Está en la página 1de 138

GEOMINAS

VOLUMEN 46, N° 77
DICIEMBRE 2018

Registrada en: EBSCO; Latindex: Folio 15333; Revencyt: RVG003;


Fonacit: Reg2006000013; Periódica; GeoRef Titles; ICSU Navigator database: UDC: 624.131.1, 549;552.08
Consejo editorial
José Herrero Noguerol
Editor-Coordinador
Universidad de Oriente. Venezuela

Rubén N. Zambrana M.
Universidad Nacional Siglo XX. Bolivia

Fernando J. Martínez O.
Universidad de Chile. Chile

Ramón G. Pérez V.
Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio
Echeverría. Cuba

Williams Méndez
Universidad Técnica de Manabí. Ecuador

Jesús Ruíz Careaga


Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. México

Jean Pasquali
Universidad Central de Venezuela. Venezuela

Shalimar Monasterio
Universidad del Zulia. Venezuela

Marco T. Cardozo R.
Universidad Nacional Experimental de Guayana. Venezuela

Jesús Medina
Instituto Universitario Tecnológico del Estado Bolívar.
Venezuela

María Sindoni
Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas. Venezuela

Ángel R. P. Paulo G. C.
Fundageominas. Venezuela
El boletín GEOMINAS es una publicación
cuatrimestral de la Escuela de Ciencias de la Tierra
de la Universidad de Oriente, a través de la
Fundación de Egresados y Amigos de la Escuela de
BOLETÍN N° 77 DICIEMBRE 2018 Geominas de la Universidad de Oriente
(FUNDAGEOMINAS); es publicado desde 1964.
GEOMINAS se edita con la visión de promover y
estimular la investigación científica en las geociencias
COMISIÓN DIRECTIVA
y difundirla para contribuir con el conocimiento global.
Francisco Monteverde, Rosario Rivadulla, Víctor González, GEOMINAS es una revista multidisciplinaria cuya
Javier Ramos, Dafni Echeverría, Pedro Gamboa especialidad son las geociencias, siendo sus temas
prioritarios los geológicos, mineros, geotécnicos, de
recursos naturales, ordenación territorial, energía,
COMISIÓN ASESORA ecología y ambiente.
GEOMINAS publica artículos, ensayos, entrevistas y
Vicente Mendoza, Galo Yánez, Guillermo Tinoco M., Manuel comunicaciones originales, con primacía en las áreas
Funes A., Pedro Elías Lezama P. prioritarias de la revista.
El contenido de las publicaciones es de la entera
responsabilidad de sus autores, y de ninguna manera
Fotografía del boletín, ni de FUNDAGEOMINAS, ni de la
Joheno
Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de
Oriente.
Traducción Los autores han aceptado que sus aportes a
Pedro Gamboa GEOMINAS no han sido publicados ni enviados a
otros órganos de difusión de cualquier tipo.

Diagramación y digitalización
Ángel R. P. Paulo G. C.

Portada COMISIÓN DE ARBITRAJE


Diseño original por Lozaiga, desde 1964
Raquel Alfaro Fernandois
(Universidad de Chile, Chile)
Direcciones:
Pío Callejas
Boletín GEOMINAS. Escuela de Ciencias de la Tierra de la (Instituto de Cerámica y Vidrio, España)
Universidad de Oriente. Campo universitario La Sabanita. Ciudad
Jesús Martínez Martínez
Bolívar. Edo Bolívar. Venezuela. http://www.scribd.com/geominas y
(Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, España)
http://issuu.com/geominas
Joseph M. Mata Perello
(Universitat Politècnica de Catalunya, España)
e-mails: Enrique Orche García
revistageominas@gmail.com, fundageominas@gmail.com y (Universidad de Vigo, España)
fundag@cantv.net Juan Carlos Sánchez M.
(Panel Intergubernamental para el Cambio Climático,
Venezuela)
Franco Urbani
PUBLICACIÓN ARBITRADA (Escuela de Geología, Universidad Central de
Venezuela)
Ángel Andara
Registrada en: (Universidad de Los Andes, Venezuela)
EBSCO René Pravia López
Latindex (Universidad de Oriente, Venezuela)
Revencyt
Carlos Grús
Fonacit
(Universidad de Oriente, Venezuela)
PERIÓDICA
Iván J. Maza
GeoRef Titles
(Universidad de Oriente, Venezuela)
ICSU Navigator database
Julio Pérez
(Universidad de Oriente, Venezuela)
ISSN: 016-7975 David Pérez H.
Depósito Legal: pp 196403BO252 (Consultor independiente, Venezuela)
Alfonso Quaglia
(Inter-Rock, USA, LLC., Estados Unidos de América)
Edición financiada por: Miguel Ángel Rivas
(Consultor independiente, Venezuela)
Edixon Salazar
(Universidad de Oriente, Venezuela)
Horacio Vera M.
(Universidad de Oriente, Venezuela)
Hilmig Viloria
El material contenido en esta revista puede ser reproducido sin autorización (Universidad de Oriente, Venezuela)
alguna, siempre y cuando se mencione expresamente la fuente
Volumen 46, N° 77, diciembre 2018

139 Sismología
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Primera parte: estimación de intensidades.
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. First part: assignment of intensities.
Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Primera parte: estimativa das intensidades.
Alejandra Leal G., Raquel Vásquez S., José A. Rodríguez, Franck Audemard M.
225 Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Segunda parte: cálculo de los parámetros de la fuente.
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. Second part: calculation of source parameters.
Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Parte dois: cálculo dos parâmetros da fonte.
Raquel Vásquez S., Alejandra Leal G., José A. Rodríguez, Franck Audemard M.Ambiente
155 El comportamiento socio ambiental como factor en la inversión de los proyectos mineros en la provincia de Lucanas y Sucre,
región de Ayacucho, Perú.
Environmental partner behavior as a factor in the investment of mining projects at Lucanas and Sucre provinces, Ayacucho region, Peru.
O comportamento sócio-ambiental como um fator no investimento de projetos de mineração na província de Lucanas e Sucre, região de
Ayacucho, Peru.
Jaime Alberto Huamán Montes
179 Calidad físico-química, bacteriológica y densidad de bacterias sulfato-reductoras en aguas residuales de plantas de tratamiento
del estado Nueva Esparta.
Physico-chemical and bacteriological quality, and sulfate-reducing bacteria in wastewater of treatment plants at Nueva Esparta state.
Qualidade físico-química, bacteriológica e densidade de bactérias redutoras de sulfato em águas residuais de estações de tratamento no
estado de Nueva Esparta.
P. J. López G., J. Rodríguez, W. Fermín, J. Y. López, L. Ávila, E. Martínez, J. Barreto
163 Geofísica
Modelado gravimétrico-magnético de la región Farriar-Morón, Venezuela.
Geophysical modeling of Farriar-Moron region at Yaracuy and Carabobo states, Venezuela.
Modelagem Gravimetrico-magnético da região Farriar-Moron, Venezuela.
Ignacio Mederos, Inírida Rodríguez
183 Botánica
Hipótesis de filogenia para la familia Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, con respecto a Abolbodaceae Nakai (1943).
Utilizando el marcador RBCL y Welwitcshia mirabillis como grupo externo.
Hypothesis of filogenia for the family Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, respect to Abolbodaceae Nakai (1943). Using RBCL marker
and Welwitcshia mirabillis as an external group.
Hipóteses de filogenia para família Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, sobre Abolbodaceae Nakai (1943). Usando o marcador
mirabillis RBCL e Welwitcshia como desviante.
Habib A. Tajan M.Agronomía
189 Evaluación del efecto de dos sistemas de labranza sobre el rendimiento, sus componentes y la calidad de la fibra de algodón
(Gossypium hirsutum L.).
Evaluation of the effect of two tillage systems on yield, its components and the quality of cotton fiber (Gossypium hirsutum L.).
Avaliação do efeito de dois sistemas de plantio direto sobre o rendimento, seus componentes e a qualidade da fibra do algodão (Gossypium
hirsutum L.).
Aniceth Reina, Manuel Guzmán, Jesús Ávila M., María M. Anzalone
219 Uso de materia orgánica para formar sustratos en plantas de café (Coffea arabiga L.) que mejoren su desarrollo en la fase de
vivero 2. Ganancia de peso seco y variación en la composición química del sustrato, capacidad de almacenamiento de
humedad.
Use of organic matter to form substrates in coffee plants (Coffea arabiga L.) that improve their development in the nursery stage 2.Increased
of dry weight and variation in the substrate chemical composition, moisture storage capacity.
Uso de matéria orgânica para formação de substratos em cafeeiros (Coffea arabiga L.) que melhorem o seu desenvolvimento na fase de
viveiro 2. Ganho de peso seco e variação na composição química do substrato, capacidade de armazenamento de umidade.
Dayana Arroyo, Pedro Salazar, Ronald Jiménez, Jesús Ávila M.
195 Concentración de minerales
Determinación del grado de recuperación metalúrgica de vanadio (V) contenidos en las arenas de relaves producidas en la
pequeña minería de oro, en el sector Las Claritas, municipio Sifontes, estado Bolívar.
Determination of degree of metallurgical recovery of vanadium (V) contained in tailings sands produced in small gold mining, at Las Claritas
sector, Sifontes municipality, Bolivar state.
Determinação do grau de recuperação metalúrgica de vanádio (V) contido nas areias de rejeitos produzidos na mineração artesanal de
ouro, em sector Las Claritas, município de Sifontes, estado Bolivar.
Víctor González, Yarulsi García, Gisela SilvaEstabilidad de taludes
201 Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación Loma Redonda, sistema teleférico de Mérida, Venezuela.
Geotechnical analysis for erosion control in Loma Redonda station, cable car system of Merida, Venezuela.
Análise Geotécnica para o controle da erosão na Loma Redonda, estação de sistema de teleférico de Mérida, Venezuela.
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno
211 Geomorfología
Geomorfología de antiguos sistemas de humedales de la subcuenca alta de rio Chama, San Rafael de Mucuchíes, Mérida -
Venezuela: Estudio de caso.
Geomorphology of ancient wetland systems of upper sub-basin Chama river, San Rafael de Mucuchies, Merida - Venezuela: Case study.
Geomorfologia dos antigos sistemas de zonas húmidas na bacia da rio Chama, San Rafael de Mucuchíes, Mérida - Venezuela: estudo de
caso.
J. E. Sánchez, O. Guerrero, K. Montilva, E. Mattie
239 Geología de superficie
Levantamiento geológico de superficie de la zona comprendida entre el sector La González y San Juan de Lagunillas, municipio
Sucre, estado Mérida.
Geological survey of the zone comprised between La Gonzalez and San Juan de Lagunillas sector, located in Sucre´s town, at Merida state.
Levantamento geológico da área entre o setor de La González e San Juan de Lagunillas, município de Sucre, estado de Mérida.
Diana Chourio, Andrea Vielma, Patxi Viscarret
Panorámica ambiental
194 7 ideias para reduzir o consumo de plástico no dia a dia.
200 7 facts on the oil sands and the environment.
245 Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente.
255 100 ways to personally help the environment.
257 8 fotos impactantes del cambio climático que te van a hacer reflexionar.
259 Mitigação do clima tem um aliado sem reconhecimento ou direitos territoriais: os povos indígenas dos países tropicais.
EDITORIAL
Situación crítica del agua en Venezuela
El 97 % de agua del mundo es salada, del resto solo 1 % es accesible. Uno de cada 5 habitantes no
tiene acceso a ella. Apenas 13 % es la cantidad de agua disponible en ríos, lagos y otros cuerpos de
agua. Se estima que para el año 2050, casi 4.400 millones de los 10.000 millones se verán afectados,
con un déficit crónico de 40 %. Según la UNESCO el cambio climático será responsable de +/- 20
% del incremento de la escasez global de agua. Agua contaminada puede transmitir: diarreas, cóle-
ra, disentería, tifoidea y poliomielitis. Las diarreas, por agua contaminada, provocan más de
500.000 muertes al año. Caso de la esquistosomiasis (240 millones), enfermedad grave y crónica.
Cada año mueren 12,6 millones de personas a causa de la insalubridad del medio ambiente (OMS),
afirmando que con menos de 20 litros por persona por día, es insano vivir.
Los artículos 83 y 84 de la Constitución de Venezuela y el artículo 25 de la Carta Universal de los De-
rechos Humanos consideran el acceso al agua como derecho fundamental. Unicef señala estar pro-
fundamente preocupado por las estadísticas sobre mortalidad materno infantil publicadas en Vene-
zuela. Según el censo nacional e Hidroven, el servicio de agua potable no está disponible para entre
2.200.000 y 3.500.000 venezolanos. Según Business Insider, caso Venezuela, afirma que para el año
2025, no se podrían aprovechar sus recursos naturales (agua) sin grandes inversiones en infraes-
tructura y una buena gestión gubernamental de las políticas públicas. La Ley orgánica para la pres-
tación de los servicios de agua potable y saneamiento, aprobada en 2001, está en mora en su pleno
cumplimiento, en particular lograr la transferencia real de esta responsabilidad a las municipalida-
des, a través de las Unidades de Gestión y de un ente nacional regulador, formalizador de políticas,
gestión de financiamiento por todas las inversiones sectoriales y de asistencia técnica. A nivel gene-
ral, se plantea por el Banco Mundial, que es preciso que los sistemas de la asignación de los recursos
necesarios posibiliten servicios sustentables y eficaces (www.worldbank.org/water y
http://www.worldbank.org/en/topic/water/publication/wash-poverty.diagnostic). El caso de
Caracas, cuyo déficit puede caer en 40 %, planteándose la necesidad de obtener recursos humanos
y monetarios internacionales. Para el territorio costero de Venezuela, según información del go-
bierno (MINEA, octubre 2017),se instalarán 116 plantas desalinizadoras con inversión del conve-
nio China-Venezuela, en el estado Falcón 38 plantas, Vargas 9, Miranda 10, Anzoátegui 8, Sucre 16,
Nueva Esparta 32 y territorio insular 3, beneficiando a más de 850 mil habitantes. El agua de mar
bombeada a pozos pasará por un tratamiento de filtración por ósmosis inversa, luego se procede a
su reminelarización y cloración correspondiente para su envío a los hogares de cada entidad.
El tratamiento de las aguas residuales a nivel nacional, recolectadas es relativamente muy baja
(aproximadamente 27 %). Esta situación, en numerosos casos, afecta los embalses para el consu-
mo de comunidades, tales como: La Mariposa y La Pereza (Caracas), Turimiquire (Oriente), Cuma-
ripa (Yaracuy), Dos Cerritos (Lara), Calabozo (Guárico), El Isidro (Coro), Burro Negro (Zulia),
Pao Cachinche y Canoabo (Carabobo). Los polos industriales, desarrollos urbanos y turísticos a
orillas de cuerpos de agua, tales como la cuenca del lago de Valencia, el lago de Maracaibo, la cuen-
ca baja de los ríos Orinoco y Caroní, costa de Golfo Triste, costas del estado Anzoátegui (Jose y ter-
minal de Guaraguao), costas al norte de isla de Margarita, costa occidental de Paraguaná (Falcón), y
cuenca del río Tuy, han afectado su entorno ambiental. Por otra parte, se ha resaltado que la in-
fraestructura de los 18 mayores embalses de agua potable en el país requieren el remplazo de tube-
rías vencidas.
Varias ONG, entre ellas, VITLIS, UMDG, RED ARA, AGUA CLARA, han denunciado la baja ca-
lidad del agua para consumo humano en Guárico, Monagas, Portuguesa, Carabobo.
Otro problema es la falta de controles seguros para la eliminación de emisiones de bifenilos poli-
clorados (PCB) de algunas empresas industriales del Zulia, Bolívar, Monagas, Anzoátegui y Sucre
(PNUMA, MPPA e IFLA, 2010).
En particular en el estado Bolívar, es el empleo sin control ni previsiones del mercurio para amal-
gamar el oro, desde hace años, con gran profusión hoy día, en los centros de explotación del Arco
Minero del Orinoco, que genera gran contaminación de los cuerpos de agua y operadores, además
de propiciar el aumento y extender el área y miles de casos de paludismo en la región de Guayana.
Otras fuentes de contaminación que presentan un riesgo potencial son los desechos tóxicos en fo-
sas/lagunas con material producto de la reducción del aluminio a orillas del río Orinoco de la em-
presa CVG-Bauxilum; la disposición como basura común de los bombillos ahorradores, que con-
tienen mercurio, sin control alguno. Otras lo constituyen en la gran mayoría de las ciudades más po-
bladas del país, los vertederos a cielo abierto, sin tratamiento, además de su quema comúnmente.
Finalmente, la compleja situación del agua en Venezuela amerita prioridades con soluciones varia-
das y continuas, entre otras muchas, ejercer mayores controles y supervisión, indicadores de ges-
tión, descontaminación de cuencas, mejoramiento de los procedimientos de potabilización de
aguas para consumo humano, y grandes inversiones y más y mejor mantenimiento de las infraes-
tructuras existentes.

GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 73


GEOMINAS

Impacto del Cambio Climático


Fuente: http://www.ideam.gov.co/web/tiempo-y-clima/escenarios-cambio-climatico

74 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Sismología
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Primera
parte: estimación de intensidades
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. First part: assignment of
intensities

Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Primera parte:


estimativa das intensidades

Alejandra Leal Guzmán1 Raquel Vásquez Stanescu2 José Antonio Rodríguez3 Franck Audemard M.4
Recibido: 5-9-18; Aprobado: 23-10-18

Resumen Abstract Resumo


El 29 de octubre de 1900 se On October 29, 1900 a great Em 29 de outubro de 1900, um
produjo un gran terremoto en earthquake hit in Venezuelan grande terremoto ocorreu em
territorio venezolano. Sus efec- territory. Their effects ex- território venezuelano. Seus
tos se extendieron en la región tended on north central re- efeitos estenderam-se na re-
centro-norte. Las poblaciones gion. The towns of Macuto, gião centro-norte. As cidades
de Macuto, Guatire y Guare- Guatire and Guarenas and de Macuto, Guatire e Guare-
nas y los pueblos situados en the villages located in the nas e os povoados localizados
la costa de Barlovento sufrie- coast of Barlovento suffered na costa de Barlovento sofre-
ron graves daños: un gran nú- heavy damages: a great num- ram sérios danos: um grande
mero de sus casas y los tem- ber of their houses and the número das casas e templos
plos fueron destruidos. Por temples were destroyed. On nessas localidades foram des-
otro lado, se registraron olas the other hand, tsunami truídos. Por outro lado, ondas
de tsunami y fenómenos de li- waves and licuation phenom- de tsunami e fenômenos de li-
cuación, y grandes grietas y ena were noted, and large quefação foram registradas,
deslizamientos de tierra obs- cracks and landslides that grandes rachaduras e desliza-
truyeron los caminos entre Ca- clogged roads between Cara- mentos de terra obstruíram as
racas y La Guaira. Se propone cas and La Guaira. We have estradas entre Caracas e La
intensidad máxima igual a IX proposed as maximum inten- Guaira. Intensidade máxima
para Macuto, Guatire y Guare- sity equal to IX in Macuto, igual a IX é proposta para Ma-
nas. En el presente trabajo, se Guatire and Guarenas. In the cuto, Guatire e Guarenas. No
utiliza información documental present work, we use unpub- presente trabalho, utiliza-se in-
inédita, para reevaluar la in- lished documentary informa- formação documentada de for-
tensidad macrosísmica en ca- tion to reassessing the ma inedita para reavaliar a in-
da una de las poblaciones afec- macroseismic intensity in tensidade macrossísmica em
tadas, aplicando la Escala mo- each affected town, applying cada uma das cidades afeta-
dificada Mercalli de 1956 (MM- the 1956 Mercalli Modified das, aplicando a Escala Mer-
1956) y presentando un nuevo Scale (MM-1956) and pre- calli modificada de 1956 (MM-
mapa macrosísmico con 84 senting a new macroseismic 1956) e apresentando um novo
puntos de intensidad. map with 84 intensity data mapa macrossísmico com 84
points. pontos de intensidade.

Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Historical seismology, intensidad macrosísmica , intensidades macrossísmicas, macroseismic intensity, sismologia
histórica, sismología histórica, terremoto de 1900, 1900 earthquake.
1
Antrop°. Dra. Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUNVISIS). Correo-e: aleal@funvisis.gob.ve
2
Licd°Fís°, MSc. FUNVISIS. Correo-e: rvasquez@funvisis.gob.ve
3
Ing°Geó°. FUNVISIS. Correo-e: jrodriguez@funvisis.gob.ve
4
Ing°Geó°, Dr. FUNVISIS. Correo-e: faudemard@funvisis.gob.ve
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 139
A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Introducción tido, el saldo general del terremo- tros históricos comporta ciertas di-
El terremoto del 29 de octubre de to fue, aproximadamente, de 57 ficultades de método y de diag-
1900 ocurrió aproximadamente a muertos y 264 heridos, pero pro- nóstico, las interpretaciones que
las 4:42 de la mañana (hora local bablemente sea mayor. Resulta aquí se presentan se consideran
venezolana). Este evento, el últi- imposible ofrecer cifras exactas preliminares. De los efectos refe-
mo gran sismo del siglo XIX, sacu- debido a las imprecisiones en la in- ridos, tanto el tsunami (Audemard
dió gran parte del territorio vene- formación proveniente de las po- et al., 2012; Audemard et al., 2014
zolano. Debido a la extensión de blaciones más aisladas y aquellas y Audemard y Leal, 2015) como
sus efectos, el sismo de 1900, ha que no contaban con telégrafo o los casos de licuación (Rodríguez
despertado un comprensible inte- que quedaron incomunicadas. et al., 2006) han sido objeto de es-
rés entre los geocientistas y ha si- El sismo produjo un pánico social tudios específicos. En tal sentido,
do objeto de diversos estudios, cu- considerable que se renovaba al una tarea pendiente y actualmen-
yos resultados han sido contradic- ritmo de las réplicas. En todas las te en proceso, consiste en evaluar
torios. Cabe destacar que a pesar poblaciones afectadas, los veci- el terremoto de 1900, aplicando la
de su importancia, este evento no nos pasaron días e incluso sema- Escala Medio-ambiental de Inten-
había sido objeto de una investi- nas a la intemperie, durmiendo en sidad Sísmica ESI-2007 (Michetti
gación sistemática en fuentes pri- sus propios patios o en campa- et al., 2010).
marias y, en consecuencia, gran mentos improvisados estableci-
parte de la información macrosís- dos en calles, plazas y estaciones Metodología
mica no se encontraba disponible. de ferrocarril. Muchas personas La metodología correspondiente
En tal sentido, la labor de investi- se trasladaron a sus haciendas o a la reevaluación de un terremoto
gación en archivos históricos y he- se dirigieron hacia las poblacio- histórico ha sido ampliamente des-
merotecas, permitió documentar nes que habían resultado menos crita (e.g., Peraldo, 1983; Peraldo
detalladamente los efectos del sis- afectadas. Igualmente se multipli- y Montero, 1999; Salcedo-
mo de 1900 y su distribución espa- caron las misas celebradas al aire Hurtado y Gómez-Capera, 2013).
cial para unas 83 poblaciones a lo libre debido al deterioro sufrido Para compilar la información nece-
largo de todo el territorio nacional. por los templos (Ahrensburg, saria respecto a las descripciones
A partir de estos datos, hasta aho- 1901). Las consecuencias del sis- y a los efectos del terremoto, se hi-
ra inéditos, se proponen nuevos mo fueron atendidas a través de zo una revisión intensiva y siste-
valores de intensidad para este im- las juntas de socorro y las suscrip- mática de fuentes primarias, his-
portante evento. ciones públicas, organizaciones toriografía, catálogos sísmicos y
formadas por ciudadanos de reco- estudios previos publicados sobre
El terremoto del 29 de octubre nocida solvencia moral y econó- el terremoto del 29 de octubre de
de 1900 mica, que permitían reunir y distri- 1900. Posteriormente esta infor-
El sismo de 1900 se reportó como buir fondos e insumos tales como mación ha sido sistematizada y va-
sentido sin daños pero con la con- alimentos, ropas, medicinas y en- lidada, según su procedencia y
siguiente alarma de los habitan- seres domésticos. Los efectos del pertinencia.
tes, en diversas poblaciones de terremoto de 1900 sobre las cons-
los estados Bolívar, Cojedes, Fal- trucciones fueron muy diversos, Sobre las fuentes
cón, Lara, Mérida, Portuguesa, desde las grietas de “pocas signi- Cuando se estudian fenómenos
Sucre, Táchira, Trujillo, Yaracuy y ficación” y la caída de frisos y ele- naturales históricos, las fuentes
Zulia. En los estados Anzoátegui, mentos no estructurales, pasando primarias constituyen la base fun-
Aragua, Carabobo y Guárico se re- por las grietas extensas o “rajas” a damental de la investigación (Pe-
portaron daños de leves a mode- todo lo largo del muro; los fre- raldo, 1983). La expresión fuentes
rados, como grietas en los muros, cuentes reportes de techos hundi- primarias se aplica a aquellos re-
desplomos y deterioros de los te- dos, caídos, movidos o con las te- gistros escritos que han sido pro-
chos en los templos y en las ca- jas desprendidas; las incontables ducidos por testigos presenciales
sas. En la ciudad de Caracas, los paredes desplomadas o “abier- de un fenómeno, en una época
templos, las casas e importantes tas”, las fallas de los muros, hasta cercana a la fecha de ocurrencia
edificios públicos resultaron daña- el colapso parcial o total de las del evento (Lemmo, 1970). Por el
dos en diversos grados por el sis- construcciones. Asimismo, se contrario, las fuentes secundarias
mo. Las localidades más afecta- identificaron los siguientes efec- son referencias indirectas a un fe-
das fueron aquellas ubicadas en tos en la naturaleza: olas tsunami, nómeno determinado. En el caso
los actuales estados Miranda y movimientos de remoción en ma- de este estudio se califican como
Vargas. Los mayores daños se sa, agrietamientos del terreno, la- tales la historiografía, los catálo-
concentraron en las poblaciones teral spread, licuación, subsiden- gos sísmicos y las interpretacio-
de Guarenas, Guatire y Macuto, cia y anomalías hidrológico- nes macrosísmicas previas que
en las cuales colapsaron varios geotérmi-cas. se han elaborado para este even-
edificios y se registraron las cifras Como el estudio de los fenóme- to. La mayor cantidad de datos re-
más altas de víctimas. En tal sen- nos geológicos a través de regis- feridos a los efectos del sismo y su

140 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

distribución espacial proviene de fuentes primarias, del sismo de 1900, en términos de su extensión y
específicamente de la prensa, que constituye una destructividad.
de las principales fuentes para el estudio de la sismi-
cidad venezolana decimonónica. Valoración y validación de la información
En tal sentido, cabe destacar que el sismo de 1900, Para realizar la validación de la información se asig-
irrumpió en un contexto cultural y científico definido naron parámetros de confianza en dos niveles: el pri-
por el espíritu positivista y modernista característico mero considerando las características de las fuen-
de finales del siglo XIX. Para el momento en que ocu- tes revisadas y el segundo, para evaluar la pertinen-
rre el terremoto, existía en el país un importante nú- cia de la información disponible para cada pobla-
mero de periódicos, cuyo carácter ilustrado cierta- ción. Para el primer nivel se siguen los criterios de
mente favoreció la investigación. Estos diarios esta- Peraldo y Montero (1999), los cuales se refieren a la
ban “dirigidos a otro tipo de lector, menos compro- calidad de las fuentes de información y a la certeza
metido con el quehacer político, y más preocupado en la ocurrencia de los eventos: “La clase A, define
por conocer sobre los avances científicos, tecnoló- eventos cuya certeza de ocurrencia es completa-
gicos y literarios del momento. La masa lectora iba mente segura, pues existen pruebas documentales
ampliándose progresivamente, y de la misma mane- primarias que refieren la ocurrencia del evento en
ra iban ampliándose los temas a los cuales podía de- forma explícita. La clase B denota sismos que han si-
dicarse la prensa” (Ríos, 2006). Así, la vitalidad y agi- do documentados en fuentes secundarias prove-
tación intelectual de este período quedaron bien nientes de diversos autores confiables... La clase C
plasmadas en los numerosos artículos científicos y incorpora eventos documentados en fuentes secun-
técnicos dedicados a explicar las causas del sismo y darias, donde no se incorporan fuentes primarias de
a reflexionar sobre sus efectos; textos que fueron pu- referencia y la información sobre la posible ocurren-
blicados en los principales periódicos nacionales. cia de un sismo es ambigua y además, esta es dudo-
La historiografía aportó muy poca información rele- sa en cuanto a su contenido o procedencia”. Si-
vante respecto a los daños producidos por el sismo guiendo tales parámetros, y considerando que la in-
de 1900, pero resultó útil para contextualizar las tipo- formación utilizada para la asignación de intensida-
logías y técnicas constructivas y la configuración ur- des para este evento, proviene directamente de
bana existentes en el momento de ocurrir el sismo fuentes primarias así que se considera de clase A.
(Arcila Farías, 1961; Zawisza, 1988; Gasparini y Po- Luego, cuando se utilizan registros históricos para la
sani, 1998). En líneas generales, la historiografía ha asignación de intensidades es necesario considerar
solapado a este sismo, reseñándolo de manera la utilidad y pertinencia de la información correspon-
anecdótica y superficial y calificándolo, invariable- diente a cada una de las poblaciones afectadas. No
mente, como una calamidad de escasa importancia. toda la información procedente de fuentes primarias
Además, introduce un sesgo geopolítico cuando, a tiene la misma calidad, en cuanto a precisión y deta-
pesar de la extensión de los efectos del evento, cir- lle en la descripción de daños a las construcciones y
cunscribe sus apreciaciones a la ciudad de Cara- efectos geológicos (Rodríguez y Audemard, 2003).
cas, aunque esta no fue la localidad más afectada y Por esta razón, para valorar debidamente la confia-
los daños registrados oscilaron entre moderados y bilidad de la información en cuanto a la certeza en la
graves, sin que se produjesen casos de colapso to- asignación de intensidades, se aplicó el Factor de
tal de estructuras. Calidad Q, propuesto por Salcedo-Hurtado y Gó-
De los catálogos sísmicos e inventarios de riesgo mez-Capera (2013), quienes lo describen de la si-
geológico, se obtuvo información detallada respecto guiente manera: “A – el sismo fue sentido y la infor-
a los efectos del terremoto en las construcciones y mación sobre los diversos efectos es suficiente y ve-
en el ambiente (Centeno Graü, 1969; Singer et al., raz para dar un valor apropiado de intensidad; B – el
1983; Grases, 1990; Grases et al., 1999, O'Loughlin sismo fue sentido, pero la información no es sufi-
y Lander, 2003), de modo que estos materiales re- ciente para dar un valor de intensidad confiable; C –
sultaron particularmente útiles en cuanto a la inter- la información es insuficiente y dudosa”. Incluso
pretación de los efectos geológicos inducidos por el cuando se cuenta con abundantes registros extraí-
sismo. Del mismo modo, los estudios previos referi- dos de fuentes primarias, la calidad de la informa-
dos al tsunami y a los casos de licuación (Rodríguez ción procedente de las diferentes poblaciones afec-
et al., 2006, Audemard et al., 2012; Audemard et al., tadas por un sismo no es uniforme. En todo caso el
2014 y Audemard y Leal, 2015), constituyeron un in- Factor Q, para cada localidad se encuentra consig-
sumo fundamental en el análisis de tales fenóme- nado en la tabla de intensidades obtenida para este
nos. Finalmente, a través de las interpretaciones ma- estudio.
crosísmicas previas, se accedió a las múltiples in-
tensidades que han sido asignadas a este terremoto Sistematización de la información
(Fiedler, 1961; Centeno Graü, 1969; Jakubowicz y La información compilada para esta investigación
Larotta, 1974, Lugo, 1984 y CERESIS, 1985). Estos fue tratada diversamente según su procedencia. La
valores constituyen unos significativos indicadores información proveniente de fuentes primarias fue
de cómo han sido evaluados y valorados los efectos transcrita, referenciada y consignada en un extenso
GEOMINAS, diciembre 2018 141
A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

catálogo, ordenado según el repo- das para el terremoto de 1900. En pervisión de las calidades cons-
sitorio de procedencia y la fuente general, se puede apreciar una ba- tructivas, ni ofrecían indicaciones
correspondiente: prensa, docu- ja correlación lineal entre las di- puntuales respecto a la altura y es-
mentos de archivos y documentos versas fuentes analizadas, con ex- tabilidad de los edificios, a la co-
oficiales. Posteriormente, para sin- cepción de las más recientes esti- rrecta aplicación de las técnicas
tetizar estos datos y facilitar la in- madas por Lugo (1984) y constructivas o la calidad de los
terpretación macrosísmica, este CERESIS (1985). La disparidad materiales utilizados (Leal Guz-
catálogo fue examinado minucio- de los valores indica diferencias mán y Mastrangioli, 2014). Tales
samente para extraer la informa- en las intensidades previamente circunstancias configuraban un
ción sobre los efectos del sismo y obtenidas por los diferentes auto- panorama caracterizado por una
su distribución espacial. Este do- res. Este resultado refleja la im- alta vulnerabilidad técnica frente a
cumento se complementó con la portancia de la reevaluación de los sismos.
información obtenida de los catá- las intensidades asociadas a este En la Escala de Mercalli Modifica-
logos sísmicos e inventarios de terremoto en particular. Igualmen- da (1956) las construcciones de
riesgo geológico. A partir de esta te consideramos que la inclusión tierra cruda están clasificadas co-
estrategia se generó un cuadro de nuevos puntos de intensidad mo: “Construcciones C: estruc-
que contenía los nombres y las será un aporte valioso de este tra- turas no tan débiles como para fa-
coordenadas de las poblaciones bajo para alcanzar la meta en la llar la unión de las esquinas, pero
afectadas y los efectos del terre- obtención de resultados más ro- no reforzadas ni diseñadas para
moto sobre las personas, las cons- bustos. resistir fuerzas horizontales. Cons-
trucciones y el ambiente. Las in- trucción y materiales corrientes.
tensidades contenidas en los estu- Análisis de intensidades Construcciones D: construccio-
dios previos fueron reseñadas en La documentación compilada pa- nes de materiales pobres, tales co-
una tabla comparativa. ra esta investigación ofrece, en mo el adobe; baja calidad de cons-
conjunto, información significativa trucción. No resistente a fuerzas
Intensidades previas y coefi- sobre los efectos que el terremoto horizontales”. A los efectos de es-
ciente de Correlación del 29 de octubre de 1900, tuvo so- te trabajo, se utilizarán las clasifi-
Existen diversos estudios que pro- bre las personas, las construccio- caciones en dicha escala, consi-
ponen valores de intensidad para nes y el ambiente. La asignación derando factores como la calidad
el sismo de 1900. Los resultados de valores de intensidad se hizo si- de los materiales y de la técnica,
consignados en la tabla I, eviden- guiendo los criterios de la Escala la existencia de refuerzos (arma-
cian que los mencionados estu- Mercalli Modificada (1956). Este zón), y el estado de conservación
dios difieren en cuanto a fuentes terremoto irrumpió en una Vene- de los edificios, en los casos en
de información, cobertura espa- zuela predominantemente rural, que la documentación ofrezca sufi-
cial de la misma y escalas de in- definida arquitectónicamente por ciente información al respecto.
tensidad que fueron aplicadas en la tierra cruda: adobe, tapia y
cada uno de los análisis. bahareque, cuyo principal mate- Descripción de efectos macro-
En estadística, el coeficiente de rial constructivo es la tierra sin co- sísmicos
correlación es una medida del gra- cer, combinada con maderas, fi- A continuación se presenta la des-
do de asociación lineal entre dos bras vegetales, e incluso piedra cripción de los efectos del terre-
variables numéricas. Se encuen- (Gasparini y Margolies, 1998). moto de 1900 sobre las personas,
tra expresado como: Los techos solían ser de paja o de las construcciones y la naturale-
S XY parhilera, es decir, un armazón de za. Se excluyen de esta relación
r xy
=
S X SY
(1) madera cubierto con tejas de ba-
rro cocido, y en consecuencia, es-
las 21 localidades en las cuales se
reportó “sentido sin daños”. Las
En la ecuación (1), SXY es la cova- taban muy amenazados por el restantes poblaciones están agru-
rianza muestral de las variables X apetito del comején y la falta de padas por estados, siguiendo la di-
y Y, SX es la desviación estándar mantenimiento. Los edificios, a ex- visión político-territorial venezola-
muestral de la variable X y SY es la cepción de los templos y fortale- na actual. El número romano en-
desviación estándar muestral de zas, eran bajos y existían relativa- tre paréntesis, corresponde a
la variable Y. El coeficiente de co- mente pocas construcciones de nuestra asignación de intensidad,
rrelación es adimensional y está dos pisos, incluso en las principa- aplicando la escala MMI (1956).
acotado en el rango (-1, 1), en don- les ciudades (Gasparini y Margo- Estado Anzoátegui: En el pueblo
de –1 representa una correlación lies, 1986). de Onoto (VII), al oeste de Anzoá-
máxima inversa, 1 muestra una co- Además, a finales del siglo XIX, tegui, cayó la iglesia, pero no se re-
rrelación máxima directa y 0 signi- Venezuela no contaba con códi- portaron daños en las casas, ni
fica que no hay correlación entre gos de construcción contra tem- víctimas. También se informó que
las variables. La tabla II muestra blores y la normativa urbana exis- el río Unare “botó el agua 7 metros
el cálculo del coeficiente de corre- tente no contenía disposiciones lo fuera de su cauce” (tsunami) y
lación de las intensidades estima- bastante precisas respecto a la su- que se abrió uno de sus barrancos
142 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Tabla I. Intensidades previas estimadas para el sismo de 1900.

Población Fiedler, Centeno Jakubowic Lugo, CERESIS


1961 , 1969 z y Larotta, 1984 1985
MCS MM 1974 MCS MM MM
Macuto 9-10 IX 8 VIII 7
Guarenas 9-10 IX 7-8 VIII 8
Carayaca 9-10 - - - -
Guatire 9-10 IX 7-8 VIII 8
Higuerote 9-10 IX - VIII 7
Cabo Codera - IX - - -
La Orchila - IX - - -
Los Roques IX - - -
Carenero 8-9 - - VIII 8
Naiguatá 9-10 - - VIII -
La Guaira 9-10 VIII - VIII -
La Sabana 8-9 - - - -
Caruao 8-9 - - - -
Caracas 9-10 VIII 7-8 VIII 7
Río Chico 8-9 VIII - VIII -
San José de Río Chico 8-9 - - - -
Petare 9-10 - - - -
Curiepe 8-9 - - - -
Tacarigua 8-9 - - - -
Capaya 8-9 - - - -
Santa Lucía - VIII - - -
La Victoria - VII - VII -
Maracay 8-9 VII - - -
Los Teques 8-9 VII - VII -
Charallave - VII - - -
Cúa - - - VII -
Villa de Cura 8-9 - - VII -
San Sebastián de los 8-9 - - VII -
Reyes
San Casimiro VII -
Clarines - - VII -
Valencia 8-9 V - VI 6
Pto. Cabello 8-9 V - VI 5
Chaguaramas - V - - -
Ortiz - - - VI -
San Juan de los Morros 8-9 - - - -
Zaraza 6-7 - - - -
Valle La Pascua 6-7 - - - -
San Carlos 6-7 - - - -
Parapara - - VI -
Barcelona 6-7 V - VII -
Carúpano - - V -
Río Caribe - - V -
Cumaná 6-7 V - VI -
Margarita 6-7 - - VI -

GEOMINAS, diciembre 2018 143


A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Tabla II. Coeficiente de correlación de las intensidades estimadas en estudios previos.

Fiedler, Centeno Jakubowicz y


Coeficiente de Lugo, 1984 CERESIS, 1985
1961 , 1969 Larotta, 1974
Correlación MM MM
MCS MM MCS
Fiedler, 1961 MCS 1,000 0,256 0,000 0,798 0,516
Centeno, 1969 MM 0,256 1,000 -0,333 0,620 0,168
Jakubowicz y Larotta
0,000 -0,333 1,000 0,620 -0,577
1974 MCS
Lugo, 1984 MM 0,798 0,620 0,620 1,000 0,952
CERESIS, 1985 MM 0,516 0,168 -0,577 0,952 1,000

(lateral spread). En San Mateo en el taller del ferrocarril Guanta- daños: “la fachada principal está
(VI-VII) sufrieron mucho las casas Naricual, cayó media pared (El te- rajada y a punto de caerse. Los ar-
que se agrietaron y “se abrieron”. rremoto en Oriente. En Barcelona, cos del todas las naves están tam-
El templo, que se encontraban en La Linterna Mágica, Caracas: 3 no- bién rajados, lo mismo que las ca-
construcción, sufrió serias averías viembre 1900, p. 2). En los alrede- pillas del Corazón de Jesús y El
que no están detalladas en la do- dores de Barcelona, Centeno Calvario” (Estado Aragua, El Tiem-
cumentación. En Aragua de Bar- Graü observó diversos efectos po, Caracas: 5 noviembre 1900, p.
celona (VII-VIII), muchas casas geológicos como tsunami, licua- 2). En Maracay (VII), una tempes-
cuarteadas, las dos torres de la ción, lateral spread, anomalías hi- tad e inundación previas al sismo
iglesia, también en fábrica, que- drológico-geotérmicas, movi- de 1900, ya habían dañado las ca-
daron agrietadas hasta la base, mientos de remoción en masa y sas. En esta población “sufrieron
amenazando con desprenderse subsidencia (Interesantísimo estu- desperfectos: la iglesia, los edifi-
del cuerpo del edificio y caer, lo dio, La Linterna Mágica, Caracas: cios públicos y muchas casas par-
que representa un daño estructu- 11 noviembre 1900, p. 3). ticulares, pero afortunadamente
ral grave. No se registraron vícti- Estado Aragua: Temblor sentido no han acaecido desgracias per-
mas pero sí hubo gran alarma en- muy fuerte en Barbacoas (VI), don- sonales” (Nuevos telegramas, La
tre los habitantes (El terremoto, El de “sufrieron mucho el templo y Restauración Liberal, Caracas: 31
Tiempo, Caracas: 13 noviembre las casas”. En Choroní (VI), mu- octubre 1900, p. 3).
1900, p 2). En Clarines (VII), las ca- chas casas agrietadas y desplo- Estado Carabobo: En Valencia
sas recibieron daños de conside- madas. El Consejo (VI), casa mu- (VII), capital del estado, algunos
ración, pero no se reportaron vícti- nicipal en estado de ruina, proba- templos y muchos edificios públi-
mas. La iglesia, construida hacia blemente muros agrietados y des- cos y privados se agrietaron (Telé-
1773, sufrió la destrucción del plomes. Muy poca información de grafo Nacional, El Conciliador, Ca-
cuerpo superior de la torre y del esta población. Camatagua (VII), racas: 29 octubre 1900, p. 2). En
presbiterio. En esta población se temblor fortísimo. Casi todas las esta ciudad no hubo víctimas que
informó de “grandes grietas” casas de la población han sufrido lamentar, pero aún así la alarma
abiertas a orillas del río Unare, pro- averías. San Sebastián de los Re- fue generalizada y los valencia-
bablemente lateral spread. En yes (VI), parte de la iglesia y jefa- nos se refugiaron “en las calles y
San Diego (VIII), se presentó una tura civil, destruidas. Turmero plazas bajo tiendas de campaña
anomalía hidrológica-geotérmica (VI), capilla destruida, paredes del arregladas convenientemente” y
consistente en la desaparición de cementerio caídas. Muchas casas resguardados por Batallones del
unos baños de aguas calientes averiadas. Villa de Cura (VI), Ca- Ejército Nacional (De Valencia, La
(Ídem). En Barcelona (VII-VIII), sa municipal en estado de ruina, Linterna Mágica, Caracas: 1 no-
“sufrió toda la población, siendo con muros agrietados y desplo- viembre 1900, p. 2). En Puerto Ca-
muy contadas las casas sin daño”. mados (Otros detalles, La Linter- bello (VII), las casas se agrietaron
La iglesia de San Cristóbal, ac- na Mágica, Caracas: 1 noviembre y se informó de cuatro casas caí-
tualmente catedral de Barcelona, 1900, p. 2:). Temblor sentido fuer- das, los habitantes pasaron varias
erigida entre los años 1748 y te en La Victoria (VII), alarma ge- noches al raso; además se repor-
1773, sufrió daños leves: “se neral, habitantes acampando en tó licuación: en el solar de un veci-
agrietaron la pared oeste de la to- las plazas, calles y estación de fe- no “se abrió la tierra en una larga
rre, uno de los arcos de la nave de- rrocarril. Muchas casas quedaron faja” (De Puerto Cabello, La Lin-
recha y la pared izquierda del pri- seriamente deterioradas y algu- terna Mágica, Caracas: 2 noviem-
mer arco del mismo lado”. Asimis- nas perdieron varios muros. La bre 1900, p. 3). El templo y las ca-
mo, el frontis del mercado público iglesia Matriz, construida hacia fi- sas de Naguanagua (VI), sufrie-
resultó con dos grandes grietas, y nales del siglo XVIII, sufrió graves ron daños leves. En Güigüe (VII),
144 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

el templo Parroquial de dicha población quedó en el clave. El Hospital Vargas, inaugurado en 1891,
agrietado y desplomado y con el techo rodado, mien- sufrió severamente: las paredes quedaron agrieta-
tras que varias casas particulares sufrieron el des- das, desplomadas y abiertas. La parte posterior del
plomo y la caída de algunas paredes. Los habitantes edificio presentó grietas en diferentes direcciones y
de la ribera del lago de Tacarigua, informaron que además, quedó “desprendida del resto del edificio”
“antes y después de los temblores, el lago estuvo (Informe técnico de los edificios públicos de Cara-
tan agitado, que producía un ruido semejante al de cas, El Tiempo, Caracas: 16 noviembre 1900, pp. 2-
la mar” (Güigüe, El Tiempo, Caracas: 9 noviembre 3).
1900, p. 2). Esta información ha sido interpretada co- Baruta (VIII), 2 heridos, 2 casas caídas. La Iglesia
mo un probable seiche. completamente averiada; su torre abierta en cuatro
Dependencias Federales de Venezuela: Archipiéla- partes y el baptisterio en el suelo. Muchas casas des-
go Los Roques (VIII-IX). En la época del terremoto plomadas, hendidas y destechadas. En Chacao
había un puesto militar en esta zona, que estaba es- (VIII), se reportaron muchas casas caídas y otras
casamente poblada. No se dispone de ninguna des- arruinadas. El templo “casi destruido pues está des-
cripción que dé cuenta de daños en las construccio- nivelado y muy agrietado, habiendo caído parte del
nes, pero existe un informe escrito por el goberna- frente, parte del alero de la pared norte, el altar de
dor, afincado en Gran Roque, que señala que el sis- San Nicolás, parte superior del arco toral, destru-
mo se sintió con mucha fuerza y además detalla los yendo una famosa araña de cristal, muchos maci-
efectos sobre la naturaleza: tsunami, agrietamien- zos y vigas, que destruyeron el altar de Nuestra Se-
tos del terreno, movimientos de remoción en masa y ñora del Carmen, la vidriera del Calvario y muchos
lateral spread: “El mar se retiró mugiendo a muchos asientos” (Notas al susto, La Religión, Caracas: 14
metros de la playa. Los tripulantes de las embarca- noviembre 1900, p. 2).
ciones que han llegado a este puerto en lo que va En El Hatillo (VII), se reportaron 2 contusos. “Se en-
ocurrido del día, y que navegaban en los canales de cuentra al caer la Iglesia, la Jefatura Civil, la Casa pa-
estas islas… sintieron sacudidas violentas y una agi- rroquial y una pared del cementerio, las cuales es-
tación extraña en las aguas (tsunami)… Se agrietó tán desplomadas amenazando caer, casi todas las
el suelo, en especial una de las islas… Navegantes casas de la población están agrietadas” (Más de-
reportaron hundimientos de consideración en el islo- sastres, La Linterna Mágica, Caracas: 3 noviembre
te Codazzi (actualmente Cayo Espenqui) y la pre- 1900, p. 2). El hospital de Petare (VII), un edificio vie-
sencia, en muchas partes, de zanjas profundas, que jo y en mal estado, acusó serios daños: todas las pa-
parecen indicar que la base de la isla se ha roto en redes se agrietaron y los techos y cielorrasos se hun-
varios fragmentos; lo que basta para dar idea de la dieron (Hospital de Petare, La Linterna Mágica, Ca-
terrible violencia del sacudimiento (Probable lateral racas: 6 diciembre 1900, p. 2) La casa parroquial y la
spread). En la isla La Tortuga (VII-VIII) “se cayó un casa de gobierno sufrieron serios deterioros. La igle-
pedazo de serranía”, indicio de un movimiento de re- sia Parroquial quedó arruinada, en tanto que la Capi-
moción en masa (El terremoto en Los Roques, La lla del Calvario resultó levemente deteriorada, “La fa-
Religión, Caracas: 6 de noviembre de 1900, p. 3). chada afecta una pequeña desviación de su posi-
Distrito Metropolitano de Caracas: Caracas (VII). En ción vertical”. No se reportaron víctimas (Iglesias de
esta ciudad se registraron 10 muertos y 16 heridos. Petare, La Religión, Caracas: 28 noviembre 1900, p.
69 casas caídas, 428 casas en ruinas y 174 casas 2).
sin aleros, algunas cayeron con las réplicas. Todos Estado Guárico: En Calabozo (V), Ortiz (V), Parapa-
los templos y edificios públicos sufrieron daños en di- ra (V) y El Sombrero (V) se registraron daños mate-
versos niveles (Ahrensburg, 1901). San Juan, San riales de poca significación en la generalidad de los
Francisco y Las Mercedes y las capillas Corazón de edificios, aunque el templo de esta última población
Jesús, Lourdes y Santa Capilla sufrieron apenas “in- quedó agrietado y desplomado, amenazando ruina.
significantes deterioros”. La Catedral, las iglesias de La iglesia de Lezama (VI) quedó arruinada y las ca-
La Candelaria, San José y la Divina Pastora se re- sas de tapia soportaron mal el temblor, quedando
gistraron daños moderados. Por el contrario, las igle- cuarteadas y desplomadas. Además se reportó la
sias de Altagracia y Santa Rosalía y la Basílica de caída de tres casas. En San Juan de los Morros (VI),
Santa Teresa y Santa Ana acusaron daños graves varias casas quedaron deterioradas; la iglesia com-
(Examen técnico de los templos de Caracas, La Lin- pletamente abierta en siete de sus arcos. En Valle la
terna Mágica, Caracas: 9 noviembre 1900, pp. 2-3). Pascua (VI-VIII), las casas, pese a ser de bahare-
Muchos edificios públicos, instituciones sanitarias y que, resultaron agrietadas, desplomadas y en algu-
educativas que se encontraban emplazadas en anti- nos casos, destechadas. Su iglesia presentó una
guos templos y conventos refaccionados, soporta- grieta grande en el bautisterio y diversas averías en
ron mal el terremoto y resultaron hundidos y resque- el resto del edificio (A propósito del temblor del 29 de
brajados, representando un serio peligro para los octubre, El Tiempo, Caracas: 28 noviembre 1900, p.
ciudadanos. El Teatro Municipal experimentó gra- 3). Los habitantes de Zaraza (VI) describieron los
ves daños: dos enormes grietas separaron la parte temblores como “muy fuertes”; sin embargo, los da-
posterior del edificio y los arcos resultaron partidos ños fueron pocos y se limitaron a la capilla, cuyo te-
GEOMINAS, diciembre 2018 145
A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

cho quedó rodado y a unas pocas espacio de cinco leguas, brotaron gunos pedazos de cerro despren-
casas agrietadas. En todo el esta- pozos, más o menos grandes, de dido… que no se puede llamar
do Guárico solo se reportó una víc- un líquido bituminoso, que en algu- grietas” (Nuevos detalles, El Tiem-
tima fatal en la población de Tucu- nos lugares han formado peque- po, Caracas: 31 octubre 1900, p.
pido (VI), en la cual “cayó una ca- ñas lagunas”. Asimismo se extrajo 2). El escritor guatireño José Ma-
sa y mató a una niñita” (Zaraza, El el siguiente reporte: “Una parte ría Fránquiz observó licuación, la-
Tiempo, Caracas: 10 noviembre del pueblo de Paparo se hundió teral spread y anomalías hidroló-
1900, p. 2). en el agua, quedando las casas só- gicas: “inmediatamente después
Estado Miranda: Capaya (VIII), 3 lo con la mitad afuera” (Ídem). se vieron grandes grietas en la tie-
contusos. “La iglesia en ruinas, ca- Esta descripción ha sido interpre- rra, de las cuales salía agua que
yeron 4 casas y las haciendas, mu- tada como un probable efecto wa- en partes era negra, fétida y de ele-
chas casas del pueblo con mu- ter bore (Audemard et al., 2014 y vada temperatura, así como tam-
chas grietas. Se observaron bor- Audemard y Leal, 2015), fenóme- bién una arenilla con un olor a azu-
bollones de agua en las inmedia- no que se produce cuando una ola fre muy pronunciado. Las aguas
ciones del pueblo”, probablemen- tsunami alcanza la desemboca- de los ríos abundaron y hay ver-
te anomalía hidrológico- dura de un río y se amplifica “pro- tientes, tenidas hasta aquella fe-
geotérmica (Archivo Histórico de duciendo una pared casi vertical cha como secas que están co-
Miraflores, Telegramas, 44T). En de agua” (Bolt, 1981). rriendo abundantemente desde
Cúa (VI), a diferencia de lo ocurri- entonces”. El padre Istúriz, párro-
do a causa del terremoto de 1878, Guarenas (IX). El saldo del terre- co de Guatire, reportó movimien-
solo hubo casas rajadas, pero moto fue de 7 muertos, 11 heridos. tos de remoción en masa: “los ce-
muy poca cosa. En Los Teques Casas caídas, 72; inhabitables, rros se ven en muchas partes de-
(V), prejuicios de poca significa- 503. Fachada del templo desplo- rrumbados” (Guatire, La Religión,
ción y algunas grietas en el tem- mada, el techo, dañado. En los al- Caracas: 7 diciembre 1900, p. 2).
plo. En Curiepe (VIII) 3 heridos. rededores de la población se ob- San Diego de los Altos (VIII), 14 ca-
Casi todo el pueblo fue al suelo; servó la formación de manantiales sas caídas totalmente. Varios ale-
las casas que no cayeron queda- de “aguas supuestamente sulfu- ros, corredores y tapias han veni-
ron en muy mal estado, agrieta- rosas” y en las altas montañas de do también al suelo. La iglesia
das y desplomadas. Templo caí- Mariches, entre Guarenas y Gua- muy mal, las claves de los arcos
do. 25 edificios destruidos y el res- tire “se han abierto grandes grie- salidas de su punto y de la parte
to, sufrió grandes descalabros. tas, algunas de notable profundi- naciente de la torre cayó un trozo
Las calles están llenas de escom- dad, en una de las cuales brotó de paredón alto. Se oyó el estalli-
bros. En el caserío Turgua (VI), una gran fuente de agua cristali- do de las maderas del Templo. De
“quedaron destruidas las oficinas na, cuya temperatura no tuvo el esta población se informa de
de las haciendas Carabobo y San cuidado de comprobar el observa- agrietamientos en el terreno: “Se
José, el local de la escuela y la ca- dor” Estos reportes se interpreta- abrió una zanja extensísima que
sa parroquial”. En Tacarigua (VII), r o n c o m o p r o b a b l e l i c u a- desde Los Ocumitos pasa por la
se cayeron varias casas y muchas ción/lateral spread y anomalía hi- Capilla del Naranjal” (San Diego,
más quedaron agrietadas y des- drológica. Guatire (IX), se regis- El Tiempo, Caracas: 9 noviembre
plomadas. En Panaquire (VII), se traron 27 muertos, 93 heridos. Ca- 1900, p. 3). En Santa Lucía (VII-
deterioraron todas las casas de la sas caídas, 95; Casas por demo- VIII), ocurrieron grandes estra-
población, también se manifestó ler, 142; Casas averiadas, 108. gos. El Templo, campanario y ca-
licuación y proceso de lateral Las dos iglesias del pueblo que- sa parroquial, en estado de ruina,
spread: “se han abierto grietas de daron completamente destruidas casa Municipal, demoliéndose por
300 y más metros de longitud; de (El Terremoto del 29 de octubre de el estado de completa destrucción
estas aberturas se desprende una 1900, La Linterna Mágica, Cara- en que se quedó su segundo piso:
arena fangosa y negra que despi- cas: 4 noviembre 1900, p. 3). once casas principales de las po-
de un fuerte olor a azufre” (Estra- De Guatire y sus cercanías se re- blaciones con sus techos o pare-
gos del terremoto en Barlovento, portaron anomalías hidrológico- des en el suelo y el resto de todas
La Linterna Mágica, Caracas: 2 no- geotérmica, licuación, agrieta- las demás casas, abiertas y des-
viembre 1900, p. 3). mientos del terreno y movimientos plomadas en su totalidad. Las fa-
Del pueblo de Paparo (VIII-IX) no de remoción en masa: Un testigo milias todas sin hogar y refugia-
hay descripción de daños en las informó que “en el camino de Gua- das en los campos, solares y árbo-
construcciones ni de víctimas, so- tire a Caracas habían aparecido al les más inmediatos a la población.
lo se informa de la destrucción del menos 26 grietas transversales En Santa Teresa (VI-VII), templo y
puente de hierro que formaba par- largas y estrechas y grietas más casas muy averiados, sin vícti-
te de la infraestructura del ferroca- notables en el camino de Guatire mas. Ocumare del Tuy (VII). No se
rril Carenero-El Guapo, probable- a Caucagua”. Otro testigo, señala registraron víctimas. La mayor par-
mente a causa de los procesos de no haber visto las grietas, sino de- te de las casas con averías muy
licuación y lateral spread: “en un rrumbes describiéndolos como “al- serias (Detalles del temblor, La
146 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Restauración Liberal, Caracas: 31 octubre 1900, p. forma de puente colgante; en otros se formaron cur-
2). vas sin levantarse del terreno; y en otros, se reple-
San José de Río Chico (VIII), No se registraron vícti- garon los durmientes en remolino formando gran-
mas. El templo y todo el caserío sufrieron serías res- des hacinamientos. En todo el curso del enrielado
quebrajaduras y desplomos. Se observó además se abrieron grietas, de modo que no quedó una jun-
que los árboles quedaron “torcidos y defectuosos”, tura en buen estado”. Estos daños significaron la in-
información que se ha interpretado como un proba- terrupción del tráfico de trenes, durante unos dos
ble deslizamiento. También se reportó la ocurrencia meses (Notas al susto, La Religión, Caracas: 6 no-
de water bore en los siguientes términos: “se des- viembre 1900, p. 2).
bordó el río que atraviesa el pueblo en ambas már- En Puerto Tuy (VIII), “el mar se separó como ocho
genes, bañando las calles y luego se volvió a su cau- cuadras, y luego se vino encima de la playa una gran
ce natural, siendo más grave este fenómeno cuanto mole de agua como de diez metros de altura que
que una de las márgenes del río San José tiene cua- anegó los almacenes” (Estragos del terremoto en
tro metros de altura” (Notas al susto, La Religión, Ca- Barlovento, La Linterna Mágica, Caracas: 2 noviem-
racas: 6 noviembre 1900, p. 2). Río Chico (VII). Algu- bre 1900, p. 3). Aunque esta descripción del tsunami
nos muertos y heridos. Se cayeron las paredes late- coincide con las observaciones clásicas del fenó-
rales del templo y el frontis quedó desplomado con meno, la altura de la ola está considerada poco vero-
una inclinación de seis pulgadas, las casas agrieta- símil (Audemard et al., 2012; Audemard et al., 2014
das y muchas desplomadas amenazando caerse. y Audemard y Leal, 2015).
Tacarigua (VII). Templo caído y varias casas caídas, Estado Vargas: En el plácido pueblo costero de Ma-
mayor parte de las casas agrietadas y desploma- cuto (IX), 92 casas quedaron completamente des-
das. Higuerote (VIII-IX), algunos muertos y contu- truidas y otras 31 sufrieron ligeros deterioros. El Mer-
sos; desastre espantoso en pérdidas de casas, más cado y el Hotel La Alemania quedaron prácticamen-
de la mitad de la población en el suelo, el templo caí- te destruidos. La iglesia parroquial quedó en muy
do. Un reporte procedente de esta población señala mal estado: “El templo está hoy inservible, por tener
que los horcones, que forman la armazón de las la torre desplomada, todo agrietado el frontis, y des-
construcciones, fueron sacados de raíz, lo que se in- pegadas junto con la torre, como doce pulgadas del
terpretó como evidencia de licuación. Río Grande cuerpo de la iglesia, las paredes laterales del coro
(VI), se informó de 1 muerto y 1 herido. Dos casas que corresponden al Bautisterio y a una pieza-
averiadas. Turgua (VI). Víctimas: 1 muerto y 1 heri- capilla… que también está desplomada”. También
do. Destruidas las oficinas de las haciendas Cara- se reventaron los tubos de agua, pero las autorida-
bobo y San José, el local de la escuela y la casa pa- des locales tomaron prontas medidas para solucio-
rroquial (Estragos del terremoto en Barlovento, La narlo. Las casas de madera de La Guzmania, resis-
Linterna Mágica, Caracas: 2 noviembre 1900, p. 3). tieron bien el temblor. El saldo fatal del terremoto en
Carenero (VIII). En esta población hubo 3 muertos y esta localidad fue de 4 muertos y 22 heridos (Macu-
2 heridos. La línea del Ferrocarril quedó totalmente to, La Religión, Caracas: 30 noviembre 1900, p. 2).
destruida. De esta población se reportó la conjun- Adicionalmente, el escritor José María Martel, seña-
ción de licuación y lateral spread: “La Estación del fe- ló que en Macuto, los daños del sismo se vieron exa-
rrocarril de Carenero se hundió, y así sucedió a la cerbados por “ese otro fenómeno que lleva el nom-
mayor parte de las casas del poblado. Los rieles de bre de Ras de marée, o sea levantamiento de las
la línea todos reventados”. También se informó de li- aguas del mar” (El Terremoto del 29 de octubre de
cuación: “por todas partes se han abierto zajones 1900, La Linterna Mágica, Caracas: 4 noviembre
que brotan una agua negra y hedionda a azufre” (No- 1900, p. 3). El presbítero Rada, párroco de Macuto,
tas al susto, La Religión, Caracas: 6 noviembre publicó una relación de los daños sufridos por dicha
1900, p. 2). El ferrocarril Carenero-El Guapo, vía de población, en la cual expresa que “Los baños de
comunicación fundamental para la economía de la mar, necesitan una mano fuerte que haga sentir al
región, resultó muy afectado por el sismo. A diferen- Caribe altivo que ése es el lugar donde encuentra sa-
cia del ferrocarril Caracas-La Guaira, se trataba de lud el enfermo, y que debe respetar la valla que le
una infraestructura construida a muy bajo costo y de han puesto” (Macuto, La Religión, Caracas: 30 no-
escasa calidad, sus rieles se extendían a través de viembre 1900, p. 2) Considerando que estos baños
terrenos bajos y al nivel del mar y luego se adentra- se encontraban ubicados dentro del mar, la declara-
ba por terrenos anegadizos hasta Río Chico, desde ción de Rada parece compatible con probables olas
donde partía un ramal hasta El Guapo (Arcila Fa- tsunami. Singer et al. (1983) coinciden en esta califi-
rías, 1961). Tales condiciones de ubicación y cons- cación.
trucción lo hacían muy vulnerable a los efectos del te- En Maiquetía (VI), “El templo parroquial presenta só-
rremoto, en este caso específico al proceso de late- lo insignificantes averías y en la población no ha caí-
ral spread: “La línea del Ferrocarril sufrió muchísi- do ninguna casa” (La Religión, 7 noviembre 1900,
mo, en términos que de recta que era, formó una con- pág. 2: Notas al susto). En el pueblo de Tarmas (VI),
tinua variedad de líneas quebradas en todas direc- “se agrietaron varias casas, dos paredes de la Igle-
ciones. En algunos sitios los rieles se arquearon en sia se desplomaron. El coro y la torre se vinieron al

GEOMINAS, diciembre 2018 147


A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

suelo”. Naiguatá (VII), se reportó Para facilitar la visualización de como señalan la mayoría de los
1 muerto. El templo totalmente los resultados de este estudio, la autores que han estudiado este
destruido. Se cayeron 13 casas tabla III, muestra los valores de in- sismo (Fiedler, 1961, 1968, 1988;
de tejas y dos casas grandes en la tensidad establecidos para cada Centeno Graü, 1969; Jakubowicz
hacienda “Lounga-España”, cayó población, las correspondientes y Larotta, 1974; Lugo, 1984; Pal-
el templo y todas las casas de te- coordenadas geográficas y el fac- me et al., 2005; Rodríguez et al.,
jas. En dicha localidad, se reportó tor de calidad Q, determinado se- 2006) con la excepción de Sievers
licuación (La Guaira, El Tiempo, gún los criterios previamente (1905) que lo coloca en tierra fir-
Caracas: 7 noviembre 1900, p. 2). enunciados y en función de la pre- me, en Barlovento (Véase tam-
En Caraballeda (VII). En la Guaira cisión y pertinencia de la informa- bién Palme et al., 2009). Según lo
(VII), se registraron daños entre le- ción disponible para cada una de anterior, el origen del terremoto de
ves y moderados como paredes las localidades. En los mapas de 1900, se ha atribuido a una ruptu-
agrietadas y caídas, principal- puntos de intensidad (Figuras 1- ra de la falla de San Sebastián (Lu-
mente en aquellas casas construi- 3) se puede observar la amplitud go, 1984; Audemard, 2002), y en
das de tapia o de tapia y rafas. Los del área de percepción del sismo consecuencia, se considera que
templos de San Juan de Dios y del 29 de octubre de 1900, evento este es un evento fundamental pa-
Nuestra Señora del Carmen fue- que fue sentido en gran parte del ra evaluar la amenaza sísmica en
ron examinados, encontrándose territorio nacional y en Trinidad. la región central del país y esta cir-
que no presentaban daños de cui- Se aprecia también que los efec- cunstancia implica la necesidad
dado, sino grietas de poca impor- tos macrosísmicos se concentran de una revisión profunda de los as-
tancia y la caída de frisos y enca- en la región centro norte (Figura pectos sismológicos del evento:
lados. En esta población murió 2) extendiéndose hacia la orien- parámetros básicos, efectos de si-
una persona. En distintos puntos tal, específicamente hacia el esta- tio, etc.
cercanos a La Guaira se presentó do Anzoátegui, siguiendo una dis- En este sentido, y considerando la
licuación. En el río Aguas Calien- tribución lineal este-oeste que co- cantidad y calidad de la informa-
tes, en Caruao, “perecieron los pe- rre paralela a la costa (Figura 3). ción que se ha compilado para el
ces a causa de la elevada tempe- sismo de 1900, en el futuro se es-
ratura del agua” (Notas al susto, Conclusiones pera realizar estudios comple-
La Religión, Caracas: 12 noviem- El terremoto del 29 de octubre de mentarios que permitan, por una
bre 1900, p. 3), fenómeno que ha 1900, es uno de los eventos sís- parte, evaluar los efectos geológi-
sido descrito como anomalía geo- micos más importantes ocurridos cos inducidos por este terremoto
térmica (Singer et al., 1983). en Venezuela. Su área de percep- aplicando la escala ESI-2007 y,
Asimismo, se presentaron movi- ción abarca todo el norte del terri- por la otra, estimar magnitud y epi-
mientos de remoción en masa: torio venezolano, pues fue senti- centro macrosísmico utilizando di-
“En las Montañas del Gobierno… do desde San Cristóbal, en el occi- versos métodos estadísticos.
se desprendió una gran parte del dente del país hasta Cumaná, en
cerro. En Petaquire (IX) se produ- el oriente. Los daños generados Agradecimientos
jo un movimiento de remoción en por el terremoto se concentran en A la Dra. Christl Palme, por su tra-
masa que ha sido interpretado co- la región central, donde se regis- ducción al castellano del texto de
mo un alud sísmico (Idem): “En Pe- traron las intensidades más altas, Hermann Ahrensburg “Erdbeben
taquire, en la Montaña Grande, se y se propagan hacia la región in Caracas” y por sus comentarios
derrumbó un farallón que arrasó oriental. Los daños más graves se sobre la estimación de intensida-
como 15 cuadras de montaña, y observaron en las poblaciones de des para el sismo de 1900; a la
en El Pedregal hay una grieta de Macuto (Vargas), Guarenas y Gua- Dra. Sirel Colón y al Prof. Giovan-
más de tres cuadras en el cami- tire (Miranda) y en Los Roques, lo- ni Peraldo por su minuciosa revi-
no”. El ferrocarril Caracas-La calidades para las cuales se esti- sión del texto y sus ajustados co-
Guaira dejó de funcionar debido a mó una intensidad de IX en la es- mentarios; al Ing. Edwin Vargas
“dos derrumbes de consideración cala de Mercalli Modificada. En la por la elaboración de la cartogra-
en los sitios denominados los Va- subregión de Barlovento, estado. fía.
lleros y Vueltas Blancas y otros de Miranda, se documentaron daños
poca importancia…” (La Guaira, graves y la ocurrencia de diversos Referencias
El Tiempo, Caracas: 7 noviembre efectos geológicos, estimándose Ahrensburg, H. (1901, Juni). Erd-
1900, p. 2) El inspector de la ca- intensidades VIII-IX en Higuerote beben in Caracas, Mitteilun-
rretera Caracas-La Guaira, repor- y Paparo, e intensidad VIII en las gen der Geographischen Ge-
tó el “derrumbe de gran parte del poblaciones de Caucagua, Capa- sellschaft für Thüringen zu Je-
Cerro Vueltas Blancas, en una ex- ya, Curiepe, San José de Barlo- na, 19(1), 56-58.
tensión de cien metros, entre el vento, Carenero y Puerto Tuy. Arcila Farías, E. (1961). Historia
Ojo de Agua y Guaracarumbo, inu- La distribución espacial de los de la ingeniería en Venezuela,
tilizado dicha carretera” (Obser- efectos del terremoto, sumado a 2 tomos, Caracas: Colegio de
vación, La Linterna Mágica, Cara- la ocurrencia del tsunami, sugie- Ingenieros de Venezuela.
cas: 28 noviembre de 1900, p. 2). ren que el epicentro es marino, tal Audemard, F. (2002, Noviembre).
148 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Tabla III. Asignación de intensidades para el terremoto del 29/10/1900.


Valores obtenidos en este estudio.

Referencia Intensidad
Población Latitud (°) Longitud (°) Factor Q
Figuras 1-3 MM
1 Aragua de Barcelona 9,46 -64,83 VII-VIII C
2 Barcelona 10,13 -64,68 VII-VIII A
3 Cantaura 9,3 -64,36 V B
4 Clarines 9,94 -65,17 VII C
5 Onoto 9,60 -65,19 VII B
6 San Mateo 9,74 -64,55 VI-VII B
7 Barbacoas 9,48 -66,98 VI C
8 Camatagua 9,79 -66,91 VII B
9 Choroní 10,51 -67,61 VI C
10 El Consejo 10,24 -67,25 VI C
11 La Victoria 10,23 -67,33 VII A
12 Maracay 10,25 -67,60 VII B
13 San Sebastián 9,94 -67,17 VI C
14 Turmero 10,23 -67,48 VII C
15 Villa de Cura 10,04 -67,49 VI C
16 Güigüe 10,08 -67,78 VII C
17 Naguanagua 10,25 -68,01 VI C
18 Puerto Cabello 10,47 -68,02 VII B
19 Valencia 10,17 -68,00 VII B
20 San Carlos 9,65 -68,58 III B
21 La Tortuga 10,93 -65,31 VII-VIII C
22 Los Roques 11,86 -66,76 VIII-IX B
23 Baruta 10,42 -66,87 VIII B
24 Chacao 10,48 -66,83 VIII A
25 Distrito Capital 10,50 -66,93 VII-VIII A
26 El Hatillo 10,44 -66,83 VII C
27 Petare 10,48 -66,82 VII B
28 Coro 11,40 -69,68 IV B
29 Calabozo 8,92 -67,43 V B
30 Chaguaramas 9,34 -66,25 IV B
31 El Sombrero 9,39 -67,06 V B
32 Lezama 9,05 -67,45 VI B
33 Ortiz 9,63 -67,29 V B
34 Parapara 9,38 -67,29 V B
35 San Juan de los Morros 9,89 -67,34 VI B
36 Tucupido 9,29 -65,77 VI C
37 Valle la Pascua 9,20 -66,01 VI-VII B
38 Zaraza 9,34 -65,32 VI C
39 Baragua 10,58 -69,95 III A
40 Barquisimeto 10,07 -69,33 IV A
41 Cabudare 10,03 -69,26 III A
42 Carora 10,57 -70,26 III A
GEOMINAS, diciembre 2018 149
A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Tabla III (Continuación).


Referencia Intensidad
Población Latitud (°) Longitud (°) Factor Q
Figuras 1-3 MM
43 El Tocuyo 9,78 -69,79 IV A
44 Quíbor 9,93 -69,58 III A
45 Sarare 9,78 -69,16 III A
46 Mérida 8,58 -71,13 II A
47 Capaya 10,43 -66,27 VIII B
48 Carenero 10,54 -66,11 VIII B
49 Caucagua 10,28 -66,38 VIII B
50 Cúa 10,17 -66,88 VI A
51 Charallave 10,24 -66,86 VI B
52 Curiepe 10,48 -66,17 VIII B
53 Guarenas 10,47 -66,54 IX A
54 Guatire 10,47 -66,54 IX A
55 Higuerote 10,48 -66,10 VIII-IX B
56 Los Teques 10,34 -67,04 VI A
57 Ocumare del Tuy 10,11 -66,78 VII B
58 Panaquire 10,22 -66,24 VII C
59 Paparo 10,39 -65,98 VIII-IX C
60 Río Chico 10,34 -65,97 VII B
61 Río Grande 10,44 -66,52 VI B
62 San Diego de los Altos 10,35 -66,94 VIII B
63 San José de Río Chico 10,30 -66,00 VIII B
64 Santa Lucía 10,26 -66,66 VII-VIII B
65 Santa Teresa 10,23 -66,65 VII B
66 Tacarigua 10,31 -65,88 VII C
67 Turgua 10,37 -66,76 VI C
68 Araure 9,56 -69,21 III B
69 Ospino 9,30 -69,45 III B
70 Carúpano 10,67 -63,24 IV B
71 Cumaná 10,45 -64,16 IV B
72 San Cristóbal 7,75 -72,22 IV B
73 Valera 9,03 -70,60 III B
74 Carache 9,71 -70,19 III B
75 Caraballeda 10,62 -66,85 VII C
76 La Guaira 10,60 -66,93 VII A
77 Maiquetía 10,60 -66,98 VI B
78 Macuto 10,61 -66,89 IX A
79 Naiguatá 10,62 -66,74 VII B
80 Petaquire 10,45 -67,17 IX B
81 Tarmas 10,54 -67,14 VI C
82 Yaracuy 10,32 -68,72 III B
83 Maracaibo 10,63 -71,63 III B
84 Trinidad 10,68 -61,51 IV B
150 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Figura 1. Puntos de intensidad para el terremoto del 29 de octubre de 1900.

GEOMINAS, diciembre 2018 151


A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Figura 2. Puntos de intensidad para el terremoto del 29 de octubre de 1900.

152 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Figura 3. Puntos de intensidad para el terremoto del 29 de octubre de 1900.

Ruptura de los grandes sismos venezolanos del bean Sea), since 1530 AD, Ponencia presentada
siglo XIX y XX revelados por la sismicidad instru- en 6 th International INQUA Meeting on
mental contemporánea, ponencia presentada Paleoseismology, Active Tectonics and
en el XI Congreso Venezolano de Geofísica, Ca- Archaeoseismology, Fucino, Italy.
racas, Venezuela. Audemard, F. A., Leal Guzmán, A., Palme C. (2012).
Audemard, F., Leal, A. (2015). Reliability of first- Testimonios históricos de terremotos locales tsu-
hand accounts for study of past tsunami events namigénicos en el oriente venezolano, Ponencia
in northeastern Venezuela (southeasterm Carib-
GEOMINAS, diciembre 2018 153
A. Leal G., R. Vásquez S., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

presentada en las VI Jornadas Armitano. Palme, C., Choy, J., Guada, C.


Venezolanas de Sismología Gasparini, G., Posani, J. P. (2009). Wilhelm Sievers y el te-
Histórica, Caracas, Venezue- (1998). Caracas a través de su rremoto del 29-oct-1900, refle-
la. arquitectura, Caracas: Armita- xiones preliminares, Ponencia
Audemard, F., Glimsdal, S., Leal, no. presentada en las V Jornadas
A. (2014). Local historical tsu- Grases, J. (1990). Terremotos des- Venezolana de Sismología His-
namis along northeastern Ven- tructores del Caribe. 1502- tórica, Mérida, Venezuela.
ezuela, southern Caribbean: 1990, Montevideo: Unesco- Peraldo, G. (1993, mayo) .El geó-
tectonic and/or mass wasting Relacis. logo ante el discurso del docu-
induction? First modeling re- Grases, J., Altez, R., Lugo, M. mento histórico.- Rev. Geol
sults of strike-slip generation, (1999). Catálogo de sismos Amer. Central, 15, 87-91.
Ponencia presentada en Inter- sentidos y destructores: Vene- Peraldo, G., Montero, W. (1999)
national workshop “Mega zuela, 1530/1999, Caracas: .Sismología Histórica de Amé-
Earthquakes and Tsunamis in Academia de Ciencias Físicas, rica Central, México: IPGH.
Subduction Zones- Matemáticas y Naturales. Fa- Ríos, A. (2006). Gestar la nación:
Forecasting” Approaches and cultad de Ingeniería, UCV. prensa y cultura en el siglo XIX,
Implications for Hazards As- Jakubowicz, E., Larotta, J. (1974, En C. Pacheco, L. Barrera Lina-
sessment, Rhodes Isl., julio-septiembre). Terremoto res, B. González Stephan
Greece. del 29 de octubre de 1900. Bo- (Coords.), Nación y literatura:
Bolt, B. (1981). Terremotos, Bar- letín Técnico del IMME, 11(47), itinerarios de la palabra escrita
celona: Editorial Reverté. 23-47. en la cultura venezolana, Cara-
Centeno Graü, M. (1969). Estu- Leal Guzmán, A., Mastrangioli, G. cas: Fundación Bigott-Editorial
dios Sismológicos, Caracas: Bi- (2014). Imaginario social de la Equinoccio (pp. 181-185).
blioteca de la Academia de sismorresistencia en la Vene- Rodríguez, J. A., Audemard, F.
Ciencias Físicas, Matemáticas zuela del siglo XIX, Ponencia (2003, junio). Sobrestimacio-
y Naturales. presentada en la Trienal de nes y limitaciones en los estu-
Ceresis (1985). Catálogo de terre- Investigación FAU 2014, Cara- dios de sismicidad histórica
motos para América del Sur. cas, Venezuela. con base en casos venezola-
Datos de hypocentros e inten- Lemmo, A. (1970). Etnografía y nos, Revista Geográfica Vene-
sidades. Venezuela. Vol. 8, Li- fuentes históricas, Caracas: zolana, 44(1), 47-75.
ma: Centro Regional de Sis- Universidad Central de Vene- Rodríguez, L. M., Audemard, F.,
mología para América del Sur. zuela. Rodríguez J. A. (2006, sep-
Fiedler, G. (1961). Áreas afecta- Lugo, M. (1984). Metodología pa- tiembre). Casos históricos de
das por terremotos en Vene- ra la reevaluación macrosísmi- licuación de sedimentos indu-
zuela, Ponencia presentada ca de sismos históricos: el ca- cidos por sismos en Venezuela
en el III Congreso Geológico so del terremoto de Caracas desde 1530, Revista de la Fa-
Venezolano, Caracas, Vene- del 29 de octubre de 1900, Po- cultad de Ingeniería de la
zuela. nencia presentada en el IV U.C.V., 21(3), 5-33.
Fiedler, G. (1968, marzo). Estudio Congreso Venezolano de Sis- Salcedo-Hurtado, E., Gómez-
Sismológico de la Región de mología e Ingeniería Sísmica, Capera A. A. (2013, ju-
Caracas con Relación al terre- Barquisimeto, Venezuela. nio).Estudio macrosísmico del
moto del 29 de julio de 1967, Michetti A. M., Esposito, E., Guer- terremoto del 18 de octubre de
Boletín Técnico del IMME, VI rieri, L., Porfido, S., Serva, L., 1743 en la región central de Co-
(23-24), 127-222. Tatevossian, R., Vittori, E., Au- lombia, Boletín de Geología,
Fiedler, G. (1988). Preliminary eva- demard, F., Azuma, T., Clague, 35(1), 109-128.
luation of the large Caracas J., Comerci, V., Gürpinar, A., Sievers, W. (1905, März) .Das
earthquake of october 29, Mccalpin. J., Mohammadioun, Erdbeben in Venezuela vom
1900, In: W. LEE, H. MEYERS, B., Mörner, N. A., Ota., Y., Rog- 29, Oktober 1900,
K. SHIMAZAKI (Eds.), Histori- hozin, E. (2010). Escala Me- Geographischen Vereinigung,
cal seismograms and earth- dio-ambiental de Intensidad 35-50.
quakes of the world, San Sísmica ESI-2007 INQUA, Ma- Singer, A., Rojas C., Lugo, M.
Diego: Academic Press (pp. drid: Grupo Español de Traba- (1983). Inventario nacional de
201-207). jo de la Asociación Española riesgos geológicos, Caracas:
Gasparini, G., Margolies, L. para el Estudio del Cuaterna- FUNVISIS.
(1986). Arquitectura popular rio, AEQUA. Zawisza, L. (1988). Arquitectura y
de Venezuela, Caracas: Armi- O'loughlin, K. F., Lander, J. F. obras públicas en Venezuela.
tano. (2003) .Caribbean tsunamis. A Siglo XIX, Caracas: Ediciones
Gasparini, G., Margolies, L. 500 year history from 1498- de la Presidencia de la Repú-
(1998). Arquitectura de tierra 1998, Dordrecht: Kluwer Aca- blica.
cruda en Venezuela, Caracas: demic Publishers.
154 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Ambiente
El comportamiento socio ambiental como factor en la inversión de los proyectos
mineros en la provincia de Lucanas y Sucre, región de Ayacucho, Perú

Environmental partner behavior as a factor in the investment of mining projects at


Lucanas and Sucre provinces, Ayacucho region, Peru

O comportamento sócio-ambiental como um fator no investimento de projetos de


mineração na província de Lucanas e Sucre, região de Ayacucho, Peru

Jaime Alberto Huamán Montes1


Recibido: 1-9-18; Aprobado: 23-10-18

Resumen Abstract Resumo


Con la finalidad de evaluar y analizar With the purpose of evaluating and A fim de avaliar e analisar o compor-
el comportamiento socio ambiental analyzing the socio-environmental tamento do sócio-ambiental impacto
que impacta en la inversión privada behavior that impacts on private in- investimentos privados em projetos
en los proyectos mineros en las pro- vestment in mining projects at Sucre de mineração nas províncias de Luca-
vincias de Sucre y Lucanas, región de and Lucanas provinces, Ayacucho nas, Ayacucho, caso projeto de mine-
Ayacucho, caso Proyecto de Explora- region, case of Kimsa Orcco Mining ração de varredura Kimsa Orcco re-
ción Minera Kimsa Orcco, se utilizó Exploration Project, valid and relia- gião e Sucre foi variáveis usadas e in-
variables e indicadores válidos y con- ble variables and indicators were dicadores válidos e fiáveis para de-
fiables para determinar el comporta- used to determine the socio- terminar o comportamento social e
miento socioambiental. La empresa environmental behavior. The Laco- ambiental. O projeto de Laconia Kim-
minera Laconia mediante el proyecto nia mining company through the sa Orcco empresa de mineração de-
Kimsa Orcco ha determinado el com- Kimsa Orcco project has determi- terminou o compromisso de respon-
promiso sobre responsabilidad social ned the commitment on social res- sabilidade social para o papel das co-
con las comunidades directamente in- ponsibility with the communities di- munidades diretamente envolvidas,
volucradas, rol preponderante que va rectly involved, a preponderant role preponderante que vai da mão de
de la mano del manejo adecuado del that goes hand in hand with the pro- uma boa gestão do meio ambiente,
medio ambiente, que constituye una per management of the environ- que é uma equação chave para com-
ecuación clave de compromiso: ment, which constitutes a key com- promisso: empresa - comunidade -
Empresa – Comunidad – Estado. Se mitment equation: Company - Com- Estado. Conclui-se, esse comporta-
concluye, que el comportamiento so- munity - State. It is concluded that mento ISA como um fator para o in-
cioambiental como factor para la in- the socio-environmental behavior vestimento no projeto, iria influenciar
versión del proyecto, influiría signifi- as a factor for the investment of the significativamente o crescimento eco-
cativamente en el crecimiento econó- project, would significantly influence nômico da região local e do país, mas
mico de la región, local y del país, pe- the economic growth of the region, enquanto existem comunidades, líde-
ro mientras existan comunidades, diri- local and the country, but while there res e política anarquista, com a mine-
gentes y políticos anarquistas, con la are communities, leaders and anar- ração, comunidades rejeitar a execu-
minería, rechazarán la implementa- chist politicians, with mining, they ção das atividades de mineração na
ción de actividades mineras en la zo- will reject the implementation of mi- área, também a sua singularidade de
na, asimismo las comunidades en su ning activities in the zone, also the cosmovisão pelo fato do que projeto
idiosincrasia de cosmovisión por el communities in their idiosyncrasy of é em torno de cerro Apu Carhuarazo,
hecho que el proyecto se encuentra cosmovision due to the fact that the considerado como um santuário, con-
en torno al cerro Apu Carhuarazo, project is around Apu Carhuarazo cordar em cancelar a permissão de
que consideran como santuario, hill, which they consider as a sanc- aprovação do projeto e a retirada da
acuerdan anular el permiso de autori- tuary, they agree to cancel the per- empresa da área, o estado, com o fun-
zación del proyecto y el retiro de la em- mission of authorization of the pro- damento de que ele vai contaminar re-
presa de la zona, por parte del Esta- ject and and the company must lea- cursos hídricos encontraram a con-
do, aduciendo que contaminará los re- ve the area, alleging that it will pollu- cessão nas cabeceiras da bacia.
cursos hídricos por encontrarse la te the water resources because the
concesión en la cabecera de cuenca. concession is in the headwaters-
hed.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:: Comportamento sócio-ambiental, comportamiento socioambiental, exploración,
exploração, exploration, inversión proyectos mineros, investimento de projetos de mineração,mining projects investment, socio-
environmental behavior.
1
Ing°Min°, Dr. Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. Correo-e: jhuamanmontes@yahoo.com.mx
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 155
Jaime A. Huamán M.

Introducción minería canadiense llegó con un damental, sin embargo, algunas


Los proyectos de explotación y discurso de minería limpia, de empresas, en su afán de maximi-
exploración minera que se en- ayuda al desarrollo y finalmente zar sus ganancias, quieren pasar
cuentran involucrados con las co- no cumplieron la mayoría de las por alto esa necesidad en detri-
munidades en el Perú se ha con- promesas y compromisos que mento de los que no tienen poder
vertido en uno de los epicentros siempre han pregonado”, “Algu- económico, ni acceso a los me-
vulnerable en la industria minera, nas empresas mineras cana- dios para hacer oír su voz, ante
sin embargo debemos reconocer dienses se han caracterizado por esto, nuestra posición es que se
somos un país de economía mi- los grandes y largos conflictos so- requiere de un Estado capaz de
nera y atractivo por muchas déca- cioambientales con comunida- garantizar los derechos ciudada-
das de nuestros recursos mine- des, que no han respondido a la nos estableciendo normas claras
rales con una formación metalo- lógica de una minería moderna y sanciones para aquellas em-
genética que abarca desde el ba- responsable, sino que han termi- presas que violas los intereses
tolito de la costa, la cordillera cen- nado en estrategias de intimida- de las comunidades.
tral y el batolito de Pataz hacia ción, violencia". El presente trabajo de investiga-
cordillera oriental de la selva con Como es de nuestro conocimien- ción del proyecto de exploración
minerales polimetálicos de co- to cada país en sus ministerios re- en la Provincia de Sucre y Pro-
bre, plomo, zinc y oro , plata, por lacionados con la minería tienen vincia de Lucanas, concesiones
lo que continuamos siempre reci- deficiencia de comunicar y con- que se encuentran en la zona su-
biendo los mayores flujos de in- sultar con las comunidades de perficial denominado Apu Car-
versión minera extranjera a nivel los centros poblados sobre los huarazo, en su entorno social
global, al igual forma de algunos proyectos mineros, si los hiciera con el proyecto minero presen-
países como Canadá, Australia y políticamente social sería exito- tan que tiene influencia directa
América Latina. sa el desarrollo de la minería en con las comunidades, Tintay,
Como consecuencia, el otro as- el lugar y del mismo el desarrollo Huacaña y Querobamba (Sucre,
pecto que ha acompañado a los económica de la región, Oxfam Ayacucho), quienes han preten-
proyectos mineros son los pro- Internacional Social Capital dido suspender temporalmente
blemas socioambientales origi- Group (2007), la creciente inver- el proyecto minero, porque no
nando los conflictos, que pueden sión minera en el Perú se debe a existen en la zona las condicio-
ser considerados las áreas terri- su potencial de los recursos mine- nes sociales para el desarrollo
toriales y los recursos hídricos : rales una gran oportunidad para del mismo
no hay minería sin el control de promover el desarrollo sosteni- La evolución socio ambiental co-
grandes extensiones de tierras y ble de la región y del país. mo factor determinante en la ges-
sin el control de recursos hídri- Actualmente existen varios te- tación de los problemas ambien-
cos y otros bienes naturales, de mas de agenda pendientes para tales se inicia principalmente de
servicios ecosistémicos, que an- el debate, especialmente vincu- los recursos hídrico proveniente
tes de que llegue la minería han lados a mejorar políticas públi- de la cabecera de la cuenca, del
estado manejados por las pobla- cas referidas al ordenamiento te- Cerro Carhuarazo donde se ini-
ciones a lo largo del tiempo se rritorial, la participación ciudada- cian los ríos Pongora y Pampas,
ven ahora amenazados por esta na y consulta, la autoridad am- el presente trabajo de investiga-
actividad. La defensa de los terri- biental independiente, el desa- ción determinará el efecto y cau-
torios y del agua ha sido y segui- rrollo de vínculos entre el sector sa, que determinaron la descon-
rá siendo un componente central minero y las economías regiona- formidad de algunas comunida-
que caracteriza en la etapa de ex- les y locales, la responsabilidad des frente a la operatividad de la
ploración y explotación de los pro- social empresarial, entre otros. Empresa Minera Laconia, argu-
yectos mineros. Para que esto se produzca, se re- mentado que el Apu CCarhuara-
El trabajo del Observatorio de quiere de un Estado presente, zo es una cultura regional, que
Conflictos Mineros de América con políticas redistributivas cla- se encuentra en la cabecera de
Latina (OCMAL) (2014) con su ras que beneficien al conjunto de cuenca, que está concesionada
importante mapa de conflictos mi- la población y que regule la acti- por la empresa Andes Explora-
neros y el intenso intercambio de vidad extractiva, así como una so- tion of Perú, con capitales Aus-
información y testimonios entre ciedad civil organizada y respon- tralianos.
sus integrantes, ha permitido do- sable. El Estado debe cumplir un El presente trabajo de investiga-
cumentar e informar regularmen- rol fundamental de asegurar las ción consiste del análisis de los
te sobre la evolución de estos reglas institucionales, para que resultados del comportamiento
conflictos en la gran mayoría de esto sea realidad, las socieda- SOCIOAMBIENTAL de las comu-
los países de América Latina. des civiles, la empresa y el esta- nidades campesinas de Huaca-
Fajardo Luis (2017), afirma "La do cumplir un rol de vigilancia fun- ña y Tintay de las provincias de

156 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


El comportamiento socio ambiental como factor en la …

Sucre y Lucanas por las labores de exploración na que sus propiedades (tierras labradas y traba-
Proyecto de Exploración Kimsa Orcco – Propie- jadas por años), deben ser entregadas por el “bie-
dad Laconia South America S. A. C. (Laconia), en nestar común”, una idea que se aleja de un con-
el año 2013. El área del proyecto se ubica en el dis- cepto de propiedad diferente al de medio de cam-
trito de Morcolla en la provincia de Sucre, departa- bio. Esta supuesta relación directa con el desarro-
mento de Ayacucho, a una altitud que varía entre llo hace del tema minero un caso de estudio intere-
los 4.050 y 5.000 m s. n. m. sante, ya que en este momento la crítica hace refe-
El proyecto considera el desarrollo de actividades rencia a un “desarrollo por el desarrollo”; sin em-
de exploración que involucran el diseño, planea- bargo, el objetivo debería ser el alcance de un de-
miento y ejecución de 5 (cinco) plataformas de per- sarrollo comunitario que acepte y respete la cos-
foración diamantina y pozas de manejo de lodos movisión de quienes involucra.
asociadas. Todas estas actividades mineras se en- En el presente trabajo de investigación consiste en
cuentran dentro de cerro de Carhuarazo, justa- el análisis de la partida importante en el análisis de
mente en la cabecera de las cuencas donde nacen las comunidades involucradas en conflictos ante
los ríos Pampas y otros ríachuelos y las subcuen- proyectos mineros que se encuentran en Sucre y
ca del río Sondondo, a una altitud que varía entre Lucanas del Departamento de Ayacucho.
los 4.300 y 5.000 m s. n. m., a aproximadamente Saade Hazin Miryam – CEPAL (2013), los conflic-
80 km en línea recta al sur de la ciudad de tos mineros ocurren entre el gobierno central y las
Andahuaylas y 130 km en línea recta de la ciudad autoridades locales de las municipalidades de los
de Ayacucho. centros poblados, han originado por la repartición
Raymundo Chirinos (2013), al hablar de los Socio de los ingresos tributarios provenientes de las acti-
ambientales en el Perú hace referencia a uno de vidades mineras, dentro de marcos de federalismo
los temas más coyunturales y complejos del país, fiscal.
pues se mezclan diversos conceptos de desarro- Raymundo Chirinos (2013), al hablar de los Socio
llo, formas de vida (agricultura y ganadería), ele- ambientales en el Perú es hacer referencia a uno
mentos culturales, ideas de propiedad, creencias, de los temas más coyunturales y complejos del
efectos ambientales; todo dentro de un mismo con- país, pues se mezclan diversos conceptos de de-
junto que busca ser denominado Política de Esta- sarrollo, formas de vida (agricultura y ganadería),
do, Empresa, y la Sociedad, el Estado maneja un elementos culturales, ideas de propiedad creen-
concepto de desarrollo sesgado que prima los be- cias, efectos ambientales; todo dentro de un mis-
neficios de un desarrollo económico que debería mo conjunto que busca ser denominado Política
ser generalizado. de Estado, Empresa, y la Sociedad, el Estado ma-
Ortiz-T,(1997), socioambientales en minería alu- neja un concepto de desarrollo sesgado que prima
den a que ciertas prácticas de uso y explotación de los beneficios de un desarrollo económico que de-
los recursos de la naturaleza, que al degradar los bería ser generalizado.
ecosistemas, pueden conducir conflictos relacio- Ortiz-T (1997), socioambientales en minería alu-
nados de los diversos actores al interior de las so- den a que ciertas prácticas de uso y explotación de
ciedades. los recursos de la naturaleza, que al degradar los
Tanaka Martín, Ludwing Huber (2003), estudio rea- ecosistemas, pueden conducir conflictos relacio-
lizado por los autores, determinan las reformas me- nados de los diversos actores al interior de las so-
dio ambientales, no han logrado evitar que se mul- ciedades.
tipliquen por todo el país conflictos sociales que gi-
ran en torno a la actividad minera, la inestabilidad Materiales y métodos
generada por estos conflictos plantea, en efecto,
serios problemas de gobernabilidad y tiene conse- Tipo de investigación
cuencias económicas y sociales que pueden mer- Hernández y otros, (2006), opina que la investiga-
mar seriamente la actividad minera, que tiene el po- ción cuantitativa estudia los fenómenos desde el
tencial de generar impactos ambientales negati- exterior, busca medir y cuantificar las variables a
vos, principalmente en la cantidad y calidad del través de instrumentos válidos y confiables, y así
agua y en los suelos, si no se realiza de manera determinar el comportamiento de las mismas, esta
adecuada. De hecho, a la fecha se han inventaria- recolección de datos para probar hipótesis con ba-
do una gran cantidad de pasivos ocasionados por se en la medición numérica y el análisis estadísti-
actividades mineras que fueron desarrolladas sin co.
el correcto cuidado por el ambiente o cuando estos Corral Yadira (2009), según el análisis y alcance
aspectos no estaban regulados como en la actuali- de los resultados es correlacional. Los estudios
dad. experimentales se caracterizan por la introducción
Huaroto. C y Vásquez A. (2015), Lima ,Perú. El pro- y manipulación del factor causal o de riesgo para la
blema socio ambiental pretende, entonces, hacer determinación posterior del efecto.
entender a las comunidades campesinas de la zo- Según el marco en que tiene lugar la investigación
GEOMINAS, diciembre 2018 157
Jaime A. Huamán M.

es de campo, porque los datos es el ente rector del sector mine- vas y población en general, por
serán colectados en los centros ro y energético en el Perú, cuyo lo que considero el reto de la nue-
poblados de la provincia de Su- objetivo es promover el desarro- va minería con objetivos y metas
cre. llo sostenible de los centros po- en el aspecto socioambiental.
blados de la Provincia de Sucre La relación con las comunidades
Diseño de investigación respetando las normas ambien- de Sucre y Lucanas con la em-
El diseño es exploratorio, de tales y mineras, con tecnología presa minera Laconia South
acuerdo a los indicadores de la limpia en la explotación de los re- América S. A. C., inicialmente pa-
variable independiente y depen- cursos minerales en armonía con ra realizar sus operaciones han
diente presentado en el proyec- el medio ambiente, en este caso llegado a consensuar armonio-
to, su interrelación con el actor es- del proyecto de exploración Kim- samente de acuerdo a la
tado, empresa y comunidades, sa Orcco. DECLARACIÓN IMPACTO
que constituye como factor para AMBIENTAL, proyecto de explo-
la inversión en los proyectos mi- Muestra ración Kimsa Orcco, aprobado
neros. Una muestra como una parte de por el Ministerio de Energía y Mi-
Un diseño de investigación tam- la población seleccionada a tra- nas.
bién se refiere a un plan o estra- vés de alguna técnica de mues- La empresa minera Laconia me-
tegia concebida para obtener la treo (probabilística o no probabi- diante el proyecto Kimsa Orcco
información que se desea. Her- lística) obtenida con el propósito ha determinado el compromiso
nández y otros (2006). de estudiar alguna característica sobre responsabilidad social con
Asimismo, con el diseño se apli- y luego extender los resultados las comunidades directamente
có entrevista y encuestas con las hacia la población.El investiga- involucradas, rol preponderante
comunidades de los centros po- dor, conociendo bien a la pobla- que va de la mano del manejo
blados con cierto nivel de conoci- ción y con buen criterio, decide adecuado del medio ambiente,
miento y con consentimiento pre- que unidades de observación in- que constituye una ecuación cla-
vio, ha sido de manera aleatoria, tegrarán la muestra. ve de compromiso: Empresa –
con las comunidades de interés Comunidad – Estado.
en el proyecto a realizarse. Diseño metodológico para la Las comunidades como parte de
Asimismo, el análisis de las nor- recolección de datos la responsabilidad social con la
mas ambientales, su influencia, Distrito Morcolla y sus poblados empresa tienen una relación hori-
acomodaciones, que podría ge- de Huacaña y Tintay y otros po- zontal de responsabilidades
nerar los conflictos socioambien- blados de la provincia de Sucre y compartidas, debemos pensar
tales por la actuación entre los ac- Provincia de Lucanas. este vínculo como algo que debe
tores, que en adelante pueden En la Dirección Regional de Mine- generar ética y valores más allá
ocurrir riesgo e incertidumbre en ría y del Ministerio de Energía y de la vida misma de la operación
torno al proyecto, sus preferen- Minas, datos bibliográfica, tesis, minera.
cias, intereses, se concentra co- informes. En el cumplimiento de la Decla-
mo factor para la inversión mine- ración Impacto Ambiental - DIA
ra en los proyectos mineros, ca- Resultados y discusión la Empresa Minera Laconia so-
so proyecto Kimsa Orcco, que Resultados bre el proyecto exploración Kim-
permita desarrollar procedimien- Las operaciones mineras gene- sa Orcco, se realizaron dos talle-
tos, pruebas, probabilidad a lle- ran una serie de servicios y res participativos, uno por cada
gar a una conclusión. obras de infraestructura, en su comunidad campesina involu-
entorno que benefician a los po- crada en el ámbito del proyecto:
Población bladores de las comunidades ale- Comunidad campesina de Hua-
Se tomará en cuenta que en ca- dañas, las mismas que en otras caña. Realizado el día 14 de di-
da centro poblado existe cierta circunstancias tardarían años en ciembre del 2013.
cantidad de personas ,el conjun- ser atendidas. Sin embargo, es Comunidad campesina de Tin-
to de todos los casos que con- necesario que la comunidad par- tay. Realizado el día 09 de enero
cuerdan con una serie de especi- ticipe de los procesos de la acti- del 2014.
ficaciones que se formula duran- vidad minera y esté informada En las concesiones involucradas
te la encuesta y/o entrevista. de los programas de la empresa en el presente proyecto no se evi-
Pineda y otros (1994), definen a minera para proteger el medio dencian actividades de explora-
una población como la totalidad ambiente y su entorno con las co- ción anteriores a las realizadas
de individuos o elementos en los munidades. Es decir, debe prac- por Laconia, las cuales se han li-
cuales puede presentarse deter- ticarse una política de transpa- mitado a la fecha principalmente
minada característica suscepti- rencia y apertura que involucre a a reconocimientos que incluye-
ble de ser estudiada. las autoridades, líderes de opi- ron mapeo y muestreo de rocas
El Ministerio de Energía y Minas nión, instituciones representati- y sedimentos. Si bien en la zona
158 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
El comportamiento socio ambiental como factor en la …

no se observaron evidencias de campañas de ex- movisión por el cerro Apu Carhuarazo, aduciendo
ploración anteriores (i.e. plataformas y pozas de que contaminará los recursos hídricos por encon-
manejo de lodos, etc), sí se encontró un sistema trarse la concesión minera en cabecera de cuen-
de vías de acceso que conecta a los diferentes sec- ca, acuerdan suspender el desarrollo del proyec-
tores del proyecto y sus inmediaciones. to de exploración Kimsa Orcco, a la Empresa Mi-
nera Laconia Australiana. Conclusión, el proyec-
Discusión to no va.
En los talleres estuvieron dirigidos a las poblacio-
nes de las comunidades campesinas menciona- Agradecimientos
das, con la presencia de las autoridades político- El presente trabajo de investigación ha sido desa-
administrativas de diferentes grupos de interés, rrollo gracias a la colaboración de las comunida-
así como a cualquier público interesado en infor- des de Morcolla y Tintay y de la Unidad de Investi-
marse y participar en el desarrollo del mismo, que gación de la Facultad de Ingeniería de Minas, Geo-
se permitió a las discusiones sobre dicho proyecto logía y Civil.
de exploración.
A consecuencia de los talleres recibidos, los comu- Referencias
neros de Morcolla, Tintay, Huacaña y Querobam- Corral Yadira (2009). Validez y confiabilidad de los
ba sobre el proyecto de exploración Kimsa Orcco instrumentos de investigación para la recolec-
realizado por la Empresa Minera Laconia South ción de datos. Estudios de Postgrado. Facultad
America, con capitales australianos, que se ubica de Ciencias Económicas y Sociales Maestría
en el distrito de Morcolla con influencia directa con en Administración de Empresas, Mención Mer-
zona superficial el cerro denominado Apu Ccar- cadeo. MSc. Educación Superior. Profesora,
huaraso, por tanto han acordado suspender esta Mención Matemática. UPEL-Caracas
actividad minera argumentando que contaminará Fajardo, Luis (2017). Los conflictos y controversias
a las cabeceras de cuenca donde se forma los ríos de la minería de Canadá en América Latina
Pampas, Chichay y Sondondo produciendo pro- (que van en contra de su imagen progresista).
blemas socioambientales. Hernández Sampieri, R., Fernández Collado, C.,
Los impactos negativos referente a la contamina- Batista Lucio, P. (2006). Metodología de investi-
ción de los recursos hídricos y la parte superficial gación .
se formulan los problemas de carácter social, eco- Huaroto de la Cruz, César de la Cruz y Artudo L.
nómico, técnico, y político, constituyendo intere- Vásquez Cordano, (2015). Los conflictos socio
ses entre los actores: empresa, comunidades y el ambientales y el valor de las acciones de las
Estado; que son responsables en el desarrollo de grandes empresas mineras en el Perú. Lima –
la minería, conociendo que la minería es un factor Perú.
importante para la economía del país, y de la mis- OCMAL. Observatorio de conflictos Mineros de
ma forma en el desarrollo económico de los cen- América Latina (2014). Conflictos mineros en
tros poblados involucrados con el proyecto de ex- América Latina: Extracción, Seguro, y Agre-
ploración Kimsa Orcco. sión. www.cpalsocial.org/documentos/185.pdf
El presente trabajo de investigación es evaluar el Oxfam Internacional Social Capital Grup (2007).
comportamiento socio ambiental de estas comuni- Responsabilidad Social Empresarial en el sec-
dades de Santa María Magdalena de Tintay, Mor- tor minero en el Perú.
colla, Huacaña, Otoca y otras comunidades de al- Pineda E., Alvarado Eva, Canales Francisca
to andino como factor para la inversión de los pro- (1994). Metodología de la investigación. Se-
yectos mineros que se encuentran en la provincia gunda edición. Edición Washinton.
de Sucre y Lucanas, el tema central es el proble- Raymundo Chirinos (2002). Conflicto Social en la
ma socio-ambiental que influye significativamente Inversión Minera en el Perú
como factor en la inversión del proyecto minero Tanaka M. y Huber L. – IEP, Bruno Revesz y Diez
Kimsa Orcco. Proyecto aprobado por el Ministerio A. – CIPCA, Xavier Ricard y José de Echave –
de Energía y Minas aprobados dentro de los mar- CBC Durante (2012). Minería y Conflicto So-
cos legales para realizar las actividades mineras. cial, Economía y Sociedad.
El aspecto Socioambiental sustentable dentro de Saade Hazin M (2013). Desarrollo minero, conflic-
los indicadores de normas ambientales es un fac- tos socio ambientales, los casos de Colombia,
tor para la inversión de los proyectos de explora- México y el Perú. CEPAL
ción y de expansión minera que influirá significati-
vamente en el crecimiento económico de la re-
gión, local y del país, mientras existan comunida-
des, dirigentes en estos lugares, alegan y recha-
zan de implementar actividades mineras, con opi-
niones de carácter político, anarquistas, de cos-
GEOMINAS, diciembre 2018 159
Jaime A. Huamán M.

Anexos

Inversión privada total e inversión minera Conflictos sociales

Proyecto de exploración Kimsa Orcco en las concesiones mineras.

Fuente: DIA, 2013

160 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


El comportamiento socio ambiental como factor en la …

Cerro Apu Carhuarazo

Comunidades en protesta contra el proyecto de exploración Kimsa Orcco.

GEOMINAS, diciembre 2018 161


Jaime A. Huamán M.

162 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Geofísica
Modelado gravimétrico-magnético de la región Farriar-Morón, Venezuela
Geophysical modeling of Farriar-Moron region at Yaracuy and Carabobo states,
Venezuela

Modelagem Gravimetrico-magnético da região Farriar-Moron, Venezuela

Ignacio Mederos1 Inírida Rodríguez2

Recibido: 14-9-18; Aprobado: 22-10-18

Resumen Abstract Resumo


Se interpretaron datos gravimétri- Gravimetric and magnetic data Dados gravimétricos e magnéticos
cos y magnéticos de un área com- were interpreted from an area be- de uma área entre o paralelo 10 ° N
prendida entre los paralelos 10º N- tween the parallels 10ºN-10º40`N - 10 ° 40 ' n e o meridiano 69 ° O -
1 0 º 4 0 ` N y l o s m e r i d i a n o s and the meridians 69ºW-68ºW, 68 ° ou, para fins de modelagem
69ºO–68ºO, con el propósito de with the purpose of modeling the do comportamento estrutural da re-
modelar el comportamiento estruc- structural behavior of Farriar- gião Farriar-Moron, observando a
tural de la región Farriar-Morón, ob- Moron region, observing the loca- localização e a participação do mo-
servando ubicación y afectación tion and affectation of the model delo tem sido interpretada por cor-
del modelo por los cuerpos ofiolíti- by the ophiolite bodies present at pos ofioliticos apresentar para o
cos presentes al oeste de Puerto the west of Puerto Cabello. From oeste de Puerto Cabello. A integra-
Cabello. De la integración de la in- the integration of the information, ção das informações geradas ma-
formación se generaron mapas gra- gravimetric and magnetic maps pas gravimétricos-magnéticos, es-
vimétricos-magnéticos, estimán- were generated, estimating the timando as profundezas dos três
dose las profundidades de tres ni- depths of three levels (mean níveis (médias fontes anômalas,
veles (fuentes anómalas medias, anomalous sources, Moho and ferrugem e interface crosta-
Moho e interface corteza-manto) cortex-mantle interface) by the manto) pelo método de análise es-
por el método de análisis espectral method of spectral analysis and pectral e três perfis modelados,
y tres perfiles modelados, que se three profiles modeled, that were que delineou passando sobre os
delinearon pasando sobre los cuer- delineated passing on the bodies corpos de interesse no estudo e
pos de interés en el estudio e ilus- of interest in the study and illus- ilustrar a geometria e o comporta-
tran la geometría y comportamien- trate the geometry and behavior mento das estruturas ao longo do
to de las estructuras a lo largo del of the structures throughout the campo, exibindo elementos estru-
campo, mostrando elementos es- field, showing important struc- turais importantes tais como intru-
tructurales importantes como los tural elements such as Peña de sões de Peña de Mora e as cama-
son las intrusiones de Peña de Mo- Mora and Las Napas intrusions of das destes cintos, a que dominava
ra y Las Napas de los cinturones the belts in situ, which dominated da sedimentação Paleogeno e de-
presentes, las cuales dominaron the sedimentation and deforma- formação na região norte; final-
desde el Paleógeno la sedimenta- tion of the northern region from mente, a presença de rochas ultra-
ción y deformación de la región nor- the Paleogene, finally, the pres- máficas no sistema de falhas de
te; por último, la presencia de ro- ence of ultramafic rocks located Morón-Boconó são de grande im-
cas ultramáficas emplazadas en el in Moron-Bocono fault system is portância na investigação devido à
sistema de falla Morón-Boconó very important in the investigation variação que introduz você para
son de gran importancia en la in- due to the variation that intro- modelar a presença do mesmo e
vestigación debido a la variación duces to the model, the presence sua relação com a depressão pro-
que le introduce al modelo la pre- of themselves and its connection tocaribe, surgiram no Jurássico
sencia de las misma y su vincula- with protocaribe depression, Médio.
ción con la depresión protocaribe, which emerged in the Middle Ju-
surgida en el Jurásico medio. rassic.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave: Análise espectral,análisis espectral, Bocono and Moron faults, corpos ofioliticos, cuerpos
ofiolíticos, falhas de Boconó e Moron, fallas de Boconó y Morón, Graben de Yaracuy, Graven of Yaracuy, Graben Yaracuy, gravimetria,
magnetometria, gravimetría, gravimetric, magnetometría, magnetometric, ophiolite bodies, spectral analysis.
1
Ing°Geof°, Esp. Universidad Central de Venezuela (UCV), Correo-e: ignacio.mederos@ucv.ve
2
Ing°Geof°, PhD. UCV. Correo-e: iniromil@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 163
I. Mederos, I. Rodríguez

Introducción ciones de alta calidad sobre gran- Urbani y Rodríguez (2004) subdivi-
Los estudios de evolución tectóni- des áreas con propósitos de eva- den la región en un gran número
ca y geodinámica regional com- luación tectónica de cuencas. de unidades descritas según diver-
prenden grandes extensiones geo- En consecuencia, el propósito de sas napas, las mismas se dividen
gráficas que involucran una gran esta investigación es analizar de en dos grandes bloques, las napas
variedad de estructuras y cuerpos manera cualitativa las anomalías de la Serranía del Litoral y las na-
de rocas con edades, geometrías y presentes en los datos gravimétri- pas de la Serranía del Interior, divi-
reologías diferentes; dentro del cos y magnéticos sobre la región diendo de esta forma al sistema
área se encuentran fisiografías con el fin de generar un modelo montañoso del Caribe en cuatro fa-
contrastantes, las cuales presen- geológico-estructural de la confi- jas tectónicas (Cordillera de la Cos-
tan variaciones en su topografía guración geométrica de los cuer- ta, Caucagua-El Tinaco, Loma de
desde la cadena montañosa de la pos de rocas presentes y distinguir Hierro y Villa de Cura). La faja tec-
cordillera de la Costa hasta la de- los cuerpos ofiolíticos (Bellizzia et tónica de la Cordillera de la Costa
presión tectónica del lago de Va- al. 1972; Hess, 1938 y 1960; Gra- (Serranía Litoral) se puede inter-
lencia, por lo que se establecen mé- terol, 1972), las cuales generan pretar como un gran anticlinorio
todos que permitan analizar dichas marcadas variaciones laterales de truncado por la falla de Boconó y la
extensiones con alto nivel de reso- densidad, afectando el campo gra- falla de la Victoria, permitiendo el
lución de las variables laterales y vitatorio local, con el fin de diluci- afloramiento de rocas graníticas
verticales de los cuerpos rocosos dar el comportamiento tectónico y en el sector de edad Jurásico-
sobre el área a considerar con bajo la deformación de la corteza conti- Cretácico. Por arriba del mismo se
costo durante la adquisición. La nental en la zona de estudio. encuentran las rocas meta-
gravimetría es un método simple sedimentarias de La Napa Cara-
de adquirir y procesar, por ende, Caracteristicas tectónicas cas (Esquistos de Las Brisas, Már-
sus costos son muy bajos, lo que mol de Antímano, Augengneis de
transforma esta herramienta en Descripción litológica de la se- Peña de Mora, Esquistos de Las
ideal para estudios a escala regio- cuencia estratigráfica Mercedes y Esquistos de Taca-
nal de alta resolución. Por otra par- Las montañas del centro norte de gua), dentro de la cual existen di-
te, la magnetometría es una herra- Venezuela geográficamente pue- versos cuerpos de rocas máficas y
mienta igual de simple que la gravi- den ser subdivididas en tres gran- ultramáficas (Ostos, 1990). Y por
metría en cuanto a la adquisición y des regiones, como las Serranías encima de ellos de edades Eoce-
procesamiento, logrando tener del Litoral y del Interior en la parte no-Mioceno la Formación Urama
dos herramientas que permitan ca- central, y las montañas de Aroa - (Eoceno tardío) conformada por lu-
racterizar los cuerpos presentes, Bobare - Yumare, que se encuen- titas oscuras, calizas macizas, are-
mediante el análisis de los contras- tran al oeste del gran valle de San niscas y sedimento, marinos de
tes de densidades y de susceptibi- Felipe - Yaritagua, a su vez contro- cuencas pre-orogénicas y la For-
lidades magnéticas, respectiva- lado por la falla de Boconó (Figura mación Maporita (Mioceno-
mente, obteniendo como resultado 1). Cada una de estas regiones Pleistoceno) conformada por con-
que los mapas de Anomalía de consta de distintos terrenos geoló- glomerados, areniscas, limolitas,
Bouguer y Anomalía Magnética gicos, que fueron configurados an- lutitas y margas, encontrándose in-
permitieron ubicar el posible límite teriormente y acrecionados al nor- frayacente a la Formación Nirgua.
entre las diferentes litosferas, ha- te de la Placa Suramericana La faja tectónica de la Serranía del
ciendo posible desarrollar explora- (Urbani, 2014). Interior se compone de las napas

Figura 1. Subdivisión geográfica del norte de Venezuela utilizada en este trabajo. 1: Falcón. 2: Serranías de
Bobare y Aroa. 3: Parte noreste de los Andes de Mérida con rocas de dominio Caribe. 4: Macizos de
Yumare. 5: Serranía del Litoral. 6: Serranía del Interior. 7: Barlovento. Tomado de Garrity et al. (2009).
164 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Caucagua-El Tinaco, la misma presenta afloramien- con dicha Placa (Audemard, 2001), siendo la cau-
tos aislados de basamento cubiertos por sedimentos sante de la formación del sistema montañoso Caribe.
volcánicos metamorfizados del Cretácico, ella está li- Según (Bellizzia, 1986) la Placa Caribe se encuentra
mitada al norte por la falla de La Victoria y al sur por la limitada por márgenes activos, el límite sur se ubica
falla de Santa Rosa e internamente se observan va- desde la costa de Centro América hasta las Antillas
rios corrimientos. Es una estructura anticlinal como la Menores y está limitado por una zona de 100 a 200
cordillera de la Costa con rumbo este-oeste con un km de extensión, paralelo a la costa de Venezuela; de
grado de inclinación suroeste-noreste, encontrando igual forma, Pindell y Barret (1990) describen que es-
en él grandes bloques alóctonos provenientes del gru- te límite comprende una zona compleja de corrimien-
po Caracas con grandes heterogeneidades tanto es- tos, movimiento transcurrente y de apertura, mien-
tratigráficas como tectónicamente, reconociendo una tras que Schubert (1980), describió el sistema de fa-
asociación litológica formada por gneises horbléndi- llamientos en la formación de la cuenca a lo largo de
cos correspondientes al Gneiss de Yaritagua y el com- las fallas de Boconó-Morón y El Pilar.
plejo San Julián y las Filitas de Tucutunemo, ambos La estructura de la Cordillera de la Costa presenta
del Paleozoico (González, 1980). Y la faja de Loma una gran complejidad y a su vez hay poca informa-
de Hierro, constituida por rocas del Cretácico Supe- ción geofísica, paleontológica (Ostos, 1985). Entre
rior , se encuentra limitada al norte por la Falla de San- las estructuras presentes en el área de estudio se en-
ta Rosa y al sur, por los corrimientos (corrimiento de cuentra el Graben de Yaracuy, que tiene una edad Ter-
Manrique) de estratificación de Agua Fría (Bellizzia, ciario Temprano-Cuaternario desarrollada entre las
2008), conformada por rocas máficas y ultramáficas fallas de Boconó y Morón. La fosa se encuentra en-
en la cordillera de la Costa (Ostos, 1990). En la tabla marcada entre la Serranía de Aroa al norte y la Serra-
1 se observa la subdivisión de la Cordillera de la Cos- nía de Santa María al sur (Schubert, 1980). El mismo
ta y características ígneometamórficas de las unida- tiene una longitud de 42 km, aproximadamente, y un
des geológicas de la región, tomado de Urbani desplazamiento lateral dextral durante la generación
(2014). de la cuenca que podría estar comprendido entre los
6 y 16 km. En cuanto a las fallas principales de la re-
Rocas Ultramáficas gión se encuentra la falla de Morón que constituye el
Las peridotitas, serpentinitas y complejos ofiolíticos extremo más occidental del sistema de fallas E-O que
son comunes en el área del Caribe. Debido a que es- discurre por el norte de Venezuela. Schubert (1980)
tos cuerpos ultramáficos se presentan en las zonas considera que este segmento de la falla es activo y
causados por el sistema de fallas activas deforman- empalma directamente con la zona de fallas que
tes permitiendo que alcancen su ubicación actual, constituye el límite de placa. La falla de mayor impor-
siendo intrusionados dentro de los paquetes sedi- tancia (falla de Boconó) se extiende a lo largo de 600
mentarios o como intrusiones de corteza oceánica km, cubriendo una extensión de 100 km de los Andes
por mecanismos de subducción y obducción de las Venezolanos. Está conformada por una serie de fa-
placas. (Hess, 1938; Bellizzia, 2008). llas subparalelas rumbo deslizante dextrales de
El complejo Ofiolítico que se encuentra en las napas orientación noreste, prolongándose hasta el este de
se compone de peridotitas serpentinizadas y gabros Morón y a lo largo de la costa del Mar Caribe.
asociados a basaltos. La serpentinización es más in- Y por último , de las más significativas en la investiga-
tensa hacia los bordes de los bloques; su borde norte ción, es el corrimiento de Manrique que es el contacto
está formado por rocas intermedias entre peridotitas norte de la faja tectónica Caucagua-El Tinaco contra
y gabros (troctolita y gabro olivinífero) producto de las los Esquistos de las Mercedes. Su particularidad es
alteraciones del gabro. El aspecto general de estas el emplazamiento sobre ella de cuerpos ultramáficos
rocas es uniforme, con pequeñas variaciones en la altamente serpentinizados a lo largo de la falla
zona septentrional, en donde las rocas son más com- (Ostos, 1990).
plejas, entre peridotitas y troctolitas (Graterol, 1972).
El gabro tiende a aflorar formando diques dentro de la
Estudios de espesor y profundidad de corteza
peridotita hacia los bordes norte y de las troctolitas en
El sistema montañoso del Caribe se caracteriza por
forma masiva en los bordes sur. (Graterol, 1972). Se-
una secuencia de rocas sedimentarias y volcánicas
gún Beck (1986) el contacto septentrional entre el metamorfizadas del Mesozoico, con un metamorfis-
cuerpo de rocas ultramáficas con la filita de Tucutu-
mo al norte de anfibolitas y al sur, de esquistos verdes
nemo es tanto de fallas de ángulo alto, como de corri-
y azules, con presencia de rocas intrusivas ácidas
miento, mientras que el contacto meridional con el (granitos) y rocas intrusivas básicas (complejos ultra-
cuerpo de gabros masivos es estratigráfico. La aso- máficos), presentando una corteza continental graní-
ciación de rocas ultramáficas y gabroides con su co-tica de 30 km de espesor, con un sistema de falla-
bertura sedimentaria y volcánica son interpretadas mientos de transcurrencia dextral en la parte norte
con edad Cretácica. (Bellizzia, 2008). En los modelos gravimétricos-
magnéticos de Bosch y Rodríguez (1992) al norte de
Geología Estructural Venezuela, analizaron las variaciones de espesor cor-
La Placa del Caribe se desplaza paralela a la placa tical, en donde obtuvieron profundidades de Moho
Suramericana con dirección este, mostrando una de- desde 38 km por debajo del continente suramericano
formación activa como consecuencia de la colisión hasta 14 km bajo el mar Caribe. En otros estudios, co-
GEOMINAS, diciembre 2018 165
I. Mederos, I. Rodríguez
Tabla 1. Subdivisión de la Cordillera de la Costa y característica ígneometamórfico de las unidades
geológicas.
Cinturones Cinturones y Unidades Litología Edades
Menéndez terrenos geológicas Igneo-
(1966) Urbani (2014) Metamórficas
Cordillera de la Costero Tacagua Material orgánico Jurásico-Cretácico
Costa rico en sedimentos
pelágicos con
intercalaciones de
elementos
volcánicos
Carayaca Complejo de Mesozoico
subducción
intraoceánico
Ávila Ávila Sedimentos Neoproterozoico,
siliciclásticos, con intrusiones
depositados en Paleozoicas
basamento
granitoide con
intrusiones máficas
Nirgua Esquistos cuarzosos, Paleozoico-Jurásico
anfibolitas, mármol
masivos y
carbonatos
Caracas Agua Blanca Sedimentos Cretácico temprano
Carbonáticos,
pelíticos y
psamíticos
Las Mercedes Esquistos calcáreos Cretácico tardío
Las Brisas Basamento Jurásico tardío
granítico,
sedimentos
psamíticos
Caucagua-El Caucagua-El El Tinaco- Alternancias de Paleozoico tardío
Tinaco Tinaco Tucutunemo capas máficas
Tacagua (gneiss-cuarzo-
(Caucagua) abfibolitas-
oligoclásticas)o
félsicas (cuarzo
plagioclásticas) y
Filitas carbonáceas
arenosas
Paracotos Loma de Hierro Paracotos Depósitos Cretácico tardío-
turbidíticos con Paleoceno
olistolitos
Loma de Hierro Rocas de litosfera Jurásico a Eoceno
oceánica con temprano
cobertura
sedimentaria
Villa de Cura Villa de Cura Villa de Cura Rocas Cretácico temprano
volcanoclásticas
incorporando
complejos de
subducción
oceánica
San Sebastián Arcos de islas Cretácico temprano
oceánicas
166 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Modelado gravimétrico-magnético de la región …

mo el de Rodríguez y Sousa (2003), generaron un mo- zación máxima: una por rocas magnéticas en el gra-
delo geofísico-estructural; en la sección del cabo San ben de Yaracuy y otras al noreste que corresponde a
Román-Barquisimeto, estados Falcón y Lara, en ba- cuerpos ultramáficos. En el mismo año, Schmitz et al.
se al análisis combinado de datos gravimétricos- (2008) elaboraron un mapa de espesor cortical de pro-
magnéticos del noroccidente de Venezuela, cuyo re- fundidades (Figura 3) del norte de Venezuela me-
sultado es proponer un adelgazamiento cortical al nor- diante sísmica de reflexión, el cual coincide con lo
te de la región. planteado por los estudios previos.
Posterior a ellos, Quintero (2007) realizó estudios del Ughi (2014) utilizó una base de datos de gravedad sa-
espesor de la corteza y caracterización de sus posi- telital del norte de Venezuela para inferir la estructura
bles discontinuidades en la región noroccidental de cortical en la zona centro norte de Venezuela me-
Venezuela (Figura 2), a partir del análisis de funcio- diante el análisis de flexión de placas. El estudio gra-
nes receptoras, obteniendo como resultado profundi- vimétrico y de flexión de placas llevado a cabo sobre
dades del manto que van desde 27 km al norte y máxi- esta región demuestra que la corteza transicional re-
mas de 35 a 37 km al sur, en concordancia con el adel- presenta un bloque cortical con características distin-
gazamiento cortical descrito por Rodríguez y Sousa tivas que lo diferencian de la corteza propiamente
(2003). oceánica, ubicada al norte, y de la corteza continen-
Gómez (2008), describe dos sectores con magneti- tal, ubicada al sur, por lo que propuso que las varia-

Figura 2. Mapa de profundidad de Mohorovic, tomado de Quintero (2007).


GEOMINAS, diciembre 2018 167
I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 3. Mapa de espesores corticales que incluye las interpretaciones de los datos de sísmica de
refracción profunda de los proyectos Bolívar, geodinos, colm, mar y tierra, Ecco y Ecoguay (Schmitz et al.
,2008).

ciones en el espesor elástico impli- malla rectangularmente espaciada del terreno y de contar con solo
can que la corteza continental está de 658 datos gravimétricos de la una estación base de la red gravi-
relajando elásticamente esfuerzos RGN y 79 datos gravimétricos ad- métrica nacional levantado por los
aplicados cuando la placa tenía quiridos en el campo, para confor- Ingenieros Gomes y Sandoval
una edad entre el Cretácico Supe- mar un total de 737 estaciones gra- (2008), ubicado en las afueras del
rior y el Paleoceno temprano, mien- vimétricas ordinarias (Figura 4). aeropuerto Néstor Arias de San Fe-
tras que la corteza transicional es- Inicialmente se realizó un control lipe, estado Yaracuy, cuyo BM se
tá relajando elásticamente esfuer- instrumental mediante el estudio denominó “BMSF1”, el cual posee
zos aplicados entre el Eoceno tar- de la deriva del gravímetro (Figura cota y gravedad absoluta estable-
dío y Oligoceno temprano. 5), que consiste en tomar medicio- cida por la Red Gravimétrica Na-
nes de gravedad en la misma ubi- cional (RGN).
Método cación a lo largo del día, cada 5 El levantamiento de la estación ba-
Los datos gravimétricos y magnéti- min, para poder establecer el pe- se se realizó mediante circuitos ce-
cos utilizados para esta investiga- riodo de tiempo corroborado gráfi- rrados de triple repetición, entre la
ción fueron tomados de la Red Gra- camente con la relación gravedad estación base BMSF1 y la nueva
vimétrica Nacional (RGN) y otro contra el tiempo y así establecer cir- estación base BMMO1. Cada cir-
grupo fue adquirido en la investiga- cuitos de medición. cuito consistió en una secuencia
ción. La ventana de estudio está En el proceso de adquisición de los de apertura y cierre de la siguiente
comprendida entre las coordena- datos se llevó a cabo primeramen- manera BMSF1-BMMO1-BMSF1.
das 69° oeste a 68°oeste y 10° nor- te el levantamiento de estaciones En la tabla 2 se muestra los valores
te a 10°40´norte y consiste en una base debido a la gran extensión cota, y gravedad absoluta de la es-
168 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Figura 4. Mapa de ubicación de las estaciones gravimétricas (estaciones de color azul oscuro son de la red
gravimétrica nacional (RGN) y estaciones de color amarillo son adquiridas en este trabajo).

GEOMINAS, diciembre 2018 169


I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 5. Curva de deriva Instrumental del gravímetro.

Tabla 2. Datos de las estaciones base gravimétricas usadas en el levantamiento gravimétrico.


Gravedad
Estación Base UTM Este (m) UTM Norte (m) Cota (m)
absoluta (mgal)
Torre de
Control del
Aeropuerto de 526.706 1.136.405 238 978.133,1335
San Felipe
(BMSF1)
Iglesia
Sagrado
Corazón de
586.640 1.158.490 20 978.218,548
Jesús en
Morón
(BMMO1)

tación base existente y la estación base creada.


El levantamiento de estaciones ordinarias se estableció mediante redes de estaciones divididas en circuitos,
realizándose un total de 12 circuitos, dos por día, en donde se realizaron las aperturas y cierres de cada cir-
cuito en una estación base; conformando así circuitos cerrados. La distancia cubierta por cada circuito entre
estaciones ordinarias, aproximadamente, fue de 3 a 8 km, dependiendo exclusivamente del espaciamiento
de la zona a cubrir por cada día de trabajo.
El procesamiento de los datos gravimétricos consistió en aplicarles una serie de correcciones. Inicialmente
se aplicó la corrección por mareas, la cual es un programa que corrige el efecto de las mareas sobre el dato
de gravedad. Para ello se introducen las coordenadas de las estaciones en grados y el tiempo de medición
(día, mes y año). En el procesamiento se utilizaron dos ubicaciones para la corrección por mareas, una en
Morón y otra en San Felipe, siendo ellas las estaciones base de las mediciones efectuadas.
Posteriormente, se aplicó la corrección por minuto (Varmin), la misma consiste en corregir la variación en el
tiempo que presentan los circuitos cerrados de datos adquiridos, mediante las correspondientes lecturas de
apertura y cierre de cada circuito como se muestra en la ecuación 1.

Varmin = Lectura(inicial) – Lectura(final). (1)


∆T (tiempo)

Inmediatamente después se estableció la corrección por deriva, que consiste en corregir a partir del valor de
variación por minuto obtenido (Varmin), a cada una de las estaciones, eliminando así la deriva en función del
tiempo de las lecturas obtenidas en cada estación. Para ello se aplica la ecuación 2
170 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Lectura (corregida por deriva) = Lectura(estación) + Varmin * ∆T (tiempo entre estación base y estación). (2)

Ya corregidos los datos por efecto de mareas y tiempo, se procedió a implementar las ecuaciones para la co-
rrección de Aire Libre (ecuación 3), la cual se enfoca en corregir el efecto de variación de gravedad de la esta-
ción, causado por la altura en que se encuentra, la misma se lleva a la altura del nivel de referencia tomado, la
corrección de Bouguer (ecuación 4) para eliminar el efecto del material rocoso que se encuentra por debajo
del nivel de referencia, llegando con esto a obtener una lámina infinita como superficie de estudio. Cabe re-
calcar que la densidad empleada para el cálculo de las correcciones en donde se requirió, fue 2,67 g/cm3, cu-
ya medida es el valor más representativo del tipo de roca presente en la zona analizada.

Aire Libre (corrección) (mgal)= 0.3086 * altura (3)

Bouguer (corrección) (mgal) = (-/+) 0.04191 * Densidad (del medio) * Altura (estación). (4)

Luego se realizó la corrección topográfica de los datos, mediante la secuencia de trabajo siguiente:

- Se extrae un modelo digital de elevación de la zona de estudio, tomando como resolución óptima del mapa
del área de estudio 90 metros, para ello se suministraron los valores de longitud min. -69ºO, Longitud máx. -
67ºO, latitud min. 10ºN y latitud máx. 10º40`N, obteniéndose el modelo de elevación de la base de datos.
- Se importaron dos modelos de elevación, uno regional y otro local, a partir de los cuales se construyó el ma-
llado tanto regional como local.
- Posteriormente se creó un mallado de topografía regional a partir del regional y un mallado de distancias pa-
ra la corrección local, calculando la corrección topográfica intermedia y externa de cada estación, a través del
mallado de corrección regional y suma la corrección local.
- Por último, la corrección topográfica se calculó basándose en algoritmos diferentes por la combinación de
los métodos de Nagy (1966) y Kane (1962).
Posteriormente, se realizó un análisis estadístico de los datos para verificar normalidad de los mismos y así
obtener unos valores finales de Anomalía de Bouguer (ecuación 5); de esta manera se eliminaron los efectos
que provocan alteraciones en los valores de gravedad adquiridos. Al efectuar estas correcciones, se logra lle-
var los datos al nivel de referencia, permitiendo unificarlos con los datos provenientes de la Red Gravimétrica
Nacional (RGN) y reflejar las características del terreno por debajo del nivel de referencia.

Anomalía de Bouguer (mgal)= Gobs. + CAl - C(b) + C(t) + G (teo) (5)

Donde,
Gobs: Gravedad observada
Cal: Corrección aire libre
Cb: Corrección de Bouguer
Ct: Corrección Topográfica
Gteo: Gravedad teórica
En el caso de los datos aeromagnéticos se comenzó por revisar la base de datos, en donde se seleccionaron
los datos aeromagnéticos correspondientes a la ventana del área de estudio, los mismos los tomaron a una al-
tura de vuelo de 2.000 m sobre el nivel del mar (m s. n. m.), obteniéndose un total de 1.164 datos dentro de la
zona a estudiar; igualmente se les realizó un análisis estadístico con la finalidad de verificar la normalidad de
los mismos y así lograr obtener valores finales de Anomalías Magnéticas, que reflejaran las propiedades mag-
néticas del subsuelo.

Modelos gravimétricos y magnéticos planteados


Se observa una tendencia regional con dirección N60ºE a E-O del mapa de anomalía de Bouguer (Figura 6),
representando un cambio sustancial de densidades (2,2 gr/cm3 a 2,85 gr/cm3) de la roca asociada a las direc-
ciones de una de las fallas principales (falla de Boconó) del norte de Venezuela, producto de la interacción en-
tre las placas Caribe y Suramericana.
El alto contraste de densidades que varían de 2,32 gr/cm3 a 3,2 gr/cm3 hacia el sur del área guarda relación
con la alta complejidad en la variación de los tipos de rocas por los corrimientos como el de Manrique, genera-
dores de los cinturones de napas, donde se presentan capas sedimentarias recientes que conforman la parte
oeste del lago de Valencia y profundizando al sur, en donde se encuentran con las peridotitas de Tinaquillo,
las cuales afloran en el sector, trasladadas posiblemente por la napa de Loma de Hierro hacia el norte. Al deta-
lle la interpretación del mapa de anomalía de Bouguer presenta valores de anomalías que varían entre -84 y
30 mGal, incrementando hacia el norte, que pueden ser asociados con el adelgazamiento de la corteza conti-
nental al noroeste de Venezuela descrito por Rodríguez y Sousa (2003), además de la componente agrega-
GEOMINAS, diciembre 2018 171
I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 6. Mapa de anomalías de Bouguer para la densidad 2,67 g/cm3, obtenido por el método de interpolación de mínima curvatura
(Mederos, 2009).

da por presencia de las rocas ultramáficas al norte del área de estudio son las posibles causantes de las ano-
malías locales.
Para apoyar la interpretación del mapa de Anomalía de Bouguer, se realizaron mapas de superficie polinómi-
ca, continuación analítica del campo y cosenos direccionales para realzar las anomalías residuales. Y a partir
de análisis espectrales (Figura 7) se determinaron profundidades de fuente anómala de 1.000 metros de pro-
fundidad asociada a las formaciones Maporita, Tinaco-Tucutunemo, y San Julián a 6.000 metros, el cual re-
presenta el tope de basamento que constituye la corteza gnéisico-anortosítica a 15.000 metros, que se atri-
buye al tope de la corteza continental inferior.

172 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Figura 7. Espectros de energía de la anomalía de Bouguer promediados radialmente (líneas de análisis de


profundidades: amarilla 1.000 metros azul 6.000 metros y rojo 15.000 metros).

El mapa de Anomalía Magnética (Figura 8) presenta 90 km, respectivamente. Los mismos fueron modela-
una tendencia N60°E, coincidiendo con la orienta- dos bajo un control geológico de la superficie del
ción de las estructuras geológicas de la zona y con área, así como por las respuestas mostradas por los
las del mapa de anomalía de Bouguer. Los valores de mapas gravimétricos y magnéticos realizados. Los
anomalías magnéticas se encuentran entre las mag- parámetros más relevantes tomados en cuenta fue-
nitudes 9.914,99 y 10.100,81 gammas, observándo- ron las densidades y susceptibilidades magnéticas
se dos sectores principales con máximos. de las formaciones expuestas en el modelo; también
El primero, en el graben de Yaracuy, que según Gó- se consideraron profundidades mínimas al manto de
mez y Sandoval (2008) puede ser respuesta de la lito- aproximadamente 27 km al norte y máximas de 35 a
logía de alta magnetización presente en dicho com- 37 km al sur, consecuencia del adelgazamiento corti-
plejo, la cual se encuentra por debajo de los sedimen- cal descrito por Rodríguez y Sousa (2003), Bezada
tos depositados en dicho graben. El segundo, al nor- (2005) y corroborado por los cálculos de profundidad
este franco del área de estudio, corresponde a los de Mohorovic, realizados por Quinteros (2007). Otra
cuerpos ultramáficos que se encuentran en el sub- constante respecto a los aspectos regionales de los
suelo y a las rocas máficas presentes en la franja nor- modelos es la profundidad a la que se encuentra el to-
te. pe de la corteza inferior que es alrededor de 15 km.
Se interpretaron dos mínimos magnéticos, el primero En el modelo A-A' (Figura 11), el cual ajusta con error
al suroeste, evidenciando una profundización del ba- de 0,794 mGal, visto estructuralmente de sur a norte,
samento y el espesor sedimentario del graben. Asi- se presenta el corrimiento de Manrique, el cual tiende
mismo, se localizaron tres secuencias de mínimos al a inclinarse al noroeste sobre las rocas de la Forma-
norte, dos de ellas marcan el corredor del graben de ción las Mercedes, falla posiblemente inversa de bajo
Yaracuy y la presencia de las fallas de Boconó y Mo- ángulo. Posteriormente, se observa un corrimiento
rón, y otro mínimo al noroeste, asociado al espesor de menor extensión inclinado al sureste, que corta a
sedimentario al norte del Complejo de Yaritagua. las formaciones Nirgua y San Julián. Más al norte el
El mapa de anomalía magnética se evalúa mediante sistema de Morón-Boconó y otras fallas asociadas al
el método de análisis espectral (Figura 9) que permi- Graben de Yaracuy, tienden a ser inversas. En él se
tió determinar profundidades de fuente a 2.000 me- ilustra una corteza superior cuyo tope está a 12 km de
tros, como respuesta de la polarización magnética de profundidad. En contacto con el Corrimiento Manri-
cuerpos de rocas encontrados dentro de las forma- que se encuentra la Peridotita de Tinaquillo de 2 km
ciones Nirgua y San Julián, principalmente, a 6.000 de espesor. La Formación San Julián infrayace a la
metros representando el tope del basamento magné- Formación Nirgua y suprayacente a ambas está la
tico o la corteza gnéisica-anortosítica, y a 15.000 me- Formación Yaritagua. Hacia la zona central en la fran-
tros, atribuida al tope de la corteza continental infe- ja norte del Corrimiento Manrique, la Formación Las
rior. Mercedes entra en contacto lateral con las formacio-
Como propósito final de la investigación, el cual es la nes Nirgua y San Julián. El mínimo tan marcado en el
interpretación de modelos 2D de perfiles gravimétri- centro del perfil posiblemente está asociado a un blo-
cos- magnéticos, se delinearon tres perfiles (Figura que de la Formación Maporita que se encuentra en el
10) A-A', B-B' y C-C', en las direcciones N36°O con subsuelo. Por otra parte, el mayor realce de las cur-
una extensión de 150 km, N25°O de 114 km y N-S de vas de anomalía de Bouguer del perfil se vincula con
GEOMINAS, diciembre 2018 173
I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 8. Mapa de anomalía magnética, obtenido por el método de interpolación de mínima curvatura. (Mederos, 2009).

la presencia de rocas ultramáficas intrusionadas en la región.

En el modelo B-B' (Figura 12) ajustado con error de 0,665 mGal, se destacan tres rasgos importantes, el Co-
rrimiento Manrique, la Falla de Morón y la Falla de Boconó. El Corrimiento Manrique se ubica al sureste del
perfil, mientras que las fallas de Boconó y Morón al noroeste del perfil, limitan el Graben de Yaracuy. Del mis-
mo modo, son identificadas tres zonas de bajas frecuencias, la primera está asociada a la presencia de un
bloque de peridotita adosada al Corrimiento Manrique, la segunda evidencia la intrusión de bloques de la For-
174 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Figura 9. Espectros de energía promediados radialmente de la anomalía magnética (líneas de análisis de


profundidades: amarilla 1.000 metros azul 6.000 metros y rojo 15.000 metros).

mación Peña de Mora dentro de la Formación San Ju- modelos de los perfiles B-B´ y C-C´, en donde se con-
lián y la tercera (de mayor anomalía) posiblemente sideran cuerpos ofiolíticos o ultramáficos a lo largo la
asociada con un bloque de rocas ultramáficas sobre falla de Morón como hipótesis, logrando el ajuste ópti-
la falla de Morón, determinado a través de la realiza- mo del modelo.
ción de perfiles sísmicos cercanos a la zona indicada. Se interpretó con apoyo de información geológica pre-
El modelo C-C' (Figura 13) se ajustó con un error de via del área un basamento gnéisico-anortosítico ,ubi-
0,633 mGal, posee los mismos rasgos estructurales cado entre 6 y 10 km, aproximadamente, ajustando
que el perfil B-B', además de un corrimiento de poca así el modelo, en donde se puede asociar las varia-
profundidad más al sur. En el perfil se observan tres ciones en la anomalía de Bouguer con la influencia
altos, uno al sur, asociado a bloques de peridotitas de las peridotitas tanto en afloramiento como en el
aisladas, otro en la zona central posiblemente corres- subsuelo y hacia el centro dichas anomalías son aso-
pondiente a un bloque de la Formación Peña de Mora ciadas a la intrusión de Peña de Mora en las forma-
intrusivo dentro de la Formación las Mercedes. El ter- ciones Nirgua y San Julián, siendo concordante con
cer alto, en el norte, está asociado posiblemente con lo planteado por Graterol (1972) en donde describe
rocas ultramáficas emplazadas lateralmente en la Fa- que las anomalías gravimétricas presentan variacio-
lla de Morón. nes laterales a la misma profundidad a las profundi-
Para finalizar, en el modelo predominan efectos de dades mencionadas, debido a contraste en el grado
los cuerpos superficiales en un 60 %, sobre un 40 % de serpentinización de las peridotitas y gabros.
aportado por manto y corteza en los perfiles. Otro as-
pecto a considerar es que el ajuste del perfil magnéti- Referencias
co del modelo se logró a partir de la presencia de cuer- Audemard, F. A.(2001). Quaternary tectonics and present
pos de distintas susceptibilidades dentro de las for- stress tensor of the inverted northern Falcón Basin, north-
maciones Nirgua y San Julián, esto es evidencia de la western Venezuela. Journal of Structural Geology
23:431-453.
presencia de rocas de distintas susceptibilidades y Beck, C. (1986). La chaine Caraïbe au meridien de Caracas:
magnetizaciones dentro de una misma Formación. geologie, tectogenese, place dans l'evolution
geodynamique Mesozoique- Cenozoique des Caraïbes
Conclusiones y discusiones Meridionales. Public.Soc. Geol. de Nord, Villeneuve
Se corroboró el adelgazamiento de la corteza conti- s'Ascq, France, 14: 1-462. (Reproduced in Rev.
nental, al norte de la zona de estudio descrita por Ro- Venezolana Cienc. Tierra (Geos), 43: 24-25 + 469 p. in
folder 17 of DVD, 2012).
dríguez y Sousa (2003) y Bezada (2005), confirmada Bellizia, A. (2008). Guía Insigne de la Geología en Venezuela.
por Quinteros (2007). El espesor cortical de Schmitz Boletín de Geología, Edición de Instituto Nacional de Geo-
et al. (2008) refuerza la hipótesis planteada en esta in- logía y Minería. Caracas. P. 107-120.
vestigación, en donde se afirma que el manto se en- Bellizzia, G. A. (1986). Sistema Montañoso del Caribe, una
cuentra a una profundidad aproximada de 27 km al cordillera alóctona en la parte norte de América del Sur.
norte y máximas de 35 a 37 km al sur. Sociedad Venezolana de Geólogos, Memorias VI Con-
Lo planteado por Bellizzia (2008) y Hess (1938) don- greso Geológico Venezolano 10:6657– 6836.
Bellizzia, A; López E., C. (1972) .Gabro versus “pseudoga-
de indican que las rocas ultramáficas (ofiolíticas) se bros” en el complejo ultramáfico de Tinaquillo (Resumen).
encontraban emplazadas a lo largo de los corrimien- IV Congreso Geológico Venezolano. Boletín Geológico,
tos, permitiendo que estos cuerpos rocosos ascen- Public. Esp., N° 5. MMH. Caracas, Tomo IV. p. 2.139.
dieran a superficie, fue vital en el ajuste del modelado Bezada, M. (2005). Modelado bidimensional de la corteza en
de los perfiles planteados, como se observa en los la zona de colisión Caribe-Suramérica, región occidental
GEOMINAS, diciembre 2018 175
176
I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 10. Perfiles A-A', B-B' y C-C' sobre los mapas de: A) anomalía de Bouguer, B) anomalía magnética y C) geológico de la zona de estudio. Los mapas A y B
tomados de Mederos (2009) y C tomado de Hackley et al (2006).

GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Modelado gravimétrico-magnético de la región …

Figura 11. Modelo geológico del perfil gravimétrico-magnético A-A'. (1) corrimiento Manrique, (2) falla de
Morón, (3) falla de Boconó, (4) graben de Yaracuy. (Mederos, 2009).

Figura 12. Modelo geológico del perfil gravimétrico-magnético B-B'. (1) Corrimiento Manrique, (2) Falla de
Morón, (3) Falla de Boconó, (4) Graben de
Yaracuy. (Leyenda de la figura 11). (Mederos, 2009). (Mederos, 2009).
GEOMINAS, diciembre 2018 177
I. Mederos, I. Rodríguez

Figura 13. Modelo geológico del perfil gravimétrico-magnético C-C'. (1) Corrimiento Manrique, (2) Falla de
Morón, (3) Falla de Boconó (Leyenda de la figura 11). (Mederos, 2009).

de Venezuela (estados Lara y Fal- Amer. Phi. Soc., Vol. 79, p. 96. Barquisimeto, estados Falcón y La-
cón). Trabajo Especial de Grado. Iné- Hess, H (1960). Caribbean Research ra. Trabajo Especial de Grado, De-
dito. Universidad Simón Bolívar, Sar- Project- A progress Report. Geol. partamento de Geofísica, Escuela
tenejas, Venezuela. p. 175. Soc. Amer., Bull., p. 235-240. de Geología, Minas y Geofísica, Fa-
Bosch, M., and I. Rodriguez (1992). Kane, M., (1962). A comprehensive sys- cultad de Ingeniería, Universidad
North Venezuelan collisional crustal tem of terrain corrections using a digi- Central de Venezuela. Caracas, Ven-
block: The boundary between the Ca- tal computer. Geophysics, 27(4): p. ezuela.
ribbean and South American plates. 455-462. Schubert, C. (1980). Basin formation
Journal of South American Earth Sci- Mederos, I. (2009). Modelaje geofísico along the Boconó-Morón-El Pilar
ences, v. 6, p. 133–143. de la región Farriar-Morón, estados fault system, Venezuela. Journal of
Garrity, C. P., Hackley, P. C., Urbani, F. Yaracuy y Carabobo. Trabajo Espe- Geophysical Research.
(2009). Digital shaded relief map of cial de Grado. Departamento de Schmitz, M., Avila, J., Bezada, M., Viei-
Venezuela. U.S.Geological Survey Geología, Escuela de Geología, Mi- ra, E., Yánez, M., Levander, A., Zelt,
Open-File Report 2004- 1322, ver- nas y Geofísica, Facultad de Inge- C., Jácome, M. y Magnani, M.
sion 2.0. Map scale 1:1.500.000. niería, Universidad Central de Vene- (2008). Crustal thickness variations
http:// pubs.usgs. gov/of/2004/1322 zuela, Caracas, Venezuela. in Venezuela from deep seismic ob-
Graterol, V (1972). Ofiolita de Siquisique Nagy, D., (1966). The gravitational at- servations. Tectonophysics, 459(1),
y Río Tocuyo y sus relaciones con la traction of a right rectangular prism. 14-26 p.
falla de Oca (Resumen). Memorias. Geophysics, 31(2): p. 362-371. Ughi, A. (2014). Estudio de la estructura
VI Conferencia geológica del Cari- Ostos, M. (1990). Evolución tectónica cortical en la zona centro norte de Ve-
be, Porlamar, Margarita. p. 1971. del margen sur-central del Caribe ba- nezuela mediante el análisis de fle-
Gómez, F y R. Sandoval (2008). Estudio sado en datos geoquímicos. Revista xión de placas. Revista Mexicana de
geofísico integrado en la zona de Yu- Geos, Universidad Central de Vene- Ciencias Geológicas. 31 (1), p. 93-
mare-Aroa, estados Yaracuy y Fal- zuela, Caracas, 30:p. 1-294. 103.
cón. Trabajo Especial de Grado, De- Pindell, J. y Barrett, S. (1990). Geologi- Urbani, F. y Rodríguez, J. A. (2004).
partamento de Geofísica, Escuela cal evolution of the Caribbean re- Atlas geológico de la Cordillera de la
de Geología, Minas y Geofísica, Fa- gion: a plate tectonic perspective. Costa, Venezuela. Caracas: Funda-
cultad de Ingeniería, Universidad The Caribbean Region, 405-432 p. ción Geos-UCV and Funvisis, xii +
Central de Venezuela, p. 108. Quinteros, C. (2007). Estudio del espe- 146 map sheets.
González de Juana. J., Iturralde, A., Pi- sor de la corteza y caracterización Urbani, F. (2014). En el libro: El límite nor-
card. X. (1980). Geología de Vene- de sus posibles discontinuidades en este de la placa suramericana: es-
zuela y de sus Cuencas Petrolíferas. la región noroccidental de Venezue- tructuras litosféricas de la superficie
Caracas. Ediciones: FONINVES. la, a partir del análisis de funciones al manto /The northeastern limit of
Hackley, P., Urbani, F., Karlsen, A. W., receptoras. Trabajo Especial de Gra- the South American Plate: Lithosp-
Garrity, C. P. (2006). Mapa geológi- do. Departamento de Geofísica, heric structures from surface to mant-
c o d e Ve n e z u e l a a e s c a l a Escuela de Geología, Minas y Geofí- le, Chapter: TERRANE
1:750.000. U.S. Geological Survey, sica, Facultad de Ingeniería, Univer- D I S T R I B U T I O N I N N O RT H -
Open File Report 2006-1109. http:// sidad Central de Venezuela, Cara- CENTRAL VENEZUELA. Editorial
pubs.usgs. gov/of/2006/1109/. cas, Venezuela. Innovación Tecnológica. Fac. Inge-
Hess, H (1938). Gravity anomalies and Rodríguez, J. y J. C. Sousa. (2003). Estu- niería, UCV, p.77-100.
island arc structure with particular ref- dio geológico-estructural y geofísico
erence to the West Indies. Proc. de la sección cabo San Román-

178 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Ambiente
Calidad físico-química, bacteriológica y densidad de bacterias sulfato-reductoras
en aguas residuales de plantas de tratamiento del estado Nueva Esparta

Physico-chemical and bacteriological quality, and sulfate-reducing bacteria in


wastewater of treatment plants at Nueva Esparta state

Qualidade físico-química, bacteriológica e densidade de bactérias redutoras de sulfato


em águas residuais de estações de tratamento no estado de Nueva Esparta

Pedro J. López G.1 Julio Rodríguez2 Wilmer Fermín3 Juan Y. López4 Lourdes Ávila5 Efraín Martínez6
José Barreto7
Recibido: 20-4-18; Aprobado: 25-7-18
Resumen Abstract Resumo
Se evaluó la calidad físico-química, Physico-chemical, bacteriological Avaliar a qualidade físico-química,
bacteriológica y la densidad de quality and sulfate-reducing bacteria bacteriológica e a densidade de
bacterias sulfato-reductoras en seis populations were evaluated in bactérias sulfato de redução em seis
plantas de tratamiento de aguas wastewaters from six wastewater unidades localizadas no estado de
residuales ubicadas en el estado Nueva treatment plants located in estate Nueva Esparta tratamento de águas
Esparta. Los análisis físico-químicos Nueva Esparta. The physic-chemical residuais. Análises físicas e químicas
incluyeron temperatura, pH, salinidad, analysis included temperature, pH, incluíam temperatura, pH, salinidade,
oxígeno disuelto las cuales fueron salinity, dissolved oxygen and total oxigênio dissolvido, que foram
determinados mediante el uso de una dissolved solids; determined using a determinadas usando uma sonda
sonda multiparamétrica YSI 600R. Los multiparametric sonde YSI 600. Total multiparamétrica YSI 600R. Sólidos
sólidos en suspensión se determinaron suspended solids were determined by suspensos foram determinados por
mediante gravimetría. La DBO5 se gravimetry. BOD5 was quantified by gravimetria. A DBO5 foi quantificada de
cuantificó siguiendo el método estándar standard methods (APHA, 1998). The acordo com o método padrão descrita
descrito en APHA, 1998. La densidad de density of coliform bacteria was done no APHA, 1998. Densidade de
bacterias coliformes se realizó mediante by membrane filtration. The density of coliforme foi realizada utilizando
filtración por membrana. La densidad de sulfate-reducing bacteria was membrana de filtração. A densidade de
bacterias sulfato-reductoras fue performed by multiple tubes, and bactérias redutoras de sulfato foi
realizada usando la técnica de tubos Postgate medium as culture medium, realizada utilizando a técnica de tubos
múltiples, y el medio Postgate como the results were expressed as múltiplos e a média Postgate como
medio de cultivo, expresándose los MPN/100 ml. The monthly media of the meio de cultura, expressando os
resultados como NMP/100 ml. El pH, effluents showed that the pH, total resultados como NMP/100 ml. PH,
sólidos suspendidos totales, oxígeno suspended solids, dissolved oxygen sólidos suspensos totais, oxigênio
disuelto, y DBO estuvieron fuera del and BOD do not meet the standard in dissolvido e dbo estavam fora do
rango en 4, 2, 9, y 3 de los meses de 4, 2, 9, and 3 of the months, intervalo em 4, 2, 9 e 3 meses a
muestreos, respectivamente. Los respectively. The effluents were out amostragem, respectivamente. Os
efluentes no cumplieron con las normas the standard in total and fecal efluentes não cumprir as normas em
en lo relativo a los coliformes totales y coliforms. The density of sulfate- relação as coliformes totais e fecais. A
fecales. Las densidad de bacterias reducing bacteria showed a minimum densidade de bactérias redutoras de
sulfato-reductoras tuvo un mínimo en in affluent of 2,9x104 (plant 3, august sulfato tinha um mínimo em afluentes
afluentes de 2,9x103 y de 3x101 en 2012) and 3,1x101 in effluents (plant 6, de 2,9x103 com 3x101 nos efluentes.
efluentes. Hubo correlación positiva august 2012). An analysis of multiple Houve uma correlação positiva entre a
entre la variación del crecimiento de las correlation showed that the variations variação do crescimento de bactérias
bacterias sulfato-reductoras, coliformes in density of coliforms (total and fecal) sulfato reduzindo, coliformes totais e
totales y coliformes fecales con los and sulfate-reducing bacteria were coliformes fecais com alterações na
cambios en la concentración de los positively associated (P<0,05) with concentração de sólidos suspensos e
sólidos suspendidos y disueltos totales. changes in the concentration of total dissolvidos total.
suspended and dissolved solids.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Aguas residuais, Aguas residuales, bacterias sulfato-reductoras, bactérias sulfato-redutoras, coliformes, coliforms, effluents, efluentes,
sulfate-reducing bacteria, wastewater.
1
Bio°, MSc. Centro Regional de Investigaciones Ambientales. Universidad de Oriente (UDO). Correo-e: pedro.lopez@ne.udo.edu.ve
2
Licdo°Bio°, MSc. UDO. Correo-e: juliorod58@gmail.com
3
PhD. Departamento de Estadística e Informática. UDO.
4
Bio°, MSc. UDO. Correo-e: juanlopez358@hotmail.com
5
Ing°Quím°. UDO. Correo-e: lulavila.la@gmail.com
6
Licdo°Acuac°. UDO. Correo-e: efrainjose_martinezveliz@hotmail.com
7
Licdo°Bio°Marin° UDO. Correo-e: joserafaelbarreto48@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 179
P. López, J. Rodríguez, W. Fermín, J. López, l. Ávila, E. Martínez, J. Barreto

Introducción Nueva Esparta. Análisis estadístico


El tratamiento convencional de Se aplicó un análisis de
aguas residuales urbanas tiene Materiales y métodos componentes principales y un
como objetivo la biodegradación de Sitios de muestreo análisis de correlación múltiple
la materia orgánica presente en el Mensualmente, se colectaron usando el programa Statgraphic
afluente, siguiendo por lo común un muestras de aguas afluente y Centurion XV.
tratamiento preliminar de tipo físico efluente de 6 plantas de tratamiento
(pre-tratamiento y tratamiento de aguas residuales, ubicadas en los Resultados y discusión
primario) y un proceso de tipo municipios Antolín del Campo, En la tabla I se muestran los
biológico en el tratamiento García, Mariño, Marcano, Tubores y promedios de variables físicas en
secundario. En el tratamiento Díaz del estado Nueva Esparta. afluentes y efluentes de las 6 plantas.
biológico o secundario, se produce la Todas operan bajo la modalidad de En la tabla II, se muestran los valores
asimilación de la materia orgánica a lodos activados. El período de promedio de sólidos suspendidos
partir de un proceso de biofloculación muestreo fue de mayo 2011 a agosto totales (SST) y Demanda Bioquímica
y metabolización selectiva de 2012. de Oxigeno (DBO) para afluentes y
nutrientes (carbono, nitrógeno y efluentes de las 6 plantas y los
fósforo), en el que interviene un Toma de muestras porcentajes de remoción.
cultivo microbiológico constituido S e r e a l i z ó s i g u i e n d o l a s La tabla III muestra los valores
principalmente por bacterias, que recomendaciones de la APHA promedio de las densidades de
han sido seleccionadas en el agua (1998). Se usaron envases estériles b a c t e r i a s c o l i f o r m e s t o t a l e s ,
residual gracias a la selección y de vidrio de 250 ml para la toma de coliformes fecales y sulfato-
modificación de los parámetros muestras destinadas a los análisis reductoras en afluentes y efluentes
operacionales tales como el grado de bacteriológicos y envases plásticos de las 6 plantas y las tasas de
oxigenación, la agitación y el tiempo de 500 ml para análisis físico- reducción logarítmica.
de residencia (Rodríguez et al., químicos, sólidos disueltos totales, Para efectos de la descarga a
2005). sólidos suspendidos totales y DBO. cuerpos de aguas receptores, los
Los procesos de tratamiento de efluentes deben cumplir con una
aguas residuales están diseñados Variables físico-químicas serie de requisitos establecidos en el
para reducir la concentración de I n s i t u , s e d e t e r m i n a r o n l a decreto 883. En la tabla IV, se
contaminantes, incluyendo temperatura, pH, conductividad, muestran los valores críticos de las
patógenos, en el efluente antes de su salinidad, sólidos disueltos totales y variables arriba señaladas.
descarga a cuerpos de agua oxígeno disuelto con el uso de una El 100 % de las muestras no cumplió
receptores u otra forma de sonda multiparamétrica YSI 600R. con la norma para la densidad de
disposición final; sin embargo, coliformes totales excediendo
muchas plantas descargan sus Análisis de laboratorio ampliamente el valor límite. El valor
efluentes sin desinfección. En En el laboratorio se determinaron los máximo permitido de DBO (60 mg/l)
consecuencia, estos efluentes sólidos disueltos totales mediante fue excedido en un 21,42 % del total
podrían contener altas proporciones g r a v i m e t r í a y l a D e m a n d a de muestras (18/84). Por encima del
de bacterias patógenas, Bioquímica de Oxígeno (DBO5,20) límite estuvieron las PT1, 2, 3, 4 y 5
representando así una amenaza a la mediante el ensayo de 5 días a 20 C. en un 50, 7,14, 21,42, 35,71 y 14,28
o

salud pública (Mokracka et al., 2011). (APHA, 1998). %, respectivamente.


Las bacterias sulfato-reductoras Aun cuando la remoción logarítmica
(BSR) comprenden un grupo Análisis bacteriológico de coliformes totales osciló entre un
ecofisiológicamente diverso de La densidad de bacterias coliformes mínimo de 2,03 a 5,36, los efluentes
microorganismos anaeróbicos que totales y fecales se determinó en su totalidad no cumplieron con los
tienen en común la reducción mediante el procedimiento de límites establecidos en el Decreto
disimilatoria de sulfato (usan al filtración por membrana (APHA, 883 encontrándose que en la
sulfato como aceptor final de 1998). Para estimar la densidad de mayoría de ellos se alcanzaron
3
electrones) en conjunto con la bacterias sulfato-reductoras se usó valores con un mínimo de 1,8x10
oxidación de materia orgánica, más el procedimiento de tubos múltiples UFC/100 ml. Olancczuk-Neyman et
comúnmente un ácido orgánico, usando buffer fosfato salino como al. (2001), señalaron valores de
7
liberando como producto final d i l u y e n t e y m e d i o P o s t g a t e coliformes en un afluente de 5,7x10
sulfuro. No solo muestran 7
modificado (Pfenning y Trüpper, (totales) y 1,4x10 (fecales); mientras
versatilidad en sus varios aceptores 1981) como el medio de cultivo. La que en el efluente estos valores
de electrones, sino que también modificación consistió en la fueron de 1,85x10 5 y 7,4x10 4 ,
prosperan en un amplio rango de eliminación del tioglicolato de la respectivamente. George et al.
condiciones ambientales (Muyzer y fórmula original y la adición de 0,75 (2002), determinaron en afluentes
Stams, 2008). g/l de agar-agar para mejorar la densidades de coliformes fecales
El objetivo del presente fue evaluar la a n a e r o b i o s i s d e l m e d i o . L a que oscilaron entre 2,79x107 a
densidad de bacterias sulfato- o
incubación se realizó a 37 C. Los 1,54x108 y en efluentes 1,90x106 a
reductoras en aguas residuales y la resultados se expresaron como 6,0x107 (NMP/100 ml); las tasas de
posible correlación con variables NMP/100 ml y se usó la fórmula de remoción variaron entre 57,14 a
físico-químicas, demanda Thomas para resultados que no 93,18 %. Tasas de reducción
bioquímica de oxígeno y densidad de aparecieron en las tablas (APHA, logarítmica de coliformes totales y
bacterias indicadoras, en plantas de 1998). fecales en una planta convencional
tratamiento ubicadas en el estado oscilaron entre 4,4 a 5,4 y 4,3 a 5,7,
180 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Calidad físico-química, bacteriológica y densidad de bacterias …

Tabla I. Promedios de variables físicas y físico-químicas en afluentes (Afl) y efluentes (Eflu) de las 6 plantas
de tratamiento.
PTAS T (oC) SDT (mg/l) SS (mg/l) SAL (UPS) OD (mg/l) pH
Afl Eflu Afl Eflu Afl Eflu Afl Eflu Afl Eflu Afl Eflu
1 30,4 31,0 1298 1455 61 103 1,0 1,14 2,70 3,90 7,10 8,40
2 29,4 28,8 821 722 64 23 0,7 0,62 2,70 4,60 7,40 8,30
3 29,8 29,7 2056 1122 50 22 1,6 0,87 2,70 3,10 7,50 7,70
4 30,3 29,5 2598 3068 142 18 2,1 2,51 2,50 3,90 7,50 7,70
5 29,7 29,0 1757 1477 120 63 1,4 1,16 2,50 4,50 7,80 8,60
6 29,9 28,9 551 618 53 23 0,4 0,47 3,10 5,10 7,20 9,30

Tabla II. Promedios de sólidos suspendidos totales (SST) y Demanda Bioquímica de Oxígeno en afluente y
efluente de las 6 plantas.
PTAS SST % REM DBO % REM
Afl Eflu Afl Eflu
1 61 103 -68,85 276 97 64,85
2 64 23 64,06 180 33 81,66
3 50 22 56,0 210 39 81,42
4 142 18 87,32 258 25 90,31
5 120 63 47,5 240 47 80,41
6 53 23 56,60 222 42 81,08

Tabla III. Promedios de densidad de coliformes totales, fecales y bacterias sulfato-reductoras en afluentes y
efluentes de las 6 plantas.
PTAS CT RED CF RED BSR RED
Afl Eflu LOG Afl Eflu LOG Afl Eflu LOG
1 1,4 x 108 4,5 x 105 8,0 x 107 3,6 x 105 5,8 x 107 1,4 x 107
8,14 5,65 2,49 7,90 5,55 2,35 7,76 7,14 0,62
8 5 8 4 8 5
2 3,6 x 10 1,1 x 10 2,8 x 10 4,4 x 10 1,4 x 10 1,9 x 10
8,55 5,04 3,51 8,44 4,64 3,80 8,14 5,27 2,87
8 5 7 5 7 6
3 2,9 x 10 5,6 x 10 8,0 x 10 5,3 x 10 1,4 x 10 2,2 x 10
8,46 5,74 2,72 7,90 5,72 2,18 7,14 6,34 0,8
4 2,5 x 108 6,5 x 105 2,9 x 107 4,5 x 105 2,4 x 108 2,3 x 103
8,39 5,81 2,58 8,46 5,65 2,81 8,38 3,36 5,02
5 5,2 x 108 1,3 x 106 4,0 x 108 1,4 x 105 1,4 x 108 1,0 x 105
8,71 6,11 2,6 8,60 5,14 3,46 8,14 5,00 3,14
8 5 8 5 8 2
6 5,1 x 10 1,9 x 10 1,6 x 10 1,1 x 10 2,2 x 10 7,7 x 10
8,70 5,27 3,43 8,20 5,04 3,16 8,34 2,88 5,46

Tabla IV. Variables consideradas como criterios para clasificar descargas de efluentes y vertidos líquidos a
cuerpos de aguas receptores, según lo establecido en la Gaceta Oficial 5.021, Decreto 883.
Variable Valor o rango crítico Número fuera de la Porcentaje fuera de la
norma norma (%)
pH 6a9 7 8,3
Oxígeno disuelto >5 mg/l 70 83,
Sólidos Suspendidos < 80 mg/l 14 16,7
Totales
Coliformes Totales < 1000 84 100

Demanda Bioquímica < 60 mg/l 18 21,4


de Oxígeno

respectivamente (Zhang y Farahbakhsh 2007). El-Deeb fecales, junto con correlación entre la DBO y los sólidos
Ghazy y El-Senousy (2008), determinaron que la tasa de suspendidos, fueron determinados por Kazmi et al.
remoción de coliformes totales en una laguna de (2008) en una planta de lodos activados en la India.
estabilización fue de 98,8 % con densidades en el Marín et al. (2015), determinaron una tasa de reducción
efluente del orden de 6,7x105 NMP/100 ml. Esto es logarítmica de 2,34 en la concentración de E. coli en una
similar a nuestros resultados pues aun cuando las tasas planta de tratamiento del tipo filtro de percolación. Un
de reducción tuvieron un mínimo de 99,7 a un máximo de agua residual doméstica mostró después de un proceso
99,99 %, los efluentes no cumplieron con la norma. Una de coagulación-floculación y flotación por aire disuelto,
reducción logarítmica de 2,2 y 2,4 de coliformes totales y una reducción logarítmica de 0,66 y 0,81 en coliformes
GEOMINAS, diciembre 2018 181
P. López, J. Rodríguez, W. Fermín, J. López, l. Ávila, E. Martínez, J. Barreto

totales y fecales, respectivamente Conclusiones L., and Kaznowski L. A. (2011).


(Šramkova et al., 2018). 1) El nivel de remoción de bacterias Phylogenetic groups, virulence
Las bacterias sulfato-reductoras indicadoras (coliformes totales y genes and quinolone resistance
muestran una amplia versatilidad fecales) en todas las plantas no fue lo of integrin-bearing Escherichia
fisiológica, nutricional y de hábitats; suficiente como para que los coli strains isolated from a
por lo que no es de sorprender que efluentes cumplieran con la norma. wastewater treatment plant. A
sea frecuente su detección y 2) Los efluentes de las 6 plantas no Van Leeuwenhoek. 99:817-824.
aislamiento en aguas residuales de cumplieron con la norma en lo Moura, A., Tacao M., Henriques I.,
diversos tipos. Kanazawa (2012), relativo al contenido mínimo de Dias J., Ferreira P., and Correia A.
indico que la densidad de bacterias oxígeno disuelto. (2009). Characterization of
sulfato-reductoras en una planta de 3) La calidad de los efluentes bacterial diversity in two aerated
lodos activados fue de 9,2x107 (persistencia de materia orgánica lagoons of a wastewater
(NMP/100 ml) y que había una biodegradable, altos niveles de treatment plant using PCR-
relación entre el número de Bacillus bacterias coliformes, bajos niveles DGGE analysis. Microbiol. Res.
sp y el de las BSR. Sakamoto et al. de oxígeno disuelto y altas 164:560-569.
(2012), señalaron que la densidad de densidades de bacterias sulfato- Muyzer, G., and A. J. M. Stams.
bacterias sulfato-reductoras en un reductoras) constituye un notable (2008). The ecology and
reactor usado para el tratamiento de riesgo de impacto sobre los cuerpos biotechnology of sulphate-
aguas residuales de una industria de agua receptores. reducing bacteria. Nature Rev.
7 5
avícola fue de 9,0x10 y 8,0x10 Microbiol. 6:440-454.
(NMP/100 ml) al inicio y final de las Referencias Pfenning, W. and Trüpper H. G.
pruebas, con una reducción American Public Health Association (1981). The dissimilatory sulfate-
logarítmica de 2,05 unidades. (APHA). (1998). Standard reducing bacteria. In: The
El análisis de correlación múltiple Methods for the Analysis of Water Prokariotes. Starr, M. P. (ed.). Vol.
determinó que las variación del and Wastewater. 20th edition. I. Springer-Verlag, New York,
crecimiento de las bacterias sulfato- Washington DC. USA. USA.
reductoras, coliformes totales y Ducey, T. F., and Hunt P. G. (2013). Olanczuk-Neyman K., Stosik-Fleszar
coliformes fecales estuvo asociada Microbial community analysis of H., and Mikolajski S. (2001).
positivamente (P<0,05) con los swine wastewater anaerobic Evaluation of indicator bacteria
cambios en la concentración de los lagoons by next-generation DNA removal in wastewater treatment
sólidos suspendidos y disueltos sequencing. Anaerobe.21:50-57. processes. Polish J. Environ.
totales. Moura el al. (2009), El-Deeb Ghazy, M. M., and El- Studies. 10:457-461.
determinaron que la temperatura, el S e n o u s y W . M . ( 2 0 0 8 ) . Rodríguez, E., Isac L., Fernández N.,
oxígeno disuelto y el pH fueron las Performance evaluation of a y Salas M D. (2005). El
variables ambientales que más waste stabilization pond in a rural ecosistema “fangos activos”.
influyeron sobre las comunidades area in Egypt. Amer. J. Environ. Biología.org. 19:1-9.
bacterianas y atribuyeron la Sci. 4:316-326. Sakamoto I. K., Maintinguer S. I.,
supervivencia de bacterias George, I., Crop P., and Servais P. Hirasawa J. S., Tallarico M. A.,
anaeróbicas incluyendo a las BSR, a (2002). Fecal coliform removal in and Varesche M. A. (2012).
la formación de micronichos wastewater treatment plants Evaluation of microorganisms
asociados con aumentos en la studied by plate counts and with sulfidogenic metabolic
temperatura y bajos niveles de enzymathic methods. Water Res. potential under anaerobic
oxígeno disuelto. Ducey y Hunt 36:2607-2617. conditions. Braz. Arch. Biol.
(2013), aplicaron el análisis de Kanazawa, S. (2012). The Technol. 55:779-784.
escalamiento multidimensional relationship of genus Bacillus, Šramkova, M. V., Diaz-Sosa V., and
nométrico e indicaron que la sulfate reducing bacteria and Wanner J. (2018). Experimental
estructura de la comunidad sulfur oxidation bacteria in the verification of tertiary treatment
microbiana en unas aguas residuales activated sludge. Proc. Japan- process in achieving effluent
fueron afectadas por el contenido de Taiwan Symposium on Intelligent quality required by wastewater
nitrógeno (N Kjeldahl), la demanda Green and Orange (iGO) reuse standards. J. Water
química de oxígeno, el potencial de Technology. MiaoLi, Taiwan. 10- Process Eng. 22:41-45.
óxido-reducción, los sólidos 11 December. Wang X., Xia Y., Wen X., Yang Y., and
suspendidos totales y el oxígeno Kazmi, A. A., Tyagi V. K., Trivedi R. C., Zhou J. (2014). Microbial
disuelto. Por su parte, Wang et al. and Kumar A. (2008). Coliforms community functional structures
(2014), al evaluar la estructura de la removal in fullscale activated in wastewater treatment plants as
comunidad microbiana en aguas sludge plants in India. J. Environ. characterized by GeoChip.
residuales determinaron mediante Manag.. 87:415-419. PlosOne.9:1-9.
un análisis de correspondencia Marín I., Goñi P., Lasheras A. M., and Zhang K., and Farahbakhsh K.
canónica que esta estuvo altamente Ormad M. P. (2015). Efficiency of (2007). Removal of native
correlacionada con la temperatura a spanish wastewater treatment coliphages and coliform bacteria
del agua, la concentración de plant for removal potentially from municipal wastewater by
oxígeno disuelto, la concentración de pathogens: Characterization of various wastewater treatment
amonio y la tasa de carga de la bacteria and protozoa along processes: Implications to water
Demanda Química de Oxígeno. water and sludge treatment lines. reuse. Water Res. 41:2816-2824.
Ecol. Eng. 74:28-32.
Mokracka, J., Koczura R., Jabloska
182 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Botánica
Hipótesis de filogenia para la familia Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons,
con respecto a Abolbodaceae Nakai (1943). Utilizando el marcador RBCL y
Welwitcshia mirabillis como grupo externo

Hypothesis of filogenia for the family Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, respect to
Abolbodaceae Nakai (1943). Using RBCL marker and Welwitcshia mirabillis as an
external group

Hipóteses de filogenia para família Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, sobre
Abolbodaceae Nakai (1943). Usando o marcador mirabillis RBCL e Welwitcshia como
desviante

Habib A. Tajan M.1


Recibido: 14-6-18; Aprobado: 13-10-18
Resumen Abstract Resumo
Xyridaceae es una familia de tamaño Xyridaceae is a medium-sized family Xyridaceae é uma família de monocoti-
medio de las monocotiledóneas peta- of the petaloid monocots that are cu- ledóneas petaloid média de tamanho
loides que figuran actualmente en Poa- rrently found in Poales sl (Chase et al que actualmente incluída no sl Poales
les sl (Chase et al. ,2000; Soltis et al. 2000, Soltis et al 2000, APG II 2003). (Chase et al., 2000;) Soltis et ao. 2000;
,2000; APG II de 2003). La familia po- The family has certain limitations sin- APG II 2003). A família tem certas limi-
see ciertas limitaciones ya que Xyrida- ce Xyridaceae are considered closely tações como Xyridaceae são conside-
ceae se consideran estrechamente rela- related to Eriocaulaceae, and are cu- radas estreitamente relacionado com
cionado con Eriocaulaceae y actualmen- rrently included in the order Poales. Eriocaulaceae e atualmente estão in-
te están incluidos en el orden Poales. For the realization of the tree using cluídos na ordem Poales. Para a reali-
Para la realización del árbol mediante Rbcl sequences, we worked with so- zação da árvore usar sequências de
secuencias de Rbcl se trabajó con algu- me software such as Clustal X, Gene Rbcl trabalhou com algum software, co-
nos softwares como lo son: Clustal X, Doc and Mega 5. Concluding that the mo: Clustal X, Gene Doc e 5 Mega, con-
Gene Doc y Mega 5, concluyendo que family Xyridaceae is not monofiletic cluindo que a família Xyridaceae não é
la familia Xyridaceae no es monofilética since it has a basal policy in which the monofilética, pois tem uma politomia ba-
ya que presenta una politomia basal en specimens of the Xyris genera, while sal, na qual se encontram os espéci-
la cual se ubican los ejemplares de los the genera Orectanthe, Aratitiyopeai mes dos gêneros Xyris, enquanto o gé-
géneros Xyris, mientras que las géne- and Abolboda form a clade supported nero Orectanthe, Aratitiyopeai e Abol-
ros Orectanthe, Aratitiyopeai y Abolbo- by a 99% bootstrap. Supporting the boda compõem um clado apoiado por
da conforman un clado sustentado por proposal of the family Abolbodaceae 99% de bootstrap. apoiar a proposta da
un 99 % bootstrap. sustentando la pro- Nakai, 1943. família Abolbodaceae Nakai (1943).
puesta de la familia Abolbodaceae Na-
kai,(1943).

Introducción especies en América del Sur (Wanderley, 1992; Kral


Las monocotiledóneas son un grupo de las angios- ,1998; Campbell, 2004b). Sobre noventa por ciento
permas con alrededor de cien familias (Kubitzki, los géneros son: Xyris Sp. teniendo amplia distribu-
1998a, b), las mismas han sido objeto de numerosos ción, los otros tres géneros son:
análisis filogenéticos. Los trabajos se han centrado Abolboda (ca. 22 spp.), Aratitiyopea (1 sp.), Y
en determinados subgrupos o en la estructura gene- Orectanthe (2 spp.). Son conocidas solo en el norte
ral del grupo filogenético en su conjunto. de América del Sur, donde muchas especies son en-
Xyridaceae es una familia de tamaño medio de las démicas del Escudo Guayanés, en especial los tepu-
monocotiledóneas petaloides que figuran actual- yes de la formación Roraima.
mente en Poales s. l. (Chase et al., 2000; Soltis et al., Estas últimas especies se encuentran entre las más
2000; APG II de 2003). Tal como está entendida, la fa- enigmáticas, debido a la inaccesibilidad de las me-
milia comprende alrededor de 385 especies en cinco sas. Las relaciones entre Xyridaceae y el orden Poa-
géneros (Campbell, 2004a), con una distribución les todavía no están bien definidas. Aunque los siste-
pantropical sobre todo y con la mayor diversidad de mas formales de clasificación reconocen una sola fa-

Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Poales, Xyridaceae, Abolbodaceae, Rbcl, Politomía.
1
Prof°, MSc. Universidad de los Andes (ULA). Correo-e: habibtajan@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 183
Habib A. Tajan M.

milia (Cronquist, 1981; Takhtajan, dóneas se han identificado, con di- los miembros del orden Poales
1997; Thorne ,2000; APG II, ferentes grados de confianza y al- (APG II,2003). Por este motivo se
2003), ha sido reconocida como gunas relaciones entre estos gru- trabajará solamente con la familia
un conjunto morfológicamente di- pos parecen haber sido bien esta- Xyridaceae, conformada por los
verso (Maguire y Wurdack, 1960; blecidas, varias zonas de inestabi- siguientes géneros: Xyris, Orec-
Dahlgren et al. ,1985), y algunos lidad siguen siendo. tanthe, Aratitiyopea, Abolboda,
análisis cladístico no resuelven la El objeto de este análisis es cons- y un representante por familia pre-
familia como monofilético (Miche- truir una hipótesis de filogenia pa- sente en orden Poales (APG
langeli et al., 2003; Davis et al. ra el gen de la Rbcl para la familia II,2003) , grupo externo conforma-
,2004). Xyridaceae, si esta puede confir- do por la siguiente especie: Wel-
Xyridaceae se adapta a una va- mar la monofilia de esta familia, ya witschia mirabilis. Se utilizó la es-
riedad de hábitats que son oligo- que el Gen Rbcl, codifica para la pecie como grupo externo con el
tróficas y al menos estacional- subunidad grande de la enzima objetivo de romper en la prueba de
mente húmedos, tales como las RuBisCO y es casi universal en el Máxima Verosimilitud (ML) el efec-
sabanas de arena, pantanos, y reino de las plantas. to de la atracción de las largas ra-
afloramientos rocosos. Incluso las El gen fue elegido porque es prác- mas (LBA), sin obtener resultado;
especies que se producen cons- ticamente universal en todo el rei- por este motivo tomamos como op-
tantemente en sitios húmedos pro- no de las plantas ción metodológica la construcción
bablemente han adquirido adap- del cladograma, Neiborgn Join.
taciones para superar las restric- Materiales
ciones del agua debido a los sue- Para la elaboración de una hipóte- Resultados
los de drenaje rápido (por ejem- sis filogenética basada en análisis Se observó que las especies Wel-
plo, suelos arenosos), o las limita- de caracteres moleculares con el witschia mirabilis, Xyris sp y
ciones fisiológicas (por ejemplo, al- marcador Rbcl, se procedió a ac- Xyris bicephala se ubican en la
ta acidez, Seddon, 1974). Las ca- ceder al servidor de la NCBI (Na- raíz del cladograma, formando
racterísticas básicas anatómicas tional Center for Biotecnology una politomia basal. El objeto de in-
de la familia incluyen el fortaleci- Information) utilizando como op- troducir un grupo con un registro
miento del tejido común en todos ción de búsqueda la familia en es- en la historia evolutiva de las plan-
los órganos vegetativos; raíces tudio (Xyridaceae), la cual arrojó tas como lo es Welwitschia mira-
con un exodermis persistentes, un número de secuencias de nu- bilis, era romper con esta situa-
las paredes de células endodérmi- cleótidos seleccionando solo los ción percibida en el análisis preli-
cas con notable engrosamiento en que fueran para Rbcl, y tenían una minar, pero que no solucionó esta
forma de U (Van Fleet ,1961); ta- longitud entre 1.300 y 1.500 ba- opción. Los otros géneros de la fa-
llos con haces vasculares y amp- ses, aproximadamente. Los Pro- milia conforman un clado susten-
hibasal huellas de hojas invertido gramas utilizados fueron Clustal X tado por 100 % bootstrap, Arariti-
en una vaina de esclerénquima ; y 2007, versión 2.0. Para realizar el yopea lopezii y Orectanthe scep-
las hojas unifaciales o bifaciales, alineamiento de las secuencias de trum y se agrupan con Abolboda
el mesófilo sin o con una capa en rbcl para realizar un archivo Fasta macrostachya, conforma el gru-
empalizada poco desarrollados y y posteriormente se abrió la se- po hermano de este clado con un
de aire, con haces vasculares con cuencia en el programa Gene doc 99 % bootstrap.
una funda doble capa, el fortaleci- 1997, Tool for editing and annota- Dentro de los taxas incluidos en la
miento interno (Carlquist, 1960; ting multiple sequence align- siguiente investigación se confor-
Tomlinson, 1969; Wanderley, ments. Con este programa se rea- man los siguientes agrupamientos
1992). liza el corte del archivo Fasta para Elegia fenestrata, E. vaginulata,
A pesar de esto la familia posee luego alinearlo y posteriormente E. equisetacea, E. filacea, con un
ciertas limitaciones ya que Xyri- crear el árbol con el programa Me- sustentado por 66 % bootstrap; E.
daceae se consideran estrecha- ga 5 (2007), versión 4.0; así crear stipularis, E. stokei, E. persis-
mente relacionados con Eriocau- un árbol donde se muestren las po- tens, con un sustentado por 65 %
laceae, y actualmente están inclui- sibles relaciones entre grupos. bootstrap; unidos en un gran poli-
dos en el orden Poales en sentido tomia conformada por: E. squa-
amplio, dentro del clado de com- Métodos mosa, E. atratiflora, E. racemo-
melinide grande Givnish et al., En un análisis preliminar con el fin sa, E. extensa, E. coleura, E. in-
(2010). Dos linajes están presen- de explorar la información disponi- termedia, E. fucata, E. fistulo-
tes en Xyridaceae, que han sido ble, se realizó un análisis de una sa.E. thyrsifera, E. rigida, E.
reconocidos en el sub- o el nivel fa- matriz de datos compuesta por un grandispicata, E. sparthacea, E.
miliar. En una revisión reciente y grupo interno de 152 especies y asperiflora, E. caespitosa, E.
nuevo análisis, Chase et al. (2000) un grupo externo de 1 especie, glomerata, E. thyrsoidea, E. gal-
describen un estado mixto de las aplicando las estrategias de Nei- pinii; dentro de esta politomia se
cosas, aunque varios linajes prin- borgn Joining, donde se evidenció ubican: Chodropetalum nudum,
cipales dentro de las monocotile- que este set de datos amplificaba E. elephas, C. tectorum con un
la politomia basal no resuelta para 73 % de bootstrap Chodropeta-
184 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Hipótesis de filogenia para la familia Xyridaceae C.Agardh …

lum rectum, E. verreauxii con un bootstrap de 93 los demás miembros de este nodo politómicos son:
%; , Dovea macrocarpa, E. grandis, E. neesii, E. Dapsilanthus ramosus, Winifredia sola, Empo-
muirii, con un bootstrap de 89 %; E. sp, Restio te- disma minus, coleocarya gracilis, Harperia late-
traphyllus, y con un bootstrap de 99 % como su gru- riflora, Desmocladus castaneus, Tremulina tre-
po hermano E. capensi. Adjunto se ubica con un mula, Baloskiion tetraphyllum, Melanostachya
bootstrap de 89 %; Staberoha distachios, Stabe- ustulata, Loxocarya gigas, Tyrbastes glauces-
roha cernua reunidos con un bootstrap de 89 %; cens. Delsis stenostachya, Chordifex amblyco-
Platycaulos major, P. compressus con un boots- leus, Chordifex jacksonii, Chordifex crispatus,
trap de 99 %; Chodropetalum bracteatum, Cho- Chordifex stenendrus.
dropetalum aggregatum con un bootstrap de 72 %; Centrolepis monigina 96 % de bootstrap y reunido
a continuacion enunciamos los demas miembros de con Centrolepis strigosa, Aphelia cyperoides,
esta gran politomia sustentanda en 98 % bootstrap: Aphelia brizula sustentada por 100 % de bootstrap;
Chodropetalum microcarpum, Chodropetalum como último claro de una politomía sustentada por
decipiens, Chodropetalum hookerianum, Cho- 100 % de bootstrap. Al cual se unen los siguientes
dropetalum ebracteatum, Chodropetalum aggre- clados que forman un gran nodo no resuelto:
gatum, E. sp, restio tetraphyllus, E. capensi, E. Ecdeicolea monostachya, Georgeantha hexan-
esterhuyseniae, E. hutchinsonii, E. prominens, dra, reunidos por 98 % de bootstrap Joinvillea pli-
Askidiosperma ruoosum, Restio festuciotomis, cata, Joinvillea ascendens, agrupados por 100 %
Restio pedicellatus, Ishyrolepis karooica, Chon- de bootstrap
dropetalum mucronatum, Staberoha multispicu- Anarthia prolifera, Anarthia polyphylla, sustenta-
la, Restio distichus, Chodropetalum acocki, Rho- dos por 95 % de bootstrap, Lyginia barbata, Hop-
docoma gracillis, Askidiosperma aboaristatum, kinsia adscendens agrupados por 100 % de boots-
Restio bifidus, Askidiosperma chataceum, Res- trap, Calectasia cyanea, Calectasia intermedia,
tio bifidus, Askidiosperma chartaceum, Restio Dasypogon hookeri, Baxteria australis, Kingia
perplexus, Askidiosperma andreaeanum, Aski- australis, agrupados por 100 % de bootstrap.
diosperma aticola. El presente clado sustentado por un 99 % de boots-
En conjunto con los clados que enunciaremos a con- trap Sparganium eurycarpum, Sparganium glo-
tinuación se unen formando un gran nodo politómico meratum, Thypha latifolia, Cattai sp.
sustentado por 100 % de bootstrap: Lepyrodia glau- El siguiente clado está sustentado por un 100 % de
ca, Calorophus elongatus, reunidos con un boots- bootstrap Thumia polycephala, Prionium serra-
trap de 87 % son el grupo her-
mano de Sporadanthus gra-
cilis, Sporadanthus traver-
sii, Sporadanthus ferrugi-
neus, sustentado con un
bootstrap de 73 % y Spora-
danthus tasmanicus con un
bootstrap de 67 %, es el grupo
hermano de los anteriores.
Leptocarpus Chilensis, Lep-
tocarpus similis, reunidos
con un bootstrap de 100 %,
Chaetanthus aristatus, sus-
tentado con un bootstrap de
75 % es el grupo hermano del
clado anteriormente enuncia-
do, Leptocarpus tenax, Mee-
boldina coangustata, Mee-
boldina cana forman una poli-
tomía respaldada por un
bootstrap de 80 %.
Lepidobolus chaetocepha-
lus, Kulinia eludens con un
bootstrap de 80 % y , Chordi-
fex jacksonii, Chordifex cris-
patus con un bootstrap de 85
%, Saropsis fastigiata,
Acion hookeri con un boots-
trap de 86 %, y su grupo her-
mano Guringalia dimorpha
Figura 1. Imagen arrojada por el sistema donde se observan parte de los
sustentados todos por 76 %; clados ante los resultados previamente explicados en los resultados items 4.
GEOMINAS, diciembre 2018 185
Habib A. Tajan M.

Figura 2. Imagen arrojada por el sistema donde se observan parte de los clados ante los resultados
previamente explicados en los resultados items 4.
186 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Hipótesis de filogenia para la familia Xyridaceae C.Agardh …

tum knowledge and a new classification. In:


Este clado está sustentado por un 99 % de boots- Monocots: Systematics and Evolution (Wilson,
trap, Cephalostemos flavus, spatamthus bicolor, K.L. & D.A. Morrison, eds.), pp. 3–16.
Rapatea xiphoides, Schoenocephalium cuculla- Davis, J.I., D.W. Stevenson, G. Petersen, O. Seberg,
tum, Epidyos allenii, Stegolepis parvipetala, Kun- L.M. Campbell, J.V. Freudenstein, D.H.
hardtia radiata Goldman, C.R. Hardy, F.A. Michelangeli, M.P.
Mientras que el clado final está sustentado por un 99 Simmons, C.D. Specht, F.Vergara-Silva & M.A.
% de bootstrap, Eriocaulon humbodtii, Eriocau- Gandolfo (2004). A phylogeny of the monocots,
lon microcephalus, Syngonanthus flavidulus, as inferred from rbcL and atpA sequence varia-
Lanchnocaulon anceps, Tonina fluviatis. tion, and a comparison of methods for calculating
jackknife and bootstrap values. Syst. Bot. 29:
Conclusiones 467–510.
Se puede concluir que la familia Xyridaceae no es Givnish T .; Ames, M .; McNeal, J .; McKain, M .;
monofilética ya que presenta una politomía basal en Steele, P .; de Pamphilis, C .; Graham, S .; Pires,
la cual se ubican los ejemplares del género Xyris, J .; Stevenson, D .; Zomlefer, W .; Briggs, B .;
mientras que los géneros Orectanthe sceptrum, Duvall, M .; Moore, M .; Heaney, J .; Soltis, D .;
Aratitiyopea lopezii y Abolboda macrostachya Soltis, P .; Thiele, K. & Leebens-Mack, J. (2010).
conforman un clado sustentado por un 99 % boots- Montaje del árbol de las monocotiledóneas: se-
trap.,sustentando la propuesta de la familia Abolbo- cuencia de plastome filogenia y evolución de Poa-
daceae Nakai (1943). les. Annales del Missouri Botanical Garden 97:
También se puede establecer que la familia Abolbo- 584-616.
daceae Nakai (1943) hoy unidas en la familia Xyri- Kral, R.(1998) Xyridaceae. Pp. 461-469. En: K. Ku-
daceae C.Agardh (1823), compuesta por las espe- bitzki, ed. Las familias y géneros de plantas vas-
cies Orectanthe sceptrum, Aratitiyopea lopezii y culares. Vol. IV. Alismatanae y Commelinanae
Abolboda macrostachya, son endémicos del Nor- (excepto Gramineae). Springer-Verlag, Berlín,
te de Sur América, por esta razón histórica y evoluti- Heidelberg, Nueva York.
va nos permitimos inferir que la familia Abolboda- Maguire, B. & J.J. Wurdack (1960). Xyridaceae. In:
ceae es un grupo natural. (Maguire, B., J.J. Wurdack & Collaborators,
La posición de los especímenes del género Xyris en eds.), pp. 1–19. The botany of the Guayana High-
las topologías generadas en los análisis prelimina- land—Part IV. Mem. New York Bot. Gard. 10(2):
res realizados en este trabajo aplicando Máxima La 1–37.
Parsimonia (MP), permite establecer que los ejem- Michelangeli, F.A., J.I. Davis & D.W. Stevenson
plares se ubican en la base del árbol separándose (2003). Phylogenetic relationships among
del grupo interno por efecto del LBA (Long Branch Poaceae and related families as inferred from
Attraction. morphology, inversions in the plastid genome,
and sequence data from mitochondrial and
Referencias plastid genomes. Amer. J. Bot. 90: 93–106.
Picard, X y Goddard, D. (1972). Sedimentación de Nakai, T. (1943). Ordines, familiae, tribi, genera,
carbonatos en las islas Larga, Alcatraz y Santo sectiones, species, varietates, formae et
Domingo, estado Carabobo. Boletín Informativo combinationes novae a Prof. Nakai-Takenosin
Asociación Venezolana de Geología, Minas y Pe- adhuc ut novis edita. Appendix. Imperial Univer-
tróleo 15: 54- 65p. sity, Tokyo.
Campbell, L. M. (2004). Xyridaceae. Pp. 492-493. Seddon, G. (1974). Xerophytes, xeromorphs, and
En: N. Smith et al., Eds. Angiospermas en el Neo- sclerophylls: the history of some concepts in ecol-
trópico. Princeton University Press. ogy. Biol. J. Linn. Soc. 6: 65–87.
Campbell, L. M. (2004). Anatomía y Sistemática de Thorne, R.T. (2000). The classification and geogra-
Xyridaceae con especial referencia a Aratitiyo- phy of the monocotyledon subclasses
pea. Disertación. Universidad de la Ciudad de Alismatidae, Liliidae, and Commelinidae. In:
Nueva York. Plant Systematics for the 21st Century
Carlquist, S. (1960). Anatomy of Guayana (Nordenstam, B., G. El-Ghazaly, M. Kassas &
Xyridaceae: Abolboda, Orectanthe, and T.C. Laurent, eds.), pp. 75–124. Portland Press,
Achlyphila. Mem. New York Bot. Gard. 10(2): London.
65–117. Van Fleet, D.S. (1961). Histochemistry and function
Cronquist, A. (1981). An integrated system of classi- of the endodermis. Bot. Rev. 27: 165–220.
fication of flowering plants. Columbia University Wanderley, M.G.L. (1992). Estudos Taxonômicos no
Press, New York. Gênero Xyris L. (Xyridaceae) da Serra do Cipó,
Chase, M.W., D.E. Soltis, P.S. Soltis, P.J. Rudall,
M.F. Fay,W.H. Hahn, S. Sullivan, J. Joseph, M. Minas Gerais, Brasil. Ph.D. Dissertation. Instituto
Molvray, P.J. Kores, T.J. Givnish, K.J. Sytsma & de Biociências, São Paulo.
J.C. Pires. (2000). Higher-level systematics of
the monocotyledons: an assessment of current
GEOMINAS, diciembre 2018 187
GEOMINAS

En los últimos 20 años las pérdidas económicas por desastres climáticos han aumentado 151% y 1,3 millones de
vidas se perdieron en el mismo periodo. Estados Unidos es el país que más pérdidas ha registrado según la
ONU, seguido de China y Japón. Obtenido en: https://www.instagram.com/p/BpLHjeoF1jo/?taken-by=rendivalores

188 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Agronomía
Evaluación del efecto de dos sistemas de labranza sobre el rendimiento, sus
componentes y la calidad de la fibra de algodón (Gossypium hirsutum L.).
Evaluation of the effect of two tillage systems on yield, its components and the quality of
cotton fiber (Gossypium hirsutum L.).

Avaliação do efeito de dois sistemas de plantio direto sobre o rendimento, seus


componentes e a qualidade da fibra do algodão (Gossypium hirsutum L.).

Aniceth Reina1 Manuel Guzmán2 Jesús Ávila Meleán3 María Marta Anzalone4
Recibido: 4-10-18; Aprobado: 6-11-18

Resumen Abstract Resumo


En la Colonia Agrícola Turen, Vene- At Colonia Agricola Turen, Vene- Na colônia agrícola Turen, Venezu-
zuela, año 2012, se evaluó la pre- zuela, 2012, soil preparation was ela, 2012, foi avaliada a preparação
paración del suelo con mínima la- evaluated with minimum tillage do solo com preparo mínimo do so-
branza (ML) y labranza convencio- (ML) and conventional tillage lo (ML) e plantio convencional (LC),
nal (LC), sobre el rendimiento, sus (LC), on the yield, its components sobre o desempenho, seus compo-
componentes y la calidad de la fibra and the quality of the cotton fiber. nentes e a qualidade da fibra do al-
del algodón. Se usó el diseño de blo- The random block design was godão. O delineamento de blocos
ques al azar, con tres repeticiones, used, with three repetitions, the ex- ao acaso com três repetições, foi
la unidad experimental de 36 hile- perimental unit of 36 rows of 10 m usada a unidade experimental de
ras de 10 m a 1 m. Se tomó una to 1 m. A sample was taken by 36 linhas de 10 m a 1 m. Para o tra-
muestra por tratamiento y por repe- treatment and by repetition to de- tamento e a repetição, foi colhida
tición para determinar rendimiento termine fiber yield (R), and a sub- uma amostra para determinar o de-
de fibra (R), y una submuestra para sample for fiber quality. Statistical sempenho da fibra (R) e uma suba-
calidad de fibra. Se detectaron dife- differences were detected (p mostra para fibra de qualidade. Dife-
rencias estadísticas (p<0,05) en el <0.05) in yield, stem diameter renças estatísticas foram detecta-
rendimiento, diámetro del tallo (DMT), number of fruit branches das (p<0,05) no rendimento, haste
(DMT), número de ramas fruteras (NRF) and number of acorns (NB) diâmetro (DMT), número de ramos
(NRF) y número de bellotas (NB) y and a difference of (p <0.01) for de fruta (NRF) e número de bolotas
una diferencia de (p<0,01) para altu- height of plant (AP), height of the (NB) e uma diferença de (p<0,01) al-
ra de planta (AP), altura del primer first fruit (APFR). The values of R, tura de planta (AP), altura da prime-
fruto (APFR). Los valores de R, AP, AP, DT, NRF and NB were higher ira fruta (APFR). Os valores de R,
DT, NRF y NB fueron mayores en el in the LC treatment when compa- AP, DT, NRF e NB foram maiores
tratamiento LC al comparar con ML red to ML (2,738.34 vs 2,568.45 no tratamento de LC, quando com-
(2.738,34 vs 2.568,45 kg/ha; kg / ha, 162.73 vs 148.63, 10.48 vs parado ao ML (2.738,34 vs
162,73 vs 148,63; 10,48 vs 8,33 cm; 8.33 cm; 17.50 vs 12.03 and 18.87 2.568,45 kg/ha; 162,73 vs 148,63;
17,50 vs 12,03 y 18,87 vs 15,10, res- vs 15.10, respectively). On the ot- 10,48 vs 8,33 cm; 17,50 vs 12,03 e
pectivamente). Por su lado APFR re- her hand, APFR was higher in the 18,87 vs 15,10, respectivamente).
sultó superior en el tratamiento ML ML treatment (26.46 vs 17.43 cm). Enquanto isso APFR foi superior no
(26,46 vs 17,43 cm). Para calidad For fiber quality, not statistically tratamento de ML (26,46 vs 17,43
de fibra, no evaluada estadística- evaluated, fiber length was consi- cm). Fibra de qualidade, não avali-
mente, se consideró la longitud de dered as the index of uniformity, ada estatisticamente, considerou-
fibra índice de uniformidad, resis- strength and fineness, greater se o comprimento da uniformidade
tencia y finura, se observó una ma- strength and less fiber fineness de índice da fibra, força e fineza; ob-
yor resistencia y menor de finura de were observed in ML treatment. servou-se maior resistência e finu-
fibra en el tratamiento ML. ra da fibra no tratamento ML menor.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Algodón, algodão, cotton, preparación suelo, preparação de solo, rendimento e fibra, rendimiento y fibras, soil preparation, yield and
fibers.
1
Ing°Agr°, MSc, Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del estado Portuguesa (INIA-Portuguesa). Correo-e:
aniceth@hotmail.com
2
Ing°Agr°, Dr. INIA-Portuguesa. Correo-e: 3301.manuelguzman1983@gmail.com
3
Ing°Agr°, MSc. INIA-Portuguesa. Correo-e: javilaster@gmail.com
4
Licd°Educ°Agrop°. INIA-Portuguesa. Correo-e: sancataldo65@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 189
A. Reina, M. Guzmán. J. Ávila M., M. M. Anzalone

Introducción colas (INIA) con el cual se preten- periores durante el primer año de
El área sembrada con algodón en de conocer como estos sistemas estudio, no encontraron diferen-
el país ha disminuido en el período de preparación de suelo afectan el cias entre las interacción año x es-
1975-2012 un 55,7 %; mientras cultivo. paciamiento, ni entre año x varie-
que la fibra disminuyó en un 49,2 En un trabajo realizado (Bravo y dades; lo que hace presumir que la
%, durante ese mismo período, se- Florentino, 1999) para medir el diferencia en el rendimiento lo pue-
gún el Ministerio de Agricultura y efecto de estos sistemas de la- de causar algún efecto no conside-
Tierras. En el año 2013 se sembra- branza sobre las propiedades físi- rado en este estudio.
ron 26.312 hectáreas con este ru- cas del suelo y sobre el rendimien- Como objetivo del presente estu-
bro, generando una producción de to del algodón, no se encontraron dio se estableció evaluar el efecto
26.015 toneladas de algodón en ra- diferencias estadísticas para la va- del sistema da labranza conven-
ma; sin embargo, esta producción riable sistemas de labranza seña- cional y el de mínima labranza so-
generó un déficit de algodón de fi- lados, sugiriendo que el factor llu- bre el rendimiento, sus componen-
bras media y larga de unos cinco via caída durante todo el ciclo del tes y la calidad de la fibra del algo-
millones de kilogramos, debiéndo- cultivo, posiblemente no permitió dón (Gossypium hirsutum L.).
se importar las mismas desde va- expresar el efecto de los trata-
rios países de Suramérica (Reina mientos, ya que se considera que Metodología
et al., 2011). Este déficit en la pro- uno de los posibles efectos de am- Materiales y métodos
ducción de algodón a nivel nacio- bos sistemas pudiera estar refleja- Área de estudio
nal se debe a muchos factores, co- do en mejorar de la capacidad de La investigación se realizó en el
mo la falta de semillas de calidad, retención de humedad por parte Campo Experimental de Turén
la falla en la generación de nuevas del suelo. En otra investigación so- (INIA), estado Portuguesa, Vene-
variedades, la falta de insumos co- bre rendimiento y calidad de la fi- zuela; ubicado geográficamente
mo herbicidas, insecticidas y fertili- bra de algodón como respuesta al en las coordenadas 9o16'49''latitud
zantes, pero estos factores se pu- número de riegos y dosis de nitró-
norte y 69o57'14'' longitud oeste, y
dieran subsanar con la implemen- geno evaluada por tres años (Palo-
a una altitud de 215 m s.n.m.; du-
tación de políticas adecuadas de mo et al., 2004), encontraron dife-
rante el ciclo de siembra del año
comercialización por parte de orga- rencias en las variables rendimien-
2012 (julio 2012-febrero 2013). El
nismos oficiales quienes actual- to en algodón hueso, en algodón
clima de la zona corresponde a cli-
mente controlan la importación de pluma y la calidad de fibra; para los
ma tropical de sabana, según
los mismos y manteniendo una co- efectos simples año, riegos y dosis
Köppen (Wikipedia, 2017); y está
nexión apropiada con los produc- de N; y no así para las interaccio-
caracterizado por una precipita-
tores. Por su lado, la falta de varie- nes de primer y segundo orden, lo
ción promedio anual de 1432 mm,
dades adecuadas podría subsa- cual sugiere que los efectos de los
una temperatura media anual de
narse reiniciando los programas factores en estudio son indepen-
27,1oC (Velásquez et al., 2007). Se-
de investigación con el fin de gene- dientes; la mejor producción de al-
gún este mismo autor, el suelo de
rar nuevos cultivares, actividad godón hueso y de algodón pluma
esa localidad es un Inceptisol, cla-
que era conducida principalmente se obtuvo en el primer año y dismi-
sificado como Fluventic Haplus-
por el INIA (Instituto Nacional de nuyendo hacia el tercer año de es-
tepts (francosa gruesa, mixta,
Investigaciones Agrícolas), el orga- tudio, sugiriéndose que las varia-
isohipertérmica). El diseño de cam-
nismo de investigación del estado. ciones ambientales interanuales
po fue el de bloques al azar, con
Entre las prácticas agrícolas para pueden afectar el rendimiento; en
tres repeticiones, teniendo la uni-
la siembra, la preparación del sue- relación a la calidad de la fibra, tam-
dad experimental una superficie
lo para la siembra del algodón en la poco se detectaron diferencias es-
de 360 m2, con hileras de 10 m, se-
actualidad se realiza utilizando el tadísticas para el efecto de las inte-
paradas a 1 m, cosechándose pa-
sistema tradicional, sistema que racciones, y el efecto año de siem-
ra el estudio 8 m de las treinta y cua-
consiste en utilizar la rastra como bra mostró mayor influencia sobre
tro hileras centrales. Se evaluaron
el implemento principal; pero en la finura de fibra que para la longi-
2 tratamientos de preparación del
los últimos años se ha comenzado tud de la misma, observando una
suelo para la siembra: (i) labranza
a utilizar el sistema de mínima la- variación entre el primer y el último
convencional (LC), consistente en
branza, sin embargo, el efecto de año de 14 % para la finura de la fi-
cuatro pases de rastra a la profun-
las bondades del uso de ambos sis- bra; y 4 % para la longitud de la mis-
didad de 20 cm, previo a la siem-
temas sobre las propiedades físi- ma, comportamiento que le atribu-
bra, y (ii) mínima labranza (ML) o
cas del suelo, el rendimiento del yen a la temperatura, ya que la pre-
sin laboreo, consistente en plantar
cultivo y los componentes del mis- cipitación fue escasa.
el cultivo sin preparación del suelo.
mo, así como sobre la calidad de la En otro estudio (Estrada et al.,
Se sembró la variedad de algodón
fibra, no ha estudiado adecuada- 2008) concerniente al rendimiento
SN-290 de uso comercial. Previo a
mente, al punto que se elaboró un y la calidad de la fibra de algodón
la siembra, las parcelas fueron
proyecto de investigación, enmar- sembrado en surcos ultra-
acondicionadas con un pase de ro-
cado en el Plan de la Patria 2010- estrechos durante varios años, en-
tativa y la aplicación de herbicida
2019, respaldado por el Instituto contraron que los rendimientos de
sistémico Glyfosato (4 l.ha-1). Se
Nacional de Investigaciones Agrí- algodón hueso y pluma fueron su-
190 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Evaluación del efecto de dos sistemas de labranza sobre el …

Tabla 1.-Característica físico – químicas del C.E. Turén, estado ró como una observación por trata-
Portuguesa. miento.
Las variables relacionadas con las
características de la fibra se defi-
nen como sigue: Porcentaje de Fi-
bra, es el peso expresado en por-
centaje de la fracción del total del al-
godón en rama que corresponde a
la fibra de algodón propiamente di-
cha y se calcula como sigue: %Fi-
bra = (Peso de Fibra / Peso de Fi-
bra + Semilla) x 100, tomándose
una muestra por repetición en cada
tratamiento. La Calidad de Fibra se
midió recolectando una submues-
tra al azar, en cada una de las mues-
tras que se tomaron para determi-
nar el porcentaje de fibra; estas
muestras se enviaron al Laborato-
rio del Fondo de Desarrollo Algodo-
nero, para su análisis. El Análisis
de la Fibra se expresa en los si-
guientes términos: longitud, índice
de uniformidad, resistencia y finu-
ra; términos que se describen a con-
tinuación: longitud (dec pulg) per-
mite clasificar las fibras en fibra cor-
ta, fibra media, fibra media larga, fi-
bra larga y fibra extra larga con lon-
gitudes de 0,84 a 0,96; de 1,00 a
1,12; de 1,12 a 1,15; de 1,15 a 1,50
y superior a 1,50, respectivamente;
M: medio; A: alto; B.: bajo; MA: muy alto. Fuente: Laboratorio de suelo del INIA.
2000
la medición se realiza con un
fibrògrafo digital.
aplicó una fertilización al momento de la siembra de El Índice de uniformidad (%), se refiere la frecuencia
300 kg/ha de una fórmula completa 12-24-12, equi- de distribución de las diferentes longitudes de las fi-
valentes a unos 36, 72 y 36 kg ha-1 de N, P205 y K20, bras colocadas en los peines del fibrógrafo, indican-
respectivamente. A los treinta días después de la do la cantidad de fibra promedio medida para cada
siembra se efectuó un entre saque dejando, aproxi- muestra. Resistencia (lb/Pulg²): se refiere a la fuerza
madamente, cinco plantas por metro lineal, para una que hay que ejercer sobre unidad de área para rom-
densidad final de 50.000 plantas.ha-1, en ese momen- per la fibra de algodón. Se mide con un equipo Press-
to se realizó un reabono con úrea a razón de 150 kg ley; la finura se refiere a lo delgado de la fibra por lo
ha-1, colocando el fertilizante en bandas a 4 cm de que los valores más bajos resultarán para fibras más
profundidad. Para la medición de la resistencia a la finas, para su medición se utiliza un equipo de nom-
penetración se utilizó el penetrómetro de impacto con bre Micronaire.
punta cónica Mod. Plana, cuyos valores fueron trans-
formados con la curva de penetrómetro de impacto Análisis de los resultados
(Pla, 1983) en Mpa/m³, correspondiendo a 1 unidad Rendimiento de algodón en rama.
MPa a dos golpes dados por el instrumento en cada En el análisis de la varianza para el rendimiento de al-
punto. godón en rama se detectaron diferencias estadísti-
Las variables estudiadas fueron el rendimiento del al- cas (p≤ 0,05), (tabla 2), con valores de 2.738,34 y
godón en rama proveniente de la cosecha de 5 m li- 2.568,45 kg/ha, para los tratamientos LC y ML, res-
neales de los 4 hilos centrales de la unidad experi- pectivamente.
mental, expresados en kg.ha-1, peso de 50 bellotas co- Estos resultados difieren con los reportados por otros
lectando 10 muestras de 50 bellotas abiertas por com- autores (Reina et al., 2011), quienes no encontraron
pleto por tratamiento y tomadas al azar en la unidad diferencias en el rendimiento de algodón en rama
experimental, al momento de la madurez fisiológica y cuando se compararon tratamientos de labranza.
expresado en g.planta-1; las demás variables, compo- Tampoco otros autores encontraron diferencias en es-
nentes del rendimiento, altura de planta, diámetro del ta variable (Brown et al. ,1985; Yoo, et al., 1988 y Bra-
tallo, altura de la primera rama frutera y número de ra- vo y Florentino ,1997), ellos sugieren utilizar un ma-
mas fruteras, fueron determinadas en 10 plantas por yor número de ciclos de evaluación hasta donde el
tratamiento tomadas al azar. Cada planta se conside- suelo se estabilice, ante la presunción que el trata-
GEOMINAS, diciembre 2018 191
A. Reina, M. Guzmán. J. Ávila M., M. M. Anzalone

Tabla 2. Análisis de la varianza si se puede asegurar es que trata- Comportamiento que se deba posi-
para la variable rendimiento miento ML le confiere una mayor blemente a la mayor aireación, ma-
algodón en rama. “rentabilidad ecológica” al ambien- yor disponibilidad de humedad, me-
te y al suelo en términos de susten- jor desarrollo del sistema de raíces
tabilidad y sostenibilidad al no dis- y menor resistencia a la penetra-
turbar al suelo como lo hace LC. ción de la raíz refleja para LC. El
ALTURA DE PLANTA comportamiento de la variable NB,
(AP),ALTURA DEL PRIMER coincide con lo indicado por otros
FRUTO (APFR), DIÁMETRO DEL autores (Pettigrew y Jones, 2001)
*Diferencias estadísticas al nivel p≤0,05. TALLO (DMT),NÚMERO DE cuando señalan una reducción de
RAMAS FRUTERAS (NRF)Y la misma hasta un 8% bajo labran-
miento ML pudiera expresar mejor NÚMERO DE BELLOTAS (NB). za cero al comparar con LC; por su
su comportamiento y hasta se po- En el análisis de la varianza para lado (Reina et al., 2011), reportó
dría superar al promedio del rendi- cada una de estas variables, como una disminución del NB de 6,57%
miento del tratamiento LC. En la ac- componentes del rendimiento (Ta- al comparar el tratamiento ML con
tualidad los costos directos de pro- bla 3) se detectaron diferencias es- el rendimiento de LC, igual com-
ducción en el tratamiento ML son tadísticas (p < 0,01) para las varia- portamiento reportaron (Mobley y
menores que los de LC, ya que se bles altura de planta (AP) y altura Albers, 1993).
dejan de realizar 4 pases de rastra; del primer fruto (APFR); mientras El comportamiento de la APRF,
por lo que es interesante ver si esa que para las variables diámetro me- mostró un promedio mayor para el
disminución en los costos compen- dio del tallo (DMT), número de ra- tratamiento ML al comparar con LC
sa el valor de la producción que se mas fruteras (NRF) y número de be- (26,46 y 17,33 cm; respectivamen-
obtiene con el rendimiento en ML, llotas (NB) se detectaron diferen- te), esto sugiere que esta variable
desde el punto de vista de la renta- cias al p≤ 0,05 entre tratamientos. puede estar influenciada por facto-
bilidad económica, ya que los cos- Al comparar los valores promedios res no considerados en este estu-
tos en ML son menores y se estaría de cada una de estas variables pa- dio, o que las condiciones de me-
ahorrando unos 12.000,00 bs/ha ra los tratamientos estudiados, ta- nor desarrollo de las raíces, la me-
(para el año se realización del estu- bla 4, se observa que las variables nor humedad y porosidad del suelo
dio) ya que, por ejemplo, para el AP, DMT, NRF y NB, mostraron ma- en el tratamiento LC favorecen una
año 2015 el costo promedio del pa- yores valores en el tratamiento LC; menor altura de fructificación.
se de rastra se ubicaba entre solamente el promedio para APFR
2.500,00 y 3.000,00 bs/ha. Lo que fue mayor en el tratamiento ML. Calidad de la fibra de algodón.
Aunque no fueron analizadas esta-
Tabla 3. Valor de los cuadrados medios para las variables bajo estudio. dísticamente, en la tabla 5 se
muestran los valores promedios
de porcentaje, finura, resistencia y
longitud de la fibra de algodón, va-
riables utilizadas para evaluar la
calidad de la fibra. En este cuadro
se puede apreciar que la variable
% de fibra fue prácticamente simi-
lar para los tratamientos estudia-
** Diferencias estadísticas al nivel p< 0,01. *Diferencias estadísticas al nivel p≤0,05, dos (38,57 y 38,35 %, para ML y
Alt. Pla=Altura de planta, APFR=Altura del primer fruto, DMT=Diámetro medio del
tallo, NRF=Número de ramas fruteras, NB=Número de bellotas. LC, respectivamente). Por su lado,
la finura de la fibra y la longitud fue
mayor en el tratamiento LC sobre
Tabla 4. Valores promedio de las variables componentes del rendimiento
en algodón en rama bajo dos sistemas de preparación de suelo.
ML, con 5,13 y 4,86 µm y 15/16 y
13/16, respectivamente. La resis-
tencia por su parte fue mayor en
ML que en LC con 86,67 y 84,66
10³.pulg³, respectivamente
En el tratamiento de mínima la-
branza se encontró una pequeña
disminución en la finura de la fi-
bra, lo cual es deseable para la in-
dustria. Los presentes resultados
confirman lo reportado por Mo-
bley y Albers (1993), Yalçin y Uçu-
cu (1999), Pettigrew y Jones
ML= Mínima labranza, LC=Labranza convencional, Alt. Pla=Altura de planta; (2001) y Yalçin et al. (2005), don-
APRF=Altura del primera rama frutera, DMT=Diámetro medio del tallo, NRF=Número
de ramas fruteras, NB=Número de bellotas. DS = desviación estándar.(*) medias de de calidad de la fibra puede verse
tratamiento con la misma letra son iguales de acuerdo a la prueba de Tukey al 5% afectada por el tipo de labranza al
192 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Evaluación del efecto de dos sistemas de labranza sobre el …

Tabla 5. Valores promedios de porcentaje, finura, resistencia y longitud Mobley, J.B. and D.W. Albers
de la fibra de algodón para los diferentes tratamientos de labranza.
(1993). Evaluation of cotton
growth in ridge till systems in
Southeast Missouri. Proceed-
ings of the Beltwide Cotton
Conferences, New Orleans,
Louisiana, USA, pp. 508-509.
ML= Mínima labranza; LC= Labranza convencional. Palomo, A., A. Gaytan, R. Faz, D.
Reta y E. Gutiérrez (2004).
cual fue sometida la planta, sin embargo, hay que
Rendimiento y calidad de la fibra de algodón en
prestar especial interés en la manera como se cose-
respuesta al número de riegos y dosis de nitró-
cha y desmota, ya que pueden crearse alteraciones
geno. Revista Terra Latinoamericana. 22 (2):
en los resultados de calidad, por condiciones de
299-305.
muestreo y/o almacenamiento de la fibra. Se sugie-
Pettigrew, W., and Jones, M. (2001). Cotton growth
re continuar con los estudios a nivel de fibra, ya que
under no-till production in the lower Mississippi
puede estar influenciados por el ambiente y no del
river valley alluvial flood plain. Agronomy Journal
genotipo, tomando en cuenta que las característica
93: 1398-1404.
de fibra están controladas por numerosos genes y
Reina, A., M. Guzmán, L. Velázquez, T. Rondón, L.
su interacción Yalçin et al. (2005).
Vilain, M. Anzalone, D. Araujo, J. Pérez, J.
(2011). Respuesta del cultivo de algodón (Goss-
Conclusiones
ypium hirsutum L) a dos sistemas de labranza en
El mayor rendimiento, la mayor altura de planta y el
un suelo Inceptisol del estado Portuguesa, Vene-
número de bellotas, fueron encontrados en plantas
zuela. VI Congreso Venezolano de Suelo. Cala-
bajo labranza convencional, ya que le permitió a la
bozo, estado Guárico. p 68.
planta mejores condiciones para su desarrollo.
Velásquez, L., B. Lozada, M. León, M. Anzalone y A.
El sistema de mínima labranza generó una disminu-
Reina (2007). Caracterización Climática de Tu-
ción en la finura de la fibra, lo cual es de interés para
rén. I Congreso Venezolano de Agrometeorolo-
la industria.
gía. INIA, FUNDACITE-Anzoátegui. El Tigre. p 2.
Las bondades del sistema de preparación de suelos
Yalcin, U. and R. Ucucu (1999). Analysis of different
con mínima labranza, no se pueden observar con
cotton farming techniques in terms of agriculture
un solo año de evaluación, por lo que se sugiere la
machinery management. First Symposium on
realización de este tipo de evaluación de, al menos,
Cotton Agriculture, Fibre Technology and Textile
tres años.
in Turkish World, Kahramanmaraş, pp. 54-65.
Yalcin, U., U. Aydin and R. Ucucu (2005). Effects of
Bibliografía
reduced tillage and planting systems on seed cot-
Bohm, W. (1979). Methods of studying root sys-
ton yield and quality. Turk J Agric For. 29:401-
tems. Spinger Verlag. Heidelberg. New York. 49
407.
– 53.
Yoo, K., Touchton, J. and Walker, R. (1988). Runoff,
Bravo, C. y A. Florentino (1997). Efecto de diferen-
sediment and nutrient losses from various tillage
tes sistemas de labranza sobre las propiedades
systems of cotton. Soil Tillage Res. 12:13-24.
físicas del suelo y su influencia sobre el rendi-
miento del algodón. Bioagro. Vol. 9 (3): 67 - 75
Brown, S.M., T. Whitwell, J.T. Touchton and C.H.
Burmester (1985). Conservation tillage system
for cotton production. Soil Sci. Soc.Am. J.
49:1256-1260.
Delgado, R., L. Castro y E. Cabrera (2008).Relación
entre propiedades físicas del suelo y algunas ca-
racterísticas del sistema radical del maíz, culti-
vado en un suelo fluventic haplustoll de textura
franco-arenosa de Maracay, Venezuela. Agrono-
mía Trop.58 (3): 245-255.
Estrada, O., G. Palomo, A. Espinoza, S. Rodríguez
y T. Ruiz, T. (2008). Rendimiento y Calidad de Fi-
bra del algodón cultivado en surcos ultra – estre-
chos. Revista Fitogenética, AC. 31(3): 79 – 83.
Lal, R. (1979). Importance of tillage systems in soil
and management in the tropics. In: Soil tillage
and crop production. IITA Proc. Serie Nº 2: 25 –
32.
GEOMINAS, diciembre 2018 193
GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

7 ideias para reduzir o consumo de


plástico no dia a dia*
O plástico foi uma das invenções humanas que alcança- Por esses motivos, prefira garrafas de vidro ou alumínio,
ram um alto nível de popularidade. Ainda é difícil imaginar que podem ser reutilizadas e não oferecem riscos à saú-
uma rotina sem qualquer resquício do produto, porém a de se forem lavadas corretamente após o uso.
preocupação com o meio ambiente e a poluição pedem
maior atenção a esse problema. É preciso frear o consu- 3. Você utiliza cosméticos com esfoliantes sintéti-
mo de plástico, que só vem aumentando ano após ano. cos? Chegou a hora de parar
Para se ter uma ideia, desde 1950, quando a produção co- Muitos cosméticos levam plástico em sua fabricação, e al-
meçou, a indústria fabricou 8,3 bilhões de toneladas mé- guns esfoliantes não fogem à regra. Para reduzir o consu-
tricas de plástico. Dessa quantidade, apenas 9% foram re- mo de plástico com esses produtos, você pode recorrer à
ciclados desde então. opção de fabricar os seus próprios esfoliantes com recei-
O uso contínuo e irresponsável do plástico gera proble- tas simples, como você pode conferir nesta matéria.
mas ambientais graves. A ilha de lixo que vem se forman-
do nos últimos anos no oceano Pacífico e animais mortos 4. Pratique o upcycling
são apenas alguns exemplos. O plástico oferece conse- Você já ouviu falar em upcycling? É uma prática Do It Your-
quências negativas ao meio ambiente, não apenas em self (DIY, “Faça Você Mesma” em português) que consis-
sua produção como também em seu descarte. te em repensar em novas funções para objetos velhos.
Lei municipal no Rio baniu o consumo de plástico em ba- Muitos produtos de plástico, ao invés de irem para o lixo,
res podem servir para outras coisas em sua casa, como, por
Por esse motivo, o uso de plástico no dia a dia deve ser exemplo, decoração. Dê asas à sua imaginação e come-
moderado. Canudos de plástico, por exemplo, foram re- ce a praticar o upcycling com o que você tem em casa!
centemente banidos da cidade do Rio de Janeiro. Uma lei
municipal obrigou estabelecimentos comerciais a utiliza- 5. Utilize sacolas retornáveis de algodão
rem canudos feitos de papel biodegradável. A lei é pionei- Muitos supermercados já estão adotando essa ideia: o
ra no país, e espera-se que outros municípios e estados consumo de sacolas plásticas vem sendo substituído pe-
sigam essa tendência. lo de sacolas retornáveis, feitas de algodão, mais resis-
Você também pode colaborar com atitudes simples em tentes e que podem ser utilizadas mais de uma vez. É
seu dia a dia para reduzir o consumo de plástico. Confira uma grande ajuda ao meio ambiente e a sua casa, já que
algumas dicas para isso: sacolas plásticas são altamente prejudiciais e enchem o
seu lar de sacolas que nunca serão reutilizadas – ou ape-
1. Repense suas atitudes nas irão para o lixo de qualquer forma, contribuindo para
A primeira coisa que se deve considerar é: qual a sua re- a poluição.
lação com o plástico? Será que você está utilizando de-
mais? Quais utensílios podem ser substituídos em sua ro- 6. Prefira as fraldas de pano
tina? Tenha em mente o uso consciente do plástico na ho- Se você ainda utiliza as fraldas de plástico para o seu
ra de reavaliar a quantidade dele no seu dia a dia. Uma bebê, pense de novo. Muita gente pensa que as fraldas
mudança radical não é necessária, claro – mas é preciso de pano não são econômicas, mas não é bem assim: na
que você tenha critérios bem definidos para começar a re- verdade, gasta-se mais com fraldas descartáveis ao ano
duzir o plástico significativamente. E não se engane: qual- do que com fraldas de pano. Com o bônus de que elas
quer redução, por menor que seja, já ajuda! não agridem o meio ambiente! Além disso, oferecem mui-
to menos riscos à saúde do bebê do que fraldas descartá-
2. Pare de usar garrafinhas de plástico veis quando são lavadas frequentemente e de forma co-
Mesmo as pessoas bem-intencionadas já pensaram que rreta.
reutilizar as garrafinhas de plástico comuns pode ser uma
forma sustentável de economizar com o plástico. Mas 7. Esqueça os canudos!
não é bem assim. Por serem frágeis, essas garrafas per- Já falamos que os canudos de plástico já começam a ser
dem a durabilidade com o tempo, fazendo com que sejam banidos em algumas cidades do Brasil, mas você pode co-
inevitavelmente trocadas. Além disso, um fator mais im- meçar a bani-los de sua vida hoje mesmo. O canudo não
portante é a sua saúde: as garrafinhas de água têm maior possui nenhuma outra função específica na hora de be-
propensão a serem contaminadas por bactérias diversas. ber um suco ou refrigerante, e quase nunca são utilizados
Também há outro problema: o Bisfenol A (BPA), um com- novamente (nem devem!). Por isso, prefira beber sem
posto utilizado na fabricação do plástico, pode se des- eles ou utilizar canudos feitos com produtos biodegradá-
prender das garrafas com o tempo e contaminar a água. veis.
*https://www.selecoes.com.br/economia/como-reduzir-o-consumo-de-plastico/
194 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Concentración de minerales
Determinación del grado de recuperación metalúrgica de vanadio (V) contenidos
en las arenas de relaves producidas en la pequeña minería de oro, en el sector
Las Claritas, municipio Sifontes, estado Bolívar

Determination of degree of metallurgical recovery of vanadium (V) contained in tailings


sands produced in small gold mining, at Las Claritas sector, Sifontes municipality,
Bolivar state

Determinação do grau de recuperação metalúrgica de vanádio (V) contido nas areias de


rejeitos produzidos na mineração artesanal de ouro, em sector Las Claritas, município
de Sifontes, estado Bolivar

Víctor González1 Yarulsi García2 Gisela Silva3


Recibido: 25-2-18; Aprobado: 19-7-18
Resumen Abstract Resumo
La investigación se enmarca en las arenas The research is part of tailings sands A pesquisa é parte das areias de rejeitos
de relaves producidas en la pequeña mine- produced in small gold mining at Las produzidos na mineração artesanal de ou-
ría de oro, en el sector Las Claritas, munici- Claritas sector, Sifontes municipality, ro, em Las Claritas, município Sifontes,
pio Sifontes, estado Bolívar, Venezuela, pa- Bolivar state, Venezuela, to provide ex- estado Bolivar, Venezuela, sector estatal
ra aportar información experimental, del perimental information on the process- para fornecer informação experimental,
procesamiento de las arenas de relaves pa- ing of tailings sands to obtain Vana- processamento das areias de rejeitos pa-
ra la obtención de Vanadio en forma de pen- dium in form of pentoxide and some ra obter a partir Pentóxido de vanádio co-
tóxido y algún otro elemento de interés, pre- other element of interest, preliminary mo e alguns outros elementos de interes-
liminarmente a través de ensayos y méto- through tests and laboratory methods se, preliminarmente através de ensaios e
dos de laboratorio ya existentes y aplicados already existing and applied to other métodos laboratoriais já existentes e apli-
a otros tipo de materiales. El método aplica- types of materials. The method applied cadas a outros tipos de materiais. O méto-
do para la recuperación metalúrgica es el for metallurgical recovery is the Analyt- do aplicado para recuperação metalúrgi-
método de Marcha Analítica utilizando car- ical March method using sodium car- ca é o método de execução análise usan-
bonato de sodio para disolución en medio bonate for dissolution in an alkaline me- do carbonato de sódio alcalino para dis-
alcalino y posterior acidificación para obte- dium and subsequent acidification to solução na acidificação do meio e posteri-
ner un precipitado que contiene el o los me- obtain a precipitate containing the or para um precipitado que contém o me-
tales en cuestión. Como resultados rele- metal(s) in question. As relevant re- tal em questão. Como resultados de pes-
vantes se tiene que las concentraciones fi- sults, the final concentrations in the pre- quisa relevantes para as concentrações
nales en el precipitado de los metales vana- cipitate of the metals vanadium, cobalt, finais no vanádio metais precipitado, co-
dio, cobalto, níquel, zinc y magnesio fueron nickel, zinc and magnesium were on balto, níquel, zinco e magnésio foram
en promedio 2.529, 976, 344.431 y 13.782 average 2.529, 976, 344.431 and 2.529 média, 976, 344.431 e 13,782 ppm,
ppm, respectivamente, reflejándose que el 13.782 ppm, respectively, reflecting respectivamente, refletindo que o níquel
níquel fue el metal que tuvo un mayor enri- that nickel was the metal that had the foi o metal que tinha uma maior enriqueci-
quecimiento donde su concentración au- greatest enrichment where its concen- mento onde sua concentração aumentou
mentó 12.900 veces en relación a su con- tration increased 12.900 times in rela- 12.900 vezes em relação a sua concen-
centración inicial en la muestra cabeza, se- tion to its initial concentration in the tração inicial no cabeçote da amostra, se-
guido por el zinc, vanadio, cobalto y man- head sample, followed by zinc, vana- guido pelo zinco, vanádio, cobalto e man-
ganeso con 932, 34, 25 y 18 veces, respec- dium, cobalt and manganese with 932, ganês com 932, 34, 25 e 18 vezes, res-
tivamente. Con este ensayo se concluye 34, 25 and 18 times, respectively. With pectivamente. Com este teste, conclui-se
que este proceso de marcha analítica en this test it is concluded that this analyti- que este processo de marcha analítica
medio alcalino con carbonato de sodio no cal process in alkaline medium with so- em meio alcalino com carbonato de sódio
tiene mucha eficiencia en la recuperación dium carbonate does not have much ef- não tem muita eficiência na recuperação
metalúrgica de vanadio para este tipo de ficiency in the metallurgical recovery of metalúrgica de vanádio para este tipo de
arenas ricas en sílice, hierro y aluminio, ya vanadium for this type of sands rich in areias ricas em sílica, ferro e alumínio,
que solo se alcanzó una recuperación meta- silica, iron and aluminum, since only a desde uma recuperação só chegou Meta-
lúrgica de 0,25 %. Por otro lado, el níquel si metallurgical recovery was achieved. lúrgica 0,25%. Por outro lado, o níquel se
reaccionó bien a este proceso alcanzando 0.25%. On the other hand, nickel did re- ele reagiu bem a esse processo, alcan-
una recuperación metalúrgica de 94 % en act well to this process, achieving met- çando uma recuperação metalúrgica de
promedio. allurgical recovery of 94% on average. 94% em média.

Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Areia de rejeitos, Arenas de relaves, metallurgical recovery, mineração em pequena escala, nickel, níquel, pequeña minería,
recuperación metalúrgica, recuperação metalúrgica, sand tailings, small-scale mining, vanadio, vanádio, vanadium.
1
Ing°Min°, Esp. Profesor Agregado, Universidad de Oriente (UDO). Correo-e: victor.gonzalez@udo.edu.ve
2
Ing°Min°, DEA. Profesora Asistente, UDO. Correo-e: yarulsigarcia@udo.edu.ve
3
Ing°Geó°, MSc. Profesora Asistente, UDO. Correo-e: giselasilva77@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 195
V. González, Y. García, G. Silva

Introducción biente. La cantidad de arenas de re- un enunciado interrogativo acerca


El desarrollo minero ha alcanzado laves actualmente depositada, es- de una o más variables que pudie-
niveles económicos de gran impor- pecíficamente en el sector Molino ran predecir el comportamiento de
tancia a escala mundial, por lo tan- Ciudad Dorada, se estima alrede- ciertos procesos bajo condiciones
to, la extracción de mineral consti- dor de las 19.000 toneladas y el te- establecidas. Es por eso, que du-
tuye una fuente de desarrollo y de nor de vanadio (V) en promedio es rante esta investigación se pudo
bienestar para la sociedad, es por de 70 ppm. Algunos compuestos describir, relacionar, comparar, ex-
ello que desde tiempos remotos el de vanadio se utilizan como catali- plicar y comprender el comporta-
hombre ha venido mejorando el sis- zadores en la producción de anhí- miento de una muestra de arenas
tema de excavación de minerales drido maleico y ácido sulfúrico. de relaves durante la obtención de
a través de los procesos de apro- Concretamente, es muy usado en los elementos vanadio y asocia-
vechamiento selectivo del mineral. la forma de pentaóxido de vanadio dos.
La minería en Venezuela repre- (V2O5), el cual se emplea en cerá- Se utilizaron las muestras de are-
senta la segunda actividad econó- micas (Mineral Information Institu- nas de relaves obtenidas durante
mica más importante del país, se- te, 2.011). La investigación se en- el proyecto de investigación de la
guida de la actividad petrolera. Ve- marca en las arenas de relaves pro- profesora Yarulsi García intitulado
nezuela concentra el 2 % de la ofer- ducidas en la pequeña minería de “Caracterización de las colas pro-
ta mundial de minerales, entre los oro, en el sector Las Claritas, muni- ducidas en el proceso de lixivia-
cuales destacan el hierro, la bauxi- cipio Sifontes, estado Bolívar, para ción de minerales auríferos para
ta, el fosfato y caliza. La mayor par- aportar información experimental, su aprovechamiento económico y
te de la riqueza mineral de Vene- del procesamiento de las arenas utilidad para la sociedad” , donde
zuela se localiza en la región de de relaves para la obtención de Va- se obtuvieron resultados del por-
Guayana, debido al origen y for- nadio en forma de pentóxido y al- centaje de composición por ele-
mación geológica de su relieve. La gún otro elemento de interés, preli- mentos químicos a través del Mi-
antigüedad del macizo guayanés y minarmente a través de ensayos y croscopio Electrónico de Barrido
el largo proceso de erosión causa- métodos de laboratorio ya existen- (MEB) con valores atractivos de
do por las lluvias, el viento y los tes y aplicados a otros tipo de mate- elementos raros que dio pie a reali-
ríos de la región, han puesto al des- riales. zar una nueva evaluación de las
cubierto los depósitos minerales arenas en función de estos ele-
del subsuelo, facilitando su hallaz- Objetivos de la Investigación mentos. Se realizaron secuencial-
go y explotación (Mendoza, 2005). Objetivo general mente las siguientes actividades:
Así sucede con los diamantes y el Determinar la recuperación meta- 1. Conminución de las muestras:
oro que se localizan a flor de tierra lúrgica de Vanadio y elementos de se procedió a remoler el material
o en los ríos guayaneses. En esta interés contenido en las arenas de de granulometría gruesa, que de
área se localizan importantes depó- relaves producidas en la pequeña acuerdo, al análisis granulométri-
sitos de oro, específicamente en el minería de oro, en el sector Las Cla- co, corresponde al material reteni-
grupo Botanamo de la Provincia de ritas, municipio Sifontes, estado do en la malla 60 y 80 (Serie
Pastora en el municipio Sifontes, Bolívar. ASTM), y luego mezclar el material
en la cual se desarrolla la pequeña remolido con el material pasante
minería del oro desde la década de Objetivos específicos malla 80, y así proceder a la prepa-
los 80 por pequeños mineros que Establecer las características quí- ración de las muestras para análi-
desde esa época hasta la actuali- micas elementales en las que se sis (M1-1, M1-2, M1-3, M2-1, M2-
dad han venido utilizando procedi- encuentran presente el Vanadio 2, M3).
mientos de bajo nivel tecnológico, (V) y elementos de interés en las 2. Preparación e Identificación de
lo que ha originado pérdidas por la arenas de relaves. las muestras de arenas de relaves
poca eficiencia de la recuperación Seleccionar el procedimiento de necesarias para la investigación
del mineral de oro, produciendo marcha analítica alcalina de catio- (Vázquez, 1996): una vez molido
arenas de relaves que contienen nes para la recuperación de Vana- el material grueso y obtenido el
un gran porcentaje de Vanadio, el dio (V) en base a sus característi- 100 % pasante malla 80, se proce-
cual posee excelentes propieda- cas químicas dentro de las arenas dió a mezclar los dos (2) materia-
des anticorrosivas que le permiten de relaves. les (el remolido y el original pasan-
ser utilizado como un aditivo del Determinar los costos de recupe- te malla 80 descrito la actividad 1)
acero (Torres, 2001). El área de es- ración de los metales Vanadio (V) y homogeneizar, cuartear y preparar
tudio se encuentra en el grupo Bo- elementos asociados a partir del tres compositos M-1, M-2 y M-3 de-
tanamo de la Provincia de Pastora, tratamiento aplicado a las arenas finitivos de dos kilogramos cada
donde se desarrolla la pequeña mi- de relaves. uno, y luego dos compositos
nería del oro utilizando procedi- PVN1(M-1) y PVN2 (M-2 y M-3) de
mientos de bajo nivel tecnológico Materiales y métodos un kilogramo cada uno, los cuales
(sluices, amalgama de mercurio), Esta investigación fue orientada al serán utilizados para los ensayos
produciendo de esta manera are- desarrollo de prácticas y nuevos correspondientes a la investiga-
nas de relaves, las cuales causan conocimientos, donde se genera ción .
un impacto negativo al medio am- 3. Realización de ensayos quími-
196 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Determinación del grado de recuperación metalúrgica de …

cos: se determinó la proporción en peso del elemento PVN2, para obtener 2,1 miligramos de precipitado cal-
químico vanadio, entre otros, que constituyen la cinado.
muestra cabeza, con la aplicación de Espectrometría 5. Determinación de los costos de recuperación: En
de Masas con Plasma de Acoplamiento Inductivo base a los procedimientos aplicados, los cuales con-
(ICP- OES), con el apoyo del IIBCAUDO. Los ensa- llevaron a un consumo de reactivos, energía, equi-
yos se hicieron por triplicado. pos, se estimaron los costos de tratamiento por gra-
4. Realización de los ensayos de obtención del me- mo de arenas de relaves para la recuperación del me-
tal Vanadio y asociados. De acuerdo con el esquema tales vanadio (V) en forma de pentóxido.
de marcha analítica de cationes con carbonato de so-
dio se tienen los siguientes grupos (Bazán D, 2003): Resultados y discusión
Grupo I: Solubles en carbonato de sodio Cr (VI), As Caracterización química
(III) y (V), VO3, MoO4, K, además de los aniones. Se realizó la caracterización química a las muestras
Grupo II: Formados por cationes insolubles por el tomadas de las arenas de relaves (Tabla 1), donde se
reactivo HNO3, estos son: Sb (III) y (V), Sn (II) y (IV), Ti observa que los elementos con mayor concentración
(II). son el hierro, sílice y aluminio, lo que confirma que es-
Grupo III: Cationes que precipitan como cloruros inso- tamos en presencia de un material abrasivo. Por otro
lubles, usando el reactivo HCl 2M. Estos son: Ag(I), lado, en función de los tenores límites de explotación
Pb(II), Hg(I). que se manejan en las explotaciones mineras, las
Grupo IV: Cationes alcalinos térreos que se separan concentraciones de vanadio, níquel, cobalto, cromo,
como sulfatos, usando el reactivo (NH4)2SO4. magnesio y titanio son, en primera instancia, atracti-
Grupo V: Formado por hidróxidos de metales trivalen- vas para su aprovechamiento metalúrgico.
tes que se precipitan con la mezcla de tampón de pH
= 9,6. Ellos son: Bi(III), Fe(III), Al(III), Ti(IV), Cr(III).
Grupo VI: Cationes que por el exceso de amonio for- Tabla 1 Concentración de elementos químicos.
man complejos amoniacales, comprende el grupo Muestra cabeza (ICP-OES).
más abundante, ellos son: Cu(II), Cd(II), Zn(II), Ni(II),
Co(II), Ca(II), Mg(II) y Hg(II).

Bajo estas premisas la marcha alcalina se realizó de


la siguiente manera:
se empleó, aproximadamente 1.000 g de muestra só-
lida de PVN1 y PVN2 por separado, esta fue triturada
y se pasó por malla número 200 (75 µm).
Se procedió a acidificar la muestra en solución de
HNO3 2M, controlando la acidez para continuar con el
tratamiento alcalino. Se tomaron 10 ml de la solución
preparada, se añadió el reactivo Na2CO3 0,5M hasta
reacción neutra, luego un exceso de 5 ml de la solu-
ción alcalina se calentó a ebullición unos 10 minutos,
completando con solución alcalina cuando disminuía
el volumen, se centrifugó y se observó un precipitado
que, de acuerdo a los grupos, debería estar formado
por carbonatos básicos e hidróxidos. Estos precipita-
dos deberían contener los grupos de cationes II al VI,
y en la solución se encuentran los cationes que se de-
terminan como aniones, o también están aquellos ca-
tiones que no precipitan con el carbonato de sodio y
corresponden al grupo I. En este grupo se forma el
metavanadato sódico (NaVO3). Se filtró para separar
el precipitado y la solución que es la que contiene el
NaVO3 se acidificó a pH de 2 a 3 con ácido sulfúrico
(H2SO4), luego se centrifugó y dio un precipitado don-
de estaría en mayor proporción el vanadio. Se filtra y
finalmente este precipitado se fundió en una mufla a
690 °C para producir pentóxido de vanadio (V2O5) (Wi-
kipedia, 2014). Este procedimiento se realizó 14 ve-
ces para cada muestra. Estos precipitados calcina-
dos se unificaron y se prepararon para determinar su
pureza bajo ensayo con ICP-OES. Esto se realizó a
cada muestra resultando un total de, aproximada-
mente, 29 gramos de muestra tratados entre PVN1 y
GEOMINAS, diciembre 2018 197
V. González, Y. García, G. Silva

Resultados de los ensayos meta- incluir costo de personal, en la ta- concentración aumentó 12.900 ve-
lúrgicos en la recuperación de bla 4 se presenta el desglose de ces en relación a su concentración
Vanadio y metales asociados de los costos en dólares y en bolíva- inicial en la muestra cabeza, segui-
las arenas de relaves res del consumo de materiales, do por el zinc, vanadio, cobalto y
En la tabla 2 se muestran los valo- reactivos y equipos en el trata- magnesio con 932, 34, 25 y 18 ve-
res de las concentraciones de los miento de 29 gramos de muestras ces, respectivamente.
elementos contenidos en el preci- con el procedimiento de Marcha El porcentaje de recuperación me-
pitado calcinado, donde se obser- analítica alcalina de cationes. El talúrgica del vanadio fue muy bajo,
va que en cuanto al vanadio aun- costo por cada gramo de muestra lo que pudiera sugerir que el vana-
que la concentración aumentó 32 tratada con dicho procedimiento dio se encontraba en un compues-
veces, la pureza del mismo solo lle- químico está alrededor de los to tal que se hizo refractario a la di-
gó a 0,45 % en promedio, teniendo 700.000 bolívares. El monto total solución alcalina, por lo que pudo
así los demás elementos una ma- es reflejado en la tabla 4, y puede precipitar gran parte del mismo du-
yor participación en el porcentaje variar dependiendo del tenor cabe- rante la fase alcalina, quedando
composicional del precipitado cal- za de la muestra, es decir, a mayor muy poco vanadio disuelto como
cinado, excepto el Cobalto. El Ní- tenor o concentración en la mues- metavanadato de sodio.
quel fue el de mayor concentración tra cabeza, menor será la cantidad En el mismo orden de ideas, las ba-
en el calcinado con un 34 % en pro- de gramos a tratar y por ende costo jas recuperaciones metalúrgicas
medio. de tratamiento será menor. del zinc, cobalto, magnesio, se pue-
En la tabla 3 se presentan los den deber a que estos no fueron di-
cálculos de los porcentajes de recu- Conclusión sueltos es la fase alcalina y precipi-
peración metalúrgica de vanadio y De acuerdo con los resultados del taron como se tenía previsto para
metales asociados, donde se indi- análisis químico elemental, el ma- los grupos del II al VI.
ca que a pesar de haber aumenta- terial tratado es una arena muy silí- Por otro lado, el níquel que tuvo
do la concentración del vanadio du- cea con contenidos de hierro y alu- que haber precipitado junto con el
rante el proceso alcalino, solo un minio considerables, con un conte- cobalto, zinc y magnesio, fue di-
0,26 % en promedio del contenido nido de vanadio, níquel y titanio suelto en la solución alcalina con lo
metálico quedó en el precipitado atractivo para su aprovechamiento cual se obtuvo una recuperación
en relación al contenido total en la de acuerdo a los tenores límites de metalúrgica inesperada de 94%.
muestra cabeza. Resultados pare- explotación que se manejan a es- Se presume, con estos resultados
cidos se obtuvieron con el cobalto, cala industrial en minería conside- que, en función del tipo de mate-
zinc y magnesio con una muy baja rando que es un material suelto rial, que en este caso fueron are-
recuperación metalúrgica. Caso donde no se incurrirá en costos por nas muy silíceas con un alto conte-
contrario e inesperado se dio con operaciones de arranque de mine- nido de hierro y aluminio, con el mé-
el níquel, que representando un 34 ral, no tanto así para los demás ele- todo de marcha analítica en medio
% en la composición total del preci- mentos analizados en relación al alcalino con carbonato de sodio se
pitado, se obtuvo una recupera- tenor. logran resultados más favorables
ción metalúrgica de 93 % en pro- Como resultados relevantes se tie- con metales como el níquel que
medio en relación al contenido me- nen que las concentraciones fina- con metales raros como el vana-
tálico inicial en la muestra cabeza. les en el precipitado de los metales dio.
vanadio, cobalto, níquel, zinc y El costo de tratamiento para la re-
Costos asociados a la recupera- magnesio fueron en promedio cuperación metalúrgica de vana-
ción metalúrgica de vanadio y 2.529, 976, 344.431 y 13.782 ppm, dio y metales asociados está alre-
asociados respectivamente, reflejándose que dedor de 3 dólares por cada gramo
Tomando en consideración los con- el níquel fue el metal que tuvo un tratado y en consecuencia el costo
sumos de reactivos y equipos sin mayor enriquecimiento donde su de tratamiento puede disminuir si
el tenor o concentración de la
muestra cabeza es mayor a los tra-
bajado en esta investigación.
Debido al alto contenido de sílice
en la muestra se presume que es-
to tuvo que ver con la baja recupe-
ración metalúrgica del vanadio,
por lo tanto es recomendable para
una segunda prueba experimen-
tal hacer un pre-concentrado eli-
minando en gran parte la sílice y
así tener una muestra sólida partí-
culada más concentrada en los
elementos de interés, de tal mane-
ra que el carbonato de sodio tenga
un grado de difusión y lixiviación
198 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Determinación del grado de recuperación metalúrgica de …

Tabla 3. Porcentaje de recuperación metalúrgica de vanadio y elementos asociados (ATC=


Alimentación Tenor Cabeza).

Tabla 4. Total del costo de las de muestras más amplio.


procesadas (29 gramos).
Agradecimientos
Al Centro de Goeciencias, Escuela de Ciencias de la Tierra,
UDO Bolívar, y al Instituto de Investigación Biomédica y
Ciencias Aplicadas de la Universidad de Oriente (IIBCA-
UDO).

Referencias
Bazán D, Becerra E, Lengua R. Separación de identificación
de cationes en muestras sólidas usando el reactivo car-
bonato de sodio (MACS). Revista Ingeniería química.
Vol. 5, N°2, 2003. Págs. 62-65.
Mendoza, V. (2005). Evolución geotectónica y recursos mi-
nerales del escudo de Guayana en Venezuela (y su re-
lación con el escudo sudamericano). Puerto Ordaz, mu-
nicipio Caroní, estado Bolívar, Venezuela. Pp 21, 49,
52, 73, 78, 84, 85, 95, 97, 98, 101, 102, 104, 142, 144,
160 , 162, 223
Mine- ral Information Institute. (2.011). Common minerals – Vanadium,
Niobium. Recuperado el 07 de mayo de 2011 de http:// www.mii.org.
Oxido de vanadio (2014). Wikipedia-enciclopedia libre. Recuperado el 13 de junio de 2014.
http://es.wikipedia.org/
Torres L., Kharisov B., Elizondo N. (2001). Recuperación de V, Cr, Ti y Mo de catalizadores gastados de la in-
dustria petroquímica. Revista Ciencia Uanl. Vol 4, Nº. 2 (abril-junio).
Vásquez, C., Pardavé W. (1996). Manual de Prácticas. Procesamiento de materias primas y manejo de sóli-
dos particulados. Universidad Industrial de Santander.

GEOMINAS, diciembre 2018 199


GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

7 facts on the oil sands and the


environment*
While the oil sands industry continues to make technologi- 4. All oil sands land must be re-claimed
cal advances, annual production growth presents challen- The Government of Alberta requires that companies reme-
ges to land, water, and air impacts, and energy conserva- diate and reclaim 100 percent of the land after the oil sands
tion. Through its CanmetENERGY laboratories, Natural Re- have been extracted. Reclamation means that land is retur-
sources Canada is committed to supporting the develop- ned to a self-sustaining ecosystem with local vegetation and
ment of technological solutions to help drive improved envi- wildlife. In the oil sands area, the Government of Alberta has
ronmental performance in the oil sands. committed to conserving and protecting more than 2 million
Here are 7 key facts about the oil sands and the environ- hectares of habitat for native species as part of the
ment: 2012–2022 Lower Athabasca Regional Plan. In addition,
there are almost 4.5 million hectares of federally protected
1. Per barrel greenhouse gas (GHG) emissions have de- land just north of the oil sands. Learn more about land recla-
creased mation in the oil sands.
Technological advancements in the oil sands have helped (https://www.nrcan.gc.ca/sites/www.nrcan.gc.ca/files/energy/pdf
create more energy efficient practices and to decrease /eneene/pubpub/pdf/os2015/14-0702-Oil-Sands-Land-Use-and-
GHG emissions in the oil sands. One of the most important Reclamation_access_eng.pdf)
mechanisms used to achieve this is co-generation. This is a
process where steam and electricity is produced simulta- 5. Oil sands water withdrawals are closely monitored
neously. By converting energy and by-product into electri- The Athabasca River Water Management Framework ensu-
city that would otherwise be waste, co-generation has con- res annual withdrawals by oil sands companies never ex-
tributed significantly to the 30% decrease in per barrel GHG ceed 3 percent of the Athabasca River flow. In practice, an-
emissions seen in the oil sands since 1990. Find out more nual withdrawals are often less than 1 percent. The frame-
about the work CanmetENERGY is doing to further reduce work also limits, monitors, and adjusts withdrawals from the
GHG emissions in the oil sands. river on a weekly basis. Learn about what NRCan is doing to
( https://www.nrcan.gc.ca/energy/coal/clean-coal/fuels- improve water use efficiency and reduce pollutants related
emissions-assessment/4337) to water in the oil sands. (https://www.nrcan.gc.ca/energy/oil-
sands/water-management/5865)
2. Most GHG emissions come from your car
While GHGs are emitted in the extraction phase of the crude 6. Almost all water in the oil sands is recycled
oil production process, most of the life cycle emissions of Most water used in oil sands development is recycled – 80
fuel come from a vehicle’s tailpipe. Final combustion of gaso- percent for established mining operations and approxima-
line emerging from your tailpipe accounts for approximately tely 94 percent for in-situ recovery. However, some new wa-
70%-80% of well-to-wheel life-cycle emissions. These vehi- ter is required and comes from a variety of sources, inclu-
cle emissions are the same, regardless of the crude oil from ding on-site drainage, collected precipitation (rain and melt
which the gasoline is derived. water), underground salt water (brackish) aquifers, and the
local watershed such as rivers. Learn more about water ma-
3. Tailings ponds technology is improving nagement in the oil sands. (https://www.nrcan.gc.ca/energy/oil-
Oil sand extraction results in the accumulation of large sands/water-management/5865).
amounts of residual waste known as tailings, which contain
a mixture of water, clay, un-recovered bitumen and solvent, 7. New regulations could further reduce emissions
and dissolved chemicals, including some organic com- On November 22, 2015 the Government of Alberta released
pounds that are toxic. These tailings are stored in large their new Climate Leadership Plan. Under the Climate Plan,
ponds similar to water dams. The water released from the Alberta will: phase out coal emissions by 2030, offer incenti-
ponds can be recycled and reused in oil sands processing; ves for renewable generation, implement an economy-wide
however, the majority remains as mud almost indefinitely. carbon price, legislate a cap on oil sands emissions, imple-
ment a new methane emissions reduction plan and imple-
CanmetENERGY has been striving to develop effective so- ment an Energy Efficiency Program. Read more on Alber-
lutions to manage tailings ponds and has made significant ta’s Climate Leadership Plan.
progress. Read about some of our success stories on tai- (http://www.alberta.ca/climate.cfm).
lings management in the oil sands.
( https://www.nrcan.gc.ca/energy/oil-sands/extraction- That said, the Government of Canada looks forward to set-
tailings/5863) ting truly national targets that we will work together to achie-
ve. Learn more about Canada’s approach to climate change
and GHG emissions.
(http://www.ec.gc.ca/cc/Default.asp?lang=En&n=9853BFC5-1)
*https://www.nrcan.gc.ca/energy/oil-sands/18091
200 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Estabilidad de taludes
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación Loma Redonda,
sistema teleférico de Mérida, Venezuela

Geotechnical analysis for erosion control in Loma Redonda station, cable car system of
Merida, Venezuela

Análise Geotécnica para o controle da erosão na Loma Redonda, estação de sistema de


teleférico de Mérida, Venezuela

Nazareth Quintanillo1 Jesús Peña2 Norly Belandria3 Annie Lobo4 Francisco Bongiorno5
Recibido: 28-9-18; Aprobado: 3-11-18

Resumen Abstract Resumo


El presente trabajo tiene la finalidad The present work has the purpose O presente trabalho tem como obje-
del análisis de estabilidad de talu- of slope stability for erosion con- tivo a análise de estabilidade de ta-
des para el control de erosión en la trol on the moor zone, in Loma ludes para controle de erosão esta-
estación Loma Redonda pertene- Redonda station belonging of the ção Loma Redonda pertencentes
ciente a Mukumbarí Sistema Tele- Mukumbarí Cable Car System of ao Mukumbari sistema teleférico
férico del estado Mérida. La meto- Merida State. The methodology do estado de Mérida. A metodolo-
dología empleada se inicia con una used begins with a previous stud- gia começa com uma busca por es-
búsqueda de estudios previos, lue- ies search, the next stage is to tudos anteriores, em seguida, pro-
go se procedió a visitas de campo y make field visits and took of sam- cedeu-se a viagens de campo e co-
se toma de las muestras para reali- ples for soil essays to determine lher amostras para o teste do solo
zar los ensayos del suelo para la de- the physic-mechanic properties para a determinação da classifica-
terminación de la clasificación y pro- and the type of soil. Later applies ção e propriedades físicas e mecâ-
piedades físicas y mecánicas del the limit balance method for the se- nicas do solo. Posteriormente apli-
suelo. Posteriormente se aplicó el curity factor obtaining. The results cado o método de limite de saldo pa-
método de equilibrio límite para la obtained shows that are Grave ra a obtenção do fator de seguran-
obtención del factor de seguridad. soils with lime (GW-GM) with 0.04 ça. Jogado resultados mostram
Los resultados arrojados muestran kg/cm2 of cohesion and an intern que o solo é rouca com uma fração
que el suelo es gravoso con una friction angle of 26.7°. The secu- de silte (GW-GM) com coesão de
fracción de limo (GW-GM) con cohe- rity factor range is between 0.56 0,04 kg/cm2 e um ângulo de atrito in-
sión de 0,04 kg/cm2 y un ángulo de and 1.36, this corroborates the in- terno de 26,7 °. Os intervalos de fa-
fricción interna de 26,7°. El factor stability. Finally, it recommends as tor de segurança entre a 1,36 0,56,
de seguridad oscila entre 0,56 a stability method the gabion walls que confirma a instabilidade. Final-
1,36, lo cual corrobora la inestabili- with 1.62 m³ volume and three mente, é recomendado como um
dad. Finalmente, se recomienda co- berms with a maximum inclination método de estabilizar o uso de mu-
mo método de estabilización el uso of 20% accompanied with bioen- ros de gabiões com um volume de
de muros de gaviones con un volu- gineering, using plants sashes 1,62 m³ e três níveis de bermas
men de 1,62 m³ y tres niveles de ber- autochthonous of this area, com circulação máxima de 20%,
mas con pendientes máximas de mainly the Senecio wedglacialis. acompanhada de bioengenharia,
20 %, acompañado de bioingenie- Ultimately it generates the envi- usando faixas de plantas nativas
ría, utilizando fajines de plantas au- ronment recovering map. da região, principalmente o Sene-
tóctonas del área, principalmente el cio wedglacialis. Finalmente, o ma-
Senecio wedglacialis. Por último, pa de recuperação ambiental foi ge-
se generó el mapa de recuperación rado.
ambiental.

Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Bio-engenharia, bioengineering, bioingeniería, control de erosión, controle de erosão, erosion control, estabilidad de taludes,
estabilidade de encosta, factor de seguridad, fator de segurança, security fator, slope stability.
1
IngºGeoº. Universidad de Los Andes (ULA). Correo-e: nazaret_q@hotmail.com
2
IngºGeoº. ULA, Correo-e: zheninjaschumimaru@gmail.com
3
IngºGeoº, Dra. Grupo de Investigación en Geología Aplicada (GIGA) Profesor Agregado, ULA, Correo-e: nbelandria@ula.ve
4
IngºQuímº, MSc. Venezolana de Teleféricos C. A., Correo-e: annielobo78@gmail.com
5
IngºGeoº, Dr. GIGA, Profesor Titular, ULA, Correo-e: frabon@ula.ve
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 201
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno

Introducción Belandria, Castillo, Belandria y nificaciones para la posterior etapa


Los procesos geodinámicos que Chacon, 2014), (Bongiorno, Moli- de campo.
afectan a la superficie terrestre na, Belandria y Rivero, 2011), (To- Posteriormente, utilizando las foto-
pueden dar lugar a movimientos rres, Torres, Belandria, Molina, grafías en distintos ángulos (Figu-
del terreno con diferentes caracte- Bongiorno, Irismar y Gutierrez, ra 2) de la zona, se tuvo una visión
rísticas, magnitudes, velocidades 2013) y Ucar y Belandria ( 2015), amplia y completa de la forma del
y gravedad. De todos ellos, los que así como, libros especializados de terreno, observándose y aprecián-
tienen lugar con mayor frecuencia estudios de control de erosión dose los factores del relieve que
son los movimientos en laderas y (Arlegui, 2008), (Ayala, Andreu, Fe controlan la erosión.
taludes potencialmente inesta- Marques, Ferrer, De Simon, Fer- Luego se procedió a la identifica-
bles. Por su gran importancia des- nandez y otros, 1986), (Suárez,
de el punto de vista ingenieril los ta- 2001) y (Suárez, 2009). También Tabla I. Coordenadas
ludes constituyen una de las obras se consultaron informes técnicos geográficas de la estación Loma
de mayor cuidado por parte de sus de diferentes ingenieros que estu-
proyectistas, ya que estos son los diaron la estación Loma Redonda
encargados del apoyo en las obras y los alrededores (Úcar, 2010) y
ingenieriles, al estar expuestos a la (VENTEL, 2012), y de esta mane-
intemperie requieren cuidados ade- ra, obtener un conocimiento sobre
cuados, dependiendo de la natura- las condiciones existentes en la zo-
leza de su composición, ya sea na de estudio y así tener en cuenta
que estén constituidos por roca, las respectivas prevenciones y pla-
suelo o ambas. Algunas de las esta-
ciones en Mukumbarí del Sistema
Teleférico de Mérida se ven in-
fluenciadas por agentes erosivos,
como lo son: el agua, el viento, las
condiciones de temperatura extre-
mas y el factor antrópico; la más
afectada de estas, es la estación
Loma Redonda, ya que carece de
recubrimiento vegetal, provocan-
do mayor erosión superficial, gene-
rándose surcos erosivos, lavado
de material fino y flujos de detritos
y, por consiguiente, inestabilidad
de los taludes que rodean la esta-
ción de estudio.

Ubicación del área de estudio


La estación Loma Redonda (Figu-
ra 1) perteneciente al Sistema Tele-
férico de Mérida, se encuentra ubi-
cada al sureste del municipio Li- Figura 1. Ubicación del área de estudio. (a) Mapa de Venezuela (b) Mapa
bertador, entre las parroquias Sa- del estado Mérida (c) Línea Sistema Teleférico de Mérida (d) Estación
grario y Los Nevados, a una altitud Loma Redonda.
de 4.045 m s. n. m. La vía de acce-
so es a través de caminos de tierra
a pie o utilizando las cabinas del
sistema teleférico de Mérida. Se
encuentra limitada por un polígo-
no, con coordenadas geográficas
UTM (Tabla I).

Metodología
En primer lugar se consultó el mate-
rial bibliográfico correspondiente a
estudios geotécnicos de estabili-
dad de taludes publicados en re-
vistas (Belandria, Bongiorno, De
Barcia, Torres y Dasco, 2012), (Be-
landria, Bongiorno, De Barcia, To-
rres y Riveros, 2014), (Bongiorno, Figura 2. Diferentes ángulos y vistas de la estación Loma Redonda.
202 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación ...

ción y delimitación en campo de la zona más afecta- gura 3b) ubicándose en la parte lateral de la estación,
da de la estación de estudio, para esto fue necesario y la tercera zona, en la parte frontal de la estación don-
seleccionar los taludes que se iban estudiar, sectori- de se realizó la sección C-C' (Figura 3c). Cabe desta-
zándose en tres áreas a través de la información reco- car que la división en zonas se hizo en base a la pro-
lectada previamente como mapas e imágenes sateli- nunciada topografía y no la homogeneidad del mate-
tales que permitieran identificar litologías, flujos de rial. Es importante señalar que las zonas se encuen-
aguas cercanos y estructuras geológicas que condi- tran cubiertas por una gruesa capa de material suelto
cionaban la estabilidad y riesgo a erosión de los di- arenoso mezclado con escombros (bloques, ladrillos,
versos taludes; aunado a esto se ubicaron puntos de cabillas, alambres, polímeros, vidrios) y una significa-
referencia mediante el uso de un GPS. tiva ausencia de cobertura vegetal en ellas.
Seguidamente, se realizó una descripción visual y un La descomposición de la roca que da origen al suelo
perfil del suelo residual identificándose la litología ca- residual presente en la estación Loma Redonda, está
racterística del área, grado de alteración de las rocas compuesta generalmente de granitos meteorizados
o suelo, condiciones climáticas y presencia de agua, representativos de la unidad litodémica de la Asocia-
que pudieran estar afectando los taludes. ción Sierra Nevada, producto de la meteorización quí-
En cada uno de los taludes de las zonas se hicieron mica y mecánica. Dicho perfil de suelo (Figura 4) pre-
las mediciones de profundidad, longitud y anchura de senta una estructura muy compacta con una capa
los surcos erosivos más pronunciados que se gene- muy meteorizada, que probablemente corresponde a
raron producto de todos los factores climáticos y an- la zona de afectación.
trópicos que influencian el área. Asimismo, se deter- Asimismo, en la parte posterior, lateral y frontal de la
minó el volumen del material suelto, se realizó la to- estación, hay gran presencia de surcos erosivos, sien-
ma de muestra del suelo residual, con la finalidad de do los más pronunciados en cuanto a su profundidad
realizar ensayos de laboratorio con muestras altera- y anchura los de la parte posterior. Debido al gran volu-
das e inalteradas (monolitos). Posteriormente, se pro- men de material suelto en el talud, este material se la-
cedió a realizar todos los ensayos necesarios a las va constantemente por las precipitaciones de la zona
muestras tomadas en campo, con el fin de clasificar (Figura 5).
el suelo y determinar sus propiedades físicas y mecá-
nicas (Casteletti, 1991), (Ugas, 1985), realizándose Clasificación y propiedades del suelo
los siguientes ensayos: contenido de humedad, gra- Los diferentes ensayos de laboratorio, como lo fue-
nulometría, límites de consistencia, peso específico ron: contenido de humedad, peso unitario, granulo-
relativo de los sólidos, peso unitario, corte y compac- metría, límites, peso específico relativo de los sólidos
tación. corte, compactación, realizados permitieron clasifi-
Una vez obtenidos todos los resultados en campo y la- car y determinar las propiedades físicas y mecánicas
boratorio, se procedió a crear un modelo del talud a del suelo (Tabla II). También se clasificó el suelo resi-
través de software geotécnico con la aplicación del dual según el Sistema Unificado de Suelos (SUCS),
método de equilibrio límite para el cálculo del factor dando como resultado, un suelo Gravoso, bien gra-
de seguridad y así recomendar el diseño más ade- dado con algo de limos, dominando el ángulo de fric-
cuado del método de estabilidad que se podía aplicar ción interna con respecto a la cohesión en la resisten-
para el control de erosión y la estabilización del talud. cia del suelo. Cabe destacar, que al comparar el peso
unitario natural con respecto al determinado con el en-
Resultados y discusión sayo de compactación, indica que el suelo al ser re-
Descripción de las zonas estudiadas movido rompe con la estructura original provocando
El área de afectada se dividió en tres zonas de inte- que a pesar de que se desee mejorar las propiedades
rés, en la primera zona se realizó la sección A-A' (Fi- del suelo no se puede llegar a la original, por tanto, al
gura 3a) y se ubicó en la parte posterior de la estación momento de recomendar los métodos de estabiliza-
Loma Redonda, siendo esta una de las más afecta- ción se utilizó, para el material removido, el peso uni-
das. En la segunda zona se realizó la sección B-B' (Fi- tario obtenido en el ensayo de compactación.

Figura 3. Estación Loma Redonda. (a) Parte posterior. (b) Parte lateral. (c) Parte frontal.
GEOMINAS, diciembre 2018 203
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno

Simulación de los perfiles de


los taludes en estado seco
Para este análisis se tuvieron en
consideración las propiedades me-
cánicas del suelo residual (Tabla
II), y el perfil topográfico de las zo-
nas A-A', B-B' y C-C'. Luego se si-
muló la curva circular más desfa-
vorable y se realizó la interpreta-
ción de los resultados. El programa
muestra dicha curva y arroja el fac-
tor de seguridad más bajo a través
del Método de equilibrio límite (Fe-
llenius y Bishop simplificado). El
factor de seguridad para los talu-
Figura 4. Perfil del suelo residual de la estación Loma Redonda. des representados en los perfiles
en estado seco fueron de 0,97 y
1,02 para la sección A-A', 0,77 y
0,82 para la sección B-B', 0,80 y
0,84 para la sección C-C', cada
uno analizado por los métodos de
Fellenius Ordinario y Bishop sim-
plificado, respectivamente. Estos
resultados evidencian la inestabili-
dad (Figura 6).

Simulación de los perfiles de los


taludes con análisis de sensibili-
dad del agua
Figura 5. Dimensiones de los surcos erosivos e inclinación del talud
Al considerar el factor del agua a
correspondiente a la parte posterior de la estación Loma Redonda. través del análisis de sensibilidad,
es decir, el programa permitió agre-
gar de manera continua el nivel
Tabla II. Clasificación y propiedades físicas y mecánicas del suelo de la freático e ir aumentándolo poco a
estación Loma Redonda. poco hasta que el talud mostró 100
% saturado, dicho análisis presen-
tó una disminución del factor de se-
guridad a medida que el nivel freá-
tico del agua aumentó progresiva-
mente (Figura 7). En la sección A-
A', el factor de seguridad pasó de
1,02 en estado seco a 0,44 consi-
derando el factor agua con 100 %
de saturación, siendo el mismo
inestable. Igualmente, se realizó el
análisis para las otras dos seccio-
nes estudiadas (Tabla III).

Método de las Dovelas


El método de las dovelas es la apli-
cación de las ecuaciones analíti-
cas para la determinación del fac-
tor de seguridad con la ayuda de la
hoja de cálculo Excel por los méto-
dos de Fellenius Ordinario y Bis-
hop simplificado, (Ecuación 1 y 2).
Para ello, se utilizaron los datos de
las propiedades del suelo residual
(Tabla II) y la geometría de cada
dovela se determinó dividiendo la
masa deslizante en rebanadas pa-
ra luego aplicar las ecuaciones de
204 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación ...

Figura 6. Resultado del factor de seguridad obtenido por el método de Bishop simplificado de la
sección A-A'.

Tabla III. Factor de seguridad según las


condiciones del talud para cada sección
estudiada por el método de Fellenius y
Bishop simplificado.

Figura 7. Gráfico de la variación del factor de seguridad


obtenido por el método de Bishop simplificado y la
localización de el nivel de agua de la sección A-A'.

equilibrio:

(1)

(2)

Donde: FS, es el factor de seguridad, C, es la cohesión, , es el ángulo de fricción interna, ΔW, peso de cada re-
banada, , es el ángulo que forma la curva de rotura con la horizontal.
GEOMINAS, diciembre 2018 205
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno

Figura 8. Factor de seguridad obtenido considerando la fuerza sísmica a través del método de Bishop
simplificado de la sección A-A'.

Para este método analítico se utili- implementar los métodos de esta- fico del suelo, además, el suelo al
zó la misma curva de rotura arroja- bilización de manera efectiva. Una poseer una cohesión baja, sus par-
da por el programa en el estado se- vez realizada esta limpieza, proce- tículas no pueden permanecer uni-
co dando resultados que se ase- der a aplicar los métodos de esta- das y, por ende, tiende a disgregar-
mejan al valor del talud seco calcu- bilización, para ello, con datos obte- se con facilidad en pendientes pro-
lado por Slide, estos valores fue- nidos en campo y GPS realizar una nunciadas. Asimismo, los muros
ron de 1,14 y 1,21 para A-A', 0,82 y poligonal cerrada, para luego cal- de gaviones sirven como acceso
0,87 para B-B', 0,83 y 1,36 para C- cular el área afectada,, la cual co- entre los distintos niveles de ber-
C', cada uno calculado analítica- rresponde a 9.876 m2. mas sin mayor dificultad.
mente por los métodos de Felle- Seguidamente, se recomiendan la La longitud lineal de todos los ga-
nius Ordinario y Bishop simplifica- colocación de los muros de gavio- viones a lo largo del área de afec-
do, respectivamente. nes, estos muros representan una tación es de 353 metros, donde, ca-
A continuación (Tabla III) se pre- solución efectiva desde el punto de da gavión posee una geometría ta-
senta un resumen donde se puede vista técnico y económico, para bulada y estandarizada (Suarez,
apreciar el factor de seguridad obte- cualquier ambiente, condición cli- 2009), (Figura 9). El volumen del
nido para cada método, conside- mática y en zonas de difícil acceso. gavión es de 1,62 m3 empleando
rando las diferentes fuerzas y facto- Dichos muros se colocan al pie de cuatro niveles de forma piramidal,
res externos. las bermas, luego se procede a re- resultando un total de diez gavio-
llenarlos con material rocoso pre- nes desde la base hasta el tope,
Recomendación del método de feriblemente de la zona (los cuales vista de perfil (Figura 9). Teniendo
estabilización utilizando modifi- poseen una densidad media que en cuenta la longitud lineal de ga-
cación de la geometría, muros y varía de 2,6 a 2,9 kg/cm³). El diá- viones a utilizar en toda el área
bioingeniería metro del material rocoso a em- afectada resulta un volumen total
La recomendación para el diseño plear debe ser mayor al diámetro de material rocoso a emplear de
final se realizó mediante la combi- de la abertura de la malla. 2.860 m3.
nación de diferentes métodos de En cuanto a su distribución en el Luego, se procede a la construc-
estabilización (Centeno, 2002), área de afectación, los muros de ción de las bermas entre los dife-
(De Matteis, 2003) y (Suarez, gaviones se deben colocar en fun- rentes niveles de gaviones, ha-
2009), como lo es, la utilización de ción de la modificación sistemática ciendo corte y relleno de material
bermas con muros de gaviones y de la pendiente para que esta no donde corresponda a la modifica-
como proposición en la bioingenie- sobrepase el 20 %; este valor es ción de la topografía actual. Para
ría se recomienda la colocación de considerado debido a las propie- este estudio se recomiendan tres
fajines con plantas vivas. dades geomecánicas del suelo, es- niveles de bermas para la parte
Primero, se debe realizar un sa- pecíficamente la cohesión, ángulo posterior de la estación Sección A-
neamiento de los escombros pre- de fricción interna y el peso especí- A' (Figura 10), dos para la parte me-
sentes en la estación, para poder
206 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación ...

dia Sección B-B' y tres para la parte


frontal Sección C-C'. Las distintas
canales visibles en las secciones
corresponden a los canales de de-
sagüe de escorrentías de agua su-
perficial, las cuales poseen una
geometría definida y un uso de ma-
teriales establecido (Figura 11).
Posteriormente, se recomienda el
uso de la bioingeniería, en la cual
se establece la colocación de plan-
tas autóctonas de la zona, para la
recuperación ambiental, ayudando
en el control de erosión de los talu- Figura 9. Geometría de los muros de gaviones a implementar. (a) Detalle
des. La disposición de las plantas del gavión. (b) Vista de perfil con forma piramidal.
se realiza de forma óptima en faji-
nes a lo largo del
área de afectación
(Figura 12). La distri-
bución espacial de
dos diferentes figu-
ras geométricas,
una rectangular que
corresponde a las
plantas variadas de
bajo porte (Tabla IV),
y una triangular que
corresponde al ar-
busto, en este caso
el Tabacote Morado
(Senecio wedglacia-
lis).
Finalmente, todos
estos métodos de es-
tabilización se inte-
gran y se plasman
en el siguiente mapa Figura 10. Recomendación del diseño final para la sección A-A', parte
denominado “Propuesta pa- posterior de la estación Loma Redonda.
ra la recuperación ambiental
de los taludes en la estación Loma
Redonda” (Figura 13).

Conclusiones
Mediante el análisis de las geofor-
mas realizado se concluye que los
surcos erosivos son propiciados
por la escorrentía de precipitacio-
nes y nieve, proveniente de las ca-
binas cuando estas están estáticas
Figura 11. Recomendación de las dimensiones de los canales y
subdrenajes.

en el andén, además, a la ausencia de canalizaciones que dispongan


de mejor manera estas aguas y al no apropiado acomodo y control del
material excavado y relleno, generando un problema de erosión antró-
pica apreciable..
Los materiales encontrados en el perfil de suelo residual estudiado es
Figura 12. Dimensiones de los parcialmente homogéneo, el tope del perfil está compuesto de una del-
fajines a implementar como gada capa negra de suelo con presencia de materia orgánica, y el resto
recomendación del método de del material dominante es gravoso con presencia de partículas del tama-
bioingeniería en la estación Loma ño arena y limo. Asimismo, el suelo del área de estudio corresponde de
Redonda. la descomposición de roca granítica in situ, ya que se conserva parte de
GEOMINAS, diciembre 2018 207
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno

Tabla IV. Plantas variadas de bajo porte autóctonas de las zonas de viable, económicamente rentable
páramo, estado Mérida. y ecológicamente estable. Esta
propuesta debe ir acompañada del
mantenimiento pertinente y así res-
catar los majestuosos paisajes de
nuestro parque Nacional Sierra Ne-
vada en el área, eliminando el im-
pacto visual que se origina en los
la estructura original de la roca. Se- condición del talud en estado seco, turistas que visiten el Sistema Tele-
gún la clasificación del suelo con análisis de susceptibilidad del férico de Mérida.
SUCS, en base a los resultados ob- agua y con fuerza sísmica, indi-
tenidos en los ensayos de labora- cando inestabilidad del talud. Agradecimientos
torio, se tiene que el suelo es una Finalmente, se recomienda la mo- A Venezolana de Teleféricos,
grava bien gradada con limos dificación sistemática de la pen- VENTEL, C. A., por facilitar el uso
(GW-GM). diente de los taludes con sistemas de sus instalaciones en Mukumba-
Usando el programa Slide, el fac- de tres niveles de bermas a lo largo rí Sistema Teleférico de Mérida.
tor de seguridad obtenido por el del área de afectación, con pen-
método de Fellenius Ordinario es: dientes máximas de 20 % y cuatro Referencias
0,97; 0,97 y 0,69 para la sección A- niveles de muros de gaviones en la Arlegui. (2008). Ingeniería Geoló-
A', 0,77; 0,70 y 0,56 para la sección base de las bermas, con un volu- gica y prospección geofísica.
B-B', 0,80; 0,80 y 0,59 para la sec- men de 1,62 m³ acompañados de Ayala, F., Andreu, F., Fe Marques,
ción C-C', mientras por el método fajines de plantas vivas como M., Ferrer, M., De Simon, A.,
de Bishop simplificado es: 1,02; bioingeniería, entre ellas, el Sene- Fernandez, I., y otros. (1986)
1,02 y 0,74 para la sección A-A', cio wedglacialis, de esta manera Manual de Taludes. España:
0,82; 0,82 y 0,61 para la sección B- se erradica la grave problemática Instituto Geológico y Minero de
B', 0,84; 0,84 y 0,63 para la sección existente en la estación Loma Re- España (IGME).
C-C', los valores corresponden a la donda, produciendo una solución Belandria, N., Bongiorno, F., De

Figura 13. Mapa de la propuesta para el control de erosión en los taludes de la estación Loma Redonda.
208 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación ...

Barcia, I., Torres, J., y Dasco, A. (2012). Estudio versidad Nacional de Rosario Facultad de Cien-
de los deslizamientos en masa perteneciente a la cias Exactas, Ingeniería y Agrimensura, pp. 4-6.
Formación Colón en el sector Vallado – Ureña, Duncan, C. y Mah, C. (2004). Rock Slope Engineer-
municipio Lobatera, estado Táchira, Venezuela. ing, Civil and Mining, 4th Edition, Spon Press,
Geominas, 40 (59), 91-98. 431p.
Belandria, N., Bongiorno, F., De Barcia, I., Torres, J., Suárez, J. (2001). Control de erosión en zonas tropi-
y Riveros, F. (2014). Estudio de la estabilidad de cales. Bucaramanga, Colombia: Instituto de
taludes aplicando el método de equilibrio límite Investigaciones sobre Erosión y Deslizamientos.
en el sector Las Cruces, vía Jají - Mérida, estado Suárez, J.(2009). Deslizamientos: Análisis Geotéc-
Mérida. Geominas, 42 (64), 123-132. nico Vol 1. Bucaramanga: U.I.S. Escuela de filo-
Bongiorno, F., Belandria, O., Castillo, F., Belandria, sofía. 2009.
N., y Chacon, R. (2014). Determinación del tipo Torres, J., Torres, R., Belandria, N., Molina, G., Bon-
de rotura y aplicación del método de equilibrio lími- giorno, F., Irismar, A., y Gutierrez, R. (2013). Aná-
te en los taludes ubicados en la vía hacia Jají, es- lisis de estabilidad de taludes en la vía hacia el
tado Mérida. En Ingenierías y ciencias aplicadas: sector La Mucuy Alta, municipio Santos Marqui-
Modelos matemáticos y computacionales (págs. na, estado Mérida. Geominas 41 (62), 153-158.
GG-21-GG-26). Úcar, R. (2010). Análisis de la estabilidad de taludes
Bongiorno, F., Molina, G., Belandria, N., y Rivero, R. y diseño del soporte en la cuenca del Chama. Sis-
(2011). Estudio de las propiedades geomecáni- tema de transporte masivo para el área metropo-
cas de los taludes ubicados entre Los Guáimaros litana de Mérida– línea 3, trolcable en la ciudad de
y Mesa de Los Indios, Merida - Velnezuela. Geo- Mérida, 183p.
minas , 39 (56), 135-142. Ucar, R., y Belandria, N. (2015). Cálculo del factor de
Casteletti, J. (1991). Nociones de Mecánica de Sue- seguridad en la estabilidad de taludes conside-
los. Mérida, Venezuela: Publicaciones, Facultad rando rotura circular. Geominas 43 (66), 15-26.
de Ingeniería, Universidad de Los Andes. Ugas, C. (1985). Ensayos de laboratorio en mecáni-
Centeno, F. (2002). Ingeniería biotécnica y bioinge- ca de suelos. Caracas: Universidad Central de Ve-
niería. Nuevas tendencias de la geotecnia para nezuela.
las obras de tierra, la estabilización de taludes y el VENTEL, C. A. (2012). Informe inventario florístico
control de la erosión. Caracas, Venezuela: XVII tramo 3 (torres 7-8 y 9) estacion la Aguada-Loma
Seminario Venezolano de Geotecnia, pp. 2-17. Redonda Sistema Teleférico de Mérida. Mérida,
De Matteis, Á. (2003). Geología y Geotecnia- Venezuela: Venezolana de Teleféricos CA, Minis-
Estabilidad de Taludes. Rosario, Argentina: Uni- terio del Poder Popular para el Turismo.

MAGISTER
SCIENTIARUM
EN
RECURSOS NATURALES

Edificio Escuela de Ciencias de la Tierra. Piso 2, Coordinación de postgrado. Ciudad Bolívar, Estado Bolívar.
Teléfono: (0285) 5114289

GEOMINAS, diciembre 2018 209


GEOMINAS

Pachamama
Fuente: http://aleorganicos.com/dia-de-la-pachamama/

210 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Geomorfología
Geomorfología de antiguos sistemas de humedales de la subcuenca alta de rio
Chama, San Rafael de Mucuchíes, Mérida - Venezuela: Estudio de caso

Geomorphology of ancient wetland systems of upper sub-basin Chama river, San Rafael
de Mucuchies, Merida - Venezuela: Case study

Geomorfologia dos antigos sistemas de zonas húmidas na bacia da rio Chama, San
Rafael de Mucuchíes, Mérida - Venezuela: estudo de caso

Jesús E. Sánchez¹ Omar Guerrero² Katherin Montilva³ Eder Mattie4


Recibido: 5-10-18; Aprobado: 5-11-18

Resumen Abstract Resumo


Se aborda el estudio de las geo- The study of the current geo- Lida com o estudo da geomorfo-
formas actuales y paleogeografía forms and paleogeography of in- logia atual e paleogeografia dos
de los sistemas palustres inacti- active marshy systems present sistemas Marsh inativos na se-
vos presentes en la sección alta in the upper section of the Saisay ção alta da bacia do Saisay, sec-
de la microcuenca Saisay, sector micro-basin, Llano of the Hatico tor Hatico Lisa, alta bacia de
Llano del Hatico, subcuenca alta sector, Sub-basin of the upper Chama o rio; a fim de avaliar a
del río Chama; con la finalidad de Chama River; with the purpose origem destas paisagens peri-
evaluar el origen de estos paisa- of evaluating the origin of these glacial desta cidade na Andes
jes periglaciares de esta locali- periglacial landscapes of this lo- da Venezuela. Isto tem feito tra-
dad en los Andes de Venezuela. cality at Los Andes, Venezuela. balhos de campo geológico, fo-
Para ello se realizó trabajos de G e o l o g i c a l f i e l d w o r k , to-interpretação, descrição e
campo geológico, fotointerpreta- photointerpretation, description análise da geografia dos siste-
ción, descripción y análisis de las and analysis of the geoforms of mas áreas palustre-lacustre. Os
geoformas de los sistemas palus- the periglacial marsh-lake sys- resultados indicam principal-
tre-lacustre periglaciar. Los resul- tems were applied. The results mente a presença de geoforms
tados indican principalmente la mainly indicate the presence of de erosão glacial (circos, bor-
presencia de geoformas de ero- glacial erosion geoforms (cir- das, degraus de Rocky, Estrias
sión glacial (circos, aristas, valles cuses, edges, U-shaped valleys, glaciais, vales em forma de U),
en forma de U, escalones roco- rocky steps, glacial striations), vale de neoglaciales escassos e
sos, estrías glaciales), escasos scarce lateral morrhenic depos- depósitos morenos laterais;
depósitos morrénicos laterales y its and neoglacial valley bot- postglaciales de sedimentos de
de fondo de valle neoglaciales; se- toms; postglacial sediments of origem fluvioglacial (bares e
dimentos postglaciales de origen fluvioglacial origin (proglacial flu- pró-glacial canais fluvial, Aluvial
fluvioglacial (barras y canales flu- vial channels and channels, fãs pró-glacial), glaciodeltaicos
viales proglaciales, abanicos alu- p r o g l a c i a l a l l u v i a l f a n s ) , (cunhas de frente deltaica, pro-
viales proglaciales), glaciodeltái- deltaicglacier (deltaic wedges, deltas palustrinos e fãs dos del-
cos (cuñas de frente deltaico, pro- prodeltas palustrine and deltas tas) e depósitos de glaciolacus-
deltas palustrinos y abanicos de fans) and glaciolacustrine de- trinos. Estima-se uma idade mí-
deltas) y depósitos glaciolacustri- posits. A minimum age of 8,000 ± nima de 8.000 ± 500 anos (TL)
nos. Se estima una edad mínima 500 years (TL) A. P. is estimated, P., indicando que este processo
de 8.000 ± 500 años (TL) A. P., in- indicating that this sedimenta- de sedimentação poderia ter co-
dicando que este proceso de sedi- tion process could have started meçado no início do Holoceno.
mentación pudo haberse iniciado at the beginning of the Holocene.
a principios del Holoceno.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Andes venezolanos, andes venezuelanos, geomorfologia, geomorfología, geomorphology, palaeogeography, paleogeografia,
paleogeografía, periglacial, sistemas de humedales, sistemas de zonas húmidas, venezuelan andes, wetland systems.
¹ Ing°Geó°, Esp. Universidad de los Andes (ULA). Grupo Terra. Correo-e: emiliosanchez5@gmail.com
² Geog°, Dr. ULA. Grupo Terra. Correo-e: oguerre@ula.ve
³ Ing°Geó°. ULA. Grupo Terra. Correo-e: katmor19@gmail.com
4
Ing°Geó°. ULA. Grupo Terra. Correo-e: edermattie@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 211
J. E. Sánchez, O. Guerrero, K. Montilva, E. Mattie

Introducción unidades geomorfológicas en la lo- %) a muy altas (90 %) y con geofor-


Los Andes de Mérida inician su as- calidad donde afloran estos siste- mas típicas de ambientes glaciales
censo durante el Mioceno, proba- mas de humedales antiguos, con y fluvioglaciales.
blemente relacionado con las eta- el propósito de reconocer su diná-
pas tempranas de colisión del Arco mica actual e interpretar los meca- Metodología
de Panamá contra el oeste de Sur- nismos geológicos que produjeron Para el desarrollo de esta investi-
américa (Audemard y Audemard, su desaparición a través del análi- gación, se realizaron recorridos
2002). Siendo el principal acciden- sis de geoformas actuales y anti- dentro del área, con la finalidad de
te tectónico de Los Andes venezo- guas. describir, levantar y analizar los ras-
lanos la Falla de Boconó, la cual es gos geológicos - geomorfológicos
de tipo rumbo deslizante dextral, Área de estudio y los depósitos sedimentarios, ha-
con dirección dominante NO-SE y El área de trabajo se encuentra lo- ciendo uso de planillas de campo,
corre ligeramente oblicua al eje de calizada en los Andes centrales de para la recolección de la informa-
la cadena de los Andes de Mérida Venezuela, en el estado Mérida, ción. En esta misma etapa se reali-
(Giegengack, y Grauch, 1975). en el municipio Rangel (Figura 1). zó la recolección de los datos nece-
En el área de estudio, la falla de Bo- El polígono que delimita la zona es sarios para determinar los pará-
conó corta, tanto el basamento Pre- la divisoria de la microcuenca del metros de la morfometría de la mi-
cámbrico (¿?) como sedimentos El Hoyo que nace en el alto de Mi- crocuenca en estudio. Previo a es-
Plio-Pleistocenos, conformado por carache (4.200 m s. n. m.). La zona to se realizó la revisión del material
un complejo sistema de morrenas es netamente montañosa, con alti- bibliográfico, hemerográfico y car-
que caen de manera perpendicular tudes que van desde los 2.920 m s. tográfico, y se digitalizó la carto-
al curso del río Chama, frecuente- n. m., hasta los 4.200 m s. n. m., grafía base de las hojas 6042 - III -
mente asociados a lagos y glacia- con pendientes de moderadas (15 NO y 6042 - III - NE de Mucuchíes y
res desarrollados en altitudes su-
periores a los 2.600 m s. n. m., de-
pósitos de la última glaciación del
Pleistoceno, conocida como “Gla-
ciación Mérida” (Schubert,
1981). Tanto los mecanismos tec-
tónicos que dieron forma a la cor-
dillera de Mérida y los procesos
glaciares, donde se encuentra
emplazada el área de estudio,
permiten la existencia de un com-
plejo de lagunas-humedales tec-
tono-glaciares, que finalmente se
colmatan y colapsan, debido a la
carga de sedimentos a la que se
ven sometidos, evolucionando
desde lagunas hasta turberas.
Ésta evolución en los procesos
sedimentarios se ve influenciada
y marcada por los cambios climá-
ticos, ocurridos entre los perío-
dos glaciares e interglaciares du-
rante los últimos 10.000 años, así
como por mecanismos relaciona-
dos con los movimientos sísmi-
cos generados por el sistema de
fallas de Boconó (Audemard y Au-
demard, 2002).
En muchas de las regiones, pos-
terior al retiro de los glaciares, se
produjo un relleno o depósito de-
trítico como consecuencia de la
fusión del hielo, dando origen a la
formación de sedimentos post-
glaciales de tipo fluvioglacial, gla-
ciodeltaico y glaciolacustrino, co-
mo es el caso del sector de Llano Figura 1. Microcuenca Saisay localizada en la margen izquierda de la
del Hatico. subcuenca alta del río Chama, San Rafael de Mucuchíes. Imagen satelital
del área de estudio tomada de Google Earth 2018.
Se propone una evaluación de las
212 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Geomorfología de antigos sistemas de humedales de ...

la 6042 - III - SE de Cerro El Morro (1974, 1: 25.000), y tor de Mesa de El Hatico, se conocen evidencias de
se realizó la fotointerpretación de imágenes satelita- una antigua laguna que fue afectada por fenómenos
les y fotografías aéreas (Misión 010448 (1972, 1: sismo-tectónicos que produjeron su pérdida total co-
10.000), vistas 070, 072 y 075 y Misión 010455 mo almacenadora de agua, ya que se encuentra ubi-
(1973, 1: 20.000), vistas 385 a 388, haciendo uso de cada justo encima de la traza de una falla geológica
un Sistema de Información Geográfico (SIG), en el (Figura 2).
procesamiento de los datos. El patrón de foliación de la roca es entre 35º-40º NE,
Una vez recolectados todos los datos de campo, se afectada por fallas geológicas rumbo deslizante dex-
procedió a realizar el perfil de equilibrio de la micro- trales con componente normal que limitan los cuer-
cuenca, así como la descripción de algunas seccio- pos de roca compuestos por esquitos gnéisicos que
nes representativas, logrando finalmente poder ha- ocupan la parte superior de la cuenca, de afloramien-
cer el modelo paleogeográfico del sector Llano del tos de roca tipo esquistos gnéisicos graníticos que re-
Hatico. presentan la parte inferior de la cuenca, los cuales de-
finen relieves con pendientes moderadas a bajas (25
Resultados % y menores).
Geomorfología de la microcuenca Saisay De los datos obtenidos en campo y de los analizados
La microcuenca hidrográfica de Saisay corresponde de las fotografías aéreas se pudo obtener que la mi-
con un conjunto de arroyos permanentes y semiper- crocuenca de Saisay es una cuenca hidrográfica muy
manentes, que forman parte de la ladera izquierda de pequeña, con una superficie de 11 km2, siendo el perí-
la subcuenca alta del río Chama, en la población de metro de la misma de 17 km, lo cual permite definir
San Rafael de Mucuchíes, afectadas por fallamiento una geometría ligeramente alongada. Los paráme-
local y regional correspondientes a la zona de falla de tros morfométricos definen una cuenca torrentosa
Boconó (Giegengack, y Grauch, 1975), que afecta la con pendiente promedio de hasta un 49 % (22,28º).
roca formando alineamientos y orientación noroeste Estos datos morfométricos definen un perfil de equili-
de los canales fluviales y de los sistemas de lagunas - brio fluvial (Figura 3), que representa un conjunto de
humedales de origen esencialmente tectono- zonas deprimidas y de reactivación fluvial, productos
glaciales, dentro de las que podemos mencionar a de la mezcla de procesos y controles climáticos, es-
las lagunas de El Hoyo y La Mucuy, las cuales son ac- tructurales y litológicos.
tualmente humedales de espejo de agua según la cla- El control estructural afecta sustancialmente las va-
sificación de Shaffer (1966), mientras que en el sec- riaciones de las pendientes, producto de los escar-

Figura 2. Esquema geológico y ubicación de lagunas (humedales) en la microcuenca Saisay.


GEOMINAS, diciembre 2018 213
J. E. Sánchez, O. Guerrero, K. Montilva, E. Mattie

Figura 3. Perfil de equilibrio fluvial de la microcuenca Saisay, donde se muestra los controles
geomorfológicos dominantes y los tipos de humedales.

pes de falla que existen a lo largo La litología aflorante en la micro- meteorizados por disgregación de
de la microcuenca permitiendo dis- cuenca corresponde al dominio de rocas (gelifracción). Esta condi-
minuciones sustanciales en las esquistos gnéisicos e intrusiones ción climática permite la formación
pendiente de la mismas, las cuales graníticas que conforman el Com- de dos (2) paisajes geomorfológi-
varían en la parte media del fondo plejo Iglesias (Neo-Proterozoico), cos bien característicos: en las co-
del valle fluvial de un 4,2 % hasta sometidos a climas semiáridos tas 3.700 m s. n. m. y superiores,
un 49 %. Este mecanismo permite fríos de montaña tropical, en con- se reconocen dominios con morfo-
mantener un alto porcentaje de se- diciones subhúmedas de micro a génesis periglacial, con geoformas
dimentos en tránsito en la zona al- mesotérmico, con heladas durante de circos glaciales, lagunas tecto-
ta y media de la microcuenca y un los meses secos (Figura 4). Esto no-glacial activas (depresiones de
tiempo de tránsito muy bajo en la permite la acumulación de mantos origen estructural con sedimentos
zona baja de la misma, por tal moti-
vo, la tasa de sedimentación y repo-
so de sedimentos en la parte supe-
riores es mayor y la energía poten-
cial de sedimentos se incrementa
sustancialmente, permitiendo ele-
var la colmatación de los sedimen-
tos y la pérdida de retención de los
mismo, siendo un tiempo de con-
centración estimada de los fluidos
de aproximadamente 0,92 min, pa-
ra un diferencial de 1.200 m de altu-
ra y una longitud de colector de
12,23 km, la cual se considera un Figura 4. Climograma de la estación climatológica de Mucuchíes,
valor normal para cuencas hidro- estado Mérida. Nótese los la distribución casi simétrica de periodos
gráficas torrentosas. secos y húmedos con altos valores de evapotranspiración (ETP).
214 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Geomorfología de antigos sistemas de humedales de ...

de origen glacial) con formación de humedales de es- tos circos se observan otras formas menores de ero-
pejo de agua (tipo I) y abundantes abanicos de derru- sión como picachos, aristas, rocas dentadas y agu-
bios de gelifractos, mientras que, en las cotas 3.700 jas. Del mismo modo, en la cuenca media se observa
m s. n. m. e inferiores, se reconocen dominios de geo- el valle glacial en forma de U, y sobre el lecho rocoso
formas con morfogénesis coluvio-fluvial, canales rec- es frecuente la presencia de surcos y acanaladuras,
tos con barras longitudinales, abanicos de coluvio- estrías, rocas fracturadas, escalones rocosos, rocas
nes, morrenas laterales, y deslizamientos de terre- aborregadas y en forma de lomo de ballena (Figura
nos - derrumbes. La presencia de sistemas palustres 5). La zona de fondo de valle de la quebrada Saisay,
es muy escaso, solo se reconocen humedales de pa- se caracteriza por ser un valle glacial donde no exis-
lustres tipo III y IV (colmatados con sedimentos gra- ten depósitos glaciales importantes, a pesar de en-
vo-arenosos). contrarse muy cerca de la región de Mucubají - Mesa
del Caballo - Mucuchaché, donde se observan arcos
Geoformas glaciares morrénicos bien preservados que pertenecen al esta-
Las formas más prominentes de erosión glacial se lo- dio tardío de la Glaciación Mérida (Schubert, 1981;
calizan en la cuenca alta de la quebrada Saisay en al- Bezada, et al., 1995).
turas que oscilan entre 3.600 y 4.500 m s. n. m. (Figu- Los únicos depósitos glaciales que se presentan en
ra 3). Estos rasgos erosiónales están representados el área, se relacionan con pequeños remanentes de
por circos glaciales compuestos de paredes abruptas morrenas neoglaciales que se localizan a una altitud
y en el fondo de los mismos, se encuentran lagunas aproximada de 3.651 m s. n. m. El origen de estas mo-
originadas durante la desglaciación. Asociados a es- rrenas, ha sido relacionado con pequeños avances y

Figura 5. Distribución de rasgos geomorfológicos mayores de la microcuenca de Saisay.


GEOMINAS, diciembre 2018 215
J. E. Sánchez, O. Guerrero, K. Montilva, E. Mattie

retrocesos glaciales producidos du- por donde el agua represada de la produciendo subsidencia en el sec-
rante depresiones climáticas Holo- laguna comenzó a drenar hasta de- tor, generando espacio disponible
cénicas (Mahany, et al. (1997). Las saparecer completamente. Esto para la acumulación de agua y sedi-
morrenas están constituidas por trajo como consecuencia, que los mentos (Figura 7).
clastos de gneis y esquisto, embu- sedimentos quedaran expuestos y El avance progresivo de los sedi-
tidos dentro de una matriz arenosa fueran sometidos a la erosión, ob- mentos proveniente del sistema flu-
de color gris. servándose hoy en día la presen- vial (Microcuenca Saisay), así co-
cia de sedimentos de naturaleza mo los depósitos glacio-fluviales y
Depósitos postglaciales fluvioglaciales, glaciodeltáicos y aluviales aportados en las zonas la-
Luego del retiro del glaciar en la gluciolacustrinos. En los sedimen- terales a dicho depocentro palus-
transición Pleistoceno - Holoceno tos glaciolacustrinos se obtuvo tre, fueron progresivamente col-
se inició un proceso de relleno del una edad por termoluminiscencia matando la cuenca hidrográfica,
valle longitudinal de la microcuen- de 8.000 ± 500 años A. P. (Tartu Uni- hasta el momento en que la mis-
ca Saisay, especialmente en la sub- versity, Estonia, en González y Be- ma, debido a mecanismos tectóni-
cuenca media donde se formó una zada, 2001), lo cual sugiere el posi- cos y posibles eventos cosísmi-
planicie fluvioglaciárica (outwash ble retiro de los glaciales para esa cos, vaciaron la laguna, permitien-
plain), mientras que en las vertien- época y el inicio del proceso de se- do la pérdida del sistema palustre.
tes y en la cuenca baja, se acumu- dimentación (Figura 6).
laron conos de derrubios, de geli- Conclusiones
fracción y glaciotorrenciales. Paleogeografía La morfología glacial que caracte-
El proceso de acumulación estuvo Como se mencionó anteriormente, riza al valle de la microcuenca Sai-
condicionado por la formación de la paleogeografía de este sector se say se relaciona con geoformas de
una antigua laguna, actualmente estima que se desarrolló desde, al erosión glacial, especialmente ha-
inactiva (Figura 6), la cual se origi- menos 8.000 ± 500 años A. P., don- cia la subcuenca alta, donde se
nó como consecuencia del repre- de existía un sistema palustre de pueden señalar la presencia de cir-
samiento del arroyo Saisay, pro- varias decenas de metros de an- cos glaciares, lagunas tectono-
ducto de la depositación de un aba- cho con depocentros de hasta 8,50 glaciares, rocas aborregadas, es-
nico aluvial, desarrollado en la mar- m, bordeados por un sistemas de calones rocosos, estrías, aristas y
gen izquierda de la microcuenca, abanicos proglaciales, morrenas surcos.
el cual cerró el valle longitudinal. de escaso desarrollo, sistema flu- Existen escasas formas de acu-
Posteriormente, en la parte distal vial que alimentaba a la laguna y fa- mulación glacial, las cuales se rela-
del abanico aluvial, se produjo una llas geológicas que permitieron cionan con remanentes de morre-
zona de brecha de falla geológica, mantener una zona de inflexión, nas neoglaciales, originadas du-

Figura 6. Sección de sistema palustre - humedal antiguo de Mesa del Hatico, microcuenca de Saisay,
integración con los resultados paleoclimático obtenidos por varios autores
216 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Geomorfología de antigos sistemas de humedales de ...

rante el Holoceno. El
material que compo-
ne estos depósitos
es el till de ablación,
el cual se originó en
un ambiente sedi-
mentario glacial alpi-
no asociado a pro-
cesos de fusión del
hielo.
La ausencia de mo-
rrenas laterales y ter-
minales, como las
que se encuentran
en los valles adya-
centes a la micro-
cuenca Saisay, se
atribuye a dos facto-
res: la fusión o des-
mantelamiento rápi-
do del glaciar Sai-
say, lo que impidió la
formación de morre-
nas prominentes o,
el valle estuvo cu-
bierto totalmente por
una capa de hielo,
por lo que no hubo
alimentación supra-
glacial que contribu-
yera a la formación
de morrenas mayo-
res.
En cuanto a la pa-
leogeografía se esti-
Figura 7. Modelo paleogeográfico para interpretar la dinámica sedimentaria y
ma que se desarro- colmatación ocurrida en el sector Mesa del Hatico.
lló desde, al menos
8.000 ± 500 años A. El Morro (1974, 1: 25.000).
P., donde existía un sistema palustre de varias dece-
nas de metros de ancho con depocentros de hasta Giengengack, R., Grauch R. (1975). Quaternary Geol-
8,50 m., alimentado por un sistema fluvial. Sin embar- ogy of centarl Andes, Venezuela: a preliminary as-
go, producto del avance progresivo de los sedimen- sessment. En Memorias del II Congreso Latinoa-
tos proveniente del sistema fluvial (Microcuenca Sai- menticano de Geología, Caracas. Venezuela To-
say), así como los depósitos glacio-fluviales y aluvia- mo I, p.241-283.
les aportados en las zonas laterales a dicho depocen- González, O., Bezada, M (2001). Pedología y crono-
tro palustre, fueron progresivamente colmatando la logía relativa de los depósitos Cuaternarios en
cuenca hidrográfica, hasta el momento en que la mis- tres cuencas de los Andes centrales venezolanos
ma, debido a mecanismos tectónicos y posibles even- (Estado Mérida). Acta Científica Venezolana, 52:
tos cosísmicos, vaciaron la laguna, permitiendo la pér- 210 - 219
dida del sistema palustre. Mahaney, W.C., Kalm, V., Bezada, M (1997). Estrati-
grafía del Cuaternario Tardío de un ambiente pro-
Referencias bibliografícas glacial en el área de Mucubají, Mucuchache, El Pe-
Audemard F.E y Audemard F.A (2002). Structure of de dregal. Andes centrales venezolanos. En Memo-
Mérida Andes, Venezuela: relations with the rias del VII Congreso Geológico Venezolano. Por-
South America-Caribbean geodinamiy interac- lamar, Venezuela.
tion. Tectonophysics 345: 299-327. Schubert, C (1981). Evolución post-glacial de un valle
Bezada, M., Kalm, V., Mahaney, W. C. (1995). Pleis- morrénico, Andes Merideños. Acta Científica
tocene glaciation in the Venezuelan Andes. Venezolana, 32: 151 - 158
INQUA Congress, August 3 - 10. Shaffer, P (1966). Characterization of wetlands hy-
Dirección de Cartografía Nacional del Ministerio de drology using hidrogeomorphic classification. Wet-
Obras Públicas (1952) hojas 6042 - III - NO y 6042 lands. 19 (3).
- III - NE de Mucuchíes y la 6042 - III - SE de Cerro
GEOMINAS, diciembre 2018 217
GEOMINAS

Esto hacemos con la Deforestación


Fuente: http://www.risasinmas.com/imagenes-divertidas/deforestacion/

218 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Agronomía
Uso de materia orgánica para formar sustratos en plantas de café (Coffea arabiga
L.) que mejoren su desarrollo en la fase de vivero 2. Ganancia de peso seco y
variación en la composición química del sustrato, capacidad de almacenamiento
de humedad

Use of organic matter to form substrates in coffee plants (Coffea arabiga L.) that improve
their development in the nursery stage 2.Increased of dry weight and variation in the
substrate chemical composition, moisture storage capacity

Uso de matéria orgânica para formação de substratos em cafeeiros (Coffea arabiga L.)
que melhorem o seu desenvolvimento na fase de viveiro 2. Ganho de peso seco e
variação na composição química do substrato, capacidade de armazenamento de
umidade

Dayana Arroyo1 Pedro Salazar2 Ronald Jiménez3 Jesús Ávila Meleán4

Recibido: 4-10-18; Aprobado: 8-11-18


Resumen Abstract Resumo
El efecto de la materia orgánica animal The effect of animal and vegetable O efeito da matéria orgânica vegetal e
y vegetal sobre el desarrollo de las organic matter on the development animal no desenvolvimento de plan-
plantas de café en vivero fue evaluado of coffee plants in the nursery was tas de café no berçário foi avaliado no
en el campo Experimental de Biscu- evaluated at Biscucuy Experimental campo Experimental de Biscucuy,
cuy, de INIA-Portuguesa, Venezuela, field, of INIA-Portuguesa, Vene- INIA-Portuguesa, Venezuela, em
en 2016. Los tratamientos fueron es- zuela, in 2016. The treatments were 2016. Os tratamentos foram estrume,
tiércol vacuno, pergamino de café y pul- cow dung, coffee parchment and café pergaminho e polpa de café, mis-
pa de café , mezclados en la propor- pulp, mixed in the ratio of 1/3 with the turado na proporção de 1/3 com o so-
ción de 1/3 con el suelo local y el suelo local soil and the local soil as a con- lo local e o local como uma testemu-
local como testigo. Se utilizó un diseño trol. A randomized block design with nha. Utilizou-se um projeto de blocos
de bloques al azar con cuatro repeti- four repetitions was used, each ao acaso com 4 repetições, cada tra-
ciones, cada tratamiento consistió en treatment consisted of 25 coffee tamento consistiu de 25 Caturra ama-
25 plantas de café de la variedad Catu- plants of the Caturra Amarilla vari- relo café da variedade de plantas,
rra Amarilla, trasplantadas en tubos y ety, transplanted in tubes and placed transplantado para tubos e colocado
colocadas en el vivero para ser evalua- in the nursery to be evaluated 78 no viveiro a ser avaliada 78 dias após
das 78 días después del trasplante. days after the transplant. Fungi- transplante. Fungicidas, fertilizantes,
Fungicidas, fertilizantes, control de ma- cides, fertilizers, weed control and ir- irrigação e controle de ervas dani-
lezas y riego fueron aplicados. Se de- rigation were applied. Statistical dif- nhas foram aplicados. Foram detec-
tectaron diferencias estadísticas para ferences were detected for the treat- tadas diferenças estatísticas para o
el tratamiento en las variables, aumen- ment in the variables, increase of dry tratamento em variáveis, aumento de
to de peso seco de hojas de plantas, ta- weight of leaves of plants, stem of peso seco das folhas de plantas, plan-
llo de la planta y raíz de la planta. En la the plant and root of the plant. The dif- ta de caule e da raiz da planta. Sobre
prueba de Tukey (P <0,05), se determi- ferences on the Tukey test (P <0.05) o teste de Tukey (P<0,05), determi-
nó que las plantas que crecieron en indicates that the plants growing in nou-se que as plantas que cresciam
sustrato pulpa de café tuvieron el ma- the substrate pulp had the highest em polpa de substrato café tinham o
yor incremento de peso para las tres dry weight increased for the maior aumento de peso para as três
variables estudiadas debido a la mejo- threestudied variables due to the im- variáveis estudadas devido a melho-
ra de la composición físico-química de provement of physical-chemical ria da composição físico-química do
los sustratos con materia orgánica. La composition of the substrates with or- substrato com matéria orgânica. A ca-
capacidad de almacenamiento de hu- ganic matter. The humidity capability pacidade de armazenamento da umi-
medad incrementó en el tratamiento developed higher on the cow dung dade aumentada no tratamento de es-
de estiércol de ganado. treatment. trume.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Berçário, café, coffee plants, dry matter, materia seca, matéria seca, nursery, substrato, sustrato, vivero.
1
Ing°Agr°, MSc. Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del Estado Portuguesa (INIA-Portuguesa). Correo-e:
daya2a16@gmail.com
2
Ing°Agr°, MSc. Universidad Nacional Experimental de los Llanos “Ezequiel Zamora” (UNELLEZ). Correo-e: pesala59@gmail.com
3
Ing°Agr°, MSc. Libre ejercicio. Correo-e: rjjt2003@gmail.com
4
Ing°Agr°, MSc. INIA-Portuguesa. Correo-e: javilaster@gmail.com
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 219
D. Arroyo, P. Salazar, R. Jiménez, J. Ávila M.

Introducción soporte a través del sistema radi- ción por las raíces. Encontró un
En el estado Portuguesa se produ- cal, favoreciendo el suministro de efecto positivo sobre el aumento
jeron 38.500 qq de café durante el agua, nutrientes y oxígeno. Tam- de mataría seca en las plantas de
ciclo de siembra 2007-2008, lo bién señala, que una planta de cali- café con el uso de estiércol de bovi-
cual representó un 33 % de la pro- dad se obtiene con un buen mate- no, pulpa de café y Bocashi por el
ducción nacional (189.500 qq), rial genético y un sustrato adecua- aporte de sustancias esenciales
comportamiento que le permite ubi- do para su desarrollo inicial. En re- para el crecimiento y desarrollo.
carse en el tercer lugar como esta- lación con lo anterior, Vásquez y Por su lado Acevedo et al. (2014),
do productor de café en el país Arízaleta (2007), al evaluar los sus- mencionan que encontraron ma-
(MPPAT, 2008). La mayor zona pro- tratos compost de pulpa de café y yor crecimiento de las plantas con
ductora del estado se ubica en el cachaza de caña de azúcar, solos el uso de sustrato compost, estiér-
municipio Sucre; sus suelos son o combinados, en las variedades col de bovino y pulpa de café, lo
clasificados dentro de las subcla- de café “Caturra rojo” y “Catuai cual le permitió formar un sistema
ses VIe, VIIes y VIIIes y en menor amarillo” encontraron incremento de raíces capaz de absorber mejor
proporción a las subclases IIIs, en el contenido de P y K a nivel fo- a los nutrientes. Rojas (2004), en-
IVs, VIIie y VIIIes,(de acuerdo a su liar en la variedad 'Caturra'. Esca- contró aumento en el peso seco en
capacidad de uso) con pendientes milla y Cruz (2006), evaluaron el la altura de la planta, la raíz y la par-
que varían entre 30% y 100%, por sustrato comercial MicroSoil con te aérea en general al adicionar pul-
lo que son susceptibles a la ero- otros tres sustratos de uso comer- pa de café como sustrato en los ca-
sión hídrica (últimamente intensifi- cial, encontraron mayores valores fetos. Igualmente, Escamilla y
cada por las quemas incontrola- de la longitud del tallo, tamaño de Cruz (2006), concluyeron, que los
das). ALSUCRE (2007). Estas ca- las plantas y peso fresco de las ho- cafetos de la variedad Oro Azteca
racterísticas hacen a estos suelos jas en los cafetos de la variedad mostraron mayores valores de lon-
inadecuados para cultivos anua- Oro. En tanto que Rojas (2004), al gitud del tallo, tamaño de las plan-
les, recomendándose para explo- evaluar la pulpa de café y la cásca- tas, peso fresco de las hojas y pe-
tación de cultivos permanentes o ra de nuez de macadamia como so fresco de la raíz cuando se agre-
cultivos que sean sometidos a prác- sustratos orgánicos sobre plantas gó MicroSoilu en comparación con
ticas especiales de conservación de cafeto a nivel de vivero, encon- tres sustratos de uso comercial uti-
como especies forestales, frutales tró que el mejor desarrollo se obtu- lizados. Finalmente, García (2008)
con césped y café bajo sombra. vo con un sustrato compuesto por señala las propiedades que deben
El 90 % de los productores de café 25 % pulpa de café y 75 % suelo; tener los sustratos deben estar li-
de Portuguesa se ubican en la loca- también, Moreira (2003), señaló bre de enfermedades, plagas y ma-
lidad de Biscucuy (municipio Su- que la pulpa de café fue la mejor lezas, disponibles en cantidades
cre), los mismos realizan la prepa- fuente de materia orgánica en los suficientes y de bajo costo; partí-
ración de viveros, tanto para la re- sistemas de café orgánico en pro- culas de un tamaño que garanticen
novación de cafetales como para vincias de Minas de Gerais (Bra- una relación aire/agua de 3/1; la po-
el establecimiento de nuevas plan- sil). Rodríguez y Viera (2002) indi- rosidad mayor a 85 %, almacena-
taciones, de manera tradicional, can, que la pulpa y el pergamino de miento de agua entre 24 -40 %, la
que consiste en el llenado de los café incrementan el desarrollo de densidad aparente menor a 0,4
materos con tierra de la zona sin las plantas de cafetos en macetas. g/cm3, la relación C/N debe propor-
ninguna mezcla, afectando negati- En el mismo sentido, Julca- cionar estabilidad a la materia orgá-
vamente el desarrollo de las plan- Otiniano (2002), evaluando sustra- nica, capacidad de intercambio de
tas, ya que este suelo no aporta los tos de origen orgánico sobre el cre- cationes (CIC) entre 6-15 meq/100
nutrientes ni las condiciones nece- cimiento de plantas de café en al- g (24-60 meq/litro), un valor de pH
sarias para su desarrollo inicial. Se mácigos en la provincia de Chan- que propicie la disponibilidad de
sospecha que mezclando al suelo chamayo, Lima-Perú, encontró los nutrientes, una adecuada con-
con como orgánica de origen ani- que el tratamiento compuesto de centración de sales en la solución
mal o de origen vegetal, se produ- 40 % gallinaza y 60 % suelo de bos- acuosa, bajos niveles de salinidad
ce un sustrato que mejoraría el de- que primario presentó mayores y una conductividad eléctrica me-
sarrollo de las plantas debido al ventajas sobre las plantas. Tam- nor de 0,65 ds/m. También señala
aporte de nutrientes y la oxigena- bién menciona que los sustratos or- que los recipientes para las plan-
ción del suelo. Al respecto, Cruz- gánicos tiene un efecto sobre la ga- tas de pequeño volumen incre-
Crespo et al. (2012),señalan que nancia de peso seco de las plan- mentan el riesgo de acumulación
un sustrato para el cultivo de plan- tas; Valencia (2009), indica que los de sales a niveles tóxicos.
tas es todo material que solo o com- materiales orgánicos incrementan El objetivo de esta investigación
binado, puede proporcionar ancla- los nutrientes y promueve su ab- fue el determinar si el agregado de
je, oxígeno, nutrimentos y agua su- sorción; en ese sentido, Colmena- materia orgánica al suelo mejora el
ficiente para el óptimo desarrollo rez (2007) señala que la incorpora- sustrato de manera que favorezca
de las mismas. Por su lado Calde- ción de materia orgánica, favorece la ganancia de peso seco de las
rón (2006), lo define como todo ma- el crecimiento de las plantas, au- plantas de café sembradas en tube-
terial natural o sintético, mineral u menta la actividad microbiana en tes en condiciones de vivero.
orgánico, que permite el anclaje y el suelo y la capacidad de absor-
220 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Uso de materia orgánica para formar sustratos en plantas de…

Materiales y métodos tos se habían desinfectado con el fungicida


El experimento se condujo en el Campo Experimen- FUNGITAN SC en una dosis de 5 g/l. El fungicida se
tal Biscucuy, del Instituto Nacional de Investigaciones aplicó con una frecuencia de 15 días simultáneamen-
Agrícolas (INIA), en la carretera nacional Guanare - te se realizaba el control manual de malezas. Se apli-
Biscucuy, a 38 km de Guanare, sector “Santo Cristo có fertilizante edáfico una vez con la fórmula 10-20-
I”, municipio Sucre, estado-Portuguesa, en el año 20, en dosis de 3 g/planta, 20 días después del tras-
2015, localizado en las coordenadas N1031608 y plante a todos los tratamientos. Adicionalmente, se
E392531, altitud 450 msnm, con temperaturas que realizaron tres aplicaciones foliares del producto
oscilan entre 22 y 35 °C, clasificada según Holdridge HUMUS 15 LC en una dosis de 5 cc/l de agua.
(1979) como Bosque Húmedo Tropical Premontano. A los de 78 días después del transplante (DDT), se
La precipitación para esta zona es influenciada por evaluó la ganancia de materia seca (gr), se aplicó la
las variaciones de pisos altitudinales y las posiciones metodología señalada por Picón (2011), que consiste
del sotavento y barlovento de las montañas. En ese en tomar 5 plantas por tratamiento, fundamentándo-
sentido, según los registros de la estación Las Gua- se en el peso seco de las hojas (PSH), peso seco del
fas, parroquia Uvencio Antonio Velásquez de este mu- tallo (PST) y peso seco de la raíz (PSR).Después de
nicipio, la precipitación promedio anual en la década lavar las plantas, se separaron en hojas, tallos y raí-
1990-2000 fue de 2.443,5 mm (MPPA 2002). La eva- ces se identificaron por tratamientos y repeticiones
poración potencial oscila entre el 25 y 50 %, por lo en bolsas de papel y se pesaron (Ph),luego se lleva-
que la zona dispone de una alta capacidad de reser- ron a la estufa a 75 °C hasta lograr peso constante
va hídrica. La humedad promedio es de 71%, presen- (Ps).
tando picos máximos entre 78 y 79 % durante los me- A través del análisis de laboratorio en la UCLA, se ob-
ses de julio y agosto.Se utilizó un diseño estadístico tuvieron los valores de los parámetros físico-
de bloques al azar (DBA), con 4 repeticiones para químicos, N, P, K, MO, micronutrientes y conductivi-
evaluar los siguientes 4 tratamientos: testigo (T0) sue- dad eléctrica y pH, parámetros determinados de
lo de la localidad, tratamiento (T1) 30 % estiércol des- acuerdo al protocolo del laboratorio. El porcentaje re-
compuesto de bovino más 70 % suelo de la localidad, tención de humedad del suelo (RH) se determinó pre-
tratamiento (T2) 30 % pergamino de café más 70 % vio al trasplante de chapolas con la selección al azar
suelo de la localidad; y (T3) 30 % pulpa de café des- de 5 tubetes por tratamiento, luego de 20 minutos de
compuesta más 70 % suelo de la localidad. Posterior- haberle aplicado riego se pesó (Ph), se obtuvo el pe-
mente se pasaron por un tamiz de 1,5 mm, para uni- so húmedo de cada muestra, se llevaron a la estufa,
formizar cada una de las mezclas, cada tratamiento sometiéndolas a 90 ºC por 48 h, allí se pesaron para
estuvo formado por 25 plantas, para un total de 400 obtener valores de peso seco (Ps), con estos valores
plantas, colocadas en un vivero para su evaluación. se determinó el porcentaje de retención de humedad
Las semillas utilizadas provenían del Banco de Ger- (RH) con el uso de la siguiente fórmula:
moplasma de INIA-Táchira, variedad Caturra Amari-
lla, de plantas con un buen estado sanitario, como fue
recomendado por Crespo (1996). Las semillas se
pre-germinaron sumergiéndolas en agua por 12 ho-
ras, luego se pasaron a un germinador con las si-
guientes dimensiones: 1 m largo x 1 m ancho x 0,20 m Donde: Ph= peso húmedo de la muestra
de alto, construido con bloques y arena. La arena se Ps= peso seco a las 48 horas.
desinfectó con fungicida FUGITAN (clortalonil 50 % El análisis estadístico de los resultados se realizó con
(S/C) P/V) en la dosis 5 g/l. Las semillas se soterraron el programa estadístico Statistix 8.0. (2003), con el
en el germinador y se taparon con una capa de 0,5 análisis de la varianza (ANDEVA) para el diseño esta-
cm de arena. El riego se aplicó una vez al día mien- dístico de bloques al azar.
tras estuvo establecido el germinador y para proteger
de los excesos de lluvias y radiación solar, se cons- Resultados y discusión
truyó un techo de hojas de palma a una altura de 1,5 En la tabla I se presenta el andeva con el efecto de los
m del suelo. sustratos sobre la ganancia de peso, detectándose di-
Se utilizó materia orgánica de origen local para dismi- ferencias estadísticas (P<0,01), del efecto tratamien-
nuir los costos directos, provenientes de la finca tos sobre las tres variables estudiadas, lo cual indica
SABECA, ubicada a 8 km del Campo Experimental. que los sustratos estudiados promovieron la ganan-
De cada sustrato se tomó una muestra al inicio del en- cia de peso seco por diferentes partes de la plantas
sayo para hacerle un análisis físico-químico en el la- de café. Resultados similares obtuvieron Rodríguez y
boratorio de suelos de la UCLA-Lara, a fin observar Viera (2002), Rojas (2004), Escamilla y Cruz (2006),
posibles variaciones en la composición que pudieran Colmenarez (2007), Valencia (2009) y Acevedo et al.
incidir en el desarrollo de las plantas. El trasplante de (2014) al evaluar diferentes combinaciones de sue-
plantas se realizó en la fase de “chapola” después los con materia orgánica.
que las plantas habían permanecido en la fase de ger- Al comparar los valores promedios mediante Turkey
minador por 55 días, colocándolas en los tubetes de al 5 %, Tabla II, se encontró que la ganancia de peso
polietileno para café con dimensiones de 13 cm de al- seco para las tres variables (PSH, PST y PSR) con el
tura y 130 cm3 de capacidad, previamente los sustra-
GEOMINAS, diciembre 2018 221
D. Arroyo, P. Salazar, R. Jiménez, J. Ávila M.

Tabla I. Cuadrado medio del error y su significancia para el efecto de sustrato pulpa de café (T3) fue su-
sustratos sobre la ganancia de peso seco en plantas de cafeto en perior al resto de los tratamientos
vivero. por su lado, el uso de pergamino de
café (T2) superó a los tratamientos
T1 y T0 para las variables PST y
PSR, mientras que el uso de estiér-
col de ganado (T1) mostró un com-
portamiento similar al uso de tierra
**Diferencias significativas (P<0,01, PSH= Peso seco de hojas, PST= Peso seco de del lugar (T0), lo cual evidencia que
Tallo, PSR=peso seco raíz. el tratamiento pulpa de café des-
compuesta mejora la ganancia de
Tabla II. Valores promedios (g) de ganancia de peso materia seca en las plantas de café
seco por las plantas en las variables evaluadas en el a nivel de vivero.
efecto de sustratos sobre plantas de cafeto en Un comportamiento parecido fue señalado por Rojas
vivero.
(2004), quien encontró aumento en el peso seco en
las variables altura de la planta, la raíz y la parte aérea
en general, al adicionar pulpa de café como materia or-
gánica al sustrato utilizado para la propagación de ca-
fetos.

Análisis de parámetros físico-químicos de los tra-


(*) T0: (conformado 100% suelo de la localidad), T1: (30%
tamientos evaluados
estiércol descompuesto de bovino+ 70 % de suelo del lugar),
En la tabla III se presentan los resultado del análisis fí-
T2: (30 % pergamino de café+ 70 % de suelo del lugar); y T3:
sico-químico de los tratamientos usados como sustra-
(30 % pulpa de café descompuesta+ 70 % de suelo del lugar).
(**) =Valores promedios con la misma letra son iguales detos, los que tenían estiércol de ganado (T1) y pergami-
acuerdo a la prueba de Tukey al 0,50 %.
(***) PSH= Peso seco de hojas, PST= Peso seco de Tallo,
no de café (T2) mostraron una mayor concentración
PSR=peso seco raíz. de MO que en el tratamiento donde se utilizó pulpa de
café y que el tratamiento testigo (T0) (13.300 y 18.200
vs 8.700 y 1,5 mg/kg, respectivamente). Este compor-
tamiento podría deberse a que en estos dos sustratos la materia orgánica agregada no se había descom-
puesto completamente, lo cual si ocurrió en la pulpa de café (T3) porque en ella predominan los azúcares, al-
midones y proteínas, por su lado, la descomposición del estiércol de ganado (T1),donde predomina la celulo-
sa por el consumo de pastizales y en el pergamino de café (T2, predomina la de lignina, la descomposición
es más lenta, este comportamiento coincide con lo señalado por la FAO, (2018).
En relación al pH, se notó una disminución en los tratamientos donde se aplicó MO, esto es al compararlo
con el pH del suelo, notándose más evidente en los sustratos T3 y T2 (4,17 y 4,65 vs 7,8, respectivamente, es-
to pudiera ser causado por la ionización de los radicales orgánicos (C00H, NH2, OH) en de la materia orgáni-
ca, liberándose iones de H+ a la solución del suelo y reduciendo el pH, tal como lo señaló Bravo (2000),el me-
nor valor de pH en donde se agregó pulpa café (T3), posiblemente se deba a que al estar más descompues-
to, habría liberado más iones H+ disminuye más el pH. En relación a la conductividad eléctrica, también se ob-
serva una disminución de ese valor en los sustratos con materia orgánica al comparar con el suelo del lugar
(1,8; 0,38 y 0,42 vs 2,3 ds/m, para T1, T3, T2 y Testigo, respectivamente) este comportamiento coincide con
lo señalado por Acevedo et al. (2014), quienes señalaron que la aplicación de materia orgánica al suelo dis-
minuye la conductividad eléctrica, lo cual proporciona mejores condiciones de absorción y aprovechamiento
de nutrientes.
Así mismo, se observó mayor concentración de N, P, K, Mg, Cu, Mn, y Zn en los tratamientos T1, T2 y T3, en
contraste con el tratamiento T0, lo cual permite inferir que la adición de materiales de origen orgánico en las
mezclas para sustratos mejora la fertilidad del suelo, y que el mayor grado de descomposición de la pulpa de
café contribuyó a disminuir más el pH y la conductividad eléctrica, lo cual generó una condición que permitió
Tabla III. Análisis físico-químico de los sustratos utilizados para el desarrollo de plantas de café.

(*) T0: (conformado 100 % suelo de la localidad), T1: (30 % estiércol descompuesto de bovino+ 70 % de suelo del lugar), T2: (30
% pergamino de café+ 70 % de suelo del lugar); y T3: (30 % pulpa de café descompuesta+ 70 % de suelo del lugar).
222 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Uso de materia orgánica para formar sustratos en plantas de…

a las plantas mejor absorción de estos nutrientes y 1.pdf. [Consulta, octubre 14, 2014].
por ende mejor desarrollo de las mismas. Colmenarez, F. (2007). Fuentes de materia orgánica en
plantas de café. Trabajo de Maestría. UCLA, Lara.
Los valores del Porcentaje (%) de retención de hume- 92pp.
dad en el suelo muestreado al inicio del ensayo queCrespo, R. (1996). Café. Curso de Cultivos Tropicales.
presentan en la Tabla IV, aunque esta variable no fue Dpto. de Fitotecnia. UNA La Molina. Lima. 4 pp.
evaluada
Cruz-Crespo, E., Can-Chulim, A., Sandoval-Villa, M., Buga-
Tabla IV. Contenido de humedad en e s t a d í s t i-
rín-Montoya, R., Robles-Bermúdez, A., Juárez-López,
diferentes sustratos para plantas de camente,P. (2012). Sustratos en la horticultura. Disponi-
blehttp://editorial.uan.edu.mx/BIOCIENCIAS/article/vi
se observó
ew/31/29.[Consulta: abril 24, 2015].
que el tra-
Escamilla, E; Cruz, J. (2006). Evaluación de MicroSoil en vi-
tamiento
vero de café. Universidad Autónoma de Chapingo, Hua-
T1 presen-
t u s c o , M é x i c o . E n : h t t p : / / w w w. m i c r o s o i l -
tó mayormexico.com/prueba_cafe.htm. [Consulta: mayo 01,
v a l o r
2009].
(40,42 %),
FAO (2018). Conservación de los recursos naturales para
los T3 y T2
una Agricultura Sostenible. Materia orgánica y actividad
b i o l ó g i c a .
p r e s e n t a- D i s p o n i-
(*) T0: (conformado 100 % suelo de la ron valores ble.http://www.fao.org/ag/ca/training_materials/cd27-
localidad), T1: (30 % estiércol descompuesto spanish/ba/organic_matter.pd.
de bovino+ 70 % de suelo del lugar), T2: (30 %
de reten-
ciónGarcía, J. (2008). Evaluación de la cascarilla de café para
de hu-
pergamino de café+ 70 % de suelo del lugar); y utilizarse como sustrato en cultivo sin suelo de hortali-
T3: (30 % pulpa de café descompuesta+ 70% de medad in-
suelo del lugar).
zas. Tesis de Maestría. Instituto Politécnico Nacional.
termedios
Oaxaca de Juárez. México. 86 pp.
(38,02 % y
Holdridge, L. (1979). Ecología basada en zonas de vida.
35,36 %, respectivamente), mientras que el trata- IICA. San José, Costa Rica. 216 p.
miento T0, mostró el menor valor (1,64 %), lo cual con-
Julca-Otiniano, A. (2002). Crecimiento de Coffea arabica
firma que agregar materia orgánica a la mezcla de variedad Caturra amarillo en almácigos con substratos
suelo a utilizar como sustrato, incrementa la capaci- orgánicos en Chanchamayo, selva central del Perú. En:
dad de almacenamiento de humedad del mismo y http://www.lamolina.edu.pe/proyectos/cafe/pdfs/coffea
que el estiércol de ganado favorece mayor almace- .pdf. [Consulta: abril 28, 2009].
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA
namiento de humedad. AGRICULTURA Y TIERRA (2008). Reunión de sala téc-
nica del café. Guanare. Documento de trabajo, 6 p.
Conclusiones MINISTERIO DEL PODER POPULAR DE AGRICULTURA
Los sustratos evaluados promueven mayor acumula- (2002). Estadísticas climáticas. Estación “Las Guafas”,
municipio Sucre, estado Portuguesa. Ministerio del Po-
ción de peso seco de las plantas, especialmente la
der Popular para el Ambiente.56 p.
pulpa y el pergamino de café, al compararlos con es-
tiércol de ganado y suelo del lugar. Moreira, C. (2003). Caracterizacao de sistema de café orgá-
La adición de pulpa de café mejora la fertilidad del nico sombreado e a pleno sol no sul de Minas Gerais. Ti-
suelo, reduce la conductividad eléctrica y aumenta el tulo de Mestreem Ecología de Agroecosistemas. Post-
pH a niveles que promueven la disponibilidad de los grado em Agronomía. Área: fitotecnia. Escola Superior
nutrientes en la solución del suelo, así como la absor- de Agricultura Luiz de Queiroz. Piracicaba. Universidad
ción por parte de las plantas. de Sao Paulo Brasil. 113 p.
El uso de estiércol de ganado generó la mayor reten- Rodriguez y Viera (2002). Biabono de pulpa de café.
En:http://www.pasolac.org.ni/files/publicaciones11750417
ción de humedad, pero dicha condición por sí sola, no
90cafe.pdf[Consulta: abril 28, 2012].
produjo efecto sobre las variables evaluadas en las Rojas, C. (2004). Evaluación de la pulpa de café y de la cás-
plantas de café. cara de nuez de macadamia como sustratos orgánicos
sobre el crecimiento de plantas de cafeto a nivel de vive-
Referencias bibliográficas ro. Trabajo de grado. Universidad Centro Occidental Li-
Acevedo, I., Contreras, J., González R. y García, O. (2014). sandro Alvarado. Lara, Venezuela.
Efecto de la aplicación de materia orgánica sobre las En:http://bibagr.ucla.edu.ve/cgiwin/be_alex.exe?Autor
propiedades físicas y químicas de un suelo de huerto. =Rojas,+Carlos+Honorio&Nombrebd=bvetucla. [Con-
Revista Facultad de Agronomía (Luz). 31: 325-340. sulta: abril 26, 2009].
ALSUCRE (2007). Plan de Desarrollo Municipal 2007- Valencia( 2009). Residuos de la producción cafetalera para
2009. Alcaldía del municipio Sucre. 725p. la producción y usos como abonos orgánicos.
(MIMEOGRAFIADO). C E N I C A F E . E n :
Analytical Software. (2003). Statistix8 for Windows, User http://www.ucentral.edu.co/../taller%abonos%org%E1
manual. Analytical software. Tallahassee, FL, USA .It is nicos.pdf [Consulta: abril 16, 2013].
a statistical analysis program you can use to quickly ana- Vásquez, H.; Arizaleta, M. (2007). Efecto de sustratos orgá-
l y z e y o u r d a t a . D i s p o n i b l e : nicos basados en cachaza de caña de azúcar y pulpa
(http://statistix.software.informer.com/8.0/). Revisado de café compostado sobre la fase inicial del crecimiento
01/06/2012. vegetativo del cafeto (Coffea arabica L.). UCLA-
Calderón, A. (2006). Sustratos agrícolas. ProyectoFon- Lara.Trabajo de grado. 132 p.
defD0I1063. Disponible.
http://www.biosustratos.cl/pdf/Sustratos%20agricolas
GEOMINAS, diciembre 2018 223
GEOMINAS

Cuidemos la Tierra
Fuente: https://es.pinterest.com/pin/38913984250513192/

224 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Sismología
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Segunda
parte: cálculo de los parámetros de la fuente
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. Second part: calculation of
source parameters

Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Parte dois: cálculo


dos parâmetros da fonte

Raquel Vásquez Stanescu1 Alejandra Leal Guzmán2 José Antonio Rodríguez3 Franck Audemard M.4
Recibido: 5-9-18; Aprobado: 23-10-18
Resumen Abstract Resumo
El terremoto ocurrido el 29 de oc- The 29 October 1900 earth- O terremoto que ocorreu em 29
tubre de 1900 en Venezuela es quake occurred in Venezuela de outubro de 1900 na Vene-
uno de los más devastadores is one of the most devastating zuela é um dos mais devasta-
del cual se tiene un registro his- of which there are historical dores dos quais há um registro
tórico pues ocasionó pérdida de records due to it caused hu- histórico, pois ele causou a per-
vidas humanas e incontables da- man life loss and a great da de vidas humanas e inúme-
ños materiales en la región epi- amount of material damages ros danos materiais na região
central. La mayoría de los auto- in the epicentral region. Most epicentral. A maioria dos auto-
res que han estudiado este te- of the authors who have stud- res que estudaram este terre-
rremoto en el pasado coinciden ied this earthquake in the moto no passado concorda em
en un epicentro marino, aunque past agree in an offshore epi- um epicentro marinho, embora
su ubicación exacta y la magni- center, although their exact lo- sua localização exata e a mag-
tud asignada presentan diver- cation and magnitude range nitude atribuída apresentem di-
sas variaciones. El objetivo prin- vary widely. The main goal of versas variações. O principal
cipal de este estudio consiste this study is the recalculation objetivo deste estudo é recal-
en el recalculo de los paráme- of the 1900 earthquake cular os parâmetros da fonte
tros de la fuente del terremoto source parameters based on do terremoto de 1900 baseado
de 1900 con base en datos ma- recent macroseismic data. em dados macrossísmicos re-
crosísmicos recientes. El centro The intensity center was ob- centes. O centro de intensida-
de intensidades fue obtenido tained by using Bakun and des foi obtido pelo método de
por el método de Bakun y Went- Wentworth (1997) method. Bakun e Wentworth (1997), en-
worth (1997), mientras que la The macroseismic magni- quanto a magnitude macros-
magnitud macrosísmica y pro- tude and focal depth were cal- sísmica e a profundidade focal
fundidad focal fueron calcula- culated through the applica- foram calculadas através da
dos a través de la aplicación de tion of several methods. The aplicação de vários métodos.
diversos métodos. Los resulta- results show an offshore Os resultados mostram um ba-
dos muestran un baricentro ma- barycenter with an average fo- ricentro marinho com profundi-
rino con una profundidad focal cal depth of 44.5±2.8 km and dade focal média de 44,5 ± 2,8
promedio de 44,5±2,8 km y una an average macroseismic km e uma magnitude macros-
magnitud macrosísmica prome- magnitude equal to 7.67 Mw. sísmica média igual a 7,67 Mw.
dio igual a 7,67 Mw.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
1900 earthquake, Bakun and Wentworth, Bakun e Wentworth, Bakun y Wentworth, intensidades, intensidades, intensities, parâmetros
da fonte, parámetros de la fuente, sismicidad histórica de Venezuela, sismicidade histórica da Venezuela, source parameters,
terremoto de 1900, terremoto de 1900, Venezuelan historical seismicity.
1
Licd°Fís°, MSc. Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUNVISIS). Correo-e: rvasquez@funvisis.gob.ve
2
Antrop°. Dra. FUNVISIS. Correo-e: aleal@funvisis.gob.ve
3
Ing°Geó°. FUNVISIS. Correo-e: jrodriguez@funvisis.gob.ve
4
Ing°Geó°, Dr. FUNVISIS. Correo-e: faudemard@funvisis.gob.ve
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 225
R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Introducción y Larotta, 1974; Grases y Rodrí- sísmica analizada recientemente


El 29 de octubre de 1900 a las 4:41 guez, 2001; Palme et al., 2005b; (Leal Guzmán et al., 2015) con ba-
hora local (9:11 UTC) ocurre el te- Hernández et al., 2009a; 2009b; se en la estimación de intensida-
rremoto cortical de mayor magni- Colón et al., 2015), aunque la ubi- des de acuerdo a la escala de Mer-
tud en Venezuela del cual se tiene cación exacta presenta variacio- calli Modificada (1956) (de ahora
un registro histórico. Fue amplia- nes (ver figura 1). De igual modo, en adelante mencionado como
mente sentido a lo largo del territo- La profundidad de este evento ha MM) en 84 localidades afectadas
rio nacional y en Trinidad, produjo sido poco estudiada, siendo Fied- por este terremoto en Venezuela y
aproximadamente 57 muertos y ler (1961) el único investigador que Trinidad. Los datos macrosísmicos
264 heridos, gran alarma en la po- estima un valor aproximado de 50 son de gran relevancia en la eva-
blación e importantes daños mate- km con base en el método de Gu- luación de terremotos históricos
riales en la zona epicentral. Tam- tenberg y Richter (1942) (de ahora (pre-instrumentales), pues son la
bién existe evidencia de la genera- en adelante mencionado como única fuente de información dispo-
ción de un tsunami, cuyas olas con G&R) y datos macrosísmicos de la nible para estimar sus parámetros
alturas máximas de hasta cinco época. En general, la magnitud ma- sísmicos, principalmente cuando
metros, arribaron a la costa en la re- crosísmica de este evento varía en- la ruptura de la falla que genera es-
gión centro-norte del país y las is- tre 6,3 mC (Fiedler, 1968) y 8,4 Ms tos eventos no es observable en su-
las de Los Roques y La Tortuga (F. (Gutenberg y Richter, 1954). Fied- perficie. En nuestro caso, el centro
Audemard, com. pers., 2017). La ler (1988), quien obtiene dos sis- de intensidad es calculado em-
estimación de las intensidades y mogramas históricos provenientes pleando el método de Bakun y
los parámetros de la fuente de la de los Observatorios Pample- Wentworth (1997) (de ahora en
este terremoto han sido estudia- mousses y Kew ubicados en las is- adelante mencionado como
dos por diversos autores en el pa- las Mauricio e Inglaterra, respecti- B&W). Se recurre a diversos méto-
sado y los resultados obtenidos se vamente, calcula un epicentro mari- dos además de B&W (1997) (área
muestran en la tabla I. no y una magnitud promedio ins- de puntos de intensidades para
Con excepción de Sievers (1905) y trumental igual a 7,6 Ms. una intensidad en particular, área
Palme et al. (2009), otros autores de percepción y radio de percep-
proponen que el epicentro de este El objetivo de nuestro estudio con- ción) para obtener una magnitud
terremoto se ubica costa afuera siste en reestimar los parámetros macrosísmica promedio más ro-
(Gutenberg y Richter, 1954; Fied- de la fuente del terremoto de 1900 busta, así como los métodos de
ler, 1961; 1968; 1988; Jakubowicz partiendo de información macro- G&R (1942), Blake (1941) y She-
Tabla I. Recopilación histórica de los parámetros de la fuente asociados al terremoto del 29 de octubre de
1900.

226 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


GEOMINAS, diciembre 2018
Figura 1. Ubicación geográfica de los epicentros correspondientes al terremoto del 29 de octubre de 1900 propuestos otros autores en el
pasado (la referencia de los autores puede observarse en la tabla I).
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

227
R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

balin (1968) (de ahora en adelante En donde M es la magnitud y r es la dera que esta relación en válida
mencionado como B&S) para cal- distancia de la localidad con asig- hasta distancias máximas de 130
cular una profundidad focal prome- nación de intensidad más alejada km, pues al sobrepasar este um-
dio. al epicentro probable. En el caso bral, el modelo de atenuación de la
del presente trabajo se procede de intensidad macrosísmica ya no es
Métodos la siguiente forma: se estima la lineal (Palme et al., 2005a).
Magnitud macrosísmica magnitud en las dos localidades El algoritmo de B&W se aplica de
Un método considerado de gran con asignación de intensidades la siguiente forma:
confiabilidad en la estimación de la más alejadas del epicentro proba- · Se elige un epicentro de partida
magnitud macrosísmica de terre- ble de acuerdo a la ecuación (5) y o a priori. En este caso se puede
motos históricos se basa en el después se calcula una magnitud considerar un epicentro propuesto
cálculo de área de isosistas rela- promedio. previamente por un autor u otro
cionadas con intensidades mayo- De acuerdo a estudios de correla- que se ajuste mejor a la distribu-
res e iguales a IV (Topozzada, ción entre escalas de magnitud rea- ción de los puntos de intensidad o
1975; Singh et al., 1980; Rojas et lizado por Shedlock (1999) en la re- la tectónica activa reconocida de la
al., 1993; Peraldo y Montero, gión del Caribe (a lo largo de los lí- zona.
1999). Este método propone una mites de placas Caribe/Sur Améri- · Se establece un mallado bidi-
relación lineal entre la magnitud de ca/Norte América), la magnitud de mensional alrededor del epicentro
ondas superficiales (Ms) y las ondas superficiales (Ms) es, aproxi- seleccionado con una cobertura
áreas de las isosistas (A) medida madamente, igual a la magnitud de 2˚ en la dirección N-S y E-O y un
en km2 para un sismo y una intensi- momento sísmico (Mw) para sis- espaciamiento de 0,05˚. Una vez
dad en particular. Considerando mos con Ms > 6,6 y Mw = ⅔ Ms + establecido esta malla, cada punto
los resultados obtenidos por Gra- del mismo se convierte en un cen-
2,34 para Ms ≤ 6,6. Esta relación
ses y Rodríguez (2001) a partir de tro de intensidad potencial.
fue utilizada para convertir la mag-
26 sismos ocurridos en el siglo XX, · Se considera el primer punto del
nitud de ondas superficiales a mag-
se consideran las siguientes ecua- mallado y se calcula la distancia,
nitud momento sísmico. Para con-
ciones obtenidas para Venezuela: medida en km, desde este punto
vertir la magnitud local (ML) a mag-
hasta las localidades con asigna-
Ms = 1,26 log (AVI) + 1,56 (1) nitud de ondas superficiales (MS)
ción de intensidades. Se descar-
se emplea la relación propuesta
tan aquellas localidades que se en-
Ms = 0,83 log (AVII) + 3,83 (2) por Rojas et al. (1993) MS = -4,71 + cuentran a distancias superiores
1,91ML y posteriormente se consi- de 130 km.
Ms = 0,87 log (AVIII) + 4,2 (3) dera la relación de Shedlock · Para las localidades restantes
(1999) para convertir Ms a Mw.
con distancias ≤ 130 km se calcula
En las ecuaciones (1), (2) y (3), AVI, una magnitud local MWii utilizando
AVII y AVIII se corresponden a las Magnitud macrosísmica y bari- la ecuación (6).
áreas delimitadas por las isosistas centro · Se calcula un valor medio de Mwii
de intensidades VI, VII y VIII, res- B&W (1997) proponen un modelo
(MWI).
pectivamente. lineal que describe la atenuación
de la intensidad macrosísmica con · Se calcula la raíz cuadrática me-
Se puede igualmente estimar la
respecto a la magnitud macrosís- dia (rms) de las diferencias entre
magnitud macrosísmica a través
del área de percepción y el radio mica y una función que depende MWI y Mwii como: rms (MWI - Mwii) = {∑ i
de percepción del sismo histórico. de la distancia epicentral para una 2 2 1/2
Wi (MWI – MWii) /∑ i Wi } , en donde
El área de percepción se calcula a región dada. Palme et al. (2005a) Wi es una función peso con res-
través de la siguiente relación pro- evalúan y proponen la siguiente re-
pecto a la distancia epicentral (∆)
puesta por Toppozada (1975): lación de atenuación de la intensi-
igual a 0,1+cos[π(∆i/150)/2] para
dad para la región centro occiden-
distancias < 150 km y 0,1 para dis-
ML = -1,88 + 1,53 log (Amin) (4) tal de Venezuela:
tancias ≥ 150 km.
I = -2,2237+1,6684 MWI–0,041214∆ (6) · Se repite este procedimiento pa-
En donde, ML es la magnitud local y
ra cada punto de la malla.
Amin es el área en km2 que envuelve
En la ecuación (6), I es la intensi- · Se selecciona el valor mínimo de
a todas las localidades con asigna- dad macrosísmica para una locali- rms (rmsmin) obtenido y se procede
ción de intensidades. El radio de dad en particular, MWI es la magni- a considerar la diferencia rms –
percepción se obtiene consideran-
tud de momento promedio obteni- rmsmin en cada punto del mallado
do la siguiente relación propuesta
da empleando información prove- (rmsfinal). La ubicación geográfica
por Gutenberg y Richter (1956) en
niente de las intensidades y ∆ se de rmsfinal igual a cero es considera-
California:
corresponde a la distancia medida do el centro de intensidad, el bari-
en km entre una localidad con asig- centro que mejor satisface los da-
M = -3,0 + 3,8 log (r) (5)
nación de intensidad y un punto tos de intensidades. El valor de Mwii
geográfico en particular. Se consi- (MWI) asignado al centro de intensi-
228 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

dad se considera la magnitud macrosísmica más fac-


tible. (10)
· Empleando métodos de interpolación lineal, se cal-
cula la incertidumbre de la magnitud macrosísmica En la ecuación (10), xi es la distancia epicentral dada
con probabilidades que varían entre 50% y 95% de por el valor del radio de la i-ésima isosista en km y h
acuerdo a los valores tabulados por B&W Erratum es la profundidad focal en km. De acuerdo al método
(1999). propuesto por B&S (1941; 1968), la diferencia entre
la intensidad en el epicentro (I0) y una intensidad local
Intensidad epicentral (Ii) viene dada por:
La intensidad máxima (Imax) es el único parámetro co-
nocido que indica en cierta medida la cantidad de (11)
energía liberada por un terremoto histórico (Boschi,
1995). En algunos casos, cuando se considera que el con ∆I = I0 – Ii y s un coeficiente de atenuación geomé-
epicentro macrosísmico se ubica en tierra, se asume trica. Sustituyendo la ecuación (10) en (11) y despe-
que la localización de dicho epicentro macrosísmico jando la profundidad focal, se obtiene que h es igual
está próximo a la localidad que presenta más daños; a:
en estos casos se considera que la intensidad en el
epicentro o intensidad epicentral (Io) coincide con la in- (12)
tensidad máxima (Imax). Si el epicentro macrosísmico
es marino, estimar la intensidad epicentral es particu-
larmente difícil debido a la escasa información dispo- En donde N es el número total de isosistas, xi corres-
nible. Debido a que la estimación de la intensidad epi- ponde al área de la isosista de intensidad Ii. El coefi-
central es un requisito indispensable para calcular la ciente de atenuación geométrica s debe ser estimado
profundidad focal en el caso de los terremotos históri- para cada terremoto histórico en particular a través
cos, se emplea la ecuación que relaciona a la magni- de la fórmula:
tud y la intensidad epicentral propuesta por Guten-
berg y Richter (1956) para terremotos superficiales: (13)

M = 1 + 2I0/3 (7)
La ecuación (13) expresa cómo la atenuación geo-
En donde M es la magnitud e I0 es la magnitud epicen- métrica s varía a lo largo del campo macrosísmico de
tral. acuerdo a un cociente que depende del área de las
isosistas Si y Si+1. Así, por ejemplo: si Si es considera-
Profundidad focal do el área de la isosista VII, entonces Si+1 será la co-
G&R (1942) proponen una serie de ecuaciones empí- rrespondiente área de la isosista VI. Este cociente de-
ricas que relacionan diversos parámetros de terre- be ser siempre menor que 1, por lo que el resultado
motos como la magnitud, la energía liberada, su in- del cálculo del logaritmo es negativo, dejando un si po-
tensidad y aceleración. En el caso concreto de la mag- sitivo. Una vez obtenido este resultado, s será el pro-
nitud y su correspondiente energía liberada, se plan- medio del coeficiente de atenuación geométrica para
tea la siguiente ecuación: cada área de isosistas del campo macrosísmico en
estudio:
log E = 12 + 1,8 M (8)
(14)
En donde E es la energía liberada por el terremoto
(medida en ergios) y M la magnitud del terremoto. El error relativo asociado al cálculo de la profundidad
Una vez estimado el log E, es posible obtener la pro- focal de acuerdo a Gómez-Capera y Salcedo-
fundidad del evento a través de la relación: Hurtado (2000) es dado por la expresión:

log E = 9,5 + 3,2 log h + 1,1 Io (9) (15)

En donde h es la profundidad focal del terremoto ex-


presada en km. Se considera que los errores deriva- En la ecuación (15), es ΔIi igual a 0,5. Puede apreciar-
dos de la aplicación de este método son generalmen- se que el error relativo en el cálculo de la profundidad
te menores e iguales al 5 %. depende del coeficiente de atenuación geométrica s,
del valor de la profundidad obtenida h, del radio de las
El área de percepción de un terremoto se ve afectado isosistas xi y el error asociado al cálculo de dichos ra-
por la profundidad del foco. Es generalmente acepta- dios para las isosistas Δxi.
do que la atenuación de la intensidad macrosísmica
para un evento dado es una función que depende de Factor de calidad
la intensidad epicentral (I0) y la distancia hipocentral Para la magnitud macrosísmica
(Di), siendo esta última igual a: De acuerdo a Peraldo y Montero (1999), existen crite-
GEOMINAS, diciembre 2018 229
R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

rios para evaluar la calidad en la es- Resultados dad más alejados al centro de in-
timación de la magnitud local (ML) y Magnitud macrosísmica tensidad obtenido por el método de
de ondas superficiales (Ms) basa- El procedimiento para el cálculo de B&W (747,755 km a San Cristóbal
dos en la metodología de cálculo y la magnitud macrosísmica de y 606,703 km a Maracaibo) em-
en los materiales utilizados. Este acuerdo a las ecuaciones (1), (2) y pleando QGIS y posteriormente
factor de calidad se clasifica de la (3) se basa originalmente en el calculando la magnitud macrosís-
siguiente forma: cálculo de áreas de las isosistas mica en cada localidad a través de
· Clase A: La magnitud calculada (Peraldo y Montero, 1999; Grases la ecuación (5). Finalmente se obtu-
con base en registros instrumenta- y Rodríguez, 2001). Sin embargo, vo una magnitud macrosísmica pro-
les (la más confiable). para fines de este estudio, consi- medio. Los resultados de las
· Clase B: La estimación de la deramos el cálculo del área envol- áreas, radios y magnitudes macro-
magnitud macrosísmica emplean- vente de los puntos con intensidad sísmicas obtenidas se presentan
do al menos tres criterios distintos VI, VII y VIII (Leal Guzmán et al., en la tabla III.
con la finalidad de obtener un valor 2015). Es importante acotar que,
promedio, siempre y cuando la dife- debido a las particularidades del te- Valor medio de la magnitud ma-
rencias dadas por cada método rremoto de 1900, con epicentro ma- crosísmica y baricentro
rino de acuerdo a diversos autores Al aplicar el algoritmo de B&W para
sea ≤ 0,5.
(Gutenberg y Richter, 1954; Fied- estimar la magnitud macrosísmica
· Clase C: La magnitud macrosís- ler, 1961; 1968; 1988; Jakubowicz y el baricentro, los valores de inten-
mica promedio calculada a partir y Larotta, 1984; CERESIS, 1985; sidades son tomados como núme-
de la aplicación de dos métodos. Palme et al., 2005b, entre otros), el ros enteros (p.ej.: II es considerado
· Clase D: La magnitud macrosís- área obtenida a través de los pun- 2), aunque un 7,8% de la muestra
mica estimada por un único méto- tos de intensidades se ve limitado poseen intensidades con un grado
do. a las poblaciones ubicadas en el de incertidumbre (p.ej.: VII-VIII), es-
· Clase M: Cuando se referencia continente y esto subestima el tos valores no fueron descartados
la magnitud macrosísmica pro- área de afectación del sismo (que de la base de datos y en su lugar
puesta por otro autor. no puede ser estimado en el Mar fueron asignados como el prome-
Caribe por ausencia de datos). Pa- dio entre el valor mínimo y máximo
Para el baricentro ra tratar de solventar este proble- (p.ej.: 7,5) de acuerdo a Gasperini
Martínez Solares y Mezcua Rodrí- ma, se extrapoló el área de intensi- (2001).
guez (2002) consideran un factor dad costa afuera, considerando Como epicentro de partida se con-
de calidad en la estimación de los una región en mar que fuera la ima- sidera el propuesto por Fiedler
epicentros macrosísmicos como gen especular de lo obtenido en tie- (1988) al ser instrumental y de ma-
función de su grado de incertidum- rra (ver figura 2). El cálculo del área yor confiabilidad, localizado en las
bre. Este factor de calidad del epi- envolvente de los puntos de inten- coordenadas 10,9˚ latitud N y 66,3˚
centro sigue los siguientes crite- sidades se realizó a través del mé- longitud O. Con base en la ubica-
rios: todo de Jarvis March en Geograp- ción de dicho epicentro se genera
· Calidad A: Propuesto con base hic Information System (QGIS, por un mallado bidimensional que abar-
en una alta tasa de información sus siglas en inglés). Los resulta- ca la ventana espacial (9,9-11,9)˚
que rodea el epicentro y cuyo error dos relacionados con las áreas ob- latitud N y (67,3-65,3)˚ longitud O y
de localización no supera los 10 tenidas y sus magnitudes respecti- tiene un espaciamiento de 0,05˚.
km. vas se muestran en la tabla II. Una vez establecida la malla, se
· Calidad B: Estimado a través de Con relación al cálculo de la mag- aplica el algoritmo de B&W tal cual
puntos de intensidad que rodea el nitud macrosísmica a través del fue descrito anteriormente. Para
epicentro con un error en la locali- área de percepción, se considera calcular las distancias entre el ma-
zación de 20 km. el área envolvente de los puntos de llado y las localidades con asigna-
· Calidad C: Epicentro en tierra fir- intensidad obtenidos para este te- ción de intensidades, se aplica la si-
me calculado a partir de un único rremoto empleando nuevamente guiente fórmula de geometría esfé-
punto de información o más de un el método de Jarvis
Tabla II. Estimación de la magnitud Mw del terremo-
punto de información separados March en QGIS
to de 1900 a partir de datos macrosísmicos em-
por grandes distancias; el error aso- (ver figura 3) y pos- pleando el método de área de isosistas.
ciado a estos epicentros se consi- teriormente apli-
deran en el rango de 20 a 50 km. cando la ecuación
· Calidad D: Epicentro marino o lo- (4) con la finalidad
calizado en la costa calculado por de obtener la mag-
un único punto de información y cu- nitud macrosísmi-
yo error se considera el más alto, ca. El radio de per-
superior a los 50 km. cepción se obtuvo
calculando las dis-
tancias de los dos
puntos de intensi-
230 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Figura 2. Área envolventes de los puntos de intensidad VI, VII y VIII.

GEOMINAS, diciembre 2018 231


R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Figura 3. Área envolvente de los puntos de intensidad asociados al terremoto del 29 de octubre de 1900.

rica, la cual considera una corrección por la curvatura de la Tierra (Mapanet Geo Postal Codes Database,
2006):

D = 6.378,137Acos[Cos(πLat /180)*Cos(πLat2/180)*Cos[(πLon2/180)-( πLon1/180)]+Sin(πLat/180)


*Sin(πLat2/180)] (16)

232 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Tabla III. Estimación de la magnitud Mw del terremoto de 1900 a partir de moto de 1900 igual a 7,67 Mw, se
datos macrosísmicos empleando los métodos de área de percepción y obtiene una intensidad epicentral
radio de percepción. (Io) igual a X al aplicar la ecuación
(7), siendo la intensidad máxima
obtenida igual a IX MM corres-
pondiente a las localidades de
Guarenas, Guatire, Macuto y Pe-
taquire. Con este resultado, se
procede a calcular directamente
la profundidad focal empleando el
método de G&R (1942) a través
de las ecuaciones (8) y (9). El re-
sultado muestra una profundidad
En donde: D es la distancia entre dos puntos geográ- igual a 45,5 ± 2,3 km, si conside-
ficos dada en km, 6.378,137 representan el diámetro ramos un error máximo del 5 % al aplicar este méto-
de la Tierra en km, Lat1, Lon1, Lat2 y Lon2 se corres- do.
ponden a la latitud y longitud del punto del mallado y El método de B&S (1941; 1968) está basado original-
la localidad, respectivamente, medidos en grados de- mente en áreas de isosistas para un campo macro-
cimales. sísmico en particular, sin embargo, debido al mismo
Al estimar las diferencias entre rms y rmsmin (rmsfinal) se razonamiento planteado anteriormente se considera
seleccionaron y compararon las soluciones con rmsfi- el área envolvente de los puntos de intensidad de va-
lor entero. Debido a que el centro de intensidad es ma-
nal < 0,001 obtenidas por el algoritmo B&W (rmsfinal
rino, consideramos la ubicación geográfica de los
igual a 0, 0,0084, 0,0085 y 0,0089) de acuerdo a los si-
puntos de intensidad en tierra para las intensidades
guientes criterios: número de puntos de intensidad (o
del IV al IX y luego extendimos el área hacia el mar
localidades) con el cual se realizaron los cálculos en
considerando su imagen especular; posteriormente
cada caso (iguales a 32, 35, 34 y 32, respectivamen-
calculamos el área que envuelve estos puntos usan-
te), tectónica activa en la región de estudio, cercanía
do el programa QGIS. Para la estimación de los ra-
a la falla de San Sebastián, similitud con la magnitud
dios, calculamos la distancia desde el centro de in-
instrumental propuesta por Fiedler (1988), distribu-
tensidad obtenido por el método de B&W hasta cada
ción espacial de las máximas intensidades y ubica-
punto de intensidad asociado a una intensidad en par-
ción de las áreas costeras afectadas por el tsunami.
ticular (p.ej.: IX). Una vez estimados los radios para
De estas soluciones se escogió la segunda (rmsfinal
una intensidad en particular, computamos un valor
igual a 0,0084), calculado a partir de 35 puntos de in- promedio. Los resultados de áreas y radios para cada
tensidad (el valor máximo obtenido dentro de la mues- valor de intensidad se muestran en la tabla IV.
tra) en un radio de 130 km como centro de intensidad Con los valores de las áreas, se calcula el coeficiente
para el terremoto de 1900, con localización en el Mar de atenuación geométrica s a través de las ecuacio-
Caribe en coordenadas 10,8˚ latitud N y 66,25˚ longi- nes (13) y (14), obteniendo 6,6. Cuando aplicamos la
tud O y una magnitud macrosísmica igual a 7,54 ± ecuación (12) obtenemos los resultados de la profun-
0,31 Mw con un 95% de probabilidad. didad focal hi asociado a cada intensidad en estudio
La figura 4 muestra la distribución espacial de las lí- (ver tabla V) y finalmente estimamos un valor prome-
neas de contorno asociadas a los 50%, 67%, 80%, dio (h) igual a 43,4 ± 3,3 km, siendo el error absoluto
90% y 95% de confianza para la ubicación del bari- calculado a través de la aplicación de la ecuación
centro, cuyos valores tabulados son dados por B&W (15). Finalmente, consideramos un valor medio de la
Erratum (1999) y las líneas de contorno relacionadas profundidad focal y su incertidumbre, aplicando los
con la distribución espacial de la magnitud macrosís- métodos de G&R y B&S, igual a 44,5 ± 2,8 km.
mica obtenida del mallado bidimensional, respectiva-
mente. Se emplearon dos software para realizar el Asignación de factores de calidad
cálculo de la interpolación de las líneas de contorno y
De acuerdo a los expuesto por Peraldo y Montero
la generación de la cartografía: (1) Surfer 10 y (2)
(1999), a través de la aplicación de cuatro métodos
QGIS. distintos [área de puntos de intensidad, área de per-
Como la magnitud macrosísmica obtenida por cuatro cepción, radio de percepción y B&W (1997)] se pudo
diferentes métodos (todas expresadas como magni- obtener resultados de magnitud consistentes con
tud momento sísmico) son valores cercanos cuyas di-una diferencia inferior a 0,5 en cada caso. De acuer-
ferencias son menores que 0,5, tal cual lo estipula Pe-
do a esto, podemos considerar un valor promedio de
raldo y Montero (1999), se considera una magnitud la magnitud igual a 7,67 Mw con un factor de calidad
macrosísmica promedio para el terremoto de 1900
en la estimación de la magnitud igual a Clase B.
igual a 7,67 Mw.
Desde el punto de la localización del centro de inten-
sidad, cuya ubicación se encuentra en el Mar Caribe,
Intensidad epicentral y valor medio de la profun- y a una pobre cobertura azimutal con escasa informa-
didad focal ción de puntos de intensidad costa afuera (con la úni-
Para una magnitud promedio obtenida para el terre-
GEOMINAS, diciembre 2018 233
R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

Figura 4. Líneas de contorno asociadas a: (1) las probabilidades 50%, 67%, 80%, 90% y 95% de confianza obtenidas del método de B&W y
(2) líneas de contorno asociadas a la variación espacial de la magnitud macrosísmica.

ca excepción de las islas Los Ro- tensidad queda de la siguiente for- nido en este trabajo se basó en la
ques y La Tortuga), se considera ma: (10,80 ± 0,45)˚ latitud N y asignación de intensidades en 84
que el resultado tiene un factor de (66,25 ± 0,45)˚ longitud O. localidades ubicadas en gran parte
Calidad D por su incertidumbre. Da- del territorio nacional y Trinidad, es-
do este factor de calidad, asigna- Discusión y conclusiones te set de datos, el más extenso re-
mos una error de 50 km en la esti- Debido a que la estimación de la copilado para este terremoto histó-
mación del baricentro, por lo que magnitud macrosísmica, el bari- rico, es un aporte importante en la
las coordenadas del centro de in- centro y la profundidad focal obte- estimación de los parámetros de la
234 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

Tabla IV. Resultados obtenidos de radios y áreas para los Tabla V. Profundidad focal obtenida por
puntos de intensidad asociados a un valor de intensidad en intensidad.
particular.

ubicación geográfica del centro de intensi-


dad en coordenadas (10,80 ± 0,45)˚ latitud
N y (66,25 ± 0,45)˚ longitud O es cónsona
fuente de terremotos históricos con un alto grado de
con la ubicación de las máximas intensidades y las
confiabilidad. La magnitud macrosísmica promedio
áreas afectadas por el tsunami en el litoral costero de
obtenida igual a 7,67 Mw es consistente con lo que pro-
la región centro-norte, aunque el factor de calidad
ponen otros autores en estudios más recientes (Pa- asignado al baricentro (Calidad D) refleja una gran in-
checo y Sykes, 1992; Grases y Rodríguez, 2001; Pal- certidumbre con errores considerados por Martínez
me et al., 2009; Hernández et al., 2009a; 2009b; Co- Solares y Mezcua Rodríguez (2002) superiores a los
lón et al., 2015), la magnitud instrumental calculada 50 km. De acuerdo a los resultados presentados por
por Fiedler (1988), los informes de daños severos Lugo (1984), Audemard (2002) y Colón et al. (2015),
que produjo este evento en la zona epicentral y la ge- se atribuye a la falla de San Sebastián como la fuente
neración del tsunami. De acuerdo a las ecuaciones sismogénica del terremoto de 1900, particularmente
propuestas por Wells y Coppersmith (1994) la longi- al segmento de falla delimitado por las rupturas de
tud y el ancho de la ruptura de la falla geológica que dos eventos históricos con magnitud macrosísmica
generó este evento en superficie son aproximada- superior a siete: (1) 1812 (ubicado en la parte oeste
mente iguales a 130 y 36 km, respectivamente. El va- de la falla de San Sebastián) y (2) 1853 (ubicado en la
lor medio de la profundidad focal igual a 44,5 ± 2,8 km parte oeste de la falla de El Pilar), cerca de Cabo Co-
que se obtiene de la aplicación de los métodos de dera (Audemard, 2002; Colón et al., 2015). Cabe des-
G&R (1942) y B&S (1941; 1968) con resultados 45,5 tacar que el baricentro obtenido en este estudio se
± 2,3 km y 43,4 ± 3,3 km, respectivamente, puede con- ubica en la región sugerida por estos autores, al norte
siderarse cortical con un valor cercano a lo obtenido del segmento este de la falla de San Sebastián; esta
por Fiedler (1961). localización podría tener sentido si consideramos
Aunque en el cálculo de la magnitud macrosísmica se que esta falla geológica buza hacia el norte en el Mar
emplearon ecuaciones que no han sido calibradas pa- Caribe (Colón et al., 2015).
ra Venezuela, las mínimas diferencias obtenidas en A pesar de que el método de B&W (1997) es catalo-
la aplicación de cada método (menores a 0,2 en com- gado como suficientemente robusto ante escasa in-
paración con B&W) parece indicar que dichas ecua- formación macrosísmica, una pobre distribución azi-
ciones conservan cierta validez en nuestro país. El mutal de las intensidades y ubicación potencial del
factor de calidad de esta magnitud macrosísmica pro- epicentro (Ten Brink et al., 2011), consideramos que
medio (Clase B) sigue inmediatamente a la estima- el algoritmo tiene limitaciones cuando el centro de in-
ción de la magnitud a través de registros instrumenta- tensidades se encuentra localizado en el mar. En
les (Clase A), la cual es considerada la más robusta. nuestro caso en particular, tuvimos dificultades para
Por supuesto, no esperamos obtener estos resulta- realizar los cálculos necesarios en el mallado bidi-
dos tan consistentes en otros terremotos históricos mensional debido a la limitación de considerar sólo
que serán estudiados en el futuro, a menos que se las localidades más cercanas (menores e iguales a
cuente con una amplia base de datos de intensida- 130 km) de los puntos de la grilla. Es gracias a este li-
des y una calidad de información entre A y B, tal como mitación que no fue posible considerar los puntos de
fue el caso para el sismo ocurrido en 1900 (Leal Guz- la malla ubicados al norte de los 11,2 grados de latitud
mán et al., 2015). N pues había escasos y/o ninguno puntos de intensi-
Tradicionalmente, el algoritmo de B&W (1997) propo- dad disponibles para realizar los cálculos correspon-
ne como centro de intensidad la solución con rmsfinal dientes. A futuro, sería recomendable tratar de incor-
igual a cero (considerada como el baricentro del te- porar información proveniente de las islas del Caribe
rremoto), en este caso elegimos la segunda mejor so- que pueda estar disponible, con la intención de mejo-
lución dada por el método (con rmsfinal igual a 0,0084) rar la cobertura azimutal de las intensidades macro-
debido a los criterios enumerados anteriormente. La
GEOMINAS, diciembre 2018 235
R. Vásquez S., A. Leal G., J. A. Rodríguez, F. Audemard M.

sísmicas relacionadas con este te- Boschi, E. (1995). Catalogo dei for- Grases, J. (1990). Terremotos des-
rremoto. ti terremoti in Italia dal 461 a.C. tructores del Caribe. 1502-
al 1980, Roma: Istituto Nazio- 1990, Montevideo: Unesco-
Agradecimientos nale di Geofisica. Relacis.
Deseamos agradecer a nuestros Centeno, Graü, M. (1969). Estudi- Grases, J., Rodríguez, J. A. (2001).
colegas: Dra. Christl Palme, por os Sismológicos [2da ed.], Cara- Estimaciones de magnitud de
sus comentarios sobre la estima- cas: Biblioteca de la Academia sismos venezolanos a partir de
ción de intensidades del terremoto de Ciencias Físicas, Matemáti- mapas de isosistas, ponencia
del 29 de octubre de 1900 y sus su- cas y Naturales. presentada en el II Congreso
gerencias en la aplicación del méto- CERESIS (1985). Catálogo de ter- Venezolano de Ingeniería Sís-
do de B&W; al profesor Giovanni remotos para América del Sur. mica [CD- ROM], Mérida, Vene-
Peraldo por su minuciosa revisión Datos de hypocentros e intensi- zuela.
del texto y sus ajustados comenta- dades. Venezuela. Vol. 8, Lima: Gutenberg, B., Richter, C. (1942).
rios; al Dr. Antonio Augusto Gómez Centro Regional de Sismología Earthquake Magnitude, Inten-
Capera por sus constantes aclara- para América del Sur. sity, Energy, and Acceleration,
torias sobre el cálculo de la profun- Colón, S, Audemard, F., Beck, C., Bull. Seism. Soc. Am., 32: 163-
didad focal con base en datos ma- Avila, J., Padrón, C., Marc De 191.
crosísmicos; a la Ing. Sirel Colón Batist, Paolini, M., Leal Guz- Gutenberg, B., Richter, C. (1954).
por aportar información y comenta- mán, A., Van Welden, A. (2015). Seismicity of the Earth and as-
rios sobre la tectónica activa de la The 1900 Mw 7.6 Earthquake sociated phenomena, Prince-
región en estudio; al Ing. Edwin Var- Offshore North-central Vene- ton: Princeton University Press.
gas y Lic. Freddy Parada por ase- zuela: Is La Tortuga or San Gutenberg, B., Richter, C. (1956).
sorar en el uso de los software Sur- Sebastian the Source Fault?, Earthquake magnitude, inten-
fer 10 y QGIS. Marine and Petroleum Geol- sity, energy and acceleration
ogy, 67: 498–511. (second paper), Bull. Seism.
Referencias Fiedler, G. (1961). Áreas afectadas Soc. Amer., 46:105-145.
Abe, K., Noguchi, S. (1983). Revi- por terremotos en Venezuela, Hernández, J. J., Domínguez, J.,
sion of magnitudes of large shal- ponencia presentada en el III Hernández, A. (2009a). Estudio
low earthquakes 1878-1912, Congreso Geológico Venezola- paramétrico de respuestas 1D
Phys. Earth Planet. Interiors, no Vol. 4: 1791-1810, Caracas, de sitio. Sub-capítulo 4.1, Infor-
33: 1-11. Venezuela. me Técnico Final, Volumen 1
Audemard, F. (2002). Ruptura de Fiedler, G. (1968). Estudio Sismo- Caracas,
los grandes sismos venezola- lógico de la Región de Caracas Proyecto de microzonificación sís-
nos del siglo XIX y XX revela- con Relación al terremoto del mica en las ciudades Caracas y
dos por la sismicidad instru- 29 de Julio de 1967, Bol. Inst. Barquisimeto (FONACIT
mental contemporánea, ponen- Material. Model. Estructural, 200400738).- FUNVISIS FUN-
cia presentada en el XI Congre- 23-24: 127-222. 035a: 388-411.
so Venezolano de Geofísica Fiedler, G. (1988). Preliminary eval- Hernández J. J., Schmitz, M., Do-
[CD- ROM], Caracas, Venezue- uation of the large Caracas mínguez, J., González, M.
la. earthquake of october 29, (2009b). Espectros 1D por cla-
Audemard, F., Singer, A., Soulas, 1900, En: Lee, W., Meyers, H y ses de sitio. Sub-capítulo 4.2,
J. (2006). Quaternary faults and Shimazaki, K. (Eds.) Historical Informe Técnico Final, Volu-
stress regime of Venezuela, Re- seismograms and earthquakes men 1 Caracas, Proyecto de mi-
vista de la Asociación Geológi- of the world, Academic Press: crozonificación sísmica en las
ca Argentina, 61 (4): 480–491. 201-207. ciudades Caracas y Barquisi-
Bakun, W. H., Wentworth, C. M. Gasperini, P. (2001). The attenua- meto (FONACIT 200400738).-
(1997). Estimating earthquake tion of seismic intensity in Italy: FUNVISIS FUN-035a: 412-
locations and magnitude from A bilinear shape indicates domi- 502.
seismic intensity data, Bull. nance of deep phases at Jakubowicz, E., Larotta, J. (1974).
Seism. Soc. Am., 87: 1502- epicentral distances longer Terremoto del 29 de octubre de
1521. than 45 km, Bull. Seismol. Soc. 1900, Bol. Téc. del IMME, 11:
Bakun, W. H., Wentworth, C. M. Am., 91: 826-841. 23-47.
(1999). Erratum to Estimating Gómez-Capera, A., Salcedo- Kanamori, H., Abe, K. (1979). Re-
earthquake locations and mag- Hurtado, E. (2000). Determina- evaluation of the turn-of-the-
nitude from seismic intensity ción de la profundidad focal de century seismicity peak, J.
data, Bull. Seism. Soc. Am., 89: algunos sismos ocurridos en Geophys. Res., 84: 6131-6139.
557. Colombia, a partir de datos ma- Leal Guzmán, A., Vásquez, R., Ro-
Blake, A. (1941). On the estimation crosísmicos, Revista Red Sis- dríguez, J. A. (2015). Estima-
of focal depth from mológica Regional del Eje Cafe- ción de intensidades del terre-
macroseismic data, Bull. Se- tero, 5: 12-16. moto del 29 de octubre de
ism. Soc. Am., 31 (3): 225-231. 1900, Informe Técnico de
236 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en …

FUNVISIS. tos inducidos por sismos en Venezuela desde


Lugo, M. (1984). Metodología para la reevaluación 1530, Rev. de la Facultad de Ingeniería de la
macrosísmica de sismos históricos: el caso del te- U.C.V., 21(3): 5-33.
rremoto de Caracas del 29 de octubre de 1900, po- Rojas, W. (1993). Catálogo de sismicidad histórica y
nencia presentada en el IV Congreso Venezolano reciente de América Central, desarrollo y análisis,
de Sismología e Ingeniería Sísmica Vol. I: 187- Tesis de Grado, Univ. De Costa Rica, San José.
192, Barquisimeto, Venezuela. Rojas, W., Bungum, H., Lindholm, C. (1993). Histori-
Mapanet Geo Postal Codes Database (2006). Dispo- cal earthquakes in Central America, Rev. Geol,
nible: http://www.mapanet.eu/Resources/Script- Amér. Central, 16: 5-22.
Distance.htm Shebalin, N. (1968). Método de utilización de datos in-
Martínez Solares, J. M., Mezcua Rodríguez, J. geniero-geológicos en la zonificación sísmica, en:
(2002). Catálogo Sísmico de la Península Ibérica Zonificación sísmica de la U.R.S.S. Nauka: 95-
(880 a. C. – 1900), Madrid: Dirección General del 111.
Instituto Geográfico Nacional, Ministerio de Fo- Shedlock, K. M. (1999). Seismic hazard map of North
mento. and Central America and the Caribbean, Annali di
Pacheco, J., Y Sykes, L. R. (1992). Seismic moment Geofisica, 42: 977-997.
catalog of large shallow earthquakes, 1900 to Sievers, W. (1905). Das Erdbeben in Venezuela vom
1989, Bull. Seism. Soc. Amer., 82 (3): 1306-1349. 29, Oktober 1900, Fesischrif, Geogr. Vereinigung,
Palme, C., Morandi, M., Choy, J. (2005a). Determina- Bonn, Germany: 35-50.
ción de una relación lineal entre intensidad, mag- Singh, S. K., Reichle, M., Havskov, J. (1980). Magni-
nitud y distancia epicentral para el occidente de tude and epicenters estimations of Mexican earth-
Venezuela, Revista Interciencia, 30(4): 195-204. quakes from isoseismic maps, Geofísica
Palme, C., Morandi, M., Choy, J. (2005b). Re- Internacional, 19 (4): 269-284.
evaluación de las intensidades de los grandes sis- Ten Brink, U.S., Bakun, W.H, Flores, C.H. (2011). His-
mos históricos de la región de la cordillera de Méri- torical perspectiva on seismic hazard to Hispan-
da utilizando el método de Bakun & Wentworth, iola and the northeast Caribbean region, J.
Revista Geográfica Venezolana, Número espe- G e o p h y s . R e s . , 1 1 6 ,
cial 2005: 233-253. DOI:10.1029/2011JB008497.
Palme, C., Choy, J., Guada, C. (2009). Wilhelm Sie- Toppozada, T. (1975). Earthquakes magnitude as a
vers y el terremoto del 29-oct-1900, reflexiones function of intensity data in California and Western
preliminares, ponencia presentada en el V Jorna- Nevada, Bull. Seism. Soc. Am., 65: 1223-1238.
das Venezolana de Sismología Histórica, Mérida, Wells, D. L., Coppersmith, K. J. (1994). New empiri-
Venezuela. cal relationships among magnitudes, rupture
Peraldo, G., Montero, W. (1999). Sismología Históri- length, rupture width, rupture area and surface
ca de América Central, México: Univ. de Costa Ri- displacement, Bull. Seism. Soc. Am., 84: 974-
ca, IPGH. 1002.
Rodriguez, L. M., Audemard, F., Rodríguez J. A.
(2006). Casos históricos de licuación de sedimen-

MAGISTER
SCIENTIARUM
EN
RECURSOS NATURALES

Edificio Escuela de Ciencias de la Tierra. Piso 2, Coordinación de postgrado. Ciudad Bolívar, Estado Bolívar.
Teléfono: (0285) 5114289

GEOMINAS, diciembre 2018 237


GEOMINAS

Madre Tierra
Fuente: http://gomezramos.blogspot.com/2009/11/pachamamamadre-tierra.html

238 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Geología de superficie
Levantamiento geológico de superficie de la zona comprendida entre el sector La
González y San Juan de Lagunillas, municipio Sucre, estado Mérida
Geological survey of the zone comprised between La Gonzalez and San Juan de
Lagunillas sector, located in Sucre´s town, at Merida state

Levantamento geológico da área entre o setor de La González e San Juan de Lagunillas,


município de Sucre, estado de Mérida

Diana Chourio1 Andrea Vielma2 Patxi Viscarret3


Recibido: 23-4-18; Aprobado: 12-11-18

Resumen Abstract Resumo


El levantamiento geológico de su- The geological survey con- O levantamento geológico de su-
perficie consistió principalmente sisted mainly in generate a geo- perfície consistia principalmente
en generar un mapa geológico a logical map at scale 1:25000 de gerar um mapa geológico em
escala 1:25.000, a partir de la deli- through the delimitation of the escala 1:25.000, a partir da deli-
mitación de las principales unida- main stratigraphic units and mitação das unidades principais
des litoestratigráficas y rasgos es- structural features that are pres- traços lithostratigraphic e estru-
tructurales presentes entre los ent between La González and turais presentes entre os setores
sectores de La González y San San Juan de Lagunillas sec- de La González e San Juan, La-
Juan de Lagunillas, pertenecien- tors, located in Sucre's town, at gunillas, pertencente ao municí-
tes al municipio Sucre, estado Mé- Mérida's state, based on the col- pio de Sucre, Merida, foi com ba-
rida, en base a datos recolectados lected data in the area and the se nos dados coletados na área
en el área de estudio e implemen- implementation of a methodol- de estudo e aplicação da meto-
tando la metodología de planifica- ogy of planitifation and evalua- dologia de planejamento e avali-
ción y evaluación en las etapas de tion on the prefield, field and ação nas fases de campo, Post-
PreCampo, Campo y PostCam- postfield's stage. The collecting Campo e PreCampo. A coleta de
po. La recolección de información information established by dif- informação estabelecida por dife-
establecida por distintos autores ferent authors was really im- rentes autores foi de vital impor-
fue de vital importancia para cono- portant to explore the geologi- tância para conhecer a estrutura
cer el marco geológico del área y cal framework of the area and geológica da área e localizar geo-
para ubicarse geológicamente du- to ubicate the points of geologi- logicamente durante o trabalho
rante el trabajo de campo. Con los cal interest during the field de campo. Com os dados coleta-
datos recolectados en la etapa de work. With the collected data dos no campo foram realizados
campo se realizaron diversos en- during the field work various vários testes e procedimentos la-
sayos de laboratorio y procedi- tests and procedures were per- boratoriais, sendo possível iden-
mientos, pudiéndose identificar ro- formed allowing the identifica- tificar rochas do Paleozóico
cas del Paleozoico (Asociación tion of Paleozoic rocks (Tostós (Associação Tostós e Sabaneta)
Tostós y Sabaneta) y Mesozoico and Sabaneta Association) and e Mesozóica (Formação La Quin-
(Formación La Quinta), dominan- Mesozoic rocks (La Quinta For- ta), dominando na área os areni-
do en el área las areniscas, con- mation) with domain of sand- tos, os conglomerados polimíti-
glomerados polimícticos, además stone and polymictic conglom- cos, além de determinar os movi-
de determinar los movimientos re- erate in the area, and the deter- mentos relativos de diferentes fa-
lativos de diferentes fallas, reco- mination of relative movements lhas, reconhecendo, assim, em
nociéndose así, en su mayoría fa- of different faults, recognizing sua maioria, falhas normais.
llas normales. mainly normal faults.
Palabras clave/Keywords/Palavras-chave:
Ambiente sedimentar, ambiente sedimentario, componentes estruturais, componentes estructurales, falhas, fallas, faults, sedimentary
environments, structural components.
1
Ing°Geó°. Profesora instructora Universidad de Los Andes (ULA). Correo-e: ing.dianachourio@gmail.com
2
Ing°Geó°. Libre ejercicio. Correo-e: flosferry135@gmail.com
3
Ing°Geó°, Dr. ULA. Correo-e: patxi@ula.ve
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 239
D. Chourio, A. Vielma, P. Viscarret

Introducción Uno de los principales objetivos de En la tercera etapa se elaboraron


La geología de campo constituye este estudio es obtener un mapa las secciones finas del conjunto de
una herramienta fundamental en la geológico de superficie a escala rocas y se procedió a su análisis pe-
preparación de un ingeniero geólo- 1:25.000 del área comprendida en- trográfico, así como también un
go, debido a que permite integrar y tre el sector La González y San análisis estratigráfico y estructural.
aplicar todos los conocimientos ad- Juan de Lagunillas, en el municipio La cuarta y última etapa consistió
quiridos a lo largo de la carrera, es Sucre, estado Mérida, a través de en el análisis y discusión de los re-
por ello que durante el trabajo de la adquisición de datos en campo, sultados obtenidos durante la in-
campo se realizaron estudios es- para la actualización de la carto- vestigación, y luego se realizó un
tratigráficos de los afloramientos grafía nacional. mapa a escala 1:25.000, que per-
mediante el levantamiento de co- mite la distribución de las unidades
lumnas estratigráficas, así como Metodología litológicas detalladamente.
análisis de facies y de estructuras La zona de estudio se encuentra
sedimentarias, con la finalidad de ubicada en el municipio Sucre, es- Resultados
determinar los ambientes deposi- tado Mérida, comprendida entre Las unidades litológicas determi-
tacionales de las formaciones geo- los sectores de La González y San nadas corresponden a la Asocia-
lógicas presentes en el área. Juan de Lagunillas, cuyas coorde- ción Sierra Nevada, Asociación
Los sedimentos aluviales más anti- nadas se muestran en la tabla N°1. Tostós, Formación La Quinta y de-
guos de la cuenca Lagunillas, son El desarrollo del trabajo se basó en pósitos Cuaternarios.
considerados en forma relativa co- cuatro etapas fundamentales: la
mo pertenecientes a la transición primera etapa consistió en la reco- Asociación Sierra Nevada
Plioceno-Cuaternario, llegando a pilación bibliográfica de trabajos El afloramiento se ubica entre las
la conclusión de que su origen es previos del área de estudio, así co- coordenadas 245.877 m E -
principalmente tectónico; a su vez mo la revisión cartográfica, topo- 941.020 m N, a su vez presenta
se estableció la presencia de fallas gráfica y geológica, y el correspon- una altura de 10 m, aproximada-
normales paralelas al valle del río diente análisis fotogeológico de la mente, está formado por esquisto
Chama, que definen una depre- zona, tales como: Mapa geológico micáceo con vetas de cuarzo, su
sión estructural postpliocena, se- del sector Tabay - Estanques del color natural es marrón ligero (light
gún Tricart y Michel (1965). estado Mérida, hoja 3, a escala brown) y el color de meteorización
La zona en estudio forma parte de 1:25.000, cartas topográficas a es- es gris ligero (light gray), según la
una cuenca, conocida como Cuen- cala 1:25.000 (carta 5941-IV-SE), tabla de colores de Munsell. Se mi-
ca de tracción La González, la cual realizadas por la Dirección de Car- dió el rumbo y buzamiento de la fo-
se encuentra ubicada en el tramo tografía Nacional, entre 1974 y liación, el cual corresponde a
sur-oeste de la falla de Boconó, en- 1975; fotografías aéreas misión (N51°O-63°SO). Petrográficamen-
tre los caseríos de La González y 010434 (018, 019, 020). Con toda te se definió como un cuarzo-
Estanques (Schubert ,1980). la información obtenida se elaboró esquisto-biotítico de grano fino, las
Los volúmenes sedimentarios Cua- un mapa base. características indican que se for-
ternarios que rellenan el fondo de La segunda etapa consistió en el le- mó en una zona de metamorfismo
la cuenca La González, provienen vantamiento de campo donde se regional de grado medio, pertene-
esencialmente de los aportes de identificaron las unidades y estruc- ciente a la facies de epidoto-
los cursos de agua transversales turas geológicas, así como tam- anfibolita en la zona del granate,
del margen derecho del río Chama bién la recolección de muestras. con temperatura entre 500-600 °C
(Schubert y Vivas ,1993). Para la descripción de los aflora- y presiones entre los 5-8 Kb, cuyo
El Cuaternario en la zona de estu- mientos, se consideró la ubicación protolito es pelítico (Castro Dora-
dio está representado por una se- geográfica en coordenadas UTM, do, 1986, modificado de Sibson).
cuencia estratigráfica bastante el grado de meteorización presen-
compleja, relacionado con el siste- te en los afloramientos, descrip- Asociación Tostós
ma de la falla de Boconó (Salas, ción de la mineralogía y litología de El afloramiento se localiza entre
2007). la roca, tamaño de grano, texturas, las coordenadas 245.093 m E -
Durante la etapa de campo se reco- b a n d e a-
Tabla N° 1. Coordenadas que delimitan la zona de estudio.
lectaron una serie de muestras a miento y
las que posteriormente se les reali- f o l i a c i o-
zaron análisis petrológicos y petro- nes, ade-
gráficos. más de ca-
Por otra parte, se reconocieron y racterísti-
estudiaron rasgos estructurales, ta- c a s e s-
les como fallas, mediante la inter- t r u c t u r a-
pretación de fotografías aéreas y les: como
cortes geológicos, así como la ob- fallas, plie-
servación directa en campo, con el gues, dia-
propósito de comprender mejor la clasas, en-
evolución geológica de la zona. tre otras.
240 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Levantamiento geológico de superficie de la zona comprendida entre ...

941.906 m N, tiene una altura aproximada de 3,5 m, Depósitos cuaternarios


está constituido por rocas metamórficas de grado me- En el área de estudio se localizan varios depósitos
dio como esquistos con algunas vetas de cuarzo, cu- cuaternarios, de los cuales se seleccionaron dos por
yo color natural es gris moderado (moderate gray), ser los más representativos. Los nombres emplea-
mientas que su color de meteorización es rojo mode- dos para identificarlos son: C1 y C2, las coordenadas
rado (moderate red), según la tabla de colores de de los mismos corresponden a 245.149m E –
Munsell; la foliación de este afloramiento correspon- 941.127m N y 244.698m E - 941.128m N, respectiva-
de a (N40°O- 65°SO). mente (figura 1 y 2); a estos se les realizó estudios y
Las muestras encontradas en esta zona de acuerdo a análisis principalmente de facies y asociación de fa-
su petrografía, se caracterizan por ser de grano fino, cies con el fin de definir el ambiente de depositación
con foliación de minerales de mica y cuarzos alinea- de ambos, para ello se realizó una delimitación de los
dos, se encuentran en la facies epidoto-anfibolita, for- cuerpos presentes en cada uno de ellos, basándose
mándose a una temperatura de 450°C y presión entre en cambios granulométricos, color, y la facies que los
4-6 Kb, con presencia de granates y turmalina de pe- caracterizan, partiendo de esta descripción se realizó
queño tamaño (menor a 2 mm). Su protolito es pelíti- un estudio más detallado de cada uno de los cuerpos
co, así mismo se observa el crecimiento de cristales, con el fin de definir los elemento de arquitectura y así,
los cuales son sincinemáticos con la deformación rei- los litosomas que permitirán finalmente la asignación
nante; algunos de los granates se encuentran fractu- del ambiente sedimentario que influenció en su depo-
rados, los cuarzos recristalizados indican un proceso sitación.
de blástesis media. La aparición del granate y la bioti- En las columnas estratigráficas observadas, se esta-
ta indican el paso de la facies de los esquistos verdes blece que el ambiente de depositación corresponde a
a la facies del epidoto-anfibolita, dentro de la zona de abanicos aluviales, en ambos casos se observa las fa-
Barrows, la cual se encuentra debajo de la zona del cies proximal y media de un abanico aluvial. En el es-
granate, esto indica un metamorfismo regional de gra- tudio de cada columna se definió una serie de ciclos
do medio. que indican el inicio y el fin de un evento depositacio-
nal. En el caso de la columna C1 (figura 3), se distin-
Formación La Quinta guen seis ciclos, donde el primero refleja la facies pro-
El afloramiento se ubica entre las coordenadas ximal de un abanico aluvial, el segundo ciclo indica la
244.220m E - 944.580m N, la descripción del mismo facies media del mismo, es decir, se produjo una re-
se realizó desde un punto ubicado a una distancia de trogradación en la sedimentación, lo que permitió po-
15 metros, debido a la complejidad del área, las ca- ner en contacto la facies proximal de un abanico y la
pas se exponen, aproximadamente, 80 m de altura so- facies media de otro, esto se repite en los ciclos tres y
bre la corona de un deslizamiento traslacional, en la cuatro, es decir, facies medias sobre facies proxima-
base de dicho deslizamiento se logra observar la com- les, con respecto a los ciclos cinco y seis, el sistema
posición de los bloques. En la etapa descriptiva se lo- se encuentra en equilibro, no hay influencia tectónica
gró definir una ritmisidad entre las capas, diferencián- que provoque una progradación, ni un cese en los pul-
dose areniscas y lutitas, principalmente. sos tectónicos que genere la disminución del aporte
En el área estudiada se aprecian las facies no rojas de sedimentos para generar una retrogradación.
de la Formación La Quinta en diversos afloramientos, El comportamiento del depósito C2 (figura 4), es simi-
representada por ortoconglomerados polimícticos, lar, solo se observa la facies proximal y media de aba-
areniscas de grano medio y lutitas; estas capas se de- nicos aluviales, se delimitaron cinco ciclos, los dos pri-
positaron de manera discordante sobre la Asociación meros representan la facies medias, caracterizados
Tostós y Sabaneta. Los clastos que conforman estas por una agradación, con respecto al tercer ciclo se
rocas presentan evidencia de un largo transporte, aprecia una progradación ya que se encuentra supra-
energía alta del medio, buena selección y madurez yacente a la facies proximal de otro abanico aluvial, el
textural, es decir, son clastos redondeados y sin ma- ciclo cuatro refleja una retrogradación debido a que
triz arcillosa, por lo que se infiere que fueron sedi- este abanico representa la facies media y se encuen-
mentos de origen fluvial. En otros sectores de la zona tra sobre otro de facies proximal, finalmente culmina
de estudio se encuentra la facies roja de dicha forma- la sedimentación con un ciclo progradante, hay au-
ción, representada por litoarenitas micáceas. Las ro- mento del aporte de sedimento y permite la deposita-
cas de esta formación se encuentran muy diaclasa- ción de sedimentos de flujo gravitatorio de la facies
das y meteorizadas debido a la exposición que han te- proximal de otro abanico aluvial.
nido, por lo que las estructuras sedimentarias son im-
posible de identificarlas. Algunos afloramientos de la Análisis estructural
Formación La Quinta, presentan un metamorfismo di- En la zona se definieron tres fallas geológicas, la tra-
námico de grado bajo, muy localizado producto de la za Norte y Sur de la falla de Boconó y una falla intra-
acción de las fallas, a consecuencia de esto se tienen formacional en la Formación La Quinta. Para definir
rocas cataclásticas con un protolito sedimentario. el comportamiento de estas estructuras, el estudio se
fundamentó en características geomorfológicas des-
critas a partir de fotografías aéreas y de la observa-
ción directa en campo, cabe destacar que la interpre-
tación fotogeológica es un punto clave para definir las
GEOMINAS, diciembre 2018 241
D. Chourio, A. Vielma, P. Viscarret

242 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


Levantamiento geológico de superficie de la zona comprendida entre ...

fallas, ya que se logra abarcar una extensa área de es- nes Sierra Nevada y Tostós, no se pudo recolectar da-
tudio. Entre las características observadas fotogeoló- tos con respecto al pich, pero en base a estudios ante-
gicamente, se tiene: ensilladuras de falla, drenajes riores se toma el movimiento de la falla como destral-
desplazados, drenajes deformados, y deslizamien- normal.
tos alineados, estas características se aprecian en to- Con toda la información recabada en la etapa de pre-
da la zona y sirvieron de guía para definir las trazas campo y campo, además de los resultados analiza-
de las fallas y plantear puntos de interés a la hora de ir dos y obtenidos durante la etapa de postcampo, se
a campo. generó el mapa geológico correspondiente al área es-
La falla intraformacional se encuentra entre las coor- tudiada.
denadas 944.000m E - 945.000m N en la Formación Del mapa geológico obtenido, se realizó un corte a fin
La Quinta, en base a las estrías de falla, se definió el de interpretar la historia geológica de la zona, el tra-
movimiento de los bloques como normal en la com- zado de este se escogió de acuerdo a las estructuras
ponente vertical y destral en la horizontal, el pich co- presentes en el área (figura 5). En el corte geológico
rrespondiente para esta falla es de 85° SO, por lo que A-A´ (dirección noroeste-sureste), se puede observar
la componente que domina es la vertical, estas carac- la presencia de unidades litológicas correspondien-
terísticas permiten establecer el movimiento de la fa- tes a las asociaciones Sierra Nevada, Tostós y Saba-
lla como normal-destral, de acuerdo al gráfico que re- neta, Formación la Quinta y terrazas del Cuaternario.
presenta la clasificación de los tipos de movimientos Las rocas más antiguas pertenecen a la Asociación
de las fallas propuesto por Rickard (1972), en Ragan( Sierra Nevada, cuya base no está definida y el tope
2009). se considera discordante con respecto a la Asocia-
Por su parte, la traza norte de la falla de Boconó se en- ción Tostós, tal como se observa en el corte, sobre es-
cuentra entre las coordenadas 943.000m E - ta última se deposita de manera discordante la For-
944.000m N, esta falla pone en contacto litológico a la mación La Quinta que corresponde litológicamente a
Asociación Tostós con la Formación La Quinta, en ba- lutitas, areniscas y conglomerados.
se a las estrías de falla se definen dos movimientos: Topográficamente el área está definida por una cuen-
en la componente vertical la falla se mueve de forma ca de tracción denominada La González, producto de
normal y en la componente horizontal la falla tiene un los esfuerzos transtensivos originados por la traza
movimiento destral, el pich medido corresponde a norte y sur de la falla de Boconó. La estructura geoló-
64° suroeste por lo que el movimiento de la falla es gica principal en el corte es un graben, delimitado por
destral-normal; mientras que la traza sur de la falla de las trazas de las fallas principales cuyo movimiento
Boconó pone en contacto litológico a las Asociacio- es normal-destral, ocurriendo una caída cortical.
GEOMINAS, diciembre 2018 243
D. Chourio, A. Vielma, P. Viscarret

Figura N° 5. Mapa geológico de superficie sector La Gonzáles – San Juan de Lagunillas, municipio Sucre,
estado Mérida.

La traza norte de la falla de Boconó orientación suroeste–noreste, con- Ingeniero Geólogo. Universidad
pone en contacto a la Asociación dición que a su vez se observa en de Los Andes. Mérida, Venezue-
Tostós y a los depósitos cuaterna- la gran fracturación y diaclasa- la.
rios con la Formación La Quinta. miento de los afloramientos. Es im- Schubert, C. (1980ª). Morfología neo-
Posteriormente se origina un con- portante definir el comportamiento tectónica de una falla rumbo-
junto de fallas escalonadas con mo- de dichas fallas para entender la di- deslizante e informe preliminar
vimiento normal-destral. námica estructural de la zona. sobre la falla de Boconó, Andes
Finalmente, se depositan los sedi- En base al análisis de facies y la merideños. Acta científica vene-
zolana 3, 98-111.
mentos que conforman las terra- asociación de facies de los depósi-
Schubert, C. y Vivas, L. (1993). El
zas del Cuaternario, representa- tos Cuaternarios, se definió el am-
Cuaternario de la Cordillera de
das por materiales provenientes biente sedimentario en el que es- Mérida. Universidad de Los
de las formaciones recientes. tos se depositaron. Andes-Fundación Polar.
Tricart, J. y Michel, M. (1965). Mono-
Conclusiones Referencias bibliográficas graphie el carte geomorpholo-
La zona de estudio posee gran Salas, E. (2007). Estudio geológico gique de la region de la Lagunil-
complejidad estructural, producto geotectónico de la Troncal 07, en- las (Andes venezueliennes).
de la acción de la traza norte de la tre los sectores Estanques y La Rev. Geomorph. Dynam., XV
falla de Boconó, reflejada en un Victoria, Municipio Sucre del Ann., N° 1-2-3, p. 1-33.
complejo sistema de fallas con Estado Mérida. Trabajo Especial
de Grado para optar al título de
244 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

Más de 100 maneras para salvar el


medio ambiente*
Casa
Un planeta sano empieza a vivirse desde la ca-
sa. Por el sólo hecho de existir, un ser huma-
no ya está modificando el ambiente y su en-
torno. Pero lograr que su vida y la de la natu-
raleza sean compatibles no es tan complica-
do. El secreto está en arrancar pensando en
los demás.
1 Cada vez que usted va al baño y descarga la
cisterna utiliza entre cinco y siete galones de
agua. De hecho, 40% del agua que usted utiliza
cada día en su casa se va por la cisterna abajo. 6 Riegue su jardín máximo una vez a la semana.
Por eso, instale un “dispositivo de desagüe” en su Cuando lo pode, no lo deje tan bajito, eso le ayuda a
inodoro. Esto es, una botella de gaseosa de un litro tener unas raíces más sanas y a retener la hume-
o litro y medio dentro del tanque. Esta ocupa espa- dad de la tierra. En épocas secas, corte la hierba un
cio y reduce la cantidad de agua que se utiliza dia- poco y déjela secar encima del pasto, esto, además
riamente. Así se ahorrará entre uno y dos galones de ayudar a conservar la humedad, es un fertilizan-
por vaciado de cisterna. Para que la botella no flote, te natural.
llénela con piedras. 7 Anualmente se pueden ahorrar 75 mil litros de
2 Si dispone de mayor presupuesto, cambie el tan- agua con sólo cerrar la llave a la hora de afeitarse o
que. Los convencionales, con capacidad para 15 ó de cepillarse los dientes. Es cuestión de disciplina.
16 litros, se pueden reemplazar por los de tanque 8 En países desarrollados, los escapes y daños
de seis litros. en grifos e inodoros dan cuenta de 80 mil litros de
3 Siga ahorrando agua en la casa. Partiendo de agua al año. ¡Imagínese cuánto más se desperdicia
que la ducha gasta casi 32% del agua que se utiliza en un país como Colombia! Por eso, esté atento a
en una vivienda convencional, arme un plan para re- escapes y daños.
ducir el tiempo del baño diario, enjabónese con el 9 Reutilice el agua de su lavadora. El agua del en-
grifo cerrado o quítele presión a la ducha. Piense juague (la que viene después de la enjabonada y an-
que de no hacerlo, usted y su familia gastan sema- tes de que se termine el ciclo normal) le puede ser-
nalmente cerca de 700 galones de agua en solo la vir para trapear pisos, lavar baños o tapetes o para
ducha. Ese es el equivalente a la provisión de agua limpiar el carro.
que requiere tomar una persona para sobrevivir du- 10. En materia de energía, utilice bombillos fluores-
rante tres años. centes de 10 y 20 vatios en reemplazo de las bom-
4 Otra opción es conseguir unos compresores es- billas incandescentes convencionales de 60 y 100
peciales que “pulverizan” el agua y logran un ahorro vatios respectivamente. Las bombillas fluorescen-
de hasta 80% con respecto del consumo normal. tes ahorran las 3/4 partes de la energía eléctrica y
En realidad éstos son dispositivos que dan la sen- duran diez veces más.
sación de ofrecer un flujo de agua muy fuerte pero 11. Siga ahorrando energía. Piense que 90% de la
lo que en verdad hacen es partir las gotas de agua. energía eléctrica que se usa en una lavadora se em-
5 Si tiene máquina lavaplatos en la casa, piense plea para calentar el agua. Lave con agua tibia y en-
que éstas consumen 40 litros de agua por opera- juague con fría, o sencillamente haga todo el con
ción. Por eso, si le es imprescindible usarla, hágalo agua fría.
pero sólo cuando esté llena de platos. Si no tiene 12. Los llamados timers electrónicos o temporiza-
máquina lavaplatos, acostúmbrese a enjabonarlos dores para los calentadores eléctricos son una de
con el grifo cerrado. las mejores formas de ahorrar energía porque us-
ted los programa. Otra opción es conectar sólo una
vez al día el calentador, máximo 45.
*https://es.scribd.com/doc/2208089/Mas-de-100-maneras-para-salvar-el-Medio-Ambiente#download
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 245
Panorámica ambiental

13. Ojo: es un completo desperdi- Cuadra y Barrio tabernas y pizzerías) recuerde


cio de energía que el calentador Cuidemos nuestra cuadra y que los demás habitantes tam-
exceda los 60° centígrados. Fíje- nuestro barrio. El espacio pú- bién tienen derecho a disfrutar del
se bien a la hora de programarlo. blico empieza de la puerta de la espacio público, del aire puro y de
14. Un consejo sencillo: manten- casa hacia afuera y hace parte la tranquilidad. Por esta razón, no
ga las luces apagadas durante el de nuestro medio ambiente ur- debe sobrepasar los límites es-
día. Prefiera mantener las corti- bano. Y cuando se habla de “es- paciales de su negocio contami-
nas abiertas para que entre la luz. pacio público” se habla de nando con desechos, ruido o emi-
15. Casi 30% del consumo de nuestro parque, nuestro an- siones atmosféricas que puedan
energía de un apartamento nor- dén, y hasta de nuestro hidran- ocasionar molestias a los vecinos
mal corre por cuenta de la nevera. te... Se habla de los sitios don- del lugar.
La temperatura máxima de una de vivimos, donde crecen nues- 25. De acuerdo con la Resolución
nevera no debe superar los 5° cen- tros hijos y donde están nues- No.541 de 1994, expedida por el
tígrados. Una capa de hielo supe- tros amigos. Ministerio del Medio Ambiente, la
rior a los 5 milímetros de espesor 21. Mantenga siempre aseadas y cual regula el cargue y descargue
consume más energía. Evite abrir bien podadas sus zonas verdes, de escombros, tenga en cuenta
y cerrar la nevera porque el inter- (antejardines, jardines, separa- cuando emprenda obras de mejo-
cambio de aire caliente y de aire dores y andenes empradizados) ramiento, remodelación o cons-
frío consume más energía. tanto si son de su propiedad como trucción en su vivienda, no acu-
16. Si tiene cocina eléctrica, use de uso compartido. Cada ser hu- mular los materiales en los ande-
ollas de base plana para disminuir mano dispone de 16 metros de es- nes o espacios públicos, pues
el tiempo de cocción de los ali- pacio público. En Bogotá, esa ci- obstruye el libre tránsito de las per-
mentos. fra es de 3,5 metros2 por persona. sonas.
17. y siga colaborando con el am- Preocupémonos, entonces, por 26. Esta misma disposición legal
biente en la casa. La limpieza es nuestro entorno. Ojo: el creci- establece las pautas para que us-
el mejor antídoto contra insectos miento desordenado del pasto, su- ted cubra y almacene adecuada-
y plagas. Manteniendo la casa lim- mado a la acumulación de basu- mente los materiales de cons-
pia se evita el uso de insecticidas ras, facilita la presencia de roe- trucción, pues cuando llueve, la
y plaguicidas. deores y por tanto la proliferación arena, gravilla y cemento deposi-
18. No use aerosoles de ninguna de enfermedades y plagas. tados en los andenes, son arras-
clase. Ni como limpiadores, ni co- 22. Al sacar la basura de su hogar, trados hacia el alcantarillado pro-
mo desodorantes. Estos contie- deposítela en los recipientes dis- vocando su taponamiento. Res-
nen clorofluorocarbonos (CFC) puestos para tal fin (canastillas pete las normas que sobre depó-
que contribuyen al deterioro de la metálicas apostadas en los ande- sito de escombros existen en el
capa de ozono que nos protege nes para uso individual y colectivo país. Evítese sanciones.
de los rayos ultravioleta del Sol. de las casas de la manzana o con- 27. No arroje basuras a alcantari-
Todos los aerosoles pueden reem- junto). Esto evitará que las bolsas llas, conductos de aguas lluvia o
plazarse por otros sistemas. de desechos domésticos sean al- sistemas de drenaje aledaños a
19. El mejor envase para proteger canzadas por perros y gatos y en su barrio o conjunto. Las inunda-
el medio ambiente es el vidrio. Evi- consecuencia los desperdicios ciones son por lo general la con-
te el exceso de empaques de plás- sean regados por el suelo. secuencia más evidente de estas
tico que no son biodegradables. 23. Por su seguridad y la de los su- prácticas inadeacuadas.
El 40% de los desechos urbanos yos, contribuya a mejorar el as- 28. Denuncie cualquier acción
proviene de los embalajes. pecto de su parque o zona verde. que atente contra los recursos na-
Entonces, use vidrio porque es re- Usted puede organizar jornadas turales de su barrio o localidad.
ciclable y dura mucho más. Evite, ambientales para la reforesta- Los árboles son amigos si-
también, el uso de productos de- ción, poda, pintura, mantenimien- lenciosos del hombre de la urbe,
sechables porque acortan la vida to y embellecimiento de sus áreas que purifican el ambiente citadi-
útil de los rellenos sanitarios. recreacionales. Los árboles (pre- no, dan sombra y enriquecen el
20. Las pilas de zinc-carbón no feriblemente especies nativas y aspecto físico de su conjunto habi-
contaminan, úselas. Ojo, hay alca- ornamentales) puede adquirirlos tacional.
linas que contienen mercurio que en los viveros públicos y privados 29. No permita que sin justa razón
es muy contaminante. Por eso, si de su localidad. Un parque bien alguien intente talar, envenenar o
utiliza las de este tipo, debe tener cuidado es un pulmón para la ciu- arrancar un árbol. En él se posan
mucho cuidado al desecharlas. dad y una alternativa de vida para diariamente cientos de copeto-
No las arroje con toda la basura, la comunidad. nes, abuelitas y mirlas que enri-
reúnalas, sepárelas y entrégue- 24. Si usted es propietario de un quecen el paisaje de ese “peque-
las a la empresa de aseo que dis- local comercial en zonas residen- ño país” que es nuestro barrio.
pone de su basura para que les ciales (talleres de mecánica, tien- 30. Los muros y paredones pue-
de un manejo adecuado. da de víveres, salones de belleza, den ser utilizados para hacer her-
246 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente

mosas y coloridas pinturas. Reúna a su barriada y trol, denunciando e identificando oportunamente a


empleando productos no nocivos para el ambiente, estos depredadores del medio ambiente urbano.
déle rienda suelta a su imaginación y plasme un mu- 40. Recuerde: su derecho a un medio ambiente sa-
ral que invite a la paz y a la convivencia con la natu- no termina donde empieza el del otro.
raleza. 41. Lavemos el carro no la cuadra. No des-
31. Reaccione cuando presencie que estos lugares perdiciemos este precioso recurso, empleemos en
son utilizados para la inscripción de grafitos inoficio- ello la menor cantidad posible de agua. Es mejor uti-
sos, desordenados o groseros. lizar un balde y un trapo, en lugar de usar la man-
32. La sobrecarga de avisos, vallas, pasacalles y le- guera con el chorro pleno.
treros comerciales no sólo da un desagradable as- 42. Mantener los animales domésticos en buenas
pecto a su localidad, sino que además es una forma condiciones sanitarias evita la proliferación de in-
adicional de contaminación: la visual, que puede fecciones y enfermedades. Preocupémonos por-
ser tan perjudicial como las otras formas de degra- que nuestras mascotas estén aseadas y al día con
dación del medio físico. las vacunas.
33. Con la ayuda de sus vecinos, presente ante las 43. En épocas de lluvia no olvidemos barrer cons-
autoridades civiles de su localidad las quejas y peti- tantemente el frente de nuestra vivienda, así evita-
ciones relacionadas con el mejoramiento de sus remos acumulación de desechos y lodazales que
vías, o únase con sus vecinos y pavimente su calle. contaminan el ambiente y tapan las alcantarillas.
34. Recuerde que la solidaridad es la mejor aliada 44. La quema al aire libre ocasiona lluvia ácida (las
para la solución de problemas. Unas vías en buen partículas contaminantes suspendidas en el aire,
estado mejoran el aspecto físico de su barrio y evi- reaccionan con la humedad o con el rocío originan-
tan el desajuste de los vehículos con la consabida do compuestos ácidos, los cuales son depositados
desincronización y emisión de sustancias tóxicas. en la tierra). Esta interrumpe la alimentación y desa-
35. Colabore con las autoridades para denunciar rrollo de las plantas. Diariamente respiramos entre
irregularidades respecto a la invasión progresiva de 10 mil y 20 mil litros de aire, defendamos su calidad.
vendedores informales y negocios ambulantes (asa- 45. En la mañana cuando encienda el carro recuer-
deros de carne, carros de perros, etc.), cuyos due- de que arrancar bruscamente incrementa el consu-
ños no tienen ningún tipo de precaución sanitaria en mo de gasolina. Es vital la sincronización y revisión
la preparación de los alimentos ni en la adecuada permanente de los automóviles.
disposición de los desechos como vasos, serville- 46. No todos los desechos son basura, algunos son
tas y residuos de comida, entre otros, abandonando reutilizables y tienen valor comercial. Organicemos
a la mañana siguiente su puesto habitual de ubica- campañas comunales de reciclaje para clasificar
ción sin preocuparse por el daño ambiental que oca- las basuras y determinar sitios de acopio.
siona y las molestias que esto representa para los 47. Parquear los vehículos en los andenes daña la
vecinos. contextura del suelo y constituye invasión del espa-
36. Siempre en sus jardines y en áreas de uso públi- cio público. Piense primero en la comunidad.
co plantas ornamentales, preferiblemente flores. 48. Vigilemos los lotes para que no se arrojen en
Estos proporcionan un aspecto colorido y alegre. ellos basuras y desechos de construcción.
También puede sembrar frutales, que además de 49. El control de plagas y zancudos depende del
útiles, atraen aves silvestres. aseo de cada sector. Evitemos las acumulaciones
37. Participe en los programas educativos de sus co- de agua en llantas, andenes, sótanos y lugares des-
mités ambientales locales, para que mediante la ca- habitados. Allí se crían zancudos y otros vectores
pacitación recibida usted pueda convertirse en mul- que transmiten enfermedades.
tiplicador de una conciencia conservacionista al in-
terior de su barrio. Plaza
38. Colabore con la conservación de postes eléctri- La plaza también hace parte de nuestro medio
cos, cables, hidrantes y demás sistemas de con- ambiente. Ese sitio -donde muchos crecimos, ju-
ducción de los servicios públicos. De su buen esta- gamos y conocimos a muchos de nuestros ami-
do depende que estas empresas puedan prestarle gos, donde jugamos a las escondidas y compar-
el servicio que usted merece. Por el contrario, el timos ratos inolvidables con nuestros abuelos-
abandono o daño intencional de estos sistemas merece que lo recuperemos.
afecta la vida de usted y su familia y causa desper- 50. Algunas plazas, utilizadas los domingos para el
dicio de los recursos hídricos y energéticos. mercado, se ven afectadas por las basuras orgáni-
39. Si usted es testigo de descargas contaminantes cas e inorgánicas que dejan los vendedores y com-
sobre cuerpos de agua (quebradas, humedales, ria- pradores. Una organización en la recolección de ba-
chuelos) por parte de alguna o algunas fábricas ale- suras permitiría mejor higiene, control sanitario y
dañas a su sector de residencia, o de la persistente menos posibilidades de contaminar los alimentos.
contaminación con desechos sólidos (colchones en 51. A los transeúntes “apurados” se les recomienda
desuso, plásticos, llantas, animales muertos, etc), entrar a un establecimiento para ir al baño y no con-
colabore con las autoridades encargadas de su con- taminar el espacio público con orines.
GEOMINAS, diciembre 2017 247
Panorámica ambiental

52. La plaza es un lugar de espar- Bosque 69. Utilicemos la menor cantidad


cimiento, de lúdica y de recrea- Mucho se puede hacer por los de bolsas al momento de mercar.
ción, por eso se aconseja utilizar árboles. Saber lo que ofrece. su Un árbol de 15 años sólo daría pa-
otros espacios para convoca- riquezas, lo que representan pa- ra 700 bolsas de papel que dura-
torias políticas. ra la vida 10 mismo que cono- rían menos de una hora en un su-
53. No confundamos la plaza con cer cómo se conservan y estar permercado.
un parqueadero, para ello existen dispuestos a conservarlos de- 70. Ojo: se ahorra materia prima y
espacios ya establecidos como pende de todos. Eso se llama se evita la producción innecesaria
las Zonas Azules. Usémoslas. educación ambiental. de una cantidad importante de ba-
54. No patrocinemos el tráfico ilí- 62. De seguro que lo ha escucha- sura al no usar servilletas vasos y
cito de fauna silvestre permitien- do cientos de veces. Pero no está cubiertos desechables de uso per-
do que se exhiban y comerciali- de más decirlo otras tantas: jNO! manente.
cen en la plaza. Denunciemos es- a la tala indiscriminada de árbo- 71. En el sitio de trabajo o estudio
tos hechos antes las autoridades les. Dicha actividad trae como inicie campañas de reuso de pa-
regionales consecuencia la desaparición del pel. En las ciudades grandes se
55. Organicemos una caseta o hábitat de especies de fauna y flo- botan casi 500 toneladas de car-
kiosco donde se ofrezca informa- ra que están en peligro y la ero- tón y papel diariamente. Una tone-
ción turística y ambiental para sión del suelo. lada de papel reciclado equival-
educar a la comunidad y a los visi- 63. Promovamos, junto con las au- dría a salvar una docena de árbo-
tantes. toridades competentes, la empre- les.
56. Recomendémosle a las per- sa privada y la comunidad en ge- 72. Avise inmediatamente a las
sonas que generalmente se ocu- neral, brigadas de reforestación autoridades cualquier incendio de
pan de las palomas de la plaza con especies nativas. En Colom- aprovechamiento de bosques o
que las alimenten sólo con granos bia existen árboles como cedro, quema de los mismos. La práctica
y no con dulces o comida ajena a abarco, mora, roble, macharé, tan- de dicha actividad ocasiona ero-
su dieta. Tampoco les ofrezca- garé, orejero y guasco, entre sión, desaparición de hábitats y
mos ese tipo de comida que las otros, que ofrecen excelentes po- pérdida de nutrientes en los sue-
enferma y les acorta su vida. sibilidades de revegetalización. los. Anualmente en Colombia ar-
57. Cuidar de fuentes y manantia- 64. Impulsemos entre los agricul- den 2,5 millones de hectáreas de
les es tarea no sólo del personal tores y ganaderos el uso de cer- terrenos entre bosques, zonas
de aseo de la plaza y del barrio si- cas vivas en sus fincas, preferi- agropecuarias y ecosistemas es-
no de todos los ciudadanos. No blemente con árboles de sombra, tratégicos. Sólo la superficie total
lancemos a ellas basura ni mone- con el fin de reemplazar los alam- de bosques quemados cada año
das. bres de púas y las divisiones eléc- es de 22 mil hectáreas de las cua-
58. Si las fuentes contienen pe- tricas. les 84,2% corresponde a bos-
ces, no permitamos que sean ali- 65. Evitemos la tala de árboles ques naturales.
mentados indiscriminadamente. cerca a la orilla de ríos, ciénagas y 73. No rastrille, ni haga fogatas
Dejémosle esa labor a quienes quebradas. Dicha actividad gene- con las hojas y los arbustos que
responden por ellos o si no hay r a s e d i m e n t a c i ó n y c o n- caen al suelo. Estos forman una
quien lo haga, ¿por qué no lo ha- taminación en las cuencas hídri- capa que constituye un excelente
cemos nosotros mismos? cas. fertilizante y abono natural, lo cual
59. Es importante que niños y 66. Promovamos la reforestación favorece la biodiversidad. En la
adultos cuiden de columpios, ro- en zonas pendientes con el fin de Amazonia, por ejemplo, nacen
daderos y otros juegos de la pla- que el agua no penetre directa- más de 260 semillas de especies
za, pues hacen parte de ella. mente al suelo sin vegetación, y de árboles por hectárea.
60. Los excrementos de las mas- origine zanjas, cárcavas y ero- 74. Al visitar o acampar en los par-
cotas contaminan el ambiente y sión. ques nacionales y las reservas na-
dan muy mal aspecto. Por eso, lle- 67. Conservemos los pequeños turales, cuide, disfrute y proteja
vemos bolsitas para depositar el bancos o pulmones de bosques los bosques y animales. Dichos lu-
excremento y luego enterrarlo o existentes, ya que además sirven gares son el único y mejor paraíso
arrojarlo a la basura. como barrera de protección a la que poseen, dada la creciente ex-
61. No arranquemos las flores acción de vientos fuertes y per- pansión de la actividad humana y
que decoran la plaza. Se ven mu- manentes sobre el suelo. el aumento de la población.
cho más hermosas en su ambien- 68. Mantengamos bosques en los 75. Recuerde que por cada millón
te natural que dentro de un flo- nacimientos de los ríos, quebra- y medio de toneladas de papel re-
rero. Y duran más. das y lagunas. Ellos sirven de fil- ciclado se salvan de ser talados
tro a los rayos solares y man- 15 millones de árboles.
tienen fresca el agua de las orillas 76. Evite arrojar al bosque colillas
de los cuerpos de agua. de cigarrillo encendidas. Tam-
bién, después de los asados ten-
248 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente

ga presente apagar las fogatas o carbones y bra- atender sus denuncias y a actuar en favor del medio
sas. ambiente.
77. Si debe realizar quemas, dé aviso a vecinos y au- 85. El río no es un botadero de basuras, no lo conta-
toridades. No las descuide, vigílelas hasta que se mine con desperdicios porque esto atenta contra to-
apaguen por completo. das sus posibilidades de vida.
78. En los paseos sea muy cuidadoso con el uso de 86. Aprendamos a manejar nuestras basuras. El ma-
velas y estufas a gasolina, carbón nejo de las basuras es clave para que el río no se
o leña. Recuerde que las velas deben estar prendi- convierta en su principal víctima. Reciclemos, al ha-
das sólo cuando haya un adulto que pueda vigilar- cerlo estamos contribuyendo indirectamente con la
las. descontaminación del río. El reciclaje es muy senci-
79. En las fincas o casas de campo revise periódi- llo y se logra con la utilización de tres tipos de bol-
camente las instalaciones eléctricas para evitar sas: una para los papeles, cartones y maderas; otra
efectos que ocasionen cortos o chispas. para las botellas y los plásticos y la tercera para los
80. Durante la celebración de festividades, respete materiales biodegradables como las cáscaras de
las prohibiciones de quema de voladores, globos y las frutas, las verduras y las sobras de comida.
pólvora en general. Muchos pueden ir a parar a los 87. En las grandes ciudades es bueno que constru-
bosques, provocando los anunciados incendios. yamos una cultura del ahorro del agua. Utilicemos
81. No se quede con los brazos cruzados. Promue- las cantidades necesarias y de manera racional. El
va, coordine y realice programas de educación y ca- desperdicio del agua lleva a que se sobreutilice este
pacitación a la comunidad, en todo lo relacionado recurso que se extrae de los ríos. De continuar co-
con la conservación y preservación de los bosques. mo hasta ahora paulatinamente llegaremos a su se-
82. El Árbol Nacional de Colombia, la Palma de Ce- quía.
ra, padece cada Semana Santa cuando se arrasan 88. Ahorremos energía eléctrica. La energía eléctri-
miles de ellas para hacer los ramos que se llevan du- ca es un recurso que se extrae del agua de los ríos a
rante la procesión del Domingo de Ramos. Por eso través de las represas. Si utilizamos la energía eléc-
no compre ni demanden ni use ramos elaborados trica en cantidades adecuadas y sin desperdiciarla
con Palma de Cera. No es un consejo que vaya en estamos ayudando a mantener los embalses de las
contra de su creencia religiosa sino en contra de la represas en sus niveles normales.
depredación. Use alternativas como juncos, mim- 89. El río es fuente de vida. Su interior está poblado
bre, chusque, tallos de arroz o hasta pañuelos blan- de alimentos nutritivos y necesarios para nuestra ali-
cos en Semana Santa. mentación.
Tratemos al río como a un espacio de nuestro ho-
Ríos gar, cuide y proteja las especies de flora y fauna que
Salvemos nuestros ríos. Construyamos una cul- contiene.
tura que valore la importancia que tienen para 90. La pesca indiscriminada en las temporadas de
nuestras vidas recursos como el agua. Colom- subienda perjudica la reproducción normal de los
bia es la quinta potencia mundial en recursos hí- peces del río. La razón es que es precisamente en
dricos. Cuenta con 1.500 kilómetros de ríos. 3 la subienda donde los peces desovan, es decir, van
millones de hectáreas de aguas superficiales y a depositar los huevos para su reproducción natu-
2.5 millones de hectáreas de humedales que ral. No pesque en subienda si quiere mejores resul-
contienen 87% del volumen de los cuerpos de tados durante el año. El ideal para la conservación
corriente. Sobradas razones para ayudar a con- de especies de peces en los ríos es evitar la pesca
servarla. en temporada de subienda.
83. El mejor instrumento para la conservación de 91. La pesca es una actividad que se debe realizar
los ríos es la reforestación. En su comunidad usted con la mayor responsabilidad posible. Se debe te-
debe promover brigadas que se dediquen a la siem- ner en cuenta el tamaño de la especie que se ex-
bra de especies endémicas o propias de cada re- trae. Los peces de menos de 15 centímetros de lon-
gión que permitan aumentar los recursos nativos gitud se deben regresar a su cauce. La pesca no se
existentes. debe realizar con dinamita porque los daños am-
84. Si vivimos en una cuenca o cerca de ella debe- bientales son incalculables.
mos estar pendientes de la conservación de nues- 92. Los habitantes de las riberas de los ríos también
tros bosques convirtiéndonos en sus guardianes. pueden denunciar, ante las autoridades ambienta-
Esto lo podemos realizar denunciando a quienes co- les correspondientes, a las industrias que se esta-
meten los crímenes ecológicos de tala indiscrimina- blecen sobre o muy cerca de los cauces de los ríos
da de árboles. En Colombia tenemos un Sistema e indiscriminadamente depositan en su lecho sus
Nacional Ambiental (SINA) integrado por el Ministe- desperdicios industriales. Para controlar estos pro-
rio del Medio Ambiente, las Corporaciones Autóno- blemas existen programas de reconversión indus-
mas Regionales, las Unidades Ambientales Urba- trial del Gobierno Nacional para disminuir a media-
nas, las Alcaldías Municipales, las Gobernaciones y no y largo plazo las emisiones contaminantes de las
las Entidades Territoriales que están dispuestas a industrias.
GEOMINAS, diciembre 2017 249
Panorámica ambiental

93. Las industrias también pue- 97. Evite romper vidrios. La mayo- desperdician aquí y allá.
den solicitar apoyo técnico al Mi- ría de los visitantes andan descal- 107. “¿Qué tiene de malo usar ja-
nisterio del Medio Ambiente o a la zos y se pueden cortar los pies. bón?” puede pensar un turista a la
autoridad ambiental correspon- Deposite materiales y envases de hora de hacerlo en el hotel. Re-
diente para que las asesoren so- vidrio en recipientes adecuados cuerde que no es usted sólo quien
bre sus problemas de emisiones donde puedan ser recolectados lo hace sino miles de turistas. Sus
contaminantes. Para esto se esta- para reciclar. espumas van a los ríos y luego al
blecen planes de manejo para mi- 98. Si no consigue una caneca mar donde contaminan. Téngalo
tigar la contaminación ambiental. cerca, lleve su propia bolsa para presente. Use racionalmente el ja-
94. Cuando se requiera dragar un la basura. No deje los desperdi- bón.
río para mejorar su navegabili- cios de comida en la arena por- 108. Así no sea nuestra casa, evi-
dad, por ejemplo, es necesario que eso atrae moscas y aves ca- temos dejar encendido el aire
que especialistas o las autorida- rroñeras. Tampoco arroje la basu- acondicionado mientras no esta-
des ambientales competentes ra al mar, aparte de que es conta- mos en la habitación del hotel. Re-
asesoren estos proyectos en aras minante, las olas siempre la de- cuerde que los CFC, tan dañinos
de evitar daños ambientales irre- vuelven. para la capa de ozono, son la ma-
parables. 99. Tenga presente que el mar y teria prima de muchos sistemas
95. El río es un bien natural que las playas no son baños públicos. de aire acondicionado.
también sirve como instrumento 100. Si quiere hacer deporte, há- 109. Hay cadenas de hoteles en
de recreación, en todas nuestras galo, pero no corte las ramas de países como Nigeria y Brasil que
regiones. Las familias y los gru- las palmeras para hacer porterías recaudan entre los huéspedes un
pos de amigos, sobre todo los fi- de fútbol. Tampoco las use para dólar voluntario en la cuenta final
nes de semana y en los puentes, hacer fogatas. de su estadía y que destinan a pro-
acuden a él para sus paseos. Si 101. No capture ninguna especie gramas de conservación ambien-
estos paseos no se realizan con de mar. Ni cangrejos, ni estrellas, tal y protección de la fauna en es-
la rigurosidad mínima de compor- ni erizos. Se ven mucho mejor en tos países. ¿No sería ésta una
tamiento, se convierten en otra su hábitat donde cumplen una fun- buena idea para Colombia?
fuente de contaminación para los ción especial que metidos dentro 110. En vacaciones los cuidados
ríos pues siempre dejan las pla- de una botella o puestos sobre un no sólo deben ser para el medio
yas de los ríos llenas de desperdi- escritorio. ambiente. Piense en usted. Ten-
cios contaminantes. La regla de 102. Si va a pescar, tenga presen- ga cuidado al tomar el Sol para evi-
oro consiste en dejar los lugares te hacerlo en zonas no contami- tar que termine con quemaduras
visitados de tal forma que parez- nadas. Y devuelva al mar los pe- de tercer grado.
ca que por allí no ha pasado na- ces pequeños, con ello no acaba 111. Se recomienda, entonces, to-
die. el recurso. mar el Sol preferiblemente tem-
103. Diga NO cuando le ofrezcan prano en las mañanas y por tiem-
Playas y Mar productos elaborados con carey o pos muy cortos durante los prime-
El sueño de muchos: la playa, coral. Las tortugas carey están en ros días, siempre con protección
el descanso, el mar. Recorde- vías de extinción; un coral tarda solar.
mos que ese también es nues- décadas en crecer unos pocos 112. Evite usar productos que ace-
tro mar y que los recursos no centímetros. A menor demanda, leran el bronceado (aceites, de-
son de unos pocos. Por eso, menor oferta. terminadas gaseosas, etc). No
desde que lleguemos a esos si- 104. Proteja las aves marinas. No protegen la piel de los rayos ultra-
tios, pensemos en dejarlo todo permita que las capturen o agre- violeta.
como si nos quedáramos a vi- dan con caucheras. 113. No nade mar adentro si no
vir allí. El no estar en nuestra ca- 105. No lleve ni saque especies cuenta con el respaldo y compa-
sa no significa que tengamos de fauna (ni marina ni de otro hábi- ñía necesaria para hacerlo (una
derecho a arrasar con lo que en- tat) de los Parques Naturales. lancha cercana, flotador, etc.). Y
contramos. 106. Seamos buenos turistas in- no permita que los niños lo hagan
96. No importa cuánto tenga que cluso en el hotel. Ahorremos agua sin su vigilancia. Evite sitios con
caminar para encontrar una cane- allí también, no llenemos la tina mucho movimiento de lanchas a
ca dónde arrojar su basura mien- varias veces ni gastemos en exce- motor.
tras está en la playa. Por favor, de- so los productos desechables co- 114. Evite nadar después de ha-
je la playa como quisiera encon- mo las toallas. Los mismos con- ber comido (por lo menos durante
trarla la próxima vez que vuelva. sejos que ponemos en práctica la hora siguiente), ni lo haga cuan-
Recuerde que las latas y los enva- en nuestra casa, pongámoslos en do el Sol está muy fuerte (al me-
ses de plástico no se biodegradan práctica en el hotel (ojo, no cepi- diodía) porque podría quemarse
y dejan un aspecto muy desagra- llarse los dientes ni afeitarse con considerablemente.
dable en la arena. el grifo abierto). Son los mismos 115. No bucee solo y nunca nade
recursos de Colombia los que se de noche, ni bajo el efecto de bebi-
250 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente

das alcohólicas. 126. Si no tiene el sello de la EPA, se puede ahorrar


116. Recuerde que no cualquiera puede bucear. energía simplemente apagando el computador, la
Esta actividad requiere de un curso especial y se ha- impresora o el monitor cada vez que los deje de
ce en zonas seguras. Infórmese, entonces, de los si- usar o no los vaya a usar en por lo menos una hora.
tios donde se pueda practicar este deporte. 127. Si tiene impresora láser, reúse los cartuchos
117. Al igual que el buceo, prácticas como surf, vela, varias veces. Es decir, llénelos de tóner otra vez en
esquí o la pesca no se pueden hacer de la noche a lugar de arrojarlos a la basura. Cuando lo deseche,
la mañana. No se arriesgue si es “primiparo” en el comuníquese con el distribuidor para que los reco-
asunto. ja.
118. No use playas vecinas a ciénagas o desembo- 128. Evite al máximo imprimir sus materiales o docu-
caduras de quebradas porque podría quedar atra- mentos. Si de lo que se trata es de archivar o guar-
pado en una corriente fuerte o en una zona panta- dar, hágalo en un disquette o directamente en el dis-
nosa. co duro. Así ahorra papel.
129. Si definitivamente tiene que usar la impresora,
Oficina imprima por ambas caras de la hoja y en un tipo de
Este lugar, en donde pasamos la mayor parte de letra pequeño para que le quepa más texto en cada
nuestro tiempo, es nuestro segundo hogar. Allí hoja.
permanecemos todos los días y usamos recur-
sos como el agua y la energía. Mundo interior
119. Reciclar es un verbo que se conjuga en todas Si no estamos bien con nosotros mismos, difí-
partes y en todos los tiempos. Por eso, reutilicemos cilmente vamos a estar bien con el entorno y
materiales como sobres de manila. Con corrector o con los demás. Poder compartir este planeta
un pedazo de papel que tape el anterior destinata- con muchos otros seres es un regalo de Dios
rio, queda como nuevo. Algunas empresas tienen que se debe agradecer día a día. Empecemos
sellos con varios renglones para nuevos usuarios, por vivir, entonces, cada día como si fuera el últi-
esa puede ser otra opción. mo. Disfrutemos de las cosas simples, del canto
120. Las libretas, el papel de oficina y los documen- de los pájaros, de las gamas del verde, del soni-
tos que pierden vigencia pueden reutilizarse como do del agua, del color del cielo... Así veremos y
papel para enviar mensajes o papel de fotocopia. haremos un mejor mundo.
Es aconsejable usar sus dos caras. No arrugue el 130. Recuerde que son únicamente sus propios
papel que ya usó, así tiene mayor valor para el pro- pensamientos los que le causan dolor.
ceso de reciclaje. 131. Decídase a ser amoroso no concediendo cuo-
121. Para evitar el desperdicio de luz, ubiquemos tas de culpa ni a usted, ni a los demás.
los escritorios junto a las ventanas. Al terminar la jor- 132. Libérese de dolores de espalda, jaquecas o do-
nada, verifique que las máquinas, computadores y lores cervicales respirando el olor de una rosa.
lámparas estén apagadas. En las oficinas también 133. Dígale adiós a todas las culpas.
se puede hacer separación de basuras en varios re- 134. Quiérase. Contribuya a un mejor mundo per-
cipientes. Organice un programa de reciclaje allí. donándose a sí mismo y a los demás.
Muchas empresas lo hacen y venden ese material a 135. Sea como el Sol y donde quiera que vaya lleve
centros autorizados. Con ese dinero hacen obras un poco de primavera y calor consigo.
sociales y compran árboles para sembrar. 136. Sea un soplo de aire fresco para todos sus ami-
122. No fume dentro de las oficinas. Si no se dispo- gos.
ne de un lugar especial para los fumadores, pídales 137. Recuerde que la sonrisa es una actitud que re-
que lo hagan en los pasillos, sin molestar a nadie. fleja el calor del Sol y el inicio de una estación cre-
No arroje las colillas en las materas, da mal aspecto ciente.
y las contamina. 138. Que todas sus estaciones sean siempre pri-
123. A la hora de limpiar los equipos, no use produc- mavera, la estación del amor.
tos en aerosol. 139. Entienda que no existe lo imposible y empiece
124. Suspenda el correo inútil. Evite el gasto inofi- a creer en sus propios sueños. Por eso, pinte con un
cioso de papel. pincel imaginario el cuadro que quisiera ver en la
125. Muchos de los monitores de los computadores realidad.
y algunas impresoras ya vienen con un logo en for- 140. Mire la naturaleza como a un gran maestro,
ma de estrella y la palabra ENERGY. Es el sello de quien continuamente nos despierta la belleza, la ar-
la EPA (Environment Protection Agency) de Esta- monía y la transformación.
dos Unidos. Eso significa que el equipo satisface 141. Asuma que es parte de todo lo que existe y, por
una serie de requerimientos de ahorro de energía lo tanto, empiece a ser mas cuidadoso con todo lo que
que se traduce en que generalmente, y luego de de- está afuera y dentro de sí.
jar de usarlo, entra en una especie de estado de hi- 142. Camine sin rumbo una tarde de lluvia o de Sol.
bernación. Al mover el mouse o presionar una tecla, 143. Llame a sus padres y, sin motivo, dígales “los
arranca nuevamente. amo”.
GEOMINAS, diciembre 2017 251
Panorámica ambiental

144. Regale un libro, un chocolate 164. Como vamos a trabajar por dientes en los baños del colegio.
o una frase amable a alguien to- el medio ambiente, primero tene- Apaguemos cuanto bombillo no
dos los días. mos que ser ejemplo para nues- sea necesario mientras es de día.
145. Siéntese en un columpio, o tros compañeritos. Que no nos 170. Hablemos con mamá para
al menos en una grada y tómese vean nunca arrojando basuras a que no nos empaque en tanto pa-
un helado sin prisa alguna. la calle, ni al patio de nuestro cole- pel (aluminio, celofán y serville-
146. Cocine para sus amigos y gio a la hora de comernos algo du- tas) nuestra lonchera. Tanto em-
tenga un plato caliente siempre rante el recreo, y, menos, botando paque sólo produce basura que
para brindarle a alguien basura por la ventana del bus de contamina nuestro medio am-
147. Mire con atención un cielo la ruta. biente, además de que, las servi-
azul y llénese de su infinito. 165. Busquemos siempre una ca- lletas, por ejemplo, también salen
148. Cierre los ojos y escuche sin neca o guardemos la basura en de los árboles. En lo que tiene que
adjetivos los ruidos que llegan de nuestra lonchera o nuestro morral ver con el aluminio, éste no se de-
los árboles cercanos. y desocupémosla en la casa. El grada (es decir, cuando finalmen-
149. Llene de flores su casa, su mismo procedimiento lo debemos te cumple su ciclo y es llevado con
habitación, o su oficina. hacer cuando salgamos de paseo toda la basura a los rellenos sani-
150. Coma durante un día sola- al campo o a algún parque: tenga- tarios donde se entierra, no se
mente frutas. mos a mano una bolsa dónde de- mezcla con la tierra sino que se
151. Piense que la vida es un rega- positar nuestros desperdicios, pa- queda así, ahí, por cientos de
lo de Dios y medite cada mañana ra dejar esos sitios como nos gus- años, lo que inutilizará el terreno).
sobre lo importante que es estar taría verlos siempre. 171. Si cada uno de nosotros asu-
en este mundo. 166. Ahorremos papel porque és- me comportamientos como los an-
152. Siéntese junto a una fuente y te sale de los árboles. Usemos, teriores, ya estaremos listos para
escuche el sonido del agua. siempre, los cuadernos y las ho- organizar un club ecológico. Es fá-
153. Apague todas las luces y mi- jas de apuntes por ambas caras y cil. Asociémonos con varios ami-
re las estrellas al menos una vez a procuremos que nos duren guar- gos de nuestro salón o de nuestro
la semana. dando una margen de no más de colegio y dispongámonos a traba-
154. Si tiene cómo, consígase un centímetro. Eso, para que apro- jar. Primero, hay que escoger un
una mascota. vechemos al máximo las hojas. tema sobre el cual vamos a cen-
155. Aprenda de los niños y sienta 167. Si nos quedaron cuadernos trar nuestro trabajo. Aquí te habla-
como ellos. de años anteriores, por favor, no remos de cuatro: reciclaje, recu-
156. Déle una abrazo sincero a al- los arrojemos a la basura. Pode- peración de parques y zonas ver-
guien. mos darle un nuevo uso destinán- des de nuestro colegio y sus alre-
157. Póngase pequeñas metas dolos a cuadernos de tareas, a li- dedores, sensibilización (para
cada día. bretas de notas o a hojas para pre- educar a otros niños y a los gran-
158. Pague sus deudas. sentar exámenes. Ese mismo uso des acerca de cómo cuidar nues-
159. Sonría, simplemente sonría, se lo podemos dar a los trabajos tro mundo) y cuidado de anima-
así no haya razon para hacerlo. que presentamos y que los devol- les.
160. Regálese algo. vieron ya calificados. Por el otro la- 172. Empecemos: si nos vamos a
161. Adopte un árbol. do podemos escribir cosas. Todo dedicar al reciclaje, debemos sa-
162. Camine descalzo sobre la ese papel nos sirve, también, pa- ber que éste es un proceso de ela-
hierba, preferiblemente al ama- ra nuestras fotocopias en lugar de boración de materiales a partir de
necer. usar en ellas papel nuevo. productos ya utilizados. Esto se
163. Viva enamorado. 168. No volvamos a hacer guerra hace para para devolverle menos
de papeles arrugados y desterre- basura a nuestro medio ambiente
Escuelas y colegios mos las “bodoqueras” de nuestro y para frenar un poco la presión
Los niños somos más sensi- colegio (esos tubitos con los que que existe sobre los recursos na-
bles a las cosas de la naturale- disparamos papel enroscado en turales.
za que los grandes. Nos gustan forma de flecha). Piensa que ca- 173. También debemos saber có-
los animales salvajes y soña- da año el planeta pierde 300 mi- mo separar las basuras. Las orgá-
mos con aventurarnos en la sel- llones de toneladas de madera nicas hay que depositarlas en una
va. Pero también nos preocupa que se destinan a la elaboración caneca, el plástico, el papel en
esa basura que afea nuestros de papel. otra y el vidrio en otra. La basura
parques, los ríos sucios y los 169. Pon en práctica en tu colegio orgánica, que corresponde a los
animales que se venden en las el mismo comportamiento de aho- desperdicios de comida, cásca-
calles. ¿Qué podemos hacer? rro de agua y energía que hemos ras y huesos, entre otros, sí se de-
Con un poquito de imaginación visto en esta cartilla. No tenemos grada al volver a la tierra y por lo
y algunos socios -nosotros, los por qué dejar las llaves de los lava- tanto, no es nociva para el medio
niños- también podemos sal- manos abiertas mientras nos enja- ambiente.
var el medio ambiente. bonamos y nos cepillamos los
252 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente

174. Ya conformado nuestro club ecológico (con un quen al cuidado del medio ambiente y discutan so-
nombre bien especial y con la aprobación de profe- bre el tema. También, habla de basuras, reciclaje y
sores y directivas), y si nos vamos a matricular en el ahorro de recursos naturales en tu casa, con tus pa-
reciclaje, debemos hablar, entonces, con las directi- pás, tus hermanos y tus amigos de la cuadra. Esta
vas del colegio para cambiar el sistema de las cane- es una de las tareas más importantes en el cuidado
cas. Conviene, también, hablarle del tema a tus del medio ambiente.
compañeros y, mientras se acostumbran a separar 182. Investiga, documéntate en tu biblioteca sobre
las basuras, colocarle un rótulo especial a cada ca- temas como capa de ozono, lluvia ácida, deforesta-
neca donde se diga qué tipo de basura se debe de- ción, calentamiento global, tráfico de animales, bio-
positar allí. diversidad, contaminación de ríos y mares... Son te-
175. Podemos almacenar todo el papel que ya no mas que te sirven para sensibilizar sobre el medio
sirva en el colegio y pedirle a nuestros compañeros ambiente a tus compañeros y a tu familia.
que lleven el papel periódico de la casa y las revis- 183. De la sensibilización también depende que,
tas viejas, para vender o regalar todo ese material. por ejemplo, estés pendiente, en la ruta, en tu cua-
Puedes comunicarte con la Asociación Nacional de dra, en tu colegio, de las basuras que están botadas
Recicladores (teléfono 3418365 en Bogotá) o ha- en la calle, de los desperdicios de agua que veas ge-
blar con alguna organización que se dedique a ello nerados por tubos rotos, o de bombillas de alumbra-
en tu localidad. Si logras venderlo, allí tendrás un di- do público que veas encendidas durante el día.
nero que puedes utilizar, por ejemplo, en la compra Anota las direcciones con mucho cuidado y comu-
de canecas, o semillas y árboles para reforestar las nícate inmediatamente con las autoridades respec-
zonas verdes de tu colegio. Igual puedes hacer con tivas para que controlen.
el plástico y el vidrio. 184. Ahora bien, si piensas dedicarte a los anima-
176. Ahora bien, si te suena más dedicarte a las zo- les, la cosa también empieza por una actitud de sen-
nas verdes, define con tu club los sitios que vas a sibilidad: di NO siempre que te ofrezcan animales
arreglar y a reforestar. Empieza por tu colegio y las en la calle o a la salida del colegio. Nos parecen lin-
zonas verdes y parques cercanos. Elabora un ma- das las tortuguitas o los loros que venden, pero
pa de cómo está la zona. Arma jornadas para reco- nuestra casa jamás se asemejará a su hábitat. Ha-
ger las basuras y cortar el prado alto y destina un si- bla de ello con tus compañeros y denuncia ante las
tio de esa zona para armar tu fábrica de abono. autoridades este hecho: Policía Ecológica, Corpo-
177. El abono lo haces enterrando la basura orgáni- ración Autónoma Regional o, si vives en una ciu-
ca y los residuos de pasto que podaste. En un tiem- dad, a los Grandes Centros Regionales (DAMA,
po tendrás una tierra negra perfecta para abonar los Dagma, Dadima, etcétera).
nuevos arbolitos que sembrarás con tu club. 185. Tampoco patrocines el maltrato de animales.
178. Tu club debe hablar con el profe de biología pa- No compres pollitos que tinturan de colores y que
ra que les sugiera las mejores especies que debes venden a la salida de los colegios. De la misma ma-
sembrar. Ojalá especies nativas (papayos, aguaca- nera, habla con tu profesor de biología para que no
tes, guamos), que den fruto para que lleven pajari- se hagan disecciones de ranas y palomas. Ya ven-
tos a tus nuevos árboles. La meta es que cada niño den videos sobre ello y es menos cruel que andar ex-
siembre y cuide por lo menos 2 árboles en un año. perimentando con los animales, porque con un vi-
Si son 500 tus compañeros de colegio, ya serán deo evitas el sacrificio de muchos de ellos.
1.000 los nuevos árboles que tendrá este mundo. 186. Si tienes una mascota o decides que vas a te-
jTe imaginas! ner una mascota en tu casa o colegio (gato, perro,
179. Si vas a trabajar con semillas, debes destinar, conejo o pececito) piensa primero en si tienes tiem-
también, un espacio adecuado para hacer un vive- po para darle todo el amor que necesita y si dispo-
ro, o distribuir las semillas entre tus compañeros pa- nes del espacio necesario para que esté cómodo.
ra que en la casa le den los cuidados necesarios al Por ejemplo, si tienes un apartamento es mejor te-
arbolito hasta que alcance unos 20 o 30 centíme- ner un par de pececitos que un perro. Si la mascota
tros y esté listo para trasplantar. De todas formas, ar- es para el colegio, recuerda que debes disponer allí
ma cercas, para proteger tus nuevos arbolitos una de un espacio adecuado y que debes turnarlo con
vez estén sembrados. tus compañeros para llevarlo a la casa los fines de
180. Luego viene el trabajo de mantenimiento. Re- semana. De todas formas, consulta primero con tus
coger las basuras, podar, regar los arbolitos no es al- papás y profesores
go de una sola vez. Es permanente. Debes, por 187. Mascotas como perros y gatos requieren de va-
eso, involucrar a tus compañeros en esta labor, por cunas, corte de pelo y uñas y de enseñanza espe-
jornadas, por salones o por brigadas. cial para que no anden defecando por todas partes.
181. En lo que tiene que ver con la sensibilización, Tú debes asesorarte de un veterinario para que te di-
el trabajo es muy sencillo: arma reuniones semana- ga cómo y, muy seguramente, te sacará más de una
les o quincenales, invita a especialistas del Ministe- cana (el animal, no el veterinario). También debes
rio del Medio Ambiente, de las Corporaciones Autó- pensar que de pronto se enfermará y necesitará de
nomas Regionales o de organizaciones que se dedi- cuidados y medicinas (hablamos del animal, claro).
GEOMINAS, diciembre 2017 253
Panorámica ambiental

188. Evita el ruido innecesario. El animal silvestre de su hábitat. nal del Agua, Unidad de Parques
ruido también es contaminación. 192. Denuncie estos hechos, Nacionales, Minambiente.
Bájale el volumen a la tele, al nin- prohibidos por la legislación co- Colombia: Ambientes y culturas.
tendo, a tu grabadora, para que lombiana, ante las Corporaciones Manual para el Policía Bachiller
no molestes a los demás. Autónomas Regionales, la Policía Ambiental Minambiente, 1996.
Ecológica y demás autoridades Revista Traffic Suramérica, 1996.
Animales competentes de cada zona del Subdirección de Fauna y Vida Sil-
En el mundo, el tráfico de fauna país. vestre, Minambiente.
silvestre ostenta un deshonro- 193. La cacería está prohibida en
so tercer lugar, en materia de Colombia. Denúnciela. Solo se Ministro del Medio Ambiente:
volumen y ganancias, detrás aceptan la cacería para fines cien- Juan Mayr Maldonado Viceminis-
del tráfico de drogas y el tráfico tíficos, la de subsistencia y la de tra: Claudia Martínez Zuleta Coor-
de armas. Investigaciones de fomento, bajo un permiso espe- dinadora grupo de Comunicacio-
Traffic Suramérica afirman que cial. nes: Myriam Bautista González
en los últimos 400 años han de- 194. No saque, ni capture anima- Edición: Ruby Marcela Pérez ]imé-
saparecido ya de la Tierra 36 es- les de los Parques Nacionales Na- nez Diseño: Beatriz Elena Flórez
pecies de mamíferos y unas turales. Es doble el delito. Como Manzo Ilustraciones: Wilson Gar-
120 se encuentran en grave peli- tampoco los nidos de aves. Ni si- zón Mondragón Armada electró-
gro de extinción. Igualmente, quiera los traslade de sitio. nica: José Roberto Arango R.
130 especies de aves ya fueron 195. Denuncie ante las entidades Investigación y redacción: Ligia
aniquiladas y 345 corren dicho protectoras de la fauna el maltrato Consuelo Acosta Niño, Ximena
riesgo. que se le da a los animales en cir- López Arias, Lisandro López Mar-
189. El respeto a las demás for- cos, en plazas de mercado, en pla- tínez, Ruby Marcela Pérez ]imé-
mas de vida es la base para en- zas de municipios. Ellos no son nez, Carlos Rangel Rueda, Ya-
tender que el hombre no es único un espectáculo. Denuncie tam- neth Rangel Vanegas, Diana Se-
dueño del planeta, sino que com- bién el maltrato a caballos usados rrato ]iménez. Colaboración: Car-
parte espacio y recursos con para el trabajo (zorras), y a perros los Granados B. y Eliana Pineda
otras especies. Nunca compre callejeros. Muñoz
productos fabricados con piel, pe- Tercera edición: Mayo de 2002
lo, plumas, picos, uñas y demás Bibliografía
partes de animales silvestres a no Agendas Locales Ambientales
ser que tenga un certificado don- (Dama), 1994.
de se especifique que proviene Colección Cartillas Programa de
de un zoocriadero. Ojo, en Co- Educación Ambiental «Viva Bogo-
lombia los zoocriaderos sólo co- tá Viva», 1994.
mercian piel de babilla, chiguiro e Tratado Universal del Medio
iguana y, vivos, lobos polleros y Ambiente, España, 1993.
boas. Exija la certificación. Vivir en Bogotá, 1990.
190. No consuma alimento elabo- Documentos Agua que no has de
rados con productos provenien- beber... y El Día de La Tierra, Mi-
tes de especies silvestres: carne nambiente, Oficina Asesora de Di-
de tortuga, caimán, lapa, armadi- vulgación y Prensa, 1995.
llo, huevos de iguana, etcétera. Cartilla Mi amigo el Bosque. Pre-
Esta costumbre acaba, en Co- vención de Incendios Forestales.
lombia, con entre 15.000 y 20.000 Sistema Nacional para la Preven-
tortugas hicoteas, por aquello de ción y Atención de Desastres,
la “carne blanca”, y por lo menos 1994.
con 40.000 iguanas solo en la épo- Comentarios sobre el vivir, Krish-
ca de Semana Santa cada año. namurti, 1989.
Las iguanas son sacrificadas pa- Archivo Comunicados de Prensa,
ra sacarles sus huevos porque jus- Oficina Asesora de Divulgación y
to por esa época ellas desovan. Prensa, Minambiente.
191. Ningún animal silvestre es Archivo de Prensa Biblioteca Luis
mascota. Ni venado, ni oso, ni ti- Angel Arango.
grillo, ni micos tití. Ya estamos Archivo de Prensa EL TIEMPO.
acostumbrados a verlos, junto 50 simple things you can do to
con loros y guacamayas, cum- save the earth, 1989.
pliendo esa función. Aparte de Agencia Prensa Verde.
que están en extinción, no existe Dirección General Forestal y de
justificación alguna para sacar un Vida Silvestre, Estrategia Nacio-
254 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

100 ways to personally help the


environment*
Posted by Kyle Hill in Science News 15. Purchase appliances and office equipment with
the Energy Star Label; old refrigerators, for example,
Thankfully, much of the developed world is adopting use up to 50% more electricity than newer models.
“green” approaches to everything from construction, 16. Only use electric appliances when you need
to business models, to energy, to job creation, to utili- them (i.e. you don't need the lights on to walk down
ties operation and so on. Because of this movement your hallway every time).
(even I have a degree in environmental engineering), 17. Use compact fluorescent light bulbs to save
people are always eager to implement their own money and energy.
green techniques in order to do their part to conserve 18. Keep your thermostat at temperatures that will
our precious home-world (if not to just have the smug minimize equilibrium re-heating such as 68 in winter
Al Gore-esque satisfaction). What I have outlined be- and 78 in summer.
low (with help from various websites) are 100 ways to 19. Keep your thermostat higher in summer and
personally help the environment. Do your part! lower in winter when you are away.
20. Insulate your home as best as you can.
Your Home – Conserve Energy 21. Install weather stripping around all doors and
1. Clean or replace air filters in your air condition- windows.
ing unit at least once a month. 22. Shut off all electrical equipment in the evening
2. If you have central air conditioning, close vents when you leave work.
in unused rooms. 23. Plant trees to shade your home (helping cooling
3. Lower the thermostat on your water heater to a costs).
reasonable temperature like 120 degrees Fahren- 24. Shade outside air conditioning units by trees or
heit. other means.
4. Wrap your water heater in an insulated blanket. 25. Replace old windows with energy-efficient ones.
5. Turn down or shut off your water heater when 26. Use cold water instead of warm or hot water
you will be away for extended periods. when possible.
6. Turn off unneeded lights or when leaving a 27. Connect your outdoor lights to a shut-off timer.
room. 28. Buy green electricity – electricity produced by
7. Set your refrigerator temperature at a level that low or even zero-pollution facilities
will maintain freshness without sacrificing energy (36
to 38 degrees and your freezer at 0 to 5). In Your Home-Reduce Toxicity
8. When using an oven, minimize door opening 29. Eliminate mercury from your home by purchas-
while it is in use; it reduces oven temperature by 25 to ing items without mercury, and dispose of items con-
30 degrees every time you open the door. taining mercury at an appropriate drop-off facility
9. Clean the lint filter in your dryer after every load when necessary (e.g. old thermometers).
so that it uses less energy to remove said lint (elimi- 30. Learn about alternatives to household cleaning
nate blockages). items that do not use hazardous chemicals.
10. Unplug seldom used appliances, even an un- 31. Buy the right amount of paint for the job (where
used power strip uses energy while plugged in! do you think all that unused paint goes when you
11. Use a microwave whenever you can instead of a dump it?)
conventional oven or stove. 32. Review labels of household cleaners you use.
12. Wash clothes with warm or cold water instead of Consider alternatives like baking soda, scouring
hot water. pads, water, or a little more elbow grease.
13. Reverse your indoor ceiling fans for summer 33. When no good alternatives exist to a toxic item,
and winter operations as recommended (utilizing the find the least amount required for an effective, sani-
rising and settling of air). tary result.
14. Turn off lights, computers, and other appliances 34. If you have an older home, have paint in your
when not in use. home tested for lead. If you have lead-based paint,
cover it with wall paper or other material instead of
*https://sciencebasedlife.wordpress.com/2010/12/30/10-ways-to-personally-help-the-environment/
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 255
Panorámica ambiental

sanding it or burning it off. 57. Use a ceramic coffee mug in- use to prevent leaks.
35. Use traps instead of rat and stead of a disposable cup.
mouse poisons and insecticides. Ways to Protect Our Water
36. Have your home tested for ra- Ways To Protect Our Air 81. Re-vegetate or mulch dis-
don. 58. Ask your employer to con- turbed soil as soon as possible.
37. Use cedar chips or aromatic sider flexible work schedules or 82. Never dump anything down a
herbs instead of mothballs. telecommuting (to reduce driving storm drain.
pollution). 83. H a ve yo u r se p ti c ta n k
In Your Yard 59. Recycle printer cartridges. pumped and system inspected reg-
38. Avoid using leaf blowers and 60. Shut off electrical equipment ularly.
other dust-producing equipment. in the evening when you leave 84. Check your car for oil or other
39. Use an electric lawn-mower in- work. leaks, and recycle used motor oil.
stead of a gas-powered one. 61. Report smoking vehicles to 85. Take your car to a car wash in-
40. Leave grass clippings on the your local air agency. stead of washing it in the driveway.
yard-they decompose and return 62. Don't use your wood stove or 86. Learn about your watershed
nutrients to the soil. fireplace when air quality is poor.
41. Use recycled wood chips as 63. Avoid slow-burning, smolder- Create Less Trash
mulch to keep weeds down, retain ing fires. They produce the largest 87. Buy items in bulk from loose
moisture and prevent erosion. amount of pollution. bins when possible to reduce the
42. Use only the required amount 64. Burn seasoned wood – it packaging wasted.
of fertilizer. burns cleaner than green wood. 88. Avoid products with several
43. Minimize pesticide use. 65. Use solar power for home and layers of packaging when only one
44. Create a wildlife habitat in water heating. is sufficient. About 33% of what we
your yard. 66. Use low-VOC (volatile or- throw away is packaging.
45. Water grass early in the morn- ganic carbon) water-based paints, 89. Buy products that you can re-
ing, taking advantage of low- stains, finishes and paint strippers. use.
flow/demand hours for water. 67. Purchase radial tires and 90. Maintain and repair durable
46. Rent or borrow items like lad- keep them properly inflated for products instead of buying new
ders, chain saws, party decora- your vehicle (increasing fuel effi- ones.
tions and others that are rarely ciency). 91. Check reports for products
used. 68. Paint with brushes or rollers in- that are easily repaired and have
47. Take actions that use non- stead of using spray paints to mini- low breakdown rates.
hazardous components (e.g., to mize harmful emissions. 92. Reuse items like bags and
ward off pests, plant marigolds in a 69. Ignite charcoal barbecues containers when possible.
garden instead of using pesticide). with an electric probe or other alter- 93. Use washable cloth napkins
48. Put leaves in a compost heap native to lighter fluid. instead of paper ones.
instead of burning them or throw- 70. If you use a wood stove, use 94. Use reusable plates and uten-
ing them away. Yard debris too one sold after 1990. They are re- sils instead of disposable ones.
large for your compost bin should quired to meet federal emissions 95. Use reusable containers to
be taken to a yard-debris recycler. standards and are more efficient store food instead of aluminum foil
and cleaner burning. and cling wrap.
In Your Office 71. Walk or ride your bike instead 96. Shop with a canvas bag in-
49. Copy and print on both sides of driving, whenever possible. stead of using paper and plastic
of paper. 72. Join a carpool to get to work. bags.
50. Reuse items like envelopes, 97. Buy rechargeable batteries
folders and paper clips. Ways to Use Less Water for devices used frequently.
51. Use mailer sheets for interof- 73. Check and fix any water 98. Reuse packaging cartons and
fice mail instead of an envelope. leaks. shipping materials. Old newspa-
Use mailer sheets for interoffice 74. Install water-saving devices pers make great packaging mate-
mail instead of an envelope. on your faucets and toilets. rial.
52. Set up a bulletin board for 75. Don't wash dishes with the wa- 99. Compost your vegetable
memos instead of sending a copy ter running continuously. scraps.
to each employee. 76. Wash and dry only full loads of 100. Buy used furniture – there is a
53. Use e-mail instead of paper laundry and dishes. surplus of it, and it is much cheaper
correspondence. 77. Follow your community's wa- than new furniture.
54. Use recycled paper. ter use restrictions or guidelines.
55. Use discarded paper for scrap 78. Install a low-flow shower
paper. head.
56. Encourage your school 79. Replace old toilets with new
and/or company to print docu- ones that use less water.
ments with soy-based inks, which 80. Turn off your washing ma-
are less toxic. chine's water supply when not in
256 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

8 fotos impactantes del cambio


climático que te van a hacer reflexionar*
El cambio climático, en el que se incluye el ca- dazales, cuando era un afluente increíble para
lentamiento global, es un proceso que estamos la región. Se registró que se murieron casi el
transitando, aún con mayor intensidad en los últi- 98% de los cocodrilos del área.
mos años.
3. El volumen de glaciares europeos podría dis-
1.Estas son las capas de hielo de Antártica y minuir entre un 22% y un 89% para el 2100, se-
Groenlandia, que han disminuido de manera ex- gún la Agencia Europea de Medio Ambiente.
traordinaria en los últimos años. Según la
NASA, se perdieron entre 150 y 250 kilómetros
cúbicos de hielo por año, entre 2002 y 2006, en
Groenlandia. Mientras que en Antártica, hay 152
km3 menos, en la misma franja temporal.

Foto: Sean Gallup

4. Nueva Delhi, India decidió reducir sus emisio-


nes, ya que es el tercer emisor de carbono más
Foto: Mario Tama
grande del planeta Tierra.

2. El río Pilcomayo, cuyo caudal separa el límite


entre la Argentina y Paraguay, está transitando
por una sequía intensa, la peor en 20 años.
Actualmente, se convirtió en un lugar lleno de lo-

Foto: Roberto Schmidt

Esta es una vista aérea de Nueva Delhi, India, el


tercer emisor de carbono más grande del mun-
do. India es parte del Acuerdo de París sobre el
cambio climático y se ha comprometido pública-
mente a reducir sus emisiones.
Foto: Norberto Duarte
*https://www.mundotkm.com/actualidad/2018/03/08/8-fotos-impactantes-del-cambio-climatico-que-te-van-a-hacer-reflexionar/
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 257
Panorámica ambiental

5. La zona de Upper Ncema, Zimbawe, es una 7. La Cordillera Frontal, en Colorado, Estados


de las más áridas y, actualmente, está por deba- Unidos, fue impactada por extraordinarias inun-
jo del 2% de su capacidad, gracias a la gran se- daciones, nunca antes vistas en la zona. Miles
quía. de personas tuvieron que ser evacuadas.

Foto: Zinyange Auntony

Una vaca pasta en una de las zonas cada vez Fuente: Recreo Viral
más áridas de Zimbawe, la presa desmantelada
de Upper Ncema, que ahora está por debajo del Miles de evacuados en Colorado cuando inun-
2% de su capacidad debido a la sequía. daciones impactan la Cordillera Frontal (Front
Range); aquí vemos una cascada destruyendo
6. El embalse en el Lago Folsom, California, un puente sobre la autopista 34.
Estados Unidos, quedó completamente seco,
en el 2013, por la falta de lluvias. 8. La tormenta de polvo Haboob-en árabe, “vien-
to impestuoso”- sacudió a Phoenix, Arizona,
Estados Unidos. Fue la primera de la historia en
ese lugar.
Una tormenta de polvo llamada Haboob, que en
Arabe significa “viento impetuoso”, en Phoenix
Arizona

Fuente: Recreo Viral

Fuente: Recreo Viral

Tomado de:
https://es.123rf.com/photo_75459224_para-el-calentamiento-
global-car%C3%A1cter-del-planeta-tierra-ilustraci%C3%B3n-.html
258 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
GEOMINAS Panorámica ambiental
Environmental overview
Panorãmica ambiental

Mitigação do clima tem um aliado sem reconhecimento ou


direitos territoriais: os povos indígenas dos países
tropicais*
por Justin Catanoso en 18 Outubro 2018 | Translated by Isadora
ministram quase 300 bilhões de toneladas métricas de
Veiga
carbono armazenadas abaixo e acima do solo em suas
—Pesquisadores lançaram o que eles consideram “a avaliaç-
terras. O estudo descobriu que esse carbono seques-
ão mais abrangente até o momento sobre armazenamento de trado equivale a 33 anos de emissões mundiais tendo
carbono” em áreas florestais ocupadas por povos indígenas e como referência o ano de 2017.
comunidades locais em 64 países tropicais. Uma das princi-
pais descobertas da pesquisa é o fato de os povos indígenas Os resultados foram revelados no mesmo dia em que o
administrarem a terra com muito mais competência que os go- secretário-geral das Nações Unidas, Antonio Guterres,
vernos de seus países. censurou a paralisia das lideranças globais em relação
—Segundo o estudo, liderado pela Iniciativa para Direitos e Re- às ações climáticas enquanto os impactos – condições
cursos (em inglês, Rights and Resources International, ou climáticas extremas, elevação do nível do mar,
RRI), os povos indígenas gerenciam quase 300 bilhões de to-
neladas métricas de carbono armazenadas abaixo e acima do
incêndios florestais, degradação dos oceanos, desflo-
solo em suas terras. O estudo descobriu que esse carbono se- restamento – continuam avançando. Na semana pas-
questrado equivale a 33 anos de emissões mundiais tendo co- sada, após negociações mornas em Bangkok, na Tailâ-
mo referência o ano de 2017. ndia, ele fez um apelo a todas as nações para que inten-
—O lançamento do estudo foi programado para coincidir com a sifiquem seus esforços.
abertura da Cúpula Global de Ação Climática no dia 12 de se-
tembro. O evento de três dias aconteceu em São Francisco e O estudo liderado pela RRI teve como objetivo destacar
foi organizado pelo governador da Califórnia, Jerry Brown, e o papel que os povos indígenas desempenham em
pelo ex-prefeito de Nova York Michael Bloomberg. A relação seus próprios países quando se trata de ação climática
entre direitos indígenas e proteção ambiental prometeu ser
um dos pontos altos da cúpula.
por meio do melhoramento da proteção e da adminis-
tração de terras e florestas. Os autores observam que
À medida que o aquecimento global continua sobrepu- os índices de desflorestamento são significativamente
jando a morna resposta internacional, vários ambienta- mais baixos nas terras ocupadas por populações nati-
listas estão se unindo com o objetivo de exigir plenos di- vas, mas os governos muitas vezes não reconhecem os
reitos e reconhecimento para aqueles que há muito est- direitos legais desses povos, ameaçando assim sua ca-
ão associados à administração da terra ligada à miti- pacidade de administrá-las. Essa situação também po-
gação das alterações climáticas: os povos indígenas. de prejudicar os compromissos firmados por esses paí-
ses no Acordo de Paris de 2015 no que diz respeito à re-
No dia 10 de setembro, pesquisadores lançaram o que dução da emissão de carbono e do desflorestamento.
eles consideram “a avaliação mais abrangente até o mo-
mento sobre armazenamento de carbono” em áreas flo- “Indicadores da última década mostram que os gover-
restais ocupadas por povos indígenas e comunidades nos dos países em desenvolvimento e a comunidade in-
locais em 64 países tropicais. Uma das principais des- ternacional não estão agindo com a rapidez suficiente
cobertas da pesquisa é o fato de os povos indígenas ad- para reconhecer e consolidar os direitos dos povos das
ministrarem a terra com muito mais competência que os florestas”, declarou Alain Frechette, autor da análise de
governos de seus países. carbono e diretor de análise estratégica e envolvimento
global da RRI. “No mínimo um terço do carbono admi-
As comunidades indígenas muitas vezes se esforçam nistrado por comunidades em países tropicais e subtro-
para manter as florestas intactas, o que resulta no apri- picais está situado nas florestas, onde os principais
sionamento do carbono nas árvores, vegetação, raízes guardiões carecem de títulos, fato que os coloca em
e solo em vez da sua liberação na atmosfera por meio grande risco juntamente com as florestas e o carbono
do desflorestamento e da perturbação do solo devida a que elas armazenam.”
práticas de agropecuária, mineração ou extração de ma-
deira. Da floresta para os holofotes
O lançamento do estudo foi programado para coincidir
Na verdade, segundo o estudo liderado pela Iniciativa com a abertura da Cúpula Global de Ação Climática no
para Direitos e Recursos (em inglês, Rights and Re- dia 12 de setembro. O evento de três dias aconteceu
sources International, ou RRI), os povos indígenas ad- em São Francisco e foi organizado pelo governador da
Califórnia, Jerry Brown, e pelo ex-prefeito de Nova York
*https://pt.mongabay.com/2018/10/mitigacao-do-clima-tem-um-aliado-sem-reconhecimento-ou-direitos-territoriais-os-povos-
indigenas-dos-paises-tropicais/
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018 259
Panorámica ambiental

Michael Bloomberg. Peter Veit, diretor da iniciativa Land ração. A tribo coopera com os am-
and Resource Rights (Direitos à te- bientalistas para ajudar a reflorestar
Eles são co-fundadores da coligaç- rra e a recursos naturais, em traduç- suas terras depois que a mineração
ão We Are Still In (ainda estamos par- ão livre) do Instituto de Recursos for transferida para outra região.
ticipando, em tradução livre), um con- Mundiais, disse à Mongabay que “as
junto de estados, cidades, universi- análises econômicas deixam claro Segundo John, esses exemplos não
dades e empresas que prometeram que as terras de povos indígenas são nem surpreendentes nem co-
assegurar que os EUA honrem os que são protegidas e tituladas, prin- muns. Ele diz que, na qualidade de
compromissos firmados no Acordo cipalmente na América Latina, onde proprietários de terras tituladas, os
de Paris para redução de emissões, os dados são mais abundantes, têm povos indígenas devem estar sujei-
ainda que o governo Trump tenha in- índices de desflorestamento três ou tos às normas e restrições governa-
terrompido as ações climáticas em quatro vezes menores que áreas se- mentais.
nível federal. melhantes que não são ocupadas
por povos indígenas. Obter o título “Minha experiência com povos indí-
O progresso internacional, planos e da terra é fundamental.” genas mostra que eles não estão de-
obstáculos dessas entidades – con- sesperados para derrubar árvores e
hecidas como subnacionais – para a Peter contribuiu para o estudo fa- estabelecer uma indústria pesada”,
ação climática seria o foco da cúpula zendo parte de um grupo de pesqui- acrescentou John. “Eles são melho-
de São Francisco. A relação entre di- sa chamado LandMark. O estudo res administradores da terra porque
reitos indígenas e proteção ambien- também contou com contribuições vivem lá e valorizam mais a susten-
tal prometeu ser um dos pontos altos de pesquisas do Environmental De- tabilidade da terra em longo prazo
da cúpula. fense Fund, Woods Hole Research do que as pessoas que vêm de fora e
Center e três organizações indíge- veem a terra principalmente como
Em 11 de setembro, por exemplo, go- nas. O estudo de mapas e demar- fonte de recursos naturais que po-
vernadores de 38 jurisdições em 5 cações revelou que somente 15% dem ser explorados.”
continentes se reuniram com líderes das terras indígenas são tituladas
indígenas para dar início a uma par- aos habitantes das florestas dos paí- No Woods Hole Research Center,
ceria visando à redução dos índices ses avaliados. um centro de pesquisas nos EUA, o
de desflorestamento e à preservaç- ecologista e especialista em senso-
ão dos direitos das terras nativas. A Sem garantia de proteção riamento remoto Wayne Walker con-
expectativa era de que importantes John Knox, professor de direito da tribui para o estudo com modelagem
fundações norte-americanas, como Universidade Wake Forest, comple- computadorizada. Ele afirmou que
a Fundação Ford de 13 bilhões de dó- tou recentemente seis anos de as conclusões que apontam para a
lares, reforçassem o time pela pri- atuação como relator especial sobre necessidade de um controle indíge-
meira vez, direcionando milhões de direitos humanos e meio ambiente na legalizado das florestas que es-
dólares ao financiamento de proje- da ONU. Segundo ele, a titulação de ses povos ocupam são “moleza” pa-
tos de proteção de florestas e ação terras a povos indígenas – geral- ra os governos federais dispostos a
climática. mente terras que já pertenceram a combater a mudança climática.
eles – não é garantia de proteção ou
O cenário demanda ações urgentes, conservação permanente e nem de- Com isso, Wayne reconhece que
pois o ano de 2017: veria ser. nações em desenvolvimento, geral-
mente assoladas por corrupção go-
• Foi o segundo ano mais quente des- John acrescenta que “povos indíge- vernamental, lutam para equilibrar a
de o início das medições em 1880. nas têm o direito de controlar o terri- conservação do meio ambiente com
• Foi um ano em que as emissões de tório que ocupavam tradicionalmen- a pressão para monetizar seus re-
gases de efeito estufa alcançaram te com base em seus direitos legais. cursos naturais.
um nível recorde. Não é algo que deva ser concedido
• Foi classificado como o segundo simplesmente porque achamos que “O que podemos fazer no momento
pior ano da história em termos de serão bons guardiões ambientais. é esclarecer da melhor forma possí-
desflorestamento, com uma área Eles têm direitos implícitos basea- vel, em termos quantitativos, o papel
desmatada de tamanho equivalente dos em seus direitos humanos. que os povos indígenas represen-
à Grécia. Assim como acontece com outros tam para a mitigação do clima”, dis-
• Testemunhou o assassinato de 207 proprietários de terras, eles podem se Wayne à Mongabay. “Não haverá
defensores ambientais em 22 paí- decidir utilizar a terra de determina- nenhum momento decisivo em que
ses, mortos ao tentarem interromper das maneiras.” todos os países do mundo vão aderir
atividades ilegais em suas terras, co- a essas questões ao mesmo tempo.
mo mineração, extração de madeira, Alguns exemplos podem ser vistos Mas com sorte, aos poucos, antes
caça e perfuração de poços. no Brasil, onde seis comunidades na- do esperado, a mudança começará
tivas foram multadas pelo governo a acontecer.”
É por esse motivo que os defensores recentemente por realizarem práti-
afirmam que o estudo de gestão de cas agrícolas proibidas em reservas.
terras indígenas liderado pela RRI é Enquanto isso, na Amazônia perua-
ao mesmo tempo oportuno e indis- na, uma tribo indígena na região de
pensável. Madre de Dios está limpando gran-
des faixas de terra usadas para mine-
260 GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
COLABORADORES VOLUMEN 46
COLLABORATORS VOLUME 46
COLABORADORES VOLUME 46
CONTENIDO TEMÁTICO
VOLUMEN 46
TABLE OF CONTENTS BY THEME VOLUME 46
CONTEÚDO TEMÁTICO VOLUME 46
189 Agronomía
Evaluación del efecto de dos sistemas de labranza sobre el rendimiento, sus componentes y la calidad
de la fibra de algodón (Gossypium hirsutum L.).
Evaluation of the effect of two tillage systems on yield, its components and the quality of cotton fiber (Gossypium hir-
sutum L.).
Avaliação do efeito de dois sistemas de plantio direto sobre o rendimento, seus componentes e a qualidade da fi-
bra do algodão (Gossypium hirsutum L.).
Aniceth Reina, Manuel Guzmán, Jesús Ávila M., María M. Anzalone
219 Uso de materia orgánica para formar sustratos en plantas de café (Coffea arabiga L.) que mejoren su de-
sarrollo en la fase de vivero 2. Ganancia de peso seco y variación en la composición química del sustrato,
capacidad de almacenamiento de humedad.
Use of organic matter to form substrates in coffee plants (Coffea arabiga L.) that improve their development in the
nursery stage 2.Increased of dry weight and variation in the substrate chemical composition, moisture storage ca-
pacity.
Uso de matéria orgânica para formação de substratos em cafeeiros (Coffea arabiga L.) que melhorem o seu de-
senvolvimento na fase de viveiro 2. Ganho de peso seco e variação na composição química do substrato, capaci-
dade de armazenamento de umidade.
Dayana Arroyo, Pedro Salazar, Ronald Jiménez, Jesús Ávila M.
17 Ambiente
Impacto sobre agua generado por la adición de fluidos de perforación base aceite natural de palma acei-
tera (Elaeis guineensis) y soya (Glycine max).
Impact on water generated by the addition of base drilling fluids natural oil of palma aceitera (Elaeis guineensis)
and soya (Glycine max).
Impacto sobre água gerada pela adicção de fluidos de perfuração base óleo natural de palma de óleo (Elaeis gui-
neensis) e soja (Glycine max).
Ruben Vega, Marielvis Ruíz, Julio Velásquez, María Gamboa
79 Desempeño de celdas de combustible microbiana para la remoción de materia orgánica y la generación
de electricidad a partir de aguas residuales.
Microbial fuel cell performance for removal of organic matter and electricity generation from wastewater.
Desempenho de celas de combustível microbiana para a remoção de matéria orgânica e a geração de eletricidade
a partir de águas residuais.
P. J. López G., J. Guzmán, J. Y. López C., L. M. Ávila L., J. C. Rodríguez
155 El comportamiento socio ambiental como factor en la inversión de los proyectos mineros en la provincia
de Lucanas y Sucre, región de Ayacucho, Perú.
Environmental partner behavior as a factor in the investment of mining projects at Lucanas and Sucre provinces,
Ayacucho region, Peru.
O comportamento sócio-ambiental como um fator no investimento de projetos de mineração na província de Luca-
nas e Sucre, região de Ayacucho, Peru.
Jaime Alberto Huamán Montes
179 Calidad físico-química, bacteriológica y densidad de bacterias sulfato-reductoras en aguas residuales de
plantas de tratamiento del estado Nueva Esparta.
Physico-chemical and bacteriological quality, and sulfate-reducing bacteria in wastewater of treatment plants at
Nueva Esparta state.
Qualidade físico-química, bacteriológica e densidade de bactérias redutoras de sulfato em águas residuais de es-
tações de tratamento no estado de Nueva Esparta.
P. J. López G., J. Rodríguez, W. Fermín, J. Y. López, L. Ávila, E. Martínez, J. Barreto
183 Botánica
Hipótesis de filogenia para la familia Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, con respecto a Abolboda-
ceae Nakai (1943). Utilizando el marcador RBCL y Welwitcshia mirabillis como grupo externo.
Hypothesis of filogenia for the family Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, respect to Abolbodaceae Nakai
(1943). Using RBCL marker and Welwitcshia mirabillis as an external group.
Hipóteses de filogenia para família Xyridaceae C.Agardh (1823), nom. Cons, sobre Abolbodaceae Nakai (1943).
Usando o marcador mirabillis RBCL e Welwitcshia como desviante.
Habib A. Tajan M.
97 Calidad
Método Coaching APIC (Analiza, Planifica, Identifica y Crea) bajo la gestión de la calidad total.
APIC (Analyze, Plan, Identify and Create) Coaching Method under the management of total quality.
Método Coaching APIC (Analisa, Planifica, Identifica e Cria) baixo o gerenciamento da qualidade total.
Leonardo Rafael García Figueroa
75 Concentración de minerales
Determinación del grado de recuperación metalúrgica de titanio (Ti) contenido en las arenas de relaves
producidas en la pequeña minería de oro, en el sector Las Claritas, municipio Sifontes, estado Bolívar.
Determination of the degree of metallurgical recovery of titanium (Ti) contained in tailings sands produced in
small gold mining, in Las Claritas sector, Sifontes municipality, Bolivar state.
Determinação do grau de recuperação metalúrgica de titânio (Ti) contido nas areias de rejeitos produzidas na pe-
quena mineração de ouro, no setor Las Claritas, município Sifontes, estado Bolívar.
Gisela Silva, Víctor González, Yarulsi García
195 Determinación del grado de recuperación metalúrgica de vanadio (V) contenidos en las arenas de rela-
ves producidas en la pequeña minería de oro, en el sector Las Claritas, municipio Sifontes, estado Bolí-
var.
Determination of degree of metallurgical recovery of vanadium (V) contained in tailings sands produced in small
gold mining, at Las Claritas sector, Sifontes municipality, Bolivar state.
Determinação do grau de recuperação metalúrgica de vanádio (V) contido nas areias de rejeitos produzidos na
mineração artesanal de ouro, em sector Las Claritas, município de Sifontes, estado Bolivar.
Víctor González, Yarulsi García, Gisela Silva
3 Entrevista
Petro-activo ¿cripto-activo?
J. R. Zaá M., C. P. Pérez S. G. Tinoco M.
201 Estabilidad de taludes
Análisis geotécnico para el control de erosión en la estación Loma Redonda, sistema teleférico de Méri-
da, Venezuela.
Geotechnical analysis for erosion control in Loma Redonda station, cable car system of Merida, Venezuela.
Análise Geotécnica para o controle da erosão na Loma Redonda, estação de sistema de teleférico de Mérida, Ve-
nezuela.
N. Quintanillo, J. Peña, N. Belandria, A. Lobo, F. Bongiorno
163 Geofísica
Modelado gravimétrico-magnético de la región Farriar-Morón, Venezuela.
Geophysical modeling of Farriar-Moron region at Yaracuy and Carabobo states, Venezuela.
Modelagem Gravimetrico-magnético da região Farriar-Moron, Venezuela.
Ignacio Mederos, Inírida Rodríguez
41 Geohidromorfología
Aplicación de métodos geofísicos y geoquímicos en la solución de problemas hidrogeomorfológicos y
geotécnicos de estabilidad de taludes: caso Monte Bello – Av. Los Próceres, Mérida – Venezuela.
Application of geophysical and geochemical methods in the solution of hydrogeomorphological and geotechnical
problems of slope stability: case Monte Bello - Av. Los Proceres, Merida – Venezuela.
Aplicativo de métodos geofísicos e geoquímicos na solução de problemas hidrogeomorfológicos e geotécnicos
de estabilidade de taludes: caso Monte Bello – Av. Los Próceres, Mérida – Venezuela.
O. Guerrero C., R. Toro, O. Guerrero, J. Sánchez, E. Fernández, A. Uzcátegui, L. Prado
239 Geología de superficie
Levantamiento geológico de superficie de la zona comprendida entre el sector La González y San Juan
de Lagunillas, municipio Sucre, estado Mérida.
Geological survey of the zone comprised between La Gonzalez and San Juan de Lagunillas sector, located in
Sucre´s town, at Merida state.
Levantamento geológico da área entre o setor de La González e San Juan de Lagunillas, município de Sucre,
estado de Mérida.
Diana Chourio, Andrea Vielma, Patxi Viscarret
211 Geomorfología
Geomorfología de antiguos sistemas de humedales de la subcuenca alta de rio Chama, San Rafael de
Mucuchíes, Mérida - Venezuela: Estudio de caso.
Geomorphology of ancient wetland systems of upper sub-basin Chama river, San Rafael de Mucuchies, Merida -
Venezuela: Case study.
Geomorfologia dos antigos sistemas de zonas húmidas na bacia da rio Chama, San Rafael de Mucuchíes, Méri-
da - Venezuela: estudo de caso.
J. E. Sánchez, O. Guerrero, K. Montilva, E. Mattie
83 Hidrogeología
Hidrogeologia del sistema lacustre de Laguna de Urao. Lagunillas. Estado Mérida, Venezuela: Implica-
ciones ambientales.
Hydrogeology of the lacustrine system of Laguna de Urao. Lagunillas. Merida state, Venezuela: Environmental
implications.
Hidrogeologia do sistema lacustre da Laguna de Urao. Lagunillas. Estado Mérida, Venezuela: Envolvimentos
ambientais.
O. A. Guerrero, G. Pineda, W. Contreras, J. Sánchez, L. Prado, M. Madroñero, E. Rojas
51 Legislación
Ley constitucional del régimen tributario para el desarrollo soberano del arco minero.
Constitutional law of tax regime for sovereign development of mining arch.
Lei constitucional do regime tributário para o desenvolvimento soberano do arco mineiro.
Asamblea Nacional Constituyente
35 Paleontología
Consideraciones preliminares sobre aspectos paleobiogeográficos y paleoecológicos de graptolitos
del Ordovícico Superior en el flanco surandino de Venezuela.
Preliminary considerations about paleobiogeographics and paleoecologicals aspects of graptolites of Upper Or-
dovician at Venezuela south Andean side.
Considerações preliminares sobre aspectos paleobiogeográficos e paleoecológicos de graptolitos do Ordovícia-
no Superior no flanco sul andino de Venezuela.
Nexxys Carolina Herrera Sánchez
Panorámica ambiental
22 6 apuntes para saber qué ha pasado en la COP23 de un vistazo.
53 ¿Qué nos dejó la COP23?
55 The Paris Agreement, COP-23, and Equity Going Forward.
57 Ritmo das mudanças climáticas é 'ameaça existencial para o planeta', alerta ONU.
59 CO2 emissions (metric tons per capita).
71 Insider Perspective: COP23 in Bonn.
106 Aumentar resiliência de sociedades latino-americanas e caribenhas é chave para Agenda 2030.
121 El revolucionario experimento de Islandia que "digiere" emisiones de carbono para convertirlas en ro-
cas... para siempre.
127 Como usar a economia circular para sua empresa gerar renda?
129 Climate change. Cambio climático.
131 Las señales de que el cambio climático perdió totalmente el control en 2017.
133 New Satellite Data Reveals Progress: Global Gas Flaring Declined in 2017.
137 7 ideias para reduzir o consumo de plástico no dia a dia.
194 7 facts on the oil sands and the environment.
200 Más de 100 maneras para salvar el medio ambiente.
245 100 ways to personally help the environment.
255 8 fotos impactantes del cambio climático que te van a hacer reflexionar.
257 Mitigação do clima tem um aliado sem reconhecimento ou direitos territoriais: os povos indíge-
259 nas dos países tropicais.
Petrología
23 Consideraciones petrologícas de unidades igneo-metamórficas, sector pico Pan de Azúcar, páramo de
La Culata, Mérida, Venezuela.
Petrologyc considerations of igneous-metamorphics units, peak “Pan de Azúcar” sector, “La Culata” paramo, Mé-
rida, Venezuela.
Considerações petrologícas de unidades ígneo-metamórficas, sector bico “Pan de Azúcar”, páramo “La Culata”,
Mérida, Venezuela.
Patxi Viscarret, Dayribeth Rivas, Diana Chourio
Revisión
9 Recursos naturales, “criptomonedas”, aproximación al blockchain.
Natural resources, crypto-currencies, approximation to blockchain.
Recursos naturais, “criptomoedas”, aproximação ao “blockchain”.
César Paulino Pérez Silva
Sedimentología
29 Caracterización de los depósitos sedimentarios de la franja rojiza en la zona de vaivén en la costa sota-
vento de Isla Larga, estado Carabobo, Venezuela.
Characterize the sedimentary deposits of the red-fringed strip at swinging zone on the leeward coast of Isla
Larga, Carabobo state, Venezuela.
Caracterização dos depósitos sedimentários da faixa avermelhada na zona de vaivém na costa sotavento de Isla
Larga, estado Carabobo, Venezuela.
Habib A. Tajan M., Karla J. Martínez D.
Sismología
139 Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Primera parte: estimación de
intensidades.
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. First part: assignment of intensities.
Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Primera parte: estimativa das intensidades.
Alejandra Leal G., Raquel Vásquez S., José A. Rodríguez, Franck Audemard M.
Reevaluación del terremoto del 29 de octubre de 1900 en Venezuela. Segunda parte: cálculo de los pa-
225 rámetros de la fuente.
Reevaluation of October 29, 1900 earthquake in Venezuela. Second part: calculation of source parameters.
Reavaliação do terremoto de 29 de outubro de 1900 na Venezuela. Parte dois: cálculo dos parâmetros da fonte.
Raquel Vásquez S., Alejandra Leal G., José A. Rodríguez, Franck Audemard M.
Vulcanología
107 Caída de cenizas proveniente del volcán Nevado del Ruiz, Colombia, sobre la ciudad de San Cristóbal
y otras poblaciones del estado Táchira, Venezuela, en noviembre de 1985. Un extraño fenómeno.
Fall of ashes coming from the volcano Nevado del Ruiz, Colombia, on the city of San Cristóbal and other popula-
tions of the Táchira state, Venezuela, in November 1985. A strange phenomenon.
Queda das cinzas vindas do vulcão Nevado del Ruiz, Colômbia, na cidade de San Cristóbal e outras populações
do estado de Táchira, Venezuela, em novembro de 1985. Um fenômeno estranho.
N. Mariño P., J. A. Rodríguez, S. Grande, E. Caraballo, F. Urbani P.
Normas para los autores
Guidelines for authors
Norma de colaboración
· Los trabajos deben ser enviados a · Articles must be sent to · Os trabalhos devem ser enviados
la Comisión Directiva de GEOMINAS Board to revistageo- à Comissão Diretiva de GEOMINAS
G E O M I N A S a r e v i s t a g e o m i- minas@gmail.com or fundageomi- a revistageominas@gmail.com ou
nas@gmail.com o fundageomi- nas@gmail.com fundageominas@gmail.com
nas@gmail.com · Papers may be written in Spa- · Os trabalhos podem estar escritos
nish, Portuguese or English, in any em espanhol, português ou inglês,
· Los trabajos pueden estar escri- Word® version for Windows. em qualquer versão Word® para
tos en español, portugués o inglés, · Images, tables, graphs, equa- Windows®.
en cualquier versión Word® para tions or formulas, maps and every- · As imagens, tabelas, gráficos,
Windows®. equações ou fórmulas, mapas e todo
thing different than plain text must
· Las imágenes, tablas, gráficos, o que não seja texto normal deve ser
be attached, in separate files, using
ecuaciones o fórmulas, mapas y to- anexado, a cada um, em arquivos se-
BMP, JPG, GIF or TIF format; this fi- parados, em formato BMP, JPG, GIF
do lo que no sea texto normal se de-
be anexar, cada uno, en archivos se-
les must be in color with resolution ou TIF; em cor com resolução não
parados, en formato BMP, JPG, GIF of 300 dpi or better. menor de 300 ppp.
o TIF; en color con resolución no me- · The maximum length of papers · A extensão máxima dos trabalhos
nor de 300 ppp. will be 12 letter-size pages with top, será de 12 páginas tamanho carta
· La extensión máxima de los traba- bottom and right margins of 3 cm com margem superior, inferior e dire-
jos será de 12 páginas tamaño carta and left margin of 4 cm, written in ito de 3 cm e esquerdo de 4 cm, es-
con margen superior, inferior y dere- Arial size 12, a space and a half. critos em Arial tamanho 12, a um es-
cho de 3 cm e izquierdo de 4 cm, es- The extension indicated includes ta- paço e médio. A extensão assinala-
critos en Arial tamaño 12, a un espa- bles, graphs, figures, maps and da inclui tabelas, gráficos, figuras,
cio y medio. La extensión señalada images. mapas e imagens.
incluye tablas, gráficos, figuras, ma- · The paper will not contain politi- · Os trabalhos não conterão decla-
pas e imágenes. cal statements. rações de caráter político.
· Los trabajos no contendrán decla- · At the beginning of the article the · Ao início do artigo deve aparecer a
raciones de carácter político. subject area of ​it should appear. área temática do mesmo.
· Al inicio del artículo debe aparecer · The paper title should be placed · O título do trabalho deve ser colo-
el área temática del mismo. in Spanish, Portuguese and En- cado em espanhol, português e in-
· El título del trabajo debe colocarse glish. glês.
en español, portugués e inglés. · The name and last name of each · Deve ser colocado o nome e apelli-
· Se debe colocar el nombre y ape- do de seus autores, a cada um, com
authors should be written, with
llido de sus autores, cada uno, con suas direções de correio eletrônico,
each email addresses, each pro-
sus direcciones de correo electróni- seus títulos profissionais e máximo
fessional grade and highest acade- nível acadêmico atingido.
co, sus títulos profesionales y máxi-
mo nivel académico alcanzado.
mic level reached by everyone. · O trabalho deverá contar, no míni-
· El trabajo deberá contar, como mí- · The paper must have at least mo, com resumo em espanhol e em
nimo, con resumen en español y en Abstract in Spanish and English, ex- inglês, de extensão não maior de
inglés, de extensión no mayor de tension of no more than 250 words; 250 palavras; ambos devem descre-
250 palabras; ambos deben descri- both should briefly describe in a sin- ver brevemente, em um só parágra-
bir brevemente, en un sólo párrafo, gle paragraph, the most important fo, o objetivo geral, a metodologia
el objetivo general, la metodología general objective, the most rele- mais relevante, resultado principal e
más relevante, resultado principal y vant methodology, main result and a conclusão mais importante.
la conclusión más importante. conclusion. · Devem ser incluído 5 palavras-
· Deben incluirse 5 palabras clave, · 5 keywords, both in Spanish and chave, tanto em espanhol como em
tanto en español como en portugués Portuguese and English should be português e em inglês. Os trabalhos
y en inglés. Los trabajos deberán included. deverão contar com, pelo menos, as
contar con, por lo menos, las si- · The papers must have at least seguintes seções: Introdução, Pro-
guientes secciones: Introducción, the following sections: Introduc- posta do problema ou hipótese, Me-
Planteamiento del problema o hipó- tion, Problem or hypothesis, Met- todologia, Resultados, Discussão,
tesis, Metodología, Resultados, Dis- hodology, Results, Discussion, Conclusões, Referências.
cusión, Conclusiones, Referencias. Conclusions, References. · Todas as ilustrações, mapas, gráfi-
· Todas las ilustraciones, mapas, · All illustrations, maps, graphs, ta- cos, tabelas e figuras, devem contar
gráficos, tablas y figuras, deben con- com seus respectivos títulos.
bles and figures, must have their
tar con sus respectivos títulos. · As figuras se identificarão posteri-
respective titles.
· Las figuras se identificarán poste- or às mesmas e se deverão numerar
· The figures will be identified after em arábigos.
rior a las mismas y se deberán nume-
them and they should be numbered · As tabelas deverão ser identificado
rar en arábigos.
· Las tablas se deberán identificar in Arabic numerals. prévio às mesmas e se deverão nu-
previo a las mismas y se deberán nu- · The tables must be identified merar em romanos.
merar en romanos. prior to them and they should be · Os mapas deverão mostrar com

GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


· Los mapas deberán mostrar con cla- numbered in Roman numerals. clareza o que se deseja, pelo que se
ridad lo que se desea, por lo que se · The maps should show clearly selecionará a escala adequada.
seleccionará la escala adecuada. what you want, so the appropriate · As imagens devem ser de fortes
· Las imágenes deben ser de fuertes scale must be selected. contraste, acompanhadas de uma ex-
contrastes, acompañadas de una ex- · Images must be strong contrasts, plicação ou descrição do motivo da
plicación o descripción del motivo de accompanied by an explanation or mesma. Não se publicarão imagens
la misma. No se publicarán imágenes description of the reason for it. No borrosas.
borrosas. blurry images will be published. · Os motivos que contenham signos
· Los motivos que contengan signos matemáticos devem ser apresentado
· The reasons containing mathe-
matemáticos deben presentarse con com clareza e os identificar perfeita-
matical symbols should be presen-
claridad e identificarlos perfectamen- mente; definindo-os onde apareçam
te; definiéndolos donde aparezcan
ted clearly and perfectly identifia-
pela primeira vez, nas ilustrações do
por primera vez, en las ilustraciones ble; defining them where they ap- texto.
del texto. pear for the first time in the the text. · Cita-as e referências devem obe-
· Las citas y referencias deben obe- · Citations and references must decer ao seguinte: Cita-as deverão in-
decer a lo siguiente: Las citas debe- obey the following: Citations must in- dicar o apellido do primeiro autor se-
rán indicar el apellido del primer autor dicate the name of the first author fo- guido pelo do segundo autor ou por et
seguido por el del segundo autor o llowed by the second author or et al. a o. se tratasse-se a mais de dois au-
por et al. si se tratase de más de dos if it were more than two authors, and tores, e no ano de publicação. Por
autores, y el año de publicación. Por publication year. For example: exemplo: : (Herrero, 2002) o (Herre-
ejemplo: (Herrero, 2002) o (Herrero (Smith, 2002) or (Herrero & Montes, ro y Montes, 2001) o (Vera et al.,
y Montes, 2001) o (Vera et al., 2000). 2001) or (Vera et al., 2000). 2000).
· Toda cita debe estar vinculada con · Any citation must be linked with so- · Toda cita deve estar vinculada com
alguna referencia que se listará en la me reference that will be listed in alguma referência que se listará na
sección final del artículo denominada the final section of the paper called seção final do artigo denominada “Re-
“Referencias”. En la lista de referen- "References". In the list of referen- ferências”. Na lista de referências
cias no deberá aparecer nada que no ces should not appear anything that não deverá aparecer nada que não te-
haya sido citado. Tal lista se elabora- has not been cited. Such list shall nha sido citado. Tal pronta se elabo-
rá en orden alfabético de autores y de- be compiled in alphabetical order of rará em ordem alfabética de autores
berá ceñirse a los siguientes ejem- authors and shall adhere to the fo- e deverá ser cingido aos seguintes
plos: llowing examples: exemplos:

· Libros/Books/Livros:
Mendoza S, V. (2000). Evolución geotectónica y recursos minerales del Escudo de Guayana en Venezuela (y su
relación con el Escudo Sudamericano), Caracas: Minera Hecla Venezolana, C. A.
· Artículos en publicaciones periódicas/Articles in periodicals publications/Artigos em publicações
periódicas:
Austin, G. S. (2000, Junio). Dimension Stone, Mining Engineering, 52(6), 38.
· Artículos o capítulos en libros compilados u obras colectivas/Compiled articles or chapters in books or
collective works/Artigos ou capítulos em livros compilados ou obras coletivas:
Barker, J. M., Austin, G. S. (1994). Piedra decorativa, En D. D. Carr (Comp.), Industrial Minerals and Rocks, (6a. ed.),
USA: Society for Mining, Metallurgy, and Exploration, Inc. (pp 367, 372, 374-378).
· Ponencias y publicaciones derivadas de eventos/Presentations and publications resulting from
events/Conferências e publicações derivadas de eventos:
Herrero, J, Paulo, A., Tinoco, G. (1997). La Ley de Minas del estado Bolívar y su Reglamento: Instrumentos Jurídicos
para el Inversionista y Desarrollo Regional, ponencia presentada en el VIII Congreso Geológico Venezolano,
Porlamar, Venezuela.
· Trabajos de grado y tesis doctorales/Theses/Trabalhos de grau e tese doctorales:
Katsamatsas, C., Saavedra, S. (2000). Evaluación geológica-geotécnica del material de préstamo propiedad de la
Alcaldía del municipio Autónomo Heres, ubicado en Marhuanta, Tesis de Grado no publicada, Universidad de
Oriente, Ciudad Bolívar.
· Trabajos de ascenso en el escalafón docente y similares/ Trabalhos de ascensão no escalafón docente e
similares:
Carreño (1994). Estudio geotécnico de las arenas utilizadas como agregado del concreto en el área de Ciudad
Bolívar, Trabajo de ascenso no publicado, Universidad de Oriente, Ciudad Bolívar.
· Entrevistas publicadas en medios impresos/Interviews published in print media/Entrevista publicadas em
meios impressos:
León, M. (2000, Agosto 27). Vía férrea unirá comercialmente al país. (Entrevista a Álvarez, R.), El Universal. 2-1.
· Fuentes de tipo legal/Legal sources/Fontes de tipo legal:
Ley de Minas del Estado Bolívar, (1997, julio 29), Gaceta Oficial del Estado Bolívar N° 33 (Extraordinario), septiembre
8, 1997.
· Folletos, boletines, hojas informativas y similares/Brochures, newsletters, fact sheets and the
like/Folletos, boletins, folhas informativas e similares:
Salas, J. F. (2000, diciembre). Estudio integrado de interpretación sísmica 3D con facies clásticas. Geominas (28)28,
p. 23-26.
· Fuentes electrónicas/Electronic sources/Fontes eletrônicas:
Grimson, B. (1995, junio). La producción de piedra desde la cantera a la baldosa, Australia: Asociación de Industria
de Piedra Australiana, Disponible: http://www.infotile.com.au/services/techpapers/prodston.html

GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


· Una vez recibidos los trabajos se- · Upon receipt of the papers will • Uma vez recebidos os trabalhos se-
rán revisados por los especialistas be reviewed by specialists who rão revisados pelos especialistas que
que constituyen la Comisión de Arbi- constitute the Peer-Review Com- constituem a Comissão de Arbitra-
traje, los mismos podrán ser devuel- gem, os mesmos poderão ser devol-
mission, they may be returned to vidos para ser melhorados ou com-
tos para ser mejorados o completa-
dos. En caso de ser rechazados no
be improved or completed. In ca- pletados. Em caso de ser recusados
serán incluidos en la edición progra- se of rejection they will not be in- não serão incluídos na edição progra-
mada. No se devuelven archivos. cluded in the scheduled issue. No mada. Não se devolvem arquivos.
· Los autores deberán sugerir tres po- files are returned. • Os autores deverão sugerir três pos-
sibles árbitros, especialistas en el te- · Authors should suggest three síveis árbitros, especialistas no tema
ma central del trabajo en considera- potential peers, specialists in the central do trabalho em consideração,
ción, con sus respectivas direcciones paper theme under considera- com suas respectivas direções de cor-
de correo electrónico. reio eletrônico.
tion, with their email addresses.

Items de arbitraje de los trabajos recibidos


Arbitration items of received papers
Items de arbitragem dos trabalhos recebidos

Título: ¿Incluye información de Title: Does it include informa- Título: ¿Inclui informação do
lo que trata el artículo? ¿Su lon- tion about what the article is que trata o artigo? ¿Sua longitu-
gitud es apropiada? about? Is the length appropri- de é apropriada?
Resumen: ¿Es éste una repre- ate? Resumo: ¿É este uma repre-
sentación concisa del artículo? Abstract: Is this a concise rep- sentação concisa do artigo?
¿Tiene el formato adecuado? resentation of the article? ¿Tem o formato adequado?
¿Presenta el objetivo general, la Does it the right format? Does ¿Apresenta o objetivo geral, a
metodología principal, el resul- it contain the general objec- metodologia principal, o resulta-
tado principal y la conclusión tive, the main methodology, do principal e a conclusão mais
más relevante? ¿Su extensión relevante? ¿Sua extensão é
the main result and the most
es apropiada (máximo 250 pala- apropriada (máximo 250 pala-
important conclusion? Does
bras)? vras)?
Palabras clave: ¿Son adecua- its extension appropriate (max-
Palabras-chave: ¿São ade-
das al artículo? imum 250 words)?
quadas ao artigo?
Introducción: ¿Presenta una Keywords: Are they adequate Introdução: ¿Apresenta uma
descripción del tema central? to the article? descrição do tema central?
¿Establece claramente los obje- Introduction: Does it present ¿Estabelece claramente os ob-
tivos del trabajo? a description of the main jetivos do trabalho?
Metodología: ¿Opina Ud. que theme? Does it clearly sets out Metodologia: ¿Opina você que
los métodos empleados son cla- the objectives of the work? os métodos empregados são
ramente descritos? ¿Opina Ud. Methodology: Do you think claramente descritos? ¿Opina
que el diseño experimental y los the methods used are clearly você que o desenho experimen-
métodos son los más apropia- described? Do you think the ex- tal e os métodos são os mais
dos para alcanzar los objetivos? perimental design and meth- apropriados para atingir os obje-
¿Cree Ud. que es posible dupli- ods are most appropriate for tivos? ¿Crê você que é possível
car la investigación con los ele- achieve the objectives? Do duplicar a investigação com os
mentos expuestos en esta sec- you believe it is possible dupli- elementos expostos nesta se-
ción? ¿Son apropiados los méto- cate research with the ele- ção? ¿São apropriados os méto-
dos estadísticos utilizados? ments outlined in this section? dos estatísticos utilizados?
Resultados: ¿A su juicio los re- Are the statistical methods Resultados: ¿A seu julgamen-
sultados son presentados de used appropriate? to os resultados são apresenta-
manera adecuada y coherente? dos de maneira adequada e coe-
Results: In your opinion the re-
¿Opina Ud. que los resultados rente? ¿Opina você que os re-
sults are presented in an ap-
expuestos están relacionados sultados expostos estão relaci-
con los objetivos planteados? propriate and consistent man-
ner? Do you think the results onados com os objetivos pro-
Discusión: ¿Opina Ud. que postos?
existen errores de interpreta- presented are related to the ob-
jectives? Discussão: ¿Opina você que
ción de los datos presentados? existem erros de interpretação
¿Considera Ud. que es relevan- Discussion: Do you think
there are errors of interpreta- dos dados apresentados? ¿Con-

GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018


te toda la discusión? ¿Hay as- tion of the data presented? Do sidera você que é relevante to-
pectos importantes de los resul- you think whole discussion is da a discussão? ¿Há aspectos
tados que no son discutidos? relevant? Are there important importantes dos resultados que
¿Se repite información de la sec- aspects of the results that are não são discutidos? ¿Repete-
ción de resultados? ¿Se hacen not discussed? Is information se informação da seção de re-
afirmaciones no sustentadas of the results section re- sultados? ¿Fazem-se afirma-
por los datos u otros autores? peated? Assertions not sup- ções não sustentadas pelos da-
Conclusiones: ¿Observó Ud. ported by data are made? dos?
Que las conclusiones, parcial- Conclusões: ¿Observou você
Conclusions: Did you notice
mente o totalmente, son repeti- Que as conclusões, parcial-
that conclusions, partially or to-
ción de los resultados? ¿Están mente ou totalmente, são repe-
relacionadas las conclusiones tally, are repeating the results?
Are related the conclusions tição dos resultados? ¿Estão re-
con los objetivos expuestos? lacionadas as conclusões com
¿Están las conclusiones basa- with the objectives? Are the
conclusions based on the re- os objetivos expostos? ¿Estão
das en los resultados de este tra- as conclusões baseadas nos re-
bajo? sults of this work?
References: Is there corre- sultados deste trabalho?
Referencias bibliográficas: Referências bibliográficas:
¿Existe correspondencia entre spondence between citations
¿Existe correspondência entre
las citas y las referencias? and references? Are these ref-
cita-as e as referências? ¿Cum-
¿Cumplen estas referencias erences agreed with what was
prem estas referências com o
con lo pautado en las normas pa- stated in the rules for authors? pautado nas normas para os au-
ra los autores? Tables: Are all of they neces- tores?
Tablas: ¿Son todas necesa- sary? Are they duplicating in- Tabelas: ¿São todas necessá-
rias? ¿Duplican información ex- formation presented in the text rias? ¿Duplicam informação ex-
puesta en el texto o en gráficos? or graphics? Can any of them posta no texto ou em gráficos?
¿Puede alguna de ellas ser be transformed into figures to ¿Pode alguma delas ser trans-
transformadas en figuras para summarize or facilitate under- formada em figuras para resu-
resumir o facilitar la compren- standing of the data? Are mir ou facilitar o entendimento
sión de los datos? ¿Están éstas these too overloaded with in-
demasiado recargadas de infor-
dos dados? ¿Estão estas dema-
formation? Are headers a siado recarregadas de informa-
mación? ¿Son los encabezados
good description of them? ção? ¿São os encabeçados
una buena descripción de ellas?
Figures: Are all of they neces- uma boa descrição delas?
Figuras: ¿Son todas necesa-
rias? ¿Duplican información ex-
sary? Are they duplicating in- Figuras: ¿São todas necessá-
puesta en el texto o en tablas? formation presented in the text rias? ¿Duplicam informação ex-
¿Son legibles claramente? or tables? Are they clearly legi- posta no texto ou em tabelas?
¿Aportan información relevante ble? Do they provide relevant ¿São legíveis claramente?
para la presentación de los re- information to the presentation ¿Contribuem informação rele-
sultados? ¿Son sus títulos una of the results? Are your titles a vante para a apresentação dos
buena descripción de ellas? good description of them? resultados? ¿São seus títulos
Extensión del artículo: ¿Pue- Article extension: Can it be uma boa descrição delas?
de éste ser acortado sin perder shortened without losing qual- Extensão do artigo: ¿Pode es-
calidad o información relevan- ity or relevant information? te ser encurtado sem perder
te? Relevance: Is an unpublished qualidade ou informação rele-
Pertinencia: ¿Es un trabajo iné- work? Does the article repre- vante?
dito? ¿Representa el artículo sent a contribution to scientific Pertinência: ¿É um trabalho
un aporte al conocimiento cien- knowledge? In your opinion, is inédito? ¿Represente o artigo
tífico? ¿En su opinión es el tema the right theme for um contribua ao conhecimento
adecuado para la revista científico? ¿Em sua opinião é o
GEOMINAS magazine?
GEOMINAS? tema adequado para a revista
Quality: In general, does the
Calidad: ¿En general, el estilo GEOMINAS?
style of this contribution have
de esta contribución tiene cali- Qualidade: ¿Em general, o esti-
quality to be published? Could lo desta contribuição tem quali-
dad para ser publicado? ¿Pu-
the wording be improved in dade para ser publicado? ¿Pu-
diera mejorarse el manuscrito
any way? desse ser melhorada a redação
en alguna forma?
Veredicto: El trabajo revisado
Verdict: The revised work is: em alguma forma?
es: Publicable sin modificacio- Publishable without modifica- Veredicto: O trabalho revisado
nes; publicable una vez se ha- tions; publishable once correc- é: Publicável sem modifica-
yan realizado las correcciones; tions have been made; not pub- ções; publicável uma vez te-
no publicable. lishable. nham-se realizado as corre-
ções; não publicável.
GEOMINAS, Vol. 46, N° 77, diciembre 2018
Cueva del Guácharo
Parque Nacional El Guácharo
Municipio Caripe, Edo. Monagas, Venezuela

Fuente: https://www.buzzfeed.com/danielacadena/lugares-que-comprueban-que-venezuela-es-la-mas-bella-del

Registrada en: EBSCO; Latindex: Folio 15333; Revencyt: RVG003;


Fonacit: Reg2006000013;Periódica; GeoRef Titles; ICSU Navigator database: UDC: 624.131.1, 549;552.08