Está en la página 1de 3

La ética en la vida profesional de un contador

Diana Katherine Cuentas Alvarez1

“El dinero es algo del mismo orden real que


los centímetros, gramos, metros, kilos o líneas
de latitud y longitud. Es una abstracción. Es
un método de contabilidad para obviar el
incómodo procedimiento del trueque. Pero
nuestra cultura, en realidad toda nuestra
civilización, está completamente colgada de la
noción de que el dinero cuenta con una
realidad propia independiente”
Alan Watts2

Hoy en día la realidad de la vida, trata sobre la sobre la conducta de cada persona, más que
todo de hacer lo correcto, aunque no siempre hacerlo garantiza el éxito, es correr ciertos
riesgos. Es de manera auténtica como es que el personaje del cuento puede tener
conciencia desde muy pequeño, de hacer lo que está bien y de alguna manera tratar de
persuadir a las personas que lo rodeaban, cómo fue el caso de su madre, sin embargo no
todas las personas fueron capaces de tomar la decisión correcta. ¿Cómo debemos actuar
éticamente en nuestra vida profesional?

La ética aplicada al ejercicio de toda profesión, en nuestro caso dentro del ámbito contable,
se caracteriza por ser un conjunto de análisis específicos que buscan descubrir las
oportunidades y peligros que encierra el trabajo profesional de que se trate para el
desarrollo de las virtudes morales de la persona que ejerza la profesión. Por lo tanto todo
contador debe actuar con los principios de la ética profesional ante diversas situaciones que
se le presenten en el ámbito contable, cómo la presentación correcta de los estados
financieros, reflejar los ingresos reales a través del balance general, guardar el secreto
profesional y aplicar las normas contables vigentes. (La ética del contador público de la
sociedad globalizada).3

En la vida profesional en repetidas ocasiones nos preguntamos del porque todos los demás
pueden salir adelante si hacen trampa para llegar a la meta y muchas veces nos lamentamos
por nuestra mala suerte pero debemos de tomar las cosas con calma, ya que si
perseveramos haciendo las cosas bien, podremos llegar a la misma meta o quizás más allá
de lo deseado como menciona la escritora
1
Estudiante de (Universidad Privada Antenor Orrego), carrera profesional de contabilidad (Facultad de
ciencias económicas)

2
Alan watts, la vida como juego, Ed. Kairós. Numancia, 117-121 Barcelona.

3
ORNA SALAZAR. Rosa Elena. La ética del Contador público de la sociedad globalizada.
La carrera es un maratón, no una carrera corta. En esta lectura nos deja mucho que
reflexionar, nos permite llevar acabo nuestra profesión de contadores ya que es cuestión de
honestidad, que cuesta hacerlo es cierto pero nos deja gran satisfacción personal y
profesional aunque no siempre sea así socialmente ya que no podemos esperar que todas
las personas piensen igual que nosotros.

El comportamiento de un contador público debe ser tan simple y sin complicaciones que
se pueden distinguir sin el imperativo necesariamente de desarrollos epistemológicos entre
lo que está bien y lo que está equivocado.

Kant: reconoce que todo ser racional posee un valor absoluto por eso existe la moral “las
personas tienen dignidad” y “obligaciones morales” la clave de todos los valores morales
sigue siendo el valor absoluto y las personas. De estos valores surgen obviamente,
principios morales universales que oriental la conducta hacia su promoción y respeto, más
allá del relativismo.4

Unos de los problemas en los tiempos actuales es el soborno. Es una realidad que casi
todos los profesionales con cierta frecuencia tienen que enfrentar. Esto acurre en el sector
privado así como en el sector público de la economía, sin embargo practicar la ética
interiorizada nos llevara a protegernos contra la seducción profesional, ósea los pequeños
favores, la invitación social, los regalos y el lento compromiso de su independencia y
objetividad.

Todo contador cuenta con un sistema de disciplina con responsabilidades legales, éticas y
morales. La responsabilidad ética le impone la profesión de sus miembros, las
responsabilidades legales por si solas, no son suficientes y una profesión debe
voluntariamente asumir responsabilidades por el interés del público, son expresiones del
reconocimiento profesional. Está refleja un estándar de conducta superior al requerido por
la responsabilidad ética.5

La desmoralización, la desvergüenza, la abstención de responsabilidad son los factores


actuales que tienen incidencia en cada paso de la profesión. Es necesario reflexionar y
hacer un examen de conciencia de nuestra obligación como profesionales, haciendo
prevalecer el respeto por nuestra dignidad, cómo hombres en la cual no se debe olvidar el
enfoque humanista.

Concluiremos en que para llegar a hacer un profesional de éxito debemos de prevalecer las
más altas normas de conducta, con una conciencia de ética basada con valores axiológicos
con una formación y prospección científica con capacidades de análisis, responsabilidad y
con voluntad de vivir en la verdad.

4
Immanuel Kant. Filósofo prusiano de la ilustración

5
Código de ética profesional Perú.
Cómo profesionales debemos llevar en práctica la ética, valores, es gratificante llevarla a
cabo, no cometiendo actos que nos resten y perjudiquen en el día a día, somos lo suficiente
maduros para saber lo que está bien y mal. Si nos preguntamos a nosotros mismos las
decisiones incorrectas que hemos hecho en nuestro pasado, han traído consecuencias, nos
dañamos a nosotros mismos y a los demás.

Nada es imposible en esta vida, seamos responsables, valoremos lo que nuestros padres
hacen por nosotros, está en nuestras manos cambiar el mundo para bien, sin corrupción. Y
así nos sentiremos bien con nosotros mismos, paz interior.