Está en la página 1de 4

CONCEPTO DE FRAUDE

En términos generales, existe fraude cuando


a través de un acto jurídico idóneo y lícito en
virtud a una ley que lo permite o autoriza, se
busca eludir el cumplimiento de otra norma
imperativa.

El fraude mediante el acto jurídico, o acto


jurídico fraudulento, se da cuando una
persona enajena sus bienes a fin de
protegerlos de la ejecución de sus
acreedores. En este caso, la enajenación es
real, es decir no es ficticia como sucede
cuando está de por medio la simulación. Lo
que busca el deudor es un estado de
insolvencia para no pagar la deuda.

¿Q es un fraude al acreedor?
Un acreedor es una persona física o moral a
quién se le debe la deuda.
¿Q es un fraude al deudor?
En el ejemplo de un deudor es la persona que
pide dinero al banco, el banco es el
acreedor de la persona que ha pedido el
dinero.
FRAUDE A LOS ACREEDORES O FRAUDE
PAULIANO
Entre el acreedor y el deudor existe una
obligación que consiste en el cumplimiento
de una prestación a favor del acreedor, cuyo
incumplimiento acarrea una responsabilidad
por parte del deudor.
Este consiste en los actos jurídicos
celebrados por el deudor, básicamente de
disposición, con la finalidad de disminuir su
patrimonio y de esta manera perjudicar a su
contraparte, al impedirle la satisfacción o
legítimas expectativas sobre su crédito.

Esta actitud del deudor frente al acreedor, por


la que el primero destruye su patrimonio y
perjudica al acreedor, es lo que se conoce con
el nombre de fraude, mediante el acto jurídico.
El deudor responde ante el acreedor por el
cumplimiento de la obligación con todos sus
bienes tanto presentes como futuros., y estos
a su vez van a constituir una garantía por los
créditos otorgados.

Cuando un deudor evade sus derechos para


no cobrar su crédito o cualquiera otra
prestación, en detrimento del acreedor, existe
la ACCION SUBROGATORIA, contemplada
en el inciso 4 del art.1219 del Código Civil.
Por la acción subrogatoria un acreedor puede
accionar una pretensión a nombre de su
deudor, para que el patrimonio de éste se
incremente, con el cual el acreedor tendrá la
posibilidad de cobrar su crédito, recurriendo
sobre el mismo.
Esta acción presenta una faceta especial,
pues sólo se encuentra legitimado para
ejercerla el o los acreedores a quienes se
les protege y faculta hacerse pago de su
crédito con los bienes que no se
encuentran en el patrimonio del deudor, al
haber sido estos transmitidos
fraudulentamente.

Por la acción revocatoria o pauliana el


acreedor obra en nombre propio y demanda
que quede sin efecto el acto realizado por su
deudor, por el que disminuye su patrimonio
que lo convierta en insolvente y por lo tanto
carece de medios para pagar la deuda