Está en la página 1de 3

Política Fiscal

¿Qué es?

La política fiscal se puede definir como el uso del volumen de gasto público y de recaudación
de impuestos para incluir en la evolución de la economía de un país o región. (Buján, 2018)

Los dos principales instrumentos de la política fiscal son el gasto público y los impuestos.
Los cambios en el nivel y la composición de los impuestos y el gasto público pueden influir
en las siguientes variables en la economía:

 La demanda agregada y el nivel de actividad económica


 El patrón de asignación de recursos
 La distribución de los ingresos.

La política fiscal se refiere al efecto global de los resultados del presupuesto en la actividad
económica. (Buján, 2018)

Escenarios

Las posiciones posibles de la política fiscal son: expansiva, contractiva o restrictiva, y


neutral.

Política Expansiva

Una Política Fiscal Expansiva implica un aumento neto del gasto público a través de
aumentos en el gasto público o una menor recaudación fiscal (a través de reducciones de los
tipos impositivos) o una combinación de ambos. Esto dará lugar a un déficit presupuestario
mayor o un menor superávit. La Política fiscal expansiva se asocia generalmente con
aumentos del déficit fiscal. (Buján, 2018)

Asimismo, la política expansiva se lleva a cabo en situaciones de decrecimiento económico


y cuando hay altos niveles de paro, el Gobierno tendrá que aplicar una política fiscal
expansiva para aumentar el gasto agregado (Consumo + Inversión + Gasto + Exportaciones
– Importaciones), aumentando la renta efectiva y para disminuir la tasa de paro. La política
fiscal expansiva puede ser de cuatro tipos o vías de aplicación: (Sánchez, 2018)
1. Una reducción de los impuestos, consiguiendo un impacto positivo sobre el consumo.
2. Un aumento de los gastos del Gobierno, desplazando al alza el gasto agregado.
3. Estímulos a la inversión privada a través de bonificaciones o exenciones fiscales. La
finalidad es provocar aumentos en la demanda agregada.
4. Incentivos fiscales para estimular la demanda de los no residentes (mayores
exportaciones netas)

Política Contractiva

También se denomina política fiscal restrictiva. Una Política Fiscal Restrictiva o Contractiva
se produce cuando el gasto neto del gobierno se reduce ya sea a través de mayor recaudación
fiscal (sin modificar los tipos impositivos) o reducción del gasto público o una combinación
de los dos. Esto llevaría a un déficit fiscal menor o un mayor superávit que el previamente
planeado por el gobierno. Una Política de contracción fiscal se asocia generalmente con la
búsqueda de un superávit público. La idea de utilizar la política fiscal para luchar contra la
recesión fue presentada por John Maynard Keynes en la década de 1930, en parte como
respuesta a la Gran Depresión. (Buján, 2018)

Además, la política contractiva es cuando existe una situación inflacionista provocada por un
exceso de demanda agregada. En este caso sería necesaria una aplicación de política fiscal
restrictiva, procediendo de forma contraria para reducir el gasto agregado. (Sánchez, 2018)

1. Se aumentarían los impuestos.


2. Se reduciría el gasto público.
3. Se actuaría para desalentar las inversiones privadas y las exportaciones netas
(menores exportaciones netas).
Política Neutral

Una postura neutral de la política fiscal implica un presupuesto equilibrado en el que G = T


(gasto público = ingresos fiscales). El gasto gubernamental es financiado íntegramente por
los ingresos fiscales y en general los resultados del presupuesto tiene un efecto neutro en el
nivel de actividad económica.

¿Cómo afecta la política a una empresa en competencia perfecta?