Está en la página 1de 23

HUMEDALES

El término humedal se utiliza para denominar áreas que permanecen en


condiciones de inundación o, por lo menos, con su suelo saturado con agua durante
largos períodos de tiempo. Si bien en este término se incluyen una amplia variedad
de ecosistemas, todos los humedales comparten una propiedad primordial: el agua
juega un rol fundamental en la determinación de su estructura y funciones
ecológicas.

Convención de Ramsar

Convención de Ramsar
Otros Convención Relativa a los Humedales de
nombres Importancia Internacional especialmente
como Hábitat de Aves Acuáticas

Tipo Tratado global relativo al medio


ambiente

Primer evento 2 de febrero de 1971


Convención de Ramsar. Convenio internacional sobre los Humedales. Es un
tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la
cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los
humedales y sus recursos. El tratado fue aprobado el 2 de febrero de 1971 en la
ciudad iraní de Ramsar y entró en vigor cuatro años después, el 21 de
diciembre de 1975.
La Convención declara “Sitio Ramsar” a aquellos humedales que previa proposición
y aprobación de los Estados Miembros, son incluidos en la Lista de Humedales de
Importancia Internacional y de conjunto con las autoridades competentes se ocupa
de garantizar su gestión eficaz y el uso racional(mediante planificación nacional,
normativas, legislación apropiada, medidas de gestión y la educación del público)
de sus aguas, suelo, flora, fauna y otros recursos.
Un humedal es una zona de tierra, generalmente plana, cuya superficie se inunda
de manera permanente o intermitentemente. Al cubrirse regularmente de agua, el
suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema
híbrido entre los puramente acuáticos y los terrestres,
Los humedales son zonas donde el agua es el principal factor controlador del medio y la vida
vegetal y animal asociada a él. Los humedales se dan donde la capa freática se halla en la
superficie terrestre o cerca de ella o donde la tierra está cubierta por aguas.

RAMSAR IRAN

Humedales del mundo vistos desde el espacio


Los humedales son áreas anegadas de agua permanentemente o estacional. Por
su importancia ecológica se consideran auténticas maravillas de la naturaleza.
Fuente de la diversidad biológica, se trata de uno de los ecosistemas más productivos
del mundo del que dependen innumerables especies animales y vegetales.
Además, cumplen una función fundamental en los procesos de regulación
hidrológica; funcionando como barreras de contención en crecidas de agua, facilitando
la recarga subterránea de acuíferos y actuando como amortiguador de los efectos
del cambio climático.
1971 fue el año en el que tuvo lugar en la ciudad iraní de Ramsar la firma del más
antiguo de los acuerdos intergubernamentales para la protección del medio ambiente,
el convenio de Ramsar sobre los humedales. En la actualidad, más de 160 estados se
han sumado a este acuerdo que persigue la protección de cerca de unos 2.000
humedales en todo el mundo.

A unos 800 kilómetros de altitud, los satélites de observación terrestre toman


fotografías proporcionando datos e imágenes sobre su estado de
conservación. Estos datos son utilizados para el control y la gestión sostenible de
numerosos ecosistemas.

Isla Margarita, Venezuela


Situada al sur del mar Caribe, a unos 20 kilómetros de Venezuela, la isla cuenta con dos
penínsulas unidas por un istmo. Entre ellas, colonizado por manglares sembrados de ostras, se
encuentra la laguna de La Restinga. Su costa de poca profundidad, reconocida como un
humedal de importancia internacional por la convención de Ramsar, es el hogar del pez espada,
pargos rojos y sardinas, así como el lugar preferido de garzas y flamencos entre otras especies.
Rio Zambeze, Zambia
Esta fotografía es el resultado de la superposición de 3 imágenes distintas del satélite Envisat.
En ella se muestra la llanura de inundación del rio Zambeze, a los pies de la ciudad de Mongu.
Se trata del segundo humedal más grande de Zambia, área de desove para más de 80 especies
de peces.
Los humedales de Rud-e-Gaz y Rud-e-Hara
Esta imagen sobre un área remota del sur de Irán fue tomada por el satélite japonés ALOS. En
el margen izquierdo encontramos las aguas del estrecho de Ormuz, entre el golfo Pérsico y el
golfo de Omán. Las zonas oscuras a lo largo de la costa conforman los humedales en los deltas
de los ríos Rud-e-Gaz y Rud-e-Hara. Sus sedimentos proceden de las escasas lluvias erráticas
del interior, que se producen generalmente durante los meses de invierno. Este amplio complejo
de marismas mareales, arroyos, manglares, y bancos de arena, conforman, junto a las islas del
litoral, un importante ecosistema para la invernada de muchas aves acuáticas.
La Convención de Ramsar aplica un criterio amplio a la hora de determinar qué humedales
quedan sujetos a sus disposiciones.
Con arreglo al texto de la Convención (Artículo 1.1), se entiende por humedales: “las
extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de
régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces,
salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja
no exceda de seis metros”. Además, a efectos de proteger sitios coherentes, el Artículo 2.1
estipula que los humedales que se incluirán en la Lista de Ramsar de Humedales de
Importancia Internacional: “podrán comprender sus zonas ribereñas o costeras adyacentes,
así como las islas o extensiones de agua marina de una profundidad superior a los seis metros
en marea baja, cuando se encuentren dentro del humedal”.
Para más información, sírvase contactar con: Secretaría de la Convención de Ramsar, Rue Mauverney 28,
CH-1196 Gland, Suiza (tel. +41 22 999 0170, fax +41 22 999 0169, correo-e ramsar@ramsar.org, Web
www.ramsar.org)

El agua de los humedales puede provenir del mar, de los ríos, las lluvias o de napas
subterráneas. El régimen hidrológico puede ser muy variable en cuanto a la
frecuencia e intensidad de la inundación y la permanencia del agua. Los humedales
se distinguen también por las características particulares de sus suelos, y por la
presencia de plantas y animales adaptados a las condiciones de inundación o de
alternancia de períodos de anegamiento y sequía.

Los humedales son vitales para la supervivencia humana. Son uno de los entornos
más productivos del mundo, y son cunas de diversidad biológica y fuentes de
agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y
animales dependen para subsistir.
Los humedales son indispensables por los innumerables beneficios o "servicios
ecosistémicos" que brindan a la humanidad, desde suministro de agua dulce,
alimentos y materiales de construcción, y biodiversidad, hasta control de crecidas,
recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Sin embargo, un estudio tras otro demuestra que la superficie y la calidad de los
humedales siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En
consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a
las personas se encuentran en peligro.

Los humedales cumplen un importante papel de regulación hidrológica y


biogeoquímica, y constituyen un formidable corredor biogeográfico en el que
conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas que resultan
en una gran diversidad de ambientes, flora y fauna.
El sistema cumple un rol importante como reservorio de biodiversidad, brindando
alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces, algunas
de ellas migratorias, así como especies de aves, reptiles y mamíferos que
presentan algún grado de amenaza.
Aunque los humedales representan un bajo porciento de la superficie del planeta,
constituyen unos ecosistemas muy productivos y desempeñan un papel decisivo en
la regulación de los recursos hídricos. Proporcionan un hábitat indispensable para
gran número de anfibios, reptiles, peces, aves, mamíferos e invertebrados, y para
innumerables especies vegetales.

Historia
El convenio fue negociado en los años 1960 por los países y organizaciones no gubernamentales
que se preocupaban por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales de las
aves acuáticas migratorias.
El tratado fue adoptado en la ciudad iraní de Ramsar el 2 de febrero de 1971 y entró en vigor el 21
de diciembre de 1975. Es el único tratado global relativo al medio ambiente que se ocupa de un
tipo de ecosistema en particular, y los países miembros de la Convención abarcan todas las
regiones geográficas del planeta.

Misión
La misión de la Convención es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante
acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro
de un desarrollo sostenible en todo el mundo”.
La Convención emplea una definición amplia de los tipos de humedales abarcados por esta misión,
incluidos pantanos y marismas, lagos y ríos, pastizales húmedos y turberas, oasis, estuarios,
deltas y bajos de marea, zonas marinas próximas a las costas, manglares y arrecifes de coral, así
como sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas.

Concepto de Uso Racional


La filosofía de Ramsar gira en torno al concepto de “uso racional”. El uso racional de los humedales
se define como "el mantenimiento de sus características ecológicas, logrado mediante la
implementación de enfoques por ecosistemas, dentro del contexto del desarrollo sostenible". Por
consiguiente, la conservación de los humedales, así como su uso sostenible y el de sus recursos,
se hallan en el centro del "uso racional" en beneficio de la humanidad.

Compromisos
Las Partes Contratantes, o Estados Miembros, de Ramsar se han comprometido a llevar a cabo
los “tres pilares” de la Convención:

1. Designar humedales adecuados que cumplan los criterios para la Lista de Humedales de
Importancia Internacional ("Lista de Ramsar") y garantizar su gestión eficaz.
2. Trabajar en pro del uso racional de todos los humedales de su territorio mediante la
planificación nacional del uso del suelo, normativas y legislación apropiada, medida de
gestión, y la educación del público.
3. Cooperar internacionalmente con respecto a los humedales transfronterizos, los sistemas
de humedales compartidos, las especies compartidas y los proyectos de desarrollo que
puedan afectar a los humedales.

Órganos de la Convención
La Convención de Ramsar se aplica sobre la base de una asociación de colaboración continua
entre las Partes Contratantes, el Comité Permanente y la Secretaría de la Convención con el
asesoramiento del organismo subsidiario de expertos, el Grupo de Examen Científico y Técnico
(GECT), y el respaldo de las Organizaciones Internacionales Asociadas (OIA). Cada tres años los
representantes de las Partes Contratantes se reúnen como Conferencia de las Partes
Contratantes, el órgano de la Convención encargado de formular políticas, que adopta decisiones
(Resoluciones y Recomendaciones) para administrar la labor de la Convención e incrementar la
capacidad de las Partes de alcanzar sus objetivos[1].
El alcance y el enfoque de la labor de la Convención se coordina por medio de un Plan Estratégico
y el Plan de Trabajo conexo, en que se han enunciado, en el contexto de los objetivos prioritarios,
las acciones asignadas o solicitadas a las Partes, al Comité Permanente, la Secretaría, el GECT,
las OIA y otros colaboradores.
HUMEDALES PERU

HUMEDALES PUERTO VIEJO

Aquí descansan aves migratorias de la costa y la sierra peruanas. Este humedal se originó por las
aclaraciones hídricas del río Mala. Sus 200 hectáreas se ve afectadas por la presión urbana,
específicamente por la creación de balnearios privados a su alrededor. Una de las aves que llegan a este
lugar es el yanavico de los Andes. Altura del km 71 de la Panamericana Sur, provincia de Cañete.

LAGUNA EL PARAÍSO

Se ubica a 40 km al norte de Lima, en el distrito de Huacho.


HUMEDALES DE VENTANILLA

La zona estuvo abandonada durante años hasta que en diciembre del 2006 se creó el Área de Conservación
Regional que protege sus 578 hectáreas de extensión. En este complejo natural habitan más de 60 especies
de aves, entre migratorias y residentes. Estas últimas provienen en su mayoría de Norteamérica. Aquí se
puede apreciar al pato colorado, la gaviota gris o el pimpollo. Posee doce espejos de agua y tiene como
principal afluente al río Chillón. Muy cerca de la playa Costa Azul, Ventanilla.
PANTANOS DE VILLA

Con una extensión de casi 400 hectáreas, este humedal es el más conocido en la capital. En su interior habitan
más de 150 especies de aves, entre zambullidores, garzas blancas, parihuanas y huerequeques. En 1997 fue
reconocido como zona de gran importancia nacional e internacional por Ramsar. Forma parte del sistema
hídrico del río Rímac y en 1989 fue declarado zona de conservación para la flora y fauna silvestre.
ALBUFERA DE MEDIO MUNDO

De notable biodiversidad, el avance de las granjas avícolas se ha convertido en uno de sus mayores
peligros. Ocupa un área de 260 hectáreas y su territorio presenta pantanos de hasta dos metros de
profundidad y filtraciones de agua de mar y agua dulce. Los deportes acuáticos y la pesca, así como
la extracción de juncos y carrizos, son actividades posibles en el lugar.

Km 175 de la Panamericana Norte, provincia de Huaura.


RESERVA NACIONAL DE PARACAS (ICA)

La Reserva Nacional de Paracas es un humedal de importancia internacional declarado en 1992 como


Sitio Ramsar. Este rico ecosistema es un sitio único e ideal para el descanso y alimentación de aves
migratorias de orillas, provenientes de los hemisferios norte y sur, así como de las lagunas altoandinas.
La totalidad del lado peruano del Lago Titicaca ha sido reconocida por la Convención Ramsar el 20
de enero de 1997, considerándose como un Humedal de Importancia Internacional, especialmente
como hábitat de aves acuáticas.
RESERVA NACIONAL PACAYA SAMIRIA (IQUITOS)

Sus territorios son centros de reproducción de varias especies ictiológicas y posee zonas con hábitats
de alta productividad pesquera. Protege además el área de bosque inundable (varzea) más extensa de
la Amazonía. Este gigantesco humedal motivó su designación como uno de los primeros sitios
RAMSAR del país, en 1992.
SANTUARIO NACIONAL DE LAGUNAS DE MEJIA

ELSantuario Nacional Lagunas de Mejía (SNLM) está ubicado en la provincia de Islay


en el departamento de Arequipa a escasos metros del mar. Su extensión es de 690.6
hectáreas e incluye varios tipos de hábitats: totorales, pantanos, monte ribereño,
gramadales y playas arenosas. Es considerado como uno de los humedales más
importantes de la costa peruana pues constituyen como el único hábitat en casi 2000
kilómetros de costa con condiciones ambientales óptimas para el normal desarrollo de
las poblaciones de aves residentes y migratorias. Además fue designado como un Sitio
Ramsar en 1992 y junto con el río Tambo, como un Área Importante para Aves por
BirdLife International.
A unos 6 km al sureste del distrito de Mejía, en Arequipa, se encuentra este santuario
de 690 hectáreas que protege las lagunas costeras más grandes en 1500 km de
costa desértica. Atraen a más de 200 especies de aves costeras y migratorias, que se
ven mejor a primera hora de la mañana.

Este magnífico lugar es un área protegida y refugio para aves provenientes de todo el
mundo. Fue designado como sitio Ramsar en 1992 con el objetivo de proteger la
fauna silvestre que está en peligro de extinción, mantener la flora de la zona y
promover el turismo. Además, junto con el río Tambo, se la denominó un Área
Importante para Aves por BirdLife International.
SANTUARIO NACIONAL LOS MANGLARES DE TUMBES (TUMBES)

Este espectacular lugar ubicado en la costa fronteriza con Ecuador es un lugar único pues alberga la
mayor extensión de manglares del país. Es por eso que el valor de este ecosistema no solo se debe a su
diversidad biológica, sino también a que muchas poblaciones humanas obtienen beneficios directos a
través de la extracción, comercialización y consumo de los productos hidrobiológicos que obtienen.
RESERVA NACIONAL SALINAS Y AGUADA BLANCA (AREQUIPA)

Estas planicies altoandinas están salpicadas de hermosas lagunas y bofedales, completan el gélido
paisaje de la mayor parte del territorio habitado principalmente por camélidos sudamericanos y por
un gran número de aves terrestres y acuáticas, como lo certifica su designación como sitio RAMSAR
desde 2003
SANTUARIO NACIONAL TABACONAS NAMBALLE (CAJAMARCA)

El Santuario Nacional Tabaconas Namballe está ubicado en la provincia de San Ignacio en el


departamento de Cajamarca y conserva un ecosistema único y poco frecuente en el Perú: el páramo.
Se puede visitar las lagunas altoandinas del páramo como las Arreviatadas, las cuales están rodeadas
de macizos rocosos, pajonales, bosquecillos y matorrales en las laderas y quebradas. Precisamente este
sector del santuario fue designado como Humedal de Importancia Internacional o Sitio Ramsar, en el
año 2007. Aquí se protegen dos especies seriamente amenazadas en el ámbito nacional: el oso de
anteojos y el tapir de altura.

Hoy en este lugar se registro una nueva especie de musaraña, mamífero silvestre similar a un roedor,
fue descubierta en medio de las celebraciones del Día Mundial de los Humedales, lo que constituye
un nuevo aporte de las naturales protegidas del Perú a la conservación de la biodiversidad. Se trata
del Cryptotis evaristoi, una nueva especie de musaraña que fue descubierta durante una investigación
realizada por científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Agustín de
Arequipa

RESERVA NACIONAL DE JUNÍN (JUNÍN)

El lago Junín es reconocido por la Convención Ramsar desde 1997 como un humedal de importancia
internacional, especialmente por ser un importante hábitat de aves acuáticas. Estos lugares son
estaciones biológicas relevantes para varias especies donde los espejos de agua son los principales
factores que controlan el ambiente y la vida de la fauna y flora. Merecen ser conservados por la calidad
y cantidad de agua que provee, los recursos de vida silvestre, y la belleza escénica que posee. Es hogar
de una de las aves endémicas de los andes: el zambullidor de Junín.