Está en la página 1de 16

Con ven ción S obr e L os D er ech os D e L os N iñ os

L E Y N º 23.849

Adoptada por la As amblea Gener al de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva Yor k,
Es tados Unidos de Amér ica, el 20 de noviembr e de 1989
Apr obada por la República Ar gentina s egún la ley 23849 (s ancionada el 27/9/90;
pr omulgada de hecho el 16/10/90; publicada en el B . O. el 22/10/90)

P r eám bu lo

L os E s t ados par t es de la pr es en t e Con ven ción


Cons ider ando que, de confor midad con los pr incipios pr oclamados en la Car ta de las
Naciones Unidas , la liber tad, la j us ticia y la paz en el mundo s e bas an en el
r econocimiento de la dignidad intr íns eca y de los der echos iguales e inalienables de
todos los miembr os de la familia humana.
T eniendo pr es ente que los pueblos de las Naciones Unidas han r eafir mado en la Car ta
s u fe en los der echos fundamentales del hombr e y en la dignidad y el valor de la
per s ona humana, y que han decidido pr omover el pr ogr es o s ocial y elevar el nivel de
vida dentr o de un concepto más amplio de la liber tad.
Reconociendo que las Naciones Unidas han pr oclamado y acor dado en la Declar ación
Univer s al de Der echos Humanos y en los pactos inter nacionales de der echos humanos ,
que toda per s ona tiene todos los der echos y liber tades enunciados en ellos , s in
dis tinción alguna, por motivos de r az a, color , s ex o, idioma, r eligión, opinión político o
de otr a índole, or igen nacional o s ocial, pos ición económica, nacimiento o cualquier
otr a condición.
Recor dando que en la Declar ación Univer s al de Der echos Humanos las Naciones Unidas
pr oclamar on que la infancia tiene der echo a cuidados y as is tencia es peciales .
Convencidos de que la familia, como gr upo fundamental de la s ociedad y media natur al
par a el cr ecimiento y el bienes tar de todos s us miembr os , y en par ticular de los niños ,
debe r ecibir la pr otección y as is tencia neces ar ias par a poder as umir plenamente s us
r es pons abilidades dentr o de la comunidad.
Reconociendo que el niño, par a el pleno y ar monios o des ar r ollo de s u per s onalidad,
debe cr ecer en el s eno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y compr ens ión.
Cons ider ando que el niño debe es tar plenamente pr epar ado par a una vida
independiente en s ociedad y s er educado en el es pír itu de los ideales pr oclamados en
la Car ta de las Naciones Unidas y, en par ticular , en un es pír itu de paz , dignidad,
toler ancia, liber tad, igualdad y s olidar idad.
T eniendo pr es ente que la neces idad de pr opor cionar al niño una pr otección es pecial ha
s ido enunciada en la Declar ación de Ginebr a de 1924 s obr e los Der echos del Niño y en
la Declar ación de los Der echos del Niño adoptada por la As amblea Gener al el 20 de
noviembr e de 1959, y r econocida en la Declar ación Univer s al de Der echos Humanos ,
en el Pacto I nter nacional de Der echos Civiles y Políticos (en par ticular , en los ar ts . 23 y
24), en el Pacto I nter nacional de Der echos Económicos , S ociales y Cultur ales (en
par ticular , en el ar t. 10) y en los es tatutos e ins tr umentos per tinentes de los
or ganis mos es pecializ ados y de las or ganiz aciones inter nacionales que s e inter es an en
el bienes tar del niño.
T eniendo pr es ente que, como s e indica en la Declar ación de lo, Der echos del Niño, el
" niño, por s u falta de madur ez fís ica y mental neces ita pr otección y cuidado es peciales ,
inclus o la debida pr otección legal, tanto antes como des pués del nacimiento" .
Recor dando lo dis pues to en la Declar ación s obr e los pr incipio s ociales y j ur ídicos
r elativos a la pr otección y el bienes tar de los niños con par ticular r efer encia a la
adopción y la colocación en hogar es de guar da, en los planos nacional e inter nacional,

www.tribunadocente.com .ar
las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas par a la Adminis tr ación de Jus ticia de
Menor es (Reglas de B eij ing); y la Declar ación s obr e la Pr otección de la Muj er y el Niño
en Es tados de Emer gencia o de Conflicto Ar mado.
Reconociendo que en todos los país es del mundo hay niños que viven en condiciones
ex cepcionalmente difíciles y que es os niños neces itan es pecial cons ider ación.
T eniendo debidamente en cuenta la impor tancia de las tr adiciones y los valor es
cultur ales de cada pueblo par a la pr otección y el des ar r ollo ar monios o del niño.
Reconociendo la impor tancia de la cooper ación inter nacional par a el mej or amiento de
las condiciones de vida de los niños en todos los país es , en par ticular en los país es en
des ar r ollo.
Han convenido en lo s iguiente.

P ar t e I
1. Par a los efectos de la pr es ente Convención, s e entiende por niño todo s er humano
menor de dieciocho años de edad, s alvo que, en vir tud de la ley que le s ea aplicable,
haya alcanz ado antes la mayor ía de edad.

2.
1. Los Es tados par tes r es petar án los der echos enunciados en la pr es ente Convención y
as egur ar án s u aplicación a cada niño s uj eto a s u j ur is dicción, s in dis tinción alguna,
independientemente de la r az a, el color , el s ex o, el idioma, la r eligión, la opinión
política o de otr a índole, el or igen nacional, étnico o s ocial, la pos ición económica, los
impedimentos fís icos , el nacimiento o cualquier otr a condición del niño, de s us padr es
o de s us r epr es entantes legales .
2. Los Es tados par tes tomar án todas las medidas apr opiadas par a gar antiz ar que el
niño s e vea pr otegido contr a toda for ma de dis cr iminación o cas tigo por caus a de la
condición, las actividades , las opiniones ex pr es adas o las cr eencias de s us padr es , o
s us tutor es o de s us familiar es .

3.
1. En todas las medidas concer nientes a los niños que tomen las ins tituciones públicas
o pr ivadas de bienes tar s ocial, los tr ibunales , las autor idades adminis tr ativas o los
ór ganos legis lativos , una cons ider ación pr imor dial a que s e atender á s er á el inter és
s uper ior del niño.
2. Los Es tados par tes s e compr ometen a as egur ar al niño la pr otección y el cuidado
que s ean neces ar ios par a s u bienes tar , teniendo en cuenta los der echos y deber es de
s us padr es , tutor es u otr as per s onas r es pons ables de él ante la ley y, con es e fin,
tomar án todas las medidas legis lativas y adminis tr ativas adecuadas .
3. Los Es tados par tes s e as egur ar án de que las ins tituciones , s er vicios y
es tablecimientos encar gados del cuidado o la pr otección de los niños cumplan las
nor mas es tablecidas por las autor idades competentes , es pecialmente en mater ia de
s egur idad, s anidad, númer o y competencia de s u per s onal, as í como en r elación con la
ex is tencia de una s uper vis ión adecuada.

4. Los Es tados par tes adoptar án todas las medidas adminis tr ativas , legis lativas y de
otr a índole par a dar efectividad a los der echos r econocidos en la pr es ente Convención.
En lo que r es pecta a los der echos económicos , s ociales y cultur ales , los Es tados par tes
adoptar án es as medidas has ta el máx imo de los r ecur s os de que dis pongan y, cuando
s ea neces ar io, dentr o del mar co de la cooper ación inter nacional.

5. Los Es tados par tes r es petar án las r es pons abilidades der echos y los deber es de los
padr es o, en s u cas o, de los miembr o la familia ampliada o de la comunidad, s egún
es tablez ca la cos tumbr e local, de los tutor es u otr as per s onas encar gadas legalmente

www.tribunadocente.com .ar
del niño de impar tir le, en cons onancia con la evolución de s us facultades dir ección y
or ientación apr opiadas par a que el niño ej er z a los der echos r econocidos en la pr es ente
Convención.

6.
1. Los Es tados par tes r econocen que todo niño todo el der echo intr íns eco a la vida.
2. Los Es tados par tes gar antiz ar án en la máx ima medida pos ible la s uper vivencia y el
des ar r ollo del niño.

7.
1. El niño s er á ins cr ipto inmediatamente des pués de s u nacimiento y tendr á der echo
des de que nace a un nombr e, a adquir ir una nacionalidad y, en la medida de lo
pos ible, a conocer a s u padr es y a s er cuidado por ellos .
2. Los Es tados par tes velar án por la aplicación de es tos der echos de confor midad con
s u legis lación nacional y las obligaciones que hayan contr aído en vir tud de los
ins tr umentos inter nacionales per tinentes en es ta es fer a, s obr e todo cuando el niño
r es ultar a de otr o modo apátr ida.

8.
1. Los Es tados par tes s e compr ometen a r es petar , el der echo del niño a pr es er var s u
identidad, incluidos la nacionalidad, el nombr e y las r elaciones familiar es de
confor midad con la ley s in inj er encias ilícitas .
2. Cuando un niño s ea pr ivado ilegalmente de algunos elementos de s u identidad o de
todos ellos , los Es tados par tes de pr es tar la as is tencia y pr otección apr opiadas con
mir as a r es tablecer r ápidamente s u identidad.

9.
1. Los Es tados par tes velar án por que el niño no s ea s epar ado de s us padr es contr a la
voluntad de és tos , ex cepto cuando, a r es er va de r evis ión j udicial, las autor idades
competentes deter minen de confor midad con la ley y los pr ocedimientos aplicables ,
que tal s epar ación es neces ar ia en el inter és s uper ior del niño. T al de deter minación
puede s er neces ar ia en cas os par ticular es , por ej emplo, cas os en que el niño s ea
obj eto de maltr ato o des cuido por par te de s us padr es o cuando és tos viven s epar ados
y debe adoptar s e una decis ión acer ca del lugar de r es idencia del niño.
2. En cualquier pr ocedimiento entablado de confor midad con el pár r . 1 del pr es ente
ar tículo, s e ofr ecer á a todas las par tes inter es adas la opor tunidad de par ticipar en él y
de dar a conocer s us opiniones .
3. Los Es tados par tes r es petar án el der echo del niño que es té s epar ado de uno o de
ambos padr es a mantener r elaciones per s onales y contacto dir ecto con ambos padr es
de modo r egular , s alvo s i ello es contr ar io al inter és s uper ior del niño.
4. Cuando es a s epar ación s ea r es ultado de una medida adoptada por un Es tado par te,
como la detención, el encar celamiento, el ex ilio, la depor tación o la muer te (incluido el
fallecimiento debido a cualquier caus e mientr as la per s ona es té baj o la cus todia del
Es tado) de uno de los padr es del niño, o de ambos , o del niño, el Es tado par te
pr opor cionar á, cuando s e le pida, a los padr es , al niño o, s i pr ecede, a otr o familiar ,
infor mación bás ica acer ca del par ader o del familiar o familiar es aus entes , a no s er que
ello r es ultas e per j udicial par a el bienes tar del niño.
Los Es tados par tes s e cer cior ar án, además , de que la pr es entación de tal petición no
entr añe por s í mis ma cons ecuencias des favor ables par a la per s ona o per s onas
inter es adas .

10.

www.tribunadocente.com .ar
1. De confor midad con la obligación que incumbe a los Es tados par tes a tenor de lo
dis pues to en pár r . 1 del ar t. 9, toda s olicitud hecha por un niño o por s us padr es par a
entr ar en un Es tado par te o par a s alir de él a los efectos de la r eunión de la familia
s er á atendida por los Es tados par tes de maner a pos itiva, humanitar ia y ex peditiva. Los
Es tados par tes gar antiz ar án, además , que la pr es entación de tal petición no tr aer á
cons ecuencias des favor ables par a los peticionar ios ni par a s us familiar es .
2. El niño cuyos padr es r es idan en Es tados difer entes tendr á der echo a mantener
per iódicamente, s alvo en cir cuns tancias ex cepcionales , r elaciones per s onales y
contactos dir ectos con ambos padr es . Con tal fin, y de confor midad con la obligación
as umida por los Es tados par tes en vir tud del pár r . 2 del ar t. 9, los Es tados par tes
r es petar án el der echo del niño y de s us padr es a s alir de cualquier país , incluido el
pr opio, y de entr ar en s u pr opio país . El der echo de s alir de cualquier país es tar á
s uj eto s olamente a las r es tr icciones es tipuladas por ley y que s ean neces ar ias par a
pr oteger la s egur idad nacional, el or den público, la s alud o la mor al públicas o los
der echos y liber tades de otr as per s onas y que es tén en cons onancia con los demás
der echos r econocidos por la pr es ente Convención.

11.
1. Los Es tados par tes adoptar án medidas par a luchar contr a los tr as lados ilícitos de
niños al ex tr anj er o y la r etención ilícita de niños en el ex tr anj er o.
2. Par a es te fin, los Es tados par tes pr omover án la concer tación de acuer dos bilater ales
o multilater ales o la adhes ión a acuer dos ex is tentes .

12.
1. Los Es tados par tes gar antiz ar án al niño que es té en condiciones de for mar s e un
j uicio pr opio del der echo de ex pr es ar s u opinión libr emente en todos los as untos que
afectan al niño, teniéndos e debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función
de edad y madur ez del niño.
2. Con tal fin, s e dar á en par ticular al niño opor tunidad de s er es cuchado en todo
pr ocedimiento j udicial o adminis tr ativa que afecte al niño, ya s ea dir ectamente o por
media de un r epr es entante o de ór gano apr opiado, en cons onancia con las nor mas de
pr ocedimiento de la ley nacional.

13.
1. El niño tendr á der echo a la liber tad de ex pr es ión; es e der echo incluir á la liber tad de
bus car , r ecibir y difundir infor maciones e ideas de todo tipo, s in cons ider ación de
fr onter as , ya s ea or almente, por es cr ito o impr es as , en for ma ar tís tica o por cualquier
otr a media elegida por el niño.
2. El ej er cicio de tal der echo podr á es tar s uj eto a cier tas r es tr icciones , que s er án
únicamente las que la ley pr evea y s ean neces ar ias :
par a el r es peto de los der echos o la r eputación de los demás ;
par a la pr otección de la s egur idad nacional o el or den público o par a pr oteger la s alud
o la mor al públicas .

14.
1. Los Es tados par tes r es petar án el der echo del niño a la liber tad de pens amiento, de
conciencia y de r eligión.
2. Los Es tados par tes r es petar án los der echos y deber es de los padr es y, en s u cas o de
los r epr es entantes legales , de guiar al niño en el ej er cicio de s u der echo de modo
confor me a la evolución de s us facultades .
3. La liber tad de pr ofes ar la pr opia r eligión o las pr opias cr eencias es tar á s uj eta
únicamente a las limitaciones pr es cr itas por la ley que s ean neces ar ias par a pr oteger la

www.tribunadocente.com .ar
s egur idad, el or den, la mor al o s alud públicos o los der echos y liber tades
fundamentales de los demás .

15.
1. Los Es tados par tes r econocen los der echos del niño a la liber tad de as ociación y a la
liber tad de celebr ar r euniones pacíficas .
2. No s e impondr án r es tr icciones al ej er cicio de es tos der echos dis tintas de las
es tablecidas de confor midad con la ley y que s ean neces ar ias en una s ociedad
democr ática, en inter és de la s egur idad nacional o pública, el or den público, la
pr otección de la s alud y la mor al públicas o la pr otección de los der echos y liber tades
de los demás .

16.
1. Ningún niño s er á obj eto de inj er encias ar bitr ar ia o ilegales en s u vida pr ivada, s u
familia, s u domicilio o s u cor r es pondencia, ni de ataques ilegales a s u honr a y a s u
r eputación.
2. El niño tiene der echo a la pr otección de la ley contr a es as inj er encias o ataques .

17. Los Es tados par tes r econocen la impor tante función que des empeñan los medios
de comunicación y velar án por que el niño tenga acces o a infor mación y mater ial
pr ocedentes de diver s as fuentes nacionales e inter nacionales , en es pecial la
infor mación y el mater ial que tengan por finalidad pr omover s u bienes tar s ocial,
es pir itual y mor al y s u s alud fís ica y mental. Con tal obj eto, los Es tados par tes :
Alentar án a los medios de comunicación a difundir infor mación y mater iales de inter és
s ocial y cultur al par a el niño, de confor midad con el es pír itu del ar t. 29.
Pr omover án la cooper ación inter nacional en la pr oducción, el inter cambio y la difus ión
de es a infor mación y es os mater iales pr ocedentes de diver s as fuentes cultur ales ,
nacionales e inter nacionales .
Alentar án la pr oducción y difus ión de libr os par a niños .
Alentar án a los medios de comunicación a que tengan par ticular mente en cuenta las
neces idades lingüís ticas del niño per teneciente a un gr upo minor itar io o que s ea
indígena.
Pr omover án la elabor ación de dir ectr ices apr opiadas par a pr oteger al niño contr a toda
infor mación y mater ial per j udicial par a s u bienes tar , teniendo en cuenta las
dis pos iciones de los ar ts 13 y 18.

18.
1. Los Es tados par tes pondr án el máx imo empeño en gar antiz ar el r econocimiento del
pr incipio de que ambos padr es tienen obligaciones comunes en lo que r es pecta a la
cr ianz a y el des ar r ollo del niño. I ncumbir á a los padr es o, en s u cas o, a los
r epr es entantes legales la r es pons abilidad pr imor dial de la cr ianz a y el des ar r ollo del
niño. S u pr eocupación fundamental s er á el inter és s uper ior del niño.
2. A los efectos de gar antiz ar y pr omover los der echos enunciados en la pr es ente
Convención, los Es tados par tes pr es tar án la as is tencia apr opiada a los padr es y a los
r epr es entantes legales par a el des empeño de s us funciones en lo que r es pecta a la
cr ianz a del niño y velar án por la cr eación de ins tituciones , ins talaciones y s er vicios
par a el cuidado de los niños .
3. Los Es tados par tes adoptar án todas las medidas apr opiadas par a que los niños
cuyos padr es tr abaj an tengan der echo a beneficiar s e de los s er vicios e ins talaciones de
guar da de niños par a los que r eúnan las condiciones r equer idas .

19.

www.tribunadocente.com .ar
1. Los Es tados par tes adaptar án todas las medidas legis lativas , adminis tr ativas ,
s ociales y educativas apr opiadas par a pr oteger al niño contr a toda for ma de per j uicio o
abus o fís ico o mental, des cuido o tr ato negligente, males tr atos o ex plotación, incluido
el abus o s ex ual, mientr as el niño s e encuentr e baj o la cus todia de los padr es , de un
r epr es entante legal o de cualquier otr a per s ona que lo tenga a s u car go.
2. Es as medidas de pr otección deber ían compr ender , s egún cor r es ponda,
pr ocedimientos eficaces par a el es tablecimiento de pr ogr amas s ociales con obj eto de
pr opor cionar la as is tencia neces ar ia al a quienes cuidan de él, as í como par a otr as
for mas de pr evención la identificación, notificación, r emis ión a una ins titución,
inves tigación, tr atamiento y obs er vación ulter ior de los cas os antes des cr iptos de
malos tr atos al niño y, s egún cor r es ponda, la inter vención j udicial.

20.
1. Los niños tempor al o per manentemente pr ivados de s u medio familiar , o cuyo
s uper ior inter és ex ij a que no per manez can en es e medio, tendr án der echo a la
pr otección y as is tencia es peciales del Es tado.
2. Los Es tados par tes gar antiz ar án, de confor midad con s us leyes nacionales , otr os
tipos de cuidado par a es os niños .
3. Entr e es os cuidados figur ar án, entr e otr as cos as , la colocación en hogar es de
guar da, la kafala del der echo is lámico, la adopción, o de s er neces ar io la colocación en
ins tituciones adecuadas de pr otección de menor es . Al cons ider ar las s oluciones , s e
pr es tar á par ticular atención a la conveniencia de que haya continuidad en la educación
del niño y a s u or igen étnico, r eligios o, cultur al y lingüís tico.

21. Los Es tados par tes que r econocen o per miten el tema de adopción cuidar án de que
el inter és s uper ior del niño s ea la cons ider ación pr imor dial y:
Velar án por que la adopción del niño s ólo s ea autor iz ada por las autor idades
competentes , las que deter minar án, con ar r eglo de las leyes y a los pr ocedimientos
aplicables y s obr e la bas e de toda la infor mación per tinente y fidedigna, que la
adopción es admis ible en vis ta de la s ituación j ur ídica del niño en r elación con s us
padr es , por r epr es entantes legales y que, cuando as í s e r equier a, las per s onas
inter es adas hayan dada con conocimiento de caus a s u cons entimiento a la adopción
s obr e la bas e del as es or amiento que pueda s er neces ar io.
Reconocer án que la adopción en otr o país puede s er cons ider ada como otr o medio de
cuidar del niño, en el cas o de que és te no pueda s er colocado en un hogar de guar da o
entr egado a una familia adoptiva o no pueda s er atendido de maner a adecuada en el
país de or igen.
Velar án por que el niño que haya de s er adoptado en otr o país goce de s alvaguar dias y
nor mas equivalentes a las ex is tentes r es pecto de la adopción en el país de or igen.
Adoptar án todas las medidas apr opiadas par a gar antiz ar que, en el cas o de adopción
en otr o país , la colocación no dé lugar a beneficios financier os indebidos par a quienes
par ticipan en ella.
Pr omover án, cuando cor r es ponda, los obj etivos del pr es ente ar tículo mediante la
concer tación de ar r eglos o acuer dos bilater ales o multilater ales y s e es for z ar án, dentr o
de es te mar co, por gar antiz ar que la colocación del niño en otr o país s e efectúe por
medio de las autor idades u or ganis mos competentes .

22.
1. Los Es tados par tes adoptar án medidas adecuadas par a logr ar que el niño que tr ate
de obtener el es tatuto de r efugiado o que s e a cons ider ado r efugiado de confor midad
con el der echo y los pr ocedimientos inter nacionales o inter nos aplicables r eciba, tanto
s i es tá s olo como s i es tá acompañado de s us padr es o de cualquier otr a per s ona, la
pr otección y la as is tencia humanitar ia adecuadas par a el dis fr ute de los der echos

www.tribunadocente.com .ar
per tinentes enunciados en la pr es ente Convención y en otr os ins tr umentos
inter nacionales de der echos humanos o de car ácter humanitar io en que dichos Es tados
s ean par tes .
2. A tal efecto los Es tados par tes cooper ar án, en la for ma que es timen apr opiada, en
todos los es fuer z os de las Naciones Unidas y demás or ganiz aciones
inter guber namentales competentes u or ganiz aciones no guber namentales que
cooper en con las Naciones Unidas por pr oteger y ayudar a todo niño r efugiado y
localiz ar a s us padr es o a otr os miembr os de s u familia, a fin de obtener la infor mación
neces ar ia par a que s e r eúna con s u familia. En los cas os en que no s e pueda localiz ar a
ninguno de los padr es o miembr os de la familia, s e conceder á al niño la mis ma
pr otección que a cualquier otr o niño pr ivado per manente o tempor almente de s u media
familiar , por cualquier motivo, como s e dis pone en la pr es ente Convención.

23.
1. Los Es tados par tes r econocen que el niño mental o fís icamente impedido deber á
dis fr utar de una vida plena y decente en condiciones que as egur en s u dignidad, le
per mitan llegar a bas tar s e a s í mis mo y faciliten la par ticipación active del niño en la
comunidad.
2. Los Es tados par tes r econocen el der echo del niño impedido a r ecibir cuidados
es peciales y alentar án y as egur ar án, con s uj eción a los r ecur s os dis ponibles , la
pr es tación al niño que r eúna las condiciones r equer idas y a los r es pons ables de s u
cuidado de la as is tencia que s e s olicite y que s e a adecuada al es tado del niño y a las
cir cuns tancias de s us padr es o de otr as per s onas que cuiden de él.
3. En atención a las neces idades es peciales del niño impedido, la as is tencia que s e
pr es te confor me al pár r . 2 del pr es ente ar tículo s er á gr atuita s iempr e que s ea pos ible,
habida cuenta de la s ituación económica de los padr es o de las otr as per s onas que
cuiden del niño, y es tar á des tinada a as egur ar que el niño impedido tenga un acces o
efectivo a la educación, la capacitación, los s er vicios s anitar ios , los s er vicios de
r ehabilitación, la pr epar ación par a el empleo y las opor tunidades de es par cimiento y
r eciba tales s er vicios con el obj eto de que el niño logr e la integr ación s ocial y el
des ar r ollo individual, incluido s u des ar r ollo cultur al y es pir itual, en la máx ima medida
pos ible.
4. Los Es tados par tes pr omover án, con es pír itu de cooper ación inter nacional, el
inter cambio de infor mación adecuada en la es fer a de la atención s anitar ia pr eventiva y
del tr atamiento médico, ps icológico y funcional de los niños impedidos , incluida la
difus ión de infor mación s obr e los métodos de r ehabilitación y los s er vicios de
ens eñanz a y for mación pr ofes ional, as í como el acces o a es a infor mación a fin de que
los Es tados par tes puedan mej or ar s u capacidad y conocimientos y ampliar s u
ex per iencia en es tas es fer as . A es te r es pecto, s e tendr án es pecialmente en cuenta las
neces idades de los país es en des ar r ollo.

24.
1. Los Es tados par tes r econocen el der echo del niño al dis fr ute del más alto nivel
pos ible de s alud y a s er vicios par a el tr atamiento de las enfer medades y la
r ehabilitación de la s alud. Los Es tados par tes s e es for z ar án por as egur ar que ningún
niño s ea pr ivado de s u der echo al dis fr ute de es os s er vicios s anitar ios .
2. Los Es tados par tes as egur ar án la plena aplicación de es te der echo y, en par ticular ,
adoptar án las medidas apr opiadas par a:
Reducir la mor talidad infantil y en la niñez .
As egur ar la pr es tación de la as is tencia médica y la atención s anitar ia que s ean
neces ar ias a todos los niños , hacienda hincapié en el des ar r ollo de la atención pr imar ia
de s alud.

www.tribunadocente.com .ar
Combatir las enfer medades y la malnutr ición en el mar co de la atención pr imar ia de la
s alud mediante, entr e otr as cos as , la aplicación de la tecnología dis ponible y el
s uminis tr o de alimentos nutr itivos adecuados y agua potable s alubr e, teniendo en
cuenta los peligr os y r ies gos de contaminación del media ambiente.
As egur ar atención s anitar ia pr enatal y pos tnatal apr opiada a las madr es .
As egur ar que todos los s ector es de la s ociedad, y en par ticular los padr es y los niños ,
conoz can los pr incipios bás icos de la s alud y la nutr ición de los niños , las ventaj as de la
lactancia mater na, la higiene y el s aneamiento ambiental y las medidas de pr evención
de accidentes , tengan acces o a la educación per tinente y r eciban apoyo en la
aplicación de es os conocimientos .
Des ar r ollar la atención s anitar ia pr eventiva, la or ientación a los padr es y la educación y
s er vicios en mater ia de planificación de la familia.
3. Los Es tados par tes adoptar án todas las medidas eficaces y apr opiadas pos ibles par a
abolir las pr ácticas tr adicionales que s ean per j udiciales par a la s alud de los niños .
4. Los Es tados par tes s e compr ometen a pr omover y alentar la cooper ación
inter nacional con mir as a logr ar pr ogr es ivamente la plena r ealiz ación del der echo
r econocido en el pr es ente ar tículo. A es te r es pecto, s e tendr án plenamente en cuenta
las neces idades de los país es en des ar r ollo.

25. Los Es tados par tes r econocen el der echo del niño que ha s ido inter nado en un
es tablecimiento por las autor idades competentes par a los fines de atención, pr otección
o tr atamiento de s u s alud fís ica o mental a un ex amen per iódico del tr atamiento a que
es té s ometido y de todas las demás cir cuns tancias pr opias de s u inter nación.

26. Los Es tados par tes r econocer án a todos los niños el der echo a beneficiar s e de la
s egur idad s ocial, inclus o del s egur o s ocial, y adoptar án las medidas neces ar ias par a
logr ar la plena r ealiz ación de es te der echo de confor midad con s u legis lación nacional.
2. Las pr es taciones deber ían conceder s e, cuando cor r es ponda, teniendo en cuenta los
r ecur s os y la s ituación del niño y de las per s onas que s ean r es pons ables del
mantenimiento del niño, as í como cualquier otr a cons ider ación per tinente a una
s olicitud de pr es taciones hecha por el niño o en s u nombr e.

27.
1.Los Es tados par tes r econocen el der echo de todo niño a un nivel de vida adecuado
par a s u des ar r ollo fís ico, mental, es pir itual, mor al y s ocial.
2. A los padr es u otr as per s onas encar gadas del niño les incumbe la r es pons abilidad
pr imor dial de pr opor cionar , dentr o de s us pos ibilidades y medios económicos , las
condiciones de vida que s ean neces ar ias par a el des ar r ollo del niño.
3. Los Es tados par tes , de acuer do con las condiciones nacionales y con ar r eglo a s us
medios , adoptar án medidas apr opiadas par a ayudar a los padr es y a otr as per s onas
r es pons ables por el niño a dar efectividad a es te der echo y, en cas o neces ar io,
pr opor cionar án as is tencia mater ial y pr ogr amas de apoyo, par ticular mente con
r es pecto a la nutr ición, el ves tuar io y la vivienda.
4. Los Es tados par tes tomar án todas las medidas apr opiadas par a as egur ar el pague
de la pens ión alimenticia por par te de los padr es u otr as per s onas que tengan la
r es pons abilidad financier a por el niño, tanto s i viven en el Es tado par te como s i viven
en el ex tr anj er o. En par ticular , cuando la per s ona que tenga la r es pons abilidad
financier a por el niño r es ide en un Es tado difer ente de aquel en que r es ide el niño, los
Es tados par tes pr omover án la adhes ión a los convenios inter nacionales o la
concer tación de dichos convenios , as í como la concer tación de cuales quier a otr os
ar r eglos apr opiados .

28.

www.tribunadocente.com .ar
1. Los Es tados par tes r econocen el der echo del niño a la educación y, a fin de que s e
pueda ej er cer pr ogr es ivamente y en condiciones de igualdad de opor tunidades es e
der echo, deber án en par ticular :
I mplantar la ens eñanz a pr imar ia obligator ia y gr atuita par a todos .
Fomentar el des ar r ollo, en s us dis tintas for mas , de la ens eñanz a s ecundar ia, incluida la
ens eñanz a gener al y pr ofes ional, hacer que todos los niños dis pongan de ella y tengan
acces o a ella y adoptar medidas apr opiadas tales como la implantación de la
ens eñanz a gr atuita y la conces ión de as is tencia financier a en cas o de neces idad.
Hacer la ens eñanz a s uper ior acces ible a todos , s obr e la bas e de la capacidad, por
cuantos medios s ean apr opiados .
Hacer que todos los niños dis pongan de infor mación y or ientación en cues tiones
educacionales y pr ofes ionales y tengan acces o a ellas .
Adoptar medidas par a fomentar la as is tencia r egular a las es cuelas y r educir las tas as
de des er ción es colar .
2. Los Es tados par tes adoptar án cuantas medidas s ean adecuadas par a velar por que
la dis ciplina es colar s e adminis tr e de modo compatible con la dignidad humana del niño
y de confor midad con la pr es ente Convención.
3. Los Es tados par tes fomentar án y alentar án la cooper ación inter nacional en
cues tiones de educación, en par ticular a fin de contr ibuir a eliminar la ignor ancia y el
analfabetis mo en todo el mundo y de facilitar el acces o a los conocimientos técnicos y
a los métodos moder nos de ens eñanz a. A es te r es pecto, s e tendr án es pecialmente en
cuenta las neces idades de los país es en des ar r ollo.

29.
1. Los Es tados par tes convienen en que la educación del niño deber á es tar encaminada
a:
Des ar r ollar la per s onalidad, las aptitudes y la capacidad mental y fís ica del niño has ta
el máx imo de s us pos ibilidades .
I nculcar al niño el r es peto de los der echos humanos y las liber tades fundamentales y
de los pr incipios cons agr ados en la Car ta de las Naciones Unidas .
I nculcar al niño el r es peto de s us padr es , de s u pr opia identidad cultur al, de s u idioma
y s us valor es , de los valor es nacionales del país en que viva, del país de que s ea
or iginar io y de las civiliz aciones dis tintas de la s uya.
Pr epar ar al niño par a as umir una vida r es pons able en una s ociedad libr e, con es pír itu
de compr ens ión, paz , toler ancia, igualdad de s ex os y amis tad entr e todos los pueblos ,
gr upos étnicos , nacionales r eligios os y per s onas de or igen indígena.
I nculcar al niño el r es peto del media ambiente natur al.
2. Nada de lo dis pues to en el pr es ente ar tículo o en el ar t. 28 s e inter pr etar á como una
r es tr icción de la liber tad de los par ticular es y de las entidades par a es tablecer y dir igir
ins tituciones de ens eñanz a, a condición de que s e r es peten los pr incipios enunciados
en el pár r . 1 del pr es ente ar tículo y de que la educación impar tida en tales
ins tituciones s e aj us te a las nor mas mínimas que pr es cr ibe el Es tado.

30. En los Es tados en que ex is tan minor ías étnicas , r eligios as o lingüís ticas o per s onas
de or igen indígena, no s e negar á a un niño que per tenez ca a tales minor ías o que s ea
indígena el der echo que le cor r es ponde, en común con los demás miembr os de s u
gr upo a tener s u pr opia vida cultur al, a pr ofes ar y pr acticar s u pr opia r eligión, o a
emplear s u pr opio idioma.

31.
1. Los Es tados par tes r econocen en el der echo del niño al des cans o y el es par cimiento,
al j uego y a las actividades r ecr eativas pr opias de s u edad y a par ticipar libr emente en
la vida cultur al y en las ar tes .

www.tribunadocente.com .ar
2. Los Es tados par tes r es petar án y pr omover án el der echo del niño a par ticipar
plenamente en la vida cultur al y ar tís tica y pr opiciar án opor tunidades apr opiadas , en
condiciones de igualdad, de par ticipar en la vida cultur al, ar tís tica, r ecr eativa y de
es par cimiento.

32.
1. Los Es tados par tes r econocen el der echo del niño a es tar pr otegido contr a la
ex plotación económica y contr a el des empeño de cualquier tr abaj o que pueda s er
peligr os o o entor pecer s u educación, o que s ea nocivo par a s u s alud o par a s u
des ar r ollo fís ico, mental, es pir itual, mor al o s ocial.
2. Los Es tados par tes adoptar án medidas legis lativas , adminis tr ativas , s ociales y
educacionales par a gar antiz ar la aplicación del pr es ente ar tículo. Con es e pr opós ito y
teniendo en cuenta las dis pos iciones per tinentes de otr os ins tr umentos inter nacionales ,
los Es tados par tes , en par ticular :
Fij ar án una edad o edades mínimas par a tr abaj ar .
Dis pondr án la r eglamentación apr opiada de los honor ar ios y r endiciones de tr abaj o.
Es tipular án las penalidades u otr as s anciones apr opiadas par a as egur ar la aplicación
efectiva del pr es ente ar tículo.

33. Los Es tados par tes adoptar án todas las medidas apr opiadas , incluidas medidas
legis lativas , adminis tr ativas , s ociales y educacionales , par a pr oteger a los niños contr a
el us o ilícito de los es tupefacientes y s us tancias ps icotr ópicas enumer adas en los
tr atados inter nacionales per tinentes , y par a impedir que s e utilice a niños en la
pr oducción y el tr áfico ilícito de es as s us tancias .

34. Los Es tados par tes s e compr ometen a pr oteger al niño contr a todas las for mas de
ex plotación y abus o s ex uales . Con es te fin, los Es tados par tes tomar án, en par ticular ,
todas las medidas de car ácter nacional, bilater al y multilater al que s ean neces ar ias
par a impedir :
la incitación o la coacción par a que un niño s e dedique a cualquier actividad s ex ual
ilegal.
la ex plotación del niño en la pr os titución u otr as pr ácticas s ex uales ilegales .
la ex plotación del niño en es pectáculos o mater iales por nogr áficos .

35. Los Es tados par tes tomar án todas las medidas de car ácter nacional, bilater al y
multilater al que s ean neces ar ias par a impedir el s ecues tr o, la venta o la tr ata de niños
par a cualquier fin o en cualquier for ma.

36. Los Es tados par tes pr oteger án al niño contr a todas las demás for mas de
ex plotación que s ean per j udiciales par a cualquier as pecto de s u bienes tar .

37. Los Es tados par tes velar án por que:


Ningún niño s ea s ometido a tor tur as ni a otr os tr atos o penas cr ueles , inhumanos o
degr adantes . No s e impondr á la pena capital ni la de pr is ión per petua s in pos ibilidad de
ex car celación por delitos cometidos por menor es de dieciocho años de edad.
Ningún niño s ea pr ivado de s u liber tad ilegal o ar bitr ar iamente. La detención, el
encar celamiento o la pr is ión de un niño s e llevar á a cabo de confor midad con la ley y
s e utiliz ar á tan s ólo como medida de último r ecur s o y dur ante el per íodo más br eve
que pr oceda.
T odo niño pr ivado de liber tad s ea tr atado con la humanidad y el r es peto que mer ece la
dignidad inher ente a la per s ona humana, y de maner a que s e tengan en cuenta las
neces idades de las per s onas de s u edad. En par ticular , todo niño pr ivado de liber tad
es tar á s epar ado de los adultos , a menos que ello s e cons ider e contr ar io al inter és

www.tribunadocente.com .ar
s uper ior del niño, y tendr á der echo a mantener contacto con s u familia por media de
cor r es pondencia y de vis itas , s alvo en cir cuns tancias ex cepcionales .
T odo niño pr ivado de s u liber tad tendr á der echo a un pr onto acces o a la as is tencia
j ur ídica y otr a as is tencia adecuada, as í como der echo a impugnar la legalidad de la
pr ivación de s u liber tad ante un tr ibunal u otr a autor idad competente, independiente e
impar cial y a una pr onto decis ión s obr e dicha acción.

38.
1. Los Es tados par tes s e compr ometen a r es petar y velar por que s e r es peten las
nor mas del der echo inter nacional humanitar io que les s ean aplicables en los conflictos
ar madas y que s ean per tinentes par a el niño.
2. Los Es tados par tes adaptar án todas las medidas pos ibles par a as egur ar que las
per s onas que aún no hayan cumplido los quince años de edad no par ticipen
dir ectamente en las hos tilidades .
3. Los Es tados par tes s e abs tendr án de r eclutar en las fuer z as ar madas a las per s onas
que no hayan cumplido los quince años de edad. S i r eclutan per s onas que hayan
cumplido quince años , per o que s ean menor es de dieciocho, los Es tados par tes
pr ocur ar án dar pr ior idad a los de más edad.
4. De confor midad con las obligaciones dimanadas del der echo inter nacional
humanitar io de pr oteger a la población civil dur ante los conflictos ar madas , los Es tados
par tes adoptar án todas las medidas pos ibles par a as egur ar la pr otección y el cuidado
de los niños afectados por un conflicto ar mado.

39. Los Es tados par tes adoptar án todas las medidas apr opiadas par a pr omover la
r ecuper ación fís ica y ps icológica y la r eintegr ación s ocial de todo niño víctima de:
cualquier for ma de abandono, ex plotación o abus o; tor tur a u otr a for ma de tr atos o
penas cr ueles , inhumanos o degr adantes ; o conflictos ar madas . Es a r ecuper ación y
r eintegr ación s e llevar án a cabo en un ambiente que fomente la s alud, el r es peto de s í
mis mo y la dignidad del niño.

40.
1. Los Es tados par tes r econocen el der echo de todo niño de quien s e alegue que ha
infr ingido las leyes penales o a quien s e acus e o declar e culpable de haber infr ingido
es as leyes a s er tr atado de maner a acor de con el fomento de s u s entido de la dignidad
y el valor , que for talez ca el r es peto del niño por los der echos humanos y las liber tades
fundamentales de ter cer os y en la que s e tenga en cuenta la edad del niño y la
impor tancia de pr omover la r eintegr ación del niño y de que és te as uma una función
cons tr uctiva en la s ociedad.
2. Con es e fin, y habida cuenta de las dis pos iciones per tinentes de los ins tr umentos
inter nacionales , los Es tados par tes gar antiz ar án, en par ticular :
Que no s e alegue que ningún niño ha infr ingido las leyes penales , ni s e acus e o declar e
culpable a ningún niño de haber infr ingido es as leyes , por actos u omis iones que no
es taban pr ohibidos por las leyes nacionales o inter nacionales en el momento en que s e
cometier on.
Que todo niño del que s e alegue que ha infr ingido las leyes penales o a quien s e acus e
de haber infr ingido es as leyes s e le gar antice, por lo menos , lo s iguiente:
Que s e lo pr es umir á inocente mientr as no s e pr uebe s u culpabilidad confor me a la ley.
Que s er á infor mado s in demor a y dir ectamente o, cuando s ea pr ocedente, por
inter medio de s us padr es o s us r epr es entantes legales , de los car gos que pes an contr a
él y que dis pondr á de as is tencia j ur ídica u otr a as is tencia apr opiada en la pr epar ación
y pr es entación de s u defens a.
Que la caus e s er á dir imida s in demor a por una autor idad u ór gano j udicial competente,
independiente e impar cial en una audiencia equitativa confor me a la ley, en pr es encia

www.tribunadocente.com .ar
de un as es or j ur ídico u otr o tipo de as es or adecuado y, a menos que s e cons ider ar e
que ello fuer e contr ar io al inter és s uper ior del niño, teniendo en cuenta en par ticular s u
edad o s ituación y a s us padr es o r epr es entantes legales .
Que no s er á obligado a pr es tar tes timonio o a declar ar s e culpable, que podr á
inter r ogar o hacer que s e inter r ogue a tes tigos de car go y obtener la par ticipación y el
inter r ogator io de tes tigos de des car go en condiciones de igualdad.
S i s e cons ider ar e que ha infr ingido, en efecto, las leyes penales , que es ta decis ión y
toda medida impues ta a cons ecuencia de ella, s er án s ometidas a una autor idad u
ór gano j udicial s uper ior competente, independiente e impar cial, confor me a la ley.
Que el niño contar á con la as is tencia gr atuita de un intér pr ete s i no compr ende o no
habla el idioma utiliz ado.
Que s e r es petar á plenamente s u vida pr ivada en todas la fas es del pr ocedimiento.
3. Los Es tados par tes tomar án todas las medidas apr opiada par a pr omover el
es tablecimiento de leyes , pr ocedimientos , autor idades e ins tituciones es pecíficos por a
los niños de quienes s e alegue que han infr ingido las leyes penales o a quienes s e
acus e o declar e culpables de haber infr ingido es as leyes , y en par ticular :
El es tablecimiento de una edad mínima antes de la cual s e pr es umir á que los niños no
tienen capacidad par a infr ingir las leyes penales .
S iempr e que s ea apr opiado y des eable, la adopción de medidas par a tr atar a es os
niños s in r ecur r ir a pr ocedimientos j udiciales , en el entendimiento de que s e
r es petar án plenamente los der echos humanos y las gar antías legales .
S e dis pondr á de diver s as medidas , tales como el cuidado, las ór denes de or ientación y
s uper vis ión, el as es or amiento, la liber tad vigilada, la colocación en hogar es de guar da,
los pr ogr amas de ens eñanz a y for mación pr ofes ional, as í como otr as pos ibilidades
alter nativas a la inter nación en ins tituciones , par a as egur ar que los niños s ean tr atados
de maner a apr opiada par a s u bienes tar y que guar de pr opor ción tanto con s us
cir cuns tancias como con la infr acción.

41. Nada de lo dis pues to en la pr es ente Convención afectar á a las dis pos ición es que
s ean más conducentes a la r ealiz ación de los der echos del niño y que puedan es tar
r ecogidas en:
el der echo de un Es tado par te; o
el der echo inter nacional vigente con r es pecto a dicho Es tado.

P ar t e I I
42. Los Es tados par tes s e compr ometen a dar a conocer ampliamente los pr incipios y
dis pos iciones de la Convención por medios eficaces y apr opiados , tanto a los adultos
como a los niños .

43.
1. Con la finalidad de ex aminar los pr ogr es os r ealiz ados en el cumplimiento de las
obligaciones contr aídas por los Es tados par tes en la pr es ente Convención, s e
es tablecer á un Comité de los Der echos del Niño que des empeñar á las funciones que a
continuación s e es tipulan.
2. El Comité es tar á integr ado por diez ex per tos de gr an integr idad mor al y r econocida
competencia en las es fer as r eguladas por la pr es ente Convención. Los miembr os del
Comité s er án elegidos por los Es tados par tes entr e s us nacionales y ej er cer án s us
funciones a título per s onal, teniéndos e debidamente en cuenta la dis tr ibución
geogr áfica, as í como los pr incipales s is temas j ur ídicos .
3. Los miembr os del Comité s er án elegidos , en votación s ecr eta, de una lis ta de
per s onas des ignadas por los Es tados par tes . Cada Es tado par te podr á des ignar a una
per s ona es cogida entr e s us pr opios nacionales .

www.tribunadocente.com .ar
4. La elección inicial s e celebr ar á a más tar dar s eis mes as des pués de la entr ada en
vigor de la pr es ente Convención y ulter ior mente cada dos años . Con cuatr o mes as ,
como mínimo de antelación r es pecto de la fecha de cada elección, el s ecr etar io gener al
de las Naciones Unidas dir igir á una car ta a los Es tados par tes invitándolos a que
pr es enten s us candidatur as en un plaz a de dos mes as . El s ecr etar io gener al pr epar ar á
des pués una lis ta en la que figur ar án por or den alfabético todos los candidatos
pr opues tos , con indicación de los Es tados par tes que los hayan des ignado, y la
comunicar á a los Es tados par tes en la pr es ente convención.
5. Las elecciones s e celebr ar án en una r eunión de los Es tados par tes convocada por el
s ecr etar io gener al en la s ede de las Naciones Unidas . En es a r eunión, en la que la
pr es encia de dos ter cios de los Es tados par tes cons tituir á quór um, las per s onas
s eleccionadas par a for mar par te del Comité s er án aquellos candidatos que obtengan el
mayor númer o de votos y una mayor ía abs oluta de los votos de los r epr es entantes de
los Es tados par tes pr es entes y votantes .
6. Los miembr os del Comité s er án elegidos por un per íodo de cuatr o años . Podr án s er
r eelegidos s i s e pr es enta de nuevo s u candidatur a. El mandato de cinco de los
miembr os elegidos en la pr imer a elección ex pir ar á al cabo de dos años ,
inmediatamente des pués de efectuada la pr imer a elección, el pr es idente de la r eunión
en que és ta s e celebr e elegir á por s or teo los nombr es de es os cinco miembr os .
7. S i un miembr o del Comité fallece o dimite o declar e que por cualquier otr a caus e no
puede s eguir des empeñando s us funciones en el Comité, el Es tado par te que pr opus o a
es e miembr o des ignar á entr e s us pr opios nacionales a otr o ex per to par a ej er cer el
mandato has ta s u tér mino, a r es er ve de la apr obación del Comité.
8. El Comité adoptar á s u pr opio r eglamento.
9. El Comité elegir á s u mes a por un per íodo de dos años .
10. Las r euniones del Comité s e celebr ar án nor malmente en la s ede de las Naciones
Unidas o en cualquier otr o lugar conveniente que deter mine el Comité. El Comité s e
r eunir á nor malmente todos los años . La dur ación de las r euniones del Comité s er á
deter minada y r evis ada, s i pr ocedier a, por una r eunión de los Es tados par tes en la
pr es ente Convención, a r es er ve de la apr obación de la As amblea Gener al.
11. El s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas pr opor cionar á el per s onal y los
s er vicios neces ar ios par a el des empeño eficaz de las funciones del Comité es tablecido
en vir tud de la pr es ente Convención.
12. Pr evia apr obación de la As amblea Gener al, los miembr os del Comité es tablecido en
vir tud de la pr es ente Convención r ecibir án emolumentos con car gos a los fondos de las
Naciones Unidas , s egún las condiciones que la As amblea pueda es tablecer .

44.
1. Los Es tados par tes s e compr ometen a pr es entar al Comité, por conducto del
s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas , infor mes s obr e las medidas que hayan
adoptado par a dar efecto a los der echos r econocidos en la Convención y s obr e el
pr ogr es o que hayan r ealiz ado en cuanto al goce de es os der echos .
En el plaz o de dos años a par tir de la fecha en la que par a cada Es tado par te haya
entr ado en vigor la pr es ente Convención.
En lo s uces ivo, cada cinco años .
2. Los infor mes pr epar ados en vir tud del pr es ente ar tículo deber án indicar las
cir cuns tancias y dificultades , s i las hubier e, que afecten al gr ado de cumplimiento de
las obligaciones der ivadas de la pr es ente Convención. Deber án as imis mo, contener
infor mación s uficiente par a que el Comité tenga cabal compr ens ión de la aplicación de
la Convención en el país de que s e tr ate.
3. Los Es tados par tes que hayan pr es entado un infor me inicial complete al Comité no
neces itan r epetir , en s uces ivos infor mes pr es entados de confor midad con lo dis pues to

www.tribunadocente.com .ar
en el inc. b del pár r . 1 del pr es ente ar tículo, la infor mación bás ica pr es entada
anter ior mente.
4. El Comité podr á pedir a los Es tados par tes más infor mación r elativa a la aplicación
de la Convención.
5. El Comité pr es entar á cada dos años a la As amblea Gener al de las Naciones Unidas ,
por conducto del Cons ej o Económico y S ocial, infor mes s obr e s us actividades .
6. Los Es tados par tes dar án a s us infor mes una amplia difus ión entr e el público de s us
país es r es pectivos .

45. Con obj eto de fomentar la aplicación efectiva de la Convención y de es timular la


cooper ación inter nacional en la es fer a r egulada por la Convención:
los or ganis mos es pecializ ados , el Fondo de las Naciones Unidas par a la I nfancia y
demás ór ganos de las Naciones Unidas , tendr án der echo a es tar r epr es entados en el
ex amen de la aplicación de aquellas dis pos iciones de la pr es ente Convención
compr endidas en el ámbito de s u mandato. El Comité podr á invitar a los or ganis mos
es pecializ ados , al Fondo de las Naciones Unidas par a la I nfancia y a otr os ór ganos
competentes que cons ider e apr opiados a que pr opor cionen as es or amiento
es pecializ ado s obr e la aplicación de la Convención en los s ector es que s on de
incumbencia de s us r es pectivos mandatos . El Comité podr á invitar a los or ganis mos
es pecializ ados , al Fondo de las Naciones Unidas par a la I nfancia y demás ór ganos de
las Naciones Unidas a que pr es enten infor mes s obr e la aplicación de aquellas
dis pos iciones de la pr es ente Convención compr endidas en el ámbito de s us actividades .
El Comité tr ans mitir á, s egún es time conveniente, a los or ganis mos es pecializ ados , al
Fondo de las Naciones Unidas par a la I nfancia y a otr os ór ganos competentes , los
infor mes de los Es tados par tes que con tengan una s olicitud de as es or amiento o de
as is tencia técnica, o en lo que s e indique es a neces idad, j unta con las obs er vaciones y
s uger encia del Comité, s i las hubier e, acer ca de es as s olicitudes o indicaciones .
El Comité podr á r ecomendar a la As amblea Gener al que pida al s ecr etar io gener al que
efectúe, en s u nombr e, es tudios s obr e cues tiones concr etas r elativas a los der echos
del niño.
El Comité podr á for mular s uger encias y r ecomendaciones gener ales bas adas en la
infor mación r ecibida en vir tud de los ar ts . 44 y 45 de la pr es ente Convención. Dichas
s uger encias y r ecomendaciones gener ales deber án tr ans mitir s e a los Es tados par tes
inter es ados notificar s e a la As amblea Gener al, j unta con los comentar ios , s i lo hubier e,
de los Es tados par tes .

P ar t e I I I
46. La pr es ente Convención es tar á abier ta a la fir ma de todos los Es tados .

47. La pr es ente Convención es tá s uj eta a r atificación los ins tr umentos de r atificación


s e depos itar án en poder del s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas .

48. La pr es ente Convención per manecer á abier ta a la adhes ión de cualquier Es tado.
Los ins tr umentos de adhes ión s e depos itar án en poder del s ecr etar io gener al de las
Naciones Unidas .

49.
1. La pr es ente Convención entr ar á en vigor el tr igés imo día s iguiente a la fecha en que
haya s ido depos itado el vigés imo ins tr umento de r atificación o de adhes ión en poder
del s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas .
2. Par a cada Es tado que r atifique la Convención o s e adhier a a ella des pués de haber
s ido depos itado el vigés imo ins tr umento de r atificación o de adhes ión, la Convención

www.tribunadocente.com .ar
entr ar á en vigor el tr igés imo día des pués del depós ito por tal Es tado de s u ins tr umento
de r atificación o adhes ión.

50.
1. T odo Es tado par te podr á pr oponer una enmienda y depos itar la en poder del
s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas . El s ecr etar io gener al comunicar á la
enmienda pr opues ta a los Es tados par tes , pidiéndoles que le notifiquen s i des ean que
s e convoque una confer encia de Es tados par tes con el fin de ex aminar la pr opues ta y
s ometer la a votación. S i dentr o de los cuatr o mes as s iguientes a la fecha de es a
notificación un ter cio, al menos , de los Es tados par tes s e declar e en favor de tal
confer encia, el s ecr etar io gener al convocar á una confer encia con el aus picio de las
Naciones Unidas . T oda enmienda adoptada por la mayor ía de Es tados par tes ,
pr es entes y votantes en la confer encia, s er á s ometida por el s ecr etar io gener al a la
As amblea Gener al par a s u apr obación.
2. T oda enmienda adoptada de confor midad con el pár r . 1 del pr es ente ar tículo entr ar á
en vigor cuando haya s ido apr obada por la As amblea Gener al de las Naciones Unidas y
aceptada por una mayor ía de dos ter cios de los Es tados par tes .
3. Cuando las enmiendas entr en en vigor s er án obligator ias par a los Es tados par tes
que las hayan aceptado, en tanto que los demás Es tados par tes s eguir án obligados por
las dis pos iciones de la pr es ente Convención y por las enmiendas anter ior es que hayan
aceptado.

51.
1. El s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas r ecibir á y comunicar á a todos los
Es tados el tex to de las r es er vas for muladas por los Es tados en el momento de la
r atificación o de la adhes ión.
2. No s e aceptar á ninguna r es er ve incompatible con el obj eto y el pr opós ito de la
pr es ente Convención.
3. T oda r es er ve podr á s er r etir ada en cualquier momento por media de una
notificación hecha a es e efecto y dir igida al s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas ,
quien infor mar á a todos los Es tados . Es a notificación s ur tir á efecto en la fecha de s u
r ecepción por el s ecr etar io gener al.

52. T odo Es tado par te podr á denunciar la pr es ente Convención mediante notificación
hecha por es cr ito al s ecr etar io gener al de las Naciones Unidas . La denuncia s ur tir á
efecto un año des pués de la fecha en que la notificación haya s ido r ecibida por el
s ecr etar io gener al.

53. S e des igna depos itar io de la pr es ente Convención al s ecr etar io gener al de las
Naciones Unidas .

54. El or iginal de la pr es ente Convención, cuyos tex tos en ár abe, chino, es pañol,
fr ancés , inglés , y r us o s on igualmente auténticos , s e depos itar á en poder del s ecr etar io
gener al de las Naciones Unidas .
Res er va
Al r atificar la Convención, deber án for mular s e las s iguientes r es er ve y declar aciones :
La República Ar gentina hace r es er va de los incs . b, c, d y e del ar t. 21 de la
Convención s obr e los Der echos del Niño y manifies ta que no r egir án en s u j ur is dicción
por entender que, par a aplicar los , debe contar s e pr eviamente con un r igur os o
mecanis mo de pr otección legal del niño en mater ia de adopción inter nacional, a fin de
impedir s u tr áfico y venta.
Con r elación al ar t. 1 de la Convención s obr e los Der echos del Niño, la República
Ar gentina declar e que el mis mo debe inter pr etar s e en el s entido que s e entiende por

www.tribunadocente.com .ar
niño todo s er humano des de el momento de s u concepción y has ta los dieciocho años
de edad.
Con r elación al ar t. 24, inc. f, de la Convención s obr e los Der echos del Niño, la
República Ar gentina, cons ider ando que las cues tiones vinculadas con la planificación
familiar atañen a los padr es de maner a indelegable de acuer do a pr incipios éticos y
mor ales , inter pr eta que es obligación de los Es tados , en el mar co de es te ar tículo,
adoptar las medidas apr opiadas par a la or ientación a los padr es y la educación par a la
pater nidad r es pons able.
Con r elación al ar t. 38 de la Convención s obr e los Der echos del Niño, la República
Ar gentina declar e que es s u des eo que la Convención hubies e pr ohibido
ter minantemente la utiliz ación de niños en los conflictos ar madas , tal como lo es tipula
s u der echo inter no el cual, en vir tud del ar t. 41, continuar á aplicando en la mater ia.

www.tribunadocente.com .ar