Está en la página 1de 7

La felicidad para Aristóteles

“La parte mejor del hombre es la razón o como quiera que llamemos a aquella parte de
nosotros que por naturaleza parece ser la más excelente y principal, y poseer la intelección de
las cosas bellas y divinas; pues la razón es o algo divino o, ciertamente, lo más divino que hay
en nosotros. Por tanto, su actividad -según la capacidad que le es propia, será la felicidad
completa.

…Más aún, parece que solamente esta actividad se busca por si misma pues no tiene ningún
resultado fuera del conocimiento mismo, mientras que con otras actividades buscamos más o
menos algo aparte de la actividad en sí.

…Pero tal vida sería superior a la condición humana: en efecto, no vivirá así en cuanto
hombre, sino en cuanto reside en él algo divino; y cuanto difiere esto del compuesto, otro tanto
excede esta actividad de las que se realizan conforme a las demás capacidades. Ahora bien,
si la razón es algo divino en relación con el hombre, también la vida conforme a ella es divina
en relación con la humana. No hay que tener, como algunos aconsejan, sentimientos
humanos puesto que somos hombres, ni sentimientos mortales puesto que mortales somos,
sino inmortalizarse en cuanto sea posible e intentarlo todo para vivir de acuerdo con lo más
excelente que hay en nosotros mismos. Y parecerá que cada uno de nosotros consiste
precisamente en esto, que lo principal es también lo mejor. Sería, por tanto, absurdo no
escoger la vida propia sino la de algún otro ser. Y esto está de acuerdo con lo más excelente
que hay en nosotros mismos.

Aristóteles, Ética a Nicómaco

Como podemos llegar a conocer y comprender en su mayor medida, el objetivo principal del
presente texto, escrito, desarrollado, como también vemos, por el filósofo Aristóteles en su
Ética a Nicómaco, es determinar en qué puede consistir la tan ansiada (y buscada) felicidad
humana.

Indica, por ejemplo, que la felicidad ha de consistir en algún tipo de actividad, razón por la cual
nuestro autor excluye la identificación de la felicidad con el placer, pues el placer no es una
actividad sino una sensación o estado que acompaña a ciertas actividades consideradas como
placenteras.

Puesto que en el hombre existen diferentes cualidades, y capacidades tanto psicológicas


como físicas, ha de tratarse de la capacidad o facultad más perfecta y desarrollada, siendo
una actividad conforme a ésta misma capacidad, de las que son propias del hombre.

No en vano, ha de tratarse de una actividad que se busque y consiga por sí misma, y no como
fin para conseguir con ella otra cosa, quedando así excluidos los sabes de tipo práctico, dado
que, tales saberes, no se buscan por sí mismos sino en función de la acción misma.

Y es que, según el texto, estas características son únicamente exclusivas del conocimiento
teorético y de la contemplación, que es, como ya hemos visto en alguna que otra ocasión, la
actividad de la razón.
La Felicidad para Platón

Para Platón, la felicidad sólo es posible en el mundo inteligible

La Felicidad para Platón

La felicidad, esa sensación de plenitud, paz y serenidad que nos llena de alegría interior, y nos
permite disfrutar de la vida, parece ser una quimera inalcanzable para la mayoría de la gente.

Sin embargo, una encuesta reciente en Argentina sobre este tema, dio un resultado
inesperado: más del 70% de las personas que fueron interrogadas contestó que era feliz.

Este porcentaje se asemeja al registrado en países europeos, mientras que en el resto del
mundo donde se realizó este tipo de investigación, las cifras fueron muy inferiores.

La definición de felicidad que figura en el diccionario nos dice entre otras cosas, que la
felicidad es el estado del ánimo de satisfacción y contento que se complace en la posesión de
un bien.

Esta definición corresponde a una filosofía materialista propia de países de alto nivel de
consumo, con una cosmovisión que identifica al Ser con el tener.

Pero todos sabemos que ni bien hemos accedido a un bien deseado nuestro interés va
decayendo en forma rápida junto con el estado de satisfacción que nos provocó antes de
tenerlo. De manera que esa definición describe a la felicidad como una posibilidad pasajera
que cuando termina, ahonda aún más la sensación de vacío y descontento interior provocando
un nuevo anhelo.

Como señalé en un artículo anterior, para el Dalai Lama la felicidad puede ser un estado
permanente en los seres humanos y se puede lograr con el desapego y la compasión que nos
permiten cambiar nuestra forma de ver el mundo y liberarnos del sufrimiento.

Para Platón, la felicidad es posible cuando el hombre puede contemplar las esencias de las
cosas que para este filósofo son las ideas de Dios. Se refiere a ver con el intelecto, más allá
de la ilusión que nos ofrecen nuestros sentidos.

Platon reconoce que no se puede ser feliz sin ver la obra de Dios en el mundo que se
manifiesta como modelo para la felicidad humana.

Para que el hombre pueda alcanzar la felicidad es necesario que se identifique con Dios
practicando la virtud.

Nunca un ser humano podrá ser como Dios pero la tarea del hombre para ser feliz es
parecerse a Él lo más que pueda por medio de la sabiduría; ya que los dioses se ocupan de
cuidar a todos los que desean ser justos.

Platón consideraba que ofrecerle sacrificios a Dios y elevarle súplicas, para el hombre justo es
la mejor forma de lograr una vida feliz, pero para los malvados estas ofrendas y pedidos no
tienen eficacia.

El culto religioso y la virtud son por lo tanto en Platón los medios para ser dichoso en esta vida
porque sólo los virtuosos pueden ser verdaderamente buenos y felices.
Para Platón la virtud es el conocimiento de lo que es realmente bueno para el hombre y la idea
de lo que esa bueno no es relativa sino que es un valor absoluto, porque si no fuera así no
podría ser objeto de conocimiento.

Oriente al respecto no difiere de occidente con su doctrina que propone la compasión como la
principal virtud y el desapego o el fin de los deseos para lograr la felicidad.

Del mismo modo, la filosofía platónica describe al mundo sensible como ilusorio porque la
verdadera realidad en primer lugar es la idea del bien.

¿Por qué a varias personas les cuesta alcanzar la felicidad?

El problema es que la observan como un fin, un lugar repleto de ciertas


condiciones, pero cuando llegan ahí, los deseos han cambiado y de nuevo la
felicidad parece alejarse, tú no debes caer en esa trampa, comienza a ser feliz
ahora mismo, tu actitud y forma de pensar es lo que debes controlar, por
supuesto que tienes muchas aspiraciones, grandes sueños por cumplir y eso
hace tu mundo fabuloso.
Si disfrutas la puesta de cada ladrillo para construir el castillo del tránsito de tu
vida, serás completamente feliz, es verdad que también te alegra ver la obra
terminada, pero si un huracán se la lleva, igual tienes el ladrillo del día de hoy para
ser feliz, igual mañana y el resto de tu vida, solo debes meterte en ese juego.
Ideas que te ayudarán a alcanzar la felicidad:
La felicidad solo depende de ti, por ello necesitas tomar decisiones y acciones con
sabiduría para que cada día sea maravilloso, a continuación se describen algunas
ideas favorables:
1. Busca hacer aquello que en verdad disfrutas:
Si comienzas a dedicar tiempo a actividades que consideras desagradables,
obviamente estás limitando las posibilidades de ser feliz, no cometas ese error.
¿Cuáles son tus pasiones?, ¿Bajo que circunstancias te sientes lleno de
emociones positivas? Una vez que hayas respondido a esas preguntas comienza
a trabajar en esos proyectos, sin importar lo que otras personas piensan o las
condiciones en las que estás partiendo, si tu corazón está integrado a tu labor,
serás feliz, superarás los obstáculos y triunfarás.
2. No permitas que las dudas y la incertidumbre te impidan ser feliz:
Cada vez que dudas de tus proyectos y capacidades, entonces comienzas a
sentir ansiedad y vas perdiendo la alegría de vivir, utiliza AFIRMACIONES
PODEROSAS, para decir día y noche “me siento lleno de alegría”, “mi vida es
maravillosa”, “cada día mi felicidad y autorrealización aumenta”, etc. Las palabras
repetidas con disciplina y mucha perseverancia se van volviendo poderosas a lo
largo del tiempo, no desaproveches esa oportunidad.
3. Encuentra los bloqueos que te impiden ser feliz y soluciónalos:
Pregúntate ¿qué ideas me roban la felicidad? El hecho que no me acepto
físicamente, los problemas económicos, los pensamientos negativos, las culpas
por errores del pasado, etc. Notarás que todos esos problemas solo están en tu
mente, por ejemplo si no tienes empleo puede ser una situación incómoda, pero
no una limitante para ser feliz, antes las dificultades la única opción es buscar la
solución y entender que cada momento encierra un elemento mágico que tú debes
descubrir, aprende a superar las adversidades y fortalece tu alma.
4. Si todo el tiempo estás proyectado en el futuro no podrás ser feliz:
¿Cuántas personas no son felices por las preocupaciones del futuro que aún no
llega? Son muchísimas, pensando en las cuentas, en la universidad a la que
asistirán los niños, en que les aterra la idea de envejecer, etc. Puedes notar que
una limitante para alcanzar la felicidad está en olvidarse delmomento presente,
está bien usar la visualización creativa para construir un futuro espectacular, pero
lo haces desde una forma positiva, donde experimentas bienestar cada vez que
piensas de manera favorable.
5. La felicidad debe ser un camino y no un destino:
El estado ideal de la felicidad está en que sea permanente, nunca caigas en el
error de ver la felicidad como el cumplimiento de ciertos requisitos en tu vida,
porque si demoras 20 años en alcanzarlos, estás diciendo que todo eso tiempo
renuncias a ser feliz, lo cual sería absurdo, tu camino para ser feliz comienza en
el momento en que tu lo elijas, espero que ya hayas tomado esa decisión o
empieces hoy, no siempre será fácil aferrarse a la felicidad, sin embargo cada día
que te concentres en lo bello que está ocurriendo en tu vida, sentirás paz
y amor de forma más permanente.
6. Sonríe en reiteradas ocasiones:
Tu cerebro no puede establecer una diferencia cuando te ríes de manera natural o
fingida, así que debes aprovechar esa oportunidad para sonreír la mayor cantidad
de veces en el día, te sentirás muy bien, a pesar de los problemas,
desarrollarás optimismo y serenidad, eso te permitirá tomar decisiones con
sabiduría y buscarle el lado positivo a cada experiencia.
7. Aprende a controlar tus pensamientos y valoraciones:
Si te encierras en la idea de que eres infeliz porque no puedes comprar un auto
nuevo, no hay duda que te sentirás terrible por ello, por supuesto que no hay nada
de malo en aspirar a tener un auto nuevo, una casa de lujo o pretender ser rico, el
error está en frustrarse mientras esos objetivos aún no se han manifestado,
controla tu pensamiento y valoraciones de las cosas, vale la pena dar un vistazo a
quienes viven en condiciones mucho más adversas que las tuyas y son felices.
Hay personas que tienen terribles enfermedades, no tienen familia o han pasado
experiencias duras, sin embargo; muchos de ellos no se quejan, sino que están
trabajando para superar sus dificultades, estas historias deben servirte como
ejemplo, evita hacer jucios de valor negativo.
8. Esfuérzate en mejorar todas las áreas de tu vida:
Parte de la felicidad está en tener muchos propósitos por los cuales luchar, este es
uno de los fundamentos del Desarrollo Personal, si tu mente está ocupada, no
tendrás tiempo para pensar de forma negativa, por ejemplo si haces una rutina de
ejercicio para mantener bien tu aspecto físico, estás trabajando en
tu emprendimiento personal, usas la creatividad para jugar con tus hijos, ayudas
en tu comunidad, etc. Esas acciones te ayudarán a ser feliz, por ello es
fundamental que tengas objetivos por los cuales luchar.
9. El mundo necesita tu talento:
Hay quienes piensan ¡si alguien se pierde, el mundo no pierde gran cosa!, pero no
es cierto, cada persona ocupa un lugar especial en la creación, especialmente
cuando el potencial de esa persona se hace manifiesto, tú tienes muchos talentos,
utilízalos para el bien de la humanidad y de ti mismo. En el libro que describe las
técnicas magníficas de las METAS PODEROSAS e irresistibles, aprenderás los
fundamentos del autocontrol y romper los paradigmas que te dicen que dependes
de los eventos en el entorno, este hermoso libro le da a las personas la autoridad
sobre su universo, así la gente pierde el miedo a pensar en grande y cumplir
esos ideales.
10. Aprende a enfrentar los problemas:
Los problemas son parte de la vida, en diversas ocasiones habrás realizado tu
mejor esfuerzo, planificado y sin embargo las cosas no saldrán como tú lo deseas,
deberás calmarte y aprender a superar las dificultades, las personas que tienen
mayor tolerancia a la adversidad tienden a ser más felices, aunque esto no supone
una actitud conformista, sino tener elcarácter fuerte para no estremecerse ante
los problemas, sino moverse rápido para encontrar una solución.
11. Tu actitud puede elevarte o hundirte:
Si tienes una mala actitud entonces verás tu mundo oscuro, te resultará difícil
visualizar soluciones, pero una actitud mental positiva te llevará a la felicidad y el
cumplimiento de tus propósitos, así que trabaja todos los días en mejorar tu
actitud.
12. La felicidad es la suma de pequeños momentos, haz fabulosa cada
experiencia:
Recuerda un día en el que te sentiste completamente feliz, te darás cuenta que
fueron la suma de pequeñas satisfacciones lo que produjo ese sentimiento, eso
mismo debes hacer todos los días, cada tarea que esté en tu agenda disfrútala al
máximo, incluso aquellas que haces de forma rutinaria como conducir, arreglar la
cama, caminar, etc.
13. Aléjate de las personas pesimistas:
La gente pesimista o rodearte de personas tóxicas reduce tus posibilidades de
ser feliz, porque esa gente tiene una visión inadecuada del mundo, tú debes evitar
a estas personas, ya que enfermarán tu mente, acércate a personas optimistas y
llenas de felicidad, porque te contagiarán de su entusiasmo y deseos de vivir.
14. Jamás pienses que aún te faltan algunas piezas para completar tu felicidad:
Tu vida ya tiene absolutamente todo para que seas feliz, tal y como se menciona
en el libro la RECETA DE LA FELICIDAD, “eres un ser especial con grandes
poderes”, interiormente ya lo posees todo, solo que juegas a tener algunas
limitaciones aquí en la tierra, este maravilloso libro te permitirá conectarte con la
luz espiritual que te hará experimentar la paz, amor, felicidad y el logro de tus
metas personales, será un nuevo despertar, donde la luz de la plenitud brillará
para siempre.
15. Maneja un equilibrio entre la razón y los estímulos emocionales:
Se sabe que la razón es la que te impide ser feliz, porque ahí estás pensando que
ya estás harto de tu trabajo, notas que tu vecino progresa y tú no, entonces te
sientes frustrado, consideras que a la edad que tienes tuslogros
personales deberían ser mayores, etc. Por otro lado los estímulos emocionales te
impulsan a vivir las experiencias sin mucho razonamiento, por eso sales a
divertirte, expresas lo que sientes, compartes con los amigos, etc. Muchos dicen
que para ser feliz hay que ser como un niño, donde no hay preocupaciones, sin
embargo el balance está en asumir una gran responsabilidad personal, si
deseas alcanzar el éxito, tendrás que controlar el impulso emocional y definir
prioridades, para la mayoría de las personas es más fácil andar paseando con los
amigos respecto a trabajar en la oficina, el problema es que la constante diversión
no te lleva al cumplimiento de objetivos, en algún momento deberás renunciar a
experiencias que te agradan para gozar de mejores condiciones de vida en el
futuro, por eso cierto nivel de abstinencia es fundamental para el crecimiento
personal.
16. Busca una comunicación espiritual:
Las respuestas espirituales están en ti mismo, existen muchos medios para
encontrar esa paz que te permita ser feliz, puedes usar la religión o ideología que
consideres más conveniente, lo que interesa es que sepas que existe una fuerza
espiritual que es más poderosa que el cuerpo físico y bajo la cual todos las formas
de vida están unidas, solo debes conectarse a esa energía divina y siempre
estarás feliz.

FELICIDAD

O EUDAIMONÍA. ES EL BIEN SUPREMO DEL HOMBRE.

Puesto que la felicidad (o placer) es aquello que acompaña a la realización del fin
propio de cada ser vivo, la felicidad que le corresponde al hombre es la que le
sobreviene cuando realiza la actividad que le es más propia y cuando la realiza de un
modo perfecto; es más propio del hombre el alma que el cuerpo por lo que la felicidad
humana tendrá que ver más con la actividad del alma que con la del cuerpo; y de las
actividades del alma con aquella que corresponde a la parte más típicamente humana,
el alma intelectiva o racional. Como en el alma intelectiva encontramos el
entendimiento o intelecto y la voluntad, y llamamos virtud a la perfección de una
disposición natural, la felicidad más humana es la que corresponde a la vida teorética o
de conocimiento (por ello el hombre más feliz es el filósofo, y lo es cuando su razón se
dirige al conocimiento de la realidad más perfecta, Dios), y a la vida virtuosa.
Finalmente, y desde un punto de vista más realista, Aristóteles también acepta que
para ser feliz es necesaria una cantidad moderada de bienes exteriores y afectos
humanos.
En resumen, Aristóteles hace consistir la felicidad en la adquisición de la excelencia
(virtud) del carácter y de las facultades intelectivas.