Está en la página 1de 3

¿Qué es la inteligencia?

La inteligencia es una capacidad mental muy general que implica habilidad para razonar,
planificar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas,
aprender con rapidez y aprender de la experiencia.

No supone el mero aprendizaje de un texto, una habilidad académica específica, o resolver


test de forma habilidosa.

Más bien refleja una capacidad amplia y profunda para la comprensión del entorno, para ser
capaz de capturar el significado de las cosas y darles un sentido, o para ingeniárselas a la hora
de saber qué hacer.

La inteligencia, así definida, puede ser medida, y los test de inteligencia la miden
correctamente. Si bien existen distintos tipos de test de inteligencia, todos ellos miden la
misma inteligencia.

Modelos de la inteligencia

Respecto a las capacidades cognitivas, se han propuesto los siguientes modelos:

Modelo Unitario: Como una capacidad unitaria denominada "g", según la propuesta de
Spearman ( 1904,1923), y que dirige la elaboración del trabajo intelectual que consiste en
descubrir las relaciones entre los distintos elementos, por un lado, y entre las relaciones y los
elementos concretos, por otro.

Modelo Dicotómico: Rechaza la interpretación unitaria de la inteligencia a favor de un punto


de vista que la define como una estructura dependiente de dos tipos de capacidades. Según
Horn y Cattell( 1966), la inteligencia fluida "If" y la inteligencia cristalizada "Ic", ambas
positivamente asociadas, pues el logro de determinados niveles de la cristalizada depende de
las experiencias de aprendizaje vivenciadas relacionadas con la fluida.

Modelo Multifactorial: De las que, unas resaltan el valor cuantitativo de los factores, es decir,
los resultados obtenidos en sus mediciones. Es el caso de Thurston (1938), quien define la
inteligencia como un conjunto de factores primarios independientes. Otros, como las de
Guilford ( 1982), que proponen múltiples factores, pero priorizan el proceso más que el
producto.

Modelo Jerárquico: Los enfoques jerárquicos tienden a combinar la naturaleza unitaria de la


inteligencia con explicaciones factorialistas al considerarla como un constructo superordenado
y a los factores como entidades subordinadas a la estructura general. Sus más caracterizados
representantes son Vernon (1956) y Carroll (1993).

Modelo de la Inteligencia Múltiple: Entre las diversas propuestas a este respecto destacan las
de Eysenck, Gardner y Sternberg.

TEORÍAS PSICOMÉTRICAS
Las teorías psicométricas se ocupan del estudio de las diferencias individuales a partir de los
factores responsables de tales diferencias. Para ello emplean una técnica estadística
denominada análisis factorial y que, esencialmente, permite agrupar las puntuaciones de
diversas pruebas (tests), obtenidas en diversas muestras, en un número más reducido de
puntuaciones (los factores) que resultan básicas para realizar tales pruebas. Las teorías
cognitivas prestan mayor atención al modo en el que procesamos la información, y tratan de
analizar los procesos cognitivos aplicados en la resolución de las tareas en las que se implica la
conducta inteligente.

Dentro de la aproximación psicométrica que se ocupa de esclarecer los factores de los que
dependen las diferencias individuales en inteligencia, podemos hallar teorías monofactoriales,
que defienden la existencia de una única capacidad ntelectual, o factor general de inteligencia,
implicada en una gran diversidad de situaciones, y teorías plurifactoriales, que asumen que la
inteligencia está compuesta por varias aptitudes, capacidades o factores independientes que
actúan según la tarea con la que se enfrenta el sujeto. Dentro de este último grupo de las
teorías plurifactoriales, podemos distinguir dos perspectivas bien definidas: las que asumen
que los distintos factores que componen la inteligencia tienen la misma importancia y se
ubican a un mismo nivel (teorías oligárquicas) y las que establecen categorías entre las diversas
aptitudes, asignando a unas más importancia que a otras (teorías jerárquicas).

Perspectiva Cognoscitiva

Modelo general que se considera el aprendizaje como un proceso mental activo de


adquisición, recuperación y uso de los conocimientos.

Según el enfoque cognoscitivo el conocimiento se aprende y los cambios en este hacen que
sean posibles los cambios en el comportamiento. En la perspectiva conductista, los nuevos
comportamientos propios se aprenden.

El conocimiento es el resultado del aprendizaje. El conocimiento es más que el producto final


del aprendizaje previo también guía nuevos aprendizajes. El modelo cognoscitivo en el proceso
de aprendizaje es que el individuo aporta algo a las nuevas situaciones de aprendizaje. El
aprendizaje determina en gran magnitud lo que atendemos, percibimos, aprendemos,
recordamos y olvidamos.

Según el enfoque cognoscitivo el conocimiento se divide en:

Conocimiento General:

Información que es útil en una situación particular o que se aplica básicamente a un tema
especifico

Conocimiento Específico:

Información que es útil para muchos tipos de diferentes tareas; información que se aplica a
muchas situaciones.

Otra forma de categorizar


Conocimiento Declarativo:

Es aquel que puede declararse mediante palabras y sistemas de símbolos de cualquier clase

Conocimiento Procesal

Es el conocimiento de acción debe demostrarse

Conocimiento Condicional

Aplicar sus cocimientos declarativos y procesales, tienen los hechos y pueden realizar los
procedimientos.