Está en la página 1de 15

“Año del Dialogo y la Reconciliación Nacional”

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICA

ASIGNATURA

DERECHO COMERCIAL II

CICLO

VIII

TEMA

“ACCIONES CAMBIARIAS DE LOS TÍTULOS VALORES”

INTEGRANTE

GAMBOA SANCHEZ BLANCA


INTRODUCCIÓN

La Ley de los Títulos Valores estipula que éstos tienen mérito ejecutivo, si reúnen los requisitos

formales exigidos por la presente Ley, según su clase. En caso no contenga todos sus requisitos

formales esenciales dicho documento no tendrá la calidad de título valor, tal como señala la Ley.

Al no tener dicha calidad no es posible ejercer acción cambiaria alguna. Las acciones cambiarias

derivan de los títulos valores tal como señala la LTV. Acción cambiaria es la que puede ser

ejercida en virtud de los derechos cambiarios incorporados en un Título Valor, y que provienen

de la relación cambiaria que se ha establecido entre las partes que suscribieron el mencionado

documento cambiario. Acción causal es la que puede ser ejercida producto de la relación jurídica

originaria o primaria que acordaron las partes y que generó derechos y obligaciones a ser

cumplidas por las mismas. Puede ser ejercida en cualquiera de las vías procesales. Acción

ejecutiva es la que se deriva del mérito ejecutivo del que gozan los títulos valores, y que confiere

a su tenedor una protección especial, inmediata y provisional por parte de las normas procesales.

Las acciones cambiarias, según nuestra legislación estas pueden ser: Acción directa, Acción de

regreso y Acción de ulterior regreso


ACCIÓN CAMBIARIA

La acción cambiaria es el mecanismo legal mediante el cual se ejercen el derecho o los derechos

incorporados en un título valor que usualmente consiste en el pago, es decir “la prestación de

lo que se debe”.

La prestación de lo que se debe implica el cumplimiento de distintos tipos de obligaciones

dependiendo del derecho incorporado en el titulo valor como:

 Pago de la suma de dinero incorporada en una letra de cambio o un pagaré,

 Dejar la constancia que se hizo un depósito en el certificado de depósito,

 Llevar a cabo el transporte de la mercancía bien sea por vía marítima terrestre en el

caso del conocimiento de embarque o carta de porte,

 Lograr la inscripción en los libros correspondientes en el caso de bono o la acción

ordinaria o con dividendo preferencial,

 Reclamar el pago de los dividendos con base en las acciones que se tienen.

 Bajo esta perspectiva, se podría decir que la típica acción cambiaria se confunde e identifica

únicamente con el proceso ejecutivo.

No obstante, existen otros derechos que quiere tutelar la ley y están comprendidas dentro de la

noción de acción cambiaria expresada en la ley. Esto implica que existan diversos medios

procesales establecidos en la ley tales como el ejecutivo, ordinario, verbal o usando la

jurisdicción voluntaria. Aún más existe un procedimiento extrajudicial como es el cobro del bono

de prenda.

La finalidad de la acción cambiaria consiste en que se reconozcan los distintos derechos que

son inherentes a los títulos valores como por ejemplo el pago de la obligación en sus distintas
acepciones, la expedición de un título valor cuando este deteriorado, la restitución del título

valor cuando se ha extraviado para citar algunos ejemplos.

CLASES DE ACCIÓN CAMBIARIA

Existen diversas clases de acción cambiaria las cuales podemos explicar así:

Cobro del Bono de Prenda.

El Código de Comercio ha establecido un procedimiento extrajudicial especial para llevar a

cabo el cobro del bono de prenda. El bono de prenda es un título de contenido crediticio habida

cuenta que incorpora un derecho que consiste en cobrar un suma de dinero que se identifica

con el valor del crédito que esta respaldando; sin embargo, también es un título valor

representativo de mercaderías teniendo en cuenta que el tenedor legitimo puede solicitar la

subasta de las mercancías descritas en el documento en el evento en que no se le honre la

obligación respectiva que garantiza.

La ley ha considerado que resulta engorroso que el tenedor del certificado busque al tenedor

del bono para pagárselo y por esta razón, ha designado al Almacén General de Depósito para

que sirva de intermediario en esta operación.

Si el tenedor del certificado de depósito quiere retirar las mercancías depositadas que están

garantizando una obligación mediante un bono de prenda, debe depositar ante el Almacén la

suma de dinero que representa el bono de prenda. De igual manera, el tenedor del bono debe

recurrir al Almacén General de Deposito para que le entreguen el dinero depositado por el

tenedor del certificado de depósito.

En efecto, el artículo 794 del Código de Comercio establece:


“El bono de prenda deberá presentarse para su cobro ante el almacén correspondiente.”

El doctor Ravassa afirma de manera acertada que la ley no establece el plazo que tiene el

tenedor para presentarlo al Almacén, pero como el bono de prenda se le aplican las

disposiciones de la letra de cambio de conformidad con el artículo 766 del Código de

Comercio, se debe concluir que el bono ha de presentarse el día de vencimiento o dentro de los

ocho (8) días hábiles siguientes.

En el evento en que el Almacén tenga el dinero para pagar el importe del bono,

simplemente el tenedor lo recoge y se termina la operación. El inconveniente se suscita cuando

el valor del bono no se encuentra depositado y se comienza el procedimiento extrajudicial de

cobro que en algunos casos puede ser conocido por los jueces competentes.

En efecto, los artículos 795 y 796 del Código de Comercio establecen:

“ARTICULO 795.

Si no se hubiere hecho provisión oportuna al almacén, éste deberá poner en el bono la

anotación de falta de pago. Tal anotación surtirá efectos de protesto.

ARTICULO 796.

Si el almacén se niega a poner la anotación, deberá hacerse el protesto, en la forma

prevista para las letras de cambio.”

Como se observa la ley ha delegado en los Almacenes Generales de Depósito la delegación de

funciones notariales. En el evento que el Almacén no lleve a cabo la anotación contentiva del
protesto, el tenedor, por ministerio de la ley, puede hacer el protesto ante el notario aplicando

las normas de la letra de cambio en especial el artículo 698 del Código de Comercio que

establece:

“El protesto se practicará con intervención de notario público y su omisión producirá la

caducidad de las acciones de regreso.”

La obligación de llevar a cabo el protesto es sumamente importante habida cuenta que la

consecuencia legal de no hacerlo es nada más y nada menos que la caducidad de las acciones

cambiarias de regreso. Vamos a ver en que consiste la caducidad.

Aparte del protesto, el tenedor del bono de prenda tiene que surtir como diligencia adicional la

exigencia ante el Almacén de proceder a la subasta establecida en el artículo 797 del Código

de Comercio quedice:

“El tenedor del bono debidamente anotado o protestado podrá, dentro de los ocho días

que sigan a la anotación o al protesto, exigir del almacén que proceda a la subasta de los

bienes depositados.”

Es importante aclarar que el plazo establecido se refiere a días hábiles de acuerdo con lo

previsto en el parágrafo 1 del artículo 829 del Código de Comercio.

El artículo 798 del Código de Comercio establece de manera clara como se imputa el pago

de los bienes subastados por el Almacén al preceptuar que:

“El almacén subastará los bienes y su producto lo aplicará al pago de:

1. Los gastos de la subasta;


2. Los créditos fiscales que graven las cosas depositadas;

3. Los créditos provenientes del contrato de depósito, y

4. El crédito incorporado al bono de prenda.

El remanente se conservará por el almacén a disposición del tenedor del certificado

de depósito.”

Si pagadas las obligaciones en la prelación de crédito establecida en el artículo arriba

mencionado existiere un saldo insoluto, el tenedor del bono de la prenda tendrá derecho a

demandar al tenedor del certificado de depósito, sus endosantes o avalistas en los términos del

artículo 800 del Código de Comercio, así:

“El almacén anotará en el bono las cantidades pagadas y, por el saldo insoluto, el tenedor

tendrá acción cambiaria contra el tenedor del certificado que haya constituido el crédito

prendario y contra los endosantes y avalistas del bono de prenda.”

El artículo 801 del Código de Comercio establece dos hipótesis de caducidad de las acciones

de regreso:

“Las acciones de regreso del tenedor del bono de prenda caducarán:

1. Por falta de presentación y, en su caso, de la anotación o del protesto oportuno, y

2. Por no exigir al almacén, en el término legal, la subasta de los bienes depositados.”


Reposición, cancelación y reivindicación de los títulos valores.

Cuando veíamos el principio de incorporación de los títulos valores, EL DERECHO TOMA

CUERPO EN EL DOCUMENTO Y POR CONSIGUIENTE, LA SUERTE DEL

DERECHO SE SUBORDINA A LA SUERTE DEL DOCUMENTO.

Para ejercer el derecho incorporado en el título valor, es indispensable exhibir el original de

acuerdo con el artículo 624 del Código de Comercio.

Dijimos que la incorporación era una ficción legal para expresar el sentido metafórico de ese

vinculo entre derecho y documento.

De igual manera, afirmamos si el título se deterioraba, perdía, extraviaba, se cancelaba el

derecho incorporado en el título valor deteriorado, extraviado, hurtado o perdido anterior.

El Juez, por ministerio de la Ley, repone por uno nuevo con lo cual crea un nuevo título valor

e incorpora nuevamente el derecho y cancela el primitivo. Ese es un original sustituto que el

Juez crea o emite por ministerio de la ley para lo cual se requiere iniciar un proceso de

reposición o cancelación que anule el título deteriorado, destruido o perdido.

Acordemos que los bonos de prenda y las acciones tienen un procedimiento establecido en los

artículos 402 y la segunda parte del artículo 804 del Código de Comercio.

 Reposición de títulos valores.

ARTICULO 802.

Si un título-valor se deteriorare de tal manera que no pueda seguir circulando, o se

destruyere en parte, pero de modo que subsistan los datos necesarios para su

identificación, el tenedor podrá exigir judicialmente que el título sea repuesto a su costa,

si lo devuelve al principal obligado. Igualmente, tendrá derecho a que le firmen el nuevo


título los suscriptores del título primitivo a quienes se pruebe que su firma inicial ha sido

destruida o tachada.

 Cancelación de títulos valores.

ARTICULO 803.

Quien haya sufrido el extravío, hurto, robo, destrucción total de un título-valor

nominativo o a la orden, podrá solicitar la cancelación de éste y, en su caso, la reposición.

 Reivindicación de los títulos valores.

ARTICULO 819.

Los títulos-valores podrán ser reivindicados en los casos de extravío, robo o

algún otro medio de apropiación ilícita.

La inscripción del nombre del adquirente en el libro de registro del creador en caso de

los títulos valores nominativos.

ARTICULO 650.

Salvo justa causa, el creador del título no podrá negar la anotación en su registro de

la transmisión del documento. La persona a quien se le haya transferido un título

nominativo podrá acudir al juez para que haga la anotación de la transferencia en el

respectivo registro, si el creador del título se negare a hacerla.

La sanción pecuniaria del 20% en los casos de los cheques rechazados o devueltos por

falta de fondos la cual se puede solicitar por la vía ejecutiva


ARTICULO 722.

Cuando sin causa justa se niegue el librado a pagar un cheque o no haga el

ofrecimiento de pago parcial, prevenido en los artículos anteriores, pagará al librador,

a título de sanción, una suma equivalente al 20% del importe del cheque o del saldo

disponible, sin perjuicio de que dicho librador persiga por las vías comunes la

indemnización de los daños que se le ocasionen.

En la misma norma, se contempla la indemnización de perjuicios derivado por el

mismo hecho la cual se tiene que tramitar por la vía del procesoordinario.

La inserción del endoso judicial.

ARTICULO 653.

Quien justifique que se le ha transferido un título a la orden por medio distinto

del endoso, podrá exigir que el juez en vía de jurisdicción voluntaria haga constar la

transferencia en el título o en una hoja adherida a él.La constancia que ponga el juez en

el título, se tendrá como endoso.

El cobro del derecho incorporado se hace mediante el proceso ejecutivo el cual vamos a

desarrollar más adelante.

ARTICULO 793.

El cobro de un título-valor dará lugar al procedimiento ejecutivo, sin necesidad de

reconocimiento de firmas.
¿CUÁLES SON LAS ACCIONES EXTRA CAMBIARIAS?

Las acciones extracambiarias son las que no están expresamente previstas en el Titulo

III del Libro Tercero, pero que se relacionan con los títulos valores y estas son:

La acción causal y la acción de enriquecimiento sin causa.

ARTICULO 882.

La entrega de letras, cheques, pagarés y demás títulos valores de contenido crediticio, por

una obligación anterior, valdrá como pago de ésta si no se estipula otra cosa; pero llevará implícita

la condición resolutoria del pago, en caso de que el instrumento sea rechazado o no sea descargado

de cualquier manera.

Cumplida la condición resolutoria, el acreedor podrá hacer efectivo el pago de la

obligación originaria o fundamental, devolviendo el instrumento o dando caución, a

satisfacción del juez, de indemnizar al deudor los perjuicios que pueda causarle la no

devolución del mismo.

Si el acreedor deja caducar o prescribir el instrumento, la obligación originaria o

fundamental se extinguirá así mismo; no obstante tendrá acción contra quien se haya

enriquecido sin causa a consecuencia de la caducidad o prescripción. Esta acción prescribirá

en un año.

La acción de abuso del derecho.

ARTICULO 830.

El que abuse de sus derechos estará obligado a indemnizar los perjuicios que cause.
PROCESO EJECUTIVO CAMBIARIO

Como dijimos anteriormente, el cobro de un título valor implica la iniciación de un

procedimiento ejecutivo de acuerdo con el artículo 793 del Código de Comercio que establece:

“ El cobro de un título-valor dará lugar al procedimiento ejecutivo, sin

necesidad de reconocimiento de firmas.”

El procedimiento ejecutivo siempre implica la existencia de un título ejecutivo que

necesita la configuración de una serie de requisitos establecidos en el artículo 488 del C.P.C. así:

“Pueden demandarse ejecutivamente las obligaciones expresas, claras y exigibles que

consten en documentos que provengan del deudor o de su causante y constituyan plena prueba

contra él, o las que emanen de una sentencia de condena proferida por juez o tribunal de cualquier

jurisdicción, o de otra providencia judicial que tenga fuerza ejecutiva conforme a la ley, o

de las providencias que en procesos contencioso -administrativos o de policía aprueben

liquidación de costas o señalen honorarios de auxiliares de la justicia…”

Es importante que no confunda el título ejecutivo con el título valor. El primero es el

género mientras que el segundo es una especie de documento con unas características específicas

y especiales que hemos visto anteriormente.

Si interpretamos el artículo 793 del Código de Comercio, conjuntamente y

sistemáticamente, con el artículo 12 de la ley 446 de 1998, existe una presunción de autenticidad

de los documentos de donde se deriva un título valor al decir que:

“Se presumirán auténticos los documentos que reúnan los requisitos del artículo 488 del

Código de Procedimiento Civil, cuando de ellos se pretenda derivar título ejecutivo.”


Con lo anteriormente expuesto, se concluye que los títulos valores dan lugar a un proceso

ejecutivo singular. Su competencia corresponde a los jueces civiles municipales o del circuito,

según la cuantía del documento, del domicilio del creador del título en el evento en que no se

mencione en el documento que incorpora el derecho correspondiente.

¿CUANDO SE PROCEDE LA ACCIÓN CAMBIARIA DE COBRO?

De acuerdo con el artículo 780 del Código de Comercio, procede:

La acción cambiaria se ejercitará:

1. En caso de falta de aceptación o de aceptación parcial.

2. En caso de falta de pago o de pago parcial, y

3. cuando el girado o el aceptante sean declarados en quiebra, [liquidación obligatoria]

o en estado de liquidación, o se les abra concurso de acreedores, o se hallen en

cualquier otra situacion similar.

MIREMOS BREVEMENTE CADA HIPOTESIS:

 La falta de aceptación

Recordemos que aceptante es el girado que acepta el pago en favor del girador o un

tercero (beneficiario).

En los títulos valores que son con base en una orden, el suscriptor del título

valor tiene una relación indirecta en la medida en que da una orden de pago a un tercero.
Es decir que hay varios sujetos involucrados en la relación cambiaria. un girador ordena

el pago para que sea aceptado por otro

GIRADOR GIRADO=ACEPTANTE BENEFICIARIO

A ================B=====================D

Existen diversas definiciones doctrinarias de aceptación. tomemos la del doctor Gilberto

peña Castrillón:

“LA ACEPTACION ES LA MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD DEL GIRADO,

EXPRESADA LITERALMENTE, DENTRO DE LA MISMA LETRA DE CAMBIO,

MEDIANTE LA CUAL DA SU CONFORMIDAD A LA ORDEN DE PAGO QUE LE

ENVIA EL GIRADOR POR MEDIO DE LA LETRA Y QUE LO CONVIERTE EN EL

PRINCIPAL OBLIGADO AL PAGO DE ELLA, INCLUSIVE FRENTE A SU

GIRADOR”

EL CODIGO NO DA UNA DEFINICIÓN PERO EL ARTÍCULO 689 SE

REFIERE A LOS EFECTOS:

“La aceptación convierte al aceptante en principal obligado. El aceptante quedará

obligado cambiariamente aun con el girador; y carecerá de acción cambiaria contra éste y contra

los demás signatarios de la letra, salvo en el caso previsto en el artículo 639.


La aceptación se trata de un acto jurídico unilateral, literal e incondicional, total o

parcial, mediante el cual el girado se convierte en el principal obligado en una letra de

cambio.

Falta de pago o pago parcial. -Entendido el pago como “la prestación de lo que se

debe” en los términos del artículo 1626 del Código Civil.

Como ya lo vimos, el pago se debe analizar teniendo en cuenta el derecho

incorporado en el título valor. Es claro que para los de contenido crediticio o

instrumentos negociables su objeto será el pago de moneda determinado con base en

la suma de dinero que se incorpore en el título valor.