Está en la página 1de 328
Manuel Atienza Ideas para una Filosofia del Derecho Una propuesta para el mundo latino GRIJLEY Serie dirigida por Lucas Lavado —_——— Primera edicién: octubre de 2018 Hecho el Depésito Legal en la Biblioteca Nacional del Pert N.° 2018-13755 ISBN: 978-9972-04-601-8 © 2018, Ideas para una Filosofia del Derecho © 2018, Manuel Atienza © 2018, Editora y Libreria Juridica Grijley E..R.L. Jr. Azangaro 868 - Lima Tlfs.: 346-9961 - 955474204 elay_grijley@hotmail.com Composicién ¢ impresi6n Editora y Libreria Juridica Grijley E.1.R.L. Av. Tingo Maria 1330 - Lima TIF: 337-5252 ediciongrijley@gmail. com Tiraje: 1,000 ejemplares DERECHOS RESERVADOS: DECRETO LEGISLATIVO N.° 822 Prohibida la reproduccién de este libro por cualquier medio, total o parcialmente sin permiso expreso de la editorial. ny Presentacién del editor Presenitacion del autor secsscncsrasan cennaenmrenerees : Parte | 1. ¢Es posible una ensefianza cientifica del derecho? 2. Virtudes judiciales. Sobre la seleccién y formacién de los jueces en el Estado de Derecho ........:.ccteseesneee 3. Diez consejos para escribir un buen trabajo deidogmdtiea sisssasssisscesccwseewvisecssenarnnsreecevasssesccseies 4. —, lo que, en cierto modo, se corresponde con un sistema de «Derecho continental», basado en Ja primacia de la ley, del cédigo, cuyo sentido —al menos originariamente- fue el de establecer un bastion frente a la arbitrariedad de los jueces. Resulta interesante recordar -como muestra de la aversién hacia los tribunales y hacia los jueces con que se inicia el Derecho del «nuevo régimen»— que la Revolucién francesa abolié por ley las Facultades de Derecho (en 1793) e introdujo en las escuelas puiblicas lecciones elementales de Derecho para crear «ciudadanos virtuosos» que no necesiten acudir a los tribunales (Van Caenegan 1991, p. 135). Nosotros, quizas més realistas ~y pesimistas— hemos aceptado que los tribunales eran 35 Manuel Atienza un mal necesario, cuando no una maldicidn («ipleitos tengas...!»). Y, de manera bien «contrarrevolucionaria», hemos encerrado el estudio del Derecho en las Facultades universitarias (