Está en la página 1de 14

Tipos de violencia intrafamiliar

En primer lugar es necesario definir los diferentes tipos de violencia intrafamiliar que
existen. Según la Organización Mundial de la Salud:
Violencia familiar
Se define como los malos tratos o agresiones físicas, psicológicas, sexuales o de otra
índole, infligidas por personas del medio familiar y dirigida generalmente a los miembros
más vulnerables de la misma: niños, mujeres, personas discapacitadas y ancianos.
Dentro de la violencia dirigida a los niños y ancianos se pueden diferenciar a su vez dos
tipos de maltrato:
Activo: la persona sufre maltrato físico, psicológico, sexual o económico.
Pasivo: se refiere al abandono de la persona que no puede cuidarse por sí sola.
Violencia de género
Este término hace referencia a la violencia específica contra las mujeres, utilizada como
instrumento para mantener la discriminación, la desigualdad y las relaciones de poder de
los hombres sobre las mujeres.
Comprende la violencia física, sexual y psicológica incluida las amenazas, la coacción, o la
privación arbitraria de libertad, que ocurre en la vida pública o privada y cuyo principal
factor de riesgo lo constituye el hecho de ser mujer.
Violencia de pareja
Se define como aquellas agresiones que se producen en el ámbito privado en el que el
agresor, generalmente varón, tiene una relación de pareja con la víctima.
Dos elementos deben tenerse en cuenta en la definición: la reiteración o habitualidad de los
actos violentos y la situación de dominio del agresor que utiliza la violencia para el
sometimiento y control de la víctima. También se denomina violencia doméstica.
Por otro lado, es necesario identificar los diferentes tipos de violencia que se pueden ejercer
en este contexto:
Violencia física: Lesiones corporales infligidas de forma intencional: golpes, quemaduras,
agresiones con armas, etc.
Violencia psicológica: Humillaciones, desvalorizaciones, críticas exageradas y públicas,
lenguaje soez y humillante, insultos, amenazas, culpabilizaciones, aislamiento social,
control del dinero, no permitir tomar decisiones.
Violencia sexual: Actos que atentan contra la libertad sexual de la persona y lesionan su
dignidad: relaciones sexuales forzadas, abuso, violación.
Violencia económica: se relaciona con el abuso del dominio financiero en el hogar. El
maltratador controla el dinero, toma las decisiones sobre su uso e incluso llega a impedir
que la otra persona trabaje.

Causas de la violencia intrafamiliar


Los diferentes estudios que existen en este campo coinciden en señalar que el origen de la
violencia es de carácter multifactorial, es decir, hay diferentes condiciones que contribuyen
a que aparezcan y no son siempre las mismas.
Algunas de las causas que se han señalado como más frecuentes para la aparición della
violencia intrafamiliar son:
 Características particulares del agresor. La falta de control de impulsos, la baja
autoestima, la carencia afectiva, las experiencias que ha vivido en la infancia o
determinados factores de personalidad pueden influir de forma determinante para
que abuse y maltrate a las personas de su entorno.
 Incapacidad para resolver los conflictos de forma adecuada. Según señala Jewkes
esta es una de las causas principales. Indica que existe una “cultura de la violencia”
que supone la aceptación de la violencia como la única forma adecuada de resolver
los conflictos.
 En el caso específico de la violencia de género las actitudes socioculturales de
desigualdad entre hombres y mujeres. Algunas situaciones que se viven como
tradicionales y culturales en muchas sociedades y que se han mantenido a lo largo
de los siglos favorecen y mantienen esa desigualdad. Por ejemplo, la relación de
sumisión de la mujer con respecto al hombre, la justificación y tolerancia de la
violencia masculina por la sociedad, los estereotipos y roles de sexo.
 El uso de la violencia como un instrumento de poder del fuerte frente al débil.
 Relaciones conyugales disfuncionales y/o historia de conflictos familiares.

Consecuencias de la violencia intrafamiliar


Las consecuencias de la violencia intrafamiliar son múltiples y variadas. Vamos a dividirlas
en función de la población que sufre el maltrato y del tipo de violencia que se ejerce.
Consecuencias de la violencia en los menores
Los menores son un colectivo especialmente vulnerable y en el que las consecuencias de la
violencia son más dramáticas, tanto si se ejerce sobre ellos como si viven en un domicilio
en el que se hace uso de la violencia entre los familiares.
Por otro lado, los estudios indican que en algunos casos, las secuelas emocionales pueden
desembocar en la reproducción en el futuro de esta forma de violencia. Si el niño crece en
un ambiente en el que el uso de la violencia es la manera de resolver los conflictos es
posible que aprenda esta misma pauta desarrollando un déficit en las habilidades para la
resolución de problemas.
Además en estos menores aparecen alteraciones que afectan a diferentes áreas de su
desarrollo:
 A nivel físico: aparecen retraso en el crecimiento, problemas de sueño, trastornos de
la conducta alimentaria y síntomas psicosomáticos como alergias, problemas
gastrointestinales, dolores de cabeza, etc.
 A nivel emocional: aparecen problemas de ansiedad, depresión, baja autoestima,
déficit de habilidades sociales, estrés post-traumático y aislamiento social.
 A nivel cognitivo: pueden aparecer retrasos en el desarrollo verbal y del lenguaje y
alteración del rendimiento escolar.
 A nivel de comportamiento: conductas violentas hacia los demás, inmadurez,
déficit de atención, retraimiento y conductas autodestructivas.

Consecuencias de la violencia en la pareja


Aunque la gran mayoría de los casos de violencia son ejercidos del hombre hacia la mujer,
también existen casos en los que el maltrato lo sufren los hombres, especialmente del tipo
psicológico. Las consecuencias derivadas del maltrato las encontramos en tres niveles:
 A nivel físico: lesiones (heridas, golpes, quemaduras, etc.), mayor vulnerabilidad a
padecer una enfermedad y descuido personal. En el caso de las mujeres sufren
riesgo de embarazos no deseados si son forzadas a mantener relaciones sexuales.
 A nivel psicológico: puede aparecer estrés postraumático, depresión, ansiedad, baja
autoestima, intentos de suicidio, abuso de alcohol y otras sustancias, disfunciones
sexuales, trastornos somáticos (dolores de cabeza, problemas gastrointestinales,
malestar generalizado e inespecífico, etc.), sentimiento de culpabilidad, sentimiento
de desesperanza y vacío.
 A nivel social: actitud de desconfianza y hostilidad hacia todo el mundo,
aislamiento social, sentimiento de peligro y amenaza constantes por parte de todo lo
que les rodea.

Consecuencias de la violencia en la tercera edad y personas


discapacitadas
Estos colectivos, al igual que los menores, son especialmente vulnerables. En estos casos,
además de la violencia que sufren, hay que sumarles la edad y en muchos casos la
dependencia física y /o económica del agresor.
Además, muchos de los casos de este tipo de violencia nunca llegan a conocerse debido a
que el anciano o la persona discapacitada no se encuentran en condiciones de realizar una
denuncia. De nuevo podemos dividir las consecuencias en función del área afectada:
 A nivel físico: aparecen lesiones de todo tipo que en algunos casos dejan graves
secuelas e incluso la muerte, desnutrición, deshidratación, fracturas debido a las
caídas o los golpes, abandono y falta de cuidados.
 A nivel psicológico: depresión, ansiedad, sentimiento de soledad e incapacidad,
sentimiento de indefensión y desesperanza, ideación suicida y problemas somáticos.
 A nivel social: aislamiento del entorno. En algunos casos la única persona con la
que se pueden relacionar es con el propio agresor.

Consecuencias para el agresor


Numerosos estudios coinciden en señalar una serie de consecuencias que aparecen en la
persona que ejerce la violencia:
 Incapacidad para disfrutar de una relación de pareja o familiar satisfactoria y
gratificante.
 Riesgo de ruptura y pérdida de los familiares. Rechazo por parte de la familia y el
entorno social.
 Riesgo de detección y condena por parte de la justicia.
 Aislamiento social.
 Sentimiento de frustración, fracaso y resentimiento.
 Baja autoestima.
 Dificultad para pedir ayuda psicológica.
 Abuso del alcohol y otras sustancias.
 Factores de riesgo y vulnerabilidad
Aunque cualquier persona (con independencia de su sexo, edad, raza, nivel sociocultural,
etc.) puede ser víctima de violencia intrafamiliar, determinados estudios coinciden en
señalar una serie de características que pueden influir a la hora de sufrir este tipo de
maltrato.
Factores de riesgo para los menores:
 Ser menor de seis años.
 Tener problemas de conducta y/o hiperactividad.
 Padre/madre con problemas de alcohol u otras sustancias.
 Hogar monoparental.
 Elevado número de hijos en la familia.
 Violencia entre los padres.
 Que los padres hayan sufrido maltrato en su infancia.
 Creencias sobre el derecho de los padres a ejercer la violencia para educar a los
hijos.
 Padres jóvenes y/o con bajo nivel educativo.
Factores de riesgo para la violencia de pareja:
 Sexo femenino y menor de 25 años.
 Bajo nivel educativo y/o socioeconómico.
 Experiencias de violencia y maltrato en la infancia.
 Residencia urbana.
 Baja autonomía y baja autoestima de la persona maltratada.
 Creencias tradicionales y de roles de género.
 Bajo poder de decisión de la persona maltratada.
 Escasez de apoyo institucional ante la violencia.
 Justificación y tolerancia de la violencia como forma de resolver los problemas o de
someter a la pareja.
Factores de riesgo para la violencia en personas mayores:
 Pertenecer al sexo femenino.
 Edad avanzada.
 Vínculo conyugal con el cuidador.
 Problemas de movilidad.
 Dependencia económica.
 Dependencia para los cuidados básicos.
 Enfermedad y problemas de salud.
 Impedimentos psíquicos o cognitivos.
 Sobreexposición del cuidador, un único cuidador de la persona dependiente.
 Ausencia de recursos y programas sociales de apoyo a la dependencia y al cuidador.
 Aislamiento social.
 Factores de riesgo en las personas discapacitadas:
 Pertenecer al sexo femenino.
 Inmovilidad física o movilidad limitada.
 Dependencia emocional del cuidador.
 Incapacidad de comunicarse y/o de reconocer el abuso.
 Problemas de salud.
 Bajo nivel educativo y socioeconómico.
 Desempleo y/o imposibilidad de acceder a un empleo.
 Sobreexposición del cuidador.
 Ausencia de recursos y programas sociales de apoyo.
 Aislamiento social.

Prevención de la violencia intrafamiliar


Para llegar a erradicar este tipo de violencia, una herramienta fundamental es la prevención.
Con esta estrategia se busca erradicar el problema desde su raíz y puede realizarse a tres
niveles diferentes:
A nivel primario
Mediante la modificación de las creencias culturales que perpetúan la superioridad del
hombre frente a la mujer o la superioridad del fuerte contra el débil. Cuestionar la violencia
como una vía útil para resolver los conflictos.
Trabajar en reducir el nivel de tolerancia de este tipo de comportamiento a todos los niveles
y buscar el rechazo y la condena de estas situaciones. Y por último, es de especial
importancia realizar campañas de sensibilización y difusión de información de las formas
de violencia, sus consecuencias y cómo actuar frente a ella.
La prevención a nivel primario es de crucial importancia en el ámbito educativo.
A nivel secundario
En este tipo de prevención aparece la necesidad de formación y reciclaje de todos los
profesionales que puedan estar en contacto con víctimas de violencia para que entiendan la
situación en la que se encuentran y poder ayudarles de la forma más adecuada.
En este contexto es especialmente importante la formación al personal sanitario, a las
fuerzas de seguridad, servicios sociales, abogados y jueces.
En definitiva a todos los profesionales que puedan estar implicados en la detección o
intervención en situaciones de violencia.
A nivel terciario
Por último es necesario disponer de una serie de servicios y recursos de atención,
asesoramiento, protección y asistencia a los que puedan acudir las víctimas de violencia.
Uno de los objetivos principales de estos recursos debe ser el restablecimiento de la vida de
las víctimas, así como la desaparición de las secuelas físicas y psicológicas que puedan
derivar de la violencia.
Basamento legal sobre la violencia intrafamiliar en la legislación venezolana
Violencia en el código penal
En nuestro código penal no aparece en marcada como tal la violencia intrafamiliar, pero si
una serie de delitos que si entran y se relacionan con los tipos de violencias
Estos delitos son:
Las lesiones: Se conoce como lesión a un golpe, herida, daño, perjuicio o detrimento. El
concepto suele estar vinculado al deterioro físico causado por un golpe o una herida en
nuestro código penal
Artículo 413 C.P. El que sin intención de matar, pero si de causarle dañó, haya ocasionado
a alguna persona un sufrimiento físico, un perjuicio a la salud o una perturbación en las
facultades intelectuales, será castigado con prisión de tres a doce meses.
Artículo 414 C.P. Si el hecho ha causado una enfermedad mental o corporal, cierta o
probablemente incurable, o la pérdida de algún sentido de una mano, de un pie, de la
palabra, de la capacidad de engendrar o del uso de algún órgano, o si ha producido alguna
herida que desfigure a la persona; en fin, si habiéndose cometido el delito contra una mujer
en cinta le hubiere ocasionado el aborto, será castigado con presidio de tres a seis años.
Artículo 415 C.P. Si el hecho ha causado inhabilitación permanente de algún sentido o de
un órgano, dificultad permanente de la palabra o alguna cicatriz notable en la cara o si ha
puesto en peligro la vida de la persona ofendida o producido alguna enfermedad mental o
corporal que dure veinte días o más, o si por un tiempo igual queda la dicha persona
incapacitada de entregarse a sus ocupaciones habituales, o, en fin, si habiéndose cometido
el delito contra una mujer en cinta, causa un parto prematuro, la pena será de prisión de uno
a cuatro años.
Artículo 416 C.P. Si el delito previsto en el artículo 413 hubiere acarreado a la persona
ofendida, enfermedad que solo necesita asistencia médica por menos de diez días o sólo la
hubiere incapacitado por igual tiempo para dedicarse a sus negocios ordinarios, u
ocupaciones habituales, la pena será de arresto de tres a seis meses.
Artículo 417 C.P. Si el delito previsto en el artículo 413, no solo no ha acarreado
enfermedad que necesite asistencia médica, sino que tampoco ha incapacitado a la persona
ofendida para dedicarse a sus negocios u ocupaciones habituales, la pena será de arresto de
diez a cuarenta y cinco días.
Artículo 418 C.P. Cuando el hecho especificado en los artículos precedentes estuviere
acompañado de alguna de las circunstancias indicadas en el artículo 406, o cuando el hecho
fuere cometido con armas insidiosas o con cualquiera otra arma propiamente dicha, o por
medio de sustancias corrosivas, la pena se aumentará en la proporción de una sexta a una
tercera parte.
Si el hecho este acompañado de alguna de las circunstancias previstas en el artículo 407, la
pena se aumentará con un tercio, sin perjuicio de la pena del hecho punible concurrente que
no pueda considerarse como circunstancia agravante sino como delito separado.
Artículo 419 C.P. Cuando en los casos previstos en los artículos que preceden excede el
hecho en sus consecuencias al fin que se propuso el culpable la pena en ellos establecida se
disminuirá de una tercera parte a la mitad.
Artículo 420 C.P. El que, por haber obrado con imprudencia o negligencia, o bien con
impericia en su profesión, arte o industria, o por inobservancia de los reglamentos, ordenes
o disciplinas, ocasione a otro algún daño en el cuerpo o en la salud, o alguna perturbación
en las facultades intelectuales será castigado:
1. Con arresto de cinco a cuarenta y cinco días o multa de cincuenta unidades tributarias
(50 U.T.) a quinientas unidades tributarias (500 U.T.), en los casos especificados en los
artículos 413 y 416, no pudiendo procederse sino a instancia de parte.
2. Con prisión de uno a doce meses o multa de ciento cincuenta unidades tributarias (150
U.T.) a un mil quinientas unidades tributarias (1.500 U.T.), en los casos de los artículos 414
y 415.
3. Con arresto de uno a cinco días o con multa de veinticinco unidades tributarias (25 U.T.),
en los casos del artículo 399, no debiendo procederse entonces sino a instancia de parte.
el abandono: sea a un menor o una persona mayor de edad el abandonar a su suerte se
considera un delito penado por la ley por que la persona queda expuesta a un peligro
constante

Artículo 435 C.P . El que haya abandonado un niño menor de doce años o a otra persona
incapaz de proveer a su propia salud, por enfermedad intelectual o corporal que padezca, si
el abandonado estuviese bajo la guarda o al cuidado del autor del delito, será castigado con
prisión de cuarenta y cinco días a quince meses.

Si del hecho del abandono resulta algún grave daño para la persona o la salud del
abandonado o una perturbación de sus facultades mentales, la prisión será por tiempo de
quince a treinta meses; y la pena será de tres a cinco años de presidio si el delito acarrea la
muerte.

Artículo 436 C.P. Las penas establecidas en el artículo precedente se aumentarán en una
tercera parte:

1. Si el abandono se ha hecho en lugar solitario.

2. Si el delito se ha cometido por los padres en un niño legítimo o natural, reconocido o


legalmente declarado, o por el adoptante en el hijo adoptivo o viceversa.

Artículo 437 C.P. Cuando el culpable haya cometido el delito previsto en los artículos
anteriores con un niño recién nacido, aun no declarado en el Registro del estado civil dentro
del término legal, para salvar su propio honor, o el de su mujer, o el de su madre, de su
descendiente, de su hija adoptiva o de su hermana, la pena sé disminuirá en la proporción
de una sexta a una tercera parte, y el presidio se convertirá en prisión.

Artículo 438 C.P. El que habiendo encontrado abandonado o perdido algún niño menor de
siete años o a cualquiera otra persona incapaz, por enfermedad mental o corporal, de
proveer a su propia conservación, haya omitido dar aviso inmediato a la autoridad o a sus
agentes, pudiendo hacerlo, será castigado con multa de cincuenta unidades tributarias (50
U.T.) a quinientas unidades tributarias (500 U.T.).

La misma pena se impondrá al que habiendo encontrado a una Persona herida o en una
situación peligrosa o alguna que estuviere o pareciere inanimada, haya omitido la
prestación de su ayuda a dicha persona, cuando ello no lo expone a daño o peligro personal,
o dar el aviso inmediato del caso a la autoridad o a sus agentes.

violación y o seducción: en nuestro código penal ambos delitos se encuentran ubicados en


los siguientes artículos.
Artículo 374 C.P. Quien por medio de violencias o amenazas haya constreñido a alguna
persona, de uno o de otro sexo, a un acto carnal por vía vaginal, anal u oral, o introducción
de objetos por alguna de las dos primeras vías, o por vía oral se le introduzca un objeto que
simulen objetos sexuales, el responsable será castigado, como imputado de violación, con
la pena de prisión de diez años a quince años. Si el delito de violación aquí previsto se ha
cometido contra una niña, niño o adolescente, la pena será de quince años a veinte años de
prisión.
La misma pena se le aplicará, aun sin haber violencias o amenazas, al individuo que tenga
un acto carnal con persona de uno u otro sexo:
1. Cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por razón de su edad o situación, y, en
todo caso, cuando sea menor de trece años.
2. O que no haya cumplido dieciséis años, siempre que para la ejecución del delito, el
responsable se haya prevalido de una relación de superioridad o parentesco, por ser
ascendiente, descendiente o hermano, por naturaleza o adopción, o afines con la víctima.
3. O que hallándose detenida o detenido, condenada o condenado, haya sido confiado o
confiada la custodia del culpable.
4. O que no estuviere en capacidad de resistir por causa de enfermedad física o mental; por
otro motivo independiente de la voluntad del culpable o por consecuencia del empleo de
medios fraudulentos o sustancias narcóticas o excitantes de que éste se haya valido.
Parágrafo Único: Quienes resulten implicados en cualquiera de los supuestos expresados,
no tendrán derecho a gozar de los beneficios procesales de ley, ni a la aplicación de
medidas alternativas del cumplimiento de la pena.
Artículo 375 C.P. Cuando alguno de los hechos previstos en la parte primera y en los
numerales 1 y 4 del artículo precedente, se hubiere cometido con abuso de autoridad, de
confianza o de las relaciones domésticas, cuando se cometan por la actuación conjunta de
dos o más personas, la pena será de prisión de ocho años a catorce años en el caso de la
parte primera, y de diez años a dieciséis años en los casos establecidos en los numerales 1 y
4.
Parágrafo Único: Quienes resulten implicados en cualquiera de los supuestos expresados,
no tendrán derecho a gozar de los beneficios procesales de ley ni a la aplicación de medidas
alternativas del cumplimiento de la pena.
Artículo 376 C.P. El que valiéndose de los medios y aprovechándose de las condiciones o
circunstancias que se indican en el artículo 374, haya cometido en alguna persona de uno u
otro sexo, actos lascivos que no tuvieren por objeto del delito previsto en dicho artículo,
será castigado con prisión de seis a treinta meses.
Si el hecho se hubiere cometido con abuso de autoridad, de confianza o de las relaciones
domesticas la pena de prisión será de uno a cinco años, en el caso de violencias y
amenazas; y de dos a seis a años en los casos de los numerales 1 y 4 del artículo 374.
Artículo 378 C.P. El que tuviere acto carnal con persona mayor de doce y menor de
dieciséis años, o ejecutare en ella actos lascivos, sin ser su ascendiente, tutor ni institutor y
aunque no medie ninguna de las circunstancias previstas en el artículo 374, será castigado
con prisión de seis a dieciocho meses y la pena será doble si el autor del delito es el primero
que corrompe a la persona agraviada.
El acto carnal ejecutado en mujer mayor de dieciséis años y menor de veintiuno con su
consentimiento, es punible cuando hubiere seducción con promesa matrimonial y la mujer
fuere conocidamente honesta; en tal caso la pena será de seis meses a un año de prisión.
Se considerará como circunstancia agravante especial, en los delitos a que se contrae este
artículo, la de haberse valido el culpable de las gestiones de los ascendientes, guardadores o
representantes legales u otras personas encargadas de vigilar la persona menor de edad o de
los oficios de proxenetas o de corruptores habituales
Protección al menor previsto en la LOPNNA y en la constitución venezolana
Protección al menor, enmarcada dentro de nuestra constitución.
Artículo 78 CRBV. Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho y
estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales
respetarán, garantizarán y desarrollarán los contenidos de esta Constitución, la Convención
sobre los Derechos del Niño y demás tratados internacionales que en esta materia haya
suscrito y ratificado la República. El Estado, las familias y la sociedad asegurarán, con
prioridad absoluta, protección integral, para lo cual se tomará en cuenta su interés superior
en las decisiones y acciones que les conciernan. El Estado promoverá su incorporación
progresiva a la ciudadanía activa, y creará un sistema rector nacional para la protección
integral de los niños, niñas y adolescentes
Protección al menor prevista en la LOPNNA.
Artículo 1 LOPNNA
Objeto LOPNNA.
Esta Ley tiene por objeto garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes, que se
encuentren en el territorio nacional, el ejercicio y el disfrute pleno y efectivo de sus
derechos y garantías, a través de la protección integral que el Estado, la sociedad y las
familias deben brindarles desde el momento de su concepción.
Artículo 10 LOPNNA.
Niños, niñas y adolescentes sujetos de derecho.
Todos los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho; en consecuencia, gozan de
todos los derechos y garantías consagrados en favor de las personas en el ordenamiento
jurídico, especialmente aquellos consagrados en la Convención sobre los Derechos del
Niño.
Artículo 11 LOPNNA.
Derechos y garantías inherentes a la persona humana.
Los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes consagrados en esta Ley son de
carácter enunciativo. Se les reconoce, por lo tanto, todos los derechos y garantías inherentes
a la persona humana que no figuren expresamente en esta Ley o en el ordenamiento
jurídico.
Artículo 32 LOPNNA
Derecho al buen trato.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho al buen trato. Este derecho comprende
una crianza y educación no violenta, basada en el amor, el afecto, la comprensión mutua, e/
respeto recíproco y la solidaridad.
El padre, la madre, representantes, responsables, tutores, tutoras, familiares, educadores y
educadoras deberán emplear métodos no violentos en la crianza, formación, educación y
corrección de los niños, niñas y adolescentes. En consecuencia, se prohíbe cualquier tipo de
castigo físico o humillante. El Estado, con la activa participación de la sociedad, debe
garantizar políticas, programas y medidas de protección a la abolición de toda forma de
físico o humillante de los niños, niñas y adolescentes.
Se entiende por castigo físico el uso de la fuerza, en ejercicio de las potestades de crianza o
educación, con la intención de causar algún grado de dolor o incomodidad corporal con el
fin de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de los niños, niñas y adolescentes,
siempre que no constituyan un hecho punible.
Se entiende por castigo humillante cualquier trato Ofensivo, denigrante, desvalorizado,
estigmatizaste o ridiculizador, realizado en ejercicio de las potestades de crianza o
educación, con el fin de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de los niños, niñas
y adolescentes, siempre que no constituyan un hecho punible.
Violencia intrafamiliar establecida en la LOPNNA.
La lopnna al tener como objeto los derechos de los menores edad que es una materia muy
específica posee el bien enmarcada lo que es la violencia intrafamiliar, su composición
como delito y la pena correspondiente.
Artículo 254 LOPNNA. Trato cruel o maltrato.
Quien someta a un niño, niña o adolescente bajo su autoridad, responsabilidad
de crianza o vigilancia a trato cruel o maltrato, mediante vejación física o psíquica, será
penado o penada con prisión de uno a tres años, siempre que no constituya un hecho
punible será sancionado o sancionada con una pena mayor. El trato cruel o maltrato puede
ser físico o psicológico.
En la misma pena incurrirá el padre, madre, representante o responsable que actúe con
negligencia u omisión en el ejercicio de su responsabilidad de crianza y ocasionen al niño,
niña o adolescente perjuicios físicos o psíquicos.
Artículo 259 LOPNNA. Abuso sexual a niños y niñas.
Quien realice actos sexuales Con un niño o niña, o participe en ellos, será penado o
penada con prisión de dos a seis años.
Si el acto sexual implica penetración genital o anal, mediante acto carnal, manual o la
introducción de objetos; o penetración oral aún con instrumentos que simulen objetos
sexuales la prisión Será de quince a veinte años.
Si él o la culpable ejerce sobre la víctima autoridad, responsabilidad de crianza o vigilancia,
la pena se aumentará de un cuarto a un tercio.
Si el autor es un hombre mayor de edad y la víctima es una niña, o en la causa concurren
victimas de ambos sexos, conocerán los Tribunales Especiales previstos en la Ley Orgánica
sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia conforme el procedimiento
en ésta establecido.
Artículo 260 LOPNNA. Abuso sexual a adolescentes.
Quien realice actos sexuales con adolescente, contra su consentimiento, o participe en ellos,
será penado o penada conforme el artículo anterior.
Violencia intrafamiliar y en contra de la mujer prevista en la ley de la mujer (nombre
híper largo)
Artículo 4°: Definición de violencia contra la mujer y la familia. Se entiende por violencia
la agresión, amenaza u ofensa ejercida sobre la mujer o otro integrante de la familia, por los
cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubinos o personas que hayan cohabitado,
ascendientes, descendientes y parientes colaterales, consanguíneos o afines, que menoscabe
su integridad física, psicológica, sexual o patrimonial.
En Venezuela la violencia familiar, es un monstruo que no discrimina raza, religión,
"Sexo", ni posición social o económica; así pues se pueden observar y conocer las grandes
barbaridades y casos de hechos de violencia que quedan impunes al castigo de la ley porque
simplemente son denunciados ante la jefatura policial o prefectura más cercana; estas que
no hacen nada para evitar dicho atropello. Referente al Artículo 4º; podemos advertir un
vacío en la ley; en cuanto a que solo se contempla como violencia la ejercida por algún
integrante o ex–integrante de la familia; dejando fuera del ámbito legal de este artículo, a
quienes no son miembros o integrantes de la familia. Como ejemplo se puede señalar la
violencia que puede representar cualquier habitante de la comunidad que por algún motivo
pudiera transgredir los derechos de la familia en general.
Definición de violencia física
Artículo 5°: Definición de violencia física. Se considera violencia física toda conducta que
directa o indirectamente está dirigida a ocasionar un daño o sufrimiento físico sobre la
persona, tales como heridas, hematomas, contusiones, excoriaciones, dislocaciones,
quemaduras, pellizcos, pérdida de diente, empujones o cualquier otro maltrato que afecte la
integridad física de las personas. Igualmente se considera violencia física a toda conducta
destinada a producir daño a los bienes que integran el patrimonio de la víctima.
Definición de violencia psicológica
Artículo 6°: Definición de violencia psicológica. Se considera violencia psicológica toda
conducta que ocasione daño emocional, disminuya al autoestima, perjudique o perturbe el
sano desarrollo de la mujer u otro integrante de la familia a que se refiere al artículo 4o de
esta Ley, tales como conductas ejercidas en deshonra, descrédito o menosprecio al valor
personal o dignidad, tratos humillantes y vejatorios, vigilancia constante, aislamiento,
amenaza de alejamiento de los hijos o la privación de medios económicos indispensables.
Definición de violencia sexual
Artículo 7°: Definición de violencia sexual. Se entiende por violencia sexual toda conducta
que amenace o vulnere el derecho de la persona a decidir voluntariamente su sexualidad,
comprendida en ésta no sólo el acto sexual sino toda forma de contacto o acceso sexual,
genital o no genital.
Delitos y penas establecidos en la ley de la mujer sobre la violencia de pareja y se
puede aplicar a la violencia intrafamiliar
Artículo 16°: Amenaza. El que amenace a la mujer u otro integrante de la familia a que se
refiere el artículo 4o. con causarle un daño grave e injusto, en su persona o en su
patrimonio, será castigado con prisión de seis (6) a quince (15) meses.
Artículo 17°: Violencia física. El que ejerza violencia física sobre la mujer u otro integrante
de la familia a que se refiere el artículo 4o. de esta Ley o el patrimonio de estas, será
castigado con prisión de seis (6) meses a dieciocho (18) meses, siempre que el hecho no
constituya otro delito. Si el hecho a que se contrae este artículo se perpetrare habitualmente,
la pena se incrementará en la mitad.
Artículo 18°: Acceso carnal violento. Incurrirá en la misma pena prevista en el artículo 375
del Código Penal, el que ejecute el hecho allí descrito que en perjuicio de su cónyuge o
persona con quien haya vida marital.
Artículo 19°: Acoso sexual. El que solicitare favores o respuestas sexuales para sí o para un
tercero, o procurare cualquier tipo de acercamiento sexual no deseado, prevaliéndose de
una situación de superioridad laboral, docente o análoga, o con ocasión de relaciones
derivadas del ejercicio profesional y con la amenaza expresa o tácita de causarle un mal
relacionado con las legítimas expectativas que puede tener en el ámbito de dicha relación,
será castigado con prisión de tres (3) a doce (12) meses.
Cuando el hecho se ejecutare en perjuicio de la mujer u otro integrante de la familia a que
se refiere el artículo 4o. de esta Ley, la pena se incrementará en una tercera parte.
Artículo 20°: Violencia psicológica. Fuera de los casos previstos en el Código Penal, el que
ejecute cualquier forma de violencia psicológica en contra de alguna de las personas a que
se refiere el artículo 4to. de esta Ley, será sancionado con prisión de tres (3) a dieciocho
(18) meses.
Artículo 21°: Circunstancias agravantes. Se consideran circunstancias agravantes de los
delitos previstos en esta Ley que dan lugar a un incremento de la pena en la mitad:
 1. Penetrar en la residencia de la víctima o en el lugar donde se habite, cuando la
relación conyugal o marital de la víctima por la persona agresora invasora se
encuentre en situación de separación de hecho o de derecho, o cuando el
matrimonio haya sido disuelto mediante sentencia firme.
 2. Contravenir la orden de salir de la residencia familiar emitida por autoridad
competente.
 3. Ejecutarlo con armas.
 4. Ejecutarlo en perjuicio de una mujer embarazada: o
 5. Perpetrarlo en perjuicio de personas discapacitadas, ancianos o menores de edad.
Artículo 27°: Conversión de multa. A los efectos de esta Ley, la conversión de las multas se
hará computando un día de arresto por cada mil (1.000) bolívares de multa. La pena que
resulte de la conversión en ningún caso podrá exceder de seis (6) meses de arresto.