Está en la página 1de 1

INTRODUCCIÓN

la anemia se define como una reducción de la concentración de la hemoglobina o de la masa


global de hematíes en la sangre periférica por debajo de los niveles considerados normales para
una determinada edad, sexo y altura sobre el nivel del mar. En la práctica, el diagnóstico de
anemia se establece tras la comprobación de la disminución de los niveles de la hemoglobina
y/o el hematocrito por debajo de-2 desviaciones estándar (DE):
 Hemoglobina (Hb). La concentración de este pigmento eritrocitario se expresa en
gramos (g) por 100 mL (dl) de sangre completa.
 Hematocrito (Hcto). Es la fracción del volumen de la masa eritrocitaria respecto del
volumen sanguíneo total. Se expresa como un porcentaje.
 Los valores normales de la Hb y del Hcto muestran amplias variaciones fisiológicas en
función de la edad y sexo
 Edad: las cifras de Hb son máximas (16,5-18,5 g/dl) en el recién nacido y en los primeros
días de vida, pueden descender hasta 9-10 g/dl entre los 2 y 6 meses, se mantienen en
cifras de 12-13,5 g/dl entre los 2 y 6 años de edad y llegan a 14-14,5 g/dl en la pubertad.
 Sexo: la influencia del sexo en las cifras de Hb se hace evidente al llegar a la pubertad.
En esta edad, la secreción de testosterona induce un incremento de la masa eritrocitaria
y, por consiguiente, las cifras normales de Hb son más elevadas en el varón que en la
mujer. En los adultos se consideran normales cifras de 13- 16 g/dl en mujeres y 14-17
g/dL en varones (11,15-15,15 y 13,01- 17,13 g/dl, respectivamente, según
 C. Sandoval en UpToDate®, 2012).
Las anemias no son una entidad específica, sino una consecuencia de un proceso patológico
subyacente de muy variables causas y naturaleza. Globalmente, constituyen un motivo de
consulta frecuente en la consulta pediátrica. La identificación temprana de los signos clínicos y
alteraciones de laboratorio característicos de cada uno de los tipos de anemia permitirán
establecer un diagnóstico y el tratamiento adecuado de forma precoz.