Está en la página 1de 6

Actividad 11. Propuesta de solución al problema ético-organizacional.

Juan Felipe Russi Gamboa.

María Fernanda Zamora Novoa.

Cristian Ulpiano Parrado Torres.

Erika Patricia Velásquez Morales.

Otalvaro Rumbo Acuña

Abril 2018.

Corporación Universitaria Minuto de Dios.

Administración Financiera.

Ética Profesional.
Actividad 11. Propuesta de solución al problema ético-organizacional.

Juan Felipe Russi Gamboa.

María Fernanda Zamora Novoa.

Cristian Ulpiano Parrado Torres.

Erika Patricia Velásquez Morales.

Otalvaro Rumbo Acuña

Abril 2018.

Corporación Universitaria Minuto de Dios.

Administración Financiera.

Ética Profesional.
Teniendo en cuenta el impacto que genera la situación problemática a nivel ético en el
contexto de la empresa, puntualmente en la administración del personal a cargo del área de
gestión de Talento Humano, se propone que como primera medida la persona encargada del
área debe tener un perfil profesional acorde a las necesidades de la empresa pero al mismo
tiempo se le debe evaluar su capacidad de asertividad, con aptitud de asumir
responsabilidades de manera objetiva, sin orientar las decisiones de manera personal o
incluyendo sentimientos personales y/o particulares, sus principios y valores por la
condición del cargo como tal deben ser acordes al comportamiento ético y moral que debe
tener un administrador.

Partiendo de lo anterior se hace necesario el cumplimiento de los manuales y


procedimientos establecidos para la selección, evaluación y contratación del personal
requerido acorde a las actividades que desarrolla la empresa, teniendo en cuenta la ética
dentro de cada actividad como un método o técnica que conduce al logro de los objetivos
de la empresa y por ende el de cada trabajador al mejorar sus condiciones laborales,
sociales y familiares, concluyendo en mejor calidad de vida a nuestros semejantes.

Se debe adquirir la capacidad de discernir, de concientizar, diferenciar entre lo bueno y


lo malo, lo debido o indebido, donde primen los valores y la buena conducta, el
compromiso de las partes para actuar bajos principios morales de conformidad con la
normatividad, procurando el bien común, teniendo en cuenta las habilidades, actitudes y
aptitudes de cada colaborador de conformidad con lo fines propuestos por la empresa en
cada uno de los diferentes procesos administrativos establecidos previamente.

Podemos afirmar que la afectación en nuestro contexto está ligada a que sobreponer

intereses propios sobre las capacidades o aspiraciones de las personas que no permite que

esta se sienta feliz en el desarrollo de su actividad propia desconociendo la capacidad

propia de decidir. Limitando el poder del hombre de escoger lo que lo realiza como ser
humano según la categoría de virtud atrasando su desarrollo profesional en el ámbito

laboral.

Como lo plantea Hume, en nuestro contexto se ve una Falacia Naturalista cuando para los

jefes creer cual es la persona indicada o quien está en el momento preciso para asignarle un

cargo basado en lo que a su concepto es bien o mal sin tener en cuenta las verdaderas

capacidades o perfiles de sus colaboradores. “de la simple observación y análisis de los

hechos no se podrá deducir nunca un juicio moral, lo que "debe ser" (Blasco, 2011). En

ocasiones siendo un grave error el sentimiento es lo que lleva a obrar aprobando algunos

comportamientos o acciones que se creen correctos moralmente en nuestro contexto

afectando directamente la productividad de los operadores y de la organización en general.

A pesar de que la razón no nos impulsa a actuar, los principios de transparencia y los

mínimos valores organizacionales deben ser indispensables en los procesos de esta

organización se deben establecer procesos internos contundentes en el área de talento

humano, perfiles, requisitos y procesos de postulaciones internas para que sean las personas

dentro de su capacidad y decisión quienes den movilidad a los cargos, vincular a personas

que respeten su ética profesional en le ejecución de su profesión para garantizar el

cumplimiento de los procesos de atracción, vinculación y sostenimiento del talento

humano.

Reflexión

El problema que tenemos es muy difícil de manejar ya que la falta de oportunidades para
empleados en una organización son muy pocas, vemos que muchas veces se buscan perfiles
específicos para que solo entren personas de los más allegados a las empresas (amigos,
familiares), la reflexión es comenzar a romper paradigmas, no esperar quien me ofrece más
por un puesto de trabajo, quien me conviene mejor, si no quien se merece estar ahí
ocupando ese puesto, porque quiere la organización y quiere sobresalir en esta misma

DEVOLUCIÓN CREATIVA O METACOGNICIÓN: a nivel grupal, deben presentar

una reflexión sobre los aprendizajes, las fortalezas y las dificultades que se han dado

al abordar las propuestas de solución al problema ético-organizacional.

1. Aspecto o situación problemática a nivel ético en el contexto

organizacional y/o empresarial.

El problema de esta organización a nivel ético se presenta en la

administración de los empleados a cargo del área de Talento Humano en

coordinación con la Gerencia, toda vez que en las diferentes sedes

operativas requieren personal para diferentes cargos: Cajeros, Analistas

de Recaudo, Auxiliares Administrativos, entre otros ; pero no se hace una

convocatoria interna para los empleados que estén interesados, que

cumplan con el perfil y estudios requeridos para cada vacante aplique a

un proceso de selección idóneo bajo unos criterios y técnicas previamente

establecidas. Sino que se realiza de manera individual convocando a

empleados que no desean ni aspiran a cambiar de cargo, mientras que hay

colaboradores que desean participar y se les está negando esta posibilidad.


De igual forma no hay equidad, menos igualdad de condiciones en el perfil

requerido para determinados cargos respecto a estudios y experiencia y el

salario asignado.