Está en la página 1de 5

INSTITUTO TECNOLOGICO SUPERIOR DE ACAYUCAN

MATERIA: TALLER DE ETICA

TEMA: LA ÉTICA EN LAS ORGANIZACIONES E


INSTITUCIONES

DOCENTE: JOSE MANUEL DOMINGUEZ CAMPOS

ALUMNO: BEATRIZ DEL CARMEN GUZMAN GARCIA

JALTIPAN DE MORELES, VER. 22 DE OCTUBRE


DEL 2018

1
ÍNDICE
INTRODUCCION ............................................................................................................................. 2
DESARROLLO ................................................................................................................................. 3
LAS ORGANIZACIONES COMO REFLEJO DE LOS VALORES DE LA SOCIEDAD ............................... 3
LA ORGANIZACIÓN COMO CREADORA DE VALORES ANTIDEMOCRÁTICOS E INMORALES ......... 3
LA ÉTICA EN LAS ORGANIZACIONES CONTEMPORÁNEAS .......................................................... 4
LA ORGANIZACIÓN CONCEBIDA COMO UN SISTEMA CREADOR DE NUEVOS VALORES.............. 4
LA NECESIDAD DE UN DISCURSO Y DE UNA CULTURA ÉTICA EN LAS ORGANIZACIONES ............ 4
CONCLUSION ................................................................................................................................. 5
BIBLIOGRAFIA ................................................................................................................................ 5

INTRODUCCION
Las ORGANIZACIONES actuales como entes sociales responsables, como

instituciones generadoras y transmisoras de nuevos valores éticos, susceptibles de

ser aplicados no solo en su propio seno, sino también, en el marco social más amplio

en el que se insertan. Ante la influencia de la GLOBALIZACIÓN donde las empresas

necesitan sobresalir y mantener a sus clientes, muchas empresas empiezan por ser

más competitivas demostrando una mejor imagen y reputación corporativa.

Además, esto las ha llevado a redefinir su propuesta de valor. Ya que

tradicionalmente las organizaciones han sido consideradas en un sentido

meramente instrumental, como meros reflejos de los valores existentes en la

sociedad, justificando así su "peculiar forma de hacer las cosas". Igualmente, desde

esta perspectiva instrumental, las organizaciones se han venido concibiendo como

unidades de negocio creadas exclusivamente para obtener beneficios.

2
DESARROLLO
LAS ORGANIZACIONES COMO REFLEJO DE LOS VALORES DE LA SOCIEDAD
Es a partir del siglo XVIII cuando surge el discurso acerca del comportamiento de

las organizaciones y de las personas que trabajan en ellas. En dicho discurso se

primaron aquellos valores y creencias que permitieran la creación y el desarrollo de

una sociedad de mercado, basada en la lógica del proceso productivo y del

beneficio, en una racionalidad puramente económica, y en una concepción del

trabajo como mercancía y del trabajador como un mero instrumento para la

consecución de los fines económicos de la organización. En este sentido, la

aparición de la empresa moderna obedece a una función social clara, relacionada

con la necesidad de optimizar el funcionamiento de los mercados, a través de la

apropiación, organización y dirección de los recursos necesarios para la producción

y prestación de productos y servicios. Debido a esto los valores de la sociedad y

de las propias organizaciones, éstas empezaron a concebirse como sistemas

diseñados racionalmente para la consecución eficaz de sus objetivos, percibiéndose

a los trabajadores como actores pasivos y apolíticos, y como una simple pieza más

de las que las organizaciones disponen para alcanzar sus metas económicas.

LA ORGANIZACIÓN COMO CREADORA DE VALORES ANTIDEMOCRÁTICOS E


INMORALES
Rige las actuaciones de las organizaciones creando así un mundo de trabajo

obligatorio, que produce demasiado, explota excesivos recursos, distribuye sus

recompensas injustamente y pone en peligro el ecosistema global del que se

depende para sobrevivir. Esta situación lleva a una gran parte de la población a vivir

con ansiedad, en un contexto acelerado y tenso, ya que las oportunidades se

multiplican para quienes están en una buena posición, es decir, las posibilidades de
3
empleo se disparan para aquellas personas que cuentan con las competencias o

recursos necesarios, mientras que para los demás se complica aún más.

LA ÉTICA EN LAS ORGANIZACIONES CONTEMPORÁNEAS


La forma de concebir al trabajador cambia, pues ya no es la organización de forma

exclusiva la que ostenta el poder, sino que éste se comparte con ese otro

componente esencial de la realidad organizativa que son sus recursos humanos. En

este escenario, caracterizado por el culto al mercado y al crecimiento económico a

ultranza, surge la ética como una moda, como un producto más de ese mercado.

Esto en la actualidad se observa cómo en los diferentes discursos de empresarios,

políticos y académicos se aboga por emplear códigos de conducta ética en el seno

de las organizaciones. No obstante, suelen considerarse como un instrumento más

de la gestión empresarial que ayuda a añadir valor a la imagen corporativa.

LA ORGANIZACIÓN CONCEBIDA COMO UN SISTEMA CREADOR DE NUEVOS VALORES


Las organizaciones son instituciones humanas que deben regirse por principios

democráticos. Y los derechos personales de los trabajadores no pueden alienarse

en el contrato de trabajo. En cuanto a la organización es un sistema de distribución

de poder, una organización política, y la autoridad dentro de ella necesita de una

legitimación que no puede derivar del derecho de propiedad. Así como también la

propiedad, la gestión y el control constituyen elementos diferentes y separables en

el marco de la organización.

LA NECESIDAD DE UN DISCURSO Y DE UNA CULTURA ÉTICA EN LAS ORGANIZACIONES


Las personas abogan por la necesidad de incorporar en el mundo de la economía,

del mercado y de la empresa una nueva dimensión ética, una nueva moral

sustentada en claves diferentes a las del pasado e, incluso, a las del presente más

4
inmediato. Lejos de ser una moda, debe convertirse en objeto prioritario de reflexión

de todos los que contribuimos, desde nuestras respectivas disciplinas, a reforzar y

legitimar las pautas de actuación en este ámbito de la vida humana. Para así hacer

valer la economía tanto de la empresa como de los empleados.

CONCLUSION
Si se desea reforzar esta cultura en la organización, se debe demostrar desde el

ejemplo de cada colaborador, puesto que su conducta afectará la reputación de la

empresa. La responsabilidad es compartida, es tarea de todos y se debe vivir dentro

y fuera de la misma.

Al existir la ética en las organizaciones se contribuye a construir una mejor sociedad.

Para que ésta sea positiva, debe impactar efectivamente nuestro actuar día con día,

modificando las relaciones con nuestros compañeros, jefes, proveedores, clientes y

sociedad en general .

BIBLIOGRAFIA

file:///C:/Users/hp-

bety/Desktop/Ing.%20sis/taller%20de%20%C3%89tica/UNIDAD%203/%C3%89tic

a%20en%20las%20organizaciones%20.pdf

También podría gustarte