Está en la página 1de 5

Variables sociales: relaciones entre felicidad, género, matrimonio y nivel

socioeconómico I
Curso: Psicología de la Felicidad

FACTOR ECONÓMICO Y LA FELICIDAD

El dinero es un factor muy importante en relación con la felicidad, es decir, es fundamental


tener una estabilidad económica para tener una seguridad vital y no vivir con la angustia
constante de no saber qué pasará mañana.

Este es uno de los grandes problemas de la crisis económica que afecta a tantas familias. De
hecho, la angustia no solo afecta a los desempleados sino también, las personas que tienen
un trabajo, pero viven con la angustia de no saber si su suerte puede cambiar en algún
momento.
El dinero no da la felicidad, pero ayuda, al menos, contar con recursos económicos es una
premisa importante para llevar a cabo ciertos planes en tanto que la vida humana también
tiene un aspecto material.

Desde conducir coches lujosos, hasta pasar horas y horas dándose masajes en
los balnearios más caros del mundo. No son pocos los que ven a las personas con gran
capacidad económica como las más alegres del mundo. Y es que ¿quién no lo sería con una
ingente cantidad de millones en la cartera? Sin embargo, un nuevo estudio realizado por «The
University of British Columbia» ha roto finalmente este mito al afirmar que el dinero no da la
felicidad, sino que –a nivel psicológico- solo ayuda a sentirse menos desgraciado en el día a
día (algo que nada tiene que ver con ser la primera).

«Aunque amplias investigaciones anteriores han explorado la relación entre los ingresos y la
felicidad, ninguna a gran escala había examinado hasta ahora la relación entre los ingresos y
la tristeza. La tristeza y la felicidad son estados emocionales distintos, más que
diametralmente opuestos, y pasadas investigaciones apuntan a la posibilidad de que la riqueza
puede tener un mayor impacto en la tristeza que la felicidad», determina la investigación,
publicada por la popular revista «Social psychological and personality science».

Así pues, el estudio ha llegado a la conclusión de que contar con unos mayores ingre sos no
ayuda a ser más feliz a diario. «El tener acceso a mayores ingresos está asociado
con experimentar menos tristeza en el día a día. Los presentes resultados indican la
posibilidad de que el dinero puede ser una herramienta más eficaz para reducir la
tristeza que la mejora de la felicidad», se añade en la publicación. Esta teoría coincide con las
conclusiones halladas por Elizabeth Dunn, profesora de psicología en «The University of British
Columbia» quien, tras varios experimentos sociales, llegó a la conclusión hace unos meses de

Módulo 9 1
que aquello que de verdad causa felicidad es usar el dinero para hacer un regalo a otra
persona.

Para establecer estos resultados, los autores del estudio (Kostadin Kushlev, Elizabeth W. Dunn
y Richard E. Lucas) encuestaron a 12.291 personas con todo tipo de ingresos. A pesar de que
aún desconocen las causas que motivan este comportamiento, afirman que no es –ni mucho
menos- una casualidad que muchos de los entrevistados hayan respondido de forma similar.
«Los resultados no pueden ser explicados por la demografía, el estrés y el uso del tiempo
diario por parte de las personas. Aunque no barajamos que este conjunto de datos se hayan
producido por mera casualidad», destacan los expertos.
Los tipos de felicidad
En palabras de los psicólogos, la felicidad se crea en base a dos elementos. Según afirma el
diario «Nuevo León», el primero es el sentimiento que tiene una persona de que su vida es
buena y está progresando, el segundo es el que se halla sabiendo si los momentos de alegría
superan a los de tristeza en un determinado sujeto. En este sentido, varios estudios realizados
por Daniel Kahneman y Angus Deaton (de la Universidad de Princeton) han descubierto que
el aumento de sueldo en una familia no incrementa su felicidad, aunque si reduce la tristeza
diaria

LA COSNTANTE DISCUSIÓN: ¿EL DINERO DA LA FELICIDAD?

En la sociedad de hoy, es prácticamente un axioma (verdad irrefutable), el hecho de decir que


el dinero no puede comprar la felicidad. Y a pesar de que esto realmente es cierto, la pobreza
tampoco puede lograr la felicidad de ninguna manera. Algunas personas consiguen mucho
dinero y no logran realmente salir de sus problemas llegando a ser infelices la mayoría del
tiempo.
En el otro extremo, hay quienes el dinero se les convierte precisamente en la solución a dichos
problemas, y logran tener realmente una vida próspera, abundante y sin mayores
preocupaciones. Muchos llegan incluso a pensar que no es posible tener dinero y ser felices,
sin embargo, y como verás hoy, no solo es posible, sino que con tener en cuenta algunos
principios básicos, tú también podrás lograr ambas aproximaciones.
Todos, sin embargo, tenemos situaciones que atender a diario, tenemos inconvenientes que
no dejan de presentársenos, sin embargo, no es la presencia o ausencia de dichos
inconvenientes, sino la manera como precisamente tratamos con ellos. Idealmente
deberíamos combinar la prosperidad y la felicidad, para lo cual tengo al gunas
recomendaciones.
Valora lo simple

Conseguir riquezas y abundancias no debe confundirse con vivir una vida dedicada a lo
material. No debe ser esta, una búsqueda por acumular cada vez más y más dinero y

Módulo 9 2
posesiones. No estás compitiendo con nadie, no le ganarás a nadie si consigues 10 veces más
de lo que tienes ahora.
No estoy diciendo que no debes tener sueños y metas ambiciosas, sino que por el contrario,
que tus grandes sueños y metas deberían estar alineadas con la calidad de vida, la felicidad,
el bienestar y la contribución.
Valorar lo simple significa primero que todo, apreciar lo que somos y lo que tenemos, y
segundo aprender a disfrutar la vida y sus ventajas.

No estés atado al dinero

¿Te duele gastar tu dinero incluso en cosas importantes? Incluso personas como Bill Gates
podrían querer no gastar demasiado dinero y escoger, por ejemplo, vuelos de clase económica
en vez de primera clase.
El problema con esta aproximación de no querer gastar el dinero, es que precisamente se
pierde toda la esencia de ganarlo.
Una buena actitud hacia el dinero, no es verlo como riqueza neta que podemos acumular, sino
como un flujo circular que transcurre por nuestras vidas. Y precisamente gastarlo o invertirlo
forma parte de dicho círculo. Sobre todo, cuando las cosas que pagamos son importantes para
nuestra vida y nuestra abundancia misma.
Lo importante en todo caso, es no convertirnos en personas que teman perder su dinero,
debido a que esta mentalidad tiene mucho negativismo impreso en sí misma. Sino más bien,
una mentalidad que nos permita saber que por cada dólar que se va, vienen 10 🙂

Minimiza tus preocupaciones

Seríamos más felices si simplemente pudiéramos hacer que el dinero no fuera tan importante
en nuestras vidas como para mantener preocupados por él. Pensar en los problemas
monetarios es algo que precisamente nos evita ser felices y abundantes al tiempo.
Las personas generalmente no consiguen mucho dinero, porque temen la situación que
vivirán cuando lo tengan. Estas personas temen que cuando ganen mucho dinero sus
problemas y preocupaciones aumentarán.
Así que, desde ya, empieza a que el dinero no sea tu preocupación principal, y luego ve
minimizando el impacto que este tiene en tu vida.

Evita la codicia y la envidia

Sin importar qué tanto dinero ganes, siempre habrá personas que ganen más que tú. Es así de
simple. La pregunta es ¿cómo te sientes por ese hecho?

Módulo 9 3
No tiene sentido alguno sentirnos mal por el hecho de que otras personas sean exitosas. De
hecho, son de estas personas de las que precisamente podemos aprender y tomar valiosas
lecciones que nos pueden enrutar en el camino del éxito que se ellas encuentran.
Si los demás son felices y exitosos ¿Por qué envidiarlos? Simplemente luchemos por lograr
mejorar nuestra vida y apreciar a aquellos que han logrado lo que nosotros queremos lograr.
Este es un mejor punto de partida debido a que te sintoniza en una frecuencia positiva y de
optimismo, que como bien sabes, tiene un gran poder programando tu mente subconsciente
para el éxito.

No vivas para trabajar

¿En ocasiones sientes que trabajas más de lo necesario? ¿Incluso los fines de semana?
Si mantienes trabajando todo el tiempo, no tendrás la oportunidad de disfrutar tu dinero. Las
personas verdaderamente ricas tienen tiempo para disfrutar su dinero, y no solo ahora que lo
tienen, sino que siempre. En principio tuvieron que trabajar más que ahora, pero de igual
forma si no hubiesen sabido separar tiempo para el descanso y la diversión, seguirían ahora
mismo trabajando por más.
Con trabajar no solo me refiero a tener un empleo, también cuenta todo tiempo invertido en
cualquier proyecto o emprendimiento propio, como un negocio, una empresa… etc.

Comprende por qué algunos son siempre pobres

Todos conocemos personas que siempre tienen problemas de dinero, sin importar si tienen o
no un trabajo o un empleo fijo. Sin importar si crean un negocio o si logran llevar a cabo
proyectos interesantes.
Estas personas difícilmente cambian su situación en años, no saben como salir de los
problemas monetarios que tienen, y darles dinero no soluciona nada. Peor aún, no dejan de
pedirlo prestado y de endeudarse para empeorar las cosas.
Parte del problema yace en su mentalidad. Es fácil acostumbrarse a tener expectativas de
pobreza cuando no se tiene una vida próspera. Es decir, que nuestras situaciones muchas
veces nos condicionan a esperar más de lo mismo como parte de nuestra zona de confort.
Así es, aunque suene loco, para los pobres, ser ricos se encuentra fuera de su zona de
comodidad.
Con esta mentalidad se vuelve difícil atraer a sus vidas el flujo monetario necesario para la
abundancia y el bienestar. Lo importante entonces es desarrollar una gran mentalidad hacia
el dinero, y empezar a crear excelentes hábitos positivos para con nuestra abundancia.

La ignorancia no es buena

Módulo 9 4
Otra actitud que muchos tienen hacia el dinero es la de tratar de evitar aceptar la situación
actual. Tratar de ignorar lo que realmente ocurre en este momento.
Ignorar el dinero no causa más que el hecho de perder buenas oportunidades. Estar cegados
ante la situación actual nos hace creer en una ilusión que nos dice que todo anda bien, que
todo está bajo control, cuando realmente es posible que estés yendo directamente hacia la
bancarrota.
Cuando nos enfocamos no en los problemas, sino en las soluciones a los mismos, tendemos a
crear una mentalidad de soluciones, y con ello a mejorar nuestra vida fruto de nuestros
esfuerzos.

Desarrolla una nueva perspectiva

Realízate ahora mismo las siguientes preguntas:


• ¿Me encuentro feliz con mi situación financiera actual?
• ¿Más dinero mejoraría mi vida?
• ¿Los problemas financieros siempre rondan mi cabeza?
• ¿Es el dinero lo más importante en mi vida?
• ¿La búsqueda de la abundancia me hará miserable?
• ¿Iría en contra de mis principios al buscar la riqueza?
Trata de no responder simplemente con un Sí o un No. Realízate la pregunta a ti mismo, y
analiza la manera cómo te sientes al pensarlo con cierto realismo basado en tu situación
actual.
Empieza hoy mismo a mejorar tu mentalidad con respecto al dinero, verá s el cambio tan
radical que experimentarás si logras que esta mentalidad forme parte de tu estilo de vida
diario. Y si por algún motivo vuelves a tener los mismos pensamientos limitantes, ya sabes
dónde venir a leer para motivarte.
Fuente

Recuperado de:
http://ello.es/la-relacion-entre-el-dinero-y-la-felicidad/
http://www.abc.es/sociedad/20150206/abci-diero-felicidad-201502061132.html
http://www.sebascelis.com/el-dinero-y-la-felicidad/

Módulo 9 5