Está en la página 1de 4

MADRE CORAJE Y SUS HIJOS

1.1. BIOGRAFÍA DEL AUTOR. Bertolt Brecht (1898-1956). Poeta, director teatral y dramaturgo
alemán, cuyo tratamiento original y distanciado de los temas sociales y de los experimentos
revolucionarios ha influido enormemente en la creación y en las producciones teatrales
modernas. Brecht nació el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo (Baviera) (Ale-mania) en la
familia de Pequeños Indus¬triales (burguesía). Renunció a sus comodidades de clase para
alternar con obreros y marginales. Se formó en las universidades de Munich y Berlín;
estudió Medicina en Munich y participó como enfermero en la primera Guerra Mundial.
Fue ayudante del famoso director teatral Max Reinhardt y en la post de la Primera. Guerra
Mundial com¬puso algunas obras líricas, seguidas de su drama "Tambores de la noche" que
le dio fama y el Premio Kleist en 1922. Por esta época, comparte experiencias con el Teatro
Político de Erwin Piscator, así se va acercando al Marxismo (que se convertiría en el eje de
su obra) y produce Dramas Didácticos de neto propósito pedagógico. Poco más tarde formó
su propia compañía. En 1924, aparece como asesor teatral en el Deutsches Theater de
Berlín, bajo la dirección de Max Reinhardt. Sus primeras obras muestran la influencia del
expresionismo, el principal movimiento dramático de la época. En 1928, escribió un drama
musical, La ópera de los cuatro cuartos (conocida también como de los tres peniques, tres
centavos o de la perra gorda), con el compositor alemán Kurt Weill. Este musical, basado
en La ópera del mendigo (1728) del dramaturgo inglés John Gay, era una cáustica sátira del
capitalismo y se convirtió en el éxito teatral más importante de Brecht. Se estrenó en 1928
en Berlín. En 1924, había empezado Brecht a estudiar el marxismo, y, desde 1928 hasta la
llegada de Hitler al poder, escribió y estrenó varios dramas didácticos musicales. La ópera
Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (1927-1929), también con música de Weill,
volvía a criticar severamente el capitalismo. La preocupación por la justicia fue un tema
fundamental en su obra. Durante este periodo inicial de su carrera, Brecht dirigía a los
actores y empezó a desarrollar una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico.
Rechazaba los métodos del teatro realista tradicional y prefería una forma narrativa más
libre en la que usar mecanismos de distanciamiento tales como los apartes y las máscaras
para evitar que el espectador se identificara con los personajes de la escena. Consideraba
la “distanciación”, como esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso
reducía su respuesta emocional y, por el contrario, le obligaba a pensar. Ejemplos de obras
de este tipo son: La toma de medidas, La excepción y la regla, El que dice sí y el que dice no,
ésta última supone la expresión más radical del propósito socialista de Brecht. Marxista
convencido y enemigo acérrimo del nazismo tuvo que emigrar. A causa de su oposición al
gobierno de Hitler, se vio forzado a huir de Alemania en 1933. Vivió primero en Escandinavia
y se estableció finalmente en California en 1941. Durante esos años de exilio produjo
algunas de sus mejores obras, La vida de Galileo Galilei (1938-1939), Madre Coraje y sus
hijos (1941), que consolidaron su reputación como importante dramaturgo, y El círculo de
tiza caucasiano (1944-1945). Brecht se consideraba a sí mismo un hombre de teatro que se
había liberado de las tendencias del teatro expresionista para experimentar con nuevas
formas. Quería mostrar que ese cambio no sólo era posible sino necesario. Su versátil
empleo de la lengua y de las formas poéticas —lenguaje clásico mezclado con el habla
coloquial, versos libres e irregulares— lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a
llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. En 1948,
final de la segunda guerra mundial, Brecht volvió a Alemania, se estableció en Berlín Este y
fundó su propia compañía teatral, el Berliner Ensemble. Contrajo matrimonio con Helene
Welgel convirtiéndose en su principal colaboradora con quien presento una adaptación de
la obra «La Madre» de Máximo Gorki. Se esforzó en dar al teatro una nueva base teórica.
Para el drama es una realidad demostrada y en Consecuencia, debe ser una escuela de
formación política, y estar íntimamente ligado a los anhelos de la colectividad. Es el iniciador
del llamado teatro de ideas (vanguardismo), que plantea la comunica¬ción entre actores y
espectadores de acuerdo a esta nueva orientación, por ejemplo se permite interrup¬ciones
de los actores en plena escena para dirigirse al público. Fue una figura controvertida en la
Europa del Este, ya que su pesimismo moral chocaba con el ideal soviético del realismo
socialista. A lo largo de su vida escribió también varias colecciones de poemas, que, con sus
obras de teatro, lo sitúan entre los más grandes autores alemanes. Murió el 14 de agosto
de 1956 en Berlín.

TEMA PRINCIPAL: Peripecias y miserias de quienes se ven envueltos, directa o indirectamente,


en los hechos en la crónica de la guerra de los treinta años (1618-1648) entre católicos y
protestantes.

ARGUMENTO. Trata de las peripecias y miserias de quienes se ven envueltos, directa o


indirectamente, en los hechos de la guerra. Basada en la crónica de la guerra de los treinta
años (1618-1648) entre cató¬licos y protestantes Brecht la estreno en 1937 para denunciar los
preparativos bélicos del nazismo, Madre Coraje va de uno a otro campo de batalla empujando
su pesada carreta para obtener susten¬to pura sus hijos, sufre maltratos pero su destino es la
vida. Sus hijos se enrolan al ejercito, solo su hija Catalina la sigue. En el transcurso de la guerra
uno a uno sus hijos van muriendo. Así. Catalina muere acribillada por los soldados, luego de un
acto esforzado y heroico. La guerra continúa y madre Coraje también prosigue como el pueblo
anónimo, en la larga marcha por la subsistencia y la vida. Era la primavera de 1624, en Dalarne,
el Capitán General Oxenstierna engancha tropas para su campaña a Polonia. A la vivandera
Anna Ferling, conocida por el nombre de madre Coraje, se le va un hijo. En los años 1625 y
1626 la Madre coraje atraviesa Polonia, junto al bagaje de los ejércitos suecos. Frente a la
fortaleza de Wallhof se encuentra de nuevo con su hijo. Exitosa venta de un capón y días de
gloria para el hijo temerario. Pasados otros tres años, madre Coraje cae prisionera, junto a una
parte de un regimiento finés. Logra salvar a su hija, así como su carreta, pero muere su hijo
probo. Madre Coraje canta la canción de la Gran Capitulación. Han transcurrido dos años. La
guerra se extiende por regiones más y más amplias. En viajes sin pausa, la pequeña carreta de
la coraje atraviesa Polonia, Moravia, Baviera, Italia y nuevamente Baviera, Italia y nuevamente
Baviera, 1631. La victoria de Tylly en Magdeburgo le cuesta a Madre coraje cuatro camisas de
oficial. Madre Coraje termina con su carrera mercantil. Ese mismo año, el rey de los suecos,
Gustavo Adolfo, caen en la batalla de Lützen. La paz amenaza arruinar el negocio de Madre
coraje. El hijo temerario de la Coraje comete una hazaña más de la cuenta, y halla un fin
ignominioso. Ya pasaron 16 años y la gran guerra de religión dura todavía. Alemania ha
perdido más de la mitad de su población. Violenta epidemias matan lo que ha sobrado de las
matanzas. El hambre desuela comarcas otrora florecientes. Lobos recorren las ciudades
reducidas a escombros. En otoño del año 1634 encontramos a la Coraje en los montes
alemanes de Fichtelgebirge, apartada un poco del camino real, que recorren los ejércitos
suecos. En ese año el invierno se ha anticipado y es duro: los negocios van mal, y no que da
otro remedio que mendigar. El cocinero recibe una carta de Utrecht, y es despedido. Durante
el año 1635, Madre coraje y su hija Catalina marchan por las carreteras de la Alemania Central,
siguiendo a los ejércitos, que están cada vez más harapientos. Enero de 1636. Las tropas
imperiales amenazan la ciudad evangélica Halle. La piedra comienza a hablar. Madre Coraje
pierde a su hija y sigue sola su marcha. Y falta mucho aún para que la guerra termine.

PERSONAJES.
3.7.1. PRINCIPALES. - Madre Coraje.
3.7.2. SECUNDARIOS - Catalina. - Eilif. - Queso Suizo. - Andruchow - Pastor. - Cocinero. - Ivette.
- Capitán General. - Mutarrese - Alistador - Sargento - Intendente - Tuerto - Papista. - Soldado
1º. - Soldado 2°. - Poldi. - Escribiente. - Soldado Joven. - Soldado Viejo. - Maturrese - Soldado
1°. - Campesina. - Esther Ducasse - Soldado 2° - Campesino - Escribiente - Borracho -
Campesino Joven - Anciana - Capitán - Lugarteniente. - Abanderado. - Matarrese - Soldado 1°. -
Soldado 2°. - Campesino Viejo. - Campesino Joven. - Campesina. - Soldados, Gente de Pueblo,
etc.

TEATRAL. EL EFECTO DE DISTANCIACION EN EL TEATRO DE “LA MADRE CORAJE Y SUS HIJOS”


Renovando la Técnica Teatral, Brecht utilizó "El efecto de distanciación" para que el
espectador no se sintiera identificado sentimentalmente con el personaje, de tal modo que
apartándolo pudiera juzgarlo de un modo objetivo. Para ello, Brecht colocó la Reflexión entre
el espectador y el personaje, para que aquél enjuicie ética y políticamente el tema que
especia. Así pues, todos los procesos son "distanciados": Se los hace contradictorios y
desacostumbrados, a fin de que el espectador no dé nada por sentado y, al meditar, arribe a
conclusiones y soluciones propias.

RECURSOS Para lograr el "Verfremdung-seffekt" (Efecto de Distanciación), Brecht no escatimó


ningún recurso: Para inducir a que el espectador medite, un actor prescindía del papel que
representaba, se volvía en dirección del público y comentaba con él algunas situaciones.
También, Brecht interrumpe las escenas con "songs", canciones que proponen reflexiones de
carácter gene¬ral. Bandas sonoras. Uso de máscaras, sobre todo en obras didácticas. Carteles
explicativos. Proyecciones de cine y slides. Decorados inverosímiles Prólogos recitativos. • Con
estos recursos pretendía activar comunitariamente al espectador para que no tenga una
ilusión dramática irreal y convencerlo que está frente a un Teatro Consciente (Estas Tesis las
planteó Brecht en la "Escena Callejera"). • Todo debería desmantelar el "Ilusionismo" que
alejaba al espec¬tador de la realidad y su problemática. Estos recursos impedían que el público
se identificara con los actores para evitar la Catarsis Aristotélica.

MENSAJE. La guerra a causa del credo y la fe de los hombres es un problema que es necesario
definir. El predominio y la ganancia de adeptos por parte de quienes lideran cada bando ha
hecho de ello una guerra que ha costado a un sinnúmero de víctimas en los países de Europa,
en tanto, a nosotros los hombres actuales tenemos el compromiso de reflexionar y evitar en lo
posible estas divergencias.