Está en la página 1de 4

El Uso de Feromonas para el Control

de Plagas en Cultivos Extensivos


Las feromonas son compuestos químicos
liberados por los insectos para atraer individuos
de su especie con fines de apareamiento o para
comunicar fenómenos como: lugares de
oviposición, señalar algún camino, alertar en
caso de peligro, entre otras. La comunicación
que se genera a través de estas feromonas ha
generado gran interés en ser utilizadas como
herramienta de control y monitoreo dentro de
los programas de Manejo Integrado de Plagas
(MIP), que combinado con métodos de control
biológico pueden coadyuvar a disminuir el uso y
las aplicaciones de plaguicidas. Cabe destacar Figura 1. Trampa con feromonas para el control de
que las feromonas son de bajo impacto Lepidópteros en Maíz.
Foto: Hernández, 2015.
ambiental, y que tienen además la particularidad
de no generar resistencia en las poblaciones de insectos plaga.

Tipos de feromonas
Feromonas sexuales. Son producidas y liberadas principalmente por la hembra para aparearse; son
específicas, por lo que actúan sobre un pequeño grupo de insectos; y además son volátiles,
permitiéndoles actuar a grandes distancias. Las feromonas de Lepidópteros son más simples en su
composición que las de Coleópteros y Dípteros. Dentro de estas feromonas existen las afrodisiacas, que
estimulan los apareamientos, y son emitidas principalmente por los machos.

Feromonas de agregación. Atractivas para ambos sexos y funcionan a grandes distancias estimulando a
los individuos a agregarse, tienen una estructura compleja, por lo que su uso es más limitado que las
feromonas sexuales.

Otras son feromonas de: coordinación, que interfieren en las interacciones de los insectos cuando
intercambian información sobre fuentes de alimentos y enemigos naturales; oviposición, empleadas
por hembras de una especie para marcar un territorio apto para ovipositar; alarma, utilizadas para la
protección de los individuos de la misma especie en caso de peligro; y, trayecto, producidas para que los
individuos de su especie sigan una ruta en particular.
Dentro de los distintos tipos de feromonas, las relacionadas con el apareamiento (sexuales) y las de
agregación son de las más estudiadas para distintas especies de los órdenes Lepidóptera y Coleóptera,
por su potencial como herramienta en el control de insectos.

Usos
Las feromonas dentro del MIP son empleadas para distintos objetivos, por ejemplo el monitoreo de la
población de una determinada plaga, trampeo masivo o la confusión e interrupción del apareamiento.

Detección de insectos. Es una estrategia


empleada en las aduanas para detectar plagas
cuarentenadas que consiste en un rastreo
rápido y eficaz de determinados insectos. Se usa
una feromona conjuntamente con una trampa
para poder retener a los insectos.

Monitoreo. Las feromonas se emplean como


atrayentes que al conjugarse con una trampa,
esta última con una diversidad de variantes,
está encaminada al monitoreo de insectos para
determinar su fenología, distribución, densidad Figura 2. Confusión en el apareamiento, donde el macho
y dispersión de la plaga. El monitoreo permite no localiza a la hembra.
hacer una evaluación temprana para decidir la Foto: Fumigadora Continente, 2015.
aplicación de otras técnicas de control y para la predicción del ataque de la plaga en el cultivo,
conduciendo a la reducción en el consumo de insecticidas.

Trampeo masivo. Es un control directo, donde se busca capturar una elevada cantidad de individuos de
la plaga. En el caso de lepidópteros, en las trampas se emplean feromonas sexuales, volviéndose
esencial que los machos sean capturados antes de la copula. En el caso de coleópteros se utilizan
feromonas de agregación buscando reducir la población de ambos sexos.

Esta técnica debe establecerse desde las primeras etapas del cultivo y mantenerse durante el ciclo, y en
el caso de plagas estacionales se debe implementar en la época de mayor incidencia. Cabe destacar que
la eficiencia del trampeo masivo esta correlacionada directamente con la densidad de trampas en el
área y la distancia entre sí que varía de acuerdo al tipo de cultivo. También es importante evaluar el
nivel de la población de insectos presentes y la capacidad de la trampa para capturar. El trampeo masivo
es una alternativa para la reducción del uso de insecticidas y favorece el restablecimiento de insectos
benéficos.
Confusión en el apareamiento. Aquí se busca prevenir el apareamiento y reducir con ello la incidencia
de larvas en la próxima generación. Lo anterior se logra a través de la liberación de grandes cantidades
de feromonas sexuales en el área a tratar, donde la alta concentración de estas sustancias afecta la
conducta normal del insecto debido a que se alteran sus receptores, ocasionando que los machos
fracasen en la localización de la hembra, y en consecuencia se evita la reproducción.

Señuelo e infección. Su metodología se basa en combinar patógenos de los insectos con feromonas, en
otras palabras, consiste en atraer a la plaga con la feromona e infectarlos con el patógeno.
Posteriormente son liberados para que diseminen la enfermedad, es decir, se emplean a los insectos
como vectores de la enfermedad.

Señuelo y muerte. Consiste en atraer al insecto con la feromona mediante el uso de trampas especiales
que contienen insecticidas.

Aplicación en campo
Para tener un buen control mediante el uso de feromonas se hace necesario identificar adecuadamente
la especie plaga, la biología y ecología del insecto, la feromona a emplear, así como la selección de una
trampa efectiva. Las feromonas formuladas comercialmente vienen listas para su uso, pero siempre
debe procurarse comprar la cantidad exacta de producto a utilizar en el campo para evitar su
almacenamiento. Las trampas se colocan a la altura de los cultivos y si existe un árbol, se puede emplear
una de las ramas inferiores como soporte.

La eficacia de las trampas con feromonas para la captura de adultos depende de distintos factores como
el tipo de trampa, color, tamaño, la altura a la que se coloca, el número de trampas y la distribución
dentro del terreno, asimismo, es obligatorio emplear un “dispositivo” que libere gradualmente la
sustancia para tener un control exitoso. Además, se debe considerar que la captura de insectos puede
ser afectada por la temperatura, basura en el ambiente, polvo y frecuencia en el cambio de la trampa.
Cuadro 1. Ejemplo de plagas controladas con feromonas en cultivos extensivos.
Fuente: Elaboración propia.
Plaga Cultivo y autor que lo reporta
Gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) Maíz (Mena, s.f.; Salas, 2001)
Gusano soldado (Spodoptera exigua) Algodón, cereales y hortalizas (Garza y Terán, 2007)
Gusano bellotero (Helicoverpa zea) Maíz (Kuniyoshi, 2002)
Gallina ciega (Phyllophaga spp.; Paranomala Maíz y cereales (Robbins et al., 2006; Ruther et
spp.; Melolontha spp.) al., 2002; Morón y Rodríguez del Bosque, 2010; Leal,
1998; )
Gusano rosado (Pectinophora gossypiella) Algodón (Cardé y Minks, 1995)
Palomilla de la papa (Phthorimaea operculella) Papa (Rodríguez et al., 1991)
Picudo de la caña de azúcar (Metamasius Caña de azúcar (Chinchilla y Oehlschlager 1993)
hemipterus)
Barrenador del tallo (Diatraea saccharalis) Caña de azúcar, maíz y sorgo (Botelho et al., 1978)

Fuentes consultadas:
 Gonzáles, L.; López P., J. A.; Rodríguez, C. 2004. Control Biológico de Insectos mediante Feromonas y
Atrayentes. El Control Biológico de Plagas Agrícolas. CATIE. Nicaragua. pp. 123-136
 Blanco M., H. 2001. Las Feromonas y sus Usos en el Manejo Integrado de Plagas. Manejo Integrado de Plagas
y Agroecología (Costa Rica). Costa Rica. Hoja técnica No. 71.
 Romero L., A. A.; Arzuffi, R.; Morón, M. Á. 2005. Feromonas y Atrayentes Sexuales de Coleópteros
Melolonthidae de Importancia Agrícola. Revista Folia Entomológica Mexicana, 44(2).
 Namesny, A. 2007. Feromonas, Modernas Herramientas para el Control de Plagas. Revista Horticultura, N°
199.
 Ramos A., C. A. s. f. Control Etológico para Plagas del Suelo. CESAVEG. Gto. México. 17 p.