Está en la página 1de 21

POLITICA Y LEY DE HIDROCARBUROS

Ley de Capitalización
Introducción

La Privatización en Bolivia

La Capitalización

Proceso de Capitalización

Marco Legislativo

Impactos de la Capitalización Aportes

Empresas Capitalizadas
Desde 1985 Bolivia vivió el proceso de redefinición del papel del
Estado y de su relación con la economía, el mercado y la sociedad,
aunque el país había conseguido estabilidad macroeconómica, su
economía todavía no lograba un crecimiento sostenido. Entonces se
identificaron múltiples causas sociales y económicas de esa
situación, siendo una de ellas el bajo desempeño de las empresas
públicas.

Así que con la Nueva Política Económica se buscó mejor control


sobre las empresas estatales imponiendo criterios de eficiencia y
limitando el acceso al crédito fiscal para que éstas no sean una
carga para el Estado, a su vez se buscó promover contratos de
riesgo compartido con el sector privado que junto con el
financiamiento internacional impulsarían la inversión en el país la
cual había sido postergada durante el periodo de hiperinflación.

Sin embargo, la reestructuración de las empresas públicas no tuvo


resultados satisfactorios ya que el financiamiento internacional
disminuía, las empresas públicas mostraban bajos niveles de
eficiencia y alta injerencia política en su funcionamiento.
Antes de la capitalización las empresas
públicas enfrentaban varios problemas.
Entre los más importantes se pueden citar:

 La incapacidad de afrontar cambios


tecnológicos para posicionarse con mayor
competitividad en un mercado dinámico;
 La pérdida de credibilidad financiera, que
no les permitía constituirse en sujetos de
crédito y realizar inversiones
importantes;
 La precariedad administrativa, porque no
trabajaban con criterios de rentabilidad
y eficiencia;
 La politización del manejo de precios los
cuales no reflejaban la estructura de
costos y la politización en la contratación
del personal.
Objetivos:
o Incrementar la eficiencia de las empresas.
o Mejorar la prestación de los servicios.
o Atraer inversiones extranjeras.
o Aumentar la inversión pública Fortalecer a los fondos de
pensiones
o Otros ya intentados por los gobiernos de esa época.

Se esperaba que los socios capitalizadores o estratégicos


no sólo inyectaran capital fresco, sino también mejoraran la
capacidad de las empresas para acceder al financiamiento y
para manejarse bajo criterios de rentabilidad y eficiencia
Introducción

La Privatización en Bolivia

La Capitalización

Proceso de Capitalización

Marco Legislativo

Impactos de la Capitalización Aportes

Empresas Capitalizadas
Decreto Supremo
Adjudicaba la mejor
oferta
Adjudica a quien
haga el pago mayor
por el paquete
Licitación 50%
acciones y la
Estado Privado Administrac.

50% + o – 50% Requisitos mínimos

Acciones de los
AFP Trabajadores ciudadanos bolivianos,
administradas por los
% fondos de pensiones

Acciones de los
trabajadores,
administradas por el fondo
de capitalización común

Acciones de los
inversionistas = 50% de la
suma de uno
El Ministerio de Capitalización, en esta institución estatal se
forman grupos de trabajo interdisciplinarios encargados de cada
empresa por capitalizar: ENDE, ENFE, ENTEL, LAB, YPFB Y la
Empresa Metalúrgica Vinto. De estas seis empresas
programadas, las primeras cinco fueron capitalizadas y la
Empresa Vinto quedó postergada.

Se emitió una cantidad igual a las acciones de la sociedad de


economía mixta y se buscó venderlas a un socio estratégico. Lo
anterior significa que cada sociedad mixta contaba con el 50% de
las acciones (en parte del Estado y en parte de los trabajadores)
y emitía el 50% restante para el socio estratégico.

Se licitó a nivel internacional la venta de las acciones emitidas


(50%) y la administración de la empresa.
Los términos de referencia de la licitación internacional
establecieron requisitos mínimos para quienes quisieran
comprar las acciones emitidas. La calificación exigía el
cumplimiento de requisitos de capacidad técnica, eficiencia,
calidad, solvencia financiera y otros.

Se adjudicó a quien hiciera el pago mayor por el paquete


accionario ofertado.

La presentación y calificación de las propuestas se realizó


en acto público y luego se procedió a la adjudicación
mediante un decreto supremo
Estas acciones no podrían ser superiores a la suma de las
acciones del Estado y de los trabajadores. Los inversionistas
privados tendrían a su cargo la administración contractual de
la SEM, pero no podrían ser propietarios de más del 50% de
sus acciones, mientras dure el contrato de administración;

La ley establece que los trabajadores de las empresas


capitalizadas participen en dicho proceso mediante la compra
de acciones a plazos, por un monto no superior al de sus
beneficios sociales. Así se ha permitido que los trabajadores
compren acciones en el valor de libros y se transformen en
socios de la empresa.

La ley también transfiere las acciones del Estado en cada


empresa en beneficio de los ciudadanos bolivianos residentes
en el país y que al 31 de diciembre de 1995 hubiesen
alcanzado la mayoría de edad
La transferencia se haría a través de fondos de pensiones de
capitalización para que los administrasen empresas
seleccionadas inicialmente mediante licitación pública
internacional. Mientras se daba este paso, las acciones de los
ciudadanos bolivianos estarían bajo la custodia de un
fideicomisario. Se estableció, además, legalmente, que las
deudas de las empresas capitalizables serían transferidas al
Tesoro General de la Nación y sus servicios, serían cubiertos
por el presupuesto nacional boliviano.

En resumen, el capital de las SEM capitalizadas, estaría


constituido legalmente por tres tipos de acciones:
1) Acciones de los ciudadanos bolivianos, administradas por los
fondos de pensiones
2) Acciones de los trabajadores, administradas por el fondo de
capitalización común
3) Acciones de los inversionistas = 50% de la suma de uno
Ley del Sistema de Regulación Sectorial (Ley No.
1600 de 28-10-94). Allí se crea una institución
reguladora autónoma, denominada Sistema de
Regulación Sectorial (SIRESE), dividida en una
superintendencia general y superintendencias
sectoriales para regular las actividades de los
sectores capitalizables: hidrocarburos, electricidad,
telecomunicaciones, transportes y agua
Introducción

La Privatización en Bolivia

La Capitalización

Proceso de Capitalización

Marco Legislativo

Impactos de la Capitalización Aportes

Empresas Capitalizadas
Ley de Capitalización No. 1544 de 21-03-94. A través de
esta Ley, el Estado boliviano se comprometió a:

• Determinar el valor de mercado de la empresa pública en


cuestión (activos + derechos -pasivos);

• Aportarlo a una nueva “sociedad de economía mixta” (SEM)


para integrar su capital (acciones del Estado);

• Permitir que los trabajadores de la empresa pública


suscribieran acciones de la SEM, hasta el monto de sus
respectivos beneficios sociales (acciones de los trabajadores);

• Incrementar el capital de la SEM, ofreciendo acciones nuevas a


inversionistas privados a través de licitación pública
internacional (acciones de inversionistas privados)
Introducción

La Privatización en Bolivia

La Capitalización

Proceso de Capitalización

Marco Legislativo

Impactos de la Capitalización Aportes

Empresas Capitalizadas
Los aportes de las empresas generadoras (Corani,
Valle Hermoso y Guaracachi) al Estado por
concepto impositivo fueron de 37,9 millones de
dólares; las transferencias realizadas por la
transportadora de electricidad (TDE! fueron de 6,8
millones de dólares y las realizadas por ENDE
residual alcanzaron a 14,6 millones de dólares.

Después de la capitalización, YPFB residual aportó


al Estado 798 millones de dólares entre 1997-2000
por el impuesto específico a los hidrocarburos, por
el impuesto al valor agregado y por regalías.

Las transferencias netas de ENDE al Estado fueron


de 24 millones de dólares en el período 1990-
1994, mientras que las empresas capitalizadas y
ENDE residual transfirieron un total de 59
millones de dólares en el período 1996-2000. Esto
muestra que la capitalización de ENDE ha
favorecido el flujo de ingresos del Estado en 35
millones de dólares adicionales.
Introducción

La Privatización en Bolivia

La Capitalización

Proceso de Capitalización

Marco Legislativo

Impactos de la Capitalización Aportes

Empresas Capitalizadas
Empresa Nacional de Electricidad

Las transferencias que ENDE (empresa pública) recibió y


otorgó al Estado en el período 1990 a 1994 fueron las
siguientes:
Recibió transferencias de capital de 1,18 millones de
dólares (no recibió transferencias corrientes en este
periodo).
Por otro lado, transfirió al sector público un total de 25,2
millones de dólares. Es decir, ENDE transfería una mayor
cantidad de recursos al Estado de los que recibía de éste.
Entonces, en el período analizado, las transferencias netas
de ENDE a favor del Estado fueron de 24 millones de
dólares.

Del total de transferencias que ENDE realizó al Estado,


e199% fue por pago de impuestos, distribuidos de la
siguiente forma:
el lVA representó el 52%;
otros impuestos (vehículos e inmuebles) el 21%.
Lloyd Aéreo Boliviano

En el período 1991-1995, el LAB no recibió


aportes del Estado; por el contrario, éste aportó
en impuestos 21,34 millones de dólares, de los
cuales el principal fue el Impuesto al Valor
Agregado (IVA que representó el 61,5% (13,13
millones de dólares).

Después de la capitalización, el LAB ha transferido


al Estado 20,54 millones de dólares, monto inferior
en 0,81 millones de dólares al logrado por el
Estado en el período anterior PERO como
consecuencias de la administración esta empresa
hoy por hoy se encuentra en una situación critica
Empresa Nacional de Ferrocarriles

Durante el período 1991-1995, ENFE recibió aportes del Estado por


83,43 millones de dólares, y transfirió a éste 67,44 millones de
dólares. Esto implica que la empresa estatal de ferrocarriles sustrajo
recursos del Estado por aproximadamente 16 millones de dólares en
cinco años [14]

En el periodo 1996-2000, en cambio, la Empresa Ferroviaria Oriental


ha transferido al Estado 26,25 millones de dólares por impuestos, y la
Empresa Ferroviaria Andina lo ha hecho por 9,26 millones de dólares.
A su vez, ENFE residual aportó al Estado 6,79 millones de dólares,
pero recibió del Estado 24,82 millones; es decir, le costó al Estado
18,04 millones de dólares en cinco años.

La transferencia neta de FCO, FCA y ENFE residual al Estado, en el


período 1996-2000, fue entonces de 17,48 millones de dólares.

En conclusión, la capitalización de ENFE tuvo dos efectos positivos:


primero, incrementó los ingresos del Estado con recursos de libre
disponibilidad, y segundo, evitó que aumentaran las obligaciones del
fisco respecto de los Ferrocarriles.
POLÍTICA Y LEY DE HIDROCARBUROS