Está en la página 1de 2

Cómo planear en una clase en

15 minutos o menos

Aprende a planear una clase en 15 minutos o menos


aplicando estos sencillos pasos en tu organización diaria.

Un profesor suele tener muchas clases a lo largo de un día e incluso deben compatibilizar
diferentes tipos de asignaturas. Por lo tanto, es un trabajo mucho más arduo de lo que se piensa,
ya que para cada clase tienen que realizar una preparación previa y organizar cómo impartirán la
lección.

Este proceso es fundamental para poder transmitir con eficacia y de forma enriquecedora los
conocimientos a los estudiantes y poder generar una dinámica didáctica en el aula. No obstante,
no siempre dispones del tiempo necesario para poder planificarte como desearías, por lo que
desde la plataforma de aprendizaje GoConqr dan cinco consejos para organizarte en tiempo
record y planear una clase en 15 minutos.

¿Cómo podemos planificar una clase de forma rápida y eficiente?

Pese a que ya te sabes el temario que debes impartir al dedillo y estés capacitado para explicarlo
en cualquier momento, no es conveniente dejar una clase a la improvisación. Con el objetivo de
atraer a los alumnos y proporcionarles la mejor experiencia de aprendizaje posible, es
conveniente seguir las siguientes pautas:

1. Propósito y cuadro completo

Antes de nada, debes tener claro cuál es el objetivo principal de la clase; es decir, planear qué
partes del temario quieres enseñar a los estudiantes y qué enfoque tomarás para poder transmitirlo
de la mejor forma posible. Para ello, puedes utilizar los mapas mentales de GoConqr, que
permiten elaborar sencillos y atractivos esquemas en cuestión de muy pocos minutos. De este
modo, tendrás un esquema visualmente llamativo a tu alcance con el que podrás valorar mejor el
cuadro completo de la clase y el mensaje que quieres transmitir a tus alumnos.
2. Gancho de la lección

Es inevitable que en muchas ocasiones debas planear una clase cuyo temario es denso y aburrido.
Por lo tanto, una vez tengas claro el mensaje y objetivo, debes pensar un gancho que motive a
los alumnos y provoque que atiendan a tu discurso. Ese gancho puede ser una historia o anécdota
entretenida relacionada con la lección, un breve vídeo que ilustre los conocimientos impartidos
o unos juegos que generen competitividad entre los alumnos, entre otros. No debes ocupar
demasiado tiempo en pensar el gancho, ya que muchas veces las cosas más simples son las que
mayor efecto tienen en los estudiantes.

3. Escribir los puntos clave

Dedica un minuto para apuntar en un papel los conceptos clave que vas a tratar durante la clase.
Para una tontería, pero es un eficaz método para no dejarte nada en el tintero y tener una guía a
la que recurrir en el caso de que te bloquees. Debes escribir aquellos aspectos de la lección que
más interés tienes en que los alumnos aprendan y que consideras más importante para su proceso
de aprendizaje.

4. Subrayar posibles dudas de los alumnos

La tarea del docente no es solo explicar una lección como si se tratase de un monólogo, sino que
debes estar constantemente respondiendo al feedback de los alumnos e interactuando con ellos.
Por lo tanto, debes subrayar en los libros de texto que tienen los estudiantes aquellas partes que
consideres que son más probables que encuentren dificultades para entender y levanten la mano
para exponer sus dudas. No necesitarás más de tres minutos para este proceso y te servirá para
estar más preparado en caso de que los estudiantes se muestren confundidos con tu lección.

5. Evaluación grupal e individual

Antes de entrar en el aula ya debes saber cuáles son las tareas que mandarás hacer a los alumnos
en casa al finalizar la clase. El proceso de evaluación individual es uno de los más importantes
en la educación, por lo que es recomendable que revises los puntos clave de la lección que has
subrayado anteriormente, valores el mapa mental con el dibujo completo de la clase y plantees
unas cuestiones relacionadas para poner a prueba el conocimiento de tus alumnos. Siguiendo
estos pasos, no tardarás más de quince minutos en planificar una clase tan entretenida como
didáctica para tus alumnos.