Está en la página 1de 4

Mission Arlington/Mission Metroplex Adult Curriculum

¿ Cómo Puedo Ser Bondadoso?

Lección 44 Lucas 10:25-37


Alumbre su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de
Versículo de
memoria
ustedes y alben al Padre que está en el cielo. Mateo 5:16

En la historia de hoy un líder religioso le hace un pregunta a Jesús.


Introducción

Lucas 10:25-29
En esto se presentó un experto en la ley y, para poner a prueba a Jesús, le hizo
Escritura esta pregunta:
— Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?
Jesús replicó:
— ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo la interpretas tú?
Como respuesta el hombre citó:
— "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser, con todas tus
fuerzas y con toda tu mente", y: "Ama a tu prójimo como a ti mismo."
— Bien contestado — le dijo Jesús —. Haz eso y vivirás.
Pero él quería justificarse, así que le preguntó a Jesús:
¿Y quién es mi prójimo?

Pregunte: ¿Que quería saber el líder religioso?


Discusión El hombre quería saber como podía llegar al cielo.

Pregunte: ¿Que le dijo a Jesús para justificarse?


Le dijo que el había guardado la ley.

Pregunte: ¿Que le pregunto a Jesús?


¿Quién es mi prójimo?

El líder religioso quería quedar bien ante la gente. Quería que la gente supiera que hacia
buenas obras.
Lucas 10:30
Discusión 30 Jesús respondió:
— Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de unos ladrones.
Le quitaron la ropa, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto.

Un hombre viajaba en un camino cuando oyó un ruido. Él caminaba por un camino que
era muy peligroso. Él sabía que ladrones se escondían para tender una emboscada y
atacar a la gente.
Dicho y hecho, los ladrones brincaron de atrás de una roca y atacaron al hombre.
¡Tomaron todo su dinero e incluso su ropa! Lo hirieron tan gravemente que él no podía
levantarse.

Él se quedó allí incapaz de llamar para pedir ayuda.

Lucas 10:31
Resulta que viajaba por el mismo camino un sacerdote quien, al verlo, se desvió y
siguió de largo

De repente, él oyó pasos. Él intentó gritar, pero nada salió de su boca. El hombre que
caminaba cerca era un sacerdote, así que pensó que él conseguiría ayuda.

Pregunte: ¿Que hizo el sacerdote?


¡Créalo o no, el sacerdote pasó, pero no le ayudó!

El hombre se asombró. Estaba lastimado y el sacerdote no le ayudó.

Los sacerdotes eran líderes religiosos de los judíos. Ellos conocían la ley de Dios. Ellos
ayudaban a otros entender la ley de Dios.

Si había alguien que debería ayudar al hombre herido debería ser el sacerdote.

Lucas 10:32
Así también llegó a aquel lugar un levita, y al verlo, se desvió y siguió de largo.

Entonces, otra vez, él oyó pasos. Esta vez él esperaba que alguien parara y le ayudara.
Él vio que el hombre era un levita. Eso significa que el hombre ayudaba en la iglesia.
¿Se puede imaginar lo qué sucedió?

Pregunte: ¿Que hizo el levita?


¡El levita se pasó! ¡Este hombre tampoco no le ayudó! Ninguno de los hombres tuvo
compasión por el hombre lastimado. La compasión significa que te sientes triste para
alguien que está herido e intentas ayudarle. Pues, el hombre se quedó allí esperando que
alguien viniera a ayudarle.

Lesson Page 2
Lucas 10:33
Aplicación Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba el hombre y, viéndolo, se
compadeció de él.

Pregunte: ¿Que dice la Biblia que sintió el samaritano?


El hombre samaritano tuvo compasión del hombre herido.

Entonces, un hombre de otra cultura pasó por el camino. Las esperanzas del hombre
herido se terminaron, pensó él. Él podía ver que el hombre no era como él. Él sabía que
el hombre era diferente y probablemente no pararía.

¿Quiere saber algo extraño? Créalo o no, el hombre bueno era un Samaritano. Los
samaritanos eran una mezcla de judíos y otras razas. Por eso los judíos no querían a los
samaritanos. La cultura era diferente. Generalmente las dos culturas diferentes
permanecían alejadas la una de la otra. Nunca se hablaba el uno al otro. Los judíos ni
pasaban por Samaria. Preferían darse una vuelta larga. Claro que esta actitud no agrada a
Dios.

Lucas 10:34
Se acercó, le curó las heridas con vino y aceite, y se las vendó. Luego lo montó sobre
su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó.

¡Lo que sucedió después fue asombroso!

Pregunte: ¿Que hizo el samaritano?


1. El hombre samaritano tuvo compasión del hombre herido.
2. Él vio que estaba herido y le ayudó.
3. Él vendó sus heridas y le cuidó.
Él puso al hombre herido en su burro y le trajo al motel.

Este hombre fue tan bondadoso con el hombre que estaba herido. Le ayudó y le cuidó.

Lucas 10:35
Al día siguiente, sacó dos monedas de plata y se las dio al dueño del alojamiento.
"Cuídemelo —le dijo—, y lo que gaste usted de más, se lo pagaré cuando yo
vuelva."

Pregunte: ¿Que más hizo el samaritano?


El hombre samaritano tomo dinero para pagar por el alojamiento de una persona extraña
a quien no conocía.

Pregunte: ¿Que hizo demás el samaritano?


El hombre samaritano le dijo al mesonero que si gastaba más dinero que lo ya le había
dado se lo pagaría cuando regresará.

Lesson Page 3
Este hecho indica que el hombre samaritano no se contentó con todo lo que ya había
Aplicación hecho por el hombre herido. Sus planes eran de regresar y de asegurar que el hombre
estaba bien cuidado.

Lucas 10:36-37
¿Cuál de estos tres piensas que demostró ser el prójimo del que cayó en manos de
los ladrones?
— El que se compadeció de él — contestó el experto en la ley.

Pregunte: ¿Quién demostró ser el prójimo?


El que tuvo compasión demostró ser el prójimo.

Pregunte: ¿Que enseñanza quería dar Jesús con la historia del buen samaritano?
Jesús quiere que tengamos compasión con otros también. El samaritano hizo todo sin
esperar que el hombre herido le fuera pagar. Mostró gracia y misericordia y eso a
alguien que no era de su familia. El hombre no era conocido, no era alguien conocido, ni
siquiera era de su misma raza.

Tal vez no tendremos la oportunidad de ayudar a alguien que ha sido golpeado, pero
podemos ayudar de otras maneras para demostrar que nos interesa.

Pregunte: ¿Cómo es el pecado como los ladrones?


El pecado es como los hombres que asaltaron al hombre herido. El pecado nos hiere. El
pecado nos roba de nuestros bienes, de nuestra salud y nos deja abandonados e heridos.
En ocasión el pecado es tal que quedamos casi muertos. El pecado nos separa de Dios.

Pregunte: ¿Cómo es Jesús como el buen samaritano?


Jesús nos cuidó como el samaritano cuidó del hombre. Él nos amó tanto que él hizo algo
por nosotros para ayudarnos. Éramos como el hombre herido.

Jesús es como el buen samaritano. Él hizo algo para ayudarnos y cuidar de nosotros.
Jesús murió en nuestro lugar por todas las cosas malas que hemos hecho. Si creemos en
Él, Jesús quitará todas las cosas malas y limpiará nuestros corazones. ¡Entonces,
podemos ser limpios e ir al cielo un día!

Pregunte: ¿Le gustaría que Jesús cambie su vida?


Dios quiere cambiar nuestras vidas y nuestros corazones. Dios quiere que le conozcamos
y que conozcamos su amor. Pero Dios no nos lleva a la fuerza. Dios espera que lo
invitemos a ser parte de nuestras vidas.

Romanos 10:9-10
Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo
levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser
justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.
Romanos 10:9-10 nos dice que tenemos que hacer dos cosas. Primero, confesar con
nuestra boca que Cristo es el Señor. Segundo tenemos creer en nuestro corazón que Dios
le levantó de los muertos y entonces seremos salvos y tendremos esa nueva vida.

Lesson Page 4

También podría gustarte