Está en la página 1de 2

¿Debo pagar la pensión de alimentos del

hijo extramatrimonial de mi esposo o mi


esposa?

No es raro que cuando uno se casa nuestra pareja tal vez tenga un hijo
o hija de un anterior compromiso.
Dentro de las conversaciones que el matrimonio debe de tener sobre el dinero, seguro
que se pondrá ese tema en debate dado que resulta claro que mi pareja deberá de pagarle
los alimentos que pudieran corresponder a su menor hijo ... pero ¿con qué dinero pagará
esos alimentos? ¿con el suyo propio? ¿con los del matrimonio (es decir los de la
sociedad de gananciales)? ¿qué pasa si un buen día mi pareja no puede pasarle
alimentos a su hijo con sus bienes propios? ¿nuestro matrimonio estará obligado a pagar
los alimentos de ese hijo extramatrimonial?

En principio la regla es que los alimentos de los hijos extramatrimoniales o de cualquier


otra persona a quien por ley se tiene que pasar alimentos (puede ser el caso de los papás
enfermos y desvalidos) deberán ser cubiertos por los bienes propios del obligado a
prestarlos.

Sin embargo, si los bienes propios no son suficientes, entonces, la sociedad conyugal
estará obligada a pagar esos alimentos dado que la ley señala que es una carga de la
sociedad conyugal.

Eso está señalado en forma expresa en el artículo 316 del Código Civil que paso a
transcribir en su parte pertinente que señala refiriéndose a la sociedad conyugal:

"Artículo 316.- Cargas de la sociedad

Son de cargo de la sociedad:

...2.- Los alimentos que uno de los cónyuges esté obligado por ley a dar a otras personas.

..."

Así, al momento de discutir sobre el dinero dentro de un matrimonio, la pareja debe


tener clara esta obligación.

Yo no podré decirle por ello a mi pareja "con nuestro dinero no le vas a pagar los
alimentos a tu hijo" dado que "nuestro dinero", el que viene de la sociedad conyugal,
sí está afectado con esta carga por alimentos hacia los hijos extramatrimoniales o
hacia cualquier otra persona a quien se le pueda deber alimentos conforme a ley.

Esta norma es necesaria atendiendo a la naturaleza especial de las obligaciones


alimentarias pero, además, por cuanto el mismo Código Civil señala que las
remuneraciones o sueldos son bienes que pertenecen a la sociedad de gananciales. De
no existir la norma antes transcrita sería muy fácil burlar las obligaciones alimentarias
dado que en el Perú es inusual que alguien tenga bienes propios que den rentas
productivas para pagar alimentos.

Este tema debe de ser analizado con cuidado antes de casarme como otros más relativos
al dinero (al respecto tal vez les sea útil el artículo 10 Preguntas que los Novios deben
de Hacerse sobre el Dinero antes de Casarse).

Su abogado deberá de orientarlo además sobre esta u otras implicancias legales que
pueden surgir al momento de casarse y sobre las ventajas y desventajas que existen de
casarse bajo un régimen de sociedad de gananciales o de separación de patrimonios
dado que por ejemplo en un régimen de separación de patrimonios no ocurrirá lo tratado
en este artículo al no existir una sociedad conyugal que soporte la carga de alimentos
desarrollada.

A veces cuando uno no tiene casa propia o bienes propios le parece absurdo hablar con
su pareja sobre un régimen de separación de patrimonios dado que no hay nada que
dividirse. Se olvida, sin embargo, que con la separación de patrimonios quedan
separados no solo los activos sino también los pasivos o deudas que pueden tener cada
uno de los esposos