Está en la página 1de 6
PROvECTOS 1-16 FUTURO PRIMITIVO ‘Sou Fujimoto 1. gNIDO 0 CUEVA? El nido y la cueva son estadios primitives de la arquitectura, pero, en cierto sentido, representan realidades opuestas. Para la persona (0 animal) que lo habit de desorbirse como “lugar funcional” acondic Ja cueva es sjena a sus habitantes. Es et nido pus nado de forma acogedora. En cambio, un lugar que acontece de manera natura, sin tener en, yanta 81 es acogedor 0 no para que una persona fa habite. No abstanta, tam: Poca 6s un lugar poco apropiado para vivir. La cueva presenta huecos y requiebres, asi nes inesporadas del espacio. Al entrar en una cueva, la gente redescubre cémo hebitar estas accidentes gecaréfioes: en esos huecos pert como expansiones y contra que se puede dormir, esa altura parece apropiad para comer, esos rincones pareen un poco mds privados, aqui padrie poner este libro. As, las personas empiezan a hab tar gradualmente estas caracteristicas geogréticas. En otras palabras, una cueva no es Tuncional, sino heuristca. En lugar de un funcionalismo coercitvo, consiste en un lugar stimulant que permite une gran variedad da actividades. Cada dfa sus habitantes dscubriran nuevos usos para un mismo lugar Por tanto, nidoy cueva parecen conceptes similares poro en realidad son opuestos. Un lugar funcional, hecho para la gente, y un lugar que existe antes que la gente y que es distinto, ajeno a ella. Yprecisamente porque es distinto, existen oportunidades de des: cubrimientos imprevistos. Por eso, al ccueva no estamos diciendo que ol aspecto extero deba ser el de una cueva, sino que esa cual de cueva puede imaginerse como un forma pur due podrfamos denominar a c verna tansparente, IMés que en nidos, creo que la arquitectura del futuro deb fa consistir en espacios Parecidas 2 cuevas. Seria mas enriquecedor. El problema es que la cavema en si es t0s de otredad inesporadios on las porsonas. GE posible una “cueva artical” en “una arquitecture creada par el hombre”? La gran tna topograta natural que produce incSgnita es si se puede realizar de forma intencionada algo que exista sin propésito, 0 algo que vaya mas alld del propésito. Es prey dades de la arquitectura del futuro mente fa Idea de caverna artical y transparent lo que anuncia las posibil- ARIO LOPEZ ZDELACRUZ ANGEL MAT PROVECTOS 1-19-2010 2. GRADACION ‘Creo que le gradacién va a convertirse en una palabra clave para la arquitectura de! {uturo. Por ejemplo, entre el blanco 6! negro existe una gradaci6n infinita, yentre el 1. 1y@10 existen intinitos nimeros. En la arquitecture ortinaria, nuestro mundo se organiza segin la palabra “funcion ‘Separandolas en términos de blanco y negra. Pero, ¢no est la vida real constitulda por innumorables acciones intermedias? A diferencia de Intornet, el espacio real no puede transformarse adbitamente de 0 @ 1. El encanto del espacio fisico yace en le iqueza de gradaciones que existen en el mundo real entre el 0 y el 1. Se pueden conseguir ‘expetiencias valiosas con nuevas formas que utilicen ese tipo de “gradacién”; son des: ‘cubrimientos srquitecténicos. Las cajas anidadas de ls Casa N ilustran esa ides, ye! ‘suelo articulado de la Casa de madera definitive es un ejemplo de otro métoao, Las gradaciones se pueden producir en varios lugares. Entre el interir y el extrior, ‘entre Ia arquitectura yla ciudad, entre el mabiiario yla arquitectura, entre lo privada y Jo piiblica, entra el taatray6l musea, entra fa casa ya calla, ant el objeta yl espacio, ‘entre la mafiana y la tarde, entre lo conocide y lo desconacida, entre el movimiento eel reposo. Hay gradaciones por descubrir entre todos los conceptos, y deberfamos ‘ser cepaces de darles forma. La kes de gradacion nos abre a grandes posibilades arquitecténicas. 2. NOTACION MUSICAL SIN PENTAGRAMA: NUEVA GEOMETRIA En ol sistoma de escritura musical basado an el pentagrama de cinco lineas, las son {dos so disponen sobre el “tiempo homogéneo" dela linea melidica y ol pentagrama ‘Algo muy parecido ocurre en la arquitectura moderna, donde las cosas se colocan ‘en el “espacio homogéneo” del sistema de coordenadas certesianes. Y tal vez podria centenderse la arquitectura de Mies como tun pentagramis en el que no se ha escrito nada. Sin inclu ningin sonido extrafio en el pentagrams, Mies insistié en que el propio pentagrams 2s ls erquitectuta (=misics).Imagin6 claramente [a base de ls arquite ture (=mesica) Intentamas escribir mésica quitando el pantagrama y dejando que lo sonidos floten. ¢Se ha producido desorden? En absoluto. Entre los sonidos continua habisndo rele cones. Muchas de ellos se entralazan con vinculos distintos. Las relaciones locales ‘generan un orden blendo y dindmico. El orden de la arquitecture del siglo XX es prect ‘samente el orden que esa notacién musics! sugiere 4, SIMULTANEAMENTE AUTONOMO Y CONECTADO La arquitectura @s la produccign de un sistema “autsnomo”.¥, sin embargo, 18 arquik tectura es, al mismo tiempo, la produccién de un sistema “conectada”. Disefie redes {de relacionas imaginando el abanico infinito de condiciones que yacan entra la autona- iia y la conexién. Sin embargo, no se trata de rodes fas. Si so consigue producir un ‘orden dinémice, por ejemplo, algo que esté simulténeamente separado y conectedio, ‘surgiré una experiencia arquitecténica rica. Por tanto, toda arquitecture puede descr: birse como un espacio Unico. Todos los lugsres estén conectadas y son autGnomos simulténeamente RICARDOALARIOLOFEZ —«SMANIOLOPEZDELACRUZ ANGEL MARTINEZ GARCIA POSADA 5. LA CASA COMO CIUDAD, LA CIUDAD COMO CASA La arquitectura y fa ciudad no son cosas sepsradas, sino manifestaciones distintas de luna misma cosa. Una ciudad no es una reunién de edfcios, sino que en si misma es lun eaiticlo grande y complejo. Un eatficio no es una parte de la cludad, sino una ciudad ‘en miniatura. En este caso la pieza no as una parte del tado, y el todo no es le sume do aus partes. La parte y el todo se intarrelacionan continuamente y, a veces, la parte ‘compite con el todo 0 el todo esta contenido en fa parte, ‘Tokio, por ejemplo, es una gran casa. Cuando vives en Tokio, incluso aunque sélo des lun nico peso fuera de tu case (o'sea, de tu hebitacién), te ves rodeade por pequeties callejuelas de escala agradsble que son una ampliacién confortable de la case. Al impregnarse suavemente una a is otra la casa y I ciudad se funden. Vivir ]en Tokio es ‘ivi en una casa y, al mismo tlempo, vivir en la gran case que es la ciudad. La pequefia ‘escala se conecta a la grande de manera gradual. El espacio para una sola persona ‘esté en continuidad con magniieas perspectives de la gren urbe. Sise piensa en una ‘casita como si fuera una ciudad, puede resultar dvertido implementar una comple {dad infinita en ella. Y sila ciudad se pisnsa como una gran casa, la enormidad de su ‘escala puede der paso. una nueva Sensibilidad en la percencign del espacio arquitec: ‘6nico. Un espacio urbano, por ejemplo, puede imaginarse como si fuera une estancia {de un millon de metros ctibicos. ¥ ese espacio ya no es el de la ciudad convencionsl, ‘sino el de una nueva imagen de Is ciudad, PROVECTOS 1-19-2010 RICARDOALARIOLOPEZ —-«WANIOLOPEZDELACRUZ ANGEL MARTINEZ GARCIA POSADA