asociada a mantes mencionan que actualmente ser incorporados a las legislaciones ya
este eje estructural. Está claro que el in- existen problemas de escasez y empo- que influyen para que las explotacio-
grediente sexual de los recursos referi- brecimiento del suelo debido a que no nes sean sostenibles.
dos es polar y complementario, desde les tratan como miembros de su entor-
luego expresión simbólica que permite no familiar y con vida propia como el E. Sanciones para los que se
que sean asignados como seres con de los hombres o los animales. La res- resisten respetar el suelo y el agua
vida. puesta en el grupo focal N° 1 y 2 fue el Los informantes coincidieron igual-
Deducimos también que el riego por siguiente: mente en mencionar que aproximada-
gravedad que es común de estas socie- “El agua es varón se junta con la ma- mente antes de los años 80 existían san-
dades, en realidad es entendido no dre tierra así como hermanas y los hom- ciones para los que no respetaban estos
como riego sino como un momento bres son padres porque cultivan y son recursos. Se narra que el campesino
mágico de unión o acto sexual. Los hijos porque viven de ellos, la tierra y el que regaba con sandalias de plástico, o
campesinos “no riegan” sino ayudan agua son parientes, por eso hay que tra- soltaba demasiada agua, o sacaban
mágicamente a que el suelo y el agua bajarle como pariente. Ahora hay poca plantas del suelo, los cabecillas6 al infor-
entren en intimidad sexual (así como tierra y ya no produce y eso es porque marse del acto daban cuenta a la asam-
un técnico agropecuario ayuda a los ahora ya no trabajan respetándolo, lo blea comunal y allí castigaban con el fla-
porcinos, en el chiquero, a consumar la trabajan común por eso también están gelo público. Esta era una sanción públi-
relación sexual) y justamente cuando in- muriéndose” (Síntesis del grupo focal ca y moral en el que el infractor llegaba
dican que están “regando” requieren N° 1 y 2) a sentir el repudio de la colectividad. Al
del silencio ya que el bullicio podría inte- respecto la siguiente respuesta:
El parentesco del hombre con el sue-
rrumpir el acto sexual, esto es necesario
lo y el agua hace también que dichos re- “Antes para los que regaban con
porque de ello depende la producción
cursos sean explotados con respeto y ojotas, o soltaban abundante agua, o
y la productividad.
devoción. Esta consideración es expre- hacían bulla, o correteaban en la cha-
Aquí es conveniente reflexionar el sada en una conducta de delicadeza a cra, los cabecillas informaban a la
caso de la resistencia de muchas comu-

6 Los cabecillas fueron autoridades “tradicionales” elegidos exclusivamente para administrar el uso y manejo de los recursos
suelo y agua. Este cargo recaía generalmente en campesinos de mayor edad.

28 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Cosmovisión Andina en el Desarrollo Rural

asamblea y se les azotaba o también gente la polaridad y la complementarie- Grupo focal N° 01: Entrevista
se le llamaba la atención” (síntesis del dad de la cosmovisión andina. Este es efectuada en Huama, octubre del
grupo focal N° 1 y 2) un eje ordenador de la cosmovisión reli- 2002: Buenaventura Chui Quispe (59
En la actualidad las sanciones referi- giosa andina. Por eso queda fuera de años), Efrain Pillco (26 años), Cirila
das a los que incumplen los acuerdos duda que los recursos naturales como Mendoza (61 años), Tadeo Pillco (64
comunales están siendo reemplazadas el suelo y el agua gozan de la polaridad años), Adrian Pillco (44 años)
con multas en dinero y según se indica sexual, al mismo tiempo de comple- Grupo Focal N° 02: Entrevista
en el Estatuto Comunal o en el Regla- mentariedad sagrada, siendo desde lue- efectuada en Huama, octubre del
mento Interno de Uso de Agua. A conti- go la esencia y la razón que da sentido 2002: Asulinar Chambilla (68), Nati-
nuación la respuesta elegida: y forma a la cultura de las sociedades vo Verónica (40), Basilio Pillco (61),
humanas del ande peruano. Aurelio Tillca (49), Valentin Marco
“Ahora sancionamos con multas de
dinero que varían de 15 soles hasta Por lo tanto, cualquier acción de de- Chui (60)
150 soles, eso depende de la gravedad sarrollo humano u otro efectuado para Grupo Focal N° 03: Entrevista
y según el estatuto de agua, pero casi el bien de los grupos humanas de base, efec tua da en Hua ma, ene ro del
no se cumple” (Inf. N° 1; Inf. N° 6; Inf. debe necesariamente partir del conoci- 2003: Vicente Tillca (27 años), Cami-
N° 9; Inf. N° 10; Inf. N° 17; Inf. N° 13) miento de estos ejes. Pues los distintos lo Huaraca (40 años), Leandro Tillca
organismos de desarrollo aún no están (34 años), Hilda Tejada (30 años), Ro-
Por supuesto que estas sanciones no
debatiendo este eje ideológico-religioso berto Ramos (35 años)
corresponden a la realidad cultural del
que es significativo para la realización
pueblo. Son pues penas que no afectan
del desarrollo humano en el campo. Bibliografía
al infractor y que no corresponden a la
racionalidad de estos hombres ya que Finalmente, respetar la cultura de los •Adams, Richard
fueron elaboradas desde la visión unidi- pueblos no significa sólo reconocerlos 1983 Energía y Estructura. FCE; Mé-
mensional del derecho positivo y ha- como tales, antes bien, permitir que la xico, D.F
ciéndolos que sean débiles. En cambio, cosmovisión de cada sociedad andina •Beccar Lily, Boelens, Hoogendam
si las sanciones consuetudinarias esta- sea la energía o el motor del desarrollo 2001 “Derechos de agua y acción colec-
rían incorporadas a las legislaciones re- de manera autónoma y sin subordina- tiva en el riego comunitario”: en, Dere-
feridas al suelo y el agua, sea en el nivel ción alguna a través de la incorpora- chos de Agua y Acción colectiva (Edit),
ción de estos valores a las legislaciones Boelens y Hoogendam, IEP; Lima.
nacional o el local, de hecho gozaría de
funcionalidad. escritas en el nivel nacional (Ley de •Berrio, B.
aguas y ley de tierras) y local (Estatuto 2002 Nueva Legislación y Estatuto de
En suma, los valores que caracteri- Co mu ni da des Cam pe si nas Ley
Comunal y Reglamento Interno).
zan a la cosmovisión andina y que ri- N°24656, Rondas Campesinas Ley
gen el uso y manejo del recurso suelo y Informantes N°24571, Ley y Reglamento de Tierras
el agua en la comunidad campesina de Ley N°26505, Ley y Reglamento de
Huama son los siguientes: Entrevista efectuada en Huama y Aguas Ley n°17716. Imp. Talleres gráfi-
Chuquibamba, diciembre del 2002 cos de la Edit. Berrio; Lima.
• El suelo y el agua no se pueden sepa-
•Inf. N° 1 Ignacio Huaraca (56) •Eliade Mircea
rar, ambos viven juntos y dan vida a
•Inf. N° 2 Carmelo Marca (49) 1974 Historia de las religiones. T.II,
plantas, animales y al hombre. Edic. Cristiandad, Madrid.
•Inf. N° 3 Leandro Chillca (36)
• El suelo y el agua son seres sagrados •Estermann, Josef
con poder, por ello se les venera y se les •Inf. N° 4 Juana Condori Taipe (29)
1998 Filosofía Andina. Abya –Yala, Qui-
debe mantener limpios. •Inf. N° 5 Asulinar Chuvilla (68) to Ecuador.
• Entre el suelo y el agua existe un sen- •Inf. N° 6 Eusebio Chui (43) •Fernández Sessarego, Carlos
timiento de parentesco y sexo. El suelo •Inf. N° 7 Celia Tilque (32) 1995 Derecho y Persona. Edit. Normas
es hembra y el agua es macho, y los •Inf. N° 8 Carmen Barrientos (57) Legales; Trujillo.
hombres son los padres que permiten •Inf. N° 9 Pio Chui (32) •García Miranda Juan José
que estos se junten en intimidad me- •Inf. N° 10 Ramón Villoa (55) 1996 Racionalidad de la Cosmovisión
diante el riego por gravedad para dar Andina. CONCYTEC, Lima.
•Inf. N° 11 Ernesto Marca (26)
frutos y dar vida. •Gelles, Paul
•Inf. N° 12 Gregorio Barrientos (39)
• Las sanciones para quienes incum- 2001 “Política cultural y resistencia local
•Inf. N° 13 Paulina Castro (27) en la irrigación de la sierra”: en, Dere-
plen los valores son el flagelo público y •Inf. N° 14 Gregorio Huarancca Huaraca (30) chos de Agua y Acción Colectiva (Edit),
la pérdida de las tierras de cultivo, o se- •Inf. N° 15 Ernesto Marca Quispe (26) Boelens y Hoogendam, IEP; Lima.
gún sea el caso. •Morvelí Salas Mario
•Inf. N° 16 Elias Pillco Tillca (26)
• Estos valores aún vigentes han •Inf. N° 17 Antolín Quispe (22) 2004 Uso del derecho consuetudinario
sido relegados por normas y sancio- y positivo en el manejo del suelo y agua
•Inf. N° 18 Narcisa Quispe (31) en la comunidad campesina de Huama.
nes escritas en el Estatuto Comunal y
•Entrevista efectuada en Cusco, noviem- Centro de Investigación para la Gestión
el Reglamento Interno de Uso de bre del 2002 Cultural “Riqchari Kunan”, Cusco.
Agua para riego.
•Inf. N° 19 Lic. en Antrop. Gilber Morvelí (33) •Ravines, R. (Comp.)
En conclusión, queda confirmada •Inf. N° 20 Bach. en Antrop. Julian Quis- 1978 Tecnología Andina. IEP, ITINTEC,
que a inicios del siglo XXI aún está vi- pe (30) Lima.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 29


Tawantinsuyo 5.0
Alonso del Río1

La historia no “se hizo”, la historia se mira el gusano que come la hoja,


está haciendo. Todo depende de que mira la hoja colgando del árbol,
conceptos, paradigmas y perspectivas mira el árbol que crece en el bosque,
utilicemos para evaluar los hechos. Por mira el bosque adornando la tierra,
otro lado no debemos olvidar que “la mira la tierra girando en el cosmos,
historia” la escriben los vencedores, y es- mira el cosmos sosteniendo a la vida,
tos “vencedores” nos han impuesto mira la vida en el gusano que come la hoja.
una historia, una cultura y una religión.
Sin embargo los tiempos cambian, holgazán, ni había mujer adultera, ni energía de estas formas de vida. Se pue-
las heridas cierran y las mentes se acla- mala (…) todo desde lo mayor hasta lo de entender y sentir el cariño del sol
ran para darle una mirada más científi- más menudo, tenía su orden (…) y ha- como un gran padre dador de vida y la
ca, más acuciosa a los hechos aconteci- biendo venido este reino a tal rotura, en tierra como nuestra gran madre, la que
dos en los últimos 500 años. ofensa de Dios, entre los naturales por nos sustenta y nos sostiene. Es una cues-
el mal ejemplo que les hemos dado tión de sensibilidad o de nivel de con-
Cinco siglos de opresión no es (…) suplico a Dios que me perdone mi ciencia —que al final es lo mismo— si
nada para una cultura que tiene más culpa (…) yo confieso que la tuve y me le concedes o no, al sol, a la tierra o a las
de 5,000 años de historia. La sabidu- muevo a decirlo por ver que soy el pos- montañas, inteligencia, vida, espíritu.
ría ancestral retornará y será reconoci- trero de todos los descubridores y con-
da y honrada por todos, hasta por los En los andes, el proceso de ir crean-
quistadores”. Este “buen ladrón” se jac- do una religión a través de cinco mil
que se creen dueños de la verdad y de taba de haber adquirido en la reparti-
una cultura superior. años de historia, a los que llamamos
ción del tesoro de Cajamarca, el sol de un continuo cultural, cinco siglos de
Ya pasaron los tiempos oscuros en oro que se encontraba en el korikan- ciudades con agricultura y comercio
los que nuestra única fuente fue la par- cha, y que lo jugó y perdió con los da- floreciente, sigue un rumbo muy dife-
cial obra de Garcilaso de la Vega. Lue- dos antes del amanecer. Este sol de oro rente al de Europa.
go casi por milagro aparece en 1908 en o circulo de oro que se encontraba en
el museo real de Copenhague la “Nue- lo alto y en el centro del altar en el tem- LA RELIGIÓN EN LOS ANDES
va Crónica y Buen Gobierno” de Gua- plo mayor del Cusco es probablemente NO ES NI DOGMÁTICA NI
mán Poma, escrita entre los siglos XVI y el que Pachacuti Salkamaigua identifica CENTRALISTA
XVII, un gran testimonio del autor en su como Wiracocha y este es el principio
recorrido pueblo por pueblo, dibujando de nuestra cosmovisión. Es casi cómico, como la “teología
antiguas tradiciones y saberes y anotan- moderna” quiere ridiculizar, achatar, de-
do todas las injusticias y abusos que se LA RELIGIÓN sacreditar el entendimiento tan elevado
cometían contra los indígenas. Más ade- DE LA REALIDAD que poseían los antiguos, llamándolo
lante se descubren en los lugares más en la actualidad “panteísmo”, —todo
Uno de los méritos más grandes de es Dios, o todos somos Dios—, cuando
extraños casi una docena de crónicas
la civilización andina fue no crear una nuestros pueblos en la antigüedad, ado-
hechas por curas, soldados (Sarmiento
religión desligada de la realidad exterior raban o amaban al Sol, la Luna, el cie-
de gamboa, Cobo, Betanzos, Murúa) y
—aquello que podemos ver— sino to- lo, la Tierra, los elementos.
hasta aventureros y libertinos, narran-
talmente entretejida con esta. Las figu-
do desde crueles disparates hasta pro- Los sabios de estas tierras, —gente
ras principales de nuestro imaginario: la
fundas reflexiones escritas en su lecho honesta— nos enseñaron a adorar la
tierra, el sol, la luna, las montañas
de muerte. realidad, a amar la realidad a aquello
—nuestros Apus— los ríos, las lagunas,
El soldado español Mancio Sierra de el rayo, los manantes de agua —pu- que nos da la vida en todos los nive-
Leguizano, sanguinario veterano de la kios— nos hablan de un entendimiento les, a considerarnos parte de esta gran
primera masacre en Cajamarca, Quién muy alto donde la necesidad de inven- familia de la existencia, no su centro
logró sobrevivir a todos sus compañe- tar deidades o especular sobre sus rela- ni los dueños o explotadores de esta
ros de armas hasta lograr el arrepenti- ciones es escasa o nula. creación.
miento. Según dice: “…hallamos estos Todo el misterio se resuelve cuan-
Esta comprensión habla muy bien
reinos de tal manera que en ellos no ha- do uno recupera la capacidad de sen-
de nuestros abuelos, tener la sensibili-
bía un ladrón, ni un hombre vicioso, ni tir, cuando se descubre la función del
dad de captar y entender el poder y la

1 sralonso@yahoo.es

30 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Tawantinsuyo 5.0

sentimiento, del corazón, no solo la bas, el entendimiento actual del ser ¿Qué es lo primero que se crea? Sin
función emotiva de la mente. A partir humano se pone a la altura de poder duda alguna diremos: El Espacio y el
de ese momento ya no tiene sentido imaginar un creador que posea una Tiempo, la materia y la energía.
engañar o autoengañarnos o tratar de doble naturaleza: masculina–femeni- Desde el mundo andino, la pari-
prevalecer intelectualmente sobre los na, absoluta–relativa, manifiesta e in- dad y la complementariedad son la
demás. Perdemos el gusto por mentir, manifiesta. Esto ya se sabía en Améri- gran enseñanza y el gran aporte que
por inventar una religión y decir que ca desde hace miles de años. hace a la cultura universal.
no es invento nuestro sino revelación Esta es la pieza clave para poder Entonces, es inevitable la siguiente
divina. entender toda la historia de la crea- pregunta: ¿Dónde está la pareja de Pa-
Hasta cuando las personas encar- ción y no entramparse en el dogmatis- chamama?, ¿Dónde está su par? Evi-
gadas de conducir estas grandes men- mo de alguna escuela. dentemente esto no es parte de un
tiras —mal llamadas “religiones”— Ante un casi total vacío de informa- gran misterio o de los tremendos espa-
van a seguir sin reconocer que ningu- ción mucha gente entra en tremendas cios en blanco en nuestra historia que
na religión es obra de Dios, sino de la confusiones sobre que propiedades y los invasores se dedicaron a crear.
mente del hombre. No se está en con- atributos concede a cada uno de los Tampoco es la intención llenar estos
tra de la religión, sino de la mentira. tres grandes personajes de la cosmovi- espacios solo por llenarlos, para tener
La religión vista como un sistema sión andina que son: Wiracocha, Pa- algo completo que mostrar.
de reglas o acuerdos éticos para nor- chamama y Pachakamaq. El tema inspira el más profundo y
mar las relaciones es totalmente positi- Algunos hasta convierten a Pacha- absoluto respeto. Lo cierto es que la
va, cumple una función importantísi- mama en energía masculina para ha- búsqueda de equilibrio, de armonía,
ma en la sociedad, pero cuando estos cerlo encajar con la descripción del al- de complementariedad, obliga a dar-
acuerdos sólo sirven para manipular tar de Koricancha, otros juntan a Wira- le imagen y nombre a quien conside-
a las personas y aprovecharnos de cocha con Pachakamaq, en fin hay ramos nuestro padre, la pareja de
ellas, ello ya no es religión sino vil ex- un sin número de versiones y explica- nuestra madre, el señor Pachakamaq,
plotación y hay que decirlo fuerte y ciones. padre del tiempo. Literalmente crea-
claro. dor del tiempo.
Este símbolo es más que claro. Wi-
Cada pueblo, cada sociedad tiene racocha representa la unidad y advier- No se ha encontrado dato escrito,
el derecho de establecer estos acuer- te la dualidad en potencia, —por eso —sólo la tradición recogida en algu-
dos para su propio beneficio y condu- empuña un cetro en cada mano— to- nos pueblos— que nos pueda liberar
cir mediante estas normas a sus miem- davía no manifiesta la dualidad, pero de tamaño error al confundir a Pacha-
bros por un verdadero camino evoluti- si la contiene, es una existencia ante- kamaq con el supremo creador, Wira-
vo, de amor, de respeto. rior a la separación de las energías, cocha. Para algunos de los que repi-
existe en el misterio insondable de la ten esto, la complementariedad po-
ILLA TEQSE WIRACOCHA unidad pretérita, simbolizado por la dría ser tan solo una palabra de 17 le-
La estela Chavin de hace cinco mil luz y por eso es Wiracocha. tras.
años aproximadamente representa a Wira hace alusión al fuego, popu- Pero en esta misma y gigantesca
Wiracocha, creador del mundo, osten- larmente es la grasa que es capaz de ausencia, incluso de templos, rituales
tando en sus manos dos cetros, las hacer arder una lámpara y cocha —li- y memoria, se siente una tremenda y
dos energías dentro de sus manos sim- teralmente laguna—, hace referencia descomunal presencia que inunda
bolizan la energía dual en estado po- al agua. Es una hermosa y poética cada rincón de todo cuanto existe, Pa-
tencial. Todos los ornamentos corres- imagen de un fuego sagrado e inextin- chakamaq es el espíritu.
pondientes a la parte superior po- guible ardiendo sobre el agua y el Sin embargo sea cual fuere el nom-
drían corresponder a los innumera- nombre completo del creador del bre que prefieran utilizar para nom-
bles mundos o dimensiones que po- mundo andino es: Illa Teqse Wiraco- brar la energía que complementa a Pa-
see dentro de si mismo. cha, Illa también quiere decir luz, Teq- chamama, lo importante es estar de
Otra versión del creador, ahora por se significa fundamento, en traduc- acuerdo en el concepto, en la esencia,
la civilización Tiawanako en la llama- ción libre: El sagrado fundamento de en la necesidad de tenerlos presentes
da puerta del Sol en Bolivia. Siempre la luz, la unión de lo masculino y lo fe- para reconstruir y revivir nuestra cos-
empuñando los dos cetros, señor de menino. El polo positivo y el negativo, movisión andina, para poder escribir
la dualidad. es el fundamento de la luz. Pura cien- una nueva historia.
Al gran creador, la causa sin causa, cia.
anterior a toda manifestación lo llama- Una vez que Wiracocha decide ma- Bibliografía
ron: Wiracocha, lo relacionaron intuiti- nifestarse, empezar la creación, ¿Qué •Del Río Alon so. Ta wan tin su yo 5.0,
vamente con la luz. es lo primero que crea? muchos res- 2007.
Recién ahora, luego de cinco mil ponderemos: Pachamama. •Instituto de Documentación para la
años que la física cuántica revela el Si nos remitimos al “big Bang” la Acción Social. Una mirada andina de
teoría científica más aceptada que in- Lima, 2005.
misterio de la luz respecto a su doble
naturaleza —si es ondulatoria o cor- tenta explicar el origen del universo y •Wiesse Ricardo. Plumas del Antisuyo.
2009.
puscular— y responde que tiene am- nos hacemos la misma pregunta:

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 31


Machu Picchu Antes de Bingham
Paolo Greer1

En 1471, el año en que el conquis-


tador Francisco Pizarro nació, Pacha-
cuti Yupanqui muere. Pachacuti era el
noveno Inca y el tatarabuelo de
Atahualpa.
Cuando joven, Pachacuti era cono-
cido simplemente como Cusi Yupan-
qui. En ese entonces, el reino inka era
pequeño y sus enemigos los Chankas
atacaron su hogar, Cusco. El Padre de
Cusi, Viracocha, y sus seis hermanos
huyeron, mientras que él, el más jo-
ven, se quedó a defender la ciudad
con éxito. En las décadas que siguie-
ron, Cusi Yupanqui y sus hijos, Yam-
que y Topa, extendieron el territorio
Inca para incluir vastos territorios y nu-
merosas civilizaciones. Cusi llegó a ser
conocido como “Pachacuti”, “aquél
que cambia el mundo”.
“Aquél que cambia el mundo” con-
finó los ríos del Cusco a canales de pie-
dra e hizo reconstruir su capital por
completo. Él creó el sistema de alma-
cenes y carreteras Inca, con mensaje-
ros chasqui para mantener una comu-
nicación rápida. Él definió el calenda-
rio, las fiestas, las costumbres y las le-
yes que su pueblo debería seguir y or-
ganizó una clase guerrera para las
conquistas venideras.
Fue Pachacuti quien ordenó cons- especiales estaban autorizados a en- ba al sol, para que todos y cada uno
truir el sitio Inca más sagrado, el Tem- trar y poder venerar la figura del niño, de los pobladores le rindan culto.
plo del Sol o Coricancha. Para ello, el más sagrado icono en el reino. Al Aunque las victorias de Pachacuti
reunió a los mejores orfebres y les pi- igual que Pachacuti, la escultura de se extendieron a lo largo del mundo
dió hacer una figura en tamaño real oro fue considerada un representante conocido por los Incas, sus primeras
de un joven muchacho, asemejando del sol. El mismo día que Pachacuti invasiones fueron en el Valle de Uru-
al brillante niño que se le había apare- instaló la imagen del niño en el Tem- bamba. Fue allí donde el envejecido lí-
cido en una visión en el mismo mo- plo del Sol, había hecho poner una der mandó construir una villa para su
mento que protegía la ciudad de Cus- piedra en forma de “pan de azúcar”, “panaca” o descendencia familiar,
co. Pachacuti colocó personalmente un “Intihuatana” o “lugar donde se para cuidar su tumba y para servir a la
la estatua terminada en una habita- engancha el sol”, situada en el centro memoria de éstos. Llamó a la ciudad
ción interior del Coricancha, donde de la plaza principal del Cusco. La Pa ta llac ta, “ciu dad alta”. Ahora
sólo él y algunos señores y cuidadores roca especialmente tallada representa- conocida como Machu Picchu.

1 Este artículo, publicado en la edición N° 87 de la revista South American Explorer (2008), fue cortésmente traducido al español
por Víctor Irrarazabal Macedo. La versión en inglés se puede ver en la siguiente dirección electrónica: http://saexplorers.org/
var/saemagazine/saemagazine-87.pdf. Para complementar los argumentos que utilizo en este artículo, recomiendo leer la
entrevista que me hizo Kim Mac Quarrie en julio y agosto de 2008: http://lastdaysoftheincas.com/wordpress/?p=183,
http://lastdaysoftheincas.com/wordpress/?p=213 y http://lastdaysoftheincas.com/wordpress/?p=226. Agradezco
profundamente el interés mostrado por la revista «El Antoniano» y la amabilidad de Donaldo Pinedo Macedo.

32 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Machu Picchu Antes de Bingham

LA HISTORIA INCA ES El “Inca Garcilaso” produjo sus y años atrás dejada aquí para que se
GRABADA “Comentarios Reales” en 1609, basa- oxide en la selva…”
do principalmente en lo que recorda- La máquina oxidada sobre la que
Huayna Capac, el nieto de Pacha-
ba de su infancia en Perú antes de par- el explorador de Yale escribió no tenía
cuti, escogió a la recién nacida Cuxi-
tir hacia España en 1560. nada que ver con la caña de azúcar.
rimay («habla de buena for tuna»)
para eventualmente casarla con su Bernabé Cobo, al igual que Garci- Se trata de un aserradero traído a
hijo, Atahualpa. Después de la muer - laso, entre los más citados de las auto- Perú antes del nacimiento de Bing-
te de Huayna Capac, Cuxirimay se ridades que escribieron sobre los in- ham por un ale mán, Au gusto R.
encontraba en el campamento de cas, se basó en los escasos registros Berns, con el propósito de producir
Atahualpa cuando éste fue captura- disponibles en su época, publicando madera para el ferrocarril del sur. El si-
do por Pizarro. Ella se quedó con el su historia en 1653, casi cien años des- tio de La Maquina es ahora conocido
líder Inca hecho prisionero hasta su pués de las traducciones que Betan- como Aguas Calientes, el poblado
ejecución a manos de los españoles. zos hizo directamente del primo de la que está justo debajo de Machu
Tras el asesinato de Atahualpa, Cuxi- esposa de Atahualpa y sus familiares Picchu.
rimay se convir tió en Doña Angelina sobrevivientes. En 1867, Berns compró veinticin-
Yupanqui, y fue la amante de Fran- Tal vez, fue en ese entonces que co kilómetros de la ribera norte del río
cisco Pizarro. Ella le dio dos hijos, Cuxirimay, “Doña Angelina Yupan- Urubamba/Vilcanota, junto a la famo-
Juan y Francisco. qui”, finalmente “habla de su buena sa ciudadela. Su finca, “Cercado de
Cuando Pizarro fue asesinado en fortuna” de poder preservar la histo- San Antonio” o “Torontoy”, se exten-
1541, Angelina Yupanqui tenía dieci- ria de sus antepasados vencidos. Si dió más allá de las ruinas del presente
nueve años. En 1544, Doña Angelina ella no le hubiera relatado su historia Torontoy, y hasta las crestas de monta-
se convirtió en la esposa de Juan de a Juan de Betanzos, y sin la narración ña, justo enfrente de Machu Picchu.
Betanzos, un intérprete quechua que de este reciente redescubrimiento, Incluso hoy en día, este lugar que tie-
servía a los conquistadores. Tras la gran parte de la misma historia Inca ne la mejor vista de la ciudad antigua
conquista de Perú, Betanzos se convir- tal vez se hubiera perdido para más co no ci da en el con ti nen te
tió en el traductor más respetado en el siempre. americano, pasa prácticamente
Virreinato. En el mismo año que él se por inadvertida.
casó con Angelina, fue el encargado EL REDESCUBRIMIENTO DE
de escribir los manuales de conver- PATALLACTA INVESTIGACIÓN
sión al cristianismo de la Iglesia y los PRE-BINGHAM
De “Tierra Inca - Exploraciones en
diccionarios español-quechua. las tierras altas del Perú” (1912) por Recorrí el popular Camino Inca
En 1551, el Virrey de Mendoza or- Hiram Bingham: “Una tarde del 23 en 1974, muchos años antes de que
denó a Betanzos registrar la historia de julio llegamos a una cabaña llama- supiera la historia de la zona que an-
de los Incas. El único trabajo de Betan- da ‘La Máquina’, donde los viajeros tecedía a Hiram Bingham. Al igual
zos, «Suma y narracion de los Yngas», suelen detenerse para pasar la noche. que muchas buenas aventuras, esta
fue terminado en 1557. Sin embargo, El nombre proviene de la presencia se inició con el for tuito descubri-
todos menos los primeros dieciocho de unas grandes ruedas de hierro, par- miento de un antiguo mapa. Me
capítulos se perdieron por más de tes de una ‘máquina’ destinadas a topé con el boceto durante uno de
400 años. En 1987, un manuscrito nunca superar las dificultades de ser mis numerosos viajes a la Biblioteca
completo, con sesenta y cuatro capítu- transportadas todo el camino hacia un del Congreso de los EE.UU. No tie-
los adicionales, se encontró en Palma lugar seguro en la parte baja del valle, ne título ni fecha, aunque indicaba
de Mallorca, España. la ubicación de depósitos de minera-
les a lo largo del río Vilcanota. Curio-
samente, estaba en inglés y en el cen-
tro había un lugar marcado que de-
cía “Aserradero”. Me tomó otros
veinte años averiguar quién había di-
bujado el mapa y por qué.
Ese mismo año, en 1978, encon-
tré otra pista, que también tomó dé-
cadas comprender. Había pedido
que me enviaran por correo un gran
volumen de 900 páginas, el “Directo-
rio de Archivos y Manuscritos Alma-
cenados”. El índice describía cientos
de colecciones históricas en los Esta-
dos Unidos. Lo leí cuidadosamente,
página por página, separando cual-
quier referencia que pude encontrar
Figure 1. Vista actual de la ciudadela de Machu Picchu desde el cerro conocido como Llactapata. sobre Perú.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 33


Paolo Greer

Una breve cita mencionaba “ma- mapa, con la fecha de 1874, indica por inadvertido. Las únicas excepcio-
teriales de promoción relacionados claramente dos picos, “Machu Pic- nes de las que sé son de Dan Buck,
a un intento de explotar un área mi- chu” y “Huaina Picchu”, y su texto de quién publicó la copia que le envié en
nera del Perú, 1881”. Me llamó la 1877 se refiere a las “fortalezas de la revista “Exploradores de América del
atención, porque en esos años mi pa- Chuquillusca, Torontoy y Picchu”. Sur” —1993, “Combates de Machu Pic-
sión fue la exploración de minas olvi- En 1989, el mismo año en que en- chu”— y la que dí al periódico del Cus-
dadas en “Caravaya”, un remoto contré el mapa de Göhring, he dado co “Vía Láctea”, en 1999.
sector de selva alta en el departa- cientos de copias a historiadores, ar- En los años que siguieron, cuando
mento de Puno, cerca de la frontera queólogos y a cualquier persona que yo no estaba trabajando en el oleo-
boliviana. Por desgracia, este pro- mostró interés. Aún así, durante más de ducto del norte de Alaska o malgastan-
yecto estaba en alguna otra parte, una década, el mapa más antiguo cono- do mi dinero en la prospección de los
en el río Vilcanota, cerca de un lugar cido de Machu Picchu sigue pasando manantiales de Inambari en el sud-
llamado Torontoy.

EL MAPA MÁS ANTIGUO DE


MACHU PICCHU
En 1989, se me concedió una en-
trevista con Juan Mejía Baca, el Direc-
tor de la Biblioteca Nacional del Perú.
Había pasado varias semanas en la bi-
blioteca y finalmente había reunido
coraje para hacer algunas sugerencias
a Don Juan acerca de cómo él podría
hacer sus archivos más accesibles.
Resulta que en ese preciso momen-
to yo estaba en la búsqueda de un li-
bro, uno escrito en 1877 por un tal
Herman Göhring, relacionado al des-
venturado intento de descender los
traicioneros ríos debajo de Paucartam-
bo por Baltazar La Torre en 1873.
Cuando le mencioné esto al señor
Mejía Baca, él se río, diciendo que sa-
bía del libro, que había registrado ya
toda su biblioteca y estaba seguro de Figure 2: Mapa elaborado por Herman Göhring en 1874. Note al lado izquierdo, en el círculo, los
que no estaba allí. cerros de “Macchu Picchu” y “Huaina Picchu”.

Yo le dije que creía que podía en-


contrarlo. El director educadamente
iluminó sus ojos.
En una hora, encontré tres ejempla-
res distintos, usando un índice oculto
que conocía. Uno de los libros aún
contenía el mapa hecho por Göhring
de la expedición, así como de sus pro-
pias exploraciones al año siguiente
como ingeniero de minas empleado
por el Presidente Pardo.
Cuando el valiente La Torre fue
asesinado por treinta y cuatro flechas
nativas, Göhring escapó. Fue atendi-
do hasta su recuperación por una Se-
ñora Yábar en Paucartambo, casual-
mente un familiar de un amigo mío,
Rodolfo Bragagnini. De hecho, fue
solo gracias a Rodolfo que he visto el
manuscrito perdido.
Aún así, los trabajos de Göhring en
el Vilcanota hicieron surgir un viejo re-
cuerdo. Más impor tante aún, su Figure 3: Detalle del Mapa de Göhring.

34 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Machu Picchu Antes de Bingham

Berns tenía los derechos de autor


de su hoja de ruta, para que nadie
más la pueda reproducir ni publicar.
En 1881, había abandonado sus in-
tentos de cortar las durmientes del fe-
rrocarril y, en cambio, promocionaba
“Las minas pérdidas de los Incas”.
Esta seudo revelación necesita una
nota aclaratoria, dada la posibilidad
de que los tabloides sensacionalistas
se topen con estos datos.
Machu Picchu está hecho de grani-
to. Así también el terreno que lo ro-
dea. Ningún Inca o minero español
obtuvo mucho oro, si es que extrajo al-
guno del granito. Pretender decir que
había gente que sacó riquezas de una
geología tan estéril nos lleva a la des-
cripción de Mark Twain de una mina
de oro: “Un hueco en la tierra con un
Figure 4: Mapa elaborado por A.R. Berns, ¿1881?. mentiroso parado justo al lado de la
misma”.
Cuando vi «el mapa del tesoro» de
Berns, me acordé de una ilustración si-
milar, la que yo había visto años an-
tes, a finales de los 70s. Comparé las
dos y, aunque hechos por diferentes
manos, me di cuenta de que la prime-
ra es una copia de una pequeña frac-
ción del dibujo de Berns.
El dibujo que había encontrado an-
teriormente fue hecho por el socio de
Berns, “Poker” Harry Singer. Singer
era un americano que había estudia-
do química por seis años en la Univer-
sidad de Gottingen en Alemania y par-
ticipó en la fiebre del oro de 1849 en
California.
No puedo decir con certeza lo que
Singer, un verdadero minero, pensó
de los engaños de Berns, pero la aso-
ciación llegó a un abrupto final. En
1881, mientras que los dos hombres
se alejaban a Panamá de la guerra en-
tre Perú, Bolivia y Chile, Berns escri-
bió en una carta dirigida a sus patroci-
nadores: “Aquí el Sr. Singer ha recibi-
do un disparo hace como cuatro sema-
nas, ya que había bebido con algunos
Figure 5: Comparación entre el mapa de Berns y Singer. italianos, etc., se insultaron unos a
otros y ellos le dispararon”.
este de Perú, continuaba mis investiga- fondos. Los documentos contenían
ciones en la región de Machu Picchu los prospectos de Berns y un plano de- Me costó mucho localizar los “ma-
antes de Bingham. tallado de Torontoy que había hecho te ria les de pro mo ción re la cio na-
él mismo: «Resalto estos puntos con dos…” que había visto en 1978 en el
Incluso hice uso diligente del nue- “Directorio de Archivos…”. Enton-
vo fenómeno de la Internet. Después un color amarillo oscuro. Solo me
tomó unas horas pero deberían hacer ces, esa historia estaba en la bibliote-
de dos años de buscar, me enteré de ca de la Universidad de California. Se-
unos documentos que los herederos mucho más fácil su distinción». Tam-
bién le da un toque elegante al mapa: gún el iti ne ra rio, habían sido
de un americano llamado Berns ha- devueltos al Perú.
bían puesto a la venta para conseguir “Atentamente. A. R. Berns”.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 35


Paolo Greer

Rastreé los registros de posesión ning Company 187”. Solo un folder ro” hasta las faldas del río, donde espe-
desde California a Lima y, finalmente, tenía 57 sobres dirigidos a potenciales raba que el gobierno construyera un
encontré los únicos registros, sin cata- patrocinadores. puente.
logar, en una gran caja de cartón llena Había un buen dibujo del campa- Un sobre captó mi curiosidad tanto
de gusanos de libro y un nido de mento de Berns. Sospecho que es de como las demás cosas. Solo contenía
ratones. “La Maquina”, cabañas que Bing- fragmentos de metal oxidado. Sin ex-
Pasé una semana sentado en los ham vio en ruinas más de cuarenta plicación alguna y dirigida a un Sr.
pupitres de dos bibliotecas. Lamenta- años después. Habría sido en el mis- Mahon. ¿Por qué Berns enviaría peda-
blemente, no se me ha permitido co- mo lugar donde está Aguas Calientes zos de metal corroído a otro país? Se
piar nada, ni siquiera tomar fotogra- y hoy se nutre de cientos de miles de me ocurrió que tenía que ver con cru-
fías —en la actualidad, la Biblioteca turistas quienes cogen un bus para un zar el río. En 1877, Göhring había disi-
Nacional del Perú permite las repro- corto paseo por la colina hacia Machu pado los increíbles reclamos de rique-
ducciones de libros antiguos, artículos Picchu. za mineral de su amigo compatriota.
y revistas para que se hagan con la cá- Hubo siete borradores escritos a ¡Sin embargo, había algo más, algo
mara que posea uno mismo por el mano de “los datos de Torontoy”, el más fácil de trabajar y, posiblemente,
costo de dos dólares—. detallado anuncio de Berns para ven- generaría más riquezas!
Tomé notas, por supuesto, todo el der su propiedad. De una versión a De una fuente diferente, he descu-
tiempo protestando que este tesoro otra, era obvio cómo había embelleci- bierto un folleto de 1887 pertenecien-
nacional debería estar mejor preserva- do una palabra aquí o añade otra te a Berns explicando su proyecto
do. En cualquier caso, consideré la mina perdida. ¡La caja incluso conte- más reciente, una empresa que él lla-
opor tunidad como una tentadora nía el mapa original de Harry Singer, mó “Compañía Anónima Limitada
primera mirada en dos colores! Aunque el “plano ama- Huacas del Inca”, una empresa que te-
Hace un par de años, la Biblioteca rillo oscuro” de Berns no se encontra- nía que ver con la explotación de una
Nacional del Perú abrió sus nuevos lo- ba en ningún lugar, había varios huaca Inca o lugar sagrado.
cales. Probablemente la mayoría de ejemplares de color blanco claro. Esto ya no era sobre cortar madera
las cosas se movieron en buen estado. Él había dibujado las líneas a para el ferrocarril minero o aspiracio-
Una caja de documentos enmoheci- mano sobre ellas, desde “El Aserrade- nes en dudosas minas de oro o plata.
dos, llena de huecos hechos por los
gusanos de libro, y excrementos de ra-
tón, al parecer no corrió la misma
suerte.
Mucho se ha dicho y escrito acerca
de la cerámica, fragmentos de huesos
y momias que Bingham llevó a Yale
de Machu Picchu. Me ha encantado
leer que los artefactos, por fin, serían
devueltos a sus legítimos propietarios,
el pueblo peruano —actualización: al
parecer, la ex primera dama del Perú,
Eliane Karp de Toledo, según el edito-
rial de New York Times de febrero de
2008, pudo haber cesado el
intercambio—.
En cualquier caso, me preocupa
también que una caja de cartón llena
de documentos mohosos, quizá la ma-
yor colección de información de Ma-
chu Picchu pre-Bingham alguna vez
repatriada, ya no exista. Gran parte
de lo que sé de las aventuras de Berns
en el Vilcanota vino de la breve inspec-
ción que hice de los archivos en dicha
casilla. Habían 24 folders que conte-
nían los bocetos del alemán, notas y
correspondencia. Mencionó a un Se-
ñor Oliver, quien “había vivido dos
años por aquellos lares”. He encontra-
do una muestra de certificado de Figure 6: Detalle del Mapa de Berns. Según este mapa, Machu Picchu estaría donde «Punto Hua-
“The Incas Mines Gold & Silver Mi- ca del Inca» y «Este lado inaccesible» se interceptan. Aguas Calientes, el pueblo que está justo al
lado de Machu Picchu, es donde Berns tuvo su campamento y “aserradero”

36 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Machu Picchu Antes de Bingham

¡BERNS QUERÍA SAQUEAR!


El 16 de julio de 1887, él escribió:
“Durante mi estancia en esas provin-
cias por casi cuatro años continuos de
investigaciones y expediciones del lu-
gar, con la ayuda de mis conocimien-
tos profesionales y circunstancias ca-
suales, tuve la oportunidad de descu-
brir la existencia de importantes cons-
trucciones rústicas y estructuras subte-
rráneas que habían sido cerradas con
piedras, algunas de ellas cuidadosa-
mente talladas, las que sin duda con-
tienen objetos de gran valor y que for-
man parte de esos tesoros de los
Incas”
“Esta empresa cuenta con la parti-
cipación del Consejo Supremo del go-
bierno y está patrocinado por varias
personas respetables de esta ciudad
capital, así como varios distinguidos
cuzqueños y coleccionistas de antigüe- Figure 7: Ubicación del campamento de Berns, de las ruinas de Machu Picchu y de los límites de
dades que forman la comisión directi- su finca.
va, todas las personas del más alto ho-
nor inspiradoras de la más alta con- para con las ruinas. Otro pedazo de la que el Estado se quede con su parte
fianza y la garantía de los mejores re- historia de Berns fue sacado a la luz de lo encontrado, y las autoridades
sultados”. por la historiadora Mariana Mould de proveerían la protección policial si
Los oficinistas para la compañía Pease. Berns pagaba por ello.
fueron los siguientes: Presidente, Au- En su libro de 2003, “Machu Pic- En “Tierra Inca”, Bingham escri-
gusto R. Berns, Vice Presidente, José chu y el Código de Ética de la Socie- bió: «Con la posible excepción de un
M. Ma ce do; Ca je ro, Fer nan do dad de Arqueología Americana”, la prospector minero, nadie en el Cusco
Umlauff; Secretario, José Rufino Ma- señora Mould publicó una carta de había visto las ruinas de Machu Pic-
cedo. Los Principales miembros de la Bingham que había descubierto entre chu o apreció su importancia. Nadie
compañía fueron: Luis Carranza, Luis los papeles de Yale. había reparado en darse cuenta de lo
Esteves, David Matto, Francisco L. Con fecha del 16 de junio de extraordinario que es este lugar que
Crosby, Jacobo Bakus, Arnaldo Hilfi- 1887, la oficina del Presidente perua- yace en la parte superior de la cresta.»
ker y Ricardo Palma. no Cáceres remite una carta a August Aunque Bingham fue enviado a
José Mariano Macedo fue profesor R. Berns, dándole permiso para sa- Machu Picchu, no por Augusto Berns,
de patología en la Universidad de San quear tumbas incas —”Construccio- pero por Albert Giesecke, el rector de
Marcos en Lima y un oficial de la Aca- nes gentilicias”—. La señora Mould la Universidad de Cuzco, Berns fue
demia Nacional de Medicina. Tam- publicó la carta como un ejemplo de probablemente el prospector del cual
bién poseía una considerable colec- la indulgencia con la que las minas pe- Bingham había oído hablar, el que ha-
ción de cerámica antigua. Cuando la ruanas fueron “minadas” en años an- bía estado en Machu Picchu décadas
guerra con Chile estalló, Macedo lle- teriores. Lo que ella no sabía en ese antes que él.
vó su colección a París y, posterior- entonces, pues la carta no daba pista
mente, vendió la mayor parte de los alguna, fue que la “huaca” a echarse ¿QUIÉN FUE ENTERRADO EN
artefactos a un museo en Berlín. a perder es la que ahora llamamos Ma- LA TUMBA DE GRANT?
Ricardo Palma, al parecer, fue el co- chu Picchu. Se acepta que Machu Picchu fue
nocido autor y director de la Bibliote- El gobierno quiso el diez por ciento construido por Pachacuti Yupanqui,
ca Nacional del Perú de 1883-1912. del valor de cualquier oro, plata o jo- el Genghis Khan de los Incas. Lo que
Berns, a menudo se refería a la coope- yas que fueran encontradas por el ale- es menos conocido es que las famo-
ración y ayuda del “Gobierno Supre- mán, aunque se le otorgó el exceden- sas ruinas, tal vez, contengan la tum-
mo”. Con esto quería decir Presidente te, así como cualquier objeto de co- ba del líder Inca.
Cáceres. bre, arcilla, madera, piedra y todo lo Pachacuti construyó el único Tem-
El Presidente probablemente dio demás a Berns sin más obligaciones, plo del Sol o Coricancha, en Cusco.
instrucciones a Palma de apoyar la ni siquiera impuestos, en caso de que Antes de su muerte hizo construir un
empresa del alemán, animando al Di- los expatriara. templo similar en Machu Picchu.
rector a investigar Machu Picchu mu- Berns se vio obligado a pagar un Además de ser el mayor promotor
cho antes que Hiram Bingham se to- oficial de Cusco para asegurarse de de turismo que Perú ha tenido, Bing-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 37


Paolo Greer

ham también acertó en muchas cosas


acerca de Machu Picchu. Llamó a la
cueva debajo del templo, “el Mauso-
leo Real”.
La forma del mausoleo y su mam-
postería son más finas que cualquier
otra cámara funeraria Inca que existe.
¿Quién pudo mandar a construir una
cripta con tales características en la
ciudad que había construido Pachacu-
ti, sino el mismísimo «cambiador del
mundo»?
La tumba incluso tiene en su inte-
rior su propio “Intihuatana”. Mi sospe-
cha es que este “lugar donde se en-
gancha el sol”, al igual que esta piedra
en forma de “pan de azúcar” situada
en el centro de la plaza principal del
Cusco, hace más de 500 años atrás,
fue en realidad un «sello presiden-
cial», no sólo para la realeza inca en
general, sino para un soberano en par-
ticular, Pachacuti Yupanqui.
En el piso más alto de Machu Pic-
chu, se encuentra el famoso Intihuata-
na, el mismo que fue astillado en sep-
tiembre de 2000 mientras se filmaba
un comercial de cerveza. También Figure 8: El “Inti Huatana” o “lugar donde se engancha el sol” ubicado en Machu Picchu. La pie-
dra tiene la forma de la colina conocida con el nombre de “pan de azúcar”, en Río de Janeiro, Bra-
creo que los picos de «pan de azúcar» sil. Al fondo se ve el cerro Huayna Picchu.
de Huayna Picchu y Putucusi, fueron
considerados intihuatanas naturales
y, probablemente, fue la razón por la
que este lugar fue elegido para “Pata-
llacta” o Machu Picchu.
Del trigésimo segundo capítulo
de “La Narrativa de los Incas” de
Juan de Betanzos: “Después de que
él —Pachacuti— muriera, fue trasla-
dado a un pueblo llamado Patallac-
ta, donde había ordenado construir
algunas casas en las que su cuerpo
sería sepultado”. “Inca Yupanqui or-
denó que una estatua de oro hecha
a su semejanza fuera puesta sobre
su tumba”. Y estaba ahí para que
sea adorada en su remplazo por la
Figure 9: Vista de la torre circular encima del “Mausoleo Real”. Note al interior la piedra angular
gente que fuera al lugar... Él ordenó sometida a altas temperaturas y golpes severos. Para mí, es la base de la estatua de Pachacuti. Esta
que la estatua sea hecha de sus uñas foto fue publicada en la revista de la National Geographic Society, en abril de 1913.
y cabello que había sido cor tado du-
rante toda su vida. La estatua fue he- La evidencia indica que el pedes- De Pedro Sarmiento de Gamboa,
cha en aquel pueblo donde su cuer- tal sufrió un incendio abrasador y “Historia de los Incas” (1572): “El Li-
po fue guardado. muchos golpes severos. Ya que no cenciado Polo encontró el cuerpo de
La torre encima del Mausoleo Real existe prueba de que los españoles Pachacuti en Tococachi, donde ahora
tiene un sólo cuarto, uno casi lleno encontraron Machu Picchu, estoy es la parroquia de San Blas de la ciu-
con una gran joroba en la piedra an- bastante seguro que el vandalismo dad de Cusco, bien conservado y cus-
gular. Se dice que la piedra apunta ha- se ha hecho a toda prisa para rom- todiado. Él lo envió a Lima por orden
cia el solsticio, pero no lo hace. Dudo per la imagen de oro en pedazos y del Virrey de este reino, el Marqués de
que apunte hacia algo. Era la base de ser usada como parte del rescate de Cañete. El guauqui o ídolo de este
la estatua de Pachacuti. Atahualpa a Pizarro. Inca se llamaba Inti illapa. Era de oro

38 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Machu Picchu Antes de Bingham

y muy grande, y se llevó a Caxamarca en pedazos. El Li-


cenciado Polo constató que esta guauqui o ídolo tenía una
casa, finca, servidores y mujeres”.
Otra cosa que Hiram Bingham señala en Machu Pic-
chu es la presencia de una “enigmática ventana”. Cier ta-
mente es algo misterioso. La gran aber tura ofrece una es-
pléndida vista del abultamiento vacío del lecho de la
roca en la par te superior del Templo del Sol, por encima
de la Cripta Real.
Hay extraños agujeros perforados a través de su peri-
feria de granito, lo que dio al explorador de Yale la no-
ción para referirse a ella como la «ventana serpiente». Él
escribió: “el sacerdote de este templo trató de predecir el
futuro observando por cuál de los agujeros saldrían las
serpientes”.
Talvez Bingham tenía un rústico sentido del humor o
simplemente se las arreglaba con algo de cáñamo en su
pipa de tabaco, pero dudo que alguna serpiente tome un
atajo a través de esa pared de roca. Los estantes en la base
de la ventana, similares a huecos, servían como soporte
para flores, ofrendas y otros tributos. La vista a través de la
ventana enigmática claramente parece haber sido para lo
que ya no existe, para el culto y la observación de una es-
cultura de oro que falta.
Justo fuera de la ventana hay un altar, una extraordi-
naria fuente y una cabaña de piedra de tres lados de una
finesa única. Es desde esta posición aventajada que sus
descendientes muy probablemente honraban la efigie
de Pachacuti. Figure 10: «The snake window» o la «ventada de la serpiente» descrita
por Bingham. Foto publicada por la NGS, en 1913.
LOS PUEBLOS PERDIDOS DE LOS MINEROS
Prácticamente no hay exploradores, nacionales o ex- Berns escribió que, después de la caída del Imperio
tranjeros que hayan descubier to mucho por su cuenta. Inca, algunos portugueses sacaron grandes fortunas. Even-
Había 24 familias que vivían en la propiedad de Berns tualmente, los españoles se enteraron de lo bien que les
desde hace 140 años atrás. Unos pocos le sirvieron iba a los portugueses, pero justo antes de que los levanta-
como sus guías. mientos de los nativos sucedan, precediendo la guerra de
la independencia sudamericana, los mineros huyeron por
Cerca de su campamento, en el lado opuesto del río
sus vidas.
Vilcanota desde Machu Picchu, Berns subió a un «cami-
no bien pavimentado, con muchos escalones» que lleva- Ahora, feroces toros descendientes de los que hace mu-
ban a dos pueblos en lo alto de las montañas. Llamó a cho tiempo dejaron los portugueses, deambulan por «las
los asentamientos, que habían sido abandonados hace llanuras de Plateriayoc». En ocasiones, los pobladores ma-
mucho, “los pueblos de los trabajadores metalúrgicos”, tan a algunos de ellos para vender su carne, aunque sus
con “hornos”, “casas de fundición”, “canales”, “mu- costillas rotas parecen poca compensación por el esfuerzo
chos grandes baños cincelados de la roca” y “hogares de matarlos. Berns también escribió de las panteras que
con las puertas y ventanas cuidadosamente construidas asechaban a este ganado salvaje.
con piedra como los incas las dejaron en el momento de Berns también registró haber visto una gran estatua he-
la conquista”. cha de piedra de un inca, sobre la cual los locales después
La compañía de Berns, Huacas del Inca, fue formada dirían no saber nada. “Inca Yupanqui ordenó que una ima-
para saquear Machu Picchu. Estas aldeas, sin embargo, es- gen de oro sea hecha en el pueblo donde su cuerpo sea
taban en algún lugar más, no muy lejos. Tengo una buena guardado” —Betanzos— ¿Podría la estatua que vio Berns
idea de donde, exactamente, pero no he estado ahí aún. haber sido el modelo que los escultores de Pachacuti usa-
Lo que me preocupa es que los huaqueros o saqueadores, ron para hacer la imagen del Inca que estaba encima de la
creo, conocen el lugar y bien. Cripta Real?
El pueblo principal era conocido como Inkantuyoc o En 2011, serán cien años desde que Bingham subió la
Platerayoc, “lugar de la plata”. Yace a algo de distancia, empinada ladera para ser guiado a través de Machu Pic-
más allá del granito de Machu Picchu, donde la tierra se chu por el chico local, Pablito. Tal vez, para el centenario,
vuelve en un lecho de roca donde se pueden encontrar mi- Plateriayoc también haya sido redescubierto, para final-
nerales y depósitos auríferos que pudieron haber enriqueci- mente iniciar el largo proceso de su preservación y cuida-
do el valle. dosa interpretación.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 39


Patrimonio Cultural Inmaterial
ENFOQUES, CONCEPTOS Y CATEGORÍAS
Donaldo Humberto Pinedo Macedo1

Resumen
En este artículo analizo el término y
el concepto de Patrimonio Cultural
Inmaterial acuñado por la UNESCO
(Organización de las Naciones Unidas
para la Educación, la Ciencia y la Cultu-
ra), así como sus enfoques y perspecti-
vas para la salvaguardia del patrimonio
cultural. Empiezo haciendo un recuen-
to evolutivo de los conceptos de Patri-
monio Cultural y Patrimonio Cultural
Inmaterial que utiliza la UNESCO, para
luego exponer las principales críticas
que recibieron éstos desde diferentes es-
cuelas. Finalizo considerando los roles y
retos que las instituciones públicas rela-
cionadas a la gestión del Patrimonio
Cultural Inmaterial deben asumir de
cara a la situación de los pueblos indíge-
nas del Perú.
Abstract
In this article I analyze the term and
concept «Intangible Cultural Heritage» cre-
ated by UNESCO (United Nations Educa-
tional, Scientific and Cultural Organization),
as well as their approaches and perspec-
tives to safeguard cultural Heritage. I will
start by making an evolutive recount of the
concepts Cultural Heritage and Intangible
Cultural Her itage which are used by
UNESCO, to then present the main critics
concepto de cultura remitía esencial-
that these received from different trends. I nes de una sociedad y como expre-
mente a la producción artística, las be-
shall now finish by considering the roles and sión de la vida misma es esencial para
llas artes y las letras. En el decenio de
challenges that the public institutions re- esta última y no es un simple medio o
1960, en el contexto de la descoloniza-
lated to the management of the Intangible instrumento accesorio de la actividad
ción de varios países, se enfatizó en el
Cultural Heritage must assume before the social”. La definición de cultura que
reconocimiento de la igual dignidad
situation of the indigenous peoples of Perú. ahora utiliza la UNESCO, tal como
de las culturas. La Declaración de Bo- aparece inscrita en la Declaración Uni-
1. LOS CONCEPTOS DE gotá, al concluir la Conferencia Inter- ver sal so bre Di ver si dad Cul tu ral
“CULTURA” Y “PATRIMONIO gubernamental sobre las Políticas Cul- (2001), se inspira en las conclusiones
CULTURAL” PARA LA UNESCO turales en América Latina y el Caribe, de la Conferencia Mundial sobre las
en 1978, perfecciona esta evolución Políticas Culturales que tuvo lugar en
Cuando se creó la UNESCO, al fi- al enunciar que “la cultura, entendida México en 1982 (MONDIACULT), así
nalizar la Segunda Guerra Mundial, el como conjunto de valores y creacio- como en los trabajos de la Comisión

1 Centro de Investigaciones Multidisciplinarias RUASUN. Este documento fue presentado como ponencia en el primer “Foro de
Diálogo y Propuesta: Patrimonio Cultural Inmaterial, enfoques, conceptos y categorías”, evento organizado por el CRESPIAL
(Centro Regional Para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina) en la ciudad del Cusco, el 03 de
julio de 2008. Agradezco la consideración y los comentarios de Elsa Valer y Jorge Millones. Egresado UNSAAC.

40 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Patrimonio Cultural Inmaterial

Mundial de la Cultura y el Desarrollo de construcciones, aisladas o reuni- Aunque Bouchenaki es claro en de-
(1995) y en la Conferencia Interguber- das, cuya arquitectura, unidad e inte- mostrar la evolución del concepto de
namental sobre las Políticas Culturales gración en el paisaje les dé un valor patrimonio cultural dentro de la
para el Desarrollo (Estocolmo, 1998): universal excepcional desde el punto UNESCO, consideramos que este pro-
“La cultura debe considerarse como de vista de la historia, del arte o de la ceso aún no se refleja en términos ofi-
el conjunto de rasgos distintivos espiri- ciencia,— los lugares: obras del hom- ciales y normativos, así, aunque parez-
tuales y materiales, intelectuales y afec- bre u obras conjuntas del hombre y la ca contradictorio, la definición de Pa-
tivos que caracterizan a una sociedad naturaleza así como las zonas, inclui- trimonio Cultural estipulada en la
o grupo social; además de las artes y dos los lugares arqueológicos que ten- Convención de 1972 está vigente.
las letras, comprende los estilos de gan un valor universal excepcional Vale la pena resaltar que la defini-
vida, los modos de convivencia, los sis- desde el punto de vista histórico, estéti- ción de Patrimonio Cultural en la Ley
temas de valores, las tradiciones y las co, etnológico o antropológico.” General del Patrimonio Cultural de la
creencias” (Ver también Matsuura, Como vemos, la Convención de Nación, promulgada el año 2004, es
2006). 1972 no define el término Patrimonio de avanzada respecto a la Conven-
El concepto de cultura estipulado Cultural, simplemente específica su ción de 1972 al integrar el aspecto in-
en la Declaración de Bogotá (1978), composición; y esta sólo hace referen- material: «Se entiende por bien inte-
si bien permite identificar algunos cia a los monumentos, lugares y con- grante del Patrimonio Cultural de la
componentes de la cultura —conjun- juntos. En la legislación peruana (Ley Nación toda manifestación del queha-
to de valores y expresiones— y reco- General del Patrimonio Cultural de la cer humano —material o inmaterial-
nocer su reproducción vivencial, aún Nación, N° 28296), estos bienes se de- que por su importancia, valor y signifi-
resulta muy amplio e impreciso para finen como «bienes culturales materia- cado paleontológico, arqueológico, ar-
enfocar la salvaguardia de los valores les inmuebles». Para Mounir Bouche- quitectónico, histórico, artístico, mili-
y expresiones «inmateriales». Recién naki (2004) «durante los últimos trein- tar, social, antropológico, tradicional,
en la Declaración Universal de la ta años, el concepto de patrimonio cul- religioso, etnológico, científico, tecno-
UNESCO sobre Diversidad Cultural tural ha ido ampliándose continua- lógico o intelectual, sea expresamente
(2001), el concepto de cultura amplía mente. La Carta de Venecia (1964) se declarado como tal o sobre el que exis-
su cobertura a los aspectos espiritua- refería a los “monumentos y sitios” y ta la presunción legal de serlo”.2 Sin
les, materiales, intelectuales y afecti- trataba del patrimonio arquitectónico. embargo, hereda una noción que es
vos y precisa algunas de sus manifesta- Pero la noción se extendió rápidamen- necesario revisar y discutir: «...que por
ciones: artes, letras, estilos de vida, te hasta abarcar grupos de edificios, su importancia, valor y significado pa-
modos de convivencia, sistemas de arquitectura originaria, industrial y pa- leontológico, arqueológico...». Esta fra-
valores, tradiciones y creencias. Esta trimonio construido en el siglo XX. Al se proviene indiscutiblemente de las si-
definición abre el camino hacia la sal- margen del estudio de los jardines his- guientes: “...dé un valor universal ex-
vaguardia de la cultura no sólo como tóricos, el concepto de ‘paisaje cultu- cepcional desde el punto de vista
hecho material, sino además como he- ral’ destacaba la interconexión entre de la historia, del arte o de la
cho espiritual, intelectual y afectivo. la cultura y la naturaleza. Se ha de- ciencia...” y “...que tengan un valor
Es claro que la UNESCO, al reflexio- mostrado que el enfoque antropológi- universal excepcional desde el pun-
nar sobre la “cultura”, evoluciona des- co de la cultura y el hecho de que las to de vista histórico…” —Artículo
de una consideración elitista clásica ciencias sociales se interesen en los 1° de la Convención sobre la Protec-
hacia una más democratizadora al evi- procesos, en detrimento de los obje- ción del Patrimonio Mundial, Cultural
tar jerarquías entre las culturas y am- tos, son factores significativos en el y Natural, 1972—. Es decir, que el va-
pliar el espectro del término. proceso de la nueva definición de pa- lor, la importancia y el significado del
Pero antes de la Declaración de Bo- trimonio como entidad compuesta de patrimonio cultural son atribuidos por
gotá (1978), el artículo 1° de la Con- expresiones diversas, complejas e in- y desde esas disciplinas, la mayoría
vención sobre la Protección del Patri- terdependientes, que se revelan a tra- de ellas científicas. Por cuestión lógica
monio Mundial, Cultural y Natural vés de las costumbres sociales. Hoy es podemos deducir entonces que toda
(1972), precisa que el Patrimonio Cul- la diversidad de expresiones lo que manifestación del quehacer humano
tural está conformado por: “–los mo- constituye la definición de patrimonio que no sea de la importancia o no ten-
numentos: obras arquitectónicas, de más que la adhesión a una norma des- ga valor ni significado para estas disci-
escultura o de pintura monumentales, criptiva. Este proceso, estrictamente plinas, no pueden declararse ni ten-
elementos o estructuras de carácter ar- dependiente de la idea de la compleji- drán la presunción legal de ser Patri-
queológico, inscripciones, cavernas y dad de patrimonio, no era obvio, monio Cultural de la Nación. Pero
grupos de elementos, que tengan un pues la costumbre de las representa- también podemos deducir que toda
valor universal excepcional desde el ciones visuales simplificadas de la di- manifestación del quehacer humano
punto de vista de la historia, del arte o versidad de culturas mediante sus ex- (incluso de otras especies biológicas,
de la ciencia. —los conjuntos: grupos presiones de patrimonio estaban fir- de la naturaleza en sí y de los cuerpos
memente arraigadas en las mentes». del espacio exterior) constituye interés

2 Tentativamente considero que esta Ley tiene tres fuentes: La Ley del Patrimonio Histórico de España, la Recomendación
sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular de la UNESCO (1989) y las reuniones de la UNESCO previas a la
formulación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (2003).

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 41


Donaldo Pinedo

de estas disciplinas. Ambas deduccio- trimonio [...] Por tanto, toda decisión turas producen el concepto de patri-
nes lógicas no ayudan a precisar el política sobre estos temas debería de- monio, especialmente como lo enten-
cam po del Pa tri mo nio Cul tu ral. jar establecido para la posteridad en demos nosotros, con un fuerte anclaje
Entonces diríamos: según la corriente qué posición se encuentra el que deci- en el pasado. La occidentalización del
teórica predominante y el interés co- de proteger, y cuenta con medios mundo ha llevado a “naturalizar” y
yuntural de estas disciplinas, y por tan- para ello, y en qué otra el protegido. “universalizar” el concepto. Asimis-
to de los representantes del Estado, En cada actuación habrá que valorar mo, argumenta que la patrimonializa-
ciertas manifestaciones del quehacer si existe una transacción equilibrada ción de la historia, así como de las cul-
humano serán importantes y tendrán entre ambas posiciones. Habrá que turas locales, procede de una relación
valor y significado en determinado fundamentar la negociación, atenién- de dominación conceptual y, en con-
tiempo y espacio. Por ejemplo, hace dose a las consideraciones que en la secuencia, cultural, derivada evidente-
20 años era impensable declarar Patri- actualidad se realizan desde el ámbito mente de una geopolítica elaborada e
monio Cultural de la Nación a los del derecho en relación con la cultu- impuesta por las universidades y a tra-
usos de la ayahuasca, ello hubiera es- ra» (Mu ñoz, 2006). Mac Gre gor vés del mercado.
candalizado a las religiones oficiales, (2007) puntualiza: “Por ello, toda ac- Para él, es urgente rechazar el uso
al sistema judicial que consideraba a ción que se dirija hacia la interven- generalizado del término «patrimo-
estas plantas como «alucinógenas» y ción (de cualquier índole) de dichos nio» y de sus subdivisiones para indi-
a la mayoría de ciudadanos peruanos procesos, que no parta de una partici- car al mismo tiempo monumentos his-
que desconocían sobre sus propieda- pación crítica, organizada, colectiva y tóricos, saberes del pasado, culturas in-
des; pero ahora su declaratoria es via- sistemática de los principales actores dígenas o populares del presente, etcé-
ble, no sólo porque reivindica el uso locales, será un acto autoritario, pater- tera. Es precisamente la patrimoniali-
ancestral de la planta en los pueblos nalista e impositivo”. zación de las expresiones culturales la
indígenas amazónicos del Perú, sino Para develar completamente el al- que facilita, entre otros procesos, su
la protege de la biopiratería y de los cance del término Patrimonio Cultu- folclorización, es decir, la descontex-
sistemas internacionales de patentes. ral es necesario explorar el concepto tualización mercantilista de los produc-
Aún así considero que la importancia, de Patrimonio. Este sería el «conjunto tos culturales que impide su realiza-
el valor y el significado de las manifes- de los bienes propios adquiridos por ción «natural» en el contexto de pro-
taciones del quehacer humano no de- cualquier título», y para el derecho: el ducción. Por esto, es necesario refle-
ben regirse exclusivamente por los in- “conjunto de bienes pertenecientes a xionar sobre los efectos que estas no-
tereses y conveniencias de las discipli- una persona natural o jurídica, o afec- ciones, insertadas en las políticas de
nas científicas, porque esta postura de- tos a un fin, susceptibles de estima- los Estados, han producido o pueden
vela la posición emic de ver las cosas, ción económica” —Diccionario de la producir en las culturas locales.
es decir, sólo considerar el punto de Lengua Española, vigésima segunda
vista de los científicos, los intelectua- edición—. Una definición más amplia 2. LA UNESCO Y LA
les y los representantes de la religión de patrimonio refiere a los bienes natu- EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO
oficial, quienes generalmente no per- rales (paisajes, valles, cumbres, pu- DE PATRIMONIO CULTURAL
tenecen o no practican las manifesta- nas, vegetación) y culturales —leyen- INMATERIAL
ciones culturales que declaran como das, fiestas, arte, tecnologías, costum-
Patrimonio Cultural. Esto pone en Hay varios momentos importantes
bres, sistemas de organización, creen- que definen la historia de la aproba-
duda la correspondencia que debe cias— que la Nación hereda a través
existir entre intereses, valores y signifi- ción de la Convención para la Salva-
de la his to ria (FOPTUR, PNUD, guardia del Patrimonio Cultural Inma-
cados de quienes ejercen las discipli- UNESCO, 2001). Si relacionamos los
nas científicas y los portadores de las terial por la Conferencia General de la
conceptos de patrimonio que nos ofre- UNESCO el 17 de octubre de 2003.
manifestaciones culturales estudia- ce la Real Academia de la Lengua
das. Treinta y un años antes, el 16 de no-
Española, el FOPTUR y la Conven- viembre de 1972, la Conferencia apro-
Por defecto, el interés de la ciencia ción de 1972, el enfoque se devela fá- bó un instrumento normativo equiva-
por el patrimonio merma la participa- cilmente: los bienes naturales y cultu- lente, la Convención sobre la Protec-
ción integral —planificación, identifi- rales heredados tienen valor económi- ción del Patrimonio Mundial Cultural
cación y gestión— de los portadores co (participan en las reglas del merca- y Natural. En 1973 Bolivia propone
de ese patrimonio. Antonio Muñoz do) y simbólico (nos proveen de iden- un protocolo adicional a la Conven-
(2006) agrega: «otro de los problemas tidad). Cabe notar que el valor simbó- ción Universal sobre Derecho de Au-
ante el que nos enfrentamos, en rela- lico se reduce a su función identitaria, tor con miras a proteger el folklore. En
ción con la supervivencia de los sabe- dejando de lado la importancia que 1982 la Conferencia Mundial sobre
res y creaciones propios de las cultu- tienen en sí mismos y para el bienes- las Po lí ti cas Cul tu ra les
ras en peligro, es de carácter ideológi- tar social los conocimientos, las técni- —MONDIACULT—, celebrada en la
co. Me refiero, en primer lugar, a cas y las concepciones detrás de los capital de México, reconoce la crecien-
quién decide qué es patrimonio. Y en bienes naturales y culturales. te importancia otorgada al «patrimo-
segundo lugar quién decide cómo se Emanuele Amodio (2006: 62-65) nio cultural inmaterial» e integra a
van a documentar y a proteger en el llama la atención de un aspecto impor- éste en una nueva definición de «cultu-
terreno práctico los productos de la tante: menciona que no todas las cul- ra» y «patrimonio cultural». En 1989
cultura que se hayan considerado pa-

42 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Patrimonio Cultural Inmaterial

la Conferencia General adopta la Re- 2001 la 31ª reunión de la Conferen- UNESCO en septiembre de 2003 y
comendación sobre la Salvaguardia cia General, decidió orientar sus es- éste recomendó a la Conferencia Ge-
de la Cultura Tradicional y Popular, fuerzos hacia la elaboración de un neral la adopción del texto como Con-
pero esta no tenía carácter vinculante nuevo instrumento normativo, preferi- vención de la UNESCO. Y eso es lo
así que su alcance no fue significativo. blemente, una convención; de esta que ocurrió en la 32ª reunión de la
En junio de 1999 se lleva a cabo la manera dispuso la elaboración del an- Conferencia General de la UNESCO
Conferencia Inter nacional de Wa- teproyecto de la nueva convención in- el 17 de octubre de 2003. La Conven-
shington, donde se concluye que era ternacional que fue elaborado entre ción entró en vigor el 20 de abril de
necesario revisar los instrumentos le- 2001 y 2003. Finalmente “El texto del 2006, tres meses después de la fecha
gales sobre patrimonio cultural inma- anteproyecto de la Convención fue en- de depósito ante la UNESCO del trigé-
terial o elaborar uno nuevo. El año viado al Consejo Ejecutivo de la simo instrumento de ratificación”. La
Cuadro N° 1:
ANTECEDENTES DE LA CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

La Conferencia General de la UNESCO adopta la Declaración de los Principios de la Cooperación Cultural


1966
Internacional, en la que se sientan las bases para el desarrollo de las políticas culturales dentro de la Organización.
En la Conferencia Intergubernamental sobre los aspectos institucionales, administrativos y financieros de las políticas
1970 culturales, convocada en Venecia (Italia), se empiezan a esbozar las nociones de “desarrollo cultural” y “dimensión
cultural del desarrollo”
Con motivo de la adopción de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, varios
1972 Estados Miembros manifiestan su interés en que se dé importancia a la salvaguardia de lo que se llamará después el
patrimonio inmaterial.
Bolivia propone un protocolo adicional a la Convención Universal sobre Derecho de Autor con miras a proteger el
1973
folklore.
La Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales (MONDIACULT), celebrada en la capital de México, reconoce la
1982 creciente importancia otorgada al «patrimonio cultural inmaterial» e integra éste en una nueva definición de “cultura”
y “patrimonio cultural”
La UNESCO crea el Comité de Expertos Gubernamentales en la Salvaguardia del Folklore; se establece la Sección de
1982
Patrimonio Inmaterial.
1989 La Conferencia General adopta la Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular.
1994 A raíz de una propuesta de Corea, la UNESCO crea el programa “Tesoros Humanos Vivos”
El Informe “Nuestra diversidad creativa” de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo señala que la Convención
de 1972 no es apropiada para celebrar y proteger la artesanía y formas de expresión como la danza y las tradiciones
1996
orales, y pide el establecimiento de otras modalidades de reconocimiento del patrimonio cultural que se ajusten
adecuadamente a la gran variedad y riqueza de éste en todo el mundo.
1997/ La UNESCO inicia el proceso conducente a la Proclamación de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la
1998 Humanidad.
En el mes de junio, la UNESCO y la Comisión Nacional Marroquí para la Educación, la Cultura y la Ciencia organizan
1997
en Marrakech una consulta internacional sobre la conservación de los espacios culturales.
La UNESCO y la Smithsonian Institution organizan conjuntamente en Washington (Estados Unidos) la Conferencia
1999 Internacional “Evaluación global de la Recomendación de 1989 sobre la salvaguardia de la cultura tradicional y
popular: autonomía local y cooperación internacional”
Tiene lugar en el mes de mayo la Primera Proclamación de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la
Humanidad con la inscripción en la lista correspondiente de 19 expresiones. En octubre, los Estados Miembros de la
2001
Organización adoptan la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, junto con un plan de
acción.
En su 32ª reunión, celebrada en el mes de octubre, la Conferencia General adopta la Convención para la
2003 Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Al mes siguiente se efectúa la Segunda Proclamación de Obras
Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad y se inscriben 28 nuevas obras en la lista correspondiente.
El 15 de marzo Argelia deposita su instrumento de aprobación de a la Convención para la Salvaguardia del
2004
Patrimonio Cultural Inmaterial, convirtiéndose así en el primer Estado Parte en la misma.
Con la Tercera Proclamación de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad el total de Obras
2005
Maestras asciende a 90.
2006 El 20 de abril entra en vigor la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.
Fuente: http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?pg=00007. Fecha de edición: 26.03.2008. Fecha de ingreso: 27.08.2007.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 43


Donaldo Pinedo

Convención fue ratificada por el Perú desembocó en la formulación de va- entre el estudio microsociológico de
en setiembre de 2005 y entró en vigor rios conceptos relacionados, como fol- barrios urbanos, grupos migrantes
el 20 de abril de 2006. klore, cultura popular y cultura tradi- campo-ciudad, obrero fabriles y de
(http://www.unesco.org/culture/ich/in- cional. secciones sindicales como un marco
dex.php?pg=00004. Última edición: Según las Recomendaciones sobre de análisis global de carácter marxis-
23.06.2008. Fe cha de in gre so: la salvaguarda de la cultura tradicio- ta. Permitía dar cuenta de la segmen-
27.08.2008. Ver también los artículos nal y el folklore, UNESCO 1989: “El tación efectiva del trabajo, vida coti-
de Matsuura, 2004b y 2006; Bouche- folklore (o la cultura tradicional y po- diana, intereses políticos y expresio-
naki, 2004; Munjeri, 2004). pular) es el conjunto de creaciones nes simbólicas de las capas mayorita-
Es evidente que todos estos mo- provenientes de una comunidad cultu- rias, es decir, permite hablar de «cul-
mentos generaron importantes discu- ral fundadas en la tradición, expresa- tura obrera», «cultura sindical» o
siones y contribuciones por una ra- das por un grupo o por los individuos «cultura urbana», «cultura campesi-
zón. Koïchiro Matsuura, Director Ge- y reconocidas como el reflejo de las ex- na», que son culturas adjetivadas en-
neral de la UNESCO, en su discurso pectativas de la comunidad en tanto tendidas ahora como subculturas
ofrecido en la Apertura de la 161ª se- que son la expresión de la identidad (Krotz, 2004: 25-28).
sión del Consejo Ejecutivo (París, 28 cultural y social, las normas y los valo- Por otro lado, “existen tres ideas
de mayo de 2001), lo dice de la mane- res se transmiten oralmente, por imita- erróneas sobre la cultura tradicional:
ra más franca y sencilla: «Comparado ción o por otras formas. Estas formas 1. Asociada a lo rural: agrícola, iletra-
con las medidas efectivas que hemos comprenden, entre otras, el lenguaje, do, antiguo, supersticioso, exótico,
puesto en marcha para el patrimonio la literatura, la música, la danza, los marginal... 2. Asociada con la idea ro-
material, el patrimonio intangible o in- juegos, la mitología, los ritos, las cos- mántica: lo puro, lo no contaminado,
material es aún el ‘pariente pobre’ en tumbres, las artesanías, la arquitectura lo elemental y simple, lo “natural”…
nuestra acción. Creo por tanto urgen- y otras artes”. 3. Refiere a la falsedad del esquema
te y necesario proponer el principio Resulta interesante notar que en es- dualista de la sociedad: sociedad tradi-
de la preparación de un instrumento tas Recomendaciones, la UNESCO cional/sociedad moderna” (Moreno,
internacional para la salvaguardia del agrupa los términos de folklore, cultu- 1981. Ci ta do por Marcos, 2004:
patrimonio cultural inmaterial, y to- ra tradicional y popular en uno solo, 929).
mar acciones inmediatas con el fin de pasando por alto cada una de sus dife- Estas ideas erróneas terminaron
complementar esta acción de normati- rentes y hasta contradictorias connota- otorgando connotaciones cerradas a
vización que ha de ser por fuerza una ciones conceptuales. Por ejemplo, la los conceptos de tradición y folklore:
empresa a largo plazo.» (Matsuura, definición originaria de folklore, “sa- “El término ‘tradición’ opaca las raíces
2004: 455) ber tradicional del pueblo”3 es “tan contemporáneas o multiculturales de
Esta desigualdad en la protección amplia en denotación que tampoco muchas prácticas y detiene las habili-
del patrimonio cultural material e in- permite por sí misma decidir, por dades creativas de los grupos que de
material, en la que siempre salió favo- ejemplo, si este saber tradicional del forma legítima demandan una liber-
recido el primero, estaba muy bien en- pueblo debe entenderse restringido a tad cultural para cambiar lo que deci-
tendida en el Informe de la Comisión los pueblos europeos, civilizados, o dan. Pero aún, al omitir el contexto
Mundial sobre Cultura y Desarrollo de bien si debe extenderse a los pueblos que le confiere significado a los obje-
1994, Nuestra Diversidad Cultural: naturales o primitivos, como quería el tos y actividades rituales y festivas, el
“el patrimonio inmaterial ha sido igno- P. W. Schmidt, que encontraba total- concepto de ‘folclor’ fragmenta las
rado durante mucho tiempo. Las for- mente injustificado el hacer semejante prácticas culturales hasta volverlas
mas de vida han sido ignoradas por- distinción. Y con razón, si no se dan sólo piezas de museo” (Arizpe, 2006:
que se presentan en formatos sim- otras determinaciones del concepto. 23)
ples”. Para Dawson Munjeri (2004) Lo malo es que, de no darse estas de- Frente a la restrictiva noción de tra-
“Esta situación anómala cabe atribuir- terminaciones del concepto, el concep- dición, figurada como estática, inalte-
la en buena parte a la mentalidad de to de folklore, al ampliarse, se desvir- rable y pretérita, algunos sugieren la
lo que el Profesor Ralph Pettman con- túa, puesto que al hacerse coextensi- necesidad de resemantizar sus signifi-
sidera, ‘un concepto [de patrimonio] vo con ‘el saber tradicional de cual- cados acomodándolos al cambio cul-
como un lugar, una cosa con otras co- quiera de los pueblos’ y, además, al tural, de manera que la “tradición se-
sas dentro de ella y por lo tanto centra- dejar indeterminado el alcance de ese ría ahora algo así como el resultado de
do en la creación de un ‘museo del ‘saber tradicional’, el concepto se con- un proceso evolutivo inacabado con
mundo’; un mundo en el que lo visi- funde prácticamente con el concepto dos polos dialécticamente vinculados:
ble, lo concreto predomina sobre lo in- antropológico de ‘cultura’, en el senti- la continuidad recreada y el cambio.
material”. do precisamente de Tylor” (García, La idea de tradición remite al pasado
Aho ra bien, el esfuerzo de la 2000). pero también a un presente vivo. Lo
UNESCO y de sus colaboradores Así también, desde las ciencias so- que del pasado queda en el presente
para precisar y enfocar la salvaguar- ciales, el concepto de cultura popu- eso es la tradición. La tradición sería,
dia del patrimonio cultural inmaterial, lar permitía una fructífera conexión entonces, la permanencia del pasado

3 Esta definición fue acuñada por William John Thoms (Revista Athenaeum, N° 982, 1846).

44 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Patrimonio Cultural Inmaterial

vivo en el presente” (Marcos, 2004: xista que recae sobre el término cultu- Patrimonio Cultural Inmaterial
927). ra popular, las interpretaciones atem- (marzo de 2001, Turín): “Procesos ad-
Jesús Guanche aboga por la utiliza- porales y cerradas que sugiere el térmi- quiridos por las personas tales como
ción del término cultura popular tradi- no tradicional, el rostro peyorativo del el conocimiento, las habilidades y la
cional y devela el enfoque bajo el cual término folklore y la necesidad legal creatividad que les son heredados y
se construyó el concepto de PCI: “En de efectivizar la salvaguardia de los as- desarrollados, los productos que
el ámbito conceptual estricto, si lo ana- pectos ambiguos y esquivos del patri- crean y los recursos, espacios y otras
lizamos como definición de la ‘cultura monio cultural, coadyuvaron a esa ta- dimensiones del contexto social y na-
tradicional y popular’ [...] el punto de rea. tural necesarias para su sustentabili-
vista es aceptable aunque ciertamente Sin embargo, en la Reunión Inter- dad; procesos que proporcionan a las
descriptivo. A la luz de varias décadas nacional de Expertos para el patrimo- comunidades vivientes un sentimien-
aun considero valido el concepto de nio cultural inmaterial, realizada en Pa- to de continuidad con las generacio-
cultura popular tradicional como cate- rís, del 10 al 12 de junio de 2002, se nes antecesoras y son importantes
goría antropológica compuesta por definen así los siguientes términos: para la identidad cultural, así como
tres términos concatenados, donde el para la salvaguarda de la diversidad
Cultura popular se entiende como:
tercero especifica la cualidad del se- cultural y de la creatividad de la huma-
“Prácticas sociales y representaciones
gundo y este circunscribe el amplio es- nidad.” (UNESCO, 2002b, 2004)
en las que una comunidad cultural im-
pectro semántico del primero, que es prime su identidad particular en el Patrimonio Cultural Inmaterial (Co-
la referencia principal; es decir, define seno de una sociedad más grande. mi sión Nacional Holandesa para la
el núcleo duro de la continuidad Estas formas culturales frecuentemen- UNESCO, inicios de junio de 2002):
cultural en su dinámica implícita. La te son comercializadas o difundidas” “El patrimo nio cultural inmaterial de
noción de ‘cultura inmaterial’ ha repre- (UNESCO, 2002b, 2004) la humanidad consiste en un conjunto
sentado un significativo salto atrás en de creaciones que a continuación se
Cultura tradicional: “Prácticas so-
relación con lo que la antropología cul- enlistan: tradiciones orales; música ins-
ciales y representaciones que un gru-
tural ya había avanzado al colocar a la trumental y vocal; representaciones ar-
po social estima provienen del pasa-
cultura popular tradicional en el cen- tísticas, como el teatro y la danza; ritos
do por transmisión intergeneracio-
tro de interés y acción de la UNESCO. y eventos festivos; conocimiento y
nal (aún si son de reciente creación)
Conjuntamente, esta noción de ‘patri- prácticas sobre la naturaleza. Esto es:
y a los que un grupo atribuye un esta-
monio inmaterial’ tiene su raíz en tér- Todos los procesos y prácticas (junto
tus par ticular” (UNESCO, 2002b,
minos provenientes de las ciencias jurí- con el conocimiento y las habilidades,
2004)
dicas y no en más de un siglo y medio y los instrumentos y espacios involu-
de investigaciones culturales, especial- Como vemos, a partir del año crados) que son considerados esencia-
mente de los aportes de la antropolo- 2002 la UNESCO aprueba la utiliza- les para la identidad de estos grupos y
gía a es tos es tu dios” (Guan che, ción de dos conceptos —ahora inde- para el mantenimiento de la cohesión
2006). pendientes— complementarios al de social entre ellos. Las comunidades y
Patrimonio Cultural Inmaterial. Pero los individuos en el mundo contempo-
Néstor García Canclini (1989),
notamos un “agregado” en el concep- ráneo deciden la manera de recono-
dice que “hoy está generalmente acep-
to de cultura popular: “Estas formas cer como elementos de su patrimonio
tado que no se dan dos sociedades di-
culturales frecuentemente son comer- cultural inmaterial y continuar recreán-
ferentes e independientes, una tradi-
cializadas o difundidas”. Sin duda dolo en constante respuesta a su desa-
cional (popular) y otra moderna (cul-
hace referencia a la creación y comer- rro llo y con di cio nes his tó ri cas”.
ta). Un reflejo más próximo a la reali-
cialización de productos artesanales. (UNESCO, 2002b, 2004)
dad muestra una imagen dialéctica y
Este punto de vista reduce las caracte-
dinámica de las culturas, en relación Patrimonio Cultural Inmaterial (De-
rísticas políticas, económicas, sociales
de oposición/complementariedad. Es claración de Estambul. IIIa Mesa Re-
y culturales más amplias inherentes a
decir, parece que lo tradicional y lo donda de Ministros de Cultura. “El pa-
toda cultura adjetivada a un rol emi-
moderno se dan en una única socie- trimonio cultural inmaterial, espejo de
nentemente comercial.
dad global. En todo caso de lo que se la Diversidad Cultural”, Estambul,
trata es de dos experiencias distintas. Los conceptos de folklore, cultura 16-17 de septiembre de 2002): “Un
Ahora bien, cada día es mayor el gra- popular y cultura tradicional tienen na- conjunto vivo y en perpetua recrea-
do de hibridación entre lo tradicional turaleza limitada para la UNESCO. Po- ción de prácticas, saberes y representa-
y lo moderno, cuyo resultado es lo seen un candado ideológico contra- ciones, que permite a los individuos y
que convenimos en llamar cultura de dictorio a los intereses conceptuales y a las comunidades, en todos los nive-
masas” (Citado por Marcos, 2004: legales que perseguía esta organiza- les de la sociedad, expresar las mane-
929) ción. Siendo así, tiene sentido cons- ras de concebir el mundo a través de
truir un nuevo concepto con regla- sistemas de valores y referencias éti-
Me parece que la UNESCO, a tra-
mentación propia. Este concepto es cas. El patrimonio cultural inmaterial
vés de las Re co menda cio nes de
«Patrimonio Cultural Inmaterial» y su crea en las comunidades un sentido
1989, llega a concretar lo que Javier
base legal la Convención de 2003. de pertenencia y de continuidad y es
Marcos insistía: resemantizar el con-
Veamos el proceso de construcción considerado como una de las fuentes
cepto de cultura tradicional, popular y
de este concepto: principales de la creatividad y de la
folklore. Talvez el peso ideológico mar-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 45


Donaldo Pinedo

creación cultural. En esta perspectiva por ejemplo, considera que “si damos tural no limitado al campo de los obje-
es conveniente establecer un enfoque por sentada la concepción de denomi- tos que, como bien señala la Conven-
global del patrimonio cultural que dé nar ‘patrimonio cultural inmaterial’ a las ción, es necesario salvaguardar. Al mis-
cuenta del lazo dinámico entre patri- expresiones de la cultura no identifica- mo tiempo, la aceptación conceptual
monio material e inmaterial y de su das con objetos —ya definidos anterior- del patrimonio cultural vivo como susti-
profunda interdependencia”. mente como ‘patrimonio cultural mate- tuto del supuesto ‘patrimonio cultural in-
Recién en octubre de 2003, a tra- rial’—, el principio de identificación o material’ no implica necesariamente,
vés de la Convención para la Salva- punto de partida es falso, erróneo, pues como forma de interpretación dogmáti-
guardia del Patrimonio Cultural Inma- se basa en una lógica maniquea, vulgar; ca, el reconocimiento o identificación
terial, la UNESCO consolida el térmi- limitada en su propia definición a la ex- de un supuesto ‘patrimonio cultural
no, otorgándole vigencia y legitimi- clusiva oposición binaria de antónimos: muerto’, pues eso significa retroceder al
dad conceptual y protección legal con- se parte del principio simple de que si error inicial, es decir, a la propia concep-
creta: Son los usos, representaciones, hay algo negro lo opuesto tiene que ser ción maniquea que generó el pseudo-
expresiones, conocimientos y técnicas blanco, si hay algo grande lo opuesto tie- concepto de «patrimonio cultural inma-
que las comunidades, los grupos y, en ne que ser pequeño, si hay algo mate- terial” (Guanche, 2008: 17)
algunos casos, los individuos recono- rial lo opuesto debe ser ‘inmaterial’, y Otra opinión similar la ofrece Anto-
cen como parte integrante de su patri- así sucesivamente, sin evaluar las impli- nio Muñoz (2006): “Cuando nos enfren-
monio cultural. La definición señala caciones abarcadoras del concepto filo- tamos al concepto ‘patrimonio cultural
igualmente que el PCI: Se transmite sófico de materia como manera de iden- inmaterial’ lo hacemos con un doble las-
de generación en generación; es re- tificar a la propia realidad en su comple- tre metodológico: En primer lugar, la in-
creado constantemente por las comu- jidad diversa y cambiante. Por ello, los fluencia de la experiencia adquirida en
nidades y grupos en función de su en- pseudoconceptos de ‘patrimonio cultu- el estudio y tratamiento del ‘patrimonio
torno, su interacción con la naturaleza ral inmaterial’ o su versión simplificada cultural material’, que ha sido el prime-
y su historia; infunde a las comunida- de ‘patrimonio inmaterial’, lejos de ba- ro en ser documentado y conservado;
des y los grupos un sentimiento de sarse en una propuesta racional, son fo- en segundo lugar, el hábito epistemoló-
identidad y de continuidad; promue- cos de confusión que parten de la extra- gico que subyace, todavía hoy, en la
ve el respeto de la diversidad cultural polación o el acomodo mecánico de tér- concepción de este objeto, la cultura, se-
y la creatividad humana; es compati- minos jurídicos con base en una filoso- gún el cual la abordamos en fragmen-
ble con los instrumentos internaciona- fía idealista y centrada en el derecho in- tos. En este caso, la inmaterialidad de la
les de derechos humanos existentes; dividual, con un evidente sustrato reli- cultura se está tratando según un mode-
cumple los imperativos de respeto mu- gioso en lo que concierne a la añeja se- lo mecánico de disección, influido por
tuo entre comunidades, grupos e indi- paración del cuerpo y el alma, al ser de modelos procedentes de las ciencias na-
viduos y de desarrollo sostenible. la conciencia o del espíritu” (Guanche, turales que ya han sido superados, pero
2008: 1-9). fueron extrapolados en su día a las hu-
El “patrimonio cultural inmate-
rial”, se manifiesta en particular en los También critica la relación que la manidades y al arte y se han decantado
ámbitos siguientes: UNESCO hace de patrimonio cultural en el ámbito del estudio, conservación y
inmaterial y patrimonio vivo: “En reali- protección del patrimonio cultural [...]
• Tradiciones y expresiones orales,
dad nos encontramos con concepcio- Los discursos académicos que estudian,
incluido el idioma como vehículo del
nes disyuntivas, pues si supuestamente interpretan y proponen políticas cultura-
patrimonio cultural inmaterial;
hubiera un ‘patrimonio inmaterial’, solo les a partir de visiones fragmentarias chi-
• Artes del espectáculo; bajo un punto de vista ingenuo o irracio- rrían cuando se confrontan a los produc-
• Usos sociales, rituales y actos festi- nal podría considerarse patrimonio tos culturales como un todo vivo. Esto
vos; vivo. De hecho, si aceptamos como váli- se hace patente cuando toman parte en
• Conocimientos y usos relaciona- do el concepto de patrimonio vivo, este el debate sus legítimos autores y transmi-
dos con la naturaleza y el universo; no puede considerarse desde un punto sores, siempre sorprendidos o incrédu-
de vista racional como equivalente al su- los de tales disecciones. Estas confronta-
• Técnicas ar tesanales tradiciona- puesto ‘patrimonio inmaterial’, pues ciones pueden llegar a ser lamentables
4
les. como bien han demostrado la biología y no benefician a la conservación del pa-
y todos los campos del conocimiento trimonio cultural local”. El primer “las-
3. MIRADAS CRÍTICAS AL con ella relacionados, la vida es una for- tre metodológico” que menciona Mu-
TÉRMINO Y AL CONCEPTO ma particular de la materia orgánica, ñoz fue oportunamente evidenciado
DE PATRIMONIO CULTURAL con determinado tipo de orden, desde por la UNESCO, así que la creación del
INMATERIAL las algas unicelulares, hasta las plantas y término PCI es una consecuencia dedu-
Varios autores concuerdan que el pa- los animales más complejos, incluidos cible; pero quiero ponderar lo que él lla-
trimonio cultural es indivisible en “mate- los seres humanos, generadores, porta- ma el segundo lastre metodológico: el
rial” e “inmaterial”. Jesús Guanche, dores y transmisores del patrimonio cul- hábito epistemológico de abordar la cul-

4 Artículo 2° de la “Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial”, UNESCO, octubre de 2003 y «¿Qué es
Patrimonio Cultural Inmaterial?», en http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?pg=00002. Definiciones similares de PCI
encontramos en la RDN N° 1207/INC, “Directiva sobre Reconocimiento y Declaratoria de las Manifestaciones Culturales
Vigentes como Patrimonio Cultural” (2004).

46 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Patrimonio Cultural Inmaterial

tura en fragmentos. Este hábito, que po- concepto de cultura impediría, y de he- que reflejaban intereses neoliberales,
dría interpretarse como despotismo ilus- cho impide, su utilización como catego- condicionaron la interpretación del
trado, “chirría” cuando se confronta ría técnico-jurídica. Nuestra legislación bien cultural hacia la salvaguardia del
con los portadores de cultura y sus pro- protege no al bien en sí mismo, sino al “bien-cosa” para usufructuar de este
ductos culturales. En efecto, el término valor que representa, el valor histórico bajo condiciones legales favorables.
“Patrimonio Cultural Inmaterial” puede para la ciencia. Pero parece que la Ley Ante ello cobran sentido las críticas
resultar ininteligible, impronunciable e es una y la acción es otra, porque las ac- de Guanche y Muñoz: Develan desde
incongruente para las culturas que tie- ciones actuales se basan en el valor eco- el punto de vista biológico, filosófico, re-
nen procesos cognitivos diferentes a las nómico y en la antigüedad para definir ligioso y económico la inviabilidad del
que predominan en la UNESCO. Esta las categorías de bienes culturales suje- término patrimonio cultural inmaterial,
situación mella la difusión del término y tas a su protección (Vaquer, 2005: 93). aunque no exploran el punto de vista
dificulta su aplicación. Cuando las leyes incorporan el tema del derecho positivo, que resulta más
Un punto de vista que considero rele- de patrimonio inmaterial lo hacen con aleccionador e instructivo. Y aquí resca-
vante y aclarador es el de Marcos Va- la finalidad de convertir los “bienes-acti- to la intención de la UNESCO, porque
quer, quien analiza el término de PCI vidad” en “bienes cosa”. Pero la llena el vacío desde el punto de vista ju-
desde el punto de vista jurídico. Dice UNESCO es la que primero advirtió so- rídico al notar que en los aspectos de sal-
que la definición de la categoría presu- bre la necesidad de regular el patrimo- vaguardia del patrimonio cultural del
me la posibilidad de contraponerlo a nio inmaterial. Su definición de PCI nos mundo sólo predominaba un aspecto,
un patrimonio cultural material, cuan- ofrece dos claves interpretativas de la mientras el otro paseaba en el limbo de
do lo cierto es que el patrimonio cultu- mayor relevancia: 1) Patrimonio inma- la invisibilidad interpretativa. Así, consi-
ral material —todo él— es patrimonio terial no es en absoluto ajeno a la mate- dero que toda la carga volcada hacia el
de cultura y, por ende, es forma, no ma- ria. Aunque sí es claro que el bien tras- término patrimonio cultural inmaterial
teria. La mejor doctrina jurídica al res- ciende a la materia, que es en sí mismo se debe a una posición poco ecuméni-
pecto, la doctrina italiana de los bienes —en cuanto al valor que merece su pro- ca y de escasa perspectiva multidiscipli-
culturales, así lo advirtió desde su mis- tección— inmaterial. No es que el patri- naria, situación que deriva en el análisis
ma formulación científica hecha por monio inmaterial no se manifieste de superficial al concentrarse en el término
Massimo Severo Giannini (Vaquer, forma sensible, ni siquiera que lo haga y no en el concepto.
2005: 88). “En sentido lato, el concepto sólo en forma de actividad sino tam- Bueno, analicemos el concepto. Este
se define por el referimiento de los bie- bién de cosas. 2) Lo relevante es que menciona que “los usos, representacio-
nes a la historia de la civilización, lo que los bienes protegidos por la Conven- nes, expresiones, conocimientos y técni-
constituye a juicio del autor una conno- ción son creaciones “vivas” en el senti- cas —junto con los instrumentos, obje-
tación suficiente para identificarlos, pero do de conformar un patrimonio “que tos, artefactos y espacios culturales que
no jurídica (Giannini, 1976: 6). El autor se transmite de generación en genera- les son inherentes—…”. Inherente quie-
adopta por ello el concepto estricto de ción, es recreado constantemente por re decir “que por su naturaleza está de
bien cultural como testimonio ‘material’ las comunidades y grupos en función tal manera unido a algo, que no se pue-
con valor de civilización, al que sí atribu- de su entorno, su interacción con la na- de separar de ello” —Diccionario de la
ye la calificación de ‘noción jurídicamen- turaleza y su historia…” Luego, como- Lengua Española, vigésimo segunda
te válida’, si bien su definición opera me- quiera que lo denominemos, lo determi- edición—, así que la UNESCO recono-
diante reenvío a disciplinas no jurídicas nante conceptualmente y relevante jurí- ce la indivisibilidad de los bienes cultura-
(Giannini, 1976: 8)” (Vaquer, 2005: dicamente no es que sea un patrimonio les, pero si leemos detenidamente nota-
90). inmaterial sino que es un patrimonio di- mos que la reconoce en parte, porque
Pero lo más notable de la construc- fuso, esto es, que está conformado por hace referencia sólo a los instrumentos,
ción de Giannini se refiere a la caracteri- bienes que se manifiestan de forma di- objetos, artefactos y espacios culturales
zación que hace de la naturaleza jurídi- versa y variada, la más de las veces me- mas no a los bienes culturales materia-
ca de los bienes culturales en torno a la diante actividades, pero otras también les inmuebles, es decir, a los monumen-
inmaterialidad: El bien cultural tiene mediante cosas (Vaquer, 2005: 97) tos. Desde el punto de vista jurídico y
como soporte una cosa, pero no se Como bien lo definió Marcos Va- normativo esta opción es viable porque
identifica con la cosa misma, sino que, quer, siguiendo a Giannini, la idea ini- el objetivo de la Convención es prote-
como bien, se adjetiva de aquel “valor cial del derecho positivo era proteger el ger a los “bienes-expresiones”, pero es
cultural” inherente a la cosa. Por ello, la valor simbólico, el significado, lo que re- inconsistente y fragmentario desde el
misma cosa es (o puede ser) elemento presentaba el bien, es decir, los “bie- punto de vista conceptual porque no re-
material de varios bienes jurídicos: en nes-actividad” y no los “bienes-cosa” conoce la indivisibilidad entre “bie-
particular, de un bien patrimonial y un en sí. Pero como argumenta Vaquer, nes-expresiones” y “bienes culturales
bien cultural. A partir de estas premisas una cosa es la ley y otra la acción. La in- materiales inmuebles”. Creo que la
califica al bien cultural como “inmate- terpretación que se le dio al bien cultu- UNESCO no necesitaba una nueva
rial” porque la cosa material es soporte ral de Giannini derivó en la protección Convención para proteger los bienes
del bien pero no el bien en sí mismo; específica del aspecto menos importan- culturales inmateriales, sino ampliar y re-
éste se da en el valor cultural, que es in- te, el material. La UNESCO, desde su definir la Convención de 1972. Pero, al
material (Giannini, 1976: 24-26, citado nacimiento hasta la aprobación de la parecer, ninguna Convención de la
por Vaquer, 2005: 90). La amplitud del Convención de 2003, y los Estados UNESCO es perfectible.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 47


Donaldo Pinedo

Retomemos la definición de PCI: de proviniere, es portador de cultura, y dad cultural y la creatividad humana’.
Son «los usos, representaciones, expre- en consecuencia, de un patrimonio in- El patrimonio, sea tangible o intangible,
siones, conocimientos y técnicas —jun- material gestado en su propia comuni- no promueve el respeto; éste se pro-
to a los instrumentos, objetos, artefactos dad. El advenimiento de la antropolo- mueve a través de relaciones humanas
y espacios culturales que les son inhe- gía crítica ha visto que el interés ha he- que lo favorecen o no; en la base de la
rentes— que las comunidades, los gru- cho un giro del análisis de lo conductual denominación ‘Patrimonio Cultural
pos y en algunos casos los individuos, y la estructura social hacia el estudio de Inmaterial’ subsiste una idealización
reconozcan como parte integrante de símbolos, significados y mentalidad». que ‘sustantiva’ lo ‘adjetivo’ al grado de
su patrimonio cultural». Como pode- Pero hay una frase en el concepto transformar el objeto en sujeto, como
mos apreciar, son las comunidades, los de PCI con la que no concuerdo: en este caso, que se repetirá en otros
grupos y en algunos casos los indivi- «...que las comunidades, los grupos y fragmentos”.
duos y no las culturas, las subculturas y en algunos casos los individuos, reco- «A los efectos de la presente Conven-
otros grupos específicos quienes recono- nozcan como parte integrante de su pa- ción, se tendrá en cuenta únicamente el
cen esos usos, representaciones… trimonio cultural». Aquí reside uno de patrimonio cultural inmaterial que sea
como parte de su patrimonio cultural; los principales problemas: ¿Qué enten- compatible con los instrumentos inter-
es decir, esta definición no adjetiva cul- demos por Patrimonio Cultural? Des- nacionales de derechos humanos exis-
turas ni grupos sociales, al contrario, pués del análisis realizado en el subtítu- tentes y con los imperativos de respeto
deja campo tanto para la afirmación de lo 1, considero que el concepto de Patri- mutuo entre comunidades, grupos e in-
éstos como para la creación de nuevos. monio Cultural presenta cinco proble- dividuos y de desarrollo sostenible».
José Antonio Mac Gregor (2007) men- mas: Primero, este es hijo del derecho Aquí la ONU, a través de la UNESCO,
ciona que el uso actual que se le da al positivo europeo, por tanto, excluye devela una de sus fuerzas de mayor
concepto patrimonio cultural intangible otras formas de concebir el patrimonio transcendencia ho mo ge nei za do ra.
e inmaterial resulta inadecuado concep- y su protección; segundo, el término y Hace ya mucho tiempo y desde diver-
tualmente hablando, incoherente desde concepto de bien cultural, sinónimo de sas tendencias teóricas los principios de
el punto de vista semántico y extrema- Patrimonio Cultural, si bien nació con la Declaración Universal de los Dere-
damente riesgoso para aquéllos grupos la intención de proteger no al bien en sí chos Humanos son cuestionados por-
sociales a los que el documento de la mismo (que es un simple objeto), sino a que buscan consolidar y aplicar el dere-
UNESCO, pretende proteger y salva- lo que representa, los Estados, homoge- cho positivo a toda la humanidad. De
guardar, porque los invisibiliza. Al con- neizadores desde su origen y copados hecho, estos derechos “universales”, al
trario de lo que piensa Mac Gregor, el por grupos económicos neoliberales, igual que el concepto de Patrimonio
término PCI no “invisibiliza”, por ejem- terminaron ponderando la protección Cultural, no tienen porqué ser tales; es-
plo, a los pueblos indígenas, más bien de la parte menos importante del con- tos restringen otras formas de derecho,
los incorpora, aunque de manera implí- cepto y dejaron la otra, la que en reali- como el consuetudinario que actual-
cita. El reto de los pueblos indígenas y dad se quería proteger, en un cauce sin mente ejercen, aunque a medias, los
de otras culturas adjetivadas es justa- suerte; tercero, el Patrimonio Cultural pueblos indígenas. El hecho que los
mente no quedar invisibles en la inter- sólo tiene valor económico, por ende pueblos indígenas no comulguen con la
pretación y en la aplicación de las leyes. susceptible de regirse por las leyes de la Declaración Universal de los Derechos
Si bien resulta interesante el debate, la oferta y la demanda estipuladas por Humanos no quiere decir que deba-
propuesta de reivindicar el término de nuestro sistema democrático liberal; mos dejar de lado su patrimonio cultu-
cultura popular tradicional en el ámbito cuarto, de lo anterior se desprende que ral inmaterial. Vale el esfuerzo ahondar
de la UNESCO, me parece improceden- el “bien-objeto” se convierte en la base en el futuro sobre este tema.
te, porque es un término —cito a Mac de “nuestra máxima riqueza” y en la La Convención considera que son
Gregor— que sí “invisibiliza” a las cultu- “proveedora de identidad” y; quinto, el cinco las “manifestaciones del Patrimo-
ras que no tienen extracción popular o Patrimonio Cultural sólo puede ser pro- nio Cultural Inmaterial”:
corte tradicional. Considero que el con- tegido por el Estado y mientras tenga
cepto de PCI ofrecido por la UNESCO • Tradiciones y expresiones orales, in-
valor histórico y científico.
es amplio por dos razones: incorpora a cluido el idioma como vehículo del pa-
Continuemos: “Este PCI, que se trimonio cultural inmaterial;
todos los que generan cultura y no defi-
transmite de generación en generación
ne categorías espaciales (urbano y ru- • Artes del espectáculo;
es recreado constantemente por las co-
ral), condición social (pobre, rico, popu- • Usos sociales, rituales y actos festi-
munidades y grupos en función de su
lar, elitista) ni tiempo (pasado, presente, vos;
entorno, su interacción con la naturale-
moderno, tradicional). Al mismo tiem-
za y su historia, infundiéndoles un senti- • Conocimientos y usos relacionados
po es preciso, porque enumera sus ma-
miento de identidad y continuidad y con la naturaleza y el universo;
nifestaciones.
contribuyendo así a promover el respe- • Técnicas artesanales tradicionales.
Aquí me parece pertinente rescatar to de la diversidad cultural y la creativi-
la opinión de Andrés Abad (2006: 6): dad humana”. No tengo reparos con Aquí la opinión de Mac Gregor
«En el concepto de PCI de la UNESCO este párrafo, pero José Antonio Mac (2007) es reveladora: «La definición
se nota en todo caso una estrecha rela- Gregor sí: “Otra inconsistencia relevan- arriba referida sobre el patrimonio cultu-
ción con las definiciones antropológicas te tiene que ver cuando se afirma que el ral intangible incluye un concepto ver-
de cultura (herencia social), destacando PCI: ‘promueve el respeto de la diversi- daderamente difícil de asir: artes del es-
que cada individuo, no importa de don- pectáculo… ópera, rock, performance,

48 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Patrimonio Cultural Inmaterial

música sinfónica, conciertos de música mentar, no sin problemas, su concepto exclusivamente en el patrimonio mate-
comercial… el concepto espectáculo ge- abstracto». Ya en términos operativos, rial. Esta tendencia es más que eviden-
neralmente va asociado a estas posibili- Romero indica que lo inmaterial se con- te en la Dirección Regional de Cultura
dades ya que los grupos populares, tra- vierte en material cuando se protege, de Cusco, institución que en 37 años
dicionales e indígenas no suelen produ- conserva, preserva, archiva, por ejem- de historia se avocó a proteger con
cir espectáculos; la naturaleza de su arte plo, a través de filmaciones y otras tec- ahínco los bienes culturales materiales
va más vinculado a los rituales, festivida- nologías (Romero, 2005: 45). Concuer- muebles e inmuebles de procedencia
des, a lo sagrado y a la cohesión social do con Raúl Romero, porque exige tra- inka y colonial. Esta tendencia inkanis-
en donde el arte adquiere la dimensio- bajar ya no en la discusión retórica del ta y colonial de intervención, más el
nes propias de la cultura popular». Ante término PCI sino en su aplicación y «despotismo ilustrado» inherente a la
la carga exclusivamente comercial del operatividad conceptual, aunque no lo administración pública y a la gestión
término, algunos prefieren usar otro: «ar- sigo cuando muestra el lado conserva- cultural, no permite que las comunida-
tes de la representación». dor de la protección, es decir, tangibili- des, grupos o individuos portadores
Estas cinco manifestaciones me pare- zar lo intangible en medios audiovisua- de los «bienes-expresión» sean vistos
cen demasiado cortas para abarcar les y escritos, olvidando procesos tan con ojos patrimoniales.
todo el espectro que sugiere el patrimo- importantes como articular las manifes- Cabe el llamado de atención de
nio cultural inmaterial. Aquí cabe desta- taciones en espacios sociales de repro- Santiago Alfaro: «mientras que el Insti-
car que tanto el artículo 5° de la RDN ducción permanente y generar partici- tuto Nacional de Cultura se encarga
N° 1207/INC como el artículo 86° del pación activa y en todos los niveles de de registrar etnográficamente y difun-
DS 011-2006-ED, consideran como los portadores de cultura. dir a nivel educativo (imprimiendo li-
manifestaciones del PCI a: 1) Lenguas bros, editando CD’s, haciendo exposi-
y tradiciones orales; 2) Fiestas y celebra- 4. A MODO DE ciones) artes interpretativas (fiestas,
ciones rituales; 3) Música y danzas; 4) CONCLUSIONES: EL ROL Y danzas, música), valorándolas por su
Expresiones artísticas plásticas: arte y ar- LOS RETOS DE LAS contenido cultural y no por su atracti-
tesanías; 5) Costumbres y normativas INSTITUCIONES CULTURALES vo comercial; el Ministerio de Comer-
tradicionales; 6) Formas de organiza- PÚBLICAS PERUANAS cio Exterior, PROMPEX, PromPerú y
ción y de autoridades tradicionales; 7) Es evidente que nuestra legislación el Ministerio de RREE promueven el
Prácticas y tecnologías productivas; 8) sobre el Patrimonio Cultural tiene bases desarrollo económico de las artes es-
Conocimientos, saberes y prácticas aso- sólidas en el derecho positivo europeo paciales (artesanías y gastronomía),
ciadas a la medicina tradicional y la gas- y en las convenciones de la UNESCO. incentivando la adecuación de las es-
tronomía, entre otros; 9) Los espacios La Ley General del Patrimonio Cultural téticas vernaculares a las exigencias
culturales de representación o realiza- de la Nación es su fiel reflejo al incorpo- del turismo, la clases nacionales aco-
ción de prácticas culturales. Como po- rar términos como “bienes culturales modadas y del mercado internacio-
demos apreciar, estas manifestaciones materiales e «inmateriales” y al definir nal; y el INDECOPI realiza labores de
precisan mejor los campos de acción y su valor para la ciencia. protección de la propiedad intelectual
protección del patrimonio cultural inma- Como es obvio, el Estado Peruano de los conocimientos tradicionales vin-
terial que las cinco enumeradas por la y sus leyes también inclinaron la ba- culados a la diversidad biológica en
UNESCO. lanza de la interpretación hacia la pro- reacción a la creciente ‘biopiratería’
Raúl Romero (2005: 45) considera tección de los «bienes-objeto», por protagonizada especialmente por em-
que la definición enumerativa de la ello, las componendas legales para presas farmacéuticas multinacionales.
UNESCO, si bien corresponde a una proteger los bienes culturales materia- Contradictoriamente, para algunas
definición poco apoyada por la antro- les son amplias y complejas si las com- instituciones el mercado es una ame-
pología —se prefiere una definición paramos con las regulaciones elabora- naza para la cultura y para otras una
conceptual más general que un listado das para los bienes culturales inmate- oportunidad para hacer negocios [...]
de rasgos—, se justifica porque está ba- riales.5 Por ejemplo, el INC (Instituto La ausencia de una plataforma de
sada en la necesidad del economista de Nacional de Cultura), el «organismo coordinación entre todas estas entida-
visualizar lo intangible. Por ello, sugiere rector responsable de la promoción y des impide que el Estado despliegue
a los teóricos del desarrollo que imagi- desarrollo de las manifestaciones cul- un esfuerzo organizado a favor del de-
nen o interpreten el concepto de cultura turales del país y de la investigación, sarrollo humano. Como consecuen-
para poder cuantificarlo o medir sus al- preservación, conservación, restaura- cia no se establecen prioridades de sal-
cances. “La noción de patrimonio in- ción, difusión y promoción del Patri- vaguardia, abandonándose aquellas
material aporta no sólo una metáfora monio Cultural de la Nación» (Artícu- expresiones culturales que no gene-
pletórica de sugerencias y un campo lo 2° del De cre to Su pre mo ran réditos económicos inmediatos
bien definido para situar la cultura con- 017-2003-ED), a lo largo de su histo- (como la literatura oral); no se consti-
venientemente, sino que llega a instru- ria institucional centró su interés casi tuyen sinergias intersectoriales, dupli-

5 Incluso hay ciertas contradicciones: En la Ley N° 28296 (julio de 2004) el concepto de bienes culturales inmateriales es similar
al concepto de cultura popular y tradicional estipulado por la UNESCO en 1989. Recién en noviembre de 2004, a partir de la
Resolución Directoral Nacional N° 1207/INC, “Directiva sobre Reconocimiento y Declaratoria de las Manifestaciones
Culturales Vigentes como Patrimonio Cultural”, el concepto de bienes culturales inmateriales es similar al de patrimonio
cultural inmaterial de la UNESCO.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 49


Donaldo Pinedo

cándose esfuerzos (cada ministerio tie- •Arizpe, Lourdes. 2006. “Los debates inter- •Matsuura, Koïchiro. 2006. “El reto cultu-
ne su propia base de datos) o dejándo- nacionales en torno al Patrimonio Cultural ral en el centro de las relaciones internacio-
Inma te rial”, en Cui cuilcu (Mé xi co) nales», en Política Extranjera (Politique
se de complementar iniciativas (el in-
Año/vol 13, N° 038. Étrangére) (Paris) 4° trimestre. El docu-
cremento de las exportaciones de las mento se puede bajar del siguiente link:
•Bouchenaki, Mounir. 2004. «Editorial»,
artesanías no va acompañado del res- en Museum International. Intangible Heri- w w w. d i p l o m a t i e . g o u v. f r / f r
cate de diseños y técnicas tradiciona- tage, Vol. LVI, 1-2 / 221-222 (Francia: /IMG/pdf/0903_Matsuura_ESP.pdf
les, o a la inversa); ni se articulan las UNESCO) •MORENO NAVARRO, I. 1981. “Cultura
demandas locales con las regionales y •FOPTUR, PNUD, UNESCO. 2001. ¡Sal- tradicional y cultura popular en la socie-
las nacionales, perdiéndose la oportu- vemos lo nuestro! (Lima: FOPTUR —Fon- dad moderna”, en Cultura y Folklore
nidad de construir consensos demo- do de Promoción Turística, Perú, PNUD (Murcia: Editora Regional de Murcia)
cráticos en torno a la mejora de la cali- —Programa de las Naciones Unidas para •munjeri, Dawson. 2004. “Patrimonio Ma-
dad de vida de la gente en base a su el Desarrollo, UNESCO —Organización terial e Inmaterial: de la diferencia a la con-
de las Naciones Unidas para la Educa- vergencia”, en en Museum International.
cultura» (Alfaro, 2006: 12-13). ción, la Ciencia y la Cultura) Intangible Heritage, Vol. LVI, 1-2 /
Ahora que la discusión sobre la crea- •GARCÍA CANCLINI, Néstor. 1989. Cultu- 221-222 (Francia: UNESCO)
ción de un Ministerio de Cultura en el ras Híbridas. Estrategias para entrar y salir •Muñoz Carrión, Antonio. 2006. “El patri-
Perú se ha retomado con mayor fuerza, de la Modernidad (México: Grijalbo) monio cultural material y el inmaterial:
el reto para el Estado será reconocer •GARCÍA SIERRA, Pelayo. 2000. Diccio- dos caras de la misma moneda”, en Co-
que «la protección jurídica del patrimo- nario Filosófico (Oviedo: Fundación Gus- mu ni ca ción y So cie dad (blogs pot).
tavo Bueno) http://co mu ni ca cion-so cie dad.blogs-
nio cultural nunca puede agotarse en la pot.com/2006/03/el-patrimonio-cultu-
conservación de la cosa, porque el bien •GIANNINI, M.S. 1976. “¡beni culturali”, ral-material-y-el.html
protegido la trasciende, aún para los bie- en Rivista Trimestrale di Diritto Pubblico,
Anno XXVI. •Pettman, Ralph. 2001. “The Japanese con-
nes que se manifiestan en un único so- cept of heritage in its global politico–cultu-
porte material» (Vaquer, 2005: 97). El •Guanche, Jesús. 2006. “El patrimonio cul- ral context”, en Asian Studies Institute Pa-
segundo gran reto será reconocer que tural vivo y su protección”, en Página Web per 17 (Wellington)
de la Universidad Nacional Experimental
el derecho positivo es una forma más del Yaracuy (Venezuela). http://www. •Romero Cevallos, Raúl R. 2005. ¿Cultura
de legislar los actos del hombre, pero uney.edu.ve/publicaciones/publicacio- y desarrollo? ¿Desarrollo y cultura? Pro-
no de todos los hombres o más bien di- nes.htm puestas para un debate abierto (Lima:
cho de todas las culturas que se mani- PNUD).
•Guanche, Jesús. 2008. “El imaginado ‘pa-
fiestan en nuestro país. Debemos gene- trimonio inmaterial’. ¿Un acercamiento a •UNESCO. 1972. Convención sobre la
rar cambios en nuestra legislación, cam- la verdad o una falsedad engañosa?”, en protección del patrimonio mundial, cultu-
Perfiles de la Cultura Cubana, N° 1. ral y natural.
bios que reflejen el pluralismo de las
perspectivas que existen sobre el tiem- •Krotz, Esteban. 2004. “El concepto de •UNESCO. 2002. Declaración de Estam-
‘cultura’ y la antropología mexicana: ¿una bul. IIIa Mesa Redonda de Ministros de
po, el espacio y los bienes. Debemos Cultura. “El patrimonio cultural inmate-
captar esas nociones que aún cabalgan tensión permanente?”, en Antología so-
bre cultura popular e indígena. Lecturas rial, espejo de la Diversidad Cultural”,
en el imaginario de las culturas origina- del seminario Diálogos en la Acción. Pri- Estambul, 16-17 de septiembre de 2002.
rias y reproducirlas en leyes y normas. mera Etapa (México: CONACULTA). •UNESCO. 2002b. Glossary Intangible
Talvez la consecución de estos retos de- •Mac Gregor C., José Antonio. 2007. “Críti- Cultural Heritage. Prepared by an interna-
manden la caída de la mayor parte de ca al uso del adjetivo ‘intangible’ en rela- tional meeting of experts at UNESCO,
los prejuicios que dirigimos hacia los ción al Patrimonio Cultural y sus conse- 10-12 June 2002 (The Hague: Wim van
otros diferentes. cuencias sobre las culturas populares». Po- Zanten)
nencia presentada en el VI Emisión de Me- •UNESCO. 2003. “Convención para la Sal-
Bibliografía sas Redondas y Conferencias Magistrales vaguardia del Patrimonio Cultural Inmate-
sobre el Patrimonio Cultural de Chiapas, rial” (UNESCO)
•Abad, Andrés. 2006. “El alma de los sig- Septiembre 25, 26, 27 de 2007. Mesa de •UNESCO. 2004. “Glosario sobre Patrimo-
nos: Reflexiones sobre patrimonio inmate- Patrimonio Cultural Intangible: Escena- nio Cultural Inmaterial”, en Antología so-
rial, diversidad y expresiones culturales rios y desarrollo de las culturas de Chia- bre la cultura popular e indígena. Lecturas
para una política exterior del Ecuador”, pas.” del Seminario Diálogos en la Acción. Pri-
en Página Web del Ministerio de Relacio-
•Marcos Arévalo, Javier. 2004. “La tradi- mera Etapa. (México: CONACULTA)
nes Exteriores, Comercio e Integración de
ción, el patrimonio y la identidad”, en •UNESCO. 2008. “Aprobación de las Di-
la Re pú bli ca del Ecua dor.
Revista de estudios extremeños, Vol. 60, rectrices Operativas para la aplicación de
www.mmrree.gov.ec/mre/documentos/mi-
N° 3 la Convención”. Proyecto de Resolución 2
nisterio/planex/ponencia_11.pdf
•MATSUURA, Koïchiro. 2004. “Discurso GA.5 propuesto en la Segunda Reunión
•Alfaro RotonDo, Santiago. 2006. “Patrimo-
del señor Koïchiro Matsuura, Director Ge- de la Asamblea General de los Estados
nio cultural inmaterial. Un recurso para el
neral de la UNESCO, en la Apertura de la partes en la Convención para la Salva-
desarrollo”, en Gaceta Cultural del Perú
161ª sesión del Consejo Ejecutivo, París, guardia del Patrimonio Cultural Inmate-
(Lima-INC) N° 24.
28 de mayo de 2001” en La UNESCO y rial, Sede de la UNESCO, 16-19 de junio
•Amodio, Emanuele. 2006. “Bienes inma- la idea de Hu ma ni dad (Bra si lia: de 2008.
teriales y procesos culturales: definiciones UNESCO) •Vaquer Caballería, Marcos. 2005. “La
y contradicciones”, en VII Encuentro para
•MATSUURA, Koïchiro. 2004b. “Prefa- protección jurídica del Patrimonio Cultu-
la promoción y difusión del patrimonio in-
cio”, en Museum International. Intangible ral Inmaterial”, en Revista de la Subdi-
material de países Iberoamericanos. Ges-
Heritage, Vol. LVI, 1-2 / 221-222 (Francia: rección General de Museos Estatales
tión del patrimonio inmaterial y la diversi-
UNESCO) (s.l.) N°1.
dad cultural (Bogotá: Marcela Giraldo)

50 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Políticas de Vivienda Rural
PERÚ 1985 – 2009
Victor Manuel Salas Velásquez1, Fernando Oviedo Hinojosa2

Resumen
El presente trabajo se circunscribe
en los hechos que se dieron de mane-
ra paralela a la toma de decisiones, de-
sarrollandose en un contexto de cam-
bios estructurales consecutivos en las
políticas económicas. Este trabajo es
una visión de la toma de decisiones
políticas en materia de vivienda rural
desarrollado en nuestro país desde
1985 al 2009.

1. ANTECEDENTES

1.1. El Proyecto de
Acondicionamiento Territorial y
Vivienda Rural —PRATVIR
Desarrollado durante el primer go-
bierno del APRA, cuya política del sec-
tor vivienda y construcción, consideró
como sectores populares tanto a nivel
urbano como rural, a aquella población
que satisface su necesidad de vivienda
a través de la autoconstrucción, y que
no cuentan con los servicios básicos de
agua, desagüe y electricidad.
Por lo mismo; es en el campo del fi-
nanciamiento habitacional que a tra-
vés del ban co de la vi vien da
—BANVIP— en su faceta de “institu-
ción central del sub-sistema de finan-
ciamiento habitacional con el rol de
administrador financiero de los recur- campo de la vivienda y construcción, con recursos del mercado, redefini-
sos del fondo nacional de la vivienda esfuerzo continuo, la construcción ción del ámbito de atención de las ne-
—FONAVI— y de otros fondos pro- como sector dinámico de la construc- cesidades habitacionales, consolida-
mocionales y su papel como ente regu- ción, democratización, descentraliza- ción del subsistema de financiamiento
lador y promotor del sistema mutual3, ción, mantenimiento de subsidios y el habitacional, inversión publica recupe-
se despliegan en parte los lineamien- apoyo a los grupos organizados de de- rable, apoyo al desarrollo regional. fi-
tos de la política habitacional del minis- mandantes. Específicamente en lo nal men te, cabe se ña lar que el
terio de vivienda y construcción, fun- que se refiere a la política de financia- BANVIP redefinió, desde 1985, sus lí-
damentados en el plan nacional de de- miento habitacional se establecieron neas de acción crediticia para poder
sarrollo elaborado por el instituto na- las siguientes premisas: reorientación atender las prioridades antes señala-
cional de planificación —INP—, con del subsidio en las tasas de interés, das, siendo tres los ámbitos de acción
los principales lineamientos: nueva combinación de los recursos fiscales crediticia: Fomento Habitacional, con
orientación del rol del estado en el
1 Arquitecto egresado de la FAAP UNSAAC. Maestrista en Vivienda SPGSE FAUA UNI.
2 wfernando_oviedo@hotmail.com
3 Cornejo Ramírez, Enrique. La Obra Silenciosa. Fondo Editorial del Banco de la Vivienda del Perú. Lima 1990.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 51


Victor Salas, Fernando Oviedo

XI líneas de acción y tasas de interés dos por los beneficiarios de los proyec- a crear condiciones atractivas para
que varían según cada línea de acción tos. Por lo mismo; el BANVIP en diciem- que el poblador de las áreas rurales
y la región en la que se otorga el crédi- bre del mismo año suscribió un conve- mejore sus posibilidades productivas
to. Fomento del sistema mutual con lí- nio de operaciones con el ministerio de y sirvan a la comunidad andina ha-
neas de crédito del tipo: de fomento vivienda y construcción para “progra- biéndose logrado rehabilitar cerca de
habitacional, de especial de apoyo y mas de desarrollo integral del hábitat ru- 1,000 Ha. de andenería. Desde el ini-
de créditos comerciales. y créditos co- ral” enmarcados en la XI línea de ac- cio de sus operaciones en 1986 y has-
merciales a empresas del sector vivien- ción crediticia “programas especiales” ta diciembre de 1989, el PRATVIR eje-
da y construcción.” del ámbito de acción denominado “fo- cuto un total de 87 proyectos, por un
De estos lineamientos, la incidencia mento habitacional”. Este programa de monto que asciende a I/. 3,621 millo-
en el tipo de apoyo ofrecido al sector ru- desarrollo integral del hábitat rural, com- nes con recursos del FONAVI, habien-
ral fue mediante una redefinición del prendía “la atención de necesidades de do sido el total de 1,435 familias aten-
ámbito de atención de las necesi- vivienda, de saneamiento básico, la do- didas en los departamentos de Apuri-
dades habitacionales de la política tación de la energía, la célula habitacio- mac, Ayacucho, Huancavelica, Junín
del financiamiento habitacional, basa- nal, sus servicios habitacionales comple- (construcción de viviendas y talleres),
do en el criterio de atender el financia- mentarios, y de manera particular, la Puno (construcción de núcleos bási-
miento a la mayor gama posible de re- rehabilitación de estructuras para la re- cos de vivienda, programa de mejora-
querimientos habitacionales, surgiendo cuperación de las tierras productivas in- miento de viviendas). Por otro lado,
el PRATVIR, para estimular la cons- dispensables para el desarrollo autosufi- de este total de familias no se conoce
trucción con materiales locales, así ciente del hábitat rural” datos de cuantas familias efectivamen-
como el programa de adobe estabi- En este marco el PRATVIR ejecutó te recibieron el crédito para las vivien-
lizado, además de la construcción de el mencionado convenio a través de das y si llegaron a cancelar el 100%
servicios de agua, desagüe y electrifica- los siguientes programas: del crédito o fueron condonados.
ción, que fueron posibles por interme- • Obras de irrigación, mejoramiento Como ya es sabido el primer go-
dio de la implementación del plan sie- de canales, construcción de canales, bierno de Alan García Pérez, terminó
rra, en el que se otorgan prestamos in- terminación de presas, reservorios de dejando al país en situación de crisis
dividuales en condiciones financieras irrigación. económica y social, y en ese escena-
blandas a favor de sectores poblaciona- rio el sector rural fue afectado de ma-
• Rehabilitación del agro y obras de nera extrema sumándose la presencia
les de bajos recursos económicos, aque-
arte. del conflicto social interno desarrolla-
llos que tradicionalmente no han sido
considerados como sujetos de crédito • Provisión de servicios de agua po- do por el terrorismo, el mismo que
por los bancos, pobladores ubicados en table y desagüe. produjo que en muchos lugares la po-
pueblos jóvenes, áreas rurales y comuni- • Construcción de viviendas, nú- blación abandone las tierras para emi-
dades campesinas para la construcción, cleos básicos, mejoramiento de vivien- grar a las principales ciudades del
ampliación o terminación de viviendas das, talleres, adquisiciones varias. país, incluida Lima.
de material de la zona, esto es adobe es- • Dotación de materiales, fabrica-
tabilizado, carrizo, madera, estera, ba- 1.2. El Escenario de las Políticas
ción de paneles de quincha y adobes de la Ultima Década Siglo XX
rro, caña, calamina, etc. Pudiendo in- estabilizados.
cluirse instalaciones internas de servi- La situación de bancarrota en la que
cios de agua, desagüe o luz eléctrica; co- El proyecto insertó un cambio cua-
litativo muy importante en la política se encontraba el país producto del pri-
rrespondiendo el sistema de construc- mer gobierno de Alan García, la ausen-
ción a la costumbre ancestral de la ayu- del sector vivienda y construcción des-
tinado a atender el problema de la vi- cia de planes de gobierno de parte de
da comunal. Alberto Fujimori, presidente constitucio-
vienda en el medio rural, porque el ob-
El PRATVIR, fue creado mediante jetivo de otorgar créditos para la reha- nal para el periodo 1990–1995, y la in-
D.S. 040-85-VC del 25 de noviembre bilitación de andenes y canales de irri- terpretación local del “Consenso de Wa-
de 1985, con la finalidad de promover gación dentro de una política de finan- shington”4 originaron la desregulación
el desarrollo integral de las áreas rurales ciamiento habitacional era favorecer y liberalización en las políticas de estabi-
con recursos que debían ser reembolsa- lización en nuestro país5. Políticas que

4 Los organismos multilaterales —FMI, BID y el BM— y una corriente de pensamiento generada en los medios académicos y
gubernamentales de Washington, bajo la forma del programa de ajuste estructural o las reformas estructurales, mas conocido
como el “consenso de Washington”, agenda de reformas económicas, institucionales y políticas que se han aplicado en la
Inglaterra de Thatcher, en los Estados Unidos de Reagan, y en américa latina en México, Chile y Perú, cuyas reformas son:
disciplina fiscal, priorización del gasto público, reforma fiscal, liberalización financiera, mantenimiento de un tipo de cambio
competitivo, liberalización comercial, fomento de la inversión extranjera, la privatización de empresas públicas,
desregularización y el reconocimiento de los derechos de propiedad. En su conjunto se trata de reformar los roles del sector
privado y del sector público. Gonzáles de Olarte, Efraín (1998b:23-24) Neoliberalismo y el péndulo de largo plazo. En
Neoliberalismo y el desarrollo humano. Desafíos del presente y del futuro. Instituto de Ética y desarrollo Antonio Ruiz de
Montoya. Lima.
5 “La confianza del gobierno en el capital extranjero y su dependencia respecto a él se manifestaron en 1990. El primer
indicador se presentó en 1990 cuando el gobierno tomó la decisión unilateral de comenzar a pagar la deuda externa. Durante
este período las instituciones multilaterales, como el FMI, BM y el BID jugaron un papel clave en las estrategias adoptadas para

52 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pólíticas Vivienda Rural

se podían implementar si se practicaba sas estatales y los sistemas de produc- plementario a través de la provisión
una democracia autoritaria o democra- ción colectiva, medidas aplicadas por de educación, salud e infraestructura,
cia dirigida —en los términos del libro muchos de los gobiernos de america la- en tanto la política de vivienda
verde de las fuerzas armadas o del servi- tina entre la segunda guerra mundial y fue eliminada y la atención del
cio de inteligencia nacional—. En el la década de 1980, en un intento de de- sector dejada al libre juego de
caso de la subversión fue necesario apli- sarrollar economías que sirvieran a los las fuerzas del mercado. En térmi-
car políticas de contrainsurgencias radi- intereses nacionales y fomentaran una nos generales se pensaba que el mer-
cales que garantizaron un gobierno fuer- mayor coherencia interna al incorporar cado era quien eficientemente asigna-
te, es decir, en ley y orden que genera- diversos grupos mediante políticas pro- ba los recursos y que sólo se requería
ran una estabilidad necesaria para po- teccionistas y programas de interés so- “facilitar” la operación de los agentes
ner en práctica el nuevo modelo econó- cial. privados y la función planificadora es-
mico “el neoliberal” y de ese modo El gobierno de Fujimori aplicó en tatal se consideró obsoleta e inconve-
atraer la “inversión extranjera” que posi- 1992, aunque tardíamente, la versión niente. Lo que le pase a la gente es
bilitara “poner en orden” las finanzas más extrema del paquete de medidas solo un resultado, un “costo social”,
públicas que estaban en estado catastró- del consenso de Washington que sus es decir las personas se deben ajustar
fico. vecinos de américa latina, la política a las cosas, porque es un problema se-
Pero a un ni vel in ter na cio nal, económica sugerida por los sectores cundario, manejable con políticas de
como contexto histórico que forzó a la neoliberales y neoconservadores, así alivio a la pobreza, lo que le pase a las
gran mayoría de los gobiernos del ter- como por los organismos multilatera- empresas es un problema de capaci-
cer mundo a aplicar políticas de mer- les. Y como primer indicador de ello dad empresarial.
cados abiertos fue en respuesta al co- se obtuvo lo que normalmente se es- Por lo mismo; desde abril de 1996
lapso de las economías socialistas, así pera de un modelo extremadamente se inició con un reajuste ortodoxo, don-
como al creciente poder de las institu- neoliberal: “crecimiento” sin desarro- de la cúpula cívico-militar para sostener
ciones financieras inter nacionales. llo, y en el corto plazo las consecuen- socialmente el modelo neoliberal que si-
Estos gobiernos literalmente quebra- cias fueron dolorosas para la pobla- guió implementando, y controlar las
ron ante los cambiantes mercados fi- ción, en su conjunto, se produjo un au- reacciones de los sectores más necesita-
nancieros y de mercancías, así como mento de la pobreza por una eleva- dos o más desposeídos, copó la admi-
ante la acumulación de poder de las ción del 400% del costo de vida. nistración de los programas sociales de
corporaciones que persiguen expan- emergencia creados desde 1991 y que
dir sus intereses a escala mundial. El Gobierno y el Mercado fueron centralizados en el ministerio de
Como movimiento político de la dé- Para temas de vivienda marcaron la presidencia, una suerte de secretario
cada de 1980, el neoliberalismo reaccio- diferencias, la política económica mo- de Estado encargado de varios progra-
nó contra la “excesiva” intervención es- dificó la política social porque la nue- mas: FONCODES6 —fondo nacional
tatal y rechazó la sobre-regulación de la va constitución de la república de de compensación y desarrollo social—,
economía, el proteccionismo, las empre- 1993 encarga al estado un rol com- PRONAA —programa nacional agro
estabilizar y liberalizar la economía. La celeridad con que se autorizaron los incentivos para promover la inversión extranjera
fue sólo otro indicador de la importancia del apoyo económico internacional para sostener al gobierno y sus políticas”. Iguiñiz,
Javier. La estrategia económica del gobierno de Fujimori: una visión global. En, Crabtre, John y Thomas, Jim (1999:19) El
Perú de Fujimori: 1990-1998. Instituto de Estudios Peruanos (IEP) Universidad del Pacífico, Centro de Investigaciones. Lima.
6 El FONCODES fué el programa de emergencia de mayor presupuesto; gastó 542 millones de dólares entre noviembre de
1991 y agosto de 1995, 141 millones por año (13 dólares por persona en situación de pobreza o 30 dólares por persona
extremadamente pobre, lo que representaba apenas el 2,5% del salario mínimo anual). En, Silva Sernaqué, Alfonso
(2002:186)

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 53


Victor Salas, Fernando Oviedo

alimentario— INABIF —instituto nacio- Las Políticas de Gestión del ción para los pobladores pobres en lo
nal de bienestar familiar—, en total fue- Territorio urbano y rural.
ron 21 organismos estatales e institucio- • Los reducidos esfuerzos de progra-
Se reconoce que la aplicación de las
nes de la sociedad civil ejecutoras de mas de vivienda pública construida, así
políticas económicas neoliberales no
programas sociales.7 En este orden de como los de programas de acceso orde-
solo en Perú, sino en América Latina ha
cosas la mayoría de las políticas en los nado al suelo sin servicios —caso ciuda-
tenido consecuencias en la dinámica de
ámbitos de la macroeconomía y de los dela Pachacútec—, fueron abandona-
las ciudades, inmersas en el continuo
diferentes sectores se formularon sin to-
proceso de globalización8, y en el país, dos.
mar en cuenta la diversidad de situacio-
en especial en Lima la capital donde se Un factor muy importante ha consi-
nes locales; la mayor parte del presu-
concentraba un importante porcentaje derar es que los derechos de propiedad
puesto nacional terminó siendo maneja-
de la población urbana —más de seis constituyen la piedra angular de la ecua-
do por los ministerios de economía y fi-
millones de habitantes en 1990, siendo ción neoliberal; es decir derecho de pro-
nanzas y de la presidencia. Adicional-
un 30% constituido por migrantes de di- piedad = libertad de participar en el
mente, no se definieron con claridad las
ferentes localidades rurales—, estas me- mercado = eficiencia en la asignación
políticas de muchos sectores del poder
didas afectó los procesos de produc- de recursos = ganancias máximas =
ejecutivo, particularmente en el ámbito
ción y consumo por el incremento de la desarrollo9, pero esta ecuación no fun-
social, ni la manera en que éstas debían
pobreza, el subempleo, la reducción de ciona si viene acompañada del acceso
coordinarse con las políticas y decisio-
los salarios reales y la disminución de la a otros recursos como el crédito, la tec-
nes en el nivel provincial y distrital.
población en condición de adecuada- nología y el conocimiento, que están al
Todo ello se debió fundamentalmente
mente empleada; entonces las políticas alcance de una minoría, en la medida
al pragmatismo e inmediatismo desple-
urbanas tendieron a ser reemplazadas que dichos recursos son limitados y el
gado por los principales dirigentes del
por políticas sociales de “alivio”, “reduc- sistema financiero esta poco desarrolla-
fujimorismo en el ejercicio del poder
ción” o “lucha” contra la pobreza.Entre do. Y en el Perú favoreció a los más
real. Esto se explica tanto por la priori-
las modificaciones más significativas te- grandes, los más modernos y a los más
dad otorgada a los programas tempora-
nemos: competitivos, el resto queda excluido o
les de lucha contra la pobreza y com-
pensación social, como por la carencia • En el plano jurídico, la Constitución le cuesta mucho integrarse en el nuevo
e ineficiencia de programas de media- de 1993, eliminó el derecho a la vivien- modelo. Para este efecto, las acciones
no y largo plazo destinados a reforzar da, derecho conquistado por la presión realizadas por el gobierno fueron, dar la
los ministerios, municipalidades y otras de la demanda social y urbana —Cons- Ley 26505 de julio de 1995 “ley de la
agencias encargadas de los programas titución de 1979—. inversión privada en el desarrollo de las
sociales. actividades económicas en las tierras
• En el plano administrativo se elimi-
del territorio nacional y de las comuni-
Este problema se reforzó toda vez nó el ministerio de vivienda y construc-
dades campesinas y nativas” o simple-
que la política macro-económica en el ción —que pasó a ser un vice-ministe-
mente la “ley de tierras” y la creación
mantenimiento de sus equilibrios rio integrado al ministerio de transpor-
mediante D.L. 803 de marzo de 1996,
—austeridad fiscal, políticas de endeu- tes, comunicaciones, vivienda y cons-
la comisión de formalización de la pro-
damiento público, reducción del nú- trucción—.
piedad Informal COFOPRI.
mero de funcionarios gubernamenta- • En el campo financiero, desapareció
les, asignación de recursos para el Para el caso de las familias campesi-
la banca de fomento del sector, consti-
pago de la deuda externa, entre nas, los neoliberales ponen énfasis en el
tuida por el banco de la vivienda
otros— se había convertido en el prin- papel de estas como “propietarias de
—BANVIP—, el banco central hipote-
cipal determinante del conjunto de po- activos” —capital, tierra y mano de
cario y el sistema mutual. Los recursos
líticas en todos los sectores de la activi- obra— y como “unidad de consumo”.
del fondo nacional de la vivienda Estudiosos como el economista y antro-
dad gubernamental. Como en el caso —FONAVI— se orientaron a la provi-
del sector de la construcción y vivien- pólogo Enrique Mayer10 sostiene que
sión de agua, alcantarillado, electrifica- los cambios de política del estado se die-
da.

7 Entonces, el déficit de las reformas del Estado provino de la dificultad o desinterés del gobierno para llevar a cabo reformas
democráticas integrales del Estado, que debían ser capaces de convertir la maquinaria gubernamental en un sistema de
instituciones modernas y eficientes, no sólo para promover la economía de mercado y la inversión privada, sino también para
redistribuir y descentralizar los niveles de gobierno que contribuya a generar un Estado de confianza basado en instituciones
estables y democráticas y no dependientes de la persona del Presidente y de sus aliados temporales. En, Reyes Lostaunau,
Luis (200: 61-74) Neoliberalismo, pobreza y políticas sociales en el Perú de los noventa. Revista de la facultad de ciencias
económicas Año 4 Nº 14 UNMSM. Lima.
8 Como menciona Calderón (2006:85) dos son las características centrales que enmarcan la década del 90. En primer lugar, que
Lima no forma parte del espacio transnacional que articula a los grandes centros financieros internacionales con ciudades de
américa latina, como sí ocurre con Ciudad de México, Sao Paulo o Buenos Aires. En segundo lugar, el proceso de
descentralización del estado peruano fue más bien contenido en beneficio del fortalecimiento del gobierno central y la
estrategia reelectoral definida por Alberto Fujimori hacia 1993-1996.
9 Gonzáles de Olarte, Efraín (1998b:26)
10 Mayer, Enrique. Casa, Chacra y Dinero. IEP, 2004. Lima. En especial el capitulo 10 “La economía domestica bajo el
neoliberalismo”.

54 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pólíticas Vivienda Rural

• El Estado asume la cadena total de producción de • Permite orientar el desarrollo planificado de las ciudades.
viviendas, con resultados negativos. • Probado éxito en la región.
• Atiende un porcentaje mínimo de los sectores C, D, y E.

ron para mejorar los activos de la fami- ducción de Subsistencia,11 que no pasa to en la reactivación económica, en la
lia a través del “desarrollo del capital hu- la prueba de eficiencia del sistema de generación de empleo y en el incremen-
mano” que puede venderse con mayor mercado, siendo el argumento que el to de los niveles de bienestar de la po-
facilidad en el mercado laboral a un me- mercado mundial podría alimentarlas blación.
jor precio (si así lo permitieran las condi- con alimentos más baratos. Bajo esta La nueva visión se sustentaba en
ciones de mercado) y también en un én- perspectiva los campesinos de los cuatro factores clave: Un nuevo mode-
fasis renovado de la propiedad, en espe- Andes han perdido su papel de produc- lo de gestión habitacional, más efi-
cial en el valorizar la tierra para que sea tores en las diferentes escalas y se han ciente y sostenible; Un nuevo marco
una mercancía comercializable, tal convertido en una carga social, habien- institucional, coordinado y eficaz; Un
como menciona la teoría: una vez que do pasado de la condición de “campesi- nuevo marco normativo que pro-
ingrese a un mercado de factores eficien- nos a pobres”, termino manejado ya mueve la creatividad, el bajo costo y
tes la tierra recibirá su máximo uso pro- desde las políticas capitalistas. preserva la calidad de la construcción;
ductivo; en caso contrario, será vendida Un plan nacional de mediano pla-
a unidades más eficientes. De ahí el én- 2. PLAN NACIONAL DE
zo, coherente e integrado13. Un hito en
fasis actual en el registro rural de tierras VIVIENDA 2003-2007
el marco de gestión, institucional y nor-
de los programas de titulación, pero eso El gobierno constitucional de Alejan- mativo, en tema de la vivienda del ini-
no sucede así porque los emigrantes es- dro Toledo (2001–2006), para llevar al cios del siglo XXI, que reunía la mayor
tacionales no renuncian a su base agra- país a la estabilidad democrática, reali- de las inquietudes estatales y privadas
ria porque los empleos seguros y los sa- za el cambio de la política económica, (los objetivos del milenio, carta de políti-
larios decentes son difíciles de conseguir es decir, que de ser de economía de ca social 2001–2006, el acuerdo nacio-
(Mayer 2004: 341). Para el caso de las mercado pasa a ser de una economía nal, entre otros), se dieron a conocer en
familias campesinas como consumido- social de mercado, debiendo significar el plan na cio nal de vi vien da
ras, los neoliberales consideran que las la utilización de las fuerzas del mercado 2003–2007 aprobado el 2003.
familias campesinas son un total fraca- en beneficio del conjunto de la socie-
so, porque la principal incapacidad es la En el plan se propone que “si bien
dad12. Así el gobierno inició una nueva se considera a la vivienda como un bien
generación de suficientes ingresos estrategia para el tratamiento de las de-
como para consumir adecuadamente de innegable connotación social, se des-
mandas habitacionales, recuperando taca como un artículo inmerso en el es-
en las fuentes de mercado, y un segun- para el sector la importancia estratégica
do tema es la consideración de la Pro- pacio donde se desarrolla la economía
que le correspondía, por su alto impac-

11 Tema tratado por el economista Gonzáles de Olarte, Efraín. Capitulo 2 “microeconomía política de la familia campesina-
comunera” págs 75-174. en, Las Fronteras del Mercado. Economía política del campesinado en el Perú. IEP, 1994. Lima.
12 Medio de Construcción Nº 169 (2002:13)
13 El 11 de julio de 2002 el gobierno promulgó la Ley Nº 27779, creando el ministerio de vivienda construcción y saneamiento,
con el objetivo de formular, aprobar, ejecutar y supervisar las políticas de alcance nacional aplicables en materia de vivienda,
urbanismo, construcción y saneamiento. dictando normas de alcance nacional y supervisar su cumplimiento Su competencia
se extiende a las personas naturales y jurídicas que realizan actividades vinculadas a los subsectores, vivienda, urbanismo,
construcción y saneamiento. Dependen de él, entidades como Sedapal, Banco de Materiales, Inade, Infes, Ordesur, Sencico,
Conata, Fondo Mivivienda e Inadur. La ley Nº 277792 del 25 julio de 2002, Ley de Organización y Funciones del Ministerio de
Vivienda, Construcción y saneamiento, determina y regula el ámbito, estructura orgánica básica, competencia y funciones de
dicho Ministerio. Mediante el Decreto Supremo Nº 002–2002–VIVIENDA se aprueba el reglamento de organización y
funciones del ministerio de vivienda, construcción y saneamiento, publicado en El Peruano el 9 de setiembre del 2002,

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 55


Victor Salas, Fernando Oviedo

de mercado”, en la búsqueda del “equi- te los noventa, originó que la inmensa necesario una mejor integración de los
librio” entre las responsabilidades del mayoría de las viviendas de este perío- derechos humanos en las políticas na-
sector público y privado “el estado do (120 mil al año según los datos cen- cionales, también tomó nota de que no
asume un rol normativo, facilita- sales) fueran producidas al margen de existe ningún reconocimiento constitu-
dor y promotor de la actividad priva- la formalidad y carentes de condiciones cional del derecho a una vivienda ade-
da orientado a la creación de un merca- mínimas de habitabilidad15. En el plan cuada, que la situación de la vivienda
do de viviendas que satisfaga de forma no se menciona acciones específicas en el Perú era grave y con el transcurso
sostenible y permanente las necesida- para abordar el tema de la vivienda en de los años, muchas personas han teni-
des habitacionales de la población, esta- el sector rural, a menos que al mencio- do que desplazarse debido a la violen-
bleciendo las condiciones para que las nar la condición de pobres se debe en- cia armada o políticas económicas, y
familias, cualquiera sea su condición tender que las familias campesinas es- ha surgido una profusión de asenta-
económica, tengan acceso a las oportu- tán dentro de esa categoría. mientos informales, con una fuerte ima-
nidades que el mercado les brinda”. En gen de pobreza.
este último aspecto le corresponde al Según su evaluación, los diversos
Estado un rol subsidiario y complemen- programas de vivienda no están benefi-
tario. ciando a los más pobres, que represen-
Respecto al modelo de gestión, tan el 25% de la población, que viven
como se reservó al estado un rol promo- en las condiciones más precarias, sin ca-
tor y facilitador de la iniciativa privada, pacidad de ahorro ni posibilidades de
a la que se entregó la ejecución de la po- aportar una contribución para partici-
lítica habitacional. Sería el sector priva- par en estos programas. Se precisa de
do inmobiliario-constructor (empresas más hincapié en políticas de subsidio
inmobiliarias, pequeñas y medianas para los pobres y de más flexibilidad en
constructoras, profesionales indepen- estos programas de vivienda. También
dientes) el encargado de diseñar, cons- es necesario hacer mucho más hinca-
truir y comercializar los programas habi- pié en las políticas de vivienda y otras
tacionales. El financiamiento de la cons- políticas en relación con los derechos
trucción y el otorgamiento de los crédi- 3. INFORME MILOON de la mujer a la tierra y a la vivienda,
tos hipotecarios quedaban a cargo de KOHTARY, SOBRE LA como la protección a los hogares enca-
las instituciones financieras privadas SITUACIÓN DE LA VIVIENDA bezados por mujeres. También se hace
—IFIS—: bancos comerciales, financie- EN EL PERÚ —2003 hincapié en otros grupos como los ni-
ras, cajas municipales y rurales, coope- Los objetivos principales de la mi- ños, las personas con discapacidad y
rativas de ahorro y crédito. sión del relator especial16 fueron exami- los indígenas.
Pero en una economía social de mer- nar el informe sobre la situación de la Observó que no se atribuye suficien-
cado, la vivienda, tratándose ahora de realización del derecho a una vivienda te prioridad y recursos a la situación de
un bien social, el mercado debe satisfa- adecuada y otros derechos pertinentes la vivienda en las zonas rurales y menos
cer no solamente la demanda solvente, en el Perú, prestando especial atención desarrolladas. Observo que la responsa-
sino la potencial; esto lleva a definir las a los distintos aspectos de igualdad en- bilidad del desarrollo rural, incluida la vi-
condiciones de la idoneidad en la vi- tre los sexos y la no discriminación. Tam- vienda, incumbía a un organismo esta-
vienda, pero ello constituye la solución bién procuró entablar un diálogo con el tal relativamente pequeño cuya asisten-
de un problema dinámico, pues tales gobierno del Perú, las naciones unidas cia está orientada principalmente a las
condiciones son función del nivel de y otros organismos internacionales y la zonas afectadas por desastres naturales
vida y poder adquisitivo que existen en sociedad civil, para hallar soluciones y que la red institucional para el trata-
el país14. El plan hace hincapié sobre la pragmáticas y determinar las mejores miento de los problemas de la vivienda
situación en la que se encontraba el prácticas en su ámbito de competencia. en las zonas rurales es significativamen-
tema habitacional y menciona que al Reconoce los esfuerzos del Gobier- te menos importante que la correspon-
año 2,000, el déficit habitacional alcan- no en su empeño por solucionar los pro- diente a los sectores de la salud y la edu-
zó las 1’233,000 viviendas. blemas de la vivienda, pero éstos no cación. El derecho a una vivienda ade-
La inexistencia de una política habi- han abarcado todos los aspectos del cuada no puede separarse del derecho
tacional deliberada y consistente duran- problema. En general menciona que es a salud, al agua y la alimentación.

14 Gómez-Moran y Cima, Mario (1972: 3) Sociedad sin vivienda. Fundación FOESSA. Fomento de estudios sociales y de
sociología aplicada. España.
15 Esto se refleja en los siguientes indicadores del parque habitacional encontrado: El 45.0% del total de viviendas contaba con
dos ó menos habitaciones, 45.5% tenía pisos de tierra, 60.8% contaba con abastecimiento de agua mediante red pública
dentro de la vivienda y el 69.6% tenía alumbrado eléctrico. Plan Nacional Vivienda para todos 2003-2007 Ministerio de
Vivienda, Construcción y Saneamiento 2003.
16 El informe del relator especial sobre una vivienda adecuada como parte integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, y
sobre el derecho a la no discriminación, realizada por el Sr. Miloon Kothari en la misión al perú del 3 al 15 de marzo de 2003 y
publicado el 11 de febrero de 2004, fue por encargo de la comisión de derechos humanos en el contexto de los derechos
económicos, sociales y culturales que el consejo económico y social de las naciones unidas desarrolla.

56 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pólíticas Vivienda Rural

VIGAS MAESTRAS DEL PLAN NACIONAL DE “VIVIENDA PARA TODOS”

Marco Normativo Sistema de Desarrollo


Promoción
e Institucional Financiamiento Tecnológico

Normas Promotoras - Información Para todos los NSE - Suelo


Gestión coordinada: - Difusión - Fomento del Ahorro - Materiales
Gobierno Nacional, - Investigación - Mercado Primario y - Procedimientos
Regional, Local, secundario.
Agentes sociales.

Menciona que el desarrollo rural inte- la política y estrategia nacional de la informe que “Deberían elaborarse po-
grado debe ser parte integrante de toda vivienda, y debe vincular el mejora- líticas de vivienda rural apropiadas, te-
política y estrategia regional de la vivien- miento de la vivienda y las condicio- niendo en cuenta el contexto actual
da, de suerte que se vincule el mejora- nes de vida (incluido el abasteci- de descentralización y la potenciación
miento de las condiciones de vivienda miento de agua y el saneamiento) de los gobiernos regionales y locales.
y de vida (incluido el abastecimiento de con las oportunidades de trabajo y El gobierno debe tratar de aprovechar
agua y el saneamiento) con las oportu- de educación. Al elaborarse esa vi- la experiencia de otros países, como
nidades de trabajo y educación. Al visi- sión estratégica para mejorar la vi- México, que han establecido una red
tar la comunidad de Belén17 en Iquitos, vienda rural en el Perú debe velarse de institutos de vivienda en todo su te-
Loreto, la ciudad de Ica con algunas zo- por la participación activa de la co- rritorio.”
nas rurales aledañas, y comunidades munidad, incluidos los residentes
reubicadas después de grandes inunda- que par ticipan en la producción de 4. PLAN NACIONAL DE
ciones, obtuvo una mejor apreciación viviendas de interés social y los gru- VIVIENDA 2006-2015
de la situación de la vivienda y de las pos de la social civil y las ONG. El plan na cio nal de vi vien da
condiciones de vida de algunas zonas Una buena ilustración de la res- 2006–2015, “vivienda para todos”
rurales. puesta multisectorial a los problemas apro ba do por D.S. 005–2006–
Para el mejoramiento de la vivien- de la vivienda es el proyecto “vivien- VIVIENDA del 15-3-2006, menciona
da y las condiciones de vida en las da saludable” ejecutado por la OPS y que el déficit de vivienda esta en 26%
zonas rurales, el relator especial esti- la OMS. En septiembre de 2002 el pre- en lo cuantitativo, y 74% en lo cualita-
ma esencial que el gobierno atribu- sidente del consejo de ministros, el mi- tivo, este ultimo refleja la existencia de
ya atención prioritaria a la elabora- nistro de salud y el director de la OPS viviendas y parte de ellas en la zona
ción de un plan o estrategia de desa- firmaron conjuntamente una declara- rural que deben ser mejoradas. El mi-
rrollo rural integrado, teniendo en ción para la construcción de “vivien- nisterio de vivienda, construcción y sa-
cuenta la indivisibilidad de todos los das saludables para personas y fami- neamiento reconoce que el proble-
derechos humanos. El derecho a lias saludables” en el Perú. ma de vivienda es de carácter
una vivienda adecuada no puede se- En conclusión como una de las múltiple, comprendiendo aspec-
pararse del derecho a la salud, al cuestiones de interés especial, se men- tos económicos, financieros, le-
agua y a la alimentación. El desarro- cionó el descuido de la vivienda ru- gales, sociales, ambientales, tec-
llo rural integrado debe ser parte de ral, y recomendó en el inciso “h” del nológicos, institucionales y de
mercado.
Déficit Habitacional en el Perú Además dentro de sus objetivos ge-
Urbano Rural Total % nerales es importante destacar los que
están relacionados con el sector rural:
Déficit Cuantitativo 305,650 20,348 325,998 26%
• Superar las condiciones de preca-
Déficit Cualitativo 390,010 516,990 907,000 74%
riedad de las familias que habitan ba-
Déficit Total 695,660 537,338 1,232,998 100% rrios urbanos subestándar y en las zo-
Distribución porcentual 56% 44% 100% nas rurales del país.
Fuente: Plan Nacional de Vivienda 2003-2007

17 Una de las regiones más pobres del Perú y hogar de muchos pueblos indígenas, donde muchos de ellos han sido desplazados
de la selva debido a la violencia politiva del pasado, y las actividades económicas de empresas privadas. La situación en Belén
refuerza la noción de la indivisibilidad de los derechos humanos, es decir, que los derechos humanos a la vivienda, a la salud, al
agua, a la alimentación, al trabajo y al medio ambiente deben considerarse como un conjunto de elementos mutuamente
dependientes que se refuerzan entre sí.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 57


Victor Salas, Fernando Oviedo

• Impulsar la producción habitacio-


nal de bajo costo y óptima calidad,
tanto en el área urbana como en la
rural.
• Contribuir al crecimiento ordena-
do de los centros poblados, al fortale-
cimiento de sus áreas en consolida-
ción y a la recuperación de las dete-
rioradas o subutilizadas.
Y dentro de las líneas de acción
programática el plan nacional de vi-
vienda tiene el mejoramiento urba-
no y rural, específicamente en: im-
pulsar el programa integral de me-
joramiento de viviendas y pue-
blos rurales —mejorando mi pue-
blo—, a través de:
• La ejecución de proyectos inte-
grales de mejoramiento o construc-
ción de vivienda, recuperación del
entorno rural y acciones de desarro-
llo productivo y social.
• El otorgamiento de Bonos Habita-
cionales Rurales (BHR), como un
subsidio directo a las familias pobres
o indigentes involucradas en los pro-
yectos.
• La formalización de los predios 4.1. El Programa Mejoramiento de integración al desarrollo competitivo-
rurales. Integral de Viviendas y Pueblos te cadenas productivas.
Rurales Mejorando Mi Pueblo • El nuevo urbanismo rural, se plan-
• El for talecimiento de los gobier- —MMP—
18
nos locales rurales, mediante la dota- tea la concepción de estructuras de
ción de instrumentos de planeamien- Los enfoques del programa son: a) asentamientos organizados y con fa-
to y gestión. un enfoque territorial, en el desarro- cilidades necesarias para que la po-
llo de capacidades de inversión, que blación atienda sus servicios colecti-
• La coordinación con las inter - vos con confort y sostenibilidad.
permite invertir en zonas de valor estra-
vencio nes que efec túen otros pro-
tégico; b) un Enfoque descentraliza- El programa considera que dentro
gramas enfocados en el área rural,
do, que busca comprometer acciones de su intervención estratégica inicial, los
par ticular mente los de saneamien-
básicamente de inversión, concertadas pueblos rurales puedan contar con simi-
to bá si co, elec tri fi ca ción, in fraes-
con la Municipalidades; y c) un enfo- lares condiciones que los sectores urba-
tructura vial y for malización de la
que participativo, que pone en el nos de menores ingresos, por eso la deli-
propiedad.
centro del proceso a la comunidad lo- mitación para el ámbito de acción es
En cuanto a la vivienda rural, se- cal, teniendo como pilares la equidad y que los asentamientos estén entre los
ñala que a diferencia de la vivienda la integracion. 500 y 3,000 habitantes, lográndose ob-
urbana no se trata sólo de proporcio- tener para la intervención 4,114 pue-
El centro conceptual del progra-
nar acceso a una vivienda digna, blos con una población de 3.8 millones
ma se ubica en dos nuevas aproxi-
sino que la política debe estar orien- de habitantes con condiciones de vida
maciones temáticas:
tada a contribuir con el incre- similares al promedio rural.
mento de la productividad y la • La nueva ruralidad, incorporando el
enfoque de sostenibilidad ambiental, ex- En el tema de la gestión las munici-
sostenibilidad del entorno y las
presado en los conceptos de agro ecolo- palidades deben entregar al MVCS dos
actividades económicas que expre-
gía y riego tecnificad, aunando los con- productos: el informe del taller participa-
san la ruralidad.
ceptos de articulación a los mercados, tivo —metodología— y el Perfil de in-

18 Tiene su origen en el plan nacional de superación de la pobreza (D.S. 064-2004-PCM), la estrategia nacional de desarrollo
rural (D.S. 065-2004-PCM), la estrategia nacional de seguridad alimentaria (D.S. 066-2004-PCM), los programas para la
implementación de plan nacional de superación de la pobreza en cuenca y corredores económicos “pro cuenca” (D.S.
060-2004- PCM), y en la propuesta inicial del programa nacional de apoyo directo a los mas pobres “juntos” (D.S.
032-2005-PCM). De todos ellos se extrae el enfoque de lucha contra la pobreza, con un enfoque de desarrollo territorial,
complementado con el enfoque sectorial, impulsando un enfoque complementario y no sustitutorio de intervención estatal
que convoque a la participación de la comunidad y de la inversión privada. Lama More, Cesar. Ensayo y Compilación de
Mejorando Mi Pueblo. MVCS. Editora Perú S.A. 2005. Lima

58 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pólíticas Vivienda Rural

versión publica menor viable —aproba- COSUDE y GTZ, en coordinación • Incluir de manera fundamental en
do en la OPI de la jurisdicción— orien- con el MVCS, han impulsado el proyec- los proyectos el componente social, la
tado a proyectos para espacios públicos to piloto ruruca20 con el propósito de participación activa en los proyectos,
e infraestrucura urbanística: parques y validar el modelo de gestión diseñado. buscando la permanencia de los resi-
plazas, calles, Infraestructura vial y pa- Por lo tanto, el presente documento sis- dentes de la zona a través de sensibiliza-
trones de acceso, Infraestructura de sa- tematiza dicho proyecto piloto, propo- ción y el reforzamiento de la identidad.
neamiento, medio ambiente rural y ur- ne lineamientos para un modelo de ges- • Utilizar la normativa existente, espe-
bano, equipamiento comunal, equipa- tión viable del programa de vivienda ru- cialmente la dada para el Programa Te-
miento de apoyo a la producción. La in- ral segura y saludable; y hace un análi- cho Propio, impulsando operaciones in-
tervención en viviendas ya existentes y sis comparativo entre el modelo pro- tegrales que abarquen varios proyec-
ubicados en las calles principales de los puesto por el MVCS y el modelo de ges- tos.
centros poblados que cuentan con simi- tión propuesto en base a la sistematiza-
lares condiciones que los sectores urba- ción de la experiencia en ruruca, bus- • Dar importancia a la inclusión de
nos, solo puede ser mejorados a través cando aportar elementos de sostenibili- tecnologías alternativas valida-
del enlucido y pintado de las fachadas, dad del programa, que son necesarios das, elaboración de censos, diagnósti-
y a través de convenios con la munici- en vista de la variedad geográfica, so- cos particulares e inclusión del progra-
palidad o inversión privada de los pro- cial, económica e institucional de las zo- ma en los planes de ordenamiento terri-
pietarios de las viviendas. nas rurales en el Perú. torial, de desarrollo concertado y los
presupuestos participativos.
Producto de la implementación de El supuesto manejado en base a las
un plan de austeridad, el gobierno re- reuniones con funcionarios del MVCS, b. Principios, La estructura de ges-
duce la cantidad de programas en los es que el PROVIRU se materializa en la tión del programa de vivienda rural es
diferentes ministerios, creándose así el construcción de una vivienda rural segu- clave para su buena ejecución y sosteni-
“programa integral de mejora- ra y saludable mediante la utilización de bilidad, dada las características encon-
miento de barrios y pueblos” un bono fa mi liar ha bi ta cio nal tradas debe:
(PIMBP).19 Esta medida puede ser —BFH— otorgado a familias rurales • Ser flexible, ágil, con capacidad de
por la falta de recursos o por acelerar pobres por el Gobierno peruano como actuar rápidamente en base a modos
los tramites administrativos, el hecho subsidio. predeterminados, e incluir a las empre-
es que se ve reducida la incidencia de sas privadas con el objetivo del bien pú-
atención a los sectores rurales del 5.1 Instrumentos de Modelo blico general.
Perú más alejados de Lima. Gestión
• Tener como una de sus tareas princi-
a. Objetivos pales promover actuaciones concerta-
5. EL PERFIL DEL PROGRAMA DE
• Colocación del bono de vivienda ru- das por parte de diversos actores públi-
VIVIENDA RURAL —PROVIRU
ral de manera efectiva, ayudando a los cos y privados, siendo el facilitador de
Producto del encuentro nacional sectores más necesitados. proyectos.
para la promoción de viviendas de • Obedecer a la normatividad nacio-
• Contar con la participación de los di-
adobe seguras y saludables, realiza- nal, proponiendo, modificaciones y nor-
versos niveles de gobierno —nacional
do en Lima diciembre 2006. En cumpli- mas complementarias.
provincial y local—, instituciones públi-
miento del compromiso que firmó el mi-
nisterio de vivienda, construcción y sa- cas, población organizada, sector priva- • Promover el involucramiento del go-
neamiento (MVCS) con organismos de do, organismos no gubernamentales, y bierno regional, provincial y sobre todo
la cooperación internacional y ONGs la cooperación internacional. local para poder utilizar sus prerrogati-
nacionales, en los primeros meses del • Proponer la adopción a nivel nacio- vas y recursos.
año 2007, diseña una propuesta de nal, regional, provincial y local de un • Generar proyectos conjuntos de va-
modelo de gestión para el programa amplio marco normativo (incluido en rios centros poblados, para lograr im-
de vivienda rural segura y saludable, to- las políticas de desarrollo) que permita pactos positivos sin perder de vista la
mando como base al existente progra- la sostenibilidad del programa nacional sostenibilidad de la actuación de los ac-
ma techo propio, que es eminentemen- de vivienda rural, logrando mejorar la tores privados.
te urbano. El MVCS consideró necesa- calidad de vida de la población. c. Estrategias de Intervención,
rio validar dicho modelo de gestión, • Dar énfasis a la necesidad de resol- prioriza el diseño de estrategias para
para garantizar la viabilidad y sostenibili- ver la problemática del saneamiento de dar viabilidad a la permanencia social,
dad del proyectado programa de vi- la propiedad con énfasis en la reduc- reasentamiento con seguridad y al sa-
vienda rural segura y saludable, ción de riesgos de desastres para el de- neamiento físico legal.
por lo cual las agencias de cooperación sarrollo pleno del programa.

19 Mediante D.S. 017–2007–VIVIENDA (08/05/2007) bajo el ámbito del despacho viceministerial de vivienda y urbanismo,
aprueba la creación del PIMBP mediante la fusión del programa de mejoramiento integral de barrios —mibarrio, del proyecto
de mejoramiento integral de vivienda y pueblos rurales —mejorando mi pueblo, del proyecto piloto “la calle de mi barrio”, del
programa de protección ambiental y ecología urbana en lima y callao y del programa de reconstrucción de viviendas.
20 El proyecto piloto Ruruca, está ubicado en el distrito de Pampacolca, provincia de Castilla, región Arequipa, y fue ejecutado
con apoyo financiero de COSUDE en cooperación con la GTZ y el gobierno regional de Arequipa, a través del proyecto
regional COPASA, que se encargó de su realización, constituyéndose en entidad técnica responsable.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 59


Victor Salas, Fernando Oviedo

El trabajo del Grupo Viviendas les de la zona, especialmente adobe, Las economías domesticas del sec-
Rurales Seguras y saludables mejorando las tecnologías constructivas tor rural de sierra y selva en un mayor
—GVRSS—, con for ma do por y fortaleciendo las capacidades de la po- porcentaje y de la costa en menor por-
USAID/PERU, CARE, PREDES, blación y autoridades de Ica y Huanca- centaje, en el contexto de la teoría neoli-
CIDAP, GTZ, Caritas del Perú, ITDG, velica, zonas afectadas por el Terremo- beral no se dividen claramente en fami-
COSUDE, Paz y Esperanza, JICA, en- to del 200721. Sin embargo, era eviden- lias consumidoras y empresas producto-
tre otras y con la universidad PUCP, te que estos proyectos tenían un impac- ras, lo que crea problemas ideológicos
mencionan que la mayor parte del terri- to puntual y que se necesitaba lograr para los neoliberales, porque para ellos
torio nacional es rural y que en ella se una promoción más efectiva e inci- los campesinos no son ni productores
construye con sistemas no convenciona- dencia en las entidades públicas con eficientes ni consumidores ampliados.
les, debido a la cultura y tradición impe- competencia en el tema. Por lo tanto, Por lo mismo, las familias rurales no
rante, así como por la economía de las las Agencias de Cooperación Interna- pueden participar de las reglas del mer-
familias. En el tema de la construcción cional reunieron sus esfuerzos para bus- cado quedando excluidos, en condi-
con sistemas no convencionales en las car la sensibilización efectiva de los acto- ción de pobres y de carga social.
zonas rurales o peri urbanos del Perú, res claves en el Perú, que puedan pro- Producto de la política neoliberal los
se aprecian varios factores que dificul- mover a nivel nacional la genera- programas sociales de emergencia crea-
tan la posibilidad de una construc- ción de programas e instrumentos dos desde 1991 con la intención de
ción masiva de viviendas más segu- que permitan promover la cons- menguar el “costo social” que origino el
ras y saludables: trucción de Viviendas Rurales Se- elevado grado de pobreza en las fami-
Factor tecnológico: Las vivien- guras y Saludables, utilizando mate- lias rurales —campesinas en su mayo-
das se construyen mediante el sistema riales locales como el adobe y otros. Lo- ría—, estas se acostumbran al trabajo
de auto construcción, es decir, sin asis- grándose que en el mes de abril se pro- bajo incentivos, es decir una retribución
tencia técnica profesional, muchas ve- mulgo el DS 0008-2009 Vivienda, —compensación a su tiempo— que
ces sin conocimientos de las normas vi- que declara de interés prioritario la eje- para cumplir las metas de dichos progra-
gentes y las técnicas constructivas apro- cución de programas de vivienda en el mas son cambiados sea con dinero
piadas. área rural, esta es una política de gobier- caso Juntos o se genera un grado de
no pionera para este sector, el cual tiene clientelismo que no permite que la so-
Factor de vulnerabilidad: Las fa-
por objetivo la atención del déficit cuan- ciedad rural vea el interés en poder de-
milias en las zonas rurales o periurba-
titativo y cualitativo de vivienda rural sarrollarse por cuenta propia, dejando
nas no cuentan con asesoramiento téc-
existente en el país mediante el otorga- como arrastre la difícil tarea de cambiar
nico para ubicarse en terrenos seguros
miento del bono familiar habitacional hábitos en la población rural.
(desconocen las amenazas naturales
—BFH— dentro del programa Techo Hasta la fecha el “programa integral
existentes, lo que genera posteriormen-
Propio para las poblaciones rurales más de mejoramiento de barrios y pueblos”
te dificultades en el saneamiento físico
pobres y vulnerables. —PIMBP—, no puede cumplir con me-
legal de dichos lotes).
Factor económico: Las familias jorar efectivamente la situación de las vi-
6. CONCLUSIONES
en las zonas rurales no tienen acceso a viendas rurales existentes, porque, de la
Es de destacarse como un logro im- puerta para afuera los escenarios publi-
instrumentos financieros para construir
portante, dentro del marco de los pro- co son competencia del estado, de la
una vivienda más segura y saludable.
gramas dirigidos a la población rural, puerta para adentro es privado y los re-
Factor legal: La mayor parte de te- el “Proyecto de Reacondicionamien- cursos del estado no pueden ser inverti-
rrenos sobre los que se construye la vi- to Te rri to rial y Vi vien da Ru ral” dos en las viviendas. Además, en la pro-
vienda rural o periurbana carecen de tí- (PRATVIR), que se desarrolló entre gramación de inversión son muchos los
tulos de propiedad, lo cual imposibilita los años de 1985-1990, y permitió res- distritos rurales que frente a la estructu-
en el sistema financiero actual la obten- catar la tecnología incaica de la cons- ra lógica del sistema nacional de inver-
ción de un préstamo para su construc- trucción de andenes para ampliar la sión publica —SNIP— sufren demoras
ción o mejoramiento. frontera agrícola de las comunidades para la ejecución de los proyectos identi-
Ante estos problemas, y en respues- cam pe si nas de la re gión an di na, ficados como prioridad, que son orien-
ta a las situaciones de emergencia gene- creando una fuente permanente de tados a proyectos para espacios públi-
radas por la ocurrencia de desastres en trabajo. Construyendo más de 1,000 cos del tipo infraestructura urbanística.
nuestro territorio, las Agencias de Coo- hectáreas de andenes abandonados y Solo a través de los programas sociales
peración Internacional desarrollaron en 200 km de pequeños canales de rega- reciben un grado de apoyo y orienta-
los últimos años, proyectos de recons- dío. Lo que para estos tiempos estaría ción respecto a la mejora de las vivien-
trucción de viviendas seguras y saluda- dentro del enfoque del cuidado del das en especial en lo referido a la coci-
bles en zonas rurales, utilizando materia- Medio Ambiente. na mejorada, aunque el término correc-

21 En total son 2,221 viviendas construidas y 1,652 en proceso de construcción, con viviendas de un nivel que tiene un área
construida de 20m2 a 54 m2, se prevé que la inversión total en proyectos de reconstrucción del GVSS hasta finales del 2010
asciende a 81 millones de soles, que incluyen la ejecución de proyectos de infraestructura básica, construcción de viviendas,
capacitación, titilación, ordenamiento territorial, fortalecimiento de capacidades para mejorar las condiciones de salud y
promoción de la salud mental, entre otros. En, vivienda para el sector rural en el Perú. La experiencia de la reconstrucción.
GVSS, 2009. Lima

60 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Pólíticas Vivienda Rural

to debe ser fogón mejorado, porque co-


cina es el ambiente que alberga al fo-
gón.
Sólo a través de las exitosas experien-
cias de la reconstrucción en Ica y Huan-
cavelica producto del Terremoto del
2007, no se deben tomar decisiones a
cerca de la mejor aplicación de las políti-
cas de vivienda para el sector rural de
todo el Perú, porque son más las mani-
festaciones de otras realidades en el ma-
nejo del territorio rural, como son las co-
munidades campesinas que se diferen-
cian sea por la ubicación altitudinal, al urbanos que en su mayoría son las capi- blación rural en calidad de migrante ya
tipo de ecorregión que pertenecen, las tales de distritos rurales, dejando de demostró su habilidad para crear acti-
ventajas competitivas de los corredores lado un gran sector de asentamientos vos en los ámbitos Urbanos (De Soto:
económicos, la presencia de buenas tie- en áreas rurales distantes con pueblos 2000, El Misterio del Capital).
rras y agua para las actividades produc- muchas veces no conectados, con una • La geografía peruana se diversifica
tivas, frente a los cambios climáticos y población aproximada de 3.7 millones, aun más que costa sierra y selva, si la
cambios de gestión Geopolítico. los verdaderamente excluidos, los de ex- observamos a través de la lectura del te-
A casi dos décadas de estar en mar- trema pobreza, de diferentes dialectos y rritorio sea por la clasificación de las 8
cha las políticas neoliberales en el Perú, cosmovisiones en el Perú de las nacio- regiones altitudinales de pulgar vidal
se observa que la política de vivienda nes distribuidos en la simplista caracteri- (1938) o las 11 ecorregiones de Anto-
no ha podido atender las demandas de zación de costa, sierra y selva. nio Brack (2003), o la teoría del mane-
la población rural, de aquella con con- • Estas familias rurales más pobres, en jo del territorio por cuencas. Además es
forma casi 8 millones de habitantes dis- temas de mejoramiento de la vivienda importante mencionar el poderoso mo-
tribuida en el territorio, muy diferencia- reciben apoyo del estado con la activa vimiento en el primer mundo desarrolla-
das por cierto en sus costumbres de co- participación de otros sectores a través do, a través de la presión que se ejercen
munidad y por la geografía. Además se de la Políticas Sociales como es el desa- a los estados y a los dominantes interna-
debe reconocer que ni aun las familias rrolla el MINDES en estos tiempos con cionales para que inviertan en la restau-
que ingresan a situaciones de desastre la estrategia “crecer”, y los diferentes ración ambiental e implementen usos
en territorios puntuales como el caso de programas sociales que permitan redu- sostenibles de tierras en zonas degrada-
las familias de Ica y Huancavelica pro- cir las brechas del impacto del “costo so- das y frágiles, mejorando así el nivel de
ducto del terremoto del 2007, o inunda- cial” que causo el neoliberalismo en el vida de los pueblos y protegiendo al
ciones en Piura y Tumbes producto del sector rural. El cuidado del nuevo capi- mismo tiempo al medio ambiente, bajo
fenómeno del niño, no han sido atendi- tal humano a formarse, de la población este enfoque re puede revitalizar las co-
das efectivamente por estas políticas es-
altamente vulnerable, madres gestantes munidades andinas y masónicas como
tatales.
y niños menores de 5 años en una lu- un proyecto de recuperación medioam-
Las siguientes consideraciones nos cha contra una plaga silenciosa y devas- biental.
permitirán para otra oportunidad, de- tadora llamada desnutrición crónica in- • El escenario normativo en el proce-
tallar las acciones programáticas de la fantil, con el MINSA entre otros. so de descentralización se tiene un nue-
visión y de los enfoques que se deben
• El escenario actual motiva a recono- vo marco normativo como es la ley ba-
considerar para incursionar en el esce-
cer que una economía social de merca- ses de descentralización, la ley marco
nario habitacional rural.
do reclama el uso de estrategias perti- del presupuesto participativo, ley orgáni-
• Se tiene que las cifras estadísticas nentes para obtener respuestas de im- ca de creación de gobiernos regionales
para el 2006 eran 7.5 millones de perso- pacto en la realidad de la población ru- y la ley orgánica de municipalidades,
nas que vivían en áreas rurales, en ral, el uso de las herramientas del merca- que recogen instrumentos como la pla-
1.6millones de viviendas, distribuidos do deben estar al servicio de las comuni- nificación y presupuesto participativo y
en más de 85,000 asentamientos meno- dades rurales para identificar la propues- que definen competencias en materia
res de 3,000 habitantes. De ese univer- ta nacional acorde a sus necesidades. de vivienda, saneamiento, urbanismo,
so el PIMBP mediante el programa me- Es decir la estratificación socioeconómi- regularización del suelo, etc. Este con-
jorando mi pueblo atenderá a los pue- ca en el sector urbano fue muy impor- junto de leyes constituye una estructura
blos rurales que puedan contar con simi- tante para la buena gestión de los pro- normativa y define procedimientos de
lares condiciones que los sectores urba- yectos inmobiliarios planteados por la priorización social sobre los cuales se
nos de menores ingresos; es decir asen- política de vivienda reflejado en los pla- debe asentar el sistema descentralizado
tamientos que estén entre los 500 y nes de vivienda, porque no seguir con de apoyo a la producción social de la vi-
3,000 habitantes, distribuidos en 4,114 esa lógica cuando nos enfrentamos a so- vienda en la ciudad y el sector Rural.
pueblos con una población de 3.8 millo- ciedades que son mantenidas al “mar- • En muchas localidades rurales aque-
nes de habitantes aquellos que tienen gen del mercado”, si mucha de esa po- llas que no se encuentran entre lo urba-
tendencia a desarrollarse como núcleos

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 61


Victor Salas, Fernando Oviedo

no y lo rural como el caso de los centros te conocer las experiencias de otros sec- dad del Pacífico, Centro de Investigacio-
poblados, y en general las familias cam- tores para desarrollar un trabajo multi- nes, Lima.
pesinas de la sierra (considerando los al- sectorial, como los que implementan •Figueroa, Adolfo. (1989)
tos índices de comunidades campesi- los ministerios de desarrollo social Mito y realidad de la economía campesi-
nas en Puno, Cusco, Ayacucho, Apuri- —MINDES— con la “es tra te gia na en el Perú. En, La Cuestión Rural en
el Perú. PUCP.1989. Lima.
mac) en su mayoría es considerada mi- CRECER”, o el que por medio de
22 •Gómez-Moran y Cima, Mario (1972)
nifundista , siendo sus recursos asigna- FONCODES con su programa de vi-
dos a producir bienes agrícolas diversifi- vienda rural, para la recuperación de So cie dad sin vi vien da. Fun da ción
FOESSA. Fomento de estudios sociales
cados y pecuarios para la subsistencia, las condiciones de habitabilidad de fa- y de sociología aplicada. España
además de la obtención de ingresos de milias afectadas por la violencia desde
•Gonzáles de Olarte, Efraín
salarios por el empleo temporal en mer- 1980 a 2000, priorizándose a los disca-
(1998 a) Neoliberalismo a la peruana.
cados de trabajo (si existiera). Por lo mis- pacitados, torturados, viudas, huérfa- Economía política del ajuste estructural
mo; existe una diferencia de comporta- nos y mujeres jefas de hogar en pobre- 1990-1997. IEP-Consorcio de investiga-
miento entre “ricos”, “medios” y “po- za y pobreza extrema se implementa; el ción económica. Lima.
bres”. Los “ricos” tienden a reducir la di- de Salud —MINSA— con “viviendas y (1998 b) Neoliberalismo y el péndulo de
versificación y especializar parte de su familias saludables”; y el de educación largo plazo. En Neoliberalismo y el desa-
producción agropecuaria para la venta, —MINEDU— con “escuelas saluda- rrollo humano. Desafíos del presente y
del futuro. Instituto de Ética y Desarro-
corriendo mayores riesgos, pues debi- bles”, en especial a través de las redes llo. Antonio Ruiz de Montoya. Lima
do a su grado de riqueza su subsisten- que han desarrollado.
(1994) En las Fronteras del Mercado.
cia no esta amenazada. Estas familias Es pues criticable la concepción de Economía política del campesinado en
introducen con facilidad cambios técni- desarrollo de la banca multilateral, el Perú. IEP.Lima.
cos. En cambio los “medios” y “po- como el desarrollo como imposición •Mayer, Enrique (2004)
bres” tienen mayor diversificación pro- cultural y política, el apoyo a los merca- Casa, Chacra y Dinero. Economías do-
ductiva y el componente importado es dos y la globalización, a la condicionali- mesticas y ecología en los Andes. IEP.
menor, lo que muestra mayor aversión dad y gobernabilidad. Lima.
al riesgo y mayor uso de recursos y En contraposición, desde muy anti- •Ministerio de Vivienda, Construcción y
mano de obra propios, esta ultima debi- Saneamiento (2003)
guo las sociedades andinas aplicaron
do a los menores costos de oportuni- con éxito en nuestros territorios, lo que
Plan Nacional Vivienda para todos
dad que tienen estos campesinos. 2003-2007.
hoy recién se vislumbran como “nue-
• Considerar que existe una división •Medio de Construcción. Revista. Lima
vos” paradigmas: La integración a la di-
del trabajo en el sector rural como lo (2002) Nº 169. Año XV. Planificación o
versidad ambiental, el desarrollo sosteni- economía libre de mercado: Absurda dis-
menciona Gonzáles de Olarte —1994, ble inclusivo, la dimensión territorial del yuntiva.
en las fronteras del mercado— y que desarrollo, el desarrollo humano con •Reyes Lostaunau, Luis (2000)
afecta a la condición de pobreza, por- participación cotidiana de la comuni- Neoliberalismo, pobreza y políticas so-
que no se trata de familias homogéneas dad, los derechos humanos ligados a la ciales en el Perú de los noventa. Revista
o típicas, pues existen entre ellas desi- productividad, la ciudadanía como ex- de la facultad de ciencias económicas
gualdades en la posesión y propiedad presión de la pluriculturalidad nacional, Año 4 Nº 14 UNMSM. Lima.
de recursos, pudiendo ser clasificados la perspectiva de género como actores •Silva Sernaqué, Alfonso (2002)
entre “pobres”, “medios” y “ricos” que sociales que complementan sus roles, y Control social, neoliberalismo y derecho
esta definida por la relación recurso/ el capital social como multiplicador de penal. Fondo Editorial UNMSM, Lima.
fuerza de trabajo; y que ahora producto las potencialidades individuales.
de la mejor infraestructura de las vías Referencias de Internet
de comunicación (pistas asfaltadas y ca- Bibliografía •http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtual/li-
rreteras mejoradas), de la mayor presen- •Calderón Cockburn, Julio b r o s / S o c i o l o g i a / c o n t r o l _ s o-
cia de servicios de transporte interpro- (2006) Mercado de Tierras, propiedad y cial_neo/cap7/elecciones_1990.htm
vincial, la población rural tiende a des- pobreza. Lincoln Institute of Land Po- •www.ciu da da no sal dia.org/con gre-
plazarse con mayor facilidad, provocan- licy-Sinco Editores. Lima. sobpg/ppts /ppt_pib_Ru den cio Ve-
do la migración, el éxodo en algunos ca- (2005 a) Las Políti cas neoliberales ga_3pm.pdf -
sos y la fuerte posibilidad del retorno o 1990-2000. Waka XXI, número 2. Revis- •[PDF] Mi cro sof t Po wer Point -
ta de la Facultad de Arquitectura, Urba- P-I-BASICA 4.ppt
de ida y vuelta para no ser despojados
nismo y Artes de la Universidad Nacio- •w w w. c o n g r e s o. g o b . p e / c o m i s i o-
de sus tierras. Considerar que producto nal de Ingeniería. Lima. nes/2005/omp/resumen/obj7.pdf
de esta nueva movilidad poblacional
•Cornejo Ramírez, Enrique (1990) •[PDF] Evaluación del cumplimiento de
entre lo urbano y lo rural a nivel nacio-
La Obra Silenciosa. Fondo Editorial del los Objetivos del Milenio
nal, se deben poner énfasis a los tipos Banco de la Vivienda del Perú. Lima •www.vi vien da.gob.pe/Plan_Na cio-
de conceptos sobre la vivienda rural
•Crabtre, John y Thomas, Jim (1999) nal_Vivienda.pdf
que se manejaran, como el estudiada
El Perú de Fujimori: 1990-1998. Institu- •PDF] Capitulo 1 situación actual la vi-
por Mayer —2004, Casa, Chacra y Di- to de Estudios Peruanos (IEP), Universi- vienda en el Perú (1990-2000)
nero—. Por otro lado es muy importan- •http://www.vivienda.gob.pe/marco.html

22 Figueroa, Adolfo. Mito y realidad de la economía campesina en el Perú. En, La Cuestión Rural en el Perú. PUCP. 1989. Lima.

62 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco
1
SEGUNDA PARTE
Jorge José Díaz Oblitas, Ernesto Paz Carvajal y Carmen Antonieta Rozas Álvarez.2

Resumen
El artículo es un resumen del Se-
gundo Informe con el que se concluye
el Proyecto FEDU 2007-2008 “El Mo-
vimiento Moderno en el Cusco: su re-
percusión en el presente”
Abstract
This article constitutes the second and cen-
tral part of the investigation. It begs the ques-
tion as to whether the Modern Movement is
only an illustrated modern phenomenon, typi-
cal of opulent societies, or if it actually reflects
the interaction between specific local histori-
cal-cultural processes and the spirit of the
time, at the differing levels of thinking, creating,
constructing, architecture and living in our cit-
ies in Peru and Cusco. This article, in referring
to the Modern Movement, does indeed link
features of this process in Latin America, Peru
and Cusco. Finally, it proposes a set of provi-
sory conclusions on the repercussion of the
Modern Movement in the present and future
of Latin America and specifically of Cusco,
Peru.

EL MOVIMIENTO MODERNO EN
EL LOCUS LATINOAMERICANO
En las últimas décadas del si-
glo XIX, Iberoamérica cambia no-
tablemente con su integración al
mercado mundial de comercio y
producción. Para entonces, la ac-
ción del capitalismo inglés era omni-
presente y a partir de 1880, América
está dominada por la influencia del
imperio británico que provoca conflic-
tos en el afán de proteger y consolidar
sus intereses. Así, la guerra de «la tri- Este dominio coincide con la con- hasta ahora somos sujetos, existiendo
ple alianza» entre Argentina, Uruguay solidación de los estados nación y la desde entonces una nítida apuesta
y Brasil, la guerra del Pacífico, que concentración del poder en las élites por la incorporación a la naciente
otorga el monopolio salitrero a Chile urbanas. “modernización universal” y la nega-
en detrimento de Perú y Bolivia que la El triunfo del liberalismo económi- ción de nuestro ethos.
enclaustra definitivamente, tuvieron co, trajo como consecuencia el mode- Esta obsesión de las élites gober-
este origen. lo de desarrollo dependiente, del que nantes llegaba a extremos como el de
1 El presente artículo constituye un resumen del Segundo Informe del Proyecto FEDU 2007–2008 “El Movimiento Moderno en
el Cusco, su Repercusión en el Presente” presentado por los Msc. Arquitecto Jorge José Díaz Oblitas, Msc. Arquitecto Ernesto
Paz Carvajal (+) y la Arquitecta Carmen Antonieta Rozas Alvarez.
2 Docentes de la Facultad de Arquitectura UNSAAC.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 63


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

proponer que era necesario cambiar Aires era la capital de América y París la Este alud de repeticiones provenía
nuestro componente étnico cultural, capital del mundo, o los alumnos de ar- de verdaderos catálogos de tipologías
para lo cual había que traer migrantes quitectura de Montevideo se dedicaban frecuentes: palacios de gobierno, institu-
europeos que provenían en buena a proyectar centros de excursión en ciones legislativas, judiciales, cemente-
parte de España e Italia, no importan- campos de batalla para países victorio- rios, entre otros, que se repetían mecáni-
do, paradójicamente, que tuviesen sos de Europa, o tumbas para jóvenes camente en diferentes lugares del mun-
mayoritariamente origen campesino poetas y otras delicias propias de la do occidental.
o fuesen analfabetos. Escuela de Bellas Artes de Paris. Del Toda ciudad “moderna” buscó
En lo político dentro de una re- mismo modo, los concursos internacio- tener un “Plan Hausseniano” que
lativa paz, se dieron algunas crisis nales para los edificios de la nueva ciu- incorporara paseos, avenidas o bu-
como la económico financiera que azo- dad de la Plata fueron ganados por ar- levares con perfiles franceses. En
tó a Argentina en 1890 y movimientos quitectos alemanes. Como dice Gutié- la ciudad renovada se pretendía hacer
sociales importantes, como la revolu- rrez «se hablaba en español y se pensa- «renacer» los modelos foráneos, adop-
ción mexicana de 1910, la reforma uni- ba en francés”. (Gutiérrez: 1997). Es tándose no sólo las normas sino el espí-
versitaria de Córdova en 1918, la for- dentro de este marco que comienza a ritu de intolerancia que las avalaba. Es
mación de movimientos indo america- desarrollarse la arquitectura latinoameri- decir, en América se proyecta disciplina-
nos como el APRA en el Perú. cana en el siglo XX. damente de acuerdo a lo que se enseña-
Dentro de este contexto se dan dos ba en la academia francesa de 1656: el
PRIMER MOMENTO: modelo renacentista.
fenómenos, por un lado, muchos arqui- EL ECLECTICISMO HISTORICISTA
tectos latinoamericanos tuvieron la me- EN LATINOAMÉRICA Y EL PERÚ Junto a la arquitectura clasicista el
lancólica frustración de no haber naci- jardín francés modelo versallesco se im-
do en París (nostalgia que corresponde En este primer momento toda ciu- pusieron además las antiguas plazas
actualmente a Miami) y por el otro, emi- dad latinoamericana que se preciara de austeras, adustas y empedradas de las
nentes arquitectos franceses tuvieron la cosmopolita, debía parecerse a un refe- ciudades hispánicas. Así, se siembran re-
oportunidad de realizar increíbles obras rente esteticista europeo o norteameri- tazos de áreas verdes, árboles “domesti-
en estas tierras «periféricas» sin haberlas cano, con ciertos paradigmas propios cados” con caprichosos cortes y fuentes
nunca conocido. del tiempo: el higienismo y el transpor- ornamentales. Ni la plaza de Armas del
te. Sería que por esto Clemenceu en Cusco en 1912 se salvaría de dicha in-
Los centros latinoamericanos que se
1910 expresara: “Buenos Aires es una novación.
imaginaban como “cultos” —México y
gran ciudad europea”.
Buenos Aires—, a través de sus élites Es interesante constatar al respecto
aristocráticas, gobernantes, intelectua- Aún ahora quien recorre ciertas que cuando en Francia e Italia la res-
les y artísticas, se esforzaban tanto en el áreas en muchas ciudades latinoameri- puesta de la academia se había agota-
campo de las ideas y de sus obras, por canas como Buenos Aires, Rosario, do, en nuestro continente la corriente
alienarse con lo ajeno y olvidar sus raí- Asunción Quito, Santiago o Lima entre dominante seguía aferrada a las premi-
ces, sin darse cuenta de que eran presos otras, encuentra una imagen común y sas clasicistas. En Cusco estos arrestos
de una amnesia enajenante. omnipresente de la arquitectura acadé- tendrán que esperar hasta 1934, cuan-
mica y ecléctica decimonónica europea do se procesa el Plan Sistemático de
Así, los alumnos argentinos de pri-
que define el carácter de dichas áreas. orientación reguladora de Emilio Harth
maria aprendían entonces que Buenos
Terré, o 1941, cuando por encargo del
Ministerio de Fomento y Obras Públi-
cas se elabora el Plano Regulador para
el Cusco de Luis Dorich.
Hasta fines de la década de 1920, la
arquitectura de la región consistía en un
eclecticismo generalizado en el que
com par tían es pa cio un
NEOCLASICISMO AFRAN-
CESADO (el vivir en una ciudad con fi-
sonomía francesa, como hoy ocurre
con la creación de retazos de Miami en
nuestro medio), el residir en un petit ho-
tel borbónico (como hoy vivir en una
mansión o tener una casa de playa en
el balneario de Asia al sur de Lima), ha-
blar el idioma e imitar el modo de vida
francés (como hoy hablar inglés en me-
dio de Lima). Todo ello constituía y
constituye para las élites, pertenecer a
la civilización y haber olvidado la “bar-
barie propia”.

64 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

Al respecto, Gutiérrez señala que «Es El lapso de tiempo comprendido en-


importante tener en cuenta que mien- tre 1895 y 1919 es conocido como la
tras para el académico francés lo esen- “República Aristocrática”, porque du-
cial es su aproximación a lo clásico, para rante este período gobierna una peque-
el comitente americano que consume ña élite, que además de ostentar poder
esta arquitectura, lo esencial es su apro- económico y social, se había preparado
ximación a lo francés” (Gutiérrez: para gobernar dentro de un modelo de
1997). economía liberal, considerando que di-
Paralela a esta vertiente se encuen- cho paradigma era la única manera de
tra el NEORRENACENTISMO alcanzar cambio y progreso. En este
ITALIANO que bebe de las mismas contexto, se da el primer ensayo de mo-
ciones de carácter religioso, por citar al-
fuentes, añadiendo además todo tipo dernización del país, principalmente du-
gunas.
de REVIVALS ROMÁNTICOS na- rante el gobierno del presidente Augus-
En el caso de los mercados y estacio- to B. Leguía.
cionales y extranjeros conocidos como
nes ferroviarias, lo que predomina es la
PINTORESQUISMOS, inspirados Durante este período, el proceso de
estructura metálica ingenieril que mues-
en un marco paisajista natural que inte- “europeización” comenzó a alterar la
tra la claridad de su sistema constructi-
graba diversas tipologías regionales forma urbana, especialmente en Lima.
vo y su calidad técnica en muchos ca-
como las tudor inglesas, chalets suizos, Así, hacia 1900 se comienza a imitar el
sos “aderezada o edulcorada historicisti-
casonas vascas y mediterráneas, entre boulevard parisino, apareciendo el Pa-
camente”. Ejemplos de esto los tene-
otras. seo Colón y la Colmena, donde se al-
mos en los mercados de abastos de
Estos revivals expresaban para cier- zan casas con fachadas historicistas o
Buenos Aires, México o Chile, entre
tos grupos sociales poder y prestigio, al Art Nouveau que albergaban a la nue-
otros.
erigir su hábitat rememorando o copian- va burguesía. Matucelli señala al respec-
Sin embargo, en muchos casos se to “Lima era una ciudad que creaba
do lo que no hubiesen alcanzado en hizo un manejo irresponsable de los re-
sus lugares de origen. Cabe señalar, nuevos espacios urbanos para la aristo-
cursos. Posiblemente el ejemplo más cracia, en base a los criterios del Paris
que ni siquiera con el advenimiento de disparatado lo constituya el Palacio de
lo tecnológico funcional se abandona- de Haussman”(Matucelli: 2000).
las Aguas Corrientes de Buenos Aires,
ría esta vertiente. Se conforman nuevos espacios urba-
proyectado por un sueco, que Gutiérrez
En este período es corriente hacer el nos como la Plaza San Martín hacia
describe «como un enorme tanque de
fraccionamiento de la obra. Lo estricta- 1921. Esta plaza encerrada por edifi-
abastecimiento de agua para la ciudad
mente funcional y técnico correspondía cios, que no se terminarían hasta la dé-
cubierto de cerámica importada de
a la ingeniería y la imagen formal neo- cada de 1940, es admirada hasta hoy
España especialmente fabricada para
clásica o neogótica correspondía a la ar- por su aire aristocrático y su gran uni-
esta obra” (Gutiérrez: 1997)
quitectura. Esta dualidad de estructura dad, a pesar de que las edificaciones
La idea del maquillaje arquitectóni- que la rodean fueron diseñadas por di-
versus epidermis, se da aún con más fre- co encuentra ejemplos notables en
cuencia a partir del momento en que la ferentes arquitectos. Asimismo, por esos
Lima y otras ciudades costeras del Perú años se construye el Palacio de Justica,
tecnología de hierro se adopta masiva- donde, sobre los flexibles muros de
mente en las construcciones. Estacio- clara muestra de expresión academicis-
quincha se coloca la cargada escenogra- ta.
nes ferroviarias, grandes galerías comer- fía francesa realizada en estuco. Esta si-
ciales e inclusive algunas iglesias asimi- Entre los edificios institucionales
tuación se vuelve aún más compleja
lan esta receta. Ejemplos de ello encon- construidos en este período tenemos la
con el eco de algunos movimientos re-
tramos en el Palacio de Bellas Artes de Casa de Correos y Telégrafos que se
formistas europeos, como el Art Nou-
Chile (1905) o en la galería de Correos concluyó hacia 1897 con nítidos rasgos
veau y el Art Decó de comienzos del si-
y Telégrafos en Lima, que posee una académicos propios de la Academia de
glo, que si bien planteaban una ruptura
clara imagen neo renacentista que pos- Bellas Artes; la Cripta de los Héroes; el
con el academicismo, en América no
teriormente se verá complementada Palacio Legislativo de 1908, la Estación
pasaron de ser expresiones decorativas
por una calle cubierta de una estructura de Desamparados de 1910 como
incorporadas en obras eclécticas. En
de metal y vidrio. “puerta” que conectaba con el Callao y
Perú el proyecto de Piqueras y Velarde
Dentro de la Arquitectura de Estado, Chosica del Arquitecto Rafael Marqui-
para la basílica de Santa Rosa de Lima,
la fórmula es la misma. Así por ejemplo na, o el Teatro Municipal (1916-1920)
mezcla rasgos del Art Decó, Neo-Incai-
el Palacio de Justicia del Perú, proyecta- diseñado con una fuerte influencia
cismos, logrando un insólito resultado.
do por el francés Emile Robert en 1908 ecléctica, hoy siniestrado.
En los primeros decenios del siglo
y concluido por Jara-Malachowsky-Pa- En relación con la base de la pirámi-
XX el Perú se muestra admirado por la
nizo dos décadas más tarde, el diseño de social —los sectores populares— la
llegada de nuevas ideas, adelantos tec-
privilegia el estilo clasicista. iniciativa privada que vislumbraba que
nológicos y corrientes estéticas que ge-
Esta fórmula atraviesa todas las tipo- este rubro era económicamente renta-
neran todo un clima de polémica entre
logías, involucrando infraestructura edu- ble, comienza a levantar apresurada y
nuestros políticos, artistas e intelectua-
cativa, teatros, bibliotecas, edificios mili- precariamente las quintas. Estas cons-
les, cambiando radicalmente nuestra so-
tares y penitenciarios e incluso construc- trucciones de tipología edilicia se carac-
ciedad.
terizaron por contar con una crujía cen-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 65


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

tral amplia que permite la circulación y co e incluso algunas expresiones ára- cían los nuevos estados nación que ha-
el uso de dicho espacio como lavande- bes, siguiendo los gustos de los propieta- bían alcanzado su independencia.
ría, lugar de juego de los niños o espa- rios. Algún autor sarcásticamente se re- Cusco ciudad, a finales del siglo XIX
cio de encuentro, a cuyos flancos se si- fiere a estos como los “cocktailes más era un sólo centro político, administrati-
tuaban las habitaciones. variados” vo y religioso: sede de la Prefectura, de
Después de 1920 retoma el poder la la Corte de Justicia, la Casa de la Mone-
oligarquía terrateniente conservadora, CUSCO Y EL ECLECTICISMO da y de la Arquidiócesis.
coincidiendo con el surgimiento del HISTORICISTA
A inicios del siglo XX, verá su vida
APRA y del Partido Comunista. Mu- La economía del Cusco a fines del si- económica alterada por un conjunto de
chos capitales norteamericanos invier- glo XIX languidecía debido a varios fac- acontecimientos: el auge de la explota-
ten en el Perú, iniciándose un incipiente tores: el eje Cusco-Potosí se había debili- ción del caucho - esta actividad de en-
movimiento industrial. tado debido al agotamiento de los recur- clave se dio entre fines del siglo XIX y
Este período además marca el co- sos mineros y la escasez de mano de 1910 y al estar destinada a la exporta-
mienzo de la expansión de Lima, se obra, el mal estado de las redes de co- ción tenía pocos efectos beneficiosos en
abren tres importantes ejes: la avenida municación, el autoabastecimiento de la región -; el crecimiento de la produc-
Brasil que da paso a Magdalena, la Ave- la hoja de coca en la zona del Alto Perú, ción de alcohol; la explotación de la
nida Arequipa que conecta Miraflores - la importación de productos y específi- zona de ceja de selva - Kcosñipata, La-
el nuevo centro de Lima - y la avenida camente de tejidos ingleses y norteame- res y La Convención - que produce
Venezuela que relaciona el centro anti- ricanos industrializados, más económi- coca, café, té ,etc.; el mercado sur andi-
guo con el Callao. En estos ejes se da cos y de mejor calidad que ocasionaron no de la lana de alpaca, que si bien te-
un acelerado proceso de urbanización, la desaparición de obrajes y chorrillos nía como centro Arequipa, dejaba algu-
multiplicándose la presencia de casas con tecnologías tradicionales y artesana- nos remanentes captados por los inter-
sub-urbanas con estilos muy diversos: les. En otros planos, el advenimiento de mediarios y rescatistas, localizados prin-
tudor, oriental, campestre, rústico, nórdi- protecciones económicas que estable- cipalmente en Sicuani, que en parte
eran invertidos en Cusco; y la llegada
del ferrocarril en 1908.
Posiblemente este último factor sea
uno de los más importantes, ya que
rompe su aislamiento y lo conecta no
sólo con la costa peruana, sino también
con Bolivia y Argentina, de donde reci-
birá una fuerte influencia cultural. Esta
llegada del ferrocarril se dará sin embar-
go, después de una larga espera. El tra-
mo Arequipa-Puno solo entra en servi-
cio en 1874, en 1894 llega a Sicuani y
sólo en 1904 llega el primer tren al Cus-
co.
La expectativa es inmensa debido a
los efectos económicos y sociales que
trae. Todas las maquinarias industriales
llegaran a través de este medio, desde
las destinadas a la industria textil de ini-
cios del siglo XX, hasta las necesarias
para la explotación del gas de Camisea
ya a inicios del siglo XXI. Del mismo to-
dos los productos manufacturados ge-
neralmente importados llegarán por
este medio, y en sentido inverso, servirá
para extraer gran parte de las materias
primas de esta región: lanas, productos
agrícolas, madera o minerales, entre
otros.
Asimismo, existen claras evidencias
que el cordón umbilical, establecido en
estos años, entre Cusco y Buenos Aires,
tuvo importantes efectos en el aspecto
cultural. Es incluso posible afirmar que
la intelectualidad cusqueña buscaba no

66 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

sólo la influencia, sino la legitimización cio. Se instalan grandes casas comercia- imagen de cierto bienestar con la insta-
o validación de sus conocimientos del les, generalmente regentadas por ex- lación de ciertos servicios e infraestruc-
espíritu del tiempo, en los círculos inte- tranjeros, como Establecimientos Brai- tura urbana.
lectuales argentinos, antes que en los li- llard S.A., Rickets y Cia. E.W Gibson, Así por ejemplo, en 1903 se instala
meños. Recíprocamente, nuestra cultu- Lomellini y Cia, Grace y Cia. Éstas ac- el primer servicio de tranvía de tracción
ra precolombina generaba extraordina- tuaban como representantes de impor- animal, en 1911 llega el primer automó-
ria expectativa y era ávidamente acogi- tadoras, muchas de las cuales pervivi- vil, en 1914 se inaugura el primer servi-
da por los círculos intelectuales bonae- rían hasta las ultimas décadas del siglo cio eléctrico, en 1919 se crea el primer
renses como lo demuestra un último es- XX. De otro lado hacendados y comer- servicio de automóviles y camiones de
tudio de investigadores dirigidos por Ra- ciantes propios y foráneos comienzan a carga y en 1920 empieza a funcionar el
món Gutiérrez. invertir en la prometedora actividad in- primer servicio de telefonía pública. En
A inicios del siglo XX, el Cusco era dustrial, demandando incluso la amplia- la década de 1920 aparecen hospeda-
una ciudad que había soportado casi ción de la oferta energética a través de jes para cobijar a los hombres de nego-
inalterable los embates del tiempo des- la Instalación de la Hidroeléctrica de cios, comerciantes y viajeros que empie-
de el periodo colonial. Se puede afir- Ccorimarka. zan a incrementarse en la ciudad. Entre
mar que la homogeneidad y tradición Surgen diversas cerveceras, entre las 1920 y 1930 comienzan a adoquinarse
eran absolutamente predominantes, sin que destaca la del arequipeño Ernesto una serie de calles del centro histórico
embargo se avecinaban tiempos de Gunther, asimismo, se crean embotella- del Cusco, en 1927 se inaugura una
cambio y de un transitorio periodo de doras de gaseosas e importantes fábri- moderna red de abastecimiento de
florecimiento de la economía y comer- cas textiles como la de Lucre (1861), pri- agua potable instalada por The Fouda-
mera en el Perú y posiblemente tam- tion Company, el rio Huatanay y el Tu-
bién una de las pioneras en Latinoamé- llumayo que se habían convertido en
rica. Esta fábrica cobijaba un programa depósito de aguas servidas y desechos
arquitectónico muy completo para la sólidos son gradualmente canalizados,
época, al contar con una zona de má- permitiendo que en la década de 1940,
quinas, patio de secado de la materia la avenida El Sol pudiese llegar hasta la
prima, zonas de almacenamiento tanto estación y se sanee la Plaza Limacpam-
de materia prima como de productos pa. Finalmente, en 1937 también se
manufacturados y las viviendas del pro- empieza además a construir el nuevo
pietario, los técnicos, los ejecutivos texti- aeropuerto Velasco Astete en el sector
les y los obreros. sur-este de la ciudad.
Otras fábricas que aparecen en di- Si bien en 1846 ya se había dado ini-
cha época son Marangani (1898), cio a la zona de expansión urbana cono-
Urcos (1910), Huáscar (1915), La Estre- cida como la Alameda, hoy avenida
lla (1928), fabricas de alimentos (choco- Pardo, —influida por las ideas francesas
late, mantequilla, jabones), molineras de la “ciudad jardín”, que incorporaba
cobijadas generalmente en edificacio- la “naturaleza domesticada” dentro de
nes donde primaban los partidos orto- la ciudad— que integraba el paseo o
gonales, simétricos con características bulevar al que se complementaría el
tectónicas, flanqueadas por patios, en parque España al inicio de la misma, es
algunos casos organizadas en torno a recién a inicios del siglo XX que esta Ala-
estos y complementadas por viviendas meda se consolida y aparecen múltiples
para ejecutivos y obreros. y diversas expresiones de casas toma-
Este dinamismo económico se verá das de referentes traídos por portadores
respaldado por la aparición de impor- extranjeros, gente que había tenido la
tantes instituciones bancarias en las pri- oportunidad de cruzar el Atlántico - que
meras décadas del siglo XX, como la su- eran los menos -, o a través de las revis-
cursal del Banco del Perú y Londres, el tas, libros, postales y grabados muy va-
Banco Italiano y el Banco Trasatlántico lorados por las clases privilegiadas. Así,
Alemán. En este sentido, no le falta ra- surgieron casas con estilos tan diversos
zón a Flores Galindo cuando dice que y disímiles, como el Victoriano, casas au-
en las tres primeras décadas Cusco esta- tóctonas del norte europeo, inglesas (es-
ba más industrializado que Arequipa. tilo tudor), chalets u otras, ocupadas
por las élites de la sociedad cusqueña:
Los cambios urbanos se asoman gra-
comerciantes exitosos o hacendados y
dualmente, de una ciudad calificada
algunos extranjeros.
por los viajeros de la época como una
de las más sucias de América a inicios Mas adelante, entre 1930 y 1940, so-
del siglo XX, pasa a ser una urbe que lo- bre ésta se apostaron edificaciones pro-
gra controlar y disminuir las pestes y epi- to-racionalistas decoradas con motivos
demias, empezando a proyectar una Art Decó.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 67


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

Los ejemplos más claros de eclecti- capitalismo, la revolución mexicana y


cismo historicista provinciano son el el surgimiento de movimientos indige-
Teatro Municipal construido en 1930 nistas, bandera enarbolada por un
en la Avenida Sol —demolido más tar- conjunto de intelectuales iberoameri-
de en 1950— y el edificio del Banco canos como Vasconcelos, Mariátegui
Italiano que se localizaba en la calle —quien en la revista Amauta publica
Heladeros, ambas estructuras de con- su “Manifiesto Indigenista”— y la fa-
creto armado con cubierta de calami- mosa generación de indigenistas pe-
na, que si bien introducían estos mate- ruanos dentro de los cuales destaca el
riales nuevos, respondían a patrones grupo Resurgimiento integrado por
europeos de construcción y estaban Casas Avenida Centenario Luis E. Valcárcel, Mayer de Zulen y el
profusamente decorados con motivos pintor José Sabogal o el importante
neoclásicos. Los corredores y balcones con aris- grupo de indigenistas cusqueños For-
Dentro de la tipología residencial a tas curvas se llenan de vitrales a simili- tunato L Herrera y Uriel García, entre
inicios del siglo XX, son pocos los cam- tud de lo que acontecía con sus refe- otros, que sacudieron el mundo cultu-
bios experimentados en la casa tradi- rentes ferroviarios, la escalera ocupa ral y artístico de la época.
cional o casa patio. Continúan carac- nuevas localizaciones, en algunos ca- La «decadencia de occidente» ali-
terizándose por sus cuatro crujías orga- sos irrumpiendo en los patios exterio- menta la idea del ecumenismo cultu-
nizadas en torno a un patio, que si res o en amplios espacios distribuido- ral, reflexión que va a significar tam-
bien se reduce, mantiene la idea de es- res. En otros casos los balcones incor- bién el estudio de nuestro patrimonio
pacio central. poran rejas y barandas de hierro forja- cultural y arquitectónico redescubrien-
do La pintura mural se cubre con pa- do nuestra memoria. Así, en un artícu-
Este patrón se ira modificando du-
pel importado decorado con detalles lo de una revista mexicana sobre la ar-
rante las primeras décadas, aparecien-
europeos. quitectura y la arqueología se escribía
do tipologías poco frecuentes como
singulares, tal como la casa en “U” y La decoración preferida tanto en «la arqueología nos ha enseñado los
otras más habituales que van defor- las edificaciones institucionales como estilos arquitectónicos de los antiguos
mando el patrón de casa tipo patio domésticas hasta bien entrado el siglo pueblos (...) utilicemos los principios y
como resultado del fraccionamiento, es la neoclásica, transformando la irra- distintivos de nuestro pasado, en nues-
menor escala y ordenamiento de los cionalidad controlada de los exterio- tras futuras construcciones». Ello efec-
espacios así como la ocupación del res barrocos por este nuevo orden. tivamente se dio, ya que en México, el
patio por las circulaciones verticales, Esto se logra incorporando la idea de Neo-Azteca fue muy utilizado princi-
hasta su posterior desaparición, con trama geométrica y ejes verticales, palmente en la capital federal.
patrones compactos de vivienda mo- que sirvieran de soporte a un conjun- En Bolivia el arqueólogo Arthur
derna que confinan toda la propuesta to de elementos eclécticos: empleo de Posnansky, a fines de la década de
espacial de la vivienda. pilastras, capiteles, zócalos, frisos, cor- 1920 construye su casa, inspirado en
nisas y remates simples de yeso, balco- las edificaciones de la cultura Tiawa-
Refiriéndose a la casa en “U” Gu-
nes volados sobre cartelas, no olvidán- naco, con una decoración sobrecarga-
tiérrez señala que se trata de “una
dose de motivos edulcorados como li- da, donde se copian muchos detalles
casa con patio abierto para la calle
ras, racimos de uvas, motivos zoomor- de la escultura y cerámica de dicha
con un pequeño retiro de la misma.
fos, modillones, arcos adovelados y al- cultura. Posteriormente, dicha cons-
Se conservan en la ciudad por lo me-
mohadillados profusos, entre otros. trucción se destinaría como sede del
nos dos ejemplos de esta arquitectura
en la esquina de la Avenida Pardo y Esta preferencia por reemplazar Museo Nacional y del Museo de la
Garcilazo y en Choquechaca Nº 229” todo signo del barroco por el neoclási- Cultura Tiawanaco.
(Gutiérrez, 1981:46), siendo un caso co, pudo tener una explicación de or- Este confuso panorama de preocu-
singular en el que la casa abre el patio den político al asociar lo primero al or- pación por las raíces arquitectónicas,
al exterior, en un esfuerzo por mante- den despótico de la colonia y lo neo- derivó en otros revivals menos pro-
ner y cambiar dialécticamente la tradi- clásico con la república a similitud de pios y carentes de contenido. A este
ción. lo ocurrido en Europa después de la periodo se le conoce, como de «restau-
revolución de 1789. ración nacionalista»: un neo-colonial,
un neo-republicano, un neo-barroco
SEGUNDO MOMENTO: hispano e incluso un neo-californiano
LA RESTAURACIÓN que es aun más defectible, ya que lo
NACIONALISTA ibérico es copiado en Norteamérica y
Este momento se trata de un perio- luego exportado a otros lugares.
do de nostalgia por volver la mirada La obra que representa nítidamen-
sobre lo propio, donde se da una refle- te esta opción, es el Museo de la Cultu-
xión sobre la propia “identidad cultu- ra Peruana ubicado en la avenida
ral”. Su manifestación se relaciona Alfonso Ugarte en Lima, proyectado
con una serie de importantes hechos por Ricardo Malachowsky, con una fa-
Casas Avenida Pardo sociales y culturales como la crisis del chada que simula ser pre-hispánica;

68 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

burda réplica de un palacio Inca que chowsky, egresado de la Escuela de


podría ser el que se encuentra situado Bellas Artes de París. Esta es una de
en la actual plaza de San Cristóbal de las réplicas más importantes de arqui-
Cusco, intentando además construir tectura virreinal, que más adelante
muros neo-incas de cemento y hormi- además se verá complementada por
gón. Se cuenta que las dificultades la construcción neocolonial de la
para construir estos muros con talu- Casa de Gobierno en 1938, también
des y vanos trapezoidales fueron ma- del mismo autor.
yúsculas. La portada desproporciona- En 1945, cuando la mayoría de las
da al estilo Tiahuanaco está custodia- principales ciudades latinoamericanas
da por dos monolitos inspirados en habían sucumbido al alienante estilo in-
predecesores de la cultura Chavín. ternacional, se terminaba la denomina-
Otra obra que encarna esta opción da “remodelación” de la Plaza Mayor,
es la denominada Casa del Inka locali- por parte de Hart Terre. Este proceso
zada en el ex Parque de la Reserva, destruyó auténtico patrimonio, al demo-
hoy Parque de las Fuentes, donde en ler casonas coloniales que cerraban el
1928, José Sabogal pintor y director espacio abierto de la Plaza para reem-
de la Escuela Nacional de Bellas plazarlas por edificaciones neo-barro-
Artes, erige una vivienda vernácula cas grandilocuentes con portales y bal-
reinventada, profusamente decorada cones sobredimensionados viniendo a
con motivos precolombinos. completar este dislate.
Y no se crea que esta opción se Sin embargo, cabe señalar que
agota en estos años, en 1966 Emilio dentro de este confuso panorama;
Soyer Nash diseña y construye la casa esta reformulación teórica de lo incai-
Velarde Camacho destinada a una fa- co e hispano tuvo algún acierto entre
milia de la alta clase social de Lima, los ejemplos neo coloniales en Lima,
con la que obtiene el Hexágono de como el caso de la Embajada de
Oro en la Primera Bienal de Arquitec- Argentina en la avenida Arequipa rea-
tu ra. Cier ta men te la ins pi ra ción lizada extrañamente por dos argenti-
nos Ángel Guido y Martín Noel.
Según Augusto Ortiz de Zevallos,
prehispánica es clara por los volúme- el apogeo de lo neo colonial en el
nes masivos, el patio y una especie de Perú se da entre 1940 y 1945 cuando
chullpa destinada a uso íntimo que se constituye una especie de “estilo
contrasta con la configuración ortogo- nacional” que se evidencia en el con-
nal del conjunto. curso para el Hotel de Turistas del Cus-
En el plano arquitectónico esta “res- co, donde todos los participantes se
tauración” fracasa, por limitarse a ha- alinearon estilísticamente. La cons-
cer copias de un repertorio histórico trucción de este remedo neo-colonial,
formal. supuso la demolición de la Casa de la
Lo “retorcido” de este momento de Moneda del Cusco, auténtico y valio-
Restauración Nacionalista, es que sur- so patrimonio construido.
giendo del pensamiento de ciertas éli- En el campo arquitectónico esta
tes ilustradas que reclaman la reivindi- concepción llevó a confundir forma
cación de la raza “dominada y someti- con contenido, no logrando incorpo-
da”, inspirarán obras destinadas a rar el tema de la modernidad, al tema
agentes políticos o sociales privilegia- de lo propio, haciendo de esta tam-
dos y no precisamente indígenas. bién una propuesta ecléctica al preten-
En el Perú esta restauración nacio- der sustituir lo europeo por otro, que
nalista no queda restringida a lo preco- mezclaba lo propio con lo hispano ha-
lombino, sino se proyecta también a ciendo que el panorama se hiciera
lo COLONIAL, confundiéndose fácil- más confuso.
mente con un neobarroco hispánico
que se asoció rápidamente a la aristo- LA RESTAURACIÓN
cracia y a grupos de poder político y NACIONALISTA EN CUSCO
religioso de entonces. La presencia del grupo de ilustra-
Entre las muestras de esta nueva dos intelectuales cusqueños indigenis-
opción tenemos el Palacio Arzobispal tas, dirigidos por Luis E. Valcárcel
de 1929 diseñado por Ricardo Mala- quien publicara su obra “Tempestad

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 69


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

en los Andes” en 1927 y José Uriel mente de lo Inca y, en menor medida con elementos neoclásicos - pilastras
García con su obra “El Nuevo Indio” del arte colonial, surgiendo la preocu- estriadas -, y motivos Art Decó. Los
en 1930, pretenden no solo conocer pación por conservar estos testimo- primeros mezclan iconografía Cha-
el por qué, el indígena y su mundo fue- nios del pasado. Muestra de esto ello vín, Tiahuanaco e Inca, resaltando las
ron secuestrados y marginados, du- son la promulgación de dos Leyes: la imágenes hibridas que remiten al sol
rante siglos; sino proponer cómo recla- Ley N° 6634 de junio de 1929, que o balaustradas en forma de ídolos
mar una transformación del Perú a declaraba “monumento” al yacimien- pre-hispánicos.
partir de sus raíces andinas. Asimis- to arqueológico de Sacsayhuamán y En cambio el partido arquitectóni-
mo, la conocida “Escuela Cusqueña”, la Ley N° 7688 de enero de 1933, co que constituye lo esencial en una
dirigida por el Rector de la Universi- que declaraba al Cusco como “Capi- obra, recoge tipologías hospitalarias
dad Nacional San Antonio Abad del tal Arqueológica de Sudamérica”. “modernas”, racionalistas, ya experi-
Curso, Alberto Giesecke, se constitu- Igual intención tendría en 1913 la fun- mentadas desde fines del siglo XIX en
yó como uno de los pocos esfuerzos dación del Instituto Histórico del Cus- Europa, alejándose totalmente del pa-
de nuestra institución por encontrar co, encargado de velar por la conser- trón de casa patio.
respuestas a los problemas de la re- vación de los monumentos arqueoló-
El Asilo de Ancianos, con claras re-
gión. El indigenismo y el regionalismo gicos y el legado colonial.
miniscencias neo coloniales y republi-
estaban entonces de moda y los artis- En Cusco existen además ancestra- canas, casa patio de adobe con largos
tas los utilizaron en sus obras como les razones ideológicas y materiales corredores, constituye también una
motivación para dar cuenta de una rei- que hacen más que evidente que mu- muestra de esta opción.
vindicación de los pueblos autócto- chas generaciones sientan la necesi-
nos. El Hotel de Turistas del Cusco, dise-
dad de retomar lo Inca, pensamiento
ño de Emilio Harth Terré y José Álva-
Otro hecho que marcaría la con- que refluye permanentemente como
rez Calderón, fue el proyecto ganador
ciencia colectiva seria el “re-descubri- bien sostiene Flores Ochoa “lo inka se
del concurso convocado por la Corpo-
miento” de la extraordinaria ciudade- vuelve intemporal (…) y no deja de te-
ración Nacional de Turismo, constitu-
la de Machupicchu por parte de Hiran ner presencia y continuidad”.
ye indudablemente una expresión
Bingham en 1911 que sacudiría no Uno de los ejemplos de arquitectu- grandilocuente del estilo colonial
solo a los círculos intelectuales, sino la ra de restauración nacionalista, en el neo-barroco, experimentado primero
memoria colectiva de la población, tal Cusco frecuentemente citado es el en la plaza Mayor de Lima. Esta cons-
y como había ocurrido antes en el Hospital Antonio Lorena del Cusco, trucción se caracteriza por contar con
mundo occidental con el descubri- que a nuestro entender sólo recoge al- ampulosas portadas, adornadas con
miento de Pompeya y Herculano. gunos elementos decorativos epidér- rostros de felinos de frente y perfil,
Este pensamiento influyó en la micos inspirados en motivos pre-co- acompañadas de molduras y grecas
exaltación y revaloración principal- lombinos, que se mezclan a su vez de inspiración precolombina, con por-

70 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

tales, logias tomadas de las casas ha- Ejemplos tardíos de proyectos con tro, que también se alineó al estilo neo-
ciendas cusqueñas, ajimeces toma- reminiscencias neo-coloniales con ca- barroco colonial, incorporando ele-
dos de casas coloniales, como la del racterísticas un tanto sobredimensiona- mentos tan disímiles como una barda
Almirante, —Museo Inka— compiten das y desproporcionadas, lo constitu- con pequeñas torrecillas que delimi-
entre si con una volumetría aplastante yen un importante número de casas de tan el atrio de las iglesias; la presencia
y un partido indudablemente funcio- la Plaza Mayor o de Armas de Cusco, de una pequeña y desproporcionada
nal, organizado en torno a dos patios. que luego del sismo de 1950 son epidér- portada plateresca, el empleo en el pri-
Otro ejemplo, donde los caracteres micamente reconstruidas al estilo mer nivel de ventanas con peanas, al
formales son evidentes con estos arres- neo-colonial comprobándose que su ti- estilo trujillano contrastadas en último
tos de restauración nacionalista, en la pología era completamente ajena a la nivel, con logias miniaturizadas de las
ampliación del Palacio Municipal del casa tradicional cusqueña. Estas cásca- casas de hacienda; aderezado, con
Cusco, 1936, en el que sí se recoge la ras que fabricaron incluso muros incas ciertos órdenes neoclásicos como la si-
tipología de casa patio, con portales y y dinteles no monolíticos en portales de metría, el empleo de ejes o, engrampa-
galerías corridas ataviadas con moti- la plaza llevaron a declarar a Tamayo dos de piedra en las esquinas, que tan-
vos prehispánicos; como: el escalona- que “el centro histórico del Cusco es en to prestigio había alcanzado en las eli-
mientos de muros, imitaciones de apa- algunos aspectos muchos más joven tes gobernantes y culturales de la épo-
rejos incas, simulando encuentros tra- que el de Ayacucho o Cajamarca” (Ta- ca. En este proyecto, llama la aten-
bados en las esquinas; llegándose in- mayo, 1981:76), situación que parecen ción la ausencia de decoración preco-
cluso a identificar una pequeña y desconocer muchos cusqueños. lombina, que estaba en boga en ese
mala réplica de la Piedra de los Doce Otra muestra también tardía y des- momento.
Ángulos, frecuentemente empleado proporcionada que destruyó auténtico
en la arquitectura popular. Asimismo, patrimonio, es el Colegio Nacional de TERCER MOMENTO:
es posible encontrar portadas y horna- Ciencias, proyectado en Lima, sin cono- LA ARQUITECTURA
cinas trapezoidales entre otras. Es cu- cer el lugar específico en el que se ubica- INTERNACIONAL O
rioso observar elementos neo-colonia- ría. Ello se hace evidente al observar ARQUITECTURA
les en esta obra, como la portada ha- que el proyecto incluía uno de los princi- FUNCIONALISTA
cia la calle Santa Teresa, hibridada pales ingresos sobre un enorme andén La condición periférica de los paí-
con motivos de inspiración precolom- inca frente a la iglesia de Santa Clara. ses latinoamericanos, implicaba una
bina. Curiosamente en 1967, el arqui- Este proyecto ecléctico financiado por fuerte dosis de subordinación a los nú-
tecto José Domingo Cabrera proyec- el gobierno de Venezuela, después del cleos productores de ideas, modelos
tó una réplica de esta portada para terremoto de 1950 e inaugurado en culturales y científicos, que afectó a la
permitir el ingreso a la nueva bibliote- 1959, recoge un programa eminente- arquitectura y urbanismo, siendo cla-
ca, donde sí figura el escudo español. mente moderno, una volumetría excesi- ros los efectos de la dominación y la
Durante el período del Alcalde Estra- va, una configuración que atiende a complicidad de los actores locales.
da —hacia 1991— se “acentuaron” ciertos principios del neoclásicos —si- Latinoamérica vista como el “otro
las improntas precolombinas, am- metría, axialidad—, una tipología de lado del Atlántico”, es considerada
pliando y recubriendo con piedra los casa patio y reminiscencias decorativas como el ámbito de la posibilidad y de
nichos trapezoidales y reemplazando de una arquitectura neo-colonial muy ilusión compartida por muchos euro-
el escudo español que existía en la en- simplificado, bordeando en la pobreza peos que después de haber planteado
trada de Santa Teresa de la ciudad y ausencia. teorías, modelos, métodos e instrumen-
por el placa de Echenique. El Palacio de Justicia construido en- tos no encuentran eco ni decisión políti-
Una de las manifestaciones tardío incásica tre 1952 y 1957, constituye otro ejem- ca y económica para materializarlos,
lo constituye el edificio de Radio plo ecléctico tardío, proyectado por el constituyéndose las jóvenes repúblicas
Tawantinsuyo y la casa en Oscollo, de la
familia Montesinos. arquitecto limeño Félix Cárdenas Cas- latinoamericanas en “el paraíso donde

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 71


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

tanto se construye”, el lugar donde po- nos Aires, es decir, la calle, la manza- nosotros, importando las soluciones, sin
dían ver materializados sus sueños. na, la sub-división predial por conside- tener todavía los problemas”.
Sucede entonces que la arquitectura rarlos frenos que obstaculizaban su La paradoja más fuerte del movi-
moderna, símbolo de las potencialida- propuesta moderna, así como la nece- miento moderno y específicamente de
des socio económicas y tecnológicas de sidad de proyectar y construir ciertos la arquitectura internacional en este mo-
la revolución industrial, arriba a Améri- edificios emblemáticos. mento se hace evidente: Este que se ha-
ca Latina, en un contexto de socieda- Este tipo de propuestas merecieron bía alzado, rechazando todo lo que fue-
des más tradicionales, donde la indus- respuestas contestatarias minoritarias, ra un estilo o modelo, y se auto-suponía
trialización había sido casi inexistente y pero importantes, como la de Gastón iba ser una respuesta inédita, única, re-
el eclecticismo arquitectónico total, in- Bardet, un francés con visiones orgáni- flejo del espíritu del tiempo, racional, au-
troduciéndose, como un estilo más den- cas de la ciudad quien expresa que torrenovable, llegaba a América como
tro del repertorio existente. “Buenos Aires se transforma en el em- un estilo internacional repetible y banali-
Las configuraciones abstractas que blema de una arquitectura inmoral en zado hasta el cansancio en cualquier lu-
comienzan a brotar en toda América, la que sus viviendas de las clases pudien- gar del mundo.
inauguran una nueva plástica construi- tes buscan la mentira y las centenas de En otros términos se privilegió lo
da con nuevos paradigmas como la abs- ventanas idénticas en las grandes ciuda- que los filósofos conocen como el “espí-
tracción, la estandarización o la funcio- des americanas como evidencia del hip- ritu del tiempo”, sobre el locus. Los ame-
nalidad, entre otros que aspiran a ser co- nótico, es decir usa América para con- ricanos querían también participar en la
bijo del hombre moderno universal. vencer la dimensión internacional de aventura de la época, aunque lejana, la
Para ello se emplean, con gran soltura sus propuestas producto de una civiliza- hacían suya. “No querían ser europeos,
expresiva, nuevos elementos, procesos ción donde prima lo comercial y el ma- pero querían ser modernos”, como un
y propiedades tanto materiales como quinismo”. Asimismo, califica la arqui- intento que aborta la historia al preten-
sistemas constructivos nuevos —acero, tectura hecha en este período como der transformar la realidad con teorías,
vidrio, hormigón— sin preocuparse “utilitarista, brutal, de formas desnudas modelos y métodos concebidos en un
adecuadamente por el locus, lo que a la diseminadas, que con sus remates hori- mundo ajeno, desgarrando pensamien-
larga acarrearía graves defectibilidades zontales niegan a Dios, sus pilotes nie- to y practica.
en todo Latinoamérica. gan el sitio y sus medianeras niegan a
Ra món Gutié rrez, en su texto
los otros».
Durante este período en Venezue- Arquitectura Latinoamericana en el Si-
la, Graziano Gasparini señalaría que El terremoto de San Juan represen- glo XX explica lo siguiente “La unifor-
“La nueva arquitectura llegó solo re- tó la oportunidad para replantear drás- midad de los modelos formales, su
vestida de sus aspectos formales, ticamente las estructuras urbanas y te- aplicación sin crítica alguna, el desco-
como volumetría cúbica, eliminación rritoriales de toda una ciudad, para lo nocimiento de las teorías que avala-
de decoración y otros. Manifestando cual desfilaron siete equipos técnicos ban aquellas resultantes marcaron lí-
únicamente el deseo de estar al día”. con propuestas controversiales, prove- mites a unas transferencias, sin que fal-
nientes de modelos europeos. Final- taran absurdos, como aquel hospital
En estos años Argentina, posible-
mente, se reconstruiría la ciudad aten- de la zona tórrida de Maracaibo que
mente el país que expresaba de mejor
diendo los dictados modernos. recibió máquinas barre nieve de los
manera la pretensión de aspirar y expre-
sar un horizonte europeizante olvidan- En CHILE ocurrían situaciones tan comitentes suecos que hicieron el pro-
do su realidad americana, se jactaba de extrañas y extravagantes como aque- yecto y vendieron “llave en mano”, el
ser uno de los centros principales de cul- lla en la que el arquitecto Roberto Dá- hospital con su equipamiento” (Gutié-
tura y arte latinoamericanos y de estar vila que había trabajado con Lecorbu- rrez, 1998-25).
al día de lo que acontecía y surgía cada sier, al presentarse a un concurso para La arquitectura en América Latina
día en el escenario mundial, invitando el Restaurante CAP Ducal, en Viña en esta búsqueda de un derrotero y
a personajes como Ortega y Gaset, del Mar, lo hizo con cinco alternativas encuentro entre tiempo y lugar, se de-
ideólogo y pensador vanguardista o a distintas que iban desde el Tudor, el es- batía en estos años entre este estilo in-
Lecorbusier, entre otros. tilo “Español”, pasando por el estilo ternacional y ciertos rezagos de un
Internacional con metáforas navales neo vernáculo. La primera para las
De este modo, por ejemplo, a tra-
(estilo barco), con el cual ganó el con- grandes ciudades y lo segundo para
vés del grupo Astral que tenía una flui-
curso, proyecto caracterizado por la la periferia.
da llegada al poder y la prensa espe-
proliferación de ventanas circulares,
cializada, el pensamiento y obra de En las obras de estilo internacional
barandas metálicas curvas, balcones
Lecorbusier que también había domi- la pretensión es aproximarse lo más
tipo puente de mando y volúmenes si-
nado los Congresos Internacionales posible a los modelos o normas ex-
mulando proas de barcos.
de Arquitectura Mundial —CIAM—, tranjeras, olvidando que la importa-
tenía garantizado un territorio ávido Cristian Fernández Fox, arquitecto ción acrítica de éstos, iba paralela a
para materializar sus obras, encargán- chileno, manifiesta sobre este período toda una concepción cultural de
dosele en 1947 de realizar el Plan Di- “En el primer tercio del siglo XX, impor- cómo se usa el espacio, el clima, la tec-
rector de Buenos Aires. En éste se plas- tamos las gestualidades de la arquitectu- nología y ciertos materiales.
man dos dictados de Lecorbusier: ra moderna, antes que los hechos histó-
Entre 1935 el estilo internacional
reemplazar la trama urbana de Bue- ricos a que ella responde (industrializa-
hace su aparición en el Perú, como un
ción, masificación, etc.) existieran entre

72 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

estilo más, no como producto de una LA ARQUITECTURA en base a dos ejes de circulación, es-
convicción arquitectónica auténtica, INTERNACIONAL EN EL tructuras en tres niveles que soportan
con una serie de signos reconocibles: CUSCO tijerales de madera, aproximadamen-
vanos circulares, bruñas horizontales, te 25 tipos de cerchas estabilizadas
En Cusco, paralelamente a las rei-
muros y aleros curvos, barandas de con tensores metálicos y una cubierta
vindicaciones de un orden propio, se
hierro, muchos de ellos tomados del de planchas de zinc (conocidas en
hacían presentes expresiones de la
diseño náutico - estilo buque -. Este es- nuestro medio como calaminas). Se
modernidad, propias del espíritu del
tilo adopta progresivamente una ima- puede observar en la decoración, cier-
tiempo, como son la aparición del pri-
gen de alta tecnología, sobre todo en tos gestos Art Decó y unas tímidas
mer vehículo motorizado en 1920 o la
las variaciones del “muro cortina”. ventanas, que utilizan signos escalona-
llegada del primer avión al Cusco en
Paralelo a esto, se presentaría un ra- dos. Este mercado se construye en ex
mayo de 1921.
cionalismo ligado a Europa, especial- terrenos del Convento de Santa Clara
Consideramos que la situación del para lo que se corta un importante
mente a Alemania. Alfredo Danmert,
Cusco al ser una ciudad del interior, claustro conocido como el de las Fun-
proyecta los emblemáticos barrios
provinciana y periférica, dificultó el de- dadoras de fines del siglo XVI. Este
obreros de la Victoria y del Rímac en-
sencuentro entre la cultura peruana y mercado no alcanzara el boato de
tre 1936 y 1939, emulando la tradi-
las tecnologías propias de la moderni- magnificas obras que se alzaban por
ción alemana de los veinte, siendo es-
dad, evitando que la imagen tan fre- entonces en Chile y Argentina.
tas construcciones los primeros ejem-
cuente de lata tecnología, asociada a
plos de vivienda obrera masiva en La- El antiguo Hotel Ferrocarril inaugu-
un funcionalismo abstracto y univer-
tinoamérica rado en 1927 y construido por profe-
sal invadiera nuestra localidad, desa-
Lo grave es que a partir de este mo- sionales de la Peruvian Corporation,
rrollándose en este periodo, mas bien
mento la mayoría de la arquitectura la- también puede considerarse como
un ensayo proto-racionalista, por cier-
tinoamericana asimila sin dudas ni va- una de las primeras expresiones pre-
to distinto y con alcances rezagados
cilaciones estos estereotipos, lo que cursoras del movimiento internacio-
respecto al europeo. Se trata de escasí-
asociado a la superposición de la acti- nal en el Cusco, ya que incorpora ma-
simas muestras de arquitectura de la
vidad rentista de la edificación que da teriales y tecnologías nuevas, un pro-
ingeniería, que cifran sus primeros es-
altos dividendos, ocasionará la triviali- grama y concepción funcional, asime-
fuerzos en incorporar los nuevos mate-
zación y banalización de esta opción. tría volumétrica, entre otros.
riales —concreto armado hierro, cala-
La arquitectura como mercancía cu- mina— y técnicas traídos principal- Otro esfuerzo inicial de esta pro-
brió y cubre aún buena parte de lo mente por ingenieros foráneos. to-arquitectura internacional en Cus-
producido en Latinoamérica, donde co es el añadido de un segundo nivel
Uno de los primeros esfuerzos es el
el ejercicio profesional del arquitecto al segundo claustro del Convento de
Merca do Fri san cho (1922-1924-
se ha ido convirtiendo en un objeto Santo Domingo, que en la década de
1925), hoy conocido como Central.
de consumo. Es claro en este sentido, 1930 se le encarga a un padre de la or-
Éste recoge las pesquisas ingenieriles
el desencuentro y la ruptura entre los den dominicana, quien posiblemente
de Roberto Göhring: estructura abier-
avances tecnológicos propios de la imitando construcciones foráneas
ta de concreto armado (pilastras estria-
modernidad en el hemisferio norte y opta por el concreto armado. La pro-
das), surgida a partir de una modula-
el locus y la cultura peruana. puesta acoge un partido simple, com-
ción estricta y repetitiva organizada

Otro ejemplo en esta misma línea, lo constituye el Matadero o Camal de Umanchata con características más modestas

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 73


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

pletamente cerrado a diferencia de ten que acampe la naturaleza, otro fu- este modo, en el período que va entre
sus predecesores con corredores abier- turo paradigma de la arquitectura in- 1945 y 1970 se apuesta por el futuro
tos. Remata este segundo nivel con ternacional. En esta obra, curiosamen- y el cambio, implementándose ciertos
una estructura de madera y una cober- te la decoración neo precolombina se modelos de desarrollo ya experimen-
tura de calaminas de zinc. El resultado mezcla con elementos de decoración tados y en algunos casos fracasados.
es una volumetría tradicional eclécti- Art Decó. Las clases gobernantes creen que
ca, con una singularidad: vanos ojiva- proyectando una imagen urbana e insti-
les, rememorando el estilo gótico. CUARTO MOMENTO: tucional modernizante se podía neutrali-
El colegio de los Salesianos cons- LA ARQUITECTURA DEL zar el efecto y réplica de ciertos fenóme-
truido por estos años responde tam- DESARROLLO nos políticos que habían conmociona-
bién a algunos primeros gestos por re- Después de la Segunda Guerra do la escena latinoamericana de dichos
coger los nuevos materiales y tecnolo- Mundial, Estados Unidos se consolida años, tales como la Revolución Cuba-
gías, haciendo lo que se podría deno- como una gran potencia, Europa ini- na de 1959 y el incontrolable proceso
minar una arquitectura de la ingenie- cia épocas de reconstrucción y progre- de urbanización ocasionado por el mo-
ría en nuestro medio, con sus limita- so y América Latina se reconoce vimiento de grandes masas de campesi-
ciones positivistas: alcanzar un objeto como atrasada y pone énfasis en un nos a las ciudades debido a la falta de
funcional, seguro, en lo posible econó- modelo “desarrollista” de sustitución desarrollo de las regiones interiores y la
mico y fácil de construir. de importaciones, con el afán de ser expectativa que ofrecen los centros ur-
En el nuevo Hospital de Belén, si incorporado en el carro de la historia, banos. Este último fenómeno se ha de-
bien la decoración de la fachada prin- modelo aplicado también con atraso, nominado como “la ruralización de la
cipal es precolombina, se aprecia que pues ya había demostrado sus limita- ciudad” haciendo su aparición los pue-
ya juegan algunas cartas del proto-ra- ciones tanto en Europa como Estados blos jóvenes, favelas, callampas u otras
cionalismo europeo, siguiendo mode- Unidos a fines del siglo XIX. denominaciones de lo mismo, a lo lar-
los propios de esta tipología, ya experi- En Europa la arquitectura del Movi- go del continente.
mentados en Europa o los EEUU a fi- miento Moderno había surgido en bue- Por esta época, la mayoría de los
nes del siglo XIX. Esta construcción na medida como resultado de los avan- arquitectos latinoamericanos se adhie-
emplea plantas funcionales, pabello- ces científicos y técnicos de los siglos ren a la FIEBRE DESARRO-
nes aislados, donde los componentes XVIII y XIX. Por su parte, en América LLISTA. El estado se convierte en un
observan claras intenciones funciona- Latina la nueva arquitectura no es resul- “príncipe moderno” ó “mecenas mo-
les y asépticas y volúmenes compac- tado de las condiciones materiales pre derno” que promueve y financia las
tos donde los espacios de circulación existentes, sino por el contrario, se con- obras más grandes e importantes de
son internos. vier te en pro pul so ra de la la época.
En este se aplica además, la tipolo- MODERNIZACIÓN al promover el Esto se aprecia inicial y muy clara-
gía de pabellones. Se trata de separar avance de ciertas ciencias y técnicas mente en México. Una vez triunfante
a los pacientes de acuerdo a la enfer- —cálculo estructural principalmente— la revolución, el estado emplea la
medad al considerarse el aire como y el uso de este sistema constructivo. obra urbana y arquitectónica para
un vehículo de contagio. Frente a esto Se podría decir que si en Europa, mostrar su cultura y revolución. La
se planteaba pabellones o paralele- el reto estaba en cómo convertir la ar- obra de los grandes muralistas mexica-
pípedos articulados por circulaciones quitectura para que guardara corres- nos como Orozco, Rivera, y Sequei-
en espacios abiertos y jardines, a simi- pondencia con la sociedad transfor- ros recubre a manera de gigantescos
litud de lo experimentado en el Hospi- mada, en América Latina, en cambio, lienzos-manifiestos los edificios cons-
tal Blacken, Manchester de 1870. se altera el orden y el reto se plantea truidos para albergar grandes universi-
Estos pabellones se distribuyen en inversamente, pretendiendo que el dades, museos y hospitales, intentan-
amplios espacios abiertos que permi- cambio en la arquitectura implicara la do integrar arquitectura y sociedad.
transformación de la sociedad. De

74 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

En Brasil, una curiosa síntesis de van- da a la naturaleza y al pasado, Mies “anonimato del international style si
guardia y preocupación nacional en- del Neoplasticismo inicial, transitó a no hubiera mantenido sus principios
cuentran su mejor expresión en la arqui- un clasicismo moderno y tecnológico. de adecuación ecológica que la carac-
tectura. Picchia sintetizaba en 1924 el Por entonces además, importantes ar- terizan desde la época de la colonia”.
sentimiento del movimiento en un quitectos como Gropius, Mies y Sert, Otros au to res como HUGO
lema «modernos e brasileiros», que sin marchaban de Europa a los EEUU. SEGAWA,son más pesimistas al consi-
duda le daría una fuerza singular, de la Otros arquitectos más jóvenes a derar que “en lugar de proponer solu-
cual se carece en otras áreas del conti- partir de la crítica y reinterpretación ciones arquitectónicas y urbanas se con-
nente. Asimismo, en 1938 el Ministerio de los principios del movimiento mo- virtió en un problema en si mismo. El
de Educación de Brasil contrató al equi- derno, empezaron a definir líneas pro- abuso de formas y soluciones moder-
po Costa-Niemeyer-Reidy, con la aseso- pias, como en el caso de Aalto en Fin- nas en el periodo de desarrollismo que
ría de Lecorbusier, para construir “el pri- landia. Dentro de este panorama más asoló América Latina en las décadas de
mer monumento moderno del mun- flexible y tolerante, los intentos de rein- los 60 a 80, en muchos de ellos asocia-
do”, pero posiblemente el punto culmi- terpretación no solo eran aceptados, do a dictaduras militares, banalizó y de-
nante de esta etapa lo constituye Brasi- sino incluso eran aplaudidos. bilitó el curso redentor de la arquitectu-
lia en 1960. ra moderna”. (Segawa 2005)
Sin formar movimientos, ni compar-
En este período ya no se copia fiel- tir teorías explícitas, los líderes latinoa- Indudablemente las figuras de este
mente y a pesar que las influencias del mericanos deseaban demostrar las po- período son Oscar Niemeyer, desde
movimiento moderno siguieron sien- tencialidades de progreso de sus países su obra de la Pampulha hasta su obra
do muy poderosas, se presenta ya a través de su propia arquitectura de contemporánea, y Lucio Costa crea-
una in ten ción de REINTER PRE- punta. Como señala Browne, se podría dor de Brasilia y su patrocinador o me-
TARLAS, lo que en gran medida lo- decir entonces “que trataron de acercar cenas Juscelino Kubitschek quien lle-
graron especialmente los brasileños. el espíritu de la época al del lugar, con garía a ser presidente de Brasil.
Es necesario registrar también que una arquitectura del desarrollo”. Con posterioridad a la segunda gue-
este proceso es consecuencia de cier- Esta se trata de una arquitectura jo- rra mundial, Perú y concretamente
tas condiciones externas que se die- ven y vigorosa, cuya potencialidad se Lima, asimilan el estilo internacional
ron en la escena internacional. Des- de ri va prin ci pal men te de su que ahora sí viene acompañado de
pués de la segunda guerra mundial la ELOCUENCIA ESTRUCTURAL, una ideología, la doctrina del movi-
solidez monolítica del estilo denomi- especialmente del hormigón armado. miento moderno. Dos factores actua-
nado “internacional” se había disuel- Asimismo, es DESARROLLISTA rían para este cometido: El primero la
to, tanto por el rumbo divergente que porque va delante de la realidad so- creación de la Agrupación Espacio, y el
habían tomado los cuatro grandes cioeconómica latinoamericana. segundo el paso e incorporación de un
maestros, como por cambios y contra- importante número de estos a la docen-
En el caso brasileño, PAULO DE
dicciones en su propia obra. Lecorbu- cia en la sección de Arquitectura de la
AZEVEDO sostiene que esta fase de
sier dejó de lado su obsesión por la Universidad Nacional de Ingeniería.
la arquitectura hubiera caído en el
máquina y la técnica y volvió su mira-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 75


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

La Agrupación Espacio fue un colec- Sharif Kahat, en la revista Arquitex- va arquitectura. En el resto de universi-
tivo de arquitectos, intelectuales, artis- tos del año 2003, resalta una fase no dades limeñas, sólo se crearían Facul-
tas y escritores, dirigidos por el arquitec- conocida del pensamiento de Luis tades de Arquitectura hacia la década
to Luis Miro Quesada, formados en la Miro Quesada vanguardista moderno de 1960, iniciando dicho proceso las
década de 1940 en Europa o EEUU, se singular: su propuesta de continuidad universidades Federico Villarreal y Ri-
agrupan interesados en difundir la ar- de la tradición cultural, así como de la cardo Palma.
quitectura y todas las manifestaciones pertenencia al contexto y lugar, para Adicionalmente, revistas como “El
del arte contemporáneo. Este grupo se lo que se vale de un articulo publica- Arquitecto Peruano”, creada en 1937
encontraba constituido por los arquitec- do en 1945, “Espacio en el tiempo, la por el arquitecto Fernando Belaúnde,
tos Santiago Agurto Calvo, Carlos Wi- arquitectura moderna como tradición también contribuyen a la consolida-
lliams, Adolfo Córdova y Ricardo Mala- cultural”, en el cual señala que “… la ción del Movimiento Moderno. Es des-
chowsky, entre otros; urbanistas como arquitectura moderna debe ser pro- de este órgano que se propone la fun-
Luis Dorich; pintores como Fernado ducto de la evolución del hombre con dación de importantes instituciones
Szyszlo, Rubén Piqueras; escritores y la tradición de cada lugar (…) Com- como la Sociedad de Arquitectos del
pensadores como Augusto Salazar prendemos la arquitectura actual en Perú, hoy Colegio de Arquitectos del
Bondy, Paul Linder y músicos como su justo medio: como forma evolutiva Perú, el Instituto de Urbanismo, la Cor-
Jorge Garrido Leca, entre otros; quie- que enraizada en el pasado, busca ex- poración Nacional de Vivienda en
nes publicarían su primer manifiesto en presión nueva, lógica, espontánea y 1946, etc.
mayo de 1947. propia de la época propia del país. La
Si bien el Perú, en el siglo XX, no
Su aparición pública se da a través arquitectura como todo arte debe ser
tiene un Barragán, un Niemeyer, un
de un axiomático manifiesto suscrito el antes que nada telúrica”.
Salmona, un Testa ni un Dieste, que
15 de mayo de 1947 y publicado en el Sota Nadal sostiene que la Agrupa- represente la arquitectura nacional y
diario El Comercio de la capital. Entre ción Espacio cumplió tres funciones: ins- contemporánea en el siglo XX, nin-
otros temas se señalaba que “la arqui- tauró el modernismo en nuestra arqui- gún país en Latinoamérica puede jac-
tectura contemporánea es índice funda- tectura, aceleró la modernización capi- tarse de haber tenido un arquitecto vi-
mental de un tiempo, resume los facto- talista en el sector e identificó como pro- sionario, como presidente constitucio-
res de un nuevo concepto universal blema prioritario la vivienda. nal en dos períodos.
(…) Desgraciadamente el Perú más que El grupo se disuelve, pero la mayo- Tanto la ciudad de Lima como las
en cualquier otro país del mundo o aca- ría de sus miembros arquitectos pasan principales ciudades del Perú empren-
so al lado de los que forman la zaga uni- a la naciente Sección de Arquitec- den ilusionados una planificación cen-
versal, permanece indiferente, sin ma- tura de la Escuela Nacional de tralista y vertical que a partir de los pla-
yor inquietud ni iniciativa, al margen de Ingenieros, hoy UNI, donde juegan nes urbanos pretenden controlar y diri-
los trascendentales actos de la revolu- un papel protagónico en la propuesta e gir el crecimiento desordenado de las
ción contemporánea. El hombre es ex- implementación del currículo de estu- ciudades en concordancia con los dic-
presión de su tiempo”. dios del año 1949. Aquí encontramos tados de los CIAM. Se llega incluso a
Más adelante afirman que en el Perú el segundo factor determinante para la situaciones tan paradójicas como la
no existía arquitectura y que sólo se apli- aceptación y divulgación de la doctrina propuesta calificada por José Beingo-
caban estilos, ocupándose además de del Movimiento Moderno en el Perú y lea como el Plan Voisin para Lima de
temas relacionados al hombre, el espa- específicamente en Lima. Estudiantes 1947 que es llevado a un Congreso
cio, el tiempo, los cambios en el mundo formados con esta doctrina serán porta- Mundial en Cincinnati EEUU, plan
y el arte, y por supuesto reiterados des- dores y constructores de la nueva ciu- que de materializarse hubiese destrui-
lindes con los estilos historicistas. Es de- dad y arquitectura. do absolutamente todo el centro histó-
cir reproducen la agenda establecida Por estos años la influencia de la ar- rico. Más tarde que temprano se dan
por los ideólogos del Movimiento Mo- quitectura brasileña, así como la visita cuenta que estos instrumentos rígidos
derno en Europa y EEUU. de arquitectos importantes como José y acabados son insuficientes para al-
Miro Quesada dirige además la re- Luis Sert, contratado por la Oficina canzar el objetivo deseado.
vista Espacio y una sección en el ves- Nacional de Planeamiento Urbano Este afán modernizante destruyó
pertino de El Comercio, donde des- —ONPU— para asesorar el Plan Pilo- gran parte de la Lima tradicional - la
pliega una feroz crítica frente a inter- to de Lima, la visita de Richard Neu- demolición de parte importante del
venciones como la remodelación, de- tra y Paul Lester Wiener en 1945, am- Convento de San Francisco, para dar
nominada por el como “Harthterroris- bos voceros del movimiento moder- paso a la Avenida Abancay constituye
ta”, de la Plaza Mayor de Lima. no, y la llegada de Gropius en 1953, posiblemente una de las heridas mas
Este grupo se ocuparía no solo de la consolidarían aún más esta doctrina. agresivas - y de otras ciudades impor-
arquitectura sino que brinda preferente El Departamento de Arquitectura tantes como Puno y Arequipa, y ya en
importancia al planeamiento urbano a de la UNI se convierte en 1955 en décadas más recientes de Cusco, Aya-
través de la exposición y el debate, para una flamante Facultad, con Fernando cucho y Trujillo. Los agentes inmobi-
lo cual invita a Luis Dorich, el primer ur- Belaunde Terry como su primer deca- liarios aprovechándose de esta obse-
banista peruano, a Adolfo Córdova, no. El mismo propone que la nueva sión por el cambio usan y lucran a tra-
Carlos Williams y Santiago Agurto Cal- sede en el Rímac, sea un “manifiesto vés de la actividad inmobiliaria para
vo para exponer sus ideas y obras. construido” y de enseñanza de la nue- destruir auténticas muestras de nues-

76 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

tra memoria y sustituirlas por obras con una visión integral y pionera en ARQUITECTURA DEL
que optimicen sus ganancias. América Latina. DESARROLLO EN CUSCO
Por ejemplo, en el Arquitecto Perua- Esta propuesta pretende construir El terremoto de 1950 marcó el inicio
no de 1963 se registra que “…durante una ciudad jardín peatonal a peque- de una década de grandes transforma-
las últimas décadas la transformación ña escala, sin estridencias, donde los ciones urbanas den el Cusco. Este fenó-
de Lima ha seguido un ritmo incesante. problemas de educación, sanidad, vi- meno natural coincide con la llegada
Viejas casas coloniales o republicanas, vienda, recreación, comercio y culto, tardía de ideas vinculadas a la moderni-
amenazando ruina, después del terre- encuentren respuesta. La unidad Veci- dad y con transformaciones económi-
moto de 1940 han cedido el campo a nal Nº 3, es calificada como moderna cas, sociales y políticas que ocasionan
modernos y funcionales edificios…”. y peruana, concitando la atención lati- el “desborde popular” del campo a la
En estos años las posturas son am- noamericana y constituyéndose en ciudad, haciendo que las contradiccio-
biguas y contradictorias en la concien- hito de referencia que aún hoy provo- nes, la segregación y exclusión, al estar
cia de los portadores del ideario mo- ca nuestra atención y respeto por su más concentradas, se hicieran aún más
dernista, tal y como había sucedido claridad y verdad. claras y evidentes.
con el pensamiento de Lecorbusier dé- Entre otras construcciones que Muchos funcionarios y profesionales
cadas antes en Europa. Esta situación apuestan por esta opción, podemos ci- jóvenes formados fuera, imbuidos de
se encuentra por ejemplo registrada tar los edificios Atlas, Pacífico, Radio una falsa mentalidad progresista, asocia-
en la siguiente cita aparecida en el el Sol, el Ministerio de Educación, los ban el pasado y lo antiguo, no a lo patri-
Arquitecto Peruano de 1964 “…La Ministerios de Hacienda y Comercio monial y a la memoria, sino a manifes-
obra arquitectónica no se da como —hoy de Economía—, Trabajo, Sa- taciones de atraso, de freno del progre-
una entidad aislada y en abstracto, lud, el Estadio Nacional José Díaz, el so. De este modo, se puede explicar el
sino en función y correlación con un Hospital del Empleado, las grandes actuar de muchos ingenieros del Minis-
medio, ámbito que no a hay que tras- unidades escolares, así como algunas terio y Fomento de Obras Públicas, así
tocar, sino que hay que respetar, depu- buenas muestras de arquitectura in- como declaraciones del entonces Pre-
rar y realzar como elemento arquitec- dustrial, construidas durante la déca- fecto del Cusco, José Torre Tagle, quien
tónico que en él se engarza: un respe- da de 1950. Todas estas obras corres- señala: “No queremos más casas anti-
to al marco, el paisaje natural o urba- ponden a una primera etapa de descu- guas, queremos un Cusco nuevo, hay
no, que deviene de la mayor impor- brimiento y decantación que produce que desparecer el Cusco antiguo, basta
tancia en nuestras ciudades, ricas en una arquitectura limpia y simple de de Cusco viejo”
monumentos arquitectónicos y edifi- una madurez admirable.
Indudablemente las condiciones del
cios artísticamente valiosos…”. De Paradójicamente, esta década y la hábitat en el centro eran críticas antes
este modo se reafirmaba en el mismo siguiente marcarían la consolidación del terremoto, como se señala en el
sentido que en la arquitectura de los del Movimiento Moderno en el Perú y Informe de la Misión Kubler, por enton-
60, ya que incentiva “…una arquitec- a la vez su banalización y mercantiliza- ces “Cusco padece de una súper pobla-
tura de formas y soluciones más segu- ción, haciendo aún más evidente la ción foránea que data de mucho antes
ras y auténticas identificadas con el crisis y cuestionamientos que se ha- del terremoto de 1950. Una casa de la
movimiento moderno (…) a manera bían desatado en Europa y EEUU. La época colonial para una familia rica y su
de las últimas obras lecorbusianas, co- superposición y priorización de lo mer- servidumbre, sirve hoy de albergue
menzando a dejarse sentir en las pro- cantil y por tanto, el abandono de su para treinta familias, algunas de las cua-
ducciones arquitectónicas del Perú…” opción ética —encontrar una nueva les viven en una sola habitación, sin ven-
Las obras comienzan a adoptar ciudad y arquitectura para el hombre tilación, ni instalaciones sanitarias”
esta opción construyéndose por ejem- moderno—, llevan a una arquitectura (Informe Misión Kubler, 1951:30)
plo, las grandes Unidades Vecinales comercial, de competencia, con arqui-
Por entonces, se crea la Junta de Re-
—Rímac, Santa Cruz, La Victoria, tectos de moda que ejecutan “imita-
construcción y Fomento Industrial del
etc.— tratando de replicar los grandes ciones de imitaciones” de la arquitec-
Cusco, con fines de promoción indus-
conjuntos edificados previamente en tura internacional. Estas obras son ge-
trial, agrícola, urbana, vivienda popular
Europa. Entre éstas destaca como neralmente copiadas de revistas, he-
y reconstrucción de monumentos histó-
ejemplo emblemático la Unidad Veci- cho que pareciera ahondarse en la
ricos, que en 1957 se constituiría en la
nal Nº 3, encargada por la Corpora- contemporaneidad: Así, la arquitectu-
Corporación de Reconstrucción y Fo-
ción Nacional de la Vivienda al urba- ra se hace excluyente, irreflexiva, re-
mento Industrial del Cusco (CRYF). Se-
nista Luis Dorich y a los arquitectos duccionista y meramente funcional.
gún Informe de la Junta de Reconstruc-
Fernando Belaunde Terry, Alfredo Adicionalmente, en el Perú de la ción y Fomento del Cusco, “fueron des-
Danmert, Carlos Morales Machiavello década de 1970, el gobierno militar truidas 3,000 casas, 15,000 personas se
y otros, quienes basándose en referen- construye obras monumentales, con instalan en refugios provisionales y
tes del mundo anglosajón, donde se el afán de consolidar su representa- 20,000 personas emigran (…) siendo
habían formado, reinterpretan y re- ción y poder. Obras como el grandilo- su construcción de pésima calidad y sin
crean dicha obra, adecuándola a cuente, brutal e inhumano Centro Cí- servicios. Otros se instalan en los patios
nuestra realidad. El conjunto residen- vico alzado en dicho período así lo de las antiguas casonas” (Junta de Re-
cial está destinado a grupos sociales confirman. construcción y Fomento del Cusco,
con limitados recursos económicos
1952:36).

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 77


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

Ambas instituciones pretenden ilusa- El caso más aberrante se presentaba


mente solucionar problemas estructura- con la propuesta del nuevo Centro Cívi-
les con sucedáneos coyunturales, acu- co Administrativo, que pretendía ocu-
sando las mismas limitaciones que hoy par cuatro manzanas, entre las que des-
sentimos en las regiones: centralismo; tacaba la limitada por las calles Mar-
falta de poder de decisión; inexistencia qués, San Bernardo, Quera y Mesón de
de cuadros regionales orgánicos, hones- la Estrella. Cuesta imaginarse edificios
tos y capacitados, con proyectos que lo- altos sobre pilotes interactuando con
gren consenso y apoyo del colectivo so- amplias áreas verdes y unos cuantos
cial; descoordinación; superposición de monumentos y casas domésticas. Por
funciones, etc. Estos problemas cobra- suerte, el dinero no alcanzó para mate-
rían dimensiones dramáticas cuando se rializar este proyecto.
presentan desastres naturales —aun- De este Plan se ejecutaría más ade-
que algunos tengan que ver con la ac- lante una única diagonal trazada, que
ción del hombre—, como hoy se evi- actualmente une la Avenida Sol con la
dencia en el Sur Chico. parroquia de Belén y que destruyó mu-
Hoy, después de más de 50 años, chas casas domésticas dentro de las
los retos planteados siguen sin respues- que destacaba la casa del Balcón de He-
ta. Existe aún gente que sigue viviendo rodes y muchos ensanchamientos ina-
en refugios “provisionales, transitorios” propiados.
—como al interior de una de las casas La avenida Sol en la década de
de la calle Marques— debido entre 1960 se canalizó íntegramente, convir-
otros motivos, a que el cien por ciento tiéndose en el eje principal de la ciu-
de los préstamos otorgados por el go- dad. A los edificios construidos en la
bierno para soslayar los problemas de primera cuadra, se agregan el Palacio
vivienda de los excluidos, fueron capta- de Justicia y luego una serie de edifi-
dos por propietarios de predios urbanís- cios principalmente bancarios edifica-
tica y legalmente reconocidos que cons- dos en la década de 1970, como el
truyeron edificios rentistas. Banco Continental, el Banco Indus-
De otro lado el anhelado desarrollo trial —hoy Banco de la Reserva, am-
industrial y agropecuario regional, cifra- bos proyectados por equipos dirigi-
do en dos proyectos prioritarios: Cen- dos por el arquitecto Ronald Peral-
tral Hidroeléctrica de Machupicchu y ta—, el Banco de la Nación y el edifi-
Fábrica de Fertilizantes de Cachimayo, cio de Telefónica, ambos de proyectis-
a los que se dedicaron la mayoría de los tas limeños, que si bien apuestan por
recursos solo fueron una utopía. Hoy una arquitectura moderna, pretenden
esta esperanza se cifra en el gas de Ca- contextualizar sus obras, algunos con
misea mayor éxito que otros.
Después del terremoto el arquitecto Se propone que la ciudad nueva
Luis Miro Quesada Garland, encarga- crezca en dirección sur, donde se alza-
do de formular el Plan Piloto que sería ría importante equipamiento institu-
aprobado en 1952, consideraba que cional como las grandes unidades es-
“…había llegado el momento de iniciar colares Inca Garcilaso de la Vega de
el proceso plástico que con el tiempo 1951 y Clorinda Matto de Turner de
cuaje en otro hermoso cristal”, trazándo- 1952, el pabellón Administrativo de la
se como meta modernizar el Cusco, in- Universidad de 1951, etc., así como
corporando conceptos como la zonifica- importantes conjuntos residenciales
ción, la priorización del tránsito vehicu- como Za ru mi lla, San tia go
lar, la incorporación de edificios moder- (1953-1956) y Mariscal Gamarra
nos, etc. (1953), el Hospital Regional (1964),
Para el centro histórico, —como el pabellón “C” de Ciencias de la
“Zona Histórica” de valor arqueológi- UNSAAC del arquitecto limeño Car-
co notable a conservar, concordante los Ausejo, todos ellos como expresio-
con la Carta de Atenas—, se propo- nes del Movimiento Moderno en Cus-
nía conservar únicamente monumen- co. Este sería posiblemente el momen-
tos únicos y aislados, destruyendo al- to más importante de la arquitectura
gunas manzanas, donde teóricamen- en Cusco, con obras que incluso en la
te no había patrimonio, sino solo ca- contemporaneidad concitan aten-
sas modestas. ción, por ser expresiones con vigencia
funcional, formal, fáctica y social.

78 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

La inversión privada no se deja es- temporáneo, tectónico, sobrio y auste-


perar construyéndose en 1955 el Cine ro, pero que a la vez asume un compro-
Ollanta con ciertas improntas de deco- miso con el espíritu del lugar. Este mis-
ración Art Decó. Se alzan además, ace- mo equipo en 1969 proyectará la ac-
leradamente, una serie de edificios co- tual Caja Municipal en el centro históri-
merciales y residenciales, principalmen- co con respetuoso cuidado.
te en los ejes de la calle Ruinas —un tan- La Universidad, crea a inicios de la
to más contextualizados y eclécticos—, década de 1960, la sección de Arqui-
de la avenida Sol y la calle Almagro tectura como parte de la Facultad de
—con edificios funcionales descontex- Ingeniería Civil, a iniciativa del inge-
tualizados y rentistas—. niero Abelardo Ugarte y del arquitec-
Eran años en que entre otros prota- to Oscar Ladrón de Guevara Avilés,
gonistas residentes, se encontraban (Salvador de parte importante del pa-
los arquitectos Andrés Ochoa Luna, trimonio, después del terremoto de
los hermanos Galimberti Olazo (CAP 1950, evitando lo que sucede hoy
2,3), Manuel Chambi, Carlos Echega- con la destrucción de valioso patrimo-
ray Adrian —esto dos últimos forma- nio en el sur chico con el aval del INC
dos en Argentina—, Carlos Torres Ba- ), titulando a los primeros arquitectos
llón, el arequipeño René Uría Arisue- el año de 1970, entre los que estaban
ño, Alberto Aranzaens, Benjamín Ve- Abel Ortiz de Zevallos y César Quispe
lasco, Guillermo Durand Teves, los in- Gonzales.
genieros Rolando Szlater, Abelardo En estos años el currículo posible-
Ugarte, Armando Gallegos Guevara, mente influido por referentes chile-
Antonio Oliart, Arturo Samanez Con- nos, con predominantes apuestas esté-
cha, Carlos Gomez Palza y Francisco tico artísticas y no excesivamente tec-
Zárate, y constructores como Roberto nológicas, abrieron la posibilidad de
Samanez Ritcher, entre otros. incorporar las ar tes plásticas, no
La triada Graña-Cooper-Nicollini, como un complemento sino como
formada en la UNI y recién retornada par sustancial, a similitud de lo que
de Europa a inicios de la década de ocurría en la Universidad Católica de
1960, proyectó el Seminario San Chile, la de Valparaíso y la Nacional
Antonio Abad del Cusco. Esta se trata de Chile —donde se formó su funda-
de una muestra sincera e imaginativa dor, el arquitecto Oscar Ladrón de
de los ideales del segundo momento Guevara Aviles— y de la Universidad
del Movimiento Moderno, que prefie- Na cio nal de Inge niería de Lima
re hablarnos de pluralismo, del deseo —donde se formó Andrés Ochoa
de tener en cuenta las diferencias en Luna—, la que contaba con una ver-
los sustratos culturales y geográficos tiente más racionalista y tecnológica
de la arquitectura, del acontecer y de tomada de la Bauhaus, teniendo
la multidimensionalidad, a semejanza como resultado final un producto hí-
de las obras de Aalto, que estos arqui- brido de estas dos opciones. Es clara
tectos conocían y admiraban, las mis- también la preocupación del Arquitec-
mas que eran consideradas por los jó- to fundador de la incorporación de
venes de la época como manifiestos. asignaturas de Restauración de Monu-
Desgraciadamente hoy esta corriente mentos, para conservar nuestro ex-
está muy distorsionada por desacerta- traordinario patrimonio
das intervenciones. A principios de la década de 1970,
En la década de 1970, el arquitecto retornan un importante grupo de ar-
Víctor Raffo Rodríguez proyecta el “no- quitectos formados en Brasil, conside-
vísimo” y descontextualizado edificio rado en esos momentos como uno de
de Correos y Telégrafos, arresto tardo los centros más importantes de la ar-
modernista, en la penúltima cuadra de quitectura mundial. Este era un mo-
la avenida. Sol. El resultado es una caja mento de apogeo de la arquitectura
de concreto, aluminio y vidrio, abstracta desarrollista que tenia como máximos
y aislada de todo contexto. exponentes a Oscar Niemeyer y Lucio
Paralelamente se proyecta y constru- Costa.
ye el aeropuerto de Quispiquilla por el Conforman esta “Generación Bra-
consorcio limeño Orrego-Arana-Torre. sil”: José Domingo Cabrera, Otto y Cé-
Esta obra inaugurada en 1967, presen- sar Galimberti, Teófilo Jordán, Ronald
ta otro resultado al ser un objeto con- Peralta Tamayo, José Enríquez Rozas y

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 79


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

Roberto Samanez Argumedo, quienes MOMENTO DE REVISIÓN Y paso a corrientes como el pensamiento
se incorporan a la plana docente de la DE LAS ALTERNATIVAS de Lyotard que propone la desapari-
ya entonces Facultad de Arquitectura y PROPIAS ción de los grandes relatos, Habermas
Artes Plásticas, influyendo en la confor- que sienta las bases del pensamiento
Las sociedades opulentas en los se-
mación del currículo de estudios. post moderno o anuncios tan discuti-
tentas plantean el cuestionamiento de
En relación con la obra de Ochoa bles como el de Fukuyama que anun-
la modernidad y la aparición de la post
Luna, ésta es abundante y variada. Por ciaba el “fin de la historia”. Estos son los
modernidad como fenómeno cultural,
ejemplo, el mercado y cementerio de nuevos paradigmas de la denominada
creando nuevos paradigmas como el
Quillabamba logran amalgamar el exu- “aldea global”.
de vivir en una sociedad global y mediá-
berante paisaje natural, la “nueva” tec- tica, marcada por las comunicaciones. Esta situación ha llevado a que tanto
nología del concreto armado e intere- Ello, idílicamente —eufemísticamen- el campo del territorio, como del paisa-
santes pesquisas formales. Probable- te— nos hace hablar de una “aldea glo- je cultural y específicamente el de la ar-
mente éstas y el proyecto para el Cen- bal”, que incongruentemente se mues- quitectura, se tiñan de enfoques toma-
tro Recreacional Sambaray, comparti- tra fragmentada, dividida e injusta. Ade- dos de la filosofía post estructuralista
do con el arquitecto Ernesto Paz - desa- más, hoy existe toda una tecnología de —Dérrida, Bataille, Lyotard, Barthes—
fortunadamente no construido en su to- la destrucción que hace posible la desa- que implican la incorporación de cate-
talidad -, constituyen los puntos más al- parición de la humanidad y del planeta gorías como la incertidumbre, el caos,
tos de su producción. que lo cobija. La mercantilización, feti- el vacío, el conflicto, la indeterminación,
El arquitecto Ronald Peralta Tamayo che propio de nuestros tiempos y la de- la contradicción, el desequilibrio, la falta
destaca por un conjunto de proyectos pendencia, marcan más que nunca de certeza, lo efímero de lo construido y
bancarios como el Banco Continental, toda la producción constructiva los no lugares, entre otros.
el Banco Industrial —hoy Banco de Re- Extinguida o al menos dejada de Sin embargo, es necesario recordar
serva—, el Banco de los Andes —hoy lado la utopía de lo moderno, se da que esta reflexión surge de países opu-
Scotchbank— así como el Teatro Muni-
cipal e interesantes residencias —como
las de las familias Chavaneix y Oberth,
en Santa Mónica—. Sus obras reflexi-
vas son el resultado de pacientes bús-
quedas contextualizadas. Une dos as-
pectos básicos en su obra: pasión y éti-
ca en lo que hace.
José Domingo Cabrera demuestra
en su obra, una preocupación por en-
contrar referentes propios, tanto preco-
lombinos como coloniales que recrea.
Así, producirá las Galerías Turísticas y
singulares viviendas en Magisterio y
Huancaro Residencial.
Roberto Samanez, el más joven de
esta generación, profesional proficuo y
controvertido, ha realizado importante
obra de restauración, adecuación y
obra nueva destinada principalmente al
turismo. La producción teórica, tampo-
co es ajena a su quehacer, hecho inédi-
to en nuestro ámbito profesional. Es
probablemente en este momento, el
más cosmopolita de los arquitectos cus-
queños.
En esta década —1970—, los prime-
ros profesionales de nuestra universi-
dad inscriben también su obra dentro
de lo que hemos denominado como
“arquitectura del desarrollo”. Es decir,
una obra comprometida con la elocuen-
cia estructural del concreto armado, des-
tacando el Coliseo Cerrado proyectado
por los arquitectos José Chacaltana, Cé-
sar Quispe y Juan Salazar.

80 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


El Movimiento Moderno en el Cusco

lentos que luego de la culminación de la comunicación, que de una real con- obtiene mayor reconocimiento, vigen-
la vivencia de la modernidad ilustrada, junción de las lógicas del capital, el mer- cia y reconocimiento debido al respeto
legítimamente realizan una introspec- cado y la sociedad civil; estando entre por los valores propios y contemporá-
ción autocrítica y por tanto desarrollan nosotros todos estos imperativos, aún neos que encierra, así como por su sos-
una reflexión post moderna, algo que pendientes o parcialmente realizados y tenibilidad.
sustantivamente diferente y ajeno a los por tanto, no correspondiendo a nues- Entre los pocos que no se alienaron,
aconteceres propios. tra realidad objetiva. sustrayéndose de la arquitectura comer-
De otro lado, la mercantilización y la Como bien sostiene OCTAVIO PAZ cial podemos citar en México a Luis Ba-
dependencia han sumido al hábitat lati- “los hispanoamericanos en lugar de re- rragán, en Uruguay la obra del ingenie-
noamericano en el desborde, la crisis y pensar y reelaborar esa tradición, en lu- ro Eladio Dieste, en Colombia Rogelio
la incertidumbre, donde la mercantiliza- gar de actualizarla y aplicarla a las nue- Salmona, en Brasil Paulo Mendes Ro-
ción y la dependencia marcan la mayo- vas circunstancias, prefirieron apropiar- cha y en Chile Edward Rojas y Jorge
ría de la producción. se de la filosofía política de los franceses, Lobo, entre otros.
Dentro de este marco y a partir de ingleses y de los norteamericanos”. En el Perú si bien no se observan
los Seminarios de Arquitectura Latinoa- Por consiguiente nos corresponde ejemplos tan nítidos, ni figuras singula-
mericana, surge una propuesta de otro desarrollar una alternativa propia, otra, res, sin embargo es meritoria la obra de
momento que se nos reclama vivir nuestra, más compleja y verdadera, tan- José García Bryce —con su conjunto
como latinoamericanos y que busca en- to desde el plano sociológico histórico habitacional Chabuca Granda—, la
garzar el tiempo y el locus de la cultura, como en el plano específi- obra de Álvaro Pastor en Arequipa —la
Una cita de MARINA WAISMAN co de la arquitectura. Es necesario un Posada del Puente, Colca Louge y un
explica este otro momento de forma nuevo punto de partida, lo contrario conjunto residencial—, la obra singular
clara: “El camino recorrido por los será alentar la frivolidad del desencan- de Emilio Soyer N. —Edificio Honda y
pueblos ultra desarrollados no está lle- to. casas muy sugestivas e inéditas— y
vando a la felicidad universal, ni si- Propia, en cuanto responde a la reali- Oscar Borasino —con su original Orato-
quiera está contemplando la mínima dad, sin negar la posibilidad de apren- rio de Santa Rosa—.
conservación de las condiciones de der de invenciones y experiencias pro-
vida del planeta. Adherirse ciegamen- badas en otros ámbitos, haciéndolas EL MOVIMIENTO MODERNO
te a ese camino parece insensato, ade- apropiadas en el sentido de hacerlas EN EL CUSCO Y SU
más de imposible, dado el abismo propias, adaptarlas creativa y crítica- REPERCUSIÓN EN EL
cada vez mayor que nos separa de las mente y no adoptándolas sumisamen- PRESENTE
condiciones científicas, tecnológicas y te. En este sentido, todo lo anterior no Las siguientes líneas, a manera de
sobre todo económicas de aquel mun- excluye estar abiertos a las ideas, logros conclusión provisoria, tienen un carác-
do .De ahí que resulte valiosa la ac- plásticos y tecnologías externas a la re- ter abierto y reflexivo. Partimos por re-
ción de quienes intentan encontrar las gión. Supone no aislarse de la aventura conocer que el movimiento moderno
vías adecuadas para construir un futu- común de la humanidad desechando surgido a partir del pensamiento racio-
ro ambiente apropiado y posible para el chauvinismo. nal, constituyó una revolución en la
las distintas comunidades”. Es una ACTITUD frente al pensar, sensibilidad que transformaría no
PAUL RICOUER, filósofo francés, crear, materializar y vivir del hábitat lati- solo las artes sino nuestras ciudades y
en 1963 en un ensayo titulado «Civiliza- noamericano. La actitud común es en arquitectura. Períodos con la intensi-
ción Universal y Cultura Nacional» plan- lo fundamental el respeto por cada reali- dad transformadora de los años vein-
teaba ya una síntesis entre la tecnología dad y los resultados de esa actitud, son te, en búsqueda de un lenguaje que
universal vinculada al núcleo místico y tan diversos y variados como son las dis- se adecuara y guardara corresponden-
ético propio. tintas realidades geográficas, climáticas, cia con el espíritu del tiempo, aun con
Esto sólo es posible cuando una cul- de idiosincrasia, de tradiciones, de ven- todas las limitaciones que hemos ex-
tura es capaz de asimilar la racionalidad tajas comparativas, de cometidos prag- plorado y reconocido, pocas veces se
científica y evitar la simple repetición máticos , de situaciones socioeconómi- repitieron en la historia.
del pasado. “Solo una cultura viva fiel a cas, de técnicas disponibles, de sustra- No se puede desconocer que se tra-
sus orígenes y preparada para la creativi- tos valorativos, de contextos formales y ta de una visión superada y sin embar-
dad en los niveles del arte, la literatura y de mil otros condicionantes de la reali- go, no logramos llenar el vacío dejado
filosofía es capaz de enfrentar otras cul- dad que se quiere servir, caso a caso, por su peso académico y coherencia ar-
turas, no sólo esto, sino es capaz de dar- obra a obra, circunstancia a circunstan- gumental, llevando a algunos incluso a
les su propio significado” (Ricouer cia. Es decir respondiendo a nuestra declarar su recuperación y vigencia ar-
1963). “otredad” o alteridad cultural. tística e histórica.
Y aunque siempre es posible apren- Se trata de una arquitectura que tras- Andrés Weill, director de la revista
der de la experiencia ajena, nuestra si- ciende el arte visual y entiende que ésta Ciudad y Arquitectura el 2004 expresa-
tuación es bastante distinta. En nuestro es continente de la vida del hombre, ba “Los arquitectos contemporáneos, la
caso la presión de la modernidad —y pretendiendo que éste goce de calidad arquitectura contemporánea es huérfa-
ahora de la post modernidad—, nos lle- de vida y por tanto, no sólo comunica na del movimiento moderno, al que
gó de afuera, pero más por efectos de sino se habita. Esta vertiente cada día sabe muerto, pero que no ha querido

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 81


José Díaz, Ernesto Paz y Carmen Rozas

•BROWNE, ENRIQUE. “Otra arquitectu-


ra en América Latina”. Editorial Gusta-
vo Gill. México 1989.
•CIORRADO, GAVINELLI. “Arquitectu-
ra Contemporánea. De 1943 a los no-
venta”.
•COLLINS PETER. “Los ideales de la
Arquitectura Moderna (1750-1950)”.
Editorial Gustavo Gili 1987.
•DE AZEVEDO PAULO. “Cusco ciudad
histórica: Continuidad y Cambio” .Edi-
ciones PEISA. Lima 1982.
•DE FUSCO, RENATO. “Historia de la
Arquitectura Contemporánea”. Edicio-
nes Celeste 1997.
•DIAZ OBLITAS JORGE JOSE. “Política
y Vivienda en el Cusco 1950-1994”. Te-
sis Maestría UNI 1997.Lima Perú
•DOBLADO, JUAN. “Bases históricas,
para entender nuestra modernidad
Arqui tec tó ni ca” Re vis ta VIVIENDA.
En Cusco destacan dos obras, el Hospital del Seguro Social del Perú y el Banco Agrario, ININVI 2. Lima
hoy SUNAT, ambas de la triada Graña-Cooper-Nicolini, son expresiones de esta bús-
•FERNANDEZ, ROBERTO. “Formas le-
queda y actitud.
ves”. Epígrafe Editores 2005.
enterrar, alargando el duelo más allá de que alienta la producción humana •FRAMPTON KENNETH.”Historia criti-
ca de la Arquitectura Moderna” .Edito-
lo razonable”. creativa, que exalta la potencia del es-
rial Gustavo Gili ….
Otros en cambio rechazan el “meta- píritu, que afirma, que considera los
•GROSSEL, PETER Y LEUTHASER,
lenguaje lineal” del movimiento moder- factores culturales, ecológicos, econó- GABRIEL. “Arquitectura del Siglo XX”.
no, sustentando que el interés contem- micos, sociales, entre otros. Es decir, Volúmenes I y II. Editorial Taschen
poráneo de cualquier fenómeno y por retratar innumerables factores, posibi- 2005.
tanto, de la arquitectura, no es más uni- lidades y por que no sorpresas, crean- •GUIDEON SIGFRIED. “Espacio, tiem-
tario, sino múltiple, fragmentario y dis- do un “paraíso aquí y ahora” para no- po y Arquitectura”. Editorial Dossat S.A.
continuo. sotros. 1980
La presente reflexión nos llama a •GUTIERREZ RAMON. “Arquitectura La-
La producción del paisaje cultural
tomar conciencia que ni el apátrida tinoamericana .Textos para la reflexión y
en Latinoamérica y específicamente la polémica” Epígrafe Editores 1997.
en el Perú, se encuentra nuevamente (glo ba li zan te), ni el ais la cio nis ta
(chauvinista) contribuyen a este fin. •GUTIERREZ RAMON. “Arquitectura La-
en la disyuntiva de ser espejo de lo aje- tinoamericana en el siglo XX” 1998.
no, aceptando servilmente ideologis- Hay que descubrir que la multiplici-
dad de voces, tiempos e historias •HELLER AGNES. Teoría de la Historia
mos heroicos y totalizantes. Ello impli- Editorial Rontamara. Barcelona 1982
ca encasillarla como ayer, en los cáno- pueden trenzarse en la búsqueda de
una realidad nueva. Y ver lo contem- •KUBLER GEORGE. “Informe para la re-
nes del desencanto modernista y hoy construcción de la restauración de sus mo-
en la reacción post moderna de “bús- poráneo como un desafío, como numentos. Junio-Agosto 1951”. Cusco.
queda de nuevos medios de expre- una pregunta histórica, que por tan-
•MATUCELLI ELIO. “Arquitectura para
sión”, que pretenden “inaugurar co- to requiere de respuestas históricas una ciudad fragmentada “2,000
mienzos inéditos, para plagiar clausu- diversas, abiertas, y dinámicas, que
•MATOS MAR, JOSE.”Desborde popu-
ras” que nunca fueron ni son nues- debiéramos contestar con autentici- lar y crisis de estado .IEP. Lima 1984
tras, únicamente por el prurito de es- dad, legitimidad y honestidad.
•PALIZA FLORES VIOLETA. “Arquitectu-
tar al día con lo que sucede en Europa ra Cusqueña en los albores de la Repú-
o en EEUU. Bibliografía blica (1824-1934)”. Editorial UNSAAC.
•ATTOE WAYNE. “La crítica en arquitec- Cusco.1995
Hoy que se privilegia el consumo
tura como disciplina”. Editorial Limusa. •TAMAYO HERRERA JOSE. “Historia
del producir, consumir y desechar (de- México 1980. Social del Cusco Republicano”
rrochar), heredero de “el medio es el
•ALVAREZ TRUJILLO HUGO. “Cusco y •SEGAWA HUGO “Arquitectura Latinoa-
mensaje”, de los juegos de marketing, la arquitectura de fin del milenio”. Tesis mericana” Editorial Gustavo Gilli. 2005
con el agravante de desalojar la esen- para obtener el título de Arquitecto. •SCHULZ, CHRISTIAN NORBERG.
cia de la arquitectura, cual es pensar, UNSAAC 2000. Editorial Reverté 2005
crear, construir y habitar el cobijo •BENÉVOLO, LEONARDO. “Historia de •TOCA, ANTONIO. “Nueva arquitectura
SUSTENTABLE del HOMBRE, se la Arquitectura Moderna”. Editorial Gus- en América Latina”. Presente y Futuro.
nos presenta nuevamente, esa otra op- tavo Gill 1980. Editorial GG. México 1990
ción que pareciera ser desechamos •BLOCH MARC “Introducción a la Histo- •ZUMTOR, PETER. “Pensar la Arquitec-
siempre: la de encontrar NUESTRO ria” Breviarios. Fondo de Cultura Econó- tura”. Editorial Gustavo Gill 2004.
propio derrotero, aquella búsqueda mica. XII Impresión 1984.

82 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


La Casa Concha1
SOBRE LOS TRABAJOS DE RESTAURACIÓN REALIZADOS

Arq. Jorge Miguel Zegarra Balcázar2

En el Ar ticu lo Nº 98 de la
REVISTA “PARLANTE” correspon-
diente al mes de Diciembre del 2008
– Enero 2009, aparece un ar tículo
bajo el título “La Restauración de la
Casa Concha y la desatinada tergi-
versación de su autenticidad”, cuyo
autor es el Arq. Roberto Samanez
Argumedo.
Como quiera que el autor incurre
en precisiones antojadizas e incalifi-
cables, el INC considera necesario
efectuar las siguientes y precisas acla-
raciones:
1. Los trabajos de Restauración en
la referida Casa de evidente valor his-
tórico, se vienen efectuando desde el
año 2005, con estricta sujeción a la
normatividad y bajo la supervigilan-
cia de la UNSAAC y del INC; y con
personal altamente especializado.
2. El articulista artificiosamente se-
ñala que en el frontis del inmueble
que es el único sector materia de su co-
mentario, se habrían añadido “ a seis
de los vanos de las puertas originales cha por la UNSAAC, quién jamás refiere a la restauración de Monumen-
de la fachada, arcos rebajados hechos hizo reparos de ninguna clase a los tos Histórico Artísticos.
con dovelas de piedra, colocados por trabajos que se vienen efectuando, El tapiado de las puertas no son tra-
encima de los dinteles monolíticos”, lo que nos hace suponer con funda- bajos de restauración cómo pretende
acompañando para ello cuatro vistas mentos que las pretendidas obser va- hacer creer el articulista, sino, simples
fotográficas de diferentes autores. ciones de que existan “desatinos”, medidas de seguridad, que en alguna
3. El INFORME Nº 106-2008- “descuidos lamentables”, “que no de las etapas de construcción de la
DRC-DCPCI del 10 de Noviembre hay normas internacionales”; resul- Casa Concha se utilizaron.
del año 2008, emitido por el Arq. tan imaginarios y de evidente conte-
Los trabajos de restauración pro-
Jorge Antonio Cano Pozo residente nido malicioso.
piamente dichos se realizaron con
de obra de la Casa Concha; des- 4. En puridad de la verdad, y el pú- calzaduras de muros de adobe en
miente al ar ticulista, el mismo que se blico del Cusco puede constatarlo de toda la fachada de la casa concha,
basó en una Car ta de fecha 28 de modo inevitable. La fachada de la se puede mos trar que en el trans-
Octubre del 2008, dirigida por un Casa Concha, en cuanto a su Restau- curso de esta inter vención se libera -
grupo de Arquitectos sobre esta mis- ración y Puesta en Valor ha sido inter- ron los revestimientos en toda esta
ma obra, figurando entre ellos el venida, realizando un trabajo ético, fa cha da, evi den cian do arcos de
Arq. Mario Castillo Centeno, por en- profesional, respetando las Normas des car ga de pie dra, en ci ma de
tonces Supervisor de la Casa Con- Internacionales en cuanto a lo que se cada aper tura de los seis vanos de

1 Articulo que se negó a publicar la revista “Parlante” del Centro de Estudios “Guamán Poma de Ayala”.
2 Director Regional del INC-Cusco

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 83


Jorge Zegarra

puer ta, una vez consolidados estos a partir del año 2001, en cuanto se
arcos se procedió a la conser va- refiere a la información fotográfica,
ción de los dinteles de madera que para mostrar el estado actual, se in-
encontraron por debajo de estos ar- cluyen fotografías de estos vanos de
cos de descarga; una vez realiza- la puer ta, donde se aprecia con toda
dos estos trabajos, se restituyó el re- nitidez la existencia de arcos rebaja-
vestimiento de toda la fachada, evi- dos de descarga. Al hacerse la libera-
denciándose un sistema de pór tico ción del enlucido de yeso, en el año
lineal en la fachada que da hacia la 2006, se verificó la existencia de es-
Calle Santa Catalina Ancha; pero, tos vanos con derrama lateral y ar-
por el in terior de los am bientes se cos de descarga rebajados, todos en
nota claramente la presencia de es- piedra inca reutilizada.
tos arcos de descarga. Los trabajos Finalmente, deseamos señalar
de res tau ra ción pro pia men te di - que en algún momento de su histo-
chos se vienen realizando confor - ria temprana, la Casa Concha, estu-
me a los estudios previos para su vo constituida en su fachada por los
puesta en Valor, conser vando toda vanos pétreos, con arcos rebajados
su tradición arquitectónica. sobre un dintel de fachada en el pri-
5. Para aclarar definitivamente el mer piso y con vanos de arcos reba-
ar tificioso comentario del ar ticulista jados en adobe en el segundo nivel,
y del grupo de firmantes de la carta cosa que estamos evidenciando en
en la que aquel se basó para desin- el proceso de restauración cuyas fo-
formar a la opinión pública, transcri- tografías incorporamos. Todo esto
bimos los aspectos sobre las puer tas ratifica el enorme desconocimiento
y del frontis de la Casa Concha, efec- de los remitentes de la carta sobre
tuados por el arquitecto residente de los contenidos técnicos estructurales
esa obra Jorge Antonio Cano Pozo. de la Casa Concha.
La fachada de la Casa Concha La ética profesional y en el com-
está constituida en efecto por vanos portamiento ciudadano exige a los
de forma trapezoidal en piedra labra- pro fe sio na les, ac tuar de ma ne ra
da inca de la época de transición, re- oportuna, basada en el conocimien-
matados en dinteles monolíticos y to y en infor mación veraz sobre
puertas abiertas con posterioridad. aquello que se desea opinar. En la
Los vanos de puer tas de forma Casa Concha no hemos recibido visi-
trapezoidal en piedra inca, han sido ta alguna de ninguno de los firman-
tapiados con la misma tecnología, tes a excepción del Arq. Mario Casti-
es decir: piedra rectangular almoha- llo, quien siendo super visor de la
dillada hasta la base misma de los Casa Concha por la UNSAAC, en
dinteles. Uno de los dinteles, se halla los meses de abril y mayo del 2007,
fisurado transversalmente a media abundó en halagos la labor restaura-
luz; probablemente por las sobrecar- tiva, principalmente de la par te ar-
gas de la masa del muro de adobe quitectónica, obras de arte, (restau-
construida por encima. Tal vez fue ración de pintura mural, carpinte-
esta sobrecarga, y la presencia del fi- Es probable que la solución es- ría); no habiendo jamás efectuado
suramiento del dintel fue causa del tructural haya sido planteada de ini- observación alguna como la conteni-
bloqueo de los vanos. cio en cada una de estas puer tas. da en el documento que suscribió.
En los otros vanos abiertos poste- La lectura hacia el exterior es la Tal vez valga la pena, que mu-
riormente los mismos que hacia el in- de arcos rebajados en piedra por en- chos “especialistas” del medio, vuel-
te rior pre sen tan de rra mes to dos cima de los dinteles, de tal manera van a recorrer con ojo más acucioso
ellos construidos con piedras incas que el vano exteriormente se leyó y nuestra antigua ciudad y podrán
reutilizadas, muestran arcos rebaja- se lee actualmente rectangular. Lo para su sorpresa, obser var elemen-
dos con dovelas de piedra, en todo que causa extrañeza, es que se reali- tos de la arquitectura inca y colonial
el ancho del muro y hacia la facha- cen observaciones antes de la culmi- que desconocían.
da: dinteles de madera. nación de los trabajos de restaura- El INC, deja perfectamente claro,
ción en la fachada, sin tener el cuida- que de ninguna manera es reacio a
Esta realidad física estructural del
do suficiente de averiguar si se culmi- recibir críticas sobre los trabajos que
inmueble no es nueva; no ha sido
naron estos trabajos —ver fotogra- le competen, pero exige a quienes lo
añadida por persona ni institución al-
fías—. formulen, dejen de lado la mala fe y
guna, ni por el proceso de inter ven-
ción reciente alguno. En el proyecto de restauración, la desinformación por respeto a la
desarrollado por el plan COPESCO profesión que ejercen.

84 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Noción de Espacio
ALGUNAS RECENSIONES
Sonia Martina Herrera Delgado1

En este en sa yo pre sen ta mos


una serie de cuestiones referentes
a la noción de “Espacio”, por lo
que en primer tér mino se hace im-
prescindible poner en relieve la ex-
periencia de cómo en ocasiones re-
sulta difícil de explicar, no lo que es
más ajeno o distante, sino, paradó-
jicamente, aquello que está más
cercano al su jeto. Así por ejemplo,
podemos ordenar el mundo exter -
no, propio de las percepcio nes y
sen sa cio nes, en fun ción del eje
Espa cio–Tiempo, pero, no siempre
se puede dar una descrip ción preci -
sa y global de lo que entendemos
por Espa cio y por Tiempo, prueba
de ello es que desde la an tigüedad
esa idea es un tema fundamental a
tratar tanto para la Filosofía en ge-
neral como para las Ciencias Natu-
rales.
Las diferentes perspectivas que
aquí mostramos a fin de dilucidar la
cuestión, necesariamente implican
toda una serie de consideraciones
metafísicas y cosmológicas, por lo
que pueden dar lugar a previsibles
posiciones antagónicas en cada uno
de los campos en los que la misma
se quiera aplicar, ya que –reitera-
mos- el tema puede ser resuelto des-
de diferentes puntos de vista. Sin em- 1. ESPACIO rá luego? Es más, si el Espacio se ex-
bargo, consideramos que la Antropo- pande, lógicamente debe haberlo
¿Qué es el Espacio? ¿El Espacio
logía Filosófica y Cultural, la Psicolo- hecho a par tir de un punto cero, por
es, o lo ideamos? ¿Existe fuera de
gía Social, y la Arquitectura son las lo tanto, ¿Qué había antes?, ade-
nuestra mente? ¿Puede probarse su
disciplinas que tienen mayores con- más, ¿Qué forma tiene el Espacio,
existencia?, en caso afirmativo, ¿Có-
tenidos y densidad para aproximar- puesto que se le supone un origen y
mo podemos probarlo? ¿Es, el espa-
nos a las razones de las definiciones una posición actual? ¿Podría acaso,
cio, idéntico para el Homo Sapiens
sobre lo que podemos entender por dividirse el Espacio, y si es así, en
y para el resto de seres?, ¿Qué quere-
Espacio, por lo que a continuación cuantos segmentos?
mos significar cuando afir mamos
enumeraremos algunas de sus princi- que el Espacio se expande con el Como puede apreciarse, la cues-
pales definiciones y problemáticas Tiempo? Y si somos capaces de en- tión acerca del Espacio, algo tan cer-
clásicas e históricas en torno a la tender todo lo anterior, ¿Hay algo cano a nosotros, implica toda una se-
cuestión, concluyendo con materias que está fuera del Espacio?, si enton- rie de preguntas de difícil resolución.
referentes a las diferentes Ciencias ces así fuera, ¿Hasta dónde se ex- No es de extrañar, por tanto, que las
Empíricas (Física y Astronomía) pande, desde cuándo, y qué sucede- respuestas que se den a tales cuestio-

1 Arquitecta. Profesora principal de la Facultad de Arquitectura UNSAAC.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 85


Sonia Herrera

nes den lugar a concepciones contra- Si Aristóteles intentó ofrecer una de la materia, sino que per tenece
puestas tanto en el campo de las definición exacta sobre lo que se en- también al espíritu. Además, Locke
Ciencias Naturales, cuanto en las tiende por “Espacio” y por “Tiem- rechazó la noción car tesiana de la
Especulativas. En cualquier caso, po”, a Agustín de Hipona (354 d.C. “intuición” de la conciencia, soste-
como anota Norberg-Schulz: “El in- – 430 d.C.), se le debe una formula- niendo que la mente humana en el
terés del hombre por el espacio tiene ción más sobria cuando dice que si momento de nacer, era una tabula
raíces existenciales: deriva de una se le pregunta lo que es el Espacio o rasa que recibe su contenido a lo lar-
necesidad de adquirir relaciones vita- el Tiem po, no pue de res pon der, go de la vida a partir de sus experien-
les en el ambiente que le rodea para más, si no se le pregunta, sí lo sabe, cias sensoriales. De esa forma, pue-
aportar sentido y orden a un mundo dando a indicar que tales conceptos de afirmarse que los empiristas John
de acontecimientos y acciones”. son tan cercanos al individuo que Loc ke, Da vid Hume (Ingla te rra,
En Occidente, fueron los filósofos este no es capaz de definirlos aun- 1711 – 1776) y George Berkeley,
griegos los primeros en hacer del que sí sepa de qué se trata. (Irlanda, 1685 – Oxford, 1753), ne-
Espacio un tema de reflexión, así Durante el S. XVI, la teoría aristo- garon la existencia de un conoci-
Parménides (540 a.C. – 470 a.C.) télica del Espacio como noción de lu- miento a priori, sosteniendo enton-
afirmaba que el Espacio como tal, gar y de la finitud del Cosmos se fue ces que la noción de Espacio sólo
no podía ser imaginado y que por lo deteriorando. La obra de Nicolás Co- puede existir como percepción sen-
tanto, no existía. Platón (Atenas, pérnico (Polonia, 1473 – 1543), “De sorial.
427 a.C. – 347 a.C.) en El Timeo Re vo lu tio ni bus Orbium Cae les- El conflicto entre intuición y expe-
considera al Espacio como compo- tium”, pu bli ca da pós tu ma men te, riencia sensorial en alguna medida
nente del elemento Aire, uno de los afirmaba que no era el círculo exter- fue resuelto por Isaac Newton, cuan-
cuatro elementos constitutivos del no del Universo el que daba vueltas, do hizo la distinción entre Espacio
mundo: Tierra, Aire, Fuego y Agua. sino que la Tierra es la que tenía un absoluto y Espacio relativo. Siempre
De esa forma el Espacio, visto como movimiento relativo. Este enuncia- según Newton, el Espacio absoluto
Aire, se conver tía, según Platón, en do constituyó un golpe mor tal para es homogéneo e infinito y no puede
un objeto tangible, diferente en ca- la antigua teoría aristotélica que re- ser percibido por nuestros sentidos,
rácter de todos los demás objetos chazaba la existencia de un “espacio por lo que sólo es posible evaluarlo
del mundo, además en El Timeo de- vacío”, dando lugar al desarrollo de por medio del Espacio relativo que
fine a la Geometría como la ciencia la noción de “espacio absoluto”, sería un sistema coordinador, la me-
del espacio. Sin embargo, posible- que sería definitivamente estableci- dida del Espacio absoluto.
mente sea Aristóteles (Estagira, Ma- da por Isaac Newton (Inglaterra, Es evidente entonces que tras
cedonia, 384 a.C – 322 a.C.), quien 1643 – 1727), hacia fines del S. San Agustín y la Escolástica, las
proporcionó una definición más pre- XVII. Escuelas Filosóficas se vuelven a di-
cisa de Espacio, prueba de ello es Aquí también es impor tante ano- vidir en función de lo que entienden
que su dilucidación prevaleció a lo tar las ideas de René Des car tes por Espacio y por Tiempo, de mane-
largo del periodo clásico de la civili- (Fran cia, 1596 – Suecia, 1650), ra que Racionalistas e Idealistas, pre-
zación greco-romana (periodo que puesto que según sus teo rías, el tenderán que tanto uno como otro
abarcaría desde el siglo VII a.C. has- Espacio y la masa venían a ser una se deben a estructuras innatas del
ta la Edad Media) y que, aún hoy en misma cosa y la espacialidad sería lo pensamiento humano, mientras los
día, ha causado más de una polémi- mismo que la extensión de la mate- Empiristas defienden su existencia
ca tanto en Astronomía como en ria (res extensa). En nuestros tiem- real, por lo tanto, un Espacio y un
Ciencias afines. pos, Mar tín Heidegger (Alemania, Tiempo de cosas perceptibles.
Aris tó te les de fi ne el Espa cio 1889 – 1976) en su notable libro Gottfried Wilhelm von Leibnitz,
como la suma de todos los lugares, “Ser y Tiempo” (1927) recogerá (Alemania, 1646 – 1716) rechazó ca-
un campo dinámico con direcciones esa noción de Descar tes al anotar tegóricamente el concepto newtonia-
y propiedades cualitativas; de esa que “La extensión – a saber, longi- no de Espacio absoluto pues según
manera Espacio y lugar quedan tud, anchura y espesor- forma al ser el, su existencia era ontológica y me-
equiparados, es decir, Espacio y lu- real de esa sustancia a la que llama- tafísicamente absurda, por lo que
gar fungen lo mismo. Esta definición mos mundo”, de manera que puede sólo aceptó la existencia del Espacio
aristotélica de lo que se entiende por afir marse que la extensión car tesia- relativo, considerando al Espacio
“Espacio” ha tenido frutos y contra- na es sobre todo un concepto físico como un sistema de relaciones entre
dicciones, en Astronomía, Astrofísi- del Espacio, mientras que la noción cosas coexistentes. Esta tesis poste-
ca y Ciencias afines, dado que si por popular del espacio car tesiano, esto riormente sería confirmada por la
“Espacio” entendemos por el “lugar es, la del espacio de tres dimensio- Teoría de la Relatividad de Albert
ocupado por una cosa”, y si amplia- nes, es un concepto geométrico del Einstein en 1916.
mos tal “cosa” a lo que hay, el “Espa- Espacio que fue desarrollado en su
Emma nuél K ant, (Ale ma nia,
cio” debería corresponderse con “lo obra “La Geometría” (1637).
1724 – 1804), en el siglo XVIII, ofre-
que hay”, o dicho de otro modo, fue- El fi ló so fo in glés John Loc ke ce un enunciado interesante al afir -
ra de “lo que hay o existe” no puede (1632 – 1704), sostenía que la exten- mar en su obra “Crítica del Juicio”
haber “Espacio”. sión no sólo es un atributo exclusivo (1790) que tanto el “Espacio” como

86 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Noción de Espacio

el “Tiempo” son “condiciones a prio- ce al concepto de Espacio cur vo. producen un espacio “cur vo”, no tie-
ri de la intuición humana”, diferente Estos descubrimientos minaron las nen realmente efecto alguno sobre
de la materia e independiente de nociones tridimensionales estáticas la realidad limitada a la escala del
ella, de forma que ambas son nece- del Espacio. Albert Einstein (Alema- cuerpo humano, por lo que en esa di-
sarias (al ser universales y no necesi- nia, 1879 – EE.UU, 1955) publicó mensión, el sistema absoluto de
tar demostración) para que cual- su Teoría especial en 1905, pero su coor de na das tri di men sio na les si-
quier percepción humana sea metó- Teoría General de la Relatividad fue guen siendo válidas. Fue Einstein
dica. Mientras, el objeto pone lo que establecida en 1916. quien precisó los conceptos de Espa-
es en sí (el ser-en-sí), de manera que «El término relatividad se refiere cio a tres categoría principales en el
tanto el sujeto cuanto el objeto for- al tiempo y al espacio. Según Gali- Prólogo de su obra “Conceptos de
man par te del proceso perceptivo. leo y Newton, el tiempo y espacio Espacio”:
Fuera quedará lo propio del sujeto eran entidades absolutas y los siste- • El concepto aristotélico de Espa-
(o subjetivo) en la percepción e inclu- mas móviles del universo dependían cio como lugar que se refiere a una
so lo no percibido (racionalmente), de ese tiempo y espacio absolutos. pequeña porción de la superficie te-
como la percepción subliminal desa- La ciencia de la mecánica se constru- rrestre, identificable con un nombre,
rrollada a par tir de estudios postre- yó siguiendo esta concepción. Las o como una ordenación de objetos
ros. Kant afirma que el Espacio y el fórmulas que resultaban de ella eran materiales en general. El Espacio
Tiempo, tanto como la causalidad y suficientes para todos los movimien- como lugar implica que el concepto
la sustancia, no son propiedades de tos de naturaleza lenta. Sin embar- de «espacio vacío» no tiene ningún
las cosas tal como son en sí mismas, go, se descubrió que no servían para sentido, puesto que este concepto
con independencia del sujeto que los movimientos veloces que apare- de Espacio depende completamen-
las conoce. Por el contrario, es el pro- cieron en la electrodinámica. Esto te del objeto material.
pio sujeto el que dota al objeto de es- nos condujo al profesor holandés Lo-
tas formas que él posee a priori, con • El concepto de Espacio como
rente y a mí a desarrollar la Teoría de «contenedor» de todos los objetos
independencia de la experiencia y la Relatividad especial. En pocas pa-
como condición de posibilidad de materiales, a manera de una caja
labras, esta teoría descarta el tiempo
toda experiencia. Por lo tanto, el ob- que contiene un cier to volumen de
y espacio absolutos y en todos los ca-
jeto de conocimiento no es el noú- Espacio vacío. Es posible sustituir la
sos los relaciona con los sistemas mó-
meno (la cosa en sí misma) sino el fe- caja por otra pero el Espacio conteni-
viles. Con esta teoría todos los fenó-
nómeno, que construye el sujeto a do permanece. Este concepto de
menos de la electrodinámica y los de
partir del “caos de sensaciones” (o Espacio existe independiente de los
la dinámica, hasta ahora irreducti-
“rapsodia de impresiones”) que le objetos materiales y alude especial-
bles mediante las viejas fórmulas –y
aporta la experiencia, ordenándolo mente a la noción de «Espacio abso-
existen multitudes- son explicadas
según sus formas y categorías a prio- luto» dada por Newton.
satisfactoriamente. Hasta nuestros
ri. Se puede entonces afirmar que a días se creía que el tiempo y el espa- • El concepto de Espacio como
partir de Kant, el Espacio y el Tiem- cio existían por sí mismos, aunque campo cuatridimensional, desarro-
po pasan a formar parte del ámbito no hubiese ninguna otra cosa –ni llado por Einstein bajo la influencia
del sujeto que percibe: es en conse- Sol, ni Tierra, ni estrellas- mientras de Michael Faraday y James Clerk
cuencia subjetivo, a manera de un que hoy sabemos que el tiempo y el Maxwell
lente a través del cuál el sujeto sitúa espacio no constituyen el recipiente La Cosmología moderna toma
los objetos o las actividades. Ade- del universo, sino que no podrían como punto de partida las teorías de
más, Kant amplió la noción newto- existir en absoluto si no hubiese un Einstein, proponiendo un modelo
niana de “Espacio absoluto” al otor- contenido, a saber, Sol, Tierra y expansivo del Espacio, que compor-
garle el carácter de infinito. otros cuerpos celestes. Esta relativi- ta la expansión del universo desde
Si bien durante casi dos siglos, el dad especial, que forma la primera un punto inicial (Big Bang) hasta un
concepto newtoniano de “Espacio parte de mi teoría, se refiere a todos punto indefinido, que es posible pu-
absoluto” fue considerado una ver- los sistemas móviles con movimien- diera tratarse de una contracción
dad evidente, sin embargo, en el si- to uniforme, esto es, que se mueven universal (Big Bounce o Big
glo XIX esa noción comenzó a ser en línea recta a igual velocidad. De Crunch), o bien expandirse ad infini-
erosionada por sensibles cambios manera gradual fui llegando a la tum. Sin embargo, esa posición, a
en el pensamiento científico de la idea, -que parece paradójica en el pesar de las opiniones de los científi-
época, destacando en este hecho campo de la ciencia-, de que podría cos, nos retrotrae a la cuestión acer-
fundamentalmente el descubrimien- aplicarse igualmente a todos los siste- ca del lugar que ocupa el propio
to del Campo Electromagnético rea- mas móviles, incluso con movimien- “Espacio”: ¿Situaremos al Espacio
lizado por los físicos Michael Fara- to disforme, y de este modo desarro- lleno de cosas en un Supraespacio
day, (Inglaterra, 1791 – 1867) y Ja- llé el concepto de la relatividad gene- vacío? Otra cuestión que se presenta
mes Clark Max well, (Ingla te rra, ral que forma la segunda parte de mi de inmediato es la que se refiere al
1831 – 1879), como el de la Geome- teoría» propio origen del Espacio, o del Big
tría no-euclidiana de Georg Frie- Aquí es necesario anotar que las Bang; actualmente los científicos se
drich Bernhard Riemann (Alema- fuerzas de campo en el universo que inclinan por la propuesta de una
nia, 1826 – Italia, 1866) que condu-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 87


Sonia Herrera

Nada Inestable de difícil compren- que no sólo los individuos lo perci- lia, 1918 – Italia, 2000), Nikolaus
sión lógica, pues según esa propues- ben desde diferentes puntos de vis- Pevsner (Alemania, 1902 – Alema-
ta, de la Nada (inestable) habría sur- ta, tal como puede comprobarse me- nia, 1983) y Sigfried Giedion (Suiza,
gido algo (el Big Bang) que permiti- diante los test psicológicos, sino que 1888 – Suiza, 1968) han contribui-
ría el estado actual de acontecimien- cada Civilización puede llegar a te- do decisivamente para convertir la
tos. ner su propia cosmovisión al respec- Historia de la Arquitectura, sobre
to, recargando su interés o intereses todo, en una historia de los espacios
2. EL ESPACIO “INTERIOR” en uno o varios aspectos del mismo. arquitectónicos, tal hecho puede ve-
Por lo que respecta a la percep- Por ejemplo, existen señaladas dife- rificarse cuando Zevi sentencia que
ción subjeti va e inconsciente del rencias en las concepciones espacia- “... El carácter primordial de la arqui-
Espacio, es decir del Espacio “huma- les entre pueblos de tierra adentro y tectura, el carácter por el que se dis-
no”, la Psicología se ha esforzado en poblaciones asentadas en la costa tingue de las demás actividades artís-
hallarlas, sin embargo, no parece ha- de un país o continente. Para los pri- ticas reside en su actuar por medio
ber llegado a conclusiones determi- meros el Océano carece mayormen- de un vocabulario tridimensional
nantes, pese a que hay la cer tidum- te de sentido, puesto que no forma que involucra al hombre. La pintura
bre de que es un proceso complejo par te de su experiencia más inme- actúa en dos dimensiones, aunque
en el que se hallan involucradas mu- diata o cotidiana; para los segun- pueda sugerir tres o cuatro. La escul-
chas variables. En ese sentido, existe dos, por el contrario, resultará muy tura actúa en tres dimensiones, pero
un campo abierto para la investiga- notorio la carencia de éste si se asien- el hombre permanece al exterior, se-
ción en torno a la subjetividad del tan en ciudades o pueblos que care- parado, mirándolas desde fuera. La
Espacio, el que se ha visto influido cen del mismo. Por fuerza, de esa ex- arquitectura, por el contrario, es
además, por cuestiones referentes a periencia resultan dos cosmovisio- como una gran escultura excavada
la percepción subliminal. En el caso nes diferentes, lo que dará como re- en cuyo interior el hombre penetra y
de la percepción visual consciente, sultado a dos modos particulares de camina”.
psicólogos de las escuelas Asociacio- comprender la propia existencia y A su vez, Sigfried Giedion distin-
nista, Estructuralista y de la Gestalt, las relaciones con los demás, mos- gue tres edades fundamentales a lo
han confirmado la existencia de le- trando cómo el lugar de origen de largo de la Historia:
yes más o menos generales. Es nece- un ser humano puede determinar
1. La arquitectura como volúme-
sario anotar que por ejemplo, las an- en cier to sentido su propia concep-
nes de espacios radiales, o irradiado-
teriores leyes absolutas de la “Psico- ción del Espacio.
ra de es pa cio-vo lu men ex ter no:
logía de la Forma” hoy han sido Mar tín Hei deg ger (Ale ma nia, comprende el mundo antiguo de
reemplazadas por los flexibles esque- 1889 – Alemania, 1976) fue uno de Egipto llegando hasta Grecia.
mas de Jean Piaget (Suiza, 1896 – los primeros filósofos en sostener
2. La arquitectura como espacio
1980). Un esquema puede ser defini- que “la existencia es espacial” y por
interno, que nace en Roma y perdu-
do como una reacción típica de una lo tanto “no se puede disociar al
ra hasta el siglo XIX.
situación, que se perfila durante el hombre del espacio”. En su libro
desarrollo mental por efecto de la in- “Ser y Tiempo” (1927) subraya el ca- 3. La ar qui tec tu ra con ce bi da
fluencia recíproca entre el individuo rácter existencial del espacio huma- como volumen y como espacio inte-
y su ambiente, en consecuencia, por no cuando anota que “arriba” es lo rior, por interpenetración de espa-
ese proceso, las acciones de un hom- que está “en el techo”; “abajo” es lo cios internos y externos: es la obra
bre pueden ser agrupadas en conjun- que está en el suelo; “detrás”, lo que de grandes ar tistas actuales como
tos coherentes. En este orden de está a la puer ta; todos los “dóndes” Mies, Wright, Le Corbusier y otros.
ideas, resulta que los esquemas espa- son descubier tos e interpretados Sin embargo, simultáneamente al
ciales pueden ser de distintas clases, con circunspección cuando recorre- pro ce so de con so li da ción de la
por lo que el individuo posee varios mos nuestros caminos en nuestros Arquitectura como arte del lugar sur-
esquemas que le permiten una per- quehaceres cotidianos; no son averi- ge una concepción nueva respecto
cepción satisfactoria para diversas si- guados ni catalogados por la medi- al Espacio, generando nuevas sensi-
tuaciones. Estos esquemas son cultu- ción obser vativa del espacio. No le- bilidades, nuevas capacidades de
ralmente determinados y compren- jos de estas apreciaciones se halla el percepción y teorización: resultan
den propiedades cualitativas produc- fi ló so fo fran cés Mau ri cio Mer- cuando los lugares ya no se interpre-
to de la necesidad de una orienta- leau-Ponty (1908-1961) cuando sos- tan como “recipientes existenciales
ción afectiva hacia su entorno. Pia- tenía que el espacio es una de las es- permanentes” sino son entendidos
get resumió sus investigaciones así: tructuras que expresan nuestro estar como “intensos focos de aconteci-
“Es completamente evidente que la en el mundo al consignar que he- mientos, concentraciones de pura di-
percepción del espacio implica una mos dicho que el espacio es existen- namicidad, caudales de flujos de cir-
construcción gradual y ciertamente cial; de igual manera podíamos ha- culación, escenarios de sucesos efí-
no existe de antemano al iniciarse el ber dicho que la existencia es espa- meros”, un fenómeno en el están ins-
desarrollo mental”. cial critos desde los proyectos del arqui-
Con relación al Espacio, interesa Se ha dicho que sobre todo los tec to Rem Kool haas (Rót ter dam,
plantear el hecho que se ha visto análisis críticos de Bruno Zevi, (Ita- 1944), las teo rías de Igna si de

88 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Noción de Espacio

Solà-Mo ra les Ru bió (Bar ce lo na, nas permiten un fur tivo cruce de mi- jero es el arquetipo del “no lugar” ya
1942 – Ámsterdam, 2001), hasta la radas entre personas mudas conde- que por ejemplo las rutas reales y vir -
idea de “Atopía” que sostiene Peter nadas a no reencontrarse jamás. tuales del turismo generan redes y fo-
Eisenman (EE.UU. 1932). Del con- Para Augé entre los «no lugares» pa- cos de “no lugares” en medio de lu-
junto de estas nuevas realidades pue- radigmáticos se cuentan las autopis- gares auténticos. “La Opera de hoy
den rápidamente discernirse tres gru- tas y los habitáculos móviles llama- es el Boeing 747, nueva sala de pro-
pos: dos «medios de transpor te» (avio- yección en la que se intenta compen-
1. Los denominados espacios nes, trenes, automóviles), los aero- sar la monotonía del viaje con el
mediáticos, en los cuales ya no pre- puertos y las estaciones ferroviarias, atractivo de las imágenes, festival de
domina el espacio físico, donde la ar- las estaciones aeroespaciales, las las travesías aéreas, desurbaniza-
quitectura se ha transformado en un grandes cadenas hoteleras, los par- ción pasajera en la que la metrópolis
contenedor neutro o transparente ques de recreo, los supermercados, de los sedentarios es sustituida por
con sistemas de objetos, máquinas, la madeja compleja, en fin, de las re- las micrópolis nómadas y merced a
imágenes y equipamientos que con- des de cables o sin hilos que movili- la cual el mundo sobrevolado pierde
figuran unos interiores modificables zan el espacio extraterrestre a los fi- todo interés, hasta el punto de que el
y dinámicos, cuyo ejemplo emble- nes de una comunicación tan extra- confort subliminal del avión supersó-
mático son los museos de la ciencia ña que a menudo no pone en con- nico impone su ocultación total y qui-
y la técnica. Allí en palabras de Jo- tacto al individuo más que con otra zá exija en el futuro la extinción de
sép María Montaner: “Los límites es- imagen de sí mismo. Como observa- las luces y la narcosis de los pasaje-
paciales físicos dejan de percibirse dor e investigador de campo, Augé ros…” .
en el interior del contenedor en aras analiza algunos de los procesos habi- 3. El denominado Espacio
de esta experiencia perceptiva y fe- tuales del hombre posmoderno –o Virtual o Ciberespacio, entendi-
nomenológica en torno al ámbito de sobremoderno– desde la compra de do como aquel que es utilizado para
las imágenes, reproducciones, insta- víveres en el supermercado hasta el proyectar y crear en la computadora
laciones, monitores, dioramas, me- acceso a las salas de embarque de por arquitectos, diseñadores, inge-
canismos y virtualidades”. un aeropuer to. De ese modo, logra nieros, etc., y que puede conectar
decodificar un tipo de lenguaje que distintos espacios sin necesidad de
2. Los denominados “no luga-
es ajeno a la palabra en su concep- recurrir a los espacios tradicionales
res”, es decir, aquellos espacios que
ción tradicional, y que le lleva a afir- en los que, por ejemplo, en un edifi-
no existían en el pasado, pero que
mar que el usuario, al relacionarse cio, cada actividad tiene su ambien-
ahora aparecen como ubicación in-
con los “no lugares”, se inscribe te y cada uno de esos compartimen-
negable en el devenir del hombre
siempre en una relación contractual. tos se halla conectado por elemen-
contemporáneo. Se caracterizan por
Ese contrato «tiene siempre relación tos físicos y peatonales. El Espacio
su propia condición de enclaves anó-
con la identidad individual de quien Vir tual o Ciber-espacio es pues, una
nimos para hombres anónimos, aje-
lo suscribe» y se visibiliza de muchas “realidad” alternativa generada elec-
nos por un período de tiempo a su
maneras diferentes: de ma expresa trónicamente, lugar que es puro pre-
iden ti dad, ori gen u ocu pa cio nes.
mediante el billete que se presenta al sente e impalpable, ese que configu-
Como afirma Marc Augé (Francia,
revisor, a la azafata o a la salida de la ran y por donde se desplazan o meta-
1935): «Si un lugar puede definirse
autopista de peaje; de forma tácita, fóricamente viajan los cibernautas a
como lugar de identidad, relacional
pero también vinculante, al empujar través de las infinitas telarañas del
e histórico, un espacio que no puede
el carrito que el supermercado pone Internet.
definirse como espacio de identidad
a disposición de los clientes. Aun-
ni como relacional ni como históri- Como una síntesis de este ensa-
que con dos precisiones impor tan-
co, definirá un no lugar. La hipótesis yo, se puede afirmar entonces que
tes: el usuario del “no lugar”, señala
aquí defendida es que la postmoder- existen dos aspectos medulares so-
Augé, siempre ha de probar su ino-
nidad es productora de no lugares, bre el tema del Espacio:
cencia (basta recordar cuántas veces
es decir, de espacios que no son en sí a. La relación del hombre con
se le demanda el carné), y actúa des-
lugares antropológicos y que contra- el Espa cio. se estudia al Espacio in-
poseído de sus identificaciones ac-
riamente a la modernidad baudele- te rac tuando con el hombre, por lo
tuales o habituales. Desde esa carac-
riana, no integran los lugares anti- que se par te del supuesto que el
terización, el hombre del “no lugar”
guos.» Aquí, la mención a Baudelai-
no es únicamente un hombre anóni- Espacio es una entidad activa capaz
re es intencionada: Augé yuxtapone
mo, es, sobre todo, un hombre solo. de cierta clase de iniciativa, es decir,
los “no lugares” actuales a aquellos
Y Augé acaba presentando una vi- es capaz de interactuar con el indivi-
lugares que encontramos en los tex-
sión del hombre moderno que cobra duo.
tos de Baudelaire, Chateaubriand,
las dimensiones de una etnología de b. La relación del hombre en
Proust o Benjamin, unos lugares an-
la soledad donde la idea de socie- el Espacio. Se analiza al Espacio
clados en la memoria que se identifi-
dad localizada es puesta en crisis como un “fondo” donde es posible
caban gracias al poder de la palabra
por la proliferación de estos “no luga- otras relaciones, o sea, como un me-
de los actores que los habitaban, gra-
res” basados en la individualidad so- dio que posibilita, favorece, dificulta
cias a la fuerza de los hablantes. Aho-
litaria, en el pasaje y en el presente o impide la dimensión de las relacio-
ra, en cambio, los “no lugares” ape-
sin historia, donde el espacio del via- nes entre los seres humanos.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 89


La Ciudad es un Panóptico1
SOBRE LAS HETEROTOPÍAS DE DESVIACIÓN
Arq. Darío Sosa2

“En la famosa jaula transparente y


circular con su elevada torre, pode-
rosa y sabia, se trata quizá para
Bentham de proyectar una institu-
ción disciplinaria perfecta; pero se
trata también de demostrar como
se puede “desencerrar” las discipli-
nas y hacerlas funcionar de mane-
ra difusa, múltiple, polivalente en
el cuerpo social entero.”

Resumen
Las Heterotopías de Desviación
son lugares que están en la ciudad
pero no viven en ella y viceversa, el
lugar tan solo existe en si mismo; es-
tos lugares albergan grupos huma-
nos que tienen en común un “com-
por tamiento extraño” respecto al
promedio, de estos lugares se pue-
den distinguir como típicos los hospi-
tales, las cárceles y los manicomios.
Mas allá de las Heterotopías de Des-
viación, que son explícitos lugares7
de encierro, de coerción, de ortope-
dia social como “corrección de lo
anormal”; la ciudad misma es una
especie de campo de concentración,
un escenario donde se procesan, Abstract correction of the abnormal, the city itself is
con maquiavélicas y sutiles formas, The heterotopias de desviación are a sort of concentration camp, a stage
la marginación y la coerción de la li- places that are on the city however do not where one behave with malicious and sub-
ber tad; en suma un panóptico. La li- live in and viceversa, the place exist only in it- tle ways, discrimination and the repression
bertad como valor fundamental de self; those places concentrate human settle- of the liberty, in addition a panoptic. The
la civilización, debe ser acogida en ments with have in common an “strange freedom as an impor tant value of the civili-
el escenario de la configuración ar- behavior” in comparison with the average zation, must be received in the stage of the
quitectónica; la arquitectura no pue- from these places one can distinguish as architectonical shape, the architecture can
de ni debe reflejar consciente o in- typical the hospitals, the prisons and the not or must not reflect consciously or uncon-
conscientemente una visión coerciti- madhouses. Furthermore the heterotopias sciously a restrictive vision of the space, is a
va del espacio; es un imperativo ca- de desviación are places of confinement, of categorical imperative to built an architec-
tegórico arquitecturizar la libertad. repression, a kind of social orthopedy like a ture of the liberty.

1 El panóptico es un centro penitenciario ideal, diseñado por el filósofo Jeremy Bentham en 1791. El concepto de este diseño
permite a un vigilante observar (-opticón) a todos (pan-) los prisioneros sin que éstos puedan saber si están siendo observados
o no; la estructura de la prisión incorpora una torre de vigilancia en el centro de un edificio circular que está dividido en celdas,
cada una de estas celdas comprende una superficie tal que permite tener dos ventanas: una exterior para que entre la luz y otra
interior dirigida hacia la torre de vigilancia. Los ocupantes de las celdas se encontrarían aislados unos de otros por paredes y
sujetos al escrutinio colectivo e individual de un vigilante en la torre que permanecería oculto. Foucault simboliza con el
panóptico un modelo de sociedad disciplinaria, de vigilancia o de control.
2 Arquitecto, Profesor de Diseño Arquitectónico V, Acondicionamiento Ambiental, y Teoría y Crítica de la Arquitectura
Contemporánea, Facultad de Arquitectura UNSAAC.

90 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Ciudad Panóptco

dia social como “corrección de lo


anormal”; la ciudad misma es una es-
pecie de campo de concentración, un
escenario donde se procesan, con ma-
quiavélicas y sutiles formas, la margi-
nación y la coerción de la libertad; en
suma un panóptico. Según Foucault,
no interesa tanto la corrección de las
“anomalías” dentro de estos estableci-
mientos (hospitales, cárceles y mani-
comios, y a veces las escuelas), sino,
con ese pretexto, amplificar los correc-
tivos al resto de la sociedad para “Vigi-
lar y Castigar”; la vigilancia y el casti-
go son poderes destinados a educar
(adiestrar) a las personas para que
cumplan normas, leyes y ejercicios de
acuerdo con la voluntad de quien de-
tenta el poder.
“Las actuales sociedades occiden-
tales disponen de medios de vigilan-
cia y control que los antiguos regíme-
nes totalitarios solo hubieran podido
soñar. Cada día se utilizan un poco
más. Esta vigilancia se añade a lo «po-
líticamente correcto», que busca mo-
delizar la opinión mediante el empleo
de palabras impuestas para todos, al
El panóptico, de Jeremy Bentham, 1791 «pensamiento único», que tiende a
reemplazar el debate por el sermón, al
La motivación de este tema es de- apertura a la diversidad de formas de higienicismo invasor, que busca regla-
sarrollar reflexiones de carácter ético y vida, la vocación creciente a la toleran- mentar los usos en nombre del Bien, a
filosófico, y seguidamente, a partir de cia en la convivencia social, y como la reglamentación de los gustos y las
estas reflexiones, plantear propuestas grupo humano el objetivo común del preferencias, que se confunde con la li-
desde la arquitectura y la ciudad. logro de la calidad de vida. bertad de expresión, y a la propagan-
Se parte de la constatación objeti- Sin embargo esta valorable y civili-
va de la existencia de lugares de la ciu- zada buena predisposición no alcan-
dad que no viven la ciudad, que exis- za, en la conciencia colectiva y más
ten en un estado de aislamiento, alber- aún en la vida cotidiana, a minorías
gando a grupos humanos de compor- en situación extrema; grupos huma-
tamiento “anormal” en relación al pro- nos marginados, por su “conducta
medio general. Esta constatación no anormal”, que siendo parte de la ciu-
supone o no debe suponer una acep- dad no viven la ciudad.
tación de esta circunstancia en las con- Siguiendo a Michael Foucault3 se
diciones existentes, más aún; desde conceptúa Heterotopías de Desvia-
una posición ética ésta es inaceptable, ción como los “lugares que están en la
inhumana, incivilizada y plantea des- ciudad pero no viven en ellas y vice-
de la disciplina arquitectónica cam- versa… el lugar tan solo existe en
bios fundamentales. ella”. Estos lugares albergan grupos
La ciudad, en términos generales, humanos que tienen en común un
puede ser definida como el gran espa- “comportamiento extraño” con res-
cio que alberga al colectivo humano, pecto al promedio; de estos lugares se
a la civilización, al mundo de la vida. pueden distinguir como típicos los
A través de la historia, hasta la actuali- hospitales, las cárceles y los manico-
dad, la ciudad refleja el momento de mios.
desarrollo de la civilización. En este Mas allá de las Heterotopías de Un recluso, en su celda, en oración ante la torre
sentido una de las características de la Desviación, que son explícitos lugares central de vigilancia. Proyecto de penitenciaria,
ciudad contemporánea debe ser la de encierro, de coerción, de ortope- 1840.

3 Foucault, Michel (2008) Vigilar y Castigar nacimiento de la prisión, Siglo XXI Editores, México.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 91


Dario Sosa

exigencias. Así proyectar exige discipli-


na, programar exige filosofía, especifi-
car exige capacidad de decisión. Disci-
plina es específica del arquitecto, filo-
sofía es propia del hombre que traba-
ja por y para el ser humano, decisión
es voluntad ética; se nos aparece por
lo tanto, el trabajar del arquitecto, liga-
do implícita o explícitamente a una fi-
losofía y a una ética que es la contra-
partida de la propia disciplina.
El trabajo del Arquitecto transfor-
ma, crea o destruye, potencia o debili-
ta el mundo de la vida, por lo cual el
Arquitecto no puede renunciar a este
alcance de su propio trabajo, no debe
alienarse, no puede ser cínico frente a
la responsabilidad social; en cambio,
Los ocupantes de las celdas se encontrarían aislados unos de otros por paredes y sujetos al escruti- si puede sentir, captar, imaginar la ex-
nio colectivo e individual de un vigilante en la torre que permanecería oculto. periencia del mundo de la vida; desde
una posición libertaria y humanista,
da, que hoy en día denominamos pu- que es el de la ciudadanía. Así se crea de potenciar de la libertad como valor
blicidad.” Robert de Herte4 un Panóptico aun más temido que el trascendental sobre todo; y del mismo
diseñado por Jeremy Bentham, pero modo: la independencia, la privaci-
La vigilancia es un modo de obser-
con su misma función: verlo todo, oír- dad, la soledad, la comunicabilidad,
var a la persona, de ver si está verda-
lo todo, controlarlo todo”5 la diferenciación, la belleza, la armo-
deramente cumpliendo con todos sus
nía, la tranquilidad, la expansión, la
deberes, es un poder que actúa sobre Volviendo a las Heterotopias de
posesión de si mismo, la dignidad, el
el cuerpo de los individuos (su vida co- Desviación, la intensión ética plantea-
respeto, la intimidad, el saber, la fanta-
tidiana, su aprendizaje, sus discursos, da de cambiar el estado de margina-
sía, la permanencia, el amor, la insegu-
sus actividades, sus gestos), en lo sus- ción y segregación de estas minorías,
ridad, el horizonte, la salud, la alegría
tancial la vigilancia tiene como fun- y el dotarles de calidad de vida, gene-
del trabajo, el contacto con la naturale-
ción evitar que algo contrario al poder ra interrogantes sobre la capacidad o
ocurra y busca reglamentar la vida de potencialidad y límites de la disciplina
las personas para que estas realicen arquitectónica para el cometido de lo-
sus actividades. El castigo es el medio grar estos cambios a plenitud. Por lo
abierto del poder para intentar corre- tanto devienen necesarias estas preci-
gir a las personas que infringen las re- siones: citando a Isidro Suarez Fanjul6
glas dictadas por el propio poder, es el podemos enmarcar el trabajo del ar-
medio por el cual se pretende evitar quitecto, este modalmente consiste en
que esas mismas personas incurran elaborar proyectos. El proyecto es la
en conductas castigables, induciéndo- concreción de una voluntad que res-
les al recelo de cometer actos contra- ponde a un propósito. Su propósito es
rios a las normas del poder. “Hostiles construir un orden autónomo, sensi-
a toda opacidad social, las democra- ble y exacto dentro de una determina-
cias liberales se han dotado de un da sociedad humana para uso de los
ideal de ‘transparencia’ que no puede hombres de esa u otras sociedades.
realizarse más que mediante la inge- Esta construcción se hace obra por
niería social. La sociedad se transfor- medio de saberes, técnicas especificas
ma entonces en un bunker protegido y trabajo humano.
por contraseñas, códigos de acceso, vi- El proyecto requiere proyectar, el
deocámaras de vigilancia. La multipli- propósito requiere de programar, la
cación de espacios reservados, siem- construcción requiere de especificar.
pre con fines de seguridad, los sustrae Estos verbos, proyectar, programar,
al uso social y acaba por desaparecer especificar, de presencia habitual en La figura que la sociedad de mercado busca
la noción misma de espacio común, promover es la del perpetuo adolescente, presa
la labor del arquitecto, traen consigo de una adicción por el consumo permanente.

4 Editorial de la Revista Elements, otoño 2005.


5 Robert de Herte, Editorial de la Revista Elements, otoño 2005.
6 Suárez Fanjul, Isidro (1985). “El programa arquitectural como la entelequia del proyecto”, Facultad de Arquitectura
Universidad del Norte, Chile.

92 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Ciudad Panóptco

Performance sobre la Libertad, Taller de Diseño V, 2008. La arquitectura de la Libertad frente a la antiarquitectura de la domesticación del hombre y
la sociedad.

za, el contacto con los otros, la senci- • ¿Cómo hacer posible estar en la cuenta para la propuesta, los valores de
llez; estos valores deben estar presen- ciudad y vivir en la ciudad? la vida: la independencia, la libertad, la
tes donde habita el ser humano, esa privacidad, la soledad, la comunicabili-
• ¿Cómo vivir la ciudad con calidad
es la tarea del Arquitecto, que es fun- dad, la diferenciación, la belleza, la ar-
damentalmente un humanista y tras- de vida? monía, la tranquilidad, la expansión, la
ciende lo meramente técnico. La falta de conciencia humanista y posesión de sí mismo, la dignidad, el res-
La presencia o ausencia de estos la intolerancia, subsistentes en la socie- peto, la intimidad, el saber, la fantasía,
valores, en el escenario de la configu- dad contemporánea, en relación a las la permanencia, el amor, la seguridad,
ración arquitectónica, es de responsa- minorías, mantiene las condiciones la salud, la alegría del trabajo, el horizon-
bilidad del trabajo del arquitecto, el de marginalidad y encierro, dentro de te, el contacto con la naturaleza, el con-
debe programar y acoger en sus obras la ciudad, de estos grupos humanos. tacto con los otros, la sencillez. Estos va-
estos valores, no negarlos, no apagar- El cuestionamiento de los conceptos lores, en virtud de su naturaleza, se in-
los, por el contrario exaltarlos. Enten- de “anormalidad” y “nor malidad” corporan a la programación arquitectó-
dido así, queda como tarea precisar la plantean una revisión ética y en las nica para ser reflejados en el proyecto.
manera en que el Arquitecto pudiera ciencias médica y psicológica; la gene- El Proceso de diseño arquitectónico,
estar preparado más objetivamente ración de conciencia humanista a la entendido como una “performance de
en esta tentativa de enriquecer la vida par de una conducta tolerante aluden diseño”, para el caso particular en estu-
y no apagarla. El arquitecto concibe, a un proyecto pedagógico. dio, desarrollara con mayor detenimien-
proyecta y ejecuta una síntesis propia Repensar las relaciones humanas en to, rigurosidad y amplitud, la variable
de su saber y de su experiencia del base a la aceptación de la heterogenei- usuario, que es el estudio del hombre
mundo de la vida, que podrá ser acep- dad, la legitimidad de la diversidad, la como destinatario de la arquitectura, en
tado o rechazada por sus contemporá- tolerancia y la convivencia pacífica con- sus dimensiones: biológicas, psicológi-
neos, y contrastada con la realidad. tribuirá a construir la ética para una so- ca y social; El espacio que acoja a estos
Conceptuar la labor del Arquitecto ciedad más civilizada y su consiguiente grupos humanos será concebido desde
desde su disciplina y ligada a una filo- expresión física arquitectónica. la totalidad arquitectónica que contiene
sofía y una ética como contrapartida, Los conceptos tradicionales de re- como dominio a la ciencia, la ética y la
amplía el horizonte de acción; la con- clusión de grupos humanos “anorma- estética, planteado así será eficiente-
templación de la marginalidad de las les” para aislarlos de la vida de la ciu- mente científica (tecnológica), éticamen-
minorías, como caso específico, y de dad generan edificios de encierro, ais- te buena y estéticamente bella.
la falta de calidad de vida nos plantea lamiento y reclusión. La aceptación Finalmente la arquitectura como
preguntas fundamentales: de la coexistencia con semejantes de expresión de la civilización, en su senti-
determinadas par ticularidades, en do amplio, no puede ni debe reflejar
• ¿Cómo es posible entender la exis-
condiciones especiales, implica un consciente o inconscientemente una
tencia de estos lugares y convivir con
concepto del espacio urbano abierto visión coercitiva del espacio; es un im-
ellos en la ciudad de un mundo que
y tolerante, con características tam- perativo categórico arquitecturizar la li-
se reclama, a si mismo, cada vez más
bién particulares. bertad.
civilizado?
El espacio que acoja a estos grupos “…la ciudad misma es, en su esen-
• ¿Cómo repensar la coexistencia en
humanos ofrecerá cualidades para do- cia, libertad territorializada.”
términos de lo bueno moral?
tarles de calidad de vida tomando en José Ignacio López Soria7

7 López Soria, José Ignacio (2003) Para una filosofía de la ciudad, Revista ur[b]es, Año 1, Numero 1, Lima, Perú.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 93


La Arquitectura Industrial
PATRIMONIO OLVIDADO
Diana Castillo Cerf1

Resumen
El patrimonio industrial, conjunto
de vestigios con valor histórico, tecno-
lógico, social, arquitectónico o científi-
co, surgido en torno de diferentes ti-
pos de actividad industrial en el mun-
do, en nuestro país, si bien es cierto
que todo lo considerado «Patrimo-
nial» se encuentra usualmente en peli-
gro, con el patrimonio industrial, ocu-
rre algo peor, «el olvido». Esta ausen-
cia de conciencia histórica y de res-
ponsabilidad se traduce a su vez en la
carencia de políticas culturales. Por
ello este patrimonio corre el peligro de
desaparición debido a las destruccio-
nes y al abandono, amenazando algu-
nos de los mejores testimonios del ge-
nio creador de nuestros compatriotas
de épocas pretéritas.
Abstract
Industrial heritage is an aspect of cul-
tural heritage dealing with buildings and ar-
tifacts of industry in the world. In Peru this
heritage is not only in danger to disappear,
but is being ignored. The missing cultural
policies due to the lack of historical con-
science and responsibility, threatens some
of the best testimonies of our fellows coun-
try men creations.
Key words: Industrial Heritage, historical
conscience, destruction, lack of.
ba en aquel tiempo. La información la cultura de los territorios y, por ello,
ANTECEDENTES que disponemos de los acontecimien- se le otorga la consideración de ele-
tos económicos y sociales ocurridos mento clave de la identidad de aque-
El concepto de patrimonio tiene en torno a esta circunstancia es la que llos lugares que han conocido, con dis-
una fuerte relación con la palabra he- determina su valor de testimonio y de tinta intensidad y de la mano de secto-
rencia, y para nuestro caso particular documento. Así pues, el patrimonio in- res productivos tradicionales, proce-
el patrimonio industrial, por ser testi- dustrial no es un patrimonio para ser sos de industrialización más o menos
monio del mundo del trabajo y de la contemplado como una obra de arte intensos generadores de unas formas
vida cotidiana de una época que cam- ni tiene un valor como el que se le po- de vida y de trabajo que han dejado
bió la historia de la humanidad y ser dría dar a una pieza de gran antigüe- su huella en el paisaje y en la memo-
un documento que sirve para enten- dad. El patrimonio industrial es hoy re- ria colectiva2.
der mejor cómo se vivía y se trabaja- conocido como parte de la historia y

1 Arquitecta, egresada de la Facultad de Arquitectura y Artes Plásticas de la Universidad Nacional de San Antonio Abad.
2 Si todos estos elementos tienen un valor individual, su verdadera dimensión se hace visible cuando se contemplan en el
territorio donde se encuentran situados y se valoran en el contexto de las complejas relaciones que los unen. Así, pues, la
consideración del paisaje es fundamental cuando hablamos de patrimonio industrial.

94 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Arquitectura Industrial

El Patrimonio Industrial al que nos mera organización para la defensa de Después de Suecia (1978) se cele-
referimos viene a ser el conjunto de la Arqueología Industrial, la AIA que bra ron otras reu nio nes en Lyon
vestigios con valor histórico, tecnológi- celebraría su reunión inaugural en (1981), Boston-LoweII (1984), Viena
co, social, arquitectónico o científico, Nueva York en 1972. En 1973 se lle- (1987), Bruselas (1990), Ma drid
surgido en torno de diferentes tipos va a cabo el “Primer Congreso Inter- (1992), Canadá (1995), Tesalónica
de actividad industrial, es decir, que nacional para la Conservación de los (1997), Lon dres (2000), Mos cú
han obtenido ese rango de valor por Monumentos Industriales”, en Iron- (2003) y Japón (2005). En esta últi-
su uso y aplicación en la industria a bridge cuna de la revolución industrial ma se ha abordado el tema del turis-
través del tiempo. y de la arqueología industrial, como mo industrial y su promoción entre el
El patrimonio industrial, como ya se dijo. En 1975 se realiza el segun- público en general como forma de
otros sectores del patrimonio cultural, do congreso en Bochum, Alemania. conservación y buen uso del viejo pa-
se encuentra amenazado en todo el Con motivo de la III Conferencia Inter- trimonio fabril. La conferencia la ha
mundo. Los cambios económicos e in- nacional sobre la Conservación de celebrado la TICCIH en colaboración
dustriales que han marcado los dos úl- Monumentos Industriales, que se cele- con el International Forum for Indus-
timos siglos causando gran impacto bró en Estocolmo-Suecia en 1978, trial Tourism. Es entonces que a partir
en numerosos sitios, que a menudo se donde se crea el Comité Internacional de los años 70’s, la Arqueología Indus-
extienden a zonas amplias que que- para la Conservación del Patrimonio trial se extenderá al resto del mundo;
dando abandonados debido a los Industrial TICCIH (The International serán Francia, España, Suecia, Alema-
cambios de las tecnologías o al agota- Comitte for the Conservation of the nia, Bélgica, Italia, Austria, Suiza, Esta-
miento de los recursos naturales. El va- Industrial Heritage)5, organismo que dos Unidos, Japón y Canadá, los que
lor de estos sitios en la historia indus- tiene como objetivo promover la coo- vayan uniéndose a un esfuerzo glo-
trial y en los siglos pasados es, sin em- peración internacional en el campo bal. Tardíamente aparece el interés en
bargo, mal comprendido y con fre- de la preservación, conservación, lo- América Latina, integrándose paulati-
cuencia hay una falta de conciencia calización, investigación, documenta- namente Brasil, Argentina, Uruguay,
nacional sobre la importancia de este ción y revalorización del patrimonio México, Perú y Chile, a este movimien-
patrimonio y especialmente sobre la industrial, así como desarrollar la edu- to internacional.
necesidad de los ciudadanos por apro- cación en estas materias. A nivel mundial existen diversas ex-
piárselo. Fábricas, plantaciones, herre- En ese momento se aseguraba que periencias de estudio y conservación
rías, minas, ferrocarriles, hidroeléctri- el Patrimonio Industrial comprendía en muchas áreas del patrimonio indus-
cas y otras formas de patrimonio in- todos los restos físicos del pasado in- trial así como reutilización de edificios
dustrial son los indicadores de un lu- dustrial (entornos, estructuras, edifi- industriales obsoletos para su utiliza-
gar de trabajo y de producción, tenien- cios, equipamientos, productos, insta- ción como equipamientos escolares o
do importancia similar con sitios reli- laciones y bienes muebles), así como de servicios, valorización de canales
giosos y viviendas a los que a menu- toda la información relacionada con industriales, de estaciones, o de puer-
do se les da prioridad. El patrimonio ello, tanto oral como escrita. tos, con sus muelles, maquinaria, al-
industrial, en general, corre el peligro Con la creación de TICCIH, al tér- macenes de comercio, chimeneas, to-
de desaparición debido a las destruc- mino de Arqueología Industrial se rres de agua, fábricas de cementos,
ciones y al abandono, amenazando al- suma el de Patrimonio Industrial. El antiguas hidroeléctricas, y conjuntos
gunos de los mejores testimonios del primero se ha enfocado hacia el tra- industriales en general.
genio creador de la humanidad. bajo de excavación, rescate, estudio El patrimonio industrial europeo ha
Gran Bretaña, cuna de la Revolu- y preservación de los restos materia- acabado por lograr el debido reconoci-
ción Industrial, fue escenario del pri- les industriales, para dejar la defini- miento cultural como testimonio del pa-
mer reconocimiento del Patrimonio ción de Patrimonio Industrial al con- sado económico, técnico y social de los
Industrial, a través del Council British texto general, con mayor amplitud siglos XVIII, XIX y XX. Esto se observa
Archaeology3, el cual creó en 1959 conceptual, refiriéndose tanto al as- en las acciones emprendidas desde
un comité especial para preservar los pecto académico, como social, eco- hace algún tiempo por la UNESCO,
monumentos industriales “The Natio- nómico y también el político Luego por su Comité de Patrimonio. Este orga-
nal Sur vey of Indus trial Mo nu- de la creación del TICCIH, se da ini- nismo elabora la Lista del Patrimonio
ments”4 cio a una oleada de rescate y protec- Mundial, siendo 1978 el año que inclu-
En la década de los setenta, el mo- ción del citado patrimonio, alcanzan- yó en dicha lista al primer emplazamien-
vimiento se extiende al resto del conti- do en el presente impacto en todo el to industrial: la Mina de Sal de Wielicz-
nente europeo. En 1971 nace la pri- mundo. ka, en Polonia. Desde esa fecha se han

3 CBA. Institución que promueve el estudio y la conservación de monumentos históricos en Gran Bretaña, que funciona desde
1948.
4 Centro de investigación creado en Gran Bretaña por el Council British Archaeology. Organización educativa sin ánimo de
lucro, que promueve a que la población se involucre en la difusión, reconocimiento y valor de los espacios históricos.
5 Desde finales de la década de 1980, es organismo consultor del Patrimonio Mundial de la Humanidad del Consejo
Internacional para la Conservación y la Restauración de Monumentos y Sitios (ICOMOS) de la UNESCO, para la selección de
los monumentos, sitios y paisajes de la industria y de la industrialización.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 95


Dianan Castillo

incluido otros lugares más, lo que de- agenda cultural y política del país, sentido. Por el contrario, convertirlas
muestra el firme propósito, de este orga- pese a que en momentos de las cam- en objetos y situaciones de recuerdo
nismo internacional, de preservar debi- pañas electorales se utilizó esta de- permanente son el mejor medio no
damente los testimonios de la industria- manda para realizar promesas aún in- sólo para exorcizarlas, sino también
lización y de mantener un criterio am- cumplidas. Esta preocupación toda- para asumirlas como parte de una his-
plio y poco restrictivo a la hora de defi- vía no representa alguna forma de dis- toria que nos exige su corrección y su-
nir lo patrimonial. curso institucionalizado, ni mucho me- peración. El museo de la Santa Inqui-
nos forma la cultura cotidiana interesa- sición resulta un buen ejemplo. Los
NUESTRO PATRIMONIO da en reconstruir permanentemente monumentos no tienen por qué identi-
OLVIDADO su propia memoria.7 ficarse siempre con el lado feliz y diver-
En el caso de América Latina la Una de las razones de esta situa- tido de nuestra historia. Como instru-
preocupación por el rescate del Patri- ción, probablemente la más importan- mentos eficaces de crítica del pasado,
monio Industrial data de los años te, aparece como prejuicio extendido: éstos pueden servir también para evo-
ochenta6. Pese a lo limitado del proce- que al no ser los nuestros países indus- car aquellas miserias, tragedias y per-
so, la situación actualmente resulta trializados en la densidad y enverga- versiones de la condición humana
alentadora. México lleva sin duda la dura de la historia industrial europea que no deberían volver a acosar nues-
delantera con un importante nivel de o norteamericana, el discurso en pro tro tiempo.
reconocimiento e institucionalización de la conservación del patrimonio in- La consecuencia directa de la vi-
de todo lo relacionado con la heren- dustrial resulta una exigencia práctica- sión discriminatoria y restrictiva con
cia industrial mexicana. Lo mismo su- mente innecesaria, por no decir exóti- que se gestionan los asuntos de Patri-
cede con Argentina, donde se ha desa- ca. monio Industrial en el Perú radica en
rrollado un sostenido trabajo de recu- Otra razón, desde luego más com- que nuestros expertos y las entidades
peración y reciclaje de viejas instala- pleja y sensible en su significado, tiene publicas abocadas a la defensa y pre-
ciones fabriles y portuarias. Brasil y que ver con esa especie de bloqueo in- servación monumental han termina-
Chile han dado últimamente pasos im- consciente de una sociedad que do por identificar su trabajo sólo con
portantes al poner en valor algunas como cualquier otra similar a la nues- el estudio y gestión de aquella serie de
viejas fábricas, complejos agroindus- tra no desea recordar ni recrear histo- mo nu men tos per te ne cien tes casi
triales e instalaciones ferroviarias. En rias difíciles como las vividas en los siempre al poder político, religioso y
Cuba ya se encuentran bajo designa- campamentos mineros de miles de tra- social (iglesias, palacios, casonas y
ción de monumento histórico algunos bajadores maltratados, esclavizados y conventos). Ello, a costa de la casi to-
de los primeros ingenios azucareros hasta muertos por las inhumanas con- tal exclusión de aquel patrimonio ges-
de la isla. diciones de trabajo. tado por la sociedad civil y producti-
En el Perú, si bien es cierto que va, como podría ser el caso de los ba-
En el primer caso, debe reconocer-
todo lo considerado «Patrimonial» se rrios obreros, la arquitectura indus-
se, como acontece en los dominios
encuentra usualmente en peligro, con trial, por mencionar algunos casos.
del arte, que la cuestión del patrimo-
las evidencias físicas de la industrializa- Aquí no se trata de la falta de expertos
nio industrial no depende del mayor
ción ocurre algo peor, «el olvido». o disponibilidad de recursos para in-
o menor grado de desarrollo indus-
Esta ausencia de conciencia histórica corporar dominios excluidos, se trata
trial de un país. No se trata de un asun-
y de responsabilidad se traduce a su de enfoques ideológicos, programáti-
to de carácter cuantitativo ni de la ma-
vez en la carencia de políticas cultura- cos que avalan la idea de que sólo
yor o menor magnificencia de las ins-
les, que incluyan lo tecnológico en el ciertos sectores de la sociedad produ-
talaciones industriales y el soporte tec-
terreno de la cultura. cen cultura u objetos de valor históri-
nológico. Si fuera así, en un extremo,
co, y otros no.8
El olvido que tenemos por el patri- tendría que sostenerse que sólo aque-
monio industrial, se debe fundamen- llos países de industrialización desarro- La situación del patrimonio indus-
talmente al desconocimiento, a la llada tendrían el derecho y la posibili- trial republicano encarnado por las an-
baja autoestima de nuestra memoria dad de honrar su propia memoria en tiguas instalaciones fabriles, la maqui-
colectiva, nuestro imaginario y la cons- este rubro. Aquí se trata de entender naria de la época y los servicios com-
trucción de lo que somos. Pretende- que aquello que se valora no son los plementarios a la producción indus-
mos avanzar sin saber cuál ha sido objetos en sí y por sí mismos, sino el trial de entonces, lógicamente resulta
nuestro proceso histórico. carácter de la actividad productiva de aun más deficitaria, o mejor dicho, ni
una sociedad. siquiera ha sido tema de debate y re-
Salvo referencias puntuales y des- conocimiento público en nuestro
conectadas entre sí, la cuestión de la Pensar que hay cuestiones de la
país, no obstante que implica una vas-
conservación y defensa del patrimo- vida de una nación que no deberían
ta herencia que urge de convertirse en
nio industrial en el Perú no ha conse- hurgarse ni ser representadas como re-
memoria viva. Ahí se encuentran las
guido constituirse aún en tema de la cuerdo ominoso, también carece de

6 En 1981 la Universidad de Puebla (UAP) llevó a cavo el primer proyecto de conservación de Patrimonio Industrial,
denominado Ecomuseo de Metepec, referido a una fábrica textil de dicha ciudad.
7 Castillo Cerf, Diana. 2007. Cap. III.
8 Ludeña, Wiley, 2005. Memoria sin memoria. En revista Identidades. Nº 85. págs. 5–7.

96 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Arquitectura Industrial

decenas de arquitecturas fabriles surgi- EPÍLOGO •CAPEL, Horacio. El Turismo Industrial


das desde mediados del siglo XIX en y el Patrimonio Histórico de la Electrici-
El creciente interés de la sociedad dad. Publicación del Instituto Andaluz
nuestras ciudades y en los complejos
por conocer y disfrutar del Patrimonio del Patrimonio Histórico. Sevilla. 1996.
agroindustriales o mineros, muchas
Industrial como seña de identidad histó- •CASTILLO Cerf, Diana y Tony S. ZANA-
de las cuales se hallan relativamente
rica, ha hecho confluir en este sector di- BRIA Aguirre. Salvando el patrimonio
bien conservadas. Asimismo, se en- industrial, Qorimarca la primera hidroe-
versas iniciativas y profesionales que
cuentran miles de piezas y máquinas léctrica del Cusco. Proyecto de especiali-
han realizado, catálogos e inventarios.
de la época de indudable valor cultu- dad para optar la titulo profesional de ar-
Esta circunstancia positiva, aunque ha quitecto. UNSAAC. FAAP. Noviembre
ral y tecnológico, dispuestas a conver-
favorecido procesos de restauración y/o del 2007
tirse en chatarra.
conservación, no ha dado los frutos es- •EBERT, W. (2003). “EHRI, Ruta Euro-
Mientras la experiencia peruana se perados para un desarrollo durable. pea del Pa tri mo nio Indus trial”. En
encontraba anclada aún en criterios Como debilidad, se conocen experien- Estructuras y paisajes industriales. Pro-
decimonónicos de valoración de cias que después de las fases citadas no yectos socioculturales y turismo indus-
aquellos testimonios que aspiran a ser han encontrado uso o no se han integra- trial. Gijón: INCUNA y CICEES.
declarados monumento, la experien- do en los sistemas productivos locales, •HERRERO Prieto, L. C. (1998). La con-
cia internacional respecto a la cues- para los cuales es fundamental la gene- servación como factor de desarrollo eco-
tión del patrimonio industrial nos de- ración de empleo y evitar fenómenos nómico. Valladolid: Fundación Patrimo-
muestra políticas de declaración mo- nio Histórico de Castilla y León.
de despoblamiento.
numental más objetivas, democráti- •LECOURS, Jacques. L’Insertion du Patri-
A menudo el Patrimonio Industrial moine Industriel Dans L’Infraestructure
cas y con límites temporales menos
es usado como producto turístico y en Touristique: problemes d’attrait et d’aut-
“históricos”.
numerosas ocasiones sirve para la dina- henticité. Université du Quebec. Cana-
Si bien en el Perú la recuperación y mización económica local, pero la au- dá. 1999.
conservación del patrimonio indus- sencia de una visión de conjunto lleva a •LINAREJOS Cruz, M. y otros (2002).
trial hasta hace poco tiempo era un apuestas al límite de la viabilidad. Por “El Plan Nacional de Patrimonio Indus-
propósito casi nulo o realmente inci- desgracia, el turismo no resuelve todos trial”. En: Patrimonio industrial: lugares
piente, se dio un importante paso en de la memoria. Gijón: INCUNA, CI-
los problemas de uso y puesta en valor CEES (Colección “Los ojos de la memo-
la promoción y revaloración de éste, del patrimonio industrial. Es necesario ria”, volumen 2), pp. 43-52.
al realizarse en Lima el IV Coloquio realizar una introspección interna para •MARTÍN DE LA ROSA, Beatriz. “Nue-
Latinoamericano sobre Rescate y Pre- ver las posibilidades que ofrecen los sis- vos turistas en busca de un Nuevo pro-
servación del Patrimonio Industrial, temas productivos locales y atinar con ducto. El patrimonio cultural”. Revista
organizado por el TICCIH9, en julio una funcionalidad que le añada valor al Pasos. Vol. 1 Nº 2. http://www.pasosonli-
del 2004. Este evento fue trascenden- ya asumido en sentido amplio de Patri- ne.org.
tal para que un grupo de participantes monio como legado que recibimos del •PAL MER, M. y NEA VER SON, P.
nacionales, sensibilizados con la pre- pasado, vivimos en el presente y trans- (1994). Industry in the Land sca pe
caria situación de nuestro patrimonio mitimos a generaciones futuras. (1700-1900). Londres: Routledge.
industrial, se centrara en la misión de •PERIS Sánchez, D. y ÁLVAREZ Areces,
crear una organización peruana para Bibliografía M. A. (2005). “El proyecto en los espa-
su conservación10. cios industriales”. Documento presenta-
•AGUILAR Civera, I. (1998). Arquitectu- do en el Foro de Arquitectura Industrial
De esta for ma y luego de una se- ra industrial: concepto, método, fuentes. organizado por la Consejería de Obras
rie de reuniones se constituyó en Valencia: Diputación de Valencia. Públicas y Transportes de la Junta de
abril del 2005 el Co mité Peruano •ÁLVAREZ Areces, M. A. (1998). “Aplica- Andalucía (Sevilla, septiembre 2005).
de Con ser va ción del Pa tri mo nio ciones del patrimonio industrial al desa- •PUCHE, O. y MAZADIEGO, L. F.
Industrial, con sus siglas rrollo local”. En: Actas del X Congreso (1997) “Conservación del patrimonio
Internacional de Minería y Metalurgia, minero metalúrgico español: actuacio-
COPECOPI11, cuyo objetivo es el tomo V (pp. 167-193). nes recientes y propuestas”. Tecnoam-
promover, proteger, difundir, reva- biente. 69. pp. 39-43.
•AMADASI, Enrique (comp.). Política Tu-
lorar e investigar el patrimonio in- rística Argentina, Bases para su reformu- •RIX, M. (1955). “Industrial Archaeo-
dustrial del Perú, así como promo- lación. LADEVI Ediciones. Buenos Ai- logy”. The Amateur Historian, 2 (8),
ver el registro de sitios y objetos res. 1999. 225–229.
con valor histórico cultural, como •CANDELA, P.; CASTILLO, J., y LÓPEZ •ZABALA, M., Ibáñez, M., Cárcamo, J. y
pa tri mo nio in dus trial pe rua no. GARCÍA, M. (2001). “El patrimonio in- Casanovas, T. (2005). “Informe sobre
Con la creación del COPECOPI, se dustrial y la memoria del trabajo en la patrimonio industrial en Euzkadi”. En:
da recién inicio a la recuperación Comunidad de Madrid”. En dossier mo- Seminario sobre Lugares en Peligro, or-
de los primeros vestigios del patri- nográfico del Bulletí d’Arqueología ganizado por TICCIH-España.
Industrial i de Museus de Ciència i Técni-
monio industrial nacional. ca. pp. 1-9.

9 El TICCIH está implantado en más de cuarenta países de los cinco continentes, promoviendo la cooperación internacional en
la revalorización del patrimonio industrial. Mantiene vínculos con otras instituciones como UNESCO, ICOMOS, ICCROM.
10 Museo de la Electricidad de Barranco. Patrimonio Industrial en el Perú. Emite el boletín “El Tranviario”, hasta la fecha ha
editado 48 publicaciones.
11 Boletín “El Tranviario” Nº 42. Agosto de 2005.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 97


Ejes Hoteleros en
la Ciudad del Cusco
VENTAJAS COMPETITIVAS, HACIA EL DESCUBRIMIENTO DE UN TERCER EJE
María Cecilia Torres Vargas1

Resumen
Este trabajo encuentra las Ventajas
Competitivas que se consideraron al
momento de ubicar los Hoteles cate-
gorizados con 3, 4 y 5 estrellas dentro
de los dos Ejes Hoteleros de la ciudad
del Cusco2 (establecidos en un artícu-
lo anterior) de acuerdo a un análisis
detallado de las características de su
entorno hasta llegar a sacar conclusio-
nes; con las conclusiones se efectuará
una comparación entre las estrategias
de Ubicación que emplean algunos
Hoteles en otras realidades como
Manhattan3 y Madrid4 y los Factores
Críticos de Éxito5 que deben aplicarse
en nuestra realidad al momento de
proponer un Tercer Eje Hotelero de
tal manera que sea adecuadamente
planteado, como resultado de una pla-
nificación que le permita constituirse
en un Polo de Desarrollo exitoso y
una alternativa viable para los futuros
inversionistas que han colocado sus
ojos en la Ciudad el Cusco.
Palabras Clave: Ventajas Competi-
tivas, Ejes Hoteleros, Turismo, Planifi-
cación, Ciudad del Cusco, Factores crí-
ticos de Éxito.
Abstract lier`s Axis of Cusco`s City (written in a previ- and organized properly until be a nucleus
The competitive vantages inside of the ous ar ticle) according to the detailed analy- of successfully development and an alterna-
two hotelier`s axis of cusco`s city… to- sis of the char ac ter is tics of their tive for future investments that have put
wards the discover of the third axis surroundings until get to conclusions; with their eyes in Cusco City.
This work meets the com pet i tive them there will be do a comparison be- Key Words: competitive vantages, Hote-
vantages that were considered at the mo- tween the Strategy of location that must be lier`s Axis, Tourism, Planning, Cusco`s city,
ment of locating the Hotels categorized applied in our reality at the moment of pro- Critical Success factors.
with 3, 4 and 5 stars inside of the two Hote- pose a third axis that would be planified

1 Arquitecta, Docente de la Facultad de Arquitectura y Artes Plásticas de la UNSAAC.


2 El Eje Histórico-conservacionista y el Eje Contempo-modernista (Torres, Cecilia, 2008). Los Ejes Hoteleros Gemelos de la
Ciudad del Cusco.
3 BAUM & HAVEMAN,1997.
4 AINHOA URTASUN, ALONSO. 2000. Estrategia de Localización Fundacional. Análisis Empírico de la Industria de Hoteles de
Madrid.
5 CODINA, ALEXIS. Los Factores Críticos de Éxito y las Áreas de Resultado Clave. Usos y convenciones.

98 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Ejes Hoteleros

1. INTRODUCCIÓN brio entre los servicios complementa- hoteleras de renombre internacional


rios y/o afines a la actividad Turística ”Las cadenas más impor tantes del
El presente artículo responde a la ne-
llegando a convertirse en un Núcleo mundo abrirán doce hoteles de lujo
cesidad de direccionar el crecimiento
potencial de desarrollo turístico y en esta Región en el 2009"12, algunos
acelerado de la Planta Turística de Hote-
económico que coadyuve a mejorar de los cuales están por inaugurarse:
les categorizados con tres, cuatro y cin-
la imagen de la ciudad y la calidad de La ampliación del Hotel Monaste-
co estrellas en el Centro Histórico de la
vida de sus habitantes. rio-Convento de Nazarenas de la Ca-
ciudad del Cusco que viene ocurriendo
dena “Orient Express Hotels Train &
desde el año 2007, 2008 y 2009 a raíz 2. DESARROLLO DEL
Cruises” y el Hotel “La Casona, Inka-
de la demanda creciente de Turistas de
TRABAJO terra” de la Cadena “Inkaterra”; otros
Clase A y B provenientes de distintas
se encuentran en plena ejecución: El
partes del mundo. 2.1. La Fundamentación teórica Hotel “Marriot” de la Cadena Ma-
Conjuntamente se produce la llega- y de carácter empírico que rriot; otros se encuentran en Etapa de
da de grandes, medianos y pequeños sustenta el artículo Pro yec ción: Ho tel Hilton de la
inversionistas y/o empresarios entre Cadena “Hilton”; y otros están en la
La ciudad el Cusco experimenta
los cuales figuran Cadenas Hoteleras búsqueda de la Ubicación Estratégica
un crecimiento acelerado a raíz de la
Nacionales e Internacionales6, Cade- que les permita competir con los ya
De man da de Turistas de Clase A y B
nas de Restaurantes y Bares7, Cade- consolidados.
que se viene dando desde el año
nas de Joyerías, Cadenas de Souve-
2008 “El Cusco recibió este año a
nirs, etc. que vienen invirtiendo en 2.1.1 Objetivo Principal
más de un millón de turistas, en espe-
Infraestructura mejorando la situa-
cial visitantes que demandaron hote- Determinar las Ventajas Competiti-
ción actual de las edificaciones anti-
les de tres, cuatro y cinco estrellas11 ra- vas de los dos Ejes Hoteleros de la ciu-
guas y/o nuevas ubicadas dentro del
zón por la que se está consolidando rá- dad del Cusco que permitan planifi-
Casco Urbano Monumental8 median-
pidamente su Planta Turística. Este car y proponer la ubicación de un
te su Restauración, Remodelación,
crecimiento involucra Hoteles con Ca- Tercer eje Hotelero.
Mo di fi ca ción, Ampliación, Obra
tegorías de 3, 4, 5 y hasta 7 Estrellas Para poder identificar las ventajas
Nueva, Cambio de Uso, etc. de
per tenecientes a grandes cadenas competitivas existentes en cada uno
acuerdo a sus intereses.
Este crecimiento acelerado nos lle-
vó a iniciar la investigación con un ar-
tículo anterior denominado “Los Ejes
Hoteleros Gemelos de la Ciudad del
Cusco”9 con un análisis de la Ubica-
ción y algunas características resaltan-
tes de los diferentes Hoteles situados a
lo largo de los dos Ejes Hoteleros en-
contrados: El Eje Histórico Conserva-
cionista —Calle San Agustín y el Eje
Contempo Modernista— Av. El Sol.
Este año (2009) la proyección
“Nuevos Inversionistas interesados en
aperturar Hoteles en la ciudad del
Cusco” continúa, viéndose la necesi-
dad de proponer un Tercer Eje Hotele-
ro, esta vez planificado, que considere
las Ventajas Competitivas sobre la ubi-
cación de los Hoteles en dichos Ejes10-
que a pesar de haberse consolidado
de manera imprevista, tuvieron resul-
tados positivos, que muestre un equili-

6 “Las cadenas más importantes del Mundo abrirán doce hoteles de lujo en esta Región en el 2009" (Vera, 2008).
7 “En el 2009 abrirán sus puertas ”La Chicha" de Gastón Acurio, “Fiesta Gourmet” de Héctor Solís, “Rafael” (Actualmente
Bistrot 370) de Rafael Osterling, y uno de comida Ítalo-Peruana de Carlos Bonilla, informó el chef Gonzalo Angosto, miembro
de la Sociedad Peruana de Gastronomía" (Vera, 2008).
8 Casco Urbano: Conjunto de Edificios de una Población.
9 (Torres, Cecilia, 2008). Los Ejes Hoteleros Gemelos de la Ciudad del Cusco.
10 Ejes Hoteleros: El Eje Histórico- Conservacionista y el Eje Contempo-Modernista (Torres, 2008)
11 (Vera, Milagros. 2008) . El primer hotel de siete estrellas del Perú se inaugurará en el Cusco.
12 (Vera, Milagros. 2008) . El primer hotel de siete estrellas del Perú se inaugurará en el Cusco.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 99


María Torres

de los dos Ejes Hoteleros de la ciudad 1. Estrategia de similitud: Para ob-


del Cusco es necesario recurrir a tener beneficios de las economías de
algunas preguntas: localización y aglomeración y/o para
• Que características convierten al ganar legitimidad, la nueva empresa
Eje Histórico-Conservacionista y al decide no diferenciarse de las empre-
Eje Contempo-Modernista en Hotele- sas ya instaladas, localizando su nue-
ros? vo negocio próximo al de sus competi-
doras, tanto en el espacio geográfico,
• En el caso del Eje Histórico-Con- como en el de producto.
servacionista, cuales son los factores
más importantes que se tomaron en 2. Estrategia de diferenciación:
Hotel Libertador Palacio del
consideración al momento de ubicar Para minimizar los costes asociados a
la competencia localizada y obtener Inka. Plazoleta Santo Domingo Nº
los Hoteles de 3 estrellas, de 4 estrellas 259. Presenta tres frentes, dos de los
y 5 Estrellas? poder de mercado, la nueva empresa
decide diferenciarse de las empresas cuales se conectan con dos Plazoletas:
• En el Caso del eje Contempo-Mo- ya instaladas, localizando su nuevo La Plazoleta Santo Domingo y la Plazo-
dernista cuáles son los factores más negocio alejado de las posiciones de leta de Limacpampa Chico permitien-
importantes que se tomaron en consi- sus competidoras, tanto en el espacio do mejorar sus visuales. Colinda con el
deración al momento de ubicar los geográfico, como en el de producto. Eje Histórico-conservacionista de la Ca-
Hoteles de 3 y de 4 estrellas? lle San Agustín, con la Calle Zetas y con
• Cuáles son las estrategias que se 2.1.3 Consideraciones sobre los un Pasaje Peatonal. A unos metros se
emplean en la ciudad el Cusco para Factores Críticos de Éxito en
14 encuentra el Templo de Santo Domin-
la Ubicación de un Hotel go – Templo del Sol, existiendo una rela-
ubicar un hotel de acuerdo con el aná-
ción de proximidad casi directa al igual
lisis de los dos Ejes Hoteleros? “Un Factor es crítico cuando se le que con el Palacio del Inka Pachacutec.
• Varían las estrategias de ubicación da más importancia y prioridad que al La cercanía a estas edificaciones decla-
empleadas para ubicar un hotel de resto”15. radas patrimonio monumental18 le per-
acuerdo a la ciudad? Para encontrar los Factores Críticos mite optimizar las visuales. La edifica-
• Como optimizar las Ventajas Com- de Éxito con respecto a la Ubicación ción que la conforma tiene un Valor de
petitivas de un eje y del otro para plan- de los diferentes hoteles en los dos Patrimonio Monumental habiendo sido
tear un Tercer Eje? Ejes Hoteleros nombrados anterior- antiguamente la Casa de uno de los pri-
• Cuál podría ser la Ubicación estra- mente es necesario: meros colonos que habitaron el Cusco.
tégica del Tercer Eje Hotelero en la • Agrupar a los Hoteles de acuerdo a
Ciudad el Cusco de acuerdo a las Ven- su categoría (3,4,5,7 estrellas) para ob-
tajas Competitivas encontradas en los tener conclusiones particulares.
dos Ejes Hoteleros analizados ante- • Identificar las características físi-
riormente? co-espaciales de los Hoteles más signi-
ficativos de cada categoría en los dos
2.1.2.Estrategias de Ubicación 16
Ejes Hoteleros de la ciudad del Cus-
para un Hotel co. Hotel JW Marriot. Presenta tres
Al examinar las decisiones funda- • Determinar las relaciones topológi- frentes (Ver F2), la calle Ruinas cuyo an-
cionales de posicionamiento, geográfi- cas de los Hoteles más significativos cho es considerable con relación a las
co y de producto, de las nuevas empre- con las Edificaciones transcendenta- calles existentes en el centro histórico
sas en relación a las adoptadas por sus les. que le permiten optimizar sus visuales
competidoras. Las nuevas empresas teniendo un frente extenso, la calle San
• Identificar los factores que permi- Agustín hacia donde la edificación
toman como referencia las posiciones
ten centrar la atención en los Hoteles muestra una arquería (única a lo largo
estratégicas de las ya establecidas
más significativos y determinar si ele- del Eje Histórico-conservacionista) y el
para identificar a sus rivales y fijar su
van su posicionamiento competitivo. Pasaje Santa Mónica, frente al cual se
propio posicionamiento como nuevos
entrantes a una industria13. 17 encuentra el hotel Novotel de categoría
2.1.3.1 Análisis FCE en el Eje 4 estrellas. La edificación tiene un Valor
De acuerdo con Alonso Ainhoa Histórico-conservacionista
de Patrimonio Monumental al haber
Urtasun, existen dos estrategias de
Hoteles de 5 estrellas sido antiguamente el Monasterio de
Ubicación para un hotel:
San Agustín con una capilla al interior.

13 (Ainhoa, Alonso. 2000). Estrategia de Localización Fundacional. Análisis Empírico de la Industria de Hoteles de Madrid.
14 Codina, Alexis. Los Factores Críticos de Éxito y las Áreas de Resultado Clave. Usos y convenciones.
15 Brotherton y Shau, 1996.
16 Ejes Hoteleros: El Eje Histórico- Conservacionista y el Eje Contempo-Modernista (Torres, 2008)
17 FCE: Factores Críticos de Éxito (Codina).
18 Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco 2005

100 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Ejes Hoteleros

dos frentes en esquina, colinda con la por la Calle San Agustín y la Calle Ma-
Plazoleta Limaqpampa Chico con la ruri (Ver F6), además colinda con el
que tiene una relación directa y con el Hotel Libertador y tiene una relación
Eje Histórico Conservacionista. Tiene de proximidad con el Palacio del Inka
una relación de proximidad con el ho- Pachacutec. El inmueble tiene valor
tel Libertador que se encuentra en Contextual.
uno de sus frentes categorizado con 5 Hotel Casa Andina Classic: Di-
estrellas. La edificación tiene valor rección: Calle San Agustín Nº 371.
por sus características patrimoniales Tiene un solo frente (Ver F6). Colinda
Hotel Monasterio. Calle Pala- individuales. con la Calle San Agustín. Tiene una re-
cios Nº 136, Plazoleta Nazarenas. Se Hotel Novotel: Calle San Agustín lación de proximidad con el Hotel Li-
ubica frente a la Plazoleta de Nazare- N° 239. Presenta dos frentes en esqui- bertador de categoría 5 estrellas y con
nas hacia con el acceso principal (Ver na, la Calle San Agustín y el Pasaje el Hotel San Agustín. El inmueble tie-
F3) magnificado gracias a su impo- Santa Mónica. Existe una relación de ne valor Contextual.
nente Portada. Colinda con el Eje His- proximidad con el futuro Hotel JW Hotel Tupac Yupanqui Palace:
tórico-conservacionista, con la calle Marriot. La edificación tiene valor por Dirección: Calle San Agustín Nº 236.
Choquechaca y con un Pasaje Peato- sus características patrimoniales indivi- Tiene un solo frente hacia la Calle San
nal presentando 3 frentes que aumen- duales. Colinda con el Eje Historico Agustín (Ver F8). Se ubica frente al
tan sus potencialidades visuales. Tie- Conservacionista y con el Pasaje pea- Hotel Novotel de categoría 4 estrellas
ne una relación de proximidad con el tonal Santa Mónica. Uno de sus fren- y próximamente al Marriot de catego-
Museo Precolombino —Casa Cabre- tes se conecta visualmente con el Futu- ría 5 estrellas. La edificación tiene va-
ra. La edificación tiene un Valor de Pa- ro Hotel Marriot. lor por sus características patrimonia-
trimonio Monumental al haber sido
Conclusiones. De acuerdo al les individuales.
antiguamente el Monasterio de San
análisis del emplazamiento de los ho- Conclusiones. De acuerdo al
Antonio Abad con un Templo que
teles de categoría 4 estrellas en el eje análisis del emplazamiento de los ho-
forma parte del conjunto.
Histórico-conservacionista se conclu- teles de categoría 3 estrellas en el Eje
Conclusiones. De acuerdo al ye que los factores críticos de Éxito tie- Histórico-conservacionista se conclu-
análisis del emplazamiento de los ho- nen que ver: Con los FRENTES que ye que los factores críticos de Éxito tie-
teles de categoría 5 estrellas en el eje por lo menos deben ser dos y con la nen que ver: Con el FRENTE princi-
Histórico Conservacionista se conclu- RELACIÓN DE PROXIMIDAD a por pal, el cual debe guar dar una
ye que los factores críticos de Éxito tie- lo menos un Hotel de Categoría 5 es- RELACIÓN DE PROXIMIDAD a Ho-
nen que ver: Con los FRENTES que trellas. teles de mayor categoría. Para los Ho-
deben colindar con calles y/o plazole-
Hoteles de 3 estrellas teles de esta categoría las característi-
tas debiendo cumplir con estas carac-
Hotel Inkaterra La Casona: Di- cas propias de la edificación no consti-
terísticas por lo menos tres; con las
rección: Plaza Nazarenas Nº113 Pre- tuyen un factor preponderante.
VISUALES que deben guardar una re-
lación de proximidad con alguna edifi- senta tres frentes, hacia la Plazoleta 19
Nazarenas (Ver F7), hacia una calle 2.1.3.2. Análisis FCE en el Eje
cación trascendente (Templo, Museo, Contempo-Modernista
etc.), con el CONTENIDO DE LA que comunica directamente con la
EDIFICACIÓN, referido a la existen- Plaza de Armas y hacia un Pasaje Pea- Hoteles de 4 Estrellas
cia de algún espacio significativo en tonal. Tiene una relación de proximi- Hotel José Antonio. Avenida
su interior (Capilla, Templo, etc.). dad con el Museo Inka. La edificación Pardo Nº 1080. Presenta dos frentes
tiene valor por sus características patri- (Ver F11), la Av. El Sol y la Av. Pardo
Hoteles de 4 estrellas
moniales individuales. cuyos anchos de Vía sobrepasan los
Hotel Casa Andina Private Co-
Hotel San Agustín Internacio- 15.00 metros de ancho característi-
llection (Boutique): Plazoleta de Li-
nal: Dirección: Calle San Agustín Nº ca que potencia las visuales. Su em-
macpampa Chico Nº 473. Presenta
371. Se ubica en la esquina formada

19 FCE: Factores Críticos de Éxito.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 101


María Torres

plazamiento marca el inicio del Eje Sol y la Av. Pardo. Consta de 4 pisos y tro del Eje Hotelero por la ubicación
Contempo Modernista y tiene la par - un sotano, Tiene una relación de pro- privilegiada y relación proximidad
ticularidad de ser el punto donde ximidad casi directa con la Plazoleta directa que guarda con la explanada
convergen dos vías principales cons- Pumacchupan que se encuentra al del Koricancha y con el Templo de
tituyéndose en un Hito. Tiene una re- frente, cruzando la Av. El Sol donde Santo Domingo (Ver F10). Presenta
lación de proximidad con la Plazole- también se encuentra la Feria Artesa- dos frentes principales hacia la Av. El
ta Pumaqchupan, con la Feria Arte- nal. El ancho de vía en este sector cre- sol y hacia la Calle Puente Rosario.
sanal . Las visuales hacia la Av. Sol ce por que la Av. Tullumayo se inter- Consta de 3 pisos.
se ven potencializadas con la visual cepta ampliando aun más la visual. Hotel San Agustín Dora do:
directa al Parque, a la Paccha o Pile- Hotel Savoy Howard Jhonson: Av. El Sol Nº 395. Presenta un Fren-
ta y a la Feria Artesanal. Presenta Av. Sol Nº 954. Presenta un Frente te hacia la Av. El Sol (Ver F9). Cons-
dos Frentes hacia dos avenidas bas- (Ver F11), la Av. El Sol. Consta de 6 pi- ta de 4 pisos que generan una visual
tante amplias. Consta de una edifica- sos de altura y un sotano. Frente al Ho- panorámica. Tiene una relación de
ción nueva con 4 pisos. tel se encuentra la Plazoleta Pumac- proximidad indirecta con el Palacio
Conclusiones. De acuerdo al chupan y la Feria Artesanal que poten- de Justicia.
análisis del emplazamiento de los ho- cian sus visuales panorámicas. Hostal Plaza de Armas: Se ha
teles de categoría 4 estrellas en el eje Hotel Vilandré: Av. El Sol Nº considerado por su ubicación privile-
Contempo Modernista se concluye 910. Presenta un solo frente hacia la giada al tener una relación directa con
que los factores críticos de Éxito tie- Av. El Sol (Ver F11). Consta de 5 pi- la Plaza de Armas del Cusco (Ver F9),
nen que ver: Con la generación de un sos de altura. Tiene una relación vi- además de constituir una de las Vistas
HITO que sirva de remate de un eje, sual indirecta con la Plazoleta de Pu- obligadas para ingresar a la Plaza de
con las VISUALES PANORÁMICAS macchupan y con la Feria Artesanal Armas, en ella concluye el eje de la
de la edificación, con los FRENTES que mejora sus visuales panorámicas. Av. El Sol. Tiene una relación visual di-
hacia vías amplias y plazoletas. recta con el Paraninfo Universitario,
Hotel Holliday Inn Don Car-
Hoteles de 3 Estrellas los: Av. El Sol Nº 602. Presenta un con el Templo de la Compañía de Je-
Hotel Samay: Av. San Martín N° frente principal hacia la Av. El Sol (Ver sús y con la Catedral. Consta de 2 pi-
206. Se encuentra ubicado al lado del F10). Consta de 4 pisos de altura que sos.
Hotel José Antonio de categoría 4 es- generan visuales panorámicas. Conclusiones. De acuerdo al
trellas (Ver F11). Presenta dos frentes, Hotel San Agustín Plaza: Pre- análisis del emplazamiento de los ho-
el principal hacia la Av. San Martín senta dos frentes, la Av. El Sol y el Pa- teles de categoría 3 estrellas en el eje
(Prolongación Av. El Sol) y el secunda- saje Grace, con una configuración en Contempo-modernista se concluye
rio hacia la Av. Ejercito. La edificación esquina (Ver F10). Tiene una relación que los factores críticos de Éxito tie-
constituye un inmueble sin valor espe- de proximidad indirecta con la expla- nen que ver: Con la RELACIÓN DE
cífico. Consta de 4 pisos de altura que nada del Koricancha. El Hotel actual- PROXIMIDAD hacia alguna edifica-
generan visuales panorámicas de la mente consta de 3 pisos habiéndose ción de gran magnitud (Feria Artesa-
ciudad y un semisótano. iniciado los trabajos de Modificación. nal, Palacio de Justicia) o a plazoletas
Hotel Ecco Inn: Av. El Sol Nº o explanadas (Plazoleta de Pumac-
Hostal Santo Domingo: Av. El
1010. Presenta dos frentes, la Av. el chupan, explanada del Koricancha);
Sol Nº 520. Se ha considerado den-

102 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Ejes Hoteleros

man (1997) sobre la Industria Hotele-


ra de Manhattan muestran cómo los
nuevos hoteles tienden a concentrar-
se geográficamente en torno a compe-
tidores de igual precio pero con
tamaños diferenciados.
En Madrid: El estudio realizado
por Alonso Ainhoa Urtasun20 muestra
como los nuevos Hoteles en Madrid
tienden a diferenciarse en precio y no
en tamaño como sucedía en el caso
de los hoteles de Manhattan.

Bibliografía
•VERA, MILAGROS. 2008
El primer hotel de siete estrellas del Perú
se inaugurará en el Cusco. Diario El Co-
mer cio. http://www.el co mer-
c i o . c o m . p e / e d i c i o n o n l i-
ne/HTML/2008-12-29/el-pri mer-ho-
tel-siete-estrellas-peru-inaugurara-cus-
co.html
•TORRES VARGAS, MARÍA CECILIA,
2008.
Los Ejes Hoteleros Gemelos de la Ciu-
dad del Cusco. Revista Científico Cultu-
ral de la Universidad Nacional de San
Antonio Abad del Cusco El Antoniano.
Vol. 18 Nº 113 pp. 103-106.
con un FRENTE a vías principales De acuerdo a las categorías subdi- •AINHOA URTASUN, ALONSO. 2000.
con más de 15 metros de sección y vididas, los hoteles de 5 estrellas utili- Estrategia de Localización Fundacional.
con una ALTURA DE EDIFICACIÓN zan una estrategia de Similitud en Análisis Empírico de la Industria de Ho-
entre 4 y 5 pisos que generen vistas cuanto a su emplazamiento: Tres fren- teles de Madrid.
panorámicas de la ciudad. tes, en esquina, con visuales hacia •CODINA, ALEXIS. 2001.
puntos de interés internos y/o exter- Los Factores Críticos de Éxito y las
3. LA METODOLOGÍA nos; y una estrategia de Diferencia- Áreas de Re sul ta do Cla ve.
El desarrollo de la presente Investiga- ción en cuanto a las características de http://www.de ge ren cia.com/ar ticu-
l o / l o s _ f a c t o re s _ c r i t i c o s _ d e _ e x i-
ción se ha realizado de manera explora- la edificación: La historia de la edifica- to_y_las_areas_de_resultado_clave
toria y explicativa, buscando encontrar ción marcará la pauta de
•VERA, MILAGROS. 2008.
las respuestas a las dudas planteadas va- diferenciación con otros.
El primer hotel de siete estrellas del Perú
liéndose de una visión general de tipo Para el caso de los hoteles de 4 es- se inaugurará en el Cusco. Diario El Co-
aproximativo. Así mismo en algunas trellas utilizan una estrategia de Simili- mer cio. http://www.el co mer-
etapas se ha partido del método inducti- tud en cuanto a su emplazamiento c i o . c o m . p e / e d i c i o n o n l i-
vo deductivo analizando las distintas va- priorizando su relación de proximidad ne/HTML/2008-12-29/el-pri mer-ho-
riables de manera particular para luego tel-siete-estrellas-peru-inaugurara-cus-
a un hotel de mayor categoría y la
encontrar similitudes o diferencias apli- co.html
ubicación en esquina.
cables a la Generalidad. •MONFORT VIR, VICENTE M.
Para el caso de Hoteles de 3 estre- “Estrategia Competitiva y Desempeño
4. CONCLUSIONES FINALES llas utilizan una estrategia de simili- en la Industria Hotelera costera: Eviden-
tud en cuanto a su relación de proxi- cias empíricas en Benidorm y Peñisco-
4.1. La Industria Hotelera del midad con Hoteles de mayor o igual la”.
Cusco categoría; las características de la •Capital Intelectual en Entidades Hotele-
edificación, sus frentes y sus visuales ras Cu ba nas. Mito o rea li dad.
Para comprender la forma en que son imprevistas. http://www.mo no gra fias.com/tra ba-
se ubican los hoteles en la ciudad jos15/capital-intelectual/capital-ntelec-
del Cusco es necesario segmentarlos 4.2. La Industria Hotelera de tual.shtml
de acuerdo a su categoría priorizan- Manhattan y de Madrid •Plan Maestro del Centro Histórico del
do de esta manera el tipo de merca- Cusco. Convenio Inter Institucional Mu-
do al que se dirigen. En Manhattan: Los resultados del nicipalidad el Cusco – Instituto Nacional
estudio realizado por Baum & Have- de Cultura.

20 AINHOA URTASUN, ALONSO. 2000. Estrategia de Localización Fundacional. Análisis Empírico de la Industria de Hoteles de
Madrid.

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 103


BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LOS PROCESOS DE

Autoevaluación y Acreditación
Universitaria en el Perú
Elizabeth Dueñas de Sovero1

CONTEXTO
Para realizar una apreciación del
proceso de autoevaluación universita-
ria es preciso abordar el tema de la ca-
lidad de la educación universitaria
que está directamente vinculada al de-
sarrollo, en especial en la actual socie-
dad del conocimiento. A diferencia de
otros niveles educativos, la educación
universitaria no comprende tan sólo
la formación de las personas, sino que
también incluye la generación de nue-
vos conocimientos para su difusión e
intercambio cultural con la sociedad.
Un primer acercamiento a las con-
cepciones sobre calidad permite consi-
derar que éstas varían según los acto-
res. Para los académicos se refiere a los
saberes, para los empleadores a compe-
tencias, para los estudiantes a la emplea-
bilidad, para la sociedad a ciudadanos
respetables y competentes, para el Esta-
do, según la concepción que asuma,
puede variar de aspectos vinculados
con el desarrollo social y humano a la
eficiencia, a los costos y a los requeri-
mientos de capital humano.
Según Días Sobrinho (2006), el
concepto de calidad es una construc-
ción social, que varía según los intere-
ses de los grupos de dentro y de fuera
de la institución educativa, que refleja
las características de la sociedad que
se desea para hoy y que se proyecta Según la UNESCO (2006), “la cali- Toda estrategia orientada a la inno-
para el futuro. No es un concepto uní- dad es la adecuación del ser y queha- vación y mejoramiento de la calidad
voco y fijo, sino que debe ser construi- cer de la educación superior a su de- en la educación universitaria debe in-
do a través de consensos y negociacio- ber ser”. Es decir, la misión —deber cluir un conjunto de acciones, con la fi-
nes entre los actores. El espíritu de las ser— al igual que los planes y proyec- nalidad de estimular y facilitar adecua-
distintas definiciones de calidad coin- tos que de ella se derivan son evalua- damente los cambios institucionales,
cide en que es una concepción de dos en cuanto a su pertinencia; el fun- considerando las actitudes de todos
construcción colectiva y gradual que cionamiento (quehacer) es evaluado los actores involucrados para lograr di-
integra y articula visiones y demandas en términos de eficiencia; y los logros cho mejoramiento. Esto es válido tan-
diferentes con los valores y propósitos y resultados —ser— son evaluados to para la función docente como para
de la institución educativa. en cuanto a su eficacia. la de investigación y de extensión; asi-

1 Doctora, Docente Facultad de Educación UNSAAC.

104 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Autoevaluación y Acreditación Universitaria

mismo, para las funciones de apoyo cuentas acerca de sus funciones —in- jora propuestos por el comité de au-
como el perfeccionamiento académi- vestigación, enseñanza y extensión toevaluación.
co y, especialmente, la gestión univer- universitaria— y de la gestión que rea- Participación efectiva de sus
sitaria. liza, están obligadas a dar evidencias miembros, quienes deben ser los ver-
Una de las formas para sensibilizar de su calidad acorde a las exigencias daderos protagonistas del proceso,
al mundo académico y facilitar la inno- locales, regionales y nacionales. con cuya participación se logrará re-
vación es justamente la evaluación. La mejora de la calidad de la edu- sultados importantes y duraderos.
Determinar carencias y debilidades es cación universitaria requiere de una Motivación a todo nivel, es de-
un mecanismo eficaz para retroali- cultura y un clima institucional ade- cir, que los actores de la institución o
mentar los sistemas y establecer estra- cuado, asimismo, requiere de una au- carrera están de acuerdo y deseen rea-
tegias de desarrollo institucional, pro- toevaluación que conduzca a una me- lizar la autoevaluación.
moviendo su actualización. jora continua, para lo cual es indispen-
Organismo responsable, —los
Para Jacques L’ecuyer, de Québec sable el compromiso y gestión eficien-
equipos de autoevaluación para cada
– Canadá (2006), se debe evaluar te de sus autoridades y la participa-
unidad deben conformarse con perso-
para mejorar la calidad, descubriendo ción efectiva de los grupos de interés
nas que reúnan competencia técnica,
fortalezas y debilidades y para tomar interno —docentes, administrativos y
disponibilidad y disposición—.
las decisiones necesarias; debe emitir- estudiantes—.
se un juicio de valor sobre la institu- La autoevaluación universitaria es • En cuanto a los tipos de autoe-
ción y sus programas, fundamentado la herramienta más dinámica de ges- valuación, consideran:
en bases sólidas con criterios y están- tión de la calidad, dentro de una cultu- La autoevaluación con fines
dares conocidos y aceptados y tenien- ra de autorregulación, a través del de mejora, es un proceso participati-
do en cuenta la misión y los objetivos cual, una universidad, facultad, carre- vo mediante el cual los miembros de
institucionales. Para Dilvo Ristoff, de ra u unidad de servicios reflexiona sis- una unidad académica diagnostica la
Brasil (2006), evaluar es una forma temáticamente de manera conjunta, calidad de sus servicios y diseña pla-
de restablecer compromisos con la so- responsable y con transparencia acer- nes de mejora pertinentes, tomando
ciedad; de repensar objetivos, modos ca de las funciones que viene realizan- en cuenta requisitos pluridimensiona-
de actuación y resultados; de estudiar, do orientado al cambio y al mejora- les definidos y aceptados por la univer-
proponer e implementar cambios en miento viable. Está basado en crite- sidad y sus principales grupos de inte-
las instituciones y en sus programas; rios preestablecidos —estándares— y rés.
se debe evaluar para poder planificar, tiene carácter voluntario. El proceso La autoevaluación con fines
para evolucionar. de autoevaluación universitaria tiene de acreditación, también es un pro-
En el compendio de la Declaración como objetivo el mejoramiento conti- ceso participativo mediante el cual los
Mundial sobre la Educación Superior nuo de la acción institucional en todas miembros de una unidad académica
en 1998, en su numeral 7, se indica: sus funciones y la rendición social de diagnostica la calidad de sus servicios
“la calidad de la educación superior cuentas relativa al nivel de desempe- y diseña planes de mejora pertinen-
es un concepto multidimensional…” ño institucional. tes, tomando en cuenta estándares de-
y continúa “las instituciones de educa- Consultando la bibliografía espe- finidos y exigidos por el organismo
ción superior de todas las regiones cializada encontramos los principios, acreditador.
han de someterse a una evaluación in- los requisitos, los tipos y las fases de la • Al referirse a las fases de un pro-
terna y externa con transparencia…” autoevaluación universitaria: ceso de autoevaluación, señalan:
En el mismo documento, también • Los principios que guían el pro- Fase inicial, en la que se realiza
se señala que una de las grandes ta- ceso de autoevaluación son de carác- actividades de difusión y convocato-
reas de la educación superior en el si- ter ético y funcional. Los de carácter ria para iniciar el proceso de autoeva-
glo XXI, es “la calidad y la evalua- ético son: la universalidad, la integri- luación. El nombramiento del comité
ción” y dice “el reto de la calidad no dad, la equidad, la idoneidad y la de evaluación interna y capacitación
puede disociarse de la búsqueda del coherencia. Los de carácter funcio- y entrenamiento de este comité. El co-
rendimiento y del establecimiento de nal son: la eficacia, la eficiencia y la mité de evaluación interna o autoeva-
criterios de evaluación. Es convenien- pertinencia. luación tendrá como funciones:
te que esas normas y criterios tomen • Los requisitos para la autoeva- • La conducción de la autoeva-
en cuenta la variedad de las situacio- luación, son: luación.
nes. La necesidad de desarrollar una
cultura de la evaluación es insepara- Decisión institucional, con el • La planificación y administra-
ble de la noción de calidad que, a su respaldo implícito de sus autorida- ción de un cronograma de tareas.
vez, está íntegramente vinculada a des, es decir, que éstas otorguen al • La organización de las distintas
una democratización efectiva del siste- proceso la verdadera importancia, actividades involucradas —talleres,
ma de educación superior” brindando el apoyo político y admi- encuestas, consultas, reuniones de tra-
nistrativo requeridos, y los recursos bajo, entre otros—.
Las universidades, por establecer-
necesarios, tanto para el momento
se en una sociedad cada vez más com- • La redacción y difusión del in-
de la autoevaluación, como para la
petitiva y estar obligadas a rendirle forme de autoevaluación.
implementación de los planes de me-

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 105


Elizabeth Dueñas

• El diseño e implementación de y el año 2002, Costa Rica puso en mar- nificativa para la reforma y mejora-
los planes de mejora. cha el Sistema Nacional de Evaluación miento de este nivel en la región, por-
de la Educación Superior —SINAES— que ha brindado la oportunidad de es-
• Es recomendable que los miem-
y, en regiones como Centroamérica, se tablecer parámetros comunes de cali-
bros del grupo coordinador sean rele- organizó el Sistema Centroamericano dad para la integración de los siste-
vados de sus funciones habituales de Evaluación y Acreditación de la Edu- mas de educación superior y las posi-
para garantizar una adecuada dedica- cación Superior —SICEVAES—; en bilidades de generar acciones que tien-
ción durante el desarrollo del crono- 1998, en el MERCOSUR, se puso en dan hacia la convergencia en un Espa-
grama de autoevaluación. marcha el Mecanismo Experimental de cio Común Regional. Sin embargo,
Fase de análisis, en la que se for- Acreditación de Carreras para el Reco- aún existe una inadecuación de los es-
man equipos de trabajo en las diver- nocimiento de Grado Universitario tatutos, reglamentos y prácticas de las
sas áreas para la recopilación de la in- —MEXA—. En Perú, recién en 2006 se instituciones de educación superior
formación. Se establecen las fuentes pone en marcha el Sistema Nacional en relación con los procesos de asegu-
de verificación como documentos, en- de Evaluación, Acreditación y Certifica- ramiento de la calidad. Existe, ade-
trevistas y encuestas y la formulación ción de la Ca li dad Edu ca ti va más, un importante vacío de criterios
del informe de autoevaluación. —SINEACE— y el Consejo de Evalua- para la evaluación y acreditación de
La literatura especializada también ción Acreditación y Certificación de la la educación a distancia y virtual, fren-
señala que los factores presentes en Calidad de la Educación Superior Uni- te a la invasión masiva por parte de
una autoevaluación deben ser: la ges- versitaria —CONEAU—. servicios de educación superior inter-
tión institucional, las funciones de la En América Latina, a diferencia de nacionalizados por vía presencial y/o
universidad —formación profesional, Europa, hubo un desarrollo casi simul- virtual, que desplazan, en muchos ca-
investigación, extensión universitaria táneo de los procesos de evaluación y sos, a Instituciones nacionales.
y proyección social— y los servicios acreditación, los que han favorecido Cabe resaltar que, en pocos años,
de apoyo y la infraestructura. la integración subregional a partir de se ha realizado un significativo avan-
En América Latina y el Caribe, los un esquema de cooperación interna- ce de la «cultura de la evaluación», a
enfoques predominantes, anteriores a cional y de intercambio. Los avances pesar de la concepción fuertemente
los años 90, en materia de planea- significativos realizados en la mayor predominante de autonomía universi-
miento y desarrollo de la educación parte de los países y en las subregio- taria, considerando que hubo escasa
pusieron énfasis en los aspectos cuan- nes (MERCOSUR, NAFTA, CARICOM resistencia por parte de las institucio-
titativos y en la vinculación con lo eco- y Centroamérica), en cuanto al asegu- nes, de sus actores y de la sociedad ha-
nómico y con lo social, dejando de ramiento de la calidad en la educa- cia los procesos de evaluación y acre-
lado muchas veces la temática vincula- ción superior, deberán consolidarse, ditación de la calidad. Sin embargo, a
da con la calidad de los servicios edu- perfeccionarse y extenderse al resto pesar de sus avances, la “cultura de la
cativos. La década del 90 se constitu- de los países y de las subregiones (Co- evaluación” se va incorporando muy
ye en la década de la calidad de la munidad Andina, por ejemplo). La re- lentamente y de manera desigual en
educación en América Latina, como ciente constitución de la Red Iberoa- las instituciones de educación supe-
también lo ha sido en Europa. mericana para la Evaluación y la Acre- rior, donde predomina una tendencia
La elaboración de una breve síntesis ditación de la Calidad de la Educa- hacia la “burocratización” de los pro-
cronológica respecto a la creación de ción Superior —RIACES—, los traba- cesos de evaluación y acreditación,
los organismos de aseguramiento de la jos del Proyecto ALFA–ACRO —Acre- con características sólo normativas y
calidad en América Latina, muestra ditación para el Reconocimiento Ofi- procedímentales formales, señalándo-
que en México, en 1989 se creó la Co- cial— y de otros proyectos regionales se una excesiva ambigüedad e Impre-
misión Nacional para la Evaluación de de diversas agencias nacionales e in- cisiones en las concepciones y defini-
la Edu ca ción Su pe rior ternacionales constituyen impor tan- ciones de calidad utilizadas.
—CONAEVA—. En Chile, en 1990 se tes avances en esta dirección. Se manifiesta, también, una tenden-
creó el Consejo Superior de Educación En todos los países de la región, los cia a regular con mayor énfasis algunas
destinado a las instituciones privadas procesos de evaluación y acreditación carreras o programas llamados de «ries-
no autónomas (nuevas universidades son implementados por agencias esta- go social», tales como áreas de la salud:
privadas). En Colombia, en 1992 se tales, ya sea que éstas habiliten a otras (medicina y enfermería), ciencias aplica-
creó el Consejo Nacional de Acredita- agencias o que desarrollen ellas mis- das como la agronomía e ingeniería y,
ción —CNA—. En Argentina, en 1996 mas dichos procesos. Por ello, puede en menor medida, derecho, educa-
se creó la Comisión Nacional de Evalua- afirmarse que los procesos de evalua- ción-docencia, psicología, etc. Este plan-
ción y Acre di ta ción uni versi ta ria ción y acreditación de la educación su- teo se constata a nivel regional con los
—CONEAU—. Hacia fines de la déca- perior son responsabilidad principal procesos de acreditación del CSUCA
da del 90 y principios de la actual se ge- del Estado —evaluaciones guberna- —Consejo Superior Universitario Cen-
neraron nuevos organismos y proyec- mentales—. troamericano— y el MERCOSUR. En
tos de evaluación y acreditación univer- La legislación específica sobre edu- el Perú, en el 2006 se ha establecido la
sitaria en otros países (por ejemplo, Uru- cación superior y sobre evaluación y obligatoriedad de la acreditación en las
guay, Ecuador, Paraguay, El Salvador, acreditación dictada en la última déca- facultades de Ciencias de la Salud y
Bolivia y Nicaragua). Entre el año 1999 da, parece constituirse en una base sig- Educación.

106 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Autoevaluación y Acreditación Universitaria

LOS PROCESOS DE 2. ABET–Perú —Accreditation de Educación, otro representante de


AUTOEVALUACIÓN Y Board for Engineering and Techno- la Asamblea Nacional de Rectores
ACREDITACIÓN EN EL PERÚ logy—, institución que fuera creada —Ex–Decano de una Facultad de
para que las universidades de Esta- Medicina— y un representante del
Los procesos de autoevaluación
dos Unidos contaran con un meca- Colegio Médico.
son recientes, a pesar que la Ley Uni-
nismo que les permitiera verificar si Las experiencias peruanas sobre
versitaria actual nº 23733, promul-
están adecuándose rápidamente a autoevaluación y acreditación, se-
gada todavía en 1983,en su artículo
la acelerada evolución de las tecno- gún datos extraídos del Programa
25º, señala que: “Las universidades
logías. Con este motivo, esta organi- de Formación de Especialistas en
están obligadas a mantener sistemas
zación convocó a instituciones em- Ca li dad Uni ver si ta ria, son las si-
de evaluación interna para garanti-
presariales y académicas, invitándo- guientes:
zar la calidad de sus graduados y
las a ingresar al consejo permanente
profesionales”; pero, las autorida- Acre di ta ción Insti tu cio nal:
de ABET – Perú desde el 2002, so-
des universitarias se han resistido a ante acreditadoras extranjeras
bre la base de las carreras de Ingenie-
su cumplimiento, demostrando su • Universidad Peruana Cayeta-
ría Electrónica de las Universidades:
oposición, en otros casos amparán- no Heredia, y
católica, Universidad Peruana de
dose en reglamentos que sobreprote-
Ciencia Aplicada y la Universidad • Universidad Científica del Sur.
gen a las universidades, a partir de
de Ingeniería. • Acreditación de Carreras Pro-
las cuales, se defiende una mal en-
ten di da au to no mía uni ver si ta ria 3. ISO 9000. Este sistema de fesionales:
que linda con el autismo. aseguramiento de la calidad de pro- • Medicina: Universidad Mayor
cesos se encuentra bien posesiona- de San Marcos, Universidad Nacio-
Haciendo una breve revisión de
do en el sector empresarial y, a nivel nal de San Antonio Abad del Cusco,
la participación en procesos de au-
del Esta do pe rua no, ope ra el Universidad Nacional San Agustín,
toevaluación en nuestro país, empe-
INDECOPI, organismo normativo entre otras, ante el CAFME.
zaremos a describir tres iniciativas
que se encarga de establecer las nor-
importantes señaladas por Hugo Na- • Pe rio dis mo: UPC, ante el
mas peruanas para la aplicación de
val —UNESCO: Evaluación y Acre- CLAEP —Consejo Latinoamerica-
las normas ISO. Las universidades
ditación en Educación Superior en no de Acreditación de la Educación
que han asegurado procesos de cali-
America Latina y el Caribe—: en Periodismo—.
dad son: la Universidad de San Mar -
1. El consorcio de universidades, tín de Porres, en sus procesos de ad- • Ciencias de la comunicación:
asociación civil sin fines de lucro, misión, la Católica, en la calidad de Universidad de San Mar tín de Po-
conformada por cuatro universida- su laboratorio de matemática bajo rres, ante el CLAEP.
des principales: Pontificia Universi- la norma ISO/IEC 17025 y para sus
dad Católica del Perú, Universidad • Esto ma to lo gía: Uni ver si dad
ser vi cios ge ne ra les con la ISO Peruana Cayetano Heredia, ante el
Peruana Cayetano Heredia, Univer- 9001:2000; y la Universidad Agra-
sidad del Pacífico y Universidad de CNA —Consejo Nacional de Acredi-
ria, desde 1997 tiene laboratorios tación— de Colombia.
Lima. Este consorcio se propuso, en acreditados.
primer lugar, contribuir al perfeccio- Autoevaluación de Carreras
En 1999, debido a la presión del profesionales con fines de mejo-
namiento institucional mediante la
crecimiento desmesurado de faculta- ra:
autoevaluación del proceso formati-
des de medicina, se formó un equi-
vo y las funciones inherentes a él, • Pontificia Universidad Católi-
po de trabajo bajo el auspicio del Mi-
como son la docencia, la investiga- ca —Carrera de Historia—, Universi-
nisterio de Salud con la participa-
ción y la proyección social. De este dad Andina del Cusco, Universidad
ción del Colegio Médico, la Universi-
modo, se busca la calidad de las insti- Nacional Amazónica de Madre de
dad Mayor de San Marcos, Universi-
tuciones y formar recursos humanos Dios, Universidad Nacional de la
dad Peruana Cayetano Heredia, la
calificados. Amazonia Peruana, Universidad Na-
Academia Nacional de Medicina y
El consorcio ha desarrollado un la Asociación Peruana de Facultades cional de Tumbes, Universidad Na-
modelo que promueve una cultura de Medicina, quienes diseñaron un cional Hermilio Valdizan de Huánu-
de autoevaluación, que orienta a las proyecto de ley, el que posteriormen- co, Universidad Jorge Basadre de
instituciones en la autorregulación y te fue sancionado por el Congreso Tacna.
mejoramiento continuo. Con el fin de la República con la ley 27154, En el año 1994, la Asamblea Na-
de validar este modelo, el mismo fue que paralizó la creación de nuevas cional de Rectores, conciente de la
aplicado a las cuatro universidades facultades de medicina. El CAFME acreditación difundida e implemen-
del consorcio. Publicaron el libro —Comisión para la Acreditación de tada en las universidades de Améri-
“Au toe va lua ción Insti tu cio nal; Ma- Facultades o Escuelas de Medici- ca Latina, acordó crear el Sistema
nual para las Instituciones de Educa- na— quedó constituido como una Nacional de Acreditación Universita-
ción Superior” (Kells 1997) y, recien- entidad autónoma multi institucio- ria, con el encargo de organizar e im-
temente, un Manual para la Autoeva- nal, presidida por un delegado del plementar este sistema. Las activida-
luación de Escuelas de Postgrado Ministerio de Salud, y conformada des desarrolladas contribuyeron a la
(UPCH, 2002). por un representante del Ministerio mejora de los diseños curriculares y

El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009 107


Elizabeth Dueñas

ESTRUCTURA DEL MODELO DE EVALUACIÓN DE LA ANR

DIMENSIÓN FACTORES N° DE VARIABLES

1.1. características de la Universidad 4


I. La Carrera en el Contexto
1.2. Caracteristicas de la Facultad 12
Institucional
1.3. Políticas y programas de bienestar 5

2.1. Currículo 8

2.2. Eneseñanza Aprendizaje 9


II. Proyecto Académico
2.3. Investigación 5

2.4. Extensión 4

3.1. Docentes 7

III. Docentes, Alumnos, Egresados. 3.2. Alumnos 3

3.3. Egresados 3

4.1. Ambientes 8

IV. Infraestructura y Equipamiento 4.2. Biblioteca 5

4.3. Laboratorios y Otras Instalaciones 6


FUENTE: Modelo de autoevaluación con fines de mejora de las carreras universitarias. DGICU-ANR. 2005.

aspectos académicos de las Carreras como proceso de estudio de una ins- Está basado en el informe presenta-
de Medicina, Educación y otras espe- titución o una de sus par tes – Facul- do por los evaluadores externos de
cialidades. La experiencia mostró tad, Escuela Profesional, Unidad de la entidad acreditadora.
que no ha sido fácil introducir una Servicio o Programación, la cual es En el año 2003 se aprueba la Ley
cultura de autoevaluación con fines organizada y conducida por sus pro- General de la Educación Nº28044,
de mejora de la calidad institucio- pios integrantes, a la luz de los fines que señala en su ar tículo 15º, la crea-
nal, debido a una falta de compren- de la institución y un conjunto acep- ción de un organismo encargado de
sión, por un gran sector de la comu- tado de indicadores de desempeño la evaluación, acreditación y cer tifi-
nidad universitaria, de los alcances como referencia. Esta autoevalua- cación de la educación superior, el
y resultados de este proceso. ción da oportunidad a que se refle- mismo que será creado y normado
En el 2002, el pleno de la ANR, xione acerca de la misión de la carre- por ley específica.
acordó la designación de la Comi- ra, a determinar sus for talezas y
En el año 2005, la Asamblea Na-
sión Nacional de Rectores para la áreas a mejorar, para luego estable-
cional de Rectores, a través de la
Acreditación Universitaria, a fin de cer los cambios necesarios a realizar
Di rec ción Ge ne ral de Inves ti ga-
revisar y hacer propuestas de están- como par te de un mejoramiento
ción y Acreditación Universitaria,
dares de acreditación para las univer- continuo. La evaluación por pa-
que dirige la ingeniera Doris Mara-
sidades peruanas, teniendo como res académicos, concluida la au-
vi, lan za la primera edi ción del
misión promover y apoyar las accio- toevaluación, es el siguiente paso
“Modelo de autoevaluación con fi-
nes de las universidades para que és- para la verificación por pares exter-
nes de mejora de las carreras uni-
tas alcancen sus objetivos con los nos nacionales o internacionales del
ver si ta rias”, como re sul ta do de
más altos niveles de calidad; y, es la informe de autoevaluación, ya sea
dos años de trabajo permanente
Dirección de Investigación y Acredi- para iniciar el proceso de mejora
con un gru po de do centes de sig na-
tación la que inicia esta labor difun- continua o con fines de acredita-
dos por sus respectivas universida-
diendo una cultura de calidad y for- ción. La comisión de evaluadores ex-
des. Este modelo de autoevalua-
mulando un modelo de autoevalua- ternos, después de verificar los resul-
ción constituye una referencia para
ción con fines de mejora continua, tados y emitir un juicio sobre la cali-
las ca rreras que se ofrecen en el
que conduzca a la autorregulación y dad de la carrera, emite un informe
país. Fue ela bo ra do to man do
acreditación. Según este modelo, la que será presentado a la entidad
como base el do cumento: “Sis te-
mejora de la calidad puede lograrse acreditadora. La acreditación es
ma Experimental de Educación de
a través de un proceso que compren- el reconocimiento de la calidad de
las Carreras de Ingeniería” de la co-
de tres etapas: I) La autoevaluación, una carrera o de una institución,
misión consultiva de exper tos en in-
II) La evaluación externa por pares otorgado por un organismo compe-
geniería del MERCOSUR educati-
académicos y III) La acreditación. tente. Tiene carácter temporal y re-
vo, de junio del 2001, consideran-
Considerando: la autoevaluación quie re de com pro ba ción teó ri ca.
do las realidades de la enseñanza

108 El Antoniano Nº 114 | Cusco 2009


Autoevaluación y Acreditación Universitaria

DIMENSIONES, FACTORES Y CRITERIOS PARA LA ACREDITACIÓN DE CARRERAS UNIVERSITARIAS

DIMENSIÓN FACTOR CRITERIO INDICADOR

Gestión de Planificación, organización, Planificación Estratégica 5


Carrera Dirección y Control. Organización, Dirección y Control. 9
Proyecto Educativo: Currículo 13
Estrategias de la Enseñanza-Aprendizaje 2
Enseñanza-Aprendizaje Desarrollo de Actividades de Enseñanza Aprendizaje 4
Formación Evaluación de los Aprendizajes y Acciones de Mejora 1
Profesional
Estudiantes y Egresado 8
Investigación Generación y Evaluación de Proyectos de Investigación 7
Extensión Universitaria y Generación y Evaluación de Proyectos de Extensión
8
Proyección Social Universitaria y Proyección Social
Labor de Enseñanza y Tutoría 9
Docentes Labor de Investigación 5
Labor de Extensión Universitaria y de proyección Social 3
Servicios de
Ambientes y Equipamientos para la Enseñanza, Aprendizaje,
Apoyo para Infraestructura y
Investigación. La Extensión Universitaria y Proyección Social. 2
la Formación Equipamiento
Administración y Bienestar
Profesional
Bienestar Implementación de Programa de Bienestar 3
Recursos Financieros Financiamiento de la Implementación de la Carrera. 3