Está en la página 1de 13

CIMENTACIONES PROFUNDAS

1 PILOTES
Un pilote es un elemento de cimentación de gran longitud comparada con su sección transversal, que
enterrado consigue una cierta capacidad de carga, suma de su resistencia por rozamiento con el terreno y su
apoyo en punta.

2 FUNCION DE LOS PILOTES


Cuando el suelo situado al nivel en que se desplantaría normalmente una zapata o una losa de cimentación,
es demasiado débil o compresible para proporcionar un soporte adecuado, las cargas se transmiten al
material más adecuado a mayor profundidad por medio de pilotes.

Los pilotes son elementos estructurales con un área de sección transversal pequeña, comparada con su
longitud, y usualmente se instalan usando una piloteadora que tiene un martinete o un vibrador. A menudo se
hincan en grupos o en filas, conteniendo cada uno suficientes pilotes para soportar la carga de una sola
columna o muro.

Las columnas con poca carga, pueden en algunos casos, necesitar un solo pilote. Sin embargo, ya que, en las
condiciones del trabajo de campo, la posición real de un pilote puede quedar a varios centímetros de la
posición proyectada, difícilmente pueden evitarse las cargas excéntricas. En consecuencia, las cabezas de los
pilotes aislados usualmente se arriostran en dos direcciones por medio de contratrabes. Si solo se necesitan
dos pilotes las cabezas se unen con un cabezal de hormigón, siendo arriostradas solamente en una dirección,
perpendicular a la línea que une los dos pilotes. Los grupos que contienen tres o más pilotes están provistos
de cabezales de hormigón reforzado y se consideran estables sin apoyarlos con contratrabes.

También pueden usarse pilotes verticales para resistir cargas laterales; por ejemplo, debajo de una chimenea
alta sometida al viento. Comparada con la capacidad axial, la capacidad lateral es usualmente pequeña.
Cuando es necesario soportar grandes cargas laterales, pueden usarse pilotes inclinados. Las inclinaciones
de 1 horizontal por 3 vertical representan aproximadamente la mayor inclinación que puede obtenerse con el
equipo ordinario para el hincado. La economía favorece usualmente las menores inclinaciones, aunque tenga
que usarse un mayor número de pilotes.

3 CONDICIONES PARA EL USO DE PILOTES


Las cimentaciones por pilotaje se utilizan cuando sucede alguna de las siguientes condiciones:

 El estrato o estratos superiores del suelo son altamente compresibles y demasiado débiles para
soportar la carga transmitida por la superestructura.
 Se quieren reducir o limitar los asientos del edificio.
 Existe peligro inminente de licuación de suelos, es decir, presencia de arenas sueltas y nivel freático
alto.
 Presencia de suelos colapsables.
 La permeabilidad u otras condiciones del terreno impiden la ejecución de cimentaciones superficiales.
 Las cargas son muy fuertes y concentradas.
 Hay presencia de suelos expansivos, las cimentaciones con pilotes se consideran como una
alternativa cuando éstos se extienden más allá de la zona activa de expansión y contracción.
 Las cimentaciones de algunas estructuras están sometidas a fuerzas de levantamiento.
 Hay presencia de fuerzas horizontales, las cimentaciones con pilotes resisten por flexión mientras
soportan aún la carga vertical transmitida por la superestructura.
 Se quiere evitar los daños que puede sufrir una futura excavación a la cimentación de una edificación
adyacente; en este caso el pilote lleva la carga de la cimentación debajo del nivel de excavación
esperado.
 Se desea proteger estructuras marinas como muelles, atracaderos contra impactos de barcos u
objetos flotantes.

4 CLASIFICACION DE PILOTES
Los pilotes se construyen en una gran variedad de tamaños, formas, y materiales para adaptarse a muchos
requisitos especiales, incluyendo la competencia económica.

4.1 PILOTES DE CONCRETO


En 1897 el Ing. Hennebique en Alemania sustituyó por primera vez los pilotes de madera por otros de
concrete armado, los cuales posteriormente (1904) fueron usados en América, por la firma Raymond.

En la actualidad son los pilotes de mayor difusión y se los puede clasificar en dos grandes grupos:

 Pilotes prefabricados
 Pilotes vaciados en obra

Los pilotes prefabricados son construidos en el taller y luego transportados a la obra donde se colocan
mediante hincado, roscado, o a presion con gatos, según la técnica usada; Los pilotes vaciados se construyen
in situ aplicando diferentes métodos, tales como el hincado de tubos o camisas metálicas, dentro de las cuales
se extrae el suelo y luego se rellenan con concreto. Estos pilotes pueden ser de camisa perdida o
recuperable, y pueden armarse con barras longitudinales y ligaduras o zunchos.

Otro tipo de pilotes vaciados en obra, son los excavados, que se construyen con la técnica de cavar o dragar
pozos profundos para luego vaciar dentro el concreto fresco, apisonando el material a medida que se va
dando forma al pilote. En todos los casos, y para cualquier método usado, el concreto debe ser de muy buena
calidad, para lo cual se aconseja usar de 8 ½ a 10 sacos de cemento por m 3 de concreto con una relación
agua/cemente < 0.5 en peso.

 Las características de los estratos del subsuelo.


 La longitud necesaria del pilote.
 La topografía del lugar de trabajo.
 La facilidad de instalación de la maquinaria.
 El daño que se puede ocasionar a las construcciones vecinas.
 La presencia del nivel freático.
 Las características de la superestructura.
 El costo de fabricación, transporte y colocación de los pilotes.
 El Angulo de inclinación necesario.
 La presencia de substancias químicas agresivas en el suelo.
 La experiencia en construcciones anteriores similares.

4.2 PILOTES PERFORADOS


A diferencia de los pilotes prefabricados y luego hincados o roscados en el terreno, los pilotes perforados son
los que se construyen horadando el suelo con sondas o barrenos, extrayendo luego la tierra que ha sido
alterada en la perforación y vaciando el concreto fresco en el hueco, el cual generalmente es apisonado
mecánicamente por percusión hasta que fragua y endurece.
Existen diferentes técnicas para llevar a cabo este proceso, así como variados sistemas más de compactación
del concrete vaciado. Entre los distintos tipos de pilotes perforados se pueden mencionar:

 Pilotes Strauss
 Pilotes Wolfsholz
 Pilotes Rodio
 Pilotes Augercast
 Pilotes SACOP
4.2.1 PILOTES STRAUSS
Los pilotes Strauss fueron los primeros construidos utilizando esta técnica de perforación y de ellos derivan
todos los demás tipos de pilotes barrenados. El sistema consiste en introducir en el lugar, por perforación, un
tubo cilíndrico de un determinado diámetro, al cual luego se roscan otros sucesivamente, hasta alcanzar la
altura necesaria.
El proceso se continúa extrayendo la tierra retenida dentro del tubo con cucharones, y se comienza a vaciar el
concreto, el cual es apisonado con un martillo compactador o mazo, que se deja caer repetidamente.
Para no interrumpir la continuidad del golpe de la maza, se ideo un dispositivo mediante el cual el concreto,
mezclado con aditivos fluidificantes, se vacía a través de un tubo coaxial con el tubo forma, a medida que se
lo va golpeando para compactarlo, simultáneamente a la extracción del equipo.
Como resultado, el fuste del pilote queda rugoso, mejorando con ello la adherencia con el suelo que lo
circunda. Si se dificulta la extracción del tubo, se recurre al uso de gatos hidráulicos. Una de las ventajas de
este sistema es que la operación de puesta en obra del pilote se puede realizar por tramos cortos o dovelas,
lo cual resulta especialmente ventajoso cuando se trabaja en áreas de difícil acceso, como, por ejemplo,
dentro de edificaciones existentes. Sin embargo, en la actualidad, los pilotes Strauss estén en desuso.

4.2.2 PILOTES WOLFSHOLZ


A diferencia de los pilotes Strauss, en el sistema Wolfsholz se compacta el concreto vaciado, mediante aire
comprimido. El proceso de perforación de los sucesivos tubos roscados es similar al de los pilotes Strauss,
hasta que se alcanza la altura necesaria.

A continuación, se extrae la tierra de su interior, se coloca la armadura metálica del pilote y se conectan tres
tubos diferentes en la parte superior del pilote, con un dispositivo hermético:

 Un conducto por donde circularé el aire a presión.


 Otro conducto para vaciar el concreto fresco.
 Un tercer conducto para evacuar el agua o lodo que se pueda infiltrar.

Una tapa sellada asegura la estanqueidad del sistema, y se comienza a vaciar el concreto fresco a presión, a
medida que se inyecta aire comprimido sobre él, produciéndose un doble efecto:

 Se comprime el concreto, presionándolo contra las paredes del suelo


 La presión del aire sobre la tapa provoca simultáneamente el levantamiento del tubo.

De esta manera, el tubo asciende y se va extrayendo paulatinamente, desenroscándose las dovelas a medida
que son expulsadas al exterior. El concreto va llenando el hueco hasta completar la totalidad del pilote. Sin
embargo, se debe tener la precaución de controlar la presión del aire, pues si es excesiva, levanta el tubo-
forma muy rápido, y se pueden formar hoquedades o discontinuidades en el hormigonado, que merman la
resistencia del pilote y a fin de provocar la rotura del fuste.
Por lo tanto, la presión del aire debe resultar acorde con la velocidad de extracción del tubo, y se la debe
controlar mediante un manómetro. En suelos bajo el nivel freático, o en estratos donde hay lodo, es
conveniente que antes de vaciar el concreto, se inyecta aire a presión, de modo de poder evacuar el agua o el
lodo por el conducto especialmente acoplado para ello, evitando así que el concreto sea lavado al vaciarse.

4.2.3 PILOTES RODIO


Son pilotes similares a los Strauss, pero la compactación del concreto y la extracción del tubo forma se realiza
en el sistema Rodio mediante agua a presión, en lugar de aire comprimido.

El suelo se perfora con un barreno y luego en el hueco se introduce por rotación un tubo metálico que se va
hundiendo hasta alcanzar la profundidad necesaria. A continuación, se coloca la armadura resistente del pilote
y se comienza a depositar el concreto fresco en el fondo, con un cucharon de almeja cerrado, que evita que el
agua subterránea lo lave o altere. Cuando se ha finalizado la operación de vaciado, se extrae lentamente el
tubo y se compacta el concreto con chorros de agua a presión.

Una variante de este sistema, es el pilote Rodio lubricado, en el cual las paredes del hueco se revisten de
cartón bituminoso o asfaltado, que evita toda fricción entre el fuste del pilote y el suelo que lo rodea. Este
efecto resulta especialmente beneficioso cuando existen estratos intermedios en el subsuelo excesivamente
compresibles, capaces de producir asentamientos del pilote por fricción negativa
4.2.4 PILOTES AUGERCAST
Los pilotes Augercast se fabrican in situ utilizando el método del barrenado y vaciado simultáneos. El sistema presenta
muchas ventajas, entre las cuales se citan:
 Rapidez en la ejecución del pilote
 Economía por emplear equipos livianos
 Ausencia de ruidos molestos o vibraciones
 No necesitan emplear tubo forma
El barreno que se utiliza en los pilotes Augercast es de alta velocidad, con un vástago central hueco, por donde se
inyecta el mortero de arena y cemento a presión. El barreno se atornilla en el suelo hasta la profundidad necesaria, y al
descender afloja el suelo, el cual queda adherido a las alas de la hélice. Cuando ha penetrado completamente, se inyecta
el mortero fresco y se va retirando el barreno, destornillándolo lentamente para que no se desmoronen las paredes del
hueco. Estos pilotes alcanzan unos 20 m de altura, con diámetros de hasta 50 cm.

4.2.5 PILOTES SACOP


En estos pilotes se utiliza un tubo forma de 30 a 60 cm de diámetro, que perfora el suelo con ayuda de un taladro o
sonda rotativa. El tubo forma se obtiene roscando dovelas sucesivas hasta que la perforación alcance la altura necesaria,
en terreno firme.
Luego de extraer el suelo adherido al taladro que se hace penetrar y se retira sucesivamente, se vacía el concreto
utilizando cucharones cerrados para impedir su lavado. En cada operación se golpea el concreto con una masa para
compactarlo y hacerlo penetrar en las paredes del hueco, de modo de obtener un fuste rugoso que aumente la fricción
lateral del pilote.
Luego de vaciar una cierta altura, se colocan las armaduras resistentes y se continua el hormigonado. Cada vez que se
vierte más concreto, se va levantando algo el tubo forma, de modo de ir extrayéndolo paulatinamente. La armadura se
ubica en el tercio superior del pilote, para absorber los esfuerzos de flexión que se pueden producir. Pero si pilote es
inclinado, debe armarse en su altura total. La figure muestra las secuencias de construcción del pilote.
5 VENTAJAS Y DESVENTAJAS
5.1 VENTAJAS
La longitud puede ser variada fácilmente para adaptarse a las diversas condiciones del suelo.
El suelo removido durante la perforación puede ser inspeccionado, de ser necesario, se puede
muestrear o realizar pruebas in situ.
 Se pueden instalar en diámetros muy grandes.
 Son posibles alargamientos de hasta dos o tres diámetros en arcillas.
 El material del pilote no depende de las condiciones de manejo o hundimiento.
 Se pueden instalar en grandes longitudes.
 Se pueden colocar sin ruido, ni vibraciones apreciables.
 Se pueden instalar en condiciones de poca altura libre.
No existe el riesgo de levantamiento del suelo.
5.2 DESVENTAJAS
 El concreto no se instala en condiciones ideales y no puede ser inspeccionado luego.
 El agua bajo presión artesiana puede empujar el cuerpo del pilote lavando el cemento.
 No se pueden formar extremos alargados en materiales no cohesivos.
 No se pueden extender fácilmente sobre el nivel del suelo, especialmente en estructuras de ríos y
mares.
 Los métodos de perforación pueden aflojar suelos arenosos o gravosos.
 En algunos casos se deberán emplear lodos bentoníticos para estabilizar el suelo.
6 DISEÑO

La capacidad de carga última de un pilote se logra por una simple ecuación como la suma de la carga tomada
en la punta del pilote más la resistencia total por fricción (fricción superficial) generada en la interfaz suelo-
pilote.

Donde:
Numerosos estudios publicados tratan de la determinación de los valores Qp y Qs, estos fueron
proporcionados por Vesic (1977), Meyerhof (1976), Coyle y Catello (1981), etc. Tales estudios son una valiosa
ayuda en la determinación de la capacidad última de los pilotes.

6.1 CAPACIDAD DE CARGA DE LA PUNTA Qp

Según Terzaghi, partiendo de la capacidad última de carga de cimentaciones superficiales, se tiene:

Donde:

6.2 RESISTENCIA POR FRICCIÓN Qs

La resistencia por fricción o superficial de un pilote se expresa como:

Donde:

Existen muchos medios para estimar Qp Y Qs. Debe recalcarse que, en el campo para movilizar plenamente
la resistencia de punta Qp, el pilote debe desplazase de 10 a 25% del ancho (o diámetro) del pilote.
6.2.1 Método de Meyerhof, estimación de Qp
Arena.-
La capacidad de carga fe punta Qp de un piote es arena generalmente crece con la profundidad de
empotramiento en el estrato de apoyo y alcanza un valor máximo para una relación de empotramiento de Lb/D
= (Lb/D)cr. De acuerdo con Meyerhof los factores de capacida de carga crecen con Lb/D y alcanzan un valor
máximo de de Lb/D ≈0.5 (Lb/D)cr.
6.2.2 Método de Vesic, estimación de Qp

Vesic (1977) propuso un método para estimar la capacidad de carga de punta de un pilote con base en la
teoría de expansión de cavidades. De acuerdo con esta, basada en parámetros de esfuerzo efectivo.

Donde:
De acuerdo con la teoría de Vesic:

Donde Irr= índice de rigidez reducida para el suelo Sin embargo,

Donde;

Los valores Ir, se logran de pruebas en laboratorio de consolidación y triaxiales correpondientes a los niveles
apropiados de esfuerzo.

6.2.3 Método de Janbu, estimación de Qp


Janbu propuso calcular Qp con la expresión

Los factores de capacidad de carga Nc y Nq se calculan suponiendo una superficie de falla en el suelo en la
punta del pilote, Las relaciones de capacidad de carga son:

La variación de todas las variables utilizadas por Janbu, se muestran en la figura, El angulo eta varía
aproximadamente 70° em arcillas blandas a aproximadamente 105° en suelo arenosos densos.
6.2.4 Método de Coyle y Castello, estimación de Qp en arena
Coyle y Catello (1981) analizaron 24 pruebas de carga a gran escala en campo de pilotes hincados en arena. Con ese
resultados sugirieron que en arena,
6.2.5 Resistencia por fricción Qs, en arena

La resistencia por fricción se expresa de esta manera:

La resistencia por fricción f, es difícil de estimar. Al calcular f deben tenerse en cuenta varios factores importantes:
- La naturaleza de la instalación del pilote. Para los hincados en arena, la vibración causada durante el hincado del
pilote ayuda a densificar el suelo a su alrededor.
- La fricción unitaria superficial crece con la profundidad más o menos linealmente de L´ y permanece luego
constante.
- A profundidades similares, la fricción unitaria superficial en arena suelta es mayor para un pilote de alto
desplazamiento que para un pilote de bajo desplazamiento.
- A profundidades similares, los pilotes perforados o hincados parcialmente con chorro de agua a gran presión,
tendrán una fricción unitaria superficial menor que en el caso de los pilotes hincados.

-
En realidad la magnitud de K varía con la profundidad. Es aproximadamente igual al coeficiente, Kp, de presión
pasiva de Rankine en la parte superior del pilote y menor que el coeficiente, Ko, de la presión en reposo a una
profundidad mayor.

Finalmente Coyle y Castello propusieron que:

6.3 RESISTENCIA POR FRICCIÓN (SUPERFICIAL) EN ARCILLA


La estimación de la resistencia por fricción de pilotes en arcilla es casi tan difícil como en arena debido a la presencia de
variables que no pueden ser cuantificadas fácilmente. Actualmente se disponen de varios métodos para obtener la
resistencia unitaria por fricción de pilotes.
6.3.1 Método λ
Propesto por Vijayvergiya y Fotch. Se basa en la hipótesis de que el desplazamiento del suelo causado por el hincado del
pilote conduce a una presión lateral pasiva a cualquier profundidad y que la resistencia unitaria superficial promedio es:
6.3.2 Método α

De acuerdo con este, la resistencia unitaria superficial de suelos arcillosos se presenta por la ecuación :

6.3.3 Método β
Cuando los pilotes se hincan en arcillas saturadas, la presión de poro en el suelo alrededor de los pilotes aumenta; este
exceso de presión de poro en arcillas normalmente consolidados es de 4 a 6 veces cu. Sin embargo, an
aproximadamente un mes, esta presión se disipa gradualmente. Por consiguiente, la resistencia unitaria por fricción en
el pilote se determina con base en los parámetros de esfuerzo efectivo de la arcilla en un estado remoldeado c=0,
entonces: