Está en la página 1de 7

INTRODUCCION: El cáncer de huesos es un tipo de cáncer poco frecuente que comienza

en un hueso. Puede comenzar en cualquier hueso del cuerpo, pero afecta con mayor
frecuencia a los huesos largos que constituyen los brazos y las piernas. Existen varios tipos
de cáncer de huesos. Algunos se presentan principalmente en niños, mientras que otros
afectan en su mayoría adultos.El término «cáncer de huesos» no comprende el cáncer que
comienza en otra parte del cuerpo y se extiende (metástasis) al hueso. Esos tipos de
cáncer, en cambio, se denominan según el lugar del cuerpo en el que comienzan, como un
cáncer de mama que metástasis hasta el hueso.
OBJETIVOS

 Conceptualizar cáncer de hueso.


 Conocer los diferentes tipos de cáncer de hueso y sus estadios.
 Diferenciar y determinar las áreas que involucran sus afecciones, como también sus
factores de riesgo.
 Realizar un programa de actuación de tratamiento en base al avance del cáncer y
la condición de paciente.

CÁNCER DE HUESO

Es un tipo de cáncer muy poco común y que en casos extremos puede implicar la
amputación de la extremidad afectada.Cáncer de huesos es un tipo de cáncer relativamente
raro, en que las células cancerosas crecen y se reproducen descontroladamente en el tejido
de los huesos. Puede comenzar en el hueso o propagarse a éste desde otras partes del
cuerpo.Cuando comienza en el hueso se llama cáncer primario y en los casos en que las
células cancerosas se extienden al hueso desde otras zonas del cuerpo, se llama cáncer
secundario. Hay distintos tipos de cáncer a los huesos

TIPOS DE CELULAS DE HUESO El hueso es un órgano dinámico a diferencia de su


aspecto de un órgano inerte duro. Hay células dentro de él, así como las fibras o los tejidos
resistentes llamaron el colágeno y los minerales como el calcio y los fosfatos. Las células
incluyen Osteoblastos, Osteoclastos y Chondrocytes. Los osteoblastos son las células que
se multiplican regularmente para ofrecer el incremento y la estructura de los huesos. La
ayuda de Osteoclastos en retiro o la disolución de exceso de los tejidos del hueso. Esto
ayuda en moldear un remodelado del hueso para adaptarse a la estructura y a la función.
Chorndrocytes da lugar a los tejidos del cartílago que capsulan los extremos de los huesos
especialmente en las juntas. Todas estas células son constante crecientes y de muertes
para hacer el hueso un órgano como cualquier otro en la carrocería. El cáncer ocurre
cuando estas células tienen anormalidades en sus ciclos de incremento y crecen sin
obstáculo.

TIPOS DE CANCER DE HUESO


1. OSTEOSARCOMA: (también llamado sarcoma osteogénico) Es el tipo de cáncer
primario que ocurre con mayor frecuencia. Este tumor canceroso, generalmente, aparece en
los huesos en desarrollo, por lo cual es más común entre los 10 y los 25 años, pero alrededor
del 10% de los casos de osteosarcoma ocurre en personas de entre 60 y 79 años. Es poco
frecuente en las personas de mediana edad, y es más común en los hombres que en las mujeres.
Estos tumores se desarrollan con más frecuencia en los huesos de los brazos, las piernas o la
pelvis.
2. FIBROSARCOMA E HISTIOCITOMA FIBROSO MALIGNO: Es un tipo de cáncer que suele
desarrollarse en los tejidos blandos como ser músculos, ligamentos, tendones, etc. y
posteriormente propagarse a los huesos de brazos, piernas o mandíbula
3. CONDROSARCOMA:Es el segundo tipo de cáncer primario que se da con más frecuencia y
se manifiesta en los cartílagos, generalmente, después de los 50 años de edad , las mujeres
desarrollan este cáncer con la misma frecuencia que los hombres. Pueden comenzar en
cualquier parte en la que haya cartílago. La mayoría se forma en huesos, como la pelvis, las
piernas o los brazos. A veces, puede comenzar en la tráquea, la laringe y la pared torácica. Otros
lugares pueden ser la escápula (omóplato), las costillas o el cráneo.
4. CORDOMA: Es un tipo de cáncer primario y suele manifestarse en la columna vertebral o en
el cráneo. Este cáncer con más frecuencia en adultos mayores de 30 años de edad. Es
aproximadamente dos veces más frecuente en los hombres que en las mujeres.Suelen crecer
lentamente y a menudo no se propagan a otras partes del cuerpo. A menudo regresan en la
misma zona, si no se extrae completamente. Las áreas más comunes de propagación de
tumores son los ganglios linfáticos, los pulmones y el hígado.
5. SARCOMA DE EWING: Habitualmente suele desarrollarse en la cavidad ósea de piernas y
brazos. es el tercer tipo de cáncer de hueso primario más común, y el segundo tipo más común
en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Es poco común ver este cáncer en adultos mayores
de 30 años. Este cáncer (también conocido como sarcoma de Ewing) recibió su nombre del
médico que lo describió por primera vez en 1921, el Dr. James Ewing. La mayoría de los tumores
de Ewing se desarrollan en los huesos, pero pueden originarse en otros tejidos y órganos. Los
sitios en los que este cáncer se desarrolla más comúnmente son la pelvis, la pared torácica (por
ejemplo, las costillas o los omóplatos), y los huesos largos de las piernas o los brazos. Los
tumores de Ewing se presentan con más frecuencia en personas de raza blanca y son muy
infrecuentes en estadounidenses de raza negra y asiática.
CAUSAS Desconoce con exactitud la causa del cáncer de huesos primario, pero la
genética desempeña un rol determinante en casi todos los casos.
Factores de riesgo-Exposición a la radiación: La exposición a grandes dosis de radiación,
como aquellas que se emiten durante la radioterapia para el cáncer, aumenta el riesgo de
que se desarrolle cáncer de huesos en el futuro.

 Enfermedad de Paget: La enfermedad ósea de Paget, que se observa


principalmente en adultos, puede aumentar el riesgo de que se desarrolle cáncer de
huesos en el futuro.
 Antecedentes en la familia de cáncer de huesos
 Predisposición genética: Ciertos síndromes genéticos poco frecuentes heredados
de la familia aumentan el riesgo de presentar cáncer de huesos, entre ellos el
síndrome de Li-Fraumeni y el retinoblastoma hereditario.Además de los ya
descritos, hay determinados factores de riesgo específicos para ciertos tipos de
cáncer de huesos:
1. Osteosarcoma

 Sexo masculino
 Tener entre 10 y 30 años
 Síndrome de Li-Fraumeni y de Rothmund-Thompson
 Transplante de medula ósea
 Retinoblastoma (un tipo de cáncer de ojo poco común)

2. Condrosarcoma

 Ser mayor de 20 años


 Exostosis múltiple

3. Fibrosarcoma e histiocitoma fibroso maligno

 Ser anciano o adulto de mediana edad

 Sarcoma de Ewing :Ser menor de 30 años

SINTOMAS Los síntomas dependen de la localización y tamaño del tumor. Entre los más
habituales están:

 Dolor agudo en los huesos, de una intensidad tal capaz de despertarlo en medio
de la noche

 Dificultades para respirar

 Dolor en la zona del tumor


 Fracturas óseas
 Fatiga
 Pérdida de peso inexplicable
 Inflamación o prominencia en la zona del tumor

DIAGNOSTICO
Entre las pruebas para realizar el diagnóstico están:

 Radiografías
 Exámenes de sangre: Para constatar el nivel de la enzima fosfata alcalina, ya que las
personas que tienen cáncer de husos liberan altos niveles de ésta
 Tomografía computada
 Escáner óseo: Es un examen que busca tumores en los huesos
 Biopsia: Se extrae una muestra de tejido óseo para analizarlo en la búsqueda de
células cancerígenas
 Resonancia magnética

ESTADISTICAS DE SUPERVIVENCIA Para todos los casos de cáncer de hueso


combinados (tanto en adultos como en niños), la tasa relativa de supervivencia a 5 años es
de alrededor del 70%. Para los adultos, el cáncer de hueso más común es el condrosarcoma,
que tiene una tasa relativa de supervivencia a 5 años de alrededor del 80%.
ETAPAS O ESTADIO Las etapas de los cánceres de hueso van desde la etapa I (1) a IV
(4). Por regla general, mientras más bajo sea el número, menos se ha propagado el cáncer.
Un número más alto, como la etapa IV, significa una mayor propagación del cáncer. Además,
dentro de cada etapa, una letra menor significa una etapa menos avanzada. Si bien la
experiencia del cáncer de cada persona es única, los cánceres con etapas similares suelen
tener un pronóstico similar, y a menudo son tratados de manera muy similar. El sistema de
estadificación que se emplea con más frecuencia para el cáncer de hueso es el sistema TNM
del American Joint Committee on Cancer (AJCC), que se basa en cuatro piezas clave de
información:

 La extensión (tamaño) del tumor (T): ¿De qué tamaño es el cáncer? ¿El cáncer se
encuentra en más de un lugar en el hueso?
 La propagación a los ganglios (nódulos) linfáticos adyacentes (N): ¿Se ha propagado
el cáncer a los ganglios linfáticos adyacentes?
 La propagación (metástasis) a sitios distantes (M): ¿Se ha propagado el cáncer solo
a los pulmones o a sitios distantes tal como otros huesos o el hígado?
 El grado del cáncer (G): ¿Qué tan anormales se ven las células cuando se las
examina al microscopio?

La escala utilizada para clasificar por grados al cáncer de hueso va del 1 al 3. Los cánceres de
bajo grado (G1) tienden a crecer y propagarse más lentamente que los cánceres de alto grado
(G2 o G3).

 El grado 1 (G1) significa que el cáncer se parece mucho al tejido normal del hueso.
 Mientras que el grado 3 (G3) significa que el cáncer se ve muy anormal.
 El grado 2 (G2) tiene características intermedias.

TRATAMIENTO
Cuando ha sido localizado el cáncer, deben realizarse pruebas para ver si se ha
propagado, y si es así hasta a dónde. Ya que el tratamiento dependerá de la etapa en la
que se descubra el cáncer, la extensión y del estado de salud del enfermo.

Entre las opciones de tratamiento están:


 Radioterapia: Se utiliza para eliminar las células cancerosas y reducir el tamaño
del tumor. La radiación puede ser externa o interna La radioterapia se utiliza a
menudo antes de una operación, ya que puede reducir el tamaño del tumor y hacer
que sea más fácil extraerlo. Esto, a su vez, puede ayudar a reducir las posibilidades
de que sea necesaria una amputación. La radioterapia también se puede utilizar en
personas con cáncer en los huesos que no puede extraerse con cirugía. Luego de
la cirugía, la radioterapia se puede usar para destruir células cancerosas que
pudieron haber quedado. La radioterapia puede ayudar a las personas con cáncer
de hueso avanzado a controlar los signos y síntomas, como el dolor.
 Quimioterapia:
 Se trata de la administración de medicación para eliminar las células cancerosas.
Como:
 Carboplatin
 Cisplatin
 Cyclophophamide
 Doxorubicin
Cirugía: La intervención quirúrgica consiste en extraer el tumor y el tejido que lo rodea
y, en ocasiones, los nódulos linfáticos próximos. Incluso puede ser necesaria la
amputación de la extremidad comprometida
Terapia mieloablativa con apoyo de células madre: En los casos en que el cáncer
se ha propagado puede utilizarse quimioterapia intensa para eliminar las células
cancerosas. Este tratamiento también daña la médula ósea por ello las células madre
son administradas para compensar la pérdida de médula destruida
TRATAMIENTO MEDICAMENTOSO (TERAPIA DIRIGIDA)Los medicamentos de terapia
dirigida funcionan en forma diferente a los medicamentos de quimioterapia convencionales
y causan diferentes efectos secundarios. Estos medicamentos son especialmente
importantes para combatir enfermedades, como el cordoma y otros tipos de cáncer de
hueso para los cuales la quimioterapia no ha sido muy eficaz. Puede que los medicamentos
de terapia dirigida sean más eficaces en el tratamiento de estos cánceres. Muchos
investigadores están evaluando cómo estos medicamentos podrían utilizarse para tratar los
cánceres de hueso primarios.
 Imatinib
 Denosumab
 Interferón

TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO
Objetivos generales

 El objetivo de la terapia física durante su tratamiento para el cáncer de hueso es


para que se sienta lo mejor posible, tanto física como mentalmente.
 Esto incluye la reducción del estrés, prevenir la fatiga y mejorar la calidad de vida
en general. Opciones comunes de tratamiento múltiple incluyen la quimioterapia y
la radiación.
 Sin embargo, el ejercicio puede ayudar a aumentar la tolerancia de su cuerpo para
estos tratamientos, y aumentar la frecuencia cardíaca y la flexión muscular. La
fisioterapia también apunta a caminar y moverse con el fin de aumentar su impulso
a su nivel de energía para hacer frente a mieloma múltiple.

Objetivos específicos:

 Mejorar la calidad de vida y reducir las complicaciones derivadas de una terapia


inmunosupresora

 Facilitar la independencia en las actividades diarias.


 Mejorar la forma física y el rendimiento del ejercicio.
 Mejorar el bienestar emocional.
 La fisioterapia trabaja la movilidad de las extremidades afectadas, así como a
mantener el tono muscular de las mismas.
 Movilización de las extremidades afectadas, contribuyendo al mantenimiento del
tono muscular de las mismas.
 Educación aditamento ortesico.

FISIOTERAPIA
 No existe un tratamiento de terapia física específicamente.
 La fatiga y disnea son algunas de las características de cáncer de hueso, lo que
conduce a una disminución de oxígeno. Para combatir la fatiga, uno de los
componentes principales de la terapia debe ser cardiovascular.
 Los ejercicios como caminar, nadar o usar una bicicleta estacionaria puede
fortalecer el corazón y los pulmones.
 También puede participar en el entrenamiento de fuerza para construir el músculo y
la fuerza ósea y ejercicios de estiramiento para aflojar y relajar las articulaciones
rígidas y músculos.
 Asegurarse de que sus músculos mantengan el tono es un importante objetivo de la
terapia física para el cáncer de hueso.
 Cuando las células cancerígenas están creciendo, producen sustancias químicas
que disuelven el hueso, causando dolor y que le pone en mayor riesgo de fracturas
óseas. Aparte del aspecto físico, terapia ocupacional puede ayudar a realizar las
actividades diarias en función de sus posibles limitaciones físicas, y patología del
habla para enseñar a la terapia del habla y abordar los problemas de deglución que
pueden causar dificultad para consumir alimentos.

Métodos que pueden ser utilizados:En el caso de necesitarse radioterapia,


quimioterapia, cirugía o trasplante la aplicación de la fisioterapia ayudará a mejorar los
resultados y la eficacia de dichas tecnologías, así como a disminuir ciertas secuelas propias
del tratamiento referido.

Entre las aplicaciones de mayor interés en el paciente oncológico se describe


 Hidroterapia: Método curativo de algunas enfermedades que se fundamenta en la
utilización del agua.
 Crioterapia. Método curativo de algunas enfermedades que se fundamenta en la
utilización del frío o las bajas temperaturas.
 Climatoterapia: La climaterapia es la técnica de aplicación que consiste en la
exposición del paciente al aire, viento, sol y lluvia con fines terapéuticos.
 Cinesiterapia, en forma de cambios posturales, ejercicios pasivos, activos,
gimnasia y actividades aeróbicas, respiraciones, danza, psicomotricidad, expresión
corporal, eutonía, técnica Alexander, yoga, biofeedback, tai chi, programa de
marcha, práctica deportiva y ciertos ej. Ejercicios en apnea controlada.
 Masaje: Tipo sensitivo, metamórfico, reflexoterapia de los pies y de las manos.
 Terapia Ocupacional, a través de la tierra, pintura, papel, baile, ritmo, lectura,
audición, fotografía, imagen, madera, huerto, juegos, asociacionismo, dinamismo y
actividades en compañía del color y de la música del paisaje.

 Relajación, en forma de visualización, concentración, meditación, consciencia


corporal.

 CONCLUSIONES
El principal objetivo de la fisioterapia es mantener el tono y evitar atrofias que se producirán
por la falta de movilización ocasionada por el miedo al dolor.
En el tratamiento fisioterapéutico d los pacientes oncologicos utilizaremos distintas áreas
de la terapia como lenguaje,cardiovascular, etc.
Es importante que como profesionales de la salud nos familiaricemos con el paciente
oncológico aprendiendo las técnicas necesarias para el manejo de esta enfermedad.

También podría gustarte