Está en la página 1de 9

Las T.A.A.E.: El acceso a la información en fuentes virtuales.

Internet, bibliotecas y centros virtuales


Fernando Romero Loaiza
Martha Isabel Tobón Lindo

http://www.utp.edu.co/~chumanas/revistas/revistas/rev25/romero.htm

La red de Internet es una herramienta tecnológica y un poderoso instrumento de nuestra


época que debe integrarse a la escuela como un gran aliado para optimizar el proceso de
enseñanza aprendizaje. La posibilidad de un proceso interactivo de información, a través de la
red de computadores, específicamente Internet, páginas Web, revistas electrónicas, libros
virtuales y centros de documentación virtual, permiten ampliar la cobertura y flexibilizar la
educación haciendo posible el acceso a la información a un mayor número de estudiantes. En
esta perspectiva los autores analizan el uso del Internet en la UTP y las bondades del CDV de
la Facultad de Educación.

T.A.A.E.: Tecnologías avanzadas aplicadas a la educación en el siglo XXI

Warren J. Baker (1999) plantea que el empleo de Nuevas tecnologías en la educación engloba
muchos aspectos académico, técnico, administrativo, económico, cultural y aún político. La
revolución digital es tanto técnica como cultural y existe en dos niveles -formatos múltiples
para la creación y almacenamiento de la información en forma de voz, video y datos, y redes
integradas e interactivas para su envío. En el proceso, las limitaciones comunes de tiempo y
espacio se tornan cada vez más irrelevantes para el aprendizaje, o para la vida diaria. Y por
primera vez, las comunicaciones y el aprendizaje pueden basarse en la experiencia sensorial
total que también es interactiva.

Según el autor, la expansión de la tecnología permite a los catedráticos el acceso a las fuentes
de información, lo que puede convertirlos en mejores maestros. Esto puede mejorar el acceso y
las comunicaciones con los estudiantes más allá del aula o la oficina a través de redes
electrónicas. La tecnología puede liberar a los catedráticos de la estandarización, del trabajo de
lecturas intensivas para convertirlos en diseñadores y facilitadores de experiencias de
aprendizaje adecuadas para estudiantes individuales.

¿Cómo se beneficiarán los estudiantes? La tecnología puede mejorar en todos los sentidos
simultáneamente y expandir y enriquecer la experiencia de aprendizaje. Ésta induce a los
alumnos a tener un rol activo en vez de un rol pasivo en el aprendizaje. Puede hacer que el
aprendizaje se realice al propio ritmo del estudiante, más independiente, más personalizado y
que responda a las necesidades especiales de cada uno. Puede proveer grandes oportunidades
de interacción con los profesores, con otros alumnos y con fuentes de información más allá de
los límites del espacio y el tiempo. Aumenta la cantidad y los tipos de información accesible
para el aprendizaje, y multiplica los métodos de entenderla.

Como se puede deducir de los anteriores planteamientos en el nuevo paradigma educativo


(NPE), así como en la implementación de modelos de universidad virtual, es importante la
creación de sistemas en los cuales se combine la tecnología con los principios del aprendizaje,
es decir, la Tecnología Educativa.
Para Pérez (1999), en este contexto, el problema de la Tecnología se hace más complejo, por
cuanto ya no sólo forma parte de las causas que están detrás de esas exigencias (racionalidad
tecnológica, eficiencia, eficacia), sino que requiere su integración en los procesos de formación,
bien sea por necesidades del contexto y las condiciones intra y extra didáctico-pedagógicas de
éstos, o porque la naturaleza de tales procesos así lo demanda, ya fuera en las fases iniciales
(instrumentación) o de progreso o más permanentes (reactualización y desarrollo). (Ramon
Perez, 1999)

En este enfoque de la tecnología educativa ha jugado papel importante lo que se ha


denominado como Nuevas Tecnologías (NT). Cabero (1996) expone que estas denominadas
nuevas tecnologías (NT) crearon nuevos entornos, tanto humanos como artificiales, de
comunicación no conocidos hasta la actualidad, y han establecido nuevas formas de interacción
de los usuarios con las máquinas donde uno y otra desempeñan roles diferentes, a los clásicos
de receptor y transmisor de información, y el conocimiento contextualizado se construye en la
interacción que sujeto y máquina establezcan.

No obstante, el autor considera que en su definición más genérica las NT se han restringido al
vídeo y la informática; que si bien es cierto, que en su momento fueron NT, en la actualidad
son tecnologías tradicionales y usuales, dejando de esta manera fuera, lo que verdaderamente
serían hoy las NT: multimedias, televisión por cable y satélite, CD-ROM, hipertextos, Internet,
Correo electrónico, Chat, videoconferencia.

Esta situación se debe en cierta medida a la dificultad inicial de distinguir formalmente, y no


conceptualmente, entre «tecnologías» y «nuevas» tecnologías de la información. De ahí, que
diversos autores empiecen a utilizar otros términos como el de «tecnologías avanzadas».
Asumiendo esta posible limitación, las definiciones de NT que se han ofrecido son diversas. Así
según Cabero (1996) para Gilbert y otros (1992, 1), hace referencia al «conjunto de
herramientas, soportes y canales para el tratamiento y acceso a la información». Por su parte
Bartolomé (1989, 11, citado por Cabero), desde una perspectiva abierta, señala que su
expresión se refiere a los últimos desarrollos tecnológicos y sus aplicaciones. En esta misma
línea en el diccionario de Santillana de Tecnología Educativa (1991), se las definen como los
«últimos desarrollos de la tecnología de la información que en nuestros días se caracterizan por
su constante innovación.» Castells y otros (1986, citado por Cabero, 1996) indica que
«comprenden una serie de aplicaciones de descubrimiento científico cuyo núcleo central
consiste en una capacidad cada vez mayor de tratamiento de la información». Y como última,
cita el autor la formulada en la publicación de la revista «Cultura y Nuevas Tecnologías» de la
Exposición Procesos, organizada en Madrid por el Ministerio de Cultura: «... nuevos soportes y
canales para dar forma, registrar, almacenar y difundir contenidos informacionales.» (Ministerio
de Cultura, 1986, 12, citado por Cabero).

Aunque estas definiciones aportan algunos hechos significativos consideramos usar el término
de Tecnologías Avanzadas Aplicadas a la Educación (T.A.A.E.) que tiene un significado mas
amplio y que se puede sintetizar en: inmaterialidad, interactividad, instantaneidad, innovación,
elevados parámetros de calidad de imagen y sonido, digitalización, influencia más sobre los
procesos que sobre los productos, automatización, interconexión y diversidad , aprendizaje
personalizado y metacognitivo.

Según Cabero, la inmaterialidad es una de las características básica de las NT, y debe de ser
entendida desde una doble perspectiva: su materia prima es la información, y por la posibilidad
que algunas tienen de construir mensajes sin referentes externos. En líneas generales las NT lo
que hacen es generar y procesar información, como es el caso de la utilización de la
informática; facilitar el acceso a grandes masas de información y en períodos cortos de tiempo,
como son los discos de CD - ROM y el acceso «on-line» a bases de datos bibliográficas;
presentar al usuario la misma información con códigos lingüísticos diferentes, que le permitan
centrarse en los que tiene una mayor predisposición o elegir los que se adecuan más a los
contenidos emitidos, como son los hiperdocumentos; y la transmisión de la información a
destinos lejanos, con costes cada vez menores y en tiempo real, como las videoconferencias.

Masificación, manejo y usos del internet

En la actualidad la Tecnología Avanzada Aplicada a la Educación (TAAE) mas generalizada, es el


Internet desarrollado en la década de los sesenta por Leonard Kleinrock. El Internet ha tenido
una gran acogida la cual ha ido creciendo en el tiempo. En las diversas zonas del mundo la red
sigue creciendo. Por ejemplo, Suecia alcanzó en el mes de marzo los cuatro millones de
internautas, mientras en Japón ya son 21 millones los internautas. Taiwan, siguiendo la
tendencia mundial, es también testigo del fuerte aumento del uso de Internet entre la
población. En este país el 17% de los jóvenes mayores de 15 años es internauta. La mitad de
todos los hogares australianos, 3,5 millones, tenían un ordenador personal y un cuarto de ellos
(1,7 millones) tenían acceso a Internet en noviembre del pasado año, según una estimación del
Australian Bureau of Statistics (ABS).

La tecnología puede liberar a los catedráticos de la estandarización, del trabajo de lecturas


intensivas para convertirlos en diseñadores y facilitadores de experiencias de aprendizaje adecuadas
para estudiantes individuales.

La información analizada señala que en América Latina se cuenta con más de veinte grandes
portales en español, cinco en portugués, y cerca de mil servidores de acceso a Internet para
conectar a los usuarios mediante módem telefónico. Brasil tiene el 55% del mercado total de
usuarios de Internet en América Latina y, según las estimaciones del presidente de la
Asociación de Medios Interactivos (AMI), Antonio Rosa Neto, este país, que actualmente tiene
6,8 millones de internautas, contará a finales de año con diez millones de usuarios. Esto sin
contar que desde hace cinco años los brasileños pueden hacer la declaración sobre la renta por
Internet; el año pasado el 85% de los 11,5 millones de brasileños que pagan impuestos
federales lo hizo electrónicamente, lo que le ahorra unos 500 millones de dólares al gobierno.

Colombia, un país de 40 millones de habitantes, es un territorio casi virgen para la Internet1 .


Se entiende como mercado en línea el número de usuarios a Internet que existe hoy en
Colombia: 661.000 de acuerdo con las cifras de International Data Corporation (IDC). Esta cifra
crece, en un escenario base, a una tasa anual del 16% lo que indicaría que, al cabo de 15
años, el mercado sería de 6 millones de usuarios en la red. Si el crecimiento es de 25%, el
mercado pasaría de los 18 millones.

Sobre los patrones del uso de Internet en los colombianos (1) el 17% utiliza la red para hacer
consultas, 16% para sesiones de conversación (chats), 15% para hacer compras y el 14% para
lectura.

El perfil de los usuarios en Internet para Colombia es: (2)

Horas promedio en línea por semana : 8,9%

Han comprado en línea en el pasado : 38%

Promedio de edad (en años) : 28

Promedio tiempo que han usado internet en años : 1,7 %


Las cifras de diversos estudios demuestran que Internet no para de crecer. En el 2003 el
número de usuarios de Internet habrá aumentado un 400 por ciento. En América Latina, a
pesar de la falta de unanimidad en los datos, también se espera un crecimiento en el número
de usuarios, conexiones y densidad de computadores personales. El banco de negocios Morgan
Stanley asegura que el número de usuarios de Internet en Latinoamérica será de 36,7 millones
en el 2003 y de 87,3 millones en el 2010, frente a los 8,6 millones con que se cerró 1999. Por
su parte, International Data Corp. estima una cifra de 19 millones para el 2003; mientras un
análisis de Jupiter Communications prevé 66,6 millones de usuarios para el 2005.

El acceso gratuito se sigue extendiendo por varios países de América Latina como Argentina,
México, Chile, Brasil y pronto llegará a Colombia, Ecuador y Perú. Se espera que después del
2001 la conectividad en América Latina y la rapidez de las conexiones se multiplique por 10
gracias a la red de cable de fibra óptica de dos millones de dólares que la compañía Global
Crossing está construyendo por toda Sudamérica (3)

El auge que a escala mundial han alcanzado las comunicaciones ha sido propiciado por el
desarrollo de la informática y la telemática, las cuales constituyen nuevas formas de gerenciar
la información y el conocimiento y enriquecen las prácticas pedagógicas y científicas del
sistema de educación superior.

El impacto que ejercen las permanentes innovaciones tecnológicas a través del uso de satélite,
la simulación, los multimedios, las redes electrónicas, los nuevos medios de generación y
transmisión de información visual, gráfica y documental, deben igualmente modernizar los
estilos de aprendizaje y permear todo el sistema educativo.

Ahora bien, teniendo como base que la tendencia futura en la educación es hacia un empleo
intensivo y extensivo de los medios virtuales, la red de internet es una herramienta tecnológica
y un poderoso instrumento de nuestra época que debe integrarse a la escuela como un
componente fundamental para acercarse a una educación de calidad.

Manejo y utilización del internet en la U.T.P.

Con el fin de conocer las tendencias en cuanto al manejo y la utilización del Internet en la
Universidad Tecnológica, se realizó un estudio exploratorio, a 120 estudiantes de ingeniería
industrial de la UTP, en los semestres comprendidos entre 8º, 9º y 10º. El estudio arrojó las
siguientes conclusiones:

Las herramientas básicas utilizadas por el Internet, como lo son el correo electrónico y el Chat
son los mas utilizados y conocidos, entre tanto los tableros colaborativos (4) (roundtable) aun
son muy poco explorados para los estudiantes. Se ha observado que el término realidad virtual,
el cual corresponde al término macroscópico que envuelve a la red de información mundial y a
los medios multimedia, es muy conocido pero pocos conocen su definición real.

A pesar de que los medios computacionales y de telecomunicación se han ido masificando, el


promedio de la población encuestada aun no tiene acceso directo a un computador, y si lo
tienen, la mayoría no poseen conexión a Internet.

Al realizar este mismo estudio con 25 estudiantes de Segundo semestre de la licenciatura


Infantil de la UTP, encontramos que sólo el 24% poseen computador y sólo el 16% impresora y
conexión con Internet el 8%. Sin embargo, chatean el 92%,emplean el correo electrónico el
72% de la muestra. Estos datos nos señalan que los estudiantes tienen acceso a los
computadores en la UTP o con los amigos. Los resultados también coinciden con los anteriores,
los estudiantes de Infantil al igual que los de Ingeniería industrial, emplean más el correo
electrónico y el Chat.

En un estudio exploratorio realizado con 14 profesores de la Facultad de Educación de la UTP,


en el cual se exploro los usos del Internet ,y la aceptación de estos medios en la enseñanza, se
obtuvieron los siguientes resultados (5) . Con relación al tablero colaborativo el 64.28% de la
muestra observada no lo han usado. Referente al chat el 35.7% de la muestra no lo emplea
habitualmente. 14.28% lo utiliza una vez por semana, 7.14% de 3 a 4 veces por semana, 0%
de 3 a 4 veces cada 15 días, 14.28% de 3 a 4 veces cada mes.

Con relación al correo electrónico 21.42% nunca lo han usado, 14,28% lo usan una vez por
semana, 35.71% lo usan de 3 a 4 veces por semana, 7.14% lo usan de 3 a 4 veces cada 15
días, 7.14% lo usan de 3 a 4 veces cada mes.

Las dificultades más frecuentes que se le presentan al estudiante o al profesor de la UTP son:
La lentitud de la red y la dispersión de la información.

Al analizar el empleo del Internet como medio de formación, tenemos que en un 20%
predomina el manejo de la tiza y el tablero y el 22% el material bibliográfico fotocopiado o de
biblioteca. Se puede inferir que el uso del Internet como medio de formación o de fuente de
información, no es aun la estrategia de mayor empleo por los docentes ni por los estudiantes.
No obstante el 78.57% de los docentes manifiesta conocer el uso pedagógico y académico de
las nuevas tecnologías de la educación. El 85.71% están de acuerdo en que es de gran
importancia la actualización o capacitación en las nuevas tecnologías de la educación.

El impacto que ejercen las permanentes innovaciones tecnológicas a través del uso de satélite, la
simulación, los multimedios, las redes electrónicas, los nuevos medios de generación y transmisión
de información visual, gráfica y documental, deben igualmente modernizar los estilos de aprendizaje
y permear todo el sistema educativo.

Se puede concluir que la herramienta más usada por las personas encuestadas es el correo
electrónico y su frecuencia de uso más alta es de 3 a 4 veces por semana; frente a los tableros
colaborativos y el chat; siendo el primero el menos conocido.

El 92.8% de los profesores manifiestan estar capacitados para el manejo de Internet, sin
embargo, no existen “reglas” claras para la búsqueda de información requerida, lo cual implica
tener disponibilidad de tiempo, sumándosele a esto la lentitud de los servidores cuando la red
se encuentra muy congestionada. Estos aspectos pueden influir negativamente cuando se trata
de crear hábitos de consulta, estudio e investigación a través de Internet.

Se presenta buena disposición frente al cambio al aceptar: la gran importancia de las nuevas
tecnologías en la educación, interés frente a la actualización y la disposición de capacitación;
pero actualmente sólo un 11% utilizan la Internet como un medio para transmitir el
conocimiento a sus estudiantes. Por tanto esto indica que aunque exista una buena aceptación
de las TAAE no hacen parte del proceso enseñanza-aprendizaje.

Acceso y almacenamiento de la información

El acceso y el almacenamiento de la información en Internet, bibliotecas y centros de


documentación virtuales plantea diversos problemas técnicos. A este respecto Ferran Jorba
(1999) en un artículo acerca de las bibliotecas virtuales, señala que tradicionalmente los
editores editan, los intermediarios distribuyen, y las bibliotecas compran y sirven a sus
usuarios los documentos en papel necesarios para desarrollar su labor. Pero con la llegada de
los formatos digitales, los editores editan, distribuyen, quieren suprimir a los intermediarios y
servir directamente a la comunidad usuaria de las bibliotecas.

La tendencia de buena parte de los editores de revistas científicas que disponen de versión
digital de sus publicaciones es ofrecer, bajo contrato, acceso a estos documentos desde su
servidor Web. Los usuarios de cada universidad o centro de investigación tienen que conectarse
a cada uno de los catálogos de los editores para consultar los artículos. La interfaz de usuario
es propia de cada editor, igual que sus posibilidades de búsqueda y navegación. A medida que
el número de editores aumenta, mayor es la dispersión del fondo bibliográfico de la biblioteca,
también mayor es la diversidad de tipos de acceso para los usuarios, y menores las garantías
de suficiencia de información al efectuar las búsquedas bibliográficas. Los usuarios tienen que
memorizar cuál es el editor de cada revista y aprender las interfaces de cada uno de ellos.

En cuanto al almacenamiento de la información, Amat (1999) señala que considerados


globalmente, el conjunto de distribuidores y bases de datos accesibles online, sucesores
directos del esquema esbozado, han dominado durante casi 30 años la recuperación de
documentos en campos aparentemente tan dispares como la información científica y técnica, la
documentación legislativa y jurídica y la información de actualidad. Una serie de características
son comunes a los referidos servicios, a pesar de su contenido heterogéneo, y también delatan
algunas de sus limitaciones.

Para el autor, los sistemas mencionados han trabajado inicialmente con representaciones
estructuradas de documentos impresos. Sólo el aumento en la capacidad de los dispositivos de
almacenamiento permitió la distribución de bases de datos a texto completo, especialmente en
los ámbitos legislativo y jurídico y en los de información de actualidad. Por lo que respecta al
sector de la información científica y técnica, sigue estando constituido mayoritariamente por
bases de datos referenciales o servicios de resúmenes. Diversas agencias se ocupan del acceso
efectivo al documento original o su reproducción, por el cual hay que pagar.

Según este autor, los documentos representados en las bases de datos son, en su inmensa
mayoría, de tipo textual. Sólo poco a poco productores y distribuidores comienzan poner en
marcha dispositivos que permitan la representación, el almacenamiento y la recuperación de
los elementos gráficos que contiene.

Subsiste el esquema que sitúa en fases sucesivas a productores y distribuidores de bases de


datos. Por otra parte, se ha observado tradicionalmente una tendencia hacia la especialización
a nivel de la producción de bases de datos documentales. MEDLARS, Psycinfo, Compendex,
Lexis, BIOSIS son sólo algunos ejemplos de sistemas dominantes en campos de conocimiento o
de información especializados.

Citando a Clifford Lynch, Amat (1999) tipifica la variada gama de objetos, servicios y flujos de
información digitales distribuidos en Internet en dos grupos principales. En primer lugar,
distingue los innumerables ficheros almacenados como archivos en muchos servidores,
accesibles a través de protocolos como FTP y HTTP y que representan textos, imágenes, audio
o vídeo digital o programas ejecutables. Se añade a lo anterior, recursos de un segundo tipo:
los grupos de noticias y las listas de discusión, soportados por protocolos de transporte más
especializados como NNTP (Network News Transfer Protocol) o IRC (Internet Relay Chat). Las
páginas Web y los programas son simples colecciones de bits interpretables como texto ASCII o
objetos binarios, al igual que los mensajes de correo, las noticias o las listas. Recientemente,
un conjunto de normas de etiquetado (Multipurpose Internet Mail Extensions) ha permitido la
transmisión, junto con los mensajes, de objetos digitales. A medida que se desarrolla el
lenguaje HTML, también se enriquecen las páginas Web para adoptar la categoría de
documentos compuestos.

El segundo grupo de recursos está representado por servicios interactivos accesibles a través
de protocolos de emulación de terminal normalizados (Telnet, X Windows) o programas cliente
servidor especializados que emplean protocolos propietarios (como los clientes de servicios
online). Gracias al empleo de pasarelas o «traductores», es posible incluir en este grupo a los
servicios interactivos basados en SQL.

Por último, existen flujos de información efímera, que adoptan la forma de videos, audios,
conferencias y otros recursos procedentes de diversas fuentes. Estas fuentes, análogas a
emisiones de radio o televisión, se transmiten a través de Mbone (Multicast Backbone).

En cuanto a los espacios de contenencia de la información, Amat (1999) citando a Mauldin,


formula una distribución de contenidos informativos en un espacio global del que Internet es
sólo una parte. El espacio Web, representado por la información accesible a través del
Protocolo de Transferencia de Hipertexto (HTTP), como el espacio gopher, el que corresponde
al protocolo de transferencia de mensajes de correo (SIMP) y el de transferencia de ficheros
(FTP) se encontraría dentro de los llamados servicios propios de Internet. En contraste, el
espacio de la información estructurada en bases de datos (SRIe), de las que una parte son
accesibles a través de servidores WAIS, sustrae sus contenidos a la Red, por muchas pasarelas
que se hayan diseñado para su consulta. Los grupos de discusión o grupos USENET tampoco
están totalmente integrados en ese espacio informativo público que representa Internet, en la
medida en que muchos de ellos se circunscriben a servicios online o redes privadas
restringidos. El concepto de una red distribuida como un espacio informativo, que Lynch
considera todavía en desarrollo, resulta de interés en el sentido en que desplaza el énfasis
hacia los contenidos.

El primer elemento de contraste con el entorno de los documentos tradicionales y sus sistemas
de acceso se basa en la naturaleza de los documentos. Frente a la abrumadora mayoría de las
representaciones estructuradas de documentos textuales en el espacio de las bases de datos,
Internet contiene documentos digitales íntegros codificados en una gran variedad de formatos.
Los textos en diferentes juegos de caracteres ASCII, los ficheros audibles en formatos MIDI o
WAV, las imágenes fijas GIF, JPEG, NEGF, las imágenes en movimiento AVI, MOV, MPEG o
Quicktime son sólo algunos de los ejemplos más recurridos. Por lo que respecta a los textos,
los formatos PDF y PostScript conviven con documentos preparados con diversos programas de
procesamiento de texto.

Además, los documentos de Internet son compuestos. La información en ella contenida se


combina en su preparación y en su visualización con diferentes códigos. Apenas pueden
encontrarse páginas de Internet donde no coincidan caracteres textuales y representaciones
gráficas.

La inexistencia de tradición y de concentración de distribuidores de información a través de


Internet, junto con la gran diversidad de los soportes han causado una gran heterogeneidad en
la estructura de los documentos. Esta heterogeneidad contrasta sobremanera con la poca
variabilidad de los documentos y sus representaciones en el ámbito de las bases de datos. Es
cierto que algunos documentos electrónicos, especialmente los de tipo transaccional basados
en los protocolos SMTP y NNTP, cuentan con elementos obligados: el autor de un mensaje o un
artículo, el receptor... Pero la gran mayoría de los documentos generados mediante HTML,
abrumadores en número en la Red, no contienen metainformación de forma sistemática y ni
siquiera cuentan con las mismas marcas en todos los casos. Es el caso de las consultas cuando
se digita una palabra o una frase a un buscador, se obtiene una gran cantidad de páginas
«untitled». (6)

En este orden de ideas, un centro como el Centro de Documentación Virtual (CDV)7 de la


Facultad de Educación de la UTP, tiene como objetivo ofrecer una forma de almacenaje de
información en un formato electrónico HTLM susceptible de acceder a él, a través de la Red, es
decir, su objeto no es simplemente cambiar un medio físico, el papel por medio magnético. Sin
embargo, como lo sugieren los estudios exploratorios, se puede concluir que mientras se
masifica la tenencia de computadores, el almacenaje en medios físicos como disquetes y CD,
siguen manteniendo importancia.

A diferencia de algunas revistas electrónicas y bancos de datos, la información del centro


estará en texto completo combinados entre fotografías y gráficas, bajo un formato GIF y JPEG
para mayor velocidad de acceso del usuario. Sin embargo, aún falta determinar los aspectos
legales de la publicación de textos, como tesis de grado de pregrados y postgrados que según
la reglamentación son autoría de los estudiantes. A diferencia de mucha de la información
existente en el Internet en la cual los derechos de autor se han diluido.

Por otra parte, como centro especializado evita el manejo de información inútil, pues la
información académica generada por una Facultad consta de tesis, artículos de revistas,
investigaciones de profesores, trabajos de los años sabáticos, lo cual le confiere unas
características muy focalizadas en las temáticas disciplinares de la especialidad. Por otra parte
éstos documentos en su mayoría han pasado por procesos previos evaluati-vos tanto de
cumplimiento de objetivos como de calidad académica. Sin embargo, no se puede decir lo
mismo de aquella información que se almacena de otras fuentes como es la de Internet. Esto
sugiere procesos previos tanto de utilización de programas, organización temática bibliográfica,
como determinación de las fuentes de donde proviene la información y su correspondiente
Copyright.

Además de la insuficiente masificación en cuanto a la tenencia de computadores en los


estudiantes, una de las principales dificultades para que un Centro de Documentación Virtual
haga un uso intensivo del stock information, son las prácticas de enseñanza de los docentes
que el estudio exploratorio nos ha insinuado. Se requiere en este orden de ideas incluir, el
tiempo de búsqueda de información, la navegación, el chateo, el roundtable, como nuevas
actividades curriculares en la formación de los estudiantes. Como una ventaja resultante de la
implementación de formatos electrónicos, se puede señalar la reducción de los costos
complementarios que trae consigo el empleo de la fotocopia, como el principal medio de
recuperación de información de libros: el estudio exploratorio señala que los estudiantes
encuestados gastan en promedio entre $15.000 y $20.000 al mes.

NOTAS
(1) Dato suministrado por Eduardo Pizano, presidente de la estatal Empresa Nacional de Telecomunicaciones.

(2) Estudio realizado por The Media Edge

(3) Datos tomados de El Espectador, Sección Económica; Lunes 17 de Abril de 2000

(4) Fuente: Time, marzo 31 del 2000

(5) Tablero colaborativo: Sitio en la Internet que permite entrar a discusión sobre un tema específico
(6) Esta muestra se llevó a cabo con profesores de planta, los cuales constituyen el 50% de una población de 28 profesores.

(7) En este sentido, los potenciales usuarios requieren de entrenamiento para la obtención de información

(8) Es un proyecto de conversión de información que se encuentra en la Facultad de Educación de la UTP, para efectos
investigativos y de aprendizaje en los estudiantes.

BIBLIOGRAFIA
AMAT, Carlos Benito. (1999) Recuperación en Internet: Cuatro modelos complementarios y una agenda para su integración.
http://www.rediris.es/rediris/boletin/48/enfoque2.html

BAKER, Warren. La Universidad Virtual y su Importancia en la Educación Superior. Universidad Politécnica Estatal de California.
San Luis Obispo. Business Technology, No 58, p. 33, febrero de 2000 El Mundo de los Negocios - Tecnología – Julio 19 de 1999
El Tiempo. Sección económica, lunes 17 de Abril de 2000

JORBA, Ferran. (1999). Decomate II: Un modelo unificado para una biblioteca digital distribuida. Servei d’Informàtica.
Universitat Autònoma de Barcelona. http://www.bib.uab.es/decomate2,

PÉREZ PÉREZ, Ramón. (1999) Medios y Tecnología Educativa en el siglo XXI. Departamento de Ciencias de la Educación.
Universidad de Oviedo. En: Quaderns Digitals. Revista Dinero, No 107, p. 88, Mayo 12 de 2000 Revista Internet.com.
Comunicaciones. Año 2 número 9. 1997 Revista Time, Marzo 31 de 2000

ROMERO LOAIZA, Fernando y TOBON LINDO, Martha Isabel. Proyecto Centro de documentación virtual de la Facultad de
Educación – CDV-, 1999

ZAPATA FRANCO, Julio César y TOBON LINDO, Martha Isabel. Ambiente virtual, otra opción para la enseñanza de la Ingeniería
Industrial de la Universidad Tecnológica de Pereira. Proyecto de grado, 2000

CABERO ALMENARA, Julio. (1996). Nuevas Tecnologías, Comunicación y Educación. En, EDUTEC. Revista electrónica de
tecnología educativa. Nª 1, Febrero.http://www.ull.es/departamentos/didinv/tecnologiaeducativa/doc-cabero.htm

Derechos Reservados Revista de Ciencias Humanas -


UTP
Copyright © Pereira -Colombia - 2001
Ultima Modificación, Junio de 2001
Webmaster : Ingrid Galeano Ruiz
Diseño: César Augusto González