Está en la página 1de 11

A vucchella

Si,como una pequeña flor


tu tienes una boquita dulce
un poco, poquito seca(como la rosa marchita).

por favor,damela,damela
ella es como una pequeña rosa.
dame un dulce y diminuto beso
damelo Cannetella.

dadme uno y tomad otro


es tan solo un beso pequeño
como esa boquita,
que es como una pequeña rosa
un poco, poquito marchita.

Parlami d'amore

Qué guapa eres, aún más guapa esta noche Mariù


brilla una sonrisa de estrella, en tus ojos azules
Aunque el destino mañana sea adverso
hoy estoy a tu lado ¿por qué suspirar? ¡No pienses!

Háblame de amor Mariù


toda mi vida eres tú
tus ojos bellos brillan
llamas de sueño centellean.

Dime que no es una ilusión


Dime que eres toda para mí
Aquí sobre tu corazón no sufro más
Háblame de amor Mariù.

Sé que una sirena bella y encantadora eres tú


sé que se pierde quien mira
esos ojos tuyos azules.
Pero qué me importa si el mundo se ríe de mí
mejor en un remolino profundo
pero siempre contigo,
sí, contigo.

Háblame de amor Mariù


toda mi vida eres tú
tus ojos bellos brillan
llamas de sueño centellean.
Dime que no es una ilusión
Dime que eres toda para mí
Aquí sobre tu corazón no sufro más
Háblame de amor Mariù.

Non ti scordar di me

Se fueron las golondrinas de mi país


frío y sin sol,
en busca de violetas de primavera,
nidos de amor y felicidad.
Mis pequeña golondrina partió
sin darme un beso,
sin una fiesta de despedida.

No te olvides de mí:
mi vida atada a ti.
Te amo más y más,
Tú te quedas en mi sueño.
No te olvides de mí:
mi vida atada a ti.
Siempre hay un nido en mi corazón para ti.
No te olvides de mí!

Core 'ngrato

Catari, Catari,
¿Por qué me dices estas palabras amargas?
¿Por qué hablas y mi corazón me atormenta, Catari?

¡No olvides que te di mi corazón, Catari!


¡No te olvides!

Catari, Catari, ¿Qué te propones al decir


Esos discursos que me causan dolor?
¡Tú no piensas en este dolor mío!
¡Tú no piensas! ¡Tú no tienes corazón!

Corazón, corazón ingrato


Te has llevado mi vida.
¡Todo ha terminado,
Y no piensas en nosotros!
Catari, Catari,
Tú no sabes que hasta en una iglesia
Entré y le oré a Dios, Catari.
Y también le dije al confesor:
"¡Estoy sufriendo
Por esa allí!

Estoy sufriendo,
Estoy sufriendo, es imposible creer,
Estoy sufriendo todos los tormentos!"
Y el confesor que es una persona santa,
Me dijo "Hijo mío, déjala estar, déjala estar."

Corazón, corazón ingrato


Te has llevado mi vida.
¡Todo ha terminado,
Y no piensas en nosotros!

Musica proibita

Todas las noches debajo de mi balcón


He oído cantar una canción de amor,
A veces las repetidas editado por
Un hermoso niño
Superó el centro me siento fuerte,
¡Oh, qué dulce la melodía se pudo!
Oh com "es hermoso, porque es bienvenido!
;Mi madre no quiere que la cante
Me gustaría poder, ¿Por que me la ha prohibido?
Ella y yo, yo la voy a cantar
La frase que me hizo temblar:
Quiero besar su cabello negro,
Sus labios y sus ojos graves,
Yo quiero morir contigo,
Ángel de Dios,
O hermoso amor, mi amor.
A continuación vi ayer en el paseo,
Y sentí que la costumbre cantar:
Quiero besar tus cabellos, negros,
rus labios y tus ojos,
Abrázame, querido, me tienen en su corazón,
Déjenme vivir la emoción del amor.

Santa Lucia

Sobre el mar espejea el astro de plata,


El agua está calma, el viento favorable.
Sobre el mar espejea el astro de plata,
El agua está calma, el viento favorable.
Venid a la ágil barquita mía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
Venid a la ágil barquita mía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

Con este céfiro, tan suave,


¡Oh, cómo es bello estar en el barco!
Con este céfiro, tan suave,
¡Oh, cómo es bello estar en el barco!
¡Anda, pasajeros, venid acá!
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
¡Anda, pasajeros, venid acá!
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

Entre las velas, está lista la cena


En una tarde tan serena,
Entre las velas, está lista la cena,
En una tarde tan serena,
Quien no pide, quien no desea
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
Quien no pide, quien no desea
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

Mar tan calma, viento tan caro


Hacen olvidar sus pesares al marinero,
Mar tan calma, viento tan caro
Hacen olvidar sus pesares al marinero,
Y va gritando con alegría
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
Y va gritando con alegría
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

Oh dulce Nápoles, oh suelo bendito


Donde quiso sonreír lo creado,
Oh dulce Nápoles, oh suelo bendito
Donde quiso sonreír lo creado,
Tú eres el imperio de la harmonía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
Tú eres el imperio de la harmonía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

¿A qué tardáis? Bella es la tarde,


Sopla una brisita fresca y ligera.
¿A qué tardáis? Bella es la tarde,
Sopla una brisita fresca y ligera.
Venid a la ágil barquita mía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!
Venid a la ágil barquita mía,
¡Santa Lucía! ¡Santa Lucía!

La danza

Ya la luna está sobre el mar;


¡Mamá mía, se saltará!
El tempo es bueno para bailar,
Quién está enamorado no faltará.

Ya la luna está sobre el mar;


¡Mamá mía, se saltará!

Pronto a bailar, vuelta tras vuelta,


mujeres mías vengan aquí,
un joven bello y juguetón,
a cada una le tocará,
mientras en el cielo brilla una estrella
Y la luna brillará,
El más bello con la más bella,
toda la noche bailará.

Mamá mía, mamá mía,


Mamá mía, en medio del mar
Mamá mía, mamá mía,
Mamá mía, se saltará.

Más rápido, rápido,


más rápido, rápido,

Salta, salta, gira, gira


cada pareja en un círculo va,
ya avanzan, ya se retiran
y al asalto se volverá.

¡Ya avanzan, ya se retiran


y al asalto se volverá!

¡Unido, unido con la rubia,


con la trigueña voy aquí y allá
con la pelirroja voy a la segunda,
con la pálida quieto estoy.
Viva la danza, girando, girando
soy un rey, soy un señor,
es el placer más grande del mundo
la delicia más deseada!

Mamá mía, mamá mía,


Mamá mía, en medio del mar
Mamá mía, mamá mía,
Mamá mía, se saltará.

Piacer d'amor

Placer de amor dura solo un momento,


dolor de amor dura toda la vida.
Yo lo dejé todo por la ingrata Silvia;
ella me deja y toma otro amante.
Placer de amor dura solo un momento,
dolor de amor dura toda la vida.
Mientras esta agua fluya dulcemente
hacia el arroyo que bordea los prados,
yo te amaré, mi recordada Silvia.
El agua fluye todavía, ella sin embargo ha cambiado.
Placer de amor dura solo un momento,
dolor de amor dura toda la vida.

Caruso
Aquí donde el mar reluce
y sopla fuerte el viento
sobre una vieja terraza
frente al golfo de Sorrento
un hombre abraza a una muchacha
después de que había llorado
luego se aclara la voz
y vuelve a dar comienzo al canto.
Te quiero mucho,
pero mucho, mucho, sabes…
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes…

Vio las luces dentro del mar,


pensó en las noches allí en América
pero sólo era el reflejo de algunos barcos
y la blanca estela de una hélice.
Sintió el dolor en la música,
se levantó del piano
pero cuando vio la luna salir tras una nube
le pareció dulce incluso la muerte.
Miró en los ojos la muchacha,
esos ojos tan verdes como el mar
luego de repente salió una lágrima
y él creyó de ahogar.

Te quiero mucho
pero mucho, mucho, sabes…
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes…

Fuerza de la lírica
donde cada drama es un falso,
donde con un buen maquillaje y con la mímica
puedes llegar a ser otro.
Pero dos ojos que te miran
tan cercanos y tan auténtícos,
te hacen olvidar palabras,
confunden pensamientos.
Así todo parece tan pequeño,
también las noches allí en América
miras atrás y ves tu vida
como la estela de una hélice.
Sí, es la vida que se acaba
sin embargo él no lo pensó tanto
por el contrario, se sentía ya feliz
y volvió a comenzar su canto.

Te quiero mucho
pero mucho, mucho, sabes…
es un cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes…

Funiculi funicula

Ayer por la tarde, Anita, me subí


tú sabes adónde, tú sabes adónde.
Adonde este corazón ingrato
no puede hacerme más bromas.
Adonde el fuego quema,
pero si huyes te deja ir
y no te sigue, no te cansa
mirar al cielo
vamos, vamos arriba, vamos, vamos,
¡funiculì, funiculà!
Vamos, del suelo a la montaña
hay un paso
Se ve Francia, Procida y España…
¡yo te veo a ti!
Tirado por una soga, dicho y hecho,
vamos al cielo…
Se va rápido como el viento, de repente,
¡sube sube!
Vamos, vamos arriba, vamos, vamos,
¡funiculì, funiculà!

Se ha subido, Anita,
mi cabeza ya se ha subido
Se ha ido, luego ha vuelto, luego ha venido
está siempre aquí.
Mi cabeza gira, gira alrededor, alrededor
alrededor de ti.
Este corazón siempre canta
la misma cantilena
¡Cásate conmigo, Anita!
Vamos, vamos arriba, vamos, vamos,
¡funiculì, funiculà!

*Funiculì Funiculà: es una famosa canción napolitana compuesta en 1880 por Luigi Denza
con letra del periodista Peppino Turco. La letra fue inspirada en la apertura del primer
funicular del Vesubio, construido en 1879, para alcanzar la cumbre del volcán. La canción,
presentada en el Festival de Piedigrotta, describe a los napolitanos y sobre todo a los turistas
las ventajas ofrecidas por el nuevo medio de transporte, que permitía subir sin dificultad,
admirando la belleza del paisaje.
Sin embargo, el funicular sufrió graves daños a causa de dos erupciones del volcán, en 1906
y en 1944 y fue cerrada definitivamente en 1984.

O sole mio
Qué cosa más bella un día de sol,
un aire sereno después de una tempestad
Por el aire fresco ya parece una fiesta
¡Qué cosa más bella un día de sol!
Pero otro sol
aún más bello, mi niña,
mi sol
está en tu frente.
El sol, mi sol
está en tu frente
está en tu frente.Lucen los cristales de tu ventana
una lavandera canta y se jacta (de ello)
y mientras tanto estruja, tiende y canta
lucen los cristales de tu ventana.Pero otro sol
aún más bello, mi niña,
mi sol
está en tu frente
El sol, mi sol
está en tu frente
está en tu frente.
Cuando llega el anochecer y el sol baja,
casi me sube una melancolía;
me quedaría bajo tu ventana
cuando llega el anochecer y el sol baja.

Pero otro sol


aún más bello, mi niña,
mi sol
está en tu frente
El sol, mi sol
está en tu frente
está en tu frente.

Torna a Surriento

Mira el mar, qué hermoso es,


inspira tanto sentimiento,
como tú, que a quien miras,
aún despierto lo haces soñar.

Mira aquí estos jardines,


huele estas flores de naranjo,
un perfume tan delicado
va directo al corazón...

Y tú dices: "¡Me marcho, adiós!"


te alejas de este corazón,
de esta tierra del amor:
¿Tienes el corazón para no volver?

¡Pero no me dejes,
no me des este tormento!
¡Vuelve a Sorrento,
hazme vivir!

¡Mira el mar de Sorrento,


qué tesoro tiene en su fondo!
Quien ha recorrido todo el mundo
nunca ha visto algo igual.

Mira alrededor, estas sirenas,


te están mirando, encantadas,
y te quieren tanto;
te quisieran besar.

Y tú dices: "¡Me marcho, adiós!"


te alejas de este corazón,
de esta tierra del amor:
¿Tienes el corazón para no volver?

¡Pero no me dejes,
no me des este tormento!
¡Vuelve a Sorrento,
hazme vivir!

*Vorrei (?)

Yo quisiera (gigi d'alesio)


Necesito decirte que estoy mal,
si no estás, es un asco
y me hallo con mi desorden en el corazón sin ti;
cajas y cajas llenas de recuerdos que no se van.
Necesito decirte que no es cierto,
que siempre estoy celoso de lo que te pasa;
soy yo quien te llama de noche, ¿sabes?,
sólo escucho tu voz, pero no hablo jamás.

Yo quisiera intentarlo de nuevo,


yo quisiera, pero no sé si tú quieres.

Cuántas cosas necesito decirte aún,


no podemos dejar todo a la mitad.
Este amor nos pertenece desde lo más hondo;
basta con pedirlo.
Pero yo quisiera seguirte saludando,
yo quisiera seguirte respirando,
yo quisiera hacer todo esto si tú así lo quieres.

Necesito decirte que estoy solo,


que no ha habido nadie después de ti.
Mientras el viento me enjuga una lágrima
estoy pensando que ese viento es el mismo que te acaricia.

Yo quisiera intentarlo de nuevo,


yo quisiera, pero no sé si tú quieres.

Si a veces dejamos hablar al corazón,


la verdad sale a la luz por sí sola.
No hay amor sin unos cuantos dolores
que nos cambian.
Pero yo quisiera seguirte viendo,
yo quisiera seguirte acompañando,
yo quisiera hacer todo esto si tú así lo quieres...