Está en la página 1de 4

“El cuerpo no es una naturaleza, ni siquiera existe, nunca se vio un

cuerpo; se ven hombres y mujeres”


Las representaciones del cuerpo son una función de las
representaciones de la persona, el hombre es separado del cosmos,
de los otros y de sí mismo.
David Le Bretón, en su texto llamado “la sociología del cuerpo”,
plantea que el hombre es producto de su cuerpo sometiéndolo a
diferencias sociales y culturales, naturalizando desigualdades.
Sus cualidades se ven a través de las apariencias del rostro y las
formas del cuerpo.
Se pueden observar, en los aportes sociólogos, que el hombre no es
producto de su cuerpo, él mismo produce sus cualidades en la
interacción con otros y en el campo simbólico.
La corporeidad se constituye socialmente, a través de los aportes
étnicos, modelos corporales propios de la sociedad, de la sociología
implícita; cuerpo no olvidado, y la sociología detallista; uso social
del cuerpo.
El cuerpo es una realidad cambiante de una sociedad a otra, se
transforma en un elemento del imaginario social, donde la imagen
del cuerpo es la imagen de uno mismo. Se produce una ruptura de la
relación física con el mundo del actor.
El sociólogo se encarga de estudiar y observar al hombre en su
propia sociedad, ésta toma distancia de las aserciones médicas.
Le Bretón realiza tres campos de investigación; el primero
relacionado con las lógicas culturales y sociales del cuerpo, donde
se propone una clasificación de las temáticas corporales:
 Según el sexo
 Según la edad:
 Técnicas del sueño, descanso, actividad
 Técnicas del cuidado del cuerpo
 Técnicas de consumo
 Técnicas reproductivas
 Técnicas de cuidado
 Según el rendimiento:
 Destreza
 Habilidad
 Según las formas de transmisión
Las actividades físicas y deportivas son otro camino para poner en
juego las técnicas corporales, estas técnicas alcanzan un mejor
nivel cuando se vuelve una sisma de reflejos y se impone a su actor
sin esfuerzo de adaptación o de preparación.
También se debe integrar la sexualidad.
La gestualidad implica una importancia ya que comprende lo que
los actores hacen con sus cuerpos cuando se encuentran entre sí, es
un hecho social y cultural. El cuerpo se vuelve algo molesto.
Los sentimientos juegan un papel importante, estos no son
espontáneos, están organizados ritualmente y significan para los
demás. En relación con el dolor los individuos le atribuyen un valor
y una significación diferente dependiendo de la historia y su
pertenencia social.
El hombre es considerado “duro”, soporta el dolor, la mujer, en
cambio son consideradas “débiles”.
El cuerpo sufre una tendencia natural a debilitarse y a enfermarse,
es por esta razón que comienzan a cuidarlo a través del modelo
medico.
El segundo campo de investigación se relaciona con los
imaginarios sociales del cuerpo donde las representaciones
identifican el cuerpo a través de los vínculos con el actor.
Se crea una diferencia de los cuerpos, la condición de hombre y
mujer esta socialmente construida.
Los movimientos del cuerpo están ritualizados, el cuerpo extranjero
se vuelve extraño, el hombre es el artefacto de su apariencia física.
El tercer campo es el cuerpo en el espejo de lo social, la apariencia
corporal es una manera de representarse y presentarse. Aparecen
estereotipos, el cuerpo es un objeto de preocupación constante.
Comienzan a valorar su cuerpo, se vuelve un objeto de salvación, se
puede moldear, modificar. El individuo comienza a buscar sus
propios recursos.
En cambio Gonzales Correa, en su texto “Educación física desde la
corporeidad y la motricidad” y Benjumea Pérez en su texto, “La
motricidad, corporeidad y pedagogía del movimiento en educación
física”, hacen referencia a dos mundos, el mundo de las ideas o
mundo verdadero y el mundo de las cosas materiales o mundo
reflejo.
El cuerpo es asimilado a una maquina y el movimiento al producto
de esta.
En la década del 70 se produce un movimiento científico que marca
rupturas paradigmáticas en torno al cuerpo y al movimiento. La
realidad mental humana no existe independientemente del cuerpo
donde se realiza. Nacemos con un cuerpo que se transforma, se
adapta y conforma una corporeidad a través del movimiento, la
acción y la percepción sensorial.
La motricidad es concebida como la forma de expresión del ser
humano como un acto intencionado y consiente. El cuerpo no es
objeto; constituye una forma concreta de relación del ser humano
consigo mismo, con otros y con el mundo, es la expresión de lo que
somos.
En la educación física hay un objeto claro, se trata del higiene y la
salud corporal, incorporando deportes que mejoran el rendimiento
del cuerpo con una visión mecánica. Se identifican tres enfoques:
 Educación físico-deportiva
 Adquisición de técnicas corporales, formando
personas disciplinadas.
 Educación psicomotriz
 Movimiento relacionado con el entorno social y
cultural del sujeto.
 Expresión corporal
 Actividades relacionadas con la danza y la gimnasia
rítmica.
 Motricidad como fenómeno social de interacción y
comunicación.
La ciencia de la motricidad humana estudia el cuerpo en acción y el
movimiento de un ser humano coherente en busca de trascendencia.
La motricidad es vista como capacidad.
La familia juega un papel importante en el desarrollo de la
capacidad y la motricidad.