Está en la página 1de 26

LA NAVIDAD EN LA HISTORIA Y LO QUE ENSEÑA LA

BIBLIA RESPECTO A SI DEBEMOS CELEBRARLA O


NO.

Shalom/paz del único y verdadero Elohim Yahweh tengan todos ustedes y un saludo de
parte de su amigo y hermano Sair.
En esta ocasión quiero compartir con ustedes a cerca de un tema “bien” conocido entre
toda la gente, y que debido a estas épocas donde ya casi termina el año grecoromano es
oportuno hablar, es decir, a cerca de las famosas fiestas decembrinas, que la mayoría de
los cristianos cual sea su denominación festeja pensando que lo hacen en honor a nuestro
amado Salvador Yahshúa/Jesús, pero ¿es cierto todo esto? ¿En verdad tiene origen la
navidad en la biblia junto con todos sus ritos como el árbol, regalos, villancicos, “santa”
Claus, etc?
Antes que todo quiero decirles que el propósito de este estudio no es para criticar a los que
guardan estas festividades, ni sembrar fanatismo religioso para levantar la mano y señalar
con juzgamiento a nuestro prójimo que tal vez jamás en su vida ha oído sobre la verdad de
todo esto, todo esto es para traer luz a la vida de los demás mis amados hermanos y
amigos, pues algún tiempo mi familia y yo celebrábamos estas fiestas y tal vez lo hacíamos
de una manera inocente sin afán de hacer algún mal, pero debemos tener algo bien claro,
y lo digo para que los que decimos que amamos a nuestro bendito Salvador y nuestro
adorado Padre, que sin dudar decimos que amamos sus mandamientos y son vida para
nosotros, pues el mismo Maestro dijo a sus discípulos, Mateo 28:19.. “…19Id, pues, y
haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en mi
nombre, 20enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy
con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

Que el bendito Ruaj jakodesh/Espíritu Santo de Yahshúa nos abra el entendimiento para
mirar lo que realmente dice su palabra.

DEFINICIÓN DE NAVIDAD
La Navidad (del latín nativitas, “nacimiento”) es la fiesta más vieja del cristianismo, que
conmemora anualmente el advenimiento de Jesús a este mundo (25 de diciembre), es
celebrada con enorme alegría y con más manifestaciones populares, al grado tal de que es
considerada una fiesta universal, que incluso los pueblos no cristianos la celebran. La
navidad estalla en la noche del 24 de diciembre (Nochebuena), brilla el día 25, se completa
con la celebración del Año Nuevo, se prolonga hasta el 6 de enero (fiesta de la Epifanía o
de los Reyes), y culmina con el Bautismo de Nuestro Señor (domingo siguiente a Epifanía).
Diversos científicos e investigadores, han explicado que Jesús no ha nacido un 25 de
diciembre debido a que los pastores no podían estar en el campo para ver la estrella de
Belén, como lo narra la Biblia, en esa época del año existía mucha frío por esas
regiones. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345 por
el imperio romano, esta orden la dio el Obispo Liberio; según él, el día 25 de diciembre fue
escogido como conmemoración del nacimiento de Jesús para contrarrestar la festividad
pagana que se celebraba en ese día y estaba dedicada a Saturno (Dios romano de la
agricultura).
Algunos expertos han intentado calcular la fecha del nacimiento de Jesús tomando
la Biblia como fuente, pues en Lucas6 se afirma que en el momento de la concepción
de Juan el Bautista, Zacarías su padre, sacerdote del grupo de Abdías, oficiaba en
el Templo de Jerusalén y, según Lucas,7 Jesús nació aproximadamente seis meses
después de Juan. Crónicas8 indica que había 24 grupos de sacerdotes que servían por
turnos en el templo y al grupo de Abdías le correspondía el octavo turno.
Contando los turnos desde el comienzo del año, al grupo de Abdías le correspondió servir
a comienzos de junio (del 8 al 14 del tercer mes del calendario lunar hebreo). Siguiendo
esta hipótesis, si los embarazos de Isabel y María fueron normales, Juan nació en marzo y
Jesús en septiembre. Esta fecha sería compatible con la indicación de la Biblia,9 según la
cual la noche del nacimiento de Jesús los pastores cuidaban los rebaños al aire libre, lo
cual difícilmente podría haber ocurrido en diciembre. Cualquier cálculo sobre el nacimiento
de Jesús debe estar ajustado a esta fuente primaria, por lo que la fecha correcta debe estar
entre septiembre y octubre, principios de otoño. Además, debe tomarse en cuenta el censo
ordenado por César al tiempo del nacimiento del Hijo de Dios,10 lo cual obviamente no
pudo haber sido en diciembre, época de intenso frío en Jerusalén, la razón es que el pueblo
judío era proclive a la rebelión y hubiera sido imprudente ordenar un censo en esa época
del año.11

La Navidad presenta diversas tradiciones y símbolos como lo son el árbol de navidad, las
canciones de villancicos, las tarjetas de navidad, el pesebre, belén o nacimiento, las cenas
navideñas, las campanas, la familiar imagen de Santa Claus o San Nicolas, con el trineo,
los renos y las bolsas con juguetes, entre otros.

Bien, esa es la definición de la navidad que por los mismos registros históricos sabemos
que los primeros creyentes en el Mesías, que en su totalidad o mayoría eran judíos, nunca
celebraron ni lo tuvieron como mandato de los apóstoles, y ¿recuerdan el versículo que
leímos al principio? “Enséñenles a guardar todo lo que les he mandado.” ¿Ustedes creen
que, si la navidad fuera una fiesta bíblica fundamental y muy importante para los hijos de
Yahweh, nuestro Mesías no lo habría indicado asi a sus discípulos? Sin embargo, en la
breve definición leemos quiénes fueron los que impusieron esta famosa fiesta, no por
mandato divino sino por un error que ha estado por miles de años en la humanidad, el
querer ser más sabios que el Creador y añadirle a su palabra y santificar cosas que siempre
han sido inmundas para Él, fue en el año 345 por el imperio ROMANO, no YHWH ni
Yahshua ni los apóstoles.
Establecimiento del 25 de diciembre como día de la Navidad[editar]
Existen diversas teorías sobre el origen del 25 de diciembre como día de la Navidad. Según
defiende William J. Thige, ya en el siglo III se celebraría el nacimiento de Cristo el 25 de
diciembre, aún antes de que los romanos celebraran la fiesta del Sol invencible (Sol
Invictus).17
Según otros autores, la celebración de esta fiesta el 25 de diciembre se debe a la antigua
celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (natalis invicti
Solis),18 adaptada por la Iglesia católica en el tercer siglo d. C. para permitir la conversión
de los pueblos paganos.19
En Antioquía, probablemente en 386, Juan Crisóstomo impulsó a la comunidad a unir la
celebración del nacimiento de Cristo con el del 25 de diciembre,20 aunque parte de la
comunidad ya guardaba ese día por lo menos desde diez años antes.
En el Imperio romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que
eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre.21 Para
hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus
festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en
esa misma fecha21 y finalmente el papa Liberio decreta este día como el nacimiento
de Jesús de Nazaret en 354[cita requerida]. La primera mención de un banquete de
Navidad en tal fecha en Constantinopla, data de 379, bajo Gregorio Nacianceno. La fiesta
fue introducida en Antioquía hacia 380. En Jerusalén, Egeria, en el siglo IV, atestiguó el
banquete de la presentación, cuarenta días después del 6 de enero, el 15 de febrero, que
debe haber sido la fecha de celebración del nacimiento. El banquete de diciembre
alcanzó Egipto en el siglo V.22
Sin embargo, los primeros discípulos de Cristo (llamados posteriormente cristianos
en Hechos 11:26) no celebraban la Navidad,2123 divergencias con respecto a la fecha de
nacimiento han hecho se adoptara el 25 de diciembre como fecha oficial de su natalicio y
el 6 de enero como la Epifanía (Esto todavía se celebra
en Argentina, Armenia, Colombia, Ecuador, España, Guatemala, México, Paraguay, Perú,
Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela).23
Algunas tradiciones de la Navidad, particularmente las de Escandinavia, tienen su origen
en la celebración germánica de Yule, como son el árbol de Navidad. Allí la Navidad se
conoce como Yule (o jul).Nota 1

Asi que vemos como toda esta idea de la festividad de diciembre nunca salió de los primeros
creyentes genuinos ni del Salvador, simplemente fueron tácticas del imperio romano para
tener un control sobre los pueblos paganos que iban conquistando para evitar revueltas y
que asi el imperio se pudiera debilitar, y en su trabajo de darle “pan al pueblo” solamente
mezclaron cosas paganas con la nueva religión del imperio romano y les resultó pues miren
como después de dos mil años las naciones siguen conquistadas por lo menos en
tradiciones y costumbres.

Pero ¿qué dice la biblia acerca de añadir cosas a la palabra del Creador bendito?
Deuteronomio 4
2 No añadiréis nada a la palabra que yo os mando, ni quitaréis nada de ella, para que
guardéis los mandamientos del Yahweh vuestro Elohim que yo os mando. 3 Vuestros ojos
han visto lo que hizo Yahweh en el caso de Baal-peor, pues a todo hombre que siguió a
Baal-peor, Yahweh tu Elohim lo destruyó de en medio de ti. 4 Mas vosotros, que
permanecisteis fieles a Yahweh vuestro Elohim, todos estáis vivos hoy.5 Mirad, yo os he
enseñado estatutos y decretos tal como Yahweh mi Elohim me ordenó, para que los
cumpláis en medio de la tierra en que vais a entrar para poseerla. 6 Así que guardadlos y
ponedlos por obra, porque esta será vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos
de los pueblos que al escuchar todos estos estatutos, dirán: ``Ciertamente esta gran nación
es un pueblo sabio e inteligente.7 Porque, ¿qué nación grande hay que tenga un dios tan
cerca de ella como está Yahweh vuestro Elohim siempre que le invocamos? 8 ¿O qué
nación grande hay que tenga estatutos y decretos tan justos como toda esta ley que hoy
pongo delante de vosotros?

Pueden ver amados hermanos y amigos como la palabra es muy clara sobre el NO añadirle
a la palabra ni tampoco quitarle, y si han leído detenidamente podrán darse cuenta que
aquellos que siguen esta tradición no solo le añaden si no que tambien le han quitado a la
palabra de Yahweh, ¿Por qué? Porque no solo la mayoría de iglesias cristianas han
desechado las 7 fiestas solemnes de Yahweh, sino que las sustituyeron por fiestas
totalmente paganas con un fin muy muy lejos de traer al pueblo a la verdad y santidad que
tanto pide nuestro Creador.
¿Y qué dice de aquellos que guardan las verdaderas fiestas de Yahweh?
“6 Así que guardadlos y ponedlos por obra, porque esta será vuestra sabiduría y vuestra
inteligencia ante los ojos de los pueblos…”
¿Quieren ser sabios e inteligentes? Entonces guarden sus mandamientos, porque “si me
amáis guardad mis mandamientos” no dice guarden los mandamientos de hombres sino los
SUYOS.
Hasta ahorita vemos que esta fiesta y sus derivados no tienen ningún fundamento bíblico y
que hacen quebrantar los mandamientos del Padre, pero habrá alguno que diga “Bueno
pero si yo lo guardo por amor para reunirme con mi familia y pasarla bien entonces no tiene
nada de malo” Amigo y hermano mío que me lees, el reunirte con tu familia y pasar un rato
agradable, sano con ellos no tiene nada de malo, el problema es cuando uno se vuelve
partícipe de todos estos ritos, y quebrantamos otro mandamiento Ezequiel 44:23
“23`Enseñarán a mi pueblo a discernir entre lo sagrado y lo profano, y harán que ellos
sepan distinguir entre lo inmundo y lo limpio.”
Para comprender el significado del término profano, resulta muy útil revisar
su historia etimológica. El concepto deriva de una noción latina que puede traducirse
como “delante del templo”. Lo profano, por lo tanto, es aquello que no está dentro del
templo: es decir, que no forma parte de lo sagrado o de lo religioso.
Explicado de otra forma algo profano es todo aquello ajeno a las cosas sagradas de
Yahweh, veamos que le paso a ciertos personajes cuando se atrevieron a ofrecer fuego
extraño o profano en el altar de Yahweh.

Levítico 10:1 “1Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron sus respectivos incensarios, y
después de poner fuego en ellos y echar incienso sobre él, ofrecieron delante del YAHWEH
fuego extraño, que El no les había ordenado. 2Y de la presencia del YAHWEH salió fuego
que los consumió, y murieron delante del YAHWEH.…”

Vemos como dice que ofrecieron un fuego que YAHWEH NO les había ordenado, es decir
que ellos un su sabiduría terrenal y mundana pensaron que podían ofrecer al Creador 3
veces santo un fuego profano, impuro, y esto hizo que la ira del Creador se encendiera
contra ellos al haber profanado su nombre bendito, como si el fuera semejante a un ídolo
inmundo de las naciones que no tienen de santo y puro.

Tal vez les suene fuerte todo esto amados amigos y hermanos pero es la verdad, y también
algunos pueden decir que nadie ha muerto por celebrar la navidad y tal vez sea cierto en
alguna manera, pero permítanme recordarles que el hecho de ignorar un mandamiento no
nos hace inocentes del castigo, por eso dice que Yahweh envió a su amado hijo para morir
por nosotros pasando por alto los tiempos de nuestra ignorancia y nos da la oportunidad de
venir a su verdad para ya no volver a contaminarnos con los ídolos del mundo que no son
otra cosa que demonios disfrazados.
Hechos 17:30-31
30 pero Yahweh, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a
todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón
a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

Lo dice muy simple, arrepintámonos y abandonemos esos caminos de ignorancia y


preguntemos por las sendas antiguas, las que, si llevan a la verdad, a un conocimiento de
pleno de nuestro Elohim y Salvador.

Conocer la verdad pero aun asi seguir celebrando estas festividades es como irte a adorar
a Yahweh en una iglesia luciferina, tu podrás salir de ahí y decirle a todo mundo que tú no
adoras al enemigo que tu adoras al Elohim verdadero, pero los demás verán tu comunión
y aceptación que tienes con los que aman al adversario, y por ende tus hechos hablarán
más que tus palabras y no tendrás credibilidad ni ante los hombres ni ante Yahweh por
hacer las cosas a tu manera y no como Yahweh nos ha mandado.

Ahora quiero que vayamos estudiando varias partes de estas festividades decembrinas,
comenzando por todas las fiestas a ídolos que se hacen tambien el 25 de diciembre
(recuerda el ejemplo de la iglesia del adversario) pues mientras en uno hogar adoran al
“niño” que hace más de dos mil años dejó de ser niño y ahora es Rey de reyes y amo de
amos, en otro lado adoran a satanás vestido de deidad pagana, y ambos hacen los mismos
festejos, comidas y ritos, incluso los paganos se preguntan por qué los cristianos les roban
sus fiestas….

Fiestas en otras culturas en torno al 25 de diciembre


Algunas festividades que coinciden con ese periodo fueron de carácter pagano. Algunas
culturas mencionan en sus rituales astrológicos a algún dios sol; tales
como Apolo y Helios (en Roma y Grecia), Mitra (en Persia), Huitzilopochtli (en Tenochtitlá
n), entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día
más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más
viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, solo para volver a otro
ciclo:
-Los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del Natalis Solis Invicti o Nacimiento
del Sol invicto, asociada al nacimiento de Apolo.15 El 25 de diciembre fue considerado
como día del solsticio de invierno, y que los romanos llamaron bruma; cuando Julio
Césarintrodujo su calendario en el año 45 a. C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el
21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano. De esta fiesta, se tomó la idea del
25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo. Otro festival romano
llamado Saturnalia, en honor a Saturno, duraba cerca de siete días e incluía el solsticio de
invierno. Por esta celebración los romanos posponían todos los negocios y guerras, había
intercambio de regalos, y liberaban temporalmente a sus esclavos. Tales tradiciones se
asemejan a las actuales tradiciones de Navidad y se utilizaron para establecer un
acoplamiento entre los dos días de fiesta.
Los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios
nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad. En esas fiestas adornaban un árbol de hoja
perenne, que representaba al Yggdrasil o árbol del Universo, costumbre que se transformó
en el árbol de Navidad cuando llegó el Cristianismo al Norte de Europa.16
Los aztecas celebraban durante el invierno, el advenimiento de Huitzilopochtli, dios del sol
y de la guerra, en el mes Panquetzaliztli, que equivaldría aproximadamente al período del
7 al 26 de diciembre de nuestro calendario. Aprovechando la coincidencia de fechas, los
primeros evangelizadores, los religiosos agustinos, promovieron la celebración de la
Navidad y así desapareció el dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole
características cristianas. [cita requerida]
Los incas celebraban el renacimiento de Inti o el dios Sol, la fiesta era llamada Cápac
Raymi o Fiesta del sol poderoso que por su extensión también abarcaba y daba nombre al
mes, por ende este era el primer mes del calendario inca. Esta fiesta era la contraparte
del Inti Raymi de junio, pues el 23 de diciembre es el solsticio de verano austral y el Inti
Raymi sucede en el solsticio de invierno austral. En el solsticio de verano austral el Sol
alcanza su mayor poder (es viejo) y muere, pero vuelve a nacer para alcanzar su madurez
en junio, luego declina hasta diciembre, y así se completaría el ciclo de vida del Sol. Esta
fiesta tenía una ceremonia de iniciación en la vida adulta de los varones jóvenes del imperio,
dicha iniciación era conocida como Warachikuy.

Notemos aspectos importantes en estas culturas que hemos mencionado, 1)Todas adoran
al dios sol 2)Usan la misma fecha o cercana para la adoración a su dios 3) La iglesia católica
hizo un sincretismo religioso 4) el arbolito de navidad

Además, recordemos lo que dice en el versículo de Ezequiel que leímos, que el sacerdote
o kohen en hebreo debe enseñar al pueblo a diferenciar entre lo puro e impuro, lo santo y
lo profano, y ¿qué es lo que hizo la religión romana? Ellos simplemente mezclaron las
religiones (sincretismo) y asi “resolvieron” o “evangelizaron” el problema, mientras que los
antiguos aztecas siguieron adorando de igual forma a su dios pero ahora con otro nombre,
pero jamás se les dijo que tal dia ni tal dios existía y que tampoco era mandamiento del
verdadero Creador el celebrar esas fiestas, por ende no pueden ser verdaderos sacerdotes
quienes no enseñan al pueblo a santificarse.

Como numero 1 vamos a ver el origen de esta deidad pagana, el dios sol.

En la leyenda de Babilonia y Assyria, Nimrod murió a su hora dejando una reina llamada
Semiramis. Cuando murió, Nimrod de acuerdo a la leyenda, se convirtió en inmortal, y su
espíritu voló hacia el sol y tomó posesión de él. Desde ese momento él se convirtió en Beel-
saman (Señor del Cielo.) Después que Nimrod murió y se convirtió en el Dios Sol,
Semiramis su reina salió embarazada, ella declaró ser virgen, y después de la muerte de
Nimrod, de acuerdo a la leyenda, engendro un hijo del espíritu de Nimrod viniendo hacia
ella desde el sol. Ella proclamó a los vasallos que el espíritu de su esposo entró en su
vientre a través de un rayo del sol y engendró el legendario hijo-dios Tamuzz (Ezequiel
8:14), él nació el 25 de diciembre.
Tammuz ha sido localizado como el origen de otros héroes paganos como Adonis, Osiris,
Attis, Hércules, Krishna y la antigua encarnación Dios Sol el Quetzalcoalt de México. Su
nombre Maya fue Kukulcan. Los primeros habitantes en la tierra después del diluvio,
Nimrods (Ninus) el primer rey de Babylon (Babel), su reina Semiramis y su dios-hijo nacido
del milagro Tammuz, (el hijo del Sol) fue la primera pagana trinidad. Una multitud de varios
nombres ha cubierto su verdadera identidad, pero su descubrimiento de las antiguas ruinas
de Babylon, Assyria, México, etc., ha permitido a los estudiosos rastrear su culto desde
Babylon y Assyria hacia el Hindú; y a traves del oceano a las anteriores Indo America.
El patrón del culto es casi el mismo, sólo los nombres son diferentes por los variados
idiomas del mundo. Comparando la doctrina de la Biblia con la mitología pagana,
estudiosos, ambos cristianos y no Cristianos, han acordado que algunas de las más
populares tradiciones y ritos mantenidas por la iglesia Católica y Protestante, tienen su
origen en la adoración al Sol, y no del Viejo y nuevo Testamento.
Aunque la Biblia no lo menciona directamente, desde tiempos antiguos la tradición ha
considerado a Nemrod como el constructor de la Torre de Babel. Dado que la torre fue
edificada en su territorio y durante su reinado, se asume que fue bajo su dirección que la
construcción se inició (Génesis 10:10-122). Pero también hay otras fuentes, asimismo
extrabíblicas, que señalan lo contrario, alegando que Nimrod no se encontraba en la región
de Sinar cuando la construcción comenzó.
De acuerdo a tradiciones hebreas, Nemrod era descendiente de Mizraim por línea materna,
pero su padre fue Cush hijo de Cam, de quien heredó su primera posesión territorial, que
pronto extendió. Su nombre se volvió proverbial como un " poderoso cazador en oposición
a YHWH (Jehová)". Su reino comprendía Babel (Babilonia), Erech (Uruk), Accad (Akkad) y
Calneh, en la tierra de Sinar, también conocida como la tierra de Nemrod (ver Génesis 10:
8-10; 1 Crónicas 1: 10; Miqueas 5: 5).
Josefo escribió:
…fue Nemrod quien los incitó a tal afrenta y menosprecio hacia Dios. Él era un nieto de
Cam, el hijo de Noé, un hombre atrevido y de gran fortaleza de manos. Los persuadió de
que no le atribuyeran a Dios, como si fuera por medio de él que habían obtenido felicidad,
si no a creer que fue su propio esfuerzo lo que les alcanzó esa felicidad. Fue cambiando
gradualmente su gobierno en una tiranía, al no hallar otra manera de apartar la gente del
temor de Dios, que induciéndolo a una tonta dependencia de su poder…
Ahora la multitud estaba más que lista para seguir la determinación de Nemrod, y a
considerar una muestra de cobardía el someterse a Dios; y construyeron una torre, sin
reparar en dolor, ni siendo en lo más mínimo negligente con el trabajo: y, a causa de la
multitud empleada en ello, creció muy alta, más rápido de lo que ninguno hubiera esperado;
pero su anchura era tal, y estaba tan fuertemente construida, que a pesar de su gran altura
parecía, a la vista, ser menor de lo que realmente era. Fue construida con ladrillos cocidos,
pegados con mezcla hecha con brea, de manera que no permitiera el paso del agua.
Cuando Dios vio que actuaron tontamente, Él no quiso destruirlos completamente, puesto
que no crecieron más sabios por la destrucción de los pecadores anteriores; pero Él causó
un tumulto entre ellos, produciendo en ellos idiomas diversos, y causando con esa
multiplicidad de idiomas, el no poderse entender unos con otros. El lugar donde
construyeron la torre ahora se llama Babilonia, debido a la confusión de esa lengua, la que
entendían fácilmente antes; y para los hebreos por la palabra Babel, confusión…

Vaya, estas palabras me hacen pensar inmediatamente en lo que tanto dice la gente en la
actualidad, rechazando que todo lo que tienen en la vida es por la mano misericordiosa del
Creador, empezando por sus vidas, y que ha sido por su esfuerzo, propagando esta idea a
la mayoría de los hombres, negando la existencia del Creador y basando sus vidas en
meras suposiciones y en ciencia que no entienden pues rechazan al que creo las ciencias
y todo el universo, es decir el ateísmo, ¿Ya ven quien está detrás de estos movimientos?
Porque Nimrod ciertamente no tenía el Espíritu de Yahweh sino el espíritu del adversario,
el padre de toda mentira, pues ha satán NO es creador, es FALSIFICADOR, toda
falsificación es una copia de un original que a simple vista pueden parecer idénticos pero
cuando uno observa detalladamente se da cuenta cual es el verdadero y cuál es la copia,
en este caso el detalle o detalles son fechas cambiadas y ritos añadidos.

Baal o también conocido como Bael es el primero de los siete reyes del infierno,
mencionado muchas veces en el antiguo testamento confiriéndole a su nombre el
significado de “maestro” o “el propietario”; algunos autores mencionan a Baal como un
duque que posee 66 legiones de demonios bajo su mando y durante el periodo de
Puritanismo en Inglaterra en el siglo XVI se comparaba a Baal con el mismo Satanás o se
decía que era su asistente personal. Baal fue un ángel antaño, probablemente un querubín
compañero de Lucifer, que le siguió en su caída tras haber intentado conquistar el Cielo,
convirtiéndose así en un demonio.
Se le llegó a considerar el dios pagano local de un determinado pueblo, y al mismo tiempo,
todos los ídolos de la tierra. También se encuentra en varios lugares en plural baales, o
baales (Jueces 2:11, 10:10). Había muchas variaciones, tales como el dios sol, el dios de
la fertilidad, y Belcebú, o el "señor de las moscas" (aunque este es un demonio diferente).

Esto les debe recordar el famoso aro de luz que siempre dibujan en las imágenes religiosas,
pero ¿Tienen origen bíblico o a quien representa?
El nimbo o aro fue empleado por los egipcios, griegos y romanos en imágenes de dioses
(extraterrestres) y emperadores como símbolo de poder y grandeza mucho antes de Cristo,
la pregunta sería ¿los emperadores también lo tenían o se lo “adjudicaban” para ser como
los dioses extraterrestres? ¿lo hacían por imitación? ¿eran descendientes mestizos de
extraterrestres y humanos (como los héroes de la mitología griega) y también poseían esa
luz perceptible a simple vista? En el antiguo Egipto podemos observar cómo determinadas
figuras de diosas o dioses, eran representados con una especie de aureola en la parte
superior de la cabeza, como la diosa Sekhmet, Isis y Horus.
También en la Grecia Antigua y en el Imperio Romano, griegos y romanos les ponían halos
a sus dioses.
En los inicios del Imperio Romano, ponían halos en los reversos de monedas
romanas. Emperadores romanos fueron frecuentemente representados usando
una corona radiante.
En las religiones de Oriente, los dioses tenían halos.
En la iconografía cristiana se empezó a usar hasta el siglo IV ¿en la época en que el
emperador Constantino se “adueñó” del cristianismo y lo censuró y diseñó a su
conveniencia? otra pregunta ¿por imitación de los antiguos seres superiores venidos del
cielo (dioses paganos) y de los emperadores romanos? Durante los inicios del arte cristiano
esa forma de representar “iluminación” estaba restringida a la imagen de Jesucristo,
extendiéndose luego a la Virgen, los apóstoles, los ángeles y, finalmente y desde el siglo
V, a todos los santos e incluso a los objetos simbólicos del culto cristiano.

En pocas palabras este dios sol representa a satanás, el adversario, que como un maestro
del engaño tiene muchas máscaras para engañar al mundo y siempre ha sido cambiante,
algo totalmente distinto a nuestro bendito Creador quien desde antes de que las cosas
fueren hasta la eternidad seguirá siendo el mismo y nos ha dado a conocer a su amado
hijo, su única imagen bendita de la divinidad santa y perfecta, la verdadera luz que ilumina
a todo hombre y que trae vida a los que creen en Él.

Como punto numero 2 vamos a ver las fiestas antiguas del 24 de diciembre o con
ciertos días de diferencia.

Las fiestas de Yule (del nórdico antiguo: Júl) se celebran cada solsticio de invierno. Es esta
una celebración de los pueblos nórdicos, relacionada con la mitología germana y
el paganismo nórdico.12 El Yule originalmente duraba doce días y el cristianismo lo asimiló
a la Navidad.3

Orígenes
La fiesta pagana de Yule tiene sus orígenes en la Escandinavia precristiana. Constituía
sobre todo una fiesta de la familia y estuvo siempre dedicada a la fertilidad, a los solsticios
y a la familia. Era una festividad donde también se recordaba a los ancestros, los amigos
ausentes, y la mesa donde se celebraba la fiesta se preparaba con esplendor y
magnificencia, ante la tumba de los parientes fallecidos y priorizando la hospitalidad hacia
los forasteros.
Descripción
Actualmente en la cultura neopagana, esta celebración ha sido reconstruida en muy
variados grupos, como en el caso de la Religión Ásatrú con doce días de celebraciones; y
la Religión wicca, que algunos aplican una forma de celebrar estas fiestas a través de "ocho
días solares festivos", llamados comúnmente "Sabbats de la rueda anual".5 Las fiestas de
Yule se celebran en el solsticio de invierno: en el hemisferio norte, cerca del 21 de
diciembre, y en el hemisferio sur, alrededor de 21 de junio.

Yule y Yuletide, al igual que la "Festividad de yalda" (una fiesta invernal iraní), son términos
arcaicos indoeuropeos usados para referirse a la tradición antigua que observa los cambios
naturales causados por la rotación de la tierra alrededor del sol y sus efectos en la cosecha
alimenticia durante el solsticio de invierno. En la celebración de Yuletide, como en aquélla,
es costumbre entonar canciones para proveer así una atmósfera relajada. De hecho este
concepto es el significado de Yule por los dos diferentes diccionarios de Oxford:Oxford
English Dictionary y Concise Oxford Dictionary.
Las personas que no están familiarizadas con la mitología nórdica y el paganismo europeo
simplemente no sabrían distinguir entre las palabras Yule (Joul), Navidad y la Natividad,
que en cierto sentido son sinónimos y a la misma vez antónimos. Este uso o término aún
sobrevive en muchas canciones navideñas o villancicos, así como en la confección de una
torta o pastel llamado Yule log o tronco de Navidad, en referencia directa a un tronco ritual
de esta festividad ancestral.

La palabra yule todavía existe en algún dialecto escocés, con el término jul en Noruega,
Dinamarca y Suecia, y con el término joulu en Finlandia. En la actualidad se suele
considerar el período festivo comprendido desde el día de Nochebuena hasta después del
primer día del año o, especialmente en Inglaterra, hasta el día de Reyes.

Las Saturnales (en latín Saturnalia) eran unas importantes festividades romanas. La fiesta
se celebraba con un sacrificio en el Templo de Saturno, en el Foro Romano, y un banquete
público, seguido por el intercambio de regalos, continuo festejo, y un ambiente de carnaval
en el que se producía una relajación de las normas sociales.1 El poeta Catulo la llamó "el
mejor de los días".
Las Saturnales se celebraban por dos motivos:
En honor a Saturno, dios de la agricultura.
Como homenaje al triunfo de un victorioso general (fiesta del triunfo).
Las primeras se celebraban del 17 al 23 de diciembre, a la luz de velas y antorchas, por el
fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz, o nacimiento
del Sol Invictus, 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo
de Capricornio (solsticio de invierno). Probablemente las Saturnales fueran las fiestas de la
finalización de los trabajos del campo, celebrada tras la conclusión de la siembra de
invierno, cuando el ritmo de las estaciones dejaba a toda la familia campesina, incluidos los
esclavos domésticos, tiempo para descansar del esfuerzo cotidiano.3
Eran siete días de bulliciosas diversiones, banquetes e intercambio de regalos. Las fiestas
comenzaban con un sacrificio en el templo de Saturno (en principio el dios más importante
para los romanos hasta Júpiter), al pie de la colina del Capitolio, la zona más sagrada
de Roma, seguido de un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. Los
romanos asociaban a Saturno, dios agrícola protector de sembrados y garante de cosechas
con el dios prehelénico Crono, que estuvo en activo durante la mítica edad de oro de la
tierra, cuando los hombres vivían felices, sin separaciones sociales. Durante las Saturnales,
los esclavos eran frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles, en algunos
casos, cambiados con los de sus dueños.
Posteriormente, el nacimiento del Sol y su nuevo período de luz fueron sustituidos por la
Iglesia, quien hizo coincidir en esas fechas el nacimiento de Jesús de Nazaret con el
objetivo de acabar con las antiguas celebraciones. Gradualmente las costumbres paganas
pasaron al Día de Año Nuevo, siendo asimiladas finalmente por la fiesta cristiana que hoy
en día se conoce universalmente como el Día de Navidad.

Estas son algunas culturas que celebraban al dios sol en estas fechas y cabe destacar que
sus festejos no eran de orden ni en santidad, sino borracheras, orgías, todo tipo de vicios y
pasiones desordenadas, que tristemente hoy muchos siguen haciendo, ya ni se acuerdan
de adorar a su niño dios o supuestamente a Jesús, les preocupa más si alguien llevó
suficiente alcohol, cigarros, buena música, etc., no digo que todos, pero si la mayoría de
personas.

Como punto número 3 veamos el sincretismo religioso de roma a lo largo de la


historia hasta nuestros días.

La religión romana; ejemplo de asimilación y acumulación: el sincretismo religioso


Sin duda existió una continuidad cultural entre Grecia y Roma, y cuando utilizamos el
término "cultura grecorromana" nos referimos a esta similitud y afinidad.
Las gentes que conformaron Roma ciudad, y con el tiempo todo el imperio romano,
procedían de culturas diversas. En los primeros tiempos encontramos, en la península
Itálica, principalmente a los latinos, pueblo indoeuropeo del que descendía en su mayor
parte el pueblo romano; a los etruscos, establecidos en la actual Toscana; a los griegos,
que habían fundado colonias en el sur de Italia; y a los fenicios, cuya presencia se limitaba
a pequeños establecimientos comerciales en la costa. De la confluencia de estas culturas
y sus creencias se fue formando, en un primer momento, la religión romana, que
posteriormente adoptó cultos orientales.
La asimilación de los dioses de unos y otros se hizo de forma "sincrética", es decir, como
una contaminación de las tradiciones autóctonas por elementos de otras religiones. El
sincretismo empezó temprano y continuó a medida que Roma conquistaba nuevos
territorios en zonas de África, la Galia, Egipto, Siria... En este proceso, los romanos
asimilaron principalmente los dioses griegos, y de los etruscos adoptaron el conocido arte
de los arúspices o capacidad de hacer presagios examinando las entrañas de las víctimas.

La vida pública y política de Roma estaba estrechamente vinculada a la religión, y de los


dioses se esperaba una eficacia concreta que se obtenía por medio del ritual. Los romanos
adoptaron divinidades extranjeras para diferentes momentos -normalmente para
acontecimientos muy puntuales, como fue la erección de un templo al dios Apolo al
desencadenarse una peste en Roma en el siglo V antes de nuestra era, o la introducción
de Esculapio (Asclepio griego), del que se esperaba protección durante las guerras púnicas.
Los dioses extranjeros se asociaban al dios romano porque tenían ciertas similitudes. En
cualquier caso, la inclusión de un dios extranjero se tenía que hacer teniendo en cuenta los
antiguos dioses y ritos para no ofenderles, y la decisión debía partir de la autoridad: el
senado durante la República o el emperador.

Una peculiaridad de la religión romana era la organización sacerdotal, que incluía tres
categorías: los sacerdotes consagrados a una sola divinidad, como los flamines, el rex
sacrorum y las vestales (éstas eran seis mujeres dedicadas al culto de la diosa Vesta); los
colegios sacerdotales (los pontífices, los augures, los decemviri sacris faciundis y los
septem viri epulones), con el Gran Pontífice (pontifex maximus) a la cabeza, y los Salios,
cofradías que intervenían en ritos puntuales.
Como vemos la supuesta “conversión” del emperador Constantino no fue realmente porque
haya creído en el verdadero Elohim y su Mesías, sino meramente una estrategia político
religiosa para tratar de unificar todas las creencias y costumbres de imperio romano y asi
poner un orden sobre toda la diversidad de pueblos que lo conformaban, ¿Ahora entiendes
porque hay una infinidad de santos a quienes se les piden diferentes favores? No son otra
cosa que deidades paganas antiguas, pero ahora “cristianizadas”.

Como 4to y último punto vamos a estudiar la famosa práctica y origen del arbolito de
navidad, o arboles sagrados donde se depositan regalos.

La diosa Astarté
Como diosa celeste, uno de los muchos aspectos de su variado y rico carácter polifacético,
Astarté, a la que se identificaba con la estrella de la mañana, poseía la facultad
de interpretar los astros por medio de la adivinación, lo que la relaciona muy estrechamente,
igual que a Tanit, con Dea Caelestis, la Venus Marina romana. Este arte adivinatoria parece
haber utilizado en sus templos la cieromancia o sistema de suertes, un método muy
difundido en las culturas arcaicas de todas las regiones y que llegó a alcanzar mucho éxito
en el mundo romano. Pero los oráculos de esta diosa se relacionaban también muy
estrechamente desde época cananea con las danzas y rituales extáticos vinculados a la
prostitución sagrada como parte de los cultos de fertilidad, en los que desempeñaban un
importante papel sus hieródulos denominados klbm, literalmente "canes", "perros", los
cuales, poseídos por un delirio religioso entraban en estado de trance y revelaban las
intenciones de la divinidad. Estos hieródulos son mencionados en una inscripción
procedente del templo de Astarté en Kition (Chipre) junto a los grm, "muchachos,
cachorros", servidores dedicados a la prostitución masculina en los cultos de fertilidad, y
dos categorías de servidoras de la diosa de interpretación controvertida, lmt y lmt zbrh, cuya
traducción más literal es la de "muchachas núbiles" y que algunos suponen sean también
bailarinas y prostitutas ya que los rituales y trances extáticos parecen haber sido
desconocidos de la religión cananea y fenicia. Los tenemos documentados en el culto de
Astarté en el que se practicaban danzas extáticas al son de la música. Curiosamente, la
utilización deinciensos capaces de provocar visiones en el transcurso de sus rituales había
sido ya observada por alguno de los grandes orientalistas de la segunda mitad del siglo
XIX, aunque luego el tema no volviera a ser muy tratado. Citando a J.P. Brown, autor del
famoso The Dervishes or Oriental Spiritualism, publicado en Londres. La Venus o Afrodita
de Pafos, ciudad chipriota, no es sino una representación local de la misma Astarté,
venerada en un recinto del que los textos antiguos destacan su "altar fragante" y el "olor
dulce de su templo", en clara relación a la utilización de inciensos y perfumes. Los profetas
clamaban contra ella, a la que se adoraba en los "lugares altos", rodeada de ofrendas,
perfumes e inciensos, igualmente execrables. Los profetas también rechazaban
aquellos inciensos debidos, a su carácter narcótico. Por otra parte en la tradición y
la iconografía se asocia a Astarté con árboles como el junípero, el ciprés y el pino,
además de la flor de loto y la adormidera. Los historiadores han destacado como las
esencias narcóticas de los dos primeros formaban parte de los inciensos utilizados
ampliamente en todo el Oriente próximo. Pero la diosa se vincula también en la iconografía
al loto egipcio, al igual que la sumeria Inanna, la acadia Ishtar, la fenicia Anat y las egipcias
Isis, Hathor y Nut, tal y como advierte (que como ya vimos eran prácticamente la misma
diosa vista desde aspectos culturales diferentes y por supuesto bajo connotaciones
y contextos variables), para quién es la planta representada abundantemente como el
"Árbol de la Vida", otro símbolo de Astarté.

Jeremías 10:2-4: “Así ha dicho Yahweh: No aprendáis el camino de las naciones, y no


temas delante de las señales del cielo, aunque las naciones las teman Porque las
costumbres de los pueblos son vanidad: Durante un hiere a un árbol del bosque, obra de
manos de artífice con buril Lo baraja de plata y de oro; ellos con clavos y martillo lo afirman
para que no se mueva “. (King James Versión).

Uno de los símbolos decorativos más importantes de la navidad es el árbol


navideño, sin embargo, vale preguntarse, cuál es la relación que puede existir entre
este árbol y el nacimiento de Cristo, o en todo caso, con la religión cristiana.
Lejos de lo que se piensa, los árboles de navidad no tienen un origen cristiano, sino,
pagano. Antes de la llegada del cristianismo a Europa, los antiguos habitantes del
norte de este continente, especialmente los de la zona que actualmente ocupa
Alemania, tenían una tradición particular: cuando llegaba la época del solsticio de
invierno (justo en las épocas navideñas) solían llevar a sus casas árboles secos, los
mismos que adornaban con ramas y hojas verdes.
Esto lo hacían como una especie de ritual mágico, en el que el árbol seco y las hojas
o ramas verdes, simbolizaban el renacimiento, la renovación de la naturaleza.
Otro señala que, al norte de Europa, se adoraba el nacimiento de Frey, dios del Sol
y la fertilidad, este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en
cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de
Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos).
Sea como fuere, los primeros cristianos, vieron este tipo de ritual pagano y lo
adoptaron a sus costumbres.

San Bonifacio cortando el roble de Odín

Fue San Bonifacio, obispo inglés del Siglo VIII que predicó la fe cristiana en
Alemania, quien promovió la idea de absorber esta tradición pagana al cristianismo.
Se cuenta que San Bonificio, un día, en el solsticio de invierno, vio cómo un antiguo
poblado alemán quería sacrificar a un hombre en el Roble sagrado de Thor (algunos
sostienen que el roble era de su padre, Odín). Al ver esto, San Bonifacio tomó un
hacha y cortó el tronco de aquel árbol. Lo curioso es que luego de cortarlo, vio un
abeto pequeño, que para él fue como un mensaje divino que simbolizaba el amor
perenne de Dios.
Se mantuvo la idea del árbol aprovechando los rituales mágicos propios de los
solsticios de invierno en Europa, y la navidad cristiana, pero por supuesto, el árbol
cambió, ya no era un roble sino un abeto, y también varió su significado, pues ya no
representaba a la naturaleza o a algún dios pagano, sino que representaría al árbol
del bien y el mal del paraíso bíblico.
Al igual que la costumbre pagana, este árbol era llevado a las casas y era adornado
con manzanas, que a su vez representaban a la fruta de la tentación que puso a
prueba a Adán y Eva (con el tiempo, las manzanas se convirtieron en las bolas de
colores que vemos y usamos hoy en día).
Fue así como se instauró esta tradición. El árbol entonces representa el pecado, por
ello, debajo de este, se suele colocar el nacimiento navideño, que representa la
salvación.

Guárdate que no tropieces en pos de ellas, después que fueren destruidas delante de ti: no
preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas gentes a sus
dioses, así haré yo también. No harás así á Yahweh tu Elohim; porque todo lo que Elohim
aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos e hijas quemaban en el fuego a
sus dioses. Cuidaréis de hacer todo lo que yo os mando: no añadirás a ello, ni quitarás de
ello. Deuteronomio 12: 30-32

“Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Yahweh, servían a los que por naturaleza
no son elohim; más ahora, conociendo a Yahweh, o más bien siendo conocidos por
Yahweh, ¿cómo es que se vuelven de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales
se quieren volver a esclavizar? Guardan los días, los meses, los tiempos y los años. Me
temo de ustedes, que haya trabajado en vano con ustedes” Gálatas 4:8-11

Virtualmente, todas las autoridades de la Biblia, e historiadores seculares, están de acuerdo


que la celebración del nacimiento de Yahshúa, no entró a la iglesia, hasta cientos de años
después de la vida, muerte y resurrección del Mesías.

No fue sino hasta el siglo V que la iglesia católica ordenó que este día tuviera que ser
celebrado. La iglesia dirigió esta celebración para que tuviera lugar en el mismo día que el
festival pagano dedicado a adorar al dios sol (solsticio de invierno).
La conexión entre la Navidad y una gran variedad de prácticas paganas, está ampliamente
documentada. No solamente el día, sino que también sus símbolos están íntimamente
conectados a prácticas religiosas que pertenecían al mundo pagano.

WILLIAM WALSH, un reconocido escritor de la Navidad dice en su libro:

“...la festividad de la Navidad... es una evolución gradual de tiempos que anteceden por
mucho tiempo el periodo de Navidad... Estuvo basada sobre las festividades paganas, y
muchas de las cosas que se observan en la Navidad, son sólo adaptaciones de costumbres
paganas a las ceremonias cristianas.” (LA HISTORIA DE SANTA KLAUS Pág. 58)

Walsh explica que la celebración de Navidad, estaba íntimamente conectada a la


veneración griega de su dios Dionisio (también llamado Baco) Los griegos rendían honor a
Baco con una celebración que lleva su nombre (BACANAL)

Era en o alrededor de diciembre 21 que los antiguos griegos celebraban lo que ahora son
conocidas como la bacanal o festividades en honor a Baco, el dios del vino. En estas
festividades, las gentes cantaban canciones o villancicos, bailaban y otros mostraban
lo que frecuentemente pasaba los límites de la decencia y el orden. (LA HISTORIA DE
SANTA KLAUS pág. 65)
De acuerdo con Walsh, los romanos celebraron la bacanal, así como la saturnalia durante
el mismo periodo en lo que hoy celebramos la Navidad.
“...la saturnalia, observada en honor de Saturno, el dios del tiempo, empezaba el 17 de
diciembre y continuaba por siete días. Estas también terminaban en peleas y desorden. Por
lo tanto, las palabras Bacanal y Saturnalia, adquieren una reputación malévola en tiempos
posteriores” (LA HISTORIA DE SANTA KLAUS pág. 65)

Virtualmente, todas las prácticas paganas tienen sus raíces en la ciudad de Babilonia,
durante el tiempo de Nimrod. Nimrod fue el nieto de Cam, el hijo de Noé Bereshit/Génesis
10:6-8 Él fue el fundador de Babilonia (verso10) Nimrod formó ciudades en lugar de
esparcirse y multiplicarse en la tierra como Elohe le había mandado a Noé que hiciera. Una
de las cosas que hizo Nimrod, fue la construcción de la torre de Babel. Algunos creen que
él hizo esto para proteger a la gente de otro potencial diluvio de YHWH.

Las Escrituras revelan que Nimrod fue un “PODEROSO CAZADOR ANTE ELOHE”
Bereshit/Génesis 10:9 Se distinguió como poderoso cazador “delante de” en un sentido
desfavorable; en hebreo LIFNÉH lo cual significa “EN CONTRA” o “EN OPOSICIÓN A” O
“ENFRENTE DE”; compare con Números 16:2; 1Cronicas 14:8; 2Cronicas 14:10

El nombre “Nimrod” es traducido de la palabra hebrea “MARAD” y literalmente significa “EL


QUE SE REBELÓ”. Tradiciones antiguas que hablan de este líder apóstata, muestran que
él se rebeló en contra de ELOHE, y al hacer esto, creó una apostasía mundial. De acuerdo
a la tradición, Nimrod se casó con su propia madre, Semiramis.

Luego, después de su muerte, Semiramis empezó a enseñar que su hijo había


reencarnado en la forma de un frondoso árbol verde, el cual, supuestamente surgió
de un pedazo de tronco muerto. En cada aniversario del nacimiento de Nimrod, el 25
de diciembre, Semiramis visitaban el árbol frondoso, y clamaba que Nimrod le dejaba
a ella regalos allí.
A través de sus políticas y del uso del nombre de su hijo, Semiramis llegó a ser la reina de
Babilonia, el hogar de los Misterios Caldeos. A ella también se le llamaba como “la reina
del cielo” y “la madre del divino hijo”. Después de generaciones de estas prácticas idólatras
y tradiciones, Nimrod llegó a ser considerado como el hijo de Baal, el dios sol. Él y su madre
llegaron a ser las principales entidades de adoración como la Madonna e hijo.

Esta creencia y práctica se propagó hacia Egipto, donde los nombres de los dioses fueron
Isis y Horus. El hijo Horus nació el 25 de Diciembre. En Asia fue Cibeles y Dionisio. En
Roma fueron llamados Fortuna y Júpiter. A través del mundo, seguimos encontrando hasta
nuestros días remanentes de la adoración a la madre y el hijo.

No es sorpresa que este mismo sistema siga existiendo hasta el final de esta era. Es
llamado “Misterio, Babilonia” Revelación/Apocalipsis 17:5 Increíblemente, ésta, está
disfrazada como cristiana y se sigue practicando en la celebración de la Navidad.

El historiador JOHN ROMER describe esta sutil incursión de la siguiente manera:


Sutil, tan sutilmente que los obispos mismos no los habían visto, los antiguos dioses habían
entrado en sus iglesias como el aire del mediterráneo. Y siguen viviendo en los rituales
cristianos, en la iconografía y en los festivales de la cristiandad. Cuando Julián arribó a
Antioquia en el año 362... la gran ciudad cristiana estaba de luto, lamentándose en manera
levantina –dialecto árabe- la muerte anual de Adonis, el hermoso amante de Venus. En
Éfeso, el templo de Diana, diosa de la ciudad, había sido derrumbada... sus estatuas habían
sido sepultadas cuidadosamente en arena seca. Y cuando el Tercer Concilio de la iglesia
en Éfeso solemnemente votó que a partir de ese momento la virgen María debía ser
honrada con el título de Theotokos, la portadora de Dios, Éfeso misma, la ciudad que por
siglos había sido la ciudad de la virgen cazadora Diana, se convirtió en la ciudad de la virgen
María, la madre de Dios. En Egipto, también, el antiguo signo de sus esculturas por miles
de años, fue fácilmente transformado en la cruz cristiana. La figura de Isis amamantando a
su hijo Horus, llegó a ser la figura de la virgen con Jesús sobre su pecho.

En Roma, Rómulo y Remo fueron cambiados por los santos bíblicos de Pedro y Pablo. Y
aún en el siglo V, el papa tenía que parar a la congregación de San Pedro, en las mañanas,
en caminar de espaldas en la iglesia para no ofender al sol, el dios sol que iba emergiendo.
De igual manera, el 25 de diciembre, ahora el nacimiento del Mesías, también era el día del
festival del “Sol Invicto” y al mismo tiempo, el cumpleaños de Constantino. Este festival era
celebrado, cortando ramas verdes y colgando pequeñas luces en ellas, y regalos eran
dados en el nombre del dios sol. El festival semanal del sol, el día del sol (domingo), llegó
a ser el Shabat cristiano. Así como Apolo de Delfi había hecho una transformación hermosa
para llegar a ser el Sol Invicto Romano, y después llegó a ser un cristo del sol. Los tres
juntos algunas veces son representados en sus carruajes flameantes... con... halos
radiantes (TESTAMENTO: LA BIBLIA Y LA HISTORIA, Págs. 230-231).
El árbol de Navidad es sin lugar a dudas el más prominente símbolo de esta temporada.
Millones de personas compran una rama grande de pino para sus casas y lo decoran con
brillantes esferas de colores, listones de oropel de colores y luces. Estos mismos millones
de personas nunca piensan del árbol de Navidad como un ídolo el cual el verdadero Dios
aborrece.
La tradición de llevar un árbol a las casas y decorarlo, viene de una fábula que se refiere a
San Bonifacio. De acuerdo a la tradición, San Bonifacio cortó el “gran roble de Júpiter”, un
árbol adorado por los teutones paganos en Alemania.
La historia de San Bonifacio llegó con un grupo de paganos que eran adoradores de un
roble gigante. Este grupo de paganos iba a ofrecer un sacrificio humano. Bonifacio intervino
parando el sacrificio. Bonifacio entonces ordenó que se cortara el árbol. La leyenda dice
que un arbolito surgió en su lugar. Bonifacio proclamó que este árbol era el árbol de vida y
representaba a Cristo.
Un estudio cuidadoso de esta historia, revela increíbles similitudes a la historia de Nimrod
y Semiramis. Como se mencionó anteriormente, después de la muerte de Nimrod, su madre
Semiramis, declaró que Nimrod reencarnó en la forma de un árbol verde el cual surgió de
la noche a la mañana. La historia revela que la adoración a los árboles y a la naturaleza era
una práctica común entre los paganos y continúa hasta este mismo día.
Mucha gente del movimiento de la Nueva Era, cree que los árboles en realidad tienen
sentimientos. Algunos aún creen que los árboles tienen la habilidad de razonar. Esta
creencia no es nueva en realidad. Se sabe que Sócrates y Platón, tenían las mismas
creencias.
La presencia de la adoración a los árboles está entretejida a través de la historia. Los
antiguos habitantes de Palestina practicaban la adoración a los árboles. Ellos generalmente
amarraban las puntas de los árboles en los huertos y hacían santuarios de los árboles. En
ciertas ocasiones, ellos cortaban un árbol y le daban una imagen fálica y adoraban ante él.
Es importante entender que tales prácticas son aborrecidas por YHWH. El capítulo diez de
Yermiyah/Jeremías señala este punto. En este capítulo, YHWH le ordena a Su pueblo “NO
aprender la costumbre de los paganos” Después entra en detalle describiendo una tradición
en la cual los paganos cortaban un árbol del bosque y lo decoraban. YHWH dice que este
árbol es una imagen esculpida.

Aunque muchos arguyen que Yermiyah/Jeremías no se refería al árbol de Navidad, ellos


en su afán de justificar sus prácticas paganas, pierden el verdadero argumento, el real punto
de vista, lo que YHWH revela a través de Yermiyah es que Sus hijos tienen que evitar las
prácticas que se parezcan a aquéllas del mundo pagano. ÉL NO DIJO QUE ERA
APROPIADO MODIFICAR SUS PRÁCTICAS Y LLAMARLAS KADOSH O QUE SON PARA
EL.
“El árbol de Navidad es claramente un símbolo de fe que es completamente diferente a
cualquier cosa que las Escrituras autorizan”

En su libro ALEXANDER HISLOP nos dice que El origen pagano del árbol de Navidad es
ampliamente apoyado por el testimonio de la historia:
El árbol de Navidad, ahora tan común entre nosotros, era igualmente común en la Roma
pagana y el pagano Egipto. En Egipto, ese árbol era la palmera; en Roma era el abeto; la
palmera señalaba al mesías pagano, como Baal-Tamar, el abeto se refería a él como Baal-
Berith. La madre de Adonis, el dios-sol y la gran divinidad mediadora, se dijo que
místicamente había sido transformada en árbol, el hijo tenía que ser reconocido como el
‘Hombre de la Rama’ (Las Dos Babilonias, pág. 97)

Otra de las increíbles obras sobre la tradición de Navidad, declara dramáticamente que el
árbol de Navidad está íntimamente conectado a la fe practicada en el mundo pagano.

El libro en la (pág. 209) FOLKLOR DE NAVIDAD revela lo siguiente:


“La mayoría de la gente ha oído que el árbol de Navidad se originó en el Tannenbaum –
cántico antiguo alemán al árbol verde- y es una clase de vestigio de la adoración teutónica
a la vegetación. Esto es parcialmente verdad. Sin embargo, la costumbre de usar pino y
otras plantas verdes ceremoniales, estaba bien establecida en la Saturnalia romana, y aún
anteriormente en Egipto”

En el libro FESTIVALES, DÍAS SANTOS Y DÍAS DE LOS SANTOS, confirma que el origen
del árbol de Navidad puede ser trazado a gente que no sabía absolutamente nada acerca
de la Biblia. El árbol de Navidad... recapitula la idea de la adoración al árbol... colgajos
dorados y esferas simbolizan al sol... todas las festividades del solsticio de invierno han sido
absorbidos en el día de Navidad... el uso de acebo y muérdago o musgo en las ceremonias
druídas; el árbol de Navidad [en la actualidad refleja] los honores dados al sagrado abeto
de Odín... (pág. 236)

LAS CONEXIONES PAGANAS DE SANTA CLAUSSAN NICOLAS

Una de las imagines más prominentes asociadas con la Navidad es Santa Claus. Cada año,
los niños alrededor del mundo esperan por su arribo, ya que da regalos. En nuestros días,
Santa Claus es representado como alguien que ama a los niños y un verdadero dador.
Durante la temporada navideña, la gente, aún es animada a unirse a su ejército de duendes,
para que los niños alrededor del mundo puedan ser tocados por su magnanimidad. Santa
Claus es tan popular, que los adultos les cuentan historias a los niños de sus hazañas.
Estas historias son dichas con tanta convicción, que los niños las creen firmemente.

¡PERO! ¿QUIÉN ES SANTA CLAUS? Y ¿CUÁNDO EMPEZÓ SU HISTORIA?


Muchos artículos y libros se han escrito para explicar que Santa Claus fue un obispo con el
nombre de Nicolás, que vivió en Asia Menor, en el siglo IV.
¡ES VERDAD QUE TAL OBISPO EXISTIÓ!

“PERO MUCHAS DE LAS COSAS QUE SE LE ATRIBUYEN SON FALSAS”

“EL SEGUNDO CONCILIO VATICANO FORMALMENTE ESTABLECIÓ QUE AUNQUE


HUBO UN OBISPO CATÓLICO ROMANO LLAMADO NICOLÁS, ELLOS
RECONOCIERON QUE MUCHOS CONCEPTOS ASOCIADOS CON ÉL, EN REALIDAD
VENÍAN DE FUENTES PAGANAS”

En su libro WILLIAM WALSH escribió:


Santa Claus viene de San Nicolás, el santo cuyo festival era celebrado en diciembre y el
cuál en otros aspectos, estaba más de acuerdo con las oscuras tradiciones de Saturno
como héroe de la Saturnalia (LA HISTORIA DE SANTA KLAUS, Pág. 70)

En su libro Tony Van Renterghem dice lo siguiente:


“En las áreas recientemente cristianizadas, donde los celtas paganos y cultos germanos
permanecieron fuertemente, leyendas del dios Wodan fueron mezcladas con aquéllas de
varios santos cristianos; San Nicolás fue uno de estos. Había áreas cristianas donde San
Nicolás gobernaba sólo; en otras localidades, él era ayudado por el pagano Ayudante
Sombrío. En otras áreas remotas... antiguas regiones de la antigua religión controlaban la
tradición ¡Aquí el Ayudante Sombrío gobernaba sólo! Algunas veces, de la manera más
confusa, usando el nombre encubierto de Nicolás o ‘Klaus’, sin ningún cambio en su
apariencia de su vestimenta amenazadora de piel de Herne PAN–EL AYUDANTE
SOMBRÍO…” “…Al absorber tales festividades y tradiciones paganas, la iglesia cristiana
cambió a Herne en San Nicolás con el cautivo y encadenado Ayudante Oscuro, que no es
otro que Satanás el sombrío, el que vive en la oscuridad, el símbolo de toda maldad...” “...En
Holanda y otros países europeos más, la figura de San Nicolás sigue estando en gran
estima. Es representado como un hombre viejo, lleno de canas, barbado, alto y digno,
vestido como un obispo católico, con un extraño, absolutamente no santo manto y galopa
los cielos en un caballo blanco, seguido por su Ayudante Sombrío…” “…Parece que nuestro
santo católico heredó algunas de estas costumbres del dios pagano Wodan, que también
es un hombre viejo, lleno de canas, barbado, alto y digno, vistiendo un gorro y un manto,
que tiene ayudantes, que galopa un caballo blanco, y acarrea con él, el mismo esclavo
sombrío que le ayuda y que está encadenado” (CUANDO SANTA ERA UN CURANDERO:
EL ANTIGUO ORIGEN DE SANTA CLAUS Y EL ÁRBOL DE NAVIDAD págs. 96-97)

Tony Van Renterghem continúa explicando que, en Holanda, “Sinterklaas” les daba regalos
a los niños que se habían portado bien, mientras que “Zwarte Pier” tenía una vara y
castigaba con ella a los niños que se habían portado mal. Renterghem dice que, en
Alemania, el Ayudante Sombrío de San Nicolás, era un hombrecito con cuernos, de
apariencia siniestra que esgrimía una escoba.

LA ENCICLOPEDIA MUNDIAL, también nos provee algunos puntos de vista interesantes,


de algunas de las tradiciones concernientes a Santa Claus:
“Algunas de las características de Santa Claus, vienen de muchos siglos atrás; por ejemplo,
la creencia que Santa entra a la casa a través de la chimenea, se adoptó de una vieja
leyenda nórdica. Los nórdicos creían que la diosa Jerta aparecía en las chimeneas, y traía
buena suerte a los hogares”

El libro OTRAS TRADICIONES DE LOS TIEMPOS DE LOS DRUIDAS, sugieren que el


traje rojo de Santa es un residuo de los tiempos cuando la gente antigua adoraba al dios
del fuego. Esta tradición dice que el dios fuego descendía por la chimenea. Consideremos
también, que, en los tiempos antiguos, los moradores de las casas druidas dejaban un “trato
o regalo” que consistía en leche y pastelillos, para apaciguar a este dios que bajaba por la
chimenea. Así es como la tradición de dejar leche y galletas para Santa empezó. La idea
de colgar calcetas en la repisa de la chimenea, también viene de esta legendaria práctica
pagana.

Es muy claro pues que el moderno Santa Claus, traza sus orígenes en las tradiciones
paganas antiguas. A través de los siglos, nombres y costumbres han evolucionado. Es
interesante que al arreglar las letras del nombre “Santa”, el nombre se convierte en “Satán”
A la luz de la historia de este personaje, es difícil imaginar que el autor de esta figura
moderna que llamamos Santa, pudiera ser otro que Satanás.
LOS REGALOS DE NAVIDAD

La mayoría de las personas cree que la tradición de dar regalos en la Navidad, viene de la
Biblia. Tal suposición es que los hombres sabios que llegaron a ver a Yahoshúa (Jesús), le
dieron regalos, por lo tanto, es apropiado para nosotros el darnos regalos los unos a los
otros.
Sin embargo, un examen cuidadoso de esta tradición, revelará que el dar regalos, nada
tiene que ver con los hombres sabios o los regalos que ofrecieron al Mesías. La historia
secular y la religiosa, revelan una clara conexión entre dar regalos en la temporada
navideña y las prácticas paganas.

“CONSIDEREMOS LA SIGUIENTE OBSERVACIÓN CON RESPECTO A ESTA


PRÁCTICA”

“El intercambio de regalos entre amigos, es una característica similar entre la Navidad y la
Saturnalia, y esta debe haber sido adoptada por los cristianos de los paganos, como la
amonestación de Tertuliano, claramente enseña” (LA BIBLIOTECA SACRA, vol. 12, pag.
153)

TERTULIANO escribió en su obra ACERCA DE LA IDOLATRÍA: “que, durante la festividad


pagana de la Saturnalia, la cuál era celebrada en diciembre, los regalos iban “de un lado
para otro”

De acuerdo con la Enciclopedia Católica, “el intercambio de regalos en esta época del año,
pudo haber sido influenciada por costumbres similares practicadas por los paganos, el 1º
de Enero. Los franceses se intercambiaban regalos en Enero 1º, los españoles y los
italianos, lo hacían el 6 de enero y otras naciones lo hacían en diciembre 25. En la mayor
parte de Europa, era el niño Jesús, el que traía los regalos. Después de la Reforma, el día
mismo fue personificado, y la figura del Padre Navidad, fue después combinado con San
Nicolás, [que después llegó a ser] Santa Claus.” (ENCICLOPEDIA CATÓLICA, pág. 659)

WILLIAM WALSH provee un enfoque adicional a la tradición de intercambio de regalos:

“Los regalos de Navidad mismos, nos recuerdan los regalos que eran intercambiados en
Roma durante la Saturnalia. En Roma, debe ser añadido, los regalos usualmente eran de
velas de cera y muñecas –las cuales eran residuos y tomaban lugar de los sacrificios
humanos que alguna vez fueron ofrecidos a Saturno. Es muy extraño que, en nuestros
regalos navideños, sigamos preservando bajo otra forma, las costumbres más salvajes de
nuestros barbáricos ancestros” (LA HISTORIA DE SANTA KLAUS, Pág. 67)

REGALOS AL REY Y MESÍAS


Es importante entender que los hombres sabios, no se dieron regalos los unos a los otros.
Además de esto, los regalos que le llevaron al Mesías, no fueron regalos de cumpleaños.
El Mesías no recibió juguetes de estos visitantes, sino ofrendas inusuales que muchos
creen, tienen mucho significado.

Ha sido sugerido que el oro es un presente dado a un rey, incienso era un regalo ofrecido
a un sacerdote y la mirra –una especia utilizada en la preparación de un cuerpo para ser
sepultado- se consideraba de suficiente valor como para obsequiarla al que nacía rey. Es
claro que los hombres sabios le llevaron regalos a Yahoshúa (Jesús), porque entendieron
que Él es un gran Rey. El protocolo de ese tiempo era, nunca presentarse delante de los
reyes o dignatarios sin llevarles algún presente.

La verdad es que los regalos dados en esta época del año, no tienen bases en las Escrituras
(Biblia), y no puede basarse en la historia de los hombres sabios.
“El dar regalos en las épocas de navidad, viene de la práctica de la antigua Saturnalia. En
la actualidad, esta adoración de Saturno emerge con la adoración de Mammón, el dios del
materialismo”

EL ÁRBOL DE NAVIDAD, EL ACEBO, LA CORONA Y EL MUÉRDAGO O MUSGO

En la actualidad, la mayoría de la gente cree que cuando se habla del árbol, se refiere al
tiempo de Navidad. Sin embargo, esta palabra es una derivación de la palabra nórdica geol.

La palabra geol tiene dos significados. Puede referirse a “ruido y juerga”, o también puede
significar “dar vueltas o rueda”. De acuerdo a la Enciclopedia Británica en su 11ª edición, la
traducción de “rueda”, refleja la forma del sol y simboliza el ciclo del año. En esencia, “la
corriente de Navidad”, define un periodo de un mes antes y un mes después del solsticio
de invierno, el cual era un tiempo de gran juerga al final del año.

ALEXANDER HISLOP, explica la asimilación de la “rueda del árbol” dentro de la tradición


de Navidad:
“Conforme la cristiandad se extendió al norte de Europa, se encontró con la observación de
otro festival pagano que se celebraba en diciembre, en honor al sol. Este tiempo era la fiesta
del árbol de los nórdicos, la cual duraba doce días. Durante este tiempo, fuegos de árboles
talados, eran encendidos para ayudar al resurgimiento del sol. Santuarios y otros lugares
sagrados eran decorados con ramas verdes como acebos, hiedras y laureles, y era una
ocasión para festejar y tomar” (LAS DOS BABILONIAS)

“Igualmente, antigua era la práctica de los druidas, entre los sacerdotes celtas de la antigua
Francia, Bretaña (Inglaterra), e Irlanda, que decoraban sus templos con muérdago o musgo,
el fruto del roble, el cual ellos consideraban sagrado. Entre las tribus germanas, el roble era
sagrado para Odín, su dios de la guerra” (El CALENDARIO CRISTIANO, pág. 22)

GERARD Y PATRICIA DEL RE, explican que explica que los símbolos del árbol del acebo,
y el musgo o muérdago, fueron adquiridos de los romanos, que era utilizado para
representar la reproducción en el mundo pagano:
“la fertilidad jugaba una parte muy importante en la adoración y que la vegetación de
invierno, era utilizada para reflejar esta creencia. A mediados de invierno, la idea del
renacimiento y la fertilidad, eran de una gran importancia. En las nieves del invierno, las
plantas verdes eran un símbolo de la vida que regresaría... Las plantas verdes, eran
utilizadas para decoración... La luz era importante, para disipar la creciente oscuridad del
solsticio, así que la cúpula de un árbol cortado, era iluminado con los restos del árbol que
se había utilizado el año anterior” (EL ALMANAQUE DE NAVIDAD, pág. 18)

“Muchas de las plantas utilizadas en la Navidad, son símbolos de la fertilidad. Ciertamente,


cualquier planta verde con la habilidad de reverdecer en los meses infecundos es
apropiada, pero, las más interesantes son el acebo, la hiedra y el musgo o muérdago. El
acebo con sus hojas con espinas, con flores y las bayas rojas, simboliza la urgencia
reproductiva... el acebo es masculino y la hiedra es la femenina. Este uso de las plantas
fue... adquirido por los cristianos, así como otras costumbres de la Saturnalia romana” (EL
LIBRO FOLKLORE DE NAVIDAD págs. 22 – 23)

La costumbre pagana de besar bajo el musgo, era parte de los primeros pasos de la juerga
de la antigua Saturnalia. Esta vino de la superstición druída en el solsticio de invierno, que
solamente lo bueno podía pasar por la parasitaria planta.

Tan inocentes como estos símbolos puedan parecer, no se equivoque al respecto, ellos
tienen sus raíces profunda y fuertemente arraigadas en prácticas que YHWH condena a
través de las Escrituras. YHWH no necesita de un árbol, de un acebo, del musgo o de
cualquier otra forma de vegetación utilizada en la adoración de falsos dioses.
La Biblia muestra que Yahoshúa, mientras hablaba con una mujer samaritana, dijo que
YHWH debe ser adorado en espíritu y en verdad. Yohanán/Juan 4:24
“La creencia que estos símbolos están legítimamente conectados al nacimiento de del
Mesías, es totalmente falsa, SON PAGANAS DESDE SU MISMA RAÍZ Y DEBEN SER
DESECHADAS”

Como comentarios finales mis amados amigos y hermanos podemos ver que el origen de
todas estas fiestas son totalmente paganos, son abominación para Yahweh, jamás fueron
ordenadas a los creyentes ni los primeros y verdaderos creyentes convertidos las
celebraron, sino que rechazaron todas las fiestas paganas romanas, pero obviamente el
imperio romano al tomar poder sobre el cristianismo permitió la entrada de estas fiestas
paganas y que han sido de gran piedra de tropiezo para la vida de muchos creyentes por
casi dos mil años, pues mientras que en tu hogar levantas las manos adorando al único y
soberano Elohim del universo tambien levantas un altar para el mismísimo satanas que se
ha infiltrado en la cristiandad o todo el que profesa creer en la biblia, otros daros para
terminar son fechas en el calendario católico sobre las fiestas decembrinas donde vemos
herejias tales como la concepción inmaculada de la virgen Maria, y la adoracion a semiramis
el 12 de diciembre, más conocida acá en Mexico como la virgen de Guadalupe, una virgen
morena, sin alguna relación con la Miriam hebrea madre de nuestro Salvador Yahshua pero
no de la divinidad, como enseñan las doctrinas paganas, asi que está en ti el decidir si
quieres realmente amar a tu Creador desechando lo que no le agrada y celebrar las fiestas
que Él si ha dado a su pueblo pero que el enemigo se ha encargado de enseñar que son
maldición y una carga, por eso te invito a despojarte de toda esta idolatría y tradiciones
humanas que no han traído nada bueno al hombre solo el alejarle de la verdadera palabra
y cosas santas y solemnes de nuestro bendito Yahweh.

Si aun a pesar de haber leído todo esto tienes dudas, investiga sobre la religión pagana
Wicca y mira como ellos adoran a satanás y se preguntan por que los que dicen creer en el
Dios de la biblia guardan sus fiestas paganas, hazlo con cautela pues muchas de estas
páginas están plagadas de oraciones e invocaciones a demonios, pero creo que es
bastante información para ayudar al que desea obedecer y conocer sobre la verdad.

Que Yahweh el Elohim y Padre de nuestro amado Yahshua Hamashiaj te bendiga


grandemente y te ilumine con la luz de lo alto para sacarte de las tinieblas del engaño y que
puedas conocerle como realmente Él es, se despide de ustedes su hermano y amigo Sair.

Este estudio ha sido hecho de distintas fuentes de información, no todo es autoría mía,
Shalom.