Está en la página 1de 1

Ciencia se preocupará por describir y analizar diferentes aspectos relacionados con nuestro planeta.

Para realizar
tal análisis se puede recurrir a diversos enfoques que harán variar el objeto de estudio o el interés centrada en el
estudio de la organización espacial de las actividades económicas, interesándose especialmente en localizar,
Geografía
describir y explicar los patrones de producción, intercambio y consumo, sin perder de vista los procesos que tales
patrones generan.

La relación que existe entre la economía y la demografía es que estas ciencias estudian la población dentro de
diferentes ámbitos. En el caso de la economía, estudia el comportamiento económico de los agentes
Demografía individuales, producción, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios para satisfacer las
necesidades humanas; por el contrario la demografía, estudia la población humana en cuanto a su dimensión,
estructura, evolución y caracteres generales, desde un punto de vista cuantitativo.

La economía como estudio de la humanidad en el aspecto de la vida comercial tiene su contrapartida en la


historia que describe el desarrollo de la agricultura, de la industria, los transportes, la banca, etc. Este enfoque de
Historia los estudios explica, los inventos de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, no como un desarrollo técnico
sino sobre sus efectos sobre la oferta y demanda de los factores de producción que entraron en su fabricación y la
oferta y demanda de bienes y servicios a que dieron lugar.

La tecnología consiste en los esfuerzos del hombre para enfrentarse a su entorno físico, tanto el que aporta la
naturaleza como el creado por los propios logros tecnológicos del hombre. conjunto de información y
Tecnología
conocimientos, científicos o derivados de la experimentación, comprende todas las técnicas asociadas de gestión
y comercialización.

La economía se interesa por las cantidades, o mejor, por sus cambios en el margen. El leguaje y las técnicas de
la matemática avanzada son de gran utilidad para el razonamiento deductivo, aunque su empleo en economía
Matemáticas pueda obligar a algún economista a sacrificar la claridad en aras de la elegancia, e ir demasiado lejos al hacer
suposiciones que, aunque ciertas sobre el papel, son irrelevantes a fines prácticos.

ALEJANDRA ALATRISTE REYES ACH 201