Está en la página 1de 13

Capítulo 3

La crisis Mundial, la industrialización y la intervención del estado. (1930-1945)


De la crisis a la segunda guerra

La crisis mundial que se inicia en 1929 constituye el comienza de un periodo denominado “La gran
depresión”, que va a durar por lo menos hasta la década de 1940. Fue la crisis más profunda que vivió el
capitalismo. Este proceso caracterizado por una deflación en sentido amplio, dado que género:
restricciones monetarias y financieras, bajas de precios y salarios, y retroceso de las actividades
económicas. Todo esto ocurre a través de una reacción en cadena, puesto que la caída de la producción
industrial llevo a una reducción de los mercados internacionales, y a la disminución de la demanda de
materia prima y esto llevo a una reducción de precios importante, los países productores de bienes
primarios redujeron la compra de maquinaria y manufacturas, al tiempo que quedaron en bancarrota
devaluaron sus monedas ya que las deudas asumidas con anterioridad no podían ser canceladas. Del
mismo modo los países industrializados debieron soportar una caída de los precios de sus productos.
Todo ello llevo a la quiebra el sistema multilateral del comercio de pagos, incluyendo el patrón oro y dio
lugar a un retorno a los sistemas de preferencia imperial y a los convenios bilaterales.

Convenios bilaterales: Buscaban lograr un equilibrio entre países que querían mantener su cambio
superando las dificultades del comercio mundial.

Convenios de compensación: Tradicional Principio de trueque para evitar el uso de divisas oro.

Modalidad “clearing”: Apertura de cuentas en cada país, mediante se realizaban los pagos de
intercambio comercial.

La argentina recurrió a estos convenios y acuerdos de pagos para enfrentar la crisis interna en los años
30.

Las características más generales de la Gran depresión:

 Su carácter Mundial
 Su larga duración
 Su intensidad (amplitud del retroceso de la producción industrial o del PBI)
 La enorme contradicción del comercio mundial
 La espiral deflacionista
 Caída radical del Empleo

Mediante fue avanzando la crisis, en ámbitos gubernamentales y académicos fueron pensando ideas o
líneas de acción tendientes a hacer frente a la situación. Fue un amplio abanico de medidas que se
implementaron, desde estimular el poder adquisitivo popular a través de la reducción de impuestos
(USA) y la formulación de programas de reformas que comprendían un control público sobre el crédito
(Francia,Belgica). Sin embargo este tipo de acciones no incidieron sustancialmente, La Gravedad de la
situación para 1930 al gobierno de Washington a recurrir a soluciones más tradicionales, como un fuerte
incremento de las tarifas aduaneras que elevo la protección a un 30-40%, tratando a la vez de reservar
el mercado note americano a firmas locales y de reforzar el superávit del comercio exterior.
Pero las soluciones de carácter “Mercantilistas” que suponían salvar la situación económica,
resultaron contraproducentes y produjeron un efecto en cascada: Las políticas Proteccionistas
se generaban en el mundo conduciendo a una desorganización completa de la red de
intercambios mundiales. Gran Bretaña abandono sus tradicionales Principios librecambistas e
implemento los sistemas de preferencia imperial, que perjudicaban directamente a la Argentina.
La crisis mundial había desembocado una severa recesión agrícola y los dominios británicos
presionaron a Londres para que los ayudara a afrontar la difícil situación buscando garantizar la
colocación de sus productos mediante una serie de restricciones a los países que no pertenecían
a la Commonwealth. (Comparten lazos históricos con el Reino Unido.)
Además el sistema monetario internacional no actuó con la fluidez esperada por los
especialistas, debido sobre todo a la inequitativa distribución del oro. (En 1931 USA y Francia
habían reunido las tres quintas partes del oro mundial.)
Cuando estalló la crisis, es sistema monetario mundial recibió un duro golpe al generarse una
rápida huida del oro en Londres, forzando a Gran Bretaña a abandonar el patrón oro, ejemplo
que sería imitado rápidamente por otros países. Hacia mediados de 1932 solo ocho naciones
mantenían el patrón oro y este número se redujo a 6 cuando USA y Sudáfrica lo abandonaron
en los primeros meses de 1933. A esta Situación el mundo capitalista se dividía en 3 grupos de
zonas monetarias. El dólar agrupo a USA y a los países con tendencia a inflación, el bloque del
oro estaba encabezado por Francia y tendían a la deflación, mientras que el bloque de la libra
esterlina era encabezado por Gran Bretaña. En 1936 se abandona el patrón oro por parte de las
6 naciones restantes y esto trae consigo cierta mejora en la situación y Francia, USA y El Reino
Unido firman un acuerdo Tripartito en común para regular sus circulaciones monetarias.
Para 1939 la situación monetaria continuaba siendo un serio obstáculo para la expansión del
comercio mundial y la devaluación fue la solución más adecuada que encontraron varias
naciones frente a la continuidad de la crisis, de esta manera se llega a desaparición definitiva del
patrón oro. Dentro de toda esta crisis el paso de un capitalismo liberal a un capitalismo
marcadamente Nacionalista e Intervencionista, como resultado de ello el comercio internacional
se redujo un tercio aproximadamente. Sin embargo desde los años 20 habían madurado líderes
pensadores que tendrían una influencia decisiva en los años posteriores al proponer ideas
originales para asegurar la supervivencia del sistema. El inglés John Keynes fue el economista
más influyente a partir de su crítica a los fundamentos de la economía neoclásica y de sus
aportes teóricos. Las ideas Keynesianas (Importancia que le otorgaba al estado, Teoría general
de la ocupación, el interés y el dinero, etc.) Tuvieron una fuerte influencia en la política
económica de la mayor parte de los países de la época y serviría de fundamento al “Estado de
bienestar” que predomino en las naciones más industrializadas en los treinta años que
siguieron a la segunda Guerra mundial.
En aquellos países en que las estructuras capitalistas coexistían con un poder autoritario como
Alemania (nazismo1933), Italia (fascismo1922) o Japón, la acción estatal consistió en una
reglamentación estricta de todas las actividades económicas. En estos países la reactivación del
consumo provino no tanto del aumento de la capacidad adquisitiva sino de la demanda creada
por la industria bélica, especialmente importante a partir de 1935. La llegada al poder de estos
gobiernos autoritarios no se debe solo a la crisis de 29 sino a la primera guerra mundial, el
estallido de la revolución rusa, que provocaron en Europa la aparición ideologías nacionalistas,
expansionistas y racistas.
El experimento económico más impórtate se realizó justamente en el país más afectado, Los Estados
Unidos y el crack del 29, en el la crisis había afectado a todas las clases sociales , sobre todo los
trabajadores , los salarios habían disminuido drásticamente así como también las horas de trabajo
mientras aumentaba la cantidad de desempleados. El PBI era en 1929 de 81 millones de dólares paso a
ser en 1932 a 38 billones una tercera parte. Hacia 1933 había cerca de 13 millones de personas sin
trabajo en una situación deplorable y sin ningún tipo de protección social o estatal. En el conjunto de
países más avanzados la suma de la desocupación llegaba casi a 30 millones de trabajadores

EL colapso del 29 obedecía a la sobreproducción de cada artículo o instrumento usado por el hombre,
los productos que fabricaban excedían el poder de sus bolsillos, bajo la inexorable ley de demanda y
oferta, la oferta supero de tal modo a la demanda que la producción tuvo que pararse. Basado estos
conceptos el programa económico de Roosevelt denominado “New Deal”, que se implementó en
diferentes etapas, se sustentaba en un fuerte respaldo de inversión estatal, facilitando crédito, y
realizando obras públicas para estimular la demanda, al tiempo que se procuraba colaborar con las
empresas privadas para crear nuevos puestos de trabajo. En otras medidas se propuso salvar el sistema
bancario, se estableció el derecho a la negociación colectiva por parte de los sindicatos, se instauro un
salario mínimo para los asalariados y se creó un sistema de seguridad social. En el sector externo se
devaluó el dólar y se abandonaron las políticas proteccionistas y se retomó a los principios más liberales.
El balance del new deal 6 años después parece moderado pero entre 1933 y 1939 existió una
reactivación industrial (el ingreso nacional se duplico, lo mismo que el índice de producción al tiempo
que mejoro la infraestructura productiva.) La economía norte americana no había alcanzado aún, los
niveles que tenía antes de 1929, lo que lograría recién durante la segunda guerra, como consecuencia
de la plena utilización del aparato productivo con fines bélicos.

Toda la crisis llego hasta Europa, en donde Alemania, Austria, Francia, El Reino unido fueron afectados,
los países abastecedores de productos agrícolas como Argentina (Que se había especializado en la
producción agrícola) o Canadá y los países de la Europa central resultaron particularmente afectados
por el descenso de la demanda. Ello se debió a que la mayoría de las economías nacionales procuraron
defender sus mercados de la competencia extrajera y elevaron sus barreras arancelarias.

La Depresión se superó finalmente, no por políticas activas como el new deal sino por el inmenso
proceso de destrucción de recursos y de las vidas que significo la segunda guerra mundial. Durante el
transcurso la producción mundial creció, como consecuencia del esfuerzo bélico y a pesar de las
destrucciones y pérdidas de recursos, a niveles considerables, la industria norteamericana alcanzo tazas
anuales que superaron el 15%, en este contexto las ramas vinculadas a alimentar el aparato militar
fueron las más destacadas , las de bienes de consumo bajaron o se mantuvieron , la intervención estatal
de la economía se profundizo mediante el razonamiento de productos esenciales , la distribución de
materias primas y el reordenamiento de la mano de obra hacia las actividades relacionadas con la
guerra. El control marítimo y comercial fue desplazado a los estados unidos.

En víspera de la finalización de la guerra los países aliados, Prácticamente vencedores fueron


preparándose para diseñar la construcción de un nuevo orden económico internacional, Tres cuestiones
estaban en juego:
 La primera se refería a la quiebra del sistema multilateral de comercio y pagos basado en el
patrón oro vigente hasta 1929. (sistema insuficiente para controlar las finanzas internacionales,
contribuyo a desencadenar en unas de las peores crisis del capitalismo y derivo en un nuevo
conflicto bélico.)
 La segunda cuestión se relacionaba con la guerra en sí.
 La Tercera tiene que ver con quien ganaba realmente la guerra en el terreno económico, y era
Estados Unidos la nueva potencia hegemónica mundial en el orden financiero y monetario. El
país del norte era el único que la guerra había fortalecido económicamente, borrando las
secuelas de la depresión de los 30 y dejándola con una gran liquidez y disponibilidad de bienes
para vender al mundo.

Después de la guerra se puede destacar la creación del FMI, un nuevo sistema de monetario
internacional y luego de la rendición de Alemania y Japón en 1945 la creación de la ONU.

El Golpe de estado de 1930 y el gobierno de Uriburu Y Justo

A partir de 1916 con la creación de la ley Sáenz Peña estuvieron en el poder los radicales, Yrigoyen,
Albear y nuevamente Yrigoyen, ya en su segunda etapa entrando a 1390 Yrigoyen venia
políticamente golpeado, con este contexto se dan las primeras derrotas electorales en 1930 para
los radicales. En esta etapa antes de la dictadura militar, los partidos políticos opositores habían
comenzado una crítica muy activa a la difamación de Yrigoyen, principalmente por militares,
conservadores, cierto sector del socialismo y los anti personalismo (UCR). Todo esto añadido a un rol
muy importante de los medios de comunicación, todas estas medidas iban a aspirar a las
condiciones a tomar una medida de fuerza que llevaría al derrocamiento de Irigoyen. Dentro de los
militares que encabezan el golpe, surgían 2 tendencias: Una encabezada por el líder conspirativo
que era José Feliz Uriburu, que tenía ciertas tendencias nacionalistas inspiradas en el Dictador
español “Primo de Rivera”, entre su visión política estaban orientadas a realizar una reforma
orientada al régimen constitucional , eliminar el sufragio popular y reemplazarlo por una suerte
corporativismo. Y Por el otro lado estaba la facción de Austin Justo, quien había sido ministro de
guerra de Albear, en su momento los militares habían tenido cierto rencor con Yrigoyen porque
había retomado como medida algo que cortaba una tradición entre los militares. Albear nombra a
justo como ministro de guerra para llevar de la mano esta cuestión, pero Justo ya tenía un perfil
político y apuntaba a un sector menos fraccionario que el de Uriburu y eso planteaba la continuidad
del llamado funcional vigente y estaba respaldado a la vez por su actitud conservadora y liberal
general y Pro Británica, no obstante estas diferencias, coincidían en la necesidad de derrocar a
Yrigoyen y el golpe se termina dando en 1930, favorecida también por la pasividad de la población
y la inacción del partido oficialista. A los pocos días de establecido el poder militar, Uriburu es
reconocido por la corte suprema de justicia, por primera vez la máxima instancia judicial legitimaba
el quebrantamiento de la legalidad constitucional.

El Gobierno de Uriburu: Uriburu asume como el mismo se denominó “Presidente Provisional de la


nación” su gabinete estaba principalmente conformado por integrantes de la elite conservadora,
que en su mayoría habían ocupado cargos de directivos en la sociedad rural argentina, conformada
principalmente por ganaderos, Banqueros, abogados de empresas extrajeras, jueces, dueños de
azucareras.
El equipo de asesores de Uriburu rápidamente impulso el proyecto corporativista mostrándose el
desprecio a lo que era el sistema liberal y los partidos políticos, se implementa el estado de sitio y se
mantiene la ley marcial, se adopta la intervención de provincias, se decreta la disolución del
congreso y comienza una persecución política, gremial e ideológica de los opositores. Tenían una
fuerte intención de derogar la ley Sáenz peña y reemplazarla por un sistema de voto calificado.
Pero la clase política reacciono desfavorable frente a todas las cuestiones de la dictadura, y Justo
tomo este rol de líder de aquel sector capitalizando este consenso que cuestionaba los modos y la
fundación del gobierno, entonces en 1931 se llama a elecciones en la provincia de buenos aires, la
intención era llamar a elecciones paulatinamente a lo largo del país para desembocar en unas
elecciones presidenciales de tal forma que los conservadores puedan ir tomando fuerza y caudal
electoral pero las elecciones se llevaron a cabo en abril de 1931, el triunfo de los radicales puso de
manifiesto que la popularidad de los golpistas era menor que la prevista , la derrota precipito la
crisis de los proyectos de Uriburu , entonces se decide apurar el llamado a elecciones generales, se
beta la candidatura de Albear lo que genera una fuerte abstención de los radicales.

El Gobierno de Austin P Justo: Las elecciones de noviembre de 1931 termina ganando el partido de
la concordancia que lideraba Justo y se aglutinaban los conservadores, los radicales antipersona
listas y algunos socialistas independientes. Entonces sumada la tención radical se dio algo que
caracterizo la etapa que fue el tema del “Fraude”. Como vicepresidente lo acompañaba el hijo de
Julio A Roca, en su campaña electoral Justo planteaba un “regreso a la normalidad”, se había
distanciado del gobierno de Uriburu y pretendía erigirse en un defensor de las instituciones
democráticas. Sin embargo, el triunfo electoral basado en fraude y la proscripción del radicalismo
planteo un problema de legitimidad al nuevo gobierno. El gabinete, pese a que estaba integrado con
presencia de los conservadores, Justo tenía que gobernar tratando de balancear a los distintos
grupos partidarios integrantes de la coalición oficialista, el nuevo gobierno debía afrontar el
problema de mantenerse al poder, al no poder obtener apoya popular, recurrió a medidas
autoritarias y represivas, aunque mantuvo formalmente las instituciones democráticas. Para ello se
valió de 3 instrumentos políticos: El fraude, Las intervenciones federales a las provincias y la
violencia política. Todos estos sumados a hechos de corrupción. Llegando a 1937 Justo elige como
candidato de la concordancia a Roberto M Ortiz, quien pertenecía a la UCR anti personalista y como
vicepresidente por imposición de los conservadores a Ramón Castillo, Por otra parte los mandos del
ejército mantenían su lealtad al presidente. Con este apoyo y designación de un político como Ortiz,
carente de bases propias, justo procuraba garantizar su reelección en 1943.

Política internacional en los años 30

Esta época se caracterizó por la gran depresión a nivel mundial, la crisis de Wall Street y también por
el abandono de las políticas librecambistas a favor de acuerdos bilaterales pasando a uno de
políticas unilaterales. Argentina sigue esta política exterior y el ejemplo más acabado es el pacto
Roca-Runciman firmando en mayo de 1933, si bien por su alcance económico y significado político el
tratado firmado con Gran Bretaña más importante, durante ese mismo año y en 1934 se acordaron
convenios unilaterales con Bélgica, los países Bajos y Alemania, Suiza, España, Brasil y Chile.
Los efectos de la crisis en la argentina

Los problemas del sector externo: El primer impacto de la crisis en la argentina se produjo en el
sector externo, la balanza comercial en 1930 fue deficitaria y sumado a que el valor de los productos
agropecuarios bajo drásticamente, por otro lado se da un incremento en el proteccionismo en los
países europeos con lo cual era muy difícil la situación, a esto también se le adiciona que existe una
caída en los términos de intercambio, es decir los precios de los productos agrícolas caen más que
los industriales. Debido a la coyuntura internacional adversa, a la gran propensión a importar y a un
poder de compra interno que se mantenía elevado, no se podía equilibrar la balanza de pagos, lo
que presionaba sobre la cotización del peso. Las primeras ideas que busca el gobierno en términos
económicos fueron poner en práctica políticas ortodoxas con el objetivo de equilibrar el
presupuesto como base para estimular a los mercados a encontrar un nuevo punto de equilibrio, se
redujeron los salarios de los empleados públicos y se practicaron múltiples restricciones
presupuestarias. Pero al mismo tiempo comenzaron a tomarse medidas económicas en las que es el
estado jugaba un papel más importante. Con la llegada de Justo al poder asume como ministro
Pinedo y en octubre 1931 su primera medida importante fue adoptar lo que fue el “Control de
cambios” que consistía en la creación de una comisión de control de cambios que tenía por objetivo
fijar periódicamente el valor de las divisas y asegurar el pago de las obligaciones externas. Esto se
garantizaba mediante un sistema de permisos de cambio que distribuía las divisas disponibles en un
orden de prioridad, en un primer orden el pago de la deuda externa y en segunda instancia las
exportaciones necesarias para el desarrollo económico. Entonces la balanza comercial gracias a
esta medida paso de tener déficit de 284 millones de pesos a en 1930 a un superávit de 539 millones
en 1936, en tanto que los movimientos de capital se volvieron también positivos y el nivel de
reserva experimento una saludable alza. Es cierto que la mejora de las condiciones de la economía
también se debía a una mejora de la coyuntura mundial.

El pacto Roca-Runciman y el poder de las carnes:

En la década del 20 se había dado una disminución del dinamismo entre las relaciones económicas
de Argentina y Gran Bretaña y su importancia para los sectores más tradicionales del país se
manifestaron por tener un gran interés en poder solucionar los problemas que afectaban con los
vínculos bilaterales. Por el lado Argentino existía esta intención de colocar productos en particular
de la industria de la carne y por el lado de Gran Bretaña existía dificultad en la rendición de remesas
y divisas que generaba el país dado al control de cambios que se mencionaba antes, y estaban a la
ves endeudados por el aumento de los aranceles. Llegan a la Argentina para encontrar una solución
diplomática a esta situación, y buscaban que se mantenga la participación de los exportadores de
carne argentinos en el mercado Británico y quitar el control del comercio inferior al Pool frigorífico
anglo-norteamericano, porque esto generaba que gran parte de los productores de carne argentina
quedaran afuera del comercio exterior recibiendo muy poco a cambio de su producción. En 1933 la
argentina envía a Julio Argentino Roca, el vicepresidente de la nación, para intentar negociar el
mantenimiento de estas rutas de carne en el mercado Británico. Gran Bretaña pretendía una
asignación preferencial de las divisas, el desbloqueo de los fondos congelados y la reducción de los
aranceles. A cambio estaba dispuesta a aceptar la suspensión temporaria del pago del servicio de la
deuda externa. La Argentina, por su parte, no quería que se reduzca la cuota de “Chilled” carne
enfriada y que el gobierno local mantuviera control de esa cuota.
El 1 de Mayo de 1933 se firma este pacto, pero el resultado de las negociaciones satisfacía en mayor
parte de los pedidos del lado británico y no ofrecían demasiadas ventajas para el lado Argentino. En
resumen el pacto consistió en que se aseguraba la cuota de carne enfriando en el mercado inglés e
Inglaterra concedía una participación a los frigoríficos nacionales para exportación de carne
argentina mediante una cuota de 15% pero hasta que se cumplió esta cuota pasaron muchos años.
Se asumía el compromiso de tratar en forma preferencial las inversiones inglesas, y se aceptaba no
incrementar los aranceles sobre algunas importaciones británicas para productos como el carbón o
incluso reducirlos en algunos productos de este origen. Sumado a estas condiciones existieron
algunos acuerdos financieros complementando al pacto, establecieron un plan de emisión de bonos
a largo plazo para la negociación de las obligaciones que tenía argentina con gran Bretaña.
La argentina terminaba logrando que no se una contracción en relación a las exportaciones de carne
pero tampoco aseguraba la posición de los ganaderos, seguía existiendo una supremacía del Pool
anglo-norteamericano que tenía un cierto oligopolio en el manejo de la carne. Los ganaderos
entonces, volvieron a pedir la intervención del estado en su defensa. Los frigoríficos continuaban,
sin embargo, ejerciendo su dominio. Mientras que los precios en gran Bretaña seguían subiendo en
la argentina les pagaban un precio aún menor. En 1934 el entonces senador de santa fe, Lisandro la
Torre declaró que los ganaderos aún están siendo explotados por los frigoríficos y que a la ves el
estado tenia cierto rol y complicidad para que esta situación se mantenga, Por eso se propuso que
se designara una misión dedicada a la investigación de maniobras perjudícales para los productores
de la de la industria de la carne , noción aprobada para 1934 , la investigación llevo seis meses en los
que la comisión investigadora del comercio de carne debió luchar contra los obstáculos que le ponía
el tanto el gobierno nacional como los propios frigoríficos. Esta comisión especial demostró que
había un trato diferencial, Los frigoríficos imponían además condiciones inhumanas de trabajo a los
obreros, a quienes pagaban salarios miserables. Su poder apoyado con el aparato burocrático del
estado, era utilizado también para forzar una descapitalización de los pequeños frigoríficos
competidores y para desplazarlos por completo del mercado de exportaciones o absorberlos,
quebrantaban leyes, evadían impuestos. El ataque del político santafesino consistió no solo
denunciar la acción distorsiva del monopolio de los frigoríficos sino también la complicidad del
gobierno en las maniobras de dichos empresarios. La discusión termino con el asesinato, en el
mismo recinto del congreso de otro senador por santa fe. Enzo Bordabehere, amigo de Lisandro la
torre y a quien iban dirigidos aparentemente los disparos, uno de los crímenes más impactantes de
la historia argentina.

El pacto tenía una duración de 3 años y se renueva en 1936 con el pacto “Malbran-Eden” en este
caso las carnes argentinas fueron agravadas con un arancel del 20% sobre el precio de venta, que se
utilizaría para subvencionar a los ganaderos británicos que buscaban la protección sobre la
competencia extrajera y apoyo financiero oficial. A cambio de ello el gobierno argentino adquiría el
derecho distribuir los permisos de exportación entre los frigoríficos. Aunque esto no hizo que las
cuotas tuvieran modificaciones sustanciales. El nuevo tratado ponía de manifiesto con más claridad
que el anterior la debilidad del gobierno argentino en las negociaciones y la creciente dificultad para
sostener los pilares de la estructura productiva, la dependencia era muy alta con lo que podía hacer
con Gran Bretaña.
El intervencionismo de Estado

Con la llegada de Federico Pinedo al Palacio de hacienda como nuevo ministro de economía (Con el
presidente Justo ), y de Antonio Tomaso al frente de la carrera de agricultura, se había aplicado un
enfoque más global y de largo plazo, para lo cual recurrieron a una activa participación del estado en la
regulación y la orientación de la economía. A diferencia del gobierno de Uriburu que había intenta
proteger la coyuntura internacional de la economía del país y, especialmente, a los sectores económicos
más poderosos, de los efectos inmediatos de la crisis. Las medidas económicas implementadas por justo
y la llegada de pinedo, a partir de 1933, abarcaron simultáneamente cuatro frentes que pueden
individualizarse con fines expositivos, a pesar de que muchas de ellas estaban entrelazadas:

El control de cambios: Dentro del nuevo esquema jugo un papel fundamental, su funcionamiento reflejo
mejor que ningún otro instrumento el cambio de rumbo de gobierno, al convertirse en una clave para la
regulación de varios mercados. El control de cambios se dio en 3 etapas comenzando con la creación de
una comisión de control de cambios en 1931 integrados por el presidente del banco de la nación y 3
miembros del poder ejecutivo. Tenían la finalidad de Asegurar y siempre tener la cantidad de divisas
necesarias para hacer frente a las obligaciones financieras de la nación, evitar una mayor depreciación
de peso y asignación de divisas. La segunda etapa inicio durante la gestión de pinedo de 1933 a 1938, las
modificaciones fueron impulsadas por los perjuicios que la elevada cotización del peso causaba a los
agricultores y por la acumulación de cuantitativos fondos. Se modificó completamente el sistema, se
establecieron 2 tipos de cambio, un tipo comprador (fijado en 15 libras) al cual los exportadores estarían
obligados a vender sus divisas y un tipo vendedor que servía para establecer la cotización del peso para
los importadores. Y la tercera etapa fue de 1938 hasta 1940 con el deterioro de la posición económica y
financiera de 1938.

Regulaciones en el mercado de Bienes: A fin de evitar una mayor caída de la actividad interna, que
manifestaba ya una serie baja en sus niveles de ingreso y ocupación, desde 1931 comenzaron a crearse
diversas comisiones asesoras y juntas reguladoras, cuya finalidad era proponer soluciones y encarar
medidas para proteger a los intereses de los distintos sectores productivos: Cerealero, cárnico,
azucarero, vitivinícola, textil, etc. (Entre 1930 y 1940 se crearon 21 organismos autónomos y 25 sin
autonomía).

La política monetaria y creación del banco central: Una de las principales medidas de la época fue la
creación del banco central en 1935, que modifico de raíz el sistema implementado por la caja de
conversión, con el objetivo esencial de regular la moneda y el crédito, adaptando el circulante a las
necesidades de la actividad económica. El sistema existente hasta el momento se había visto ineficiente
para evitar la fuga de capitales, oro o devaluación durante la crisis y cuya rigidez en épocas de
convertibilidad impedían el manejo de la política monetaria, mientras que en momentos de
inconvertibilidad fomentaba el emisionismo incontrolado.

Las funciones principales del Banco serian: Detentar el privilegio exclusivo de la emisión de billetes en el
territorio nacional, mantener una reserva suficiente para mantener el valor del peso (equivalente al 25%
como mínimo de sus billetes en circulación y obligaciones a la vista), ya sea en oro, divisas o cambio
extranjero y regular la cantidad de crédito y de los medios de pago adaptándolos al volumen real de los
negocios a través de operaciones de redesdescuento en el sistema bancario y otro tipo de actividades.
El Banco debía ser un instrumento que fuera lo suficientemente flexible como para aplicar políticas
monetarias expansivas durante los momentos de depresión y contractivas durante los de expansión,
esto es una política anticíclica que calmara la amplitud de las fluctuaciones coyunturales.

El Banco central quedo constituido como una entidad de capital mixto, la mayoría de cuyo directorio se
elegía por los bancos accionistas y con un marcado grado de presidencia política en su conducción. Los
dirigentes eran elegidos por el poder Ejecutivo con acuerdo del Senado, a partir de ternas propuestas
por la asamblea de bancos accionistas. Finalmente el Banco Central comenzó sus actividades en junio de
1935.

Otra de las organizaciones que se creó en esa época fue el Instituto Movilizador de Inversiones
Bancarias, que se fundó para hacerse cargo de los créditos que algunos bancos no podían cobrar debido
a la crisis y que los podían arrastrar a la quiebra. El instituto procuraba sobre todo auxiliar al banco
central y a bancos comerciales que se hallaran en dificultades, por considerar que ello perjudicaba el
interés público.

La política fiscal

La política fiscal surgió a partir de 1933 una serie de trasformaciones en diversos aspectos, el más
novedoso fue un significativo aumento del gasto, que se relacionó con un importante crecimiento de la
inversión pública y la creación de organismos reguladores ya analizados. Con respecto a las inversiones,
debe destacarse el importante programa de construcción de caminos que, además de incrementar el
nivel de empleo, estimulo la demanda de automóviles y camiones, agudizando la declinación de los
ferrocarriles. El desarrollo de automóviles constituyo un importante avance de los capitales
norteamericanos sobre posiciones ingleses vinculadas al ferrocarril. El aumento del gasto implicaba un
serio problema para el gobierno, debido a que la recaudación fiscal se estructuraba en función de los
ingresos aduaneros, sensiblemente afectados por el descenso de comercio exterior a causa de la crisis.

El impuesto a los réditos o a las ganancias fue quizás la medida más conocida, ya que constituía una
novedad, más política que económica, al gravar las ganancias de los ciudadanos y de las empresas. A la
vez se toma la decisión de incorporar un impuesto a las ventas, estos impuestos se implementan por la
caída del comercio internacional y la argentina en su estructura interna, esta principalmente venia de la
recaudación aduanera que en 1930 aportaba un 57% de los recursos, cayo a menos del 30% a fines de la
década, en el mismo periodo los impuestos internos crecieron del 17 al 23% y el nuevo impuesto a los
réditos aporto un 13% de la recaudación total. Y esto por la necesidad de financiar la propia subsistencia
del estado, el resultado de la reforma tributaria fue un gran incremento de la recaudación, que mejoro
paulatinamente la situación económica.

La influencia del grupo Pinedo-Prebish y el plan reactivación económica de 1940

Este grupo que adquirió protagonismo como el equipo técnico-profesional que diseño la política
económica de los años 30, vuelve en los 40 hay una situación económica difícil y generalmente
complicada, entonces junto con su equipo (Prebish con un rol importante) elabora un programa para
activar la economía, que contenía instrumentos Keynesianos orientados a fortalecer la balanza de pagos
e inducir al mismo tiempo, una expansión del ingreso y la producción nacional. Había que dirigir la
atención al mercado interno y fortalecer la economía en forma compatible con las limitaciones que
imponía el delicado estado del sector externo.
Algunos autores lo mencionan como el primer plan formal que existe en la argentina, no se termina
aplicando porque no pasa el congreso, existió resistencia de los sectores conservadores, pero explicitaba
la necesidad de proteger y desarrollar la industria nacional y se tenía la necesidad de incrementar
demanda interna para activar el aparato productivo, planteaba una reforma financiera, la
implementación de un régimen para el sector industrial, en definitiva buscar revitalizar la economía
local y a la vez generar las condiciones para poder absorber los sectores que no se podía colocar en el
exterior, está bien planteada la necesidad de un control de importaciones para mejorar la balanza
comercial y estimulas las exportaciones a través de incentivos cambiarios, facilidades financieras y
modificaciones arancelarias, el plan proponía especial énfasis en la reorientación del comercio exterior,
en donde Brasil y EE.UU estaban llamados a tener un papel importante.

El plan económico fue aprobado por el senado, aunque sin demasiado entusiasmo, pero no llego a
tratarse en la cámara de diputados por la oposición de los radicales y finalmente le costó su opuesto. La
ambigüedad del plan explica porque no fue aceptado, por un lado se proponía medidas tendientes a la
industrialización, que eran buen vistas por los empresarios industriales, pero obtenía opiniones más
divididas entre los propietarios rurales. Por otro lado se buscaba un acercamiento con EE.UU deseado
por los sectores de la industria y finanzas pero muchos sectores conservadores querían mantener las
relaciones con Gran Bretaña. Este gran proyecto industrializador difiere con el peronismo porque ambos
se apoyan en bases económicas, políticas, sociales diferentes.

La agonía del régimen conservador, el golpe de estado de 1943 y el gobierno militar.

En 1937 asume Ortiz a la presidencia, era de origen radical pero del ala anti personalistas, como
vicepresidente asume Castillo, que era un representante de los sectores más conservadores de la
concordancia, y es importante señalar porque Ortiz en 1940 fue declarado urgente de diabetes, y delega
el poder a Castillo. Pero la posición política de castillo era débil y debió hacer concesiones. Así en
septiembre de 1940, nombro un gabinete integrado por figuras del ala liberal de la coalición
gobernante, como el ministro de relaciones exteriores, Julio Roca, y el ministro de Hacienda, Federico
Pinedo.

Se daban ciertas características en este gobierno, el disgusto de ciertos sectores sociales, presiones
internacionales por estar en puerta de la segunda guerra mundial, argentina tuvo muchas presiones, y
más por parte de los EE.UU para formar parte de los aliados y siempre se dio una dicotomía al interior
de los gobernantes y los sectores de poder entre entrar a la guerra por parte de los aliados o
mantenerse neutral.

Este gobierno débil se ve obligado a llamar a elecciones en 1943, Castillo quien era el presidente lleva a
esto, porque se da cierta ruptura al interior del gobierno por un manifiesto que en du enfermedad
escribe Ortiz, él estaba casi ciego, pero no conforme con el rol del viraje a las viejas prácticas que había
tomado el gobierno, y causa mayor tensión al interior del oficialismo. Se llama a elecciones en el 43,
castillo se ve favorecido, porque era una situación ventajosa temporal, porque entre 1942 y 1943
mueren diversas personalidades de relevancia política como Ortiz, Albear, Justo y Roca. Y esto genera un
rol a la hora de elegir su sucesor y elige a Robustiano Patrón Costas era un gran terrateniente salteño
conservador.
Pero ya dado todo este proceso, para 1943 luego de 13 años de recurrentes fraudes de cada elección, el
desprestigio e ilegitimidad del régimen, los interrogantes sobre la continuidad del proceso de
industrialización del mundo post guerra, el tipo de relación con las potencias centrales y la participación
política de nuevos sectores sociales surgidos en los últimos años, planteaban cuestiones que no tenían
respuesta por parte de la vieja dirigente. Esto lleva a que las fuerzas Armadas se proyectaran
nuevamente al primer plano de la escena política nacional, creyendo poder resolver los problemas
pendientes. Sumado a todo esto gracias al proceso de centralización más que nada, existe una nueva
configuración en la cultura social argentina, en este caso a diferencia de los 30, fue un gran flujo
migratorio desde el interior del país, gracias a este proceso llevo a una mejor urbanización y a
concentración de poblaciones alrededor de las principales ciudades sobre todo el litoral y al a la
provincia de buenas aires. Estos sectores vienen del interior van a ser fundamentales en el proceso de
perón al poder, ya que en ese momento no encontraban representación en el poder.

Entonces en junio de 1943 un sector de los militares realiza un golpe de estado enunciando los fraudes
y corrupción del gobierno, asimismo prometieron castigar a los culpables y se comprometieron a
castigar a los culpables y se comprometieron a restituir al pueblo sus derechos y garantías.

Las dificultades del agro en los años 30.

En 1930 donde el derrumbe de la demanda externa y la importante recesión agrícola desempeñaron un


papel fundamental, los gobiernos argentinos ensayaron distintas estrategias para enfrentar aquellos
críticos años. La capacidad de importación se vio reducida, no tanto por la caída física de las
exportaciones como por la evolución adversa de los términos del intercambio. Argentina fue el único
país de américa latina que no suspendió los servicios de la deuda externa ya que los exportadores de
alimentos de zonas templadas como lo era argentina sufrieron relativamente menos el impacto de la
crisis porque la demanda de esos productos mostro una elasticidad-ingreso baja.

La caída de la rentabilidad del agro obligo a las autoridades argentinas a tomar una serie de medidas
para defender los intereses del sector, pero sin abandonar su permanente aspiración a restituir el
librecambio. Comenzando por el control de cambios en 1931 el estado tomo algunas medidas
específicas y coyunturales en torno del sector granero, éntrelas cuales se destacó: la creación de la junta
reguladora de granos en noviembre de 1933 con el objetivo de establecer precios mínimos para los
granos, en momentos en que se produjera una baja peligrosa de las cotizaciones para el sector
productivo. Los fondos necesarios para la compra de las cosechas le eran provistos por el banco de la
nación argentina quien a su vez los obtenía de la diferencia entre los precios de compra y venta de las
divisas negociadas en la comisión de control de cambios.

Por otra parte, en cuanto a la estructura de tenencia de la tierra, la situación había cambiado en los años
30, con respecto a principios de siglo, pero en un sentido contrario al que podía esperarse; aumentando
la precarización de los sistemas de tenencia.
El proceso de industrialización

LOS ESTIMULOS: POLITICA Y MERCADO

Solo hacia 1913, el sector manufacturero volvió a cobrar impulso. Pero si en el decenio anterior la
dinámica tenía mucho de espontaneo, ahora la política económica jugaba un rol más importante. A LAS
CARACTERISTICAS FAVORABLES señaladas (tamaño de mercado, concentración urbana, oferta de
trabajo etc.) se le añaden las MEDIDAS IMPLEMENTADAS PARA SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE LA
BALANZA COMERCIAL: fundamentalmente el aumento de los aranceles y aforos, la devaluación
cambiaria y la operatoria de la oficina de control de cambios, que generaban una mayor protección
frente a la competencia externa y estimulaban el ingreso de capitales desde el exterior. La evolución de
los precios relativos del sector industrial también contribuía a conformar una tasa de rentabilidad
atractiva, que se complementaba con una gran estabilidad del salario real y una creciente disponibilidad
de mano de obra por la migración de trabajadores del campo a la ciudad. Otro importante ESTIMULO
para algunos sectores provino de la propia actividad del estado. Sustento el crecimiento del sector de la
construcción y de las industrias conexas proveedoras de insumos intermedios.

El crecimiento industrial.

La expansión de la industria textil satisfacía la creciente demanda del mercado interno.

El conjunto de ramas vinculadas al sector de automotores se convirtió también en un factor de


crecimiento. Otro sector cuya aparición en escala importante data de esta época es el de maquinarias y
artefactos eléctricos (en especial la producción de electrodomésticos y de materiales eléctricos como
cables y lámparas).

En general las ramas de mayor crecimiento eran aquellas que producían bienes de consumo finales, con
mayor intensidad en la utilización de mano de obra que en bienes de capital.

El consejo nacional de posguerra y los debates sobre la industrialización

La creación del consejo nacional de posguerra, el 25 de agosto de 1944, dependiente de la


vicepresidencia de la nación y precedido por el propio perón, en el que se encontraban representados
distintos sectores de la opinión pública y grupos de interés, respondió al espíritu de la época, marcado
por la experiencia del new deal en los estados unidos, por un lado, y por la de la planificación soviética y
las ya fracasadas del fascismo y el nazismo por otro. La guerra misma y la formación militar de perón
daban un contenido estratégico a la formulación de planes económicos y sociales de mediano plazo que
se traducirían luego a partir de 1946 en los dos planes quinquenales de los gobiernos peronistas. Las
conclusiones a las que llega el consejo nacional de posguerra era el sentido que debía darse al proceso
de industrialización por sustitución de importaciones acelerado por la crisis económica internacional,
primero, y la guerra luego.