Está en la página 1de 4

No todo es lo que parece.

Había una vez una niña que se llamaba Fernanda que era muy tímida,
ella tenía el pelo café y corto, con unos hermosos ojos café, ella era
muy inteligente, pero tenía depresión porque todos la molestaban
porque tenía una enfermedad en la pierna, un día nublado y mucho
viento ella se encontraba en el parque tirando piedras y dos niñas
llamadas Trinidad que era alta, con ojos café, pelo café castaño
claro y corto, pero era lo contrario a Fernanda, ella era rebelde,
egoísta y muy caprichosa, Javiera era la cómplice de Trinidad, hacia
exactamente lo que ella le pedía, ella tenía el pelo café y corto, era
muy alta y también era rebelde, tenia mucho orgullo y era también
muy caprichosa que se acercaron a molestarle y había una niña
llamada Daniela que era muy bonita, con ojos café claro, pelo café
oscuro y largo, ella no era muy inteligente, pero le iba bien y era
muy alegre. Ella se acercó a defenderla al ver que la estaban
molestando.

Javiera: Hola, ¿Quieres caminar?

Fernanda: No pue….

Javiera: (Interrumpiéndola) ¡Ah, verdad que no puedes!

Javiera y Trinidad: (Riéndose).

Daniela: ¡¿Se pueden ir?!

Javiera: ¿Y tú quién eres para mandarnos?

Daniela: Eso a ti no te importa.

Javiera: Fíjate que si me importa.

Fernanda: ¿Mejor porque no se van a molestar a otras personas?

Trinidad: Porque nadie es tan especial como tú.


Daniela: (Amenazándola con una piedra) Se van o se las tiro.

Trinidad: Si nos iremos, pero recuerda que volveremos porque no te


tenemos miedo.

Fernanda: Gracias.

Daniela: De nada, oye quieres ser mi amiga.

Fernanda: Bueno.

Daniela: Te juro que nos vamos a vengar de esas dos.

10 años después.
Daniela Se dirige a la casa de Fernanda y toca el timbre, Nadie
sale, así que vuelve a tocar.

Fernanda: ¡Espera que ya voy! (se levanta de la cama y se arrastra


por el piso).

Daniela: Por fin abres, ya pensé que te moriste.

Fernanda: ¡HA! ¿Qué quieres?

Daniela: ¿Te acuerdas de las niñas que te molestaban cuando


éramos pequeñas?

Fernanda: Si, ¿Por qué lo preguntas?

Daniela: Es que se me ocurrió una venganza y tengo la sensación de


que van a estar hoy en el mall.

Fernanda: ¡HA! Tú y tus sensaciones, pero ¿cuál es el plan?

Daniela: Cuando las veamos le vamos a poner este paño en la boca


(mostrando el objeto) y la vamos a llevar a una casa abandonada.

Ya en el mall.
Daniela: Mira esas son las dos niñas.

Fernanda: Si, vamos.

Daniela: (Persiguiéndolas les pone un paño en la boca) Les dijimos


que nos íbamos a vengar o no.

Trinidad y Javiera: (tratando de gritar se desmayan).

Daniela y Fernanda:(Las arrastras a una casa abandonada que


estaba cerca y les ataron las manos y los pies).

Daniela: Fernanda (Se acerca y le susurra en el oído).

Fernanda: ¿Y porque siempre yo tengo que hacer esas cosas?

Trinidad: (Logrando desamarrarse saca una pistola de su bolsillo


apuntándole a Daniela) Arriba las manos.

Daniela: Tranquila (Diciéndolo con miedo).

En ese momento llega Fernanda y ve a Daniela que esta siendo


apuntada con un arma, ella tira lo que le había mandado a comprar
Daniela y se coloca adelante haciendo que le llegue el disparo a ella.

Daniela: ¡Nooooooo!

Javiera: Cállate

Daniela: ¡Nooooooo! ¡¿Cómo pudiste?!

Trinidad: Tu sabías que en este lugar se iba a morir alguien y no


fuimos nosotras.

Javiera: Ahora que lo pienso me da pena tu amiga (Diciéndolo en


forma burlesca)

Daniela se pone a llorar mientras que Javiera y Trinidad se van.

FIN