Está en la página 1de 4

servidores

Unidad 2

2.1. Definición de Hardware del Servidor.


En el ámbito de los servidores reinan los procesadores, las memorias y los discos
duros, que seguramente en un futuro no muy lejano pasarán a formar parte de
nuestros equipos de escritorio; al menos, en la mayoría de los casos esto viene
sucediendo históricamente. En líneas generales, el hardware interno de los
servidores de red no difiere tanto del hardware de un equipo de escritorio.
Veremos aquí esas sutiles diferencias entre ambos mundos.

Microprocesadores
• En el caso de los servidores actuales, tanto Intel como AMD ofrecen
procesadores de múltiples núcleos: de hasta ocho o diez. Opteron es la línea de
procesadores para servidores de AMD, mientras que Xeon e Itanium pertenecen a
Intel.

Motherboards
• La mayoría de los motherboards permiten colocar dos, cuatro, ocho y más de
estos procesadores en la misma placa, con lo cual el poder de cómputo se
multiplica. También poseen varios zócalos para instalar memoria RAM del tipo
Fully Buffered, generalmente, de cuatro hasta ocho módulos. En cuanto a la
capacidad máxima soportada, varía entre 32 y 128 GB.
Almacenamiento
• Los discos de interfaz SCSI 320 y SAS son los más elegidos en este ámbito. La
velocidad de giro de estas unidades puede ser de 10.000 revoluciones por minuto,
aunque también existen modelos de 15.000 y 20.000 rpm; recordemos que los
discos de una PC de escritorio giran a 7200 rpm.
Gabinete
• Para los grandes servidores, el mercado ofrece gabinetes especiales, que pueden
ser de tres tipos: tower, rackeables o blade. Los tower son los usados
comúnmente en equipos de escritorio, con la diferencia de que en los servidores
son más amplios, y cuentan con una gran cantidad de bahías para alojar unidades
de disco duro y espacio suficiente para ubicar motherboards de gran tamaño. En
este caso, se tiene muy en cuenta la ventilación: suelen tener entre cuatro y diez
ventiladores incorporados.
Los gabinetes rackeables son módulos que se pueden agregar y atornillar a una caja o torre llamada
rack (del inglés, “estantes”). Por lo tanto, un rack no es más que un conjunto de equipos (servers,
switches, routers, patcheras, etc.) que se van apilando en forma modular como si se tratara de
estantes.
Fuentes de energía
• Las fuentes de energía más utilizadas, y recomendadas, en servidores son las
llamadas redundantes, también conocidas como duales. Permiten que, si en un
servidor una de las fuentes sufre una falla, la otra tome el control, mientras la
primera puede ser reemplazada, todo esto, sin apagar ni reiniciar el server.
Obviamente, se requieren motherboards especiales para estos casos, y los costos
son bastante elevados. Por eso, solo se justifica su uso en grandes servidores de
archivos, de correo o web servers.

Memorias Fully Buffered


• Uno de los puntos fuertes de este tipo de memorias es su casi nulo margen de
error: se estima un error de lectura en 1.142.000 años. Los módulos FB-DIMM
utilizan pistas bidireccionales en serie, que pasan por cada módulo de memoria,
en vez de tener canales individuales que envían información a los módulos,
concepto bastante parecido al principio de funcionamiento de las placas PCI
Express (también de tecnología serie).

2.2. Selección del Sistema Operativo.


NOS.- Son aquellos sistemas operativos que mantienen a dos o más equipos
unidos a través de algún medio de comunicación (físico o no), con el objetivo
primordial de poder compartir los diferentes recursos hardware y software.
Los sistemas operativos de red más ampliamente usados son: Novell Netware,
LAN Manager, Windows Server, UNIX, Linux, LANtastic, Li, etc.
Si no se dispone de ningún equipo que monte un sistema operativo de red, no
existirá una gestión centralizada de recursos, por lo que la red se convertirá en lo
que hemos denominado grupo de trabajo.
Por tanto, nuestro trabajo como profesionales es determinar la configuración que
mejor se adapte a las necesidades de nuestra red.
La configuración y gestión del NOS implica tres decisiones:
1. Elegir modelo de infraestructura de red
2. Determinar la interoperabilidad entre equipos de la red
3. Seleccionar el NOS
Un sistema operativo de red tiene algunas características que lo catalogan.
Algunas de ellas son las siguientes:
• Conecta todos los equipos y recursos de la red.
• Coordina las funciones de todos los periféricos y recursos.
• Proporciona seguridad controlando el acceso a los datos y recursos.
• Optimiza la utilización de los recursos.
• La gestión de recursos y equipos de la red se realiza de forma centralizada.
En cuanto al software de red necesario para trabajar con estos sistemas operativos
tenemos que considerar:
• El software en los clientes. En la actualidad, normalmente se utilizan sistemas
con Windows XP o Windows Vista como clientes de las infraestructuras de red.
Estos sistemas vienen preparados para no necesitar instalar en ellos ningún
software adicional para conectar con servidores. Solamente a veces, cuando se
quieren conectar estos clientes a servidores UNIX/Linux, será necesario instalar
(no siempre) software de conexiones remotas como SSH o similares.

2.3. Particionado y sistemas de archivos.


Como ya sabemos, los sistemas operativos del fabricante Microsoft gestionan dos
tipos diferentes de sistemas de archivos, y determinan, entre otras cosas, la forma
en que gestionamos la seguridad y el rendimiento del propio equipo.
A) Sistema FAT
Este sistema detalla a través de una tabla (la FAT) en qué sectores del disco duro
se encuentra cada archivo o parte de un archivo. Para ello, FAT divide el disco
duro en bloques.
El número de bloques es limitado, y todos los bloques de un disco duro deben
tener siempre el mismo tamaño. Se utilizan en equipos de tipo cliente y
normalmente no se montan en servidores, ya que no permiten gestionar
privilegios y permisos de acceso a recursos de red de forma segura.
B) Sistema NTFS
El sistema de archivos de NT (New Tecnology File System) ha sido desarrollado
especialmente para Windows Server. NTFS ofrece medidas de seguridad
ampliadas para el acceso a archivos y directorios.
De forma similar a los sistemas de archivos UNIX, se pueden definir derechos
sobre archivos y directorios de forma individual para cada grupo de usuarios o
para usuarios particulares.

2.4. Instalación de sistemas operativos (Windows, Linux, u otros).

2.5. Configuración del Sistema Operativo y sus recursos (interfaz, acceso,


protocolos, hardware de red, video, sonido, administración remota y
paquetes de aplicaciones).
Para configurar dispositivos multimedia
Abra el Administrador de dispositivos.
• Haga doble clic en Dispositivos de sonido, vídeo y juegos.
• Haga clic con el botón secundario del mouse (ratón) en el dispositivo que desee
configurar y, a continuación, haga clic en Propiedades.
• En la ficha Propiedades, busque el dispositivo específico y haga doble clic en él.
• Cambie la configuración del dispositivo
NOTAS:
Para abrir el Administrador de dispositivos, haga clic en Inicio, Panel de
control, haga doble clic en Herramientas administrativas, Administración de
equipos y después haga clic en Administrador de dispositivos.

El botón Propiedades sólo está disponible si tiene controladores en el equipo


distintos de los controladores Modelo de controlador de Windows (WDM). Si el
botón Propiedades aparece atenuado, utilice la ficha Recursos para configurar el
dispositivo.